Vous êtes sur la page 1sur 34

223

La calidad de luz está determinada por su longitud de onda (nm). La luz visible se
encuentra entre las longitudes de onda de 400 – 700 nm. La luz extremo roja (700 –
750 nm) juega un rol importante en el fotoperiodo y en la morfología de la planta. La
luz ultravioleta (UV) (300 – 400 nm) ayuda a las plantas a mantenerse mas pequeñas.
La luz infrarroja (750 – 800 nm) no afecta al desarrollo de las plantas.

%
100

80

60

40

20

PAR
0 nm

360 380 440 490 565 620 660 760

300 250

Ultravioleta Luz visible Infrarroja

Figura 129. Efecto de la Radiación Solar en el Crecimiento de las Plantas

La actividad fotosintética ocurre en el espectro de la luz visible, siendo su actividad


más alta en las longitudes de onda roja y azul. La energía radiante es capturada en
hojas y tallos por dos pigmentos llamados clorofila y caroteno, convirtiéndose en
energía química a través de la síntesis de carbohidratos. La fotosíntesis necesita de
alta energía, cerca de 150 – 500 µmoles por varias horas. (1 µmol = 7 bujías-pie).

La luz también tiene influencia en la morfología de una planta a través de unos


pigmentos llamados fitocromos. El sistema de fitocromos involucra a longitudes de
onda roja y extremo roja. La dominancia de una de estas dos longitudes de onda
determina la forma de una planta (Cuadro 39). Cuando se aplica más luz roja, las
plantas reducen su tamaño de tallo, aumentan su macollamiento y en algunas semillas
mejora su germinación. Cuando se aplica más luz extremo roja, las plantas tienen
tallos más largos, son mas suculentas y en algunas semillas se inhibe su germinación.

La proporción de luz roja y extremo roja permite a la planta determinar si está siendo
sombreada por plantas a su alrededor. Las hojas verdes absorben preferentemente luz
roja. Por lo tanto, una planta sombreada por otras, está expuesta a menos luz roja que
a luz extremo roja. Una alta proporción de luz extremo roja estimula la elongación de
los tallos y reduce el macollamiento, permitiendo a la planta crecer por encima del
follaje que la sombrea y poder competir con las plantas adyacentes.

La diferencia entre la influencia de la calidad de luz sobre la fotosíntesis y la


morfología de una planta (foto-morfogénesis) está en la cantidad de energía requerida.
La fotosíntesis necesita de alta energía (300 µmoles por varias horas), de otro lado la
foto-morfogénesis es un proceso de baja energía (2 – 5 µmoles por unos pocos
224

minutos). Este nivel de energía puede ser suministrado al final del día o a la mitad de
la noche con luz artificial.

Cuadro 39. Respuesta de las Plantas a la Luz Roja y Extremo Roja

Característica de Planta Luz Roja Luz Extremo Roja

Elongación de tallo Inhibe Promueve

Macollamiento Promueve Inhibe

Color de Hoja Verde oscuro Verde claro

Grosor de Hoja Grueso Delgado

Angulo de Hoja Horizontal Hacia arriba

Brote: raíz (mat. seca) Bajo Alto

Adaptado de Erwin, 1992. Built a Better Plug

Como se observa cada longitud de onda solar promueve una respuesta diferente en
las plantas. Algunas longitudes son más utilizadas que otras. En realidad, algunas son
perjudiciales para el desarrollo de las plantas.

Es importante que los productores comprendan la influencia que el espectro de los


rayos solares tiene sobre los cultivos, para que tomen ventajas del sol, una de las
fuentes disponibles de energía ‘libre’. Los productores tendrán la necesidad de ajustar
su fertilización y sus ciclos de crecimiento de acuerdo a los cambios de la luz.

Películas Fotoselectivas

La calidad de luz puede ser manipulada a través de cubiertas plásticas fotoselectivas,


para controlar el tamaño de algunos cultivos ornamentales. El control de la altura de
una planta puede ser alcanzada alterando el balance entre los fitocromos que
absorben luz extremo roja (FER) y el total de fitocromos presentes en la planta a través
de la manipulación de la luz roja (600 – 700 nm) y la luz extremo roja (700 – 800 nm)
que ingresa al invernadero. Las coberturas plásticas que absorben luz roja producen
plantas de tallos más largos, lo que favorece a la industria de flor cortada, mientras
que coberturas plásticas que absorben luz extremo roja producen plantas de tallos
mas cortos, lo que favorece al cultivo de plantas de estación.

En general, bajo condiciones de luz directa, la exposición a la luz extremo roja


promueve el alargamiento de tallos. Por lo tanto, un ambiente con mayor proporción de
luz roja que de extremo roja, favorecerá la producción de plantas mas pequeñas y
compactas.

Plantas producidas bajo una película absorbente de luz extremo roja (AER) fueron
generalmente más bajas (5 – 36%) que las que crecieron bajo una película
transparente (control). Las plantas producidas en bajo una película absorbente de luz
225

roja (AR) tuvieron un tamaño igual o mayor (0 – 13%) que las que se desarrollaron bajo
una película transparente (control). Las respuestas variaron de acuerdo a la especie y
el cultivar. El tiempo de floración no se retraso significativamente en las especies
estudiadas. Parece que el efecto que el efecto de las películas fotoselectivas sobre la
floración puede depender de si las plantas son foperiodicas.
Composición del Espectro (µmol.m-2.s-1.nm-1)

ER (700-800 nm)

Control

R (600 – 700 nm)

Longitud de Onda

Figura 130. Propiedades de Transmisión del Espectro de AER (Absorción de


Luz Extremo Roja ▲) y AR (Absorción de Luz Roja ■) en Películas
Fotoselectivas. La Película Control fue de Polietileno Transparente.

Figura 131. Estudio de Cubiertas Fotoselectivas en la Universidad de Clemson,


Programa de Investigación en Fotomorfogénesis
Aunque las películas fotoselectivas efectivamente alteran el crecimiento de las plantas
(Cuadro 41), existe preocupación sobre su estabilidad espectral, su reducción en la
transmisión de luz y sus posibles efectos sobre las especies tratadas. La investigación
226

actual está abordando estos problemas con el objeto de que al utilizar comercialmente
estas películas fotoselectivas, se pueda aprovechar al máximo la luz solar y con ello
lograr una reducción razonable en la altura de las plantas, sin utilizar productos
químicos

Cuadro 40. Influencia de películas que absorben luz roja y luz extremo roja
(AR y AER) sobre la altura y desarrollo de flor (días a la antesis) en plantas
ornamentales seleccionadas. El control es una película transparente.

Control Película AR Película AER


Especie
Altura Floración Altura Floración Altura Floración
(cm) (días) (cm) (días) (cm) (días)
Pachystachis lutea

58.7b 37a 58.9a 31a 46.8c 34a


Salvia splendens
-- -- --
“Indigo Spires Salvia” 72.7a 68.8a 46.7b

“Wine Sage” 52.0a 34a 56.1a 32a 43.0b 36a


Zinnia elegans

“Profusion Cherry” 19.6a 36a 18.7a 34a 15.2a 35a

“Old Mexico” 59.5a 42a 58.8a 39a 56.7a 39a

“Isabellina” 80.8a 43a 69.4a 43a 64.8b 43a


Eustoma grandiflora

“Florida Blue” 31.2a 30a 30.4a 28a 27.9b 31a

“Florida Pink” 23.6b 26a 27.2a 27a 22.5b 26a

“Florida Sky Blue” 26.7ab 30a 28.1a 30a 23.4b 32a


En cada especie, los números seguidos con la misma letra no son significativos
Fuente: Wilson, S., 2001. Photoselective Films for Height Control. Ornamental Outlook

Cuadro 41. Respuesta al Uso de Películas Fotoselectivas


en la Reducción de Altura de Planta

Respuesta Positiva Sin Respuesta

Ageratum Azucena Azalea

Geranio Cardenal Tulipán

Impatiens Crisantemo Jacinto

Pensamiento Rosas Miniatura Narciso

Petunia Isabelita

Salvia Marigold

El potencial comercial de las películas fotoselectivas ha llevado a muchas empresas


internacionales a producir una gran variedad de películas con diferentes propiedades
espectrales. Estos pueden regular el crecimiento en una gran cantidad de especies
227

ornamentales. La respuesta depende de la especie, el cultivar y hasta la época de


crecimiento.

2. Duración de la Luz (Fotoperiodo)

El fotoperiodo es el tiempo en que las plantas están expuestas a la acción de la luz y


su respuesta a esa longitud del día es llamado fotoperiodismo.

La luz del día varía de acuerdo a su ubicación en el mundo y oscila entre 0 – 24 horas.
En La Molina a 12° latitud sur, el día mas corto es de aproximadamente 11 horas y 30
minutos y él mas largo de aproximadamente 13 horas.

FOTOPERIODO: LA MOLINA 12o S

13.00

12.50
FOTOPERIODO

12.00

11.50

11.00

10.50
AGO
MAR

MAY

NOV
OCT
ABR
FEB

SET
JUN
ENE

JUL

DIC
DIC

HORAS

Figura 132. La Molina: Horas de luz durante todo el año.

Las plantas tienen tres tipos de respuestas a la longitud del día: días cortos, días
largos y días neutros. Las plantas de días cortos responden cuando la longitud del día
es menor que cierto número de horas criticas; las plantas de días largos necesitan luz
con una longitud de tiempo superior a un valor crítico y las plantas de días neutros no
se ven afectadas por la longitud del día. El fotoperiodismo es controlado por la
reacción de la luz roja - extremo roja y esta normalmente asociado con la floración y
reproducción.

Fotoperiodo y el Crecimiento Vegetativo

El crecimiento vegetativo de las plantas aumenta cuando están expuestas a un mayor


número de horas luz. Cuando los periodos de luz se alargan, la actividad fotosintética
se incrementa y por lo tanto hay mas reservas para el crecimiento y desarrollo de las
plantas. Una vez que estas necesidades han sido satisfechas, los aportes adicionales
pueden ser almacenados o nuevamente usados en crecimiento.

En Rhodedendron el alargamiento de los tallos es promovido por fotoperiodos largos y


detenido por fotoperiodos cortos. El fotoperiodo critico para promover el crecimiento
vegetativo es de aproximadamente 12 horas. Fotoperiodos cortos combinados con
228

bajas intensidades luminosas e inhibidores de crecimiento, promueven el desarrollo de


flor.

En Hydrangea, la altura de planta y la longitud de cada rama se incrementan conforme


el fotoperiodo se extiende de 8 a 24 horas. Los fotoperiodos largos promueven el
crecimiento de los entrenudos durante el verano. Fotoperiodos de 12 o más horas
incrementan el diámetro de las inflorescencias, por lo que puede ser inducida con luz
artificial.

En ciertas especies de Kalanchoe, los días largos pueden producir plántulas a lo largo
de los bordes de las hojas. En Saxifraga, los días largos también promueven el
desarrollo de tallos rastreros.

En “Cinta de Novia” (Chlorophytum comosum ‘Vittatum’) la producción temprana de


estolones es inducida por días cortos (> 8 horas de luz/3 semanas). En plantas de
Chlorophytum de color verde, los días largos estimulan una rápida y vigorosa
formación de estolones.

Fotoperiodo y Formación de Raíces Tuberosas

En Dhalia, los días cortos inducen la formación de raíces tuberosas. El fotoperíodo


crítico para la formación de estas raíces es de 11 a 12 horas. La interrupción del
periodo oscuro con luz incandescente detiene la tuberización en el mismo grado que lo
haría naturalmente en días largos. Se necesitará un mínimo de 5 ciclos de inducción
para iniciar el proceso de tuberización y con un mayor número de días cortos se
incrementará el peso fresco de las raíces tuberosas. Las temperaturas nocturnas de
16 – 21 °C son ideales para la tuberización. La temperatura no altera las necesidades
de fotoperíodo cualitativas para la tuberización.

El fotoperíodo también tiene influencia sobre la forma de las raíces tuberosas de Dalia
(Dahlia spp). Con días cortos (8 horas de luz), las raíces serán esencialmente
esféricas, pero si la longitud del día se alarga habrá un cambio progresivo en la forma
de la raíz la cual se alargará y volverá más pequeña.

En Begonia tuberosa, las raíces se desarrollan en días de 12 horas o menos. Si los


días son cortos y las temperaturas son de 16°C o más, las plantas se vuelven
dormantes pero no detienen su fotosíntesis. Como las plantas están dormantes, los
productos de la fotosíntesis no son utilizados en crecimiento y se almacenan en sus
raíces tuberosas subterráneas.

Fotoperíodo y Enraizamiento de Esquejes

La Begonia rex es habitualmente propagada por esquejes de hoja. Las nuevas


plantulas se desarrollan de las heridas hechas en las nervaduras de una hoja colocada
horizontalmente sobre la superficie de un medio de enraizamiento. En esta especie, la
formación de raíces se promueve bajo días largos y temperaturas relativamente altas.

En Dianthus caryophylus (clavel), los esquejes tomados de plantas madres bajo días
cortos enraízan mejor que esquejes tomados de plantas madres bajo días largos. Sin
embargo, los fotoperíodos largos durante la propagación son más favorables para el
enraizamiento que los fotoperíodos cortos. El resumen, el esqueje enraiza mejor
cuando son obtenidos de plantas madres cultivadas bajo días cortos y son sembrados
en condiciones de días largos.
229

Fotoperíodo y Floración

El aspecto más conocido de la respuesta de las plantas a las longitudes del día es en
la floración. La información sobre esta respuesta fotoperiódica en los cultivos es
indispensable para un viverista. Los cultivos son clasificados de acuerdo a su
respuesta cualitativa y cuantitativa al fotoperíodo. La interacción de la temperatura con
el fotoperíodo no es parte de esta clasificación, pero sus efectos si están incluidos.

Días Cortos Cualitativos

La floración se inicia solo cuando los días son mas cortos o las noches más largas
que el fotoperíodo critico.

a. Begonias: En Begonia elatior (B x hiemalis) la floracion se inicia en días cortos


(< 9 horas) y temperaturas de 15 – 27°C. Se necesitan de 14 días cortos para
inducir floración a temperaturas de 17 – 20°C. Las temperaturas nocturnas
menores a 17°C o mayores a 23°C retardan el crecimiento y desarrollo de flor.
Temperaturas mayores a 24 – 27°C retardan la iniciación de flor pero
promueven el desarrollo de botones. También aumentan la altura de planta y
reducen el tamaño de flor.

b. Crisantemo: Los crisantemos tienen dos fotoperíodos críticos, uno para la


iniciación del botón floral y otro para el desarrollo de flor. El fotoperíodo crítico
para iniciación de botón es de 14 ½ horas de luz y para el desarrollo de flor es
de 13 ½ horas. Para mantener la planta vegetativa (producción de hojas y
crecimiento del tallo) la longitud del día debe ser mayor a 14 ½ horas. Para
iniciar el botón floral la longitud del día debe ser menor a 14 ½ horas y para el
desarrollo de flor la longitud del día debe ser menor a 13 ½ horas.

c. Kalanchoe: El fotoperíodo critico para la iniciación de flor fluctúa entre 10 ¾ a


12 ½ horas de luz. La temperatura optima para la mayoría de cultivares,
durante la iniciación, es de 20°C. La iniciación floral se inhibe a 10°C y 30°C,
con excepción de algunos cultivares.

d. Cardenal: Su fotoperíodo crítico no ha podido ser establecido con precisión,


debido a que tanto la temperatura como el cultivar tienen influencia sobre esta
respuesta. Periodos de oscuridad de 11 horas y 45 minutos pueden promover
floración en la mayoría de cultivares, pero la inducción será mas rápida con
periodos de oscuridad de 14 – 14.5 horas y temperaturas de 15.5 – 21.1ºC.
Después de 10 – 14 días de inducción fotoperiódica, la temperatura debe ser
elevada a 19 – 20ºC para favorecer un rápido desarrollo de las brácteas. Se
necesitan cerca de 40 – 60 ciclos inductivos para el desarrollo total de las 22
ciatios y 27 brácteas de la inflorescencia.

Cuadro 42. Numero de días necesarios para la iniciación de botón floral


en cv. ‘Barbara Ecke Supreme’ bajo diferentes condiciones
de temperatura y longitud de día (Miller, 1963)
230

Días para la iniciación

Longitud del Temperaturas Nocturnas(°C)


día

13 16 18 21

9 24 15 15 14
10 24 15 15 17
11 27 15 17 27
12 28 25 33 31
13 39 66 -- --
14 -- -- -- --

Días Largos Cualitativos

La floración se inicia cuando el día es mas largo o la noche más corta que su
fotoperíodo critico.

a. Aster: Si la longitud del día se incrementa de 14½ a 15 horas de luz o las


temperaturas suben de 18 a 21°C, se promueve el alargamiento de los tallos y
posteriormente la iniciación floral. Luego de 5 a 6 semanas de inducción, donde
se forman los botones, se deben tener días cortos para aumentar el desarrollo
de flor. A temperaturas 10 – 18°C y días cortos (< 14 horas de luz) las plantas
permanecen vegetativas.

b. Fuchsia: El fotoperíodo crítico para la iniciación de flor está entre 12 y 14 horas


de luz. La fuchsia tendrá una mayor floración si se aplican 16 horas de luz
diaria a intensidades luminosas de hasta 1000 lux (100 bujías-pie). Se
necesitan como mínimo 4 días largos para la iniciación de flor. Si las plantas
retornan a días cortos, vuelven progresivamente a su estado vegetativo. Solo
los brotes laterales que recibieron suficiente estimulo para su inducción,
desarrollan floración. El crecimiento vegetativo y reproductivo ocurre
simultáneamente en días largos, por lo tanto hay un mayor número de flores y
un mayor crecimiento cuando las fucsias son mantenidas en días largos.

c. Azucena: Varios cultivares de azucena necesitan de vernalización o días largos


o la combinación de ambos, para la iniciación de flor. La vernalización de
bulbos antes o después de la siembra es el procedimiento más común para
promover una floración temprana y un desarrollo uniforme. La temperatura
óptima de vernalización es de 2 – 4°C por un mínimo de 6 semanas. Las
temperaturas por encima de los 21°C no vernalizan. Después que los bulbos
han brotado, los fotoperíodos largos (> 16 horas) pueden sustituir parcial o
completamente los tratamientos de frío en bulbos no vernalizados que se
desarrollan a temperaturas de 16 – 21°C. Sin embargo, si las temperaturas son
mayores de 21°C, los bulbos con brotes sin refrigerar no responden a los días
largos. Las plantas son sensibles al fotoperíodo después del brotamiento y con
tallos de 8 a 10 cm de altura. Se puede inducir floración iluminando la mitad de
la noche con luz artificial (8 – 16 bujías-pie) por 3 – 5 horas, por un periodo
continuo de 30 – 45 días.
231

Días Cortos Cuantitativos

La floración se adelanta en días cortos y se retrasa en días largos, pero todas


florean eventualmente a pesar de la longitud del día.

a. Marigold: En fotoperíodos críticos por debajo de 12.5 horas de luz se promueve


su floración, mientras que con fotoperíodos de mas de 13 horas de luz su
floración se retrasa.

Cuadro 43. Efecto del fotoperíodo en el crecimiento y floración de marigold


(Tagetes erecta) cv. ‘Yellow Climax’ (Adaptado de Youngsman, 1962)

Fotoperíodo Días Longitud del Peso Numero de


(horas) Antesis Tallo (cm) Fresco Nudos
gr

8 70.8 24.0 29.4 12.2


12 73.6 33.2 36.3 12.7
12 ½ 82.4 38.1 54.9 14.0
13 80.2 42.6 58.4 15.6
12 ½ 95.2 47.5 60.1 15.7
14 97.6 46.9 56.2 15.4
15 94.0 45.8 61.7 14.5
24 87.6 54.9 66.2 15.7

Días Largos Cuantitativos

La floración se adelanta en días largos y se retrasa en días cortos, pero todas


florean eventualmente a pesar de la longitud del día.

b. Petunia: En fotoperíodos críticos de más de 13 horas las plantas tienen una


floración temprana, mientras que en fotoperíodos menores a 12 horas se
retrasa la iniciación floral.

c. Clavel: Días largos promueven el adelanto de la floración. La técnica consiste


en alargar el día a 16 horas (4 horas adicionales al final del día) o interrumpir el
periodo de oscuridad (2 horas de luz artificial a la mitad de la noche) con
intensidades luminosas de 2 bujías-pie al nivel de los brotes receptivos. Esta
técnica se debe iniciar cuando los brotes del clavel tienen de 7 – 9 pares de
hojas y se debe mantener la iluminación artificial por aproximadamente 21 días.
Esto permitirá adelantar floración aproximadamente 3 semanas.

d. Dogo: Los días largos y altas temperaturas promueven floración. Por el


contrario, días cortos y bajas temperaturas la retrasan. Ningún factor ambiental
controla absolutamente la iniciación.

3. Intensidad de Luz

La intensidad se refiere al brillo o nivel de luz. La intensidad de la luz del día depende
de la estación del año y de la distancia que se encuentra del ecuador, también se ve
232

influenciada por el polvo, la humedad, la nubosidad, la altura del lugar y el plano de


exposición.

La intensidad de luminosa se ha medido tradicionalmente en bujías pie o lux, las que


guardan cierta relación con la sensibilidad del ojo humano a la luz. Naturalmente, los
pigmentos fotosintéticos de las plantas no tienen esta misma sensibilidad, por lo tanto
las medidas en bujías pie o lux no tienen porque estar correlacionadas con el
rendimiento de la planta. Para medir la radiación fotosintéticamente activa (PAR) se
debe emplear otro tipo de sensores que traten de asemejar su sensibilidad a la de las
plantas.

Dada la complejidad del tema, muchos viveristas utilizan las bujías-pie como medida
de referencia y cuando se desean medidas más precisas, como ocurre en
investigación, se emplean las otras. Aquí se hará siempre referencia a bujías-pie, aun
conociendo sus limitaciones.

Una bujía-pie es la unidad de iluminación equivalente a la producida por una vela


común a una distancia de 1 pie. El lux es la unidad internacional de iluminación y
representa la iluminación recibida por una fuente de luz sobre una superficie colocada
a una distancia de 1 metro y cuya intensidad se ha tomado como unidad. Un lux es
igual a 0.09 bujías-pie.

La manera más simple de medir la intensidad luminosa es con un fotómetro. El mas


utilizado es el modelo 217 fabricado por General Electric, el que permite obtener
lecturas de hasta 10,000 bujías-pie.

Figura 133. Fotómetro GE217

Sin fotómetro es imposible obtener mediciones exactas de las intensidades luminosas.


Sin embargo, cuando no se consigue un fotómetro, hay ciertas pautas que pueden ser
útiles para determinar valores aproximados. Por ejemplo, si se puede ver la sombra de
los dedos sobre una pieza de papel blanco colocado a una distancia de 30 cm, la
intensidad luminosa será de por lo menos 100 bujías-pie.
233

En un vivero las plantas están sujetas a intensidades luminosas de verano tan altas
como 12,000 bujías-pie (129,000 lux), pero en invierno estas intensidades disminuyen
hasta 300 bujías-pie (3,228 lux). En la mayoría de los cultivos, ni uno ni otro son los
ideales. Muchos cultivos se saturan lumínicamente con 3,000 bujías-pie (32,280 lux),
lo que significa que la fotosíntesis no se incrementa con intensidades luminosas
mayores. Esto por supuesto asumiendo que todas las hojas están expuestas a una
intensidad de 3,000 bujías-pie (32,280 lux), lo cual es muy difícil en plantas grandes,
pero puede serlo en plántulas recién germinadas. Las hojas superiores de una planta
grande emiten sombra sobre las hojas inferiores, reduciendo la intensidad luminosa.

En exceso de energía radiante en una hoja después de haber alcanzado su saturación


(3,000 bujías-pie, 32,280 lux) puede aumentar la transpiración y como protección
cerrar sus estomas, lo cual reduce el proceso de fotosíntesis, debido a que no ingresa
CO2, deteniendo momentáneamente el crecimiento de la planta. De otro lado, cuando
la intensidad luminosa es baja, la transpiración se reduce, ocasionando una menor
absorción de agua a través de las raíces y reduciendo el abastecimiento de calcio,
debido a que este elemento solo es tomado por las raíces cuando hay absorción de
agua. El resultado final es una planta débil, alargada con hojas, tallos y raíces
delgadas.

El crecimiento de las plantas bajo intensidades luminosas especificas es un aspecto


importante en la producción, pues muchos géneros de plantas se desarrollan bajo
intensidades de luz, temperatura, humedad y tipo de suelo muy diversos.

Cuadro 44. Intensidades Luminosas para el Cultivo de Ornamentales

2 -1
Nombre Científico Nombre Común Bujías-pie µmol.m .s

Adianthum Culantrillo 1,200 – 1,800 240 – 360

Aechmea fasciata Achupa 3,000 – 4,000

Agave americana Maguey 4,000 – 5,000

Aglaonema cvs. Aglonema 1,000 – 2,500 200 – 500

Alocasia macrorrhiza Oreja de Elefante 2,000 – 3,000

Anthurium andreatum Anturio 1,500 – 2,000

Aphelandra squarrosa Afelandra 1,000 – 1,500 200 – 300

Araucaria Pino de Navidad 4,000 – 8000 800 – 1,600

2 -1
Nombre Científico Nombre Común Bujías-pie µmol.m .s
234

Asparagus densiflorus Espárrago 3,500 – 4,000 700 – 800

Asparagus plumosa Espárrago vela 3,500 – 4,000 700 – 800

Aspidistra elatior Aspidistra 2,000 400

Asplenium nidus Helecho Alemán 1,500 – 3,000 300 – 600

Begonia masoniana Cruz de Hierro 2,000 – 3,000 400 – 600

Begonia rex Bégonia 2,000 – 2,500 400 – 500

Beucarnea recurvata Pony Tail 4,000 – 6,000 800 – 1,200

Chamaedorea elagans Palmera bambú 1,500 – 3,000 300 – 600

Chlorophytum comosum Cinta de novia 1,500 – 2,500 300 – 500

Chrysalidocarpus lutescens Palmera hawaiana 3,500 – 6,000 700 – 1,200

Cissus spp Cisus 1,500 – 2,500 300 – 500

Codiaeum variegatum Croton 7,000 – 8,000 600 – 1,600

Coffea arabiga Café 4,000 800

Coleus Corazón de Jesús 4,000 – 5,000 800 – 1,000

Cordyline terminalis Barbusho 3,000 – 3,500 600 – 700

Cycas revoluta Cica 4,000 – 5,000 800 – 1,000

Cyperus alternifolius Papiro 4,000 – 6,000 800 – 1,200

Cyrtomium falcatum Helecho coco 1,800 – 2,400 360 – 480

Davallia fejeensis Helecho filigrana 1,200 – 1,800 240 – 360

Dichorisandra reginae Choclo azul 3,500 – 4,000 700 – 800

2 -1
Nombre Científico Nombre Común Bujías-pie µmol.m .s
235

Dieffenbachia spp Difenbaquia 1,500 – 3,000 300 – 600

Dracaena deremensis Dracenia 2,000 – 3,500 400 – 700

Dracaena fragans Dracenia 2,000 – 4,000 400 – 800

Dracaena marginata Dracenia 3,000 – 4,000 600 – 800

Episcia spp. 2,000 – 2,500 400 – 500

Fatsia japonica Aralia 4,000 – 6,000 800 – 1,200

Ficus benjamina Ficus 3,000 – 6,000 600 – 1,200

Ficus elastica Caucho 4,000 – 6,000 800 – 1,200

Ficus lyriata Higuerón 4,000 – 6,000 800 – 1,200

Hedera helix Hiedra 1,500 – 2,500 300 – 500

Hypoestes phyllostachya Mariposa 3,000 – 4,000 600 – 800

Iresine herbsii Iresine 5,000 – 6,000 1,000 – 1,200

Monstera deliciosa Costilla de Adán 3,500 – 4,500 700 – 900

Nephrolepsis exaltata Helecho Boston 1,500 – 3,500 300 – 700

Opuntia falcata Tuna 6,000 – 8,000 1,200 – 1,600

Pandanus utilis Pandano 4,000 – 5,000 800 – 1,000

Peperomia spp. Peperomia 1,500 – 3,000 200 – 600

Philodendron spp. Filodendro 1,500 – 5,000 300 – 1,000

Pittosporum tobira Pitosporum 5,000 – 6,000 1,000 – 1,200

Polyscias spp Aralia 1,500 – 4,500 300 – 900

2 -1
Nombre Científico Nombre Común Bujías-pie µmol.m .s
236

Polypodium aureum Calaguala 1,200 – 1,800 240 – 360

Rhoeo discolor Flor de piña 4,000 – 6,000 800 – 1,200

Sanseviera spp Lengua de suegra 3,500 – 5,000 700 – 1,000

Scheffera spp Cheflera 4,000 – 6,000 800 – 1,200

Spahtiphyllum Anturio blanco 1,500 – 2,500 300 – 500

Tradescantia zebrina 3,500 – 4,000 700 – 800

Yucca elephantipes Yuca ornamental 3,500 – 4,500 700 – 900

4. Cantidad de Luz

Es una medida del tiempo que dura la intensidad luminosa, expresada en


moles/mt2/día. La cantidad de luz afecta la fotosíntesis, el crecimiento y la
productividad, y en cierto grado la floración.

La cantidad de luz afecta, a través de su relación con la capacidad fotosintética, el


crecimiento y productividad de las plantas. La cantidad de luz también juega papel
importante en su relación “fuente lumínica – punto de almacenamiento”. Esta relación
describe como los carbohidratos, producto de la fotosíntesis, son ubicados dentro de la
planta. Las partes verdes de una planta son fuente de carbohidratos, especialmente
las hojas. El punto de almacenamiento prioritario será aquel donde exista mayor
demanda por carbohidratos, como son las estructuras de la planta y las fuentes de
energía.

Bajo condiciones de baja luminosidad se producen pocos carbohidratos. Para


aumentar esta cantidad se necesita de mayor fotosíntesis, lo que determina que los
brotes y hojas inmaduras tengan la primera prioridad sobre los carbohidratos
existentes y las raíces la segunda. Bajo condiciones de alta luminosidad, se producen
mas carbohidratos de los necesarios para satisfacer las demandas de crecimiento
apical y de las raíces. Sin embargo, cuando la planta se vuelve reproductiva, las flores
y luego las semillas en desarrollo toman mayor prioridad, seguida de los brotes y
finalmente las raíces.

Cuando la cantidad de luz es alta, la temperatura en las hojas también sube (mas de
32°C) y detiene temporalmente el proceso fotosintético durante los momentos más
calurosos del día.

Las plantas crecen mejor cuando se exponen a días largos. A una intensidad luminosa
dada, ocurre una mayor fotosíntesis cuando se extienden los periodos de iluminación,
debido a que hay una mayor cantidad de carbohidratos disponibles para el crecimiento
y desarrollo de las plantas. Una vez que las necesidades para su mantenimiento se
han cubierto, los aportes adicionales pueden ser almacenados y utilizados en
237

crecimiento. Una intensidad luminosa baja por muchas horas puede igualar a una
intensidad luminosa alta por pocas horas en términos de eficiencia fotosintética.

Violeta Africana

La violetas africana (Saintpaulia ionatha) crece y florea excepcionalmente con


iluminación artificial proveniente de luces fluorescentes. Las plantas iluminadas
producen hojas más gruesas y oscuras, más precoces y con mayor cantidad de flores,
que plantas cultivadas en vivero bajo condiciones óptimas de iluminación natural. Una
intensidad luminosa óptima es de 600 bujías-pie por 18 horas por día.

Cuadro 45. Crecimiento y Floración en Violetas Africanas con luz fluorescente a


intensidades luminosas y duración controladas (Adaptado de Hanchey, 1955)

Numero de Numero de Numero total de Numero de


Iluminación racimos/ Flores/ racimo flores/planta Hojas/planta
planta

Bujías-pie Horas Iluminación con Luz Fluorescente

100 6 1.6 1.81 2.9 22.3

100 12 9.5 3.75 35.6 27.3

100 18 8.1 4.55 36.9 34.8

300 6 10.4 3.28 34.1 28.7

300 12 18.0 4.87 87.7 42.4

300 18 17.4 6.38 111.0 52.3

600 6 18.9 4.86 91.9 44.6

600 12 22.6 8.00 180.8 54.3

600 18 28.3 8.46 293.3 55.7

Una disminución en la intensidad luminosa o en la duración de la iluminación artificial


da como resultado un descenso en la producción de flores, tamaño de planta y numero
de hojas. Las plantas pueden ser iluminadas durante todo el día si la intensidad
luminosa se reduce a 400 bujías-pie.
238

100 bujias- 300 bujias-pie 600 bujias-

Orchid Wonder
6 Horas

100 bujias- 300 bujias-pie 600 bujias-


Orchid Wonder
12 Horas

100 bujias- 300 bujias-pie 600 bujias-


Orchid Wonder
16 Horas

Figura 134. Efecto de la Longitud del Día e Intensidad Luminosa en el


Crecimiento y Floración de Violeta Africana.

La luz fluorescente es la más aconsejable para iluminar violetas africanas, la luz


incandescente produce una gran cantidad de floración pero también propicia un
crecimiento excesivo de los pedúnculos de las hojas y flores.
239

En un vivero, se necesita de aproximadamente 4 – 5 meses para producir una planta


de violeta africana en envase de 10 cm. Cuando se utiliza iluminación artificial de 600
bujías-pie por 18 horas al día, esto se pude lograr en 2 – 3 meses.

5. Empleo de Luz Artificial

La luz artificial puede ser usada como suplemento de la luz natural cuando esta no es
lo suficientemente brillante. La cantidad de luz requerida dependerá del tipo de planta
y del nivel de luz natural existente.

La luz artificial no duplica al sol, sus longitudes de onda están presentes en diferentes
proporciones, pero cierto tipo de luz artificial puede reproducir fielmente una respuesta
natural en las plantas. No todas las plantas pueden crecer bajo luz artificial, debido a
que su intensidad no es tan grande como la natural. Sin embargo, un gran número de
plantas necesitan solo una cantidad moderada de luz solar.

Existen tres tipos básicos de lámparas utilizadas en viveros: las lámparas


incandescentes con filamento de tungsteno, lámparas de vapor de baja presión y de
alta presión. Cada lámpara tiene características particulares que las hacen útiles para
la producción de plantas.

Lámparas Incandescentes con Filamento de Tungsteno

La energía luminosa es emitida cuando el filamento de tungsteno es calentado a muy


altas temperaturas. Estas lámparas producen longitudes de onda predominantemente
rojas, pero la mayoría de la energía radiante total está entre la región roja y extremo
roja del espectro. Son especialmente útiles para extender la luz del día o interrumpir la
noche para lograr respuestas fotoperiódicas en las plantas.

Aproximadamente el 90% de la luz emitida por estas lámparas es energía infrarroja.


Por lo tanto, se debe tener cuidado en regular la distancia entre el foco y la planta,
para evitar daños.

Las lámparas incandescentes no son complicadas y no necesitan de aparatos


especiales para funcionar, por lo tanto sus costos de instalación son bajos. Estas
lámparas están disponibles en un amplio rango de vatiaje, algunas con reflectores
internos. Es importante mencionar que cualquier baja en el voltaje de la línea de estas
lámparas no solo reduce intensidad lumínica, también altera el balance rojo – extremo
rojo. Este cambio en la calidad de luz puede interferir en el control de floración en
crisantemos o en otras plantas fotoperiodicamente sensibles

Luz Fluorescente

Los tubos fluorescentes son similares a las lámparas de mercurio, con la diferencia
que operan a baja presión.

La radiación ultravioleta es absorbida por el polvo fluorescente de la cara interna del


tubo y es convertida en luz visible. La calidad del espectro se determina por el tipo de
fósforo con que está recubierto el tubo. Se debe seleccionar cuidadosamente el tubo
fluorescente, debido a que la calidad del espectro de luz que emite varía
considerablemente. La mayoría de las lámparas fluorescentes están diseñadas con
propósitos de iluminación. Entre ellas, las lámparas de luz fría y caliente aparecen
como las más convenientes para ser usadas en plantas. Sin embargo, su efectividad
puede ser mejorada combinándolas con lámparas incandescentes en la proporción de
240

30 vatios de luz incandescente y 100 vatios de luz fluorescente. Las lámparas “Gro-
lux” y “Wide Spectrum Gro-lux” han sido desarrolladas específicamente para ser
utilizadas en iluminación de plantas. Esta última es más satisfactoria debido a que
emite luz en ambas regiones del espectro (azul y roja) y adicionalmente en extremo
roja. Es posible usar solo “Wide Spectrum Gro-lux” como fuente de iluminación para
plantas, sin necesidad de lámparas incandescentes.

La luz fluorescente tiene una gran capacidad de emitir energía radiante visible.
Aproximadamente el 30% de la energía eléctrica es convertida en energía luminosa.
Estas lámparas son una eficiente fuente de energía radiante para cámaras de
crecimiento o iluminación complementaria en viveros. Pueden ser utilizadas en la
regulación de la iniciación floral en plantas de días cortos o largos, pero su eficiencia
es menor que las lámparas incandescentes. Los tubos fluorescentes se encuentran
disponibles en diferentes potencias (vatios) y en diferentes tamaños. Las lámparas con
más de 105 watts deben ser ubicadas a una gran distancia de las plantas para evitar
daños. Distancias de 15 – 22 cm son las más utilizadas en lámparas de menor vatiaje.

Lámparas de Vapor de Alta Presión

Estas lámparas son conocidas como HID. Su energía radiante es producida por una
descarga eléctrica a través de un gas y su color depende del tipo de gas utilizado en la
lámpara. El vapor de mercurio produce una luz básicamente azul-verdosa, el neón una
luz roja y el vapor de sodio una luz amarilla – anaranjada. Las lámparas de vapor de
alta presión emiten un espectro lineal, contrastando con las lámparas incandescentes
que emiten un espectro continuo.

Las lámparas de vapor de alta presión son operadas conjuntamente con una bobina
de carga que suministra la correcta cantidad de corriente. La energía que no se
convierte en luz visible se pierde en forma de calor.

Cuando se considera en los costos de operación e instalación la respuesta de la


planta, estas lámparas son superiores a cualquier otra. Las lámparas de mercurio
emiten la mayoría de su radiación en la región azul – verde del espectro, la más
fotosintéticamente activa. Se puede obtener mayor crecimiento en las plantas si estas
lámparas se complementan con lámparas incandescentes. Las lámparas de sodio
tienen una eficiencia que excede los 100 lúmenes por vatio, con una calidad de
espectro más cargado a las longitudes de onda amarilla – rojo. Las lámparas con
halogenuros metálicos son lámparas de mercurio con yoduros metálicos
seleccionados (sodio, talio, indio, etc.), esto mejora su eficiencia y emite un mayor
rango de longitudes de onda que las lámparas de mercurio.

Las lámparas de vapor de alta presión necesitan de reflectores o de luminarias para la


distribución adecuada de la energía radiante. El tamaño debe de ser lo
suficientemente grande para cubrir totalmente a la lámpara para prevenir la perdida de
luz.
241

Lámparas Caseras – 150, 100 y 50 watts

Lámparas de Corona Plateada – 100 y 150 watts

Reflector Reflector Parabólico

Lámpara Lumiline

Lámpara Showcase

Figura 135. Luces Incandescentes


242

Tubo Fluorescente Estándar

Tubo Fluorescente de Alta Potencia


“Power Groove” y “Power Twist”

Tubo Fluorescente “Slim – line”

Tubo Circular Tubo en Forma de U

Figura 136. Luz Fluorescente


243

Cuadro 46. Respuesta de las Plantas a Iluminación Artificial

Tipo de Lámpara Respuesta de la Planta

Fluorescente - El follaje se expande paralelo a la


superficie de la lámpara.
- El tallo crece lentamente.
- Macollamiento.
- La floración ocurre después de un
largo periodo de tiempo.

Gro-lux - Follaje verde oscuro que se expande


mas en plantas bajo luz fría (LF) que
en luz caliente (LC).
- Los tallos se desarrollan lentamente
y son más gruesos.
- Macollamiento.
- La floración se retrasa, el tamaño de
los pedúnculos florales es menor.

Lámpara de Mercurio - Similar a fluorescente LF y LC en


luminosidad.
- Follaje verde que se expande.
- Los tallos se desarrollan lentamente.
- Macollamiento.
- Floración se retrasa.

Lámpara de Sodio - Similar a Gro-lux y fluorescentes en


luminosidad.
- Follaje verde oscuro que se expande,
de mayor tamaño que las que crecen
en luz de mercurio.
- Los tallos desarrollan muy lentamente
y son gruesos.
- Macollamiento.
- Fluoración se retrasa, los pedúnculos
florales son cortos.

Incandescente - Follaje pálido, delgado y alargado en


comparación de las otras lámparas.
- No hay crecimiento lateral, las plantas
crecen hacia arriba.
- La floración es rápida, los pedúnculos
son cortos.
244

Lámparas LED (Diodo Emisor de Luz)

Los esfuerzos por incrementar la eficiencia y producción en invernaderos, han hecho


que muchos productores inicien pruebas de iluminación con lámparas LED. La
principal conclusión, después de estos primeros experimentos, es que se necesita aun
mayor conocimiento y tiempo para explotar las teóricas ventajas de la iluminación
LED.

Los científicos piensan que las lámparas LED liderarán la iluminación en invernaderos
algún día. Una ventaja de las lámparas LED es que no irradian calor hacia abajo,
como lo hacen las de sodio. Cuando se utilizan lámparas de sodio, los invernaderos
frecuentemente se sobrecalientan si no hay una suficiente ventilación, pero si las
ventanas se abren se pierde CO2. Sin embargo, cuando hace frío, el calor extra de las
lámparas puede ayudar a mantener el invernadero caliente y reducir costos de
energía. Pero para cultivos que necesitan alta iluminación, esta última ventaja es
pequeña frente a las que brinda el uso de esta nueva tecnología de iluminación,

Figura 137. Iluminación de Invernadero con Lámparas LED

La perdida de calor en la parte posterior de las lámparas LED aun tiene que ser
eliminado. Si no se hace apropiadamente, la vida útil de las lámparas disminuye
notablemente. Esta pérdida de calor es uno de los principales problemas a superar.
Esto se puede superar mediante el desarrollo de buenos disipadores de calor en el
sistema de LED. Si el calor excedente debe ser eliminado, se le puede utilizar para la
calefacción del invernadero de una forma controlada.

Otra ventaja de las lámparas LED es que transmiten solamente algunas longitudes de
onda. Las actuales lámparas transmiten un amplio rango de longitudes de onda, que
reduce su eficiencia. Pero las longitudes de onda que utilizan los diferentes cultivos
aun son desconocidas, debido a que depende de la especie e incluso de la variedad.
Se conoce que las longitudes de onda que la planta utiliza están entre los 400 nm y
700 nm, que es la Radiación Fotosintéticamente Activa (PAR). En este rango, los dos
colores básicos que se necesitan son el azul (420 nm – 490 nm) y el rojo (620 nm –
680 nm). Entre estos dos rangos se encuentran el anaranjado, el amarillo y el verde.
245

Es más caro producir la luz azul que la luz roja. Por lo tanto, es importante conocer
cuánto necesita la planta de cada longitud de onda. Esto quiere decir que las plantas
necesitan de diferentes porcentajes de colores de luz, por ejemplo: 40% de luz azul,
50% de roja y 10% de naranja. Como las plantas también reciben la luz del sol, las
plantas pueden solo necesitar luz roja, lo que puede hacer que la luz artificial sea
mucho mas barata y eficiente que de aquella que provee todo el espectro.

b. Temperatura

La importancia de la temperatura está demostrada en los diferentes efectos que tiene


sobre el crecimiento y desarrollo de las plantas:

• Las temperaturas tienen Influencia sobre la actividad fotosintética, respiratoria y


otros procesos metabólicos.
• Las temperaturas día/noche afectan el balance entre el rendimiento y calidad
de los cultivos ornamentales.
• La programación de un cultivo se ve afectado marcadamente por las
temperaturas, muchas especies tienen necesidades de temperatura especificas
para la iniciación y/o desarrollo de flor.
• Las temperaturas de suelo tienen influencia sobre la disponibilidad, absorción y
utilización de nutrientes y agua.
• La germinación de semillas y el enraizamiento de esquejes dependen de
temperaturas adecuadas en los medios de propagación.
• Las tasas de transpiración están fuertemente influenciadas por la temperatura
en las hojas.

El efecto de la temperatura en el crecimiento y desarrollo de una planta no puede ser


evitado, siempre estará sujeta a algún tipo de régimen de temperaturas. Las
temperaturas pueden ser muy bajas, muy altas o estar en un nivel optimo, sin embargo
es imposible eliminar sus efectos. La planta responde a las temperaturas en todos sus
estados de desarrollo, por consiguiente se debe buscar en lo posible que la
temperatura esté en niveles óptimos. Los productores deben entender que es mas
conveniente y rentable desarrollar plantas a niveles óptimos de temperatura que a
niveles inadecuados.

La relación entre la temperatura y el crecimiento de plantas ornamentales está


considerada aquí como independiente de los efectos de otros factores del medio
ambiente. Sin embargo, un estudio de la fisiología de las plantas revela que la
temperatura interactúa con la luz, el agua, el dióxido de carbono y otros factores del
medio ambiente, que tienen relación directa con la fotosíntesis y respiración. Aunque
el énfasis esta puesto en la respiración, se debe tener en cuenta que los otros factores
del medio ambiente también tienen influencia y muchas veces tienen un impacto
mayor que las temperaturas.

1. Temperatura día/noche

Se debe buscar en cada cultivo que las temperaturas día/noche estén a niveles
específicos para obtener rendimientos lucrativos y de calidad comercial, a los niveles
de luminosidad predominantes. Estas temperaturas determinan la actividad
fotosintética aparente para toda la planta en un periodo de 24 horas. Si durante la
noche se tuviera mayor crecimiento que durante el día, las temperaturas nocturnas
tendrían un efecto estresante sobre las plantas. Las temperaturas nocturnas ejercen
246

un mayor efecto sobre el rendimiento y calidad de una planta que las temperaturas
diurnas. Sin embargo, la importancia de las temperaturas diurnas no debe ser
ignorada. De hecho, hay suficiente evidencia experimental que indica que se debe
poner más énfasis en el estudio de las temperaturas diurnas.

Los productores deben elegir un lugar donde el régimen de temperaturas pueda


maximizar la producción de carbohidratos durante el día y minimizar su consumo a
través de la respiración nocturna, para obtener el mayor crecimiento de la planta. Es
necesario tener un diferencial entre las temperaturas diurnas y nocturnas para obtener
una mayor calidad de crecimiento.

Existe información disponible para el diferencial de temperaturas día/noche en rosas,


crisantemos y otros cultivos hortícolas, pero para el caso de plantas de follaje esta es
muy limitada. Existen algunos indicios que muestran que se puede obtener algunos
beneficios con diferenciales de temperatura de 5 – 10°C. Las temperaturas nocturnas
menores de 18.3°C pueden reducir seriamente el crecimiento en muchas plantas de
follaje tropical y subtropical, especialmente Anglaonema, Dieffenbachia y Epipremnum.
Pero otros géneros como Hedera, Ardisia, Podocarpus, Pittosporum y otros géneros
pueden tolerar temperaturas mas bajas sin tener pérdidas serias en crecimiento o
calidad.

2. Temperatura Nocturna

Las temperaturas nocturnas recomendadas para algunos cultivos ornamentales se dan


en el cuadro 47.

Las temperaturas del cuadro están basadas en experiencias comerciales, aunque para
algunos cultivos se les ha establecido experimentalmente.

Las temperaturas en rosa fueron seleccionadas para obtener altos rendimientos con
una buena calidad, sin embargo las temperaturas que ahora se manejan son de 10°C,
en las cuales los rendimientos son menores pero la calidad es superior. Los brotes en
rosa de desarrollan mas rápido a temperaturas altas que a temperaturas bajas. Esta
respuesta a las altas temperaturas se ve reflejada en el aumento de producción de
flores, pero en una disminución de su tamaño, el número de pétalos, longitud de tallo,
peso y duración de la flor. Si las temperaturas disminuyen se mejora la calidad, pero
los rendimientos bajan.

La producción de esquejes de cardenal (Euphorbia pulcherrima) se incrementa


cuando aumenta la temperatura. Se tiene un 50% mas de esquejes de plantas
madres cultivadas a 27°C que a 16°C. Los brotes desarrollan más rápido a
temperaturas altas y esto permite un mayor número de esquejes por planta.
247

Cuadro 47. Temperaturas Nocturnas Promedio para el Crecimiento de Plantas de Vivero

Cultivo Nombre Científico Temperatura Observaciones


Nocturna °C

Alelí Matthiola incana 5 – 10 Los botones caen sí la temperatura


están por encima de los 16°C por 6
horas o mas por día.

Aster Callistephus chinensis 10 – 13 Días largos durante los primeros


estados de crecimiento.

Azalea Rhododendron spp. 15 – 18 Crecimiento vegetativo y forzamiento.


Se necesitan temperaturas especificas
para la iniciación y el desarrollo floral.

Azucena Lilium longiflorum 15.5 Las temperaturas pueden ser


manipuladas para alterar la velocidad
de desarrollo de flor.

Calceolaria Calceolaria herbeohybrida 15 Crecimiento vegetativo.

10 Iniciación y desarrollo de flor, la


iniciación también ocurre con días
largos y temperaturas altas sí la
intensidad luminosa es alta.

Caléndula Calendula officinalis 4–7

Cardenal Euphorbia pulcherrima 18 Crecimiento vegetativo.

15.5 – 16.5 Los requisitos para el fotoperíodo


cambian con las temperaturas.

Cartucho Zantedeschia spp 13 - 16 Disminuir temperatura a 13°C cuando


florea.

Cineraria Senecio cruentus 15 Crecimiento vegetativo.

9 - 10 Iniciación y desarrollo de flor, la


calidad mejora a temperaturas bajas.

Clavel Dianthus caryophyllus 10 -12

Crisantemo Dendranthema grandiflora Las temperaturas durante la iniciación


de flor son especialmente criticas, es
muy importante la iniciación uniforme
de crisantemos en maceta; los
cultivares se clasifican de acuerdo a
las t°.
248

Cultivo Nombre Científico Temperatura Observaciones


Nocturna °C

Cyclamen Cyclamen indicum 15 – 18 Germinación.

13 Plántulas.

10 - 12 Crecimiento y floración.

Dogo Antirrhinum majus 13 - 15 En primavera u otoño.

Fuchsia Fucsia híbrida 11 – 13 Se necesitan de días largos para


iniciación de flor.

Geranio Pelargonium x 11 – 15.5 Se utiliza 15.5 – 18°C para acelerar


Hortorum la producción a una alta intensidad
luminosa.

Gardenia Gardenia jasminoides 15 – 17 Temperaturas mas bajas producen


clorosis en las hojas mas altas,
producen caída de botones.

Gloxinia Sinningia speciosa 17 – 21 Temperaturas mas bajas


Incrementan la ruptura de
botones.

Hortensia Hydrangea macrophylla 13 – 16 Temperaturas especificas para


iniciación floral.
15.5 – 16.5
Forzamiento.

Iris Iris tingitana 7 – 15.5 Temperaturas de forzamiento 13 –


14°C en bulbos 10/11 y de
10 – 11.5°C en bulbos 9/10.

Kalanchoe Kalanchoe blossfeldiana 15.5 Las temperaturas tienen influencia


sobre la velocidad de desarrollo
de flor.

Orquídeas Cattleya spp 15.5 Temperaturas necesarias para


híbridos.

Plantas de 18 - 21 Las especies difieren en sus


Follaje necesidades de temperatura y luz.

Rosa Rosa spp. 15.5 – 16.5


249

3. Temperaturas del Medio de Crecimiento

Una práctica usual ha sido medir solo la temperatura ambiente y asumir que la
temperatura del suelo es aproximadamente la misma y que no necesita ninguna
corrección. Cuando el sol es la fuente de calor, la temperatura del suelo será mayor
que la temperatura ambiente. Cuando la fuente de calor es un sistema de eléctrico, es
posible que exista un diferencial de temperatura entre la temperatura del suelo y del
ambiente, dependiendo del método de distribución de calor utilizado.

Se puede esperar que con el incremento de la temperatura del suelo por encima de los
25°C haya un aumento en la velocidad de los procesos metabólicos de las raíces y un
mayor crecimiento y desarrollo.

Las temperaturas del medio de pueden modificar el crecimiento de las raíces. Para la
mayoría de las plantas, la temperatura optima de para el desarrollo radicular está entre
16 – 27°C. Temperaturas mayores o menores pueden ocasionar el daño o la muerte
de las raíces. Las plantas que crecen en envases de metal o de polietileno, expuestos
a sol directo, pueden tener temperaturas promedio de 38 – 49°C. Estos efectos
pueden reducirse mediante el uso de sombra o de envases de fibra que son malos
conductores del calor. El uso de envases de color claro (blancos, amarillos o
plateados) que reflejan el calor del sol, pueden reducir significativamente la
temperatura en comparación con el uso de envases negros o de color oscuro, que
absorben el calor y lo transfieren al medio de crecimiento.

En Rosa ‘Better Times’, el crecimiento radicular disminuyó cuando las temperaturas


del sustrato aumentaron de 14°C a 22°C. El peso fresco y el peso seco de las raíces
fueron mayores a las temperaturas mas bajas. A 22°C las raíces fueron
aproximadamente la mitad de gruesas que a temperaturas de 14°C. Sin embargo, el
crecimiento aéreo se incrementó a temperaturas de suelo de 18°C disminuyendo a
temperaturas superiores. En un experimento previo, se observaron resultados
similares en el crecimiento radicular, pero el máximo crecimiento aéreo se alcanzó a
20°C.

Cuadro 48. Efecto de la Temperatura del Suelo en el crecimiento aéreo y radicular de


rosas ‘Better Times’ (Adaptado de Shanks y Laurie, 1949)

Crecimiento Aéreo Crecimiento Radicular


Temperatura
del Suelo
(°C) Aumento en Peso Peso Peso
Altura de Tallo Seco Fresco Seco
(cm) (gr) (gr) (gr)

14 254.5 26.4 41.1 8.4


16 258.8 26.6 39.3 8.3
18 332.2 33.0 39.1 7.9
20 254.5 26.7 28.3 6.6
22 266.4 27.3 24.0 6.1
250

En Euphoribia pulcherrima (Cardenal) las temperaturas optimas para el crecimiento


radicular fueron de 26°C. No se obtuvo crecimiento a temperaturas de 13°C. A 17°C,
el crecimiento estuvo solo confinado a la iniciación de nuevas raíces en la base de los
esquejes pero no en la ramificación y alargamiento de las raíces existentes. El
crecimiento extensivo que incluye ramificación y elongación de las raíces existentes
más la iniciación de nuevas raíces se logra a 21°C y alcanza su máxima eficiencia a
26°C. El crecimiento radicular comienza a disminuir a 30°C.

En Plantas de Follaje se ha demostrado que el enraizamiento se adelanta varias


semanas cuando las temperaturas son de 27°C, en lugar de 18 – 21 °C. Esta
respuesta se ha encontrado en Philodendron scandens donde se obtuvo un mejor
enraizamiento a temperaturas de 24 – 29°C que temperaturas de 18 – 21°C.

Las temperaturas de los suelos en envase pueden oscilar mucho más que en suelos
de campo. Cuando los envases están bajo sombra, las temperaturas son
esencialmente las mismas que del aire circundante. Por lo tanto, las temperaturas del
suelo pueden fluctuar desde muy bajas en invierno a muy altas en verano.

La temperatura del suelo tiene efecto sobre la relación aire – humedad. Con el
aumento de la temperatura la evaporación de agua aumenta, esto reduce la cantidad
de agua en el suelo e incrementa la cantidad de aire, lo que promueve el desarrollo
radicular.

Temperaturas del Suelo y Absorción de Nutrientes

La absorción de elementos minerales por las raíces es un proceso metabólico activo


que necesita gasto de energía, y la temperatura del sustrato es un factor importante
para acelerar dicho proceso. Si se reduce la actividad radicular por bajas
temperaturas, se puede reducir la absorción de minerales.

En Gardenia, cuando las temperaturas del sustrato están por debajo de 19°C se
produce en sus hojas una clorosis internerval. Los síntomas se desarrollan más
extensivamente en hojas jóvenes y son características de la deficiencia de fierro. Se
ha demostrado que en sustratos con temperaturas de 10°C, las hojas se vuelven
cloróticas en 27 días y a temperaturas de suelo mayores a 19ºC los síntomas se
desarrollan a los 40 días. La clorosis aumenta en severidad cuando las temperaturas
de los sustratos disminuyen o el periodo de exposición a bajas temperaturas se
extiende. Aquellas plantas con clorosis severa en la que la temperatura del sustrato se
eleva de 28 a 32°C, muestran una recuperación de su clorofila después de 13 días. La
temperatura ambiente es también un factor para el desarrollo de clorosis. Se ha
estudiado que a una temperatura de sustrato de 14.5°C y una temperatura ambiente
de 20°C o mas, no se produce clorosis, pero a temperatura ambiente de 16.5°C y
19°C de sustrato, puede ocurrir algún tipo de clorosis. Por ello, es recomendable
temperaturas ambiente de 16.5 – 18°C y temperaturas de sustrato de 19°C, para
prevenir clorosis. Las temperaturas mayores a este nivel no pueden ser usadas debido
a que la Gardenia necesita de temperaturas bajas para el desarrollo de sus botones.
Las temperaturas constantes por encima de los 18°C causan caídas de botones.
También se ha reportado que las Gardenias tratadas con quelatos de fierro están
prácticamente libres de clorosis, aun cuando la temperatura del suelo este en 10°C.
(Cuadro 49)
251

Cuadro 49. Efecto de Quelatos de Fierro en el Desarrollo de Clorosis en Gardenia a


diferentes temperaturas del suelo. (Baundendistel, 1957)

Temperatura Numero de Hojas Cloróticas de Gardenia


del Suelo
(°C)
Sin Quelatos de Fierro Con Quelatos de Fierro

10 43.2 1.2

15 13.0 0.0

Si se utilizan fertilizantes inorgánicos en la forma de nitrato, el nitrógeno estará


disponible rápidamente para la planta y las temperaturas del sustrato no afectaran la
disponibilidad de nitrógeno, excepto a través de su influencia en la actividad radicular y
la absorción de nutrientes.

Si se utiliza el nitrógeno en forma amoniacal, este deberá ser convertido a nitrato antes
que las plantas lo puedan absorber. Esta conversión dependerá de la actividad de los
microorganismos del suelo que en general se incrementan con la temperatura del
sustrato. La urea, el sulfato de amonio o el nitrato de amonio son convertidos
rápidamente a menos que las temperaturas del sustrato sean relativamente bajas.
Normalmente, la disponibilidad de nitrógeno de estos compuestos no es un problema
serio para las plantas del vivero.

4. Temperatura de la Planta

Cuando las hojas, flores y otras partes de la planta están expuestas a la luz del sol,
pueden ser varios grados mas calientes que la temperatura ambiente circundante.
Este fenómeno es debido a que la luz absorbida por las plantas es convertida en
energía calórica. Como las flores de color oscuro absorben más y reflejan menos luz
que las de color claro, las temperaturas serán mayores en flores oscuras.

Las aspersiones frecuentes durante el día reducirán las temperaturas de la planta


debido a que la energía es utilizada para evaporar el agua de la superficie de las
plantas. Aspersiones de unos cuantos minutos cada media hora deben ser suficientes.

c. Viento

Los vientos tienen mucha importancia en los viveros y su presencia debe ser
planificada dentro del sistema de producción. El viento pueden causar una
combinación efectos como:

• Aumento de la evapotranspiración
• Daños en plantas y/o estructuras.
• Tumbado de plantas en envase.
• Difusión de malezas y otras plagas.
• Dificultades en el control de temperaturas, riegos y otros sistemas.

Cuando se toma una decisión en la ubicación de cualquier vivero, se debe tener en


cuenta la dirección y velocidad de los vientos existentes. En algunos lugares, la
252

dirección del viento depende de la estación del año. En otros lugares, los vientos
varían de acuerdo a las horas del día.

Los vientos tienen influencia sobre la tasa de evapotranspiración, debido a que el


movimiento del aire mantiene la humedad alrededor a un nivel uniforme y
frecuentemente bajo. La rapidez con que el agua se evapora de una superficie
húmeda, depende de cuanta humedad existe a su alrededor. En un lugar con poco
viento, los procesos de evaporación y transpiración forman una capa protectora de
humedad alrededor de la planta aun cuando el aire sea seco, esto hace que la
velocidad de transpiración disminuya al mismo tiempo que el aire se vuelve más
húmedo. Sin embargo, cuando hay viento el movimiento del aire se lleva esta capa de
humedad y la velocidad de transpiración aumenta.

El viento puede quebrar ramas, tumbar envases y dañar estructuras. El viento también
puede diseminar plagas como malezas y enfermedades. Las semillas de malezas son
llevadas desde áreas infectadas a áreas limpias, dependiendo del tipo de semilla, a
distancias considerables. Muchas semillas de maleza han desarrollado estructuras que
se ven favorecidas por el movimiento del viento.

El viento es un factor en el diseño de sistemas de riego. En lugares donde el viento


está por encima de los 6 Km. /h, los sistemas de riego se ven afectados y deben ser
diseñados convenientemente. Las líneas de aspersores deben ser colocadas
transversalmente a la dirección de los vientos prevalecientes y las boquillas deben
tener un distanciamiento menor a medida que la fuerza del viento aumenta. Para
aspersores rotatorios se sugieren los siguientes ajustes:

Cuando los vientos son severos el uso de barreras rompevientos tiene efectos
benéficos, pues reducen su velocidad. Las barreras rompevientos no deben ser
sólidas, pero deben tener un entrelazado que cubra aproximadamente un 25% de la
superficie total para permitir el paso de viento a través de la estructura. La forma de las
aberturas no es de importancia, pero deben ser de mas de 1.5 cm de ancho.

Debido a que el aire frío es más pesado que el aire caliente, se mantiene cerca del
suelo y fluye hacia los niveles más bajos. Si no se tienen aberturas en la barrera a
través de las cuales este aire frío se pierda, pueden acumularse formando bolsones

Cuadro 50. Ajustes para Aspersores Rotatorios

Velocidad Distanciamiento
(a.m./h) entre aspersores

Sin viento 65% del diámetro

0–6 60% del diámetro

0 – 12 50% del diámetro

> 12 30% del diámetro


253

Las estructuras de madera no son las únicas barreras rompevientos, también los son
las plantas. Algunas de las más usadas se presentan en el cuadro 64. Las plantas
rompevientos deben ser angostas y altas, de crecimiento rápido, densas y libres de
enfermedades e insectos.

Las barreras rompevientos generalmente ofrecen una protección 4, 6 u 8 veces mayor


que su altura. Una serie de barrera tiene efecto acumulativo. Cuando sea posible, las
barreras deben ser colocadas transversalmente a la dirección del viento.

Cuadro 51. Algunas Plantas para Barrera Rompevientos

Nombre Altura Observaciones


mt

Casuarina estricta 06 – 10 Tolerante a condiciones pobres

Eucaliptos camaldulnensis 24 – 36 Bueno para suelos alcalinos

Eucalyptus globulus 18 – 30 Excelente, pero es muy sucio.

Salix humboldtiana 08 - 10 Crecimiento rápido


254
255

14vo Paso: Manejo del Crecimiento y Desarrollo de las Plantas

La planta es un organismo capaz de aumentar de tamaño y complejidad. Cada planta


es un sistema biológico que integra diferentes y a veces conflictivas señales del medio
ambiente dentro de su crecimiento y diferenciación. Estas señales del medio ambiente
tienen influencia sobre procesos químicos que controlan el ciclo de vida y la expresión
de las plantas.

Cuando el medio ambiente natural no proporciona las señales adecuadas para estos
procesos, será necesario hacer cambios en estas señales o en los procesos de dentro
de la planta para reproducir sus condiciones naturales de crecimiento. Algunos
cambios serán costosos, pero muchas veces es la única técnica disponible para
controlar el crecimiento de las plantas.

CONTROL DE CRECIMIENTO

El crecimiento de una planta puede ser controlado de diferentes formas:

a. Genéticamente : Selección de cultivares


b. Físicamente : Poda o conducción
c. Culturalmente : Manejo del cultivo y su medio ambiente.
d. Químicamente : Aplicación de reguladores químicos de
crecimiento especifico.

a. Control Genético

La forma básica de controlar el crecimiento de una planta es a través de su genotipo.


Esta es una vía relativamente predecible, pero no siempre satisfactoria. Al seleccionar
un cultivar se puede establecer cómo va ser la planta y su potencial de crecimiento.
Bajo condiciones similares, los cultivares altos serán mayores que los cultivares bajos,
los cultivares precoces florearan mas rápido que los tardíos, los cultivares de mayor
rendimiento tendrán mas flores que aquellos cultivares de menor rendimiento. Aunque
el grado de control impuesto por el genotipo de una planta no puede ser eliminado,
puede ser modificado ajustando las condiciones del medio ambiente mediante podas o
tratándola con químicos. La altura de un cultivar puede ser reducido disminuyendo el
abastecimiento de agua, bajando las temperaturas o aplicando reguladores químicos
de crecimiento que retarden la elongación de sus entrenudos. Por el contrario, será
muy difícil aumentar el tamaño de un cultivar enano aumentando los niveles de
humedad, debido a que el potencial para el crecimiento de sus entrenudos no está
presente en su genotipo.

b. Control Físico

El crecimiento de una planta puede ser controlado físicamente mediante la eliminación


de brotes terminales (desmoche) para promover brotes laterales, mediante el
desbotonado para desarrollar un mayor tamaño de flor o mediante podas para
controlar el número de tallos en una determinada planta. Muchos cultivos necesitan de
alguna forma de alteración física para producir el tipo de planta que el mercado
necesita. El cardenal (Euphorbia pulcherrima) se desmocha para producir una planta
256

macollada; el clavel (Dianthus caryophyllus) y el crisantemo (Dendranthema


grandiflora) necesitan ser desbotonados para aumentar el tamaño de su flor y permitir
el desarrollo de una sola flor por tallo, las azaleas (Rhododendron spp.) deben ser
podadas para formarlas y obtener un mayor número de brotes florales. Los métodos
físicos son formas exitosas de control, que permiten un alto grado de precisión. La
respuesta de las plantas es previsible, pero el método es manual y tiene un alto costo
en personal. Se pueden aplicar reguladores químicos de crecimiento para obtener los
mismos resultados que en el método físico, pero es esencial evaluar el costo, la
efectividad y la posibilidad de daño a la planta.

c. Control Cultural

El método de control cultural está condicionado por la selección en la combinación


ideal de factores de medio ambiente para los diferentes estadios de desarrollo de la
planta, con el objeto de alcanzar lo que el mercado exige. Esto involucra la decisión de
cuando sembrar y cuando cosechar, los niveles de intensidad luminosa y temperatura,
la cantidad de espacio necesario para la planta, la selección del mejor medio de
crecimiento, la frecuencia de riego, el tipo de fertilizante que se debe aplicar y la
cantidad para cada estado de desarrollo y el tipo de fotoperíodo (corto o largo) para la
iniciación de flor. Obviamente, el productor tiene un infinito número de combinaciones
en factores ambientales de donde elegir para que sus cultivos se desarrollen con
éxito. Es responsabilidad del productor tomar la decisión oportuna, en el momento
justo, para producir el tipo de planta que se desea.

Los métodos anteriores para el control de crecimiento son más efectivos cuando se
combinan uno con otro. Sin embargo, individualmente o en combinación, los
resultados no son completamente predecibles. Por ejemplo, cuando un cultivo se
desarrolla bajo niveles óptimos de luz y temperatura, con cantidades abundantes de
agua y fertilizante, su crecimiento es rápido y vigoroso, con hojas y flores grandes y
peso fresco optimo. Sin embargo, para algunas especies, los tallos serán demasiado
largos, especialmente si están en maceta. Muchos de los métodos diseñados para
producir este tipo de plantas son culturales. Si para restringir el desarrollo de los tallos
se disminuye la humedad o la temperatura, el cultivo se retrasará y el tamaño de flores
y hojas disminuirán, así como su duración.

d. Control Químico

El control químico puede ser usado en enraizamiento de esquejes, en la estimulación


del crecimiento de las plantas, en el reemplazo de las necesidades de frío asociados
con la floración o la dormancia, en la disminución del alargamiento de tallos, en la
eliminación de la dominancia apical y en la inducción del macollamiento, en la
eliminación de botones y/o brotes laterales, en la promoción de la inducción floral o
desarrollo de botones florales laterales, en la promoción de la abscisión de hojas, en la
inhibición de floración, en la prolongación de la vida de poscosecha de las flores y en
la eliminación de malezas. Una variedad de productos químicos, tanto naturales como
sintéticos, están disponibles para modificar el crecimiento y desarrollo de las plantas
de los cultivos de flor. Algunos de estos productos químicos producen una sola
respuesta, mientras que otros traen consigo reacciones severas.

Existen dos tipos de control químico, ambos utilizados para regular el crecimiento de
las plantas:

• El primer tipo son los reguladores de crecimiento que se introducen en la


actividad química de las plantas. Hay muchas rutas posibles para controlar el
crecimiento de una planta, pero a menudo son contradictorias. Con estos