Vous êtes sur la page 1sur 3

La reforma curricular que precedió a la actual Reforma Integral de la Educación Básica (RIEB) tuvo

lugar en el año 1993, en el marco de una política de mucho mayor alcance en el país (el Acuerdo
Nacional para la Modernización de la Educación Básica, ANMEB), uno de cuyos componentes fue la
formulación de nuevos planes y programas de estudio para la educación básica. La Reforma Integral
de la Educación Básica (RIEB), tiene como propósitos se centran en atender los retos que enfrenta
el país de cara al nuevo siglo, mediante la formación de ciudadanos íntegros y capaces de desarrollar
todo su potencial, y en coadyuvar al logro de una mayor eficiencia, articulación y continuidad entre
los niveles que conforman este tipo de educación.

La RIEB culmina un ciclo de reformas curriculares y cada uno de los tres niveles que integran la
Educación Básica, que inició en 2004 con la Reforma de Educación Preescolar, continuó en 2006 con
la de la Educación Secundaria y en 2009 con la de Educación primaria, y consolida ese proceso,
aportando una propuesta formativa pertinente, significativa, congruente, orientada al desarrollo de
competencias y centrada en el aprendizaje de los estudiantes.

A fin de lograr la articulación curricular, en el Plan y los programas de estudio de educación primaria
2009, se definieron los campos formativos y las asignaturas que conforman el mapa curricular de la
educación básica, con la finalidad de dar cumplimiento a los propósitos formativos establecidos en
el perfil de egreso de la misma.

En virtud de lo anterior, la articulación de la educación básica y la RIEB, deben ser entendidas desde
una perspectiva que supere la concepción que reduce el desarrollo curricular a la sola a la revisión,
actualización y articulación de planes y programas de estudio. Se requiere partir de una visión que
incluya los diversos aspectos que conforman el desarrollo curricular en su sentido más amplio; es
decir, el conjunto de condiciones y factores que hacen factible que los egresados alcancen los
estándares de desempeño: los conocimientos, las habilidades, las actitudes y los valores.

RESUMEN: En agosto de 2009 la Secretaría de Educación Pública (SEP) puso en marcha el nuevo Plan
de Estudios para la educación básica primaria (primer y sexto grado), el cual adoptó el enfoque
pedagógico por competencias que tiene muchos matices a causa de que es una propuesta no
acababa. Así, el propósito de esta ponencia es presentar un análisis general del Plan de Estudios y
programas de asignatura de educación básica 2009 (primer y sexto grado), a fin de conocer los
cambios curriculares que se realizan. Para ello se examina‐ ron el Plan de Estudios y los programas
de curso de primer y sexto grado, contrastándolos con el enfoque por competencias. Entre los
hallazgos destaca que el Plan asume una orientación mixta del enfoque por competencias, ya que
establece competencias para la vida (denominadas genéricas) y competencias por asignatura
(competencias disciplinarias), pero los programas de estudio continúan presenta‐ do una propuesta
de corte constructivista.

Ideas clave:

 Competencias
 Aprendizajes Esperados
 Estructura del programa

Conclusiones:

 El Plan de Estudios 2009 de Primaria, asume una orientación mixta del enfoque por
competencias ya que establece competencias para la vida (denominadas genéricas) y
competencias por asignatura (competencias disciplinarias), pero los programas de
estudio continúan presentados una propuesta de corte constructivista.
 • Los programas de curso dan un énfasis inusual en el logro de aprendizajes esperados
que son conductas observables. Díaz Barriga (2009b: 46) señala: “por el grado incipiente
de su desarrollo y por su deficiente claridad técnica, es interpretada por unos como una
estrategia para la fragmentación del comportamiento al puro estilo de los objetivos
conductuales”.
 • La estructura mixta del Plan de Estudios puede tener una consecuencia en la práctica
educativa del maestro y obliga a generar las siguientes preguntas ¿cómo interpreta el
maestro los programas de curso?, ¿cómo, el maestro, traduce estos programas en
actividades pedagógicas apoyadas al desarrollo de competencias? Son preguntas
obligadas, porque finalmente el maestro es uno de los actores principales en el proceso
formativo y de una reforma educativa.

Referencias
2010, C. (17 de Diciembre de 2010). Clase. Recuperado el 06 de Marzo de 2018, de
http://clase.org.mx/2010/?p=2048

Cuevas Cajiga, Y. M. (s.f.). Consejo Mexicani de Investigación Educativa. Recuperado el 06 de


Marzo de 2018, de
http://www.comie.org.mx/congreso/memoriaelectronica/v11/docs/area_02/0896.pdf
Ruiz Cuéllar, G. (2010). Asociación Universitaria de Formación del Profesorado. Recuperado el 06
de Marzo de 2018, de http://aufop.com/aufop/uploaded_files/articulos/1335398629.pdf

http://www.educacionyculturaaz.com/educacion/reforma-integral-de-educacion-basica-
rieb