Vous êtes sur la page 1sur 23

UNIVERSIDAD PRIVADA SAN JUAN BAUTISTA

FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD


ESCUELA PROFESIONAL DE MEDICINA HUMANA

LAS INMUNODEFICIENCIAS
PRIMARIAS
DOCENTES:

 DRA. SUSAN QUISPE


 DR. RODRIGUEZ
 DR. OSCA BAZO

INTEGRANTES:

 PECHE CARRERA, JOSE


 PALACIOS CALDERON LUIS RODOLFO
 PAEZ LAURA KATHERINE MADELEINE
 PALOMINO MENESES KEVIN ANDRE
 PONCE LAMAS JORGE LUIS
 RAMOS RODLAN LOURDES ALINA
 ROJAS BARRANTES ISABEL
 ROJAS BARRUETA RAMSES RANDAL
 SANCHEZ DURAN LIZID VERONICA
 VARGAS QUISPE FATIMA SOFIA

IV CICLO - MA
2018
INDICE

INDICE .................................................................................................................... 2

INTRODUCCION .................................................................................................... 3

1. INMUNODEFICIENCIA PRIMARIA: CONCEPTO ............................................... 4

2. EPIDEMIOLOGIA EN LATINOAMÉRICA Y EN PERÚ........................................ 5

3.CARACTERISTICAS DE LAS IDP ....................................................................... 8

4.CLASIFICACION DE IDP ................................................................................... 11

A. SÍNDROME HIPER M LIGADO AL SEXO ................................................... 11

B. AGAMMAGLOBULINEMIA LIGADA AL SEXO............................................ 13

C. SÍNDROME DE WISKOTT-ALDRICH, SÍNDROME DI GEORGE ............... 13

D. SÍNDROME DE CHEDIAK-HIGASHI .......................................................... 14

E. ENFERMEDAD GRANULOMATOSA CRÓNICA ....................................... 16

F. DÉFICIT EN IRAK-4 .................................................................................. 18

G. DÉFICIT DEL COMPLEMENTO C1-INH................................................... 19

5. CRITERIOS PARA EL DIAGNOSTICO ............................................................. 20

CONCLUSIONES………………………………………………………………………. 21

BIBLIOGRAFIAS ................................................................................................... 22

2
INTRODUCCION

Las inmunodeficiencias primarias (IDP) son un grupo de casi 200 enfermedades


de origen genético en las que existe una alteración cuantitativa y/o funcional de los
diferentes mecanismos implicados en la respuesta inmunológica.

las inmunodeficiencias consisten en una disfunción del sistema inmunitario, que


resulta en la aparición y en la recidiva de infecciones con una frecuencia mayor de
lo habitual, además de ser más graves y de mayor duración.

Las inmunodeficiencias influyen en la capacidad del sistema inmunitario para


defender al organismo de la invasión o del ataque de células extrañas o anómalas
(como bacterias, virus, hongos y células cancerosas). La consecuencia puede ser
la aparición de infecciones bacterianas, víricas o fúngicas poco habituales, o el
desarrollo de linfomas u otros tipos de cáncer.

Dichas enfermedades suelen estar presentes desde el nacimiento y suelen ser


hereditarias. De modo característico se manifiestan durante el primer año de vida
o en la infancia. Sin embargo, algunos trastornos de inmunodeficiencia primaria
(tales como la inmunodeficiencia común variable) no llegan a ser reconocidos
hasta la edad adulta. Existen más de 100 inmunodeficiencias primarias, todas
ellas son relativamente poco frecuentes.

Estos trastornos de inmunodeficiencia primaria pueden tener su origen en


mutaciones, a veces en un gen específico. Si el gen mutado está localizado en el
cromosoma X (sexual), la enfermedad a la que da lugar se denomina ligada al
cromosoma X. Los trastornos vinculados al cromosoma X se producen con más
frecuencia en los varones. Alrededor del 60% de las personas con
inmunodeficiencias primarias son hombres.

3
1. INMUNODEFICIENCIA PRIMARIA

Las inmunofediciencias congénitas o primarias son defectos génicos que


aumentan la propensión a las infecciones yt que se manifiestan con frecuencia en
la lactancia y la infancia, pero a veces en fases posteriores de vida.

 La principal consecuencia de la inmudeficiencia es una mayor propensión a


la infección.
 Los pacientes con inmunodeficiencia también son proclives a ciestros tipos
de cáncer.
 Ciertas inmunodeficiencias se asocion, paradójicamente a una mayo
incidencia de autoinmunidad.
 La inmunodeficiencia puede deberse a defectos en el desarrollo o
activación del linfocito o a defectos en los mecanismos efectores de las
inmunidades innata y adaptativa-
En diferentes inmunodeficiencias congénitas, la alteración causal puede estar en
componentes del sistema innato, en diferentes estadios del desarrollo del
linfocito o enn las respuestas de los linfocitos maduros al estimulo antigénico.
Las alteraciones hereditarias que afectan a la inmunidad innata suelen afectar a
la via del complomento o a los fagocitos. Las alteraciones en el desarrollo del
linfocito pueden deberse a mutaciones en genes que codifican enzimas,
adaptadores, proteínas de transporte y factores de transcripción.
Estos defectos y las correspondientes rupturas dirigidas en los ratones ha
resultado útiles para aclarar los mecanismos de desarrollo y función del linfocito.
Las alteraciones en el desarrollo y la función del linfocito B dan lugar a una
producción deficiente de anticuerpos y se diagnostican por una reducción en las
concentraciones séricas de inmunoglobulinas (Ig), respuestas defectuosas de
anticuerpos a la vacunación y, en algunos casos, un numero reducido de
linfocitos B en la circulación o en los tejidos linfáticos o por la falta de células
plasmáticas en los tejidos.

4
Las alteraciones en la maduración y función del linfocito T llevan a una
inmunidad celular defectuosas y pueden dar lugar también a una menor
producción de anticuerpons dependientes del linfocito T. las inmunodeficiencias
primarias del linfocito T se diagnosticas por un numero reducido de linfocitos T en
la sangre periférica, bajas respuestas proliferativas de linfocitos sanguíneos a los
activadores policlonales del linfocito T.

2. EPIDEMIOLOGIA EN LATINOAMERICA Y EN PERU

LASID comenzó en 1993 como el Grupo Latinoamericano de Inmunodeficiencias


Primaria (LAGID) y evolucionó a una sociedad en 2009. El programa Registro de
LASID comenzó en 2009 y actualmente incluye a más de 6.200 pacientes de 108
centros de documentación en 14 países de las Américas. Este progreso es una
consecuencia de los programas educativos, campañas de sensibilización,
congresos científicos y cooperación con sociedades hermanas y asociaciones de
pacientes.

Las inmunodeficiencias primarias (IDP) engloban un conjunto de enfermedades de


la función del sistema inmunitario que predisponen a un incremento de la
frecuencia y severidad de infeccioAnes, y a una desregulación del mismo con
manifestaciones autoinmunitarias y malignidad (1). La prevalencia de las IDP se
estima en 1 en 2000 nacimientos vivos, y se han identificado más de 300
trastornos distintos, entre inmunodeficiencias humorales, inmunodeficiencias
combinadas severas y trastornos resultantes de defectos fagocíticos y de
complemento (2).

El diagnóstico de IDP aún representa un reto en muchos países de Latinoamérica,


incluido el Perú, donde tan solo se reporta 1 caso por cada 516 000 habitantes.
Sin embargo, se esperaría aproximadamente 300 casos de IDP por año, según la
prevalencia global y la expectativa de nacidos vivos en el Perú (3). En
Latinoamérica, los principales desafíos relacionados a este subdiagnóstico son a)
bajo nivel de conocimiento de IDP entre los profesionales de salud, b) escasos

5
centros de referencia, y c) carencia de laboratorios capaces de realizar pruebas
moleculares y genéticas en inmunología (3).

En tal sentido, nos planteamos hacer una aproximación preliminar al diagnóstico


situacional de las IDP en nuestro país. Para ello, realizamos una encuesta
semiestructurada y autoadmnistrada a 281 profesionales de salud (internos de
medicina 40,9%, médicos residentes 37,5% y médicos asistentes 19,2%) que
asistieron a una charla sobre IDP, en 13 hospitales de tercer nivel de Perú (8 en
Lima, 2 en Arequipa, 2 en Trujillo y 1 en Lambayeque). La mediana de edad fue 28
años. Los resultados se muestran en la Tabla 1. Para el reporte de datos, se
incluyeron 281 de 300 encuestas (tasa de rechazo = 6,3%) y se excluyeron los
valores perdidos (ver el total para cada pregunta en Tabla 1).

6
El 42% reportó haber identificado algún caso de IDP; sin embargo, solo el 10%
conoce el registro LASID (Latin American Society for Immunodeficiencies) y tan
solo tres de ellos han reportado alguna vez un caso a dicho sistema. LASID es un
registro creado para conocer el estado de las IDP en los países de Latinoamérica,
entre los cuales se incluye a Perú (3). En este registro, Perú solo contribuyó con
aproximadamente 1,6% de casos reportados a través de cuatro centros de
referencia (4). En el Ministerio de Salud, ente rector de las políticas de salud, solo
se dispone del Centro de Referencia Nacional de Asma, Alergias e Inmunología,
desde hace cuatro años, para atención de pacientes menores de 18 años,
quedando ausente la cobertura a pacientes fuera de este rango de edad.

El diagnóstico de IDP se apoya en exámenes como dosaje de inmunoglobulinas y


citometría de flujo para el recuento de linfocitos T (CD3, CD4, CD8), B (CD19), NK
(CD16/56), entre otros (1,2); sin embargo, vemos que solo el 56,5% cuenta con
dosaje de inmunogloblulinas y el 19,7% cuenta con citometría de flujo, en sus
sedes hospitalarias. Aun cuando contamos con pocos centros que realizan
exámenes para el diagnóstico inmunológico, no contamos con pruebas más
precisas, como las subclases de inmunoglobulinas, anticuerpos específicos para
antígenos bacterianos (ej. neumococo), pruebas de secuenciamiento genético,
entre otras.

Para el paciente diagnosticado de IDP existen tratamientos disponibles que han


mejorado su esperanza y calidad de vida (1). Entre ellos, remarcamos el uso de
inmunoglobulina humana, utilizada en deficiencias primarias de anticuerpos,
inmunodeficiencias combinadas antes del trasplante y hasta que se restablezca la
función de las células B y en otros trastornos específicos (2), y el trasplante de
precursores hematopoyéticos (TPH) indicado para inmunodeficiencias severas
que son letales en los primeros años de vida (5). El 37,4% de encuestados refirió
haber usado inmunoglobulina en alguno de sus pacientes, y tan solo el 6,4% usó
TPH; estos datos reflejan una brecha en el acceso a estos tratamientos. Además,

7
la enfermedad en la que más se usó inmunoglobulina fue la enfermedad de
Kawasaki, y solo en cuarto lugar se uso en las IDP.

Nuestra comunicación aproxima un escenario que permite sustentar políticas que


busquen mejorar el subregistro de casos, la capacitación del personal de salud
para reconocer las IDP, ampliar la contribución de nuestro país al registro LASID,
motivar la implementación de laboratorios para diagnóstico inmunológico, y con
todo ello lograr la mejora en la calidad y esperanza de vida de las personas que
viven con IDP.

3. CARACTERISTICAS DE LAS IDP

Según la “Unión Internacional de Sociedades de Inmunología” (IUIS, International


Union of Immunological Societies); éstas son:

 INMUNODEFICIENCIAS COMBINADAS DE CÉLULAS T Y B

Posee diversas causas genéticas en las que existe ausencia combinada de


funciones de linfocitos T y linfocitos B. En muchos casos, existe también la
ausencia de las funciones de los linfocitos citotóxicos naturales. Estos defectos
dan lugar a una propensión a infecciones graves.

 DÉFICIT PREDOMINANTE DE ANTICUERPOS

Se caracteriza por una producción inadecuada de anticuerpos contra antígenos


polisacáridos en individuos que poseen una respuesta normal a antígenos
proteicos, niveles normales de inmunoglobulinas (Ig) y subclases de IgG y un
número normal de linfocitos B.

Deficiencia de anticuerpos específicos con inmunoglobulinas séricas y linfocitos B


normales (SAD): Es una inmunodeficiencia primaria caracterizada por una
capacidad alterada de responder a antígenos específicos, especialmente
polisacáridos.

8
 OTROS SÍNDROMES DE INMUNODEFICIENCIAS BIEN DEFINIDAS

Inmunodeficiencias por defectos en la comunicación de las células del sistema


inmune:

Estos defectos afectan particularmente a los elementos de la respuesta inmune


innata, como lo son mutaciones en IL-12B e IL-12RB1, que generan el síndrome
de MSMD por “Mendelian susceptibility to mycobacterial disease” o susceptibilidad
mendeliana a enfermedades por micobacterias; defectos en IRAK4 y MYD88
condicionan a una IDP asociada a una elevada susceptibilidad a bacterias
piógenas

 ENFERMEDADES DE DISREGULACION INMUNE

El síndrome IPEX, ligado al X (disregulación Inmune, Poliendocrinopatía,


Enteropatía, ligado al X).

Se caracteriza por una diarrea intratable, dermatitis ictiosiforme, diabetes mellitus


insulino dependiente de aparición precoz, tiroiditis, anemia hemolítica, fenómenos
autoinmunes variables e infecciones severas.

En las siete familias estudiadas hasta el momento, la transmisión de la


enfermedad era ligada al X y recesiva. Sin embargo, se han descrito casos
esporádicos en niños. El pronóstico es malo. La terapia de apoyo con nutrición
parenteral total, transfusiones de sangre e insulina son beneficiosas.

El trasplante de médula ósea alogénico de una persona HLA idéntica podría ser
una opción curativa, aunque pueden ocurrir complicaciones a largo plazo como la
hemofagocitosis.

9
 DEFECTOS DEL NÚMERO Y/O FUNCIÓN FAGOCITICA

Los fagocitos incluyen a leucocitos polimorfonucleares y monocitos; son parte del


sistema inmune innato y son críticos en la iniciación de las respuestas inmunes a
infecciones bacterianas rápidamente.

Neutropenia congénita severa

En la función de las células fagocíticas como son los defectos de los neutrófilos,
ocurre una deficiente adhesión de los leucocitos tipo I, deficiencia de LAD II,
deficiencia de LADIII, del gen CYBB ligado al X, defectos en receptores para IFN -
gamma o sus componentes de transducción de la señal.

 DEFECTOS DE LA INMUNIDAD INNATA

Las alteraciones que afectan a la inmunidad innata suelen afectar el desarrollo del
linfocito en diferentes estadíos, o en las respuestas de los linfocitos maduros al
estímulo antigénico.

Las alteraciones en el linfocito pueden deberse a mutaciones en genes que


codifican diversas moléculas como enzimas, adaptadores, proteínas de transporte
y factores de transcripción.

Las alteraciones en el desarrollo y la función del linfocito B da lugar a una


producción deficiente de anticuerpos y se diagnostican por una reducción en las
concentraciones séricas de inmunoglobulinas (Ig).

Causan suceptibilidad a infecciones, a menudo por microorganismos únicos.

Enfermedad inflamatoria intestinal

En estos pacientes se observa una clara relación dosis-respuesta, y es


progresivamente decreciente la producción de IL proinflamatorias entre los

10
pacientes control, heterocigotos y homocigotos para las variantes NOD2,
respectivamente. Esto impediría generar una respuesta inflamatoria adecuada
para controlar localmente la flora bacteriana, perpetuándose así localmente la
inflamación.

 DEFICIENCIAS DEL COMPLEMENTO.

Son trastornos hereditarios del sistema inmunológico que conducen a la ausencia


total del nivel o función de la proteína. Podemos encontrar deficiencias en vías de
activación del complemento: clásica alterna, lectinas, o proteínas reguladoras.
Entre las deficiencias de la vía clásica encontramos: deficiencia de C1q, C1r/s, C4,
C2 y C3.

Lupus eritematoso:

Involucra alteraciones en la activación del complemento, deficiencia de C2y en la


depuración de complejos inmunes por los eritrocitos.

4. CLASIFICACION DE IDP

A) SÍNDROME HIPER M LIGADO AL SEXO

Es un desorden raro de la inmunodeficiencia primaria que se hereda generalmente


como una condición recesiva ligadas al cromosoma X.

Los trastornos vinculados al cromosoma X suelen presentarse únicamente en los


varones Las personas con este trastorno tienen bajos niveles de anticuerpos IgG,
IgA e IgE. Niveles de anticuerpos IgM pueden estar altos o en el rango normal.

La mayoría de los casos están ligados al cromosoma X. En el síndrome de hiper-


IgM ligado al cromosoma X, las células B producen solamente IgM, no producen
ningún otro tipo de inmunoglobulina. Los niveles de IgM pueden ser normales o
altos.

11
Los individuos con síndrome Hiper M ligado al X comienzan a desarrollar
infecciones frecuentes en la infancia. Ya sea sinusitis, neumonía y otitis.

Este proceso es debido a mutaciones en el gen CD40LG, situado en el brazo largo


del cromosoma X (Xq26). Este gen codifica una proteína denominada CD40
ligando, que se encuentra en la superficie de las células B del sistema inmunitario.
Las células B están involucradas en la codificación de anticuerpos o
inmunoglobulinas que ayudan a proteger al organismo contra la infección.

Tratamiento:

Todas las formas del síndrome tienen una severa deficiencia de IgG, que
requieren terapia de reemplazo de la inmunoglobulina. La inmunoglobulina
reemplaza la IgG faltante y a menudo resulta en una reducción o normalización del
nivel de IgM del suero.

• Inmunoglobulinas

• En algunas ocasiones, un antibiótico para prevenir las infecciones

• Cuando es posible, trasplante de células madre

A las personas con síndrome de hiper-IgM generalmente se les administran


concentrados de inmunoglobulinas para reemplazar algunas de las
inmunoglobulinas de las que carecen. Los concentrados de inmunoglobulinas
consisten en anticuerpos obtenidos de la sangre de personas con un sistema
inmunitario normal.

Algunas personas con algunas formas de este síndrome reciben


trimetoprim/sulfametoxazol (un antibiótico) para evitar la infección por
Pneumocystis jirovecii.

12
B) AGAMMAGLOBULINEMIA LIGADA AL SEXO

Conocida también como agammaglobulinemia ligada al cromosoma X (XLA),


dentro de la clasificación de las Inmunodeficiencias Primarias (IDP) está
clasificada como la deficiencia de linfocitos B (humoral). También se caracteriza
por la disminución de los niveles plasmáticos de varios isotipos de
inmunoglobulinas (principalmente IgG, IgM, IgA). Los bebes que tienen esta
anomalía cuando nacen tienen niveles normales de IgG, sin embargo con el
tiempo disminuyen progresivamente.

Es causada por mutaciones en el gen que codifica para la proteína tirosina kinasa
de Bruton (BTK). Esto quiere decir que la proteína BTK es necesaria para la
diferenciación y supervivencia de los linfocitos B, ya que su ausencia conduce a
un bloqueo en la maduración de linfocitos B. El gen de la BTK se encuentra en el
cromosoma X, en la región q21.33-q22.

C) - SÍNDROME DE WISKOTT ALDRICH (SWA)

Se clasifica como un defecto combinado de los linfocitos B y T, es de transmisión


hereditaria ligada al cromosoma X. Predominante en hombres pero se han
reportado algunos casos en mujeres. Este síndrome se debe a mutaciones en el
gen que codifica la proteína del síndrome de Wiskott Aldrich (PWAS), localizado
en el brazo corto del cromosoma X, esta es una proteína citoplasmática necesaria
para la transmisión normal de señales en los linfocitos B y T. La función
defectuosa de PWAS da lugar a una deficiencia humoral y celular, también afecta
a las células efectoras del sistema inmune innato como, fagocitos, monocitos y
macrófagos.

Los pacientes que sufren este síndrome tienen disminución del volumen y tamaño
de las plaquetas. Otra característica es que la concentración sérica de IgG es
generalmente normal, IgM está ligeramente disminuida y la de IgA e IgE está
normal o aumentada.

13
Los mecanismos de autoinmunidad en SWA no están claros pero una causa
posible es la pérdida de la tolerancia central o periférica al auto antígeno.

SÍNDROME DE DI GEORGE

Este síndrome se clasifica como deficiencia del linfocito T, esta deficiencia puede
ser parcial (existe algo de función del linfocito T) o completa (no hay ninguna
función del linfocito T). Presenta defectos en las funciones de los linfocitos T, y
como resultado, se tiene una mayor susceptibilidad a infecciones por virus, hongos
y bacterias, sin embargo, este defecto inmunológico de la función de los linfocitos
T varía de un niño a otro.

Es una inmunodeficiencia primaria debido a aplasia o hipoplasia de la paratiroides


y el timo. Se define como deleción del cromosoma en la posición 22q11.2.

D. SINDROME DE CHÉDIAK - HIGASHI

El síndrome de Chédiak-Higashi es un síndrome autosómico recesivo, raro,


caracterizado por una lisis defectuosa de las bacterias fagocitadas, lo que da lugar
a infecciones bacterianas respiratorias y de otros tipos recidivantes y a albinismo
ocultocutáneo.

El síndrome es causado por una mutación en el gen LYST (Regulador de tráfico


lisosomal; CHS1). Aparecen gránulos lisosómicos gigantes en los neutrófilos y
otras células (p. ej., melanocitos, células de Schwann neurales). Los lisosomas
anormales no pueden fusionarse con los fagosomas, no se pueden lisar
normalmente las bacterias ingeridas.

Los hallazgos clínicos son albinismo oculocutáneo y susceptibilidad a las


infecciones recidivantes respiratorias y de otro tipo. En alrededor del 50% de los
pacientes, se produce una fase acelerada que provoca fiebre, ictericia,
hepatoesplenomegalia, adenopatías, pancitopenia, diátesis hemorrágica y
cambios neurológicos. Una vez que aparece la fase acelerada, el síndrome suele
ser mortal en menos de 30 meses.

14
La formación defectuosa del melanosoma en los melanocitos (lo que causa el
albinismo) y provoca alteraciones lisosómicas en las células del sistema nervioso
(lo que provoca trastornos hemorrágicos).

Se forman lisosomas gigantes en los neutrófilos durante la maduración de estas


células a partir de los precursores mielocíticos. Algunos de estos precursores de
los neutrófilos mueren prematuramente, lo que da lugar a una leucopenia
moderada.

La función de los linfocitos NK esta alterada en estos pacientes, probablemente


debido a una anomalía en los gránulos citoplásmicos que almacenan las proteínas
que median la citotoxidad.

El trasplante alogénico de médula ósea, de un hermano HLA compatible, es el


tratamiento de elección en los pacientes con síndrome de Chediak-Higashi.

El trasplante de médula ósea mejora los problemas inmunológicos y las


manifestaciones en la fase acelerada, sin embargo no modifica la alteración del
pigmento ni interviene del trastorno neurológico; es por eso que, sin el trasplante
de la médula ósea, los pacientes con este síndrome tienen una sobrevida no
mayor de 10 años.

Deficiencias funcionales: fusión de vesículas y función lisosomica defectuosas en


neutrófilos, macrófagos, células dendríticas, linfocitos NK, linfocitos t citotóxicos y
muchos otros tipos celulares, infecciones recurrentes por bacterias patógenas.

Diagnóstico

 Estudios genéticos

La neutropenia, la disminución de la citotoxicidad de las células natural killer y la


hipergammaglobulinemia son comunes. Se examina un frotis de sangre periférica
en busca de gránulos gigantes en los neutrófilos y otras células; un frotis de
médula ósea se examina en busca de cuerpos de inclusión gigantes en células
precursoras de leucocitos. El diagnóstico puede confirmarse con análisis genético

15
para mutaciones LYST.Debido a que este trastorno es extremadamente raro, no
hay necesidad de identificar parientes a menos que la sospecha clínica sea alta.

Tratamiento

 Los cuidados paliativos son el uso de antibióticos, el interferón gamma y, a


veces corticosteroides
 Trasplante de médula ósea

Los antibióticos profilácticos pueden ayudar a prevenir infecciones, y el interferón


gamma puede ayudar a restaurar parte de la función del sistema inmunológico.
Los pulsos de corticosteroides y la esplenectomía a veces inducen remisión
transitoria. Sin embargo, a menos que se realice un trasplante de médula ósea, la
mayoría de los pacientes mueren de infecciones hacia los 7 años. El trasplante de
médula ósea con el HLA idéntico y sin fraccionar tras una quimioterapia
citorreductora previa al procedimiento puede ser curativo. La tasa de
supervivencia a los 5 años del transplante es de alrededor de 60%.

E. ENFERMEDAD GRANULOMATOSA CRÓNICA

Se debe a una deficiencia hereditaria de uno de los componentes de la oxidasa


del fagocito; esta deficiencia afecta a la capacidad de los neutrófilos de matar
ciertas especies de bacterias Gram positivas.

Se debe mutaciones en los componentes del complejo enzimático de la oxidasa


del fagocito. Es una enfermedad rara, que se calcula que afecta a alrededor de 1
por millón de habitantes en EE. UU aproximadamente dos terceras partes de los
casos muestran un patrón de herencia recesivo ligado al cromosoma X. mientras
que en el resto el patrón es autosómico recesivo. La forma ligada al cromosoma
“X” más frecuente de la enfermedad se debe a una mutación en el gen que
codifica la subunidad alfa de 91 kda del citocromo b558, una proteína integral de la
membrana también conocida por phox-91 esta mutación da lugar a una

16
producción defectuosa de anión superoxido, una de las diversas especies
reactivas del oxígeno, que constituye un mecanismo microbicida importante de los
fagocitos, especialmente neutrófilos.

Las EGC se caracteriza por infecciones recurrentes por hongos y bacterias


intracelulares, como staphylococcus, habitualmente desde el principio de la
infancia. La infección invasora por el hongo aspergillus es la principal causa de
muerte. Muchos de los microorganismos que son particularmente problemáticos
en los pacientes con EGC producen catalasa, que destruyen el peróxido de
hidrogeno microbicida que pueden producir las células del anfitrión a partir del
radical superoxido residual del oxígeno reactivo. Como los fagocitos no controlan
las infecciones, estimulan respuestas inmunitarias celulares crónicas. Lo que da
lugar a una activación del macrófago mediada por el linfocito T y a lavados.
Probablemente, estos macrófagos activados intentan eliminar los microbios a
pesar de la producción defectuosa de especies reactivas del oxígeno.

DEFECTOS DE LAS MOLÉCULAS DE ADHESIÓN.

Las deficiencias en la adhesión del leucocito son un grupo de trastornos


autosómicos recesivos causados por defectos en los leucocitos y en las moléculas
de adhesión endoteliales.

Se caracterizan por la falta de reclutamiento del leucocito, particularmente el


neutrófilo en los lugares de infección.

 La deficiencia en la adhesión del leucocito tipo 1: es un raro trastorno


autosómico recesivo caracterizado por infecciones bacterianas y mitóticas
recurrentes y una mala curación de las heridas. La base molecular del
defecto es la falta o expresión reducida de las integrinas Beta 2, debido a
varias mutaciones del gen del CD18.

17
 La deficiencia en la adhesión del leucocito tipo 2: trastorno con unas
manifestaciones clínicas similares a la DAL-1, pero que no se debe a
defectos de las integrinas. Las DAL-2 se deben a una falta de sialil Lewis X,
el ligando glucidico tetrasacarido que hay en los neutrófilos y otros
leucocitos necesarios para unirse a la selectinas E y P que hay en el
endotelio activado por citocinas.
Este defecto se debe a la una mutación en un transportador de GDP-fucosa
responsable del transporte de la fucosa al Golgi, lo que da lugar a una
incapacidad sintetizar sialil Lewis X. la falta de sialil Lewis X provoca un
defecto en la unión de los leucocitos al endotelio.
 La deficiencia en la adhesión del leucocito tipo 3: defecto en la vía de
señalización de dentro fuera que media la activación de la integrina
inducida por las quimiocinas, que es necesaria para que los leucocitos se
unan firmemente al endotelio.

F. DÉFICIT EN IRAK-4.

En las células de nuestro sistema inmune innato la deficiencia en IRAK-4 consiste


en la alteración de una tirosina-quinasa (IRAK-4) responsable de la señalización
celular derivada de la transducción de información a través de los Toll like
receptor (TLR), de los receptores de la IL-1 y la IL-18. Sin embargo, IRAK-4
también interviene en la señalización a través del TCR de los linfocitos T de
nuestro sistema inmune adaptativo. Por lo tanto, ambos tipos celulares comparten
la necesidad de activar NF-K β para poder ejercer su función defensiva, la cual
está impedida. Como consecuencia, estos enfermos sufren infecciones por
bacterias piógenas y hongos. Como por ejemplo en la meningitis bacteriana. (1)

La meningitis bacteriana es muy grave y puede ser mortal. La muerte puede


ocurrir en tan solo unas pocas horas. Aunque la mayoría de las personas con
meningitis se recupera, la infección puede tener como consecuencia

18
discapacidades permanentes tales como daño cerebral, pérdida auditiva y
discapacidades de aprendizaje.

Existen varios tipos de bacteria que pueden causar meningitis. Algunas de las
causas principales de la meningitis bacteriana en los Estados Unidos
incluyen Streptococcus pneumoniae, estreptococo del grupo B, Neisseria
meningitidis, Haemophilus influenzae y Listeria monocytogenes.

G. DÉFICIT DEL COMPLEMENTO C1 - INH.

El inhibidor C1 (INH C1) es una proteína inhibidora de la proteasa serina (serpina),


cuya principal función consiste en inhibir el sistema complemento. Circula en
la sangre a niveles que oscilan entre 0,25 y 0,45 g/l.

El INH C1 es el miembro más grande de la clase de proteínas serpina (G1).


Probablemente se trata de la mayor proteína glucosilada. Cabe destacar que
presenta residuos glucosilados O, cosa infrecuente en proteínas que no están
enlazadas con membranas (las inmunoglobulinas, IgA1 e IgD son otros ejemplos
de este tipo). En especial cierta sección de esta proteína, la 'cola', es muy
glucosilada.

La deficiencia de esta proteína se asocia al angioedema hereditario (también


conocido por "edema angioneurótico"), que en lenguaje general se traduce por
inflamación de los vasos sanguíneos. En general, se manifiesta como una
inflamación extrema en la cara, la boca o las vías respiratorias, que se produce de
forma espontánea o a causa de leves desencadenantes (como una leve herida), si
bien la inflamación puede producirse en cualquier parte del cuerpo. En el 85% de
los casos, los niveles de INH C1 son bajos, mientras que en el 15% restante esta
proteína circula en cantidades normales, pero presenta una disfunción. Además de
los episodios de inflamación facial o dolor abdominal, también genera una
propensión a adquirir enfermedades autoinmunes, sobre todo lupus eritematoso,
debido a su efecto de consumo de los factores complemento 3 y 4.

19
5. CRITERIOS PARA EL DIAGNOSTICO

*Estas señales no son criterios diagnósticos; sólo orientan a estudiar un paciente


con un posible problema inmune tipo IDP.

20
CONCLUSIONES

El sistema inmune es muy importante ya que protege a nuestro organismo.


Gracias a él muchas de las infecciones no se propagan en nuestro cuerpo y de
esta forma nuestra salud se encuentra en las condiciones necesarias para realizar
diversas actividades. Sin embargo, este sistema que nos proporciona protección.

Las inmunodeficiencias primarias han tomado gran importancia en el campo de la


medicina, por ende, es de suma importancia el mencionar el origen de éstas, las
patologías que causan, los tipos de inmunodeficiencias, el tratamiento y todo lo
que lleve consigo éste tipo de alteración genética. Los médicos deben de estar
preparados para todo tipo de situaciones, y deben de conocer a lo que se pueden
llegar a enfrentar en su labor profesional. Con éste trabajo se pretende dar a
conocer estas alteraciones de suma importancia, lo que daría al médico mayor
conocimiento general sobre su labor como profesional y brindaría conocimiento
necesario para poder estudiar y analizar las inmunodeficiencias primarias en caso
de encontrarse con alguna.

21
BIBLIOGRAFÍA

1. Geha RS, Notarangelo LD, Casanova JL, Chapel H, Conley ME,Fischer A, et al.
Primary immunodeficiency diseases: an update fromthe International Union of
Immunological Societies Primary Im-munodeficiency Diseases Classification
Committee. J Allergy ClinImmunol. 2007;120:776-94.

2. Thigpen MC, Whitney CG, Messonnier NE, Zell ER, Lynfield R, Hadler JL, et al.
Emerging Infections Programs Network. Bacterial meningitis in the United States,
1998-2007*. N Engl J Med. 2011;364:2016-25.

3. Caliezi C, Wuillemin WA, Zeerleder S, Redondo M, Eisele B, Hack CE. Inhibidor


de la esterasa C1: an anti-inflammatory agent and its potential use in the treatment
of diseases other than hereditary angioedema. Pharmacol Rev 2000;52:91-
112. PMID 10699156

4. Boxer LA. Trastornos de la función fagocítica. En: Kliegman RM, Behrman RE,
Jenson HB, Stanton BF, eds. Nelson de libros de texto de Pediatría. 18th Ed.
Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007: chap 129.

5.Abul K. Abbas, Inmunología celular y molecular. Octava Ed. cap. 21.pag.440-


441.

5. MANUEL MONCADA. Semana Mundial de las Inmunodeficiencias Primarias.


https://cmp.org.pe/semana-mundial-de-las-inmunodeficiencias-primarias/. 28 de
abril del 2017.

6. Abdul K. Abbas, Andrew H. Lichtman, Shiv Pillai. Imnunologia Celular y


molecular. Octava Edicion. Cap 21, pag 437-438.

7. Socienda Latinoamericana de Inmunodeficiencias. https://lasid.org/es/acerca-


de-lasid/.

22
8. Daniel Mendoza-Quispe, David García-Gomero, Wilmer Córdova-Calderón.
Diagnóstico situacional de las inmunodeficiencias primarias: aproximación
preliminar. Revista Peruana de Medicina Experimental y Salud Publica. Rev. perú.
med. exp. salud publica vol.34 no.2 Lima abr./jun. 2017.
http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1726-
46342017000200030.

9. Felipe Solano, Jorge de los Ríos, Juan David Matute, Wildeman Zapata, María
Margarita Olivares, Pablo Javier Patiño, Carlos Julio Montoya. Detección y Manejo
de tres Pacientes con Agammaglobulinemia Ligada al Cromosoma X. Lab de
Inmunología (Colombia). No. 62-29.

10. Lizbeth Blancas Galicia, Cecilia Escamilla Quiroz, Marco Antonio Yamazaki
Nakashimada. Síndrome De Wiskott Aldrich. Elsevier (México). 2007; 58:213-8.

11. Estefanía Vásquez Echeverri, Federico Sierra, Claudia M. Trujillo Vargas, Julio
C. Orrego Arango, Carlos Garcés Samudio, Rafael Lince, José L. Franco.
Abordaje inmunológico del síndrome por deleción 22q11.2. Elsevier (Colombia).
2016; 20:45-55.

12. • Salmen, Siham, Bahsas Zaky, Rima, Silva, Nubia, Barboza, Luisa, Terán
Ángel, Guillermo, Berrueta, Lisbeth, Contreras Cardone, Raian, Cantor Garcia,
Astrid, Silva, Fabiola, Guzman Escalona, Yanett, Rozo, Ana, Inmunodeficiencias
primarias: inmunopatogenia, infecciones asociadas y estrategias terapéuticas.
Avances en Biomedicina [en linea] 2013, 2 (Octubre).

23