Vous êtes sur la page 1sur 5

ÁREAS DE BRODMANN:

AREAS SENSITIVAS: la información sensitiva llega principalmente a regiones situadas por detrás de
la cisura central de ambos hemisferios cerebrales. Las áreas primarias presentan las conexiones
más directas con los receptores sensitivos periféricos.

Las áreas sensitivas secundarias y de asociación; son por lo regular adyacentes a las primarias,
integran experiencias sensitivas para generar patrones de reconocimiento y de conducta
significativos. Reciben información tanto de las primarias como de otras regiones del encéfalo.

Área somatosensitiva primaria: (áreas 1,2 y 3) se localiza posterior a la cisura central, de cada
hemisferio cerebral en la circunvolución postcentral del lóbulo parietal.

Área somatosensitiva primaria: recibe impulsos nerviosos de Tacto, propiocepción (posición de


músculos y articulaciones) dolor, prurito, cosquillas y temperatura y está involucrada en la
percepción de estas sensaciones, permite distinguir donde se origina una sensación como por
ejemplo saber exactamente dónde nos pica un mosquito. Está área contiene un mapa de todo el
cuerpo, cada punto del área recibe impulsos nerviosos de una parte especifica del cuerpo.

Área visual primaria: (área 17) se localiza en el polo posterior del lóbulo occipital principalmente
en la superficie medial, recibe información visual y está relacionada con la percepción visual.

Área auditiva primaria: (áreas 41 y 42) localizada en la parte superior del lóbulo temporal cerca de
la cisura lateral, recibe información auditiva y está relacionada con la percepción de los sonidos.

Área gustativa primaria: (área 43) Localizada en la base de la cisura postcentral, sobre la cisura
cerebral lateral en la corteza parietal, recibe información sobre el gusto y participa en la
percepción gustativa.

Área olfativa primaria: (área 28) se localiza en la parte medial del lóbulo temporal recibe impulsos
olfativos y está relacionada con la percepción olfativa.

ÁREAS MOTORAS: La información motora que sale de la corteza cerebral fluye principalmente de
la parte anterior de cada hemisferio:

Área motora primaria: (área 4) se localiza en la circunvolución precentral del lóbulo Frontal,
encargado de controlar la contracción voluntaria de un músculo o un grupo de músculos
específicos. La estimulación eléctrica de esta área provoca la contracción de fibras músculares
esqueléticas específicas en el lado opuesto. Un área cortical más extensa está dedicada a los
músculos que intervienen en movimientos más complejos, delicados o que exigen ciertas
habilidades.

Área del lenguaje de Broca: (áreas 44 y 45) localizada en el lóbulo frontal cerca de la cisura
cerebral lateral, actúa en la articulación de las palabras, en la mayoría de las personas, el área de
broca se localiza en el lado izquierdo del cerebro. Los circuitos nerviosos que relacionan el área de
Broca, el á área premotora y el área motora primaria activan los músculos de la laringe, la faringe
la boca y los músculos de la ventilación. La contracción coordinada de los músculos del habla y de
la ventilación nos permite expresar nuestros pensamientos. Los pacientes con un Accidente
cerebro Vascular pueden tener pensamientos claros pero no son capaces de expresarlos en
palabras (AFASIA DE BROCA O MOTORA) los pacientes saben lo que quieren decir pero no pueden
decirlo correctamente (sin fluidez verbal).

ÁREAS DE ASOCIACIÓN:

Comprenden algunas áreas motoras y sensitivas, junto a grandes áreas en la superficie lateral de
los lóbulos occipital, parietal, y temporal y en el lóbulo frontal por delante de las áreas motoras. Y
se relacionan entre sí por los tractos de Asociación.

Área de asociación somatosensitiva: (área 5 y 7) es posterior y recibe información del área


somatosensitiva primaria, así como del Tálamo y de otras partes del encéfalo. Permite determinar
la forma y textura de un objeto sin verlo, establecer la orientación de un objeto con respecto a
otro cuando se les toca, y tener conciencia de las distintas partes del cuerpo, almacenamiento de
experiencias sensoriales previas, lo cual permite comparar sensaciones actuales con sensaciones
pasadas ejemplo: reconocer un lápiz o un gancho solo con tocarlos.

Las modalidades somatosensoriales abarcan las sensaciones táctiles (tacto, presión, vibración),
térmicas (calor y frio) dolorosas y propioceptivas.

Clasificación de los receptores sensitivos sobre la base del estímulo que detectan.

-Mecanorreceptores: proporcionan las sensaciones de Tacto, Presión, Vibración, propiocepción


audición y equilibrio.

_Termorreceptores: detectan cambios de temperatura.

-Nociceptores: responden a los estímulos dolorosos resultantes del daño físico o químico de los
tejidos.

-Fotorreceptores: detectan la luz que incide en la retina del ojo.

-Quimiorreceptores: detectan sustancias químicas en la boca (gusto), nariz (olfato), y líquidos


corporales.

-Osmorreceptores: detectan la presión osmótica de los líquidos corporales.

Existe dos tipos de receptores táctiles los corpúsculos de MEISSNER y MERKEL se localizan en las
papilas dérmicas de la piel lampiña. Generan impulsos nerviosos principalmente durante el inicio
de la estimulación táctil, son abundantes en los pulpejos de los dedos, las manos, los párpados, los
labios, las plantas de los pies, los pezones, el clítoris y el glande del pene. Y los corpúsculos de
RUFFINI que se localizan en la profundidad de la dermis, ligamentos y tendones.

Los corpúsculos de PACCINI (vibración) se encuentran en la dermis y el tejido celular subcutáneo,


en los tejidos submucosos, en las articulaciones, tendones. Los músculos, en las glándulas
mamarias, los genitales externos, en el páncreas y la vejiga.

Los receptores del frío se encuentran en el estrato basal de la epidermis.

Los NOCICEPTORES, Son receptores del dolor la irritación tisular, las prostaglandinas, las cininas y
los iones de potasio se encargan de estimular a los Nociceptores.

La Cinestesia es la percepción del movimiento corporal.


Los principales propioceptores los husos musculares (medir la longitud múscular) y el órgano
tendinoso de Golgi (envían información acerca los cambios en la tensión muscular).

Las vías somatosensitivas Transmiten información recibida de los receptores somatosensitivos al


área somatosensitiva primaria de la corteza cerebral y al cerebelo. Las vías que se dirigen a la
corteza cerebral consisten en miles de conjuntos de tres neuronas:

-Las de primer orden: conducen impulsos de los receptores somáticos a la médula espinal o al
tronco encefálico. Los impulsos sensitivos provenientes de la cara, boca, dientes y los ojos se
propagan a través de los nervios craneales al tronco encefálico. Los que se originan en el cuello,
tronco, miembros y parte posterior de la cabeza lo hacen por medio de los nervios espinales y
arriban a la médula.

- Las de segundo orden: conducen impulsos desde el tronco encefálico y la médula espinal al
tálamo. Los axones de las estas neuronas se decusan (cruzan hacia el lado opuesto) en la médula
espinal o en el tronco encefálico antes de llegar al núcleo ventral posterior del Tálamo. Por lo
tanto toda la información somática de un lado del cuerpo llega al tálamo del lado opuesto a su
origen.

_Las de tercer orden: conducen los impulsos nerviosos desde el tálamo hasta el área
somatosensitiva primaria de la corteza del mismo lado.

Los impulsos somatosensitivos que llegan a la medula espinal ascienden a la corteza cerebral a
través de dos vías principales: La vía del cordón posterior y lemnisco medial (propiocepción
consciente) y el cordón anterolateral (tracto espinotálamico lateral). Los impulsos somáticos
sensitivos que llegan a la médula espinal arriban al cerebelo por medio de los tractos cerebelosos.

Las sensaciones somáticas provienen de la estimulación de los receptores sensitivos alojados en la


piel o en el tejido subcutáneo en las mucosas de la boca, ano, vagina, en músculos, tendones y
articulaciones en el oído interno. Las áreas con mayor densidad de receptores somatosensitivos
son: la punta de la lengua, los labios y los pulpejos de los dedos, las sensaciones somáticas que
provienen de la estimulación de la superficie de la piel son las sensaciones cutáneas.

Área de asociación frontal o corteza prefrontal: (áreas 9-10-11 y 12) área extensa en la porción
anterior del lóbulo frontal especialmente desarrollada en el hombre. Presenta numerosas
conexiones con otras áreas de la corteza cerebral, tálamo, hipotálamo, sistema límbico y cerebelo.
Se relaciona con el desarrollo de la personalidad, intelecto, habilidades de aprendizaje, memoria,
iniciativa, juicio, perspicacia, razonamiento, conciencia, intuición, humor, planificación para el
futuro y desarrollo de ideas abstractas. Cuando una persona sufre lesiones bilaterales en ambas
cortezas premotoras, se vuelve ruda, desconsiderada, incapaz de aceptar ayuda, malhumorada,
desatenta, menos creativa, e incapaz de planear el futuro y de prever las consecuencias de sus
palabras o de su comportamiento.

El área 11 denominada Corteza orbitofrontal cuando este se ve afectada en el hemisferio derecho


el paciente presenta grandes dificultades para identificar y discriminar diferentes olores.
Área de asociación visual: (18 y 19) localizada en el lóbulo occipital recibe impulsos sensoriales del
área visual primaria y del Tálamo. Relacionas experiencias visuales pasadas y presentes y es
imprescindible para reconocer y evaluar lo que se ve. Por ejemplo permite reconocer un objeto
solo con verlo.

Área de asociación auditiva: (área 22) se localiza por debajo y por detrás del área auditiva primaria
en la corteza temporal. Permite reconocer los sonidos como los del lenguaje, música y ruidos.

Área de Wernicke (área posterior del lenguaje 22 y posiblemente 39 y 40): una región extensa en
los lóbulos temporal y parietal izquierdos. Interpreta el significado del habla al reconocer las
palabras pronunciadas. Se activa cuando las palabras se traducen en pensamientos. Las regiones
del hemisferio derecho que corresponde al área de Broca y de Wernicke del izquierdo también
contribuyen en la comunicación verbal al agregar emociones disgusto, alegría, a las palabras
expresadas. Las personas que sufren un accidente cerebro vascular en el área de Wernicke
pueden hablar pero no formar oraciones con sentido (AFASIA FLUENTE) afasia de comprensión
(con fluidez verbal) caracterizada por la falta de entendimiento de la palabra escrita o hablada
(ensalada de palabras) la persona puede hablar con fluidez pero estas no forman oraciones con
sentido por ejemplo: yo llame auto lápiz anoche luz río; este déficit puede llevar a la sordera
verbal (incapacidad para entender las palabras pronunciadas) o a la ceguera verbal (incapacidad
para entender lo que está escrito), o ambas.

Área de integración común: (áreas 5, 7, 39 y 40): está rodeada por las áreas de asociación
somatosensitiva visual y auditiva. Recibe impulsos nerviosos de estas áreas y también de las áreas
gustativas primarias, olfativa primaria, del Tálamo y de otras partes del tronco encefálico los
interpreta y los integra. De esta manera se forman los pensamientos basados en una variedad de
estímulos sensoriales. Luego transmite señales a otras partes del encéfalo para la respuesta
apropiada a las señales sensitivas que ha interpretado.

Área premotora (área 6): es un área de asociación motora que se encuentra inmediatamente por
delante del área motora. Sus neuronas se comunican con la corteza motora primaria, las áreas de
asociación sensitiva del lóbulo parietal, los núcleos basales y el Tálamo. El área premotora se
relaciona con la actividad motora aprendida compleja y secuencial. Genera impulsos nerviosos que
causan la contracción de músculos específicos en un orden determinado como ocurre al escribir. El
área premotora también sirve como banco de memoria para estos movimientos.

Área del campo ocular frontal: (área 8) de la corteza frontal, controla los movimientos de
seguimiento voluntario del ojo, como los que usted está realizando al leer esta frase.

BIBLIOGRAFIA

-Latarjet- Ruiz Liard. Anatomía Humana 2 Edición. Editorial Médica Panamericana, 1998.

-Moore, Keith L. Anatomía con Orientación Clínica. 3 Edición. Editorial Médica Panamericana,
1998.

-Quiroz, Fernando. Anatomía Humana Vol. I. 5 Edición. Editorial. Pottua S.A. México, 1985.

-Guyton, Arthur, Anatomía Y Fisiología del Sistema Nervioso. 2 Edición. Editorial Médica
Panamericana, 1994.
-Carpenter, M. Neuroanatomía Fundamentos. 4 Edición. Editorial Médica Panamericana, 1987.