Vous êtes sur la page 1sur 2

BANDA ANCHA

En telecomunicaciones, se conoce como banda ancha a la red (de cualquier tipo) que tiene una
elevada capacidad para transportar información que incide en la velocidad de transmisión de esta.1
Así entonces, es la transmisión de datos simétricos por la cual se envían simultáneamente varias
piezas de información, con el objeto de incrementar la velocidad de transmisión efectiva. En
ingeniería de red de computadoras este término se utiliza también para los métodos en donde dos
o más señales comparten un medio de transmisión. Así se utilizan dos o más canales de datos
simultáneos en una única conexión, lo que se denomina multiplexación (ver sección más abajo).

Algunas de las variantes de los servicios de fibra hasta la casa (Fiber To The Home) son de banda
ancha. Los routers que operan con velocidades mayores a 100 Mbit/s también son banda ancha,
pues obtienen velocidades de transmisión simétricas.

El concepto de banda ancha ha evolucionado con los años. La velocidad que proporcionaba la RDSI
con 128 Kb/s dio paso al SDSL con una velocidad de 256 Kb/s. Posteriormente han surgido versiones
más modernas y desarrolladas de este último, llegando a alcanzar desde la velocidad de 512 Kb/s
hasta los 25 Mb/s simétricos en la actualidad.

Velocidad de la banda ancha


La banda ancha no es un concepto estático, toda vez que las velocidades de acceso a Internet se
aumentan constantemente. Las velocidades se miden por bits por segundo, por ejemplo, kilobits
por segundo (kbit/s) o megabits por segundo (Mbit/s). La velocidad mínima para considerarse banda
ancha varía entre los países e, incluso, dentro de un país la autoridad puede considerar como banda
ancha un valor de velocidad distinto de aquel que el operador estima como banda ancha. Se ha
propuesto que una manera para determinar la existencia de banda ancha es aquella basada en los
servicios a los que se puede tener acceso (p. ej., rápida descarga de archivos de Internet, calidad de
audio equivalente a un CD, servicios de voz interactivos). La amplia disponibilidad de banda ancha
se considera un factor para la innovación, la productividad, el crecimiento económico y la inversión
extranjera.

Al concepto de banda ancha hay que atribuirle otras características, además de la velocidad, como
son la interactividad, digitalización y conexión o capacidad de acceso (función primordial de la banda
ancha).

Patterson ya hablaba de que la conexión de banda ancha depende de la red de comunicaciones, de


las prestaciones del servicio. En su libro Latency lags bandwidth. Communications of the ACM escrito
en 2004 cuenta que el retardo es un aspecto crítico para las prestaciones de un sistema real.
Multiplexación
Las comunicaciones pueden utilizar distintos canales físicos simultáneamente; es decir multiplexar
para tener acceso múltiple. Tales canales pueden distinguirse uno de otro por estar separados en
tiempo (multiplexación por división de tiempo o TDM), frecuencia de portadora (multiplexación por
división de frecuencia, FDM o multiplexación por división de longitud de onda, WDM), o por código
(multiplexación por división de código, CDMA). Cada canal que toma parte en la multiplexación es
por definición de banda estrecha (pues no está utilizando todo el ancho de banda del medio).

Connotación jurídica
Implica el derecho a acceder a un Internet de alta velocidad. Es decir, el derecho a acceder a un
servicio eficiente, de alta velocidad y gran capacidad de transmisión de información. La banda ancha
resulta importante, porque con ella se puede acceder a otros servicios que ofrece el Internet.