Vous êtes sur la page 1sur 2

Keppler & Wyllie (1990).

El coeficiente de partición fluido/fundido es muy bajo (es decir, incompatible en el fluido y


compatible en el fundido, o sea, inmóvil) cuando el agua es el único volátil pero se incrementa
fuertemente con el incremento de HF indicando la formación de complejos fluorurados.

El cloruro y el CO2 por su parte forman complejos con el Uranio pero NO con el Thorio. Esto
explica el fraccionamiento del Uranio respecto al Thorio y el empobrecimiento de Uranio
respecto al Thorio en rocas de facies granulita (¿).

Dicen que hay estudios que sugieren enriquecimiento de U respecto al Th en el fundido, si los
fluidos están presentes durante la formación del magma. Esta interpretación esta de acuerdo
con su observación que el U pero no el Th es acomplejado por cloruro y CO2 en fluidos. Si hay
un influjo de fluido acuoso conteniendo cloruro o CO2 en la región fuente de un magma, el
fundido se enriquecerá en U que fue transportado por el fluido. En particular, el
extraordinariamente alto enriquecimiento de U respecto al Th observado en carbonatitas del
volcán Oldoinyo Lengau enfatiza la importancia de los complejos de carbonatos en el
transporte de U. ES DECIR, EL URANIO SE ENRIQUECE RESPECTO AL THORIO POR INFLUJO DE
FLUIDOS ACUOSOS, ESTO EN MUESTRAS DE MAGMA. EN LOS PÓRFIDOS SI SE OBSERVA ESTO
SE PUEDE DECIR QUE HA HABIDO UN INFLUJO DESDE LA REGION FUENTE Y, SI SE OBSERVA LO
CONTRARIO EN ALGUNAS MUESTRAS, SE PUEDE DECIR QUE ESTAS MUESTRAS YA ESTÁN
“SECAS” Y QUE LOS FLUIDOS HAN EXTRAIDO MASIVAMENTE EL U DEJANDO AL TH
ENRIQUECIDO RESPECTO AL U QUE AHORA SE ENCUENTRA EMPOBRECIDO.

Larsen & Gottfrieed (1960)

Las rocas batolíticas (de batolitos mesozoicos calcoalcalinos del oeste de Estados Unidos)
muestran un incremento tanto en U como Th desde la diferenciación a partir de gabro hacia
cuarzomonzonitas y granitos.Los extremos más diferenciados, principalmente
cuarzomonzonitas de MUSCOVITA, contienen considerablemente menos uranio y torio que las
cuarzomonzonitas y granitos, aunque el ratio Th/U es casi el mismo. Las rocas volcánicas e
hipabisales (magma tholeítico de Hawaii y Virginia) en general muestran incremento similar en
ambos, tanto U como Th hacia el extremo félsico. Los basaltos alcalinos de los volcánicos
Honolulu muestran un descenso anómalo en U y Th hacia la derecha del diagrama de
variación. El ratio Th/U permanece bastante constante del extremo máfico al félsico de cada
serie estudiada; cada serie tiene más o menos ratios Th/U característicos, desde 2.5 a 5. La
dispersión de Th, U y Th/U es amplia con el incremento de la complejidad de la diferenciación
magmática. Las rocas batolíticas tienen la mayor dispersión, y tienen un ratio Th/U
significativamente menor en los gabros en comparación con los extremos félsicos. Su data
muestra que no hay perdida en aumento del U respecto al Th del magma durante los últimos
estadíos de cristalización.

Whitfield, Rogers & Adams (1959)

El contenido de Th y U de rocas graníticas está íntimamente relacionado a composiciones


modales y figuras petrológicas. Las correlaciones son bastante distintas entre el contenido de
Th e índices comunes de evolución petrogenética general, tales como contenido de minerales
oscuros, porcentaje de anortita en plagioclasa y ratio de feldespato potásico/plagioclasa. El
contenido de Th se incrementa regularmente hacia las rocas más ácidas, y el incremento es
más pronunciado en las rocas más altamente alcalinas. El contenido de U generalmente
muestra una pequeña, si es que alguna, relación a la composición modal u otras figuras
petrológicas, y el incremento en abundancia de U hacia el extremo félsico es irregular.

El gran control petrogenético del Th más que el U puede ser explicado en las bases de la
oxidación y pérdida repetida de U de los magmas durante los últimos estadíos de su
diferenciación. Tal explicación asume que los magmas son originalmente derivados de una
fuente relativamente homogénea; la removilización sin embargo de diferentes tipos de rocas
sedimentarias u otros tipos de rocas puede proveer magmas graníticos de contenidos iniciales
de Th y U ampliamente diferentes. La posibilidad que el Th es añadido hidrotermalmente a los
granitos es particularmente apoyada por la abundancia anormalmente alta de Th en algunas
rocas rojas porfiríticas con allanita, pero el control petrológico general de abundancias de Th
arguye en contra de una gran adición secundaria de material. (2 POSIBILIDADES PARA EL
INCREMENTO ABRUPTO DE TH: LA APARICIÓN DE ZIRCONES SIENDO ESTE EL CONTROL
PETROGENETICO; O LA ADICIÓN HIDROTERMAL, LA CUAL DICEN QUE ES CONTRADICHA POR EL
CONTROL PETROLÓGICO QUE DICE QUE NO INDICA NINGUNA OTRA CONTAMINACIÓN).