Vous êtes sur la page 1sur 2

Lluvia ácida

Sus efectos adversos sobre las plantas de cultivo han sido más difíciles de explicar. En los
experimentos en las que se aplicó lluvia ácida (Ph de 3.0) a plantas experimentales demostraron
que en algunas condiciones las hojas tratadas mostraron perforaciones manchas y enrollamientos
y que las plantas tratadas con o sin síntomas a veces disminuyen su peso seco. Asimismo, se
observó que un mayor número de semillas de algunas especies vegetales terminaba con del suelo
donde se sembraban se aplicaba lluvia ácida que cuando esta novela aplicada y ocurrió lo opuesto
en el caso de otras especies.

El efecto que tiene la lluvia ácida sobre los procesos de iniciación y el desarrollo de las
enfermedades de las plantas han demostrado que en caso de algunas enfermedades como la roya
de roble ocasionada por Cronartium fusiforme. Por otra parte, una enfermedad bacteriana (el
tizón de halo) y que la roya del frijol a veces fueron más severas y otras veces más moderadas en
presencia de lluvia ácida que con lluvia de Ph 6.

Deficiencias nutricionales en las plantas

Las plantas necesitan de varios elementos minerales para desarrollarse normalmente algunos
elementos denominados macroelementos o los macronutrientes y los micronutrientes que cuando
su cantidad en las plantas es mucho menor que los niveles mínimos que requieren las plantas para
desarrollarse normalmente, estas últimas enferman y muestran varios síntomas externos e
internos. Los síntomas pueden aparecer en cualquiera de los órganos de la planta incluyendo hojas
tallos, raíces, flores, frutos y semillas

Minerales del suelo tóxicos para las plantas

Con frecuencia los suelos contienen cantidades excesivas de algunos elementos esenciales como
no esenciales los cuales altas concentraciones son perjudiciales para las plantas.

Los daños debidos al exceso de un elemento pueden ser ligeros o severos y casi siempre son
resultado del daño directo que ejerce dicho elemento sobre la célula. Por otra parte, un
determinado elemento puede interferir con absorción o con la función de otro elemento de ahí
que se produzca los síntomas característicos de la eficiencia de un elemento que ha sido e
interferir en sus funciones. Las cantidades excesivas de sales de sodio en particular de cloruro de
sodio, sulfato de sodio y carbonato de sodio hacen que aumente el ph del suelo y por otra parte
ocasional lo que se denomina daños por alcálisis. Estos daños varían con respecto al tipo de planta
y van desde una clorosis, atrofa, chamuscado de las hojas o marchitez hasta la completa
destrucción de las plántulas y plantas jóvenes.

Daños por herbicidas

Algunas de las alteraciones que con mayor frecuencia se producen en las plantas al parecer se
deben al uso intensivo de herbicidas. La aplicación en los suelos de los herbicidas antes de
establecer el cultivo, con frecuencia afecta la germinación de las semillas y el crecimiento de las
plántulas jóvenes cuando se aplican en exceso o incorrectamente durante el tiempo de siembra o
antes de él. Las plantas sensibles que se han sembrado en campos previamente tratados con un
herbicida persistente muestran un desarrollo deficiente y otros síntomas. Cuando esos suelos se
utilizan para cultivar plantas de jardín, plantas en maceta, o en jardinera producen plantas
pequeñas, deformadas y amarillentas que en ocasiones pierden todos sus hojas o parte de ellas y
finalmente mueren o se recuperan.