Vous êtes sur la page 1sur 11

Bachillerato Tema 9 9/1

9. LAS CARTAS PAULINAS: CARTA A LOS ROMANOS

.I Importancia del “epistolario paulino” desde Todo esto no es obstáculo para que las cartas paulinas
el punto de vista literario, histórico y constituyan un acontecimiento literario de primera
teológico magnitud como ha sido reconocido abiertamente por
críticos literarios de todos los tiempos. No es fácil
explicar el misterio de semejante éxito no pretendido. A
.a Histórico
decir verdad, pertenece al privilegio de los genios.
San Pablo es una figura fundamental del cristianismo. Porque Pablo es ciertamente un genio del cristianismo,
Humanamente hablando, sin Pablo el movimiento de pero lo habría sido en cualquier otro campo a poco que
Jesús de Nazaret no habría pasado de ser una secta las circunstancias le hubieran ayudado.
desgajada del judaísmo ortodoxo de Jerusalén. Con
Pablo el cristianismo se extiende, se consolida, adquiere )2 El género literario “carta” en el Nuevo Testamento.
un rostro original y una peculiar configuración. Pablo es
en todos los sentidos una de las figuras más ricas y Aunque ni la Biblia ni más en concreto el Nuevo
fascinantes de todo el Nuevo Testamento. Testamento han inventado el género literario “carta” que
se remonta a los orígenes mismos del arte de escribir y
Sus cartas, incluso desde el punto de vista histórico- leer (las cartas más antiguas que conocemos proceden
literario, constituyen la correspondencia más célebre de de Egipto y datan de los años 2.600-2.000 a. C. en la
todas las épocas. Son, además, cronológicamente época del Imperio Antiguo), es evidente que la literatura
hablando, los primeros escritos del Nuevo Testamento y epistolar tiene un peso muy considerable en el Nuevo
por lo mismo nos suministran los primeros datos – Testamento. De los veintisiete libros que lo componen,
preciosos datos– sobre la estructura y desenvolvimiento veintiuno han llegado hasta nosotros bajo la
de una serie de comunidades cristianas a veinte o denominación de “cartas”, si bien es cierto que no todos
veinticinco años de la puesta en marcha del movimiento deben ser considerados corno verdaderas cartas.
de Jesús. Además, varias de estas cartas constituyen las primicias
Precisamente son sus cartas las fuentes más fiables de literarias del Nuevo Testamento. Lo cual no debe
que disponemos para reconstruir el marco vital de extrañar si pensamos que esta concreta forma literaria –
Pablo, y poder así adentramos en las peculiaridades de sencilla, familiar y sin pretensiones– era la más
la personalidad, el ministerio, la actividad literaria y la apropiada para difundir un mensaje como el cristiano
teología del apóstol. que ha de ser proclamado sin alardes literarios para
que no se desvirtúe la cruz de Cristo (1Cor 1,17). En
.b Literario este sentido, el género literario “carta” debería constituir
una excepción a lo que afirma Wilti Marxen de que ha
)1 Misionero por vocación. Escritor por necesidad. de considerarse algo más bien no demasiado natural el
que haya surgido una literatura en el cristianismo
Las cartas de Pablo constituyen su más precioso primitivo.
legado espiritual. Pero no debemos engañarnos. Pablo
no es un escritor de oficio. La función específica )3 El llamado “corpus paulinum”.
encomendada por Jesús a los apóstoles no fue
precisamente la de escribir, sino la de anunciar la buena La tradición cristiana desde la más remota antigüedad
noticia (Mt 28,19-20; Mc 16,16). A esta misión dedican ha colocado trece cartas bajo el nombre y la autoridad
los apóstoles desde el principio sus mejores energías; de san Pablo. Algún tiempo después se añadió al
son ante todo los ministros de la palabra (Hch 6,2-4). epistolario paulino el escrito a los Hebreos, de cuyas
Pablo no es una excepción. Es antes de nada un hombre singulares características se ocupará en su momento el
de acción, un misionero. un pregonero del evangelio: presente volumen de comentarios.
¡Pobre de mí si no evangelizara! (1Cor 9,16). Esa misma tradición cristiana ha distinguido,
Si en un momento concreto de su actividad misionera atendiendo a diversas circunstancias, varios bloque de
Pablo decide tomar la pluma, lo hace forzado por las cartas dentro del llamado “corpus paulinum”, a saber:
circunstancias: han surgido unos graves problemas en la  las dos cartas a los Tesalonicenses: serían los
comunidad de Tesalónica, y ante la imposibilidad de comienzos de Pablo como escritor;
trasladarse personalmente de Corinto a Tesalónica,
piensa que la única solución posible es escribirles. El  las llamadas “grandes cartas”, a saber: Rom, 1-2Cor
resultado es la primera carta a los Tesalonicenses. y Gal; se las ha denominado así por la extensión y
Primera carta de Pablo y muy probablemente el primer por la importancia del contenido;
escrito del Nuevo Testamento. De forma semejante. las  las cartas de (o desde) la cautividad: Ef, Col, Flp y
demás cartas de Pablo pueden considerarse como Flm; en todas ellas Pablo alude a su situación de
escritos ocasionales por cuanto, en su mayor parte. prisionero (Ef 4,1; Col 4,10: Flp 1,12-13; Flm 1.1);
vieron la luz con ocasión de situaciones particulares de
las distintas comunidades evangelizadas por Pablo.
Bachillerato Tema 9 9/2

 las cartas pastorales: 1-2Tim y Tit; se las denomina deberíamos hablar de tres autores: Segunda
así porque en ellas se dan normas de índole pastoral Tesalonicenses - Colosenses y Efesios - Pastorales). A
para el buen funcionamiento de la Iglesia. estas cartas se las llama “deuteropaulinas”. Hemos
Esta clasificación tradicional de las cartas paulinas aún calificado esta opinión de mayoritaria, pero en manera
sigue vigente en más de un estudio de las mismas, pero alguna es unánime. Todavía existen autores de
resulta un tanto artificial y poco clarificadora, por lo que reconocida solvencia que defienden con argumentos
está siendo paulatinamente abandonada y sustituida por atendibles la directa paternidad paulina de las llamadas
otra clasificación de la que hablaremos en seguida y que “cartas deuteropaulinas”. Otros aceptan, en línea de
tiene como punto de referencia la paternidad o no principio, la no autenticidad pero no conceden las
paternidad directa de cada una de las cartas con respecto mismas posibilidades de no autenticidad a todas y cada
al propio Pablo. una de las seis cartas. Y otros, en fin, consideran que las
cartas pastorales no son del propio Pablo, pero sí lo son,
En cuanto al orden en que las actuales ediciones de la en cambio, 2 Tes, Col y Ef (véase al respecto J. Sánchez
Biblia suelen ofrecernos las cartas de Pablo, es claro que Bosch, Nacido a tiempo, págs. 235-286).
no responde a la cronología de su composición. En esto
siguen la costumbre de las ediciones más antiguas (por
)5 ¿Cartas o epístolas?
ejemplo, la Vulgata latina) que colocan primeramente
las dirigidas a las distintas comunidades cristianas en un Si transcribimos literalmente el término tanto griego
orden descendente según la extensión de cada carta; como latino que solemos traducir por “carta” nos
después colocan las dirigidas a individuos concretos. encontramos con la palabra ‘epístola”. Eso significaría
Este orden tradicional es también el que vamos a seguir que al referirnos a los escritos de san Pablo da lo mismo
en nuestros comentarios. El probable orden histórico de hablar de “cartas” que de “epístolas”. ¿Es realmente así?
las distintas cartas puede verse en el cuadro cronológico Al menos durante mucho tiempo lo ha sido. Pero en el
que insertamos al final de esta introducción general. año 1895 el erudito alemán Adolfo Deissmann, después
de un minucioso estudio de este concreto género
)4 Autenticidad de las cartas paulinas. literario, introdujo la distinción entre “carta” y
“epístola”. Según Deissmann la “carta” es algo no
Nos referimos aquí a la autenticidad literaria, es decir, literario que sirve para que se comuniquen los que están
si los escritos que tradicionalmente se atribuyen a Pablo, separados. Por su misma esencia es algo íntimo y
le tienen realmente por autor, bien los haya escrito él personal y está ordenada exclusivamente al destinatario
personalmente de su puño y letra, bien se haya servido o destinatarios, no a la publicidad. No se distingue
de un amanuense o de una especie de secretario. esencialmente de la conversación oral y sólo interesa a
Digamos en seguida que nos encontramos ante una quien la ha escrito y a quien debe abrirla. Para todos los
cuestión bastante compleja, que ni está resuelta en su demás debe ser un secreto. Por el contrario, la “epístola”
totalidad ni posiblemente podrá estarlo alguna vez, En se define como una forma artístico-literaria; un género
el estado actual de la investigación bíblica, esto sería, en literario parecido al diálogo, al discurso o al drama. Está
síntesis, lo que podemos decir sobre el problema: destinada a la publicidad y quiere interesar al público en
 Una tradición de siglos ha sido fiel en atribuir a general. Es un producto en venta: todo el mundo puede
Pablo la paternidad literaria de las trece cartas que y debe leerla; cuantos más lectores encuentre, mejor
componen el llamado “corpus paulinum”. Es cierto habrá realizado su cometido. La carta es un trozo de
que se trata de una tradición acrílica, pero tampoco vida, la epístola un testimonio de arte literario.
es cosa de despreciarla sin más. Por lo demás, esta Este descubrimiento de Deissmann tiene, sin duda, sus
tradición siempre quedaría a salvo en lo fundamental aspectos válidos; pero ha de ser matizado señalando que
si damos por supuesto –y lo damos– que en junto a los tipos “puros” de carta y epístola han existido
cualquier caso se trata siempre de escritos nacidos siempre géneros intermedios en los que no es fácil
en círculos netamente paulinos. precisar dónde termina la carta y dónde comienza la
 Con la aparición de los estudios críticos en el siglo epístola. Por lo que respecta a san Pablo es cierto que de
XVIII. comienzan a manifestarse ciertas reservas tener que optar entre “carta” o “epístola”, la categoría
sobre la paternidad literaria de algunas cartas “carta” sería la más correcta. En efecto, casi todas sus
tradicionalmente atribuidas a Pablo. Primero serán cartas tienen unos destinatarios muy concretos, una
las Pastorales (1 y2Tim y Tit), después la carta a los finalidad muy precisa. un aire coloquial y un tono
Efesios, más tarde la segunda a los Tesalonicenses, y familiar que poco tienen que ver con el carácter frío e
finalmente la carta a los Colosenses. impersonal de la epístola literaria. Pero también aquí
Pablo se revela como un escritor original e
 Hoy se consideran incuestionablemente como del
independiente, absolutamente ajeno a esquemas
propio Pablo: la primera a los Tesalonicenses, las
preconcebidos. En primer lugar siempre sus cartas –
dos a los Corintios, las escritas a los Gálatas y a los
incluso en los casos de mayor intimidad y privaticidad
Romanos, la carta a los Filipenses, y la dirigida a
como sería el caso de la carta a Filemón– rebasan el
Filemón. Son las llamadas “cartas protopaulinas”.
ámbito de lo puramente personal y privado. En segundo
En cuanto a las restantes cartas del “corpus paulinum” lugar. por su contenido y con frecuencia también por su
(2 Tes, Col, Ef, 1-2Tim y Tit) habrían sido escritas forma (más elevada de lo que cabía esperar), las cartas
según la opinión actualmente mayoritaria después de la paulinas están a medio camino entre la carta
muerte de Pablo por autores anónimos estrechamente simplemente privada y la epístola literaria. Por poner un
relacionados con los círculos paulinos (al menos ejemplo, la carta a los Romanos, después de un
Bachillerato Tema 9 9/3

encabezamiento solemne que nos recuerda la )8 Proceso de composición.


correspondencia oficial, contiene una larga y elaborada
exposición doctrinal destinada a una comunidad todavía Tampoco por lo que se refiere a este particular Pablo
desconocida por Pablo; pero al mismo tiempo, sobre debió ser ajeno a las costumbres, procedimientos y
todo en los últimos capítulos, reaparece el tono sencillo posibilidades de su tiempo. En cuanto a la pura
y familiar con un amplio intercambio de noticias y materialidad de la carta, su composición planteaba en la
saludos personales. antigüedad bastantes dificultades. El material de
escritura era el papiro y el pergamino; pero los
pergaminos eran caros y se reservaban para libros y
)6 Estructura de las cartas paulinas.
documentos oficiales. Para las necesidades ordinarias se
En líneas generales, las cartas de Pablo –como las utilizaban las hojas de papiro y constituía todo un arte
otras del Nuevo Testamento– se ajustan al esquema de escribir en aquellas hojas frágiles elaboradas con una
la carta antigua que constaba de un encabezamiento especie de junco que crecía sobre todo en las orillas del
(seguido a veces de una fórmula de acción de gracias a Nilo. De ahí que normalmente se recurría a escribas de
los dioses o a otra persona), el cuerpo de la carta o profesión. Las personas ricas disponían de esclavos o
mensaje, y el saludo final. En las cartas oficiales se libertos a quienes dictaban su correspondencia. Las
añadía con frecuencia la fecha. Sin embargo. en el pobres gentes acudían a casa del escriba profesional
desarrollo de este esquema general, Pablo es casi para dictarle su mensaje como todavía sucede hoy en
siempre profundamente original. La novedad del muchos puntos del planeta.
evangelio lo penetra todo y, desde el principio hasta el Así las cosas, en el mundo grecorromano del Nuevo
final, las cartas de Pablo rezuman vida cristiana; nada de Testamento pueden señalarse cuatro maneras diferentes
artificios ni de fórmulas vacías. De ahí que, en de escribir cartas:
comparación con las cartas de la antigüedad clásica, en
 escribe personalmente el autor de su propio puño y
las de Pablo aparezcan ampliamente desarrollados tanto
letra; dicta cada palabra de la carta a un amanuense
el encabezamiento corno la acción de gracias y el saludo
final.  comunica de manera más o menos pormenorizada
las ideas a un secretario que se encarga de darles
forma con una cierta libertad de expresión.
)7 Lengua y estilo.
 simplemente se encarga a un amigo o secretario que
La lengua utilizada por Pablo en sus cartas es el griego escriba la carta indicándole las líneas generales de lo
helenístico –la “koiné”– extendido por todo el mundo que debe decir
civilizado a raíz de las conquistas de Alejandro Magno. ¿Cuál de estas formas fue la utilizada por san Pablo?
Se han emitido las opiniones más dispares en relación En algún caso parece que escribió de su puño y letra: la
con pureza de la lengua y del estilo literario de san carta a Filemón, el final (al menos) de la carta a los
Pablo: desde los que le tachan de “inhelenista” hasta los Gálatas, la rúbrica final de algunas cartas (1Cor 16,21;
que quieren hacer de él un maestro del lenguaje. Tal vez Gal 6,11: Flm 19: véase Col 4,18; 2 Tes 3,17), pero
ni lo uno ni lo otro. Pablo es un aceptable escritor griego como norma general debía dictar sus cartas. Así nos
puesto en el trance de proponer un mensaje tan original consta para el caso concreto de la carta a los Romanos
que, en ocasiones, no tiene más remedio que violentar donde Tercio, el amanuense de la carta, no quiere
un tanto las palabras en busca de matices particulares quedar en el anonimato (Rom 16,22). ¿Utilizó Pablo, al
para expresar de forma adecuada conceptos casi menos en alguna ocasión, un secretario al que habría
inexpresables. otorgado una cierta libertad de maniobra? No nos
En cuanto al estilo, nunca pretendió Pablo elaborar consta, pero tampoco hay que descartarlo; y en el caso
una prosa brillante y cautivadora. Jamás aparece de que tengamos que retener la autenticidad
deleitándose por el hecho de haber conseguido una directamente paulina de alguna de las cartas llamadas
descripción perfecta o un párrafo acabado. Sus frases “deuteropaulinas”, el empleo de tal secretario explicaría
son, en más de una ocasión, difíciles de entender, en buena parte la diferencia de estilo con respecto a las
incorrectas e incompletas. Es verdad que ciertos pasajes “protopaulinas”.
parecen haber sido largamente meditados, pero la
mayoría dan más bien la impresión de ser fruto de un )9 Clasificación del epistolario paulino.
primer impulso espontáneo y sin retoques.
Tradicionalmente las cartas del “corpus paulinum” se
Es preciso reconocer, sin embargo, que a pesar de sus
han agrupado atendiendo a la diversa extensión de las
defectos, a veces más aparentes que reales, Pablo se nos
mismas, a sus destinatarios, a las circunstancias que
revela como un verdadero escritor griego con un estilo
rodearon su composición, o a los temas predominantes
fogoso de extraordinaria densidad; su prosa viva y
en cada una de ellas. Sin embargo, es preciso tomar en
siempre personalísima va poco a poco conquistando al
consideración otra manera de clasificarlas que se está
lector atento. A ello contribuye la inteligente utilización
imponiendo cada vez con más fuerza entre los
por parte de Pablo de todos los recursos estilísticos
estudiosos de los escritos paulinos, se apoya en datos
practicados en aquella época: paralelismo, paradoja.
objetivos y ayuda a resolver no pocos problemas
metáfora, diatriba, antítesis, etc. En todo caso es
planteados por dichos escritos. Es la división en dos
indudable que no le preocupaban demasiado las reglas
grandes bloques atendiendo a la cronología y también a
gramaticales y sintácticas.
la estricta autenticidad paulina de cada una de las cartas:
Bachillerato Tema 9 9/4

 Cartas de la primera época paulina (a las que hoy se doctrina de fe, ha meditado a fondo sobre el tema de la
llama con frecuencia “protopaulinas”). Son las que, “salvación” que el hombre recibe de Dios. Incluso ha
escritas antes del año 60, tienen por responsable provisto a esta doctrina de perfiles claros y precisos, y
directo al propio Pablo. Forman este grupo sin ha construido en torno a ella una especie de sistema.
ninguna clase de dudas al menos 1 Tes, 1-2Cor, Gal, Cabe sospechar que tuvo razones de peso para actuar
Rom, Flp, Flm. así.
 Cartas de la segunda época paulina (también
llamadas “deuteropaulinas”). Probablemente fueron )3 Principales núcleos teológicos.
escritas por discípulos de Pablo después de la muerte
Conscientes, por lo que acabamos de decir, de que
del apóstol. Pertenecerían a este bloque (con las
cualquier estructuración de la teología paulina puede
reservas señaladas más arriba) Col, Ef, 1-2Tim, Tit y
resultar imperfecta e incompleta, podríamos
2 Tes.
arriesgarnos a señalar cuatro principales núcleos de
contenido teológico en las cartas paulinas:
.c Teológico
 Contenido escatológico: es decir, todo lo referente al
Al hablar de claves teológicas para leer a Pablo es hecho y a las circunstancias de la consumación de la
evidente que no nos referimos aquí a contenidos. historia de la salvación. Es una temática presente
Hablamos más bien de pistas metodológicas que nos sobre todo en las cartas a los Tesalonicenses y en el
sirvan para descubrir e interpretar correctamente los capítulo 15 de 1 Corintios.
principales acentos de la teología paulina. Tampoco  Contenido soteriológico: lo referente al papel de
pretendemos agotar dichas pistas. pero sí señalar unas Dios –a través de Cristo, por supuesto- y del hombre
cuantas que nos parecen importantes. Son las siguientes: en el proceso de salvación. Gálatas y Romanos
pueden considerarse las cartas paulinas más
)1 Pluralismo teológico. significativas sobre el particular.
Hemos dicho en los apartados anteriores que las trece  Contenido cristológico: qué lugar ocupa Cristo en
cartas tradicionalmente atribuidas a san Pablo han los planes salvadores de Dios y cómo ha intervenido
tenido origen en distintas circunstancias, abordan Cristo en la realización concreta de esos planes. La
problemas diferentes, no son de la misma época y muy presencia acaparadora del papel protagonista de
probablemente tampoco del mismo autor. En concreto Cristo es una constante en todas y cada una de las
hemos hablado de dos grupos de cartas, el segundo de cartas paulinas, pero en Filipenses y Colosenses la
los cuales pertenecería, cuando menos, a la última época figura de Cristo adquiere perfiles realmente
de la actividad del apóstol. Es de esperar, por tanto, que esplendorosos.
existan notables diferencias en el contenido teológico  Contenido eclesiológico: cuál es el papel que Dios,
entre grupo y grupo. Pero si además resulta que las por medio de Cristo, ha confiado a la Iglesia en este
cartas del segundo grupo no tienen a Pablo como empeño de llevar a buen término la salvación
responsable directo, sino más bien a discípulos suyos integral del hombre. En 1-2 Corintios, Efesios y
que escriben unos cuantos años después de la muerte del Pastorales encontramos abundante material en
apóstol, entonces la pluralidad teológica ya no es sólo relación con este concreto aspecto de la teología
verosímil, sino casi necesaria. paulina.
En el estudio de estos núcleos de teología paulina,
)2 Ausencia de exposiciones sistemáticas. puede resultar interesante y aleccionador, no sólo
precisar y sintetizar lo que dicen las cartas sobre cada
El autor –o autores– de las cartas paulinas no pretende
uno de estos puntos (incluidas las consecuencias ético-
hacer teología sistemática. Es decir, no encara un tema
morales que el autor de las cartas señala en cada caso),
en todos sus detalles y pormenores desarrollándolo
sino establecer también una comparación entre lo que
hasta el fin. Ni el momento histórico en que se
dicen las cartas de la primera época y lo que dicen las de
encontraba la reflexión cristiana lo hacía posible, ni el
la segunda.
género literario utilizado era e) más adecuado para ello.
La mayoría de las cartas paulinas, las de la primera )4 Relación entre tradición e interpretación.
época sobre todo, pero también las de la segunda, son
escritos motivados por circunstancias concretas, Pablo formula casi siempre su pensamiento con gran
Escritos, por tanto, en los que el autor se ocupa de autonomía y libertad. Pero eso no significa que
múltiples temas y aspectos de la vida cristiana, pasando construya su teología sobre la nada. Todo lo contrario.
de uno a otro con notable movilidad. Su bagaje doctrinal proviene de lejos. de tradiciones que
Podríamos, sin embargo, hacer una excepción en cada asume e interpreta. Tradición e interpretación están
uno de los dos bloques de cartas: la carta a los Romanos siempre unidas en Pablo y se implican mutuamente. Es
entre las de la primera época, y la carta a los Efesios (si importante tener en cuenta y tratar de individualizar el
es que se trata propiamente de una carta) entre las de la material tradicional propio de las comunidades
segunda época. Especialmente en relación con la carta a prepaulinas y que Pablo ha incorporado a sus cartas.
los Romanos es de subrayar cómo Pablo, un hombre a Porque, además, podremos comprobar que en la
quien en principio no le preocupan demasiado ni el mayoría de las ocasiones Pablo no se ha limitado a
orden riguroso ni la exposición exhaustiva de una Incorporar sin más esos materiales ya formulados, sino
que los ha reformulado sometiéndolos a una cierta
Bachillerato Tema 9 9/5

transformación en el seno de la nueva síntesis teológico- )7 Utilización de la Escritura en las cartas paulinas.
literaria que va construyendo.
Las referencias al Antiguo Testamento son
Un ejemplo concreto y casi clásico es el del himno numerosísimas en las cartas paulinas. En el conjunto de
cristológico de Flp 2,6-11. En el marco de una cálida las trece cartas encontramos unas setenta y cinco citas
exhortación a vivir en plenitud el evangelio (Flp 1.27- explícitas introducidas por las fórmulas: “está escrito”,
2.18), Pablo ha recogido un himno cristológico ya “dice la Escritura”, “había predicho el profeta . etc. En
existente y lo ha convertido en el eje central de todas más de otros veinte casos falta la fórmula expresa de
sus exhortaciones. Con pequeños, pero significativos citación. pero es clara la intención del autor de apoyarse
retoques, sobre todo mediante la referencia a la cruz en un pasaje concreto de la Escritura pudiendo hablarse
(Flp 2,8), ha cambiado el perfil del himno y lo ha en estos casos de citas implícitas (véase Rom 3,20 y Sal
marcado con su cuño teológico personal. Con ello, 143,2). En cuanto a las alusiones, resulta difícil precisar
Pablo pretende traducir a la situación presente su número ya que Pablo puede utilizar espontáneamente
tradiciones tanto judeocristianas como helenísticas, No una expresión bíblica (y así lo hace con frecuencia) sin
se trata simplemente de utilizar fórmulas del pasado, recordar el pasaje de donde proviene. Incluso puede
sino de interpretarlas en el momento actual y estar formulando una doctrina con giros tomados del
convertirlas en indicaciones para el presente. Descubrir Antiguo Testamento sin ser consciente de ello.
lo propio y especifico de Pablo en cada elemento
tradicional recogido o interpretado por él, es Por lo demás, no existe la misma proporción de citas
sobremanera interesante porque así descubrimos los en todas las cartas: en las cartas de la primera época, son
acentos peculiares de la teología paulina. frecuentes en Rom, 2Cor y Gal, mientras que apenas
encontramos en 1 Tes, Flp y Flm. En las de la segunda
época, abundan algo más en Ef y 2 Tes y no hay casi
)5 Una teología en proceso de elaboración.
ninguna en Col y Pastorales.
La teología de Pablo no aparece como una teología ya La formación judía de Pablo se hace manifiesta en la
hecha, sino como una teología que se está haciendo. No amplia utilización del. método alegórico a la hora de
puede, por tanto, separarse de su contexto coloquial. Es Interpretar la Escritura. Es un método que ha jugado un
como el resultado de un diálogo. de una conversación en importante papel en casi todas las religiones con escritos
la que juega un papel importante, no sólo la sabiduría y sagrados. Como hay que seguir siendo fieles al texto
la experiencia del que habla -ó escribe– sino también la recibido y como su sentido literal ya no sirve para el
actitud del que escucha –o lee– con sus múltiples tiempo presente, se abandona la significación literal y se
circunstancias y sus posibles situaciones conflictivas. Y busca un sentido más profundo, más misterioso que el
es lógico que Pablo sea fragmentario en sus respuestas, que resulta de su enunciado literal. En las cartas de
porque su intención es responder concretamente a Pablo apenas se puede hablar de una alegorización pura;
preguntas concretas. lo que en él prevalece es la interpretación tipológica, es
Incluso la carta a los Romanos, tiene también un cierto decir, la relación-comparación entre los acontecimientos
carácter coloquial: está saturada de experiencias que de la antigua alianza y los de la nueva,
Pablo fue adquiriendo en el decurso de su servicio Finalmente, es importante constatar que Pablo no
misionero y se puede reconocer en ella todo un enérgico utiliza el Antiguo Testamento como texto del que parte y
esfuerzo a favor de los interlocutores, es decir, de los al que interpreta como presencia anticipada –y casi
lectores. También Romanos recoge preguntas y tiene, misteriosa– del mensaje cristiano. No parte de la
aunque en un cierto sentido figurado, estilo de Escritura para llegar a Cristo, sino que afirma su fe en
respuesta. Cristo resucitado y a partir de ahí busca en el Antiguo
Testamento los anuncios de su venida y los signos de su
)6 Un teólogo discutido. presencia oculta. Su interpretación tiene siempre a
Cristo como medida: la fe en el nuevo Adán es la que
A cuanto se ha dicho anteriormente hay que añadir el permite comprender mejor el drama del primer Adán
dato de que Pablo fue ya desde muy pronto un (Rom 5.12-21); la realidad del bautismo de Cristo es la
evangelizador discutido y polémico. En sus días se vio que permite ver en el paso del mar Rojo un bautismo en
atacado y agredido en una medida que nosotros apenas Moisés (1Cor 10,2). En consecuencia, la interpretación
podemos Imaginar. El Pablo de autoridad indiscutible en paulina del Antiguo Testamento, no es propiamente un
todos los ámbitos del cristianismo primitivo, el Pablo método, sino que es ante todo una confesión de fe.
venerado y respetado por todos durante su vida,
pertenece más bien a la leyenda. La realidad fue muy
)8 Evangelio de Jesús y Evangelio de Pablo.
distinta. Y a decir verdad, casi no podía ser de otra
manera si pensamos que uno de los acentos principales Si san Pablo puede ser considerado “en cierto modo”
de la teología de san Pablo hay que situarlo en que con como segundo fundador de cristianismo no está de más
Cristo la ley llegó a su fin. Si confrontamos esta tesis preguntarnos por las concretas relaciones entre Pablo de
con la del primer evangelio: No penséis que he venido a Tarso y Jesús de Nazaret. ¿Podemos hablar de un
anular la ley o los profetas; no he venido a anular sino evangelio según san Pablo? ¿En qué relación estaría este
a dar cumplimiento (Mt 5,17), se comprenderá que “evangelio” con los evangelios según san Mateo, san
Pablo ni estuvo ni pudo estar sin oposición. Esto hace Marcos, san Lucas y san Juan?
que sus formulaciones teológicas tengan con frecuencia
Es evidente que en cuanto género literario concreto y
acentos polémicos que las hacen doblemente complejas.
singular. las cartas de Pablo no son “evangelio”. No se
Bachillerato Tema 9 9/6

parecen prácticamente en nada a los evangelios .II La Carta a los Romanos como exponente
sinópticos y muy poco (aunque algo más) al evangelio máximo del pensamiento de san Pablo:
de Juan. Pero en cuanto anuncio de una buena noticia (o contexto histórico, configuración literaria y
buena noticia que se anuncia) y que tiene como núcleo contenido doctrinal
fundamental de ese anuncio la muerte y resurrección de
Jesús de Nazaret, sí que podemos hablar de los escritos
.a Características generales
de Pablo como de un “evangelio”. El propio Pablo llama
a su mensaje mi evangelio y considera que su tarea La carta a los Romanos es la más extensa de las
principal consiste en evangelizar (Rom 2,16; 1Cor 1,17; escritas por san Pablo y en nuestras Biblias ocupa desde
9,16). muy antiguo el primer lugar entre las cartas que se le
Pero a la pregunta de si Pablo depende y en qué atribuyen. Nunca se ha dudado de su autenticidad
medida, de las tradiciones evangélicas sobre Jesús, se paulina y únicamente el capítulo 16 presenta algún
impone una respuesta sorprendente, pero indiscutible: problema. en el sentido de que originariamente no
tan sólo en una mínima parte y con incidencia más bien formara parte de esta carta a los Romanos (véase
escasa en lo que podemos considerar la enseñanza comentario a Rom 16,1-23 y 16,25-27).
especifica paulina. En concreto nada se dice en las Cronológicamente hablando, Romanos es con toda
cartas de san Pablo sobre la actividad taumatúrgica de probabilidad la última de las llamadas “cartas
Jesús, falta toda referencia a las parábolas, no hay protopaulinas” (véase Introducción General.
apenas huellas del rico material de los relatos de la Autenticidad de las cartas paulinas). Pablo la escribe en
pasión. se constata un silencio absoluto sobre las vísperas de la que será su última visita conocida a
controversias mantenidas entre Jesús y los dirigentes del Jerusalén con ocasión de llevar la colecta recogida en
pueblo judío. Ninguna alusión al bautismo de Jesús, a favor de las iglesias necesitadas de Palestina, Esta
las tentaciones, a la misión en Galilea, a los últimos días circunstancia hace que Romanos constituya una especie
pasados en Jerusalén. Por otra parte. son pocas las de testamento doctrinal de Pablo, una especie de
referencias –por lo demás bastante generales– que recapitulación de “su evangelio” tanto ante la iglesia
encontramos en las cartas paulinas en relación con la madre de Jerusalén con la que Pablo quiere seguir
existencia histórica de Jesús. ¿No es esto extraño en un manteniendo estrechos vínculos de comunión, como con
epistolario tan extenso como el paulino? Se diría que la comunidad de Roma, un tanto desconocida para él,
asistimos a un cierto desinterés de Pablo por la pero con la que sueña como símbolo de la universalidad
existencia histórica de Jesús y que la predicación del eclesial. Este carácter “recapitulador” de la carta a los
Jesús histórico no ha constituido precisamente la matriz Romanos encuentra clara confirmación en los
histórica de la teología paulina. numerosos temas de Gálatas, Corintios y Filipenses que,
Ante un hecho a primera vista tan sorprendente no incluso con los mismos vocablos y expresiones, se
debe extrañar que las explicaciones hayan sido repiten en Romanos (véase G. Bornkmann, Pablo de
múltiples y variopintas (Baur, Wrede, Schweitzer, Tarso, pág. 141). Eso sí, dichos temas ya no afloran de
Heltmüller, Bultmann, Kásemann, etc.). Sin entrar en el forma fragmentaria y ocasional, como en las cartas
análisis de estas explicaciones, digamos en primer lugar citadas, sino que en Romanos aparecen repensados, con
que el presunto desinterés apuntado más arriba es, sin una fundamentación más profunda y dentro de un
duda, más aparente que real. En efecto, es un hecho horizonte más universal.
manifiesto que el reclamo a Jesús de Nazaret con su Desde otro punto de vista, la carta a los Romanos ha
amplia gama de nombres: Cristo, Jesús, Jesucristo, constituido, juntamente con Gálatas, el principal punto
Cristo Jesús, Señor, Hijo de Dios– ni por un momento se de referencia en la polémica entre católicos y
aparta de los labios y la pluma de Pablo; como es protestantes; podría decirse que la Reforma protestante
manifiesto también que el ejemplo de abnegación y de ha hecho de Romanos su texto sagrado. Es significativo
entrega total que nos dio Jesús en su vida y en su al respecto que en el arranque de los grandes
muerte, es algo que Pablo tiene constantemente ante sus movimientos teológicos protestantes, como es el caso de
ojos (véase 2Cor 8,9; Flp 2,5-61. Martín Lutero y Karl Barth, hay que colocar un
En segundo lugar, parece natural que Pablo, privado importante comentario a esta carta de san Pablo, pero si
de la experiencia histórica de los discípulos en otro tiempo pudo ser considerada como el texto
palestinenses, llamado a ser cristiano y apóstol en virtud emblemático de “nuestras divisiones”, hoy, casi
de un encuentro misterioso con el Resucitado, inserto quinientos años después de Lutero, se ha convertido a
sobre todo en el judaísmo helenístico que vivía fuera de través de las distintas traducciones interconfesionales en
Palestina, haya centrado toda su atención en la muerte y el texto privilegiado de “nuestro reencuentro”.
resurrección de Cristo. A diferencia de los evangelios La relación (a la que hemos aludido más arriba) de la
sinópticos que nos invitan a caminar en pos de Jesús de carta a los Romanos con otras cartas protopaulinas es
Nazaret a base de ofrecernos numerosos ejemplos particularmente intensa en el caso de Gálatas. Las dos
concretos, Pablo concentra toda su atención en el abordan básicamente las mismas cuestiones de fondo,
misterio pascual, momento cumbre en el que Jesús de pero Romanos refleja una situación más tranquila y
Nazaret se muestra como e] “sí” y el “amén” de todas reflexiva. Más que de resolver problemas concretos y
las promesas divinas de salvación. Y de ese específicos de la comunidad cristiana de Roma, ahora se
acontecimiento, Pablo hace derivar toda su reflexión trata sobre todo de ordenar, ampliar y profundizar las
teológica y toda su exhortación pastoral. ideas suscitadas en el fragor de la polémica con las
Bachillerato Tema 9 9/7

iglesias de Galacia (véase Introducción y Comentario a En cuanto al origen y primer crecimiento de la


la carta a los Gálatas}. comunidad cristiana de Roma, las noticias son muy
Ello no impide que al lado de los grandes temas e escasas. Las primeras de alguna entidad son justamente
intuiciones procedentes de Gálatas, surjan en Romanos las que nos proporciona la carta que Pablo les dirigió.
otras ideas nuevas con parecida fuerza y vigor, que Parece indiscutible que el anuncio del evangelio llegó
completan la fisonomía de esta carta singular tanto por muy pronto a la capital del imperio. Probablemente
su riqueza teológica como por su importancia histórica. judíos procedentes de Palestina, donde se habían
convertido al cristianismo, fueron los iniciadores de la
Teniendo esto en cuenta, cabría pensar que, según la comunidad cristiana de Roma. La inscripción funeraria
conocida clasificación de A. Deissmann, el escrito a los de Pomponia Grecina, matrona romana sepultada hacia
Romanos está más cerca del género literario “epístola” el año 43 d. C. (véase Tácito, Annales, XIII, 32) y el
que del género literario “carta”. Y en efecto, la mayor edicto del emperador Claudio, expulsando a todos los
parte de la carta produce la Impresión de un monólogo, judíos de Roma (véase Hch 18,2), a causa
más bien que de un diálogo con sus interlocutores probablemente de los conflictos surgidos entre judíos y
romanos. Parece que nos encontramos ante reflexiones y judeo-cristianos, indican que por estos años el núcleo
confesiones que Pablo se hace a sí mismo, Pero si son cristiano de Roma era ya considerable (véase Suetonio,
simples reflexiones que el apóstol se hace a sí mismo, Claudii Vita, 25).
¿por qué decide enviarlas precisamente a Roma y no a
otra comunidad? Más adelante trataremos de responder Es sabido que una antigua tradición menciona a san
a esta pregunta. De momento baste decir que, aunque Pedro como fundador de la iglesia de Roma. Según esta
alguien ha sugerido que “la verdadera y secreta tradición, Pedro habría llegado a Roma durante el
dirección de esta carta sería Jerusalén”, no hay por qué mandato imperial de Claudio, más exactamente en el
excluir que los problemas que Pablo menciona en ella, año 42 d. C.; allí fundó, o por los menos organizó, una
se dieran también en la comunidad cristiana de Roma, si floreciente comunidad cristiana, y después de una
bien probablemente a escala menor. En este sentido, con ausencia más o menos prolongada habría regresado a
algunas reservas y precisiones, podemos y debemos Roma ya en los años de Nerón. La poca consistencia de
hablar de Romanos como de una auténtica “carta” en la los datos históricos que se poseen sobre el particular
que no está ausente una cierta dimensión dialogante. hace que sea muy problemática esta primera estancia
fundacional de san Pedro en Roma. En todo caso, lo que
No se trata, pues, de un escueto monólogo ni de un sí parece mucho más probable es que cuando Pablo
simple tratado teológico. Hay conocimiento, aunque escribe esta carta, Pedro no está en Roma. De otra
limitado, de los destinatarios y hay intención de manera no se explicaría el absoluto silencio de Pablo
comunicarse personalmente con ellos. sobre una circunstancia tan relevante.
Por lo demás, el edicto de Claudio dejó de urgirse en
.b Contexto histórico
el año 54, y muchos de los judeocristianos expulsados
)1 La comunidad cristiana de Roma
regresaron a Roma y se integraron de nuevo en aquella
comunidad cristiana. Claro que los retornados del
Roma, capital del imperio al que dio nombre, era por destierro se encontraron con una comunidad cristiana de
entonces una ciudad con una población que los nuevo cuño, dirigida por cristianos convertidos del
historiadores calculan en cerca de un millón de paganismo, plenamente emancipada de las tradiciones
habitantes de múltiple y variopinta procedencia y clase judías y notablemente crecida en número.
social. El clan judío, como en otras muchas ciudades del ¿A quién tuvo particularmente presentes Pablo al
imperio, era en Roma bastante homogéneo y escribir la carta a los cristianos de Roma? Si hay que
particularmente numeroso hasta el punto de que algunos decidirse por alguien, en los últimos tiempos parece
autores lo hacen llegar a cincuenta mil miembros. Así lo prevalecer la opinión que contempla a Pablo
confirman las abundantes referencias al respecto, bien dirigiéndose fundamentalmente a los cristianos
de historiadores extrabíblicos, bien de hallazgos procedentes del paganismo (así opinan, por ejemplo,
arqueológicos (sinagogas, cementerios, etc.). Aunque Lyonnet, Cambier, Michel, Barret. etc.). Digo “si hay
antes del año 70 d. C. se encuentran en Roma judíos que decidirse por alguien” porque tampoco faltan
pertenecientes a todas las clases sociales, la mayor parte quienes opinan con cierta razón que, al escribir esta
debían pertenecer al mundo de los esclavos, libertos y carta, Pablo no está pensando propiamente en los
extranjeros residentes, con una capacidad económica y problemas de la comunidad de Roma, sino en los que él
una formación cultural más bien baja. Tanto la personalmente ha tenido que afrontar en otras
ciudadanía en general como los intelectuales de la época comunidades y que pueden reproducirse en la de Roma.
se mostraron con frecuencia abiertamente hostiles y Igualmente cabe preguntarse si las tensiones y
despectivos con los judíos: Cicerón calificó a la religión divisiones de que hablan los capítulos 14y 15 de la
judía de “superstición bárbara”; Séneca se burla del carta, son problemas realmente existentes en la
sábado judío como algo especialmente “apropiado para comunidad cristiana de Roma o se trata más bien de
holgazanes”; y en más de una ocasión los judíos fueron simples reflejos procedentes del conocimiento y la
expulsados de Roma ante la presión popular. En cambio experiencia que Pablo tiene de otras comunidades.
los emperadores –exceptuando a Calígula– les fueron Mientras algún autor, como J. A. Fitzmyer, afirma
más bien favorables permitiéndoles ejercer su religión y rotundamente que “un análisis atento de la carta
sus costumbres con bastante libertad. demuestra que Pablo no está al corriente de la situación
de la comunidad cristiana de Roma, ni se ocupa de los
Bachillerato Tema 9 9/8

problemas específicos de aquella iglesia”, otros como pagano en Rom 1,18-32 debe tener por modelo a
W. Marxen sostienen que Pablo tenía noticia de los Corinto, más que a Roma, que era poco conocida por
concretos problemas existentes en Roma, y a ellos alude Pablo).
en la carta, aunque “la situación de Jerusalén –mucho Pero la fibra religiosa de Pablo no le permite perder
mejor conocida por él– es la que le proporciona. al tiempo en presentaciones ceremoniosas y piensa que la
menos en parte, el material conceptual que tan mejor y más eficaz presentación consiste en exponer
ampliamente utiliza en la carta. En realidad lo mismo con cierta amplitud las ideas claves de su evangelio.
que en Gálatas, Pablo conoce sólo de oídas la situación sobre todo con respecto a los puntos más controvertidos
de la comunidad romana, y por tanto hay que contar con y más propensos a crear dificultades en el seno de las
el hecho de que reconstruya la situación a partir sobre nacientes comunidades cristianas.
todo del conocimiento que tiene de la Iglesia de
Jerusalén y sus problemas”. Podría, además, avanzarse una segunda respuesta más
profunda y compleja. Pablo escribe a los romanos
En resumidas cuentas y con más o menos matices, precisamente en vísperas de su viaje a Jerusalén como
todos parecen estar de acuerdo en que Pablo elabora la portador de la colecta en favor de las comunidades
carta a los Romanos teniendo como especial punto de necesitadas de Palestina. ¿Estará escribiendo bajo la
referencia los problemas y experiencias de otras presión de un secreto proyecto apostólico largamente
comunidades cristianas más directamente conocidas por acariciado por él, a saber, el de dirigirse por fin a Roma
él (Galacia, Corinto, Filipos, Jerusalén...). Pero esto no y hacer de Roma el punto geográfico clave para relanzar
Impide que los destinatarios de la carta sean los desde allí el mensaje evangélico entre los paganos?
cristianos de Roma: una comunidad de cuyos problemas Roma era para los paganos un punto geográfico tan
Pablo tiene un conocimiento relativo y que, además de significativo como podía serlo Jerusalén para el
antigua (Rom 15,23), nos es presentada como robusta y judaísmo. Si la comunidad ideal del autor del tercer
pujante en la fe. Es difícil delimitar en la expresión de Evangelio y del libro de los Hechos gira en torno a
Rom 1,8: Doy gracias a Dios por vosotros, porque todo Jerusalén. ¿no estará localizado el sueño de Pablo en
el mundo se hace lenguas de vuestra fe. cuánto hay que Roma. es decir, en el corazón del paganismo?
atribuir a la amable cortesía del apóstol y cuánto a la
realidad de la comunidad cristiana; sabemos, sin Jerusalén es, sin duda. –también para Pablo– la iglesia
embargo, que Pablo no es ningún adulador de madre con la que quiere mantenerse en comunión a toda
circunstancias. costa. Así lo corrobora el hecho de la colecta. Pero la
mirada de Pablo va mucho más allá del modelo
jerosolimitano. Si se trata de soñar en una comunidad
)2 Motivo y circunstancias de la carta
cristiana ideal, probablemente Pablo piensa en Roma
¿Por qué –nos preguntábamos más arriba– Pablo envía más que en Jerusalén.
este escrito, que más que una carta parece un tratado Piensa en una comunidad cristiana universal de la que
teológico, precisamente a la comunidad de Roma? Una Roma es un espléndido símbolo. Por eso escribe a la
primera respuesta es que. a pesar de la densidad comunidad de Roma: para comunicarles las líneas
doctrinal. Romanos tiene rasgos propios de una carta y maestras de su evangelio y para ponerles al tanto de sus
debe ser considerada como tal. En concreto Pablo proyectos. Pero eso sí. no puede soñar con una Iglesia
escribe a los cristianos de Roma porque quiere anunciar universal si previamente no consolida su unidad. Así se
y preparar su próxima visita a la comunidad. explica que, antes de realizar su proyecto romano, que
Efectivamente, hasta el momento –finales del año 57 anticipa en la carta, decida marchar animosamente hacia
d. C.– Pablo ha desarrollado su tarea evangelizadora en Jerusalén donde barrunta serias dificultades (Rom
la zona del Mediterráneo oriental, Sus correrías 15,25-32). La tensión entre las comunidades cristianas
apostólicas han sido amplias y fecundas (Rom 15.19). procedentes del judaísmo y las procedentes del
Puede decirse que dentro de esta zona apenas ha paganismo –tensión que presidió el crecimiento del
quedado ciudad de alguna Importancia en la que no cristianismo primitivo- exigió también en determinadas
haya resonado la voz de Pablo anunciando a Cristo y ocasiones gestos fuertes y significativos de pública
creando al mismo tiempo prometedoras comunidades comunión y solidaridad entre ellas. Tal fue el caso de la
cristianas. colecta organizada por Pablo en favor de la iglesia
madre de Jerusalén.
Pablo presiente que ha llegado la hora de ensanchar
horizontes, de acometer más ambiciosos proyectos. Al
otro extremo de la cuenca mediterránea, España. como .c Configuración literaria
una inmensa promesa, hace guiños al apóstol (Rom Estamos ante la obra de madurez teológica de Pablo.
15,24-28). Pablo está decidido a llegar hasta los Pero estamos también ante una obra de notables valores
confines de occidente, pero en el camino, como escala literarios. Cierto que el estilo de Romanos no tiene la
obligatoria, está Roma, la ciudad imperial. De tiempo agresividad de Gálatas, ni el patetismo de segunda a los
atrás ha deseado vivamente visitar la comunidad Corintios, ni la tersura y la luminosidad de la primera a
cristiana de Roma y ahora va a tener ocasión de hacerlo, los Corintios; pero es enérgico, vigoroso, rápido e
de paso para España. Detallista y cortés, aunque siempre Incisivo. En ocasiones alcanza cimas de notable belleza;
y ante todo apóstol de Cristo (Rom 1,11-15), Pablo una belleza que no es tanto la puramente literaria cuanto
quiere anunciar a los romanos su visita y les escribe esta la que brota de un espíritu entregado a su ideal religioso.
carta, casi seguro que durante el invierno del 57 al 58 y
probablemente desde Corinto (la descripción del mundo
Bachillerato Tema 9 9/9

En el decurso de la carta Pablo utiliza numerosos la expresa Pablo, como hijo de su tiempo, utilizando el
subgéneros literarios tales como himnos, catequesis. vocabulario propio de la época: reconciliación,
series encadenadas de textos escriturísticos, credos redención, santificación, pero, sobre todo, justicia y
primitivos, comentarios un tanto libres de textos de la justificación. La justicia de Dios pone de relieve su
Sagrada Escritura elaborados según el estilo rabínico del acción salvadora. La justificación describe dicha justicia
tiempo (“midrashin”), etc. El uso de ciertos tipos de de Dios realizándose en el hombre y,
paralelismo pone de manifiesto la influencia semita, y consiguientemente, implica el tema de la fe. La fe es la
es también notoria la presencia de recursos propios de la respuesta de! hombre a la acción o justicia salvadora
retórica clásica entre los que destaca el empleo de Dios.
constante de antítesis y sobre todo el uso del método
dialéctico de la diatriba; es muy importante tener en )2 La fe sin las obras de la Ley (3,21-3 1).
cuenta este último dato para no interpretar fácilmente
como alusiones a la vida íntima de Pablo lo que tal vez En tiempos de Pablo, la frase sonó a blasfema y, en
no sea más que un procedimiento literario tendente a dar consecuencia, él fue sometido a vigilancia. Todavía hoy
más viveza a su exposición doctrinal. sigue sonando mal en muchos círculos. ¿Es que Pablo
era anomista: sin ley, contrario a ella, de tal manera que
En cuanto a la estructura de la carta, todos están más o
sea verdad para él aquello de cree fuerte y peca más
menos de acuerdo en el siguiente esquema general:
fuerte? Esto sería sencillamente absurdo. La frase no
 Una introducción (Rom 1,1-15) integrada por el puede ser entendida si no la situamos en el contexto en
saludo, la habitual acción de gracias y el deseo que que fue pronunciada.
Pablo manifiesta de visitar lo antes que pueda la
Un gran círculo de cristianos procedentes del
comunidad cristiana de Roma,
judaísmo, judeocristianos, los «judaizantes», aceptaron
 Una larga sección de carácter doctrinal (Rom 1,16- la fe en Cristo, pero querían imponer a todos la Ley, la
11,36) que comienza con la formulación concisa circuncisión y demás observancias judías. Para ellos, la
pero rotunda de lo que va a ser el tema central de la fe necesitaba ser completada con aquello. Y esto es lo
carta (Rom 1,16-17) y concluye con una especie de que Pablo no podía admitir en modo alguno. Basta la fe.
himno doxológico a la inescrutable sabiduría de Naturalmente, la fe con las exigencias que impone.
Dios (Rom 11,33-36). Basta echar un vistazo a cualquiera de las cartas de
 Una sección exhortativa (Rom 12,1-15,13) en la que Pablo para caer en la cuenta de las exigencias de moral
Pablo parece hacerse eco de ciertos problemas de cristiana que él propugna. En resumen: Pablo rechaza
convivencia existentes entre los cristianos de Roma, las obras si se las considera como complemento de la fe.
y les propone al respecto las oportunas normas de Esto hubiese significado que la fe era insuficiente y,
comportamiento según el evangelio de Jesús que es consiguientemente, que la obra de Cristo era
un evangelio de paz y de amor. incompleta. Pablo exige las obras –es difícil encontrar a
 Una conclusión (Rom 15,14-16.27) que contiene otra persona más exigente– como fruto de la fe.
varias consideraciones de Pablo sobre su actividad La acentuación casi obsesiva de la fe, en cuanto que
apostólica y sus proyectos de viaje (Rom 15, 14-33), expresa la acogida del hombre a la justicia o acción
un amplio capítulo de saludos (Rom 16,1- 23)y una salvadora de Dios (1,5. 16s; 3,21-31; 4,lss; 5,ls; 10,9-
solemne doxología final (Rom 16,25-27). 12), no debe hacernos perder de vista que la fe es
Dicho esto, lo que ya resulta más difícil de precisar en respuesta: el que salva, el que libera, el que justifica es
detalle es la estructura de la sección doctrinal. Unos siempre Dios, su gracia o él mismo acercándose al
autores lo intentan basándose en criterios temáticos; hombre. Al subrayar el aspecto de acogida, de respuesta,
otros prefieren apoyarse en indicios literarios. de quehacer y de exigencia en la fe, no debe olvidarse el
otro aspecto de gracia o don de Dios (3,24-25).
.d Contenido doctrinal
)3 La antropología.
)1 La justicia de la fe.
En ninguna otra carta tenemos tan gran preocupación
La justicia de la fe supone la justicia de Dios y la por la comprensión del hombre. El hombre en cuanto
injusticia del hombre (estado de pecado y de perdición), criatura de Dios en medio del mundo y en su
y el encuentro entre ambas, realizado en la persona de obstinación de rebelarse contra su creador, con la
Cristo, muerto y resucitado. En él ha sido pronunciado pretensión de una autosuficiencia, autoafirmación de
el juicio divino sobre la realidad humana, un juicio cuya organizar la vida desde sí y para sí. De ahí las terribles
decisión final es de salvación. El estado de justicia al tensiones internas, descritas magistralmente por Pablo
que llega el hombre mediante la fe es obra exclusiva de en el cap. 7 de esta carta. Este es el hombre según la
Dios; la fe, por parte del hombre, lleva implícito el carne. La carne indica todo, absolutamente todo, lo
reconocimiento de la propia injusticia y de la antidivino, incluso los pecados más « espirituales». La
imposibilidad humana para, por sus propias obras, gracia del evangelio ha posibilitado que este hombre
romper el círculo de pecado y perdición en el que se viva o pueda vivir según el Espíritu, movido por él. Y
mueve. El creyente se sabe justificado por pura gracia y éste queda liberado, mientras que el otro sigue
por la misericordia divina a la que se ha confiado. esclavizado. Este aspecto exige una parcelación
Nuestra mentalidad se halla más cercana a términos subsidiaria, con el consiguiente desarrollo de cada
como salvación y, sobre todo, liberación. Esta realidad punto:
Bachillerato Tema 9 9 / 10

El peso que abruma al hombre. sentido fue el hombre quien introdujo el pecado en el
Con evidente exageración morbosa se ha afirmado que mundo.
la enseñanza principal de la carta a los Romanos era la f) A la eficacia de amartía contribuye también la Ley.
doctrina sobre el pecado original. Nada más distante ni Ella, en cuanto tal, es buena y santa... (cap. 7), pero el
más opuesto a la realidad. El peso que abruma al pecado, no existiendo la Ley, no era imputado...
hombre es el pecado propio, no el ajeno. Dentro de los (5,13.20). La Ley, en lugar de ser principio de salvación,
límites obligados destaquemos los puntos siguientes del lo fue de transgresiones y, por tanto, de condenación. El
pensamiento paulino: centro de gravedad, también por el sistema de
a) Pablo distingue claramente entre el pecado y los contrapunto, no es la Ley, sino la gracia.
pecados. El primero, que él llama amartía, y utiliza g) En la misma línea que a la Ley considera Pablo a la
siempre en singular este vocablo –a no ser que haga una muerte. El pecado lleva aparejada la muerte. No la
cita como en 1Cor 15,3–, es el poder del mal, una fuerza muerte física, sino la muerte total, la separación entre el
hostil a Dios, que se halla presente en el mundo. Los hombre y Dios, que es la fuente de toda vida (5,13.21;
pecados individuales son llamados por Pablo de 6,21.23; 8,2.6). Como ocurrió programáticamente en el
múltiples formas: iniquidad, injusticia, desobediencia, paraíso (Gn 3,2ss: comieron del fruto prohibido y no
impiedad, violación o transgresión de la ley, impureza, murieron físicamente...).
falta...
La liberación cristiana.
b) La fuerza o el poder del pecado, personificado en el
término amartía, es como un señor que ha esclavizado a El centro de gravedad de la carta a los Romanos no es
la humanidad entera (1,21-23; 2,lss; 3,10ss.23; 7,14). el pecado, sino la gracia; no es la esclavitud del hombre,
Tanto judíos como gentiles se hallan bajo su dominio. sino su libertad. El poder esclavizante del pecado, de la
La culpabilidad es universal. Nadie ha logrado escapar a Ley y de la muerte son descritos no en sí mismos, sino
ella. para poner de relieve la fuerza liberadora del evangelio
c) Pablo no enseña la doctrina del pecado original, tal (1,16: el poder de Dios para la salvación-liberación
como ha sido expuesta tradicionalmente. El célebre universal). Esta es la base anunciadora de la teología de
texto de 5,l2ss no es una afirmación, sino una la liberación. Un desarrollo más concreto nos lleva a
comparación. El punto de partida de la misma es la distinguir los puntos siguientes:
doctrina judía sobre la eficacia universal del pecado de Se establece, en primer lugar, que el liberador es
uno solo. Pablo se apoya en dicha concepción para salir Jesucristo. El es la verdad liberadora (Jn 8,32). La
al paso de la dificultad que se le podía poner en el tema iniciativa liberadora corresponde a Dios Padre (3,21-26:
de la eficacia universal de la obra de Cristo y de su sin la Ley se ha manifestado la justicia de Dios). La
gracia. ¿Cómo podía la obra de UNO beneficiar a acción de Dios la destacan claramente otros pasajes
todos? La respuesta de Pablo es la siguiente: ¿No (4,24s; 8,30-33). Dios actúa en Cristo. Jesús es e!
defendéis vosotros que el pecado de uno solo ha dañado mediador de la liberación: en él se realiza el encuentro
a la humanidad entera? Pues también la gracia de uno entre la humanidad pecadora y la presencia salvadora de
solo puede beneficiar a todos. La comparación es clara, Dios en el mundo. La iniciativa y la acción de Dios por
teniendo delante la frase del verso 12: es un anacoluto, un lado y la realización de las mismas por otro se hallan
cuya segunda parte hay que buscarla en los versículos tan íntimamente unidas en el pensamiento paulino que
siguientes, que hablan de la gracia de uno solo. Lo Cristo puede aparecer, con plena verdad, como nuestro
relativo al pecado de uno solo está escrito en liberador, nuestra justicia. Esta realidad, enunciada en el
contrapunto: pretende destacar la gracia de uno solo. cuarto evangelio de forma genérica (Jn 8,32), la formula
d) El pecado del mundo es el resultado de la amartía o la carta a los Romanos, teniendo en cuenta las
poder del mal y de los pecados personales. El primero esclavitudes concretas de las que libera:
sería ineficaz sin el segundo, y éste sería inoperante sin a) La del pecado. Insistimos en que esta realidad
aquél. De esta interrelación se origina el pecado del implacable en la que el hombre vive inmerso no es
mundo. Ahí está el pecado de origen o el pecado tratada por sí misma. La importancia que recibe en la
original. No puede afirmarse la relación de causa y carta estriba en que pone de relieve al liberador del
efecto entre el primer pecado de un hombre y los pecado. Como si Dios se hubiese complacido en esta
pecados de los demás hombres. realidad negativa para revelar el aspecto positivo: la
e) La afirmación principal y la enseñanza paulina gracia liberadora de Cristo (11,32s; 5,15-17). El pecado,
propiamente dicha del célebre texto de 5,l2ss tiene su representado como un «señor», solicita nuestro servicio,
centro de gravedad en «el don, el don gratuito, el don de una vida de pecado. Pero el otro Señor, al que hemos
la justicia, la gracia, la gracia de Jesucristo, la jurado obediencia, nos libera de una vida de servicio al
sobreabundancia de la gracia, la justificación de la vida, pecado (6,15-23).
la vida eterna por nuestro Señor Jesucristo». Estas b) La de la muerte. La muerte es compañera
expresiones «cumulativas» –Pablo no encuentra más inseparable del pecado (5,17.21). La muerte física es un
palabras para describir el aspecto positivo de la acción fenómeno natural que se cumplirá en cada uno. Pero no
de UNO solo– Constituyen el centro de gravedad de la es una aniquilación. El cristiano muere en el Señor
enseñanza del Apóstol. Esta es la afirmación (14,7-9), es decir, muere o duerme en la esfera o ámbito
fundamental, Junto a ella se afirma también que el de la vida. El Señor de la vida da un nuevo sentido a la
hombre es el único responsable de la situación de muerte física. La muerte total, la espiritual, la lejanía de
culpabilidad en que se debate la humanidad. En este Dios, ha sido ya vencida. Los creyentes son como
Bachillerato Tema 9 9 / 11

muertos vueltos a la vida (6,13). En toda su dimensión, 1.ª El bautismo no es nada sin la fe: ser hijos de Dios
la muerte será vencida cuando se manifieste plenamente por la fe en Cristo Jesús y haber sido bautizados en
la gloria de los hijos de Dios (8,18-23). Es el aspecto Cristo (Gál 3,26s) son frases paralelas y sinónimas. La
escatológico de la muerte. El hombre será arrancado misma realidad la expresa el cap. 6 de nuestra carta.
definitivamente del poder de la muerte cuando pueda 2.ª El bautismo inserta al bautizado dentro del misterio
participar plenamente en la vida de Dios. pascual, en el misterio de la muerte y resurrección de
c) La de la Ley. La Ley se había convertido en otro Cristo. El rito del bautismo hace que lo ocurrido en el
poder esclavizante. Pablo lo sabía muy bien, por haber pasado se convierta en acontecimiento ocurrente, que
pertenecido al fariseísmo, la secta de más estricta envuelve al hombre en dicho acontecimiento.
observancia. Desde el encuentro con Cristo experimenta Naturalmente, si el hombre se abre a él. Pablo tiene que
la veracidad de la enseñanza y de la praxis de Jesús de inventar palabras compuestas para expresar este
Nazaret, que había relativizado la Ley, colocando en su envolvimiento misterioso: el bautizado es «con-
lugar al hombre. El camino que lleva a Dios es el de la crucificado», «con-sepultado», «con-resucitado», «co-
fe, no el de la Ley. heredero», «con-glorificado». El bautizado es aquel que
vive en Cristo, corriendo su misma suerte (6,4.6.8;
La vida nueva. 8,17).
La primera exposición del kerigma cristiano suscitó en 3.ª Por la inserción en Cristo, el bautizado es principio
los oyentes de Pedro la pregunta siguiente: ¿qué hemos de una nueva vida. Este aspecto se halla enraizado en el
de hacer, hermanos? (Hch 2,37). El hecho cristiano paralelismo antitético «Adán-Cristo». En el bautismo, la
implica y genera la vida cristiana. La acción liberadora gracia y la fe re-actualizan el misterio de la muerte-
de Cristo traslada al hombre al terreno de la vida resurrección (6,8-11).
verdadera; le regala una vida nueva (6,4; 5,17s.21); el c) Vida escatológica. El momento escatológico, el
creyente es una criatura nueva (2Cor 5,17). El tema de último, el que tendrá lugar después de la muerte, es
la vida nueva se adelanta en el cap. 5 y se desarrolla en visto por Pablo con tal seguridad y certeza, que lo
los caps. 6 y 8. En estos capítulos, de singular describe también como un acontecimiento pasado, en
profundidad y belleza, los términos «vida» y «vivir» son aoristo: ... y a los que justificó, a ésos también los
utilizados con una frecuencia inusitada: 16 veces. «glorificó» (8,30). Hasta que llegue ese momento
Designan las nuevas relaciones entre Dios y el hombre a supremo, el cristiano, en medio de todos los
partir de la inserción de éste en el misterio de Cristo sufrimientos y dificultades, debe mantener la esperanza.
muerto y resucitado. Difícilmente podrá encontrarse Una esperanza que no puede quedar defraudada, porque
nada comparable sobre el tema de la vida cristiana. A no se apoya en Dios: en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu
ser que se trate de un buen comentario de lo que Pablo Santo (5,1-11); porque es un deseo de toda la creación
afirma sobre ella. Tres son los aspectos destacados por (8,19-22); porque es el anhelo más profundo de nuestro
el Apóstol: ser (8, 26s); que nuestro Dios no puede desoír; porque el
a) Vida trinitaria. Paralelamente a la vida divina, en la amor del Padre hace que todo vaya encaminado al bien
del cristiano deben manifestarse sus relaciones de los elegidos (8, 28-30).
personales con Jesucristo, el Hijo, que, junto a su
filiación, nos descubre la nuestra gracias a la acción del La salvación universal.
Espíritu en nuestros corazones (8,14-17: no existe La vida nueva, la vida en el Espíritu, es ofrecida a
síntesis más profunda y precisa sobre la vida cristiana todos sin excepción. Las discriminaciones existentes en
que la reflejada en este texto). Sin la acción del Espíritu la época de Pablo por razones de raza o sexo han sido
no sería posible descubrir a Jesús en toda su categoría superadas y reemplazadas por la unidad de la misma fe.
de Señor (1Cor 12,3), y sin esto, tampoco conocemos su El pecado, en cuanto denominador común y universal
aspecto de mediador, que nos revela al Padre y nos de la humanidad, ha sido sustituido por otro
descubre y nos acerca su vida. Para Pablo, se trata de denominador bajo cuya protección quedan todos
una realidad única y triple, tan evidente como acogidos: la gracia liberadora y salvadora de Cristo (Gál
misteriosa. 3, 26-29). Todos pueden ser hijos de Dios por la fe (cap.
b) Vida sacramental. Nuestra carta tiene únicamente 4). Aunque la palabra Iglesia, en cuanto designación de
presente el sacramento del bautismo. La profundización la obra de Cristo, no aparezca en la carta, sin embargo,
que ha hecho el Apóstol sobre él no ha sido superada la idea de la salvación universal habla implícitamente de
todavía. Destaca en él tres consideraciones ella, del Israel de Dios.
fundamentales: