Vous êtes sur la page 1sur 1

Sofia Valentina González

DISENTERÍA AMEBIANA
DEFINICIÓN
La disentería amebiana, mejor conocida como amebiasis es una enfermedad parasitaria
causada por el parasito Entamoeba histolytica, un protozoario muy extendido en climas cálidos
y tropicales el cual se encuentra en las frutas, verduras y en el agua no hervida.
Se puede encontrar en dos formas: la no invasiva, que se puede presentar de manera
asintomática; y la forma invasiva en la que se encuentra invasión a la pared intestinal e
inclusive a otros sitios del cuerpo. Los niños menores de 2 años son lo que tienen mayor riesgo
de presentar las formas invasivas.
EPIDEMIOLOGÍA
Esta enfermedad de alta dispersión mundial y de elevada prevalencia varía mucho entre las
distintas regiones del planeta variando entre solo un 1,2% en zonas de clima templado y hasta
un 50% en climas cálidos y húmedos.
La amebiasis constituye la tercera causa de muerte entre las enfermedades parasitarias,
después de la malaria y la esquistosomiasis. A nivel mundial, anualmente se reportan alrededor
de 500 millones de personas infectadas con este parásito. De éstas, solo un 10% presenta
síntomas clínicos.
Algunas fuentes indican que, en Latinoamérica, la mayor endemia se da en México, país cuyas
cifras de infección llegan a un 75%, seguido de Colombia con un 45-60%, y Chile con un 18-
20% con mayores porcentajes de mortalidad en México, India y países de África.
ETIOLOGÍA
La disentería amebiana se adquiere por vía fecal-oral; es decir, al ingerir alimentos o agua
contaminados con materia fecal que contiene quistes de la Entamoeba Histolytica. Los quistes
no son afectados por la acidez del estómago, pero si por una temperatura arriba de los 55
grados centígrados, que se alcanza al hervir el agua y cocinar los alimentos. El tiempo de
incubación de esta enfermedad es de 6 a 8 dias.
SINTOMAS Y DIAGNÓSTICO
Los primeros síntomas que aparecen son:
 Dolor abdominal tipo cólico
 Evacuaciones frecuentes y liquidas (Diarrea). Estas evacuaciones se dan con moco y
sangre, pudiendo ocasionar la deshidratación del enfermo.
 Nauseas
Luego de aproximadamente 3 o 4 días comenzara a aparecer el resto de los síntomas como
vómitos, dolor de cabeza, pérdida del apetito, cansancio, fiebre, sudoración y dolor en el tórax.
El especialista que trata esta enfermedad se llama gastroenterólogo quien diagnostica por las
características clínicas de las evacuaciones. Con la detección del microorganismo en materia
fecal. Esto se realiza con tres exámenes de laboratorio conocidos como coproparasitoscópicos
que se hacen seriados (en tres días diferentes), además de un examen de ameba en fresco, y
la búsqueda de leucocitos en el moco que acompaña las evacuaciones.
TRATAMIENTO Y PREVENCIÓN:
El tratamiento contra este parásito son antibióticos y antiparasitarios aparte de cuidados de la
higiene personal. Asimismo, el tratamiento requiere una buena hidratación.
Para prevenir esta enfermedad debemos tener, sobretodo, cuidado de la higiene personal, como
por ejemplo: Lavarse las manos luego de ir al baño y antes de comer, Lavar y cocinar bien los
alimentos, en especial frutas y verduras, Hervir el agua o ingerir agua potable.