Vous êtes sur la page 1sur 3

Derechos de los administrados a la reparación de los daños causados por el

funcionamiento de la administración.
Concepto de responsabilidad.
Conjunto de consecuencias jurídicas generadas por la violación de un deber
jurídico, que genera la obligación de pagar un daño causado.
Rafael Rojina Villegas “por el incumplimiento de una obligación nace la
responsabilidad de reparar el daño causado por una persona a otra, por culpa o
dolo, y en la que existe una relación directa entre el hecho y el daño.
La responsabilidad jurídica puede ser clasificada por materia como la
responsabilidad política, penal y administrativa que es en la que se pone mayor
énfasis en el tema.
Responsabilidad política.
Es aquella que se vincula con la inexistencia de la inviolabilidad de que goza
ciertos funcionarios o servidores públicos a fin de protegerlos y evitar que sus
actividades se vena obstaculizadas por la acción de un poder diferente al que
pertenecen.
Responsabilidad penal.
Es aquella encargada de investigar la culpabilidad del agente y sus actos para
imponer penas o medidas de seguridad
Responsabilidad administrativa.
Tiene como destinarios a las personas investidas como servidores públicos
relacionada con la determinación de las obligaciones administrativas a su cargo.
Los servidores públicos en el desempeño de sus actividades deben de cumplir con
una serie de obligaciones que garantizan el cumplimiento de la función
administrativa. De no cumplir con dichas obligaciones se obtendría una
responsabilidad calificada como administrativa.
La responsabilidad administrativa se encuentra en el artículo 109 fracción III de la
constitución.
Artículo 109.- Los servidores públicos y particulares que incurran en
responsabilidad frente al Estado, serán sancionados conforme a lo siguiente:
III. Se aplicarán sanciones administrativas a los servidores públicos por los actos u
omisiones que afecten la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia
que deban observar en el desempeño de sus empleos, cargos o comisiones.
Dichas sanciones consistirán en amonestación, suspensión, destitución e
inhabilitación, así como en sanciones económicas, y deberán establecerse de
acuerdo con los beneficios económicos que, en su caso, haya obtenido el
responsable y con los daños y perjuicios patrimoniales causados por los actos u
omisiones. La ley establecerá los procedimientos para la investigación y sanción
de dichos actos u omisiones.
Así como el artículo 113 de la constitucional que determina las obligaciones
administrativas destinadas a salvaguardar los valores de la administración pública,
las sanciones correspondientes y su respectivo procedimiento administrativo.
Artículo 113.- El Sistema Nacional Anticorrupción es la instancia de coordinación
entre las autoridades de todos los órdenes de gobierno competentes en la
prevención, detección y sanción de responsabilidades administrativas y hechos de
corrupción, así como en la fiscalización y control de recursos públicos.
El derecho de los administrados para exigir la reparación por los daños
causados por la actuación administrativa.
Para entender más a fondo el tema es necesario analizar y reconocer el concepto
de daño “el que puede entenderse como aquel menoscabo en perjuicio de una
persona puede ser un daño emergente el cual es causado por el daño a al
patrimonio de una persona o un daño moral que se refiere a ciertos valores no
cuantificables en dinero pero si en la integridad corporal aspecto físico y
reputación de una persona”.
El derecho de los particulares para exigir la reparación de esos daños y perjuicios
causados por los servidores públicos, en especial de los de la administración
pública, es uno de los derechos subjetivos públicos peor regulados y más
desprotegidos, tanto que se cuestiona la existencia del Estado de derecho.
El derecho subjetivo público debe entenderse como la facultad otorgada por el
derecho objetivo para proteger el interés de una persona jurídica particular frente
al interés colectivo que el Estado representa.
La responsabilidad del Estado es la que se considera patrimonial, tanto en el
ámbito exterior como interior, cuando por su actividad llega a afectar los
patrimonios y personas de los gobernados, quienes tienen un derecho público
subjetivo a su favor, para exigir que sean reparados los daños causados por las
actividades públicas, y sea apegado a la legalidad o se actualice por un acto ilegal.
Se podría demandar la responsabilidad del estado por:
 Mal funcionamiento del servicio publico
 No funcionamiento del servicio publico
 Prestación tardía del servicio.
Es necesario mencionar el principio más importante que rige la responsabilidad del
estado como lo es “El principio de prosecución procedimental”, es aquel
mediante el cual los reclamantes de pago de daños y perjuicios deben incoar una
instancia con miras a obtener una resolución que determine la procedencia de su
petición, a efecto de evitar las “indemnizaciones de hecho”
Para llegar a una reparación de daños y perjuicios de manera justa es la justicia
administrativa el cual es un procedimiento que se sigue ante un tribunal u
organismo jurisdiccional dentro del poder ejecutivo o del contencioso
administrativo para resolver las controversia entre los particulares y la
administración pública, la justicia administrativa implica los principios y
procedimientos que establecen os recursos con que cuentan los particulares para
defender sus derechos.
Bibliografías.
https://www.azc.uam.mx/publicaciones/alegatos/pdfs/39/43-05.pdf
https://archivos.juridicas.unam.mx/www/bjv/libros/4/1920/12.pdf
https://www.ijf.cjf.gob.mx/publicaciones/revista/28/La_responsabilidad_patrimonial.
pdf
https://archivos.juridicas.unam.mx/www/bjv/libros/5/2391/24.pdf