Vous êtes sur la page 1sur 4

Que es la ISO?

Las siglas ISO representan a la Organización Internacional para la


Estandarización; que es un organismo responsable de regular un conjunto de
normas para la fabricación, comercio y comunicación en todas las industrias y
comercios del mundo. Este término también se le adjudica a las normas fijadas
por el mismo organismo, para homogeneizar las técnicas de producción en las
empresas y organizaciones internacionales.

La elección de una certificación para nuestra empresa no sólo sea hace


necesaria, sino que cada vez lo será aún más: exigencias de la economía
global, peticiones de clientes, de la sociedad, nuevos requerimientos
legislativos, y la mejora económica que la implantación de estos procesos
supone. No obstante estas soluciones deben compaginarse con una
armonización económica que no sobrecargue aún más los costos y gastos de
las empresas, y así se implanten las normas ISO de una manera más barata
pero igual de eficaz: de hecho una tarificación básica ha pasado de casi 1.000
€/año a 500€/año.

Esta organización surge en 1947, una vez finalizada la


segunda guerra mundial, transformándose en una entidad dedicada a lograr
una forma común de conseguir el establecimiento del sistema de calidad, que
garantice la satisfacción de las necesidades y expectativas de los
consumidores y fomentar la creación de normas y regulaciones de carácter
internacional para la elaboración de todos los productos, a excepción de
aquellos pertenecientes al área de la electrónica y la electricidad. De esta
manera se garantiza calidad en todos los productos aunado al respeto por las
políticas de protección ambiental. En la actualidad la ISO tiene su sede en
Ginebra, Suiza y cuenta con delegaciones de diversos gobiernos y otros entes
similares. Sin embargo, y a pesar de su alta influencia a nivel mundial, el
acatamiento de estas normas es de manera voluntaria, ya que la ISO no
tiene poder para imponer sus regulaciones.

Aplicaciones ISO

Las normas ISO se constituyen en una serie de Estándares que podemos


agrupar por familias, según los distintos aspectos relacionados con la calidad.
Aunque existen más de 18000 normas publicadas por ISO vamos a resaltar las
más importantes en cuanto a su aplicación y relevancia de los sectores.

Así podemos clasificar las normas según el siguiente criterio:

 Normas relacionadas directamente con la calidad.


 Normas Relacionadas con la calidad en el Medio Ambiente y Sostenibilidad.

 Normas relacionadas con la Gestión de la Seguridad.

 Normas relacionadas con la Calidad en la Investigación y Desarrollo.

NORMAS DE CALIDAD
Las normas de calidad podemos clasificarlas en:

NORMAS DE CALIDAD
Las normas de calidad podemos clasificarlas en:

MEDIO AMBIENTE Y SOSTENIBILIDAD

SEGURIDAD
INNOVACIÓN Y NUEVAS TECNOLOGÍAS

Finalidades y ventajas de las normas ISO

Las normas ISO se crearon con la finalidad de


ofrecer orientación, coordinación, simplificación y unificación de criterios a las
empresas y organizaciones con el objeto de reducir costes y aumentar la
efectividad, así como estandarizar las normas de productos y servicios para las
organizaciones internacionales.

Las normas ISO se han desarrollado y adoptado por multitud de empresas de


muchos países por una necesidad y voluntad de homogeneizar las
características y los parámetros de calidad y seguridad de los productos y
servicios.

Ventajas de las normas ISO para las empresas

En base a esta finalidad y objetivo inicial y debido al gran prestigio y enorme


seguimiento alcanzado, las normas ISO suponen importantes beneficios para
las empresas, compañías y organizaciones en general:

 Proporcionan elementos para que una organización puede alcanzar y mantener


mayores niveles de calidad en el producto o servicio.
 Ayudan a satisfacer las necesidades de un cliente cada vez más exigente.
 Permite a las empresas reducir costos, conseguir más rentabilidad y aumentar
los niveles de productividad.
 Constituye uno de los medios más eficaces para conseguir ventaja competitiva.
 Reducir rechazos o incidencias en la producción o en la prestación de
servicios.
 Implementar procesos de mejora continua.
 Conseguir un mayor y mejor acceso a grandes clientes y administraciones y a
los mercados internacionales.

Los beneficios sobrepasan el ámbito de las empresas y administraciones y sus


clientes, que se ven favorecidos por un mejor servicio, alcanzando también a
los gobiernos, que gracias a las normas ISO pueden:

 Asegurarse de que los bienes y servicios cumplen con los requisitos


obligatorios relacionados con la calidad, la seguridad o el medio ambiente,
entre otras cuestiones.
 Controlar el comercio exterior con otros países.