Vous êtes sur la page 1sur 7

Curso: medicina

Profesor:

Ciclo:

Tema:

Integrantes:

1. Alva medina janfranco


2. Araujo Navarrete Emma luz
3. Asto blanco Carlos
4. Ávila castillo pedro
5. Bejarano Chávez Alison
6. Cabello miranda segundo Kerry
7. Carbajal Vásquez Jessica felinda
8. ccalluchi león José
INTRODUCCION

Se debe obtener una descripción inicial breve de la condición general del paciente, que incluirá
un testimonio, sobre su edad, sexo, estado civil, origen racial y ocupación.

También hay que obtener su ocupación, su dirección y saber cuáles son los medios de
comunicarse directamente con él (su teléfono por ejemplo)

El episodio de atención se inicia con la razón por la que el paciente consulta al especialista. En
la historia clínica se recoge con la expresión literal ofrecida por el paciente, y sirve de
desencadenante de las decisiones y acciones que tomará el profesional de la salud.

En el motivo de consulta se da un periodo de comunicación directa y franca, en el que el paciente


transmite su situación o dudas, donde da sus explicaciones y se relaja, y el especialista realiza
una escucha activa, creando un clima de serenidad y seguridad, para captar sus necesidades.
MOTIVO DE CONSULTA

El motivo o razón de consulta es la expresión del paciente por la que solicita atención
sanitaria.
Puede haber uno o varios motivos de consulta en el mismo encuentro entre paciente y
especialista, y todos deberían ser expresados al principio de la entrevista clínica para
facilitar su abordaje posterior. En el caso de enunciarse más de uno, se pueden
jerarquizar en función de varios parámetros (urgencia, gravedad, resolutividad, etc).

Se deberá poner énfasis en la clarificación del motivo de consulta, es decir qué


problemas o situaciones son las que trae la persona, y cómo los vive, así como qué
aspectos son los que pone más énfasis en el relato de la situación. Paralelo a esto es
importante precisar los factores precipitantes o desencadenantes de la situación.

El médico debe crear un ambiente de confianza para que el paciente pueda sentirse
cómodo y relatar toda la información posible.
Lo siguiente para analizar es el dilema que surge con frecuencia sobre el anotar las
"palabras del médico o las palabras del paciente
En el espacio de motivo de consulta no se debe escribir todos los signos y síntomas
que tiene el paciente, sino los de más jerarquía más importante y relevante

En el motivo de consulta se da un periodo de comunicación directa y franca, en el que


el paciente transmite su situación o dudas, donde da sus explicaciones y se relaja, y el
especialista realiza una escucha activa, creando un clima de serenidad y seguridad,
para captar sus necesidades.
Relación entre el paciente y el especialista

Para la mayoría de las personas no es lo correcto ni lo habitual hablar abiertamente de


sus relaciones y pensamientos íntimos con un extraño la primera vez que lo ve, y el
psicólogo tampoco debe esperar una revelación completa en la primera entrevista. El
paciente se calla muchos datos y quizá distorsiona otros en la primera consulta, y se
debe considerar anormal una actitud demasiado abierta y detalles demasiado precisos
acerca de información que habitualmente se suprime o reprime durante la entrevista
inicial.

Actitud del Paciente ante su Padecimiento Actual

La actitud del individuo hacia la enfermedad también es


Reveladora:
¿Niega el paciente la importancia del padecimiento? ¿Los efectos de sus síntomas
sobre las personas de quienes él depende? En otras palabras, ¿existe una ganancia
emocional que se obtiene por medio de la enfermedad?
El especialista también debe explorar cuán rápido el paciente desea recuperarse. Tal
vez se logre entender esta necesidad si se estudia la respuesta del paciente a sus
enfermedades previas. ¿Cuánto duró la dependencia producida por una enfermedad
en el pasado?, ¿qué tanto comprende la persona su padecimiento actual? y ¿qué es lo
que espera como desenlace?

Como conducir la entrevista

Siempre es preferible entrevistar primero al paciente, antes de discutir su enfermedad


con un miembro de la familia o con un amigo, si es que alguien lo acompaña. el objeto
de lograr una buena información, el examinador debe ser flexible y empático,
buscando la espontaneidad de la entrevista.

El paciente y sus acompañantes a menudo consideran banal e irritante la actitud del


especialista que insiste en conocer material relativo a la familia del paciente y su historia
vital. Esto se debe a que están demasiado ansiosos por relatar primero el material que
ellos creen pertinente, y por lo mismo responderán con irritación y retraimiento a un
interrogatorio de tipo rutinario e insistente, que no parece incluir molestias actuales.
intentará ganarse poco a poco la confianza del paciente para que pueda sincerarse. Se
trata de que el paciente perciba que tiene a su disposición una persona a quien puede
revelar su ser, en el momento apropiado
MOTIVO DE CONSULTA EN ODONTOLOGÍA

 Me sangran las encías al cepillarme.


 Tengo los dientes picados.
 Me duele la muela al masticar.
 Tengo mal aliento.
 Siento mi boca seca.
 Me arde la lengua.
 Me ha salido un ojo de pollo.
 Se me ha hinchado la cara.
 Tengo los dientes torcidos.
 Mis prótesis están flojas.
 Mi hijo no puede comer porque tiene un diente infectado.
 Tengo los dientes manchados.
 “Tengo gingivitis”.
 “Tengo mal oclusión”.
RELATO DE LA ENFERMEDAD

Es el análisis de todos los síntomas importantes del paciente colocados en forma


cronológica y coherente, de manera que la evolución de síntomas sea clara.
El relato de la enfermedad consta de 3 partes:
1. Forma de inicio
2. Curso de enfermedad
3. Tiempo de enfermedad
4. Estado actual

SIGNOS Y SÍNTOMAS PRINCIPALES

Cardinales o esenciales:
Cuando su presencia nos sirva para orientas nuestro criterio diagnostico

Comunes o accidentales:
Los que acompañan y sirven para identificar su significado

Signos patogénicos o específicos:


Los que se presentan invariablemente en determinada enfermedad y pueden ser de
apoyo decidido para su diagnóstico.

Signos negativos: son aquellos que el paciente manifiesta pero que nos hacen dudar de
su padecimiento.

Signos positivos: en los que por general se presentan en determinados padecimientos y


les son propios.

Signos pronósticos: los que encontramos en los padecimientos y nos orientan en


relación con el estado de gravedad del enfermo.

Signos etiológicos: los que nos orientan para saber el origen del padecimiento.
Conclusiones:

Existen casos donde la redacción del motivo de consulta o la enfermedad actual son
complicados, por ejemplo en pacientes accidentados, inconscientes, ciertas
deficiencias, derivaciones, etc.

Teniendo esto en consideración parece lógico comenzar redactando primero el motivo


de consulta y una vez terminado se continuar cronológicamente desde el inicio del
cuadro

Referencias