Vous êtes sur la page 1sur 257

www.FreeLibros.

me
TECOGUIAS

Las mariposas
en su medio
P a trice Leraut

plural
www.FreeLibros.me
T ítulo original: L e s p a p illo n s ítems le u r m ilieu

D e la ed ición original:

G ráficos: A bigaíl N unes


C om paginación: A bigaíl N unes-M . S. R ivicre
L ám inas: G ilb ert H odebert
F ab ricación: Fabienne R ousseau
Edición: Y ves V erbeck
C oordinación editorial: Jean A rbeille

© Y ves L an ceau. F otog rafías p áginas: 4 ,6 - 7 . 10, 12, 13 (2 fotos), 14, 15, 1 6 ,2 4 ,
25. 27 ( 2 fotos), 3 1, 32, 3 3 (2 fotos). 3 5 , 4 1 , 4 2 ,4 3 , 4 5 . 47 , 53 (arrib a). 5 5 . 5 6 , 5 7 . 61,
62, 65, 67. 68. 69. 71. 72 . 7 3 , 77 (2 fotos), 83. 8 6 . 9 9 . 105. 108. 109. 112. 113. 1 15. 116.
117. 240, 2 4 1. © M arie L a n cea u . F o to g rafía pág in a 9 8 . © J a cq u e s B ou d in ot.
Fotografías páginas: 8, 11 (2 fotos), 2 2 , 23, 26, 2 8 , 2 9 , 3 0 , 36, 4 9 , 5 0 , 53 (ab ajo ), 5 4 , 79,
1
92 94 96 97 101, 102. 14, 2 4 2 . © A rch iv o P h oteb . (F o to g ra fía s J ea n b o r). L ám inas
páginas: 119, 121, 123, 125. 127. 129, 131, 133. 135, 137, 139, 141. 143, 145, 147. 149.
151. 153, 155. 157. 159. 161. 163, 165. 167. 169, 171, 173, 175. 177. 179, 181. 183, 185.
187. 189. 191. 193. 195. 197. 199. 2 0 1 .2 0 3 ,2 0 5 .2 0 7 .2 0 9 ,2 1 1 ,2 1 3 ,2 1 5 .2 1 7 .2 1 9 ,2 2 1 .
223. 225. 227, 229, 231. 2 3 3 , 2 3 5 . 2 3 7 , 239.

D e esta edición

T raducción: L uis R om ano


Supervisión científica: Pepa Á lv arez
F otocom posición: V ícto r Ig u al, S. L.

© B O R D A S 1992

© De todas las ed icio n es en castellano:


PL U R A L D E E D IC IO N E S S.A .
B arcelona

www.FreeLibros.me
A G R A D E C I M I E N T O S . P a r a la r e a liz a c ió n d e e ste lib r o y m á s e n e sp e c ia l d e las
lá m in a s , h e e m p le a d o el m a te r ia l y s e g u id o el c o n s e j o d e d ife r e n te s p e r so n a s sin
la s q u e n o h a b r ía p o d id o c o n s e g u ir u n r e s u lta d o s a tis fa c to r io . D e b o d a r la s g r a ­
c ia s en p r im e r lu g a r a la s s e ñ o r a s M in e t, l.u q u e t y B o u d in o t, d e l L a b o r a to r io de
E n to m o lo g ía d el M u s e o d e P a r ís, q u e m e h a n fa c ilita d o p o r d is tin to s c o n c e p to s
el a c c e s o a l m a te r ia l d e la s c o le c c io n e s . D e b o d a r a s im is m o la s g r a c ia s al señ o r
c o n d e H e r v é d e T o u lg o é t y a l s e ñ o r C la u d e H e r b u lo t p o r su g r a n a m a b ilid a d ,
s o b r e to d o p o r su a p o r ta c ió n d e m a te r ia l d e c a lid a d . G r a c ia s ta m b ié n a G ilb ert
H o d e b e r t, d el M u s e o d e P a r ís, p o r la c a lid a d d e s u s ilu s tr a c io n e s . P o r ú ltim o ,
te n g o e n m á x im o a p r e c io la p r o fe s io n a lid a d y ta le n to d e M . J e a n b o r , q u e ha
r e a liz a d o la s fo to s d e la s lá m in a s.

P. L erau t

« E n la c iu d a d s e e d u c a u n o , en m e d io d e
u n a b u r d a in d ife r e n c ia h a c ia la s c o s a s r u ­
r a le s y c a m p e s tr e s . A p e n a s se d is tin g u e la
p la n ta q u e n o s d a e l c á ñ a m o , d e la q u e
p r o d u c e el lin o , y e l tr ig o c a n d e a l del c e n ­
te n o : u n o s e c o n te n ta c o n c o m e r y con
v e s tir s e . N o le s h a b lé is a g r a n n ú m e r o de
p e r s o n a s d e c iu d a d ni d e b a r b e c h o s, ni
d e r e s a lv o s , ni d e m u g r o n e s , ni d e reg a ­
d ío s , s i q u e r é is q u e o s e n tie n d a n : e sto s
té r m in o s p a ra e llo s n o s o n n a d a . H a b la d -
Ies a a lg u n o s d e tir o s la r g o s , d e ta r ifa s o
d e s u e lo , p a r a p r e su m ir , y a lo s d e m á s ha-
h la d le s d e v ía d e a p e la c ió n , d e d e m a n d a
c iv il, d e te n e r a sa la r ia d o s ...
C o n o c e n e l m u n d o , s o b r e to d o p o r lo q u e
é s te tie n e d e m e n o s h e r m o s o y m en o s
v is ib le ; d e s c o n o c e n la n a tu r a le z a , s u s c o ­
m ie n z o s , s u s p r o g r e s o s , s u s d o n e s v su s
e s p le n d id e c e s .»

L a B r u y é r e (1 6 4 5 -1 6 9 6 )
« L e s C a ra c te r e s»

www.FreeLibros.me
Sum ario

■ LAS MARIPOSAS Y SU HÁBITAT 6


L a s m a r i p o s a s , b io l o g ía y e c o l o g í a 8
M o rfo lo g ía g e n e r a l 8
D el h u e v o a l a d u lto 10
D e to d o s lo s c o lo r e s y fo r m a s 12
P o b la c io n e s 14
L a s m a r i p o s a s y s u c la s if i c a c ió n 16
F a m ilia s p rin c ip a le s 16

www.FreeLibros.me
L as m a r ip o s a s d e la s z o n a s a g ríc o la s y u r b a n a s 23
L a h u e lla d e la a c tiv id a d h u m a n a 23
E r ia le s s u b u r b a n o s y m á r g e n e s d e lo s c a m in o s 26
L a s m a r ip o s a s d e lo s s e t o s 31
L a s m a r ip o s a s d e lo s « b ro m o s» 32
D e n tr o d e la s c a s a s y lo s a lm a c e n e s 35
L as m a r ip o s a s d e lo s b o s q u e s y la s f lo r e s ta s 36
El e n to r n o f o r e s ta l 36
L o s le p i d ó p te r o s d e lo s r o b l e s 38
L o s le p i d ó p te r o s d e la s h a y a s 46
L o s le p i d ó p te r o s d e lo s a b e d u le s 48
L o s le p i d ó p te r o s d e lo s f r e s n o s , lo s a r c e s
y o t r a s e s p e c i e s m e n o s f r e c u e n te s 49
E n la s a v e n id a s d e lo s á r b o l e s c a d u c if o lio s 51
L o s le p i d ó p te r o s d e lo s b o s q u e s d e c o n if e r a s 56
L o s le p i d ó p te r o s d e la b r o z a d e l s u e lo 59
L as m a rip o s a s d e la s m o n ta ñ a s 62
L a v id a e n la s a l t u r a s 62
La z o n a m o n ta n a 66
L a z o n a s u b a l p in a 73
E n la s t u b e r a s 78
H a c ia la s c u m b r e s 81
L as m a r ip o s a s d e la s z o n a s h ú m e d a s y la c o s ta 86
L a v id a e n e l m e d i o a c u á t ic o 86
L as e s p e c ie s m e jo r a d a p ta d a s 87
E n tr e la s p l a n t a s p a l u s t r e s 91
A o r illa s d e l m a r 93
L as m a r ip o s a s d e l M e d ite rr á n e o 96
El e n t o r n o m e d i t e r r á n e o 96
E n la p r i m a v e r a m e d i te r r á n e a 100
H a c ia e l v e r a n o 104
B a jo la c a n íc u la 111
P o r lo s m o n t e s d e l s u r 113

■ GUÍA DE LAS ESPECIES lie

■ LAS MARIPOSAS EN LA PRÁCTICA 240


U n a g a r a n t í a n e c e s a r ia 242
L a c a z a d e la s m a r ip o s a s 243
C ó m o p r e p a r a r y c o le c c io n a r m a r i p o s a s 247
C la s ific a c ió n d e la s m a r ip o s a s 248
ÍN D IC E 251
B IB L IO G R A FÍA 257

www.FreeLibros.me
LAS MARIPOSAS
Y
SU HÁBITAT
www.FreeLibros.me
Las m a r ip o s a s , b io lo g ía y e c o lo g ía
Las m a r ip o s a s y s u c la sific a c ió n
Las m a r ip o s a s d e la s z o n a s a g ríc o la s y u r b a n a s
Las m a r ip o s a s d e lo s b o s q u e s y la s flo r e s ta s
Las m a r ip o s a s d e la s m o n ta ñ a s
Las m a r ip o s a s d e la s z o n a s h ú m e d a s y la c o s ta
Las m a r ip o s a s d e l M e d ite rrá n e o

www.FreeLibros.me
Las mariposas
biología y ecología

M o rfo lo g ía general

E sos graciosos geniecillos q u e esm altan los L o s m ás p eq u eñ o s, c o m o los n ep ticú lid o s,


prados en flor h an sabido seducir siem pre con sólo tien en a veces 3 m m de en v erg a d u ra ,
sus mil colores y el o rg a n d í d e sus a la s. D es­ m ientras q u e los gigantes tropicales llegan casi
de la A ntigüedad, las m arip o sas (en este caso a los 30 cm . El m im etism o y d iv ersas fo rm as
los d anaidos) estuvieron y a rep resen tad o s d e cam uflaje (hom otipia, hom ocrom ía), tan to
en los tem plos egipcios, y la g e n te co n o cía d e los a d u lto s c o m o d e su s o ru g a s, h a n p ro ­
las polillas P yralis (del grieg o p yrallis: a n i­ d u c id o fo rm a s aso m b ro sa s.
mal que vive en el fuego), q u e re v o lo te an a l­ H ay m a rip o sa s q u e so n u n a p la g a p a ra los
rededor de las fuentes d e luz. cultiv o s y sus p ro d u c to s in term ed io s, o tra s
Los lepidópteros —m ariposas, falenas y de­ tienen o ru g as d e pelos u rtica n te s o c au san d i­
m ás heteróceros— co n stitu y en u n o rd e n de versos sinsabores al ho m b re. P ero la g ran m a­
insectos m uy im p o rta n te q u e a b a rc a unas y o ría intervienen en la polinización d e las flo­
ciento cincuenta mil especies c o n o cid as, en res, lo q u e las h ace valiosísim as (reco rd em o s
su m ayoría de países tro p icales. L a m a y o r q u e la v ain illa d e c u ltiv o , a fa lta d e u n poli-
p arte d e los nichos ecológicos te rre stre s y de n iz a d o r, tien e q u e ser fe c u n d a d a a m an o ).
ag u a dulce h a n sido in vad id o s p o r esto s lla­ P o r o tr o la d o , las la rv a s (en M éxico los ex­
m ativos anim ales, desde los desiertos m á s a r­ q u isito s « g u sa n o s d e m aguey») o las crisáli­
dientes h a sta el lím ite d e la neviza d e la a lta d as se co m en co n fru ic ió n en d istin to s países
m ontaña. De m orfología relativam ente hom o­ tro p icales. El g u san o d e se d a , p o r o tra p a r ­
génea, los lep id ó p tero s incluyen sin e m b arg o te , fu e d u ra n te m u ch o tiem p o la ú n ic a fu e n ­
especies de ta m a ñ o s y asp e c to m u y v aria d o s. te d e seda d e q u e d isp o n ía m o s...
www.FreeLibros.me
M o rfo lo g ía general

P o r ú ltim o , las p e rs o n a s q u e n o se d e jen in c lu so q u e a lg u n a s p re s e n ta n reg u larm en te


c a u tiv a r p o r su e n c a n to d e b en te n e r en c u e n ­ d is tin ta s fo rm a s (de o rig e n g en ético o debi­
ta , n o o b s ta n te , q u e estos frágiles seres c o n s­ d a s sim p le m e n te a p re sio n es del clim a local).
titu y e n u n o de lo s esla b o n e s in d isp en sab les L as la rv as in co m estib les p a ra los p red ad o res
d e la c a d e n a tr ó fic a y q u e sin ello s se p e rtu r­ (c o m o el ca so d e las zigenas) d e sa rro lla n un
b a el eq u ilib rio eco lógico. d ise ñ o d e c o lo re s v ivos fác ilm en te rec o n o c i­
ble. P o r ú ltim o , a lg u n a s o ru g as v a rían de co ­
lo r se g ú n se an g re g aria s o se h allen en u n a
M etam orfosis com pleta fa se so lita ria .
L a s o ru g a s m in a d o ra s (que viven en el pa-
L o s lep id ó p tero s so n in secto s d e m e ta m o r­ ré n q u im a d e las h o ja s ) tie n en u n c u erp o p a r­
fosis c o m p le ta , u h o lo m e tá b o lo s, q u e está n ticu larm en te ap lasta d o y a m en u d o su fren una
p ro v isto s de c u a tr o a la s m e m b ra n o sa s y c u ­ m odificació n im p o rta n te d e diversos órganos.
yos c u e rp o s , ap é n d ic e s y, so b re to d o , a la s se
h a lla n d o ta d o s d e u n re v e stim ie n to d e esca ­
m as. E x c e p tu a n d o a lg u n o s g ru p o s m u y a r ­ Larvas y crisálidas
caico s, su s p iezas b ucales e stá n m o d ific a d a s:
m a n d íb u la s a tr o fia d a s y m ax ilas q u e fo rm a n L as larv as a c u á tic a s d e los lep id ó p tero s es­
u n a tro m p a (o e sp iritro m p a ) e n ro lla d a en re ­ tá n a d a p ta d a s a la n ecesid ad d e resp ira r o
po so d e b a jo de la c a b eza. L as la rv as u o ru ­ a c u m u la r re se rv a s d e a ire b a jo el ag u a. U ti­
gas p re s e n ta n , en c a m b io , u n a s p iezas b u c a ­ lizan tre s tip o s d e re sp ira c ió n . L a respiración
les tr itu ra d o ra s m u y d e sa rro lla d a s, a l p aso e stig m á tic a es p ro p ia d e las o ru g a s q u e acu ­
qu e las n in fa s o crisálid as n o rm a lm e n te a p e ­ d e n a re sp ira r a la superficie o q u e hacen aco ­
n as se m ueven. pio d e oxígeno (tienen u n a cutícu la im perm ea­
L o s h u ev o s e stá n re v estid o s p o r u n co rió n b le). L a re sp ira c ió n c u tá n e a está reserv ad a a
co riáceo , liso o a d o rn a d o p o r u n a serie d e las o ru g a s q u e en su s p rim e ro s e sta d io s p u e­
aristas. S u fo rm a va de u n a esfe ra a u n h u so d en c o n te n ta rs e c o n p o c o o x íg en o (de c u tí­
o u n b a sto n c illo , y el c o rió n p u e d e p re se n ta r c u la p e rm ea b le ). P o r ú ltim o , las especies m e­
diversos p elo s y p ro tu b e ra n c ia s. S e cree q u e jo r a d a p ta d a s al m ed io a c u á tic o resp iran a
los h uev o s de tip o liso so n p rim itiv o s y los tra v é s d e tra q u e o b ra n q u ia s (especie d e fila­
a d o rn a d o s so n m á s ev o lu c io n a d o s. m e n to s m á s o m en o s ram ific ad o s).
L as o ru g a s p re se n ta n n o rm a lm e n te 14 seg­ L a crisálid a o n in fa es el ú ltim o estadio an ­
m entos ad em á s d e la cab eza. E sta ú ltim a está tes d e la a p a ric ió n del im a g o . P o r su estru c­
m uy esclerificad a y p re se n ta o jo s sim ples tu r a , se a ce rc a y a a la fo rm a a d u lta , pero sus
(ocelos), a n te n a s red u c id a s y p iezas b u cales
tritu ra d o ra s p ro v ista s d e u n a h ile ra d e sed a.
Los tres segm entos to rácico s, q u e p u ed en pre­
se n ta r ta m b ié n p a rte s esc le rific a d a s, tien en
cad a u n o u n p a r d e p a ta s p e q u e ñ a s. L o s seg­
m entos a b d o m in a le s so n á p o d o s , sa lv o alg u ­
n o s (en tre ello s el ú ltim o ) q u e tie n e n p a re s
de p a ta s fa lsa s c a rn o s a s. L as o ru g a s tie n en
u n a fo rm a g en eral a la rg a d a (e ru c ifo rm e ),
a u n q u e a veces p u ed en se r ta m b ié n g lo b u lo ­
sas o in clu so a p la n a d a s . A lg u n a s p re se n ta n
cu ern os y v erru g as; o tra s , m u y a la rg a d a s, re ­
c u erd an la s ra m ita s q u e las so stien e n (ho-
m o tip ia). L a s la rv a s d e las p o lilla s p o seen
cerd as se n so riales, cu y a d is trib u c ió n y a b u n ­
d an c ia s o b re la cab e z a y los se g m en to s c o n s­
titu y en la q u e to ta x ia la rv a ria . E l a d o rn o y la
co lo ració n d e las o ru g a s so n estab les en g e­
n e ra l, p ero p u e d e n v a ria r de a c u e rd o c o n las
m u d as. M u c h a s p u e d e n te n e r u n c o lo r o u n a
fo rm a q u e a rm o n iz a n c o n el m e d io , y o c u rre
www.FreeLibros.me
E c o lo g ía L as m arip o sas, su b io lo g ía y ecología

C om o lodos lo s satiírnidos, la p eq u eñ a p a v ó n d e n o ch e /P a v o n ia pavonia) em erge d e un gran capullo sedoso tejido


p o r la oruga am es de p u p a r. S e ven a m en u d o lo s capullos d e esta especie so b re lo s Ironcos d e lo s b rezo s o cerca
de zarzas.

tres partes están so ld ad as e n tre sí. El tegu­ crisálid as so n in co m p letas c u a n d o alg u n o s


m ento, d u ro y coriáceo, es n o rm alm en te gla­ segm entos abdom inales están fusionados. P o r
b ro , y en él a b u n d a n las p ro tu b e ra n c ia s en ú ltim o , en los g ru p o s d e le p id ó p te ro s m ás
fo rm a de espinas. H ay diferentes tip o s de cri­ e v o lu cio n ad o s e stá n so ld a d a s las a la s, los
sálidas. Los grupos m ás arcaicos tienen crisá­ ap én d ic es y casi to d o s los seg m en to s a b d o ­
lidas exaratas, cuyos segm entos abdom inales, m in ales, y las d en o m in a m o s en to n ces crisáli­
alas y apéndices so n libres. D ecim os q u e las d a s o b tectas.

Del huevo al ad ulto

A unque algunas especies h ib e rn a n en fo r­ gunas, sin em bargo, se dedican a los heléchos,


m a d e huevo, la m a y o ría p a sa n la estación m usgos, h ep áticas, liqúenes y h o n g o s. Las
fría en fo rm a de o ru g a o d e crisálid a. E n p la n ta s leñosas o tó x icas n o d etienen a cier­
nuestras regiones, u n as pocas especies su p e­ tas variedades especializadas. U n pequeño n ú ­
ran el invierno en estad o a d u lto . L a d u ració n m ero co m en m a te ria s vegetales o anim ales
de la incubación de los huev o s d e lep id ó p te­ a típ ic a s, frag m en to s d e p lan tas, cadáveres
ros oscila entre un o s días y v ario s m eses, se­ a b a n d o n a d o s, sustancias pap iráceas, n idos de
gún las condiciones clim áticas. L a o ru g a neo­ h im e n ó p tero s sociales, p lu m a s... Se las en ­
n ata rom pe su co rió n y no es ra ro q u e se lo c u e n tra a m en u d o en los alm acen es y en las
com a acto seguido. casas. N o se salv a n in g u n a p a rte d e la p la n ­
ta , de las flores a las raíces, y existen espe­
cies realm en te a d a p ta d a s a las m a teria s leño­
Orugas sas. A u n q u e la m a y o ría d e las o ru g as viven
a la in tem p erie so b re sus p la n ta s h o sp ed ad o -
L a g ran m ay o ría d e las o ru g a s se n u tre n ra s (su activ id ad suele ser n o c tu rn a ), algunas
de p lan tas, esencialm ente fan e ró g a m a s. A l­ se d esp lazan d e n tro d e u n a b rig o p o rtá til he-
www.FreeLibros.me
io I
D el h u e v o a l a d u lto

c h o d e fra g m e n to s d e v eg eta les o d e sed as,


y o tr a s tien en in c lu so u n ab rig o fijo : h o ja s
e n ro lla d a s , red ecillas d e se d a . L as h a y , p o r
ú ltim o , q u e viven p o r c o m p le to b a jo tie rra
(en d o g eas).
E n tre las q u e n o viven al d e sc u b ie rto s o ­
b re el fo lla je , te n e m o s las e n d o fita s q u e se
d e sa rro lla n en el in te rio r d e tro n c o s y ra m a s,
y a v eces d e g ra n o s o d e c o n o s d e c o n ife ra s.
L as m in a d o ra s d e h o ja s so n u n a s e n d o fita s
m u y in teresa n tes, cuya larv a se d e sarro lla , to ­
ta l o p a rc ia lm e n te , en el in te rio r del p a ré n -
q u im a d e las h o ja s . L a s especies g a líg en a s
c o n stitu y e n un c a so p a rtic u la r e n tr e las en ­
d o fita s: su s la rv as p ro v o c a n las a g a lla s o ce-
cidios en las ram as y h o ja s d e sus p la n ta s hos-
p e d a d o ra s .
A lg u n as especies so n m irm ecó filas o term i-
E t h u e v o d e la to p a c io (T hecla betulaey, d e bello color
tó fila s, y su s la rv as p re s e n ta n u n a relació n
b la n c o , tie n e a d e m á s u n h e rm o so diseño. L a hem bra los
m ás o m e n o s s im b ió tic a c o n h o rm ig a s o te r ­ p o n e a! f i n d e l verano en los e n drinos y o tro s arbustos.
m ita s. L a g ra n m a y o ría d e las o ru g a s tien en
u n a v id a solitaria: el e stad io larv ario se dedica
ú n ic a m e n te a la a lim e n ta c ió n . S in e m b a rg o ,
c ie rtas especies so n d e v id a g re g a ria , y a sea
L a d e sn u d a crisálida d e la L ybithea altis e stá f i j a a l e n ­
d u ra n te to d o el e s ta d io la rv a rio ( Y p o n o m e u -
vés d e u n a h o ja d e a lm ecino (p la n ta nutricia d e su oru­
ta, p o r e je m p lo ) o d u ra n te la p rim e ra p a rte g a ). C o m o e stá vinculada a esta p la n ta m eridional, esta
d e ese e sta d io (P a v o n ia p a v o n ia ). M u c h a s de m a rip o sa n o v iv e m u y a l norte.
estas esp ecies p a s a n el in v ie rn o en c o m u n i­
d a d a n te s d e d isp e rsa rse e n la p rim a v e ra . El
g reg arism o de las o ru g a s im p lica n o rm a lm e n ­
te la c re a c ió n d e u n a te la c o m ú n d e se d a en
la q u e se o c u lta n c u a n d o n o e stá n c o m ie n ­
d o . E sas b o ls a s d e se d a suelen se r u rtic a n te s,
p o r e je m p lo , las d e las p ro c e sio n a ria s.
L as o ru g a s , d e c re c im ie n to a m e n u d o r á ­
p id o , m u d a n c o m o té rm in o m ed io c u a tr o o
cinco veces (en o c a sio n e s só lo d o s, o h a sta
diez). S e e sco n d en p a ra m u d a r y d e v o ra n p o r
lo general las c a m isa s v iejas (exuvias), ex cep ­
tu a n d o la c o rre o s a cab e z a .

Hacia la eclosión

A p u n to d e p u p a r, las o ru g a s d e ja n d e c o ­
m er y se b u sc a n u n lu g a r a d e c u a d o p a ra su
tra n sfo rm a c ió n . L a crisá lid a d e sn u d a se su ­
je ta al s o p o rte m e d ia n te u n lig ero c o jin illo
d e sed a te jid o p o r la o ru g a , y es fre c u e n te
q u e se s o s te n g a m e d ia n te u n c in tu ró n d e h i­
los d e sed a (c risá lid a su c in ta ). G ra n n ú m e ro
d e o ru g a s te je n u n ca p u llo a n te s d e p u p a r.
É ste p re s e n ta u n ta m a ñ o y u n a fo rm a v a ria ­
bles, y en su e la b o ra c ió n p u e d e n e n tr a r d i­
versos m a te ria le s: tie r r a , h o ja s , s e r rín ...
www.FreeLibros.me
I 11
Ecología L a s m a r ip o s a s , su b io lo g ía y e c o lo g ía
▼ ----------------------------------
Ya en la n in fo sis, la crisálid a se d e sp o ja entonces a b u scar alim en to (cuando tienen u n a
de la últim a exuvia la rv a ria . E n seg u id a q u e­ v id a a d u lta p ro lo n g a d a) y p a re ja . L as esp e ­
da m ás o m enos inm óvil, a u n q u e alg u n as se cies h ib e rn a n te s, c o m o las v an esas y la lim o ­
retuercen c u a n d o se las a su s ta . L a in m in en ­ n e ra , viven casi nueve m eses en esta d o a d u lto .
cia del avivam iento se d e lata a m e n u d o p o r L o s le p id ó p te ro s a d u lto s ra ra vez so n gre­
un cam bio de c o lo r d e la crisálid a. C u a n d o g a rio s. Sin em b a rg o , cie rto n ú m e ro d e espe­
la m ariposa h a roto la cutícula n infal, absorbe cies se a g ru p a n e sp o n tá n e a m e n te p a ra p a sar
aire p o r la boca h a sta llen ar p a rte del tu b o la noche (p o r ejem plo, la p ed reg o sa, L a sio m -
digestivo, situándose a contin u ació n en u n si­ m a ta m egera, so b re p a ra je s ro co so s c a le n ta ­
tio donde pueda desplegar librem ente las alas. d o s p o r el sol d u ra n te el d ía), alg o p arecid o
Éstas, inicialm ente b landas y colgantes, se en ­ a l ca so d e las aves q u e c o m p a rte n p erch as
durecen m ás o m en os p ro n to h a sta q u e d a r n o ctu rn as. P e ro es so b re to d o d u ra n te las m i­
aptas p a ra el vuelo. graciones c u an d o se acusa ese gregarism o (por
Los im agos (m arip o sas a d u lta s) com ienzan e je m p lo , e n tre los esfin g id o s y las vanesas).

D e to d o s colo res y fo rm a s

T a n to ad u lto s co m o larv as o frec e n v a ria ­ e je m p lo , las falen as in v ern ales, el m a ch o es


ciones o rn am en tales. L os im ag o s p u e d en v a­ n o rm a lm e n te a la d o , m ien tra s q u e la h em b ra
riar geográfica o in d iv id u alm en te d e ac u e r­ es to ta lm e n te á p te ra , m ic ró p te ra o b ra q u íp -
d o con el sexo y según la estación. U n enorm e te ra (sólo u n a red u cció n de las alas). A m bos
n úm ero d e especies de lep id ó p tero s presen ­ sexos p u ed en p re se n ta r u n a s a la s p arecid as,
tan difo rm ism o sexual e x te rn o : co lo ració n , a u n q u e el a b d o m e n de la h e m b ra , h in ch ad o
tam año del insecto, fo rm a de las an ten as, pre­ p o r los huevos, tiene el d o b le de volum en q u e
sencia de ó rg an o s p artic u la re s y d im ensiones el del m ach o . P o r lo d em ás, n o es co sa ra ra
de las alas. E n los casos m ás e x trem o s, p o r q u e la h e m b ra sea m u ch o m a y o r q u e el m a-

C om o la m ayoría de lo s árctidos, la gitana tiene una oruga m u y vellosa. M u y voraz, ataca to d a d a s e d e plantas
bajas. L a m ariposa vuela en verano, y se m antiene m u y bien disim ulada durante e l día.

www.FreeLibros.me
1 2 1
D e to d o s c o lo re s y fo rm a s

E l d im o r fis m o s e x u a l e x te r n o a fé e la a m e n u d o la s a n te n a s d e lo s le p id ó p te ro s. E ste m a c h o d e l p e q u e ñ o p a v ó n de
n o che fP a v o n ia p av o n ia, iz q .) tie n e la s a n te n a s cla ra m en te hipee-tinadas, m ie n tra s q u e la h e m b ra (der.) m uestra un
p e ctin a d o débil.

ch o . E l a d o r n o d e las a la s p re s e n ta a m e n u ­ c ió n y u n a d o r n o d e las a la s q u e les perm ite


d o d ife re n c ia s m u y n o ta b le s seg ú n el sex o : p a s a r in a d v e rtid o s en su s o p o rte . L a h o m o ­
m u c h o s lic é n id o s, c o m o la P o ly o m m a tu s be- c ro m ía m im é tic a u h o m o tip ia es el p arecid o
llargus, tie n e n a d e m á s m a c h o s a z u le s y h e m ­ q u e p re s e n ta u n in s e c to , p o r la fo rm a del
b ra s p a rd a s . c u e rp o , c o n u n e le m e n to c u a lq u ie ra d e su en ­
L a v ariació n estacional es ta m b ié n m u y fre­ to r n o .
cu en te e n tre los lep id ó p tero s. E l ca so m ás clá­ E l m im etism o es b a sta n te frecuente y a d o p ­
sico es el d e la p ró te a (A ra s c h n ia leva n a ), ta d iv e rsa s fo rm a s e n tre lo s le p id ó p te ro s. E n
cu y a g e n e ra c ió n p rim a v e ra l d a m a rip o sa s de n u e stra s latitu d es, las sesias (sésidos), q u e im i­
u n n a r a n ja le o n a d o d o m in a n te ( f o rm a le v a ­ ta n a los h im e n ó p te ro s, so n las m á s c a rac te ­
ría), m ie n tra s q u e la g e n e ra c ió n estiv al ( f o r ­ rístic a s. E l p a re c id o e x te rn o es m u y acu sad o
m a p ro r sa ) es casi del to d o n e g ra . E ste d i- d e b id o a la tra n s p a re n c ia d e las a la s y a la
fo rm ism o e sta c io n a l llegó a e n g a ñ a r a los fo rm a y el a d o r n o del c u e rp o . A d e m á s, es­
p rim e ro s siste m á tic o s: el in sig n e L in n é le d io to s in s e c to s tie n e n u n c o m p o rta m ie n to (so­
u n n o m b re p a rtic u la r a c a d a fo rm a c re y e n ­ b re to d o a v u elo a b ie rto ) sim ila r al d e los h i­
d o q u e se tr a ta b a d e d o s esp ecies d is tin ta s. m e n ó p te ro s.
L a v a ria c ió n e s ta c io n a ria p u e d e tra d u c irse E xiste tam b ién u n m im etism o « in tern o » en ­
ig u a lm en te en u n a re d u c c ió n (o u n a u m e n to ) tre le p id ó p te ro s, a m e n u d o a le ja d o s en su as­
del ta m a ñ o de lo s in d iv id u o s d e las ú ltim as p e c to siste m á tic o (m im e tism o b a te sia n o ): en
g en eracio n es. u n a re g ió n d a d a , n u m e ro sa s especies n o em ­
C u a n d o la s p o b la c io n e s se h a lla n a isla d a s p a re n ta d a s tie n e n el m ism o a sp e c to e x tern o .
d u ra n te c ie rto tie m p o sin q u e se in te rru m p a E n o tr a fo r m a d e m im e tism o (m ü llerian o ),
to ta lm e n te el flu jo g e n é tic o , lleg a a o c u rrir d is tin to s le p id ó p te ro s p e rte n e c ie n te s a fa m i­
q u e el m eca n ism o de la selecció n n a tu ra l p ro ­ lias d ife re n te s h a n a d o p ta d o lo c a lm e n te u n
d uce esp ecies en fo rm a c ió n (a l m e n o s , p re ­ m ism o c o lo r lla m a tiv o . E s p o sib le ex p licar el
su m ib le). E s to se tra d u c e e n la m a y o ría d e o rig e n d e esos m im etism o s: las m a rip o sas que
los c a so s en u n a m o d ific a c ió n del a d o rn o im ita n a lo s h im e n ó p te ro s salen g a n a n d o p o r
de las a la s (y p u e d e n e s ta r a fe c ta d o s in c lu so la d e sc o n fia n z a d e lo s p re d a d o re s a la vista
c a ra c te re s m á s p ro f u n d o s , c o m o los g e n ita ­ d e esto s ú ltim o s. L o s q u e im itan a o tra especie
les). E sa s su b e sp e c ie s s o n , sin e m b a rg o , f á ­ se ap ro v e ch an d e u n a p ro tecció n a n álo g a p o r­
c ilm ente reco n o cib les, a u n q u e su h o m o g e n e i­ q u e el « m o d e lo » es p o r lo g en e ra l v enenoso
d a d sea a veces d isc u tib le . p a r a lo s p re d a d o re s . E l c a so del m im etism o
m ü lle ria n o es m á s c o m p le jo : p o r el h e c h o de
h a b e r a d o p ta d o la m ism a lib re a g ra n n ú m e ­
M im etism o y cam uflaje ro d e m a rip o s a s h a b ita n te s d e u n a reg ió n
d a d a , lo s p re d a d o re s tie n d e n a c o n fu n d irla s,
L a h o m o c ro m ía , fre c u e n te e n tr e lo s le p i­ lo q u e e v ita q u e d e n p re fe re n c ia a u n a espe­
d ó p te ro s , c o n siste d e h e c h o en u n a c o lo r a ­ cie p a rtic u la r, c o n el p e lig ro d e ex te rm in arla .
www.FreeLibros.me
I 13
E c o lo g ía L a s m a rip o sa s, su b io lo g ía y ecología
▼ -------------------------------

Gran núm ero d e fa le ñ a s (aquí, la E ctro p is bistortatay perm anecen d u ra n te e l día sobre los troncos cubiertos d e liqúe­
nes, d o nde pasan fá c ilm e n te inadvertidas.

P o b lac io n es

L as m ariposas están lejos de h allarse re ­ ta re s geológicos recientes. T al es el c aso de


p artid as de m an era h o m o g én e a p o r to d a la la C a lo p lria fu rc a te lla , ex te n d id a en L apo-
T ierra. Sus principales fa c to re s d e d istrib u ­ n ia , q u e ap arece ta m b ié n en los A lpes cen ­
ción son de origen g eológ ico , p o r lo cual la trales; y o cu rre lo m ism o co n la C lossiana
historia de los tax o n es p rin cip ales e stá c o rre­ th o re y la P arnassius ap o llo . M u ch as espe­
lacionada con la de los co n tin e n tes. A l co m ­ cies su cu m b iero n , sin d u d a , a l co m ien zo de
pás d e la tra n sfo rm a c ió n d e las d iferen tes la ú ltim a glaciación; e n tre las supervivientes,
m asas de tierra em ergidas, los insectos h a n m uchas hallaron u n refugio en el su r de E u ro ­
su frid o p eríodos de aislam ien to fav o rab les p a y en Á fric a del N o rte , p a ra v o lv er a ex­
para la especiación. A d em ás, las m o d ifica­ ten d erse a l re tira rse los hielos, p o r ejem plo,
ciones clim áticas, especialm ente en los p e río ­ sin d u d a , la C hazara briséis y la H ip p a rchia
d o s de glaciación, h a n in flu id o en su e v o lu ­ fid ia .
ción y m odificado su distribución. A l concluir
la últim a glaciación hace u n o s doce m il añ o s,
las m ariposas qu e h a b ía n sobrev iv id o en Según la flo ra y el clima
E u ro p a, en las tu n d ra s de la p erife ria d e los
glaciares, reg resaro n con esto s ú ltim o s. D es­ E n térm in o s generales, los facto res p rin ci­
de entonces se las h alla relegadas a los alre­ pales de la d istrib u c ió n a c tu a l d e las m a rip o ­
dedores de los p o lo s y al arc o alp in o . E stas sas so n la de las p lan tas, el clim a (insolación,
reliquias b o reo alp in as co n stitu y e n en conse­ te m p eratu ra , p lu v io sid ad , v ientos), la latitu d
cuencia un o s testigos m uy interesantes d e ava- y la altitu d , p a rá m e tro s q u e, en su m ay o ría,
www.FreeLibros.me
14I
P o b la c io n e s

se h a lla n ín tim a m e n te lig ad o s. L a n a tu ra le z a n o s a lo s le p id ó p te ro s. E n las reg ion es frías,


del su elo a fe c ta ta m b ié n , d e m o d o in d ire c to , la lluvia les h ace m ás b ien d a ñ o , m ien tras que
la d is trib u c ió n d e los le p id ó p te ro s: h a y , p o r en los tró p ic o s les es fa v o ra b le (las tra m p a s
e je m p lo , p la n ta s ex clu siv am en te c a ld c ó la s o lu m in o s a s se c u b re n d e m a rip o sa s n o c tu rn a s
c alcífu g as. L a s m a rip o sa s p o lífa g a s (q u e a ta ­ a l c o m ie n z o d e la e sta c ió n llu v io sa , incluso
can a n u m e ro sa s p la n ta s) tien en u n p o ten cial c u a n d o c a e n a g u a c e ro s to rre n c iale s).
d e e x p a n sió n m ás im p o rta n te q u e las m o n ó - D el m ism o m o d o q u e el so l, la te m p e ra tu ­
fag as, q u e d e p e n d e n d e u n a so la p la n ta . L a r a in flu y e d ire c ta m e n te en la a b u n d a n c ia y
d is trib u c ió n d e esta s ú ltim a s se c o rre la c io n a la d is trib u c ió n d e e sto s in se c to s. E n té rm i­
a m e n u d o d ire c ta m e n te c o n la d e su p la n ta n o s g e n e ra le s, el c a lo r d e las reg io n es tro p i­
h o sp ed ad o ra, h a sta ta l p u n to q u e a veces b a s­ cales h ú m e d a s e s la p a tr ia d e u n sin fín de es­
ta c o n h a lla r la p la n ta p a ra d e sc u b rir a l lepi- p ecies, m ie n tra s q u e la p e rife ria d e los polos
d ó p te ro . y la s z o n a s te m p la d a s llu vio sas so n las m e­
L a m a y o ría d e las m a rip o s a s d iu rn a s son n o s fa v o re c id a s, a u n q u e so n sede d e m ari­
c ria tu ra s h clió filas q u e a b re n su s g ra n d e s alas p o sa s m u y e sp eciales. L a la titu d , co m o la al­
p a ra to m a r el so l. ¿Q u e lo esco n d e u n a n u b e? titu d , in flu y e d ire c ta m e n te en la d istrib u c ió n
L as c ie rra n e n se g u id a . Sin e m b a rg o , h a y a l­ d e las m a rip o sa s a trav és del clim a y la flora.
g u n as especies q u e re h u y en el so l fu e rte o la E n el e x tre m o o p u e s to a las c o sm o p o litas,
can íc u la. E n n u e stra s la titu d e s , los s a tírid o s, la s especies en d é m ic as e stá n lo calizad as en
com o la m a rip o sa de los m u ro s (P ararge aege- u n a reg ió n lim ita d a . S u existencia se debe las
ria), p re fie re n el s o to b o s q u e c la ro d o n d e los m á s d e la s veces a u n a isla m ie n to g e o g rá fi­
rayos solares so n a ten u a d o s p o r el fo llaje alto . co p ro lo n g a d o (in su la rid a d , m o n ta ñ a s altas),
A sí p u e s, el sol es u n fa c to r c a p ita l en la d is­ p e ro a veces se tr a ta d e fo rm a s su m am en te
trib u ció n d e los lep id ó p tero s. L a p lu v io sid a d , ex ten d id as en o tro s tie m p o s, q u e sólo h a n so ­
a p a rte d e fa v o re c e r (o n o ) el d e sa rro llo d e b re v iv id o en a lg u n o s sitio s esp ecialm en te f a ­
d ete rm in ad as p la n ta s, les conv ien e m á s o m e­ v o rab les.

L o s le p id ó p te ro s d e b e n su n o m b re a la s esca m a s (griego = Icpidosy q u e les cu b re n las alas y e l cuerpo. E stán im brica­


d a s e n tre s í c o m o la s teja s d e u n te c h o y s u fo r m a e s m u y variable. H e a q u í las escam as, m u y am pliadas, d el ala
d e una m arip o sa ¿P arn assiu s a p o llo /

www.FreeLibros.me
15
Las mariposas
y su clasificación

F am ilia s p rincipales

El o rd e n d e los le p id ó p te ro s se su b d iv id e d e nerviación prim itiva, presentan escam as de


en su b ó rd en es y en c a te g o ría s su b o rd in a d a s, c o lo res m etálico s. L as larv a s, to d a v ía m uy
siendo la m ás im p o rta n te —a p a rte del g én e­ p o c o c o n o c id a s, p o seen u n a s la rg as a n te n a s
ro y la especie— la fam ilia. G ra n n ú m e ro de y p ares d e p a ta s falsas sin g u lares en los o c h o
taxones tienen u n e s ta tu to in c ie rto , in clu so p rim e ro s seg m en to s d e l a b d o m e n . Se d e sa ­
d iscu tid o , y to d a v ía se d esc rib e n d e vez en rro lla n en la h o ja ra s c a . Se c o n o c e n en E u ro ­
cu an d o fam ilias n u ev as. D e to d a s m a n e ra s, p a u n a b u e n a d o c en a d e especies. L a m a y o ­
la m a y o ría d e las c o rre sp o n d ie n te s a la fa u ­ ría v u e la n en la p rim a v e ra (m ás ta rd e en la
n a eu ro p e a e stán b ien estab lecid as. m o n ta ñ a ).
M IC R O P T E R ÍG ID O S (M IC R O P T E R 1G I- E R IO C R Á N ID O S (E R IO C R A N I1D A E ) —
D A E) (1) — El su b o rd e n d e los zeu g ló p tero s U n a d e las tre s fam ilias del su b o rd e n d acn o -
está rep re se n ta d o p o r la ú n ic a fa m ilia d e los n ifa . A b a rc a p e q u e ñ o s le p id ó p te ro s d iu rn o s
m icropterígidos. Se tr a ta d e p e q u e ñ o s lep i­ q u e p oseen u n a tro m p a ru d im e n ta ria . L as
d ó p tero s p rim itiv o s d esp ro v isto s d e tro m p a , o ru g a s , m in a d o ra s d e h o ja s d e á rb o l, están
p e ro d o ta d o s de m a n d íb u la s fu n c io n a le s q u e desprovistas d e p a ta s. Se conocen u n as quince
les perm iten tr itu ra r los g ra n o s d e p o len . Los especies en E u ro p a , cuyos a d u lto s p rim av e­
a d u lto s so n d iu rn o s y flo ríco las, y su s alas, rales a p a re c e n en u n a so la g en eració n .
www.FreeLibros.me
F a m ilia s prin cip ales

N E P T IC Ú L ID O S (N E P T IC U L ID A E ) — a fin e s a las a n te rio re s, p e ro c o n o ru g as en-


E ste g ru p o c o m p re n d e los le p id ó p te ro s m ás d o fita s . E s ta fam ilia cie rra la lista d e los In-
p e q u e ñ o s q u e c o n o c e m o s (alg u n o s só lo tie ­ c u rv a riin a .
n en 3 m m d e e n v e rg a d u ra ). C o n los o p o sté- T 1 S Q U É R 1D O S (T IS C H E R I1 D A E ) (5) —
g id o s, c o n stitu y e n el su b o rd e n d e los n ep ti- P e q u e ñ a fam ilia d e la q u e u n a s c u a re n ta es­
c u lin a . A p a rte de su d im in u to ta m a ñ o , los pecies (a lre d e d o r d e diez en E u ro p a ) m in an
a d u lto s se d istin g u e n p o r u n c o lo r a m e n u d o las h o ja s — la n z a n d o los excrem entos p o r u n a
o s c u ro . L a s la rv as so n sie m p re m in a d o ra s, h e n d id u ra — en la fase la rv a ria . L as m a rip o ­
y v iven en h o ja s , ra m a s y c o rte z a s (in clu so sa s, d e ta m a ñ o m u y p e q u e ñ o , vuelan en el
las sa m a ra s d e los arces). c repúsculo y d e n o ch e. E sta fam ilia es la única
O P O S T É G 1D O S (O P O S T E G ID A E ) — La re p re se n ta n te del su b o rd e n d e los E tim o n o -
se g u n d a fa m ilia del su b o rd e n d e los N ep ti- trisio s.
c u lin a . Se d istin g u e d e los N e p tic ú lid o s p o r E R IO C Ó T 1 D O S (E R IO C O T T ID A E ) —
la au sen cia d e n ervios ra m ific a d o s en las alas E m p ieza aq u í el su b o rd en d e los D itrisios, que
a n te rio re s y p o r su c o lo ra c ió n c la ra . A p e n a s a b a rc a la g ran m ayoría d e las m ariposas. Esta
se c o n o c e to d a v ía su b io lo g ía . E sta fam ilia fam ilia incluye algu n as especies europeas, con
re ú n e a lg u n a s d ec e n a s d e especies. a fin id a d e s m e rid io n a le s. Se tr a ta d e p eq u e­
H E P IÁ L ID O S (H E P IA L ID A E ) (2) — U nas ñ o s lep id ó p tero s p rim averales, difíciles d e dis­
c u a tro c ie n ta s especies fo rm a n e sta fa m ilia de tin g u ir d e los P síq u id o s p o r los n o especia­
le p id ó p te ro s p rim itiv o s, b a sta n te g ra n d e s , de lista s.
a c tiv id a d c re p u s c u la r. L os a d u lto s tie n e n las P S ÍQ U ID O S (P S Y C H 1 D A E ) (6) — E stos
a n te n a s c o rta s y e stá n d esp ro v isto s d e p a l­ le p id ó p te ro s, d e ta m a ñ o m ed ia n o a p eq u e­
p o s m a x ila re s. L a s la rv a s se d e sa rro lla n en ñ o , carec e n d e tr o m p a y p a lp o s m axilares.
las raíces d e d iv ersas p la n ta s. C ie rto n ú m e ro L as h e m b ra s so n en su m a y o ría á p te ra s y su
d e especies viven en la m o n ta ñ a ; a lg u n a s, a d o rn o a la r su ele se r m u y escu eto . L as o ru ­
c o m o la P h a rm a cis bertrandi, tie n e n h em b ra s g as se h a c e n u n estu c h e a b ase d e d istin to s
c o n a la s a tro fia d a s . m a te riale s m in e ra le s o vegetales ag lu tin a d o s
H E L IO C É L ID O S (H E L IO Z E L ID A E ) — c o n se d a . Se c o n o c e n u n a s m il especies, un
U n a d e las seis fam ilias del su b o rd e n d e los c e n te n a r d e ellas en E u ro p a .
In c u rv a riin a . Se tr a ta de m a rip o sa s m in ú s­ T IN E ID O S (T IN E ID A E ) (7) — E sta fa ­
c u la s d e c o lo res p la te a d o s , c u y a s o ru g a s so n m ilia re ú n e p e q u e ñ o s le p id ó p te ro s d e activi­
sie m p re m in a d o ra s. E n E u ro p a se co n o cen d ad n o c tu rn a o crep u scu lar, cuyas oru g as ata­
m u y p o c a s especies. c an d iv ersa s su sta n c ia s d e o rig e n vegetal o
A D É L ID O S (A D E L ID A E ) (3) — L a c a ra c ­ a n im a l (m a d e ra , p lu m a s, s e ta s ...). A lgunas
te riz a n le p id ó p te ro s d e a n te n a s m u y la rg a s y especies p u ed en o ca sio n a r estragos en sus p ro ­
c o lo res a m e n u d o m etálico s. L a s o ru g a s se d u c to s in te rm e d io s. P o r e ste m o tiv o , los Ti-
h a c e n fu n d a s len ticu lares. U n a so la g e n e ra ­ n eid o s h a n m e re c id o u n e stu d io especial.
ció n d e m a rip o sa s a l a ñ o , d iu rn a s o n o c tu r­ D O U G L Á S ID O S (D O U G L A S 1 ID A E ) —
n a s. L a fam ilia a b a rc a u n a s c u a n ta s d ecen as E s ta p e q u e ñ a fam ilia re ú n e u n o s c u a n to s le­
d e especies en E u ro p a , 250 en to d o el m u n d o . p id ó p te ro s d iscreto s d e ta m a ñ o red u cid o , que
C R IN O P T E R ÍG ID O S (C R IN O P T E R Y G I- p u ed en a b u n d a r localm ente en sus p lantas n u ­
D A E ) — E sta fam ilia, a fín a la a n te rio r, sólo tricia s.
p re s e n ta u n a especie. L as m a rip o sa s , d e ta ­ R O E S L E R S T Á M I D O S (R O E S L E R S -
m a ñ o re d u c id o y larg as a n te n a s, v u e la n a l fi­ T A M M ID A E ) — S ólo d o s elem entos com po­
n a l d el o to ñ o en el M e d ite rrá n e o . L as larv as n en e sta fam ilia. L as larv as so n especialm ente
m in a n h o ja s c o le c tiv a m e n te , lo q u e le d a el m in a d o ra s; lo s a d u lto s se a leja n fácilm ente
n o m b re a la C r in o p te ry x fa m ilie lla , ú n ic a re­ del fo lla je d u ra n te el d ía .
p re s e n ta n te c o n o c id a . B U C U L A T R ÍC ID O S (B U C C U LA T R 1C 1-
IN C U R V Á R ID O S (IN C U R V A R IID A E ) D A E ) — S e c o n o c e n en E u ro p a alg u n a s d e­
(4) — S ó lo se c o n o c e n u n a s c u a n ta s d ecen as c e n as d e especies. L as o ru g a s , inicialm ente
d e especies eu ro p eas. S u s larvas m in a n las h o ­ m in a d o ra s, e la b o ra n d esp u és u n « cap u llo de
ja s y se c o n fe c c io n a n fu n d a s len tic u la re s. L a m u d a » en la su p e rfic ie d e u n a h o ja . T ra s la
m a y o ría so n m u y p reco ces (salv o en la m o n ­ m u d a , viven al a ire lib re , d e v o ra n d o peque­
ta ñ a ) y de c o lo r b a s ta n te o sc u ro . ñ as p o rcio n es del p a ré n q u im a d e las h o ja s sin
P R O D Ó X ID O S (P R O D O X 1D A E ) — M uy a lte ra r la c u tícu la.
www.FreeLibros.me
Ecología L a s m a r ip o s a s y s u c la s if ic a c ió n

G R A C IL Á R ID O S (G R A C IL L A R IID A E ) D A E ) — S e tr a ta d e u n o s c u a n to s le p id ó p ­
(8) — C o n alas p o sterio res m u y e strec h as y te ro s p e q u e ñ o s y ro b u s to s , o to ñ a le s o p ri­
m uy ciliadas, estas peq ueñas m arip o sas d e co­ m averales, cuyas hem bras tienen las alas a tro ­
lores a m enudo vivos tienen u n a actividad cre­ fia d a s.
p u scular a n o c tu rn a . L as o ru g a s , m in a d o ra s B A T R A Q U É D R ID O S (B A T R A C H E D R 1-
siem pre, al m enos p a rc ia lm e n te , care c e n p o r D A E ) — O tra fam ilia p e q u e ñ a ; los a d u lto s,
lo general de p a ta s falsas en el seg u n d o seg­ d e a la s m u y e stre c h a s, b o rd e a d a s d e larg o s
m ento a b d o m in a l. Se c ita n u n a s d o sc ien ta s flecos, v u elan a l co m ie n z o del v e ra n o .
especies en E u ro p a , de las d o s m il existentes E C O F Ó R 1 D O S (O E C O P H O R ID A E ) (12)
en to d o el m u n d o . — F a m ilia m u y ex te n sa cu y o s lím ites n o es­
G L IF IP T E R ÍG 1 D O S (G L Y P H IP T E R IG 1 - tán a ú n bien d e fin id o s. L a m a y o ría d e sus
D A E ) (9) — L a fam ilia reú n e a lg u n a s dece­ m iem b ro s so n p e q u e ñ o s le p id ó p te ro s d e co ­
nas d e especies en E u ro p a , p ro v istas d e a d o r­ lo res b rilla n tes q u e viven en la p a ja z a en su
n o m etálico. L as la rv as viven en su m a y o ría e s ta d o la rv a rio .
en las sem illas de g ram ín eas y p la n ta s afin es. S1M Ó C ID O S (SY M M O C 1D A E) — P ro p ia
H E L IO D ÍN ID O S (H E L IO D IN ID A E ) — esen cialm en te d e u n clim a b a s ta n te calien te,
S ólo se con o ce u n m iem b ro e u ro p e o , cuyas esta fa m ilia re ú n e le p id ó p te ro s p e q u e ñ o s de
o ru g as viven en g ru p o s e n tre las h o ja s j u n ­ a la s a n c h a s. V uelo n o c tu rn o . L as o ru g a s se
ta s d e q u e n o p o d io s. d e sa rro lla n en d e trito s diversos.
O C S E N E IM É R ID O S (O C H S E N H E IM E - L E C IT O C É R 1 D O S ( L E C I T H O C E R I -
R IID A E ) — E sta pequeña fam ilia d e lepidóp­ D A E ) — F a m ilia a fín a la a n te rio r; alg u n as
teros rech o n ch o s tiene u n a s a n te n a s tu p id a s v a rie d a d e s tien e n las a n te n a s largas.
de escam as, q u e sugieren c u e rn o s. A ta c a n d i­ E S C IT R ÍD ID O S (S C Y T H R ID ID A E ) —
ferentes g ram ín eas. L e p id ó p te ro s d iu rn o s y flo ríco las d e co lo res
IP O N O M É U T ID O S (Y P O N O M E U T I- m etálico s, a b u n d a n a m e n u d o en la m o n ta ­
D A E) (10) — E sta fam ilia a g ru p a u n a s m a ­ ñ a . S e c o n o c e n u n a s c u a tro c ie n ta s especies.
riposas p eq u eñ as, a m e n u d o d e c o lo re s b ri­ BLA STO B Á S1 D O S (B L A S T O B A S 1D A E )
llantes, alg u n as d e las cuales p u ed en cau sa r — F a m ilia p e q u e ñ a , p o c o re p re se n ta d a en
estrag o s en los cu ltiv o s. H a y u n a s d o scien tas E u ro p a . L as la rv a s suelen ser d e tritó fa g a s.
especies en E u ro p a . E S T A T M O P Ó D ID O S (S T A T H M O P O D I-
L IO N É T ID O S (L Y O N E T I1 D A E ) — R eú­ D A E ) — S ó lo se c o n o ce u n m ie m b ro en
ne varias especies p e q u e ñ a s d e a la s p o ste rio ­ E u ro p a , cu y a la rv a se a lo ja en los « c o n o s»
res casi filiform es con el m arg e n a m o d o d e o fru to s d e lo s alisos.
fleco. C O S M O P T E R ÍG 1 D O S (C O S M O P T E R 1 -
T E R O L Ó N Q U ID O S (P T E R O L O N C H 1 - G ID A E ) — T ien en las a la s a n te rio re s d e co ­
D A E ) — Se tr a ta de u n o s c u a n to s le p id ó p ­ lo res vivos, a u n q u e m u y e stre c h a s. H a y en
teros m eridionales de p eq u eñ o ta m a ñ o y alas E u ro p a u n a s c u a n ta s d ecen as d e especies.
b a stan te p u n tiag u d as. M Ó M F ID O S (M O M P H 1 D A E ) — Fam ilia
C O L E O F Ó R ID O S (C O L E O P H O R ID A E ) a fín a la a n te rio r; m u c h a s d e su s especies vi­
(11) — E x ten sa fam ilia cu y o s m ie m b ro s d is­ v en en las a d elfillas.
ta n to d a v ía de esta r clasifica d o s en su to ta li­ G E L É Q U ID O S (G E L E C H IID A E ) (13) —
d a d . L a p a rte s u p e rio r d el a b d o m e n d e los L o s a d u lto s d e e sta v a sta fa m ilia p re se n ta n
a d u lto s p resen ta u n a h ile ra d o b le d e escleri- u n a s alas p o ste rio re s tra p e z o id a le s d e áp ice
tos espinosos. L as c u a tro alas, m u y estrechas, p o r lo g e n e ra l salien te. Se c ita n a c tu a lm e n te
p oseen largos flecos. L a m a y o ría d e las o ru ­ m ás d e cin c o m il especies (m á s d e tre sc ie n ta s
gas so n m in a d o ra s y viven d e n tr o d e u n e s­ en F ra n cia ).
tuche. C Ó S ID O S (C O S S ID A E ) (14) — R o b u sta s
E L A Q U ÍS T ID O S (E L A C H IS T ID A E ) — m a rip o sa s n o c tu rn a s d e ta m a ñ o b a sta n te
O tra im p o rta n te fam ilia d e la q u e ta m p o c o g ra n d e y c a re n te s d e p ro b ó sc id e . L as o ru g a s
se cono cen to d o s los m iem b ro s. L a s a la s son so n e n d o fita s y ta r d a n a veces v a rio s añ o s
u n p oco m enos estrech as q u e la s d e lo s co- en a lc a n z a r su d e sa rro llo c o m p le to . Se c ita n
leofóridos, p ero tienen tam b ié n larg o s flecos. u n a s seiscien tas especies en to d o el m u n d o ,
L as orugas m inan en su m ay o ría h o ja s d e g ra ­ u n a s q u in ce en E u ro p a .
m íneas. C O R E Ú T ID O S (C H O R E U T 1D A E ) (15) —
Q U IM A B Á Q U ID O S (C H IM A B A C H I- E sta s m a rip o sas m ás bien p e q u e ñ a s, d e vuelo
www.FreeLibros.me
181
F a m ilia s principales

P R IN C IP A L E S F A M IL IA S
D E LEPID Ó PTERO S E X IS T E N T E S E N EUROPA

www.FreeLibros.me
Ecología L a s m a r ip o s a s y s u c la s if ic a c ió n

d iu rn o y alas b a sta n te a n c h a s, su e len e sta r te riz a n a los a d u lto s u n a s alas lacin iad as f o r ­
vivam ente a d o rn a d a s . L as la rv a s v iven en u n m a d a s p o r seis ló b u lo s.
e n tra m a d o sed o so so b re la p la n ta n u tric ia . Se T R ÍD ID O S (T H Y R ID ID A E ) (22) — D e
citan u n a d o cen a de especies en e u ro p a . u n as setecientas especies co n o cid a s, viven dos
B R A C Ó D 1D O S (B R A C H O D ID A E ) — en E u ro p a . E sta s m a rip o sa s , m á s b ie n re ­
E sta fam ilia incluye a lg u n a s especies m e ri­ c h o n c h a s y m u y c o lo re a d a s, so n d iu rn a s.
d io n ales d e E u ro p a . L a s a la s p o ste rio re s d e P IR Á L ID O S (P Y R A L ID A E ) — E sta g ra n
los a d u lto s so n a c u sa d a m e n te a n c h a s. fam ilia re ú n e m á s d e diez m il especies. L as
S É S ID O S (S E S IID A E ) (16) — Im ita n la m a rip o sa s, d e ta m a ñ o m ed io a p e q u e ñ o , son
fo rm a y el c o lo r d el cu e rp o d e los h im e n ó p te- c re p u sc u la re s a n o c tu rn a s. A lg u n as especies
ro s, así co m o su c o m p o rta m ie n to . A ctiv id ad p u e d en c a u s a r g ra n d e s e stra g o s en los a lm a ­
d iu rn a. L as o ru g a s, en d o fita s, so n m u y d iscre­ cenes d u ra n te su e sta d io la rv a rio . Se c o n o ­
tas. H ay u n a s m il especies cla sific a d a s en to d o cen casi tre sc ie n ta s especies en E u ro p a .
el m u n d o , u n a s c u a n ta s d ecen as d e ellas en C R Á M B ID O S (C R A M B ID A E ) (23) —
E u ro p a . E sta fa m ilia sigue sie n d o p o c o co ­ C o n u n a s quin ce mil especies clasificadas, esta
n ocida. ex ten sísim a fam ilia c o sm o p o lita in clu y e lepi­
T O R T R ÍC ID O S (T O R T R IC ID A E ) (17) — d ó p te ro s d e ta m a ñ o m edio a p e q u e ñ o , a m e­
F am ilia m uy im p o rtan te, ta n to p o r su nú m ero n u d o d e c o lo res b rilla n te s. A lg u n a s especies
(ocho m il especies en el m u n d o , m á s d e seis so n a c u á tic a s, y m u c h a s a ta c a n las raíces de
m il de ellas en E u ro p a ) c o m o p o r su im p a c to g ra m ín e a s, los m u sg o s y los liq úen es. H a y
económ ico. E stá co n stitu id a p o r p eq u eñ o s le­ m á s d e tresc ie n tas especies en E u ro p a .
p id ó p tero s d e a la s b a sta n te an c h a s. Sus o ru ­ D R E P Á N ID O S (D R E P A N ID A E ) (24) —
gas e n ro llan las h o ja s c o n h ilo s d e sed a. Se tr a ta d e le p id ó p te ro s d e ta m a ñ o m e d io y
H E T E R O G ÍN I D O S ( H E T E R O G Y N I- a c tiv id a d d iu rn a o n o c tu rn a . M u c h o s tien en
D A E) — E stas m a rip o sa s re c u e rd a n lo s P sí- el a sp e c to d e u n a g e ó m e tra . E l e x trem o del
quidos (la h em b ra es to talm e n te á p te ra ), p ero c u e rp o d e la o ru g a se le v a n ta d e u n a m a n e ra
están e m p a re n ta d a s con las zigenas. c a ra c te rístic a y es a m e n u d o c ó n ic o . S e co ­
Z IG É N ID O S (Z Y G A E N ID A E ) (18) — n o cen u n a s q u in ie n ta s especies, a p e n a s v e in ­
M arip o sas v en en o sas de co lo res g e n e ra lm e n ­ te d e ellas en E u ro p a .
te vivos y m etálico s y d e v u elo d iu rn o . L as Á X ID O S (A X IID A E ) — L a fa m ilia c o m ­
rech o n ch as o ru g a s tien en la c a b e z a re trác til; p re n d e d o s g é n ero s y cin c o especies c o n o c id a s
los cap u llo s p re se n ta n u n a co n sisten cia per- (dos en E u ro p a ). E stas m a rip o sa s , d e an te n a s
g am in o sa. Se h a n d e sc rito a lre d e d o r d e mil b ip e c tin a d a s , rec u e rd a n a las g e ó m e tra s. L as
especies, u n a s c in c u e n ta d e ellas e n E u ro p a . o ru g a s p re se n ta n cin c o p a re s d e p a ta s falsas.
L IM A C Ó D ID O S (L IM A C O D ID A E ) (19) L A S IO C Á M P ID O S (L A S IO C A M P ID A E )
— L epidópteros n o ctu rn o s d e ta m a ñ o b a sta n ­ (25) — E sto s le p id ó p te ro s ro b u s to s y v ello ­
te p eq u eñ o q u e p re s e n ta n u n d im o rfism o se­ sos so n activos d e n o ch e (excepto los m ac h o s
x ual a c u sad o . Se c ita n tre s especies en E u ro ­ d e a lg u n a s especies). L as o ru g a s so n m u y v e­
p a (presentes en F ran cia) y u n a s m il en los llo sas. De u n a s d o s m il especies c o n o c id a s,
países tro picales. tre in ta y cin co viven en E u ro p a .
P T E R O F Ó R ID O S (P T E R O P H O R ID A E ) L E M Ó N ID O S (L E M O N IID A E ) (26) —
(20) — E sta fam ilia d e ta m a ñ o m e d io re ú n e M a rip o sa s ro b u s ta s y vellosas, re p re sen ta d as
lep id ó p tero s de alas p lu m o sa s (d iv id id as y a p o r u n a s v e in te especies (d o s d e ellas en
veces en teras). C risálid as su c in ta s. A d u lto s F ra n c ia).
c rep u scu lares a n o c tu rn o s. E N D R O M ÍD ID O S (E N D R O M ID A E ) (27)
E S C R E Q U E N S T E ÍN ID O S (S C H R E C - — E sta p eq u eñ a fam ilia só lo su m a u n o o dos
K E N ST E IN I1D A E ) — E sta p e q u e ñ a fam ilia g én ero s. L as m a rip o sa s so n g ra n d e s y ro b u s ­
d e lep id ó p tero s en g en era l d iu rn o s só lo in ­ ta s . E l m a c h o e s d iu rn o , y la h e m b ra , n o c ­
cluye u n a especie en E u ro p a . tu r n a . U n a especie vive en F ra n c ia .
U R Ó D ID O S (U R O D ID A E ) — F am ilia ex ó ­ E S F ÍN G ID O S (S P H IN G ID A E ) (28) — Es­
tica, id en tificad a recien tem en te, re p re se n ta d a to s ro b u s to s le p id ó p te ro s, d e ta m a ñ o m e d io a
en E u ro p a p o r u n a especie p e q u e ñ a y o sc u ra . g ra n d e , tie n e n las a n te n a s m á s o m e n o s fu si­
E P E R M É N ID O S (E P E R M E N IID A E ) — fo rm e s. L a s o ru g a s , g la b ra s, p re s e n ta n p o r lo
Se citan u n a s veinte especies en E u ro p a . L as c o m ú n u n cu e rn o so b re el o c ta v o seg m en to del
p eq u eñ as m a rip o sa s, esen cialm en te d iu rn a s, a b d o m en . Se conocen m ás d e mil especies, unas
tienen bellos colores. tr e in ta d e ellas en E u ro p a .
A L U C ÍT ID O S (A L U C IT ID A E ) (21) — S A T Ú R N ID O S (S A T U R N IID A E ) (29) —
A lgunos m iem b ro s viven en E u ro p a . C a ra c ­ E stas g ran d es m a rip o sa s n o c tu rn a s tien en o ru -
www.FreeLibros.me
20 ¡
F a m ilia s principales

www.FreeLibros.me
Ecología L a s m a r ip o s a s y s u c la s if ic a c ió n

gas v erru g o sas. L a n in fo sis se e fe c tú a d e n tr o de c o n lo s o jo s (g e n era lm en te re c o rta d o s a esa


u n g ran cap u llo d e re siste n te se d a . Se h a n d es­ a ltu ra ). L o s a d u lto s so n az u le s, p a rd o s o c o ­
c rito m il q u in ie n ta s especies, c in c o de ellas en b rizo s. L a s la rv a s, m u y re c h o n c h a s , v iven a
E u ro p a. m e n u d o en sim b io sis c o n h o rm ig a s.
G E O M É T R ID O S (G E O M E T R ID A E ) (30) N IN F Á L ID O S (N Y M P H A L ID A E ) (35)
— E sta g ra n fam ilia c o sm o p o lita re ú n e u n as — S e co n o ce n m á s d e seis m il especies. L e­
quince mil especies d e ta m a ñ o m ed ia n o a p eq u e­ p id ó p te ro s d iu rn o s y c o sm o p o lita s. L a h e m ­
ñ o. L as o ru g a s a d o p ta n a sp e c to s críp tico s b r a p re se n ta g e n e ra lm e n te las p a ta s a n te r io ­
im itan d o ra m ita s y se d esp la z a n a rq u e á n d o s e res a tr o fia d a s . L a su b fa m ilia d e los sa tirin o s
« m id ien d o p a lm o s» , de a h í lo d e g e ó m e tra . Se se d istin g u e p o r el a b u lta m ie n to d e las venas
cono cen en E u ro p a casi m il especies. d e la s a la s a n te rio re s. L o s lib ite ín o s p oseen
H E S P É R ID O S (H E S P E R IID A E ) (31) — u n o s p a lp o s lab iale s su m a m e n te larg o s.
E stas m a rip o sas d iu rn a s tie n e n m u y se p a ra d a s N O T O D Ó N T ID O S (N O T O D O N T ID A E )
las bases de las a n te n a s . L as o ru g a s se c a ra c te ­ (36) — E s ta fa m ilia re ú n e d o s m il q u in ie n ­
rizan p o r u n e s tra n g u la m ie n to d e trá s d e la ca­ ta s especies d e ta m a ñ o m e d io c o n a c e n tu a d o
beza. De u n as c u a tro m il especies c o n o cid as, al­ d im o rfism o sex u al. L a s o ru g a s p re s e n ta n a
red ed o r d e tre in ta so n e u ro p e as. m e n u d o p e n a c h o s d e pelo s y sie m p re u n a o
P A P IL IÓ N ID O S (P A P IL IO N ID A E ) (32) d o s g lá n d u la s d o rsa le s.
— L e p id ó p tero s d iu rn o s de g ra n ta m a ñ o , d o ­ L IM Á N T R ID O S (L Y M A N T R IID A E ) —
ta d o s a veces de u n a s « c o la s» en las a la s p o ste ­ (37) E sta fa m ilia a g ru p a d o s m il q u in ie n ta s es­
rio res. L as o ru g a s p re s e n ta n u n a g lá n d u la pecies d e ta lla m ed ia y d im o rfism o sexual acen ­
en el cu ello. Se h a n d e sc rito seiscien tas esp e­ tu a d o . L as o ru g a s p re s e n ta n d o s p e n a c h o s de
cies, so b re to d o en los tró p ic o s, u n a s diez en pelo s y siem p re u n a o d o s g lá n d u la s d o rsa les.
E u ro p a. Á R C T ID O S (A R C T IID A E ) (38) — E sta
P IÉ R 1D O S (P 1 E R ID A E ) (33) — M a rip o ­ g ra n fam ilia re ú n e u n a s o c h o m il especies
sas d iu rn a s d e ta m a ñ o m e d io , en su m a y o ría (o ch e n ta en E u ro p a ) d e c o lo res a m e n u d o vi­
blancas o a m a rilla s, cu y as o ru g a s a ta c a n g e­ v o s. L as o ru g a s so n g e n e ra lm e n te vello sas.
n eralm en te a las c ru c ife ra s o a la s le g u m in o ­ N O C T U ID O S (N O C T U ID A E ) (39) — E sta
sas. D e m il q u in ie n ta s especies c o n o c id a s, e n o rm e fa m ilia re ú n e a lre d e d o r d e v ein ticin ­
u n as c u a re n ta viven en E u ro p a . c o m il especies d e ta m a ñ o g ra n d e a p eq u eñ o
L IC É N ID O S (L Y C A E N ID A E ) (34) — (so b re to d o m e d ia n o ). L a m a y o ría d e sus
E sta g ra n fam ilia reú n e seis m il especies d iu r­ m ie m b ro s so n n o c tu rn o s . V iven en E u ro p a
n as cu y as a n te n a s e stá n s itu a d a s en c o n ta c to u n a s m il especies.

Las viejecitas, h e a q u í la O rg y ia an liq u a , s o n u n o s lim á n lrid o s cara cterizados p o r u n d im o r fism o se x u a l acentuado.


L a hem b ra (izq .) está to ta lm e n te d e sp ro v ista d e alas, m ie n tra s q u e e l m a c h o (d e r.) e s capaz d e volar. E l apterism o
aparece en n u m ero so s g ru p o s d e lepidópteros.

22 |
www.FreeLibros.me
— Las mariposas—
de las zonas agrícolas y urbanas

L a huella de la activ id a d h u m a n a

L as z o n a s ag ríco las y u rb a n a s , m ás que p re se n ta d a p o r el m o n o cu ltiv o intensivo, en


n in g u n a o tr a , llevan el sello d e la activ id ad el q u e u n suelo q u em ad o p o r u n a serie de fer­
h u m an a. A u n q u e pued e parecer evidente que tilizantes y pesticidas n o sostiene prácticam en­
el d e sarro llo d e las ciudades se e fe ctú a a ex­ te bio cen o sis a lg u n a.
pensas de la n a tu ra le z a sa lv aje , esc a p a m ás L a d esertiz ación tien d e a intensificarse y el
fácilm ente al o b se rv a d o r n o a le rta d o el im ­ p a isa je se ho m o g en eíza c a d a vez m ás. El des­
p acto de las in d u stria s h u m a n a s en la zona b ro z a d o , la nivelación d e las pendientes, la
ru ra l. D e h e ch o , el p aisaje de n u estro s c a m ­ a p licació n de h erb icid as y el p aso de las trilla­
pos es un p u ro p ro d u c to del h o m b re , q u e lo d o ra s red u cen h o y en d ía en su c o n ju n to la
ha p lasm ado en el tran scu rso d e m ilenios. Fe­ flo ra y la fa u n a de insectos diversificados que,
n ó m enos p ro v o cad o s p o r el h o m b re tales a l p rin c ip io , ta n to se h a b ía n ben eficiad o con
c o m o la d efo re sta c ió n , los cu ltiv o s in ten si­ la am p liació n d e la red de cam inos y carreteras
vos, el reg ad ío , el p a sto re o excesivo o des­ p o r to d a s p a rte s. El d re n a je y la a b e rtu ra de
m edido y el a p o rte de especies exóticas han z a n ja s rectilín eas h a n co n trib u id o m uchísim o
tenido co n gran frecuencia consecuencias p ro ­ a la d esecación del suelo; el a g u a de lluvia, en
fu n d as y d u ra d e ra s, co m o la e ro sió n , el e m ­ vez de in filtra rse , c o rre so b re la tie rra sin p e­
p o b recim iento del suelo y la eu tro fiz ació n de n e tra r en ella, co n el peligro.de p ro d u c ir in u n ­
los lagos, con la d ism in u ció n d e g ra n n ú m e­ d aciones locales al m e n o r c h ap arró n . A dem ás,
ro d e p lan tas y an im ales, m ien tra s q u e alg u ­ la excesiva deforestación h a suprim ido el efecto
nos o tro s h a n sac a d o p a rtid o d e los nuevos d e « e sp o n ja » p ro d u c id o p o r las m asas bosco­
nichos ecológicos disponibles. sas, d e b id o a lo cual el a b a rra n c a m ie n to del
Si la m a y o ría d e los b o sq u es e stá n desde suelo en las z o n a s d e co lin as se h a acentuado
hace m u ch o lejos de su apogeo original (gran­ m u ch o m ás. P o r o tr a p a rte , a nivel local, la
des m asas d e robles o h ay as en la llan u ra), ta la d e los b o sq u es p u ed e rep erc u tir en el cli­
los cam pos sin cultivar y los m ontes están aú n m a; p o rq u e se sab e q u e el a rb o la d o favorece
m ás lejos d e él. L a situ ació n ex trem a e stá re ­ las p recip itacio n es y co n ellas, la hu m ed ad .
www.FreeLibros.me
E c o lo g ía L as m a rip o sa s d e la s z o n a s a g ríc o la s y u rb a n a s

O ruga y a d u lto d el n o c tu id o d e ¡a acedera fN ociua


prónuba^, co m ú n en los jardines.

En el m edio de cultivo E sta m a rip o sa p resen ta d o s g en eracio n es


a n u a le s en n u e stra s la titu d e s, p e ro en las re ­
C om o sabem os, el m onocultivo, co n su em ­ g io n es tro p ic a le s p u ed e te n e r h a sta seis. E s­
pleo generalizado d e p esticid as, m a rc a el o ri­ ta b a sin d u d a p o c o ex te n d id a a n te s d e d esa­
gen de la extinción d e la m a y o r p a rte d e las rro lla rse el m o n o c u ltiv o del m aíz , p o rq u e su
especies de le p id ó p te ro s en las z o n a s a g ríco ­ o ru g a a ta c a d e p re feren c ia a u n a v ein te n a de
las. C om o consecuencia d e la desap arició n de o tra s p la n ta s (desaparecid as tra s el em pleo de
diferentes p redadores m o tiv a d a p o r la ta la de los h e rb icid a s). L o s cu ltiv o s e sc a rd a d o s, en
los m ontes, o tra s especies c o m ie n z a n a p u lu ­ c a m b io , se h a n v isto e n riq u e c id o s en espe­
la r a nivel local. T al es el c aso , p o r e jem p lo , cies (sin d u d a p o rq u e e stá n m en o s tra ta d o s).
d e la piral del m aíz (O strin ia n u b ila lis), cu y a A u n q u e la m a rip o sa b la n c a d e la col (Pieris
o ru g a pued e h acer e strag o s en los cultiv o s. brassicae) h a d esap arecid o hace m u c h o tie m ­
p o d e las z o n a s m u y c u ltiv a d as, la b la n q u ita
E l noctuido N o ctu a ja n th in a fig u r a e n tre Ias especies c u ­
d e la col (P. rapaé) y , en m e n o r m e d id a , la
y a s alas inferiores contrastan viva m en te con ¡as su p e­ b la n c a v e rd in e rv ad a (P . n a p i) h a n sa b id o
riores. a d a p ta rs e a d istin ta s p la n ta s salv ajes o c u lti­
v ad as, com o la h ie rb a e rism o (S isy m -
b riu m o ffic in a le ), la m o s ta z a salv aje (S in a -
p is a rvensis), la b e rz a (B rassica olerácea) y
la rese d a a m a rilla (R esed a lú tea ). L a b la n ­
q u ita d e la c o l e s m u y c o m ú n en los ja rd in e s
y en las e sc o m b re ra s c e rc a n o s a los cultiv o s
y a las viviendas, d o n d e su o ru g a h a lla a b u n ­
d a n te a lim e n ta c ió n . H a lla m o s sus crisálid as
a d h e rid a s a d istin to s so p o rte s: m u ro s, cerca­
d o s y casetas. L o s a d u lto s v u elan d e m a rz o
a o c tu b re en v a ria s g e n eracio n es. E l n o c tu i­
d o d e los se m b ra d e ro s (A g ro tis se g e tu m ),
c u y a o ru g a es p o lífa g a , p u ed e o c a sio n a r e s­
tra g o s en los g ra n d e s c u ltiv o s, m ie n tra s q u e
la ag ro tis p u n to de ex clam ació n (A . exclam a-
tio n is), pese a su a b u n d a n c ia , se a c a n to n a
esen cialm en te en p la n ta s n o c u ltiv ad as.

En los jardines y los parques

A m e n u d o m en o s tra ta d o s q u e los cultivos


a g ríco la s, los ja rd in e s y los p a rq u e s (excepto
lo s « esp acio s v erd es» ) e stán en c o n d icio n es
d e a lb e rg a r u n a p o b la c ió n d e le p id ó p te ro s
24 | www.FreeLibros.me
L a h u e lla d e la activ id a d h u m a n a

La m ariposa d e /o s m u ro s fP ararg e aegeriay vuela a! ro m p e r Ia p rim a vera entre Ios d a r o s de! bosque. L a s crisálidas
q u e hibernan dan unas m ariposas m á s p recoces y claras q u e tas q u e salen d e orugas hibernantes. L a fo r m a nom inal
m editerránea e s cla ra m en te anaranjada.

b a sta n te div ersificad a. Los árb o les v iejo s, en c o m o las d e la v u lc a n a (V a n essa atalanta)
p a rtic u la r (fru ta le s o n o ), so n u n asilo p a ra y d e la p a v o real (¡ña ch is io). L as g ram í­
especies m ás especializadas q u e p u ed en m a n ­ n e as d e los p a rq u e s b a sta n p a ra q u e sobre­
tenerse localm ente cerca d e las casas. U n vie­ v ivan la m a rip o sa d e los m u ro s (Pararge
j o ciru e lo situ a d o en u n a p ro p ie d a d d e los aegeria) y la p e d re g o sa (L a sio m m a ta m ae-
su b u rb io s d e P a rís no s h a p e rm itid o in clu so ra). O tra especie d iu rn a d e los p arq u es, la
d e scu b rir u n a p e q u e ñ a co lo n ia de N e u ro - n á y a d e (C ela slrin a argiolus), d ep en d e de
th a u m a sia an kereila , ra ra tin eid a p rá c tic a ­ d istin to s á rb o le s y a rb u s to s, c o m o el b o n e­
m en te d esco n o cid a en F ra n c ia . D iferen tes te r o , la a la d ie rn a , los e sp in o s, el acebo y la
p irales, so b re to d o de los g é n ero s C yd ia , h ied ra.
E n a rm o n ia y P a n d em is, se p ro p a g a n co n fa ­ G eó m etra s c o m o la O p isth o g ra p tis luteo-
c ilid ad en los á rb o les fru ta le s v iejo s y en el la ta , la Selenia d entaria, la g eó m etra arlequín
fo lla je de los p a rq u e s . L as co lo n ia s d e pa- (A b ra xa s gro ssu la ria ta ) y la E p irrh o e In sta ­
rie ta rias y de o rtig a s a lim e n ta n las o ru g as la p u e d e n m e d ra r en los p a rq u e s y ja rd in e s
de A n lh o p h ila fa b r ic ia n a , u n a co ré u tid a , así en q u e se d a n sus p la n ta s n u tricias.

www.FreeLibros.me
\
E c o lo g ía L a s m a rip o sa s d e las z o n a s a g ríc o la s y u rb a n a s

L a casada (C atocala n u p ta/f i g u r a e n tre lo s g ra n d es n o c tu id o s existen tes to d a vía e n zo n a s p arcialm ente urbanizadas.
L a m ariposa se p o s a e n lo s tro n co s d u ra n te e l día.

E riales s u b u r b a n o s y m á rg e n e s de los c a m in o s

D esvalorizados, arra sa d o s, q u em ad o s y re ­ c o m ú n m e n te en los ta llo s d e las g ram ín eas.


g ad o s p o r h erb icid as h o y en d ía , los te rre n o s L a zig en a del tré b o l (Z. trifo lii) tien e u n
baldíos siguen sien d o , sin em b arg o , las reser­ c a m p o d e re p ro d u c c ió n m á s restrin g id o . Se
vas biológicas principales ta n to d e las regiones d istin g u e c la ra m e n te d e la a n te rio r p o r ser
u rb a n izad as c o m o de las a g ríc o la s. L o s ta lu ­ m ás a n c h o el m arg e n n e g ro d e las a la s p o ste ­
des de los cam in o s y c a rre te ra s c o n stitu y e ­ rio re s. S u o ru g a d e v o ra la h o ja d e d istin ta s
ro n trad ic io n a lm e n te u n o s a silo s flo recien tes p a p ilio n á c e a s. Su c a p u llo a m a rillo y fu s ifo r­
d e u n a fa u n a v a ria d a , p ero el im p lacab le tr a ­ m e e stá p e g a d o g e n e ra lm e n te a u n ta llo d e
tam iento a q ue se les h a so m etid o ú ltim am en ­ g ra m ín e a .
te , los h a d e sp o b la d o de ella. L a zig en a d e la c o ro n illa (Z . ep h ia lles) es
u n a sin g u la r especie q u e p re se n ta v a ria s fo r­
m a s. L a fo rm a n o m in a l tie n e u n fo n d o n e ­
Las zigenas g ro c o n m a n c h a s m ás bien b la n c a s, m ie n tra s
q u e u n a se g u n d a fo rm a p re se n ta u n a s alas
Los cuernecillos (L o tu s) a lim e n ta n las la r­ p o ste rio re s in v a d id a s d e ro jo (m u c h o m enos
vas d e d istin tas zigenas (Z yg a e n a ) q u e p ro s­ a m e n u d o , d e a m a rillo o n a ra n ja ) y las a n te ­
p eran lo calm en te. L a zig en a d e seis m a n ­ rio res m u y m a n c h a d a s d e este c o lo r. L a p ri­
chas (Z ygaena filip e n d u la é ) es u n a d e las m ás m e ra es esen cialm en te m e rid io n a l, m ie n tra s
com unes. Pese al n o m b re científico, su o ru g a q u e la segunda d o m in a m ás al n o rte . E sta es­
se d esarro lla en d iferen tes tré b o le s y c o ro ­ pecie te rm ó fila e stá ex te n d id a p o r to d a la
n illas, y a veces en las vellosillas o las v e ró ­ E u ra sia te m p la d a , p e ro fa lta m á s al n o rte
nicas. A veces suelen y u x ta p o n e rse las m a n ­ (p o r e je m p lo , en G ra n B re ta ñ a ). E sta zigena
c h as ro ja s so b re fo n d o n eg ru zco d e las alas d e la c o ro n illa tie n e ap eg o a los b a ld ío s so ­
a n terio res d e los ejem p lare s a d u lto s, e in c lu ­ le a d o s d o n d e su p la n ta n u tric ia — la c o ro n i­
so pued e o c u rrir q u e lleguen a fu n d irse en lla d e m o n te — crece a veces a b u n d a n te . Los
u n a sola p laca u n ic o lo r. E l c a p u llo d e la c ri­ a d u lto s v u elan a p rin cip io s d e v e ra n o so b re
sálida es b lan co a m a rille n to ; é sta se la h alla los baldíos y los bord es d e cam inos florecidos.
www.FreeLibros.me
26 1
E ria le s s u b u r b a n o s y m á rg e n e s d e lo s cam in o s

L a sesia d e lo s groselleros íS y n a n th e d o n tip u lifo rm isj se desarrolla en s u e sta d o larvario e n los tro n co s d e los groselle­
ro s r o jo s. N o e s rara en lo s ja r d in e s viejo s, a u n q u e su discreta p rese n cia su ele pasar inadvertida. Vive tam bién en
e l g rosellero negro.

L a e sfin g e ocelada fS m erin th u s ocellata,» s e desarrolla e n d istin to s c a d u c if olios, so b re to d o en e l álam o, d o n d e pueden


a b u n d a r s u s orugas. S e d istin g u e d e m u c h a s o tra s esfin g es d e b id o a q u e tien e la p o b ó sc id e a trofiada. S u actividad
e s esen cia lm en te n o ctu rn a .

www.FreeLibros.me I 27
E c o lo g ía L a s m a rip o sa s d e la s z o n a s a g ríc o la s y u r b a n a s
----------------------------------------------------

A coplam ien to d e l sa tiírn ld o Sam ia c y n th ia so b re e l capullo d e d o n d e ha sa lido la h e m bra. L a S. cynthia f u e im p o rta ­


da d e C hina en 1856 p o r lo s m isioneros. D esp u és d e a lg u n o s in te n to s in fru c tu o so s d e su explotación en la sericicultu­
ra. f u e abandonada la cria d e este b o m b ix . P ero, sin em bargo, la m arip osa ha logrado aclim atarse en algunas ciuda­
des grandes d o n d e se han p la n ta d o a ilantos (ta m b ién originarios d e C hina).

Numerosas especies diurnas (P o n tia d a p lid ice), q u e m ig ra a veces hacia


el n o rte . L a a u ro ra (A n th o ch a ris cardam ines),
Los ropalóceros (m ariposas d iu rn as co n a n ­ cu y a larv a d e v o ra alg u n a s cru cife ra s c o m o el
ten as claviform es) n o so n ra ra s en los eriales m a s tu e rz o , p u e d e m a n te n e rse en la z o n a su ­
flo rid o s, a u n q u e se tr a ta casi siem p re d e es­ b u rb a n a siem p re q u e el b o rd e d e los c a m i­
pecies b astan te com unes y extendidas. Sin em ­ n o s n o esté p la g a d o d e h erb ic id as. L as eo ­
b arg o , la cercan ía d e b io to p o s in te re sa n te s lias, c o m o la co lia c o m ú n (C o tia s crocea) y
puede p ro p o rc io n a r m a rip o sas a veces in es­ la co lia p á lid a (C . h ya le), so n especies m i­
peradas. g ra to ria s q u e p u e d e n a b u n d a r en los b ald ío s
A unque la b lan ca del m a ju e lo (A p o rta cra- (so b re to d o la p rim e ra ). L a co lia d e B erger
taegi) h a d esap arecid o d e g ra n p a rte d e sus (C . alfacariensis), c u y a o ru g a se c ría en la
biotopos septentrionales (G ran B retañ a, n o rte H ip p o crep is co m o sa y la C oronilla varia, p e r­
de F ran cia), o tra s p iérid as a b u n d a n to d a v ía m an ec e en ca m b io a islad a en las la d e ra s cal­
en los b aldíos, d o n d e h alla n las c ru c ife ra s o c á re as secas.
arab iáceas, h ie rb a d e a n te o jo s, erísim o , a lia ­
d a , b erro s, m a stu e rz o s, m o sta z as y re se d á­
ceas necesarias p a ra su d e sa rro llo . L a m a ri­ Vanesas y dem ás satirinos
posa d e la col (Pieris brassicae), escasa desde
hace tiem po (a ta c a las coles y ta m b ié n las ca­ L as v an esas a b u n d a n c o n frecu en cia en lo
pu chinas), h a sido su stitu id a p o r la b la n c a eriales b a sta n te h ú m e d o s d o n d e se d a n su
verd in erv ad a (P. rtapi) y so b re to d o p o r la p la n ta s n u tric ia s, so b re to d o la o rtig a . L as
b lan q u ita de la col (P. rapaé), q u e suelen b u d d leia s en flo r, los a m e n to s d e los sau ces
a b u n d a r ju n to a los cam in o s y las esco m b re­ y alg u n a s flo res p rim a v e ra les ta n v u lg ares
ras, d o n d e el reciente rem o v im ien to d e la tie­ c o m o el d ien te d e león y el tu síla g o , a trae n
r r a ha fav o recid o el d e sa rro llo d e las cru ci­ a m e n u d o a g ra n n ú m e ro d e ellas. L a p av o
feras. L os eriales m e d iterrán e o s fa v o recen el real (In a ch is io ), la v u lcan a (V a n essa a ta la n ­
d esarro llo de la o ru g a de la b la n q u iv e rd o sa ta), la o rtig u e ra (A g ía is urticae) y la c a rd e ra
www.FreeLibros.me
E ria le s s u b u r b a n o s y m á rg e n e s d e los cam in o s

(C y n th ia ca rd u i) p e rten ecen al g ru p o . A u n ­ fo rm a p e q u e ñ a s c o lo n ia s a veces prósperas


q u e a lg u n a s v an e sa s so n b á sic a m e n te fo res­ d o n d e se d a n b ie n las g ra m ín e a s (B rachypo-
tales, suelen frecu en tar igualm en te los baldíos d iu m p in n a tu m , A g r o p y r o n rep en s, D a d y lis
y los h u e rto s a b a n d o n a d o s . T a l es el ca so de g lo m e ra la , e tc .) d e q u e se a lim e n ta n sus o ru ­
la a n tío p e (N y m p h a lis a n tio p a ), c u y a o ru g a g as. L a lo b ito a g reste p refiere las z o n a s con
vive en co lo n ia s en los sau ce s y los á lam o s; b o scaje d o n d e las m a rip o sa s rev o lo tean a m e­
d e la m a rip o sa de los o lm o s (N . p o iych lo ro s), n u d o p o r cien to s so b re las flo res d e los z a r­
ligada a los sauces, olm os y ch o p o s; d e la car- z ales. L a h e m b ra d e la lo b a , m a y o r y d e m ás
d e ra b la n c a (P o iyg o n ia c -a lb u m ), m á s fre ­ c o lo rid o q u e el m a c h o , p u e b la los b ald ío s y
c u e n te e n los h u e rto s v iejo s, y d e la p ró te a m árg e n es d e c a m in o s d e ju n io a septiem bre.
(A ra sc h n ia levana), q u e p re fie re los b io to p o s L o s c a m p o s d e p a sto s secos, calc áreo s o sili-
h ú m e d o s en q u e se d a n el lú p u lo y la o rtig a cosos sirv en d e ca sa a m e n u d o a la n in fa p er­
m e n o r. la d a (C o e n o n y m p h a arcania), d e bellos oce­
A u n q u e a lg u n a s n a c a ra d a s c o m o la p e rla ­ los en el rev erso d e las a la s p o sterio res.
d a v io le ta (C lo ssia n a día) y la n io b e (F abri- C la ra m e n te m á s silvícola, la c o m ú n m ari­
ciana a d ip p e) h a n so b rev iv id o lo c a lm en te en p o sa d e los m u ro s (P ararge aegeria) se aven­
los b a ld ío s secos d e la regió n a g ríc o la , casi tu r a e s p o n tá n e a m e n te en los h u e rto s, sotos
to d a s las d o n cellas (M e lita e a , M e d id a y g é­ y m árg e n e s d e los eriales.
n e ro s afin es) h a n d e sa p a re c id o .
L a m e d io lu to n o rte ñ a (M ela n a rg ia gala -
th ea ), la lo b a (M a n ió la ju r tin a ), la lo b ito Las cobrizas y las azules
a g re ste (P yro n ia tith o n u s ) y la n ís p o la (C oe-
n o n y m p h a p a m p h ilu s ) fig u ra n e n tre las es­ L a s co b riz a s y las azu les (licénidos) tien en
pecies de satirin o s (S a ty ñ n a e ) d e p ra d e ra q u e a lg u n a s re p re sen ta n tes en los b ald ío s. L o s ci­
m e jo r so b rev iv en ju n to a los c a m in o s y en ru e lo s v iejo s a lim e n ta n la o ru g a d e la to p a ­
los b a ld ío s q u e c o n se rv a n a lg u n a s flo re s. La c io (T h ecla b etu la e), cuyos a d u lto s, d e vuelo
m e d io lu to , c o n tr a s ta d a en b la n c o y n e g ro , m u y sig ilo so , a c u d e n a p o sa rse en la fru ta

L a p a v o real fln a c h is io) fig u r a e n tre la s m a rip o sa s q u e so b reviven a u n en ta s zo n a s urbanas. A p a re ce tras hibernar
a p a r lir d e m arzo .

www.FreeLibros.me
I 29
E c o lo g ía L as m a rip o sa s d e la s z o n a s a g ríc o la s y u rb a n a s

re p re sen ta n te s p rin cip ales d e la fam ilia d e los


h esp é rid o s en los b a ld ío s; su s o ru g a s se d e ­
sa rro lla n en d ife re n te s g ra m ín e a s. P o r ú lti­
m o , la m ac a ó n (P a pilio m a c h a o n ) y so b re
to d o la p o d a lirio (¡p h iclid es p o d a liriu s) son
desde h ace tie m p o o casio n ales en las ce rc a ­
n ías d e la s z o n a s u rb a n a s (salv o en el M e d i­
te rrá n e o ), d e b id o a l e n ra re cim ie n to d e sus
b io to p o s p red ilecto s.

L o s heteróceros
(mariposas nocturnas)

G ra n n ú m ero d e especies de lep id ó p teros h e­


te ró c e ro s so n c a p aces d e d e sa rro lla rse en los
b ald ío s su b u rb a n o s. T o d av ía n o h ace m u ch o ,
e n los alre d ed o res d e P a rís se o b se rv a b a u n
n ú m e ro in creíb le d e ejem p la re s d e esta s esp e­
cies, p e ro p o ste rio rm e n te se h a a c e le ra d o su
e m p o b re c im ie n to . Sin e m b a rg o , c o n u n p o co
d e su erte , llega u n o a d esc u b rir a lg u n a s esp e­
L a m a m o bico lo r tL ycaena ph laeasj a b u n d a e n lo s eria­ cies in te re sa n te s o a tra c tiv a s c o m o la p e q u e ­
les flo ridos, d o n d e su oruga se desarrolla en d istin ta s ace­ ñ o p a v ó n d e n o ch e (P a v o n ia p a v o n ia ) y f ale­
deras salvajes.
ñas d e b ello s colores. L a S io n a linéala e stá aú n
b a sta n te ex te n d id a lo ca lm e n te ; sus a la s, casi
que h a caído a l suelo (así c o m o ta m b ié n en b lan ca s del to d o en el a n v e rso , tien e n u n a ve­
los m ism os á rb o le s fru tale s). L a s re ta m a s y n ació n n e g ra en el rev e rso . E species v u lg ares
las zarzas favorecen el d e sarro llo d e la cej ¡al­ c o m o la E m a tu rg a a to m a ria y la S e m io th isa
ba (C allophrys rubí), m ie n tra s q u e las a ce­ cla th ra la siguen sien d o fieles a su h á b ita t. La
deras y c en tin o d ias d a n alim e n to a las larv as e n re d a d e ra a lim e n ta a la T y ta lu c tu o sa , u n a
d e la m a n to b ico lo r (L yca e n a p h la ea s). A d e ­ n o c tu id a , y a d istin to s m ic ro le p id ó p te ro s, p o r
m ás de la náy ad e (C elaslrina argio lu s), asi­ e je m p lo , la p e n a c h o d e cinco p lu m a s (P te ro -
d u a d e d istin to s árb o les y a rb u s to s , los b a l­ p h o r u s p e n ta d a c ty lu s) y la E m m e lin a m o n o -
díos su b u rb a n o s alb e rg a n ta m b ié n a la ícaro d a c ly la (o tro p te ro fó rid o ). L a aced e ra sa lv a ­
d o s p u n to s (P o ly o m m a lu s icarus), cu y a la r­ je (o c u ltiv a d a) p erm ite el d e sa rro llo d e la
v a a ta c a so b re to d o la a lfa lfa . T im a n d ra griseala, m ie n tra s q u e el gro sellero
L a d o ra d a o rla a n c h a (O c h lo d e s ven a tu s), y a lg u n o s o tro s á rb o le s o a rb u s to s alim en tan
la d o ra d a línea larg a (T h y m e lic u s sy lv eslris) a la fale n a m o sq u e a d a o g e ó m e tra arleq u ín
y la d o ra d a línea c o rta ( T . lin eo lu s) so n las (A b ra x a s grossulariata).

LOS CEMENTERIOS Y TERRENOS MILITARES


son unas reservas lepidoptéricas inesperadas...
L o s c e m e n te r io s , los bo rd illo s d e las lín ea s fé r re a s y las z o n a s d e a c c e so p ro h ib id o
al p ú b lico , c o m o los te r re n o s m ilitares, fa v o r e c e n la in tro d u c c ió n o e l m a n te n im ie n to
d e e s p e c ie s in te re sa n te s d e le p id ó p te r o s. S e h a c o m p r o b a d o q u e las c o n ife ra s p la n ta ­
d a s u n p o c o a la b u e n a d e D io s e n las c iu d a d e s o c c id e n ta le s , y so b re to d o e n los
c e m e n te rio s, h a n p e rm itid o q u e a lg u n o s le p id ó p te r o s so b r e v iv a n o s e im p la n te n . E ste
e s e l ca so , p o r e je m p lo , d e ciertas g e ó m e tr a s d e l g é n e r o T h e ra , q u e v iv e n e n los
cip reses, d e m ic ro le p id ó p te ro s d e l g é n e r o B la sto te re ( Y p o n o m e u tid a e ) y d e n o c tu id o s
c o m o la L ith o p h a n e leau tieri.

www.FreeLibros.me
30 f
L as m arip o sa s d e los setos

E l á rctido Epicallia villíca fr ec u e n ta ¡os baldíos, d o n d e su velluda oruga c o n sum e distintas p lantas bajas. E s menos
c o m ú n q u e en otros tiem pos.

L as m a rip o s a s de los setos

L o s setos b rin d a n albergue y c o b e rtu ra a florecen los n arciso s silvestres y los m astuer­
g ra n n ú m e ro d e an im ales, y su d iv ersid ad de zos y h acen su a p a ric ió n las sed u cto ras m o­
p lan tas b a ja s y a rb u s to s crean d e h ech o to d a rillas.
u n a serie de nich os ecológicos. Se d a n c ita en L a perico (H a m a eris ¡ucina), cuyo pintores­
ellos anim ales fitó fag o s y p red ad o res p a ra ali­ co n o m b re inglés, D u k e o f B u rg u n d y fritillary,
m entarse, reproducirse o pasar el invierno. Las es d ig n o de m en ció n , es o tr a m arip o sa diu rn a
co m a rcas co n b oscaje tra d ic io n a l ra ra vez p a ­ q u e vuela ju n to a los seto s d o n d e se d a n las
decen proliferaciones de insectos, d a d o q u e los p rim av eras y aced eras q u e alim entan a su o ru ­
p re d ad o res p onen a ray a su ex p an sió n . P ero g a. E sta pequeña especie — única representante
la su presión d e los seto s y el m o n o cu ltiv o h an e u ro p e a d e la su b fa m ilia d e los rio d in in o s—
ro to ese eq u ilib rio secu lar. L a m a y o ría de las v u e la c o m o los licén id o s, co sa q u e es, a fin
especies de los baldíos su b u rb a n o s p u ed en h a­ d e c u en ta s.
llarse tam b ién en la p ro x im id a d d e los setos, A lg u n a s p in celad as, ad em ás de la topacio
p ero hay ad em á s m uchas o tra s. ( T h e d a belulae), q u e ap are c e y a en los bal­
d ío s b o rd e a d o s p o r ciru elo s, tienen apego
a los seto s. S u s o ru g a s se d e sa rro llan allí en
L a blanca esbelta, la perico d istin to s árb o les y a rb u s to s, y los adultos
y las cobrizas v an a lib ar las flores de las alh eñ as y los es­
pinos.
L a g racio sa b lan ca esb elta (L e p tid e a si- L a m an ch a azul (S a lyriu in spini), cuya o ru ­
napis) frecu en ta n a tu ra lm e n te el e n to rn o de g a vive en el e n d rin o , las a lad iern as y el m a­
los setos, so b re to d o ju n to a los bosques. ju e lo , p refiere lugares b a sta n te secos; la en-
Su o ru g a se d e sa rro lla de hech o en d istin ta s d rin era (Satyrium p ru n í), en cam bio, biotopos
legum inosas, c o m o tré b o les, a rv e jas y alm o r- m ás h ú m ed o s; p e ro se las p u ed e h a lla r sobre
ta s. Se la p u e d e ver en la p rim a v e ra , c u a n d o las m ism as flores del seto.

www.FreeLibros.me
I
E c o lo g ía L a s m a rip o sa s d e la s z o n a s a g ríc o la s y u rb a n a s
w --------------------------------------------------------------------------

g a es p o lífa g a ; la H e d y a n u b ife ra n a , a d a p ­
ta d a asim ism o a g ra n n ú m e ro d e p la n ta s;
la A c le r is b erg m a n n ia n a , q u e vive en los es­
c a ra m u jo s , y to d a u n a serie d e to rtríc id o s .
L a Iso tría s h y b rid a n a , h u ésp e d del m a ju e lo
y los a rc e s , d ivid e su s d o m in io s c o n la
P ty c h o lo m a lechearía. L as p la n ta s b a ja s q u e
crecen c e rc a d e los se to s, c o m o la s m a rg a ri­
ta s , la m ile n ra m a , las a rv e ja s y las za rz a s,
a lim e n ta n asim ism o a las c o b riz a s, proclives
a s a lir d u ra n te el d ía d e sus g u a rid a s v eg e ta ­
les. L a E p ib le m a u d d m a n n ia n a y la O leth -
re u te s riv u la n a fig u ra n e n tre las h a b ita n te s
clásicas d e e sto s b io to p o s.

L o s iponom éu tico s ( Y ponom eutay viven en so cie d a d en


tiendas d e seda colectivas, con m a y o r frec u e n c ia en rosá- Otros huéspedes
ceas arborescentes.
L o s g ra c ilá rid o s (G racillariidae) so n u n o s
p e q u e ñ o s le p id ó p te ro s cu y as a la s a n te rio re s,
d e c o lo re s a m e n u d o m e tá lic o s, tie n e n u n
Pirálidos e iponom éutidos a d o rn o b rilla n te . L a s P h y llo n o ry c te r m in a n
el p a ré n q u im a d e las h o ja s , m ie n tra s q u e e s­
Los m ajuelos, en d rin o s, o lm o s, arces, ave­ pecies u n p o co m á s g ra n d e s (C a /o p lilia , G rá ­
llanos, aladiernas y sauces constituyen la base cil/aria y C a llisto ) te rm in a n su d e sa rro llo e n ­
de los setos d e la E u ro p a te m p la d a , a u n q u e ro lla n d o en c o n o u n ló b u lo d e h o ja .
la flo ra local co m p lete su d iv e rsid a d c o n las L o s d etrito s o rgánicos a tra e n a d istin to s de­
retam as, au lag a s, h elécho s y e sc a ra m u jo s. tritífa g o s , c o m o p o lillas y a c á rid o s. L o s n i­
E n tre los n u m ero so s fitó fa g o s y d e tritífa g o s d o s y las m a d rig u e ra s, en p a rtic u la r, in te re ­
q ue viven de las h o ja s y su s d e riv a d o s, los san a la polilla d e la ro p a (T incóla bisselliella),
pirálidos figuran e n tre los m icro lep id ó p tero s a la T inea trín o tella y a alg u n a s N e m a p o g o n .
m e jo r rep resen tad o s. O tra s fa m ilias, co m o L o s ab rig o s d e los a so m b ro so s p síq u id o s
los ip o n o m éu tid o s y los g ra c ilá rid o s, e stá n (P sy ch id a e ) suelen a b u n d a r e n tre el fo lla je y
igual d e b ien im p la n ta d a s en los se to s. E n ­ los tro n co s d e los seto s, esta n d o especialm ente
tre las p irá lid o s m ás c o m u n e s, se p u e d e n bien a d a p ta d a s a esos b io to p o s la P sy c h e cas­
m encionar la O lethreutes Iacunaría, cu y a o ru ­ ta y la T a lep o ria tu b u lo sa .

L a s m a rip o s a s d e los « b r o m o s »

E l g ran público ig n o ra p o r lo g e n e ra l q u e n o m e n c la tu ra a c a d é m ic a c o rre sp o n d e a b io ­


to d a s las asociaciones vegetales ex isten tes en to p o s reales. P o r lo ta n to , los a c a n tila d o s cal­
E u ro p a h a n sid o o b je to d e u n a n o m e n c la tu ­ c á re o s a b ru p to s e x p u e sto s al s u r d e F ra n c ia
ra y u n a clasificación b a sa d a s en su c o m p o ­ e n tre M a n te s-la -Jo lie y R u á n so n en su m a ­
sición. A sí pues, la alian za del B ro m io n a b a r­ y o ría « b ro m o s » (x e ro o m e so ). A p a re c e n en
ca las su b alian zas del X e r o b r o m e tu m y el ellos p la n ta s co n a fin id a d e s m e rid io n a le s ta ­
M e so b ro m e tu m . Se tr a ta d e b io to p o s c a lie n ­ les c o m o el a strá g a lo d e M o n tp e llie r (A stra -
tes en los q ue —al m enos teó rica m e n te — p re ­ g a lu s m o n sp e ssu la n u s), la h ie rb a d e a n te o ­
d o m in a el b ro m o erg u id o (B r o m u s erectu s). jo s (B iscutella laevigata), coronillas (C oronilla
L as cam p eras á rid a s so b re la d e ra s c alc áreas m ín im a ) y m u c h a s o tr a s especies te rm ó fila s .
ro callosas co n stitu y en el X e r o b r o m e tu m , L as o rq u íd e a s se d a n bien en este e n to rn o ,
m ientras q ue las cam p e ras h e lió fila s d e n sas e sc a p a d o g e n eralm e n te d e los h e rb ic id a s y la
calcícolas pertenecen al M eso b ro m e tu m . E sta trilla d o ra .
www.FreeLibros.me
i2
L a s m a rip o s a s d e lo s « b ro m o s»

L o s m e so b ro m e to s so n la se d e d e p la n ­
ta s m en o s especializad as, a b u n d a n d o en ellos
las k n a u tia s y c en ta u rea s, c o sa m u y c o n ­
v e n ie n te p a ra los le p id ó p te ro s lib a d o re s d e
n é c ta r.

L a s rutilantes zigenas

L a a b u n d a n c ia d e leg u m in o sa s q u e crecen
en la s c a m p iñ a s c u b ie rta s de h ie rb a (c o ro n i­
lla s, h ip o c ré p id a s y cu ern ecillo s), a sí c o m o
ta m b ié n la acció n del so l, fa v o re c e el d e sa ­
rro llo d e zigenas esp ecializad as en este tip o
d e b io to p o s . L a p eq u e ñ ísim a Z y g a e n a f a u s ­
ta , a so c ia d a a la C oronilla m ín im a , p u e d e vi­
v ir d e ese m o d o en c o lo n ia s m in ú sc u la s a u n ­
q u e b ien e stab lecid as. L a Z . ca rn io lica y la
Z . m in o s ap a re c e n a m e n u d o en c o m p a ñ ía
d e la co lia d e B erger (C o lia s a lfa ca rien sis), L a e sfin g e m o ro fTvlacroglossum stellata ru n y fig u r a en­
q u e d e p e n d e c o m o ellas d e esa h ip o c ré p id a . tr e la s esfin g es d e vuelo d iu rn o q u e liban las flo r e s de
L icén id o s c o m o la n iñ a c o rid o n (P o ly o m m a - lo s s e to s y ja rd in e s. E sta m igrudora m erid io n a l resiste
m a l e l in v ie rn o en la titu d e s norteñas.
tu s c o rid o n ) y la P . bella rg u s p a rtic ip a n del
m ism o b io tip o , y to d a s esta s especies e x tien ­
d en los lím ites d e su á re a h ac ia el n o rte en p a ra to m a r el sol — c a ra c te rístic a atíp ic a en ­
los b ro m e to s. tr e los h esp é rid o s— , a c u d e a lib a r las flores
d e las c o ro n illa s e h ip o c ré p id a s d e q u e se ali­
m e n ta su o ru g a . E sta especie p resen ta u n a ge­
H esperias... n e ra c ió n d e p rim a v e ra y u n a seg u n d a en el
v e ra n o (a u se n te en la p a rte se p te n trio n a l de
L a C ervantes (E ry n n is tages) y la se rto rio s u á re a ). L a S p ia lia se rto riu s d ep en d e efecti­
(Spialia serto riu s) fre c u e n ta n ig u a lm e n te los v a m e n te d e la p im p in e la (y d e alg u n a s o tras
b ro m e to s. L a p rim e ra , q u e a p la n a las alas p la n ta s). A b u n d a so b re to d o en los m esobro-

L a m arip o sa d e i ta la d ro ro jo ^Cossus cossusj fr e c u e n ta la s zo n a s b oscosas, d o n d e s u larva se desarrolla en e l curso


d e varios a ñ o s e n lo s tro n co s d e d istin to s cad u cifo lio s.

www.FreeLibros.me
r
E c o lo g ía L as m a rip o sa s d e la s z o n a s a g ríc o la s y u rb a n a s
▼ -----------------------------------------------
m etos, d onde se la ve a m e n u d o en c o m p a ñ ía la b a n d a o b licu a (C h a za ra briséis), o tro ra
de la colia de B erger (C o lia s alfacariensis) y p ró s p e ra en el n o rte , d e d o n d e h a d e sa p a re ­
de la n iñ a celeste (P o ly o m m a lu s bellargus). cid o en só lo u n o s decenios.
L a pequeña d o ra d a o scu ra (T h ym elicu s ac- L a sá tiro c o m ú n (H ip p a rch ia se m e le ), la
teon) es u n a especie de vuelo b rin c a d o r m u y sá tiro m o ren o (H . sta tilin u s) y la p in ta s ocres
vivo. El m acho es n a ra n ja , m ie n tra s q u e la (A reth u sa n a arethusa) pueb lan to d a v ía las co ­
h em b ra es casi e n te ra m e n te p a rd a . P a rtic ip a linas calientes de E u ro p a c en tral, p e ro sus p o ­
en el co rte jo d e los le p id ó p te ro s d iu rn o s q u e b lacio n es m ás im p o rta n te s e stá n en el M ed i­
perm anecen en los o tero s flo rid o s d o n d e p re ­ te rrá n e o m o n ta ñ o so . L a re y m o z o (B rinlesia
d om ina el b ro m u s. L a d o ra d a lín ea c o rta circe) es asim ism o u n h a b ita n te d e los b ro ­
( T hym elicus lineolus) fre c u e n ta lo s m ism o s m e to s cu y a o ru g a ap a re ce en las d iferen tes
b io to p o s, a veces en co m p a ñ ía d e la d o ra d a g ra m ín e a s q u e le co n v ien e n . E s, d esd e lue­
línea larg a (T. sylveslrís), p e ro e sta s d o s es­ g o , u n a especie te rm ó fila y n o llega m u y al
pecies so n m enos exigentes y, so b re to d o , m e­ n o rte .
no s term ó filas. L a d o ra d a m a n c h a s b lan cas L o s sa tirin o s m á s m o d esto s y e x ten d id o s,
(H esperia c o m m a ), en ca m b io , se lo caliza en c o m o la m e d io lu to n o rte ñ a (M elanargia ga-
los b ro m eto s de la p a rte se p te n trio n a l d e su lathea) y la lo b ito a g re ste (P yro n ia tith o n u s )
área (sin em b arg o , se elev a en la m o n ta ñ a e stá n p o r lo c o m ú n b ien afin c a d a s en los b a l­
h asta u n o s 2700 m d e a ltitu d ). Ig u al q u e la d íos te rm ó filo s. L a b la n ca esb elta (L e p tid e a
T hym elicus a c te o n , p re se n ta u n d im o rfism o sin a p is), a u n q u e lig ad a esen c ialm e n te a los
sexual ex terno a c e n tu a d o , d e sta ca n d o m u ch o b o sq u es y setos, h a lla re fu g io a m e n u d o en
el m acho p o r u n a m en o r en v e rg a d u ra. los b ro m e to s, d o n d e llega a a b u n d a r en la
p rim a v e ra .
P o r ú ltim o , las P a p ilio n id a e , re p re se n ta ­
... y satirinos d as p o r la m aca ó n (P apilio m achaori) y la po-
d a lirio (Ip h ic lid e s p o d a liriu s), tien en a m e­
C om o la m ay o ría d e los sa tirin o s (S atyri- n u d o sus ú ltim o s bastio n es sep ten trio n ales en
nae) tienen a m o r a los b io to p o s cálid o s y so ­ los b ro m e to s, q u e c o n stitu y e n d e h ech o en el
leados, los b ro m eto s aco g en a m e n u d o u n n o rte el eq u iv a le n te a los islo tes d e g a rrig a
g ra n n ú m e ro . De to d a s m a n e ra s, este g ru p o e n tre los v iñ ed o s m e d ite rrán e o s.
de lep id ó p tero s parece ser d e los m ás a fe c ta ­ R eco rd em o s p o r ú ltim o q u e c a n tid a d de
do s p o r la p resió n d e la a c tiv id ad h u m a n a , b ro m e to s, b a ld ío s calcáreo s y o tr o s te rren o s
razó n p o r la q ue h a n d e sa p a re c id o ú ltim a ­ e sc a rp a d o s y so le ad o s co n stitu y e n co n fre ­
m ente m uchas especies d e los b ro m e to s sep­ c u en cia reserv as d e caz a en las q u e conviene
ten trio n ales. T al es el c a so , p o r e je m p lo , d e p ro c e d e r co n m u c h a p ru d e n c ia ...

341 www.FreeLibros.me
D e n tro d e las casas y lo s alm acenes

D e n tro d e las c asas y los alm acen es

A m e d id a q ue el h o m b re a p re n d ió a c u lti­ Las polillas verdaderas


var y a c o n stru irse c o b ijo s, se h alló tam b ién
con el p ro b le m a d el alm a c e n a m ie n to d e ali­ L a p a la b ra « p o lilla » n o co in cid e co n una
m e n to s, sem illas y o tr o s p ro d u c to s. P ro g re ­ e n tid a d h o m o g é n e a y es m á s bien u n térm i­
sivam ente, u n a serie de especies anim ales, m u ­ n o vago q u e a g ru p a d iferentes especies de mi-
chas de ellas in secto s, a p re n d ie ro n ta m b ié n c ro le p id ó p te ro s q u e n o tien en g ra n cosa en
a c o lo n iz a r los nuev o s n ich o s ecológicos q u e c o m ú n , a p a rte d e q u e a ta c a n p ro d u c to s al­
ib a n a p a re c ie n d o . Se tr a ta , co m o es n a tu ra l, m a c e n a d o s p o r el h o m b re.
d e los c o rre sp o n d ie n te s a la c a m a y los n i­ L a p o lilla E p h e stia elu tella a ta c a los p ro ­
d o s d e los an im a le s d o m e stic a d o s. E l h o m ­ d u c to s m á s d iv erso s, m ie n tras q u e su prim a
bre y su s a n im ales, d o ta d o s ya d e p a rá sito s c a rn a l la p o lilla E . p a ra sitella se ceba esen­
específicos, a tra je ro n así, fo rz o sa m e n te , p o r cialm en te en el h e n o . L a p o lilla gris d e la h a­
su a c tiv id a d , a m u ltitu d de p re d a d o re s y c o ­ rin a (A n a g a sta ku eh n ie ü a ) ap recia sobre todo
m ensales. D e esa m a n e ra c o lo n iz a ro n los in ­ los fru to s secos y la h a rin a . P e ro la polilla
sectos los lugares h a b ita d o s , la m a y o r p a rte in d ia d e la h a rin a (P lo d ia interpunctellá) tie­
de las veces co n relativ a d iscreció n . n e u n a im p o rta n c ia eco n ó m ica m a y o r, p o r­
A p ro v ech an d o los in tercam b io s in te rn a cio ­ q u e ech a a p e rd e r p ro d u c to s ta n distintos
nales, algunas especies exóticas h a n sa b id o im ­ co m o las nueces, el ja m ó n a h u m a d o y las sé­
p lan tarse en n u estras latitu d es (a la vez qu e las m o las. L a p o lilla A g lo ss a p in g u in a lis es, en
especies de las regiones te m p la d a s se h a n in ­ c a m b io , casi in o fen siv a . P o r ú ltim o , la poli­
filtra d o en lo s tró p ic o s). A u n q u e las técn icas lla M y e lo is d e c o lo r se v in cu la co n los d á ti­
m o d ernas de m a n ten im ien to de los alm acenes les, p u d ie n d o d e te c ta rse su la rv a p o r los ex­
y el d e sarro llo d e la higiene h a n h ech o d e sa ­ c re m e n to s ex isten tes ju n to a la sem illa (los
parecer m u c h a s especies m uy te m id a s en o tro fru to s secos q u e se v en d en ra r a vez están pa-
tiem po, alg u n o s insectos h a n conseguido m an ­ ra sita d o s).
tenerse (sobre to d o en fo rm a d e plagas locales).

L a lim onera (G onepterix rh am n i; ab u n d a e n las regiones b oscosas. A u n q u e ta m b ién nace en verano, su aparición
m ás espectacular s e e fe ctú a a l ro m p e r la p rim a vera . H ib e rn a e n la s h o ja s secas o e n los graneros, y resiste bien
los rigores d e l invierno. E s desd e lu eg o una d e las m a rip o sa s q u e vive m á s tie m p o en estado ad u lto . L a cleopatra
(G. cleopairay, fo r m a m erid io n a l d e c o lo r m ás vivo, se d e sp ista a veces p o r la fr a n ja sep te n trio n a l d e su área, llegan­
do incluso a! s u r d e Inglaterra.

www.FreeLibros.me
Las mariposas
de los bosques y las florestas

El e n to rn o forestal

C asi to d a E u ro p a e sta b a c u b ie rta d e b o s­ nes h ú m ed as. El carp e y el cerezo a p ro v e c h a ­


ques cu an d o el h o m b re vivía d e la caz a y la ro n la a u se n c ia te m p o ra l del h a y a p a ra im ­
recolección; g ran d es esp esu ra s se ex te n d ía n p o n erse.
del A tlán tico al M e d ite rrá n e o . R o b les, e n c i­ G ra n n ú m e ro d e p la n ta s b a ja s y a rb u sto s
nas y hayas d o m in a b a n la lla n u ra y el m o n te se a d a p ta ro n —c o m o en los tró p ic o s— a la
b a jo ; abedules y c o n iferas, los llan o s á rid o s v id a b a jo la fro n d o sa e n ra m a d a .
y las regiones m ás frías. C u b ría n a b e to s las
pendientes de los m acizos m ás se p te n trio n a ­
les, m ientras qu e los alerces y p in o s silves­ E l bosque contemporáneo
tres estaban m á s lo calizad o s. O tro s árb o les,
c o m o alisos y sauces, q u e d a b a n c o n fin a d o s L a d e m a n d a siem p re crecien te d e m a d e ra
a las rib eras de los río s y sitios p a n ta n o so s. p a ra la c o n stru c c ió n , los m u eb les y la p a sta
Incendios deb idos a to rm e n ta s p erm itiero n d e p a p e l h a n m o d ific a d o los m é to d o s d e ex­
p ro sp e ra r m o m en tán eam en te a especies p io ­ p lo tació n y gestión del b o sq u e. A u n q u e el cli­
n eras com o el o lm o , m ie n tra s q u e las la d e ­ m a — y so b re to d o el su elo — d e las regiones
ra s escarp ad as e sta b a n c u b ie rtas d e árb o les te m p la d a s h a n sa lv ad o re la tiv a m en te los b o s­
y arb u sto s m enos exigentes, c o m o el en eb ro , q u es del A tlá n tic o , la d efo re sta c ió n d eb id a
el avellano, el a rra c lá n , el b o n e te ro , el arce a los incendios ju n to al M e d ite rrá n e o n o s en ­
m enor y los serb ales. A lg u n o s c ad u cifo lio s fre n ta a u n a d e las m a y o re s c a tá stro fe s eco ­
c o m o el fresno y el a rce b la n c o e sta b a n m ás lógicas d e este fin d e sig lo , y n o h ab lem o s
localizados en la z o n a m o n ta n a y las reg io ­ d e los b o sq u e s tro p ic a le s, d o n d e esa m ism a
36 www.FreeLibros.me
E l e n to rn o forestal

c a tá stro fe , d e b id a a u n a ta la d e se n fre n a d a , D iferentes estratos deI bosque


d e ja al d esn u d o el p a u p é rrim o su elo d e las
selvas u m b ría s, sin d a rles o p o rtu n id a d de E n las a rb o le d a s d en sas, los árb o le s de
reg en erarse, y, en co n secu en cia, ap a recen fro n d a a lto s llegan a fo rm a r u n tech o casi
a q u í y allí c o n ra p id e z c risp a n te los estigm as c o n tin u o , alg o p arec id o a las selvas tro p ica ­
de la d ese rtiz a c ió n . E n tales c o n d icio n es, el les (a u n q u e los á rb o les so n m u ch o m en o s al­
en o rm e teso ro d e u n a d iv ersid ad b io ló g i­ to s). M ás a b a jo , el e stra to d e las m atas está
ca, h eren cia de u n a larg a ev o lu ció n , se h a c o n stitu id o p o r a rb u s to s, arb o lillo s y lianas.
d ila p id a d o allí, in clu so a n te s d e h a b e r p o d i­ P o r ú ltim o , ju n to al suelo, las diferentes plan­
d o c a ta lo g a rla . Y d e sap arecen c o n esas espe­ ta s b a ja s vivaces o an u ales surgen del sustrato
cies d ecen as d e m iles de especies d e m a ri­ d o n d e n acen liq ú en es, m u sg o s y setas.
posas. S eg ú n la n a tu ra le z a d e las especies fo resta­
E n E u ro p a en g en eral, a u n q u e el clim a y les, el s o to b o sq u e es d e n so (b o sq u e de abe­
el estilo d e g estión so n m á s m o d e ra d o s, los dules) a casi n u lo (b o sq u e d e piceas o pinar);
b o sq u es n o están m en o s a m e n a z a d o s en su las raíces d e las c o n ife ra s su e lta n en el suelo
riq u eza b io ló g ica y d iv ersid a d . L o s e rro re s su sta n c ia s n o civ as p a ra las fan eró g am as.
c o m etid o s, p o r eje m p lo , en c u a n to a re fo ­ L as c h a rc a s del s o to b o sq u e tien en igual­
resta ció n , p o n e n al d e sn u d o las lim itaciones m e n te u n a flo ra y fa u n a pecu liares, pudien-
d e u n a p o lítica q u e só lo tie n e en c u e n ta el d o a lb e rg a r le p id ó p te ro s especializados.
c o rto p lazo . C a m p a ñ a s en p ro d e l d e sb ro ­ T o d o s esos estra to s y p e c u liarid ad es loca­
z o , so b re to d o ju n to al M e d ite rrá n e o , tie n ­ les d e los b o sq u es, d e b id o s a l relieve, al cli­
den a tra n sfo rm a r bosques señoriales en plan­ m a y a la n a tu ra le z a del suelo, constituyen
taciones u n ifo rm e s sin e stra to s d e p la n ta s o tra s ta n ta s b io cen o sis q u e aco g en u n a gran
b a jas. Se h a b la ta m b ié n de la m aleza b a ja v a rie d a d d e lep id ó p tero s.
com o d e u n d esech o , o de « lim p ia r u n p a r­
q u e» c u a n d o se a rra n c a n la s p la n ta s b a ja s
y la m a le z a ... Una mayoría de fitó fa g o s
E sta p u e sta d e u n ifo rm e del p a is a je , en el
que los «espacios verdes» constituyen la av an ­ N o to d o s los le p id ó p te ro s silvícolas tie­
z ad a m ás esp e c ta c u la r, tiene p o r c o ro la rio la n en u n m ism o tip o d e b io lo g ía d ebido a la
d esap arició n m asiv a d e los le p id ó p te ro s (so ­ d iv ersid ad d e biocen o sis q u e p re se n ta n los
bre to d o d e las especies silvícolas). L o s b o s­ bosques. L a g ran m ayoría d e ellos son sin em ­
ques de E u ro p a cu b re n to d a v ía u n o s cien to b arg o fitó fag o s. A lgunas especies, com o com ­
c u a re n ta m illones de h e c tá re a s, b ásicam en te p e n sa c ió n , n o p a sa n d e ser especialistas de
de c ad u cifo lio s. D o m in a n en g e n e ra l los ro ­ la h o ja ra s c a del su elo y d etritó fag o s.
bles, h ay as y p in o s m a rítim o s, p e ro las p la n ­ M u c h a s m a rip o sa s so n vecinas d e los ca­
taciones in ten siv as de c o n ife ra s v an d e ja n d o d u cifo lio s, p e ro c ierto n ú m e ro d e ellas d e­
a trá s ese o rd e n esta d ístic o , y en el M ed ite­ p en d e n d e las c o n ife ra s. Y o tra s viven in­
rrá n e o , d o n d e d o m in a n las e n cin a s, los pi­ d istin ta m e n te en estas d o s cate g o rías d e es­
nos y los e u c alip to s e stán c a m b ia n d o to ta l­ pecies.
m en te el p aisaje. L as o ru g a s d e los lep id ó p te ro s silvícolas
D e a c u e rd o c o n su expo sició n y s u s tra to , h a n sa b id o a d a p ta rs e a to d o s los nichos eco­
cad a b o sq u e es d ife re n te . E l b o sq u e clim áti­ ló g ico s d isp o n ib les. G ra n n ú m ero d e fitó ­
co (q u e h a a lc a n z a d o y a su clím ax ) e stá d o ­ fa g a s se c o n fo rm a n c o n d e v o ra r h o ja s (las
m in ado p o r el h a y a c u a n d o la p lu v io sid ad es n o to d ó n tid a s , p o r ejem p lo ), e n ro llán d o las a
im p o rta n te , so b re to d o en la m o n ta ñ a . El ro ­ veces m ed ian te hilos (distintos pirálidos y tor-
ble p re d o m in a , a m e n u d o ju n to c o n el c a r­ tríc id o s). A lg u n as o ru g a s d e v o ran las yemas
pe, d o n d e n o h a y h ay as. L o s su elo s c a lc á ­ jó v e n e s e in clu so los a m e n to s d e los sauces.
reos fav o recen al ro b le p e lu d o , m ie n tra s q u e G ra n n ú m e ro d e la rv a s viven a islad as, pero
en los m o n tes las c o n iferas so n m u y m ay o ri- alg u n a s so n g reg arias, a g ru p á n d o se a m enu­
tarias en la z o n a su b a lp in a . d o en u n a especie d e tie n d a s d e seda (Y p o -
T o d as esta s bio cen o sis tien en u n tip o p a r ­ n o m e u ta ) o d e b o lsa s (p ro cesio n arias).
ticu lar de p o b la c ió n d e le p id ó p te ro s, au n q u e A lg u n as m a rip o sas llegan a p u lu la r local­
m uchísim as especies p o lífag a s d e é sto s son m e n te sin q u e los á rb o le s re su lten afectad o s
casi u b icu as. d e o rd in a rio .

www.FreeLibros.me
r
E c o lo g ía L as m a rip o sa s d e lo s b o sq u e s y la s flo re sta s

E n las especies m in a d o ra s h a lla m o s b io lo ­ las o ru g a s d e g ra n n ú m e ro d e le p id ó p te ro s


gías m ás sin g u lares. L a s m in ú scu las o ru g a s e sp ecializad o s, so b re to d o d e los á rc tid o s
de esas d im in u ta s m a rip o sa s se a lim e n ta n a (E ilem a ).
base de socavar el in terio r del p a ré n q u im a fo ­ L a b ro z a del su elo es la so m b ría m o ra d a
liar, d e ja n d o u su alm en te d e trá s u n a fin a lí­ d e d e tritó fa g o s y sa p ró fa g o s. E so s le p id ó p ­
nea d e heces en el c e n tro d e la g a le ría . L o s te ro s n o suelen se r m u y c o n o c id o s, y la eli­
nepticúlidos (N e p tic u la ) se c a ra c te riz a n ta m ­ m in ac ió n a c tu a l d e la m a d e ra m u e rta en los
bién p o r este co m p o rtam ie n to . O tra s especies so to b o sq u es sienta el o rig en d e su escasez. L os
d e co stu m b res an á lo g a s tie n en u n a s galerías e c o fó rid o s, c u y as larv as v iven d e b a jo d e las
pustulosas (E riocraniá) o en fo rm a d e p lie­ c o rte z a s en d e sc o m p o sició n , so n los m en o s
gue (P h yllo n o rycler). A lg u n a s m in a n las r a ­ extendidos. L a B uva tin a stroem ella, p o r ejem ­
m as y co rtezas, o tra s so n g alíg e n a s, p ro v o ­ p lo , sólo h a sid o o b se rv a d a en F ra n c ia en el
can d o con su presen cia u n a h in c h a z ó n del b o sq u e d e F o n tain eb leau , d o n d e se h alla m uy
tejid o vegetal a fe c ta d o . O tra s a ta c a n los c o ­ a m e n a z a d a ; esta g ra c io sa especie d e m an ch a s
nos jó v en es de las co n ife ra s; é sta s su elen p a ­ m etálicas vive en los tro n c o s v iejo s d e h ay as.
sar in ad v ertid as y es necesario c o n se rv a r los L o s tin e id o s y los p síq u id o s, cu y as larv as se
co n o s h a sta la p rim av era sig u ien te p a ra p o ­ d e sp la z an d e n tro d e u n a fu n d a -e stu c h e , n o
d er ver e clo sio n ar a lg u n o s. H a y u n to rtríc i- so n ra ra s e n tre la b ro z a . Se a se m e ja n a los
d o , la R e tiñ ía resine Ha, q u e b u sca la resin a a b rig o s in v ern ales o b lo n g o s en fo rm a d e es­
del pino: su o ru g a p ro v o ca el flu jo d e esa sa ­ tu c h e d e los a d é lid o s e in cu rv á rid o s.
via viscosa. L as agallas de resina an tig u as son L o s n id o s d e p á ja r o v iejo s p ro p o rc io n a n
o cu p ad as a su vez p o r o tr o to rtríc id o , la su sta n c ia s n u tritiv a s a p re c ia d a s p o r d istin to s
C ydia co sm o p h o ra n a , q u e e n c u e n tra a llí su tin e id o s y e c o fó rid o s, c o m o la E n d ro sis sar-
alim ento. citrella, m ie n tra s q u e los p o lifó rid o s alim en ­
ta n a las la rv a s d e o tr o s tin e id o s.
A u n q u e la esp e su ra d e n sa tien e sus espe­
Más especializadas cies p a rtic u la re s, los b o sq u e s m á s c la ro s f a ­
v o recen a o tr o s le p id ó p te ro s. P e ro so n m ás
L as b ello tas, los h ay u co s y las c a sta ñ a s q u e n a d a los calv ero s y lin d es d e b o sq u e flo ­
constituyen o tra s ta n ta s g u a rid a s y alb erg u es rid o s los q u e a tra e n a las m a rip o sa s. L o s ca­
p a ra u n a serie d e le p id ó p te ro s esp ecializad o s m in o s h e rb o so s y los b o rd e s m a rg in a les del
(géneros P a m m e n e y C ydia). b o sq u e c o n stitu y e n d e h e c h o excelen tes bio -
L os liqúenes de los á rb o le s (al p ie d e to p o s p a ra lo s le p id ó p te ro s; es a llí d o n d e es
é stos o en tie rra ) y d e las ro c as a lim en ta n m a y o r su v a rie d a d d e especies.

L o s le p id ó p te ro s d e los robles

De d istrib u ció n h o lo á rtic a , los ro b le s o c u ­ rica n a s p la n ta d a s a m e n u d o en los p a rq u e s ,


p an la m ay o r p a rte d e la z o n a te m p la d a del q u e s o n , c ie rta m e n te , c u ltiv a d a s). D e to d o s
hem isferio b o real. A m érica del N o rte presen ­ m o d o s , so n el ro b le n o b le en el n o rte y la
ta , desde luego, m u c h a s m á s especies. E ste en cin a en el s u r los q u e d a n c o b ijo a m á s le­
fen ó m en o es c o n sta n te en to d a s ellas: desde p id ó p te ro s.
la ú ltim a g laciació n , los á rb o le s h a n p o d id o P o c a s m a rip o sa s d iu rn a s (R o p a ló c e ro s) se
h allar refugio en la p a rte m e rid io n a l d e ese d e sa rro lla n en las h o ja s d e los á rb o le s; los ro ­
co n tin en te, m ie n tra s q u e en E u ro p a , p o r bles les d a n p o c o d e co m e r. L o s le p id ó p te ro s
ejem p lo , el M e d ite rrá n e o les c o rtó la re tira ­ n o c tu rn o s (H e te ró c e ro s), en c a m b io , d e p e n ­
d a p o r el sur. d e n m u y a m e n u d o d e los á rb o le s, so b re to d o
T o d as estas especies alim e n ta n g ra n n ú m e­ d e fro n d a . F am ilia s e n te ra s, c o m o los n o to -
ro de lepidópteros, p u d ien d o m u ch o s d e ellos d ó n tid o s, so n ta m b ién a rb o ríc o la s. L o s ro b les
d esarro llarse in d ifere n tem e n te en casi to d o s fig u ra n en p rim e r p la n o e n tre los á rb o le s h o s-
los robles (con excepción d e las especies am e- p e d ad o res d e las m a rip o sa s n o c tu rn a s.
38 1 www.FreeLibros.me
L o s le p id ó p te ro s d e los robles

D IFERENTES E ST R A T O S F O R E STA LE S
Y A L G U N A S M A R IP O SA S A D A P T A D A S A SUS BIOTOPOS

A lg u n o s le p id ó p te ro s d e l m a n tillo d e lo s b osques: I. O eco p h o ra b ractclla (E cofóridos), especie p ro p ia sobre todo


d e los linderos. — 2. E u p o clam u s an th racin alis (T in eid o s). — 3 . E ndrosis sarcitrella (E cofóridos), especie q u e vivía
inicialm ente en lo s n id o s d e p á ja ro s, adap ta d a h o y a l e n to rn o h u m a n o . — 4. H o fm a n n o p h ila pseudospretella (E cofó­
ridos), h a e vo lucio n a d o c o m o la especie a nterior. — 5. H arp ella forficella (E co fó rid o s), fr e c u e n ta lo s parajes más
o scuros d e ! m an tillo .

Los licénidos silvícolas


E n n u e stra s la titu d e s, los licén id o s (Q u er-
cusía, T h ecla y S a ty r iu m ) so n los ú n ico s ro-
p aló ceros estab lecid o s, a l m en o s p a rc ia lm en ­
te, en los ro b les. L a n a z a re n a (Q uercu sia
quercus) d e p e n d e esen cialm en te d e e sto s á r ­
b oles, cuyo fo lla je a lim e n ta a su o ru g a . C o r­
ta y re c h o n c h a , a ta c a in icialm en te las yem as,
y después vive al d esc u b ie rto so b re las h o ­
ja s . L a m a rip o sa , d e u n a so la g e n eració n
a n u a l, a p a re c e de ju n io a a g o sto , según el lu­
g ar. F re c u e n ta las z o n a s b o sco sas y las ga-
rrig as, d esd e la lla n u ra h a sta los 1500 m d e
a ltitu d . H a y a ñ o s en q u e llega a p u lu la r, y
se las p u e d e v er p o r c ie n to s, b a tie n d o la en ­
ra m a d a de los ro b les jó v e n e s. E n E s p a ñ a y
M a rru eco s, la subespecie ibericus, c o n el re-
www.FreeLibros.me
E c o lo g ía L a s m a rip o s a s d e lo s b o sq u e s y la s flo re sta s
▼ ---------------------------------------------
verso de las alas m ás c la ro , llega a a lc a n z a r n eo n a ta s p arecen h o rm ig as; enseguida so n ya
los 2100 m d e a ltitu d : las m a rip o sa s v u elan larvas d e p a tas v erd ad eras m u y desarro llad as,
en to rn o a ro bles y fresn o s (co m o la m o ra d i- c o n d o s p ro tu b e ra n c ia s en el e x trem o .
11a del fresn o , L a eo so p is rob o ris, huésped h a ­
b itu al de este á rb o l).
La to p acio (T h ecla b etu la e), fre c u e n te a
veces en la b ro z a del b o sq u e , se d e sa rro lla
L o s noctuidos
en d istintos á rb o le s, in clu so el ro b le , d o n d e
se alb erg a e s p o n tá n e a m e n te . L a o ru g a d e L o s n o c tu id o s (N o c tu id a e ) se h a n d iv ersi­
vv-blanca (S a ty riu m w -a lb u m ) crece a veces fic a d o h a s ta el p u n to d e q u e o c u p a n la m a ­
en los robles, m ie n tra s q u e las d e la q u e r­ y o ría d e los n ic h o s eco ló g ico s te rre stre s; sus
q u era serra n a (S. iiicis) y la S. esculi so n p rác ­ o ru g a s a ta c a n ta n to las p la n ta s b a ja s co m o
ticam ente vecinas de ellos. L as m arip o sas acu ­ el fo lla je d e los á rb o le s. M u c h a s d e ellas so n
den a lib ar las flo res d e los esp in o s y las b á sic a m e n te p o lífag a s.
alh eñ a s en las alam ed as. L a N y c te o ia re v a ya n a es u n a p e q u e ñ a e s­
p ecie c u y a o ru g a se d e sa rro lla en los ro b le s.
P a r a p u p a r, e la b o ra u n c a p u llo b la n q u e c in o
q u e tie n e la fo rm a del c a sco d e u n a e m b a r­
L os notodónticos
c ació n .
L a P se u d o ip s fa g a n a , a u n q u e e x te n d id a al
L os n o to d ó n tic o s (N o to d o n tid a e ) so n he- h a y a , d e p e n d e ig u a lm e n te del ro b le . E s u n a
teró cero s silvícolas d e o ru g a s a m e n u d o p o ­ d e esas ra ra s n o ctu elas to ta lm e n te verdes (sal­
lífagas de d istin ta s especies d e c a d u c ifo lio s, v o la s a la s p o sterio re s).
so b re to d o de lo s ro b les (p e ro p o c a s av eci­ L a A m p h ip y r a p y r a m id e a y su so sia la A .
nadas del to d o en ellos). L a p á ja ro lu n a (Pha- b erb era so n d o s h e rm o sa s n o c tu e la s d e alas
lera bucephala) y su p rim a m e rid io n a l la P . p o ste rio re s en g ra n p a rte ro jiz a s, sien d o m uy
bucephaloides se d esarro llan a m e n u d o en los o sc u ra s las su p e rio re s. S e la s c o n fu n d ió d u ­
robles. L a p rim era vive en los ja rd in e s y b o s­ ra n te m u c h o tie m p o , a n te s d e e stu d ia rle s los
ques h asta 2000 m d e a ltitu d , d o n d e las o ru ­ g en itales. L a s o ru g a s d e a m b a s especies, en
gas so n g reg arias. E n e fe c to , d u ra n te la m a ­ g ra n p a rte v e rd e s, v iven en los ro b le s. L a de
y o r p arte d e su v id a , d e v o ra n to d a s las h o ja s la p rim e ra tie n e a m a rillo el á p ic e del cu e rn o
d e u n a ra m a a n tes d e a ta c a r o tr a , se p a rá n ­ s itu a d o en el e x tre m o d e l c u e rp o , q u e es en
d o se sólo al te rm in a r su d e sa rro llo . L a se­ c a m b io ro jo en la A . b erbera.
g u n d a vive en g a rrig a s y b o sq u es c laro s y su L a B ra ch io n y c h a s p h in x , la D ic h o n ia apri-
o ru g a a ta c a los ro b les y el m a d ro ñ o (A r b u s - lin a y la n o c tu e la sa té lite E u p silia transversa
tu s unedo). c u e n ta n e n tre la s especies p o lífa g a s fre c u e n ­
L a P eridea a n cep s se c a ra c te riz a p o r su tes en los ro b le s, y se p o d ría n c ita r to d a v ía
o ru g a , q ue en re p o so , m a n tie n e la c a b e z a y m u c h a s m á s.
la parte an terio r del tó ra x ech ad o s hacia atrás.
Se alim enta b ásicam en te d e las h o ja s d e los
robles.
L a o ru g a de H a rp y ia m ilh a u se ri p re se n ta
Las ápodas y los lim acódidos
n u m erosas p ro tu b e ra n c ia s y se d e sa rro lla
tam bién principalm ente en los robles. L a m a ­ L a A p o d a ¡im acodes y la H etero g én ea ase­
rip o sa, b ellam en te a d o rn a d a d e m an ch a s d a so n d o s especies d e la fa m ilia d e los li­
negras so b re fo n d o c la ro , es b a s ta n te d is­ m acó d id o s m u y p o co re p rese n ta d a s en E u ro ­
c reta, a u n q u e e stá m u y ex te n d id a en la n a ­ p a . E sta s d o s especies d e b en su n o m b re a
tu raleza. A n tes del em pleo d e la ilu m in ació n la fo rm a d e su s o ru g a s , q u e re c u e rd a n lim a-
con lám p ara de v a p o r de m ercu rio , se la co n ­ e o s u o tr o s a n im a le s p la n o s . S e p a re c e n a
sid erab a rarísim a y h a b ía m u y p o c a s c a p ­ las d e los licén id o s (L y c a en id a e ), a u n q u e se
tu ras. d ife re n c ia n d e é sta s p o r la a u se n c ia d e p a ta s
L a g u errero del h a y a (S ta u r o p u s fa g i) h a ­ falsas.
b ita en g ra n p a rte d e E u ro p a . E ste g ra n no- L a A p o d a ¡im a co d es fre cu e n ta los bosq u es
to d ó n tic o , cu y a o ru g a se ve a veces en las h a ­ d e c a d u c ifo lio s en q u e se d a n los ro b les y h a ­
yas, vive ta m b ién en los ro b le s. L a s o ru g a s y as. L a m a rip o s a , d e u n a so la g e n e ra c ió n al
40 www.FreeLibros.me
L o s le p id ó p te ro s d e los robles

L a procesionaria d el ro b le ( T h au m eto p o ea processionea ) vive en so cie d a d en bolsas d e sed a en su fa s e de oruga.


L a s larvas están d o la d a s d e p e lo s m u y u rtica n tes q u e n o se d eb en tocar. C irculan d e n oche en largas procesiones
para ir en b usca d e a lim en to . L a procesionaria d e l p in o I T . piyocam pa ) tien e costum bres análogas, y s u s bolsas
d e orugas so n m u y visibles e n lo s p inos.

a ñ o , vuela en ju n io . L as o ru g a s , m u y a p la ­ ñ a n a . P re s e n ta d o s g en eracio n es; u n a vuela


n a d a s, d e v o ra n h o ja s de ro b le a n te s d e in ­ e n ju n io ; la o tr a , en a g o sto . L as o ru g as, que
v e rn ar en u n ca p u llo o v o id e d o ta d o d e u n viven d e preferencia en el roble, tienen el cuer­
o p é rc u lo p re rre c o rta d o q u e p erm ite a la m a ­ p o ag u z a d o hacia a trá s. L a W. uncinula, más
rip o sa salir tr a s su n in fo sis p rim av eral. g ra n d e y p á lid a , se d e sa rro lla en la encina;
L a H eterogena asella, q ue vuela tam b ién en só lo se la h a lla en la reg ió n m editerránea.
los b o sq u es d o n d e p re d o m in a n el ro b le y la L a S a b ra harp a g u la es huésped d e los m a­
h ay a, só lo tiene u n a g en eració n al a ñ o , en j u ­ cizos b o sco so s n o m erid io n a le s. Su oruga,
nio-julio. Su p equeña o ru g a d e cuerpo rechon­ p u n tiag u d a hacia a trá s, p a rd a y am arilla, vive
ch o está ad o rn a d a con u n gran ro m b o p a rd u s­ so b re to d o en los ro b les, d o n d e te je u n ca­
co so b re fo n d o a m a rillo c la ro ; la c ab eza está p u llo e n tre h o ja s replegadas.
e n co g id a d e n tro d el tó ra x . P u p a en p rim av e­ L a esca rc h a v erd e (P o lyp lo ca ridens) p er­
ra en u n ca p u llo q u e p a re c e u n a ag alla. ten ece a la su b fa m ilia de los tiatirin o s. A u n ­
q u e las m a rip o sa s y o ru g as d e esta su b fa m i­
lia so n e x te rio rm en te m u y d iferen tes d e los
d re p a n in o s, cie rto s d etalles an ató m ico s han
Los drepánidos y otros rev e la d o q u e esto s d o s g ru p o s e stá n ín tim a­
m e n te e m p a re n ta d o s y se h a h ech o de ellas
L a pequ eñ a fam ilia de los d rep án id o s reúne d o s g ru p o s d e n tro d e los d re p á n id o s. L a es­
h eteró cero s d e a sp e c to d e n o c tu id o s (tiatiri- c a rc h a v erde fre c u e n ta las espesuras d e ro ­
nos) o de g eó m etras (d rep an in o s). L a D re- b les, y sus ¡m agos a p a re c e n en ab ril-m ay o y
p a n a b in a ria ( W atsonalla binaria) y la S abra d esp u és en a g o sto (en d o s generaciones). Las
h a rpagula p erten ecen a esta se g u n d a su b fa ­ o ru g a s se esco n d en d u ra n te el día y salen de
m ilia. n o ch e a « p a c e r» las h o ja s d e los ro b les. El
L a W a tso n a lla b inaria es u n a m a rip o sa de c a p u llo , te jid o e n tre h o ja s , a c a b a cay en d o al
alas falciform es, co m o la m ay o ría d e sus c o n ­ su e lo , d o n d e la n in fa p u e d e m an ten erse h as­
g én eres, q u e p u e d e v o lar al em p e z a r la m a ­ ta d o s a ñ o s.
www.FreeLibros.me
E c o lo g ía L as m a rip o s a s d e lo s b o sq u e s y la s flo re sta s
'W -----------------------------------------------------------------------

L o s tor tríe idos

L o s to rtríc id o s a b u n d a n e n la p rim a v e ra
y co m ie n z o s del v e ra n o en los se to s y lindes
d e l b o sq u e , d o n d e la in e v ita b le p ira l d e l ro ­
ble y la en cin a ( T o rtrix virid a n a ) d e v o ra p o r
ép o c a s to d a h o ja q u e h a lla a su p a so d e b id o
a q u e lo s ciclos d e re p ro d u c c ió n d e e sta es­
pecie a lte rn a n p e río d o s d e in te n sa p ro life ra ­
ció n c o n o tr o s d e re la tiv a escasez, c o m o o c u ­
r r e ta m b ié n c o n lo s h im e n ó p te ro s p a rá s ito s
y o tr o s p re d a d o re s. C u a n d o h a y e sas ex p lo ­
sio n e s d e m o g rá fic a s, p u ed e re s u lta r in s u fi­
cie n te la h o ja d e los ro b le s, y las o ru g a s se
d e ja n c a e r al ex trem o d e u n larg o hilo d e seda
p a ra h a c e r su « a g o sto » en los a rb u s to s del
so to b o sq u e . L o s ro b les y e n c in a s d e fo lia d o s
re g e n e ra n la h o ja d esp u és d e la p rim a v e ra sin
E l b ó m b ix d e la encina ( L asio cam p a q u ercu s ) fr e c u e n ta
¡os seto s y linderos d e bosques, d o n d e e l m a c h o recorre
m e n o sc a b o d e su p ro s p e rid a d . S in e m b a rg o ,
su territorio c o n vuelo rápido. L a s hem b ra s, m u c h o m ás c u a n d o e stá p e rtu rb a d o el e q u ilib rio eco ló g i­
pesadas, salen d e noche. c o del e n to r n o (in se c tic id as, m o n o c u ltiv o s,
e tc .) , la d e r r o ta d e los p re d a d o re s p u e d e ir
en c o n tr a d e la re g u la c ió n n a tu r a l y re p e rc u ­
ti r en u n v e rd a d e ro p e rju ic io d e lo s á rb o le s.
Los lasiocámpidos A d ife re n c ia d e los p irá lid o s, los to r tríc i­
d o s so n m u y a m e n u d o p o lífa g o s e n el m e­
L os la sio cám p id o s (L a sio c a m p id a e ) so n d io fo restal. E n cu alq u ier c aso , especies com o
u n as m a rip o sas n o c tu rn a s ro b u s ta s y v ello ­ la A c le ris lilerana, ta n v a ria b le c o m o sus c o n ­
sas; los m ach o s d e a lg u n a s especies v u elan g én eres, v ive en h o ja s d e d iv erso s tip o s de
d e d ía en b u sc a de las h e m b ra s. M u c h a s so n ro b le s, u n id a s p o r h ilo s d e sed a.
p o lífag as y lo m ism o a ta c a n las p la n ta s b a ­
ja s q ue los arb u sto s o los árb o le s, sien d o ra ro
q u e d e p e n d a n de u n a so la especie. M icrolepidópteros...
L a b o m b ix « h o ja de en c in a » (G astro p a ch a
q u ercifo lia ), pese a su n o m b re (q u e rc ifo lia : V iven en los ro b les g ra n n ú m e ro d e m icro-
h o ja de la en cin a ), se d e sa rro lla r a r a vez en le p id ó p te ro s d e ta m a ñ o m u y p e q u e ñ o . A lg u ­
este á rb o l. D ep en d e so b re to d o d el e n d rin o , n o s c o n su m e n la h o ja , o tr o s las b e llo ta s y a l­
del m a ju elo , de los sauces y d e d is tin to s á r ­ g u n a s ra ra s especies lleg an a m in a r la c o rte z a
boles fru ta le s. L a b ó m b ix (P h y llo d e sm a ili- d e los á rb o le s jó v e n e s . L o s m ic ro le p id ó p te ­
cifolia) vive so b re to d o e n el a rá n d a n o , los ro s su e len se r m in a d o re s en su s p rim e ro s es­
sauces, á la m o s y ab ed u le s. ta d io s , h a b ie n d o c ie rto n ú m e ro d e ellos q u e
D istin tas especies d el g é n e ro E rio g a ste r, m in a n el p a ré n q u im a de las h o ja s d u ra n te
co m o la E . c a ta x y la E . rim ic o la , tien en en to d o su e stad io la rv a rio . L o s m in ú scu lo s nep-
to d o caso u n a v in c u la c ió n m ás c la ra c o n los tic ú lid o s (N ep ticu lid ae) tien e n n u m e ro so s re ­
ro bles. Se las h a lla en los b o sq u e s d e ro b le s p resen tan tes en los lim bos d e la h o ja d e roble.
y de o tro s ca d u c ifo lio s. L a s h e m b ra s d e es­ L o s h a y q u e h a c e n g a le ría s sin u o sa s (E cto e -
ta s especies tien en u n g ru eso m ec h ó n d e p e­ d e m ia q u in q u e lla ), y o tr o s las h a c e n m á s rec­
los en el e x trem o del a b d o m e n , q u e les sirve tilín e a s (S tig m e lla sve n sso n i).
d e sostén p a ra los huev o s (c u a n d o lo s h an L a s en cin a s a lb e rg a n su s p ro p io s n ecticú -
p u esto). L as m a rip o sas v a n e scasean d o c o m o lid o s, to d a v ía n o m uy bien c o n o cid o s. L a la r­
consecuencia d e la d e so rb ita d a su stitu c ió n de v a d e la a so m b ro sa E c to e d e m ia a trifro n te lla
los ro b les p o r c o n ife ra s q u e h a te n id o lu g ar m in a la c o rte z a e x p u e sta a l so l d e e n c in a s j ó ­
ú ltim am en te. C u a n d o el tiem p o n o es p ro p i­ v en es. L o s e rio c rá n id o s (E rio c ra n iid a e ), le­
cio, la crisálida pued e esp erar v a rio s a ñ o s a n ­ p id ó p te ro s a rc a ic o s p ro v isto s d e m ax ilas (n o
tes d e avivarse. fu n c io n ale s), e stá n re p re se n ta d o s p o r u n a es-
www.FreeLibros.me
42I
L o s le p id ó p te ro s d e los robles

La A peira syringaria es un p recio so g eo m étrid o d e alas delicadam ente jaspeadas. L a m ariposa presenta en reposo
las alas anteriores entreabiertas y plegadas d e una m anera origina!. L a oruga, d o ta d a d e verrugas, es d ifícil de descu­
brir en su e n to rn o vegeta!.

LO S GEOMÉTRIDOS

de alas dentadas

El té r m in o « e n n o m o s» e s u n a p a labra aplicable e n c a ste lla n o c o m ú n a varios g é ­


n e ro s d istin to s, E n n o m o s , S e le n ia , O d o n to p e ra y A p e ira , c u y a s m a rip o sa s tie n e n las
alas d e n ta d a s . C ierto n ú m e r o d e e sta s g e ó m e tr a s v iv e n e n los robles.
L a E n n o m o s aln iaria, p e s e al n o m b r e la tin o , v iv e a m e n u d o e n los robles. S u
o ru g a , n o c tu r n a , c o m e las h o ja s y te je e l ca p u llo e n tr e ellas, c o m o e n to d a s las e s p e ­
cies d e e s te g é n e r o .
L a E n n o m o s e ro s a ria d e b e s u n o m b r e a la fo r m a reco rta d a d e las alas (parecen
e ro sio n a d a s). S u o ru g a , c u p o s tu b é rc u lo s re c u e rd a n las n u d o s id a d e s d e las ram itas,
s e a lim e n ta d e to d a cla se d e h o ja s, so b re to d o las h o ja s d e los robles.
L a S e le n ia lu n a ria y la S . d e n ta ria fr e c u e n ta n e l m a n tillo d e los b o s q u e s y los
s e to s , d o n d e las o ru g a s a ta ca n a d istin to s á rb o les, e n tr e ello s los ro b les, al igual q u e
la O d o n to p te r a b id e n ta ta , c u y a larva d e s c ie n d e a tierra e n o to ñ o para p u p a r e n el
m a n tillo al p ie d e los árboles.

www.FreeLibros.me
I43
E c o lo g ía L as m arip o sa s d e lo s b o sq u e s y la s flo re sta s

LO S PIRÁLIDOS

oligófagos

C o n v ie n e o b serva r q u e , si las g r a n d e s e sp e c ie s d e h e te r ó c e r o s silvícolas s o n a m ­


p lia m e n te po lífa g a s, los m ic ro le p id ó p te ro s q u e o c u p a n la b io c e n o sis fo r e s ta l s o n e n
su m a y o r p a rte o lig ó fa g o s y e l e sta b le c im ie n to d e los g é n e r o s c o in c id e g e n e r a lm e n te
c o n una biología d iferen te .
L o s pirálidos ilustran b ie n e s te fe n ó m e n o . L a P h y c ita ro b o re lla v iv e e s e n c ia lm e n ­
te e n los robles, c u y a s h o ja s d o b la m e d ia n te hilos d e se d a , p ráctica fr e c u e n te e n tr e
las P h ycitin a e, a las q u e p e r te n e c e . L a D io ry c tra ab ie tella, clasificada d u ra n te m u c h o
tie m p o e n e l m is m o g é n e r o q u e la a n terio r, v iv e e n los c o n o s d e d istin ta s c o n ife ra s
(pinos, a b e to s, p icea s): la d ife re n te b iología d e e sta s d o s e sp e c ie s y d e s u s fo r m a s
e m p a re n ta d a s tie n e p o r corolario u n a m o d ific a c ió n im p o r ta n te d e la e stru c tu ra d e l
aparato rep ro d u cto r.

pecie m uy co m ú n , la E riocra n ia su b p u rp u re - zelidae), m inúsculas m arip o sas p latead as, m i­


lla, cuya larva fo rm a g alerías p u stu lo sa s en n a n p rim e ro el ta llo y d esp u és el lim b o de
las h o jas de los robles. las h o ja s , d o n d e a c a b a n h a c ié n d o se u n p e­
Los tisquéridos (T ischeriid ae) m in a n ta m ­ q u e ñ o estuch e o v a l en el q u e se d e ja n caer
bién las h o jas de estos á rb o le s, p e ro n o a p a ­ h a sta la b ro z a del suelo.
recen excrem entos en las g alerías p o rq u e los L o s in cu rv árid o s (In cu rv ariid ae), p ro d ó x i-
evacúan las o ru g as p o r u n a g u je ro c o rta d o d o s (P ro d o x id a e ) y a d é lid o s (A d elid ae) tie ­
en la epiderm is d e la h o ja . L a Tischería eke- n en u n a b io lo g ía sim ila r, p e ro a ta c a n p o co
bladella, la especie m ás ex te n d id a , p ro d u c e a los ro b le s (salvo la A d e la reaum urella).
un a g ran m a n c h a b la n c a en la su p erficie de
las hojas en que inverna la larv a m a d u ra p ara
p u p a r en p rim av era. L a s heliocélidas (H elio- . . . e n abundancia

L o s g rac ilá rid o s (G racillariid ae) so n o tro s


m icro lep id ó p tero s m en o res, frecu en tes en las
h o ja s d e los ro b les. P e ro , en vez d e c o n te n ­
ta rse c o n vivir en u n a sola g alería m á s o m e­
n o s re c ta , la a b a n d o n a n p a ra irse a ro e r las
p are d e s d e los co n o s fo rm a d o s p o r los ló b u ­
los fo liare s e n ro lla d o s h a c ia la b a se (género
C aloplilia), m ien tras q u e los n u m ero so s y ele­
g an te s P h y llo n o ry c te r, cuyas o ru g a s n e o n a ­
ta s m in a n la ep id erm is, se p a ra n la c u tícu la
del p a ré n q u im a p a ra fo rm a r u n a b o lsa q u e
p lieg a la h o ja . P . harrisella, P . ro b o rís y P.
q u ercifo liella a b u n d a n c o n frecu en cia en los
b o sq u e s d e ro b les, c o sa q u e h acen ta m b ié n
en las en c in a s las especies m erid io n ales.
L o s c o le o fó rid o s (C o le o p h o rid a e ), cuyas
o ru g a s viven en el in te rio r del ab rig o q u e se
A diferencia d e lo s dem ás lepidópteros, la s oru g a s d e las h an c o n fe c c io n a d o , a b u n d a n en los ro b les.
geóm etras no reptan, sin o q u e «dan p asos»: echan ta p a r­ A lg u n o s d e ello s se hacen el ab rig o c o n fra g ­
te posterior d el cuerpo hacia a d ela n te y sirve entonces m en to s d e h o ja s , c o m o la C o le o p h o ra fla v i-
d e a p oyo a ta p a rte anterior, q u e se adelanta a s u vez.
p e n n e lla o la C. lu tip en n e lla , m ie n tra s n u e
Se les llam a geóm etras o agrim ensores, y a q u e la s larvas
a l desplazarse p a rece q u e m idan palm os.
o tro s se lo c o n feccio n an a b ase d e sed as p ro -
44 www.FreeLibros.me
L o s le p id ó p te ro s d e lo s ro b les

d u cid as p o r la o ru g a (C . ardeaepennella o C.
p a lliaiella).
L o s e c o fó rid o s (O e c o p h o rid a e ) a ta c a n so ­
b re to d o la m a d e ra m u e rta , c o m o la E sp eria
oliviella y la O e co p h o ra bractella , p e ro o tro s
d e v o ra n el fo lla je de los ro b le s d o b la n d o las
h o ja s m e d ia n te hilos d e se d a c o m o los to r-
tríc id o s (D iu rn ea fa g e lla ). L a C arcina quer-
c a n a , un ecofórido atíp ico , vive d e n tro d e u n a
tr a m a de sed a en el envés d e las h o ja s de
ro b le.
L o s n u m ero sísim o s g eléq u id o s (G elechii-
d a e ) tie n e n m u c h o s rep re se n ta n te s en los ro ­
bles, d o n d e las la rv as d e v o ra n a m e n u d o los
b ro tes tiern o s, co m o la d e la Stenolechia g em -
m ella . O tra s e n ro lla n las h o ja s c o m o los to r-
tríc id o s, p o r eje m p lo , el T eleio d es decorella.
O tra s , p o r ú ltim o , d e v o ra n las h o ja s h a sta
el p u n to de d e ja r só lo los n erv io s ( T eleio d es
lu cu lella y T . p a rip u n ctellá ).
L o s ip o n o m éu tid o s están rep rese n ta d o s so ­
b re to d o p o r los Y p so lo p h a , a lg u n a s d e cu ­ Tres galerías d e lepidópteros N eptictilidos que atacan ho­
j a s d e ro b le. Iz q ., galería lineal y llena d e excrem entos
yas especies (Y . sylvella , Y . lucella e Y . alpe-
d e Stigm ella ro b o rella. C entro, galería en placa d e Ec-
lia) p u p a n en lo s tro n c o s o e n tre la b ro z a en to ed em ia q u in q u ella. D cha., galería lineal co n línea de
u n c a p u llo n a v ifo rm e . e xc rem e n to s c en tral d e Stigm ella ruficapitella.

L a verdeceledón fC a m p a ea m a rg a rita ta j fig u r a e n tre esas p o c a s especies d e g e ó m etra s p resen tes en nuestras latitudes.
S u oruga v iv e e n d is tin to s cad u cifo lio s.

www.FreeLibros.me
I45
E c o lo g ía L a s m a rip o s a s d e lo s b o sq u e s y la s flo re s ta s
▼ -----------------------------------------------------------------------

L o s le p id ó p te ro s d e las h ay as

C om o h em o s v isto , las h a y a s fu e ro n en cu ales la m e la in a es n e g ra d el to d o (salv o las


o tro tiem p o la q u in ta e se n c ia d e los b o sq u es « ta u s » ). L a o ru g a n e o n a ta p re se n ta u n a s ve­
d e la E u ro p a tem p lad a. H o y en d ía , u n q u in ­ rru g a s d o rs a le s m u y la rg a s q u e d e sa p a rec e n
ce p o r c ien to d e las m asas b o sc o sa s siguen en e sta d io s la rv a rio s u lte rio re s.
d o m in ad as p o r este á rb o l, so b re to d o en la
m o n ta ñ a .
Po co s lep id ó p tero s so n h u ésp ed es estricto s E l drepánido del haya
del h a y a , p ero m u c h a s especies p o lífa g a s
ap recian su h o ja . E n n u e stra s la titu d e s n in ­ L a W a tso n a lla cu ltra ria es u n a d e las ra ra s
g u n a m a rip o sa d iu r n a (ro p a ló c e ro ) se d e sa ­ especies de m arip o sas no c tu rn as «g o rd as» cuya
rro lla re g u larm en te en este h e rm o so á rb o l. o ru g a es h u é sp e d del h a y a . L a o ru g a , b a s ta n ­
te ala rg a d a , p resen ta u n a ex trem id ad a n a l a g u ­
z a d a , d o ta d a de u n a p u n ta a p ic a l. D e v o ra h o ­
La cuatrotés o hacha, ja s y d e sp u é s p u p a en u n c a p u llo e n tre h o ja s
especie notabilísima p le g a d a s. L a m a rip o sa v u e la e n d o s g e n e ra ­
cio n e s a n u a le s, a b ril-m a y o y ju lio -a g o s to . A l
A u n q u e se d e sa rro lla en d istin to s árb o le s, n o te n e r el h a y a (F a g u ssy lv a lic a ) re p re se n ta n ­
c o m o el c a rp e , el a b e d u l y el tilo , la c u a tro - tes m erid io n ale s en n u e stra s la titu d e s, este p e­
tés (A g lia tau) vive c o n m a y o r fre c u e n c ia en q u e ñ o d re p á n id o ca re c e d e u n a « p rim a m ed i­
el h a y a , en los lu g ares en q u e se d a e ste á r ­ te rrá n e a » (co m o la W . u n c in u la d e la en cin a ,
bol. E ste n o ta b le s a tú rn id o d e b e su n o m b re p rim a d e la W . b in a ria del rob le).
latin o a las m an c h a s d e su s c u a tr o a la s, c u y o
cen tro b lan co re c u e rd a a la le tra g rieg a ta u
( t). E n re p o so , se p arece a u n a h o ja m u e rta , Las geóm etras del haya
lo q ue le p erm ite c a m u fla rse en el ro jiz o
e n to rn o del s o to b o sq u e de p rin c ip io s d e la G ra n n ú m e ro d e g eó m etras p o lífag as se d e­
p rim av era. E l m a c h o , d iu rn o , v u e la en b u s­ s a rro lla n en el h a y a , p e ro p o cas le e stá n a f i­
ca de las h e m b ra s, e sc o n d id a s a l p ie d e los lia d a s. L a O p e ro p h te ra fa g a ta , pese al n o m ­
á rboles d u ra n te el d ía. b re específico fa g a ta , p u ed e vivir en d istin to s
Se cono cen varias fo rm as m elán icas, d e las árb o les y a rb u sto s. E n c u a lq u ie r caso , su o ru -

L O S LEPIDÓPTEROS
d e las bellotas
L a s b ello ta s c o n s titu y e n u n m e d io c e rr a d o id ó n e o p a ra u n b u e n n ú m e r o d e in ­
se c to s d e d istin to s ó r d e n e s . C a d a u n a d e ella s c o n s titu y e d e h e c h o u n a fu e n t e d e
a lim e n to y u n abrigo. S e g ú n e l e s ta d o d e d e s c o m p o s ic ió n d e lo s d o s c o tile d o n e s ,
se instalan e n ella s e s p e c ie s d ife re n te s: c o le ó p te r o s c u rc u lió n id o s, le p id ó p te r o s tortríci-
d o s y d íp tero s c e c id ó m id o s . L o s p rin c ip a le s le p id ó p te r o s q u e s e d esa rro lla n d e n tr o
d e las b ello ta s s o n to rtrícid o s d e los g é n e r o s C y d ia y P a m m c n e . L a s e n c in a s d a n a l­
b erg u e e n su s b ello ta s a e s p e c ie s d ife re n te s.
E l tortrícido C y d ia s p le n d a n a uiue c a si s ie m p r e e n las b ello ta s. L a h e m b r a d e s o v a
so b re las h o ja s y cerca d e las b e llo ta s, y las o ru g a s n e o n a ta s circulan al aire libre a n te s
d e in tro d u cirse e n ella s (la p rim e r a q u e llega, re ch a za a s u s c o m p e tid o r a s ). U n a v e z
m a d u ra , e n o to ñ o , la larva d e ja la b ello ta p a ra p u p a r e n e l m a n tillo d e n tr o d e u n
ca p u llo p a p irá c e o . E n c u a n to a la C . fa g ig la n d a n a , h ib e rn a e n e l m a n tillo a n te s d e
p u p a r e n m a rzo s o b r e u n tr o n c o . L a s d ife r e n te s agallas d e los cín ife s s o n u tilizadas
a sim ism o p o r los le p id ó p te r o s.

46 www.FreeLibros.me
L o s le p id ó p te ro s d e las hayas

V
/ \
■ / / \

y r \

«í m \

. -ye 4"'

— .....
A c o p la m ie n to d e N em ato p o g an so b re u n a h o ja jo v e n d e haya. L a s N em ato p o g an s o n a d é lid o s (A delidae) cuyas lar­
vas. a l p rin cip io m in a d o ra s d e h o ja s d e d istin to s c a d u cifo lio s, se c o rta n d esp u és u n a vaina o v a l y s e dejan caer en
e l m a n tillo pa ra hibernar.

g a c o n su m e c o n g ra n frecu en cia la h o ja del so n m u c h a s las g e ó m e tra s q u e se alim en tan


h a y a , y n o es r a r o o b se rv a r a las h e m b ra s ta n to d e los ro b les c o m o del h ay a.
á p te ra s a c a b a n d o d e av iv arse c irc u la r so b re
los tro n c o s de este á rb o l. L a v erd eceled ó n
(C a m p a ea m a rg a rita ta ), c o n o c id a y a en los L o s notodóntidos
ro b le s, se d e sa rro lla ta m b ié n en el h a y a . Y
Ig u al q u e la s g e ó m e tra s, los n o to d ó n tid o s
q u e se d e sa rro lla n a expensas del ro b le lo h a­
cen ta m b ié n a las del h a y a . P e ro la guerrero
del h a y a (S ta u r o p u s fa g i ) vive so b re to d o en
e sta ú ltim a especie. C o m o m u ch o s n o to d ó n ­
tid o s, está d o ta d a d e p a tas an terio res m u y ve­
llo sas y visib les c u a n d o e stá p o sa d a y tr a n ­
q u ila . D ebe el n o m b re a su sin g u lar o ru g a
p a rd o rro jiz a , d e p a ta s to rá c ic a s m u y a la rg a ­
d as y a g ru p a d a s en fo rm a d e falsa cola: cu an ­
d o se ve a m e n a z a d a , en co g e la c ab eza hacia
a tr á s a l tie m p o q u e lev a n ta la p a rte p o ste ­
rio r, a b u lta d a y d o ta d a d e apéndices caudales.

L o s m icrolepidópteros

G ra n n ú m e ro d e m ic ro le p id ó p te ro s viven
en el h a y a y , c o m o en el c aso del ro b le , pre­
se n ta n m á s especies esp ecializad as q u e los
g ra n d e s h e te ró c e ro s. L o s m ism o s g rupos
p o seen especies m in a d o ra s. E n c a m b io , los
h a y u c o s, al ser m en o s c o n sisten tes q u e la b e­
llo ta , a lim e n ta n a p o cas espacies.
www.FreeLibros.me
I47
E cología L a s m arip o sa s d e los b o sq u e s y la s flo restas

L e p id ó p te ro s d e los abedu les

Los abedules p u eb lan so b re to d o las tie ­ del a b e d u l. Su o ru g a , b lan c a v e rd u zca con


rras p lanas ácid a s, p ero se los v e ta m b ié n en p u n to s n eg ro s, se d isim u la d u ra n te el d ía e n ­
el círculo p o la r y en la z o n a m o n ta n a de los tre las h o ja s , a las q u e u n e m e d ian te hilos
grandes m acizos m o n ta ñ o so s. A l n o c o n sti­ d e sed a. L a m a rip o sa a p a re c e en d o s g en era­
tu ir no rm alm ente p oblacio n es ta n den sas ciones: m arz o -a b ril y ag o sto .
com o las de los robles y h ay as, d a n lu g a r a
u n so to b o sq u e m ás v a ria d o . E n el ca so m ás
frecuente, d o m in an en las la n d a s ácid as con La notodonta jorobada y sus primas
brezales, d o n d e se h allan c o m o en su casa.
H ay en E u ro p a varias especies d e ab ed u les, Los n o to d ó n tid o s (N o to d o n tid ae) ab u n d a n
siendo el ab ed u l verrugoso (B etu la verruco- m u ch o en los b osques d e fro n d a y m u ch o s
sá) el m ás com ún en la llan u ra. E l a b ed u l p u ­ se d e sa rro lla n en el a b e d u l, a u n q u e la m ay o ­
bescente (B . p ubescens) a b u n d a so b re to d o ría so n p o líg afo s.
en las zonas de tu rb e ra , igu al q u e el abed u l L a n o to d o n ta jo r o b a d a (N o to d o n ta dro-
enano (B . nana), reliquia g laciar, m u y loca­ m edarius) e stá m u y e x te n d id a en los bosques
lizada y co n fin ad a del to d o en la tu rb e ra . A y z o n as ru ra le s co n a rb o la d o , d o n d e su o ru ­
diferencia del ro ble y el h a y a , el a b e d u l al­ g a a ta c a la h o ja d e d istin to s á rb o le s, sobre
berga un a serie de heteróceros v erd ad eram en ­ to d o del a b e d u l. D ebe su n o m b re a las g ib as
te oligófagos, adem ás d e m u ch ísim o s p o lífa ­ q u e a d o rn a n la larv a.
gos. Si exceptuam os a l a b e d u l e n a n o , m uy L a F urcula b icuspis, u n a b ella especie de
m arginal p ara n o so tro s, las o tra s d o s espe­ c o lo res b lan co y n eg ro , d ep en d e exclusiva­
cies de abedules d a n alberg u e a las m ism as m en te del a b e d u l. L a o ru g a p re se n ta en su
especies. e x trem o d o s p ro lo n g acio n es a fila d a s , q u e le
A lgunas en d rin eras (S a tyriu m p r u n i) p u e­ d a n su n o m b re específico. D e v o ra el fo llaje
den devorar la h o ja del a b e d u l, p e ro la to p a ­ d e ju lio a setiem b re, a n tes d e tra n sfo rm a rse
cio (T hecla belulae), pese a l n o m b re cien tífi­ en crisá lid a en o to ñ o , d e n tro d e u n a c u b ie r­
co, ra ra vez se d e sa rro lla en el ab ed u l. M ás ta c o riá c ea c o n stru id a b a jo los tro n c o s o en ­
a ú n , pocas m arip o sas d iu rn a s (ro p aló cero s) tr e las ra m a s. In q u ie ta , m u e stra u n a a c titu d
son arborícolas. in tim id a d o ra q u e h ace q u e se in c o rp o re p ro ­
y e cta n d o las p ro lo n g acio n es del ex trem o del
a b d o m en .
La drepana falcada, otros L a F u rcu la b ifid a , cu y a fo rm a a d u lta p re ­
drepánidos y tiatíridos se n ta u n a d o rn o m en o s c o n tra s ta d o , vive so ­
b re to d o en los á la m o s, p ero se la ve ta m ­
L os d rep án id o s y tia tírid o s e stán ligados bién en los abedules.
esencialmente a especies forestales. E stas m a­
riposas n o cturnas de colores y fo rm as típicas
han recibido a m en u d o n o m b re s v ern ácu lo s N octuido p si y especies
gráficos. L a d re p a n a fa lc a d a (D repana / a l ­ emparentadas
eatoria), d e alas falcifo rm es, d e p e n d e esen­
cialm ente del ab ed u l, d o n d e se crían sus o ru ­ L a m a y o ría d e los n o c tu id o s (N o ctu id ae)
gas, qu e parecen h o jita s a b a rq u illa d a s. L as viven en las p lantas b aja s y los arb u sto s. A u n ­
m ariposas vuelan en ab ril-m ay o , y en ju lio - q u e cierto s g é n ero s se e n c u e n tra n en el fo lla ­
septiem bre en dos generacio n es an u a le s. L a je d e los á rb o les y o tro s so n p o lífag o s. L a
d rep an a blan q u ig u ald a (Falcaría lacertinaria) su b fa m ilia d e los A cro n íc tin o s, en p a rtic u la r
se desarrolla esencialm ente en el abed u l y debe reag ru p a c ierto n ú m e ro d e especies ligadas al
el nom bre a que la fo rm a d e su o ru g a recu er­ b o sq u e .
d a vagam ente a u n a lag artija. A diferencia de L a A c ro n ic ta leporina es u n b o n ito n o c­
la an terio r, esta especie pliega las alas lateral­ tu id o b lan co q u e se h alla en los a b ed u le s de
m ente so b re el cu erp o en rep o so (la p rim era llanura, en la periferia d e los bosques. Su o ru ­
las extiende ap la n a d a s c u an d o se p o sa). ga fig u ra e n tre las m á s n o ta b le s d e n u estras
L a A c h ly a fla v ic o r n is dep en d e so b re to d o latitudes: es v erde y está cub ierta d e pelos d o ­
www.FreeLibros.me
481
L o s le p id ó p te ro s d e lo s fre s n o s, lo s a rc e s y o tr a s especies m e n o s frecuentes

b lad o s, largos y densos, q ue p u ed en ser b la n ­


co s o am arillo s. E ste larg o rev estim ien to se­
d o so p ro teg e a la larva y p o sib lem en te la d i­
sim u la. T e rm in a d o el d e sarro llo , p u p a en tre
la co rteza, p ro te g id a ad em á s p o r u n revesti­
m ie n to d e sed a m ezclada con p elos. El a d u l­
to ap arece en m ay o -ju n io en u n a ú n ic a gene­
ra c ió n a n u a l. S u a d o rn o , co m o el d e sus
co n g éneres, le p e rm ite p a sa r in a d v e rtid o de
d ía so b re los tro n c o s.
E l n o c tu id o psi ( Triaena p si) p refiere so­
b re to d o los p a rq u e s y o tro s p a raje s co n a r­
b o la d o d e la llan u ra. O ru g a m uy b o n ita , gris
a z u la d a co n u n a b a n d a m edia am a rillo claro
y m a n c h a s ro ja s a los lad o s. P u p a en u n a
o q u e d a d d e la c o rteza y se la ve a m en u d o
so b re los tro n c o s en o to ñ o .
E l n o c tu id o del aliso (Jochea era alni), p ri­
m a d e la a n te rio r, vive en d istin to s árb o les
y a rb u s to s, incluyendo al aliso y al a b ed u l.
A l m a d u ra r su o ru g a n eg ra y a m a rilla , co n
la rg as cerd as esp a tu la d a s, es p a rtic u la rm e n ­
te típ ica.

Eriocránidos y compañía

V iven en el ab ed u l las especies m ás p eq u e­


ñ a s d e los m ic ro lep id ó p tero s. T al es el caso
d e lo s erio crán id o s (E rio cran iid a e ) c u y as la r­
v as m in a n el p a ré n q u im a d e las h o ja s d en tro A co p la m ien to d e la endrom is de los sauces fEndromis ver-
de u n a g alería pustu lo sa. L as d im in u ta s Stig- sicoloraA L a hem bra es m á s gruesa y clara que e l m a­
m ella trazan galerías filiform es, m ien tras q u e c h o . E sta m ariposa vuela a l rom per la prim avera en los
bosq u es claros d e abedules.
las C aloplilia y las P arornix en ro llan u n o s co­
n o s en el e x trem o de las h o jas.
G ran n ú m ero de m icro lep id ó p tero s prefie­ m a te ria (de a h í su n o m b re ). E n el abedul,
re en re a lid ad e n ro lla r las h o ja s p a ra devo­ la E p in o tia rantella, la E . bilun an a y la E.
ra rla s m e jo r. H ay geléquidos (G elechiidae), trig o nella c o m p a rte n la h o ja co n g ra n n úm e­
c o m o la A n a c a m p sis blallariella y la Teleio- ro de to rtrícid o s p olífagos. L a C ochytis nana,
cles ulburnella , q ue lo hacen así, p e ro los to r- p o r su p a rte , se d e sa rro lla en los a m e n to s de
trícid o s siguen sien d o las especialistas en la este árb o l.

L o s le p id ó p tero s d e los fresn o s, los arces


y o tra s especies m e n o s frecuentes

El fresn o c o m ú n (F ra xin u s excelsior) es la ta ñ a h a sta el lím ite in fe rio r d e la zo n a su­


p rin c ip a l especie d e este género o riu n d a de b a lp in a . H a y especies end ém icas d e este á r­
n u estras latitu d es. E s u n a especie fo restal im ­ b o l, a u n q u e , c o m o o tro s m u ch o s caducifo-
p o rta n te q u e a p a re c e en la z o n a ru ra l, ju n to lios, alb e rg a ta m b ié n a u n g ra n n ú m e ro de
a los cam inos y los ríos, y que llega en la m o n ­ p o lífag as.
www.FreeLibros.me 49
E c o lo g ía L as m arip o sas d e los b o sq u es y las florestas

la A c a n th o b ra h m a e a europaea. E ste g ra n ie-


p id ó p te ro , m e n c io n a d o y a e n tre las m a rip o ­
sas m e d ite rrán e as, h a sido d escu b ierto hace
m uy p o co en L u ca n ia (Ita lia m erid io n a l). Su
o ru g a , q u e alcan za los 80 m m d e la rg o , n e ­
g ra y m a rc a d a co n líneas b lan ca s, e stá p ro ­
vista (salvo en su ú ltim o e sta d io larv a rio ) de
cinco larg os ap én d ic es. D ev o ra la h o ja del
fre sn o . L a m a rip o sa vuela en m arzo -a b ril en
las regiones b o sco sas d e escasa latitu d .
L a L ith o p h a n e sem ib ru n n ea y la A le lh m ia
cen lra g o d ep en d en asim ism o del fresn o . La
p rim era tien e u n a o ru g a casi verde del to d o
y es o to ñ a l: in v ern a a n te s d e rep ro d u cirse;
la seg u n d a es g ris n eg ru zca y estival.
L a E n n o m o s fu s c a n ta ria , se d esarro lla so ­
b re to d o en el fre sn o . G e ó m etra ro b u sta y
de alas re c o rta d a s, recu erd a en rep o so u n a
h o ja m u e rta . S u larg a y d e lg ad a o ru g a v erde
a m arillen ta es n o c tu rn a . D u ra n te el d ía , se
m an tien e inm ó v il, co n el c u erp o e stira d o y
rectilíneo (co m o o tra s m u c h a s larv as d e esta
fam ilia).
L a E u zo p h e ra p in g u is vive en la corteza in­
L a Archiearis parthenias vuela a l inicio de la prim avera
en un bosque de abedules. V em os a q u í un ejem p la r p o ­ te rn a d e este á rb o l; d e la ta n su presencia los
sado en e l su elo húm edo, sin d u d a para absorber un p o c o ex crem en to s e x p u lsad o s a la salid a d e las
de agua. g alerías. P u p a d e n tro d e ellas. L a m arip o sa
em erge en el v e ra n o y nace despu és d e u n as
veinte h o ras. E x trañ a m en te , pueden e sta r in­
Un licénido arborícola fe sta d o s a lg u n o s fre sn o s, m ie n tra s q u e o tro s
se h allan in tacto s.
meridional
L a P ra ys fra x in e lla es u n o d e los pocos m i­
U n licénido arborícola m eridional, la Laeo- cro lep id ó p tero s q u e m in an las h o jas del fres­
sopis lobopis, es u n a de esas ra ra s m arip o sas n o . T ras la hibernación, la larva a ta c a los b ro ­
diurnas de n u estras latitu d e s q u e so n tal vez tes tie rn o s, a rru in á n d o lo s.
endém icas del fresn o co m ú n . V uela d u ra n te L a C alo p tilia syrin g ella , u n g ra c ilá rid o ,
el día en to rn o a los setos d o n d e h ay fresnos m in a tam b ién las h o ja s del fre sn o , e n ro llá n ­
viejos, del llano h asta los 1800 m d e altitu d . d o la s d espués en fo rm a d e c o n o s a n te s de
E m p are n tad a con la n a z a re n a (Q uercusia p u p a r.
quercus), presen ta co m o e sta ú ltim a u n re­
flejo violáceo en el an v erso d e las alas. Se
diferencia, desde lu eg o , p o r el m arg en a n a ­ Entre los arces y los tilos
ra n ja d o del reverso d e las c u a tro alas. El lí­
m ite septentrional de su áre a d e residencia lle­ L os arces (A cer) so n so b re to d o árb o les
ga al n o rte de los P irin eo s. d e co m arcas ru rales y su b u rb a n a s. Sin e m ­
E s de n o ta r qu e la subespecie ibericus de b arg o , el arce b la n c o fo rm a espesuras im p o r­
la n azaren a, p ro p ia de la en cin a , vuela asi­ ta n te s en la m o n ta ñ a . E l arce m e n o r (A cer
m ism o alred ed o r d e los fresnos. ca m p estre), en c a m b io , se d a so b re to d o en
los b ald ío s calcáreo s y al b o rd e d e los cam i­
n o s so lead o s. G ra n n ú m e ro d e lep id ó p tero s,
Heteróceros más o m enos so b re to d o p o lífa g o s, viven en esto s á rb o ­
llamativos les, p e ro a lg u n o s m icro le p id ó p te ro s so n en ­
d ém icos en ellos. L a C a lo p tilia ru fip en n e-
El fresno co m ú n c ría la o ru g a d e u n o de lla pliega el ló b u lo del a rc e b la n c o en ta n to
los lepidópteros m ás sing u lares d e E u ro p a , q u e va crecien d o , y la C. sem ifa scia y la
www.FreeLibros.me
E n la s av e n id a s d e á rb o le s caduclfolios

C alybiles h a u d eri hacen lo m ism o co n el arce


m en o r.
M u ltitu d de lep id ó p tero s acu d en a los
tilos (T ilia). El m ás a b u n d a n te en los b o s­
ques suele se r el tilo de h o ja p eq u eñ a (T.
cordata).
L a X a n th ia citrago es un b o n ito n o ctu id o
a n a ra n ja d o , cu y a o ru g a vive en el tilo . Es
n o c tu rn a y se o c u lta d u ra n te el d ía . De p e­
q u eñ a, se disim ula entre h o jas u n id a s p o r h i­
los de seda; m ás crecida, se m an tien e de día
al pie de los tilo s, p a ra su b ir p o r el tro n c o
al a n o ch ecer. L a m a rip o sa vuela al fin del
v erano.
L a Sab ra harpagula a b u n d a en el tilo de
h o ja p e q u e ñ a . S u o ru g a , a la rg a d a y te rm i­
n ad a en p u n ta , teje su capullo entre ho jas ple­
gadas.
L a falen a erizada (L ycia hirlaria), especie
p rim av eral, tie n e qu eren cia a los tilo s, d o n ­
de n o escasea su o ru g a , a veces en c o m p a ñ ía
de la b istó n del ro b le (B isto n slralaria), o tra
especie te m p ra n a .
L a A m p h ip y r a berbera, u n n o c tu id o poco
co n o cid o to d a v ía (véase a n tes), vive a m en u ­
d o en los tilo s, m ien tras qu e la A . p y ra m i-
dea n o ha sido o b se rv a d a , al p are c er, en es­
to s árboles.
El carp e (C arpinus betulus) es u n á rb o l fre­
cu en te en alg u n o s b o sq u es, a m e n u d o ju n to
a los robles en tierra s h ú m ed as. T ien e pocas
especies endém icas; alg u n o s g eo m étrid o s
com o la A g rio p is m arginaría, la A . auran-
liaria y la A lc is rep a n d a ta tien en , sin e m b a r­
g o , p redilección p o r este árb o l.

E n las av en idas de árb o le s cadu cifolios

L as avenidas de los bo sq u es, así c o m o los c a m in o s fav o recen a los ju n c o s, carrizos,


lindes y calveros de éstos, p erm iten crecer e u p ato rio s, estáq u id as y c ard o s, m ientras que
a u n a vegetación qu e se ah o g a ría en la espe­ las fresas, p o te n tilla s y pies de león se re­
su ra . A rb u sto s y p la n ta s b a ja s b rin d a n en ­ p a rte n el te rre n o co n las g ram ín eas. L as pul­
to n ces su fo llaje y el n écta r d e sus co ro las m o n a ria s, p o r su p a rte , ro d e a n a los m as­
a los lib ad o res y filó fag o s. L os b o rd es d e los tu erzo s.

www.FreeLibros.me
I
E c o lo g ía L as m a rip o sa s d e lo s b o sq u e s y la s flo re sta s

Juegos de som bra y de luz La mariposa de los muros,


conocidísima y m u y
A l em pezar la p rim av era , la o lm e ra (N y m - p o co conocida...
p halis p o lych lo ro s) se p o sa y a so b re los tro n ­
cos calen tad o s p o r los ray o s del S o l. L a li­ L a m a rip o sa de los m u ro s (P ararge aege-
m onera (G o n e p te ry x rh a m n i) e stá tam b ién riá) es u n a d iu rn a d e la su b fa m ilia sa tirin o s
presente en esa cita: acu d e a lib a r las floreci- q u e vuela m u ch o en los claro s del b o sq u e,
llas del d iente de león en esp e ra d e algo m e­ d a n d o m ás p referen cia a los re ta z o s d e luz
jo r. L a cu atro tés (A g lia tau) n o ta r d a en a p a ­ d el so to b o sq u e q u e a l p leno sol d e los calve­
recer, en ab ril; zigzaguea en el so to b o sq u e y ro s. E sta especie, m uy c o m ú n , vive en la m a ­
atraviesa los cam in o s de im p ro v iso (sólo el y o r p arte de E u ro p a , llegando p o r el este h as­
m acho vuela de d ía). M ie n tra s q u e las ú lti­ ta el A sia c e n tra l y p o r el s u r h a sta Á fric a
m as especies invernales co n h e m b ras d e alas d el N o rte (d o n d e fu e d escrita la fo rm a n o ­
atro fia d a s, co m o el ec o fó rid o D iu rn e a fa g e - m in al). E sta ú ltim a es a n a ra n ja d a p o r a rrib a
lla y el geo m étrid o A lso p h ila descularía, se y su s alas tien en el áp ice estre ch o . L a subes-
rezagan todavía un p oco, los eriocránidos h an pecie tircis d e E u ro p a se p te n trio n a l tien e el
cesado y a en su m ay o ría d e v o la r en los bos- fo n d o a m a rillo crem a y el áp ice m ás re d o n ­
quecillos de ab ed u le s. Sin e m b a rg o , la D yse- deado.
riocrania subp u rp u rella , d e refle jo s v erde Se sa b e desde h ace m u ch o q u e la p rim era
m etálico, sale fácilm en te d e e n tre las h o ja s generación sep ten trio n al p resenta dos form as.
d u ra n te el día. U n a , salid a d e crisálidas h ib ern an tes, nace en
L as m a ta s de m astu erz o s d e p ra d o cuyas m a rz o y h a sta en a b ril. S on u n a s m arip o sas
flores ro sa e stán ya a b ie rta s aco g en a la re­ d e anverso p redom inantem ente ocre claro (so­
voltosa a u ro ra (A n th o ch a ris cardam ines). L a b re to d o las h e m b ras), cu y o s m ac h o s tienen
h em b ra, m ás ta rd ía , acu d e a d e so v ar en esa b a sta n te a g u d o el áp ice d e las a la s a n te rio ­
b o n ita p lan ta. O tra g racio sa v isita n te d e los res, y sólo tre s ocelos en las p o ste rio re s. La
cam inos flo rid o s del b o sq u e, la b la n c a esb el­ o tr a fo rm a , salid a d e o ru g a s h ib e rn a n te s, d a
ta (L eptidea sinapis), liba las p o ten tillas y re­ e n m ayo u n as m arip o sas m ás o scu ras q u e tie­
volotea so b re ellas y o tra s flo res p rim a v e ra ­ nen g en eralm en te c u a tro o celo s d e m ay o r ta ­
les; su o ru g a — pese al n o m b re — vive so b re m a ñ o en las alas p o sterio re s, y m ás re d o n ­
la alm o rta de los p ra d o s. d e a d o el áp ice d e las alas a n te rio re s d e los
m ach o s.
O sea q u e la p rim e ra serie d e eclosiones d a
u n as m aripo sas d e colores m ás cálidos, a d a p ­
ta d a s a u n e n to rn o a b ie rto , p o rq u e los á r b o ­
les n o tie n e n a ú n h o ja , p e ro la b ro z a d o n d e
se p o sa la tircis e stá d o m in a d a p o r los m a ti­
ces o cre.
L a se g u n d a serie p ro d u c e m a rip o sa s m ás
o sc u ra s, m ás a d a p ta d a s al so to b o sq u e tu p i­
d o del m es d e m ay o , a d o n d e e sc a p a n ya
las tircis d e los ray o s d e m a sia d o fu ertes del
Sol.
L a seg u n d a g e n eració n se p te n trio n a l a p a ­
rece en ju lio -a g o sto ; p ro d u ce p eq u eñ o s ejem ­
p lares o scu ro s del seg u n d o tip o . S eg ú n los
a ñ o s y la la titu d , h ay gen eracio n es su p lem en ­
ta ria s q u e se esc alo n an h a sta o c tu b re .
C o m o v em o s, tie n e d o s fo rm a s p rim a v e ­
rales a d a p ta d a s a los p e río d o s d e av ivam ien-
to . V ald ría la p en a e stu d ia r selecciones p a ra
c o m p ro b a r si ese fe n ó m en o v a a c o m p a ñ a d o
p o r m o d ificacio n es genéticas d u ra d e ra s; en
Inflorescencia de m adreselva. E ste a rb u sto d e lo s setos
alim enta y cria n um erosas m ariposas, e n tre ellas la n in fa d o s p a la b ra s, ¿h ay re a lm e n te u n a so la espe­
d el bosque y la n in fa d e lo s arroyos. cie d e m a rip o sa d e los m u ro s?
www.FreeLibros.me
521
E n la s av e n id a s d e á rb o le s caducifolios

Entre el sol y la frescura

L os adélidos com o la A d e la ream urella pro-


lifera n a m e n u d o en m ay o en los árb o le s y
a rb u sto s, en los sau ces, robles y carp es que
b o rd ean los cam inos; y se ven a veces e n ja m ­
bres v o la n d o al so l, cu y a ex isten cia se re la ­
ciona sin d u d a co n la p a ra d a n u p cial d e esta
especie.
L o s av ellan o s, carp es, sauces y o tro s tilos
o c u ltan u n a m u ch ed u m b re de p e q u e ñ o s geo-
m étrid o s p rim av erales, fáciles d e h a c er salir .
a la luz. L a A sth e n a albulata, blan ca del todo,
y la lo m asp ilis o rla d a (L o m a sp ilis m a rgín a ­
la), p arecen deyecciones de p á ja ro en c u a n to
se p o sa n so b re las h o ja s. E ste tip o d e c a m u ­
fla je « activ o » es frecu en te e n tre los geom é-
trid o s, y se p o d ría n c ita r m u ch o s ejem p lo s
en ellos; n o s lim itarem os a se ñ ala r la C yclo-
p h o ra a n n u la ta , la L ig d ia a du sta la y la Se-
m io th isa alternaría. O tro s g e o m étrid o s, en
cam b io , vuelan en p len o d ía , co m o la R h eu -
m a p tera su b h a sta ta . Y e n tre las p la n ta s b a ­
ja s d e los cla ro s del b o sq u e h allam o s alg u ­
n o s c o m o la E m a tu rg a alo m a ría . L o s card o s
U no lim onera en su e n to rn o tros la hibernación. E n m ar­
co b ijan to d a u n a serie de insectos, e n tre ellos
zo-abril, esta m ariposa debe contentarse con libar tas f l o ­
u n b o n ito to rtríc id o , la A e th e s cnicana. L os res disponibles, co m o e l tusílago y e l diente de león.
p irálidos están rep re se n ta d o s so b re to d o p o r
L a silva n o m a yo r ( Lim enitis p o p u li) acude a bom bear
los C ra m b in a e , sien d o la C ra m b u s p a scu e- la h u m e d a d d e l su elo d e los cam inos d el bosque. L a
lla, c o n su larg a estría p la te a d a , la m á s típ i­ atraen m u c h o la s m aterias e n descom posición, en este
ca d e los cam in o s frescos. caso, u n excrem ento d e zorro.
L a C ervantes (E ryn n is tages), la a je d re za ­
d a m enor (P yrg u s m alvae) y la ajed re za d a de
pallas (C arterocephalus palaem on) revolotean
en m ay o -ju n io en los cla ro s flo recid o s. L a
ú ltim a tien d e, d esg raciad am en te , a escasear
c a d a vez m ás, d eb id o a la d estru c c ió n de su
h áb itat. P e ro la fiesta no h alla su ap o g eo h as­
ta q u e ap a re c e n la silvano m ay o r (L im en itis
p o p u li) y las do s to rn a so la d a s (A p a tu ra iris
y A . i lia).

Las tornasoladas

S on u n a s m a rip o sas silvícolas q u e v uelan


en tre los cam inos y claros d e los bosques fres­
cos. A las a d u lta s les g u sta a b so rb e r la h u ­
m ed ad del suelo. L es e n can ta n las m ate rias
en d esco m p o sició n o alcalin as: cad áv eres p e­
q u e ñ o s, o rin a , c a g a jo n es, y es fácil a tra e rla s
co n alg o de qu eso m u y p a sa d o ...
L a to rn a so la d a (A p a tu r a iris) es la m ás
g ra n d e . Su m a c h o p resen ta u n reflejo m e tá ­
lico a zu l violáceo. L as a la s so n p o r lo d em ás

www.FreeLibros.me
I53
E colo g ía L a s m arip o sa s d e lo s b o sq u e s y las flo restas

de c o lo r p a rd o ó x id o c o n fra n ja s tra n sv e rsa ­ Las hesperias y otras estivales


les blancas.
L a to rn a so la d a chica (A . iliá) es m ás p re ­ L a a p a ric ió n d e la esp ejito s (H etero p teru s
coz q ue la a n te rio r. E n la m a y o ría d e las lo­ m o rp h eu s) in d ica la llegada del v e ra n o . E sta
calidades presenta u n a fo rm a clytie, es la to r­ hesp eria g rácil d e v uelo sa lta rín n o es estric­
n asolada a n a ra n ja d a . ta m e n te silvícola, p e ro p ro sp e ra so b re to d o
E stas m arip o sas d ep en d en p rin cip alm en te en los bosq u es claro s d o n d e a b u n d a n las g ra ­
de los sauces y álam o s tem b lo n es en los q u e m ín eas en q u e se cría.
se crían sus o ru g a s, de ex trem o a n te rio r L a segunda generación de las vanesas coin­
bífido. cide ta m b ié n co n el co m ien zo del v eran o en
las a v en id a s del b o sq u e. L a c-b lan ca (P oly-
g o n ia c-album ), d e alas n atu ralm e n te m u y re­
La nacarada, las perladas co rta d a s, defiende co n tesón su territo rio per­
y las doncellas sig u ien d o a los in tru so s a n te s d e volver a su
p o sad ero fa v o rito . L as m alv as, o rtig as y c a r­
L as violetas y el llan tén , a b u n d a n te s a m e­ d o s, p rin cip alm en te, se ven in v ad ido s p o r las
nudo en los cam inos cla ro s del b o sq u e, crían o ru g as d e la c a rd e ra (C y n th ia cardui), p ro ­
las orugas de d istin tas n a c a ra d a s y p erlad as. d u c to d e la p u e sta d e las m ig ra d o ra s p rim a ­
L a n acarad a (Á rgynnis p a p h ia ), la lu n ares de verales. L a p av o real ( / ñach is ¡o) y la o rti-
p la ta (Speyeria aglaja) y la ad ip e (F abriciana g u era (A g ía is urticaé) acu d en a libar las flores
adippe), grandes ejem plares d e a la s n a ra n ja , d isp o n ib les, m ie n tras q u e la m a rip o sa d e los
ab u n d an tam b ién en los sitios p ro p icio s. olm os (N ym p h a tis p o lych o ro s) inicia ensegui­
L a p erlada c a sta ñ a (C lossiana seten e) y la d a u n a estiv ació n (d ia p a u sa estival) a n te s de
p erlada ro jiza (C . eu p h ro syn e), cu y a o ru g a v o lar en o to ñ o , y despu és en la p rim av e ra si­
devora las violetas, so n típ icas de los cam i­ g u ien te a la in v e rn a d a c o n tig u a.
nos florecidos del bo sq u e. Es u n a delicia ver- L a lim o n era (G o n ep te ry x rha m n i) nace en ­
las volar en m ayo en aqu ello s sitios d o n d e tre ju n io -ju lio : las superv iv ien tes d e la h ib e r­
h an sobrevivido. n a c ió n a n te rio r se re tra sa n h a sta ese perío ­
L a doncella d e o n d a s ro ja s (E u p h y d r- d o . L a a tra e n los cam in o s y lindes d e los
y a s aurinia) y la doncella del alig u stre (E. b o sq u es d o n d e v iven sus o ru g a s en el a rr a ­
m aturna) so n m ás ra ra s, so b re to d o la ú l­ clán y la a la d ie rn a . E sta m a rip o sa n o vacila
tim a. en lib ar florecillas c o m o la p ru n e la , c u y o ta ­
llo pliega.
L a d o ra d a línea larg a ( Thym eU cus sylves-
Iris) y la d o ra d a o rla a n c h a (O ch lo d es vena-
L a blanca d el m ajuelo ( A p o ria crataegi ) a b u n d a en las
regiones m ontañosas y colinas. Tiende en cualquier caso lu s) acu d en ta m b ién a visitar las flo res d e los
a desaparecer en e l llano, d o n d e f u e a b u n d a n te en otro cam in o s, en c o m p a ñ ía d e la lo b ito agreste,
tiempo. la loba (M a n io ta ju r tin a ) y o tra s especies m ás
e strictam en te forestales.

Un vistazo a los troncos

M uchas m ariposas n o ctu rn as silvícolas p e r­


m an ecen p o sad as en los tro n c o s d u ra n te el
día. L a m ayoría de las veces su fo rm a y a d o r­
n o las hacen su m am en te h o m o cro m as respec­
to del so p o rte , lo q u e les p erm ite esc a p a r a
los o jo s d e los p red ad o res.
B uscarlas allí n o es c o sa fácil, p e ro puede
d a r b u en re su lta d o , p ro c u ra n d o siem p re que,
al acercarse, n o escapen algunas especies m uy
m ed ro sas (licénidos, Sco p a ria y alg u n a s g eó ­
m etras). Sin em b a rg o , el m éto d o m á s eficaz
consiste en p a sa r de a b a jo a rrib a u n a red de

www.FreeLibros.me
54i
E n las av en id as d e árb o le s caducifolios

L a L adoga cam illa fr e c u e n ta lo s ca m in o s d e lo s bosq u es y su s linderos, d o n d e crece la m adreselva. A l desaparecer


los s e lo s y e l soto b o sq u e, desaparece c o n ellos.

m ariposas p o r la base d e los troncos: so rp ren ­ b o rd e a n las g ran d es alam ed as so n los m ejo­
d id as d e ese m o d o , se d e ja n c o g er la m ay o ­ res). U n o d escu b re de ese m o d o los geomé-
ría d e las veces. trid o s A p o c h e im a pilo sa ria , A . hispidaria y
D esde el co m ienzo de la p rim a v e ra , las in ­ L y c ia p o m o n a ria , cuyas h em b ra s, incapaces
vern an tes — alad a s o n o — perm an ecen en los d e v o la r, so n u n a s b o litas vellosas co n patas.
tro n co s y só lo se p u ed en d esc u b rir las h em ­ M ás a d e la n te en la estació n , num erosos
b ras á p te ra s a c ercán d o se a los tro n c o s e ins­ g eo m étrid o s, c o m o la C olostygia olivata, la
p e c cio n án d o lo s con cu id a d o (los á rb o le s que E clip lo p e ra silaceata, la P eribatodes rhom -

LA BANDA CURVA

una joya del bosque

L a b a n d a cu rva (H ip p a rc h ia fagij e s u n a m a rip o sa d iurna d e la fa m ilia d e los


n in fá lid o s (S a ty rin a e ) c u y a á rea d e d istribución s e e x tie n d e d e E sp a ñ a a R u sia m eri­
dio nal. L e g u s ta n los b o s q u e s s e c o s y h e rb o so s, y s e p o s a a m e n u d o so b re los troncos
al sol. L a b a n d a c u rv a su b siste to d a v ía e n e l b o s q u e d e F o n ta in e b le a u , p o r lo m e n o s
d e s d e q u e s e esta b leció allí, h a c e m u c h o tie m p o , u n s o to b o s q u e d e g ra m ín e a s selví-
colas. E sta m a rip o sa h e r m o s a y g r a n d e (7 0 m m d e e n v e rg a d u ra ) e s sin d u d a la jo y a
le p id o p térica m á s p re c io sa d e l g ra n b o sq u e . D e sg ra c ia d a m e n te , la tra n sfo rm a ció n im ­
p la ca b le d e e s te b o s q u e señ o ria l e n e x p lo ta c ió n fo r e sta l, h a c e peligrar, lo ca lm en te,
la s u p e r v iv e n c ia d e e sta e sp e c ie .

www.FreeLibros.me
I55
E colo g ía L as m a rip o sa s d e lo s b o sq u e s y las flo re sta s

boidaria y o tra s m u ch as, se rep arten los tr o n ­


cos c o n el p irá lid o Sco p a ria p y ra le lla y dis­
tin to s m icro le p id ó p te ro s, g eléq u id o s, e c o fó ­
rid o s, po n o m éu tid o s y gracilárid o s. B astantes
d e esto s p eq u eñ o s le p id ó p te ro s a d o p ta n en
re p o so u n a p o sició n erg u id a , c o m o la B atra-
chedra praeangusta, q u e les d a asp ecto d e es­
p inas.
C o n el v eran o a p arecen o tra s especies,
c o m o las liq u én icas, g ra n d e s n o ctu id o s con
las a la s a n terio res a d o rn a d a s c o m o el liquen
de los tro n c o s, m ien tras q u e las p o sterio res
tien en u n c o lo r v iv o , ro jo , az u l, a m a rillo , de
m u ch o c o n tra ste , c u y o o b je to es a su sta r a los
fastidiosos predadores. Los pequeños nólidos,
cuyas o ru g a s se d e sa rro lla n so b re el liquen
d e los árb o le s, su elen e sta r p o sa d o s en los
tro n c o s. T al es el caso , p o r e je m p lo , d e la
Ñ o la c o n fu sa lis. L a d iló b id o (D ilo b a caeru-
leocephala) n o es ra ra en o to ñ o so b re los
tro n c o s d e los á rb o les q u e b o rd e a n el b o s­
q u e , a veces en c o m p a ñ ía d e la E pirrita
a u tu m n a ta (u n a g e ó m etra o to ñ a l). L o s geo-
m étrid o s O p ero p h tera b ru m a ta , d e h em b ras
to talm en te á p te ra s, a b u n d a n a m en u d o al in i­
cio del in v iern o .

L a pájaro luna fPhalera buccphalay se parece extrañam en­


te a una astilla d e la m adera en q u e se ha posado.

Los le p id ó p tero s de los b o sq u es de con iferas

A unque localizadas o rig in a lm en te en m a­ Autóctonas e inmigrantes


cizos m o n tañ o so s y alg u n o s islotes d e llan u ­
ra (en la E u ro p a n o n ó rd ic a), las c o n iferas L a p o b lació n lep id o p térica d e los bosq u es
h an am p liad o m uchísim o su á re a d e d istri­ cerra d o s d e c o n ife ra s es a m e n u d o d iferen te
bución, d a d o q u e las favo recen los intereses según el o rig e n d e los á rb o le s q u e los co m ­
forestales. N o sabem os h asta q u é p u n to tie­ p o n e n . L as fo rm acio n es de c o n ife ra s a u tó c ­
nen la cu lp a las co n iferas d e la d e p a u p e ra ­ to n a s acogen a m en u d o u n a fa u n a b a s ta n ­
ción de la flo ra y la fa u n a de n u e stro país te n u m e ro sa y d iv ersificad a, co n endém icas
y de la incap acid ad d e d o m in a r los incendios locales c o m o la céle b re isab elin a (G raellsia
en los bosques. L as refo re stac io n e s co n co ­ isabellae). L as p la n ta cio n e s — so b re to d o de
niferas se caracterizan p o r u n a au sen cia casi especies im p o rtad a s— sólo alb erg an , en cam ­
total de sotobosque, po rq u e las raíces d e ellas b io , u n a fa u n a red u cid ísim a q u e p u ed e fa ­
segregan sustancias tó x icas q u e elim in an las v o re ce r a veces la p ro lifera ció n d e especies
plantas rivales. A lgunos árboles su fren incluso al n o existir localm ente los p red ad o res en c a r­
u na escarda m ecánica co m o si fu esen v ulga­ g a d o s d e re g u larlas. L a rela tiv a p o b reza n a ­
res cultivos d e h o rtalizas. tu ra l d e los b o sq u es d e c o n ife ra s, desde el
www.FreeLibros.me
56i
L o s le p id ó p te ro s d e lo s b o sq u e s d e coniferas

p u n to de vista le p id o p térico , e stá b ien ilus­


tr a d a p o r el hech o d e q u e n in g u n a m a rip o sa
d iu rn a se d e sa rro lla n o rm alm e n te en ellos.
C o n to d o , los p in o s so n las c o n iferas
(a u tó c to n a s) d e n u estras la titu d e s q u e a lb e r­
g an m ás lep id ó p tero s. E sto p u e d e explicarse
p o r el h echo d e qu e esos árboles p ueblan to d a
clase de b io to p o s, d esd e la co sta h a sta el lí­
m ite su p e rio r del a rb o la d o , y p o rq u e e stán
rep resentados p o r u n n ú m ero d e especies bas­
ta n te g ran d e. Sin e m b a rg o , del m ism o m o d o
en q u e las especies de lo s cad u cifo lio s a ta c a n
a veces (re g u la r o accid en talm en te) las co n i­
fe ra s, g ra n n ú m e ro de lep id ó p tero s d e p in o s
a p a re c e n tam b ién en o tra s c o n ife ra s (so b re
to d o , en el ced ro ). P e ro h a y q u e a d m itir q u e
m uchas m ariposas de pinos son a m enudo oli-
g ó fag as. V iven en ellos cierto n ú m ero d e es­
pecies g ra n d e s , p ero sabem o s ta m b ién de
o tra s d im in u tas.

La isabelina, la hoja muerta


y la esfinge del pino

E n tre las m ay o res especies d e lep id ó p tero s L a h o ja m u erta d el p in o ^Dendrolimus pini; frecu en ta los
cuyas o ru g a s se d e sa rro lla n en el p in o en b osques y repoblaciones d e p in o s. S u m a m en te extendi­
n u e stras latitu d es, se p ueden se ñ a lar la isa­ da, vive e n e l co n ju n to d e su área d e dispersión, siem pre
h o m o cro m a respecto d e su entorno.
b elin a (G raellsia isabeltae), la esfinge del
p in o (H y lo ic u s p in a stri) y la h o ja m u e rta
del p in o (D e n d ro lim u s p in i).
L a isabelina es esencialm ente m eridional (la
h em o s c itad o ya al h a b la r del M ed iterrán eo ).
Su c u rio sa o ru g a se cría en d ife re n te s p in o s tra n u n a d o rn o a la r p erfectam en te adecuado
(P. laricio y P . sylvestris), y d a p re feren cia a su e n to rn o (tro n co s y ram a s gruesas). Es
a los á rb o les viejos y algo raq u ítico s, bien ex­ el caso de la esfinge y la h o ja m uerta del pino,
p u esto s al sol. de la m o n ja , d e cierto s lim án trid o s y m uchas
L a esfinge del p in o , m u y ex te n d id a en m ás, e n tre ellas el n o ctu id o P anolis fla m m ea .
E u ro p a , vive en los b o sq u es d e c o n ife ra s. Su Su c a m u fla je se inicia y a en las o ru g as, cuyo
o ru g a se d esarro lla en el p in o silvestre, el abe­ a d o rn o a b ase d e v e rd e se co m p leta co n ra ­
to y el alerce. B ásicam ente v erd e, tien e u n a yas a m arille n ta s y ro jiz a s o co n verrugas y
b a n d a d o rsal ro jiz a y estrías lo n g itu d in ales cerd as p erfec tam e n te h o m o c ro m a s co n las
b lan ca s. A u n q u e a c tiv a de d ía, su s o ru g a s, ag u ja s d e las co n iferas.
dem asiado lentas, son difíciles d e localizar en­ El n o ctu id o P a n o lis fla m m e a frecuenta los
tre las a g u ja s, p o r su co n su m a d o cam u flaje. bosques de c o n iferas, d o n d e llega a ab u n d ar;
P u p a n en la p in aza del suelo. L a m arip o sa pu ed e a ta c a r ta n to las a g u ja s de p in o com o
vuela n o rm alm en te en d o s generaciones: abril las d e los ab eto s y c ed ro s. Se la h a señalado
y a g o sto . a m e n u d o en ca d u cifo lio s c o m o el ro b le y el
ab ed u l. V erde del to d o , co n líneas longitudi­
nales m ás claras, la o ru g a d ev o ra al princi­
E l noctuido del pino: p io los b ro tes jó v en es. D espués se dedica a
discreto en el entorno las a g u ja s v iejas, co n cuyo c o lo r se id en tifi­
ca. P u p a en u n cap u llo en tre la b ro za del sue­
L a m ay o ría d e las g ra n d e s especies d e le­ lo y su e sta d io in v ern a n te es la crisálid a. Las
p id ó p te ro s endém icos d e las c o n iferas m u es­ m a rip o sa s n acen en m arzo -ab ril.

www.FreeLibros.me
E c o lo g ía L a s m a rip o sa s d e lo s b o sq u e s y las flo re sta s

Los bonitos geom étridos vigesta, B la stesth ia y , c o m o h em o s v isto ,


de los pinos R h ya cio n ia .
U n o s c u a n to s d im in u to s g eléq u id o s c o m o
Se d esarrollan en los p in o s u n n ú m e ro b as­ la E x o te le ia d o d ecella y los ip o n o m é u tid o s
ta n te g ra n d e de g eo m étrid o s, so b re to d o O c n ero sto m a fr ie s e i, B la st o lere glabra te!la y
E upithecia, la Thera fir m a ta y la B u p a lu s p i- C edestis su b fa sciella m in a n el p a ré n q u im a d e
niaria. E sta ú ltim a a fe c ta la s m a sa s d e P in u s las a g u ja s d e los p in o s; e sto s le p id ó p te ro s o
sylveslris o d e P . p in a ste r. S u o ru g a , v erde b ien so n h o m o c ro m o s c o n el e n to rn o o , p o r
con líneas lo n g itu d in ales m ás c la ra s, p u ed e el c o n tra rio , d e c o lo r m etá lico m u y visible.
cau sar estrag o s en los p in are s. E n o to ñ o , se Se ig n o ra la ra z ó n .
en tierra p a ra p u p a r. L a s m a rip o sa s salen en Si es c ierto q u e alg u n a s fam ilias e incluso
m ay o -ju n io , tra s la h ib ern a c ió n d e la n in fa . su p e rfa m ilia s n o e stá n re p re se n ta d a s en las
E sta co m ú n especie se d istin g u e p o r su d i­ c o n ife ra s, y p o c a s so n estric ta m e n te en d é m i­
m orfism o sexual acen tu a d o : las h e m b ra s son cas d e é sta s, h a y fam ilias c o m o los co leo fó -
d e un p a rd o n a ra n ja casi u n ifo rm e , m ie n tras rid o s q u e n o tie n en m á s q u e u n a rep rese n ­
que los m achos tienen la m ita d p ro x im a l d e ta n te , la C o le o p h o ra laricella.
las alas d e c o lo r crem a, sien d o p a rd a la o tra
m itad.
E n los pinares m e d ra n ta m b ié n g ra n n ú ­ Sobre las piceas y los abetos
m ero de m icro lep id ó p tero s cuyas o ru g a s a ta ­
can las a g u ja s, los b ro te s jó v e n e s o los co ­ E sta s c o n ife ra s c ría n las o ru g a s d e u n n ú ­
n o s. El p irá lid o D io ryctia abiete!la y v arias m e ro b a sta n te g ra n d e d e le p id ó p te ro s, alg u ­
especies afin es a ta c a n los co n o s d e las co n i­ n o s p o r lo d em á s p o lífag o s (a ta c a n ta m b ié n
feras, so b re to d o los del p in o . L a D . m u ta te - al p in o , p o r ejem p lo ).
Ua prefiere los b o to n es. E l lim á n trid o C alliteara a b ietis e stá b a s­
El to rtríc id o R h ya cio n ia b u o lia n a vive en ta n te e x te n d id o en E u ro p a . S u o ru g a p re fie ­
los pinares. Su o ru g a se d e sa rro lla a ex p en ­ re los b ro te s jó v e n e s d e p iceas o a b e to s . L as
sas de las y em as y los b ro te s d e lo s árb o les m a rip o sa s v u elan e n ju n io -ju lio . L a m o n ja
jóvenes. L a R . p in ic o /a n a y la R . p in iv o ra n a (L y m a n tria m o n a ch a ), su m a m e n te p o lífag a ,
tienen u n a b io g ra fía sim ilar. n o v acila en a fe c ta r las g ra n d e s p la n ta c io ­
L a R e tiñ ía resinella se d istin g u e p o r la o ri­ nes d e piceas. L a P a n th e a co e n o b ita es u n
ginalidad de su biología: la o ru g a se desarrolla n o c tu id o a b ig a rra d o cu y a o ru g a se cría en
en las ram itas de los p in o s, p ro v o c a n d o u n a v e ra n o y o to ñ o en las c o n ife ra s, so b re to d o
fo rm ació n d e ag allas con d e rra m e d e re sin a , e n la picea.
de la q ue se alim e n ta . T ra s h ib e rn a r d o s ve­ E l g eo m étrid o T h era variata d e p e n d e esen­
ces, la larva p u p a y d a p aso a la m a rip o sa c ia lm e n te d e la p icea y del a b e to , en los q u e
en m ayo-junio. L a C ydia co sm o p h o ra n a , o tro se d e sa rro lla su o ru g a : su c o lo ra c ió n verde
to rtríc id o , a p ro v e c h a las ag allas d e ja d a s p o r s u b id o , m a rc a d a a p e n a s p o r u n a s líneas
la a n te rio r o n o d u lo s de resin a p a ra d e sa rro ­ lo n g itu d in a le s m á s c la ra s, se c o n fu n d e p e r­
llarse. O cu p a asim ism o los v iejo s sitio s ali­ fe c ta m e n te co n su e n to rn o , en este c a so , las
m entarios de la D io ryctria abietella. E sta co ­ a g u jas.
m ensal vuela en m a y o -ju n io , d e d ía , ju n to O tro s g e o m é trid o s, c o m o la D eilep ten ia ri-
a la c o p a d e los p in o s. b ea ta , e stá n e x te n d id o s en los b o sq u e s m ix ­
L a C ydia co n ifera n a vive ta m b ié n a expen­ to s y las g ra n d e s esp e su ras d e piceas o a b e ­
sas d e los p in o s, p ero se c o n fo rm a co n a b rir to s . Su g ru esa o ru g a , d e u n v e rd e b a sta n te
galerías g uarnecidas d e seda d e b a jo d e la co r­ c la ro , se c ría so b re to d o en estas d o s c o n ife ­
teza; allí d elatan su presencia u n o s excrem en­ ra s , p e ro a ta c a a veces a los c a d u c ifo lio s. L a
tos p ard u sco s. N o es co sa ra ra q u e esté a fe c ­ m a rip o sa n ace en v e ra n o ; p o sa d a en su p e­
tad o u n solo pino. L a C yd ia conocolana hace d estal es m u y difícil d e v er, y esca p a en c u a n ­
h o n o r a su n o m b re , p u es se d e sa rro lla real­ to u n o se a c e rc a . O tro s g é n ero s a fin e s viven
m ente en el in te rio r d e los c o n o s. N o p o d e ­ ta m b ié n en estas c o n ife ra s. L a P uengeleria
m os e n u m e ra r a q u í to d a la serie d e to rtríc i- capreolaria frecu en ta las zo n as m o n ta n a y su ­
d o s q ue a ta c a n las ag u ja s d e los p in o s; las b a lp in a , ex tra v iá n d o se ra r a vez en el lla n o .
m ás num ero sas pertenecen a los g én ero s Cla- L a o ru g a , tr a s la h ib e rn a c ió n , se d e sa rro lla
58 : www.FreeLibros.me
L o s le p id ó p te ro s d e la b ro z a d e l suelo

LA LASIOCAM PA DEL CIPRÉS

no tan lejana

L a P a c h y p a s a lim o sa e s u n a fo r n id a e s p e c ie d e le s io c á m p id o q u e v u e la e n las
garrigas c o n á rb o les d e s d e e l s u r d e E u ro p a h a sta Á fric a d e l N o rte . S u o ru g a c o m e
las ra m ita s d e los c ip r e se s y las a gujas. L a m a rip o s a n a c e e n ju n io -ju lio e n n u estra s
la titu d es; e n Á frica d e l N o r te , la s u b e s p e c ie p o w e lli v u e la d e fe b r e r o a o c tu b re . L a
P a c h y p a s a o tu s e s u n a v e rsió n g r a n d e d e la a n terio r, m a g n ífic o la sio c á m p id o q u e e x ­
tie n d e s u á re a d e s d e e l su r d e Italia h a sta Irak; c o m o ella, d e p e n d e e se n c ia lm e n te
d e los e n e b r o s y lo s cip rese s. A lg u n a s g e ó m e tr a s s o n e n d é m ic a s d e los e n e b ro s , p u -
d ie n d o se ñ a la r e n tr e ellas la E u p ith e c ia p h o e n ic e a ta y la fT h e ra ju n ip e ra ta j, p e r o estas
e s p e c ie s , igual q u e cierto n ú m e r o d e m ic ro le p id ó p te ro s, fr e c u e n ta n m á s b ien los e n e ­
b ro s a isla d o s d e las llanuras y los b a ld ío s ca lcá re o s q u e los d e las m a sa s fo resta les.

en lo s a b e to s y p iceas. O tro g e o m é trid o de se c o n fu n d e m e jo r co n la c o rtez a ro jiza de


las p iceas y a b e to s , la H yla ea fa sc ia ria , vive los p in o s (la fíu p a /u s p in ia ria e stu d ia d a an ­
en los b o sq u es te m p la d o s y se p te n trio n a le s. te s es, en su m a y o r p a rte , a n a ra n ja d a ). L a
Se d istin g u e p o r la o rig in a lid a d d e su p o li­ m a rip o sa vuela d e m ay o a a g o sto en u n a ú n i­
m o rfis m o . E n la m o n ta ñ a , d o n d e se cría la c a g e n eració n .
o ru g a e n lo s a b e to s y p iceas, la m a rip o sa es Ig u al q u e en los p in o s, u n n ú m e ro b a sta n ­
v e rd e (f. pra sin a ria ); m ie n tra s q u e e n la lla­ te g ra n d e d e m ic ro le p id ó p te ro s viven a ex­
n u ra , d o n d e d e p e n d e de los p in o s, la a d u lta p en sas d e las piceas y los a b e to s. C item o s al
es ro s a (f. fa sc ia ria ). L a fo rm a v erd u sca está to rtríc id o E p in o lia led ella , cap az d e p u lu lar
m e jo r a d a p ta d a a la so m b ría e n ra m a d a de en las p la n ta c io n e s d e piceas.
los a b e to s y p icea s, m ie n tra s q u e la ro sa d a

L o s le p id ó p te ro s d e la b r o z a del suelo

T a n to si e stá n co m p u e sto s d e á rb o le s ca ­ L o s a lto s o q u e d a le s d e las h ay as y los ro ­


du co s o c o n ife ra s o si so n m ix to s, los b o s­ bles d e ja n p a s a r p o c a lu z y so n ta m b ié n p o ­
q u es alb erg an en la b ro za del suelo u n a fa u n a cas las p la n ta s fan e ró g a m a s q u e se d e sa rro ­
d e in secto s in te re sa n tísim o s, c o n a d a p ta c io ­ llan a b a jo . N o es d e e x tra ñ a r, p o r lo ta n to ,
n es a veces m á s esp ecializad as q u e a rrib a en q u e se críe allí ta n b ien el n o c tu id o Parasco-
la fro n d a . P o r lo m ism o , el d esb ro ce y la tia fu lig in a ria : su o ru g a se d e sa rro lla d e h e­
p o d a sistem ático s d e los b o sq u es co n stitu y en c h o en su s tra to s d e sp ro v isto s d e c lo ro fila , li­
u n g rav e a te n ta d o c o n tr a esta b io cen o sis in ­ q ú en e s, se ta s y m a d e ra en descom posición.
te re sa n te , y so b re to d o in d isp en sa b le p a ra E l a d u lto re c u e rd a m ás u n a g eó m etra que un
m a n te n e r el eq u ilib rio eco lógico d e n u e stro n o c tu id o (sie n d o esto ú ltim o ); despliega sus
e n to rn o . L a m a d e ra p o d rid a , las h o ja s m u er­ a la s en re p o s o c o m o las fale n a s, y el m acho
ta s , los m u sg o s, liqúenes, p o lip o ro s, ra m ita s, tie n e las a n te n a s b ip e c tin a d a s c o m o ellas. El
to c o n e s , b e llo tas, h a y u c o s, c a sta ñ a s y o tro s d esarro llo d e la o ru g a es a l prin cip io m uy len­
g ra n o s , n id o s d e aves y de m a m ífe ro s p e q u e ­ to , e in v e rn a en su b a se n u tric ia h a sta a b ril,
ñ o s, c o rte z a s vivas o p u tre fa c ta s , a g a lla s, la a n te s d e re in ic ia r su d e sa rro llo , q u e se term i­
resin a y to d a u n a serie de d e sp o jo s, p u ed en n a en ju n io . L a crisalid a c ió n tien e lu g ar en
a lb e rg a r y a lim e n ta r a n u m ero so s lep id ó p ­ u n ca p u llo o v al, su sp en d id o p o r hilos de seda
te ro s. en sus d o s e x trem o s c o m o u n a h a m a c a (b a jo
www.FreeLibros.me
E c o lo g ía L a s m a rip o sa s d e lo s b o sq u e s y la s flo re sta s

el tro n c o en el q ue se h a d e sa rro lla d o la o ru ­ (T in eid ae) se d e sa rro lla n en los p o lip o ro s


ga). L a m a rip o sa v u ela to d o el v e ra n o . L a (h o n g o s m á s o m e n o s leñ o so s). E n tre ésto s,
P arascotia nisseni, m ás p e q u e ñ a , tien e los la M o ro p h a g a choragella n o escasea en los
m ism os h áb ito s: extiende su s d o m in io s al sur tro n c o s v iejo s d e las h ay as. L a o ru g a se d e­
de E u ro p a , m ien tras q u e la P . fu lig in a ria a l­ s a rro lla en las rep isa s d e la T rá m eles h isp i­
canza el su r d e N oruega. d a . L a m a rip o sa se a sie n ta a l te rm in a r el día
e n la b ase d e las h ay as v iejas, p o r e je m p lo ,
c e rc a d e u n b ro te d e sav ia o so b re los p o li­
Ecofáridos, tineidos... p o ro s. L a T ria xo m era p a ra sit ella es m u ch o
m á s co m ú n y le g u sta n m ás especialm ente los
E sos ra ro s lep id ó p tero s q u e se c ría n en la to co n es d o n d e salen colonias d e Trám eles. La
m adera p o d rid a viven en su m a y o ría en el larv a es tam b ié n c o m ú n a llí en o c tu b re -n o ­
m an tillo (ex cep tu an d o los g ru eso s cosidos). viem bre.
B astantes tineidos del género N e m a p o g o n de­ A lg u n a s especies se d e sa rro lla n en las h o ­
p enden de la m a d e ra y d e los p o lip o ro s le ñ o ­ ja s m u e rta s y los n id o s d e p á ja ro s d e las c a ­
sos. L a o ru g a de la N . cloacella p u e d e a p a ­ vid ad es d e los á rb o le s, c o m o los eco fó rid o s
recer tam b ién en las excrecencias n o d u lo sas B o rk h a u se n ia fu s c e sc e n s y la H o fm a n n o p h i-
esponjosas d e los tro n c o s d e h a y a . L a larv a la p seu d o sp retella . A lg u n a s d e ellas co m en
de la b o n ita A la b o n ia g e o fre lla (O eco p h o ri- incluso insectos m u e rto s, p lu m a s y n id o s vie­
dae) vive d e b a jo de la c o rte z a , lo m ism o que jo s d e h im en ó p tero s (E ndrosis sarcitrella). Es
la d e la E speria oliviella. U n tercer e co fó ri- in teresa n te a p u n ta r d e p aso q u e esto s in sec­
d o , la H arpella fo r fic e ü a , fre c u e n ta los m is­ to s especializados h a n sa b id o a d a p ta rse a ve­
m os b io to p o s. U n g ra n n ú m e ro d e tin eid o s ces a n u ev o s n ich o s ecológicos p ro p o rc io n a ­

I . D endrolim us pini, vinculada a las coniferas. — 2. T o rtrix viridiana d e l roble. — 3. E n d ro m is versicolora d e l a b e ­


dul. — 4. Parascotia fuliginaria, vive en e l m u n id o . — 5. C lossiana d ia, fr e c u e n ta lo s c a m in o s d e l bosque.

www.FreeLibros.me
L o s le p id ó p te ro s d e lo s b o sq u e s d e co n ifera s

L a C arcin a qu ercan a es u n p e q u e ñ o lep id ó p tero n o c tu rn o (carcinidas) q u e se halla frec u e n te m en te so b re las hojas


d u ra n te e l d ía. S u oruga verde p á lid o v iv e en la p rim a vera d e n tro d e una redecilla, la d e ¡a seda en e l envés de
las h o ja s d e robles, y oca sio n a lm en te d e l haya.

d o s p o r el h o m b re (b o d eg as, alm a c en e s, g ra ­ tic u lare s u o v o id eo s d e alg u n o s adélidos o ¡n-


n ero s, g ra n ja s), a u n q u e es cierto q u e en su c u rv á rid o s. L as b e llo ta s, h a y u co s, castañas
m ayoría sufren la destrucción d e su n icho eco­ y o tra s sem illas a lb e rg a n las larv as d e distin­
lógico. A lgunos m icro lep id ó p tero s u tilizan el to s le p id ó p te ro s esp ecializad o s y tien en ta m ­
m usgo y los liq ú en es q u e cu b re n la b a se de b ié n sus ejem p la re s p a rtic u la re s los conos de
los tro n c o s, los to c o n e s o el su elo . A sí pues, las c o n ife ra s (véase a n tes, co n referen cia a
la I n fu r c itin e a a rg e n tim a c u le lla a p a r e ­ d is tin ta s especies).
ce a veces a l pie d e á rb o les viejos y m u sg o ­ L as ag allas d e a lg u n o s in secto s pueden
sos: su larv a co n su m e liqúenes del g én ero L e- a tr a e r le p id ó p te ro s q u e se alim e n ta n d e ellas
praria. L a A p io la pa lp ella , un eco fó rid o m uy o se a lo ja n en ellas. C o m o h em o s visto ta m ­
d is c re to , d ep en d e de tro n c o s v iejo s c u b ie rto s b ién , tie n en su s a d e p to s los escapes d e resi­
d e m u sg o , d o n d e sus g reg aria s o ru g a s tejen n a . A lg u n a s especies, ra ra s, p ro v o c a n inclu­
can u tillo s d e seda. so agallas. L o s lep id ó p tero s m in ad o res, cuyas
larv as d e v o ra n el p a ré n q u im a d e las h ojas,
p asan el invierno en el estad io d e oruga o nin­
. .. y psíquidos fa en la h o ja ra sc a del suelo y , co n u n poco
d e ex p erien cia, se las p u e d e d escu b rir al pie
C ie rto n ú m e ro d e p síq u id o s (P sy ch id ae) d e los árb o le s.
a p a re c e n en los o q u ed ale s so m b río s, d o n d e P o r ú ltim o , los h eléc h o s, so b re to d o el he-
sus la rv a s, c u b ie rta s p o r u n a fu n d a , h a lla n lecho c o m ú n (P terid iu m a q u ilin u m ), alim en­
los re sto s q u e les vienen b ien . E n tre las h o ­ ta n u n a s c u a n ta s especies ra ra s, c o m o la Ca-
ja s m u e rta s, a l pie d e los árb o les g ra n d e s , se llo p is tria ju v e n tin a , h erm o so n o ctu id o verde,
p u e d en o b se rv a r en in v iern o los ab rig o s len­ h o m ó c ro m o c o n su e n to rn o .
www.FreeLibros.me
Las mariposas
de las montañas

L a v id a en las a ltu ra s

L os lep id ó p tero s se e n fre n ta n en la m o n ­ g en . L as m o n ta ñ a s se e n fre n ta n so b re to d o


tañ a a un e n to rn o m uy p a rtic u la r y a m e n u ­ al im p a c to d e la ero sió n , m ecá n ica o q u ím i­
do m ás d u ro q u e el del llan o , a u n q u e en c o n ­ ca, q u e tra n sfo rm a sus fo rm as o riginales. Los
ju n to fav o rab le a la a b u n d a n c ia y p lu ra lid a d cam b io s d e te m p eratu ra violen to s p u ed en dis­
de fo rm as. L as m o n ta ñ a s o fre c en u n a d iv er­ lo c a r las ro c a s o a u m e n ta r su p o ro sid ad , c a u ­
sidad vegetal, m in e ra l y c lim á tic a q u e expli­ sa d e la g elifra c c ió n (el a g u a in filtra d a en su
ca esa p ro fu sió n . C o n stitu y e n , m á s q u e n in ­ te x tu ra se d ila ta b a jo la acció n del h ie lo , h a ­
g u n a o tr a p a rte (salvo, a c a so , el lito ra l), u n ciéndolas saltar). E n n u estras latitu d es, se han
lugar d e tra n sfo rm a c ió n a c tiv a y rá p id a del re u n id o d e ese m o d o to d o s los fa c to re s e ro ­
am biente. C o n el co rre r de los siglos, los g la ­ sio n a n te s — ca m b io s d e te m p e ra tu ra , h ielo ,
ciares h a n talad rad o , cepillado y pu lid o el pai­ lluvia y c o b e rtu ra d e nieve— p a ra ra e r la faz
saje, y los escasos retazo s d e ellos q u e su b ­ d e la s m o n ta ñ a s. L o s v ien to s y la in tem p erie
sisten en E u ro p a so n u n p á lid o vestigio de so n m ás violentos q u e en la lla n u ra , y las p re ­
los ríos d e hielo qu e a b rie ro n los valles y cir­ c ip ita c io n e s d e a g u a y niev e, m u ch ísim o m a ­
cos glaciares, tra n sp o rta n d o blo q u es enorm es y o res. L a fa u n a y la flo ra , c o m o verem o s,
a cien to s de k iló m etro s d e su s lu g a re s d e o ri­ h a n sa b id o a d a p ta rs e a ese a m b ie n te .
www.FreeLibros.me
L a v id a e n las altu ra s

Las zonas de vegetación a u n q u e sub sisten a lg u n o s caducifolios, sobre


to d o a rb u s to s. P o r e n cim a del lím ite supe­
A m e d id a q u e a u m e n ta la a ltitu d , d ism i­ rio r del a rb o la d o , se in icia la zo n a alpina, re­
n u y e la te m p e ra tu ra (0 ,6 °C d e p ro m e d io c u b ie rta d e u n a c a m p e ra ra s a co n flo ra poco
c a d a 100 m etro s). P o r lo ta n to , h ay 6 °C de d iv ersific ad a . E sa su p erficie n ev o sa, ju n to al
d ife ren cia a 1000 m de altitu d c o n resp ecto lím ite d e las nieves p eren n es, só lo alb erg a a l­
del n ivel del m a r. P e ro la in so la c ió n es m ás g u n a s p la n ta s p o stra d a s en alm o h a d illa s y li­
fu e rte en las la d eras ex pu estas al s u r (so la­ q ú en e s. S egún la la titu d y la co n fig u ració n
n as) q u e en las o rie n ta d a s al n o rte (v ertien te d e las m o n ta ñ a s, esas z o n as so n m ás o m e­
n o rte , u m b rías). E sta d iferen cia es ta ja n te en n o s a lta s, p u es la z o n a a lp in a n o em pieza a n ­
lo q u e to c a a la co m p o sició n d e la flo ra y tes d e los 3000 m en a lg u n o s p u n to s d e los
la fa u n a . L as co n d icio n es clim áticas d eb id as P irin e o s. E n los A lpes se h a se ñ alad o a 4270
a la altitu d , la latitu d , la o rien tació n y la co n ­ m d e altitu d la p resen cia del R a n u n cu lu s gla-
fig u ra c ió n de los m acizo s d e te rm in a n las zo ­ cialis, d o s especies d e m u sg o s se h a n o bser­
n a s o niveles d e v eg eta ció n , q u e su elen estar v a d o a los 4400 m y se a c u sa la presencia de
b ien m a rc a d o s. A u n q u e la este p a a lp in a c u l­ los liqúenes a 4700 m en el m acizo del M ont-
m in a a 5500 m en alg u n o s valles d e la c o rd i­ B la n c ...
llera d el H im a la y a , el clim a y la a ltu ra m ás
m o d esta de los sistem as o ro g ráfico s eu ro p eo s
n o p erm iten sem ejan tes m arc a s. E l calor y el frío
E n n u estras latitu d es, la zo n a d e colina lle­
g a d e la lla n u ra m a rítim a a 600-700 m . La Si la z o n a m o n ta n a g o z a d e u n a hu m edad
in flu en cia d e la a ltitu d se d e ja se n tir p oco: b a sta n te a lta , fa v o ra b le a l d e sa rro llo de b o s­
es el rein o d e los b o sq u es d e fro n d a (tr a ta ­ q u es d e n so s y c a p a z d e te m p la r los ard o res
m o s esta su p erficie en el c a p ítu lo d ed ica d o del so l, las z o n a s su b a lp in a s tie n en en ca m ­
a las z o n a s ag ríco las). E n tre los 600-700 m bio u n a ire m uy seco. El suelo recibe u n a irra­
y los 1600 m , la zo n a m o n ta n a está c u b ierta d iac ió n m á s in te n sa y se c a lie n ta a n te s cad a
d e h a y a s, arces y piceas (o p in o s silvestres, d ía . P e ro d e n o ch e o en la so m b ra , la p érd i­
seg ú n el lu g ar). E s g en eralm en te la z o n a m ás d a d e c a lo r es m ás a c u sa d a q u e en la llan u ­
p o b la d a de la m o n ta ñ a y la in flu en cia del ra . P u e d e h a c e r, p o r e je m p lo , m u ch o calor
h o m b re es im p o rtan te. L a zo n a subalpina (en­ d u ra n te el d ía , y h e la r d e n o c h e . A d em ás, el
tr e 1600 y 2400 m ) es el fe u d o d e los g ran d es e n ra re c im ie n to del a ire a u m e n ta la irra d ia­
b o sq u es d e c o n ife ra s, p in o n e g ro y alerce, c ió n d e los u ltra v io le ta , c o sa q u e n o puede

L a s d o s ¡aderas típicas de m o n ta ñ a . ¡z.q., ¡a ¡adera d el sur, solana y seca; der., ¡a vertiente norte, m ás fresca y húmeda.

www.FreeLibros.me
Ecología Las mariposas de las montañas

carecer de consecu en cias p a ra la fa u n a y la m acizo s m o n ta ñ o s o s d u ra n te el re tro c e so de
flora. Se cree qu e la irrad ia ció n có sm ica, diez los g lac iares al fin d e la ú ltim a g laciació n .
veces m á s in te n sa a 6000 m d e a ltitu d q u e A u n q u e la m a y o ría d e las m a rip o sa s d e a lti­
a l nivel del m a r, p o d ría fa v o re c e r el ín d ice tu d e s m u y g ra n d e s so n d e c o lo r m a te y ta ­
de m u tacio n es. Y sin d u d a n o es u n a c a su ali­ m a ñ o re d u c id o , las m o n ta ñ a s in c lu y e n , sin
d ad q ue hay a en las a ltu ra s ta n ta s p lan tas co n e m b a rg o , especies g ra n d e s y h e rm o sa s (ap o -
flores de co lo res vivos (p o r eje m p lo , ro d o ­ lo s, m a n to s e isab elin as).
d en d ro s), m ie n tra s q u e , p o r el c o n tr a rio , la L as m a rip o sa s , c o m o h e m o s v isto , se e n ­
m ay o ría d e los in secto s sea n d e co lo res m ate. fr e n ta n al rig o r c lim á tic o d e l e n to rn o d e las
a ltu ra s. E s tá n a d a p ta d a s d e d istin to s m o d o s.
M u c h a s, so b re to d o las especies n o c tu rn a s,
La adaptación a la altitud tien en c u b ierto el a b d o m e n p o r u n a d en sa ve­
llo sid ad q u e las p ro te g e del frío . U n n ú m e ro
L a zona m o n ta n a alberga to d a v ía g ra n p ar­ sig n ific ativ o d e especies p e rte n ec ien tes a dis­
te de la fa u n a le p id o p té ric a d e la lla n u ra , tin ta s fa m ilia s p re s e n ta n h e m b ra s d e a la s
p ero , a m ed id a q u e se g a n a a ltitu d , lo s lepi­ a tro fia d a s o b ra q u íp te ra s (fe n ó m e n o c o n o ­
d ó p te ro s v a n a d a p tá n d o s e c a d a v ez m ás a la cid o en a lg u n a s islas e in c lu so ju n to a la c o s­
v id a en lo a lto . M u ch o s so n e ste n o te rm o s ta ). Se tr a ta d e u n e fic az m e c a n ism o d e lu ­
frío s: to le ra n las te m p e ra tu ra s c e rc a n a s a ch a c o n tra los vientos violentos. L as h em b ras,
0 °C , p ero tem en los cam b io s térm ico s. G ra n p re cio sas p a ra la su p erv iv en c ia d e la especie,
p a rte d e los le p id ó p te ro s q u e v u e la n ju n to al só lo le o fre c e n al v ie n to la p e q u e ñ a p re s a de
ex trem o su p e rio r d e la z o n a m o n ta n a y m ás su s m u ñ o n e s d e a las, m ie n tra s q u e los m a ­
a rrib a , so n especies en d é m ic a s, re liq u ia s bo- ch o s, cu y a ú n ica ta re a es d isem in ar la especie,
reo-alpinas q u e h a n h a lla d o re fu g io en los tie n e n q u e v o la r y h a c e r fre n te a la in te m p e -

E jem p lo d e convergencia deI a sp ecto d e le p id ó p te ro s q u e vuelan e n s u m ayoría a gra n altitu d . I. P síquido. — 2.


Pygam aena fusca /g eó m etra ). — 3. P so d o s altic o la ria (geóm etra). — 4. B aptria tibíale (geóm etra). — 5. E urrhipis
pollinalis (piral). — 6. A n a rta co rd ig era co rd ig era (n o ctu id o ). — 7. A co n tia lu cida (noctuido). — 8. O ren aia lugubra-
lis (piral). — 9. A n a rta co rd ig era ru p estris (n o ctu id o ).

64 www.FreeLibros.me
L a vida en las altu ra s

L a n iña hocecillas (TMebejuí, argus; p ro lifera a veces en la m o n ta ñ a — co m o e n este caso— , sobre to d o ju n to a


lo s torrentes, a do n d e a cu d e a absorber la h u m e d a d d e las p ied ra s y d e la tierra. C om o m uchos Ucénidos, presenta
u n d im o rfism o sexu a l acentuado: e l m acho e s azul, m ientras q u e la h em b ra e s parda. S e desarrolla en distintas legu­
m inosas.

rie. E n la lla n u ra , lo s g eo m étrid o s h ib e rn a n ­ bidos) y d e los A sa rla (pirálidos). L a conver­


tes tien en qu e a fr o n ta r ta m b ié n condiciones gen cia del h á b itu s v a a c o m p a ñ a d a a m enudo
m eteo ro ló g icas rig u ro sas; n o debe so rp re n ­ p o r la del c o m p o rta m ie n to : las especies cita­
d e rn o s, p o r lo ta n to , q u e alg u n o s d e estos das vuelan c o m o las m oscas a p leno sol, pero
geom étricos presenten h em b ras áp teras o bra- se d eja n caer so b re los pedregales c u and o una
q u íp teras (de alas red u cid as). G ra n n ú m ero n u b e oscurece el cielo. L o s Scoparia (crám bi-
d e m a rip o sas d e m o n ta ñ a tien en las alas de d o s), G n o p h o s (geo m étrid o s) y los P olym i-
c o lo r m a te y h o m o c ro m a s c o n el suelo o las x is (n o ctu id o s), a u n q u e d e ta m a ñ o y form as
ro ca s cercan as. El fen ó m en o d e la h o m o cro - diferentes, tien en las alas ad o rn ad as p o r igual
m ía — q u e sirve a los insectos p a ra p ro te g er­ c o n m o tiv o s q u e re cu erd an los liqúenes d o n ­
se d e los p re d a d o re s (sobre to d o d e las aves) d e está n p o sa d o s d u ra n te el d ía. E l co lo r os­
al c o n fu n d irlo s visualm ente c o n su e n to rn o c u ro d e n u m ero sa s especies p arece co rrela­
(liqúenes y rocas)— trae consigo la convergen­ c io n a d o co n la n ecesidad de alm acen ar el
c ia del h áb itu s (ap arien cias g en erales) d e los c a lo r so la r (fen ó m e n o c o m p a ra b le a l obser­
lep id ó p tero s, in clu so c u a n d o se tra ta d e es­ v ad o en los le p id ó p te ro s n ó rd ico s de regio­
pecies pertenecientes a fam ilias diferentes. P o r nes d o n d e los rayos del sol so n m uy oblicuos).
ese m o tiv o , es d ifícil p a ra u n o b serv a d o r sin E n cualquier caso, especies blancas, com o los
experiencia distinguir sobre el terren o los Pso- ap o lo s, c o n tra sta n co n la ab u n d an cia de fo r­
d o s (g eo m étrid o s) d e los M e la x m e ste (crám - m as o scu ras.

www.FreeLibros.me
I65
Ecología Las mariposas de las montañas

L a brevedad del p e río d o p ro p ic io p a ra ali­ e n to rn o m o n ta n o re c o rrie n d o las la d e ra s a
m entación d e las orugas tien e p o r consecuen­ g ra n v elocidad en b u sca d e p a re ja o d e u n a
cia su facu ltad de h ib e rn a r v ario s a ñ o s (las p la n ta a lim e n ta d o ra (p o r e jem p lo , o rtig as
crisálidas pueden p asar tam b ién varios invier­ ju n to a las g ra n ja s y los refu g io s). P o r ú lti­
nos), lo q u e les p erm ite c o n c lu ir su ciclo de m o , n u m e ro sa s especies h an su frid o a d a p ta ­
desarrollo. D eterm in ad o n ú m ero d e especies ciones originales: las g ran d es h em b ras ápteras
nocturnas, sobre to d o de n octuidos, liban flo­ d e cierto s h ep iálid o s se acogen e sp o n tá n e a ­
res d u ra n te el d ía , lo q ue d eb e c o n trib u ir a m ente a las m ad rig u eras d e las m a rm o ta s, las
m e jo ra r sus fuentes de energía (alg u n as flo ­ S e tin a (árctid o s) c a sta ñ e te a n c o m o los sa lta ­
res se cierran d u ra n te la noche). m ontes c u a n d o se las inqu ieta, y alg u n as geó­
L os buenos v o ladores co m o la m a c a ó n , las m etras se d iría q u e sólo v u elan ju s to d e b a jo
vanesas y las esfinges sab en sacar p a rtid o del d e los neveros a inicios d e la p rim a v e ra ...

L a z o n a m o n ta n a

Según la la titu d , la z o n a m o n ta n a o c u p a b ra s), tien e d e 65 a 75 m m d e e n v erg a d u ra .


u n a g am a v ariab le de a ltitu d e s. E n S ab o y a, Es u n a especie d e la fa u n a m o n ta ñ o sa d e la
p o r ejem p lo , se sitú a e n tre los 1000 y 1600 m reg ió n p a le á rtic a , cu y a á re a se ex tien d e de
m ás o m enos. Es la reg ió n d e los b osques E u ro p a o c cid en tal a T ra n sb a ik a lia (ausente
de h ay as, a las q u e se u n e n casi siem pre pi­ en G ra n B re ta ñ a y Á fric a del N o rte). Según
ceas o pinos, según la o rie n tac ió n de las la­ la a ltitu d , la a p o lo vuela d e ju n io a sep tiem ­
deras y la n atu raleza del suelo. L a zo n a m o n ­ b re. E s m u y sensible al sol y se p o sa en el
tan a es tam b ién la del lím ite d e los cultivos: p rim er c a rd o visible en c u a n to u n a n u b e o s­
p o r ejem plo, a m enudo la alfalfa y o tra s plan­ cu rece el cielo. Su o ru g a , n eg ra a te rc io p e la ­
tas fo rra je ra s. Los fresn o s y arces b o rd ea n d a , p re se n ta a c a d a la d o u n a h ilera d e m a n ­
m uchos cam inos frescos y su follaje cría m u l­ chas ro ja s a n a ra n ja d a s . C ría en los p a m p a-
titud de m icrolepidópteros, c o m o tam b ién los ja rito s (S ed u m ), siem previvas (S em p ervivu m )
liqúenes, o m nipresentes en la m o n ta ñ a , q u e y sa x ífrag as (S a xífra g a), en u n a sola g e n era­
cubren sus tro n co s. L os á la m o s tem b lo n es ción p o r a ñ o , y cesa d e co m er cu an d o se pone
y sauces se ciñen a los to rre n te s y a las tie­ el sol. Si se la m o lesta, h ace sa lir u n ó rg a n o
rra s im pregnadas de ag u a , p erm itien d o g a ­ o d o rífe ro —el o sm eterio — , p ro p io de la fa ­
nar altitud a buen núm ero de lepidópteros del m ilia d e las P a p ilio n id a e . P u p a en u n ligero
llano. ca p u llo te jid o d e b a jo d e u n a p ied ra . L a d u ­
ra ció n d e la fase n in fal v a ría e n tre d o s y m ás
sem anas, según las condiciones clim áticas. Al
Ya está ahí la apolo e sta r lig ad a a u n tip o p a rtic u la r de p lan tas
(crasu láceas), la a p o lo se lo caliza en los bio-
P o d ría so rp ren d er q u e u n a m a rip o sa q u e to p o s d o n d e éstas se d e sa rro lla n : lad eras pe­
sim boliza las especies d e g ra n altitu d figure d reg o sas, en te rre n o calc áreo .
entre las especies de la fase m o n ta n a . Sin em ­
barg o , au n q u e los p arn a sin o s (P arnassius
apollo, P . p h o e b u s y P . m n em o sy n e ) alc a n ­ Hacia una diversificación
zan la zo n a alp in a, la ap o lo (P. apollo) y la
blanca d e A sso (P. m n e m o sy n e ) frecu en tan E so explica p o r q u é h alla u n o p oblaciones
localm ente las m o n ta ñ a s b a ja s (incluso la d e a p o lo s a escasa a ltitu d : los ac an tilad o s es­
zo n a de colina en E u ro p a sep te n trio n a l). L a c a rp a d o s b a tid o s p o r el v ien to p ero m u y b a ­
a p o lo , espléndido lep id ó p tero d e a la s h iali­ ñ a d o s p o r el sol fav o recen a las p la n ta s n u ­
n as invadidas p o r escam as b lan ca s a g risá ­ tricias y a sus hu ésp ed es. S ab em o s q u e hay
ceas y d o ta d o de o celos ro jo s a u re o la d o s de a p o lo s en el valle del M o sela (A lem an ia), en
negro y con p u p ila b lan c a en las alas p o ste­ el J u r a d e F ra n c o n ia , en los V osgos y en el
riores (este a d o rn o se acu sa m ás en las h e m ­ J u r a (B ugey). E n esta ú ltim a reg ió n hem os
66
www.FreeLibros.me
L a z o n a m o n ta n a

L a a p o to fP arn assiu s a p o llo ; a b u n d a lo c a lm e n te e n la m o n ta ñ a m edia, e in cluso m á s arriba, en los pedregales flo r i­


do s. E s ta esp lén d id a especie s e co n serva e n islotes aisla d o s e n la m a yo ría d e las cordilleras europeas, estando en
gran peligro alg u n a s c o lo n ia s p o r la p o lu c ió n y e l coleccionism o.

A L G U N A S ESPECIES D E E R E B IA S EUROPEAS

E rebia m edusa Erebia aelh io p s Erebia ligea

E rebia euryale E rebia p ro n o e Erebia neoridas

www.FreeLibros.me
E c o lo g ía L as m arip o sa s d e la s m o n ta ñ a s

L a blanca d e A s s o rP arnassius mnemosynW e stá m u y exten d id a e n Europa, y fu e r a d e ella. S u a dorno reducido


la distingue d e las dem ás P arnassius. Vuela d e m a y o a agosto, seg ú n lo s lugares; a a ltitudes variables, según la la ti­
tud. Igual que la A p o lo , su s p o blaciones aisladas está n h o y d ía en peligro, sobre to d o p o r la destrucción d el bioto p o
y p o r Ia polución.

podido verlos a un o s 800 m d e altitu d : se tra ta Las bandas


d e la subespecie n ivalus, m uy a d o rn a d a de
ro jo . M arip o sas d iu rn a s d e h erm o so ta m a ñ o y
Al o c u p a r u n v asto te rrito rio , frag m en ta­ c o stu m b re s d iscretas, pertenecen c o m o las
do p o r el aislam ien to relativ o d e los m acizos ereb ias a la su b fa m ilia d e los satirin o s (Saty-
m o n tañ o so s, la a p o lo , reliq u ia b o re o -a lp in a rin ae). L as c u a tro a la s so n g ris p a rd o o scu ­
q ue h a sobrevivido las últim as glaciaciones, ras, co n u n a b a n d a posdiscal c la ra en el a n ­
se h a diversificado en n u m e ro sas p o b la c io ­ verso y rev erso , m á s o m en o s c la ra seg ú n las
nes d istintas, h a b ien d o a d q u irid o alg u n as la especies. O celos poco d esarrollados p o r lo ge­
categoría de subespecie. L o s lep id o p teristas n e ra l. O cu p a n las z o n as d e c o lin a , m o n ta n as
conocen este fen ó m en o desde hace m u ch o , y su b alp in as (la H . fa g i n o reb asa los 1400 m
y un im p resio n an te catá lo g o d e fo rm a s y su- d e altitu d ).
bespecies diferencia la m e n o r p o b lació n c o ­ H a s ta hace p o co , n o se d istin g u ían en
nocida. E se exceso d e sub d iv isio n es n o debe E u ro p a m á s q u e la b a n d a c u rv a (H ip p a rch ia
o cu ltar la evidencia de d e te rm in a d a s subes- fa g i) y la b a n d a a c o d a d a (H . a lcyo n e ). El
pecies. L a fo rm a n o m in a tiv a es d e S uecia. a u to r h a d em o stra d o la existencia d e u n a te r­
De veintisiete especies d escrita s, se h a n id en ­ c e ra especie, la H . g en a va , cu y a á re a de dis­
tificado h a sta a h o ra u n a s nueve subespecies trib u c ió n se c e n tra en los A lp es occidentales
en F rancia. E n los A lpes h ay d o s su b esp e­ y el M acizo c en tral. L a b a n d a c u rv a (H . fa g i)
cies d efin id as, valesiacus y p ro vin cia lis, y en es u n a m a rip o sa g ra n d e (70 m m de e n v erg a­
los P irin eo s reina la p yren a icu s (de h em b ras d u ra ), a m a n te de los b o sq u es claro s, d o n d e
a m enudo m elanizantes), h a b ie n d o d o s espe­ se m u e stra m uy d iscreta . Sus alas ja sp e a d a s
cies y veintitrés subespecies en la p enínsula p o r estrías negruzcas en el rev erso , la b o rra n
Ibérica. p erfe cta m en te cu a n d o re p o sa so b re los tro n -
www.FreeLibros.me
L a z o n a m o n ta n a

co s. L a b a n d a c u rv a a lc a n z a su lím ite de
a ltitu d en la z o n a m o n ta n a ; se ex tien d e a d e ­
m ás a la z o n a de c o lin a y la lla n u ra , d ism i­
n u y e n d o en n ú m e ro al a u m e n ta r la la titu d .
A l n o rte , fre c u e n ta los calv e ro s h e rb o so s.
D e su p erv iv en cia m u y a m e n a z a d a a c a u sa
d e las tra n sfo rm a c io n e s q u e a fe c ta n e sas re ­
gio n es.
L a b a n d a a c o d a d a (H ip p a rc h ia aicyone)
se d istin g u e d e la a n te r io r p o r su m e n o r en ­
v e rg a d u ra (55 m m ), la p rese n cia d e u n a
se g u n d a m a n c h a e n las a la s a n te rio re s, y
p o r el tr a z a d o m á s e sq u in a d o d e la b a n d a
discal c la ra de las a la s p o ste rio re s. E s u n a
especie a lp in a a u té n tic a q u e a lc a n z a los 1800
m d e a ltitu d en a lg u n a s lo calid a d e s m e rid io ­
n ales. S u d is trib u c ió n está m u y fra g m e n ta ­
d a p u e sto q u e a p a re c e en N o ru e g a , p o r islo ­
tes e n el n o rte d e E u ro p a c e n tra l, en los
V o sg os, e n la s e strib a c io n e s p ro v e n z ale s d e
los A lp e s, en el L an g u e d o c -R o se lló n , e n los
P irin e o s, en la p e n ín su la Ib é ric a y en M a ­
rru e c o s. A d ife re n c ia de la b a n d a c u rv a , la
b a n d a a c o d a d a p re fie re p o sa rse e n el suelo,
p e ro lo h a c e ta m b ié n en los á rb o le s en las
h o ra s m ás calien tes del d ía o en c aso d e to r ­
m e n ta.
L a H ip p a rc h ia g e n a v a , d e la m ism a e n ­
v e rg a d u ra q u e la a n te rio r, se d istin g u e ex-
H ip p arch ia aicyone
te rio rm e n te p o r u n tra z a d o m en o s a c o d a d o
d e la b a n d a p o sd iscal c la ra d e las a la s p o s­
terio re s y p o r la au se n c ia h a b itu a l d e la se ­
g u n d a m a n c h a en la b a n d a b la n c a d e las
alas a n te rio re s. E s ta m a rip o sa se h a lla ta m ­ L a b a n d a cu rva ^H ipparchia fagi; e s una especie esen­
bién c o m o en su casa en la z o n a m o n ta n a ; c ia lm en te co lin a q u e alcanza s u lim ite septentrional en
Francia en e l b o sq u e d e Fontainebteau.
a lc a n z a el lím ite su p e rio r del h a y a (u n o s
1600 m ) en las la d eras a lp in a s. S u d is tri­
b u ció n es m en o s ex ten sa q u e la d e la H . alc-
y o n e : o c u p a el n o rte d e lo s V o sg o s, el J u r a ,
los A lp e s y el M acizo c e n tra l y vuelve a
a p a re c e r en el P ia m o n te ita lia n o . A p a rte
d e sus c a ra c te re s e x te rn o s y la e stru c tu ra d e
los ó rg a n o s g e n itales, las H ip p a rc h ia se d is­
tin g u en ta m b ié n p o r la fo rm a d e d e te r­
m in a d a s escam as esp ecializad as existentes
en el e x tre m o del a b d o m e n del m a c h o (el
ó rg a n o d e Ju llie n ). A u n q u e fa lta c o m p ro ­
b a rlo , se su p o n e q u e ese ó rg a n o p o d ría se­
g re g a r h o rm o n a s sexuales o fe ro m o n a s, q u e
fa c ilita n el e n c u e n tro d e a m b o s sexos. L a
H ip p a rc h ia f a g i p re se n ta d e 3 a 4 b a sto n c i­
llos (escam as m o d ific a d a s), m ie n tra s q u e la
H . a ic y o n e tie n e de 15 a 25 y la H . g e n a v a
de 8 a 12.

www.FreeLibros.me 69
E c o lo g ía L as m a rip o sa s d e la s m o n ta ñ a s

LA MONTANA

am enazada

L a d iv e rsid a d y la p r o fu s ió n d e fo r m a s d e v id a q u e m e d r a n e n la m o n ta ñ a h a n
sid o c o m p a tib le s d u r a n te m u c h o tie m p o c o n la a c tiv id a d a g ro p a sto ra l tra d icio n a l. E n
ca m b io , la b u sc a d e lucro a to d a c o sta y d e l r e n d im ie n to a c o rto p la z o , la in v a s o ra
industria d e l o cio y e l re c h a z o d e las p rá ctica s tra d icio n a les h a n p r o d u c id o , c o m o e n
to d a s p a rte s, p erju icio s d u ra d e r o s p a ra e l e n to r n o , c u y a s c o n s e c u e n c ia s d ista n a ú n
d e c o n o c e rs e b ie n . L o s le p id ó p te r o s, c o m o los d e m á s h a b ita n te s d e la m o n ta ñ a , fig u ­
ran e n tr e los p rim e r o s a fe c ta d o s: e sc a s e a n y d e s a p a r e c e n .
L a s lluvias á cid o s a fe c ta n g r a v e m e n te los b o s q u e s d e E u ro p a c e n tra l (y d e n u e s ­
tra P en ín su la ). L a s c o n ife ra s s e d e c o lo r a n y m u e r e n , y los m o n te s , c o m o e n la S e lv a
N egra, q u e d a n d e s p o ja d o s d e g ra n p a r te d e s u s á rb o les. L a p rin c ip a l ca u sa d e e s te
a zo te resid e e n los e s c a p e s d e h u m o la n z a d o s a la a tm ó sfe ra p o r la in d u stria a s í c o m o
e n los e s c a p e s g a s e o s o s d e los v e h íc u lo s.

La banda oblicua: m erid io n a le s (subespecie m a rítim a ); las p o ­


acogida a las laderas pedregosas b lacio n es del P irin e o o rie n ta l (subespecie
pyren eo ru m ) p resentan m u ch a invasión d e co ­
L a b a n d a o b licu a (C haza ra briséis) es u n a lo r n eg ru zco .
especie h eliófila qu e a c a m p a en los b a ld ío s
áridos expuestos a l so l, en te rre n o a c c id e n ta ­
do p oco ad ecu ad o p a ra c u a lq u ie r u tilizació n Una subespecie de la m anto de púrpura
(salvo el pastoreo de cabras u ovejas). Se tra ta
d e o tro satirin o cu y a á re a d e d istrib u c ió n in i­ L a H e o d e s a lcip h ro r g o rd iu s es u n a su b es­
cial e ra b a sta n te ex ten sa en esta p a rte de pecie d e la m a n to d e p ú rp u ra (H . a lciphron
E u ro p a (salvo en G ra n B re ta ñ a ). H o y en d ía alciphrori), e x te n d id a en n u e stra s la titu d e s y
no es ex ag erad o d ecir q u e e stá al b o rd e de re a lm e n te e sp lén d id a: el rev erso d e sus alas
la extinción en la m itad n o rte d e F ran cia. E sta es ro jo a n a ra n ja d o b rilla n te c o n refle jo s v io ­
bella especie, frecu en te en tie rra s c a lc á re as y leta. A p a re c e d e ju n io a a g o sto y e stá ex te n ­
arenosas, d o n d e su o ru g a d e v o ra las g ra m í­ d id a p o r to d a la z o n a m o n ta n a , d o n d e fre­
neas, h a a c u sad o u n a g ra n v u ln e ra b ilid a d a cu en ta los terren o s q u e perm iten el d esarro llo
la tra n sfo rm ació n d e sus b io to p o s sep ten trio ­ de las p la n ta s en las q u e se c ría su o ru g a , las
nales, cad a vez m á s fra g m e n ta d o s h a c ia el ace d e ra s (R u m e x ). N o re h ú sa lib a r las flores
norte. L a invasión de los p a sto s x eró filo s p o r de los p a m p a ja rito s: e n to n ce s su s a la s c o b ri­
p lan tas m ás ro b u s ta s q u e fa v o recen la a p li­ zas b rillan al d a rle s el so l. Se p u e d e n e n c o n ­
cación de a b o n o s n itro g e n a d o s y d e h erb ic i­ tr a r o tra s m a n to s en la fase m o n ta n a , so b re
d as selectivos, y el p iso te o y las p a sa d a s re ­ to d o la m a n to d e c o b re (P a la eoch ryso p h a n u s
petidas de las m o to s de m o n ta ñ a figuran entre h ip p o th o e ) re p re se n ta d a p o r d o s subespecies,
los facto res d e d e b ilita m ie n to y , d e sp u é s, de la m a n to v io leta (H elleia helle) y la m a n to
e xterm inio de las y a v u ln e ra b le s p o b la c io n e s d e o ro (H eo d es virgaureae), m ás frecu en te en
de la b a n d a o b licu a. la z o n a su b a lp in a .
V uela en colo n ias m á s o m en o s a b u n d a n ­
tes p o r to d a la z o n a m o n ta n a , p e ro , excep­
c io n alm en te, su b e m u c h o m á s a rrib a en el La hormiguera de lunares:
P irineo o rie n ta l (1800 m ), y el a u to r la ha un m irm ecófilo m u y conocido
o b serv ad o a 2400 m en A n d o rra . E sta espe­
cie presenta u n a fo rm a m ás m arc ad a d e b la n ­ L o s le p id ó p te ro s m irm ecó filo s suelen ser
c o y de m ay o r en v e rg a d u ra en las regiones o b je to d e e stu d io s p a rtic u la re s. Se tr a ta de
701 www.FreeLibros.me
L a z o n a m o n ta n a

La n iñ a hocecillas (u n a co p la m ien to : m a ch o , iz q ,; hem bra, d e r.) e s fr e c u e n te so b re to d o e n la m ontaña, d o n d e llega


a p u lu la r e n alg u n o s sitios.

especies c u y a s o ru g a s y crisá lid a s d ep en d e n ció n c u a lq u ie ra d e m a te ria s n itro g e n a d a s o


m ás o m en o s d e d e te rm in a d a s h o rm ig a s. L a en au sen cia d e m am ífero s herb ív o ro s), las co­
h o rm ig u era de lunares (M a cu ü n ea arion) p er­ lo n ia s d e h o rm ig a s d esa p are ce n , y con ellas
ten e c e a esa ca te g o ría de le p id ó p te ro s. E x­ n u e stra h o rm ig u e ra . T a l co sa o c u rrió co n las
te n d id a en g ra n p a rte d e E u ro p a (ex cep to ú ltim a s c o lo n ia s inglesas d e esta especie hoy
G ra n B re ta ñ a , d o n d e se h a e x tin g u id o hace e x tin g u id a allí. E n la z o n a m o n ta n a , las la­
m u y p o c o ), a b u n d a p a rtic u la rm e n te en la d e ra s e sc a rp a d a s h a n sa lv a d o el n icho ecoló­
m o n ta ñ a . L a su b esp ecie ob scu ra o c u p a g ra n gico d e la h o rm ig u e ra d e lu n a re s, q u e sigue
p a rte d e los A lp es a p a rtir d e lo s 1200 m d e e s ta n d o b a sta n te ex ten d id a.
a ltitu d . V ive a l p rin c ip io en los b o to n e s flo ­
rales del tom illo; la o ru g a se aleja d e su p lan ta
h o sp e d a d o ra tr a s su te rc e ra m u d a . E s e n to n ­ La higiene,
ces c u a n d o las h o rm ig as q u e c irc u lan p o r el otros « b om bix» peludos
e n to rn o so n a tr a íd a s p o r su secreció n m eli­
flu a y se la llevan al h o rm ig u e ro . B ien c a ­ G ra n n ú m e ro d e « b o m b ix » a lc a n z a n su lí­
liente e n esa g u a rid a , la o ru g a les b rin d a la m ite m áx im o d e a ltitu d en la fase m o n ta n a;
« m e laza» q u e p u ed e seg reg ar, to d a u n a g o ­ o tro s llegan m ás a r r ib a , p e ro lo h acen a m u-
lo sin a p a ra las h o rm ig a s (M y r m ic a sabuleti); n u d o lim itá n d o se a los b io to p o s m ás p ro p i­
c o m o co m p e n s a c ió n , d e v o ra a lg u n a s larv as c io s. E l té rm in o « b o m b ix » d efin ía an tes a un
d e h o rm ig a sin ser m olestada. P u p a fin alm en ­ c o n ju n to h e tero g é n e o d e g ra n d e s m arip o sas
te en p rim a v e ra , a l a b rig o de c u a lq u ie r p re ­ n o c tu rn a s d e a b d o m e n b a sta n te p eludo y an ­
d a d o r. E sa aso c ia c ió n , lla m a d a sim b io sis, es te n a s b ip e c tin a d a s en el m a c h o . Se sabe hoy
p o sib le en los p a ra je s n o c u ltiv a d o s en q u e en d ía q u e re u n ía a m a rip o sa s p erten ecien ­
se d e sa rro lla el serp o l (T h y m u s se r p y llu m ) y te s, e n tre o tra s fa m ilia s, a los L asiocam pi-
p ro s p e ra n esas h o rm ig a s específicas. C u a n ­ d o s , S a tú rn id o s y L em ó n id o s.
d o las co n d icio n es eco ló g icas se d e g ra d a n L a L e m o n ia taraxaci es la equivalente m on­
(su stitu c ió n d e las p la n ta s xeró fila s p o r h e r­ ta n a d e la L . d u m i. Se d istin g u e fácilm en te
b áce a s m ás ro b u s ta s , d e b id o a u n a a p o r ta ­ p o r su c o lo r a m a rillo o c re u n ifo rm e co n un
www.FreeLibros.me
Ecología Las m ariposas de las m ontañas

L a H eodes alcip h ro n g o rd iu s e s u n a su b esp ecie d e c o lo res brilla n tes d e la m a n to d e p ú rp u ra (H . alcip h ro n a lc ip h ro n /


E n realidad e s ¡a fo r m a m o n ta n a d e esta ú ltim a . L ib a con g u s to las flo r e s d e los te le fio s y d e l to m illo . A u n que
la m ayoría de la s especies d e m a n to s europeas está n rep resen ta d a s e n la m o n ta ñ a , la m a n to grande (T hersa m olycaena
d is p a r/

p u n to n eg ro red u c id o en la s a la s a n te rio re s c o m o u n a m a rc a d isco id al lu n a r b la n q u e c i­


(la seg u n d a especie es p a rd a c o n u n a b a n d a n a. Y existe a d e m á s u n a fo rm a m e lá n ic a lo-
discal y u n p u n to d isco id al a m a rillo ). L a L . b u lin a co n el fo n d o de las alas co m p letam en te
taraxaci suele ser c o n sid e ra d a c o m o u n a es­ n e g ro , ex ce p tu a n d o u n a s lú n u las b lan cu z cas.
pecie de g ra n a ltitu d . D e to d o s m o d o s , se la E l b ó m b ix d e la en cin a (L a sio c a m p a q uer-
h a lla con frecu en cia en la z o n a m o n ta n a . L a cus), a u n q u e se ex tien d e desde el nivel del
h em b ra, p o c o a ctiv a, se m a n tie n e e n tre las m a r, suele alca n z ar en la m o n ta ñ a h a sta unos
plan tas b a ja s d u ra n te el d ía , y c o n u n p o co 2000 m d e a ltitu d (re p re se n ta d o e n to n ce s p o r
de suerte, se la p u ed e co g er c o n só lo a b a tir la su b esp ecie a lp in a ). El m a c h o vuela d e d ía
las hierbas. E l m a c h o v u e la d e n o c h e . L a L . b u sc a n d o las h e m b ra s, q u e p e rm an e ce n en
d u m i es, en c a m b io , d iu rn a , y a p a re c e h a cia la m a le z a , y a q u e su a c tiv id a d es n o c tu rn a .
m ediados de nov iem b re. El m a c h o es m a rró n c o n u n a b a n d a posdis-
L a C o sm o trich e lunigera o c u p a so b re to d o cal a m a rilla (b la n q u e c in a en la fo rm a a lp i­
las regiones m o n ta ñ o sa s. E sta especie, lig ad a n a ), m ie n tra s q u e la h e m b ra es casi to ta l­
a las co m ieras, ap arece d e m ay o a ag o sto . La m e n te a m a rilla . L a o ru g a a ta c a d istin to s á r ­
fo rm a típ ic a es gris c e n ic ie n ta co n u n a zo n a b o le s y a rb u s to s , in c lu y en d o el b rezo y los
m edia m ás o sc u ra en las a la s a n te rio re s, así a rá n d a n o s .

www.FreeLibros.me
L a z o n a su b a lp in a

L a z o n a s u b a lp in a

Si la z o n a m o n ta n a está d o m in a d a p o r la só lo a rb u s to s co m o los sauces y los alisos de


a rb o le d a d e fro n d a , la su b a lp in a c o rre sp o n ­ m o n ta ñ a llegan a m an ten erse de m o d o d u ra ­
de a las c o n iferas. E sta división en z o n as es d ero p o r encim a d e los 1500-1600 m . Los A l­
a veces m u y c la ra , p o r e jem p lo , en la c a ra pes sep te n trio n a le s y o tro s m acizos nórdicos
se p te n trio n a l del m o n te V en to u x (cerca de e stán d o m in a d o s m ás b ien p o r las piceas y
A v iñ ón), d o n d e , en p rim av era , el c in tu ró n los a b e to s, m ie n tra s q u e los A lpes m erid io ­
verde o sc u ro de las c o n iferas p u ed e c o n tra s ­ nales están p o b lad o s p o r alerces y pinos (pino
ta r v iv am en te co n el v erd e c la ro de los c ad u - d e los A lpes y p in o neg ro ). L as caras sola­
cifo lios q ue a c a b a n de e c h a r h o ja en la zo n a n as, n o rm alm e n te m en o s p o b la d a s que las
m o n ta n a . E sta d iferen cia de co m p o sició n de s o m b ría s, e stá n c u b iertas d e p rad o s, siendo
la flo ra está v in cu lad a d ire c ta m e n te co n las e n ellas d o n d e están situadas generalm ente las
co n d icio n es am b ien tales: caíd a d e niev e, sol, a ld eas.
p lu v io sid ad , pu reza del a ire, fu e rz a del vien­
to , c alo r, etc. L as coniferas resisten m e jo r los
salto s de te m p e ra tu ra y los rigores in v e rn a­ N octurnos sobre todo
les y estivales (helad as ta rd ía s). A lg u n o s ca-
d u cifo lio s se a so m a n a lo s valles a lto s p ro te ­ E l in te rio r d e esos b o sq u es n o o cu lta en
gidos: fresnos, arces, abedules y serbales, pero a b so lu to ropalóceros (m ariposas diurnas), que

L a doncella oscura fM eliiaea d iam ona) es típica d e la zo n a subalpina, d o n d e tiene predilección p o r los prados inm e­
diatos a los bosques. S u oruga se desarrolla so b re las verónicas y e l trigo vacuno. S e trata d e una especie m ás bien
localizada y a b u n d a n te a n ivel local.

www.FreeLibros.me
P
E c o lo g ía L a s m arip o sa s d e las m o n ta ñ a s

DIVERSOS LEPIDOPTERO,
\ DELAS
\ M MONTAÑAS

Parasem ia g n om ana (tortrícido)


Perizom a verberata (geom étrido)

M alacosom a alpicola (lasiocám pido)

G esneria centuriella (pirálido)

Poecilocam pa a lp in a (lasiocám pido)

www.FreeLibros.me
741
L a z o n a subalpina

sólo se atreven a p o b la r sus lindes. A b u n d a n Hacia el suelo


allí, en c a m b io , las m arip o sas n o c tu rn a s (he-
teróceros). L as geóm etras se po san en los tro n ­ E so s cu an to s a rb u sto s q u e o cu p a n regular­
cos d u ra n te el d ía , so b re to d o la X a n ih o rh o e m en te la z o n a su b a lp in a d a n albergue a gran
m o n ta n a ta , la E u lith is p yra lia ta , la H yd rio - n ú m ero d e le p id ó p te ro s, cuyas larvas viven
m e n a raberata y o tra s ta n ta s . A lg u n as tienen de ello s, lo q u e les perm ite criarse a esa alti­
activ id ad d iu rn a , o p arcialm e n te n o c tu rn a , tu d . L as A rg y re sth ia y B las t o tere, espléndi­
co m o la O d ezia a írala — n eg ra del to d o , salvo d o s m icro le p id ó p te ro s p ertenecientes a la fa­
el áp ice d e las alas a n te rio re s— , q u e vuela en m ilia d e los Ip o n o m éu tid o s, se distinguen por
los sitios m ás d escu b ierto s, y la C ro co ta tinc- sus co lo res m etálicos. A u n q u e las B lastotere
taria — a m a rilla — , cuya h o m o lo g a piren aica e stá n v in cu lad as co n las c o n iferas, las A r g y ­
(C . peletieraria) es gris o b la n c a . L o s tro n c o s resth ia co m o la A . sorbielle y la A . pulchella
c u b ie rto s de liqúenes o frecen m o ra d a y p ro ­ d ep e n d e n de los serbales. O tro s Ip o n o m éu ti­
tección a g ra n n ú m ero de especies. P arm elias, d o s, c o m o la P a ra sw a m m erd a n ia consperse-
U snea y o tro s liqúenes so n d ev o ra d o s p o r las d a y la N o rd m a n ia n a ribesieda, viven de las
o ru g as de d istin to s á rc tid o s del g én ero E d e ­ p lan tas b a ja s d e z o n a s m ás despejadas.
ma., la N u d a ria m u n d a n a , la S etin a irroreda, E l m an tillo d e las so m b rías espesuras de
la A to lm is ru b rico d is y o tra s m ás. T am b ién c o n ife ra s p ro p o rc io n a la m a d e ra p u trefacta
m e d ran allí las pirales de la su b fam ilia d e las y o tro s d esech o s q u e b u scan cierto s m icrole­
S co p ariin ae, co m o las E u d o n ia \ y vuelan en p id ó p te ro s. C ie rto n ú m ero de especies de las
co m p añía d e las geóm etras cu an d o u n o se acer­ fam ilias E cofóridos y T ineidos encuentran en
ca a su s o p o rte d iu rn o , a veces a c ien to s. M ás él su n ich o ecológico. L as D enisia y géneros
discretos, los g ra n d e s n o c tu id o s A c ro n ic ta , a fin e s, cuyas o ru g as viven b a jo la co rteza de
H a d en a , P o d a , E u g ra p h e y o tra s ta n ta s espe­ los á rb o les v iejo s, p u ed en a b u n d a r tam bién
cies d e E u x o a so n m u y difíciles d e d escu b rir lo calm en te, p ero sien d o su b iología o scu ra y
so b re los liqúenes y m usgos d o n d e su h o m o - p o c o c o n o c id a , esto s insectos están a m enu­
cro m a librea las hace p asar del to d o in a d v erti­ d o m uy p o co estu d ia d o s. L a B u va tin a tinei-
dos. L os to rtrícid o s, sobre to d o las C nephasia, fo r m i s , p o r e jem p lo , se co n o ce h asta ah o ra
E a n a y A c le ris, tienen las m ism as co stu m b res p o r u n so lo e je m p la r c a p tu ra d o en u n bos­
d iu rn as q ue su s h o m o lo g as de los p irálid o s y q u e d e la V an o ise...
n o c tu id o s: h ace fa lta el o jo e n tre n a d o del le-
p id o p te rista v eteran o p a ra d istin g u irlas de su
e n to rn o . D e to d o s m o d o s, to d o s esos insectos L o s linderos de los bosques
suelen em pezar a v o la r co n el crep ú sc u lo y se y praderas
los p ued e c a p tu ra r a l v uelo, o b a tie n d o la e n ­
ra m a d a d u ra n te el d ía ; ad e m á s, en su m ay o ­ L o s m árg en es d e los b o sq u es, el b o rd e de
ría, se a tra e n fácilm ente co n las tra m p a s lu ­ los senderos y los p rad o s (segados o no), son,
m inosas. c o m o a u n a altitu d m e n o r, m ás ricos en es-

L A S CONIFERAS
y s u s e n e m ig o s

L o s alerces su fre n d e tie m p o e n tie m p o a ta q u e s d e b id o s a p ro lifera cio n es d e la


Z e ira p h e ra d in ia n a , c u y a s o ru g a s los d e sp o ja n d e su s a g ujas. L o q u e ocurre, cu a n d o
n o s e ha ro to e l equilibrio eco ló g ic o , e s q u e la p ro lifera ció n ce sa al a ñ o sig u ie n te bajo
la acción d e u n o s h im e n ó p te r o s parasitarios q u e a ta ca n a las d e v a sta d o ra s larvas,
d e m o d o q u e los alerces n o p a d e c e n a m e n u d o e sa s in v a s io n e s crónicas.
O tro s m u c h o s tortrícidos a ta ca n las co n ifera s, ta n to a su s a g u ja s c o m o a los c o ­
n o s, p e r o , fu e r a d e las p la n ta c io n e s q u e fa v o r e c e n la e x p a n s ió n d e s m e s u r a d a d e cier­
tas e sp e c ie s, la m a yo ría d e las v e c e s n o h a y e fe c to s n e fa sto s. R ara v e z p u lu la n las
B la stesth ia, R h y a c io n ia o C y d ia , h a sta e l p u n to d e q u e a lg u n a s e sp e c ie s, a u n e sta n d o
e x te n d id a s , só lo h a n sid o d e scu b ie rta s h a c e p o c o tie m p o .

www.FreeLibros.me
Ecología Las m ariposas de las m ontañas

p e d e s q u e el co ra z ó n m ism o d e la a rb o le d a , d e la z o n a s u b a lp in a (fu e ra d e los b o sq u es),
y g ran n ú m ero de lep id ó p tero s h a lla n allí ali­ a u n q u e se las h a lla m á s a rrib a o m á s a b a jo .
m en to p a ra sus o ru g a s. Suele se r m ás fácil C o n stitu y en sus b io to p o s p red ilecto s los p ra ­
e n c o n tra r esos in secto s co n o c ie n d o su s p la n ­ d o s d e se g a r y los lin d ero s.
ta s n u tricias, y los m árgen es del b o sq u e tie­
nen u n a g ra n riqueza d e p la n ta s. E n tre ellas,
el m atalo b o s, la g en cian a d e E sc u la p io , la Las perladas y las doncellas
h ierba d e S an tia g o , el H o r m in u m p yren a i-
c u m , la v erónica a lp in a y la c a m p a n illa b a r ­ Se tr a ta d e d o s térm in o s g en erales p a ra
b uda presentan flores azules. L os calderones, d en o m in a r u n a s m arip o sas d iu rn a s d e ta m a ­
el acó n ito am arillo , la d ig ital a m a rilla y el ñ o m e d io a g ra n d e , cuyas o ru g a s se d e sa ­
ta b a c o d e m o n ta ñ a tien en c o ro las a m a rilla s. rro lla n en d istin ta s p la n ta s b a ja s c o m o las
L as flores ro sa y violáceas so n m u y n u m e ro ­ v io le ta s, las escab io sas y el lla n té n . L as p e r­
sas, p u d ien d o c ita r sin m á s el m a rta g ó n , v a­ la d a s B o lo ria , C lossiana, F a b ricia n a y alg u ­
rias o rq u íd eas, las aguileñas, la e sp arc eta , las n o s o tr o s g é n ero s tien e n c o n g ra n frec u en ­
o x itró p id as, los g e ra n io s, las c e n ta u re a s, los cia u n a s m an c h a s p la te a d a s en el rev erso de
c ard o s y la cala b acera g la b ra . L as u m b elífe­ las alas p o ste rio re s, sien d o las c u a tr o alas
ra s de m enos c o lo r so n ap re c ia d a s a m en u d o d e u n c o lo r d e b ase le o n a d o n a ra n ja . L as
p o r m u ltitu d de m icro le p id ó p te ro s, sobre d o n cellas M elila ea , E u p h y d ry a s y C inclidia
to d o p o r los D epressaria, A g o n o p te r ix y (existen m ás géneros) tien en tam b ién u n p re ­
Eperm enia. L a g ran diversid ad y o riginalidad d o m in io a n a ra n ja d o en las a las, p e ro alg u ­
de las g ram ín eas favorece a u n a en o rm e c a n ­ n as d e ellas so n d e u n p a rd u sc o casi u n ifo r­
tid ad de lep id ó p tero s, desde los m ás p e q u e ­ m e (M elila ea d ia m in a ), m ie n tra s q u e o tra s
ños (E lachista) a los m ás g ra n d e s , E reb ia y tien e n g ra n d e s z o n a s b lan cu z cas (E u p h y d r­
O eneis. y a s c y n th ia , m a c h o ), y sus alas p o sterio res
Las erebias (Erebia) so n a b u n d a n te s, com o n o tie n en p la te a d o el rev erso . L a d o n cella
en la fase m o n ta n a , sien d o ad em á s m u ch ísi­ a lp in a (E u p h y d ry a s in te rm e d ia ), se d e sa rro ­
m o m ayor su d iv ersid ad d e especies. C o m o lla d e o ru g a en u n a p la n ta to d a v ía d e sco n o ­
están adem ás v in cu lad as a las g ra m ín e a s q u e cid a . L a subespecie n o m in a l es del E x trem o
sirven d e alim en to a su s o ru g a s, o c u p a n sin O rie n te te m p la d o , y e stá re p re se n ta d a en
disco n tin u id ad los p ra d o s n a tu ra le s o a rtifi­ E u ro p a p o r u n a subespecie d is tin ta , la wol-
ciales, desde los valles b a jo s a los lím ites su ­ fen sb erg erí. Le g u stan los bosq u es claro s, los
periores de la vegetación; p e ro n o se tr a ta de p a sto s y los p a ra je s c o n ro d o d e n d ro s e n tre
las m ism as especies, y su p e río d o d e a p a ri­ los 1500 y 2000 m . A u n q u e e x te n d id a en el
ción está m u y escalo n ad o (es m á s ta rd ío c o n ­ a rc o a lp in o , e sta m a rip o sa e stá m u y locali­
fo rm e a u m e n ta la a ltitu d ). z a d a , y h u b o q u e esperar a los a ñ o s cincuenta
L a erebia d e m o n ta ñ a (E reb ia e p ip h ro n ) p a ra d e scu b rirla en F ra n c ia , en los a lred e ­
vuela en los p ra d o s . Según el lu g a r, se la h a ­ d o re s d e P ra lo g n a n , S avoya.
lla de los 600 m (H arz, A lem ania) a u n o s 2100 A la d oncella tím id a (D id ym a efo rm ia did y-
en B ulgaria. L a subespecie aelhería d e los A l­ m a ) le g u sta n las regio n es o n d u la d a s y las
pes, q ue ap arece en ju lio -a g o sto a p a rtir de pendientes soleadas, y se la p u ed e ver en g ran
los 1700 m , es u n a fo rm a b a sta n te m o te a d a , p a rte d e E u ro p a , del nivel del m a r a u n o s
qu e produce sin em bargo ejem plares casi u n i­ 2500 m , p ero d o n d e m ás a b u n d a es en la zona
colores en lo a lto . D eb id o a q u e esta especie, su b a lp in a . L a subespecie m erid io n a lis se h a ­
tan plástica, está rep artid a en n u m ero so s m a ­ lla esp ecialm en te lo calizad a en e sta reg ió n .
cizos aislad o s, h a recib id o u n sin fín d e n o m ­ N o es ra ro verlas p o r d o ce n as, a g ru p a d a s so ­
bres p a ra d esignar sus p o b lacio n es: ten e m o s b re la g ra v a d e las to rre n te ra s, d e d icá n d o se
en los V osgos la fo rm a m a ck e rí, la m ix ta en a a b so rb e r la h u m e d a d d e los g u ija rro s . L a
el M acizo c en tral, la ceb en n ica en el m o n te h e m b ra tie n e u n c o lo r y u n a d o rn o m u y d i­
A ig o u al, e tc . Se co n sid e ra h o y d ía q u e la feren tes de los del m a ch o ; el a la a n te rio r está
subespecie n o m in a tiv a d e l H a rz , está e x tin ­ particu larm en te carg ad a de escam as grises (las
guida. c u a tro alas del m a c h o so n d e u n n a ra n ja vivo
Al igual q ue las e reb ia s, las n a c a ra d a s c o n a lg u n a s m an c h a s n eg ras p o c o ac e n tu a ­
(N ym phalinae) so n m arip o sas d iu rn a s típicas d a s). L a o ru g a d e e sta especie se ceb a so b re
76 1 www.FreeLibros.me
L a z o n a su b a lp in a

L a doncella d e o n d a s ro ja s tE u p h y d ry as a m in ia ; e stá su ­ L a E u p h y d ry as cynthia es u n a especie esencialm ente al­


m am ente extendid a en Europa, p ero fo r m a a m e n u d o p o ­ p in a (en estas latitudes) caracterizada p o r u n d im o rfis­
blaciones aisladas cu yo e sta tu to p u e d e ser m u y precario m o sexu a l acentuado. E l m a c h o (fo to ) está m u y m an­
Ico m o e n los a c a n tila d o s alpinos). L a p la n ta hospedado- c h a d o d e b lanco, c o lo r d el q u e carece la hem bra.
ra varía según la s localidades.

to d o en el lla n té n , en las veró n icas y en la L a m anto oscuro de los Alpes:


lin aria. ¿especie o subespecie?
L a doncella o scu ra (M elitaea diam ina) p re ­
fiere los lin d ero s de b o sq u es y los p ra d o s h ú ­ L a m a n to o sc u ro (H e o d e s tityru s) es una
m e d o s d o n d e se d a n el lla n té n y el trig o v a ­ m a rip o sa d e la fam ilia d e los L icénidos, de
c u n o . A u n q u e e sta especie pu ed e h a lla rse en v a sta d istrib u ció n en E u ro p a (se extiende ade­
la lla n u ra (d o n d e a p a re c e lo c aliza d a), es m ás m ás h a sta el A ltai), salv o en su p a rte septen­
c o m ú n en la m o n ta ñ a , d o n d e suele a lca n za r trio n a l. F recu en ta los b a ld ío s, los linderos de
a ltu ra s d e m ás d e 2000 m . C o m p a ra d a co n b o sq u es y se n d ero s flo rid o s d e las llanuras
las d em ás d o n cellas, es m u y o sc u ra (el fo n ­ y z o n a s o n d u la d a s . L a o ru g a vive en la ace­
d o p a rd o prevalece m u c h o so b re las m an ch as d e ra , p la n ta m u y e x te n d id a y d e m uy fácil
le o n a d o a n a ra n ja d a s ). E n ca m b io , la su b es- a c ceso . C o m o en ta n ta s m a n to s, la h em b ra
pecie vernelensis d e los P irin eo s O rien tales tien e u n a d o rn o n a ra n ja m ás b rillan te; el m a­
y la C o rd ille ra C a n tá b ric a e s d e c id id a m en te ch o n o p re se n ta m ás q u e u n d éb il ribete m a r­
m á s clara. g in al n a ra n ja en las c u a tro a las, sien d o el
L a p e rla d a d e los B alcanes (B o lo ría grae- resto g ris-p ard o o scu ro . E sp añ a alberga la su­
ca) fig u ra e n tre los ú ltim o s ro p a ló c e ro s (m a­ b especie b leusei, c u y o m a c h o es casi ta n n a­
rip o sa s d iu rn a s) q u e se h a n d e sc u b ie rto en ra n ja c o m o la h e m b ra . E n los A lpes ocu rre
F ra n c ia . E sta b o n ita especie a n a ra n ja d a p re ­ al revés (subespecie su b a ip in u s): la hem bra
se n ta u n a s a la s p o sterio res m u y a n g u lo sa s, carece g e n eralm e n te d e las m an ch a s n a ra n ­
lo q u e la distingue de o tra s B o /o ria e u ro p eas, ja , sien d o el m a c h o d e u n g ris neg ru zco os­
m á s co m u n e s en los A lp es. E s u n a especie c u ro casi sin a d o rn o v isible en el anverso.
d e las m o n tañ as m eridionales q u e vuela a p a r­ E sas p o b lac io n e s a lp in a s so n p o r o tra parte
tir del lím ite su p e rio r de los árb o les. m ucho m ás ro b u stas y tienen las alas algo más
re d o n d e a d a s . A l se r ta n d iferen tes la fo rm a
d e la lla n u ra y la d e los A lp es y ten e r la p ri­
m era d o s generaciones al a ñ o (la segunda u n a
so la en ju n io -ju lio ), se h a tr a ta d o a veces a

www.FreeLibros.me
Ecología L as m ariposas d e las m ontañas

la su b a lp in u s co m o u n a especie p ro p ia . E n a n v erso del m a c h o , y u n ligero reflejo v io ­


cu alq u ier caso , sólo u n a selección p ro lo n g a ­ le ta ; la h e m b ra está m en o s p in ta d a d e ro jo
d a perm itiría a la p o stre e stab lecer la c ate g o ­ (so b re to d o en las alas p o sterio re s). E sta
ría de esta especie e v e n tu a l, p o sib lem en te en subespecie alcanza los 1500 m d e altitu d , pero
form ación. la h a llam o s ta m b ié n en la lla n u ra ; se la e n ­
c u e n tra ig u alm en te en los P irin e o s. L o s A l­
pes o ccid en tales alb erg a n la subespecie eu ry-
La m anto de cobre: d a m e , co n u n b o rd e n eg ro m á s a n g o sto en
una dienta de los prados el a n v erso d e las alas d e l m ach o y au sen cia
húm edos del c la ro reflejo a zu l v io leta. L a h e m b ra de
e sta subespecie tie n e el rev erso casi del to d o
L a m a n to d e co b re (P a la eo ch ry so p h a n u s p a rd o . E sta fo rm a a lp in a d escien d e h a sta
h ip p o th o e) g u sta de los b o sq u es c la ro s y los u n o s 1500 m d e a ltitu d . L a m a rip o sa a b u n ­
p ra d o s h ú m ed o s. L a fo rm a n o m in a l, P . h ip ­ d a ju n to a los se n d ero s, so b re to d o en ju lio .
p o th o e h ip p o th o e, descrita en S u ecia, es ro ja L a o ru g a se d e sa rro lla en las acederas y las
b rillan te, con u n ro jo m a rg in a l n eg ro en el c en tin o d ias.

E n las tu rb e ra s

L as tu rb e ra s no so n cosa ra ra en la m o n ­ ces las p lan tas especializadas en las a g u as áci­


tañ a. L a tu rb a , p ro d u c to d e la d esco m p o si­ d a s d e esos b io to p o s, d e ja n d o sitio a las g ra ­
ción lenta y p o ste rio r m in eralizació n d e la m ín eas c o rrien te s d e los p ra d o s. El v acu n o
base d e los tallo s foliáceo s d e b rio fita s (es­ pu ed e p ac e r en to n ces en ese e n to rn o « e m p o ­
fagnos) en u n m edio a n a e ro b io , se h a a c u ­ b re c id o » ; to d o lo q u e c o n stitu ía u n islote de
m ulado en alg u n o s v alles. L as tu rb e ra s altas riq u ez a ecológica h a sid o a n iq u ila d o . E n a l­
se han fo rm a d o a m o d o d e a lm o h a d illa so ­ g u n a s reg io n es, c o m o Irla n d a , se ex p lo ta la
bre ag u as ácid a s o p o c o c a lc áreas, h a b ié n ­ tu rb a a escala in d u stria l, lo q u e es u n a m a­
d o se d esarro llad o c o n u n a d in á m ic a c e n trí­ n e ra to d av ía m ás radical de a c a b a r con el p ro ­
fuga (de a h í su co n v ex id a d ). A d em ás de los d u c to d e cien to s d e m iles d e a ñ o s d e e v o ­
esfagnos, estas sin g u lares fo rm a cio n e s están lu ció n .
p o b lad as p o r el tré b o l a c u á tic o (M en y a n th e s
t rifo lia), el C o m a ru m , el L e d u m p a lu stre , el
p in o negro y los ab ed u le s. L as tu rb e ra s b a­ La perlada de los arándanos agrios
ja s, de suelo calcáreo en el fo n d o d e lo s v a­
lles, so n m enos o rig in ales, a u n q u e alb erg an L a p e rla d a d e los a rá n d a n o s a g rio s (B o to ­
plan tas insectívoras y n u m e ro so s C arex. n a aquilonaris) vuela en las inm ed iacio n es de
L as tu rb e ra s están «viv as» en ta n to q u e tu rb e ra s y p a n ta n o s , d o n d e crece su p la n ta
co n tin ú a el proceso de ela b o ra c ió n d e la tu r ­ n u tric ia , el a rá n d a n o a g rio (O xyco ceo s p a -
b a. Su vegetación original cría cierto n ú m ero ¡ustris). L a subespecie n o m in a l, d e S u ecia, es
de insectos especializados. L a m a y o ría está n m ás p e q u eñ a q u e las p o b la c io n e s m ás m eri­
co n fin ad o s a este tip o d e bio cen o sis. V esti­ d io n ale s. E stas ú ltim a s (subespecie a leth ea )
gios preciosos de los p erío d o s g laciales, las están aisladas en islotes frag m en tario s en gran
tu rb eras co n stitu y en u n o s b io to p o s «fó siles» p a rte d e E u ro p a . E n E n g a d in a , S u iza, viven
que h an sobrevivido m illares d e a ñ o s de tra n s­ las p o b la cio n es m ás a lta s (h asta los 1800 m ).
form aciones clim áticas. L a p e rla d a d e los a rá n d a n o s a g rio s, cu y a su ­
L o m alo es q u e este p a trim o n io b iológico perv iv en cia d e p en d e d e las tu rb e ra s , es u n a
h ered ad o de nuestro s m ay o res es m u y v u ln e­ especie b a sta n te a m e n a z a d a . O tra s B o lo ria ,
rable a la acción h u m a n a . El d re n a je d e u n a la B . napaea y la B. p ales, frecu en tan los p ra ­
tu rb e ra equivale a su sen ten cia d e m u e rte : el d o s h ú m ed o s y las tu rb e ra s, p e ro estas espe­
proceso q u ím ico q u e p erm itió fo rm a rs e a la cies n o d ependen ya directam en te p a ra so b re­
tu rb a q u ed a in te rru m p id o . Y m u e ren e n to n ­ vivir d e las p la n ta s d e esa biocen o sis.
www.FreeLibros.me
78I
E n las tu rb e ra s

L a s turberas so n u n o s b io to p o s ú n ico s d o n d e viven a m en u d o lepidópteros especializados. L a perlada d e los aránda­


n o s agrios íB oloria aq u ilo n aris; es u n a d e esas reliquias d el p e rio d o glaciar q u e se conservan, a m en u d o d e un m odo
precario, en las turberas d e llanura.

La solitaria de las turberas m ism as, sin o en su p erife ria . E n cual­


q u ier caso , esta especie d e o rig en sib erian o
L a colia d e los p a n ta n o s (C otia s p a la en o ) n o p are ce so b rev iv ir en E u ro p a sino alrede­
e stá m u y ex ten d id a en la región p aleá rtica, d o r d e las tu rb e ra s. F o rm a n u m ero sas colo­
d e los A lpes a l J a p ó n . D ad o q u e su o ru g a n ias a islad as, y c o m o la m ay o ría de las es­
se d e sa rro lla so b re d istin ta s especies d e Vac- pecies v in c u la d a s a e sa biocenosis, su
c in iu m (a rá n d a n o s), se la halla en aquellos su p erv iv en cia es p re c a ria en m uchas partes
b io to p o s d o n d e crecen é sto s, so b re to d o en a nivel local.
las tu rb eras. La subespecie e u ro p o m e está ex­
te n d id a en los A lpes y sus m a rip o sas so n allí
m ás peq u eñ as y o scu ras. Se d e ja ver en tre . .. y las ninfas
1600 y 2500 m de a ltitu d . A u n q u e e x te n d i­
d a , e sta lo calizad a especie tien d e a d e sa p a ­ L a n in fa d e M ueller (C oertonym pha tullía)
recer, co m o en B élgica, de sus lu g ares m ás es u n a especie p a rd a m ás o m enos invadida
a isla d o s, d e b id o a la tra n sfo rm a c ió n d e los d e le o n a d o , co n ocelos (m ás o m en o s n um e­
b io to p o s tu rb o so s. ro so s, in clu so ausentes) en el reverso d e las
alas p o sterio res. Se tr a ta d e u n a especie m uy
v ariab le q u e h a recib id o g ra n n ú m ero de
La m anto violeta... n o m b re s p a ra d escrib ir su s poblaciones.
C o m o d ep en d e d e los E ñ o p h o r u m y de
C o n sus a la s a n a ra n ja d a s d e b rillan tes re­ R h y n c h o sp o ra alba, esta m arip o sa frecuenta
flejos m o ra d o s, la m a n to violeta (HeUeia he- los p ra d o s h ú m e d o s y a m en u d o las tu rb e ­
lle) es u n a h a b ita n te d e las tu rb e ra s h a sta ra s. V uela a veces en co m p a ñ ía d e la colia
los 1600 m d e a ltitu d . C o m o su o ru g a se d e los p a n ta n o s (C olias p a la en o ) y d e otras
d e sa rro lla en la aced era y la b is to rta (P oly- n in fas c o m o la n in fa p e rlad a (C oen o n ym p h a
g o n u m historia), n o vive en las tu rb e ra s arcania).

www.FreeLibros.me
Ecología Las m ariposas d e las m ontañas

ALGUNOS LEPIDÓPTEROS D E L A S P R A D E R A S
SU BALPIN AS

C ato p tria
m argaritellus (piral).

Cocnonym pha
tullía (ninfa/ido).

C oenonym pha
arcenia (ninfálido).

Colias palaeno
(picrido).

Boloria
aquilonaris (ninfálido).

80 www.FreeLibros.me
H a c ia las cum bres

H a c ia las c u m b re s

M ás a llá del lím ite su p e rio r del a rb o la d o e sc a p a r a su s p re d a d o re s (aves y m am íferos


c o m ien zan los p ra d o s a lp in o s. S egún la a ltu ­ p e q u e ñ o s). L as h e m b ra s d e alg u n a s especies,
r a y la o rie n ta c ió n d e las lad era s, p u ed e n es­ co m o la E lo p h o s u nicoloraria, tien en las alas
c a lo n a rse (en E u ro p a ) e n tre los 1600 y m ás a tr o fia d a s , u n a b u e n a a d a p ta c ió n a los v io ­
d e 3000 m . Es el lu g ar de los p a sto s d e m o n ­ lentos v ientos. A lgunas geóm etras siguen sien­
ta ñ a flo rid o s a co m ien zo s del v e ra n o . Ju n to d o m u y p o c o c o n o c id a s, p o r lo q u e n o está
al lím ite d e los h elero s, al b o rd e d e la zo n a a ú n c o m p le ta m e n te e stab lecid a su d istrib u ­
a lp in a, u n a flo ra especializada en fo rm a r «al­ ció n en los d istin to s m acizo s m o n tañ o so s.
m o h a d illa s» a p ro v e c h a las ex p o sicio n es m ás Los p irálid o s son ig u alm ente n um erosos en
p ro p icias p a ra im p la n ta rse . L a v io leta c a lc á ­ las a ltu ra s . Se a lim e n ta n p rin c ip a lm e n te a
rea (V iola calcarata) puebla los pedregales cal­ b ase d e g ra m ín e a s (C ra m b u s, C atoptria),
c á re o s h a sta a m á s d e 3000 m . D istin ta s g en ­ m u sg o y liqúenes (E u d o n id ). A lg u n as vuelan
cian as de co ro la azul crecen en los pedregales, co m o las m o scas en p len o sol (M eta xm e ste
las c a m p e ra s y el m arg en de los h elero s fu n ­ p h ry g ia lis y sch ra n k ia n a , O renaia rupestra-
d id o s. El nom eolvides alpino (E ritrichium na- lis) , o tr a s so n e stric tam e n te n o c tu rn a s y p e r­
n u m ), un m iosotis e n a n o , se a fe rra a las grie­ m an ec en p o sa d a s en las p are d e s rocosas
ta s d e las p eñ as. L a sa x ífra g a p ú rp u ra y el d u ra n te el d ía (E vergeslis sop h ia lis, Udea ity-
ja z m ín de ro c a a lp in o se d a n en a lm o h a d i­ sa lis, U. d ecrep ita lis, U. m u rin a lis, etc.). La
llas m ás o m en o s ru p íc o la s q u e a u m e n ta n de co n v erg en cia del h á b itu s d e b id a a las res­
v o lu m en c o n los a ñ o s , a lc a n z a n d o este ja z ­ triccio n es del m ed io a m b ie n te h ace q u e a l­
m ín en alg u n o s sitios los 4000 m d e a ltitu d . g u n a s g e ó m e tra s, c o m o P yg m a e n a fu s c a ,
M u ltitu d de o tra s especies de las cum bres flo­ P so d o s alticolaria y P . a/pinata ten g an el mis­
rece n al b o rd e de los heleros. m o c o m p o rta m ie n to y el m ism o asp ecto que
los p irá lid o s (A sa rla a lpicola y M eta xm e ste
p h ry g ia lis), n o c tu id o s (g én ero O m ia) y hes­
Las mariposas rupícolas p é rid o s (P yrg u s a n d ro m e d a e ), etc.: vuelo
d iu rn o v iv o , a ra s d e su e lo , c o lo r m a te y la
Igual q ue las p la n ta s, los a n im ales h a n s a ­ fa c u lta d d e p o sa rse m u y rá p id a m e n te en el
b id o ad ap ta rse a las d u ra s condiciones d e vida su e lo c u a n d o la m e n o r n u b e oscurece el sol.
d e las g ra n d e s a ltu ra s . L o s le p id ó p te ro s es­
tá n p ro p o rc io n a lm e n te bien rep re sen ta d o s en
e ste e n to rn o . A p a rtir de cierta a ltitu d , la M icrolepidópteros de las cumbres
ero sió n d e b id a a la g e lifra c ta c ió n , a las p en ­
d ien tes a c u sa d a s y a la a b u n d a n c ia d e nieve L o s m ic ro le p id ó p te ro s so n m uy a b u n d a n ­
y lluvias, d esn u d a el suelo, lo a g rieta y lo des­ tes en las a ltu ra s , so b re to d o en la p a rte co ­
m en uza. P o r esa razó n , tan to los g ran d es blo­ rre sp o n d ie n te a la z o n a a lp in a . Sus especies
q u es d e p e ñ a d e sp ren d id o s c o m o los m en u ­ c a m b ia n seg ú n la e x p o sició n d e las pen d ien ­
d o s e sq u isto s de c o lo res d e los b a rra n c o s tes y la n a tu ra le z a d e la v eg etació n ; p ero ,
co n stitu y en el e n to rn o n o rm al d e los lep id ó p ­ c u a n to m á s su b e u n o h a cia la cu m b re , m e­
tero s de la cu m b re . E so s insectos ap ro v ech an n o s se a c e n tú a n los c o n trastes, siendo las más
p a ra d e sa rro lla rse los m eno res m ech o n es de p o b re s en le p id ó p te ro s los casq u etes cim eros
p la n ta s, retazo s d e césped, e incluso los « ja r­ m á s a z o ta d o s p o r los v ie n to s. E n la «zona
d in e s» de los g laciares. L as p a re d e s ro co sas d e c o m b a te » en q u e crecen los a rb u sto s en a­
y el su elo m ism o (b ásicam en te ro c o so ) c o n s­ n o s, ju n to a l lím ite del a rb o la d o , e stán m uy
titu y e n p o r lo ta n to su e n to rn o n a tu ra l. U na bien rep re sen ta d o s d istin to s p irálid o s. A b u n ­
g ra n c a n tid a d de especies n o ctu rn a s p erm an e ­ d a n la U dea rh o d o d e n d ro n a lis, la P anstegia
cen allí d u ra n te el d ía . L as g e ó m etra s d e los aerealis, la U dea ulig in o sa lis y d em ás espe­
g én ero s E n le m n lp h ria , N é b u la y G n o p h o s cies v in cu lad a s a los a rá n d a n o s y los ro d o ­
e c h a n a v o la r, a veces a cien to s, c u a n d o u n o d e n d ro s . C o m p a rte n su b io to p o co n la M a-
se acerca a los g ra n d e s b lo q u e s d e ro c a d o n ­ la c o so m a a lpicola, la E rio g a ster arbusculae.
d e e stán p o sa d a s. S u s co lo re s ja s p e a d o s se S o n frec u en te s a llí d istin to s to rtríc id o s, por
p arecen al liq u en , lo q u e les p erm ite en p a rte ejem p lo , la E u n a argén ta n a , to d a b lan c a pía-

www.FreeLibros.me
I81
Ecología Las m ariposas de las m ontañas

tead a (se parece a p rim era vista, d a n d o lugar zos del v eran o y su discreció n hace q u e sigan
a en g añ o s, a u n p irálid o ig u alm en te p late a­ sien d o p o co co n o cid as.
d o , la C ra m b u sp erlellu s), la E a n a p en zia n a ,
la E . cottiana y o tra s m uch as cuyas a la s p re ­
sentan un ad o rn o qu e recuerda al liquen cu an ­ Del sol a la som bra
do están p o sad as en u n a p ie d ra . L a esp lén ­
d id a E th m ia p u siella , especie b lan q u in e g ra Los P síquidos, singulares lepidópteros cuya
cuya o ru g a com e p u lm o n a ria s y o tra s p la n ­ o ru g a se h ace u n ab rig o y cu y a h e m b ra es
ta s b a ja s , se pued e h a lla r tam b ién en co m ­ a m e n u d o á p te ra — e incluso á p o d a — , están
pañía de distintas O lethreutes co n d ib u jo m e­ presentes h a sta en las m ás altas latitu d e s. L as
tálico , co m o la O . m etallica n a , o co n o tro s P tilo cep h a la (O reopsyche), en las q u e la fo r­
to rtrícid o s co m o la A le rp ia corticana, negra m a del ab rig o c a m b ia según las especies, vue­
y blanca. la n al sol al em p ez ar la m a ñ a n a ; su c u e rp o ,
b a sta n te re c h o n c h o , es m uy v elloso. L a M e-
lasina lugubris, n egra co n sólo u n b o rd e b la n ­
En las praderas alpinas co , vuela en los pedregales, d o n d e su o ru g a
e la b o ra u n ab rig o en fo rm a d e cu e rn o . L as
E ste e n to rn o d a alb erg u e a c ierto n ú m e ro d im in u ta s D a h lica , a ú n p o co c o n o cid a s, fre­
de especies de la fam ilia de los g eléquidos, c u e n ta n so b re to d o la z o n a su b a lp in a , en la .
algunas de ellas con h em b ras d e a la s a tr o fia ­ q u e sus ab rig o s ap a re c e n so b re los árb o le s.
d as. L a Satlleria dzie d u szy c k ii, p o r ejem plo, N os falta p o r d escu b rir m u ch o so b re esas d e­
presenta sólo m u ñ o n es d e a la s, y la E u la m - licadas m arip o sillas.
p ro te s libertinella tiene las alas p o sterio res L os hepiálidos — m icrolepidópteros «gigan- •
atrofiadas (en am bos casos sólo las hem bras). te s» — se d istin g u en p o r su g ran en v erg ad u - •
La E xapale duratella (T ortricid ae), u n a d e las r a (25 a 70 m m , según las especies). E s t o s ;
raras especies m o n ta n a s o to ñ a le s, tien e la le p id ó p te ro s p rim itiv o s d e v en ació n n o ela- -
hem bra co n alas a tro fia d a s. E ste to rtríc id o b o ra d a d ep en d en d e las raíces d e d iferen tes ;
nace de septiem bre a n o v ie m b re , y se la h a ­ p la n ta s q u e d a n d e c o m e r a sus o ru g a s. L a i
lla sin em bargo h asta a m á s d e 2000 m de z o n a a lp in a d a alb erg u e a a lg u n a s especies ¡
altitud. p ecu liares. L a P h a rm a cis c a m a y la P . p y - ■
L as C ram b in ae, p irálid o s de a la s a la rg a ­ ren a icu s p re se n ta n , c o m o to d o s los h ep iáli- •
das a m en u d o d e bellos co lo res, a b u n d a n en d o s, u n d im o rfism o sexual a c e n tu a d o , p e ro >
las cam p eras a lp in as. A u n q u e alg u n a s com o a m b o s sexos tien en las a la s n o rm a le s. L a P.
la C atoptria speculalis, la C. co n ch ella y la b ertra n d i tien e en to d o c aso u n a h e m b ra d e :
C. pyram idellus están extendidas, o tra s com o alas a tro fia d a s, incapaz d e v o lar: se la h a des- -
la C atoptria m u ellerru tzi e stán localizadísi- c u b ierto a veces esco n d id a en las m ad rig u e- -
m as. L as especies cam b ia n según esté el suelo ra s d e las m a rm o tas.
cubierto de hierbas o de b lo q u es d e ro ca: la
C aloplria fa lse lla p u lu la a veces en las g ra n ­
des m asas ro co sas, m ien tra s q u e la C . radie- Erebias...
lla prefiere las p ra d e ra s flo rid as. A lgunos
«m icros» d e colores b rillan tes y c o n reflejo s L as ereb ias so n p o r excelencia las m a rip o - -
m etálicos liban las flo res, so b re to d o al b o r­ sas d iu rn a s d e m o n ta ñ a d e E u ro p a occiden- -
de de los to rren te s: M icro p te rix aglaella, M . tal. L as 4 6 especies m ás o m en o s c o n o c id a s ;
aureatella y M . ro th en b a c h ii (M icropterigi- en esta región se h a n im p la n ta d o desde la lia- -
dae) y distintas Scythris. De to d o s m o d o s, se­ n u ra (especies b o reales y alg u n as o tra s) h a s- -
ñalem os q ue estas ú ltim a s, en las g ran d es a l­ ta a 2900 m d e a ltitu d . C a d a tra m o d e alti- -
tu ras, se vuelven m ás m ates. T al o c u rre con tu d alb e rg a especies p a rtic u la re s; in clu so la t
la S cyth ris speyeri, m u y o sc u ra y n o m etáli­ reg ió n m ed ite rrá n ea tien e u n a especie p rim a- -
ca, a la inversa d e la m ay o ría d e las especies veral d e co lin as b a ja s , la ereb ia d e p rim av e- -
de po ca altitu d . ra (E rebia epislygne), q u e puede ascender has- -
L as gram íneas crían las o ru g as d e g ran n ú ­ ta los 1500 m.
m ero de E laq u ístid o s, q u e im ita n sus h o jas. L a E rebia m a n to , d e los A lp es, los V os--
E stas peq u eñ as m arip o sas n acen a com ien- g o s, el M acizo c en tral y los P irin e o s, es u n a i

www.FreeLibros.me
821
H acia la s cum bres

especie de tam añ o m ediano co n el fo n d o par-


d in eg ro y d ib u jo s p o c o a c e n tu a d o s. A u n q u e
lo calizad a, a b u n d a en sus sitios d e v uelo en ­
tre los 900 y 2000 m . L a subespecie p irinea
c o n stans tiene el reverso negruzco y m ás u n i­
fo rm e; p refiere los lugares h ú m ed o s.
L a e reb ia d e b a n d a a m a rilla (E reb ia fla -
vo fasciata) es u n a d e las m ás ra ra s y lo cali­
z a d a s; se d istin g u e p o r u n a b a n d a posdiscal
a m a rilla en el reverso d e las a la s (so b re to d o
e n las p o sterio res). E xclusiva d e u n o s c u a n ­
to s lugares d e T esino y E n g ad in a (Suiza), pre­
fiere p e ñ a s esc a rp a d a s a u n o s 2100 m .

La erebia d e m anchas anaranjadas (Erebia albcrganus>


. . . e n todas las zonas de altitud es una especie típicam ente alpina q u e vive sobre lodo ha­
cia lo s 1500 m y m ás arriba.

L a erebia ja s p e a d a (E rebia m o n ta n a ) p re ­
fiere las lad eras ro co sas, los pedregales g ru e ­
sos entre 1500 y 2500 m , según la altitu d . Esta e n tre los 1400 y 2500 m . De b o n ito ad o rn o ,
especie se d istin g u e fácilm en te p o r el reverso e stá c o n fin a d a en los A lpes occidentales m e­
de las alas posteriores, cuyas venas están m uy rid io n a le s, d o n d e crece su p la n ta n u tricia, la
a m en u d o m arcad as d e blancu zco . A p en as se A vena m o n ta n a , y desciende a veces hasta los
sep ara d e su p en d ien te b io to p o ro co so y su e ­ 1200 m.
le ser difícil de o b serv ar. L a ereb ia m etálica suiza (E rebia tyndarus),
L a erebia sedosa (E rebia gorge) es la q u e la ereb ia m etálica co m ú n (E. cassioides), la
llega m ás a rrib a , h a sta cerca d e 3000 m en ereb ia m etálica e sp añ o la (E. hispania), y al­
los A lpes. L e g u stan las ro cas d e sp ren d id as, g u n as o tra s, co n stitu y en u n co n ju n to d e es­
las p endientes e sq u isto sas y el b o rd e d e los pecies p eq u eñ as cuyo e sta tu to se h a estable­
b a rra n c o s, d o n d e su vuelo es m u y v ig o ro so . cido hace m uy p o c o . L a p rim era frecuenta
A l e sta r ta n ex ten d id a en los m acizo s altos los p ra d o s a lp in o s p o r en cim a d e los 1800 m
d e E u ro p a , de E sp a ñ a a B u lg aria, h a fo rm a ­ en los A lp es, a u n q u e se h a señ alad o su pre­
d o varias subespecies m ás o m en o s defin id as. sencia hace p o co en el p aso de l’Izo ar (2360
V arían lo calm en te el ta m a ñ o y el n ú m e ro de m ). L a seg u n d a, m ás ex ten d id a, p refiere los
sus ocelos, lo m ism o q ue el c o lo r del reverso p ra d o s a lp in o s de 1700 a m ás de 2200 m de
de las alas posteriores. L a subespecie ram ondi a ltitu d . C o m o la a n te rio r, tiene el reverso de
d e los P irin eo s se d istin g u e m u ch o p o r u n o s las a la s p o ste rio re s gris am a rille n to , en fu e r­
ocelos bien h ech o s y c o n u n a cla ra p u p ila te c o n tra ste co n el an v erso de las cu a tro alas.
b lan ca. E sta especie b u sca g ram ín eas d e los L a te rc e ra , c o n fin a d a a los P irin eo s y Sierra
g én eros F estuca y P o a , qu e sirven d e co m id a N e v a d a , se d istin g u e p o r sus ocelos bien d e­
a su o ru g a. s a rro lla d o s so b re u n a b a n d a n a ra n ja posm e­
L a e reb ia fuliginosa (E rebia p iu lo ) vuela d ia m uy c la ra en las alas an terio res (las otras
de 1800 a 2700 m d e a ltitu d . L a subespecie d o s especies tien e n los ocelos peq u eñ o s). La
n o m in al y la oreas están presentes en los A l­ subespecie ro n d o u i d e los P irin eo s, co n los
pes. L a seg u n d a, de la A lta S ab o y a, está ocelos m ás reducidos y la b a n d a n a ran ja muy
a d o rn a d a d e b an d as a n a ra n ja d a s m ás o m e­ d e sarro lla d a , es m uy p equeña en los Pirineos
nos ex ten d id as. L a p rim e ra es a b so lu ta m e n ­ o rien tales, d o n d e alca n z a los 2200 m de al­
te n egra. E sta m ariposa de alegre vuelo se h a­ titu d .
lla a m e n u d o en co m p a ñ ía d e la a n te rio r y
de g eó m etras del género P sodos. C u a n d o una
n u b e oscurece el sol, nuestra m arip o sa se posa Piéridos y otros parnasinos
en los pedregales. L a erebia a lp in a su d o cci­
d e n tal (E rebia scipio) tiene g ra n predilección L o s p iérid o s está n rep rese n ta d o s en las al­
p o r las ro cas d esp ren d id as y los pedregales tu ra s p o r alg u n a s v aried a d e s especializadas.

www.FreeLibros.me
Ecología Las mariposas de las montañas

L a P ieris n a p i b ryo n ia e, subespecie d e alti­ los p ra d o s a lp in o s d e d ía . A u n q u e alg u n a s


tu d de la b lan ca v erd in erv a d a (P . n a p i n a pi), especies tien en v uelo d iu rn o , c o m o la S y n -
rev olotea en los p ra d o s h ú m ed o s d e los A l­ g ra p h a d everg en s y la C a lo p lu sia h o ch en -
pes en ju n io -ju lio . L a colia de m o n ta ñ a (C o ­ w arth i, m u c h a s p e rm an ecen a g a z a p a d a s en
lias ph ic o m o n é ) a b u n d a a m e n u d o en las la­ las m a ta s d e g ra m ín e a s d u ra n te el d ía . A d e ­
deras flo rid as, q u e o c u p a h a sta los 2500 m m á s n o es frecu en te lev an tarlas al acercarse
de altitu d . P e ro el p iérid o m á s re p re se n ta ti­ a las p e ñ a s, a p e sa r d e q u e las g eó m e tras y
vo d e las a lta s cu m b res es ta l vez la b la n q u i- p irá lid o s p u lu la n a m e n u d o so b re ellas. Sin
verdosa (P o n tia callidice), q u e ra s tre a veloz em b a rg o , las tra m p a s lu m in o sas b ien expues­
los p ra d o s raso s h a sta m u y cerca d e los hele­ ta s (al a b rig o del v ien to y en la d e ra s e n tib ia ­
ro s, hacia los 3000 m . A u n q u e la a p o lo (Par- d as a ú n p o r el sol del d ía) a tra e n g ra n n ú ­
nassius apollo) p u e d e elevarse h a sta 2500 m , m ero d e n o c tu id o s, h a sta a m ás d e 2500 m .
se la observa m uy a m e n u d o a m e n o s alti­ L a S la n d fu ssia n a w isk o tti, la S. lucernea, la
tu d . E n cam b io , la a p o lo p e q u e ñ o (P . p h o e - E u x o a culm in ico la , la A g ro tis sim p lo n ia y al­
bus), d e a n te n a s c la ram en te a n illa d a s d e gris g u n a s o tra s sig u en fa sc in a n d o a los e n to m ó ­
sobre fo n d o m ás c la ro , n o b a ja d e los 1500 logos q u e se a rriesg a n a e sta r d e n o c h e a esa
m , y su b e a veces h a sta los 3000 m d e a lti­ a ltitu d , d e sa fia n d o el cierzo y las n ieb las re ­
tu d . E sta m a rip o sa d e v ig o ro so v uelo p re fie ­ p en tin as.
re los bordes de los to rre n te s, los b arra n c o s L o s á rc tid o s (A rctiid a e) fig u ra n e n tre las
y los p rad o s h ú m ed o s. S u o ru g a vive en la m arav illas d e la a lta m o n ta ñ a . A u n q u e a l­
Saxífraga aizo id es y la S e m p e rv iv u m m o n ta - g u n a s a b u n d a n y so n m u y c o n o cid a s, com o
n u m . L a subespecie gazeli, m á s b la n c a y de la P arasem ia p/anlaginis, la R h yp a ria p u r p ú ­
a d o rn o red u cid o , vive en los v alles a lto s de ra la y las S e tin a , o tra s n o se ven casi n u n c a
los A lpes M arítim o s y en la c o m a rc a ita lia n a y so n c o m o m ito s: la A r c tia fla v ia , la G ram -
correspondiente. m ia q u en se li y la H o lo a rctia cervin i. N a ­
L a b lan ca de A sso (P arnassius m n e m o sy - d ie d u d a q u e estas tres ú ltim a s especies son
ne), m ás p eq u eñ a y d esp ro v ista d e m an ch a s reliqu ias b o re o -a lp in a s q u e h a n sobrev iv id o
acusadas, o c u p a d istin to s m acizo s m o n ta ñ o ­ en los A lpes d u ra n te las ú ltim a s g laciacio ­
sos de los 500 a m ás de 2000 m . L e g u stan nes; se las vuelve a h a lla r (o b ien a especies
los p ra d o s h ú m ed o s, q ue fre c u e n ta a veces e m p a re n ta d a s) en las c erca n ía s del C írcu lo
desde m ayo. E sta especie, com o to d o s los p ar- P o la r.
n asinos, só lo tiene u n a g en eració n d e m a ri­ A lg u n o s á rc tid o s so n d e v u elo p reco z,
posas al año. c o m o la O cn o g yn a p a ra sita , q u e n o vacila en
salir d e n o ch e a - 10 °C . E sta especie d eb e
p o r lo d e m á s el n o m b re al h ech o d e q u e su
Noctuidos, árctidos... o ru g a su fre m u ch a p arasita ció n , h a sta el p u n ­
to d e q u e h ace fa lta c ria r a veces v a rio s cien­
A u n q u e n u m e ro so s y d iv ersificad o s, los to s p a ra lo g ra r u n o s c u a n to s im a g o s. L a O.
noctuidos son poco visibles p a ra q uien recorre p a ra sita v u e la so b re la nieve d u ra n te la n o ­

L o s d o s «padres» d e un su p u esto híbrido, E rebia serótina f i z q j , E rebia e p iphron (centro) y E rebia pronoe fder.).

www.FreeLibros.me
H a c ia las cum bres

Variación según la a ltilu d d e ia Selina a u riia (a rd id o ): I. F orm a típica en b aja m ontaña. — 2. Form a ram osa de
la zona alpina. — 3 . F orm a pallens d e la p a rte su p erio r d e la z o n a alpina. — 4. R ara fo r m a Catherinei que vuela
ju n to a los glaciares, so b re las cam peras m á s altas.

che, p e ro n o es la ú n ica q u e lleva a c a b o esa ... y zigenas


pro eza: n o c tu id o s co m o la D a syp o lia te m p li
y la D . fe r n d in a n d i y g eó m etras c o m o la L a zig en a d e m o n ta ñ a (Z ygaena exulans),
L y c ia isabellae stra b in o i tien en la s m ism as d e a la s tra n slú cid as, m a n c h a d a s d e ro jo , al­
c o stu m b res. c an za casi los 3000 m de a ltitu d , y allí «cor­
L a H o lo a rctia cervini só lo h a sid o c a p tu ­ te ja » a la a zu la d a alp in a (A lb u lin a orbilulus).
ra d a , a l p arecer, p o r alg u n o s a rrie sg ad o s e n ­ F o rm a a m e n u d o racim o s de m arip o sas so ­
to m ó lo g o s alp in istas. b re los c a rd o s a lp in o s, y sus ap erg am in ad o s
L a C helis m aculosa, d e alas su p erio res te ­ c a p u llo s a b u n d a n a veces so b re las piedras
seladas, alca n za los 2000 m d e a ltitu d . E sta y las paredes rocosas. C o m o respuesta al duro
especie, b a sta n te ex te n d id a , acu d e fácilm en ­ clim a de las cu m b re s, tien e el c u erp o m ás ve­
te a las tram p as lum inosas, pero se tra ta siem ­ lludo q u e sus congéneres y sus alas tienen una
p re d e m ach o s: las h em b ras sólo vuelan p o r c o lo ra c ió n m ás m ate q u e las de las especies
la tard e. d e m en o s a ltitu d .

FENÓMENOS PARTICULARES

de los macizos aislados


A lg u n o s m a cizo s m o n ta ñ o s o s , in c lu so a lg u n a s c u m b re s, e stá n a v e c e s aislados
d e las p rin cip a les c a d e n a s d e m o n ta ñ a s , c o m o e l m o n te V e n to u x , e l C a n ig ó y el
A ig o u a l. A p a r te d e la te n d e n c ia a p ro d u c ir n u e v o s ta x o n e s (su b e sp e c ie s o esp ecies),
e sa s m o n ta ñ a s aisladas — so b re to d o c u a n d o s u a ltitu d e s m á s b ien m o d e s ta — su elen
p re s e n ta r un e s c a lo n a m ie n to d e la flo ra y d e las e sp e c ie s a n im a le s «d e /a s a d o » con
re s p e c to a los d e las cordilleras p rin cip a les. E n e l m o n te V e n to u x , p o r e je m p lo , cierto
n ú m e r o d e n o c tu id o s y d e pirálidos v iv e n a u n a a ltitu d m u c h o m e n o r d e la norm al.
E sto s e p u e d e exp lica r p o r e l h e c h o d e q u e e sa s e sp e c ie s, q u e v iv e n d e ordinario
a m á s altura, h a n sa b id o a d a p ta rse al p ro g re siv o a isla m ie n to d e su s d o m in io s. A d e ­
m á s, las m o n ta ñ a s aisladas e stá n m á s e x p u e s ta s a la in te m p e r ie , so b re to d o al vien to ,
q u e las q u e fo r m a n p a rte d e u n m a cizo : e s e e n to r n o m á s c ru d o p u e d e c o m p e n sa r
e n p a rte la m e n o r altitud.

www.FreeLibros.me
I
Las mariposas
de las zonas húmedas
y la costa

L a vid a en el m e d io a c u á tic o

G ran n ú m ero de lep id ó p tero s fre cu e n ta los d o s viven en el in terio r d e las p lan tas palustres
lugares h ú m ed o s, las o rillas d e los río s, p a n ­ (p o r e je m p lo , en los tallo s d e las a n e a s), en
ta n o s, p ra d o s e m p a p a d o s d e a g u a , tu rb e ra s, los riz o m a s o e n tre las h o ja s q u e em erg en .
m arism as salo b res, estu a rio s y el lito ral. De Su d e sa rro llo e stá v in c u la d o c o n el nivel d e
to d o s m o d o s, m u y p o c o s e stá n a d a p ta d o s a las a g u a s y co n la te x tu ra d e las p la n ta s pa-
u na vida realm ente acu ática, y n in g u n o se de­ ra sita d a s.
sarro lla en el m edio m a rin o : d a la im p resió n A u n q u e alg u n a s especies e stán en co n d icio ­
de q ue los co le ó p te ro s, frig á n e a s, o d o n a to s nes d e ale ja rse d e su p u n to d e a g u a o rig in al
y efem éridos h a b ría n sido m á s c o m p etitiv o s. p a ra ir en busca d e o tro , m u ch as están ligadas
P ero no h ay q u e olvidar qu e las frigáneas (tri- a u n b io to p o estricto , fu e ra del cual perecen.
cópteros) co n stitu y en el g ru p o h e rm a n o de A sí p u es, d e b id o a la d estru c c ió n d e las zo ­
los lep id ó p tero s y fo rm a n c o n ellos el c o n ­ n as p a n ta n o s a s y tu rb e ra s, las m a rip o sa s p a­
ju n to de los A m phiesm enoptera. L o s lepidóp­ lu stres fig u ran e n tre las m á s v u ln erab les: reú ­
teros fran cam en te acu ático s so n dulciacuíco- n e n el m á x im o d e especies a m e n a z a d a s.
las; sus o ru g as fitó fa g a s su b en a re sp ira r a E n las regiones tro p icales, alg u n o s lep id ó p ­
la superficie o a b so rb e n p o r o sm o sis el oxí­ te ro s h a n sa b id o a d a p ta rse a los d e p ó sito s de
geno d isu elto en el a g u a . U n a s c u a n ta s espe­ a g u a d e las bro m eliáceas ep ífita s, en cu y o in ­
cies ra ra s están p ro v istas d e b ra n q u ia s. te rio r se d e sarro lla n sus o ru g a s , a u n a s c u a n ­
M uchos lep id ó p tero s d e los m ed io s h ú m e ­ ta s d e cen as d e m e tro s so b re el suelo.
86 www.FreeLibros.me
L a s especies m ejo r a d a p ta d a s

E l problem a de la respiración p la n ta s d e esas ag u as se d iferen cian según


su situ a c ió n en las ag u as estan cad as y los
L as o ru g a s d e los lep id ó p tero s q u e se d e­ río s, sien d o im p o rta n te d istin g u ir las princi­
sarro llan en to rn o al a g u a hacen fren te a dis­ p ales fo rm acio n es vegetales si querem os sa ­
tin to s p ro b lem as, co m o el p eligro d e caer b e r q u é lep id ó p tero s p u ed en desarrollarse en
al a g u a (en las q u e n o so n d ecid id am en te ellas.
a c u á ticas). P e ro la re sp iració n es el p ro b le ­ L as ag u as c o rrien tes están p o b lad as en la
m a crucial de la s especies acu átic as; se ca ­ p e rife ria d e h id ró fita s (p la n ta s acuáticas)
racterizan d e hech o p o r c u a tro m é to d o s de c o m o el ra n ú n c u lo d e río (R a n u n cu lu s flu i-
resp iración. ta n s), la h ierb a d e ag u a flo ta n te {P o ta m o ­
L a respiración cu tán e a perm ite el in tercam ­ g e tó n flu ita n s ), la h ierb a d e a g u a espesa (P.
bio g aseo so p o r sim ple d ifu sió n a tra v é s de d en su s), la b e rraz a (A p iu m n o d iflo ru m ), el
los teg u m en to s (que p ueden m o jarse). D eb i­ fe la n d rio ac u ático (O en a n th e flu v ia tilis), las
d o a la le n titu d de este p ro ceso , este tip o de m ilh o ja s y la peste d e las aguas.
re sp iració n sólo es viable p a ra o ru g a s d e p e­ E n a g u a s m en o s m o v id as hacen su ap ari­
q u e ñ o ta m a ñ o (so b re to d o n eo n a ta s). ción los n enúfares am arillos (N uphar luteum ),
O tra s o ru g a s tra n s p o rta n b a jo el a g u a u n a la h ie rb a de a g u as p ectin a d a (P otam ogetón
p ro v isió n d e oxígeno del aire q u e re sp ira rán p ectin a tu s), la hierba d e agua b rillante (P. lu-
en e sta d o gaseoso. L a b u rb u ja d e a ire o bien cens), la p ita acu ática (S tra tio tes aloides), las
v a a lm a c e n a d a en u n e n fu rtid o de pelo s h i­ len te ja s d e a g u a (g. L e m n a ), el a d o rn o de
d ró fu g o s o bien en u n a d o b le fu n d a d e cer­ a g u a (H yd ro ch a ris m orsus-ranaé) y las nin­
d a s, ig u alm en te h id ró fu g as. fas d e ag u a.
A lg u n o s lep id ó p tero s utilizan en su esta d o L o s llan ten es d e a g u a (g. A lism a ), las utri-
d e larva la atm ó sfera in tern a d e p lan tas acu á­ c u larias (g. U tricularia), los ju n c o s (g. Jun-
ticas ricas en oxígeno, im ita n d o en ello a las cus), los carex (g. C arex), el c arrizo (Phrag-
larvas de D o n a d a (co leó p tero s), q u e su ccio ­ nites co m m u n is), las platanarias (Sparganium )
n an el gas co n ten id o en los te jid o s aerífe ro s y esp ad añ as y aneas (g. Typhd) o cu p an aguas
d e su s p la n ta s n u tricias. esta n c a d a s p o co p ro fu n d a s, aceq u ias y ribe­
P o r ú ltim o , alg u n as o ru g as ex trae n el oxí­ ra s in u n d a d a s reg u larm en te.
geno disuelto en el agua a través d e b ran q u ias A d em ás, p la n ta s com o la eu p ato ria (Eupa-
traq u eales. to riu m c a n n a b in u m ), las co las de cab allo (g.
E q u ise tu m ), las ro m a za s (g. R u m e x ), d istin­
ta s u m b elíferas c o m o el perejil de leche (Peu-
Ocupación de los distintos c e d a m u m p a lu stre ), el cuernecillo d e p a n ta ­
cinturones vegetales n o (L o tu s uliginosus), la y erb abu en a acuática
y el c a rd o oleráceo (C irsium oleraceum ) se
L os lepidópteros acuáticos viven sobre to d o d a n en los p ra d o s p a n ta n o so s y o tro s terre­
e n ag u as estan c a d a s y d e cu rso len to . L as n o s e m p a p a d o s d e agua.

L as especies m e jo r a d a p ta d a s

L a A c e n tr ia ephem erella es u n p eq u eñ o L a h e m b ra p o n e ro sa rio s d e huevos en los


crám b id o (C ram bidae) de un o s 10 m m d e en ­ tallo s y h o ja s d e las p lan tas acu áticas com o
v e rg a d u ra y alas b lan cu z cas. Se la h a lla de a u n m e tro d e p ro fu n d id a d . L as o ru g as jó ­
m ayo a sep tiem b re a la o rilla d e los río s len­ venes c o m e n la h o ja d e las h ierb as de agua
to s , esta n q u e s y lagos, d o n d e p u ed e p u lu la r p ec tin a d a s, las m ilh o jas y el C eratophyllum ,
localm ente. Es u n a especie extendida en E u ro ­ d esd eñ an d o las p lan tas m anchadas p o r el cie­
p a n o m e rid io n al, q u e vive tam b ié n en A m é ­ n o y las alg as. P u e d e n d escender h a sta 3 m
rica del N o rte . C o m o n u n ca se aleja d e las d e p ro fu n d id a d . A d iferen cia de o tra s larvas
in m ediaciones del a g u a , ¡fue d e sc rita in icial­ acu áticas, viven al descubierto. T ras el invier­
m en te co m o u n tricó p tero ! n o , p u p a n en p rim a v era en u n cap u llo lleno

www.FreeLibros.me
I87
Ecología L as m ariposas de las zonas húm edas y la costa
▼ ---------------------------------------
d e aire. L as m a rip o sas salen al c a b o d e u n la p rim e ra h e la d a y p e rm an ecen c o n g elad as
m es, p ero necesitan su b ir h a sta la su p erficie en u n a d ia p a u s a h ib e rn a l. R e a n u d a n su d e ­
para echar a volar. El m ach o es norm alm en te sa rro llo en la p rim a v e ra en u n a fu n d a m u ­
a la d o , p e ro la h e m b ra p rese n ta d o s fo rm as: c h o m a y o r q u e co n tien e a ire , h e c h a a base
u na d o ta d a de alas y c a p a z d e v o la r, o tra d e ta lo s d e le n te ja s, d e la q u e sa c a n la c a b e ­
sólo con m u ñ o n es. E l m ach o y la h e m b ra za c o n re g u la rid a d p a ra c o m e r. L a crisali-
a lad a se e n c u en tran en las in m ed iacio n es de d a c ió n tie n e lu g a r ju s to d e b a jo del a g u a en
las ch arcas o los río s d o n d e h a n viv id o sus u n cap u llo d e se d a fija d o a las p la n ta s a c u á ­
larvas. L as atra e la luz y p o r la ta rd e se p u e­ tic as: la o ru g a d e ja h ech a u n a a b e rtu ra p ro ­
d en c o n fu n d ir co n efím eras. L a h e m b ra de v ista d e u n a ta p a a n tes d e p u p a r. L a s o ru ­
alas a tro fia d a s no a b a n d o n a en cam b io el g as q u e h a n h ib e rn a d o en los ca rrizo s
m edio acuático, de m an era q u e tiene u n a res­ p ro d u c e n a d u lto s en ju n io , las q u e h a n in ­
p iració n c u tá n e a , co m o la d e su s la rv a s. E s­ v e rn a d o en u n a fu n d a d e le n te ja s d a n m a ri­
to s singulares le p id ó p te ro s tie n e n u n a v id a posas en ag o sto -sep tiem b re. C o m o o tro s m u ­
m uy breve co m o a d u lto s; n o se a lim e n ta n c h o s le p id ó p te ro s a c u á tic o s d e resp iració n
y tienen a tro fia d a s las p iezas b u cale s. T ra s a érea , las o ru g as q u e h an m u d ad o tien en c e r­
la có p u la en la su p erficie, las h e m b ra s a c u á ­ d a s h id ró fu g a s.
ticas a rra s tra n al m a c h o d e b a jo d e l a g u a . D u ra n te el d ía , e s fácil d e sa lo ja r el m a ­
A lejados del h ú m ed o e n to rn o a c u á tic o , es­ c h o d e su esc o n d ite sa c u d ie n d o las p la n ta s
to s frágiles in secto s n o ta rd a n n a d a en des­ a c u á tic a s. L as h e m b ra s so n m á s d ifíciles de
h idratarse. d e sc u b rir, p e ro , al c a e r la n o ch e , su v uelo
es m á s p o te n te y se a le ja n m á s fácilm en te
d e los p u n to s d e a g u a . E sta m a rip o sa es
A la carta: a tr a íd a p o r las tra m p a s lu m in o sas.
las lentejas de agua

La Cataclysta lem n a ta es u n p irálid o acu á­ La P a ra p o y n x s tr a tio ta ta ;


tico m uy e x te n d id o , d e 15 a 2 0 m m d e en ­ una oruga con branquias
v ergadura. El m ach o , m ás p e q u e ñ o , es b lan ­
co n a c a ra d o , m ie n tra s q u e la h e m b ra es E ste p eq u e ñ o p irá lid o , d e 22 a 30 m m d e
p a rd o o crácea. E sta especie a b u n d a ju n to a e n v e rg a d u ra , p re se n ta u n d im o rfism o sexual
las ch arcas, los canales y los fo so s d o n d e a c e n tu a d o . E l m a c h o , cu y as a la s a n te rio re s
crecen las len tejas de a g u a (g. L e m n á ). so n m á s c o rta s y re d o n d e a d a s q u e las d e la
L a h e m b ra hace la p u e sta en la c a ra in fe ­ h e m b ra , es d e u n c o lo r m u ch o m ás c la ro que
rio r de las lentejas p o sá n d o s e so b re u n a de el d e ésta.
ellas y en c u rv a n d o b a jo el a g u a su la rg o y L a P a ra p o y n x s tra tio ta ta se d e sarro lla
sutil o v o p o sito r. L as o ru g a s n e o n a ta s p re ­ c o m p le tam e n te in m ersa en tre las h o jas d e las
sentan u n o s teg u m en to s h id ró filo s (q u e se h ierb as d e a g u a y las p itas acu áticas d e aguas
m o jan en el ag u a). C o n fe c cio n an u n a p e­ e sta n c a d a s o d e c u rso len to . T e je u n a es­
queña tienda vegetal d e b a jo d e u n a h o ja y pecie d e fu n d a d e sed a (es c a p a z d e h ilar
tienen entonces re sp iració n c u tá n e a . A p a r ­ d e n tro del a g u a ). A l se r su d e sa rro llo exclu­
tir de la p rim e ra m u d a , c o n só lo 2 m m de siv a m en te a c u á tic o , p re se n ta b ra n q u ia s tr a ­
largo, esas larvas a b a n d o n a n el e lem en to q u ea le s q u e le p erm ite n u tiliz a r el o x ígeno
acu ático p a ra p a sa r a la v id a aé re a y re sp i­ d isu elto en el a g u a , del m o d o en q u e lo
ra r oxígeno del a ire p o r m ed io d e estigm as. h acen u n sin fín d e a n im ales ac u á tic o s. En
H ib ern an en u n a fu n d a (llena d e a ire ) h ech a el m o m e n to d e p u p a r, a lg u n o s estig m as em ­
a base d e len tejas d e a g u a , u n id a s p o r h ilo s. p iezan a h acerse perm eab les: la o ru g a se teje
P e ro las o ru g as m ás a d e la n ta d a s p u e d e n d e ­ u n estuche de en v o ltu ra d oble y lleno d e ag u a
ja r la fu n d a a n tes d el in v ie rn o e ir a esco n ­ e n tre las p la n ta s a c u á tic a s d o n d e p u p a . L a
derse en tallo s de c a rriz o s, cu y o s e n tre n u - c risálid a está d e sp ro v ista d e b ra n q u ia s, pero
d o s co n tienen a ire . D u ra n te el in v ie rn o , las p re se n ta g ra n d e s estig m as salien tes p a ra res­
o ru g as jóv enes o cu ltas d e n tro d e u n a fu n d a p ira r a ire . C o n o c e m o s la fa sc in a n te b io lo ­
p ueden alim en tarse de vez en c u a n d o , p ero g ía d e e sta especie y su a n a to m ía d esd e el
a m en u d o q u ed an a tr a p a d a s en lo s h ielo s de siglo x v iii, d o c u m e n ta d a en 1772 p o r D e-
www.FreeLibros.me
L as especies m e jo r a d a p ta d a s

A L G U N O S LEPID Ó PTERO S
DE L A S ZONAS HÚMEDAS
N ym phula sta g n a ta (pirálido).

E lophila ny m p h aeata
(pirálido).

P a ra p o y n x s tra u o ta ta (pirálido).

A rc h a n ara sparginii
(noctuido).

R hizedra lu to sa (n o ctu id o ).

www.FreeLibros.me
f 8 9
E c o lo g ía L as m arip o sa s d e la s z o n a s h ú m e d a s y la co sía

G eer (discípulo de L inné). D eG eer se h ab ía L a m a rip o sa a d u lta ap arec e en v e ra n o en


fija d o especialm ente en los « o íd o s» d e esas u n a so la g en eració n en g ra n p a rte d e E u ro p a
orugas. (llega a A sia o rie n ta l a tra v é s d e A n a to lia ).
L os a d u lto s ap arecen de ju n io a ag o sto en E s fácil d e levantar d u ra n te el d ía en las p la n ­
u n a única g en eració n. A u n q u e el m ach o es ta s d e la orilla d o n d e se esconde. L a N y m p h u ­
fácil de lev an tar d u ra n te el d ía en la veg eta­ la rivulalis, m uy c a rg a d a d e b la n c o , es ra ra
ción acu ática, la h e m b ra es d ifícil d e o b se r­ y to d a v ía m u y p o c o co n o cid a .
var an tes d e la n oche. Y n o v acila en a lejarse
d e su p u n to de ag u a n a ta l, lo q u e favorece
la dispersión de la especie. E sta m arip o sa está L a E lo p h ila n y m p h a e a ta :
extendida en E u ro p a (salvo el ex trem o n o r­ una especie poco exigente
te) y en Á frica del N o rte.
L a E lophila n ym phaeata o cu p a d istintos es­
p acio s a cu ático s: lag o s, río s, c h a rc a s. C o m o
Nymphula stagnata: se d esarrolla a expensas d e las hierbas de agua
el nácar sobre las corrientes y d iferentes n en ú fares, puede p ro sp e ra r en los
esp acio s d e a g u a artificiales d o n d e se h a n in ­
L a N y m p h u la sta g n a ta es u n delicioso pi- tro d u c id o esas p la n ta s.
rálido de alas co lo r b la n c o relu cien te en a m ­ Su o ru g a , m e n c io n a d a y a p o r R é a u m u r en
bos sexos. Frecuenta la orilla d e los río s, a rro ­ sus M e m o ria s (1736), es to ta lm e n te a c u á ti­
yos y lagos, d o n d e llega a a b u n d a r. ca. E ste en to m ó lo g o la h a lló en a b u n d a n c ia
Su oruga es totalm en te acuática. Se alim en­ en el B ois d e B o u lo g n e en la esp ig a d e ag u a
ta sobre to d o d e las p la ta n a ria s (g . Sparga- (P o ta m o g etó n natans). Vive efectivam ente en
n iu m ) y del n e n ú fa r am arillo (N u p h a r tutea). e sta p la n ta , p e ro ta m b ié n en las p la ta n a ria s
De pequeña, m ina la m édu la d e los tallo s de (g. S p a rg a n iu m ), en el a d o rn o d e a g u a (H y-
sus plan tas n u tricias. H ib e rn a en seg u id a en d ro ch a ris m o rsu s-ra n a e), en el n e n ú fa r a m a ­
el tallo y rea n u d a la activ id ad en a b ril, ali­ rillo y la n in fe a b la n c a . E m p ieza p o r m in a r
m entándose o bien del tallo o bien en u n es­ u n a h o ja en sep tiem b re, e la b o ra después u n a
tuche de h o ja s « en co la d as» ju s to d e b a jo de fu n d a a p la s ta d a o v al a base d e frag m en to s
la superficie del ag u a . L a n in fo sis se efectú a d e h o ja s u n id o s p o r h ilo s d e se d a . P a ra co ­
en un capullo de seda blanca fijad o a la planta m e r, fija su fu n d a co n u n h ilo d e se d a al en ­
h o sp ed ad o ra. vés d e u n a h o ja . T ien e re sp iració n cu tán e a

LA T H E R S A M O L Y C A E N A DISPAR

¡ha desaparecido!

L a m a n to g r a n d e T h e rs a m o ly c a e n a d is p a r e s u n e s p lé n d id o le p id ó p te r o d iu rn o
(L icénido) d e co lo r cobrizo q u e p u e b la los p r a d o s c e rc a n o s a los a rro yo s d o n d e c recen
su s ro m a za s nutricias (R u m e x h y d ro ia p a tu m j. A u n q u e e n ufas d e d e sa p a ric ió n e n to ­
das p a rtes, e sta e sp e c ie s o b r e v iv e e n p a rte d e E u ro p a h a sta la re g ió n d e l río A m u r ,
e n Siberia. L a su b e s p e c ie n o m in a l f u e d escrita e n G ra n B re ta ñ a e n e l siglo x v i i i , en
los p a n ta n o s d e H u n tin g d o n s h ire y d e C a m b rid g sh ire. S in e m b a rg o , d e s d e 1 8 4 8 n a ­
d ie halló allí u n e jem p la r. Y s e a d m itió q u e , al igual q u e la lelia d e las c ié n a g a s (L aelia
c o e n o sa ), había d e sa p a r e c id o d e G ran B re ta ñ a . S e e x p u s ie r o n d iv e rsa s o p in io n e s s o ­
bre las ca u sa s d e s u d esa p a rició n ; al p a rec e r, la m o d ific a c ió n d e la c o m p o s ic ió n d e l
agua (sa lin id a d ) habría sid o u n o d e los fa c to re s d e te r m in a n te s . S e h a n h e c h o in te n to s
d e reintroducir la T . d is p a r e n W o o d w a lto n F en (H u n tin g d o n ) m e d ia n te e je m p la re s
d e la s u b e s p e c ie b a ta v a , d e Frisia, e x te r io r m e n te m u y cerca n a a la fo r m a n o m in a l,
y s e ha lo g ra d o a clim a ta r y a u n a p e q u e ñ a co lo n ia .

www.FreeLibros.me
E n tre la s p la n ta s palustres

h a sta la p rim a v e ra ; se d eja ir al fo n d o del L a n in fo sis se e fe c tú a en u n cap u llo de


ag u a c o n las h o ja s en o to ñ o e h ib e rn a en su seda revestido de trocitos de h ojas, ju sto bajo
saco. C u a n d o la p rim av era fav o rece el d esa­ la su p erficie del a g u a , e n tre los tallo s de la
rrollo de las p lan tas, las orugas m udan y cam ­ p la n ta n u tric ia . L as m arip o sas aparecen de
b ian de m é to d o re sp ira to rio . V iven en to n ces ju n io a a g o sto en u n a sola g eneración. Son
en u n a b u rb u ja de aire co n te n id a en su fu n ­ fáciles d e le v a n ta r d e las p la n ta s palustres
d a m ed ian te respiración aérea (el teg u m en to d u ra n te el d ía , d o n d e a b u n d a n en ocasio­
de esas larv a s, in icialm en te m o ja b le , se co n ­ nes. V uelan por la ta rd e y las atraen las fuen­
vierte en h id ró fu g o ). tes d e luz.

E n tre las p la n tas palustres

A u n q u e las especies e strictam e n te a c u á ti­ L a A rch a n a ra sparganii frecuenta los luga­


cas so n p oco n u m ero sas, u n a b u e n a can tid ad res p a n ta n o s o s, d o n d e su o ru g a vive en las
de lep id ó p tero s viven en el in te rio r d e los ta ­ h o ja s e in te rio r d e los tallos de distintas
llos d e las jun các eas y d e las g ram ín eas acu á­ plan tas lacustres: el lirio am arillo (Irispseuda-
ticas. E n c u e n tra n allí alim e n to a b u n d a n te corus), las e sp ad a ñ a s (g. T ypha) y las p lata-
p a ra sus o ru g a s, sin q u e éstas necesiten a d a p ­ n a ria s (g. Spargartium ). Su p rim a , la A rc h a ­
taciones p artic u la re s p a ra la vida acu ática. nara algae, a ta c a ad e m á s el ju n c o d e laguna
C o n to d o , a u n q u e la m édula d e a lg u n a s ju n ­ (Scirpus lacuslris). E stas d o s ú ltim as especies
cáceas pued e ser tie rn a , los ta llo s c arg ad o s p u p a n d e n tro d e los ta llo s d e la p la n ta n u ­
d e sílice d e las g ram ín eas resu ltan a m en u d o tricia.
coriáceos p a ra las d im in u ta s m a n d íb u la s d e L a R h ized ra lu to sa fre c u e n ta los cañave­
las o ru g u illas. É stas tienen ad e m á s d ific u lta ­ rales, d o n d e su o ru g a p e rfo ra los rizom as y
des c u a n d o se tr a ta de p asar d e u n tallo a la b ase d e los tallo s d e los C arex, cuyas h o ­
o tro ; u n a s las resuelven n a d a n d o a base de ja s em p iezan e n to n ce s a b la n q u ea r. L a nin­
reto rcerse, o tra s e la b o ra n u na « b alsa» d e h o ­ fosis se lleva a c a b o en tie rra , en tre los rizo­
ja s p a ra ir a la deriva en ella hacia u n a n u e­ m as. C o m o m u ch as especies de n o ctu id o s de
v a fu en te de c o m id a . A lg u n as m in an las h o ­ p a n ta n o , éste vuela a fines del v eran o (agos­
ja s d e los C arex y o tra s viven en las raíces to a septiem bre).
d e las acederas y d em ás p la n ta s q u e a rra ig a n L o s tallo s viejos d e los ju n c o s (Ju n cu s ar-
en el ag u a . L os tu b ércu lo s d e d istin ta s p la n ­ ticulatis, J. e ffu s u s , etc.) co n stitu y en el ali­
ta s a c u á tic a s, co m o las del g . P ela siles, a l­ m e n to o rd in a rio d e la C o en o b ia ru fa , que
b erg an asim ism o larv as de le p id ó p te ro s, so ­ vive en sitio s p a n ta n o so s. El n o m b re de esta
b re to d o de g ran d es n o c tu id o s, y p o r últim o , especie p ro v ien e sin d u d a del c o lo r m ate del
los m azo s de las an eas p u ed e n c o n stitu ir el a d u lto . L as o ru g a s jó v e n e s hacen galerías en
ú nico alim e n to de cierto n ú m ero de p e q u e ­ la m éd u la d e los ju n c o s d o n d e pasan el in­
ños lep id ó p tero s. v iern o , re a n u d a n d o el d esarro llo en la p ri­
m a v e ra so b re los b ro te s jóvenes.

L o s noctuidos
La L aelia
U n n ú m e ro b a sta n te g ra n d e d e n o ctu id o s y los herm osos árctidos
(N octuidae) frecuentan las charcas, y sus o ru ­
gas se desarrollan en los carrizos y varias o tras L a La elia co en o sa es u n a d e las pocas es­
p lantas de orilla. L a N onagria typhae frecuen­ pecies d e la fam ilia d e los lim án trid o s que se
ta los cañ av erales d o n d e se d a n diversas h a n a d a p ta d o al m ed io ac u á tic o . E sta espe­
e sp a d añ as (g. T yp h a ), en cu y o s tallo s ab re cie fre c u e n ta las ch arcas, d o n d e su o ru g a se
galerías su o ru g a p a ra alim en tarse a n te s de d esarro lla en la p la ta n a ria (Sparganium erec-
p u p ar. tu m ), el C ladium m ariscus, el carrizo (P hrag-
www.FreeLibros.me
E c o lo g ía L a s m a rip o s a s d e la s z o n a s h ú m e d a s y la c o sta

L o s m edios h ú m e d o s albergan b á sta m e p o c o s le p id ó p te ro s rea lm en te acuáticos. D esd e luego, las cercanías d e l agua
so n propicias p a ra gran n ú m ero d e p la n ta s q u e a lim e n ta n m ariposas. P o r lo ta n to , se deb en inspeccionar to d o s los
espacios h úm ed o s terrestres ( una cascada d e lo s Pirineos).

m ites com m unis) y o tra s p la n ta s com o los Ca- d e lo s c a rriz o s; n e c esita d o s a ñ o s p a ra c o n ­


rex. L a o ru g a , p ro v ista de larg o s p e n a c h o s s u m a r su ciclo d e d e sa rro llo . P u p a en el ta ­
d e cerd as, se d istin g u e fác ilm e n te d e la s de llo y las m a rip o sa s n a c e n en ju n io -ju lio .
los n o c tu id o s, q u e so n g la b ra s. C o m o o tra s
m u ch as especies lacu stre s, é sta e stá a m e n a ­
z ad a; h a d e sa p arecid o y a en G ra n B re ta ñ a , M icrolepidópteros
d o n d e vivía el siglo p a sa d o . en abundancia
A lgunos á rc tid o s (A rc tiid a e ) se h a n a d a p ­
ta d o a los p a n ta n o s , so b re to d o la R h y p a - L as p la n ta s d e la o rilla , los ca ñ a v e ra le s y
rioides m etelk a n a . E s ta b o n ita especie a m a ­ m u c h o s ju n c o s c ría n to d a u n a serie d e m i­
rilla con las alas p o ste rio re s m a n c h a d a s d e c ro le p id ó p te ro s q u e pertenecen a d istin ta s fa ­
negro so b re fo n d o ro s a e stá m u y lo c a liz ad a m ilias. L o s p irá lid o s e stá n re p re se n ta d o s p o r
en algunos sitios p a n ta n o s o s (al m e n o s en especies a m en u d o a b u n d a n te s y d e bellos c o ­
E u ro p a ). Su o ru g a se d e sa rro lla en los lirio s lo res. A d e m á s d e las fo rm a s y a e stu d ia d a s
y algunas o tra s p la n ta s d e p a n ta n o . C u a n d o re a lm e n te a c u á tic a s, a lg u n a s especies se d e­
cae so b re la su p erficie del a g u a , se d esp la za sarro llan en p la n ta s p arcialm e n te su m erg id as.
co n ta n ta facilid ad c o m o en tie rra firm e . L a T a l es el ca so d e los S c h o e n o b iu s y D o n a -
P elosia o b tu sa , fre c u e n te en los c añ a v e ra le s, cauta. L a S c h o e n o b iu s g ig a n te/la d e p e n d e de
es u n a p eq u eñ a especie p a rd o c la ra , to d a v ía un c a rriz o (P h ra g m ite s a u stra lis) y d e la gli-
p oco co n o cid a. c e ria c a ñ a (G lyceria m a x im a ), d o n d e com e
L a P hra g m a ta ecia casta n ea es u n cósid o su o ru g a . V ive é sta en el in te rio r d e los ta ­
(C ossidae) d e a la s p a rd o c la ra s, m u y e stre ­ llo s, y c u a n d o q u ie re p asa rse a o tr o , e la b o ra
c h as, ex ten d id o en las regio n es calie n te s d e u n a especie d e b a lsa a b ase d e fra g m e n to s d e
E u ra sia . L a h e m b ra tiene las a la s y el a b d o ­ h o ja s .
m en m ás a la rg a d o s. E sta especie a p a re c e d e L a C h ito p h ra g m ite lla p re fie re los g ra n d e s
m ay o a se p tiem b re en los ca ñ a v e ra le s d e las c a rriz a le s q u e b o rd e a n los lag o s. L a o ru g a
charcas y río s de c u rso tr a n q u ilo . L a o ru g a vive en la b a se d e los ta llo s y en las raíces
se d e sa rro lla en la p a rte in fe rio r d e lo s ta llo s d e los P h ra g m ite s y las G lyceria. L a A c ig o -
www.FreeLibros.me
92I
A o rilla s del m ar

n a cicatrice/la, o tr o p irá lid o d e los p a n ta n o s , co m er a o tro bello pirálid o , la P sa m m o tis p u l-


d e p en d e de los ju n c o s . veralis, d e a la s salp icad as d e ro jizo sobre fon­
L o s C a rex a lim e n ta n u n p irá lid o m u y h e r­ d o c re m a .
m o so , fácil d e le v a n ta r d e d ía (N a scia cilia- G ra n n ú m e ro d e d is tin to s m icro lep id ó p te­
lis). E sta especie, d e a la s a n te rio re s m u y r a ­ ro s se c e b a n en d ife re n te s p la n ta s existentes
y ad as de p a rd irro jo , d estaca claram en te sobre a la o rilla del a g u a . L o s d im in u to s M ic ro p ­
los J u n c u s y C arex d o n d e e stá p o sa d a d e d ía . te rix , d e a la s m etálica s, u tiliza n sus a ú n fu n ­
N o le g u sta s e p a ra rse de su b io to p o y sigue cio n ales m a n d íb u la s p a ra ro e r los g ra n o s de
sien d o p o c o c o n o c id a . p o len d e la h ie rb a cen tella (C altha palustris),
L as fo rm acio n es p alu stres d e tie rra s q u e se d e las flo res d e los ra n ú n c u lo s y las in flo re s­
in u n d a n in te rm ite n te m e n te fa v o re c e n el d e ­ cen cias d e lo s C arex. D istin to s C oleo p h o ra ,
sa rro llo del c a rd o o le rá c e o (C irsiu m olera- c u y a la rv a vive en u n a fu n d a , d ep en d en de
c eu m ). E sta p la n ta de h e rm o so p o rte cría la los ju n c o s e ín u la s d e los te rre n o s húm edos.
o ru g a de u n a g ra c ia d o p irá lid o , la P h lycta e- L a O rth o ta e lia sp arganella y d istin ta s Gly-
nia p e rlu cid a lis, de a la s b la n c a s, u n ta n to p h ip te r ix p u e b la n los cañ av erales y las ju n ­
tra n slú c id a s, a d o rn a d a s p o r u n a lú n u la n e­ q u e ra s , m ie n tra s q u e los aliso s y los sauces
g ra (alas a n te rio re s). d a n co m id a y albergue a los C aloptilia y otros
L o s lu g ares q u e se in u n d a n re g u larm e n te p rec io so s g ra c ilá rid o s. P o r ú ltim o , algunos
suelen esta r cubiertos p o r la y e rb ab u e n a acu á­ g a lé q u id o s d e c o lo r m a te y p o c o conocidos
tica (M e n th a aquatica) y el pie d e lo b o (L y c o - d e p e n d e n d e las filip é n d u la s y d e o tra s ro ­
p u s e u ro p eu s). E sta s d o s la b ia d a s d a n de m a za s lacu stres.

A orillas del m a r

L a c o sta es u n lu g a r m a rg in a l d o n d e u n a p a rte , el im p o rta n te en d em ism o de esas plan­


ú ltim a f r a n ja de fa n e ró g a m a s c o lo n iz a los ta s p u e d e fa v o re c e r la su p erv iv en cia d e al­
c o n tra fu e rte s de la tie rra . A u n q u e a lg u n o s g u n a s v a rie d a d e s especializadas.
in secto s llegan a p o b la r la z o n a in te rtid a l y A u n q u e m u y p o c o s le p id ó p te ro s presen­
a re p ro d u c irs e en ella, n in g ú n le p id ó p te ro ta n a d a p ta c io n e s esp ectacu lares al p a rti­
llega h a s ta allí. Su a v an ce h a c ia el m a r está c u la r e n to r n o c o ste ro , g ra n n ú m e ro d e es­
d elim ita d o p o r el d e p la n ta s h a ló fila s c o m o pecies u b icu ista s se re p ro d u c e n n o rm alm en ­
el a rm u e lle la c in ia d o , la a la c ra n e ra y la sa ­ te h a sta la m ism a z o n a su p ra c o ste ra . D e to ­
ladilla m arítim a. L as g ram ín e a s y o tra s p la n ­ d o s m o d o s, a lg u n a s fam ilias d e g ran d es noc--
ta s d e la z o n a s u p ra lito ra l, c o m o el ro m p e- tu id o s d e los g é n ero s E u x o a y A g ro tis tie­
sacos de a re n a (E ly m u s arenarius), el b a rró n n e n a la s re d u c id a s y a m e n u d o inservibles
(A m m o p h ila arenaria), d istin to s ju n c o s y ca­ p a ra el v uelo. Se p u ed e su p o n er q u e esas fo r­
rriz o s, a lb e rg a n ta m b ié n u n a s c u a n ta s e sp e­ m a s b ra q u íp te ra s c o rre sp o n d e n a u n a a d a p ­
cies. P o r ú ltim o , los d esech o s q u e se a c u ­ ta c ió n a u n e n to rn o ta n v e n to so c o m o la
m u la n e n la s p lay as a re n o s a s y su a lre d e d o r c o sta .
p u e d en fav o recer a lo s d e tritó fa g o s. D esd e lu eg o n o es u n a ca su a lid a d el que
L o s le p id ó p te ro s tien en q u e h a c e r fren te c ie rto n ú m e ro d e m ic ro le p id ó p te ro s q u e vi­
en el lito ra l a d is tin to s fa c to re s q u e lim itan v en en p la n ta s h a ló fila s se d esp lacen en u n a
su d e sa rro llo y a o tr o s q u e lo fa v o re c en . El fu n d a (c o le o fó rid o s, p síq u id o s) en su esta­
clim a es re la tiv a m e n te m ás b e n ig n o y te m ­ d o d e la rv a : la s o ru g a s e stá n así m ás p ro te ­
p la d o q u e en el in te rio r. L a h u m e d a d es m ás g id a s c o n tr a sa lp ic a d u ra s ev en tu a les q u e si
im p o rta n te y e stá a c o m p a ñ a d a p o r v ie n to s e stu v ie ra n d e sn u d a s. C ie rto es q u e los lepi­
m á s v io le n to s. L a a re n a d e las d u n a s p u e d e d ó p te ro s d e e sas fa m ilia s a b u n d a n en o tro s
lim ita r la d iv e rsid a d de las p la n ta s y o b s ta ­ m e d io s, p e ro h a n sid o lo s m á s a p to s p a ra
c u lizar el p ro g re so d e las o ru g a s . P o r o tr a so b re v iv ir en la z o n a su p ra c o ste ra .
www.FreeLibros.me
I93
E c o lo g ía L as m arip o sa s d e la s zo n a s h ú m e d a s y la co sta

INVISIBLE EN EL ACANTILADO

la E la c h is ta a r g e n te lla

E n la costa, c o m o e n otra s p a rte s, lo s le p id ó p te r o s h a n te n id o q u e hallar m e d io s


d e p ro tecció n co n tra los p re d a d o r e s, s ie n d o u n o d e los m á s so co rrid o s e l c a m u fla je
(la h o m o c ro m ía c o n el e n to r n o le p e r m ite a la m a rip o sa p a sa r in a d v e rtid a ). P o r e je m ­
p lo , los acantilados ca lcá reo s b la n co s q u e b o rd e a n la co sta d e N o rm a n d ía a c o g e n al
elaquístido E lachista a rg e n te lla . E sta p e q u e ñ a e s p e c ie , d e u n b la n c o u n ifo rm e , s e d e ­
sarrolla a co sta d e distinta s g ra m ín e a s c u y a s h o ja s m in a s ie n d o o ru g a . L o s aca n tila d o s
cretáceos b atidos p o r las o las y a z o ta d o s p o r su s sa lp ica d u ra s, e stá n cu b ierto s p o r
u n polvillo b la n co q u e cu b re ta m b ié n e n p a rte la v e g e ta c ió n ru p e stre . C o m o e s cre­
p uscular, la E . arg e n te lla rep o sa d e d ía e n las p a r e d e s cre tá c e a s o e n briznas d e h ie r­
ba, y p o s a d a allí, en tre e l p o lv o d e la creta, e s to ta lm e n te invisible d u r a n te e l día,
incluso c u a n d o p u e d e h a b e r e n m a y o d e c e n a s d e e je m p la re s e n u n o s c u a n to s d e c í­
m e tro s c u a d ra d o s ...

Grandes noctuidos y zigenas so b re d e te rm in a d as p la n ta s y n o sale h a sta


la noche p ara alim entarse (com o m uchas otras
P ocos noctuidos son endém icos d e los co r­ o ru g as q u e ev itan d e ese m o d o a los p re d a-
dones d e d u n a s a l esta r cu b iertas éstas p o r do res). A l te rm in a r su d e sa rro llo , se h u n d e
una ñ o ra tan esp ecializada, p ero la A g ro tis p ro fu n d a m en te en la aren a p a ra h ib ern a r. La
ripae se ha ad a p ta d o a este b io to p o . Su o ru ­ n in fo sis tien e lu g ar al fin al d e la p rim av era
ga vive esencialm ente en la zo n a su p ra lito ra l y el a d u lto sale en ju n io . V ale la p en a c o n s­
de las playas aren o sas, d o n d e las salp ic a d u ­ ta ta r q u e esta especie d e b io lo g ía ta n espe­
ras de las g ran d es m areas p erm iten la p re ­ cializad a rech aza en c a u tiv id a d (en e sta d o de
sencia d e p lan tas h aló filas c o m o la b a rrilla larv a) las p la n ta s co steras q u e se le p u e d a n
b o rd e (Salsola kali), el ra b a n illo m a rítim o p ro c u ra r, y p refiere co m er especies n o lo c a ­
(C akile m arítim a ), la v erd o lag a m a rin a (H a- lizad as q u e h ay en to d a s p a rte s. El n o ctu id o
lim ione portulacoides), distintas eu forbiáceas A g r o tis ripae n o p u ed e vivir al parecer m ás
y la corregüela m arin a (C alystegia soldane- qu e en la a ren a: le hace d a ñ o la presencia del
lla). D u ran te el d ía, se esco n d e en la are n a h u m u s del suelo.

Las dunas cosieras, so b re lo d o la s d e arena viva, albergan p o c a s especies específicas. S in em bargo, p u e d en abundar
localm ente no ctu id o s c o m o la A grotis ripae. E l litoral, p o r o tra p a rte, e s a m en u d o e l lugar d e p a s o d e num erosas
mariposas migradoras.

www.FreeLibros.me
A o rilla s del m ar

A lg u n a s m ariposas q u e h ibernan e n cuevas. I. Scoliopteryx libatrix (noctuido). — 2. A lu d ía hexadaclyla (alucílido),


m u y aum en ta d a . — 3. A popestes specirum (noctuido).

L as m a rism a s salo b res y las d u n a s c o ste ­ L a fam ilia d e los C o le o fo rid a e , c o m o h e­


ra s a lb e rg a n a d e m á s o tr o s n o c tu id o s, m en o s m o s d ic h o , e stá bien rep re se n ta d a en la costa.
esp ecializados, c o m o la A m p h ip o e a fu c o s a , El lim o n io m a rítim o (L im o n iu m vulgare) es
la P h o te d e s f l u x a y alg u n o s o tro s. la p la n ta h o sp e d a d o ra d e la larv a de u n a n o ­
M u y ex te n d id a a n te s , la zig e n a d e cinco ta b le especie p e q u e ñ a de co lo res m etálicos, la
p u n to s (Z yg a en a trifolii) se h a v u elto m uy es­ G o n io d o m a lim o n iella . L a o ru g a se desplaza
casa en la lla n u ra . E n c u a lq u ie r ca so la co sta en u n a fu n d a h ech a a b a se d e flores peque­
es a m en u d o u n refugio p a ra e sta especie, que ñ as. E l á s te r m a rin o c ría las o ru g a s d e la Co-
e n c u e n tra allí el su s te n to en fo rm a d e co lo ­ le o p h o ra asteris y d e la C. lynosyridella. La
n ias p e q u e ñ a s. L a o ru g a , pese a su n o m b re , b a rrilla b o rd e y la so sa so n las p la n ta s hospe-
se c ría en los cuernecillos (L o tu s u lig in o su s d a d o ra s de la C. adspersella, la C. versurella,
y L o tu s co rniculatus). E sta m a rip o sa , lo b as­ la C . deviella , la C . aestuariella y la C. saline-
ta n te ro b u s ta p a ra e n fre n ta rs e a la b risa m a ­ lla, a d e m á s d e alg u n a s o tra s co leó fo ras.
rin a , v u ela a m e n u d o so b re las e sc a rp a d u ra s A lg u n o s to rtríc id o s (T o rtric id ae) aparecen
de los a c a n tila d o s calcáreo s y o tra s ro c a s que a sim ism o en la c o sta . E sa s v aried ad es espe­
m u y po co s le p id ó p te ro s d e v u elo d iu rn o se cializad as se m ezclan co n o tra s m ás discretas
a tre v e n a fre c u e n ta r. y m u c h o m á s ex ten d id a s. L a A rm e ría m arí­
tim a a lim e n ta a la o ru g a d e la L o b esia lítto-
ralis, q u e se d e sa rro lla en la cabezuela d e las
Pequeñas especies discretas del litoral flores y e n tre las h o ja s . L a ju n c ia m arina
(S c írp u s m a ritim u s) es, p o r o tra p a rte , la
L a fu n d a de la W h ittleia retiella (p síq u id o ) p la n ta h o sp e d a d o ra d e la B actra robustana,
e stá fo rm a d a p o r fra g m e n to s de ta llo s de g ra ­ cu y a o ru g a d e v o ra los tallos.
m íneas dispuestos lo n g itu d in alm en te. E sta dis­
c reta especie vive so b re las g ram ín eas de las m a ­
rism as salo b res, p rin c ip a lm e n te la P uccin ellia
m arítim a. E l m a c h o vuela a pleno sol, m ientras
q u e la h e m b ra , á p te r a , p erm an e c e en su fu n d a .
E l á s te r m a rin o (A s te r trip o liu m ) alim e n ta
las o ru g a s d e la B u c c u la trix m a rítim a (b u cu -
latrícid o s). M in a n las h o ja s y ta llo s a n te s de
p u p a r en u n ca p u llo fija d o a su p la n ta . L a
a lfo m b ra d e p la n ta s c o steras p e rm ite vivir a
m u c h as o tra s especies. L a S cro b ip a lp a insta-
bilella (descrita a l m enos cinco veces co n cinco
n o m b re s d iferen tes) d e p e n d e d e la v erd o lag a
m a rin a , cu y as h o ja s m in a n ta m b ié n sus o ru ­
g as. L a S. n iten tella vive c o m o la rv a en las L a v a n d a d e m ar,
sem illas d e la b a rrilla b o rd e , m ie n tra s q u e la p la n ta d e la s m arism as.
S. ocellatella d e p e n d e d e la acelg a m a rin a .
www.FreeLibros.me .9 5
Las mariposas
del Mediterráneo

El e n t o r n o m e d ite r r á n e o

O tro ra casi c u b ie rta de b o sq u e s, la reg ió n L as m o n ta ñ a s m erid io n ales, a p o c a a ltitu d ,


m ed iterrán ea e stá d o m in a d a h o y d ía p o r la tie n en u n a fa u n a p a rtic u la r, p e ro a m e d id a
g arrig a y d istin to s cu ltiv o s lo cales. C a d a vez q u e a u m e n ta la a ltu ra , a p a re c e n las fo rm a s
se p la n ta n m á s p in o s, e in c lu so e u c alip to s, estric ta m e n te m o n ta n a s. D esd e lu eg o , la la ­
en vez d e las en cin a s y h ay as o rig in ales. L o s titu d co m p en sa la a ltitu d , y h ay q u e su b ir m ás
repetidos incendios y el d esb ro ce inten siv o n o p a ra h a lla r especies a lp in a s. P o r eje m p lo , en
n o s p erm iten im a g in a r fá c ilm e n te el a sp e c to los A lp e s del N o rte , a lg u n a s e re b ia s n o re b a ­
inicial del e n to rn o m e d ite rrá n e o q u e , desde san los 1800 m d e a ltitu d , p e ro a p a re c e n a
la A n tig ü e d a d , h a sid o m o d ific a d o p o r el m á s d e 2200 en los P irin e o s.
h o m b re.
D eb id o a la d iv ersid ad d e la ñ o r a y a lo
b enigno del clim a, el M e d ite rrá n e o es p a rti­ La garriga espinosa
c u larm en te ric o en le p id ó p te ro s; p e ro n u m e­
ro sas especies d is ta n d e se r bien c o n o c id a s, L a g a rrig a es u n a fo rm a c ió n vegetal secu n ­
y se describ e a lg u n a n u e v a c a d a a ñ o (esen­ d a ria , fru to d e la d e g ra d a c ió n d e b id a al h o m ­
cialm ente de las p eq u eñ as). b re , del in fin ito b o sq u e inicial d e en cin as
96 www.FreeLibros.me
E l e n to rn o m ed iterrán eo

(Q uercetea ilicis de los fitoso ció lo g o s). Se­ g a rrig a , los P hillyrea, el tere b in to y el lentis­
g ú n la n a tu ra le z a del su elo , v a ría la co m p o ­ c o a lb e rg a n u n a fa u n a especializada.
sición de la c o b e rtu ra vegetal. D e to d a s m a ­ L a co sc o ja (Q u ercu s coccifera) es u n a r­
n eras, el tom illo, el espliego y el falso bro m o , b u sto q u e fo rm a lo calm en te a lfo m b ra s espi­
ju n to con la encina y la c a rra sc a , c o n stitu ­ n o sas; re b ro ta g en eralm en te después d e los
yen la base d e esta flo ra . El ro m ero y el in cen d io s. E ste a rb u s to , am ig o d e b io to p o s
b rezo se re p a rte n a m edias el te rren o con m u y secos, p erm ite q u e se instalen a su som ­
u n c o n ju n to de p lan tas características, com o b ra p la n ta s b a ja s . A u n q u e ra ra vez alcanza
la C oris m o n sp elien sis, la Sla eh elin a dubia, m ás d e lo s 2 m d e a lto , el boj (B u xu s sem -
la L a v a n d u la la lifo lia , el L in u m c a m p á n u ­ p erviren s) p u ed e vivir d e cinco a seis siglos.
la tu m , la Stipa o ffn e ri y m uchas especies más A l igual q u e la co sc o ja , es u n elem ento im ­
b u scad as p o r los lep id ó p tero s. L o s cam p o s p o rta n te de algunos paisajes d e la garriga alta,
e ste p ario s a base de falso s b ro m o s definen p e ro a d iferen cia d e esta ú ltim a, cría pocos
p o r lo general un e n to rn o m u y seco d o n d e lep id ó p tero s.
se p u ed en m a n te n e r especies ra ra s o locali­ L o s en eb ro s a b u n d a n y e stá n rep resen ta­
zad as. d o s en la g a rrig a p o r n u m ero sas especies. El
E n la g a rrig a a b u n d a n esp ecialm en te las e n e b ro c o m ú n (Ju n ip eru s co m m u n is) es en
e u fo b iáceas, so b re to d o la lech etren za (Eu- realid ad el m en o s frecu en te en este bio to p o ,
p h o rb ia charadas) y la E . serrata. E stas p la n ­ p o rq u e p refiere los te rre n o s silíceos. L a sa-
ta s c rían herm o sas esfinges y vale la p en a sa ­
b e r id en tificarlas.
E sta b a já d e d o s colas fC haraxes jasius^ acaba de eclo-
T am b ién vale la pen a co n o c e r alg u n as le­
sio n a r y p o n e a secar tas alas, aún m ojadas, posada so­
gum inosas, po rq u e estas plan tas alim entan las bre lo s restos d e su crisálida.
o ru g a s de un e n o rm e n ú m e ro d e lep id ó p te­
ro s. L os d o rín ico s fig u ran e n tre las p la n ta s
d e g a rrig a d o n d e viven m ás especies; los si­
guen las flores d e sol, los eneb ro s, los jag u ar-
zos y las lav an d a s. L a a n g e lo ta (P soralea b i­
tu m in o sa ) es u n a p ap ilio n ácea in teresan te;
a u n q u e su o lo r es fétido y p en etran te, alim en­
ta a c ie rto n ú m e ro de especies.
Las labiadas, germ andrinas, lavandas, ag u a­
v ien tos, el to m illo , la a je d re a y los o rég an o s
está n m uy bien rep re se n ta d o s en la g arrig a
y sus em an acio n es a ro m á tic a s em b a lsam a n
e sta fo rm a c ió n , so b re to d o desp u és d e la llu­
via. C a d a especie alim en ta m u ltitu d de m a ri­
posas.

Las form aciones arbustivas

E m p lead o desde a n ta ñ o en la ela b o ra c ió n


d e filtro s de a m o r y elixires p a ra diversos fi­
n es, el ro m e ro , d e viv ifican te o lo r, es u n a r ­
b u sto d e casi un m e tro de a lto , q u e pueb la
los te rren o s m arg o so s. L as ja r a s , d e b o n i­
ta s co ro las, a lim en tan , c o m o h em o s v isto , a
g ra n n ú m ero de lep id ó p tero s. L o s a lad iern o s
(R h a m n u s alaternus) so n un o s arb u stillo s n u­
d o so s d e aspecto ra m p a n te y flores discretas.
E l b rezo , q ue ta n to a tra e a las a b e ja s, convi­
ve con el m ad ro ñ o (A rb u stu s unedo), q u e cría
la o ru g a de la n otable b ajá d e d o s colas (Cha-
raxes ja s iu s). E n tre los a rb u s to s típ ico s d e la

www.FreeLibros.me
Ecología Las m ariposas del M editerráneo

bina negra (Ju n ip eru s p h o en ice a ), d e fru to s Los bosques mediterráneos


rojos, tiene las h o jas escam osas, m ientras que
el enebro de la m iera (J. oxycedrus), tiene b a­ C o m o h em o s v isto , la reg ió n m ed iterrán ea
yas p ardorrojizas relucientes y sus h o ja s p u n ­ e sta b a c u b ie rta a n te s p o r b osques d e encinas,
tiagudas presentan d o s b a n d a s b la n ca s en el su stitu id as a m ás a ltitu d p o r el ro b le a lb a r,
haz. T o d o s estos en eb ro s d a n su sten to a u n a el h a y a y el a rc e d e M o n tp e llier. P e ro esas
fau n a lepidoptérica div ersificad a, a la q u e se c erra d a s a rb o le d a s h an sido d iezm ad as p ro ­
u nen las especies q u e van a aco g erse a su fo ­ g resiv am en te p o r la activ id ad h u m a n a , y el
llaje d u ran te el d ía. L a P a ch yp a sa lim o sa es a b a n d o n o e p isó d ico d e los cultivo s se tr a d u ­
u na de las g ran d es especies q u e d ep en d e n de jo en d iferen tes fo rm a s d e g a rrig a s y m o n te
estos a rb u sto s; v u elan en to rn o d e ella gran b a jo . S ólo hace fa lta c o n su lta r las p u b lic a ­
cantidad d e m icro lep id ó p tero s: B la sto tere, ciones d e IC O N A p a ra c o m p ro b a r h a sta q u é
C ydia, B rachyacm a, etc. p u n to se h a d a d o p referen cia ú ltim a m e n te a
L os pinos están rep resen ta d o s p o r el p in o las c o n ife ra s. P e ro éstas a rd e n c o m o teas en
carrasco (P in u s halepensis), el p in o p iñ o n e ­ los incendios estivales, lo q u e reduce a m e­
ro (P inus p in ea ) y el p in o ro d en o (P in u s p i- n u d o las colinas d e la co sta a reservas d e c ar­
naster). L a m ayoría d e estos árb o les h a n sido b ó n d e leña.
p lantados y su fa u n a lep id o p té ric a es p o co L as p rin cip ales especies c u ltiv ad as so n el
característica. E n cu alq u ier caso , c ierto n ú ­ p in o ca rrasc o , el p in o p iñ o n ero y el pino ro ­
m ero de especies proced en tes d e los g ran d es d e n o , q u e , c o m o h e m o s v isto , alb e rg a n re­
bosques lo gran establecerse lo calm en te en la lativ am en te p o cas especies d e le p id ó p te ro s,
garriga. a u n q u e alg u n a s les so n en d ém icas. P e ro la
idea d e p la n ta r e u calip to s p a ra p o n e r co to
a la ex ten sió n d e esos in cen d io s es c a ta s tró ­
fica p a ra el p a trim o n io lep id o p térico (entre
o tra s co sas), pues esto s á rb o le s exóticos n o
d e ja n vivir p rá c tic a m e n te a n in g u n a especie
Inicialmente om nipresentes en la región m editerránea, los local.
bosques d e encinas escasean h o y en día en ella. L a p la n ­
tación de coniferas y ¡a plaga d e lo s incendios han su sti­
tuido últim a m en te e l roturado secular pra ctica d o desde La flo ra adventicia
el tiem po d e lo s rom anos. L a encina alberga m u ltitu d de
lepidópteros d iferen tes d e lo s d e lo s robles. de los cultivos

A n tes d e la aplicación d e herbicidas y o tro s


p esticid as en los viñ ed o s y los h u e rto s, gran
c a n tid a d d e p la n ta s an u a le s era n cap aces de
c ria r le p id ó p te ro s, so b re to d o las a risto lo -
q u ias, in d isp en sab les p a ra las Z e ry n th ia (la
m a rip o sa d e las a risto lo q u ia s y la a rleq u ín ),
la p á p o la (C ardaría d ra b a ) y el c a rd o cu n d i-
d o r (C irsiu m arvense). F lo recen asim ism o
p la n ta s b u lb o sas c o m o a jo s , leche d e galli­
n a , alm izcleñas y g lad io lo s.
Los ta lu d e s q u e b o rd e a n las c arre te ra s y
los cam in o s, c u a n d o n o h a n p asa d o p o r allí
la d e sb ro z a d o ra y los h erb icid as, e stá n p o ­
b la d o s d e h in o jo (F o en icu tu m vuigare), b u s­
c a d o p o r las P a p ilio , d e veza p en a c h u d a ( Vi­
cia cracca) y o tras papilionáceas, d o n d e hallan
su p a sto las zigenas. El ja ra m a g o o ru g a sil­
vestre (D ip lo ta xis erucoides) y d istin to s Sina-
p is y S isy m b riu m re p re sen ta n a las cru cife­
ra s, m uy b u scad as p o r los p iéridos.
P u ed e n so rp re n d e r lo calm en te al n a tu ra ­
lista las a ra ñ a s (N ig ella d a m a scen d ), el al-
98 www.FreeLibros.me
El e n to rn o m ed iterrán eo

La P olygonia egea e s una especie b á sica m en te m editerránea q u e fr e c u e n ta las regiones d e p o c a altitud.

c a p a rro (C a p p a ris sp in o sa ) y a lg u n a s o tra s P o r ú ltim o , los tejo s — últim am ente en vías


especies « ex ó ticas» . L a a n g e lo ta (P sorala b i­ d e re c u p e ra c ió n — tien e n u n a fa u n a p a rtic u ­
tu m in o sa ) es a m e n u d o o m n ip re se n te , e sta n ­ la r, ig u al q u e el a lc o rn o q u e , c a d a vez m ás
d o c o m p e n sa d a su fe tid e z p o r el a ro m a de escaso .
d istin ta s la b ia d a s, la y e rb a b u e n a , la se rrá tu -
la, el o ré g a n o , el to m illo , la salv ia, el m a rru -
bio b la n c o y la c a la m e n ta c o m ú n ; y ta m b ié n Los alfaques
el m a rru b io n eg ro , de o lo r d esag rad ab le, q u e
crece cerca d e las casas y de los ap risco s. C o m o las m areas del M ed iterrán eo so n m í­
T o d a s esas p la n ta s d a n v id a a u n a c a n tid a d n im as, sus rib e ra s tien en u n a flo ra y u n a fau­
e x tra o rd in a ria d e le p id ó p te ro s y m u c h a s d e n a m e n o s esp ecializad as; p e ro , c o m o hiela
ellas so n a ro m á tic a s y m edicin ales. m uchísim o m en o s ju n to a la co sta, se d a n allí
L o s alm e n d ro s, cab rah ig o s y tilo s q u e b o r­ c ierto n ú m e ro d e p lan tas d e regiones m ás cá ­
d ean las ta p ia s v iejas y las c a sa s, so n ta m ­ lid as y h a n sa b id o a p ro v e c h a rse d e ellas al­
bién m u y ricos en le p id ó p tero s; a lg u n o s d e gunos lepidópteros, com o la veloz m enor (Ge-
ellos, c o m o el C h o reu tis n e m o ra n a (C h o reu - g en es p u m ilió ).
tidae), d ependen exclusivam ente d e u n a p lan ­ L a C am arg a, los A iguam olls, D oñ an a, Del­
ta (en este c a so , el cab ra h ig o ). ta del E b ro y o tro s sitios parecidos tienen bio­
A u n q u e los o liv ares y v iñ ed o s en e x p lo ta ­ to p o s m á s esp ecializad o s. S e tr a ta de p rad o s
ción d a n vida a p o c a s especies, los h u erto s sa lin o s in u n d a b le s, c u y o su e lo , im p reg n ad o
y v iñ ed o s a b a n d o n a d o s m erecen en seg u id a en sales so lu b les, es su m am e n te a lcalin o . La
u n a b u e n a inspección. flo ra e stá d o m in a d a p o r la so sa a la c ra n era,

www.FreeLibros.me 99
E c o lo g ía L a s m a rip o s a s d e l M e d ite rrá n e o

la b a rrilla b o rd e y d ife re n te s ju n c o s y ju n ­ d a s. L o s A g d is lis (p te ro fó rid o s) fig u ra n e n ­


cias. E n el v e ra n o , el cen a g o so su elo se seca tr e los le p id ó p te ro s en d é m ic o s d e este g én e­
y a g rie ta , y las ju n q u e ra s y c a ñ a v e ra le s c o n ­ ro d e b io to p o s , v iv ien d o su s la rv as en d iv e r­
servan u n a h u m e d a d re la tiv a . sas p la n ta s h a ló fila s. U n a subespecie d e g ran
C o m o se c o n serv an islo te s d e tie rra n o ta m a ñ o d e la m e d io lu to n o rte ñ a , la M elanar-
in u n d ab les, p la n ta s e in se c to s h a ló filo s so n g ia galathea p a lu d o sa , h a sido d escu b ierta p o r
allí vecinos d e v arie d a d e s m e n o s e sp ecializa­ e n d e en los islo te s so b re sa lie n te s.

E n la p r im a v e r a m e d ite r r á n e a

A la viva luz q u e b a ñ a las e sc a rp a d u ra s ro ­ rin e o s o rie n ta le s. E sta m a rip o sa h a b ita en la


cosas de los m o n te s m erid io n a le s en m ay o , p a rte m e d ite rrá n e a d e E u ro p a o c c id e n ta l; la
u n a p la n ta p e q u e ñ a , g rá c il y e sb e lta , florece s u s titu y e n , m á s a l e ste, la p u n ta a n a ra n ja d a
en a b u n d a n c ia en lo s suelo s m á s p ed reg o so s: g rie g a (A . d a m o n é ) y la p u n ta a n a ra n ja d a d e
es la h ie rb a d e a n te o jo s (B iscu tella laeviga- G rü n e r (A . g ru n e rí). L a A n th o c h a r is eu p h e-
ta). E sta c ru c ife ra d e flo re s a m a rilla s tien e n o id e s v u ela a veces en c o m p a ñ ía d e la a u r o ­
el privilegio de c ria r a u n a m a ra v illa m e d ite ­ ra c o m ú n ( A . ca rd a m in e s), q u e a c e p ta u n a
rrán ea, la p u n ta a n a ra n ja d a (A n th o c h a ris eup- m a y o r d iv e rsid a d d e p la n ta s n u tric ia s (to d a s
h en oides), cu y o s co lo res c o n c u e rd a n p e rfe c ­ ellas c ru c ife ra s). L a a u ro r a , d e a d o rn o algo
ta m e n te co n los de las c o ro la s d e la h ie rb a m á s m o d e s to — fo n d o d e las a la s b la n c o y
d e a n te o jo s. E l m a c h o es, p o r e n c im a , a m a ­ la m a n c h a a n a r a n ja d a del a la a n te r io r c a re ­
rillo a z u fre , salv o el áp ice d e las a la s a n ­ ce d e l b o rd e in te rio r n e g ro — , p re s e n ta u n
te rio re s, d o n d e re s a lta v iv a m e n te u n a g ra n a d o rn o m á s lig ero ju n to a l M e d ite rrá n e o . Es
m an ch a a n a ra n ja d a s u b ra y a d a en n eg ru zco ; fa sc in a n te c o m p ro b a r en los d istin to s g ru p o s
el reverso tiene un ja s p e a d o v e rd o so . L a h e m ­ d e m a rip o sa s d iu rn a s (A n th o c h a r is , G o n e p -
b ra carece d e m an c h a s n a ra n ja y tien e el fo n ­ te r y x , e tc .) q u e la s alas tien e n c o lo res m ás
d o de las a la s b la n c o c re m a . E fe c tú a u n v u e­ b rilla n te s en las especies m e rid io n a le s q u e en
lo m u y vivo: b a ja p o r las la d e ra s e n flo r y las d el n o rte . L a c le o p a tra (G o n e p te r y x cleo-
su rca los sen d ero s y b o sq u e s c la ro s. E l v ien ­ p a tr a ), « lim o n e ra » m e rid io n a l, p re se n ta u n a
to y las nu b es la hacen a b a tirs e , c o n las alas g ra n m a n c h a a n a ra n ja d a e n las a la s a n te r io ­
m u y c e rra d a s, s o b re la h ie rb a d e a n te o jo s , res del m a c h o — lo q u e re c u e rd a irre sistib le ­
d onde su diseño la c a m u fla d e m o d o so rp re n ­ m e n te el a d o rn o d e la A . e u p h e n o id e s— ,
d ente. S egún la a ltitu d , a p a re c e d e m a rz o a m ie n tra s q u e la lim o n e ra (G . rh a m n i) carece
a g o sto . A lc a n z a h a s ta los 1900 m en los P i­ d e ellas.

Variación d e la m irtilo ^M anióla ju rlin a ;. / . M a c h o . — 2. H e m b ra sep ten trio n a l. — 3. H e m b ra d e i M editerráneo.

www.FreeLibros.me
E n la p rim a v e ra m ed iterrán ea

La m ariposa d e l a lm e z (L ib y th ea celtisj, d e p a lp o s larguísim os, n o se separa apenas de su pla n ta nutricia, e l almez,


un árbol d el M editerráneo.

Hibernantes y prim eras mensajeras vellosos d e los g én ero s A g ro c h o la , A m m o -


de la prim avera meridional conia, C o n islra y D ry o b o to d e s. P e ro hay
q u e esp erar a fe b re ro p a ra q u e asom en las
El tiem p o suele ser b a sta n te b en ig n o ju n to O rth o sia . L as m ig ra d o ra s com o A g ro tis se-
al M are N o stru m y los lep id ó p te ro s vuelan g e tu m , A . Ípsilon, R h o d o m e tra sacraria y
allí to d o el in vierno. A lg u n as especies so n tí­ M y th im n a u n ip u n cta acu d en a veces en m asa
picam ente hiem ales, co m o la C h em erin a ca- en to rn o a las fuentes lum inosas cu an d o hace
liginearia, qu e ap a re c e desde e n e ro c u a n d o b u en tiem p o .
el tie m p o se lo p erm ite. Se tr a ta d e u n a m a ­ A lg u n as especies llegan a h ib e rn a r en la re­
rip o sa n o c tu rn a (G eo m etrid ae) cu y a o ru g a g ió n m e d ite rrá n e a , m ie n tras q u e m ás al n o r­
vive en las ja r a s y en las flores del S o l. O tra s te perecen en o to ñ o , a n o ser q u e regresen
ap ro vechan la clem encia del tiem po p a ra p ro ­ h a c ia el su r. T a l es el c aso , so b re to d o , de
lo n g ar el v e ra n o h a sta q u e em pieza el in v ier­ la esfinge m o ro (M a croglossum stellatarum ),
n o , o p a ra salir d e su letarg o h ib e rn al. A lg u ­ q u e p u ed e ser o b serv ad a v o lan d o en pleno
n a s especies m u y exten d id as en to d a E u ro p a in v iern o .
eclo sio n an p o r en d e p rim e ro ju n to al M ed i­ L o s lasio cám p id o s tien en ta m b ié n algunas
te rrá n e o . E n tre las d iu rn a s p erten ecien tes a especies ta rd ía s q u e vuelan to d a v ía en n o ­
estas d ife re n te s cate g o rías, p o d em o s señ alar v iem b re, in clu so en d iciem bre. Es el caso de
la v u lcana ( V anessa atalanta), la co lia com ún la T richiura crataegi i la E riogaster rimico-
(C olias crocea), la m arip o sa del alm ez (L iby- la. E l b ó m b ix P o ecilo ca m p a canensis vuela
thea cellis, la E u ch lo e sim p lo n ia y la p u n ta - de o c tu b re a e n ero .
a n a ra n ja d a (A n th o c h a ris eu p h en o id e s).
G ra n n ú m e ro de g eo m étrid o s (G eo m etri­
dae) y de n o c tu id o s (N octuidae) h ib e rn a n , y Gracia y delicadeza
salen c u a n d o hay b u e n tiem p o . L as sin g ula­
res H y p e n a , de p a ta s p ro v istas d e m echones T o d a s e sta s especies h ib ern an tes o hie­
de p elo , so b re to d o la II . o b sita lis y la H . m ales p rese n ta n m atices q u e arm o n iza n con
lividalis, n o fa lta n a la cita. L as p eq u eñ as su e n to rn o : el beig e, el ro jo p a rd o y el p a r­
S ch ra n kia costaestrigalls, am ig as de lugares du sco co n cu e rd a n d e h ech o co n los colo­
h ú m ed o s, p u ed en a tra sa rs e , m ie n tra s q u e res del in v iern o y del com ienzo de la p ri­
a b u n d a n los g ra n d e s n o c tu id o s rech o n ch o s y m avera.
www.FreeLibros.me
E c o lo g ía L as m a rip o sa s d e l M e d ite rrá n e o

La m acaón fP apilio m ach ao n ; a b u n d a b a sta n te en e l M editerráneo, d o n d e vuela a veces y a e n m arzo. L a m acaón


m eridional fPapilio aicxanory es m á s esp ecífica m en te m eridional. L a P ap ilio hospiton, a su vez, e s e n d ém ica d e C ór­
cega y Cerdeña.

L as m arip o sas precoces, al n o h a b e r in v er­ titu d , fre cu e n ta las g a rrig a s y o tr a s lad eras
nado (la m ay o ría de las veces), tien en en c a m ­ secas d o n d e crecen sus aristo lo q u ia s. E stá ex-
bio colores m ás vivos, a m e n u d o fra n c a m e n ­ tendidísim a en la P en ín su la Ib érica, d o n d e a l­
te ab ig a rra d o s, c o m o si d e b ie ra n tr a e r ya c a n z a los 1800 m d e a ltitu d . L a Z . p o ly x e n a
consigo las prim icias d e la e stac ió n h e rm o sa . ap arece d e m arzo a fines d e m ayo, siendo b as­
Los m o d esto s p iérid o s b lan co s so n d e este ta n te c o rto su p e río d o d e v u elo . L e g u stan
tipo, pero la a u ro ra (A ntho ch a ris cardam ines) los c añ a v e ra le s, los ta lu d e s, la o rilla d e los
y sobre to d o la p u n ta a n a ra n ja d a (A . e u p h e- to rre n te s y las c a ñ a d a s, d o n d e las h e m b ras
noides) le aleg ran la v ista y el a lm a al e n to ­ p o n e n los h u ev o s en las a risto lo q u ia s . E sta
m ólogo, sin fallar u n a vez. especie e stá m ás ex te n d id a p o r E u ro p a , exis­
C u a n d o un seto bien d o ta d o d e en d rin o s tie n d o ta m b ié n la subespecie cassandra. La
o de lilas exhibe sus co ro la s en los d ía s b u e ­ m a rip o sa es b a sta n te p o lim o rfa , y la fo rm a
nos de m arzo , no s e n c a n ta la a p a ric ió n de h o n n o ra tii, en la q u e el ro jo d o m in a en las
la p o d alirio (IphicU des p o d a liriu s), d e vuelo alas in fe rio re s, fo rm a p a rte d e e sa s m a rip o ­
planeado. S u p rim a la I. fe islh a m e lii, co n r a ­ sas m íticas localísim as (D igne). H a y e n to m ó ­
yados m ás o scu ro s so b re fo n d o m á s b lan co , logos q u e creen q u e p o d ría ser u n a especie
la sustituye en la P en ín su la Ib é ric a. L a m a ­ d istin ta .
caón (Papilio m achaori), h o y en d ía c a d a vez
m ás ra ra en la p a rte se p te n trio n a l d e su área
(lo m ism o le o c u rre a la p o d a lirio ), p u ed e Desde que sube la temperatura
aparecer en el m ism o tiem p o en los b ald ío s
y laderas en flor. L a m ac a ó n m erid io n a l (P a ­ M u ch o m ás m o d e sta p o r su c o lo r y su v u e­
p ilio alexanor), u n a p recio sid a d d e los A lpes lo d isc re to , la m a rip o sa d e los m u ro s (Parar-
provenzales, ap arece m á s ta rd e (ab ril) en las g e aegeria) v u e la casi to d o el in v ie rn o ju n to
laderas flo rid a s d o n d e crecen las u m b elífe­ al M ed iterrán eo , d o n d e está rep resen tad a p o r
ras q ue le d a n su sten to . la subespecie n o m in a l aegeria. É sta se d istin ­
P ero la a rleq u ín (Z e ry n th ia ru m in a ) y la g u e d e la subespecie tircis, m á s se p te n trio n a l,
m arip o sa de las aristo lo q u ia s (Z. p o ly x e n a ) p o r su c o lo r le o n a d o vivo so b re el an v erso
son las m ás bellas jo y a s d e la re g ió n m ed ite­ d e las a la s a n te rio re s, lig eram en te fa lc a d a s.
rrá n e a a l ro m p e r la p rim a v e ra . L a Z . ru m i­ L a salta ce rca s (L a s io m m a ta m eg era) o sá tiro
n a , qu e vuela de feb rero a ju lio , según la a l­ — el p rim er n o m b re se le d a a la h e m b ra , el
102 i
www.FreeLibros.me
E n la P ro v e n z a prim averal

se g u n d o al m a c h o — , de colores m á s b ellos, Especies precoces


a p ro v e c h a ta m b ién p a ra h acer su a p a ric ió n
al so l d e fin d e in v iern o . L as zo n as cu ltiv ad as o devueltas al erial al­
E n tre los m icro lep id ó p tero s, alg u n as espe­ bergan al ro m p e r la p rim av era cierto núm e­
cies en d ém icas tienen a m e n u d o u n a b io lo ­ ro d e especies c o n o cid a s m ás al n o rte , que
g ía q u e se tra d u c e en u n p erío d o d e ap arició n a p a recen p rim ero ju n to a l M ed iterrán eo . Se
a típ ic a . L a C r in o p te ry x fa m ilie lla (C rin o p te- tr a ta d e la p o d alirio , la saltacercas, la m ari­
rig id ae), p o r e jem p lo , c o n stitu y e la e q u iv a­ p o sa d e lo s m u ro s y la a u ro ra , ya citadas,
lente invernal de los adélidos prim averales (le­ la lim o n era (G o n e p te ry x rh am ni) — que vue­
pid ó p tero s prim itivos d e antenas m uy largas). la ju n to a la c le o p a tra (G . cleopatra)— , la
L a o ru g a de e sta pequ eñ a m a rip o sa es m in a ­ b lan ca esb elta (L e p tid e a sinapis), la ajed re­
d o ra de las h o ja s d e d istin tas ja r a s . E n el p ri­ z a d a m en o r (P yrg u s m alvaé), la b lan q u ita de
m er te rc io d e su d e sarro llo , co n feccio n a u n a la col, la blanca*verdinervada y la perlada vio­
fu n d a p la n a y sigue m in a n d o las h o ja s . E n leta (C lossiana día).
noviem bre-diciem bre ap arece la p e q u e ñ a m a ­ Los psíquidos (Psychidae) ab u n d an también
rip o sa, p ero carece de g en eració n p rim av e­ d esd e el inicio d e la p rim av era. L as Ptilocep-
ral. A lg u n o s g eléquidos h ib e rn a n o salen hala p lu m ífe r a v u elan n o rm a lm e n te al sol de
c u a n d o hay b u e n tiem p o , co m o la Teleiodes la m a ñ a n a , suelen p a sa r in ad v ertid as p orque
d ecoreda y la E u la m p ro te s alrella. se las to m a p o r m oscas. L as p equeñas Dahli-
L o s p irálid o s m ig rad o re s son b a sta n te n u ­ ca , cu y as o ru g a s viven en d im in u tas fundas
m erosos, p o r ejem plo, la Udea ferrugalis, N o - so b re tro n c o s y ro c a s, so n difíciles d e descu­
m o phila nocluella, P alpita unionalis y H ellula b rir. A lg u n a s, c o m o la D . d o ro th ea e, se han
u n d a lis, m ien tras q u e la E u d o n ia ang u stea d escu b ierto m uy recientem ente.
p u ed e v o lar casi to d o el in viern o . El to m illo , o m n ip rese n te en la garrig a, p e r­
A lgunos p terofóridos (P terop h o rid ae) se re­ m ite a alg u n as especies h u ésp ed es anticiparse
tra sa n : A m b ly p tilia a canth a d a ctyla , C ro m - al g ru eso d e la p o b lació n lepid o p térica. Tal
brugghia lantoscanus y S tenop tilia zo p h o d a c- es el ca so d e la falso ab e n c e rraje (P seudo-
ty lu s. E m m e lin a m o n o d a c ty la y E . argoteles p h ilo te s b a to n ), q u e a ta c a a d istin ta s especies
son h ib ern an tes d isp u estas a sa lir en las ta r ­ d e la b ia d a s, c o m o el to m illo y la a je d rea (Sa­
des b u en as. tu reja m o n ta n a ). E ste licénido vuela a m enu­
A m edida q ue avanza la prim av era, au m en ­ d o en c o m p a ñ ía d e la K lim eschia transverse-
ta n las eclosiones; p re d o m in a n e n to n ce s en lla (D ouglasiidae) y d e especies m ás corrientes,
la g a rrig a las erebias. c o m o la n ísp o la (C o e n o n y m p h a pam philus).

LA EREBIA DE PRIMAVERA

típica de la garriga en prim avera

L o s islotes d e la garriga, e n tr e v iñ e d o s y c u ltivo s d e p a n ta n o , c o n stitu y e n en m a r­


zo-abril e l f e u d o d e la ereb ia d e p rim a v e ra (E reb ia e p isty g n e ). E sta n o ta b le esp ecie
c o n n u m e r o s o s o c e lo s so b re u n a s b a n d a s p o sd isc a le s am arillas e s la m á s p re c o z d e
las erebias. V ive e n tr e los 4 5 0 y 1 5 0 0 m , s e g ú n e l lugar. V u e la so b re la garriga y
e l p e d r e g a l d e u n m o d o m u y s o s te n id o , y e n E sp a ñ a s u b e hasta los 2 3 0 0 m .
S e la s u e le e n c o n tr a r ju n to a otra s e s p e c ie s típicas d e e s e b io tip o e n e sa m ism a
é p o c a : la G la u c o p s y c h e m e la n o p s y la E u rra n th is p lu m m ista ria . E sta últim a e s una
g e ó m e tr a abigarrada y b o n ita c o n a n te n a s p lu m o s a s e n e l m a c h o .

www.FreeLibros.me 103
Ecología L as m ariposas del M editerráneo

H a c ia el v e ra n o

L a in ten sid ad del so l, c o m o h e m o s v isto , d o r h u m a n o es el q u e m á s a m e n u d o se c o n ­


favorece la a c tiv id ad y la p ro s p e rid a d d e dis­ fu n d e : la a b e jilla del á la m o y del c h o p o o
tin to s in secto s, so b re to d o los h im e n ó p te ro s. a p ifo rm e (S esia a p ifo rm is) re c u e rd a d e v eras
E stos ú ltim o s so n o m n ip re se n te s en el M e­ a u n a b e jo rro (v u elo , c o lo r y m o v im ie n to de
d ite rrá n e o , ta n to so b re las flo re s q u e lib an a n te n a s) y p ro d u c e ta n to m ied o c o m o é l...
com o en las p a re d e s ro c o sa s o los m u retes E sta fo rm a d e m im etism o se co n o ce co m o m i­
d onde hacen sus n id o s. U n g ru p o d e lep id ó p ­ m etism o b a te s ia n o (p o r el n a tu ra lis ta inglés
te ro s, los sésidos (o eg érid as), h a n sa b id o sa ­ del sig lo x ix H . W . B ates, q u e v ia jó p o r
c ar p a rtid o d e la a b u n d a n c ia d e esos d eleté­ A m a z o n ia y e scrib ió a c o n tin u a c ió n v a rio s
reos insectos. L os sésidos se p a recen d e hecho tr a b a jo s im p o rta n te s , in c lu y e n d o u n o so b re
d e un m o d o im p re sio n a n te a los h im e n ó p te ­ el m im etism o ).
ro s. P resentan la m ism a co lo ració n ap o sem á-
tica a p ifo rm e , llev an d o su m im etism o h asta
v o lar del m ism o m o d o q u e su s m o d e lo s. P o r M ás o m enos conocidas
ese m o tiv o , a u n q u e están m u y e x ten d id o s, es
raro qu e alguien los o b serv e, y los cazan m ás N o s referim o s so b re to d o a especies d e los
a m en u d o los h im e n o p te rista s q u e los lepi- g én ero s S y n a n th e d o n , B em b ecia y C ham aes-
d opteristas. p h e c ia , a b u n d a n te s en el M e d ite rrá n e o . M u ­
L os sésidos so n c o n o cid o s h a s ta en el n o r­ c h a s tie n en u n a b io lo g ía a ú n p o c o c o n o c id a ,
te de E u ro p a , p e ro a o rillas d e l M e d ite rrá ­ p e ro to d a s su s o ru g a s viven e n el b o sq u e o
neo, su diversidad y ab u n d a n c ia so n e x tra o r­ en ra m a s coriáceas d e á rb o le s, a rb u sto s y dis­
dinarios. tin ta s p la n ta s b a ja s , so b re to d o e u fo rb iáceas.
L a ra z ó n d e ta l m im etism o es ev id e n te . A l L a o ru g a d e la P a ra n th ren e rh in g ia e fo rm is
im itar co n su lib re a y c o m p o rta m ie n to a u n se d e sa rro lla en los tro n c o s jó v e n e s y re to ­
insecto agresivo o tóxico, o tra especie se a p ro ­ ñ o s d e álam o s o álam o s tem blones, en los que
vecha de la p ro te c c ió n a d q u irid a p o r su m o ­ p ro v o c a n u d o sid a d e s. H ib e rn a d o s a ñ o s a n ­
d elo. A l in d icar este ú ltim o a los p re d a d o re s tes d e p u p a r. E sta especie fu e c o n fu n d id a d u ­
q ue es tó x ico o « p e lig ro so » m e d ia n te su li­ ra n te m u c h o tiem p o co n la P . ta b a n ifo rm is,
b rea ap o sem ática bien visible (en este c aso , m ás c o m ú n en la reg ió n s e p te n trio n a l.
negra ra y a d a de am a rillo ), la im ita d o ra h a P o d e m o s v e r a q u í ta m b ié n a la P en n iselia
a d o p ta d o en el cu rso d e su e v o lu ció n los co ­ h y la e ifo r m is. Su la rv a a ta c a las raíces d e los
lores de ese m o d e lo . T o d a s las especies d e la e sp in o s, d o n d e só lo h ib e rn a u n a vez.
fam ilia d e los sésidos se p a re c e n , en c o n se ­ L as ra m itas del m u n d illo (g. V ib u rn u m ) a l­
cuencia, a las avispas, a b e ja s o a b e jo rro s. L a b erg an a veces la larv a d e la S y n a n th e d o n an-
sem ejanza es ta l en el vuelo q u e el o b se rv a ­ d re n a e fo rm is, m ie n tra s q u e las ex crecencias

E jem p lo d e m im e tism o : sesia ap ifo rm is (Sesia) y s u « m o d e lo » V espa c ra b ro (crabón).

www.FreeLibros.me
H a c ia el verano

U na cosía arenosa b a ja cerca d e P ropriano (Córcega). A l ser ta n d éb iles la s m areas allí, la vegetación terrestre nace
y a m u y cerca d e l m ar, y lo s lepidópteros especializados en las p la n ta s h a ló fila s (adaptadas al rocío d e l m ar) se desa­
rrollan m u y cerca d e la orilla.

c au sa d a s p o r los h o ngos en d istin ta s c o n ife ­ n ú m e ro . P o sa d a en el h az d e las h o jas, su


ras p ueden a lo ja r la de la S. c e p h ifo rm is, que h o m o c ro m ía la c a m u fla a la perfección. A
vive d o s a ñ o s, a m e n u d o en co lo n ia en la m en u d o , los m achos se en fren tan revolotean­
m ism a a g alla. L as raíces del a strá g a lo de d o a la m itad del d ía; las h e m b ra s, m ás dis­
M o n tp ellier (A stra g a lu s m onsp essu la n u s) ali­ c retas, a c u d en a lib a r las flores cercanas. La
m en tan las o ru g as d e la ra r a B e m b ecia sirp- o ru g a d e este lep id ó p tero vive en el m a d ro ­
h ifo rm is; m ientras qu e las euforbias (E uphor- ñ o (A rb u s tu s u n ed o ) y en la corregüela hoja
bia cyparissias, E . esula, E . e p ilh y m o id e s, d e m irto (C oriaria m y rtifo lia ). L a cejialba
etc.) so n las p lan tas h o sp ed ad o ra s d e m uchas {C allophrys ru b i) c o m p a rte el m ism o bioto-
p eq u eñ as sesias co m o la C hainaesphecia leu- p o , a u n q u e es n o rm a lm e n te m ás precoz. Se
co p sifo rm is y la S ynansphecia leucom elaena. distingue en tre o tra s cosas p o r u n a frente ver­
L a C. aerifrons, en cam b io , depende del o ré­ d e y u n o s o jo s estrech am en te b o rd e a d o s de
g a n o (O riganum vulgare), y su larv a utiliza b lan co (en la an terio r, la fren te y la línea que
la m a d e ra m u erta d e las raíces. L a S. a ffin is los ro d ea so n d e u n ro jo leo n ad o vivo). La
utiliza los tallo s de la flo r de sol c o m ú n , y C allophrys a vis fue d escubierta hace aú n m uy
la S. m e ria e fo rm is ( = corsica), las d e la ace­ p o co , g ra c ia s a u n a c rian z a de la o ru g a que
d e ra . Se desconoce a ú n b a sta n te la b iología « salió d ife re n te » . A n tes, se la co n fu n d ía con
d e alg u n as sesias m erid io n ales, c o m o la Cha- la cejialta.
m aesphecia cru én ta la y la B em b ecia san g u i­
nolenta.
Piéridos y «parnasinos»
Una rara «avis» L a p rim a v e ra y el inicio del v eran o son el
m om ento de las prim eras generaciones de pié­
E n las to rre n te ra s de las co lin as calientes rid o s. L a m a y o ría d e estas m arip o sas son
c u b ie rtas d e en cin a s vuela en ab ril u n p eq u e­ b lan cas del to d o o en su m a y o r p a rte . T odas
ñ o licénido co n a la s verdes de reverso p ard i- las especies m e n cio n ad as se ven en el M edi­
rro jo . Se tra ta de la ce jirru b ia (C a llo p h rys te rrá n e o , del nivel del m a r a las co tas más
avis). L a m a rip o sa se m a n tien e d e o rd in a rio a ltas.
e n la c o p a de las encinas, a m en u d o en buen L a b la n c a d e A sso , co n su a d o rn o m uy re-

www.FreeLibros.me 105
Ecología Las m ariposas del M editerráneo

ducido, está representada en los m acizos m o n ­ n ea. Se la cita en A sia M en o r, Á frica del N o r­
tañosos del M ed iterrán eo p o r p o b la c io n e s de te e Ir á n , y c o n ste q u e llega p o r el n o rte h a s­
p equeño ta m a ñ o . E n E sp a ñ a , las subespecies ta los V osgos (d o n d e se la h a d e sc rito ). El
ozalensis c o n tra s ta n con la su b esp ecie repu- m a c h o tie n e el an v e rso d e u n h e rm o so azul
blicans, cuyas alas están b asta n te ca rg ad as de a lg o v io lá c eo y b rilla n te , sien d o la h e m b ra
negro. p a rd a co n lú n u la s a n a ra n ja d a s . E sta especie
L a m a rip o sa v u ela d e m ay o a a g o sto , se ­ e stá e x te rio rm e n te m u y c e rc a d e la íc a ro d o s
gún la altitud, en u n a sola g eneración. S u o ru ­ p u n to s (P. icarus), d e la q u e se d istin g u e fá ­
g a se d e sarro lla en las c o rid a le s (F u m a riá- c ilm e n te p o r la (frec u en tísim a ) au se n c ia de
ceas). E sta n o ta b le especie vive en g ra n los p u n to s en el rev erso d e las a la s a n te r io ­
núm ero de m acizo s m o n ta ñ o s o s , d e F in la n ­ res. L a P . th ersites fu e c o n fu n d id a d u ra n te
d ia a G recia y los C á rp a to s , p a s a n d o p o r los m u c h o tie m p o c o n la P . icarus, m u c h o m ás
A lpes y los P irin eo s. L a p o d e m o s v e r en las e x te n d id a , in clu id a la c u e n c a del M e d ite rrá ­
breñas co steras de la p a rte s e p te n trio n a l d e n eo . L a P . th e rsite s v ive en eriales secos flo ­
su á re a , h a sta los 2000 m d e a ltitu d en E u ro ­ rid o s, d o n d e su o ru g a p u e d e h a lla r la e s p a r­
p a ce n tra l. Y ju n to a l M e d ite rrá n e o . c e ta q u e la c ría . E n a lg u n a s reg io n es h ay
O tra s P arnassius v u e la n p o r la reg ió n m e­ h e m b ra s m o te a d a s o sa lp ic ad a s d e escam as
d iterránea: la P . apollo (co n su subespecie es­ a z u le s b á sa le s en el a n v e rso d e las a la s (fe n ó ­
p añ o la hispánicas de alas co n áp ice ag u zad o ) m en o m u y re p e tid o en g ra n n ú m e ro d e esp e­
y la P . p h o e b u s , con su n o ta b le subespecie cies c o n h e m b ra s p a rd a s).
g azeli c o n el fo n d o d e las a la s b la n c o tiza.
N o se pueden c o n fu n d ir estas d o s especies con
los piéridos blancos, p o r esta r d o ta d a s d e oce­ Otras azules...
los ro jo s c o n un cerco n eg ro .
L a n iñ a tu rq u e sa ( P o ly o m m a lu s dorylas)
e stá ex te n d id a lo c a lm en te en las reg io n es
La pequeña azul m o n ta ñ o sa s m erid io n ales. C o m o las a n te rio ­
con hem bra parda re s, le g u sta n las la d e ra s en flo r. S u o ru g a
a ta c a a d istin ta s leg u m in o sa s, el m e lilo to , el
E n la región m e d ite rrá n e a v iven g ra n p a r­ tré b o l, la v u ln e ra ria y el to m illo (T h y m u s).
te d e los licánidos (L ycaenidae) e u ro p eo s. E s­ E sta m a rip o sa h eliófila vive d e E sp a ñ a al A sia
ta s b o n itas m a rip o sa s d iu rn a s p re se n ta n co n M e n o r, a lc a n z a n d o p o r el n o rte el s u r de
b astan te frecu en cia u n m a rc a d o d im o rfism o S u ecia.
sexual externo: el m acho es azul, m ien tras q u e L a fa b io la (P o ly o m m a lu s escherí) es u n li-
la h em b ra es p rá c tic a m e n te p a rd a . c é n id o ro b u s to , c u y o m a c h o , azul b rilla n te
L a n iñ a estria d a (P o ly o m m a lu s a m a n d u s) b o rd e a d o d e b lan q u ec in o en el filo d e las alas
tiene el an v erso d e las a la s a zu l celeste b ri­ a n te rio re s, c o n tra s ta d u ra m e n te c o n la h e m ­
llante, m ie n tra s q u e la h e m b ra es p a rd a , co n b ra , p a rd a c o n lú n u la s n a ra n ja a c u sa d a s. T í­
g ran d es lú n u las a n a ra n ja d a s (su b esp ecie ab- p icam en te m e d iterrán ea, se re m o n ta p o co h a ­
d elaziz, d e M arru eco s), o c o n d ébiles lú n u ­ c ia el n o rte . E n Á fric a del N o rte vive la
las n a ra n ja en las alas p o ste rio re s (su b esp e­ subespecie a h m a r, m á s p e q u eñ a y co n u n m a ­
cie n o m in al de E u ro p a m e rid io n a l). E sta ch o d e c o lo r a zu l m u y v iv o . E n ju n io -ju lio ,
m arip o sa es so b re to d o a lp in a : llega a a lc a n ­ los a d u lto s v u ela n a lre d e d o r d e los a rro y o s,
z ar 1500 m de a ltitu d en E u ro p a (2400 en en b u sca d e p a re ja ; las h e m b ra s p o n e n los
Á frica del N orte). A u n q u e b ásicam en te m o n ­ h u e v o s en la s p la n ta s d o n d e se c ría n su s o ru ­
ta n a , se la halla h a sta en E sc a n d in a v ia , d o n ­ g as: a strá g a lo s, e sp a rc e ta s, lla n té n .
d e h a sid o d escrita in icialm en te en 1792. Se L a azul b ip u n ta d a (P o ly o m m a lu s da p h n is)
la conoce tam b ién en el O rie n te C e rc a n o e se d istin g u e d e las d em á s especies d e este gé­
Irá n . Le g u sta n las la d eras en flo r, d o n d e su nero p o r u n as alas posteriores p ro fu n d am e n te
o ru g a h a lla sus p la n ta s n u tric ia s, la veza p e­ d e n ta d a s. E sta especie m ed ite rrá n e a típ ica n o
n ach u d a ( Vicia cracca) y la a lm o rta d e los alca n z a m u c h a a ltitu d ; vive en p ra d o s y en
p ra d o s (L a th y ru s pratensis). los eriales en flo r, d o n d e su o ru g a se c ría en
L a celda lim p ia (P o ly o m m a lu s th ersites) la a lm o rta , el a strá g a lo o el to m illo . E l m a ­
está m uy ex te n d id a p o r la reg ió n m e d ite rrá ­ ch o es p a rc ia lm e n te g risáceo .
106 www.FreeLibros.me
H a c ia el verano

ALG U N O S LEPIDOPTEROS P R IM A V E R A LE S
(DEL N O R T E Y DEL M ED ITERRÁNEO )

I. G onepteryx cleopatra, h ibernante. — 2. Pyrgus malvae, en lo s ca m in o s d e ! bosque. — 3. L eplidea sinapis,


cam inos d e bo sq u e y baldíos. — 4. Erebia epistygne, d e ¡as garrigas soleadas. — 5. Pscudophiloies baton,
so b re las laderus d o n d e flo r e c e e l tom illo.

www.FreeLibros.me 107
Ecología L a s m a r ip o s a s d e l M e d it e r r á n e o
▼ ---------------------------------
L a azul cintada (P o lyo m m a tu s dam ori) p re ­ en la m a y o ría d e las especies d e este g én ero ,
fiere los te rren o s calcáreo s d o n d e se d a n d is­ el m ach o es azul v erdoso cla ro , sien d o la h em ­
tin tas legum inosas, esp arc e ta , lu cern a y o tra s b ra n o rm a lm e n te p a rd a co n lú n u la s a n a ra n ­
lupinas. E specie m e rid io n a l, llega h a sta el ja d a s . C o m o la especie a n te rio r (P. bellar­
norte de B aviera. Se extiende d e E sp a ñ a a A r­ g u s), la h e m b ra tien e a veces el a n v e rso de
m enia y el A ltai. las c u a tro a la s sa lp ic a d o d e a z u l (fo rm a
syn g ra p h a ). M u y v a ria b le seg ú n los d istin to s
lu g ares, la P . co rid o n h a sido d iv id id a en n u ­
... más o m enos extendidas m ero sas su b esp ecies d e e s ta tu to a veces dis­
cutible.
L a n iñ a celeste (P o ly o m m a tu s bellargus) es E n tre las especies d e este co m p le jo , la n iñ a
u na de las especies m ás b ella d e este g én ero . c a ta la n a (P . h isp a n u s) es m á s ex clu siv am en ­
A u n q u e ig u alm en te ex ten d id a h a cia el n o rte te m e rid io n al. Se d istin g u e d e la P . corid o n
(llega al su r de In g la te rra y a L e to n ia ), esta p o r te n e r a ú n m á s o sc u ro el b o rd e m arg in al
term ó fila está en su casa ju n to al M e d ite rrá ­ d e las a la s del m a c h o . Sin e m b a rg o , lo q u e
n eo. El m ach o , azul cielo sa tin a d o m u y vivo, en re a lid a d a y u d a m á s a d istin g u ir e sta e sp e­
p resen ta u n fin o b o rd e n eg ro y u n a fra n ja cie d e la a n te rio r es a m e n u d o su p e río d o de
e n tre c o rta d a d e n eg ro y b la n c o . L a h em b ra a p a ric ió n m á s p re c o z (ab ril-m a y o ). É sta tie­
es p a rd a , con lú n u las n a ra n ja . U n m o te a d o n e d e h e ch o d o s g en eracio n es a n u a le s (ab ril-
d e escam as azules ap arece a veces en las alas m a y o y a g o sto -se p tie m b re ), m ie n tra s q u e la
d e las h em b ras (fo rm a cero ñ u s). P . h isp a n u s fo rm a p o b la cio n es m ás o m en o s
L a niña co rid o n (P o ly o m m a tu s co rid o n) es a islad as q u e a m e n u d o h a n recib id o u n n o m ­
u n a d e las re p resen tan tes d e u n c o n ju n to de b re . V uela en los eriales secos y p ed reg o so s,
especies cercan as, q u e h a n sid o o b je to m ás a m e n u d o en los m ism o s b io to p o s en q u e lo
o m enos d e c o n fu sió n . E s la m á s c o m ú n del h ace la P . c o rid o n , del nivel d e l m a r a u n o s
g ru p o en cu estió n y a la vez la m en o s m eri­ 1000 m d e a ltitu d . L a o ru g a e stá p o c o e stu ­
d io n al, pues llega h a sta el su r d e In g la te rra d ia d a .
y la costa del B áltico. E n vez de ser azul com o O tra especie a fín a la P . c o rid o n , la n iñ a

L a p tusia (P lu sia fe s tu c a ^ s e desarrolla en d istin ta s p la n ta s b ajas d e las zo n a s h úm edas. U na especie a fín , la P.


putnarai, fr e c u e n ta ta m b ién lo s b io lip o s húm edos.

www.FreeLibros.me
H a c ia el veran o

an d a lu z a (P o ly o m m a tu s albicans), e stá lim i­ tiem p o c o m o fam ilia d istin ta . Suelen volar


ta d a a E sp a ñ a y Á fric a del N o rte . El m ach o al inicio del v e ra n o , y a veces algo más
es g ris b lan q u ec in o (con m atices azules en la ta rd e en la a ltitu d . (V éase G uía d e las es­
b a se d e las a la s y en el tó ra x ), m ie n tra s que p ecie s.)
la h e m b ra es p a rd a co m o en las especies a n ­
terio re s. L a o ru g a vive en la h ie rb a d e la he­
rr a d u ra (H ip p o crep is co m o sa ). A la m a rip o ­ Las zigenas
sa le g u sta n los eriales ro co so s en flo r de de rutilantes colores
m edia m o n ta ñ a .
Se h a n d ife re n c ia d o varias especies m ás en L a m a y o ría d e las zigenas (Zygaena) son
este g ru p o , pero algunas no so n , en realid ad , u n o s le p id ó p te ro s te rm ó filo s q u e a b u n d an
o tra co sa q u e h íb rid as (m uy e stu d ia d a s p o r ju n to a l M e d iterrá n eo . E stas m arip o sas no
los especialistas), h a b ie n d o sido reco n o cid as suelen p a sa r in a d v e rtid a s, pues sus rutilantes
o tra s co m o v álid as tra s el exam en de los c ro ­ co lo res a tra e n in evitab lem en te la m irad a de
m osom as. Indicarem os p o r o tra p arte q u e es­ q u ien es se p asean p o r los eriales en flo r. De
ta s « p eq u eñ as azules» co n h e m b ras p a rd a s v uelo fu e rte y rectilín eo , se h acen difíciles de
d a n lugar a veces a ejem plares intersexuados: o b se rv a r y c a p tu ra r. P e ro , u n a vez posadas
n o s h allam o s entonces an te un in d iv id u o con so b re u n a cab ezu ela d e c e n ta u ra o escabio­
las a la s de u n lad o azules y las del o tr o p a r­ sa , su elen se r fáciles d e e stu d ia r, e incluso se
d as (es el caso de los g in a n d ro m o rfo s d e b i­ las p u ed e a tr a p a r p o r las a n te n a s. A du lto s,
p a rtic ió n re g u lar), siendo m ás frecu en tes las o ru g a s y cap u llo s está n h echos p a ra a traer
fo rm as en m o saico , a u n q u e m en o s esp e c ta ­ la m ira d a . N o es co sa casual: las larvas de
culares. estos insectos ingieren su stan cias tóxicas (cia­
n u ro ) y la m a rip o sa es v enenosa en su esta­
d io larv ario . L a librea ap osem ática inconfun­
Las doncellas y las m edioluto d ib le del a d u lto les in d ica a los predadores
q u e es in com estible.
L a s don cellas (E u p h yd rya s) y las m e d io lu ­
to (M elanargia) so n d o s g én ero s d e lep id ó p ­
te ro s d iu rn o s d e la su p erfam ilia d e los n in fa-
L a oruga d e la esfinge d e las eufo rb ia s fHyles euphor-
loideos. A u n q u e extendidas p o r to d a E u ro p a , b iac; es fá c il d e reconocer so b re tas euforbias d e terrenos
estas m a rip o sas so n m u ch o m ás a b u n d a n te s b a sta n te secos.
e n el M ed ite rrá n e o , siendo allí tam b ié n las
especies m á s num ero sas.
L as d o n cellas, del m ism o m o d o q u e las
m e d io lu to , sólo tienen u n a generación an u a l
d e m ariposas. L as prim eras so n esencialm en­
te especies d e altitu d , si exceptu am o s la d o n ­
cella E u p h y d ry a s m a tu rn a . L a d o n c e lla de
o n d a s ro ja s (E. aurinia), m uy ex ten d id a en
E u ro p a , está representada p o r n um erosas su-
b especies en las regiones m erid io n ales. L a
fo rm a p ro vin cia lis se d e sa rro lla en n u m e ro ­
sas p la n ta s co m p u e sta s, escab io sas y esca­
b io sa s m o rd id a s, m ien tras q u e la subespecie
b ec k eriy m ás m erid io n al a ú n (E sp a ñ a , M a ­
rru e c o s), depen d e so b re to d o d e u n a m a d re ­
selva.
L a doncella esp añ o la (E u p h yd rya s d esfo n -
tainii) es u n a especie exclusiv am en te m edi­
te rrá n e a , d escrita in icialm en te en A rgelia
(d o n d e vuela a u n o s 1600 m d e a ltitu d ). L a
subespecie baetica es p ro p ia d e E sp a ñ a.
L a s m e d io lu to pertenecen a la su b fa m ilia
d e los sa tirin o s, ad m itid o s d u ra n te m u ch o

www.FreeLibros.me 109
Ecología Las m ariposas del M editerráneo

Las zigenas so n un o s lep id ó p tero s cu yo há- L a esfin g e m e d ite rrá n e a (H y le s nicaea),


b itus varía frecu en tem en te seg ú n el lug ar. c o m o sus c o n g én eres, v u e la en d o s g e n e ra ­
D esde luego, se h a n d escrito u n n ú m e ro m uy cio n es. C re p u sc u la r y n o c tu rn a , le g u sta n los
grande d e subespecies y de fo rm as, m uy a m e­ eriales seco s, d o n d e su o ru g a h a lla las e u fo r-
nudo sin d em asiad o fu n d a m e n to , p e ro alg u ­ b ia s q u e la crían .
nas son in d iscu tib lem en te v á lid a s. L a Z yg a e ­ L a esfin g e H y le s h ip p o p h a e s vive cerca d e
na epialthes, p o r e jem p lo , frec u en te en las los lech o s p e d reg o so s d e to rre n te s m á s o m e­
colinas calcáreas d o n d e se d a n las c o ro n illas n o s secos, d o n d e su o ru g a co m e las h o ja s del
rosa, está rep re se n ta d a p o r d is tin ta s fo rm a s e sp in o a m a rillo (H ip p o p h a e s rh a m n o id e s).
según cad a reg ión. L a fo rm a n o m in a l, m ed i­ V ive en to d o el n o rte d e la c u e n ca del M ed i­
terrán ea, tiene el fo n d o d e las alas n eg ro , con te rrá n e o .
m an ch a s b lan ca s, salvo las b á sa les, q u e so n D escrita in icialm en te en A m é ric a , la es­
rojas. E n las alas posteriores d e la fo rm a sep­ fin g e ra y a d a (H y le s lin ea ta ) está re p re se n ta ­
te n trio n a l d o m in a el ro jo , y las m an c h a s de d a en E u ro p a p o r la subespecie livornica (p o r
las alas an te rio re s so n de este c o lo r. H ay n u ­ la c iu d a d d e L iv o rn o , Ita lia ). E sta especie
m ero sas fo rm as in te rm e d ia s, in clu so fo rm as « c o rta d a » p a ra v o lar es m ig ra to ria y c o n o ­
am arillas y n a ra n ja . cida en n u m ero sas regiones d e la T ie rra . V ue­
L a Z yg a en a la va n d u la e, pese a su n o m b re la d u ra n te el d ía o en el c re p ú sc u lo , lib an d o
la tin o , se d e sa rro lla en el D o ry c n iu m s u ffr u - en to n ces c o ro la s d e co lores vivos. L as m ig ra­
ticosum ; se tra ta d e u n a especie m erid io n al d o ra s p rim a v e ra les p ro d u c e n lo calm en te u n a
típ ica, m u y v a riab le, q u e p u e d e v o la r desde se g u n d a g e n eració n e sté ril. E n el su r, esta
ab ril. A lgunas especies, co m o la Z. b ríza e ve- especie p u e d e a b u n d a r a lg u n o s a ñ o s h a sta
su b ia n a , están lo calizad ísim as y se h a ta r d a ­ el p u n to d e a ta c a r a las vides c u ltiv ad as
d o m u ch o en d efin irlas, lo q u e p a re c e in creí­ (de o tro m o d o , la o ru g a d e v o ra d istin ta s
ble siendo ta n n o tab les. p la n ta s b a ja s , e u fo rb ia s, cu a ja lec h es y e p i­
lobios).

Las esfinges:
tienen su casa en el sur La D y s a u x e s p u n c t a t a
y la D . tintilla
C o n alg u n as excepciones, las esfinges
(S phingidae), term ó fila s, so n p ro p ia s d e re ­ L a D y sa u x e s p u n c ta ta y la (D . ancilla) so n
giones calientes y a b u n d a n m á s en E u ro p a d o s p e q u e ñ a s m a rip o sa s d iu rn a s d e la reg ió n
m erid io n al. M u ch as so n m ig ra d o ra s, y espe­ m e d ite rrá n e a . D e la fam ilia d e lo s á rc tid o s
cies co m o la esfinge d e la c o rre h u e la (A g riu s (su b fa m ilia S y n to m in a e ), se las h a clasifica­
convolvuli), la esfinge de la ca la v era (A c h e - d o a m e n u d o d e n tro d e u n a fa m ilia d ife re n ­
ronlia átro p o s), la esfinge m o ro (M a cro g lo s- te (S y n to m id ae); en to d o c a so , la m o rfo lo ­
s u m stella ta ru m ), la esfin g e d e la a d e lfa gía d e sus o ru g a s h a rev e la d o su s v erd ad e ra s
(D aphnis nerii) y la esfing e ra y a d a (H y le s li­ a fin id a d e s.
néala) invaden re g u larm e n te el n o rte de T ienen las alas a n terio res lan ce o lad as, b as­
E u ro p a. ta n te m á s larg as q u e las p o ste rio re s, y sus
O tra s, co m o la esfinge d e la en c in a (M a- m a n c h a s b la n q u ec in as so n a veces tra n slú c i­
ru m b a quercus), no se v a n d e su lu g a r. E sta d a s. A u n q u e d iu rn a s, las a tra e n ta m b ié n las
últim a especie vive en los b o sq u e s c la ro s d e fu en tes lu m in o sa s. L a D . p u n c ta ta fre c u e n ­
encinas (Q uercus ilex, sessil¡flora, p elra ea ), ta las v ertie n te s so la n a s d e las m o n ta ñ a s y
d o n d e se cría su o ru g a . P u ed e su b ir h a sta los se la h a lla en g ra n p a rte d e la cu en ca m ed i­
1500 m en la m o n ta ñ a . L a m a rip o sa vuela te rrá n e a . L a fo rm a servu la d e l s u r d e E u ro ­
d e m ay o a a g o sto (en u n a ú n ic a g en eració n ) p a y d e Á frica del N o rte carece prácticam en te
en g ra n p a rte d e E u ro p a m e rid io n a l. E n re ­ d e p u n to s en las a la s a n te rio re s. L a D . a nci­
po so , sus a la s ro sáceas y re c o rta d a s re cu e r­ lla , m e n o s e stric ta m e n te m e rid io n a l, p re­
d a n h o ja s m arc h ita s (u n p o c o c o m o la esfin ­ fiere los c la ro s d e b o sq u e s secos bien ex­
ge del tilo , M im a s tiliae se p te n trio n a l). L as p u esto s.
esfinges del g én ero H y le s su elen se r m ig ra ­
d o ras.
110 www.FreeLibros.me
B ajo la canícula

T res sátiros d e la costa m editerránea. I. Hipparchia fidia, estrictam ente m editerráneo. — 2. Hipparchia siatilinus,
fr e c u e n ta ta m b ién lo s p á ra m o s fr ío s . — 3. Hipparchia arisiaeus, estricta m en te insular.

Las hojas muertas m u e rtas; los a d u lto s só lo se pueden conse­


g u ir m e d ia n te la cría d e o ru g a s o co n tra m ­
L as h o ja s m u e rta s (género P h y llo d e sm a ) p a s lu m in o sas. L a P h yllo d esm a su b erifo lia y
so n u n o s lep id ó p tero s singulares p ertenecien­ la P . k erm e sifo lia ap a recen localm ente en los
tes a la fam ilia de los lasio cám p id o s, y m u ­ b o sq u es d e a lc o rn o q u es. L as m arip o sas vue­
ch a s d e sus especies están m uy ex te n d id a s en lan en d o s g en eracio n es, ab ril y julio -ag o sto .
E u ro p a . R a ra vez o b serv ad as en la n a tu ra le ­ L as o ru g a s se d e sa rro llan en el alco rn o q u e
z a , estas m a rip o sas en re p o so p arecen h o ja s y la en cin a.

B a jo la can ícu la

E n lo m ás d u ro del v e ra n o , c u a n d o el sol ta la z o n a de c o lin a y la b a ja m o n ta ñ a . La


h ace qu e la g en te vaya a b u sca rlo a las pla­ m a rip o sa vive en los eriales pedregosos muy
yas, el n atu ralista puede alegrarse to d av ía o b ­ so lead o s. L a sá tiro n eg ro (S. actaea), d e alas
se rv a n d o en las g a rrig as lep id ó p te ro s in tere­ m ás a la rg a d a s y c o n u n solo ocelo en el m a­
sa n te s, d o n d e se h ay a n salv ad o alg u n a s c h o , es n eta m en te m o n ta n a . A b u n d a a veces
h ectá reas del desbroce y los incendios « d e re­ en los P irin e o s o rientales.
petición». L a subfam ilia S atyrinae incluye va­
rias m a rip o sas h elió filas típ ica m e n te m edite­
rrá n eas. A lgunas d e esas especies tu v iero n u n A lgunos satirinos
área de distribución m ucho m ás extendida h a­
c ia el n o rte , p e ro h an su frid o u n a regresión L a festón blan co {H ipparchia fid ia ), estric­
a c e le ra d a en el cu rso d e esto s ú ltim o s d e­ ta m e n te m e d ite rrán e a , ra ra vez sube m ás de
cenios. 800 m d e a ltitu d en la m o n ta ñ a . De hecho,
L a sá tiro fu lg in o so (S a tyru s fé r u la ) es u n a se c o n fin a en la z o n a d e la en cin a , d o n d e su
n o ta b le m arip o sa, casi negra del to d o (el m a­ o ru g a se d esarro lla en d istin ta s gram íneas.
c h o ) c o n d o s ocelos en las alas a n te rio re s; la C o m o su s co n g én eres, le g u sta n los b io to p o s
h e m b ra , m ás c la ra , los tiene ro d e a d o s d e n a ­ ped reg o so s y se p o sa allí en las ro c as y tro n ­
ra n ja . Es u n a especie c a n ic u la r q u e frecu en ­ c o s, c a m u flá n d o la p erfe c tam e n te en su en-

www.FreeLibros.me
E c o lo g ía L a s m a rip o sa s d e l M e d ite rrá n e o

L a lobito m eridional
y la lobito listado
L a lo b ito m e rid io n a l (P y ro n ia Cecilia) y la
lo b ito listado (P yro n ia bathsebd) so n las equi­
v a le n te s m e rid io n ale s d e la lo b ito a g reste (P .
tith o n u s ), q u e vive ta m b ié n en el su r. L a p ri­
m e ra a p a re c e d e m a y o a a g o sto en sitio s ca­
lien tes y to m a d o s p o r la m a le z a , la se g u n d a
vive en los m ism o s b io to p o s d o n d e n acen los
b ra q u ió p o d o s.
L a n in fa d e E sp e r (C a e n o n y m p h a d o r u s ),
m á s p re c o z , vive en sitio s p e d re g o so s y se­
c o s, a d ife re n c ia d e la P y ro n ia Cecilia, a la
q u e se p are c e p o c o . E sp ecie m u y v a ria b le ,
h a p ro d u c id o n u m e ro sa s ra z a s lo cales, in ­
N um erosos pred a d o res atacan a las m ariposas: lo s s a u ­
c lu y e n d o la fo rm a belieri en E s p a ñ a , m u y
rios, los paridos, la s lechuzas . . . E sta gran chicharra a p a ­ o sc u ra .
rece devorando a una silena.

Unos cuantos noctuidos


parcialm ente diurnos
to rn o sus a b ig a rra d a s a las. L a H . fi d i a vive
en el su ro este de E u ro p a m e rid io n a l, a u n q u e G ra n n ú m e ro d e n o c tu id o s (N o c tu id ae )
se h a n señ alad o co lo n ias m á s al n o rte . eclosionan en v e ra n o y , a u n q u e a lg u n o s p u e ­
L a sá tiro m o re n o (H ip p a rc h ia sta tilin u s) d en e fe c tu a r u n a d ia p a u s a estiv a l p a ra a p a ­
está m uy ex ten d id a en E u ro p a c e n tra l y m e­ recer en o to ñ o , o tro s n o v acilan en e n fre n ­
rid io n al. Le g u sta n los llan o s secos y las ga- ta rse a la c a n íc u la , v o la n d o só lo d e d ía
rrigas e inicialm ente fo rm a b a n u m e ro sa s c o ­ (alg u n o s n o so n re alm e n te d iu rn o s , p e ro se
lo n ias en E u ro p a y Á fric a del N o rte (h asta e ch a n a v o la r c u a n d o se les m o le sta d u ra n te
A sia M e n o r p o r el este). P e ro la u su rp a c ió n el d ía ). T al es el c a so d e alg u n o s C a to c ali-
d e su b io to p o lo h a h ec h o d e sa p a re c e r c a d a n a e , p o r e je m p lo , C lytie illu n a ris, M in u cia
vez m ás de sus lugares se p te n trio n a le s , d o n ­ lu n a ris y D ysg o n ia p a ra llelia , fáciles d e le­
d e e ra m á s v u ln e ra b le . L a s á tiro m o re n o , v a n ta r, al p a s o q u e las C a to ca la se e sc o n ­
m uy a m e n a z a d a en A le m a n ia y P o lo n ia , d en d u ra n te el d ía . L a C a te p h ia a lc h y m ista
está a p u n to de d esa p a re c e r en p a rte de y la A e d ia fu n e s ta v u elan en los p ra d o s se ­
F rancia. co s, m ie n tra s q u e las d e sg a rb a d a s H y p e n a
L as p o b lacio n es e u ro p e a s so n d e b u e n t a ­ p u e d e n a b u n d a r en el m e d io ru r a l, d o n d e
m añ o , a u n q u e m enores q u e las d e Á fric a del los m u re te s d a n so s té n a su s p a rie ta ria s n u ­
N o rte (sylvicola), q u e alc a n z a n los 1800 m tricias.
d e altitu d en el A tlas. L a E m m e lia tra b ea lis, cu y a o ru g a d e p e n ­
L a pintas ocres (A reth u sa n a arethusa) está d e d e la e n re d a d e ra , a b u n d a p a rtic u la rm e n te
to d av ía m u y ex te n d id a en E u ro p a o c c id e n ­ en los eria les m erid io n ale s; su p rim a e s p a ñ o ­
tal y Á frica del N o rte (p o r el este llega h a s­ la , la E . v irid isq u a m a , v ive so b re las m a lv a s.
ta el A sia C e n tra l). E sta especie p re fie re los L a S y n th y m ia f i x a , u n n o c tu id o d e bellos
eriales secos, los c e rro s y las fa ld a s d e m o n ­ c o lo re s n a ra n ja c o n a sp e c to d e p irá lid o , es
ta ñ a s b ajas ex p u estas al so l. A p e n a s a p a re ­ ta m b ié n m e rid io n a l. S u la rv a d e p e n d e d e la
ce a n tes del fin de ju lio y v u e la a m e n u d o a n g e lo ta (P so ra lea b itu m in o sa ).
h a sta sep tiem b re. L a subesp ecie a n d a lu z a C o n to d o , las E u b le m m a , co n a lg u n o s g é­
b o a b d il tiene los n erv io s del rev e rso d e las n e ro s a fin e s, so n los n o c tu id o s m ás o rig in a ­
alas posteriores m arcad o s de b lanco. A l oeste les del m ed io m e d ite rrá n e o : e sta s p e q u e ñ ísi­
d e los P irin eo s vive o tr a su b esp ecie, d e n tó ­ m a s m a rip o sa s p arecen m ás en re a lid ad u n o s
la , q u e , co m o in d ica su n o m b re , tie n e m a n ­ m ic ro le p id ó p te ro s (p o r eje m p lo , to rtríc id o s
chas a c a b a d a s en p u n ta so b re el a n v e rs o de o p irá lid o s) q u e n o c tu id o s. L o c ie rto es q u e
las alas. to d a v ía se las c o n o c e p o c o .
112 1 www.FreeLibros.me
P o r lo s m o n te s d e l su r

P o r lo s m o n te s del su r

C o m o la la titu d c o m p en sa la a ltitu d , las los S aty rin ae, e n tre las m arip o sas d iu rn as, los
z o n a s de vegetación so n m ás a lta s ju n to al q u e tien en m á s especies m o n ta n a s endém icas
M e d ite rrá n e o . L a e n c in a , p o r e je m p lo , p u e­ en e sta re g ió n . L as b a n d a s (H ipparchia) sue­
d e a lc a n z a r allí casi 1000 m , en a lg u n o s lu ­ len e sta r lo calizad as en m acizos individuales.
g a re s, p e ro las p o b lacio n es d e n sas se sitú an L a I I . a lcyo n e p y re n a e a es en d ém ica d e los
p o r lo g en eral m ás a b a jo . P irin e o s; la H . ca ro li e stá c o n fin a d a al A tlas
L a elev ació n d e los c in tu ro n e s d e v eg e ta ­ m ed io m a rro q u í; la H . syria ca vive sólo en
ció n tiene p o r c o ro la rio la presen cia d e in sec­ Y u g o slav ia y G rec ia; la H . ellena está lim ita­
to s a m ay o res a ltitu d e s. Si to m a m o s el e je m ­ d a a A rg e lia y T ú n e z . L a b ere b e r (C hazara
p lo d e la p in ta s o cre (A re lh u sa n a a reth u sa ), p rieu ri) n o vive m ás al n o rte del Sistem a C en­
q u e v u ela en el lla n o y la z o n a d e c o lin a (en tr a l d e E sp a ñ a . L a c u a tro o celo s de Sierra
la m ita d de F ra n c ia ), p u e d e alc a n za r los 1650 N e v a d a (P se u d o ch a za ra h ip p o ly le) vive en
m en el m o n te V en to u x . L o m ism o d ire m o s E u ro p a só lo en las cu m b re s a lta s de A n d a lu ­
d e la b an d a o blicua (C hazara briséis), q u e fre­ c ía (so b re to d o en S ie rra N ev ad a) y h ay que
c u e n ta la s co lin as b a ja s —si so b rev iv e— al re c o rre r u n o s 4800 km p a ra vo lv er a h allarla
n o rte del L o ira , se a trev e a a lc a n z a r lo s 1700 ¡en R u sia m erid io n al!
m en la C e rd a ñ a (se h a o b se rv a d o u n caso
estiv a l en A n d o rra ¡a 2400 m !) y su b e to d a ­
vía m á s e n Á fric a d el N o rte . Las erebias

L as ereb ias (E reb ia ), esen cialm en te m o n ­


Acentuación del endem ism o ta n a s , e stá n re p re se n ta d a s en las cord illeras
del su r p o r especies o sub esp ecies p a rtic u la ­
L as co rd ille ra s de la re g ió n m e d ite rrá n e a res, y c o m o las P arnassius b rillan p o r su
alb ergan especies o subespecies endém icas. L a a u se n c ia en Á fric a del N o rte .
r a r a P a rn a ssiu s p h o e b u s g a ze li d e lo s valles L a e re b ia tria ría (E rebia triaría) su fre u n a
alto s alpinos pertenece a este g ru p o . P e ro son g ra n d isp e rsió n en los m acizos m o n tañ o so s

N u m ero so s n o c tu id o s d e la su b fa m ilia d e la s C atocalinae s o n fá c ile s d e leva n tar d e día. L a P arallela algira frecu en ta
la s garrigas y o tr o s eriales m eridionales, y echa a volar fá c ilm e n te c u a n d o u n o va p o r la hierba.

www.FreeLibros.me
113
E colog ía L a s m arip o sa s d e l M e d ite rrán eo

L a isabelina fG raelisia isabellaey es sin d u d a la m ariposa n o ctu rn a m á s bella d e Europa. C onsiderada durante
m ucho tiem po c o m o una especie m ítica, su p resencia e stá con sta ta d a en m u c h o s bosques d e p in o s d el M editerráneo
a los A lpes.

del su r d e E u ro p a . F o rm a co lo n ias a islad as tá b ric a , sien d o las m á s o ccid en tales la ereb ia


en las m o n tañ as esp añolas, d o n d e e stá rep re­ d e Z a p a te r (E. za p a ieri), d e E s p a ñ a cen tral,
sentada p o r la subespecie hispánica. A p a re ­ y la ereb ia c a n tá b rica (E. palaricá), d e la C o r­
ce desde m ayo-junio, situán d o se e n tre los 900 n isa C an táb rica. E n cam bio, algunas especies,
y 2100 m de altitu d en las lad eras h erb o sas, c o m o la e re b ia n egra (E. m etas), e stá n lim i­
a u n q u e se ig n o ra to d a v ía cuál es su p la n ta ta d a s a la p a rte o rie n ta l d e la cu en ca m edite­
nutricia. rrá n e a.
L a erebia de p rim av era (Erebia epislygne),
com o hem os visto y a, ap are ce desde el fin
de m arzo en las g arrig as b a ja s . Se cría ta m ­ Adaptaciones particulares
bién en lo a lto , d o n d e es m ás ta rd ía . L a su ­
bespecie viriathus de E sp a ñ a c en tral alcanza El e n to rn o m erid io n al, sien d o m en o s h o ­
en algunos sitios los 2300 m. m o g én eo q u e o tro s, c o m o el d e la m o n ta ñ a ,
L a erebia m etálica esp añ o la (E rebia hispa- evidencia m en o s las ad ap ta c io n e s respectivas
nia) ha sido o b serv ad a en S ie rra N ev ad a. d e los le p id ó p te ro s, so b re to d o p o rq u e el cli­
A unque au sen te en casi to d o el re sto d e E s­ m a d e la cu en ca m e d ite rrán e a es m u y poco
p a ñ a , no es ra ra en la co rd ille ra piren aica, u n ifo rm e . D e to d o s m o d o s, se p u ed en d e d u ­
donde viven las form as ro n d o u i (P irineos cen­ c ir u n as c u a n ta s a d a p ta c io n e s a u n e n to rn o
trales) y g o y a (P irin eo s o rien tales). E sta p e­ c álid o y seco.
queñísim a erebia (sobre to d o en su fo rm a P a r a em p e z a r, es evidente q u e las especies
goya) prefiere las laderas herbosas d e las cum ­ d iu rn a s tien en allí los colores m ás vivos co n
bres, alcan zan d o lo calm en te m ás de 2100 m resp ecto a los o b serv ad o s m á s a l n o rte . E sto
d e altitu d (p o r ejem p lo en la C o u m e M o u ré- p u ed e d eb erse a u n a co m p eten cia e x a cerb a­
re, encim a d e F o n t-R o m eu ). d a p o r la d iv ersid ad específica fr u to del cli­
L a erebia de L efrebvre (E rebia lefebvrei) m a . L a g ran lu m in o sid ad co n trib u y e ad em ás
vive sólo en los Pirineos y en la cordillera can­ a p o n e r en evidencia las m a rca s visuales des-
114 www.FreeLibros.me
P o r los m o n te s del sur

la C y n th ia cardui) y las m o n a rca s (Danaus


ch rysip p u s y p lex ip p u s), p ero em igran ta m ­
bién p irálid o s p eq u eñ o s m ás discretos.
P o r ú ltim o , alg u n a s m arip o sas diurnas
c o m o la lo b ito an illad o (H y p o n e p h e le lupi­
na) sab en esconderse en los m ato rrales en las
h o ra s m ás a rd ien tes del d ía . O tras vuelan en
la m a ñ a n a m u y te m p ra n o , c o m o los psíqui-
d o s (P sy ch id ae), p e ro lo hacen sobre to d o
p a ra e sc a p a r d e los p á ja ro s y d e o tro s preda-
¿Regresan lo s danaidos? D os especies diurnas, D anaus d o res.
plexippus (la m arip o sa m onarca) y D . chrysippus (la m a ­
riposa tigre, q u e vem o s a q u í en su fo r m a africana), han
hecho su aparición recien tem en te e n d istin to s p u n to s de
Europa, d e b id o p ro b a b lem e n te a lo s p e rio d o s callentes
y sequías q u e s e han sucedido en e l cu rso d e lo s años
ochenta.

tin a d as a la lla m a d a sexual, sien d o este fa c ­


to r m á s a le a to rio en el n o rte .
M uchas especies tienen fo rm as m u ch o m ás
grandes en el su r (por ejem plo la M aniota ju r-
lina hispulla ), asp ecto v in cu lad o sin d u d a a
la a b u n d a n c ia del alim en to y b e n ig n id ad del
tie m p o , q ue favorecen la alim e n ta c ió n d e las
L a m ariposa m onarca (D . plexippus; e s una migradora
o rugas. conocida en la m a yo r p a rte d e l m u n d o , dado que fa lta
G ran n ú m ero de m arip o sas p rese n tan v a ­ só lo en Á fric a , A s ia co n tin en ta l y los polos. En nuestras
rias generacio n es an u ale s, c u a n d o en el n o r­ la titu d e s su s apariciones han sido m u y puntuales hasta
hace p o c o tiem po.
te sólo tienen u n a : es evidente q u e esto se
debe a la influencia am biental en el crecim ien­
to y a l rá p id o d e sarro llo de los insectos en
el su r.
C ierto n ú m e ro d e especies, so b re to d o los
n o c tu id o s, efectú an u n a d ia p a u s a estival en
la ép o c a de m á s c alo r. O tra s n o eclosionan
h asta el fin del v eran o . A lgunos lep id ó p tero s
so n a u tó c to n o s en la cu en ca m e d ite rrá n ea ,
m ie n tras q u e m ás al n o rte so n en su m ay o ría
m ig rad o ra s o d escendientes d e m ig rad o ra s.
A l parecer, las m igraciones perm iten a las m a ­
rip o sas d e las regiones cálid as disem inarse
c u ando u n as eclosiones m asivas crean la am e­
n aza de c a u sa r ca tá stro fe s locales. T al es el
caso de las esfinges, las vanesas (so b re to d o

www.FreeLibros.me
GUÍA

www.FreeLibros.me
DE LAS ESPECIES

www.FreeLibros.me
Fam ilia d e los e sfín g id o s/e sfin g es

1 A gnus convolvuli 5 Hemaris tityus 9 M imas tiliae


La E SF IN G E DE L A C O R R E H U E L A La e s fin g e a b e jo r r o d e o r l a (form a verde)
vuela en el crepúsculo sobre las e s t r e c h a se distingue de la es­ La e s f i n g e d e l t i l o , m uy va­
flores de los jardines. Es una finge abejo rro d e o rla ancha riable, se distingue por el corte
esfinge gruesa m igradora fácil p or ser u n poco m enor, tener peculiar d e sus alas. N o m igra­
de identificar. En nuestras lati­ m ás estrecha la franja marginal dora (lo atestigua la form a «pe­
tudes se la ve desde E scandina- p ard o am arillenta de las alas y sad a» de sus alas) y extendida
via (años favorables) al Á frica p or u n cinturón negruzco. O cu­ en la región paleártica. Fam i­
del Norte. Más frecuente en los p a la parte esencial de la región liar en las alam edas y cam inos
años calientes en que em igra a p aleártica occidental y central, bordeados de tilos donde se cría
m enudo en m asa (E). sobre to d o en to rn o a la cuen­ su oruga (E).
ca m editerránea (E).
2 Acheronlia átropos 10 Sphinx ligustri
La E SF IN G E D E L A C A LA V ER A 6 Hemaris fuciform is L a e s f i n g e d e l a l i g u s t r e pre­
debe el nom bre a una m ancha La e s fin g e a b e jo r r o d e o r l a senta dos bandas negras en las
torácica am arillenta que recuer­ a n c h a tiene el abdom en ceñi­ alas posteriores. E xtendida des­
d a una calavera. A dora la miel d o en ro jo pardusco y sus alas de E uropa a l Ja p ó n , esta espe­
y penetra a m enudo en las col­ presentan un ancho borde roji­ cie alcanza los 1500 m de alti­
menas. Es u na m igradora regu­ zo. Se extiende a casi to d a la tud en la m o n ta ñ a (E).
lar que viene del Á frica tro p i­ región paleártica, de E uropa
cal (E). a Ja p ó n . Vuela en pleno día 11 M imas tiliae
(com o la an terio r) y se la pue­ (form a brunnea )
3 Macroglossum steUatarum d e confundir con u n gran abe­ E sta bella form a rojiza d e la
La e s f i n g e c o l i b r í vuela de jo rro (E). e s f i n g e d e l t i l o es frecuente
día, com o un abejo rro y visita (sobre to d o en hem bras). La
las flores. Sus alas posteriores 7 Daphnis nerii b anda m edia se reduce a veces
anaranjadas la diferencian bien L a e s f i n g e d e l a a d e l f a , ja s ­ a una sim ple m ancha central
de las esfinges a b ejo rro d e orla peada d e verde y m orado, es (rojiza o verde) (E).
ancha, afines. O cupa toda la una m ariposa espléndida difí­
región paleártica, sobre todo cil d e c onfundir con ninguna 12 Smerinthus ocellata
la parte que se extiende d e la otra. M igradora d e g ran vuelo, La e s f i n g e o c e l a d a se reco-
cuenca del M editerráneo hasta extendida en Á frica, llega al nocc por el ocelo negro y azul
el sur de la Península escandi­ este h asta la India. N octurna, d e sus alas posteriores. O cupa
nava (E). a b u n d a a veces en los años ca­ la región paleártica hasta Sibe-
lientes (E). ria occidental. Es una esfinge
4 Proserpinus proserpina noctu rn a (m uchas son crepus­
La e s f i n g e p r o s e r p i n a se dis­ 8 Hyloicus pinastri culares) que frecuenta sobre
tingue d e las dem ás esfinges La e s f i n g e d e l p i n o , casi del to d o los lugares húm edos d o n ­
europeas por la form a d e sus to d o gris cenicienta, con tres de crecen sus hospedadores:
alas anteriores y por tener las bandas oscuras en las alas a n ­ sauces, abedules y d istintos á r­
posteriores am arillas ribeteadas teriores, es fácil de conocer. boles frutales. A lcanza en la
de negro. Esfinge no m igrado­ O riginaria de la región paleár­ m o n tañ a hasta los 2000 m de
ra, ligada a los epilobios. Vive tica, esta esfinge n o m igradora altitud (E).
principalm ente en la m ontaña h a sido introducida en A m éri­
hasta 1500 m d e altitud (E). ca del N orte (E).

N ota. — E l orden d e las fa m ilia s d e n tro d e la s lám inas n o co rresp o n d e a l o rden filo g e n é tic o n a tural establecido
actualm ente. S e trata sen cilla m en te d e u n arreglo p rá ctico p a ra la realización d e las lám inas.
— L a abreviación E aparece cu a n d o ha sid o localizada y estu d ia d a en ¡a Península Ibérica.
— D onde no aparece E es q u e n o h a sid o catalogada, n o q u iere decir q u e n o haya.
— Las lám inas d e las p áginas 119, 121, 137, 139, 161, 163, 165, 167, 169, 171, 173, 209, 211, 213, 215, 217,
219, 221, 223, 225, 227, 229, 231, 233, 235, 237, 239, están reducidas a l 3 0 % . E l resto s o n d e ta m a ñ o natura!.

www.FreeLibros.me
L o s esfíngidos

www.FreeLibros.me 119
G u ía
▼ ________________________________________
Familia de los esfíngidos/esfinges

1 Laothoe populi rias, pero son los epilobios sus 9 Hyles dahlii
La e s f i n g e d e l c h o p o presen­ principales plantas nutricias. Viene a ser una versión oscu­
ta unas alas de con to rn o muy N o hay en la Península Ibé­ ra de la a n te rio r. F recuenta el
recortado; en reposo, parece un rica. m onte b a jo de C órcega y Cer-
paquete de h ojas. N o m igrado- deña.
ra, está extendida por g ran par­ 5 Hyles hippophaes
te de la región paleártica. D u­ Tiene las alas anteriores casi bi­ 10 Hyles nicaea
rante el día están posadas al colores. C repuscular y n octur­ L a e s f i n g e m e d i t e r r á n e a es la
pie de los chopos y parecen n a , vive esencialmente donde se m ás grande del género Hyles
hojas secas. Vuelo nocturno. da el espino am arillo o falso es­ (en nuestras latitudes). Exhibe
A lcanza en la m o n tañ a hasta pin o , su planta nutricia. ad o rn o s oscuros en contraste
2000 m (E). sobre u n fondo pálido. D e la
6 Hyles euphorbiae Cuenca M editerránea al noroes­
2 Laothoe populi La E S F IN G E D E LA S L E C H E T R E Z - te de la India (E).
La hem bra de la e s f i n g e d e l n a s se distingue de la anterior
c h o p o es m ás grande y clara. p o r la presencia de una m an­ 11 H ippotion celerio
Es mucho m ás variable que el cha m edia m uy m arcada en las La e s fin g e d e b a n d a p l a t e a d a
m acho (E). alas anteriores. La oru g a es tiene las alas m uy puntiagudas;
m uy visible en pleno día en las es una gran m igradora tropical.
3 Marumba quercus euforbias (E). V isita p o r la ta rd e las flores
La E SFIN G E D E l a e n c i n a se dis­ o doríferas (E).
tingue de la anterior por su m a­ 7 Hyles gallii
yor envergadura, unas alas m e­ La E S F IN G E D E L C U A JA L E C H E 12 Deilephila porcellus
nos recortadas y un color más presenta una b a n d a clara obli­ L a E S F IN G E M E N O R D E L A V ID se
claro. Extendida en to d a la cua m edia bien m arcad a en las distingue de la esfinge m ayor de
cuenca del M editerráneo, fre­ alas anteriores. Esta especie era la vid por su m enor tam añ o y
cuenta allí los bosques claros de an tes m ucho m ás com ún, p o r­ p o r la ausencia de banda m e­
encinas, sus hospedadoras. Esta que la ru b ia, su planta hospe- d ia ro ja sobre el abdom en. Es
especie tiene una sola genera­ d a d o ra , se cultivó hasta c o ­ una especie m uy variable que se
ción al año (E). m ienzos d e siglo com o planta desarrolla en los epilobios y
tin tó rea (E). tam bién en la vid (E).
4 Hyles vespertilio
La H. vespertilio presenta unas 8 llyles livor nica 13 Deilephila elpenor
alas anteriores d e un gris casi L a e s f i n g e r a y a d a presenta La E S F IN G E M A Y O R D E L A V ID es
uniform e, m ientras que las pos­ nervios blancos en las alas a n ­ m ás grande y de color m ás rosa
teriores son rosa con el bor­ teriores. El tó rax presenta dos violáceo q ue la a n te rio r. Se de­
de negruzco. O cupa un área bandas blancas hacia el centro. sarrolla en la vid, y tam bién en
que va del su r de Francia a A r­ Se la h a con fu n d id o a m enudo gran núm ero d e p lan ta s com o
m enia. E sta esfinge prefiere li­ con su hom óloga am ericana, las fucsias, hierbas de asn o y
bar las flores de las sapona­ Hyles linéala (E). epilobios (E).

120 |
www.FreeLibros.me
www.FreeLibros.me
Fam ilia d e ¡os sé sid o s/se sia s

1 Tinthia tineiformis anteriores m ás ocráceas. O ru­ 21 Synanthedon typhiaeform is


La Tinthia tineiformis frecuen­ ga en álam os tem blones y ála­ typhiaeformis
ta la-i m ontañas de las regiones m os (E). Este sésido vive en los man­
m eridionales. Su larva se desa­ zanos.
rrollaría en las tallas d e la Vi- 8 Synanthedon tipuliformis cr
borera o V ipeiina (E). La s e s i a d e l g r o s e l l e r o de­ 22 Synanthedon cruéntala
pende del grosellero donde se Un caso raro en nuestras lati­
2 Pennisetia hylaeiformis desarrolla su larva (E). tudes.
Este sésido está bastante exten­
dido, aunque, com o la m ayo­ 9 Synanthedon spuleri Q 23 Synanthedon stomoxiformis
ría de las sesias, rara vez se la La Sy. spuleri sigue siendo poco La Sy. stom oxiform is sigue
ve. Su larva se desarrolla en las conocida (E). siendo poco conocida (E).
raíces del fram bueso y de algu­
nos otros R ubus (E). 10 Synanthedon loranthi cr 24 Synanthedon culiciformis
Descubierta muy recientemente. La Sy. culiciformis depende del
3 Sesia melanocephala abedul (E).
Esta sesia sigue siendo mucho 11 Synanthedon flaviventris
menos conocida que su prim a La Sy. flaviventris depende del 25 Bembeciu ichneumoniformis 9
la apiform e. Su oru g a vive en sauce. Depende de las fabáccas (E).
el tronco y las ram as del ála­
m o tem blón (E). 12 Synanthedon cephiformis 9 26 Bembecia albanensis 9
La Sy. cephiformis sigue sien­ La B. albanensis vive en las raí­
4 Sesia bembeciformis d o poco conocida. ces de las Ononis.
Esta sesia es m ás pequeña que
la apiform e y sus alas son casi 13 Synanthedon conopiformis 27 Bembecia him m ighoffeni cr
del todo translúcidas. La larva La Sy. conopiform is a taca al Especie todavía poco conocida
permanece b a jo la corteza el roble y al m uérdago (E). (E).
primer año y se hunde en la ma­
dera el segundo. 14 Synanthedon vespiformis 28 Bembecia megillaeformis 9
Este sésido depende tam bién de La B. megillaeformis de la re­
5 Sesia apiformis los robles (E). tama de tintes (E).
La apiformis es la más común
de las sesias. Perm anece al pie 15 Synanthedon melliniforntis 29 Bembecia uroceriformis
de los troncos de los álam os. Es una especie restablecida re­ 7¡¡ f. normal (29) y f. armoricana
Con una envergadura de 30 a cientem ente. (30) (E).
40 m m, es u na robusta m aripo­
sa que suele pasar inadvertida: 16 Synanthedon formicaeform is 31 Bembecia sirphiformis
da la im presión d e una vulgar Este sésido vive en el sauce (E). Sigue siendo una especie sin
avispa o un abejorro. L a oru­ identificar.
ga necesita dos años para lle­ 17 Synanthedon andrenaeformis
var a cabo su desarrollo: vive cr 32 Pyropteron chrysidiformis
en las raíces del álam o y del La Sy. andrenaeformis sigue íT (dos formas).
sauce llorón (E). siendo poco conocida (E). Espléndida s e s i a d e l f r a m b u e ­
s o (E).
6 Paranthrene tabaniformis 18 Synanthedon spheciformis
La P. tabaniformis es m ás bien L a Sy. spheciformis está muy 34 Synansphecia muscaeformis cr
atípica, dado que sus alas a n ­ extendida (E).
teriores están cubiertas por es­ 35 Synansphecia triannuliformis
cam as pardas. Su larva se de­ 19 Synanthedon scoliaeformis Vive en la acedera.
sarrolla en los troncos y ram as La Sy. scoliaeformis frecuenta
de los álam os y álam os tem blo­ los abedules viejos (E). 36 Synansphecia leucomelaena
nes (E). (E).
20 Synanthedon myopaeformis
7 Paranthrene synagriformis La C O N O P IA B A N D A R O JA está 37 Synansphecia affinis cr
La P. synagriformis se distin­ bastante extendida (E). (E).
gue de la anterior por sus alas
38 Synansphecia meriaeformis 9
( = corsica)
Vive en las acederas.

www.FreeLibros.me
L os sésidos

www.FreeLibros.me 1 123
G uía

Familias de ¡os sésidos, los tirídidos y los hepiálidos

1 Chamaesphecia annellala 11 Chamaesphecia osmiaeformis 19 Triodia sylvina


Es muy poco conocida (E). 9 Jó Este h e p i á l i d o aparece al final
Vive especialmente en C ór­ del verano, la hembra (20) es
2 Chamaesphecia leucopsiformis cega. mucho más gruesa que el ma­
9 cho (19). Orugas en las raíces
Vive en las raíces de una eufor- 12 Chamaesphecia ram buri o■ de distintas plantas bajas (E).
bia. Sigue siendo bastante poco co­
nocida en nuestras latitudes (E). 21 Korschelteilus lupuiinus cr
3 Chamaesphecia aerifrons Vuela en la primavera al caer
J (dos formas) 13 Chamaesphecia m ysiniform is la noche. Su oruga ataca dis­
Le gustan los biotopos calien­ a tintas hortalizas (E).
tes (E). Un caso raro en nuestras lati­
tudes (E). 22 Korschelteilus fusconebulosus
5 Chamaesphecia nigrifrons 9 Es más común en la zona coli­
Una de las sesias que son me­ 14 Thyris fenestrella na (E).
nos conocidas. Este pequeño tirídido vuela de
día como una mosca (E). 23 Pharmacis carna
6 Chamaesphecia bibioniformis Es una especie alpina que vue­
( = monspeiiensis) 15 Gazoryctra ganna la de madrugada a pleno sol.
Sigue siendo poco conocida (E). Esta rara especie vuela en agos­ Su biología sigue siendo poco
to en las montañas por encima conocida.
7 Chamaesphecia euceraeformis de los 2000 m.
( = steiidiformis) 24 Pharmacis bertrandi cr
16 Hepialus hum uii Frecuenta la zona alpina. Esta
8 Chamaesphecia empiformis o • ” La f a n t a s m a es crepuscular. rara especie presenta un di­
Otra sesia de las euforbias, con­ Su oruga se cría en las raíces morfismo sexual acentuado: se
fundida durante mucho tiempo de distintas plantas bajas, so­ halla a veces la hembra inca­
con la siguiente (E). bre todo del lúpulo (E). paz de volar en madrigueras de
marm otas...
9 Chamaesphecia tenthredinifor- 18 P hym atopus hecta
mis 9 La h e p i a l u s c o b r i z a vive en 25 Pharmacis anselminae cr
Está bastante extendida (E). los bosques donde abunda el Es un caso raro, conocido sólo
helécho. Su oruga devora las del Valle de Aosta.
10 Chamaesphecia dum onti cr raíces de esta planta y de algu­
Sigue siendo un caso raro. nas otras. 26 Pharmacis pyrenaicus
JJ Es específica de los Pirineos. Su
oruga devora las raíces de dis­
tintas plantas bajas. La hembra
(27) es incapaz de volar (E).

www.FreeLibros.me
124I
L o s sé sid o s, lo s tiríd id o s y lo s hep iálid o s

www.FreeLibros.me 125
G uía

Fam ilia d e los a r d id o s

1 Thumatha senex 14 A tolm is rubricoliis 24 Eilema lutareUa


Depende de los musgos, liqúe­ Negra, con solo un collar y la Especie extendida, aunque bas­
nes y hepáticas en que se cría punta del abdomen rojos, es fá­ tante localizada. Oruga en los
su oruga (E). cil de reconocer (E). liqúenes (E).

2 Setina rostida 15 Miltochrista miniata f. virgínea 25 Eilema pygmaeola


Es claramente menor que la SE- Es una rara forma amarilla de 77 25: forma normal; 26: forma
t i n a i r r o r e l l a . Su oruga con- la M . miniata (E). pallifrons. Especie esencialmen­
sume distintos liqúenes de los te presente en la vertiente atlán­
troncos y rocas (E). 16 Cybosia mesomella f. flava tica (E).
Tiene las alas anteriores cremo­
3 Setina irrorella sas (E). 27 Eilema palliatella
• (diversas formas) ™ Abunda sobre todo en la mon­
3: forma normal; 4: forma fia- 17 Pelosia muscerda taña. La forma arideola (29)
vicans; 5: forma andereggi. La Vive en praderas húmedas o está bien contrastada (E).
s e t i n a i r r o r e l l a es esencial­ turbosas. Su oruga consume los
mente montana y puede abun­ liqúenes de los arbustos (E). 30 Eilema complana
dar localmente. Su oruga con­ Frecuenta los bosques claros y
sume liqúenes (E). 18 Pelosia obtusa los parques (E).
Es mucho más rara que la pre­
6 Setina aurita cedente. Como frecuenta las 31 Eilema pseudocomplana
'jÜ (diversas formas) regiones pantanosas, está cada Todavía poco conocida (E).
6: forma normal; 7: forma m o­ vez más amenazada por la de­
desta-, 8: forma imbuía-, 9: for­ secación de esos biotopos. 32 Eilema lurideola
ma ramosa; 10: forma pallens. La e i l e m a c o m ú n es una de las
La s e t i n a a u r i t a vuela en los 19 Eilema sororcula más comunes del género. Se la
Alpes entre 1500 y casi 3000 m. Frecuenta los bosques de cadu- halla en particular en los bos­
La forma nominal presenta las cifolios (E). ques caducifolios (E).
puntas separadas, pero, confor­
me aumenta la altitud, apare­ 20 Eilema cereola 33 Eilema deplana
cen formas radiadas (ramosa); Habita en los Alpes septentrio­ Ti Presenta un importante dimor­
después, el fondo tira a ocre nales. fismo sexual. El macho (34)
(pallens). La oruga vive en el es más pequeño y más claro,
liquen de las piedras. Esta es­ 21 Eilema gríseo la mientras que la hembra (33) es
pecie emite un claqueteo sono­ Está muy extendida, pero no más grande y anaranjada (E).
ro al huir. abunda siempre. Su oruga vive
en los liqúenes (E). 35 A paidia mesogona
11 Miltochrista miniata Es una pequeña especie gris que
La m i l t o c r i s t a m i n i a d a vive 22 Eilema caniola se halla a veces en la región me­
en bosques de caduci folios don­ Es sobre todo meridional. Su diterránea (E).
de su oruga devora liqúenes (E). oruga ataca a distintos liqúenes
(E). 36 A paidia rufeola
12 Paidia rica (= murina) Es la prima corsa de la anterior.
Vuela en agosto. Su oruga 23 Eilema unióla
come musgos, hepáticas y liqúe­ Especie rara, más abundante en 37 Eilema deplana f. tuteóla
nes (E). África del Norte (E). Form a amarilla de la Eilema
deplana que se halla en la par­
13 Nudaria mundana te norte de Francia (E).
Abunda en los lugares donde
hay cantidad de liqúenes (E).

126 www.FreeLibros.me
L os árctidos

www.FreeLibros.me 127
Fam ilia d e los árctidos

1 Lilhosia quadra En la forma rippertii (10: m a­ 20 Hyphoraia aulica


2Presenta un dimorfismo sexual cho; 11: hembra) el ala supe­ ” Vive en biotopos solanos de te­
acentuado. El macho (1) tiene rior es de un pardo oscuro uni­ rreno arenoso donde su oruga
las alas anteriores de un gris form e (únicam ente en los halla distintas plantas bajas que
pardusco uniforme, mientras Pirineos). La forma verneten- le convienen, sobre todo el
que las de la hembra (2) son sis (12: macho; 13: hembra) se diente de león y la aguileña. La
amarillas, cada una con dos sitúa sólo en los Pirineos orien­ forma testudinaria (21) se dife­
puntos negros. Esta especie fre­ tales; el macho tiene el fondo rencia de la forma típica (20)
cuenta los bosques mixtos, par­ de las alas pardo, la hembra por la extensión de las manchas
ques y huertos (E). blanco, y poco punteado. La claras de las alas anteriores. La
forma nominal, de Suecia, es especie H . dejeani es endémica
3 Spiris striata muy punteada, mientras que en de la Península Ibérica (E).
ü Igual que la anterior, la Spiris el sur de Inglaterra y las islas
striata presenta un dimorfismo anglo-normandas vuela una 22 Ocnogyna corsica
sexual acentuado, al que se aña­ forma radiada (bivittata) (E). Presenta un dimorfismo sexual
den formas particulares. Típi­ Presentes en la Península Ibé­ acentuado, el macho (22) es ala­
camente, el macho (3) tiene las rica todas las formas salvo la do, mientras que la hembra (23)
alas posteriores anaranjadas y candida. tiene sólo unos muñones inúti­
bordeadas de negro, siendo más les para volar. Es exclusiva de
claras las de la hembra (5). En 14 Coscinia bifasciata Córcega.
la forma meianoptera (4: ma­ Es una especie endémica de
cho; 6: hembra), las alas pos­ Córcega. 24 Ocnogyna parasita
teriores son negras en vez de bi­ “ Debe su nombre a la alta tasa
colores. La oruga come diversas 15 Utetheisa pulchella de parasitismo a que están so­
plantas bajas. Esta especie se Es una especie meridional que metidas sus orugas. El macho
halla localizada generalmente emigra a veces hacia el norte. (24) vuela a menudo sobre la
en biotopos calientes y tiende Su oruga se desarrolla en dis­ nieve por la tarde, mientras que
a escasear (E). tintas borragináceas (E). la hembra (25), incapaz de vo­
lar, aguarda una pareja cerca
7 Coscinia cribraria 16 Parasemia plantaginis de su sitio de eclosión.
j í Es una mariposa muy variable jij Prefiere los páramos y bosques
que ha producido numerosas claros. Su oruga consume dis­ 26 Ocnogyna zoraida hemigena
razas locales. La forma arena­ tintas plantas bajas, como el 22 Vive de los Pirineos hacia el sur.
ria (7) de lugares arenosos, pre­ llantén, la hierba cana y el dien­ Como todas sus congéneres, pre­
senta muchos puntos negros. te de león. El macho (16) tiene senta un importante dimorfismo
La forma candida (8), casi normalmente amarillo el fondo sexual: el macho (26) es alado,
blanca del todo, es especial de de las alas posteriores, pero es mientras que la hembra (27) no
las montañas. La forma inquí­ blanco en la forma hospita (18). puede volar. Como estas mari­
nala (9), cuyo punteado de las Las alas posteriores del macho posas son propias de la alta
alas anteriores es también muy suelen ser casi negras del todo m ontaña, es probable que el ap-
reducido, tiene la cabeza y las (forma matronalis [19]). La terismo observado en las hem­
alas posteriores amarillentas. Se hembra (17) tiene rojizo el fon­ bras las proteja contra las bo­
la halla en el oeste de Francia. do de las alas posteriores (E). rrascas fuertes (E).

www.FreeLibros.me
L os árctid o s

www.FreeLibros.me 129
Fam ilia d e ¡os árctidos

1 Eericailia matronula las alas posteriores está sustitui­ fáciles d e observar entre las plan­
La e s c a m a p a r d a está muy ex­ do por amarillo (lo que consti­ ta s b a ja s .
tendida en toda la Eurasia tem­ tuye el equivalente de la forma
plada, llegando hasta la región lutescens [pl. 9] de la euplagia 8 A relia tigrina (= fa se ¡ata)
del Amur en Siberia oriental. de cuatro puntos). Como en tan­ Es una especie mediterránea.
Sin embargo, su área de distri­ tos otros árctidos, los adultos no Las mariposas no vuelan hasta
bución occidental termina en empiezan a volar hasta muy en­ el final de la noche. Las orugas
Francia, donde es ya muy rara. tra d a la noche. La oruga devoran distintas plantas bajas
Las poblaciones existentes aquí come gran cantidad de plantas (E).
dan la impresión de enrarecerse bajas, retamas, frambueseros,
desde el siglo pasado. Aunque espinos, etc. Los largos pelos le 9 Eucharia festiva
la hem bra es dem asiado han valido el nombre de erizo. Antaño más extendida, escasea
pesada para volar de veras, el Vaga sobre los senderos justo hoy en día fuera del sur. La oru­
macho vuela de noche y a veces antes de pupar. Esta mariposa ga come numerosas plantas ba­
por la tarde. La oruga se desa­ presenta una librea muy llama­ jas: es muy vellosa. La maripo­
rrolla en distintas plantas bajas tiva que recuerda a los predado­ sa adulta vuela en mayo (E).
y arbustos: necesita a veces dos res lo tóxica que es. Además,
años para lograr su desarrollo cuando se la molesta, puede 10 Grammia quenseli
total. efectuar una sangría refleja (E). 77 Es una rara habitante de las al­
tas cumbres de los Alpes. El ma­
2 Cymbalophora púdica 6 Epicaliia villica cho (10) es más oscuro que la
Este hermoso árctido está exten­ La s e v i l l a n a está muy extendi­ hembra (11).
dido sobre todo en la región me­ da por Europa y la cuenca del
diterránea. Su oruga se desarro­ Mediterráneo. Como en la an­ 12 Holoarclia cervini
lla en distintas plantas bajas y terior, varían mucho la exten­ 77 Es aún más rara que la anterior:
gramíneas. La mariposa tiene sión y forma de sus manchas. La los ejemplares identificados se
dos generaciones anuales (E). forma occidental (brilannica) cuentan con los dedos de la
tiene el fondo de las alas supe­ mano. La hembra (13) es más
3 A relia caja riores amarillo crema. En la for­ clara que el macho ( ). 12
^ La g i t a n a está muy extendida, ma radíala, las manchas claras
de la llanura a unos 2000 m de de las alas anteriores se fusionan 14 Tyria jacobaeae
altitud en la montaña. La exten­ dando lugar a bandas. La oru­ La C IN A B R IO O G O T A D E S A N G R E
sión de su dibujo y sobre todo ga come gran variedad de plan­ presenta una librea roja y negro
de las manchas, es muy varia­ tas bajas (E). muy característica. Sus orugas,
ble (3: forma normal; 4: forma a veces muy abundantes en las
de manchas pequeñas; 5: forma 7 Arctia flavia hierbas canas, anilladas en na­
de manchas grandes). En la for­ Frecuenta la zona alpina donde ranja y negro, son igualmente
m a lutescens, el ro jo de se la ve rara vez en su estado fáciles de reconocer (E).
adulto. Las orugas son más

130 www.FreeLibros.me
www.FreeLibros.me
Fam ilia d e los árctidos

1 Diacrisia sannio última es más pequeña y casi no oruga come distintas plantas
■ La ESC A M A D E BO R D E E N SA N ­ existe en nuestras latitudes (E). bajas.
G R E N T A D O ofrece un dimorfis­
mo sexual muy marcado. El ma­ 8 Spilosoma luteum 15 Diaphora luctuosa
cho (1) tiene las alas posteriores J La e s p i l o s o m a a m a r i l l a vue­ Especie alpina muy local.
amarillo claro, mientras que la la en mayo y a veces en septiem­
hembra (2) las tiene rojizas, in­ bre. Se distingue fácilmente de 16 Epatolmis luctifera (= caesa-
vadidas de negro. Este árctido la S. lubricipeda por unas alas rea)
está extendido de la llanura a la crema en la hembra (9) y ama­ Se extiende de Europa meridio­
zona alpina. La oruga consume rillo ocre en el macho (8). Su nal al Japón. Los machos vue­
distintas plantas bajas (E). oruga come distintas plantas lan activamente por la tarde y
bajas como la ortiga, la acedera madrugan después de un des­
3 Rhyparioides metelkana y el llantén. El parecido de este canso nocturno. La oruga se
j Es un caso raro en Francia, don­ común árctido con el anterior desarrolla en diferentes plantas
de termina su difusión hacia el le permite escapar mejor de sus bajas (E).
oeste. La hembra (4) está un predadores: la S. lubricipeda
poco más marcada que el ma­ tiene un sabor muy desagrada­ 17 Phragmatobia fuliginosa
cho (3). La oruga se desarrolla ble para estos últimos (E). La e s c a m a c a r m e s ! vive desde
sobre el lirio amarillo. Como las la llanura hasta unos 3000 m de
regiones pantanosas figuran en­ 10 Spilosoma urticae altitud. Como muchas especies
tre las más alteradas, esta espe­ Prefiere los terrenos húmedos. de colores vivos, es tóxica para
cie, ya rara, está en peligro de Su oruga se desarrolla en distintas sus predadores. Se ve a menu­
desaparición. plantas de río o pantano, el lirio do su oruga, vellosa y muy rá­
amarillo, las mentas, la lisima- pida, en busca de un sitio don­
5 Rhyparia purpurata quia, la hierba piojera, etc. (E). de pupar (E).
7 Prefiere sitios soleados y pedre­
gosos a la vez. Ha desaparecido 11 Diaphora mendica 18 Chelis maculosa
de gran parte de su área septen­ p Presenta un dimorfismo sexual Tñ Presenta un dimorfismo sexual
trional, pero sigue abundando neto: el macho (11) es gris-par­ neto. El macho (18) es claro y
en la meridional, alpina. La oru­ do, la hembra (12) es blanca normalmente alado, mientras
ga devora gran número de plan­ con algunos puntos negros. Se que la hembra (19), más mar­
tas bajas, como la zarzamora y sabe, sin embargo, de machos cada de rosa vivo, tiene las alas
el llantén. 5: o-; 6: Q (E). semejantes a la hembra (forma algo reducidas. Esta última vue­
rustica). La oruga de esta ex­ la en las tardes (E).
1 Spilosoma lubricipeda tendida especie se alimenta de
La a r m i ñ o b l a n c o e s t á muy distintas plantas bajas (E). 20 Watsonarctia deserta
extendida en la región templa­ ój Igual que la anterior, la Wat­
da. Se la puede confundir con 13 Cycnia sórdida sonarctia deserta tiene en las
la Hyphantria cunea, pero esta jj Es poco común. Se la halla en hembras (21) colores más vivos
las regiones montañosas y su que en los machos (20).

www.FreeLibros.me
L os árctid o s

www.FreeLibros.me . , 3 3
Fam ilias d e los árctidos y los co sido s

1 Callimorpha dominula media (6) no presenta man­ cuyo abultado cuerpo recuerda
J Prefiere los bosques húmedos cha alguna en las cuatro alas en reposo un trozo de corteza.
y el borde de los caminos don­ (E). La oruga taladra los troncos de
de crece la ortiga menor. Esta distintos árboles, desde los sau­
especie, antes muy común, está I A m ata kruegeri albiónica ces a los manzanos: desprende
empezando a escasear. Los adul­ Es una subespecie localizada un fuerte olor a vinagre de ma­
tos vuelan de mayo a julio. Tími­ de la A m ata kruegeri, muy ex­ dera (ácido pyroiigneux) carac­
dos, escapan cuando uno se les tendida en la cuenca medite­ terístico. La crisálida sale de la
acerca. La forma típica tiene las rránea. galería natal haciendo contor­
alas posteriores rojas (1), pero siones (E).
hay también formas con las alas 8 Dysauxes ancilla
anaranjadas (rossica) (2) (E). Prefiere los bosques claros y se­ 13 Parahypopta caestrum
cos, sobre todo de la zona co­ Es vecina de la región medite­
3 Euplagia quadripunctaria lina. Activa de día, la atraen a rránea y vuela en julio. Su oru­
i La EU PL A G IA D E C U A T R O P U N ­ veces de noche las fuentes de ga ataca las raíces de los espá­
TO S es una mariposa espléndi­ luz. La oruga devora hojas rragos (E).
da que vuela espontáneamente marchitas (E).
durante el día. Sin ser decidi­ 14 l.amellocossus terebra
damente diurna, esta especie 9 Dysauxes fam ula Más pequeño y más oscuro que
liba en pleno día distintas flo­ Se distingue por sus grandes el Cossus cossus, el Lamello-
res, sobre todo el eupatorio. puntos blancos translúcidos de cossus terebra es esencialmen­
Los adultos aparecen al final las alas anteriores y una inva­ te alpino. Su oruga abre gale­
del verano, de julio a septiem­ sión amarilla en las posteriores. rías en los troncos de los álamos
bre. Aunque la forma típica (3) y chopos (E).
tiene las alas posteriores rojas, 10 Dysauxes punctata
el oeste de Francia y el sur de En algunas regiones meridiona­ 15 1‘hragmataecia castanea
Inglaterra albergan una forma les, sin embargo, esos puntos La M A R IP O S A D E L T A L A D R O D E
de alas posteriores amarillas (lu- tienden a desaparecer (forma l a s c a ñ a s tiene las alas cortas
lescens, 4). En algunas islas servula). Esta especie termófi- en proporción con su cuerpo,
griegas, como Rodas, se agol­ la prefiere los bosques de enci­ muy largo, sobre todo en la
pan a veces en los troncos y las nas claros y las garrigas. hembra. La oruga vive en el ta­
rocas decenas de miles de eupla- llo del carrizo (E).
gias de cuatro puntos (E). II Stygia australis
Pocas personas han observa­ 16 Dyspessa ulula
5 Am ata phegea do en la naturaleza esta espe­ Es un cosido meridional cuya
í Está muy extendida en Europa cie, que tiene el privilegio de ha­ oruga vive en los bulbos de dis­
meridional. Los adultos vuelan ber sido descrita por el insigne tintas liliáceas (E).
a pleno sol y liban las flores. Latreille. Se la encuentra sólo
Por su forma y adorno, esta es­ en las regiones mediterráneas 17 Zeuzera pyrina
pecie parece que imita la for­ (E). La M A R IP O S A D E L T A L A D R O
ma negra de la Zygaena ephial- A M A R IL L O D E L O S F R U T A L E S e s
tes. Aunque la forma nominal 12 Cossus cossus una especie bastante común,
(5) está tachonada de grandes La M A R IP O S A D E L T A L A D R O cuya oruga ataca los troncos de
manchas blancas, la forma iphi- r o j o e s u n g ru e s o le p id ó p te ro muchísimos árboles (E).

www.FreeLibros.me
L o s á rc tid o s y lo s cosidos

www.FreeLibros.me 1 1 3 5
Fam ilia d e los satúrnidos

1 Graellsia isabellae galtiaeglo- y el clima. La i s a b e l i n a está lc- los 15 cm de envergadura. Se


ria o• galmente protegida en Francia. la encuentra de marzo a junio,
La i s a b e l i n a es sin duda algu­ Sin embargo, es una especie lo­ según los lugares y el clima.
na la mariposa nocturna más calmente abundante, que pulu­ Aunque muy extendida, no lle­
hermosa de Europa occidental. la incluso a veces en las planta­ ga muy al norte de Europa.
Su tardío descubrimiento en ciones de pinos de España (E). Como todos los satúrnidos, las
Francia, en 1922, dio lugar a antenas de los machos están
controversias: hubo entomólo­ 2 Samia cynthia cr muy pectinadas, las de las hem­
gos que discutieron el endemis- Oriunda de China, es una de bras, muy poco. Ellas son de­
mo de las poblaciones france­ esas raras grandes mariposas cididamente más grandes que
sas. Posteriormente, se ha sa­ nocturnas que frecuentan toda­ los machos y tienen el abdomen
bido que esta especie, muy ex­ vía regularmente las grandes muy grueso. La oruga de esta
tendida en los bosques de pi­ aglomeraciones urbanas. Su especie vive en diversos árbo­
nos de los Alpes, llega también oruga se desarrolla en el ailanto, les frutales o madereros: cere­
bastante al norte del país. El planta que se da bien en el me­ zos, almendros, fresnos, ála­
macho se distingue de la hem­ nor terreno baldío o corral no mos, etc. De color verde vivo
bra por tener mucho más alar­ muy cuidado. Fuera de la ciu­ y con tubérculos dotados de
gadas las «colas» de las alas dad se da el caso de que esta ma­ cerdas negras. Pone los huevos
posteriores: y sus antenas están riposa es demasiado vulnerable en mayo-junio. Las orugas se
además bastante más pectina­ a los predadores, himenópteros alimentan hasta agosto. La pu-
das. La oruga vive en el pino o pájaros, para sobrevivir. El pación se efectúa en un gran ca­
de montaña o el pino negro, de macho es menor que la hembra, pullo pardo piriforme puesto en
preferencia en ejemplares vie­ siendo su abdomen mucho me­ la intersección de dos ramas.
jos. Verdeamarillenta, tachona­ nos abultado y más largo el pec­ Antes era posible hallar bastan­
da de puntos blancos, tiene una tinado de sus antenas (E). tes capullos debajo de la teste­
puntuación negra en cada seg­ ra de las paredes de las fincas
mento. Esta especie hiberna en 3 Saturnia pyri cr que tenían huertos.
su estadio de crisálida y los El g r a n p a v ó n n o c t u r n o es la La subespecie iivana conocida
adultos vuelan de marzo a ju­ mayor mariposa de noche euro­ en Córcega y Cerdeña es más os­
lio, según la latitud, la altitud pea; algunas hembras alcanzan cura que la forma nominal (E).

www.FreeLibros.me
L os sa lú rn id o s

www.FreeLibros.me
G uía
▼ _ _
Familias de los satúrnidos, los endrómidos y los lemónidos

1 Pavonia pavonia la planta nutricia. Los adultos forma de t o T ( = tau, letra grie­
2 (1: 9 . 2: o-) vuelan en la primavera siguiente ga) en los ocelos de sus cuatro
El P E Q U E Ñ O P A V Ó N N O C T U R N O (E). alas. El macho (fig. 5) es más
está muy extendido en la región pequeño y más anaranjado que
paleártica, dado que su área lle­ 3 Pavonia spini cy la hembra (fig. 4). La forma
ga desde Europa occidental has­ Tiene un área de distribución ferenigra (fig. 6) está muy in­
ta Siberia oriental (Amur). Se menos extensa que la de la an­ vadida de negro. La forma me-
la encuentra en los linderos de terior: de Europa central a Ru­ laina (fig. 7) es totalmente par­
los bosques y en los páramos sia meridional y Asia menor. La do negruzca.
y eriales de marzo a julio, se­ mariposa vuela de abril a mayo La oruga de la cuatrotes, ver­
gún la latitud y la altitud. Lle­ en los parques, baldíos y jardi­ de amarillenta con los flancos
ga a alcanzar en la montaña nes, donde su oruga ataca ár­ rayados oblicuamente de ama­
alrededor de 2000 m. Su difor- boles y plantas bajas como el rillo, se alimenta sobre todo de
mismo sexual es muy claro. sauce, el álamo, la zarza y el hojas de haya, pero acepta tam­
Además de sus antenas mucho olmo. El dimorfismo sexual de bién las de otros caducifolios,
más pectinadas, un abdomen esta especie es mucho menos como el abedul y el tilo (E).
más menudo y una menor en­ acusado que el de la P. pavo­
vergadura, el macho se distin­ nia-. las alas posteriores del ma­ 8 Endromis versicolora
gue por el color amarillo ana­ cho son similares a las de la ñ La E N D R O M IS D E LO S S A U C E S Y
ranjado de las alas posteriores hembra. La raya roja subapi- a b e d u l e s , única representante
(las de las hembras son grisá­ cal está menos extendida que la de la familia de los endrómidos,
ceas). En el sur de sus domi­ de la P. pavonia. vuela de marzo a mayo en los
nios, el pequeño pavón noctur­ bosques claros de abedules. El
no está representado por una 4 Aglia tau macho (Fig. 9), extremadamente
subespecie de más tam año, la j La c u a t r o t e s o h a c h a extien­ rápido, vuela de ordinario al
ligurica, cuyas orugas son di­ de su área desde Europa occi­ inicio del día, mientras que la
ferentes de la forma nominal. dental hasta el norte de Irán. hembra (fig. 8) es sobre todo
Esta especie se desarrolla en dis­ Frecuenta los bosques de cadu­ nocturna. La oruga se desarro­
tintos árboles, plantas bajas y cifolios desde el fin de marzo lla en distintos caducifolios, so­
arbustos, como el fresno, el en­ a comienzos de junio, alcanzan­ bre todo el abedul (E).
drino, la zarzamora, el brezo, do en la montaña hasta unos
el majuelo, etc. La oruga, que 1600 m de altitud. El macho 10 Lemonia dum i
puede alcanzar 60 mm de largo, tiene normalmente un vuelo 77 Es una especie otoñal que vue­
varía de color y aspecto a lo lar­ diurno (9 h a 15 h) y la hembra la de octubre a mediados de no­
go de su desarrollo. Al princi­ permanece en la broza durante viembre. El macho (fig. 11) es
pio es casi negra del todo, des­ el día aguardando a la noche diurno y la hembra (fig. 10 )
pués se vuelve verde oscura a para volar. En reposo, la cua­ vuela de noche. La oruga se ali­
amarillenta y está dotada de ve­ trotes deja colgar las alas en­ menta sobre todo del diente de
rrugas amarillas cercadas de ne­ cima del dorso, dando la im­ león (E).
gro y adornadas por cerdas cor­ presión de una hoja muerta,
tas. La pupación tiene lugar al tratando de burlar así a los pre­ 12 Lemonia laraxaci Cf
principio del otoño en un gran dadores. El nombre de esta es­ Es una especie sobre todo alpina
capullo piriforme, tejido sobre pecie procede de la mancha en que aparece de julio a octubre.

138 www.FreeLibros.me
L o s s a tú rn ld o s , lo s e n d ró m id o s y los lem ónidos

www.FreeLibros.me 1 139
G uia

Fam ilia d e los lim ántridos

1 Laelia coenosa pelos pardos a pardorrojizos. 10 Orgyia trigotephras


i La l e l i a d e l a s c i é n a g a s fre­ La hembra (fig. 7), incapaz de 77 Esta especie meridional vuela en
cuenta únicamente los sitios volar, pone los huevos en gru­ dos generaciones, en mayo y en
pantanosos donde su oruga se po sobre el casco del capullo. julio. Como todas las Orgyia,
cría en la platanaria, el carri­ Los adultos, eclosionados en la la hembra (fig. 11) es incapaz
zo y otras plantas de las orillas. primavera, nacen de orugas que de volar, mientras que el m a­
El macho (fig. 1) y la hembra han hibernado en sus primeras cho (fig. 10) está alado normal­
(fig. 2) son un poco diferentes. fases. La ninfosis tiene lugar en mente (E).
Esta especie está amenazada mayo (E).
por la desecación de sus bioto- 12 Orgyia corsica cr
pos (E). 8 Orgyia antiqua O tra especie endém ica de
ó La v i e j e c i t a es una especie co­ Córcega.
3 Orgyia aurolimbata o• m ún, extendida por Europa,
Esta bonita especie abunda es­ Asia templada y también Amé­ 13 Gynaephora selenilica
pecialmente en los Pirineos, rica del N orte. Frecuenta los 77 Vive sobre todo en el sureste del
donde su oruga se alimenta de bosques caduci folios o mixtos, continente europeo. Su oruga se
retamas (E). alcanzando en la montaña has­ desarrolla en distintas papiloná-
ta unos 2000 m de altitud, o sea ceas. El macho (fig. 13) se dis­
4 Orgyia antiquoides cr por encima del límite superior tingue bien de la hembra (fig.
Especie extendida en Europa del arbolado. El macho (fig. 8) 14).
central, desde Bélgica. La oru­ tiene un vuelo diurno rápido y
ga se desarrolla en distintas en zigzag, mientras que la hem­ 15 Dicaliotnera fascelina
plantas bajas, sobre todo bre­ bra (fig. 9), áptera, apenas se 77 Vive sobre todo en Europa cen-
zos y en arbustos. Como sus desplaza, dado que pone los tral y septentrional. La hem­
congéneres, la hembra de esta huevos en el capullo vacío. Se­ bra (fig. 16) es claramente más
especie carece de alas funcio­ gún la latitud y la altitud, esta gruesa que el macho (fig. 15)
nales. especie da una a tres generacio­ (E).
nes al año, de junio a octubre.
5 Orgyia rupeslris cr Hiberna en forma de huevo. La 17 Elkneria pudibunda
Pequeña especie endémica de oruga, gris, está dotada de ve­ 7ñ La p u d i b u n d a (17: cr, 19: 9 )
Córcega. rrugas rojas, de cuatro grue­ está muy extendida en los bos­
sos penachos dorsales de pelos ques caducifolios. La forma con-
6 Orgyia recens amarillentos y de tres grupos color(fig. 18, cr) no es rara (E).
j Está extendida en Europa. El de largos pelos negros plumo­
macho (fig. 6) vuela en la pri­ sos. Se cría en gran número 20 Caliiteara abietis
mavera y al final del verano en de árboles y de arbustos de Tí Frecuenta los bosques de coní-
dos generaciones (a veces hay hoja caduca. La crisalidación feras (20: cr, 21: 9 )-
una sola). Su oruga se alimen­ tiene lugar en un capullo teji­
ta de hojas de sauces, de ma­ do sobre un tronco o una pa­ 22 Penthophera morio
juelo, de roble y de alisos. Ne­ red. Los pelos de la oruga pue­ 77 Frecuenta los eriales secos: el
gra, con verrugas dotadas de den ocasionar erupciones de macho (fig. 22) es normalmen­
cerdas blancas, esta última pre­ granos en las personas de piel te alado, cosa que no ocurre en
senta además unos penachos de sensible (E). la hembra (fig. 23).

140 www.FreeLibros.me
www.FreeLibros.me 141
G uía

Fam ilia d e los lim ántridos

1 Euproctis chrysorrhoea 6Leucoma salicis cr bra (figs. 11 y 12). En ambos


j Es una especie común, exten­ Se extiende de Europa occiden­ sexos, las formas melánicas no
dida desde Europa al Asia tem­ tal al Extremo Oriente. Fue in­ son raras a nivel local. La for­
plada. Frecuenta los setos, troducida accidentalmente en 10
ma nigra (fig. ) es una tran ­
huertos y parques donde crecen América del Norte, donde a ve­ sición hacia la forma atra (fig.
distintos árboles y arbustos, ces es nociva. Esta mariposa 12), del todo negra. Los dos se­
como el endrino, el majuelo y frecuenta los parques, los bos­ xos son nocturnos (E).
el manzano. El macho (fig. 1) ques caducifolios y otros terre­
carece del mechón anal de la nos boscosos donde crecen sau­ 13 Lymantria atlántica
hem bra (fig. 3). A lg u ­ ces y álamos. Macho y hembra 77 Es una especie pequeña. 13: cr,
nas formas (Fig. 2, o-) presen­ son casi iguales, pero las an ­ 14: 9 (E).
tan puntos negros (punctigera). tenas bipectinadas del macho
En el extremo del abdomen tie­ constituyen un buen carácter de 15 Lymantria dispar
ne la hembra un grueso mechón identificación del sexo (E). La l a g a r t a debe su nombre al
anal pardo formado por pelos acentuado dimorfismo sexual de
urticantes que deja sobre la 7 Arctornis l-nigrum esta especie. El macho (fig. 15) es
puesta para protegerla. Las oru­ ó La l - n e g r a está bastante ex­ pequeño y oscuro (fig. 16, forma
gas viven en un nido colectivo, tendida en los bosques caduci­ obscura), mientras que la hem­
pero se dispersan para pupar folios de la zona paleártica. Los bra (17), gruesa y de abdomen
(E). dos sexos se parecen, el macho grande, es más clara. Esta espe­
(fig. 7) tiene más largo el pec­ cie se cría en una gran variedad
4 Euproctis similis tinado de las antenas que la de árboles caducifolios, inclui­
La M A R IP O S A D E C O L A D O R A D A 8
hembra (fig. ) y esta última tie­ dos árboles frutales, pudiendo
es bastante frecuente en la par­ ne el abdomen más grueso. La ser localmente nociva. El macho
te templada de Europa, donde oruga de esta especie se alimen­ vuela activamente durante el día,
vive en los setos, matorrales y ta de la hoja de numerosos ca­ mientras que la hembra apenas
bosques. La hembra (fig. 5) ducos, como el abedul, el haya se separa de su capullo, porque,
presenta una borla anal parda; y el álam o (E). pese a su gran envergadura, es
el macho (fig. 4) tiene un pun­ prácticamente incapaz de volar.
to negro en el borde interno 9 Lymantria monacha La lagarta fue introducida por
del ala anterior. Esta especie “ La m o n j a está presente en descuido en América del Norte,
se desarrolla en los mismos ar­ toda la Europa y Asia templa­ donde ha proliferado con enor­
bustos que la anterior, pero das, donde frecuenta los bos­ me rapidez. La hembra pone los
sus orugas no son gregarias y ques caducifolios y de conife­ huevos en grandes placas que cu­
sus cerdas son poco urticantes ras. El macho (figs. 9 y 10) es bre con pelos desprendidos de su
(E). claramente menor que la hem­ abdomen para protegerlos. Esta
especie ha desaparecido de Gran
Bretaña (E).

142 1 www.FreeLibros.me
L o s lim án trid o s

www.FreeLibros.me
Familias de los limántridos, óxidos y drepánidos

1 Ocneria rúbea 9 Tethea ocularis octogesimea 17 Poiypioca ridens


i Especie sobre lodo meridional íñ Está muy extendida en Europa. Es también una especie prima­
que vuela al empezar el vera­ Aparece en los lugares bosco­ veral, cuya oruga vive en el abe­
no. Su oruga se desarrolla en sos donde su oruga come la dul (E).
distintos árboles y arbustos, hoja de los álamos temblones
como el roble, el madroño y el y los chopos. Los individuos 18 Asphaiia ruficoliis
pistachero. 1: o-, 2: 9 (E). 10
melánicos ( ) no son cosa rara Vuela en primavera entre los ca-
(E). ducifolios; es sobre todo una es­
3 Ocneria detrito pecie de Europa central.
í Mucho menos común que la 11 Tethea or
anterior, esta especie de limán- “ La T. or merece el nombre, 19 Cilix glaucata
trido se desarrolla en los robles porque las manchas blancas de jT La c í l i x D E l e t r a s c h i n a s re­
y sauces. 3: o-, 4: 9 . las alas anteriores recuerdan a cuerda una deyección de pája­
ese metal. La forma albigensis ro cuando está posada de día
5 A xia margarita (12) no es muy rara (E). en una ram ita. Esta especie,
Es una habitante de las garri- muy extendida en Europa, fre­
gas meridionales que vuela en 13 Tetheella fluctuosa cuenta los setos y jardines. La
la primavera y al fin del vera­ Está bastante extendida en la 20
forma ( ) es común, mientras
no, en dos generaciones. Su Europa septentrional y monta­ 21
que la ( ) corresponde a la ge­
oruga, bastante rechoncha y na. Su oruga se desarrolla en neración estival aerugitana. Pri­
casi glabra, se cría en ciertas el abedul. La mariposa frecuen­ mavera y verano (E).
euforbias. Se entierra para pu- ta los bosques claros de junio
par en un capullo hecho a base a agosto. 22 Falcaría lacertinaria
de tierra (E). y La D R E P A N A U L A N Q U IG U A L D A
14 Ochropacha dupiaris vuela en primavera y después en
6 A xia napoieona Está ampliamente extendida en verano en los bosques de abe­
Es una especie endémica de Eurasia templada. Le gustan los dules. La forma primaveral es
Córcega, donde su oruga se de­ bosques húmedos, los calveros 22
más oscura ( ) que la estival
sarrolla en las euforbias. Como y los bosquecillos. Su oruga se (23) (E).
la especie anterior, es una de las desarrolla en los abedules, ála­
pocas representantes conocidas mos y alisos (E). 24 IVatsonalla binaria
de la familia de los áxidos. La d r e p a n a b i n a r i a vive en el
15 Cymatophorima diluía roble; vuela a veces durante el
7 Thyatira batís Está extendida por casi toda día. Primavera y, después, ve­
La C A PU L L1TO S D E C E R E Z O es Europa, y su oruga se desarro­ rano (E).
una graciosa especie de los dre­ lla en las encinas, abedules y
pánidos extendida en las regio­ álamos (E). 25 IVatsonalla cuitraria
nes templadas de Eurasia. Su De dibujo más contrastado que
oruga se cría en las zarzas y el 16 Achiya flavicornis la W. binaria, se desarrolla en
frambueso (E). Es una especie sobre todo sep­ el haya. Primavera y, después,
tentrional que llega por el este verano (E).
8 Habrosyne pyritoides hasta Siberia oriental. La m a­
La H A B R O SIN E C O L E T O D E A N T E , riposa vuela al romper la pri­ 26 IVatsonalla uncinula Q
de dibujo muy delicado, fre­ mavera en los bosques de abe­ Es más violácea que su prima
cuenta las regiones boscosas dules (E). del norte, la IV. binaria (E).
donde su oruga se desarrolla so­
bre todo en las zarzas (E).

www.FreeLibros.me
L o s lim á n trid o s , los á x id o s y los d rep á n id o s

www.FreeLibros.me 145
G uía

Familias de los drepánidos, heterogínidos,


limacódidos, brahmaéidos y lasiocámpidos

1 Watsonalla uncinuia o• 7 Apoda limacodes 16 PoecUocampa alpina


2Versión meridional de la W. bi­ ^ La á p o d a d e l a s h a y a s le debe Tj Esta especie, cercana a la ante­
naria, esta especie abunda en­ el nombre a su aplanada oruga. rior, vuela en la zona monta­
tre las encinas (2: forma violá­ El macho (7) presenta formas os­ na. El macho (16) es más pe­
cea) (E). curas, bulo (8): se diferencia to­ queño que la hembra (17).
talmente de la hembra (9), más
3 Drepana curvatuia grande y clara. Vuela en verano 18 Trichiura crataegi
Especie del bosque caducifolio en los bosques caducos (E). 7ñ Está extendida casi por toda
que vuela en primavera, des­ Europa. Le gustan los bosques
pués en verano. La oruga vive 10 Hoyosia codeti o • y setos de la llanura a la mon­
en el aliso, el abedul y el roble Esta especie presenta un dimor­ taña media. Su oruga se desa­
(E). fismo sexual análogo al de la rrolla en numerosos árboles y
anterior. Vuela en la región me­ arbustos, sobre todo el majue­
4 Drepana faleatoria diterránea (E). lo. 18: o-, 19: 9 (E).
La d r e p a n a f a l c a d a e s t á muy
extendida en Europa. La oru­ 11 Heterogénea asella 20 Trichiura crataegi ariae cr
2
ga se desarrolla en el abedul. j La b o r r i q u i t a acusa un di- Esta subespecie de la T. crataegi
Primavera, después verano " morfismo sexual neto, como la es más grande y más oscura.
(E). mayoría de los limacódidos (11: Vive en los Alpes.
cr, 12: 9 ) . Vuela en verano
5 Sabra harpugula cerca de los caducifolios. 21 Trichiura crataegi ariae 9
Está extendida de Europa a Se distingue del macho por el
Extremo Oriente. Vuela en pri­ 13 Aconthobrahmaea europaea o■ tamaño y por un dibujo más
mavera, después en verano. Su Está confinada a Calabria, don­ borrosos.
oruga ataca al aliso, al abedul, de vuela en marzo-abril. La
al roble y al tilo (E). oruga de esta notable especie 22 Trichiura castiliana
acepta el fresno y la alheña en í j Se ha hallado en España, sur
6 Heterogynis penella o■ cautividad. de Francia y Marruecos. El ma­
Es una de las raras especies cho (22) es más pequeño y con­
de la familia de los heterogí­ 14 PoecUocampa populi trastado que la hembra (23).
nidos. La mariposa es negruz­ Está extendida en gran parte de Esta mariposa vuela en octubre-
ca con alas translúcidas en el Europa. Le gustan los bosques, noviembre en las garrigas de
macho, careciendo la hembra setos y linderos de bosque. Se encinas. La T. crataegi es me­
totalmente de alas. La espe­ trata de una especie tardía en la nos meridional y la banda me­
cie meridional frecuenta los ce­ estación, que se activa en el cre­ dia de las alas anteriores es más
rros de los eriales, donde su púsculo, de septiembre a diciem­ sinuosa que la de la T. castilia­
oruga se desarrolla en las reta­ bre. El macho (14) es más pe­ na (E).
mas (E). queño que la hembra (15) (E).

146 www.FreeLibros.me
L o s d re p á n id o s, los h e te ro g ín id o s, los lim acó d id o s...

www.FreeLibros.me 147
G uía

Familia de los lasiocámpidos

1 Eriogaster laneslris vuela de abril a junio entre 1900 15 Malacosoma franconica


2Se extiende de Europa a la re­ y 2500 m. Su oruga vive en bol­ 77 Está muy extendida en Europa,
gión del Amur en Siberia orien­ sas de seda en los sauces, ali­ en islotes dispersos. La maripo­
tal. Frecuenta los bosques de sos de montaña, serbales y abe­ sa vuela en julio-agosto, sobre
caducifolios y los huertos donde 89
dules enanos (7: cr, : ). todo en los baldíos y dunas de
su oruga vive en sociedad en dis­ la costa donde halla la oruga
tintos árboles y arbustos, como 9 Malacosoma neustria sus plantas bajas nutricias (15:
el endrino, el majuelo y el cere­ 77 La f a l s a l a g a r t a o mariposa 9
o-, 16: ) (E).
zo. El capullo contiene una cri­ de la oruga de librea está distri­
sálida que hiberna a menudo va­ buida en toda la región paleár- 17 Malacosoma alpicola
rios años antes de eclosionar. La tica. Se instala en los bosques jó Frecuenta esencialmente la alta
mariposa vuela de marzo a y huertos, subiendo en altitud montaña de Europa y de Asia
mayo; excepcionalmente en oto­ hasta los 1600 m. Su oruga vive central. Aunque localizada,
1 29
ño ( : o-, : ) (E). en sociedad bajo una tienda de abunda a veces en la zona de
seda en caducifolios de bosque, los rododendros entre 1600 y
3 Eriogaster catax y también en los huertos, don­ más de 2500 m de altitud. Su
7 Está muy extendida en Euro­ de puede causar estragos. La oruga se desarrolla en los sau­
pa. La mariposa frecuenta los 11
hembra ( ) pone los huevos en ces, las alquimillas y otras plan­
bosques caducifolios donde su espiral en torno a una ramita, tas bajas. La mariposa vuela en
oruga ataca al endrino, al abe­ por eso la han llamado b ó m b i x julio-agosto (17: o■, 18: 9 )(E ).
dul, al roble y a muchos otros d e l a n i l l o . Esta especie es
arbustos. El otoño y, a veces, muy variable, no siendo raras 19 Lasiocampa trifolii o•
la primavera, constituyen el pe­ las formas pardo ferruginosas Está muy extendida en Europa.
ríodo de vuelo de esta especie pyri (10: o■). El macho (9) es La mariposa frecuenta nume­
(3: ct, 4: 9 ) (E). más pequeño que la hembra rosos biotopos poco boscosos,
(11) (E). donde su oruga ataca distintas
5 Eriogaster rimicola plantas bajas como el trébol y
jj Es una especie bastante rara, 12 Malacosoma castrensis la retama. El macho vuela ac­
conocida en gran parte de j j Está muy extendida en la región tivamente durante el día en bus­
Europa. La mariposa vuela del paleártica. Frecuenta los sitios ca de las hembras, ocultas en
fin de agosto a noviembre. Fre­ soleados donde su oruga ataca sus fundas. La hembra es más
cuenta los bosques de robles, diferentes plantas bajas. El ma­ grande y presenta un dibujo
donde se cría su oruga (5: o-, 12
cho ( ) es claramente menor más difuminado (E).
6 : 9 ) (E). que la hembra (13), no siendo
raras las formas oscuras (14: 20 Lasiocampa trifolii cocles ct
7 Eriogaster arbusculae 9 ) . La mariposa vuela de ju ­ Esta subespecie meridional de
ó Vive en las regiones montaño­ lio a septiembre (E). la L. trifolii vuela en junio-sep­
sas de Europa. La mariposa tiembre en las garrigas (E).

148 www.FreeLibros.me
L o s lasiocám pidos

www.FreeLibros.me 149
G uía

Fam ilia d e los lasiocám pido s

1 Lasiocampa trifolii 9 de su oruga se desarrolla en dis­ de distribución. La hembra (9),


La hembra de esta especie se dis­ tintos árboles frutales o de ma­ un tercio mayor que el macho ( ) 8
tingue fácilmente del macho por dera. El macho vuela durante el es también de un color más vio­
su mayor envergadura y por un día, buscando activamente las láceo que el de él. La oruga es
abdomen sensiblemente más vo­ hembras, escondidas en sus fun­ negra, cubierta de espesos pelos
luminoso (E). das. La gran variabilidad de esta urticantes pardos. Devora dis­
especie parece relacionarse so­ tintas plantas bajas y arbustos,
2 Lasiocampa quercus bre todo con las condiciones de como brezos, zarzas, la aspéru-
j El BÓ M BIX DE L A E N C IN A CS U n a su entorno. Se ha comprobado la olorosa y los arándanos (E).
especie muy variable que ha sido también que las poblaciones que
dividida por los especialistas en viven en comarcas secas y cáli­ 10 Gastropacha quercifolia cr
numerosas subespecies y formas das presentan una banda más El B Ó M BIX H O JA D E E N C IN A está
de estatuto a veces dudoso. Esta ancha en las alas anteriores que muy extendido de Europa a Chi­
especie está muy extendida des­ las que viven en terreno húme­ na y Japón. Vive en las zonas
de Europa occidental a los mon­ do. La hembra, mucho más con huertos y bosques caducos
tes Altai en el este. La subespe- grande y muchísimo más clara, donde abunda la encina. Esta es­
cie nominal, de Suecia (2: o-) se espera a ser fecundada para em­ pecie tiene dos generaciones
extiende hacia el sur de Europa, prender el vuelo al caer la no­ anuales en el sur de su área; y
subdividiéndola en «razas» lo­ che (E). una sola en Europa septentrio­
cales: catalaaniea (3: cr),robo- nal. Su período de vuelo se es­
ris{4: o-) ,guillemolii(5: o-). La 8
Macrothylacia rubi calona, según las regiones, de
subespecie cailunae (7: cr), des­ Está muy extendida desde Euro­ mayo a agosto. Esta mariposa
crita en Escocia y propia de los pa occidental al Asia central. debe su nombre a su posición de
páramos oceánicos con brezales, Frecuenta los biotopos ricos en reposo: pliega las alas de tal
vuela en el noroeste de Europa. plantas bajas, eriales, prados, modo que parece unas hojas
6
La subespecie alpina ( : cr), des­ linderos. El macho vuela duran­ muertas. La oruga, gris pardus­
crita en Suiza, vuela en los pra­ te el día buscando a las hembras. ca, presenta en los flancos tubér­
dos alpinos hacia los 2000 m de Como la mayoría de los lasio­ culos carnosos cubiertos de pe­
altitud: necesita casi siempre dos cámpidos, su vuelo en zigzag lo los pardos. Ataca distintos ár­
años para alcanzar su desarro­ hace difícil de observar. Esta es­ boles de hoja, robles y también
llo completo. La subespecie no­ pecie, que aparece de mayo a ju­ arbustos de setos y huertos: en­
minal y sus formas vuelan de fin lio, alcanza en la montaña los drinos, majuelos, sauces y man­
de mayo a septiembre en una 1500 m de altitud. A diferencia zanos. Al fin de su desarrollo,
sola generación anual. La m a­ de la Lasiocampa quercus, la esta especie pupa en un capullo
riposa es bastante común en las Macrothylacia rubi es poco va­ grisáceo, tejido entre las ramas
regiones boscosas y eriales, don­ riable en el conjunto de su área (E).

150
www.FreeLibros.me
L o s lasio cám p id o s

www.FreeLibros.me
Fam ilia d e los lasiocám pidos

1 Lasiocampa quercus cr Vuela de abril a junio en los 10 Phyliodesma kermesifolia


Véase plancha anterior. He aquí bosques donde crecen sus plan­ Vive sólo en España y sur de
la hembra de la forma nominal tas nutricias: arándanos, sauces, Francia. Frecuenta los alcorno­
(E). abedules y álamos. La subespe­ cales. La forma baraudi, repre­
cie dubordieui ocupa el área sentada aquí, es de un tono par-
2 Psilogaster loti meridional de esta mariposa. La dirrojo oscuro. La mariposa
7 Sólo se conoce en la Península hembra es más grande que el vuela en abril, después en ve­
Ibérica y sur de Francia. Fre­ macho (E). rano (E).
cuenta las garrigas y los bosques
secos donde medra su planta 7 Phyliodesma suberifolia 11 Odonestis pruni cr
nutricia, la Cistus salviaefolius. ó Sólo se conoce en la región Está bastante extendida en
Los adultos vuelan de marzo a atlantomediterránea. Vive en Europa. La mariposa vuela en
octubre. El macho (2) es mu­ las garrigas boscosas rocosas verano. Su oruga se desarrolla
cho más pequeño que la hem­ con alcornoques y encinas. en distintos árboles, entre ellos,
bra (3), que tiene el abdomen Vuela de febrero a octubre por los ciruelos. En el sur de su
muy abultado (E). lo menos en dos generaciones. área, tiene dos generaciones. La
La oruga se desarrolla en estos hembra es más grande que el
4 Lasiocampa quercus alpina 9 dos árboles. Esta especie tiene macho (E).
Las características de esta sub­ un color muy variable: se co­
especie se han expuesto en la lá­ nocen formas verdosas (vires- 12 Euthrix poiatoria
mina anterior. cens, 7) y rojizas (rubra, 8). La 77 La b e b e d o r a es conocida en
hembra, más grande que el ma­ casi toda Europa. Frecuenta las
5 Gastropacha populifolia o■ cho, tiene las alas anteriores praderas húmedas y los pára­
Se extiende de Europa a China más festoneadas (E). mos con brezos. Su velluda oru­
y Japón, pero es menos fre­ ga se nutre de gramíneas. No
cuente que el b ó m b i x h o j a d e 9 Phyliodesma tremulifolia es raro verla beber gotas de
e n c i n a . Vive en los medios hú­ Se extiende desde Europa has­ agua sobre las hojas. La mari­
medos en que crecen sus árbo­ ta el Cáucaso y el Taurus (Tur­ posa vuela de junio a agosto
les nutricios, álamos, sauces y quía). Especie poco frecuente, (12: cr, 13: 9 ) (E).
fresnos, sin rebasar en la mon­ se localiza en algunos bosques,
taña los 1000 m de altitud. La hasta 1400 m de altitud. La oru­ 14 Cosmotriche lobulina ( = lu-
mariposa vuela de junio a sep­ ga se desarrolla en árboles 77 nigera)
tiembre de una a dos generacio­ como el roble, el álamo y el Muy extendida en la zona pa-
nes. La hembra es similar al abedul, así como en el escara­ leártica, frecuenta sobre todo los
macho, pero más clara, siendo mujo y el arándano. La mari­ bosques de coniferas de monta­
además su envergadura más im­ posa vuela de abril a junio en ña. La forma lobulina es negra
portante (E). una sola generación (E). del todo; la forma lunigera, de
dibujos contrastados, es con
6 Phyliodesma ilicifolia mucho la más común. Vuela de
Se extiende de Europa a Japón. mayo a agosto (14: 9 ,1 5 : cr).

www.FreeLibros.me
L o s lasio cám p id o s

www.FreeLibros.me
G uía

Fam ilias d e los lasio cám p ido s y n o to d ó n tid o s

1 Dendrolimus piiti cr em bargo, extiende su área des­ álam o y el olm o. La m ariposa


La H O JA M U E R T A D E L P IN O Se de el su r de Suecia a E spaña y aparece en m ayo-junio, así
extiende de E uropa al Asia cen­ Rum ania. Su oruga se d esarro­ com o en el verano en la parte
tral. Frecuenta los bosques y lla en los pinos. La m ariposa m eridional de su área (E).
plantaciones de pinos y piceas, aparece al final de la primave­
en las que llega a causar estra­ ra, y después al inicio del o to ­ 11 Phalera bucephaloides
gos. La m ariposa vuela de ju ­ ño (4: o-, 5: <?) (E). Es m ás m eridional que la b u ­
nio a septiem bre. E sta especie, céfa lo . Se la encuentra de
muy variable, h a recibido gran 6 Thaumetopoea pityocampa m ayo a agosto en los bosques
núm ero de nom bres d e form as j La p r o c e s i o n a r i a d e l p i n o claros y en las garrigas bosco­
y subespecies. La subespecie no­ está m uy extendida en E uropa sas. Su oruga vive en los robles
m inal, representada aquí, está y en Á frica del N orte. Las oru­ y el m adroño (Arbustus unedo)
extendida en E uropa septentrio­ gas atacan los pinos, sobre todo (E).
nal. La hem bra es m ás grande en las plantaciones, donde cau­
que el m acho y tiene menos san serios estragos. Llevan a 12 Cerura vinuia
contraste que éste (E). cabo su desarrollo en una gran La h a r p í a está extendida en
bolsa común de seda, del o toño casi toda la región paleártica.
2 Pachypasa limosa o■ a la prim avera. Salen de noche Frecuenta las localidades h ú ­
Es propia de la Península Ibé­ en «procesión» p ara devorar las m edas. La m ariposa vuela de
rica, sur de Francia y África del agujas del pino. La m ariposa abril a agosto, según las regio­
N orte. Frecuenta las garrigas vuela d e m ayo a agosto (6: o -, nes (E).
cubiertas hasta unos 1000 m de 7: 9 ) (E).
altitud. Su oruga se cría en los 13 Cerura erminea
enebros y cipreses. La m aripo­ 8 Thaumetopoea processionea Frecuenta los lugares boscosos
sa vuela en junio-julio. La hem­ ñ La p r o c e s i o n a r i a d e i . r o b l e bastante húm edos. L a m aripo­
bra es más grande que el m a­ extiende sus dom inios de E uro­ sa vuela de abril a ju lio (E).
cho y carece de bandas laterales pa occidental a T urquía. La
pardorrojizas sobre el abdom en oruga se desarrolla en los ro ­ 14 Furcula bifida
(E). bles en una tela sedosa tejida Es bastante com ún en los bos­
sobre los troncos. L a m ariposa ques húm edos. La m ariposa
3 Dendrolimus pini corsaria cr aparece al final del verano (8: vuela de abril a septiem bre (E).
Se distingue d e la form a nom i­ cr, 9: 9 ) (E).
nal por su color gris oscuro y 15 Furcula bicuspis
su m ayor envergadura. Exclu­ 10 Phalera bucephala Prefiere los bosques y los m a­
siva de Córcega. L a BU C É F A L O O P Á JA R O L U N A Se torrales h asta 2300 m de alti­
extiende d e E uropa occidental tu d en la m o n tañ a, d e abril a
4 Thaumelopoea pinivora al A sia oriental. A fecta a los agosto (E).
t Está mucho más localizada que bosques de caduci folios y las re­
las otras dos procesionarias giones agrícolas boscosas. La 16 Furcula furcula
com unes (la p r o c e s i o n a r i a oru g a se desarrolla en el tilo, Aparece en lugares cubiertos de
d e l p i n o y l a d e l r o b l e ) . Sin el roble, el abedul, el haya, el arbolado (E).

154 www.FreeLibros.me
L o s lasio c á m p id o s y lo s n o to d ó n tid o s

www.FreeLibros.me
I155
G uía

Fam ilia d e los n o to d ó n tid o s

1 Neoharpyia verbasci extiende desde E uropa hasta la 12 Drymonia velitaris


Es una m arip o sa m erid io ­ región del A m ur. E sta m aripo­ Está bastante localizada en
nal que frecuenta las garrigas sa vuela d e m ayo a septiem ­ Europa. Busca las regiones bos­
boscosas de suelo calcáreo. bre, de ordinario en dos gene­ cosas, donde su oru g a ataca la
Esta bonita especie vuela en pri­ raciones. Le g ustan los lugares hoja del roble, el haya y los ála­
mavera y después en verano boscosos y cubiertos de m ale­ m os. La m ariposa vuela en una
(E). za h asta 2400 m de altitu d . Su única generación de m ayo a ju ­
oruga se desarrolla en los sau­ lio (E).
2 Stauropus fagi ces, el abedul, el aliso y el ro ­
El g u e r r e r o d e l h a y a extien­ ble (E). 13 Tritophia tritophus
de su área de E uropa al Japón Se distribuye desde E uropa has­
en el este. Frecuenta los bos­ 7 Notodonta torva ta A rm enia. Frecuenta las zo­
ques caducifolios donde llega a Se extiende de E uropa al Japón. nas boscosas o los plantíos de
abundar localmente, aunque en Frecuenta las regiones bosco­ chopos. Su oru g a vive en éstos
nuestras latitudes sólo se ven sas donde su oru g a se cría en y en los sauces y abedules. La
ejemplares aislados. La m aripo­ el abedul y el chopo. Las m ari­ m ariposa vuela de m ayo a sep­
sa vuela en verano y se posa en posas vuelan d e m ayo a sep­ tiem bre (E).
su entorno a l m odo de las ho­ tiembre.
jas m uertas d e la fam ilia de los 14 Tritophia tritophus terioiensis
lasiocám pidos (E). 8 Drymonia dodonaea Es la subespecie que puebla la
Vive en E uropa en los bosques pa rte su r de los Alpes.
3 Dicranura ulmi caducifolios. Vuela d e abril a
Es u n auténtico notodóntido, ju lio (E). 15 Harpyia milhauseri
aunque su aspecto externo re­ Se extiende por gran pa rte de
cuerda a un noctuido. La o ru ­ 9 Drymonia ruficornis E uropa. Le g ustan los bosques
ga se desarrolla sobre el olmo Está extendida en E uropa, Áfri­ de robles, donde halla su alimen­
en regiones boscosas. La m ari­ ca del N orte y A sia M enor. Vive to la oruga. La m ariposa vuela
posa se encuentra de E uropa al en los bosques de robles, don­ d e abril a agosto, norm alm ente
Asia central: vuela de m arzo a de la m ariposa vuela de m arzo en dos generaciones. Considera­
m ayo en una sola generación a ju n io . L a subespecie grísea da antaño com o muy rara, sabe­
(E). aparece en E uropa m eridional; m os hoy en día que no lo es (E).
es gris, casi unicolor (E).
4 Peridea anceps 16 Pheosia gnoma
Frecuenta los bosques de cadu­ 10 Drymonia quem a Reside desde E uropa hasta C hi­
cifolios, donde su oruga se de­ Vive en E uropa en los bosques na. Le gustan los bosques y sus
sarrolla sobre todo en el roble. caducifolios, donde su oruga se linderos, donde la oruga se cría
La m ariposa vuela d e abril a cría e n los robles. L a m ariposa en abedules, álam os, alisos y
julio (E). vuela d e m arzo a agosto, según sauces. Vuela de abril a sep­
su localización (E). tiem bre (E).
5 Spatalia argentina
Es una especie m eridional que 11 Drymonia oblitérala 17 Pheosia trémula
vuela en prim avera, después en Prefiere las regiones boscosas L a JO R O B A D A D E LO S C H O P O S O
verano, en los bosques d e ro ­ donde su o ruga se desarrolla en f b o n a d e l o s c h o p o s , extendi­

bles (E). los robles, el haya y el abedul. da desde E uropa hasta la región
La m ariposa vuela en junio- del A m ur, se desarrolla en los
6 Notodonta dromedarius julio, después en agosto-sep­ álam os y sauces. A bril a sep­
L a N O T O D O N T A JO R O B A D A Se tiem bre. tiem bre (E).

www.FreeLibros.me
156í
www.FreeLibros.me
G uía

Fam ilia d e los n o todó n tidos

1 Ptilophora plumigera de E uropa al Japón, donde rara Los individuos de la segunda


Se extiende desde E uropa has­ vez abunda. Su oruga se desa­ generación presentan a m enu­
ta Japón. Le gustan los sitios rrolla en el abedul. d o tintes m ás claros que los de
boscosos donde su oruga se cría la prim era (E).
en distintos caducifolios, como 6 Notodonta ziczac
el arce m enor, el sauce y el abe­ Se extiende desde E uropa has­ 11 Clostera anachoreta
dul. La m ariposa vuela de oc­ ta Asia central. Frecuenta los Se extiende desde E uropa has­
tubre a noviembre (E). setos donde predom inan ála­ ta C hina y Ja p ó n . Vive en re­
mos y sauces, pero vive también giones boscosas, donde su o ru ­
2 Pterostoma palpina en los robles y abedules. La ga se desarrolla en sauces y
L a JO R O B A D A D E P A L P O S L A R ­ m ariposa vuela en prim avera y álam os. La m ariposa vuela en
GO S vive desde E uropa hasta el en verano en dos generaciones prim avera y al fin del verano,
Asia central, en bosques cadu­ (E). en dos generaciones (E).
cifolios donde se dan los ála­
mos y sauces en los que se cría 7 Odontosia carmelita 12 Clostera anastomosis
su oruga. La mariposa vuela en Se deja ver en la E uropa no me­ Vive en E uropa y alcanza el
la prim avera, y en el verano, ridional en bosques de caduci­ Asia oriental. Es una especie de
en dos generaciones (E). folios, de abril a ju n io . La o ru­ bosques de llanura que se cría
ga se cría en el abedul y el olmo en los álam os y sauces. La m a­
3 Ptilodon capucina (E). riposa vuela en prim avera y al
Se extiende a gran parte de final del verano (E).
la región paleártica tem plada. 8 Odontosia siervesii o■
Vuela de abril a septiem bre en E s una especie d e los bosques 13 Clostera pigra
los bosques caducifolios hasta de abedules del norte y este de E stá extendida desde E uropa al
los 2000 m de altitud en la m on­ E uropa. Asia oriental y vive tam bién en
taña. La oruga come la hoja del M arruecos. Frecuenta los bio­
olmo, el haya, los robles y otros 9 Oluphisia crenata topos bastante húm edos don­
muchos árboles. La form a os­ E stá extendida en E uropa. Fre­ de se dan los sauces y alisos
cura se h a denom inado giraffi- cuenta los bosques y linderos, que alimentan a sus orugas. Al­
na (E). donde su oruga se desarrolla en canza por lo m enos 2000 m de
los álam os y sauces. La m ari­ altitud. La m ariposa vuela en
4 Plilodonlella cucullina posa vuela en dos generaciones prim avera y al fin del verano
Se extiende desde E uropa al (E). (E).
Asia tem plada. Esta m ariposa
prefiere terrenos boscosos d on­ 10 Clostera curtida 14 Rhegmatophila alpina
de crecen árboles como el olmo, Vuela desde E uropa hasta S¡- Es natural de los Alpes m eri­
el arce y el roble. La m ariposa beria. Frecuenta los bosques, dionales y de España. Busca los
vuela en primavera y después en donde su oruga se alim enta de álam os y sauces en que se de­
otoño (E). la hoja de los álam os y sauces sarrolla su oruga. La m ariposa
y otros muchos árboles de fron­ vuela en prim avera y al fin del
5 Leucodonta bicoloria d a . La m ariposa vuela en pri­ verano (E).
La j o r o b a d a b l a n c a se halla m avera y después en verano.

158 www.FreeLibros.me
L o s n o to d ó n tico s

www.FreeLibros.me 159
Guía

Fam ilia d e los noctuidos

1 Euxoa villa vive en los campos y eriales (E). d e las alas posteriores es más
Es esencialmente alpino. ancha.
13 Agrotis trux
2 Euxoa obelisco 25 Noctua janthina
Es sobre todo m eridional (E).
Prefiere los terrenos secos y cal­ Vuela por la tarde en torno a
cáreos (E). 14 Agrotis Ípsilon los setos. La N. janthe tiene las
Vive en los jardines y en el cam­ alas posteriores menos negras
3 Euxoa aquilina po, donde suele ser común (E). (E).
Puebla las regiones colinas (E).
15 Agrotis crassa 26 Noctua interjecta
4 Euxoa tritici Está muy extendido dondequie­ Frecuenta los m ismos biotopos
Ataca a distintas gramíneas. ra que hay gram íneas (E). que la anterior (E).
Varía considerablem ente en
cuanto a envergadura y color de 16 Ochropleura praecox 27 Epiiecta linogrisea
su adorno (E). E stá localizada en los terrenos U na versión pálida de las espe­
arenosos. cies precedentes (E).
5 Agrotis simplonia
Está extendido en la zona alpi­ 17 Earexarnis fugax 28 Perídromo saucia
na de los Alpes y Pirineos (E). Está m uy localizada en E uro­ Especie m eridional, emigra re­
pa, y escasea. gularm ente hacia el norte. O ru­
6 Agrotis graslini ga en los álam os, rom azas,
Vive sobre todo en el litoral 18 Chersotis alpestris coles y tréboles (E).
atlántico (E). Está extendida en los Alpes (E).
29 Xestia c-nigrum
7 Agrotis obesa 19 Noctua prónuba Vive en los páram os con bre­
Vive sobre todo en E uropa me­ El N O C T U ID O D E L A A C E D E R A es zos, eriales y bosques, donde su
ridional (E). un gran noctuido fácil de iden­ oruga consum e gran variedad
tificar (E). de plantas bajas (E).
8 Agrotis ripae
Vive en las dunas arenosas, 20 Noctua orbona 30 Xestia baja
donde su o ruga come las raíces Se diferencia de la N . comes Prefiere los lindes de bosque y
de las plantas capaces d e arrai­ p or la presencia de una m an­ los parques y jardines, donde
gar allí (E). cha negra en el borde del ala su oruga a taca distintas plan­
anterior (E). tas bajas (E).
9 Agrotis exciamationis
La 21 Noctua interposita baraudi
A G R O TIS P U N T O D E E X C L A ­ 31 Xestia xanthographa
M A C IÓ N está aún m uy extendi­ Se distingue por unas alas a n ­ A bunda en la zona rural y su
da. Sus dos m anchas negras teriores oscuras (E). oruga ata ca las gram íneas y las
permiten identificarla fácilmen­ plantas herbáceas (E).
te (E). 22 Noctua comes
Frecuenta los eriales y las regio­ 32 Anorta myrtiili
10 Agrotis clavis nes agrícolas (E). Está rigurosam ente ligada a la
Es bastante poco com ún, aun­ presencia de brecinas. Vuela ac­
que está extendida (E). 23 Noctua fim briata tivam ente sobre los brezales a
Es u n notable noctuido euro­ pleno sol, pero hace falta ex­
11 Agrotis puta peo. El m acho tiene las alas an­ periencia para descubrirla (E).
Puebla cam pos, eriales y bos- teriores m ás oscuras que las de
quecillos (E). la hem bra (E). 33 Discestra trifolii
A bunda en la zona rural, d o n ­
12 Agrotis segetum 24 Noctua tirrenica de su oruga halla las plantas ba­
E l NO CTU IDO D E LOS SEM BRADOS Es m ás clara, y la banda negra ja s que consum e (E).

160 www.FreeLibros.me
L o s n o ctu id o s

www.FreeLibros.me
G uía

Familia de los noctuidos

1 Polia nebulosa 13 Orthosia miniosa 25 Cucullia argéntea


Está extendida en bosques y jar­ Frecuenta los setos y bosques, Espléndido y raro noctuido pla­
dines, donde su oruga ataca dis­ sobre todo de robles (E). teado (E).
tintos arbustos (E).
14 Orthosia opima 26 Cucullia lichnitis
2 Sideritis albicolon Está extendida sobre todo en las E stá extendida en los eriales
Especie que aparece en junio- regiones colinas. donde crecen verbascos y escro-
julio (E). fularias (E).
15 Orthosia popuieti
3 Mamestra brassicae Depende sobre todo de los ála­ 27 Cucullia prenanthis
El N O CTU ID O D E LA C O L e s todo mos y temblones (E). Especie poco com ún (E).
un azote para los cultivos de
huerto (E). 16 Orthosia gracilis 28 Calophasia lím a la
Frecuenta los terrenos húmedos Pequeño noctuido que vuela a
4 Mlanchra persicariae (E). veces en pleno d ía (la form a re­
Abunda en la región templada, presentada aquí pertenece a la
donde ataca distintas plantas 17 Orthosia cerasi (=stabiiis) subespecie stempferi) (E).
bajas (E). Frecuenta los jardines, parques
y bosques donde su oruga ata­ 29 Copiphana olivina
5 Lacanobia olerácea ca la hoja de los árboles. Imposible confundirlo con nin­
Puede hallarse en jardines y gún otro noctuido (E).
huertos. Su oruga consume dis­ 18 Orthosia incerta
tintas plantas bajas (E). Merece el nombre, porque tan­ 30 Omia cymbalariae
to el color como los motivos or­ Vuelo diurno. Especie meridio­
6 Hadena albimacula namentales que lleva sobre las nal (E).
Vive en las cápsulas de la Si- alas son sumamente variables
lence nutans (E). (E). 31 Omia cyclopea
Sobre todo en las m ontañas del
7 Cerapteryx graminis 19 Orthosia munda sur. Vuelo diurno (E).
ó El NO CTU IDO DE L O S PASTOS está Vive en las regiones boscosas
sumamente extendido (reduci­ (E). 32 Bracliylomia viminalis
do a las montañas en el sur). Frecuenta los bosques caduci-
Su oruga ataca las raíces y la 20 Orthosia gothica folios húm edos (E).
hoja de distintas gramíneas. La Debe su nombre al diseño de
forma Iricuspis (8) tiene un fon­ sus alas anteriores (E). 33 Brachionycha sphinx
do rojizo (E). Prefiere los lugares boscosos
21 Orthosia rorida donde se puede ver la m aripo­
9 T h o le r a d e c im a lis Una rara especie meridional sa en los troncos en o toño (E).
Vive en los prados húmedos, (E).
donde su oruga devora las gra­ 34 Dasypolia templi
míneas (E). 22 Aletia vitellina R epresentado aquí por su su­
Especie esencialmente meri­ bespecie alpina , prefiere los pa­
10 Panolis flammea dional, ataca a las gramíneas rajes pedregosos donde se dan
Frecuenta los bosques de coni­ (E). distintas um belíferas (E).
feras, a menudo en la monta­
ña (E). 23 Aletia l-alburn 35 Dasypolia ferdinandi
Frecuenta los eriales y jardines Es esencialm ente m ontano.
11 Brithys críni abandonados (E).
Vive en la región mediterránea 36 Xylena exsoleta
(E). 24 Cucullia umbrática En reposo, recuerda una asti­
La c u c u l i a s o m b r Ia puebla los lla (E).
12 Orthosia cruda páramos y bosquecillos, donde
Es vecina de los bosques cadu- su oruga halla sus compuestas 37 Xylena vetusta
cifolios y de sus linderos (E). nutricias (E). La X IL E N A V ETU STA A N TIG U A
prefiere los lugares húm edos,
com o la anterior. H iberna y
reaparece en la prim avera (E).

162 www.FreeLibros.me
L os n o ctu id o s

www.FreeLibros.me 163
G u ía

Fam ilia d e los n octu idos

1 Allophyes oxyacanthae 12 Conistra staudingeri rubigo 27 Xanthia gilvago


Frecuenta los bosques caduci­ Vive sobre todo junto a los Pi­ Se desarrolla en los olmos (E).
folios y los bosquecillos, don­ rineos (E).
de su oruga se desarrolla en el 28 Colocasia coryli
majuelo y el endrino (E). 13 Conistra rubiginosa ( = silene) Frecuenta los bosques caduci­
H iberna y reaparece en la pri­ folios (E).
2 Valeria oleagina mavera (E).
Como la V. jaspidea, se desa­ 29 Oxicesta geographica
rrolla en el endrino y el majue­ 14 Conistra daubei Un caso raro en el sur de Fran­
lo (E). Es una rara especie meridional cia (E).
(E).
3 Valeria jaspidea 30 Subacronicta megacephala
Vuela por los bosques y bosque­ 15 Agrochola circellaris Puebla los prados y jardines (E).
cillos al llegar la primavera (E). Frecuenta los setos y bosques
caducifolios (E). 31 Acronicta leporina
4 Dichonia aprilina Tiene una impresionante oruga
La m a r a v i l l a d e l d í a frecuen­ 16 Agrochola helvola amarillenta muy vellosa (E).
ta los bosques de robles y se Es una otoñal de zonas con ar­
posa en los troncos, donde su bolados (E). 32 Triaena psi
librea se confunde con los liqúe­ El n o c t u id o psi v iv e en los
nes (E). 17 Agrochola Iota bosques y setos (E).
Prefiere los lugares húmedos
5 Trigonophora flam m ea (E). 33 Arctom yscis aceris
Prefiere los terrenos calcáreos Ataca numerosos árboles de
y los lugares pantanosos (E). 18 A tethm ia centrago fronda (E).
Frecuenta los setos y los bos­
6 Polymixis xanthomista ques donde hay fresnos y sicó­ 34 Cryphia ravula
Especie meridional que se de­ moros (E). Su oruga vive en los liqúenes (E).
sarrolla en distintas plantas ba­
jas (E). 19 A tethm ia ambusta 35 Cryphia simulatricula
Es mucho más oscura que la En los liqúenes (E).
7 Diloba caeruleocephala anterior (E).
Este auténtico noctuido ha sido 36 Cryphia pallida
clasificado durante mucho 20 X anthia aurago En los liqúenes (E).
tiempo dentro de una familia Es un bello noctuido otoñal (E).
ajena (E). 37 Cryphia petricolor galathea
21 Xanthia fulvago { = sulphura- Frecuenta la región mediterrá­
8 Eupsilia transversa go) nea (E).
Aparece en el curso del otoño, Es también otoñal (E).
hiberna, y vuela de nuevo en la 38 Cryphia raptricula deceptricula
primavera (E). 22 Xanthia lógala (= lútea) Igualmente meridional (E).
Tí Es un gracioso noctuido ama­
9 Conistra vaccinii rillo y ocre (22) que puede ser 39 Cryphia algae
Aparece en otoño, vuela hasta más claro (23, forma fucata) Extendida casi por todas par­
que llega el invierno y reapare­ (E). tes, la oruga vive sobre los li­
ce con la primavera (E). qúenes de los árboles (E).
24 Xanthia icteritia
10 Conistra rubiginea íc Frecuenta los terrenos bastan­ 40 Cryphia domestica
Visita los amentos del sauce al te húmedos. La forma flaves- Tí Se cría en los liqúenes y musgos
atardecer a comienzos de la pri­ cens (25) es casi amarilla del de los troncos y las rocas. La for­
mavera (E). todo (E). ma grísea (41) es más oscura (E).

11 Conistra erythrocephaia 26 Xanthia citrago 42 Cryphia muraiis


Está extendida sobre todo en Se desarrolla en los retoños del Vive en los liqúenes de los mu­
Europa meridional (E). tilo (E). ros viejos (E).

164 www.FreeLibros.me
L o s n o ctu id o s

V » **.

www.FreeLibros.me 165
G u ía

Fam ilia d e los n octu idos

1 Amphipyra pyramidea 11 Phlogophora scita 22 Apam ea pabulatricula


Está extendida de Europa al Ja­ Mucho más rara que la anterior. Especie bastante localizada
pón. Su oruga se cría en distin­ cuya oruga se cría en las gra­
tos árboles de fronda (E). 12 Callopistria juventina míneas.
Uno de esos raros noctuidos
2 Amphipyra berbera svenssoni que se crían en el helécho (E). 23 Apam ea ophiogramma
Es más oscura y menos contras­ Se desarrolla en distintas plan­
tada que la anterior (E). 13 Callopistria latreillei tas de río como la hierba del
Más meridional que la anterior, m aná (E).
3 Amphipyra tragopoginis vive en otros heléchos (E).
Prefiere los linderos de arbola­ 24 Oligia strigilis
do y los setos, donde su oruga 14 F.nargia paleacea Se halla en distintas formacio­
se desarrolla en distintas plan­ Se desarrolla en el abedul y el nes de gramíneas (E).
tas bajas (E). chopo (E).
25 Oligia versicolor
4 Amphipyra lívida 15 Dicycla oo Prefiere los prados húmedos (E).
Es esencialmente meridional Su oruga se desarrolla en los ro­
(E). bles (E). 26 Oligia latruncula
Frecuenta distintos biotopos
5 Mormo maura 16 Cosmia pyralina como páramos, turberas y es­
L a M O R A O C A TO C A L A N E G R A e s Se alimenta en distintos cadu- tepas (E).
común en la parte urbanizada, cifolios de los bosques, parques
donde se refugia a veces en los y huertos (E). 27 Oligia latruncula f. aethiops
sótanos en el verano (E). Versión melánica de la especie
17 Hyppa rectilínea anterior.
6 Dypterygia scabriuscula Es sobre todo montano. Le gus­
Es bastante poco frecuente. Su tan los bosques claros y los pá­ 28 Mesoligia furuncula
oruga vive sobre lodo en la ace­ ramos (E). Esta variable especie está muy
dera (E). extendida en Europa. Su oru­
18 A pam ea monoglypha ga se desarrolla en distintas gra­
7 Rusina ferruginea Frecuenta los eriales y prados míneas.
Frecuenta los setos y los par­ donde su oruga consume distin­
ques (E). tas plantas bajas (E). 29 Mesoligia furuncula f. vinc-
tuncula
8 Thalpophila matura 19 Apamea maillardi Forma oscura de la especie an­
Está sumamente extendida, se Es una especie montana que terior (E).
desarrolla en las gramíneas (E). vuela en julio-agosto (E).
30 Mesapamea secalis
9 Trachea atriplicis 20 A pam ea sordens Es una especie de aspecto muy
Se halla distribuida en toda la Prefiere los páram os y eriales variable que se desarrolla en
región paleártica (E). donde abundan las gramíneas distintas gramíneas (E).
(E).
10 Phlogophora meticulosa 31 Mesapamea didyma ( = seca-
Prefiere las zonas urbanizadas 21 A pam ea scolopacina ¡ella)
donde su oruga vive en distin­ Vive principalmente en parajes Especie recientemente diferen­
tas plantas bajas (E). herbosos (E). ciada de la anterior.

166 I www.FreeLibros.me
L os n o ctu id o s

www.FreeLibros.me
Fam ilia d e los noctuidos

1 Luperina íestacea 12 Synthym ia fix a cho en el curso de los últimos


Frecuenta las praderas y otros Vuela todo el verano en la re­ años (E).
eriales donde abundan las gra­ gión mediterránea (E).
míneas (E). 26 Axylia putris
13 llaemerosia renalis Frecuenta los eriales y los ja r­
2 Hydraecia micácea Es un pequeño noctuido meri­ dines, donde se desarrolla en
Vive en las formaciones húme­ dional poco frecuente (E). distintas polantas bajas (E).
das donde su oruga ataca dis­
tintas gramíneas (E). 14 Aegle vespertalis 27 Abrostola trigémina
Pequeño noctuido de Europa Vive en la ortiga menor (E).
3 Gortyna borelii oriental.
Especie propia de lugares hú­ 28 Abrostola agnorista
medos (E). 15 Elaphria venustula Es más meridional.
Frecuenta los bosques claros
4 C a la m ia Iridens (E). 29 Abrostola asclepiadis
Es uno de los raros noctuidos Su oruga v i v e e n l a s a s c l e p i a -
que tienen las alas anteriores 16 Panemeria tenebrata d á c e a s (E).
verdes (E). Este diminuto noctuido vuela a
pleno sol en la primavera (E). 30 Abrostola triplasia
5 Celaena haworthii Oruga en las ortigas (E).
Se halla en los terrenos panta­ 17 Heiiothis viripiaca
nosos, donde su oruga se desa­ Prefiere los sitios calcáreos (E). 31 Euchalcia variabiiis
rrolla en los juncos y carrizos Se halla con más frecuencia en
(E). 18 Heiiothis marítima la montaña (E).
Vuela en el verano en los bre­
6 Nonagria typhae zales costeros (E). 32 Euchalcia bellieri
Está vinculado con biotopos Es u n a e s p e c i e m o n t a n a .
húmedos donde su oruga se 19 Heiiothis ononis
cría en las espadañas y juncias Es sobre todo montano. 33 Euchalcia variabiiis f. modesta
(E). Es una forma frecuente de la
20 Heiiothis peltigera E. variabiiis.
7 Archanara geminipuncta Frecuenta los eriales donde se
Se encuentra a veces sobre los dan senecios (E). 34 Polychrysia moneta
tallos de los carrizos en julio- La p l u s í a d o r a d a d e p e n d e de
agosto (E). 21 Heiiothis nubigera lo s a c ó n ito s d o n d e s e c r ía s u
Es una especie esencialmente o ru g a (E).
8 Archanara sparganii migradora en nuestras latitudes
Frecuenta los sitios pantanosos (E). 35 Lamprotes c-aureum
donde abundan el lirio amari­ Una plusia poco frecuente que
llo, la espadaña y las platana- 22 Heiiothis armígera vuela en julio.
rlas (E). Prefiere los campos, eriales y
jardines (E). 36 Panchrysia aurea
9 Archanara neurica Una plusia montana de los Al­
Vuela en junio-julio en los te­ 23 Protoschinia scutosa pes y los Pirineos (E).
rrenos pantanosos. Se desarrolla localmente en dis­
tintas plantas bajas (E). 37 Panchrysia v-argenteum
10 Caradrina morpheus Ú n ic a m e n te e n la a ltitu d .
Frecuenta distintos biotopos 24 Pyrrhia umbra
como los setos y páramos en ju­ Frecuenta los bosques de fron­ 38 Diachrysia chrysitis
nio-julio (E). da en verano (E). La p l u s i a c r i s i t i s era frecuen­
te hasta hace poco en la zona
11 Caradrina clavipalpis 25 Periphanes delphinii urbanizada (E).
Habita en los jardines y cam­ Aunque muy extendida, esta
pos (E). bella especie ha disminuido mu­ 39 Diachrysia chryson
Esencialmente montana (E).

168 www.FreeLibros.me
L os n o ctu id o s

www.FreeLibros.me 169
G u ía

Fam ilia d e los n octu idos

1 Macdunnoughia confusa 11 Trichoplusia ni dional se desarrolla en los en­


Es una migradora abundante a Es montana y sobre todo meri­ drinos (E).
veces en los eriales, sobre todo dional (E).
al fin del verano (E). 20 Earias insulana
12 Thysanoplusia daubei Especie meridional y africana a
2 Plusia festucae Una plusia meridional que de­ veces nociva para el algodón (E).
Frecuenta los terrenos húme­ pende de las mentas, zanaho­
dos, donde su oruga se desarro­ rias y achicorias (E). 21 Cato cala sponsa
lla en las gramíneas (E). La n o v i a está muy extendida en
13 Ctenoplusia accentifera Europa, sobre todo en el sur. La
3 Autographa gamma O tra plusia meridional que se oruga se desarrolla en robles (E).
El noctuido gamma, exten­ desarrolla en distintas especies
dida en toda la región paleár- de mentas (E). 22 Catocaia dilecta
tica, migra frecuentem ente Una liquénica más bien meridio­
(E). 14 Argyrogramma circumscripta nal, que vive en las encinas (E).
Especie propia de Europa
4 Autographa jota central. 23 Catocaia fra xin i
Está bastante extendida, sin lle­ La L IQ U É N IC A A Z U L o C A T O C A L A
gar a ser común (E). 15 Thysanoplusia orichaicea d e l f r e s n o está muy extendida
p l u s i a o r i c á l c e a , otra especie en la región paleártica, donde se
5 Autographa bractea prácticamente desconocida en el desarrolla esencialmente en los
Es esencialmente una especie sur (E). álamos. Vive también en Améri­
montana (E). ca del Norte. La mariposa vuela
16 Bena prasinana (= bicolorana) sobre todo al fin del verano (E).
6 Autographa aemula La B E N A V E R D E V E T E A D A vuela
Bonita especie alpina cuya oru­ de mayo a julio en una sola ge­ 24 Catocaia opiata
ga se desarrolla en el diente de neración. Su oruga, que vive en Esta pequeña liquénica vuela al
león y el llantén (E). los robles, pupa dentro de un fin del verano en los lugares
capullo amarillo en forma de donde se dan sauces. Permane­
7 Syngrapha interrogationis canoa (E). ce a veces sobre los muros du­
Frecuenta los macizos monta­ rante el día. Es sobre todo una
ñosos donde su oruga se desa­ 17 Pseudoips fagana especie meridional (E). La C.
rrolla en los arándanos (E). Vuela al inicio del verano, su conjuncta (no representada) es
oruga se desarrolla en el haya afín, pero propia del roble (E).
8 Syngrapha ain y el carpe (E).
Se desarrolla en el alerce. 25 Catocaia puérpera
18 Parias clorana Una liquénica esencialmente
9 Syngrapha de vergens La e a r i a s e n a n a vuela de meridional, cuya oruga vive en
Vuela en la altitud; su oruga mayo a agosto en dos genera­ los sauces y álamos (E).
vive en las violetas. ciones. Su oruga come distin­
tos sauces (E). 26 Catocaia electa
10 Caloplusia hochenwarthi Frecuenta los lugares boscosos
Es una especie alpina que vue­ 19 Earias vernana donde su oruga se desarrolla en
la en julio-agosto. La oruga de esta especie meri­ los sauces.

no | www.FreeLibros.me
L os noctuidos

www.FreeLibros.me
Fam ilia d e los n o ctu ido s

1 ( a l ó c a l a im p la pón. Su oruga se desarrolla en una oruga abigarrada que vive


La O CATOCALA NU P­
C A SA D A los ciruelos y endrinos (E). en las retamas (E).
C IA L es una gran liquénica co­
mún en las regiones boscosas 8 Dysgonia algira 17 Aleucanitis cailino
y monte bajo, donde su oru­ Noctuido sobre todo meridio­ Noctuido meridional que vue­
ga se desarrolla en los sauces nal, cuya oruga vive en las zar­ la en primavera y en verano, en
y álamos. La mariposa vuela zas, sauces y retamas (E). dos generaciones (E).
de julio a octubre. Es una de
las especies que se atraen nor­ 9 Grammodes bifasciata 18 Catephia alchymista
malmente con ligamazas (E). Especie meridional extendida Vive sobre todo en las partes
La C. promissa (no represen­ sobre todo en la costa medite­ calientes de Europa. Su oruga
tada) es más pequeña y la ban­ rránea (E). lo hace en las encinas (E).
da media transversal de las
alas posteriores es menos ancha 10 Grammodes stolida 19 A edia leucomelas
(E). Asimismo meridional, vive en Este noctuido vuela de junio a
una clase de correhuela. septiembre en la región medi­
2 Catocala elocata terránea (E).
■Es generalmente común en oto­ 11 Ophiusa tirhaca
ño en todas las partes donde Vive en las jaras, alfóncigos y 20 A edia funesta
crecen sauces y álamos. Se la otras plantas de las garrigas Es menos estrictamente meri­
halla incluso en los parques ur­ y el monte bajo (E). dional que la anterior. La oru­
banos (E). ga vive en la enredadera (E).
12 Minucia lunaris
3 Catocala conversa Está muy extendida en gran par­ 21 Tyta luctuosa
Especie esencialmente meridio­ te de Europa y su oruga se desa­ Vuela de mayo a agosto, en dos
nal que depende de las encinas rrolla en los robles y álamos (E). generaciones. La mariposa vue­
para alimentarse (E). la al acabar el día (E).
13 Callistege m i
4 Catocala nymphagoga Frecuenta los linderos de bos­ 22 Calyptra thalictri
Está extendida en la región me­ que y praderas donde su oruga G ran noctuido meridional que
diterránea, donde su oruga se se desarrolla en distintas papi- frecuenta las montañas (E).
alimenta en las encinas (E). lionáceas (E).
23 Scoliopteryx libatrix
5 Catocala nymphaea 14 Euclidia glyphica La h e r a l d o p r e f i e r e l o s t e r r e ­
Liquénica meridional que fre­ Vuela espontáneamente durante n o s h ú m e d o s d o n d e c r e c e n lo s
cuenta las garrigas cubiertas el día. Esta especie vive en pra­ s a u c e s y á la m o s d o n d e s e c ría
donde crecen encinas (E). dos y eriales y su oruga se cría s u o r u g a . La m a r i p o s a h i b e r n a
en la alfalfa y el trébol (E). a m e n u d o e n c u e v a s o s ó ta n o s
6 Catocala diversa (E).
Liquénica meridional (E). 15 Clytie illunaris
La oruga de esta meridional 24 Spodoptera littoralis
7 Catocala fulm ínea vive en los tamariscos (E). Migradora que llega a veces a
Está extendida en gran parte de E uropa occidental. En los tró­
Eurasia, de Gran Bretaña a Ja ­ 16 Apopestes spectrum picos su larva es un azote de
Este gran noctuido mate tiene distintos cultivos (E).

www.FreeLibros.me
L os noctuidos

www.FreeLibros.me
G u ía

Fam ilia d e los n octu idos

1 Meganola togatulalis 15 Ñola chlamytulalis 31 Eublemma respersa


Pequeño noctuido sumamente Form a típica (E). En mayo-junio y en agosto. Sur
extendido (E). (E).
16 Ñola thymula
2 Meganola slrigala Región mediterránea; orugas 32 Eublemma jucunda
En los bosques de robles, ha­ sobre el tomillo (E). Conocida en la región meridio­
yas y tilos (E). nal (E).
17 Nycteola revayana
3 Meganola albula Frecuenta los bosques de robles 33 Eublemma suava
(forma oscura) (E). Conocida en la región meridio­
Su oruga se desarrolla en las nal (E).
zarzas y la hierbabuena (E). 18 Nycteola degenerana hespérica
Oruga en los sauces (E). 34 Eublem ma purpurina
4 Meganola albula Sumamente extendida en la re­
Forma clara (E). 19 Nycteola siculana svecicus (E). gión meridional. Oruga en las
jaras (E).
5 Ñola cucullalella 20 Nycteola asiatica (E).
Frecuenta los setos (E). 35 Eublemma blandida
21 Nycteola columbana fE). Poco conocida (E).
6 Ñola confusalis
Vuela en dos generaciones en 22 Eutelia adulatrix 36 Eublemma pura
los bosques claros (E). Especie meridional que se de­ Bastante extendida en el sur (E).
sarrolla en el pistachero y la
7 Ñola aerugula (= centonalis) ruda fétida (E). 37 Eublemma polygramma
Pequeño noctuido poco común Montañas mediterráneas (E).
(E). 23 Metachrostis velox
Pequeña especie mediterránea 38 Coccidiphaga scitula
8 Ñola squalida (E). Regiones mediterráneas. La
(forma turanica) oruga se alimenta de huevos de
Esta especie, sumamente exten­ 24 Metachrostis dardouini cóccidos (homópteros) (E).
dida hasta el Oriente cercano, En mayo-junio y en agosto en
es muy variable (E). la región mediterránea (E). 39 Calymma communimacula
Bonita especie pequeña, muy
9 Ñola squalida 25 Rhypagla lacernaria localizada, cuya oruga devora
(forma típica) Región mediterránea en junio- también los huevos de los cóc­
Otra forma de la especie ante­ julio (E). cidos.
rior (E).
26 Eublemma ostrina 40 Alvaradoia numérica
10 Ñola cicatricalis Bastante común en el sur (E). Pequeño noctuido cuya oruga
Especie meridional que vive en vive en el abrótano (E).
los liqúenes de los robles y ha­ 27 Eublemma parva
yas (E). Se extiende más hacia el norte 41 Phyllophila oblitérala
que la anterior (E). Especie más bien meridional,
11 Ñola cristalula poco conocida (E).
Sur de Europa (E). 28 Eublemma m inútala ( = noc-
tualis) 42 Protodeltote pygarga
12 Ñola praetextula Región mediterránea (E). Frecuenta los bosques claros
Vive en las lavandas (E). donde se dan gramíneas (E).
29 Eublemma candidana
13 Ñola subchlamydula Extendida en el sur; oruga en 43 Deltote deceptoria
Alpes y Pirineos (E). el Helichrysum (E). Prefiere los eriales herbosos.

14 Ñola chlamytulalis 30 Eublemma elychrysi 44 Deltote uncula


(forma clara) Localizada en la región medi­ Prospera en las praderas hú­
Especie meridional que se extien­ terránea (E). medas.
de algo hacia el norte. Orugas
en algunas plantas bajas (E). 45 Zebeeba falsalis
Especie esencialmente meridio­
nal (E).

174 www.FreeLibros.me
www.FreeLibros.me
Fam ilia d e los n o ctu ido s

1 Dellote bankiana 11 Autophila dilucida 21 Orectis proboscidata


Vuela de mayo a julio en los La especie más extendida de su Especie rara, conocida en el sur.
prados húmedos (E). género en nuestras latitudes (E).
22 Macrochilo cribrumalis
2 Pseudeustrotia candidula 12 A utophila cataphanes Vuela en junio en lugares hú­
Este pequeño noctuido no es Especie meridional que se de­ medos.
común; su oruga vive en dis­ sarrolla en la retama y la aula­
tintas plantas bajas, como la ga (E). 23 Nodaria nodosalis
acedera. En septiembre en la región me­
13 Tathorhynchus exsiccata diterránea (E).
3 Emmelia trabealis Migradora ocasional (E).
Está sumamente extendida en la 24 Rivula sericealis
región paleártica, donde prefie­ 14 Laspeyria flexula Frecuenta las praderas húmedas
re los prados soleados (E). Antaño más abundante. Oruga (E).
en los liqúenes de los árboles
4 Acontia lucida (E). 25 Polypogon tentacularia
Especie más bien meridional, Frecuenta las regiones monta­
localmente bastante abundante 15 Zethes insularis nas (E).
en verano (E). Pequeño noctuido meridional
bastante poco observado (E). 26 Polypogon gryphalis
5 Lygephila lusoria Rara vez observada.
Mas bien meridional, vuela en 16 Colobochyla salicalis
verano. Prefiere los lugares húmedos y 27 Pechipogo strigilata ( = bar­
su oruga se desarrolla en los ba lis)
6 Lygephila pastinum sauces y álamos (E). Muy extendida en Europa. Se
Está extendida en toda Europa. cría en distintos árboles (E).
Le gustan los bosques claros 17 Parascotia fuliginaria
(E). Se desarrolla en lugares som­ 28 Pechipogo plumigeralis
bríos, en la madera y las setas Este noctuido, sobre todo me­
7 Lygephila viciae (E). ridional, vive en distintos arbus­
Es esencialmente meridional. tos y plantas bajas (E).
18 Parascotia nisseni
8 Lygephila craccae Es esencialmente meridional 29 Herminia tarsipennalis
Es común en los eriales en ve­ (E). Casi en todas partes en nues­
rano (E). tras latitudes (E).
19 Epizeuxis calvaría
9 Autophila hirsuta Se halla a menudo sobre las ro­ 30 Herminia lunalis ( = tarsip/u-
Especie alpina que aparece en cas durante el día (E). malis)
el verano. Sumamente extendida; oruga en
20 Phytometra viridaria plantas bajas (E).
10 Autophila limbata Pequeño noctuido de vuelo
Sobre todo meridional, esta es­ diurno que se desarrolla en las 31 Herminia tarsicrinalis
pecie se desarrolla en distintas polígalas (E). Noctuido bastante común, cuya
papilionáceas (E). oruga vive en plantas bajas (E).

32 Herminia zelleralis
Sobre todo meridional (E).

www.FreeLibros.me
L o s noctuidos

www.FreeLibros.me
G u ía

Fam ilias d e los n o ctu ido s y p síq u id o s

1 Herminia tenuialis da cilindrica a base de hojas en­ 32 Bankesia douglasii


Especie ocasional, poco exten­ rolladas. Vuela al llegar la primavera.
dida en nuestras latitudes.
16 Penestoglossa dardoinella 33 Taleporia tubulosa
2 Herminia grisealis ( = nemo- Funda de hojas secas, fusi­ Larga funda carenada y rugosa.
ralis) forme.
Sumamente extendida; oruga en 34 Taleporia polilella
distintos árboles y plantas ba­ 17 Melasina lugubris Funda en los liqúenes de las ro­
jas (E). (dos formas) cas y los árboles.
Especie montana.
3 Trisateles emortualis 35 I-uffia hipille Ha
Oruga en las hojas secas y el li­ 19 Narycia duplicella ( = moniti- Pequeñas fundas grises; muy co­
quen de distintos árboles (E). fera) nocidas en las paredes viejas (E).
Pequeña funda en capuchón,
4 Paracoiax trislalis (= derivalis) muy común. 36 Bacotia clauslrella ( = sepium )
Prefiere los bosques bastante Funda sobre liquen de coniferas.
calientes (E). 20 D ip lo d o m a laichartingella
( = herminaia) 37 Proutia helulina
5 Hypena crassalis Funda triangular sobre los li­ Funda sobre liquen de árboles
Sumamente extendida en Euro­ qúenes. y arbustos.
pa (E).
21 Narycia asire lia 38 Psyche comilella
6 Hypena rostralis Especie de Europa central. Funda sobre liquen de sauces
Se desarrolla en el lúpulo y la viejos.
ortiga (E). 22 Siederia tiste relia (= cembreiid)
Funda cilindrica sobre el liquen 39 Psyche crassioreüa
7 Hypena proboscidalis de los árboles. Funda sobre plantas bajas.
Abunda algo en todas partes
(E). 23 Dahlica sauteri 40 Psyche casta
Ti (con funda) Está extendida por toda Euro­
8 Hypena palpalis Distribución aún poco cono­ pa (E).
Una meridional que vive en la cida.
parietaria (E). 41 Bijugis pectineüa
25 Dahlica wockei Bastante poco extendida; fun­
9 Hypena obesalis (con funda) da sobre gramíneas.
Frecuenta sobre todo las mon­ Aún poco conocida.
tañas del sur (E). 42 Bijugis bombycella
26 Dahlica triquetrella Especie meridional que vive en
10 Hypena obsitalis Extendida en toda Europa tem­ el brezo común.
Este noctuido, más bien meri­ plada.
dional, se desarrolla en la pa­ 43 Whittleia undulella
rietaria (E). 27 Praesolenobia clalhrella Sur y este de Europa (E).
Muy poco conocida.
11 Hypena lividalis 44 Whittleia retiella
Esencialmente de la cuenca me­ 28 Dissoctena granigerella Especie poco conocida.
diterránea (E). Larga funda tubular cubierta de
fragmentos minerales. 45 Epichnopterix plumella
12 Hypenodes humidalis ( = tur- Eclosiona al llegar la primave­
fosalis) 29 Psychoides verhuella ra en las praderas (E).
Especie localizada en las tur­ (tineido, puesto aquí como in­
beras. formación) 46 Reisseronia tarnierella
En distintos heléchos en una Oruga en la grama.
13 Schrankia taeniaiis funda hecha de fragmentos de
Sumamente extendida, pero plantas. 47 Psychidea nudella
pasa inadvertida fácilmente (E). Oruga en las gramíneas; espe­
30 Pseudobankesia alpeslrella cie aún no muy bien conocida.
14 Schrankia costaesirigalis (con funda)
Sobre todo en sitios soleados Especie montana poco cono­ 48 Rebelia herrichiella claudiasol-
(E). cida. vensis

15 Lypusa maurella 31 Pseudobankesia verneHa 49 Rebelia surientella


Bonito psíquido con una fun­ Costa del sur. Sobre todo en las montañas del
sur (E).

178 www.FreeLibros.me
L o s n o c tu id o s y los psíquidos

www.FreeLibros.me 179
Fam ilias d e los p s íq u id o s y los g e o m é trid o s

1 Apterona nylanderi 14 Ptilocephala leschenaulti 26 Alsophila aescularia


Especie propia de los Pirineos Especie propia de los Pirineos r j (26: cr, 27: 9 )
(E). (E). En el castaño de Indias apare­
ce al romper la primavera (E).
2 Apterona helicoidella crenulella 15 Ptilocephala pyrenaella
En las plantas bajas y árboles Pirineos y otras montañas (E). 28 Alsophila aceraría (= quadri-
frutales; funda en concha de ca­ íñ punctaria)
racol (E). 16 Ptilocephala lessei a (28: o-, 29: 9 )
Parte oriental de la cordillera Vuela al fin del otoño (E).
3 Sterrhopterix fusca ( = hirsu- pirenaica (E).
tella) 30 Aplasta ononaria
Debe su nombre a su funda eri­ 17 Ptilocephala vesuhiella Casi dondequiera que se da la ga­
zada de distintos residuos (E). Sur de los Alpes, a buena al­ tuña común (Ononis repens) (E).
titud.
4 Phalacropterix graslinella 31 Pseudoterpna pruinata
Todavía poco conocida. 18 Ptilocephala albida Frecuenta los páramos con re­
Sobre todo meridional. Oruga tam as y escobones (E).
5 Phalacropterix apiformis en las gramíneas dentro de una
Especie estrictamente meridio­ funda de musgo (E). 32 Pseudoterpna coroniiiaria
nal (E). 33 (32: cr, 33: 9 )
19 Canephora febretta Es muy común cerca de la cos­
6 Phalacropterix graminifera Regiones mediterráneas (E). ta (E).
1j Esencialmente meridional (E).
20 Canephora villosella 34 Pseudoterpna corsicaria
8 Lepidoscioptera plumistrella Especie sobre todo meridional Sólo vive en Córcega.
Especie alpina poco conocida. (E).
35 Comibaena bajularia
9 Oreopsyche tenella 21 Canephora hirsuta Frecuenta los encinares; su oru­
Otra especie alpina (E). De larga funda, está sumamen­ ga se camufla con residuos ve­
te extendida (E). getales (E).
10 Ptilocephala agrostidis (= an-
gustella) 22 Archiearis notha 36 Geómetra papilionaria
Regiones montañosas (E). 73 ( 2 2 : o-, 23: 9 ) La O R A N E S M E R A L D A O G R A N
Se desarrolla en el abedul y g eó m etra d e l a b e d u l frecuen­
11 Ptilocephala plumífera el chopo. Vuela al romper la ta la mayor parte de los bos­
Regiones montañosas (E). primavera con buen tiempo ques (E).
(E).
12 Ptilocephala muscella 37 Thetidia smaragdaria
Sumamente extendida; oruga en 24 Archiearis parthenias Frecuenta los eriales (E).
las gramíneas (E). 25 (24: 9 , 25: 9 )
Vive en el abedul; vuela al sol 38 Thetidia piusaria
13 Ptilocephala silphella en marzo-abril (E). Fácil de reconocer (E).
Sur de los Alpes; oruga en dis­
tintas plantas bajas.

www.FreeLibros.me
L o s p síq u id o s y los g eom étridos

Wr
13
r m 14 ,5

www.FreeLibros.me 181
G uía

Fam ilia d e ¡os g eo m étrid o s

1 Hemithea aest¡varia 14 Cyclophora albiocellaria 28 Oar pratana


Se desarrolla en distintos árbo­ Falena bastante extendida que Especie meridional poco cono­
les y plantas bajas (E). se desarrolla en el arce (E). cida (E).

2 Chlorissa viridala 15 Cyclophora annulata 29 Scopula immorata


Forma parte de las especies muy Está sumamente extendida; se Oruga en distintas plantas ba­
extendidas (E). desarrolla en el arce (E). jas, como los brezos (E).

3 Chlorissa cloraría 16 Cyclophora albipunctata 30 Scopula tessellaria


Frecuenta sobre todo las regio­ Frecuenta los bosques de fron­ Mucho menos frecuente que la
nes montanas (E). da y se desarrolla en el abedul anterior (E).
y el roble (E).
4 Chlorissa elruscaria ( = pul- 31 Scopula car icaria
jj mentaría) 17 Cyclophora pupillaria Especie bastante extendida en
Es esencialmente meridional (E). 7ñ Es muy variable (17: forma terrenos húmedos (E).
normal, 18; forma gyrala, 19:
6 Microloxia herbaria forma badiana) (E). 32 Scopula nemoraria
Pequeño geométrido verde me­ De bosques, muy poco cono­
ridional (E). 20 Cyclophora ruficiliaria cida.
Falena de bosque que se desa­
7 Thalera fimbrialis rrolla en los robles (E). 33 Scopula umbelaria
Está muy extendida en Europa; Oruga en distintas plantas ba­
oruga sobre plantas bajas (E). 21 Cyclophora parata jas, como la aguileña.
Especie sumamente extendida
8 Hemistola chrysoprasaria que vive en el roble y el abedul 34 Scopula nigropunctata
Se desarrolla en la clemátide; se (E). Frecuenta los setos (E).
la conoce hasta en Japón (E).
22 Cyclophora quercimontaria 35 Scopula virgúlala
9 Jodis ladearía Falena aún poco conocida que Más bien meridional (E).
Se desarrolla en distintos cadu- se desarrolla en los robles (E).
cifolios (E). 36 Scopula ornata
23 Cyclophora punctaria Está extendida en los eriales se­
10 Jodis putata “ (23: forma estival, 24: forma cos (E).
Frecuenta los sitios donde cre­ primaveral)
cen arándanos. Abunda sobre todo en los bos­ 37 Scopula submutata
ques grandes (E). íñ (dos formas)
11 Eucrostes indigenata Meridional.
Se desarrolla en las euforbias (E). 25 Cyclophora suppundaria
Todavía poco conocida (E). 39 Scopula decórala
12 Xenochlorodes beryltaria 7!| (39: f. nominal, 40: ssp. hones-
Geométrido meridional que se 26 Cyclophora linearía tata) (E).
desarrolla en las filarias (E). Se desarrolla en la acedera y
distintos árboles (E). 41 Scopula rubiginata
13 Cyclophora pendularia (= orbi- Prefiere las laderas secas (E).
cularia) 27 Timandra griseata
Especie extendida sin ser abun­ Ataca particularmente la acede­ 42 Scopula turbidaria
dante; oruga en los sauces (E). ra (E). Sobre todo en el sur (E).

182 www.FreeLibros.me
L os g eo m étrid o s

www.FreeLibros.me 183
G uía

Fam ilia d e los g eo m étrid o s

1 Scopula rubellata 18 Idaea litigiosaria 33 Idaea typicata


Un geométrido meridional (E). Oruga en distintas papilioná- En los Alpes y en el sur (E).
ceas (E).
2 Scopula marginepunctata 34 Idaea alyssumata
i (2: f. normal, 3: f. aniculosa- 19 Idaea sardoniata Oruga en plantas bajas (E).
3 >a) (E). Oruga en las hojas secas; región
mediterránea (E). 35 Idaea moniliata
4 Scopula incanato Más común junto al Mediterrá­
Sobre todo en regiones monta­ 20 Idaea mediaría neo (E).
nas (E). Oruga en la euforbia y la aula­
ga (E). 36 Idaea circuitaria
5 Scopula corrivalaria Meridional, oruga en las plan­
Sobre todo en zonas pantanosas. 21 Idaea rufaria tas bajas y hojas secas (E).
Regiones montañosas (E).
6 Scopula imitarla 37 Idaea sy!vestraria
Todavía bastante extendida (E). 22 Idaea sericeata Especie sumamente extendida
Montañas mediterráneas; oru­ (E).
7 Scopula immutata ga en plantas bajas (E).
Extendida casi por todas par­ 38 Idaea calunetaria
tes (E). 23 Idaea macilentaria Tñ (38: ssp. valesiaria, 39: ssp.
Sumamente extendida sin ser doryeniata) (E).
8 Scopula ternata abundante (E).
J (8: f. normal, 9: f. simplaria) 40 Idaea belemiata
y (E). 24 Idaea ochrata 77 (40: ssp. nominal, 41: ssp. he-
Extendida en Europa; oruga en lianthemata) (E).
10 Scopula floslactata distintas plantas bajas (E).
Especie muy común; oruga en 42 Idaea elongaria
distintas plantas bajas (E). 25 Idaea serpentata Región mediterránea; oruga en
Sobre todo en regiones monta­ plantas bajas (E).
11 Scopula subpunctaria ñosas; oruga en gramíneas (E).
Bastante poco frecuente (E). 43 Idaea absoletaria
26 Idaea luteolaria Meridional (E).
12 Scopula emularía Localizada en la parte oriental
Especie meridional (E). de los Pirineos (E). 44 Idaea obliquaria
Especie particular de Córcega.
13 Scopula minórala ochroleu- 27 Idaea aureolaría
caria Bastante extendida, más bien 45 Idaea bisélala
Un geométrido meridional (E). meridional (E). Muy extendida en los bosques
(E).
14 Glossotrophia confinarla 28 Idaea flaveolaria
Geométrido meridional cuya Extendida en los Alpes (E). 46 Idaea inquínala
oruga se desarrolla en distintas Le gustan las hojas secas y se
cariofiláceas. 29 Idaea muricata la puede hallar en el forraje
Está sumamente extendida y es seco (E).
15 Glossotrophia rufomixtaria fácil de identificar (E).
La oruga se desarrolla en el to­ 47 Idaea dilutaria
millo y distintas cariofiláceas 30 Idaea vulpinaria Muy extendida, pero a menu­
(E). Sumamente extendida, aunque do localizada (E).
está escaseando (E).
16 Glossotrophia asellaria isabe- 48 Idaea camparía
llaria 31 Idaea filicata No es segura su presencia en
Un geométrido del sur (E). Sobre todo meridional (E). esta parte de Europa (E).

17 Idaea determinata 32 Idaea laevigata 49 Idaea incalcarata


Un geométrido aún poco co­ A bunda sobre todo en la mon­ No es segura su presencia en
nocido. taña (E). esta parte de Europa.

184 www.FreeLibros.me
L o s g eom étridos

www.FreeLibros.me 185
Fam ilia d e los g eo m étrid o s

1 Idaea fuscovenosa 15 Idaea trigeminata 30 Emmiltis pygmaearia


Un gcométrido meridional (E). Extendida casi por todas par­ Pequeña especie alpina.
tes, esta especie se desarrolla en
2 Idaea humiliata distintas plantas bajas (E). 31 Cíela filacearia
Extendida casi por todas par­ Especie poco conocida; macizos
tes; oruga en plantas bajas (E). 16 Idaea eugeniata montañosos (E).
Especie meridional poco cono­
3 Idaea politaria cida (E). 32 Anlhom elra plumularia
Montañosa y mediterránea (E). Propia de los Pirineos orienta­
17 Idaea dislinclaria ( = ruficos- les (E).
4 Idaea vesubiata lata)
Localizada en los Alpes. Geométrido mediterráneo poco 33 Rhodosirophia vibicaria
conocido (E). Abunda localmente en los eria­
5 Idaea joannisiata les secos (E).
Conocida en los Pirineos orien­ 18 Idaea nilidala
tales (E). O tro geométrido meridional 34 Rhodostrophia calabra
poco estudiado (E). Frecuenta los terrenos calientes
6 Idaea seríala donde crecen retamas (E).
La más común del género en 19 Idaea exilaria
nuestras latitudes (E). Costa del Mediterráneo (E). 35 Rhodometra sacraría
Especie esencialmente meridio­
7 Idaea carvalhoi 20 Idaea oetrinaria nal, además migradora (E).
Pequeño geométrido descrito Sumamente extendida junto al
recientemente (E). Mediterráneo (E). 36 Casilda consecraría
Geométrido meridional poco
8 Idaea dimidiata 21 Idaea emarginata conocido (E).
Está extendida en la zona tem­ Muy extendida; oruga sobre
plada, su oruga vive en las ho­ todo en la enredadera (E). 37 Lythría plumularia
jas secas (E). Regiones montañosas; oruga en
22 Idaea aversala las acederas (E).
9 Idaea subsaturata 77 (22: f. normal, 23: f. remulala)
Especie meridional bastante ex­ " Está sumamente extendida en 38 Lythría purpuraría
tendida (E). Europa (E). (f. estival)
Bonita especie variable, suma­
10 Idaea subsericeala 24 Idaea rubraria mente extendida (E).
Extendida casi por todas par­ « (24: f. normal, 25: f. rojiza)
tes; oruga en plantas bajas (E). Sobre todo en la costa atlánti­ 39 Lythría purpuraría
ca (E). (otra forma) (E).
11 Idaea pallidala
Distribución todavía poco co­ 26 Idaea degeneraría 40 Lythría rolaría
nocida. Tí (26: f. normal, 27: f. florida- 77 (40: f. nominal, 41: f. vernal,
ría, de Córcega) 42: ssp. sanguinaria, del sur)
12 Idaea cervantaria Muy extendida en Europa (E). Muy variable, menos extendi­
Geométrido meridional que de­ da que la anterior (E).
vora con fruición hojas secas (E). 28 Idaea straminata (= inornala)
Sumamente extendida en Euro­ 43 Cataclysme riguata
13 Idaea conliguaría (= eburnala) pa (E). Especie extendida, más común
Especie básicamente montana en el sur (E).
(E). 29 Idaea deversaria
Especie más bien meridional 44 Cataclysme dissimilala
14 Idaea infirmaría (E). Oruga en la cuajaleche; regio­
Un geométrido mediterráneo (E). nes meridionales (E).

www.FreeLibros.me
L o s g eom étridos

www.FreeLibros.me
187
G u ía

Fam ilia d e los g e o m é trid o s

1 Phibalapteryx virgata da a menudo con la especie an­ 25 Xanthorhoe montanata


Sumamente extendida; oruga en terior. Oruga en los brezos y re­ Este bello geométrido abunda
la cuajaleche (E). tamas (E). tanto en el llano como en la
montaña; su oruga se desarro­
2 Scotopteryx moeniala 14 Scotopteryx ob vallaría lla en las primaveras, en la ace­
Muy extendida (E). 77 (14: f. de banda media oscura, dera y distintas plantas bajas
15: f. más clara) (E) (ssp. montanata).
3 Scotopteryx diniensis Especie particular de Córcega.
Más grande y más clara que la 26 Xanthorhoe fluctuóla
anterior (E). 16 Orthonama vittata ( = ¡ignota) Es la más común de su género;
Pequeño geométrido bastante orugas sobre todo en las cruci­
4 Scotopteryx coelinaria extendido, que vive en distin­ feras (E).
Restringida a los Pirineos (E). tas rubiáceas (E).
27 Xanthorhoe oxybiata
5 Scotopteryx coarctaria 17 Orthonama obstipata Localizada en los Alpes.
Oruga en retamas y escobones El macho es más oscuro que la
(E). hembra; especie bastante migra- 28 Xanthorhoe incursata
dora (E). Geométrido alpino poco cono­
6 Scotopteryx vicinaria cido todavía, cuya oruga vive
Falena alpina todavía poco co­ 18 Xanthorhoe biriviata en los arándanos.
nocida. Geométrido esencialmente me­
ridional, cuya oruga vive en la 29 Catarhoe basochesiata
I Scotopteryx peribolata hierba de Santa Catalina (E). Geométrido mediterráneo cuya
Especie bastante extendida cuya oruga vive en una rubiácea
oruga vive en la retama (E). 19 Xanthorhoe desígnala (E).
Muy extendida; oruga en dis­
8 Scotopteryx bipurctaria tintas cruciferas y otras plantas 30 Catarhoe putridaria
Extendida, aunque localizada, bajas (E). Se observa sólo en el sur; oru­
cuya oruga vive sobre todo en ga en las aspérulas (E).
el trébol (E). 20 Xanthorhoe munitata
Pequeño geométrido montano 31 Catarhoe rubidata
9 Scotopteryx octodurensis cuya oruga se desarrolla en las Especie bastante extendida,
iñ (9: f. normal, 10: f. de banda alquimillas y otras plantas ba­ cuya oruga vive en la cuajale­
media oscura) (keittembeili). jas (E). che y la aspérula (E).
Sobre todo meridional (E).
21 Xanthorhoe spadicearia 32 Catarhoe cuculata
II Scotopteryx chenopodiata Muy extendida, pero prefiere La oruga de este geométrido,
Está muy extendida; su oruga las regiones montañosas (E). bastante común, vive en la cua­
vive en las gramíneas y fabáceas jaleche (E).
(E). 22 Xanthorhoe ferrugata
(22: f. unidentaría, 23: f. normal) 33 F.pirrhoe hastulata
12 Scotopteryx luridata Muy extendida, sobre todo en Especie europea, aparentemen­
Distribución aún poco conoci­ la llanura. Oruga en distintas te no existe en la Península
da (E). plantas bajas (E). Ibérica.

13 Scotopteryx mucronata 24 Xanthorhoe quadrifasiata


Muy extendida, pero confundi­ Bastante extendida, salvo en el
suroeste de Europa (E).

www.FreeLibros.me
188|
L o s geom étridos

www.FreeLibros.me 189
Fam ilia d e los g eo m étrid o s

1 Epirrhoe pupillata Está muy extendida en Eurasia, 23 Larentia clavaria


Bonito geométrido alpino, cuya hasta Siberia. La oruga de esta Se cría en la malva común (E).
oruga vive en la cuajaleche. especie particularmente graciosa
vive en la acedera, el llantén y 24 Antilurga alhambrata
2 Epirrhoe Irislala las rubiáceas (E). Especie casi exclusiva de la Pe­
Está muy extendida; este geo­ nínsula Ibérica (E).
métrido vive en distintas rubiá­ 14 Entephria nobiliaria
ceas, como la cuajaleche (E). Geométrido alpino que se ob­ 25 Anticlea badiata 9
serva sobre todo a gran altitud Es un geométrido primaveral
3 Epirrhoe altérnala (E). cuya oruga vive en el escaramu­
Aparece un poco por todas par­ jo (E).
tes; su oruga vive en las rubiá­ 15 Entephria cyanata
ceas (E). Montana de los Alpes y Piri­ 26 Anticlea derívala
neos (E). Frecuenta los linderos de bos­
4 Epirrhoe rivata ques donde su oruga se desa­
Geométrido común, cuya oruga 16 Entephria contéstala rrolla en el escaramujo y la ma­
se desarrolla en las rubiáceas (E). Geométrido alpino, aún muy dreselva (E).
poco conocido.
5 Epirrhoe moliuginata 27 Mesoleuca albicillata
Propia de la zona montañosa 17 Entephria caeruleata Está muy extendida en los
(E). Extendida en los Pirineos (E). matorrales y bosques claros
(E).
6 Epirrhoe galiata 18 Entephria caesiata
Está extendida sobre todo en te­ Especie montana. 28 Pelurga comitata
rreno calcáreo (E). Vive en los sitios donde se dan
19 Entephria infidaria quenopodios.
7 Epirrhoe timozzaria La oruga de esta montana vive
Especie exclusiva de Córcega. en las saxífragas (E). 29 Lampropteryx suffum ata
Vive en los bosques donde hay
8 Protorhoe corollaria 20 Entephria flavicinctata rubiáceas (E).
Geométrido meridional, aún Frecuenta la mayoría de los ma­
poco conocida (E). cizos montañosos de Europa 30 Lampropteryx otregiata
(E). Vive en la rébola palustre.
9 Costaconvexa poiygrammata
Especie de distribución esporá­ 21 Larentia malvata 31 Cosmorhoe ocellata
dica (E). Geométrido meridional cuya Depende de distintas especies
oruga se desarrolla en distintas rubiáceas (E).
10 Camptogramma hilineata malváceas (E).
7T (10: f. unicolor, 11: f. normal, 32 Nébula salicata
12: f. infúscala, 13: f. testaceo- 22 Larentia malvata G eom étrido esencialm ente
lata [de Córcega]) O tra forma de la anterior (E). montana (E).

190 www.FreeLibros.me
L os geo m étrid o s

www.FreeLibros.me 191
Fam ilia d e los g eo m étrid o s

1 Nébula tophaceala 13 Chloroclysta siterata 24 Thera stragulata


Geométrido montano bastante Un poco extendida por todas Regiones montañosas.
extendido (E). partes; oruga en distintos cadu-
cifolios (E). 25 Thera cognata
2 Nébula nebulata Oruga en los enebros; regiones
Se desarrolla en el galio, los Al­ 14 Chloroclysta miata montañosas (E).
pes y Pirineos (E). Este geométrido abunda sobre
todo en las regiones montanas 26 Thera juniperata
3 Nébula achromaria (E). Oruga en los enebros; vuela al
Aún poco conocida. En los Al­ fin del otoño (E).
pes y Pirineos (E). 15 Chloroclysta citrata
Frecuenta los bosques y los pá­ 27 Thera cupressata
4 Nébula ibericala ramos (E). Meridional; oruga en los cipre-
Geométrido propio de la Pe­ ses y enebros (E).
nínsula Ibérica (E). 16 Chloroclysta trúncala
Se la ve casi por todas partes; 28 Eustroma reticulatum
5 Eulithis prunata la oruga se desarrolla en distin­ Se desarrolla en la balsamina.
Ataca sobre todo los endrinos tos árboles, arbustos y plantas
y groselleros. Común (E). bajas (E). 29 Electrophaes corylata
Frecuente en los bosques, en los
6 Eulithis testata 17 Cidaria fulvata que se posa en los troncos du­
Se desarrolla en distintos árbo­ Vive en los escaramujos y las rante el día.
les (E). rosas cultivadas (E).
30 Colostygia aptata
7 Eulithis popúlala 18 Plemyria rubiginata (= bico- Un geométrido montano (E).
Muy extendida, vive en los lorata)
arándanos y chopos (E). Especie bastante común que se 31 Colostygia olivara
desarrolla en distintos árboles Propia de zonas colinas y mon­
8 Colostygia stilpna y arbustos (E). tanas (E).
Raro geométrido alpino.
19 Thera firm ata 32 Colostygia aqueata
9 Eulithis mellinata íñ (19: ssp. nominal, 20: ssp. De los macizos montañosos;
Se desarrolla en distintos gro­ ulicata) oruga en la Bartsia alpina (E).
selleros. Oruga sobre el pino silvestre y
otras coniferas (E). 33 Colostygia multistrigaria ol-
10 Eulithis pyraliata biaria
Esta especie extendida, aunque 21 Thera obeliscata Costa mediterránea; oruga en
localizada, vive en distintas Oruga en el pino silvestre (E). la hierba sanjuanera (E).
plantas bajas (E).
22 Thera variata 34 Colostygia turbata túrbala
11 Ecliptopera silaceata Sumamente extendida; oruga en ( = lineolata)
Se desarrolla en los epilobios y los abetos. Una especie montana que vive
balsaminas (E). en las rubiáceas (E).
23 Thera britannica
12 Ecliptopera posticata (= capi- Diferenciada hace poco de la es­ 35 Colostygia turbata pyrenaearia
tata) pecie anterior. Subespecie pirenaica de la an­
Esta especie que vive en la bal­ terior (E).
samina india, es aún muy poco
conocida.

www.FreeLibros.me
L o s g e o m é trid o s

www.FreeLibros.me 193
G u ía

Fam ilia d e los g e o m é trid o s

1 Colostygia kollariaria 11 H orisme y¡talbata Sumamente extendida; oruga en


Una especie alpina poco co­ Sumamente extendida; oruga en el Berberís vulgaris (agracejo)
nocida. la clemátide (E). (E).

2 Colostygia laetaria 12 Horisme térsala 21 Spargania lucíanla


Otra especie alpina y montana. Geométrido común que vive en Sobre todo en regiones monta­
la clemátide (E). ñosas; oruga en los epilobios.
3 Colostygia pectinataria
La COLOST1GIA PECTINADA eS 13 H orism e radicaría ( = testa- 22 Rheumaptera hastata
otra de esas especies muy exten­ ceata) Frecuenta los bosques de abe­
didas; su oruga se desarrolla en M ontana poco conocida toda­ dules; localizada (E).
distintas plantas bajas (E). vía (E).
23 Rheumaptera subhastata
4 Hydriomena furcata 14 H orisme aemulata Poco conocida.
j (4: f. obscura, 5: f. normal) Alpes y Pirineos; oruga en la
Es notable por su polimorfis­ clemátide. 24 Pareulype casearia
mo. Vive en los bosques donde Geométrido especial de Cór­
su oruga se alimenta de arán­ 15 Horisme calligraphata cega.
danos y sauces (E). Se desarrolla en el Thalictrum
fo etid u m en los Alpes y Piri­ 25 Rheumaptera cervinalis
6 Hydriomena impluviata (= coe- neos (E). Antes sumamente extendida;
ruiata) oruga en el agracejo (E).
Sobre todo en regiones m onta­ 16 Horisme aquata
ñosas; oruga en el abedul, el Localizada en los terrenos are­ 26 Solitanea mariae
sauce, el aliso y el álam o (E). nosos donde nacen las pulsáti­ Geométrido singular, exclusivo
les (E). de Córcega.
7 Hydriomena ruberata
Geométrido montano todavía 17 Melanthia procellata 27 Rheumaptera montivagata
poco conocido (E). La m e l a n t i a t o r m e n t o s a fre­ Especie alpina que vive en el
cuenta los eriales donde crece agracejo (E).
8 Hospitalia flavolineatu la clemátide (E).
Especie pirenaica aún poco es­ 28 Rheumaptera undulara
tudiada (E). 18 Melanthia alaudaria El geométrido ondulado está
Vive en los Alpes en la virgaza muy extendido; oruga en el sau­
9 Coenocalpe lapídala alpina. ce (E).
Geométrido localizado en la re­
gión mediterránea (E). 19 Pareulype berberata 29 Triphosa sabaudiata
2
¡j (19: f. norm al, 20: f. con ban­ Esencialmente m ontana; la
10 Coenocalpe millierata da media negra bien distinta ja- adulta hiberna sobre todo en las
Región mediterránea (E). coviaci nova) cuevas (E).

194 www.FreeLibros.me
L os geom étridos

www.FreeLibros.me
Fam ilia d e los g e o m é trid o s

1 Triphosa dubitata teriores, este geométrido otoñal ga se desarrolla en la eufrasia


Bastante común; oruga en la se desarrolla en distintos cadu­ (E).
aladierna y el arraclán (E). cifolios, como el abedul.
24 Perizoma blandíala
2 Philereme vetulata 12 Operophlera brumata Sobre todo de montaña; oruga
3 9
(2: o-, 3: ) Tí Vuela al inicio del invierno. El en la eufrasia (E).
Sumamente extendida; oruga en macho (12) es alado, siendo la
la aladierna y el arraclán (E). hembra áptera (13). La forma 25 Perizoma albulala
14, con banda media negra, no Sumamente extendida, pero
4 Philereme transversata cr es muy rara (E). bastante localizada (E).
Muy extendida; oruga en el en­
drino, la aladierna y el arraclán 15 Operophtera fagata 26 Perizoma flavofasciala
(E). « (15: o-, 16: 9 ) Extendida un poco por todas
Vuela un poco antes que la an­ partes; oruga en las cariofilá­
5 Euphyia biangulata terior. ceas (E).
Se desarrolla en distintas plan­
tas bajas (E). 17 Perizoma taeniata 27 Perizoma didymata
Geométrido montano cuya oru­ Esencialmente de regiones mon­
6 Euphyia unangulala ga vive en la Steliaria media y tañosas; oruga en distintas
Bastante extendida; oruga en otras plantas bajas. plantas bajas (E).
las cariofiláceas (E).
18 Perizoma affinitata 28 Perizoma absolelaria
7 Euphyia frústrala En los macizos montañosos; la Montañesa, poco conocida to­
Es sobre todo meridional; oru­ oruga se desarrolla en las cario­ davía (E).
ga en la cuajaleche (E). filáceas.
29 Perizoma sagillala
8 Euphyia scripturata 19 Perizoma alchemiliata Bonito geométrido de biotopos
Sobre todo en las regiones me­ Está muy extendida en las pra­ húmedos que sigue siendo muy
ridionales. deras y linderos de bosques (E). poco conocido.

9 Epirrita diluíala 20 Perizoma hydrata 30 Perizoma incullaria


Geométrido otoñal que se desa­ Esencialmente de montaña (E). Alpes y Pirineos, en altitud.
rrolla en distintos caducifolios, Oruga sobre plantas alpinas
robles, hayas, olmos, etc. (E). 21 Perizoma lugdunaria (E).
Oruga en las bayas de la bella­
10 Epirrita christyi dona falsa (E). 31 Perizoma verbérala
Geométrido otoñal todavía Ubicada en las regiones mon­
poco conocido que se desarro­ 22 Perizoma bifaciata tañosas (E).
lla en el haya y otros caduci­ Abunda bastante, pero locali­
folios. zada (E). 32 Perizoma parallelolineala
En regiones montañosas y co­
11 Epirrita automnata 23 Perizoma minórala linas. Oruga en arbustos y plan­
Más contrastada que las dos an­ Geométrido meridional; la oru­ tas bajas (E).

www.FreeLibros.me
L os geom étridos

www.FreeLibros.me 197
Fam ilia d e los g e o m é trid o s

I Baptria tibíale 17 Eupithecia valerianata 32 Eupithecia actaeata


i O ' o-. 2: 9 ) Oruga en las flores y frutos de Oruga en la Actaea spicata y al­
Muy localizada. Oruga en la la valeriana. gunas otras plantas.
Actaea spicata.
18 Eupithecia pygmaeata ( = p a - 33 Eupithecia selinata
3 Eupithecia tenuiata lustraría) Oruga en las umbelíferas (E).
Oruga en los amentos del sau­ Oruga en las Stellaria y ceras-
ce (E). tios (E). 34 Eupithecia trisignaria
Oruga en distintas umbelíferas.
4 Eupithecia inturbata 19 Eupithecia variostrigata artemi-
Oruga en las flores de los arces. siata 35 Eupithecia intricala helveticaria
Oruga en la armería marítima Oruga en los enebros (E).
5 Eupithecia haworthiata (E).
Oruga en los botones florales 36 Eupithecia veratraria
de las clemátides (E). 20 Eupithecia silenata Oruga en las cápsulas de la ba­
Regiones montañosas. ladra.
6 Eupithecia immundata
Oruga en las bayas de Actaea 21 Eupithecia carpophagata 37 Eupithecia cretaceata fenestrata
spicata. Oruga en las flores y cápsulas Oruga en la baladra.
de la Silene saxífraga (E).
7 Eupithecia plumbeolata 38 Eupithecia cauchiata
Oruga en distintos Melam- 22 Eupithecia venosata Oruga en algunas compuestas
pyrum (E). Oruga en distintas cariofiláceas (E).
(E).
8 Eupithecia abietaria ( =pini) 39 Eupithecia satyrata
Oruga en los conos verdes del 23 Eupithecia schiefereri Oruga esencialmente polífaga
abeto o el pino (E). Oruga en distintas cariofiláceas (E).
(E).
9 Eupithecia analoga 40 Eupithecia absinthiata
Oruga en las agallas de insec­ 24 Eupithecia iaquaearia O ruga en los abrótanos y otras
tos en el abeto. Oruga en las flores y cápsulas plantas (E).
de las eufrasias (E).
10 Eupithecia linariata 41 Eupithecia goossensiata
Oruga en la linaria común y la 25 Eupithecia siienicolata Oruga en distintos brezos y
digital (E). Especie alpina. otras plantas (E).

II Eupithecia puichellata 26 Eupithecia alliaria nótala 42 Eupithecia assimilata


Oruga en las flores y cápsulas Oruga dentro de una tela en la O ruga en el lúpulo y los grose­
de la digital (E). inflorescencia del ajo (E). lleros (E).

12 Eupithecia pyreneata 27 Eupithecia extravenaría 43 Eupithecia vulgata


Oruga en la dedalera amarilla Oruga en distintas umbelíferas Especie extendida, muy polífa­
menor. (E). ga (E).

13 Eupithecia liguriata 28 Eupithecia centaureata 44 Eupithecia tripunctaria (= albi-


Oruga en las flores del Sedum E u p i t e c i a c e n t a u r o . Oruga punctata)
dasyphyllum. polífaga. Especie común (E). Oruga en la angélica y otras
umbelíferas; segunda genera­
14 Eupithecia irriguata 29 Eupithecia gueneata ción a veces en el saúco (E).
Oruga en la hoja de los robles Oruga en la Pimpinella saxífra­
y hayas (E). ga (E). 45 Eupithecia denótala
Oruga en la campánula (E).
15 Eupithecia exiguata 30 Eupithecia gratiosata
Oruga en el endrino, el majue­ Especie recientemente descu­ 46 Eupithecia subfuscata (= cas­
lo y distintos árboles o ar­ bierta (E). tígala)
bustos. Oruga en gran variedad de
31 Eupithecia breviculata plantas (E).
16 Eupithecia insigniata Oruga en distintas umbelíferas
Oruga en las hojas y flores de (E). 47 Eupithecia icterata
distintos árboles frutales. 7ó (47: ssp. nominal, 48: ssp. sub-
fulvata)
E u p i t e c i a a t e z a d a . Oruga en
la aguileña y el abrótano (E).

www.FreeLibros.me
L os geom élridos

www.FreeLibros.me 199
G u ía

Fam ilia d e los g eo m étrid o s

1 Eupithecia succenturiata fraxinata —no ilustrada— vive 32 Gymnoscelis rufifasciata ( =pu-


Oruga en abrótanos, aguileñas, en distintos arbustos) (E). milata)
tanacetos, etc. (E). Oruga en las retamas, la clemá­
17 Eupithecia unedonata tide y el majuelo (E).
2 Eupithecia denticulada Oruga en el madroño (Arbutus
Especie pirenaica y alpina cuya unedo) (E). 33 Chloroclystis v-ata ( = coro-
oruga vive en la campánula y nata)
la gatuña o detienebuey (E). 18 Eupithecia virgaureata Especie polífaga muy extendi­
Orugas de la primera genera­ da (E).
3 Eupithecia impurata ción en el majuelo y el endri­
Oruga en la campánula. no; las de la segunda en distin­ 34 Chloroclystis chloerata
tas plantas bajas, como la vara Oruga en el endrino.
4 Eupithecia orphnata de oro (E).
Geométrido alpino que se de­ 35 Chloroclystis rectangulata
sarrolla en distintas plantas ba­ 19 Eupithecia abbreviata Oruga en los botones y flores
jas (E). Especie primaveral cuya oruga de los árboles frutales (E).
vive en el roble (E).
5 Eupithecia suhumhrata 36 Chloroclystis debiliata
Oruga en distintas compuestas 20 Eupithecia dodoneata Oruga en los brotes jóvenes de
(E). Primaveral de los bosques de arándanos.
encinas del Mediterráneo (E).
6 Eupithecia semigraphata 37 Anticollix sparsata
Oruga en distintas labiadas (E). 21 Eupithecia cocciferata Se desarrolla en las regiones
Oruga en las flores de encinas pantanosas en la lisimaquia.
7 Eupithecia millefoliata mediterráneas (E).
Oruga en las llores y granos de 38 Chesias iegatella
la aguileña (E). 22 Eupithecia pusillata ( =sobri- Vuela en otoño en los bosques
nata) donde hay retamas (E).
8 Eupithecia simpliciata ( = sub- Oruga en el enebro común (E).
nótala) 39 Chesias rufata
Oruga en los quenopodios (E). 23 Eupithecia phoeniceata Jq (39: f. nominal, 40: ssp. cine-
Oruga en los enebros y cipre- reata)
9 Eupithecia druentiata ses (E). Oruga en distintas papilioná-
Oruga en la Artemisia cam- ceas (E).
phorata. 24 Eupithecia scopariata
Oruga en retamas y distintos 41 Chesias isabella
10 Eupithecia distinctaria sextiata brezos (E). Sobre todo meridional (E).
Oruga en el tomillo, la retama
y otras labiadas (E). 25 Eupithecia oxycedrata 42 Carsia sororiata imbutata
Oruga en la cada (Juníperas Regiones pantanosas donde se
11 Eupithecia gemellata oxycedrus). dan arándanos negros y rojos.
Oruga en las flores y granos de
los claveles (E). 26 Eupithecia rosmarinata 43 Aplocera corsalta
Oruga en el romero y el tomi­ Geométrido exclusivo de Cór­
12 Eupithecia graphata llo (E). cega.
Montana cuya oruga vive en la
Alsine setacea (E). 27 Eupithecia lancéala 44 Aplocera plagiata
Oruga en los brotes jóvenes de Es corriente; se desarrolla en el
13 Eupithecia indigata abetos. hipericón (E).
Oruga en el pino, el alerce, el
enebro y el ciprés (E). 28 Eupithecia iariciata 45 Aplocera efformato
Oruga en los alerces y otras co­ Tan extendida como la anterior
14 Eupithecia pauxillaria niferas (E). (E).
(= euphrasiata)
Oruga en la Odón tiles lútea (E). 29 Eupithecia tantiilaria 46 Aplocera praeformata
Oruga en distintos resinosos (E). Este geométrido sobre todo
15 Eupithecia nonata montano se desarrolla en el hi­
Oruga en distintos brezos (E). 30 Eupithecia spissilineata pericón (E).

16 Eupithecia innotata 31 Eupithecia ericeata


Oruga en los abrótanos (la f. Oruga en brezos arborescentes
y retamas (E).

200 www.FreeLibros.me
L os geom étridos

www.FreeLibros.me 20 1
Fam ilia d e los g eo m étrid o s

1 Aplocera simpliciala métrido vive en el cornejo 21 Nothocasis sertata


Geométrido alpino que se de­ hembra. Una montana que se desarro­
sarrolla en el hipericón (E). lla en el arce.
12 Hydrelia flammeolarla
2 Aplocera lythoxylata Bastante extendida en los bos­ 22 A casis viretata
Localizada en los Alpes. ques de abedules, sauces y Todavía poco conocida, se de­
álamos. colora enseguida tras su eclo­
3 Odeiia atraía sión. La oruga se desarrolla en
Frecuenta las regiones montuo­ 13 Hydrelia sylvata (= testaceata) distintos árboles, arbustos y
sas y montañosas (es rara en la Bastante extendida en los bos­ plantas bajas.
llanura), donde vive en una es­ ques húmedos, pero menos que
pecie de Chenopodium (E). la anterior (E). 23 A casis app ensata
Aún poco conocida.
4 Schistostege decussata 14 Minoa murinata
Alpes y Pirineos; oruga en las (14: f. nominal, 15: ssp. amy- 24 Abraxas grossulariata
euforbias. laria, alpina) “ La FA L E N A M O SQ U E A D A O G E Ó ­
Suele abundar en los bosques M ETR A a r l e q u í n estaba aún
5 Lithostege farinata claros; oruga en la lechetrezna hace poco tiempo extendida en
Especie meridional que vive en laciniada. los huertos, donde podía llegar
el jaramago y el agracejo. a ocasionar estragos en los gro­
16 Lobophora halterata selleros (24: f. normal, 25: f.
6 Gypsochroa reritidata Extendida en los bosques húme­ clara) (E).
Oruga en los liqúenes de plan­ dos; oruga en el chopo y el sau­
tas bajas. ce cabruno. 26 Abraxas sylvata
Es un geométrido de bosque,
7 Discoloxia blomeri 17 Trichopteryx polycommata común en Europa central y
Especie propia de Europa cen­ Geométrido localizado, se de­ cuya oruga se desarrolla en los
tral. Oruga en el olmo. sarrolla en la madreselva. olmos y algunos otros árboles
(E).
8 Venusta cámbrico 18 Trichopteryx carpinata
Alpes y Pirineos. Oruga en el Sumamente extendida, menos 27 Abraxas pautaría
serbal de los cazadores. en el sur. Oruga en álamos y Es una meridional que vive en
sauces (E). el bonetero (E).
9 Euchoeca nebulata
Extendida en los bosques de 19 Epilobophora sabinata 28 Ligdia adustata
abedules (E). Alpes y Pirineos; oruga en el Abunda dondequiera que se da
Juniperus sabinata. el fresno y el olmo (E).
10 Asthena albulata
Este bonito geométrido es fre­ 20 Pterapherapteryx sexaiata 29 Lomaspilis margínala
cuente en los bosques de fron­ El geométrido «de seis alas» T7 La l o m a s p i l i s o r l a d a se desa­
da donde abunda el carpe (E). aún poco conocido; su oruga rrolla en el avellano, los sau­
vive en el sauce, el aliso, el ála­ ces y el chopo (29: f. normal,
11 Asthena anseraria mo y el abedul (E). 30: f. nigrofasciata, 31: de di­
La oruga de este pequeño geo­ seño reducido) (E).

www.FreeLibros.me
L o s g eom étridos

www.FreeLibros.me
G uía

Fam ilia d e los g e o m é trid o s

1 Stegania cararia 14 Semiothisa rippertaria 26 Tephrina arenacearia


Es una especie ra ra que se ha 77 (14: f. nominal, 15: f. palu­ Geométrido exclusivo de C ór­
observado en el chopo (E). dario) cega.
Es una meridional que se desa­
2 Stegania dilectaria rrolla en distintos sauces (E). 27 Tephrina assimilaria
De E uropa central. O tra especie exclusiva de Cór­
16 Semiothisa carbonaria cega.
3 Heterostegane trimaculata Es una especie alpina, poco co­
7 (3: f. cognataria, 4: f. normal) nocida. 28 Gnopharmia stevenaria
Oruga en el álamo (E). Geométrido meridional aún
17 Bichroma fam ula poco conocido (E).
5 S e m io th is a aestimaria Más rara que antaño, se desa­
Sobre todo m eridional, aunque rrolla en las retamas (E). 29 Enconista miniosaria
sigue hacia el norte al tam aris­ Una mediterránea cuya oruga
co, su planta nutricia (E). 18 Isturgia limbaria vive en distintas retamas (E).
77 (18: ssp. nominal, 19: ssp. de-
6Semiothisa nótala limbaria [Alpes], 20: ssp. rora- 30 Rhoptria asperaría
77 Regiones meridionales: oru­
Frecuenta los bosques húmedos ria [Europa central])
(E). Es una especie variable. La oru­ ga en las jaras (31: f. pityata)
ga se desarrolla en distintas (E).
7 Semiothisa alternaría retamas, de las que se la pue­
Abunda en los bosques de fron­ de levantar de día. Fig. 21: an­ 32 Pygmaena fusca
da (E). verso característico de las alas Alpes y Pirineos, gran altitud;
(E). se posa en el suelo, como otros
8Semiothisa signaría muchos lepidópteros de las al­
E s sobre to d o m eridional (E). 22 Itame vincularía turas.
Geométrido meridional cuya
9 Semiothisa iiturata oruga vive en el Rham nus in­ 33 Cepphis advenaria
Se desarrolla en distintas coni­ fectaría (E). Vive en los bosques de fronda,
feras, como el pino (E). sobre todo con sotobosque de
23 Itame wanaria arándanos (E).
10 Semiothisa clathrata Huertos y bosques claros.
77 (10: f. norm al, 11: f. chretieni) 34 Petrophora chlorosata
O ruga en la retam a, la alfalfa, 24 Itame brunneata (= fulvaria) Es una de esas raras especies
el m eliloto, etc. Es muy común Se encuentra en regiones mon­ de lepidópteros que viven en
(E). tuosas o montañosas, donde las frondas del helécho común
crecen los arándanos (E). (E).
12 Semiothisa glarearia
Sobre to d o alpina. 25 Tephrina murinaria 35 Petrophora convergata exo-
Geométrido extendido, pero lo­ glypha
13 Semiothisa artesiana calizado en biotopos cálidos Un geométrido meridional; oru­
Sobre todo m eridional, vive en donde crecen sus diferentes fa- ga en el tomillo, la lavanda y
el sauce (E). báceas nutricias (E). el romero (E).

2 0 4 www.FreeLibros.me
L o s geom étridos

www.FreeLibros.me
G uía

Fam ilia d e los g e o m étrid o s

1 Petrophora narbonea ( = par- 9 Epione paralellaria 19 Ennom os alniaria


titaria) 7ñ Está bastante extendida, pero es Se distingue por el tórax, de be­
Sobre todo regiones meridiona­ menos común que la anterior; llo amarillo vivo. Su oruga, que
les. La oruga se desarrolla en su oruga vive en el avellano, el recuerda a una ramita, se de­
distintos camedrios (E). chopo y el abedul (9: o-, 10: ) 9 sarrolla en gran variedad de ár­
(E). boles (E).
2 Plagodis pulveraria
Está muy extendida en Euro­ 11 Hypoxystis pluviaria cr 20 Ennomos fuscantaria
pa, donde prefiere atacar los De Europa central (E). Se desarrolla en los fresnos,
bosques de fronda del llano y aulagas, abedules y alisos (E).
la zona colina. Oruga en dis­ 12 Apeira syringaria
tintos arbustos, como el majue­ Se desarrolla en la alheña, la lila 21 Ennom os erosaria
lo, la madreselva y el endrino y la madreselva. Su oruga ve­ Está extendida entre los cadu­
(E). rrugosa es difícil de descubrir cifolios de Europa templada. Su
en las hojas (E). oruga se cría en distintos árbo­
3 Plagodis dolabraria les, como los robles, carpes y
Es fácil de identificar. Fre­ 13 Pseudopanthera macularia tilos (E).
cuenta los bosques de fronda 77 (13: f. norm al, 14: f. fuscaria)
donde su oruga se cría en los La P A N T E R A m a n c h a d a es fre­ 22 Ennom os quercaria
robles y una serie de arbustos cuente en primavera en las ala­ Es una meridional cuya oruga
(E). medas de los bosques frescos. vi ve en varios Quercus, entre
Su oruga vive en distintas plan­ ello', la encina (E).
4 Pachycnemia hippocastana- tas bajas (E).
ria 9 23 Selenia dentaria
Dondequiera que abunden en 15 Epirranthis diversata (= bilunaria) - (generación es­
Europa distintos brezos. Los No es muy común. Su oruga se tival)
ejemplares de la primera gene­ desarrolla en el chopo, junto a Los ejemplares de la primera
ración vuelan ya en marzo (E). los claros del bosque. generación de la s e l e n i a d e
d o s l u n a s tienen el dibujo más
5 Pachycnemia tibiaría 16 Ennom os autumnaria marcado. Oruga en los majue­
No muy bien conocida aún (E). 77 (16: f. normal [ejemplar gran- los, sauces, cerezos, etc. (E).
11de], 17: f. schultzi)
6Pachycnemia benesignata Vive en los bosques de fron­ 24 Selenia lunularia
Especie particular de Córcega. da donde se cría su oruga en (= lunaria) - (generación pri­
distintos árboles y arbustos maveral)
7 Opisthograptis luteolata (E). Tiene una generación estival
Frecuenta los setos y bosques menos oscura (E).
claros donde su oruga vive en 18 Ennomos quercinaria
el majuelo (E). Frecuenta la mayoría de los 25 Selenia tetralunaria
bosques de fronda donde su (generación estival)
8Epione repandaria oruga se desarrolla en los ro­ La s e l e n i a d e c u a t r o l u n a s
Prefiere los bosques húmedos bles, hayas, abedules y otros ár­ tiene una generación primave­
donde crecen los álamos, sau­ boles (E). ral netamente más oscura. Oru­
ces y alisos (E). ga en distintos árboles y arbus­
tos, como el olmo, los robles
y el endrino (E).

206 www.FreeLibros.me
L os geom étridos

www.FreeLibros.me
G uía

Fam ilia d e los g e o m é trid o s

1 Odontopera bidentata encuentra a veces posado entre árboles que bordean las aveni­
1 2
T ( : ssp. nominal, : ssp. oreas) las hojas muertas. Su oruga se das de los bosques ven a veces
Es un gran geométrido muy ex­ desarrolla en el roble, el endri­ eclosionar los machos y las
tendido, cuya oruga vive en dis­ no, el carpe, el abedul, etc. (E). hembras en las tardes solea­
tintos árboles y arbustos (E). das. La oruga se desarrolla en
13 Angerona prunaria distintos árboles y arbustos
3 Arliora evonymaria ió La n a r a n j a es una especie como robles, olmos, tilos y a r­
Es una especie del sur de Euro­ muy variable. Las figuras 13 a ces (E).
pa central que prefiere los bos­ 16 representan machos pertene­
ques claros y secos. La oruga cientes a distintas formas. Las 25 Lycia hirtaria cr
vive en distintos árboles y ar­ figuras 17 y 18 representan Es más tardía que las dos espe­
bustos de fronda. hembras. La oruga de este her­ cies anteriores, y los dos sexos
moso geométrido vive en gran son alados. Las mariposas vue­
4 Crocallis lusciaria número de árboles y arbustos lan de marzo a mayo en los
j (4: f. clara, 5: f. oscurecida) de fronda, así como en plantas bosques y parques donde sus
Este gran geométrido es más bajas. Parece ser que esta es­ orugas se crían en el follaje de
bien meridional; su oruga se de­ pecie es menos frecuente que olmos, fresnos, robles y otros
sarrolla en el endrino (E). antes (E). árboles (E).

6Crocallis elinguaria 19 Apocheim a hispídaría 26 Lycia florentina cr


9
Está sumamente extendida y ÓT (19: a , 20: , 21: f. obscura) Es un espléndido geométrido
vive en muchos árboles y arbus­ Aparece al romper la primave­ invernal.
tos (E). ra en los bosques de fronda. Se
pueden ver los machos e inclu­ 27 Lycia alpina
7 Crocallis dardoinaria so las hembras ápteras, duran­ jg (27: o-, 28: 9 )
8
ó (7: ssp. nominal, : ssp. atlán­ te las tardes calientes, cuando " Poco común, vuela de marzo a
tica) eclosionan sobre los troncos junio en los Alpes. Su oruga se
Este geométrido meridional se de robles bien expuestos en los alimenta de distintas plantas ba­
cría en la retama, la aulaga y calveros y linderos. Al pare­ jas: m argarita, centauras...
otros arbustos (E). cer esta especie es más común
en los años favorables. O ru­ 29 Lycia zonaria
9 Ourapteryx sambucaria ga en los robles y árboles fru­ jó (29: o-, 30: 9 )
La A L A S D E G O L O N D R IN A O GEÓ ­ tales (E). Es un bello geométrido del al­
M ETR A d e l s a ú c o se distingue bor de la primavera que vuela
de todos los geométridos de 22 Apocheim a pilosaria ( = pe- de la llanura a la alta montaña
nuestras latitudes por las «co­ ü daría) en marzo-abril. Su oruga vive
las» de sus alas posteriores. " (22: o-, 23 : 9 , 24: f. mona- en distintas plantas bajas, como
Oruga en numerosos arbustos, charía) la aguileña y las centauras (E).
como la hiedra y la aulaga (E). Debe su nombre al hecho de
que esta especie, que aparece a 31 Lycia graecaria o ■
10 Colotois pennaria veces en enero, en los inviernos Es un geométrido primaveral
jó 10 11
( : f. normal, : f. aceituna­ benignos, debe protegerse en las del este de la cuenca mediterrá­
da, 12 : f. pardusca) noches frías y presenta a ese fin nea. No se ha confirmado su
Es un geométrido otoñal que se un cuerpo peludo. Los grandes presencia en nuestro rumbo.

208 www.FreeLibros.me
www.FreeLibros.me
Fam ilia d e los g e o m é trid o s

1 Lycia pomonaria la tarde en los troncos expues­ Pirineos. La oruga vive en el es­
7 ( 1 : o1, 2: 9) tos al sol. Oruga en los robles, pliego y el tomillo (E).
Está bastante extendida en los abedules y chopos (E).
bosques de fronda donde hay 25 Erannis defoliaria cr
buena presencia de tilos. Algo 12 Agriopis bajaría (forma obscurala)
menos precoz que la Apochei- 77 Es una otoñal que reaparece al Form a común de esta invernal
ma hispidaria, puede abundar romper la primavera. El macho (E).
localmente algunos años en los 12
( ) es alado, mientras que la
troncos de los tilos. La oruga hembra (14) es áptera. La sub- 26 Eurranthis plummistaria
se desarrolla en los tilos, robles, cspecie sorditaria (13) es exclu­ 77 (26: 9 . 27: o-)
carpas, etc. (E). siva del sur. O ruga en distin­ Geométrido meridional cuya
tos árboles frutales y arbustos oruga vive en el Dorycnium
3 Lycia lapponaria cr (E). suffruticosum (E).
Vive en los países nórdicos, así
como en los Alpes y en Esco­ 15 Agriopis aurantiaria 28 Nychiodes obscuraria
cia. Sería interesante estudiar su 77 (15: o-, 16: 9 ) Sobre todo en el sur; oruga en
emparentamiento con la Lycia Otoñal, vuela a veces todavía el endrino, brezos, etc. (E).
isabellae, a la que se parece mu­ al inicio del año siguiente. Oru­
cho. La oruga se desarrolla en ga en los robles, carpes, abedu­ 29 Menophra ahruplaria
los arándanos y brezos. les, etc. (E). Frecuenta los setos y parques
(E).
4 Lycia isabellae o• 17 Agriopis marginaría
Vive en las alturas alpinas. Oru­ 77 (17: o-, 18: o-, f .fu sc a la , 19: 30 Menophra japygiaria
ga en el alerce. 'V 9 ) Meridional; oruga en la ruda fé­
La o s c u r a m o t e a d a vuela des­ tida (E).
5 Bislon stralaria o■ de febrero, a veces antes. O ru­
La b i s t ó n d e l r o b l e es un ga en distintos árboles y arbus­ 31 Menophra nyethemeraria
gran geométrido que eclosiona tos de fronda (E). Del sur; oruga en las retamas,
de febrero a abril. Su oruga vive jaras, etc. (E).
en distintos árboles (E). 20 Erannis defoliaria
77 (20: o-, 21: 9 ) 32 Synopsia sociaria
6 Bislon betuiaria 9 La M A R IP O S A D E L A E SC A R C H A Sobre todo meridional; oru­
La b i s t ó n d e l a b e d u l está ex­ o defoliadora o azote de los fru­ ga en las retamas, tomillo, etc.
tendida en los bosques y par­ tales es una invernal de diseños (E).
ques donde su oruga se desa­ muy variables. Oruga en árbo­
rrolla en distintos árboles y les de bosque y frutales; anta­ 33 Ecleora solieraria
arbustos de fronda (E). ño dañina (E). Del sur; oruga en los cipreses
y enebros (E).
7 Chemerina caiiginearia 22 Crocola lindaría (= lutearía) cr
Es una invernal del sur que vue­ La hembra de este geométrido 34 Calamodes occilanaria
la de enero a marzo. Su oruga alpino es muy mate. Oruga en Meridional; en el tomillo, ro­
vive en las flores de sol y las las acederas, etc. mero y encinas (E).
jaras (E).
23 Crocola palelieraria 35 Peribalodes rhomboidaria
8 Agriopis leucophaearia La hembra de este geométrido Muy extendida. Vive en los ca-
8
77 ( : f. normal, 9: f. nigricaria, pirenaico es blancuzca. Oruga ducifolios (E).
10 : f. merularia, 11 9
: ) en distintas plantas bajas (E).
Vuela de enero a abril en los 36 Peribalodes subflavaria
bosques y parques donde ma­ 24 Athrooiopha pennigeraria Meridional; oruga en las reta­
chos y hembras eclosionan por Un geométrido de los Alpes y mas (E).

www.FreeLibros.me
www.FreeLibros.me
G uía

Fam ilia d e ¡os g eo m étrid o s

1 Peribatodes perversaria galli- 10 Hypomecis roboraría da, atacando a veces al pino


beria Es un gran geométrido que se (E).
Un geométrido meridional cuya desarrolla en los robles y hayas
oruga vive en los enebros y c¡- (E). 22 Parectropis similaria (= ex ter­
preses (E). saría)
11 Hypomecis viertlii Común en la primavera en los
2 Peribatodes ilicaria (= manue- Especie alpina. bosques húmedos (E).
laria)
Sobre todo meridional. Oruga 12 Hypomecis punctinalis 23 Aethalura punctulata
en los robles y árboles frutales Está sumamente extendida en Común en el albor de la prima­
(E). los bosques; oruga en los ro­ vera en los bosques húmedos a
bles, abedules, etc. (E). base de abedules y alisos (E).
3 Selidosema brunnearia ( = eri-
cetaria) 13 Cleorodes lichenaria 24 Ematurga alomaría
Sumamente extendida, aunque Está extendida, pero no abun­ yt (24: cr normal, 25: o■ oscuro
localizada en biotopos cálidos. da. Oruga en los liqúenes (E). [f. ustaria], 26: 9 normal, 27:
Oruga en retamas, tréboles, etc. 9 amarillenta)
(E). 14 Fagivorina arenaria Es de coloración muy variable.
Vuela en las zonas colinas y Esta especie, amante del brezal,
4 Selidosema taenioiaria montanas. Oruga en distintos come otras muchas plantas.
Más bien meridional. Vive en liqúenes. Eriales y páramos (E).
distintas retamas, escabiosas,
etc. (E). 15 Ascotis setenaria dianaria 28 Adactylotis gesticularía
Geométrido meridional, cuya Geométrido meridional que se
5 Deileptenia ribeata oruga vive en distintas plantas, desarrolla en las encinas (E).
Se desarrolla sobre todo en el de la mimosa al abedul (E).
pino y el abeto (E). 29 Adactylotis contaminaría
16 Peribatodes umbraria Bastante extendida; oruga en
6 Alcis repan data Un geométrido meridional que los robles (E).
Está muy extendida en Europa, vive en la encina y el olivo (E).
donde presenta distintas for­ 30 Tephronia sepiaria
mas, entre ellas la nigricata, 17 Peribatodes secundaria Esencialmente del sur; oruga en
casi negra del todo. Oruga en Bastante localizada que vive en los liqúenes (E).
numerosísimas plantas: árboles, distintas coniferas, como el
arbustos y plantas bajas (E). pino. 31 Tephronia oranaria
Regiones meridionales; oruga
7 Alcis bastelbergeri 18 Cleora cinctaria en los liqúenes (E).
Distribución todavía poco co­ Está sumamente extendida; oru­
nocida. ga en el endrino y distintas plan­ 32 Bupalus piniaria
tas bajas (E). i i (32: cr naranja, 33: o■blanque-
8 Alcis jubata 9
ciño, 34: )
Sobre todo regiones montaño­ 19 Ectropis crepuscularia A taca las coniferas (E).
sas; oruga en distintos liqúenes, (19: f. normal, 20: f. defessaria)
como las Usnea (E). Sumamente extendida. Vive en 35 Cabera pusaria
los robles (E). Vive en el sauce y el abedul (E).
9 Arichanna melanaria
No se conoce m uy bien. O ruga 21 Paradarisa consonaría 36 Cabera exanthemata
en el arándano palustre (E). Frecuenta los bosques de fron­ Vive en el sauce y el aliso (E).

www.FreeLibros.me
2121
L os geom étridos

www.FreeLibros.me
Fam ilia d e los g e o m é trid o s

1 Lomographa bimaculata 11 Pungeieria capreolaria de la mayoría de los macizos


Frecuenta los sitios boscosos Vive en los plantíos de abetos europeos (E).
donde su oruga vive en el cere­ y píceas (E).
zo aliso, el endrino y otros ar­ 24 Psodos aiticolaria
bustos (E). 12 G nophos obscuratus Vive en los Alpes y los Pirineos
Es un geométrido bastante va­ (E).
2 Lomographa temerata riable, muy extendido del lla­
Está bastante extendida; su oru­ no a la montaña. Su oruga vive 25 Psodos alpinata
ga vive en el endrino y el ma­ en distintas plantas bajas. Vuela en los macizos montaño­
juelo (E). sos hasta el límite superior de
13 O doniognophos dumelala la vegetación (E).
3 Lomographa distinctata Grueso geométrido de las mon­
Vive en el endrino y el cerezo tañas meridionales (E). 26 Siona linéala
aliso (E). Es una primaveral que prefiere
14 Gnophos furvalus las praderas y baldíos húmedos,
4 Theria rupicapraria Frecuenta los biotopos cálidos; donde se desarrolla en distintas
Vuela al fin del invierno; la oru­ más rara en la llanura (E). plantas bajas (E).
ga se desarrolla en las rosáceas
arbustivas (E). 15 G nophos obfuscatus ( = myrti- 27 Charíaspilales formosaria
iiala) Espléndido geométrido de sitios
5 Theria primaria Propia de las montañas (E). pantanosos, donde su oruga
Vuela al fin del invierno; la oru­ vive en la lisimaquia amarilla y
ga se desarrolla en el endrino el botón de oro.
y el majuelo (E). 16 G nophos ambiguatus
En la mayoría de los macizos 28 Aspitates gilvaría
6 Campaea margarilala montañosos de Europa (E). Busca eriales secos donde su
Frecuenta los bosques y setos oruga vive en la aguileña y otras
donde su oruga vive en distin­ 17 Gnophos glaucinarius plantas bajas (E).
tos caducifolios (E). Geométrido variable presente
en la mayoría de los macizos 29 A spitates ochrearia
7 Campaea honoraria montañosos de Europa (E). Prefiere los biotopos cálidos
Sumamente extendida, este (E).
grueso geométrido es más abun­ 18 G nophos mucidarius
dante en el sur, donde su oruga Sumamente extendida, sobre 30 Dyscia fagaria
se desarrolla en las encinas (E). todo hacia el sur (E). Sobre todo en la costa cantá­
brica (E).
8Hylaea fasciaria 19 Elophos dilucidarías
ñ (8: f. prasinaria, 9: f. fasciaria) 31 Dyscia conspersaria
Frecuenta las montañas (E).
Se desarrolla en los bosques de Especie alpina (E).
coniferas. La forma rosa fa s­ 20 Elophos serolinarius
ciaria reina casi por entero en Exclusiva de los Alpes. 32 Perconia strigiilaria
los bosques de pinos del llano, Al inicio del verano en los eria­
mientras que la forma verde 21 Sciadia tenebraria lenebraria cr les selváticos (E).
(prasinaria) domina en los bos­ Alta montaña (E).
ques de abetos y píceas de la 33 Compsoptera opacaría
montaña (E). 22 Sciadia lenebraria seplaria cr O ruga en las retamas, brezos,
Pirineos (E). etc. (E).
10 Hylaea pinicoiaria
Este bonito geométrido es ex­ 23 Psodos quadrifaria 34 Compsoptera jourdanaria
clusivo de Córcega. Revolotea en las laderas altas Del sur; oruga en el tomillo (E).

www.FreeLibros.me
www.FreeLibros.me
G uía

Fam ilia d e los p a p ilió n id o s

1 Parnassius phoebus sacerdos cie se desarrolla en las fumarias de hace ya varios decenios. Era
¡(l: o- , 2: Q ) (E). fácil de ver el siglo pasado.
La a p o l o p e q u e ñ o se extien­
de hasta Siberia y volvemos a 6Parnassius mnemosyne mont- 10 Aporia crataegi
hallarla en América del Norte dorensis 9 La b l a n c a d e l m a j u e l o es una
(Columbia Británica y Monta­ Esta subespecie de la mnemo­ mariposa que vive desde Euro­
ñas Rocosas). La subespecie syne es exclusiva del Macizo pa occidental hasta Corea y Ja­
alpina sacerdos frecuenta las central. pón. La volvemos a hallar en
cercanías de los torrentes en­ África del Norte. Inicialmente
tre 1500 y 3000 m; su oruga 1 Zerynthia polyxena cassandra muy común, se comprueba hoy
vive en la Saxífraga aizoides L a M A R I P O S A D E L A S A R IS T O L O - en día una creciente escasez en
y la Sempervivum monlanum. q u ia s está localizada en Euro­ gran parte de su área de distri­
La subespecie alpina gazeli se pa meridional y Asia Menor. bución. La mariposa vuela de
distingue por el fondo blanco La subespecie nominal fue des­ mayo a julio, según la altitud,
tiza de sus alas. En general, la crita cerca de Viena (Austria). en una única generación. Los
P. phoebus se distingue de la P. La subespecie cassandra, alpi­ ejemplares decolorados tienen
apollo por tener las antenas na, en la ilustración es más os­ las alas casi translúcidas. La
claramente anilladas de negro cura. Vuela de marzo a fin de oruga se desarrolla en diversas
(E). mayo, en una única genera­ rosáceas, el majuelo, el endri­
ción, según la altitud y el cli­ no, árboles frutales, etc. (E).
3 Parnassius apollo provincialis ma. Su oruga vive en las aris-
i (3: o-, 4: ) 9 toloquias; la mariposa vuela 11 Papilio machaon
La a p o l o o p a v ó n d i u r n o vive junto a los torrentes y otros si­ La m a c a ó n se extiende en gran
en la mayoría de los macizos tios húmedos. parte de Eurasia y se puede ver
montañosos de Europa, hasta también en África del Norte. Le
Asia central. Esta especie es 8 Zerynthia rumina gustan los baldíos, del llano a
muy variable, y al estar fraccio­ La M A R I P O S A D E L A S A R 1S T O L O - la montaña (donde pueden va­
nada su población, ha recibido q u ia s española o a r l e q u í n gar a gran altitud), pero donde
diversos nombres de formas y está extendida por toda Euro­ abunda de verdad es en el sur.
subespecies. La ssp. provincia- pa meridional y África del Nor­ La mariposa tiene de una a tres
lis vuela en el sur de los Alpes; te, donde vuela de febrero a ju ­ generaciones y se la puede ob­
pero otras formas de colores lio —según la altitud— en las servar de marzo a septiembre.
más brillantes viven en los Pi­ laderas secas donde se dan sus Su oruga vive en el hinojo y
rineos (E). aristoloquias nutricias. La for­ otras umbelíferas (E).
ma medesicasle (representada
5 Parnassius mnemosyne dinia- aquí) tiene una mancha roja en 12 Papilio hospiton
nus 9 la base de las alas posteriores La m a c a ó n d e C ó r c e g a es ex­
La b l a n c a d e Asso o mne- (E). clusiva de las islas mediterrá­
mosyne se extiende de los Piri­ neas, y —cosa sorprendente—
neos hasta el norte de Europa 9 Zerynthia rumina (f. honno- se parece a ciertos macaones hi-
y el Asia central. La subespe­ ratii) malayos de tipo primitivo. La
cie dinianus es particular de los Form a rarísima de la arlequín oruga se desarrolla en la Féru­
Alpes. La oruga de esta espe­ que no ha sido observada des­ la communis (umbelífera).

216 1 www.FreeLibros.me
L os papiliónidos

www.FreeLibros.me 217
Fam ilias d e los p a p ilió n id o s y los p iérid o s

1 Iphiclides podalirius generaciones; liba en los melo­ en la parte meridional de su área


La P O D A L I R I O O C H U P A L E C H E cotoneros, cerezos y lilas en flor de distribución (E).
está muy extendida, de Europa y en la alfalfa y los espliegos
occidental a China, abundando en el verano. Como al podali­ 8 Leptidea duponcheli
más en la parte meridional de rio, le gusta beber agua en los 8
¡j ( : macho de la primera gene­
su área. Esta hermosa planea­ charcos, a menudo en compa­ ración, 9: hembra de la prime­
dora frecuenta el llano y la baja ñía de piéridos y licénidos. Está ra generación). La b l a n c a d e
montaña, con querencia por los en tela de juicio su estatuto D u p o n c h e l es una meridional
eriales secos y soleados donde como especie; hay especialistas extendida del sureste de Fran­
tanto suele abundar el endrino, que lo consideran una subespe- cia a los Balcanes y a Irán. Se
su planta nutricia. Vuela de cie del podalirio (E). la halla sobre todo en regiones
marzo a septiembre de una a montañosas. La oruga vive en
dos generaciones, libando las li­ 4 Papilio aiexanor distintas leguminosas, como la
las y los endrinos en primavera La m a c a ó n m e r i d i o n a l se ex­ esparceta.
y las budleyas en verano. Muy tiende de Provenza al Orien­
extendida antaño, escasea con­ te cercano. Esta espléndida ma­ 10 Leptidea sinapis
siderablemente en la parte sep­ riposa vuela de abril a julio (9 de la primera generación)
tentrional de sus dominios, de­ en una única generación. Fre­ La hembra de la b l a n c a e s b e l ­
bido a la supresión de los setos. cuenta los terrenos accidentados t a de primera generación está

Sólo algunos ejemplares migra- bien expuestos hasta unos 1700 más cargada de escamas grises
dores llegan a veces a las Islas m de altitud. Su oruga vive en que la de la segunda (E).
Británicas (E). distintas umbelíferas. El adul­
to liba los cardos y el espliego. 11 Pieris brassicae
2 Iphiclides podalirius (= lucifer) Tí 01: macho de segunda genera­
Forma melánica, rara en extre­ 5 Leptidea sinapis 12
ción, : hembra de segunda ge­
mo, casi mítica. j (5: macho de la primera genera­ neración). La m a r i p o s a d e l a
6
ción, : macho de la segunda, c o l o b l a n c a d e l a c o l abarca
3 Iphiclides feistham elii 7: hembra de la segunda gene­ desde Europa y África del Nor­
(f. miegii, primera generación) ración). La B L A N C A E S B E L T A , te hasta el Himalaya. Migra lo­
Campa en la Península Ibérica extendidísima de Europa occi­ calmente, por ejemplo a Gran
y África del Norte. Se distin­ dental al Cáucaso, y también a Bretaña. Del llano a unos 1800
gue del podalirio por el fondo Marruecos. La mariposa fre­ m de altitud, esta especie cuya
blanco (y no amarillo crema) de cuenta los eriales cercanos a bos­ oruga ataca a distintas crucife­
sus alas y una forma de éstas ques donde se dan sus distintas ras —entre ellas las coles— ha
más alargada. La primera ge­ fabáceas nutricias (Lotus, Vicia, sido durante mucho tiempo un
neración, representada aquí, etc.), del llano a unos 2000 m azote temido por los hortelanos.
tiene el dibujo negro mucho de altitud. Hay las más de las ve­ A hora, desde hace varios dece­
más desarrollado que el de la ces dos generaciones (primave­ nios, su número ha disminuido
segunda. La I. feisthamelii vue­ ra y verano) y se da una tercera muchísimo localmente, hasta el
la de marzo a septiembre en dos punto de llegar a escasear.

218 www.FreeLibros.me
L o s p ap ilió n id o s y los piéridos

www.FreeLibros.me 2 19
G uía

Fam ilias d e los p iérid o s y los ninfálidos

1 Colias phicomone y migra bastante (la alfacarien­ da del este de Europa a los
j (1: cr, 2: cr, f. más clara, 3: ) 9 sis es más bien sedentaria); ade­ montes Altai. Desconocida en
La c o l i a d e m o n t a ñ a tiene en más, las orugas de estas dos es­ nuestro rumbo, el límite occi­
Europa una distribución limi­ pecies son muy distintas (E). dental de su área se sitúa alre­
tada y frecuenta las praderas dedor de Viena. Vuela en mayo
húmedas de la región montana 8Colias hyale cr y en julio, en dos generaciones.
(1200 a 2500 m). Se la conoce La c o l ia p á l id a o c a n a r io Oruga en la Vicia hirsuta.
en los Pirineos. Su oruga vive a zu fr a d o está muy extendida,
en las vicias (E). de Suecia a los montes Altai, 16 Gonepteryx rhamni
pero la verdadera distribución 17
<16: a , 17: ) 9
4 Colias palaeno europome de esta especie (confundida an­ La l i m o n e r a está muy exten­
5 (4: o-, 5: 9 ) tes con la C. alfacariensis) no dida de Europa y África del
La c o l i a d e l o s p a n t a n o s está se conoce aún bien. Le gustan Norte hasta Siberia y Asia Me­
muy extendida: de Europa a la los campos de trébol y alfalfa, nor. Le gustan los bosques y
región del Amur y a Japón. La del llano a la zona alpina. Mi- baldíos, del llano a la monta­
subespecie nominal es de Escan- gradora, llega a veces al sur ña. Las mariposas eclosionadas
dinavia. La subespecie europo­ de G ran Bretaña. La mariposa en el verano hibernan en el fo­
m e, de la Europa no nórdica, vuela de junio a octubre en dos llaje en el suelo y en árboles
se distingue por un color fun­ generaciones (incluso más). huecos para volar en la prima­
damentalmente más amarillo Entre los caracteres externos vera siguiente (E).
(algunas hembras de los Alpes que permiten distinguir C. hyale
también son amarillas: f. illg- de C. alfacariensis, vemos un 18 Pyronia hathseha cr
neri). La mariposa vuela en los fondo amarillo verdoso en el La l o b i t o l i s t a d o es un sati-
biotopos turbosos donde se da macho de hyale (casi amarillo rino localizado entre el norte de
el arándano. La subespecie limón en alfacariensis)', además, África y el suroeste de Europa.
europome vuela a poca altitud hyale tiene más extendidas las La forma nominal es africana,
(a partir de 500 m), mientras manchas negras del ápice (E). mientras que la subespecie par-
que la forma europomene, más dilloi vuela en la Península Ibé­
pequeña, alcanza los 2500 m en 9 Cotias crocea rica (E).
los Alpes. Oruga en el aránda­ 9
o (9: a n o rm a l, 10: normal, 11:
no común y el rojo. 9 aubuissoni, : 12 9
helicina, 19 Gonepteryx cleopatra
13: 9helice). La c o l i a c o m ú n (19: < , 20 : ) 7 20 9
6Colias alfacariensis (, = aus- se extiende de Europa y África La c l e o p a t r a está muy exten­
í Iralis) del Norte hasta Irán. Esencial­ dida en la cuenca mediterránea.
(6: o-, 7: 9) mente migradora, sube cada año Frecuenta los eriales boscosos
La c o l i a d e B e r g e r está muy hacia el norte de Europa. En sus donde su oruga se cría en los
extendida en gran parte de biotopos de origen, la maripo­ R ham nus (E).
Europa, hasta el Asia Menor. sa tiene tres o cuatro generacio­
Le gustan los eriales secos, don­ nes al año, alimentándose su 21 Coenonympha hero
de crece su principal planta nu­ oruga de distintas leguminosas La n i n f a m o r e n a llega desde
tricia, la Hippocrepis comosa. como el trébol y la alfalfa. La Francia hasta Corea y Japón,
Vuela de la primavera al fin del forma femenina helice (fig. 13) pero, debido a la destrucción
otoño en dos o tres generacio­ está controlada genéticamente y masiva de los terrenos pantano­
nes, incluso cuatro, según la al­ no es rara (E). sos, está desapareciendo hoy en
titud. Durante mucho tiempo se día de la mayoría de sus esta­
la confundió con la c o l i a pá­ 14 Colias chrysotheme ciones europeas.
l i d a (C. hyale), que se desa­ 15 (14: a , 15: ) 9
rrolla en los tréboles y alfalfas La c o l i a m e n o r está extendi­

2 2 0 I
www.FreeLibros.me
L o s p iérid o s y los ninfálidos

www.FreeLibros.me 221
Guía

Fam ilias d e los p iérid o s y ninfálidos

1 Pieris napi napi 10 Pieris ergane cr riaciones anuales del clima. El


7 (1: o- primera generación, 2: 9 La b l a n c a e s c a s a prefiere las macho presenta alguna vez el
primera generación, 3: cr se­ garrigas herbosas con terreno anaranjado de las alas anterio­
gunda generación, 4: 9 segun­ accidentado. Diseminada en res sustituido por amarillo (f.
da generación). La b l a n c a Europa meridional, se la en­ aureofiavescens) (E).
v e r d i n e r v a d a vive de Europa cuentra en algunas localidades
a Japón y en América del Nor­ de los Pirineos orientales. La 18 Anthocharis euphenoides cr
te. Aparece con la mayor fre­ oruga vive en la Aethionema La p u n t a a n a r a n j a d a , locali­
cuencia en tres generaciones saxalile (E). zada en el suroeste de Europa,
anuales, de fin de marzo a sep­ está sustituida en África del Nor­
tiembre. Esta mariposa frecuen­ 11 Pieris rapae te por la P U N T A A N A R A N J A D A
ta los eriales, praderas y linde­ (II: cr primera generación, : 12 m a r r o q u í (Anthocharis belia),

ros de bosque, donde su oruga 9 primera generación, 13: cr menos oscura, considerada por
se desarrolla en diversas cruci­ segunda generación, 14: 9 se­ algunos como una simple subes­
feras (E). gunda generación, 15: 9 f.fas- pecie de la A . euphenoides. Vue­
cíala). La B L A N Q U IT A D E L A C O L la de marzo a agosto, según la
5 Pieris napi bryoniae está muy extendida desde Euro­ altitud, en bosques claros y ga­
7 Este piérido tiene aún un esta­ pa y África del Norte hasta el rrigas, y su oruga se alimenta de
tuto discutido. Hay quienes la Japón (ha sido introducida en biscutelas y otras cruciferas (E).
consideran como especie apar­ América del Norte). Es una de
te. La mariposa vuela en junio- las mariposas diurnas más co­ 19 Anthocharis cardamines
julio en los Alpes. Se la cono­ munes. Frecuenta los bordes de T¡¡ (19: 9 f. crassipuncta, 20: cr
ce también en el Jura, los Cár­ caminos, eriales y jardines, del [reverso]) (E).
patos, el Cáucaso, Finlandia, llano a los 2000 m de altitud,
etc. (E). en algunos sitios. Su oruga se 21 Anthocharis euphenoides
cría en las cruciferas y resedá­ 21
Tí ( : reverso del macho, : 22 9
7 Pieris napi napi cr ceas. Vuela de marzo a octubre f. de ápice oscuro, 23: f. de 9
(primera generación) reverso en varias generaciones (suelen ápice claro) (E).
(E). ser 3 o 4). La primera está mu­
cho más cargada de gris que las 24 Polygonia egea
8 Pieris mannii siguientes (E). La c - b l a n c a m e r i d i o n a l ex­
8
ñ (primera generación. : cr, 9: tiende su área desde Provenza al
* 9) 16 Anthocharis cardamines Asia Menor e Irán. Ausente en
La b l a n c a c a t a l a n a es una Tí (16: 9 f. ochrea, 17: cr) la Península Ibérica. La maripo­
especie meridional presente en La a u r o r a , extendida de Euro­ sa frecuenta los biotopos secos,
la Península Ibérica y Marrue­ pa a China, ama las praderas hú­ del llano a la baja montaña.
cos, ausente en las islas medi­ medas y los taludes en flor, del Aparece de mayo a septiembre
terráneas. La mariposa frecuen­ llano a unos 1800 m de altitud en dos generaciones muy dife­
ta los baldíos soleados hasta en la montaña, y su oruga se de­ rentes. Su oruga se desarrolla en
unos 1500 m de altitud. Su oru­ sarrolla en distintas cruciferas, la parietaria. La mancha platea­
ga se desarrolla en diversas cru­ como el mastuerzo de prado. La da del revés de las alas posterio­
ciferas, como la Iberis semper- mariposa vuela de fin de marzo res tiene forma de Y y no de C
virens (E). a julio, según la altitud y las va­ como en la P. c-album.

222 www.FreeLibros.me
L os p icrid o s y los ninfálidos

www.FreeLibros.me 223
Fam ilias d e los p iérid o s y los h esp érid o s

1 Pontia daplidice o• 8
Euchioe ausonia 20 Pyrgus foulquieri
La b l a n q u i v e r d o s a está ex­ 98 9 9
( : , : o- reverso) (E). La a j e d r e z a d a v i r i l es sobre
tendida de Europa meridional todo montana y meridional (E).
al Japón, y aparece también en 10 Euchioe simplonia
África oriental y del norte. Le j j (10: 9
, 11: 9 reverso) (E). 21 Pyrgus armoricanus
gustan los eriales y garrigas y La A JE D R E Z A D A Y U N Q U E está
asciende en la montaña hasta 12 Euchioe tagis bellezina sumamente extendida en Euro­
1800 m. Su oruga vive en las La b l a n c a p o r t u g u e s a vuela pa meridional (E).
cruciferas y resedáceas. Esta de marzo a mayo en una sola
migradora se aventura en algu­ generación. La subespecie be­ 22 Pyrgus fritillarius
nos años más allá de su límite llezina es peculiar de los Alpes Otra forma (E).
norte, por ejemplo, en Gran y de Provenza, pero se halla
Bretaña (E). también fuera de esa zona (E). 23 Pyrgus maivoides
Equivalente meridional de la es­
2 Pontia callidice 13 Carcharodus alceae pecie siguiente (E).
i (2: o-, 3: 9 ) La p i q u i t o s c a s t a ñ a frecuen­
La B L A N Q U IV E R D O S A A L P I N A es ta los eriales secos y jardines en 24 Pyrgus malvae
una montana extendida desde flor donde se desarrollan di­ La A JE D R E Z A D A m e n o r quiere
los Pirineos y Alpes al Hima- versas malváceas. La mariposa praderas húmedas en flor (E).
laya y Mongolia, y vuelve a vuela en primavera y en vera­
aparecer en América del Nor­ no (E). 25 Pyrgus carlinae
te. Vuela con gran rapidez en La A JE D R E Z A D A A L P IN A vuela
la zona alpina, entre 2000 y 14 Carterocephaius palaemon cr en los bosques secos.
3000 m. La oruga vive en el La a j e d r e z a d a d e p a l l a s lle­
Erysimum pum ilum , la Reseda ga de Europa al Japón, pero 26 Syrichtus proto aragonensis
glauca, etc. (E). tiende a escasear. Frecuenta los Eriales cálidos del noroeste de
caminos en flor de los bosques España (E).
4 Pontia daplidice cr frescos ricos en gramíneas (E).
(reverso) (E). 27 Spiaia sertorius ( = sao)
15 Ochlodes venatus 9 Sitios rocallosos y floridos (E).
5 Pontia callidice 9 La d o r a d a o r l a a n c h a se ex­
(reverso) (E). tiende de Europa a China y 28 Erynnis tages
Japón. La subespecie faunus A la C e r v a n t e s le gustan los
6 Euchioe ausonia o■ (representada aquí) vuela en ve­ biotopos secos y floridos (E).
La b l a n c a m e r i d i o n a l se ex­ rano en lugares herbosos, alcan­
tiende de Europa y África del zando en la montaña los 2500 m 29 Thymelicus lineolus
Norte a la región del Amur (Si- (E). Abunda en las praderas de
beria); y reaparece en América montaña (E).
del Norte. La mariposa vuela 16 Carcharodus lavatherae
de mayo a julio en una única Prefiere las laderas secas de re­ 30 Ochlodes venatus cr (E).
generación. Vuela muy rápida­ giones meridionales (E).
mente sobre las laderas escar­ 31 Hesperia comma cr
padas entre 500 y casi 2000 m, 17 Carcharodus boeticus La D O R A D A M A N C H A S BLA N C A S
donde crecen sus plantas nutri­ La p i q u i t o s es una meridional prefiere laderas soleadas (E).
cias, las cruciferas (E). que frecuenta las laderas solea­
das (E). 32 Heteropterus morpheus cr
7 Euchioe simplonia cr ( = cra- La e s p e j i t o s frecuenta los bos­
meri) 18 Pyrgus fritillarius ( = carthami) ques herbosos (E).
Vive en Europa meridional y Está muy extendida en Europa
África del Norte. Se distin­ meridional (E). 33 Thymelicus sylvestris cr
gue por unas manchas blancas La d o r a d a l í n e a l a r g a pre­
en las nacaradas alas posterio­ 19 Pyrgus alveus fiere las praderas secas (E).
res. La mariposa vuela de mar­ La a j e d r e z a d a s e r r a n a se ex­
zo a agosto en dos generacio­ tiende de África del Norte y 34 Thymelicus acteon cr
nes (E). Europa hasta Siberia (E). A la d o r a d a o s c u r a le gustan
las laderas secas y floridas (E).

www.FreeLibros.me
L os p iérid o s y los hespéridos

’V y » W ^
W 23
M
24

I k ^ í t|j||3
# ^ í * » » iww

www.FreeLibros.me I 225
G uía

Fam ilia d e los licénidos

1 Laeosopis roboris thiersi Q Tiende a ser una especie mon­ 29 Scolitantides orion
La m o r a d i l l a es propia del tana y la subespecie eurydame La b a n d a a n a r a n j a d a prefie­
sur de Francia y la Península es alpina (E). re los sitios rocosos (E).
Ibérica (E).
16 Thersamolycaena dispar 30 Glaucopsyche atexis ( = cy!la-
2 Q u e rc u sia quercus 9 ¡ó Frecuenta distintos biotopos 31 rus>
La n a z a r e n a frecuenta los húmedos a pantanosos donde La m a n c h a s v e r d e s prefiere
bosques de robles y se posa en crecen sus acederas nutricias; eriales soleados en flor (30: cr,
las hojas (E). tiende a desaparecer con la des­ 31: 9 ) (E).
trucción de los mismos (16: cr,
3 Tbecla betulae 17: 9
, 18: O" [reverso]). 32 Glaucopsyche melanops cr
4 <3: o- , 4: 9 ) Frecuenta las garrigas (E).
La t o p a c i o v i v e en los huertos 19 Heodes tityrus ( = doriiis)
dejados y los bosques, en los iñ (19: o- , 20: 9 ) 33 Maculinea telejus cr
endrinos, etc. (E). La m a n t o o s c u r o frecuen­ Le gustan las praderas húme­
ta los bosquecillos y eriales, das (E).
5 Satyrium spini del llano a la montaña media
(reverso) (E). 34 Maculinea arion cr
La m a n c h a a z u l frecuenta los La h o r m i g u e r a d e l u n a r e s
sitios montaraces, sobre todo de 21
Lycaena phiaeas prefiere los bosques claros (E).
la baja montaña (E). La m a n t o b i c o l o r puebla dis­
tintos biotopos floridos don­ 35 Maculinea alcon rebeli cr
6 Satyrium ilicis de se dan las acederas ( : cr 21 La h o r m i g u e r a prefiere los
n La q u e r q u e r a s e r r a n a fre­ f. nigrioreleus, 22 9
: típica) biotipos secos (E).
cuenta los bosques claros ( : 6 (E).
hembra, 7: ídem, reverso) (E). 36 M aculinea n a u sith o u s 9
23 Heileia helle ( = arcas)
8 Callophrys rubi La m a n t o v i o l e t a frecuenta Frecuenta las praderas húmedas
(reverso) las turberas y otros terrenos hú­ (E).
La c e j i a l b a f r e c u e n t a l o s p á ­ medos.
ram o s b rez o so s d o n d e c re c e n 37 Plebejus argus
d iv e rs a s p a p ilio n á c e a s (E). 24 Celastrina argiolus 30 (37: o-, 38: ) 9
~ (2 4 : cr , 25: ) 9 La n i ñ a h o c e c i l l a s frecuenta
9 Heodes virgaureae La n á y a d e campa en los par­ los páramos y las praderas
ü ¡ (9 : c r, 10: 9 ) ques y bosques claros (E). montanas (E).
La m a n t o d e o r o vive sobre
todo en la montaña, en las pra­ 26 Cupido osiris cr ( =sebrus) 39 Plebejus idas
deras donde hay acederas (E). Es sobre todo montana (E). ¡) (39: o-, 40: 4 ) 9
La n i ñ a e s m a l t a d a vive en las
11 Heodes alciphron gallón 27 Cupido minimus cr laderas en flor hasta la alta
« (11: 9 12
, : o- ) La d u e n d e o s c u r o vive en montaña (E).
■ La M A N TO D E P Ú R P U R A (//. al­ bosques herbosos, eriales mon­
ciphron alciphron) es natural en taraces (E). 41 Plebejus argyrognomon
la Península Ibérica (E). 42 (41: CG 42: ) 9
28 Pseudophiiotes baton Prefiere las cuestas soleadas
13 Palaeochrysophanus hippothoe Frecuenta las garrigas y otros donde crecen las coronillas rosa
77 La m a n t o d e c o b r e (13: cr, terrenos secos (E). (E).
9
14: , 15: 9
ssp. eurydame).

226 www.FreeLibros.me
L os licénidos

www.FreeLibros.me
G u ía

Fam ilias d e los licén idos y los ninfálidos

1 Agriades glandon cr praderas en flor, diluyéndose en 2000


m de altitud (la hembra es
Vuela en las cordilleras altas de islotes aislados en el norte de menos contrastada) (E).
Europa (E). su área. Oruga en las Hippo-
crepis. Dos generaciones por 24 Cinclidia phoebe
2 Arida nicias cr año (E). Frecuenta los bosques y pra­
La b o r d e a m p l i o prefiere la deras del llano a la montaña
montaña media (E). 13 Polyommatus coridon (E).
Ti (13: o-, 14: 9 )
3 Albulina orbitulus o• La niña coridón frecuenta los 25 Didymaeformia didyma cr
Puebla las praderas altas alpi­ eriales soleados del llano a la La doncella t Imida campa en
nas (E). montaña. Oruga en distintas le­ los baldíos soleados en flor;
guminosas. Una generación al tiende hoy en día a escasear en
4 Cyaniris semiargus cr año (E). el sur de su área (E).
La fa lsa l im b a d a cam p a en
la s p r a d e r a s h ú m e d a s d e l lla n o 15 Polyommatus icarus 26 Euphydryas desfontainii
a la m o n ta ñ a (E ). <15: cr, 16: 9 ) La doncella española, espe­
La ícaro dos puntos abunda cie mediterránea, prefiere los
5 Eumedonia eumedon 9 generalmente en los eriales, y su valles secos (E).
Frecuenta los parajes ondulados oruga vive en diversas legumi­
a montañosos (E). nosas (E). 27 Melitaea cinxia
La DONCELLA DEL LLANTÉN Vue­
6 Polyommatus daphnias cr 17 Euphydryas maturna la en las praderas en flor (E).
La a z u l b i p u n t a d a prefiere las La DONCELLA DEL ALIGUSTRE
laderas cálidas de las cordille­ vuela en mayo-junio en los bos­ 28 Mellicta athalia
ras meridionales poco elevadas ques claros húmedos. Tiende a La DONCELLA COMÜN O ATALÍA
(E). escasear actualmente (E). vive en los calveros y las pra­
deras montaraces (E).
7 Polyommatus escheri o• 18 Hamearis lucina
La f a b i o l a frecuenta las regio­ 19 <18: <*. 19: 9 ) 29 Mellicta parthenoides
nes más o menos montañosas La perico campa en los setos Vuela en las praderas feraces
del sur (E). y linderos, donde su oruga vive (E).
en las primaveras y acederas.
8 Polyommatus damon cr Mariposa en la primavera (E). 30 Mellicta aurelia
La V E LLU D ITA C IN T A D A O AZU L Frecuenta las praderas en flor.
c i n t a d a está localizada en dis­ 20 Libythea celtis Especie localizada.
tintas regiones del sur de Euro­ La mariposa d e l almez es una
pa (llega al Altai por el este) (E). meridional ligada a la presen­ 31 Mellicta varia
cia del almez, su planta nutri­ Puebla las praderas alpinas.
9 Polyommatus eros cr cia (E).
Frecuenta las praderas monta­ 32 Mellicta dejone
nas hasta más de 2000 m de al­ 21 Euphydryas aurinia cr Le gustan las praderas monta­
titud (E). La doncella de ondas rojas nas (E).
frecuenta distintos biotopos hú­
10 Polyommatus dorylas cr medos y floridos, de mayo a ju ­ 33 Melitaea diamina cr
La n i ñ a t u r q u e s a prefiere las lio (E). La doncella oscura prefiere
laderas en flor de la montaña los linderos de bosque y las pra­
media (E). 22 Euphydryas intermedia deras montanas (E).
La DONCELLA ALPINA (E).
11 Polyommatus bellargus 34 A rid a agestis
u (11: O’. 12: 9 ) 23 Euphydryas cynthia cr La morena serrana puebla
La NIÑ A C ELESTE s e h a l l a e n la s Es una montana que rebasa los eriales y páramos (E).

228 www.FreeLibros.me
L os licénidos y los ninfálidos

A
' k

ww Ww
. v w

M W W * *
32 33

www.FreeLibros.me
Fam ilia d e los ninfálidos

1 Boloria pales flor y praderas montaraces don­ Su oruga vive en los sauces y
La perlada alpina frecuenta de nacen violetas y fresas (E). álamos (E).
la alta montaña de los Pirineos
a China. Vive por encima del 7 A patura ¡lia 13 Fabriciana adippe
límite superior del arbolado y La tornasolada chica está (f. cleodoxa)
sobrevuela las camperas alpinas muy extendida de Europa a Ja ­ La a di pe vive de Europa y
buscando sus plantas nutricias, pón. Frecuenta las regiones bos­ África del Norte hasta el Japón.
Viola calcarata y diversos Poly- cosas desde el llano hasta unos Frecuenta las alamedas de los
gonum. Hay que buscarla en las 1000 m de altitud. La maripo­ bosques y los eriales, del llano
sierras más altas (E). sa vuela en junio-julio en la par­ a la montaña (E).
te norte de su área, y en mayo-
2 Boloria napaea