Vous êtes sur la page 1sur 1

Artículo 93 Inmunidad Parlamentaria Los congresistas representan a la Nación.

No están
sujetos a mandato imperativo ni a interpelación. No son responsables ante autoridad ni
órgano jurisdiccional alguno por las opiniones y votos que emiten en el ejercicio de sus
funciones. No pueden ser procesados ni presos sin previa autorización del Congreso o de
la Comisión Permanente, desde que son elegidos hasta un mes después de haber cesado
en sus funciones, excepto por delito flagrante, caso en el cual son puestos a disposición
del Congreso o de la Comisión Permanente dentro de las veinticuatro horas, a fin de que
se autorice o no la privación de la libertad y el enjuiciamiento.

INMUNIDAD PARLAMENTARIA:

Su finalidad es evitar detenciones o procesos penales con una evidente motivación


política que puedan perturbar el adecuado funcionamiento de la labor representativa. El
Congreso no acusa al congresista, sino que se limita a descartar la existencia de móviles
políticos de una acusación en su contra.

Hoy, es una prerrogativa cuya existencia no tiene justificación y atenta contra el principio
de igualdad consagrado en nuestra Constitución. Y ello porque otorga un trato
diferenciado a un congresista frente a un ciudadano común por la comisión de un mismo
hecho delictivo.
Lo que dice el art 93 de la constitución del Perú, Es decir, ante cualquier comisión de un
hecho delictivo solo se nos juzga o procesa siempre que el Congreso lo autorice.
Esto ha contribuido a que la gran mayoría de peruanos entienda
la inmunidad parlamentaria como un mecanismo de impunidad congresal, en el que nos
amparamos para no responder por nuestros actos, gozando de libertad para hacer lo que
queremos sin pagar las consecuencias.
Entonces yo me hago esta pregunta: ¿Para qué necesita inmunidad un parlamentario?
Desde un punto de vista legal, esta se da como un privilegio o garantía que se apoya en el
poder del parlamento; pero para los ciudadanos, esta inmunidad deja la sensación de un
“trato diferenciado” ante la justicia y, además, un atentado contra la igualdad; y lo más
peligroso, alienta la impunidad.
Aprobando esa ley propuesta por la congresista Patricia Donayde, es un método para
recuperar la poca confianza del pueblo, y sería un punto a favor, ya que en estos últimos
años hubo muchos atropellos y actos de corrupción.
Bibliografía:
-Diario el comercio

- Libros biblioteca upao:


Título: Escritos constitucionales
Autor: Cairo Roldan, Omar
Título: Restricción a la inmunidad parlamentaria.
Autor: Palma Pinedo