Vous êtes sur la page 1sur 50

NACIONALISMO REVOLUCIONARIO

l'N'PRIMITEGl AR GJTALETXE

MUGAL "" EK
ESK ... : 1 1T A
P?.~"'irot K dt k · rr

Colección LAUBURU, n.1


Nota de la Editorial:

Et hecho de publicar estos trabajos reunidos en un


mismo volumen no implica que los mismos tengan
una unidad ideológica, sino una unidad temática:
"El Nacionalismo Revolucionario"

"Cuadernos Lauburu" no se responsabiliza del


contenido ideológico de los artículos.
Sólo pretende ser una plataforma abierta a todas
las corrientes ideológicas dentro de la lucha del
Pueblo Vasco.

'if

dépot légal: 2eme. trimestre 1974


Editeur responsable: Editions HORDAGO Txabi ETXEBARRIETA
24, Ouai Ravel - CIBOURE Caído el 7 de Junio de 1968 en Benta Haundj.
INDICE :

Prblogo a l!I Sepunda Edición.. ............. ... ................................... . 7


Editorialak .... ,... ......... ,... ......... .......... .. .................. ..... ............. .... 11
Nacionalismo Re11ol.u cionario
F. Sarrai!h de I h11rtza .. ... ... .. .. .... ....... .... ......... ........ ... .... ... .. . 13
l. Nueva forma de lucha .... ... ... .. .. ................ ....... ...... ... 13
11. La Contradicción Esenci•I ... .. ... ..... .. ... . ....... .. ... .. ... ..... 16
111. Desarrollo de las Contradicciones .... .. ... ......... .. .......... 24
IV . Derecho de A11todeterminación y lucha social 33
Notas para una Teo'rfa del N.acionalismo Revolucionario
Beltzá .. :....'... ....... :, ,.. ...•... .... ~....... .... ... ............. ........ ... .. .......... 39
I ntr<~duccit;m ,.... .... .... ..... ........................... .... .. ................ 39
l. Teóría del desarrollo histórico de las Naciones .... .. .. 39
11. Los teóricos M~rxistas y el problema nacional 46
Argumentos sobre el Nacionalismo Revolucionario en Euskadi
G. L~gu_l'.la:..... : .. , .. .".. ,....~...... ..... ...... ......... ..... .... ......... ............ 55
I Parte ! ldei!S ger,erall!S ...... ........ .......... .... .... ................... 55
1. El p'l"oblema·vasco no es un hecho aislado 55
2. Algo s9bre l<>s orígunes del problema ....... .. ....... ... 55
3. De la fatsá s()lución burguesa al régimen "socialista 56
4 . lAut9determir1ación o Independencia? ... .. ......... 56
5. El socialismo 11asc;o no vendrá de ninguna
secreción- hist4rica ..... .'...... .... ....... ...... .... ..... ........ 57
6 . El contenido deqérmino "vasco" ......... ............ ... 58
7 . A vueltas con la Conciancia Nacional ................... 59
8. Las Minorí~s Nacionales en Euskadi ................... 60
9. l)n marco sociali,sta para el desarrollo de Euskad i.. 60
10. . Las ,;ra~·o"es" del Capitalismo.............................. 61
11. l;t' arg~m11oto de la "Competencia Perfecta" .. ... . ... 62
12. I;:! recha;zo de! C_a pitalismo ... .... ...... ...................... 64
13. El Socialismo es la Negación del Capital ismo ........ 65
14. Lucha de cJases y tucha nac ional .. .......... .. .... .... .. 65
11 Parte : Sobre el "reino de las ideas" o cr ít ica de los
modelos -~xtr;iflos .................... ...... ...................... ... 67
1. Cada revoh,,!cii)n tjr,me sus características ... .... ....... 68
2. · La elabor~ión de teor ías .... ............ ................ ... 68
3. Pintan.do a 1.os negros con cal ...... .. ..... .......... ... .... 69
4. Paradojas del SQCjal-lmperialismo en Euskadi ... ... . 69
5. Tradición cultural china en Euskadi ...... ............ . 70
6. Modelos viciad.o s e ideología dominante .............. 71
111 Parte: Organización de la lucha y Estrategia ... .. ..... .. .. 72
1. Dos concepciones de la la Organización de los
trabajadores ..... ........ .. ...... ... .. ... ... ......... .. ........ ...... 72
2 . Centralización del poder en el centralismo
democrático .... ........ .. ... ....... .. .................... .... ... ... . 72
3. Necesidad de una estrategia clara ......... .. ... ... ..... ... 73
4. Independencia y Colonialismo ............. ..... ... ...... ... 74
5 . Independencia y unificación de Euskadi .............. 74
6 . El Reformismo ...... .. .......... ....... ... ......... .............. 75
7. Violencia reaccionaria y violencia revolucionaria... 75
8 . La Violencia no es un fin en si misma 76
9 . Lucha armada y acción de masas . . .. ... ..... ... .. .. .... .. 76
1 O. Represión fascista y acción de masas ... ... ... ... ... ... . 77
11 . Sobre el Frente Nacional de Liberación 77
12. Alianzas anti-oligárquicas......... ...... .... ......... ..... .. ... . 78
13. Hoy todas las posturas son políticas:
o se está a favor de la revolución o en contra. .... ... 78

Jan GOIKOETXEA "Txapela"


Caído el 16 de marzo de 1972 en El izando.
PROLOGO, A LA SEGUNDA EDICION
Por F. Sarrailh de lhartze
Este artículo, ahora publicado por se¡unda vez apareció
anteriormente en el priJJ1er número de la revista Branka. Su
fin era en aquellos momentos combatir ciertas ideas enóneas
que se estaban divuleando entre las masas revolucionarias
vascas desde un "Comité Ideológico" incustrado en ETA,
compuesto de Trotzkistas y miembros "vascos" del F.L.P.
Este Comité que había llegado a incrustarse en ET A si-
eulendo las consabidas formas sucias que emplean varios
partidos comunistas para destruir las formas revolucionarias
fue luego expulsado de ET A, por más que inteniasen recu-
rrir para obtener sus fines a todas las artimañas y tretas que
hubieran aprendido en tan notable escuela. Expulsados de
ET A si¡uieron empleando la sigla de este movimiento aun-
que pronto tuvieron que darse cuenta de que el pueblo 101
había calado y descubierto. Pretendieron en aquella ocasión
y ante el fracaso de intento de "españolización" de ET A
dar marcha atrás con el fin de sembrar la desorientación.
Pero todo ello de nada les 's irvió. Se apellidaron primera-
mente "ET A-berri" y luego ante la inutilidad de su intento.
echaron la mascara y publicaron durante al&ún tiempo " Ko-
munistak". Esta revista siguió primeramente los pasos de
sus inspiradores de la IV Internacional residentes en Bruxe-
las y en París ... Pero no tuvieron exito entre las llllLIU traba·
)adoras vascas. Pues se olvidaban de que el Pueblo Trabaja- -
dor Vasco es : Nacionalista Revolucionario. Que el Pueblo
vasco ama a su tiena y no ve la razón por la que para ser re-
volucionario tenga que ser español o francés y traicionar a
desarrollo histórico. Entre los bandazos ideoló1ico1 dados
por Eta-berri tenemos posteriormente el paso al " pro-chini•
mo (entendemos bien: no al maoísmo del que liempre ha·
bian sido enemi¡&os). En la actualidad (movimiento comunis-
ta de España), con. su revista " Zer Elin" se dedican a dar la
coba de una forma asquerosa al Partido Comunista de China
olvidándose de que Mao-Tzedung siempre ha afirmado : "ser-
vir al pueblo sin co~arnos ni un solo momento de las masas:
partir en todo de los iÍl.tereses del pueblo y no de los de un
indi:viduo o un pequeño grUpo" (Mao-Tzeduni&, Libro Rojo,
XViI),
"GO¡&oz ta bihotzez Herria Zerbitzatu, eta nehiz lipharrik
7
u. ez lizaoldeen p.Dik l\ire burua bereiz, puza auzüetaA
berrunn iDiare.ek zuzent begaitzate ta ez sure norbereta·
IUDak edo taldeskoak, herriaren aintzenean bezala alderdia- riedad escolar, tendemos a caer en los esquemas del domina-
ren 1nuuza1Uzaren aintziDean ere eure responsabllitatea dor. Esto les ha pasado a ciertos vascos de buena fe. que en
eduk". (XVII mao-Tzedung buruzagiaren aiphuak) ciertos momentos han actuado como patriotas, pero cuando
Ultimamente se regbtró una nueva incuatración de ele· tenian que reestructurar su cerebro - es decir efectuar en su
mentos españolizantes que arrastraron consigo a antiguos propia cabeza la revolucion cultural- se han mostrado inca-
elementos de ET A, poco preparados o en ciertos casos iDtri· paces de borrar las trazas que habían pintado en su cerebro
&antes Y trepadores que pretendian dominar el movimiento la educacion española o francesa.
vasco liniéndote de ciertos apoyos extraños a la causa vuca Estos "progresistas" vascos parece que tienen un miedo
puesto que ellos por su propia capacidad intelectual y clbcu· impresionante a que los españoles y 101 españolistas les
liva eran incapaces de fijar una linea política justa para el tachen de "pequeño-burgueses". La verdad es que no saben
movimiento revolucionario vasco. Estos elementos espa6oU.- lo que es ser pequeño-burgués, como normalmente tampoco
taa, que pretendieron llevar a ET A por la ruta b.ispaniata . lo saben la casi totaliadad de los comunistas lo que tal termi
fueron otra vez deNIUIUISCarados y expulsados de esta orp: no significa, que tanto se sirven de este anatema. Según la
nizacióñ euakalduna. práctica de anatemas comunistas "pequeño burgueses" y
Una !ez emprendido los primeros pasos por el camino "facista", es todo lo que son quien no esta de acuerdo con
de la traición anü-vasca tales pobres descarriados ya no ae ellos ... pero los proveedores del anatema ... ellos si que saben
limitan a repetir 101 tópicos anti-vascos del c h o ~ o bll- cpik,ellos son "comunistas" por "la GRacia de Dios" ... y que
pano, lino que aportan su sranito hispano a la teoria de las aunque no sepan nada de la teoria comunistas "Doctores
nacionalidades haciendo pasar por "socialiata" lo que no es tiene la Santa Madre Iglesia Comunista", en Moscu o ... don-
otra cosa que un deacarado "naci-socialismo-hiapano". No es de sea que piensen por ellos. ·
necesario ya repetir una vez más que por el hecho de procla- Tan fieles "marxistas" que tan solo creen en lo que el
maeN socialista (o decir que el propio Estado es una inatitu- PCE les permite que conozcan del marxismo, y como el PCE
ción socialista) se pase a ser un auténtico iDternacionaliata ' es ante todo un partido imperialista español, nos vendrán
Se trata de un supino idealismo el creer que por afirmar ~ . una vez y otra repitiendo todos los tópicos de la propa&anda
H tiene la realidad. De esta forma hoy tenemos de una ma- imperialista española. A saber: tergiversar todo Y cambiar
nera clara ante nuestros ojos que la Unión Sovietica es en la las cosas de sus lugares: el racismo del actual estado español
actualidad una potencia imperialista cuya política exterior que privilegia a los españoles contra los vascos por que estos
en nada se diferencia a la del antiguo expansionismo zarista. son vascos, que hace que la Plusvalía que produce el País
Los partidos comunistas que han sido amamantados por es- Vasco la mayor parte sirva para mejorar la situacion de laa
ta noble ~airona, es por ello lógico, que sipn con 101 vicios provincias españolas.lo ocultan tras una nube de pretendido
que les dio tal J!ladre. Si los españoles (tambien la clase "racismo vasco". Aun cuando el pueblo vasco no exije otra
obrera, aunque solo por la educacion chovinista y burguesa cosa que el derecho que mundialmente está reconocido a to-
que reciben en la escuela) piensan que los límites del Estado da etnia: el derecho a conservar au propia personalidad y a
ElpaAol son algo intocable.puesto por la Divina Providencia disfrutar del producto económico de su propio esfuerzo .
SO!>re el continente europeo,que siempre fue así y ha de ser Del imperialismo español que desnacionaliza al Pueblo Vas-
u1, por ello no hltY que extrañarse que un partido españole- co se olvidan ... y sólo critican los esfuerzos hechos por los
ro como es el P.C.E. sip hoy haciendo política al son de · vascos para oponerse a la opresión. Frente a la "obligación"
NI Hguidillaa. que tienen los españoles de respetar la personalidad vasca
, Si las ideas dominantes son las de la clase dominante se- cuando emigran a tierras vascas y si quieren vivir en Euskal-
l'Wl Marx para un pueblo oprimido "las ideas domin~tea Herria integrarse en ella aprendiendo euskera, ellos no saben
son las de la nacion dominante". Por ello si no sabemos lim- otra cosa que "oblipción" de los vascos de respetar -! quien
piar nueatro cerebro de las estructuras de la nación domi- sabe si hasta ayudar! · a los imperialistas españoles que vie·
D&Dia, estructuras que noa fueron impuestas por oblil&to- nen a desnacionalizar Euskal-Herria.
Y nuestros "revolucionarios" cuando se sienten arrastra-
1 dos por el vertigo de las teorías marxistas españolas (ante
9
todo NP&Aolu) In entra verllilenza dé proclamarse ~os F do se trata de alcún incauto mediocre que piensa que puede
M defender los derechos del Pueblo Vasco. Se olYidan · de medrar con los apoyos exteriores.
. . . lo prt.ncipal en la historia de un pueblo e, el propio Pae En la práctica lo que resulta de esta bispanisima arsu-
blo, y que la existencia de clases y luc~ de clani en 1111 mentacion de los partidos comunistas ofiaciales se concre•
Pll8blo, es como el pz:opio Marx ditera, una peripecia una ta en: ·
eflmftides en la historia de un puebló. En efecto en una l. · Los interei¡es vitales del pueblo vasco se someten a loa
oarta que en 18&2 escribía Marx a Joséph Weydemer.'' dcu• intereses 1enerales de la lucha de clase, Española (del
dt. •xi,tenner lda..en,blou an be,tinmte historicha entu,ui- Estado Español) ·
cltluncsphasen lss der produktion debunde.n lat, 2. dtu• der Española en c;ambio,
2. • Los intereses de la lucha de clases
ltlolHnltamp11 notwemvin1.1ur dilttatur de., ·j;r.ólepar.lta, fUr- como son Españoles, resulta que Solo es una Peripecia
da,,
hrt, 3. diese dilttatur seb,t nur ueberran ·zur áu(hebun1
oler 1tla,.en un zu einer 1tla11en losen feslschatf.
de la Historia de España,
Con ello en definitiva resulta que la arsumentacion "in·
Es decir traducido: "Lo que yo he aportado de nuevo temacionalista" de los comu.'listas de gran potencia lo que
•ra: 1. Haber mostrodo que la existencia de cla,es tan solo hacen es encubrir a una mentalidad chovinista. Quieren ha-
e,tá vinculada a determinadtu fa,es del de,arrollo de la pro- cemos pasar toda la política de gran potencia de la "España
ducción, 2. que la lucha de i:la,e, lleva nece,ariamente a la una Grande y Libre" o de la "Grand Nation", esta vez bajo
dletoduro del proletariado, 3. que e,ta dic.t adura ella misma un manto rojo .. pera que en definitiva esta estriado con mu·
tan ,olo es el pa,o hacia la ,upresion de toda cla,e y 4'aacia cha gualda. Los expulsados de ETA en estas dos ocasio-
una sociedad ,m cla,e, ". nes se dedican hoy a la formacion de celUlas rojas españo·
Es pues evidente que jamás podra ser esjrimida la lucha listas sin darse cuenta que estas en el Pais Vasco se transfor·
de eluea contra loa intereses de un pueblo oprimido ••• y que man por su caracter imperialista en celulas "Roji- gualdas".
rer subordinar la lucha de liberación vuca a ·lo1 intereses de
la lucha de clases de los españoles o franceses es una aberra·
ción ya que la lucha de clales no es para los pueblos espa·
6ol, franc6a, vuco. in&le1, chino, ruso, etc.,nada mu que EDITORIALAK
una "bestinmte Etwicklutsphase" (una determinada fase de
desarrollo) de la produccion de al,o que es lo principal, que Gure euskal iraultza g:uaitzerat doha·kion bidean "Sa·
es el propio pueblo. Jamas a ninaun ruso se le ha ocurrido rrailh Ihartza "ezaguna da euskal iraultzailcontrat "Vasconia"
que tiene que someter lu condiciones necesarias para la su- eta "La Cuestión Vasca" direla bide 'Nazionalismo Iraultzai·
pervivencia de la patria rusa a las exigencias de la lucha de lea" autore berak ezkaintzen dauku lan honek lehenengo za·
clases de ninaún otro pueblo. Al contrilrio, en su chovinis< tian. Bigarrenean nazioari buruzko inguramendu historiaz.
mo lo que pretenden es que los demás pueblos de la Unión euskalherriko egoera konkret batean, "Beltzak" egindako,
Soviética sometan sus intereses vitales nacionales a 101 de la lana dugu. Amaitzekotz, historiaren aurrean, euskal progre·
lucha de clases (hoy: de la burocracia tecnócrata imtalada sistek emaiten dituen erantzunak, behar baiditu&ularik.
en. el Kremlln) de Rusia. De i,ua1 forma los comuniataa es· "G.Lagunarena" lan hau argitaratzen dugu.
paftolea no pretenden otra cosa con 't oda su·argumentaei6n Aldi berean, grebak sindikata-lekuan plastikatzeak Irune·
el que 108 intereses vitales del Pueblo Ve.seo sean sometidoa an gertatuak, Beasaingo "Caf·ak" "Micbelinen" izenezko
a los intereses de la lucha de clases de los esp¡tñoles... o a la lantegiak Huartearen bahituratzeak ... euskalherriko proleta·
: estratejla del PCE. De esta forma atacahdo con arteru arau: riek esplotakuntzaren forma guztian, hautsi eta leher egiteko
mentaciones a los intereses de la revolución vasca lo que nahiean, amaieraino johateko prest dagona klase soila, a1er-
quieren es que el pueblo vasco sea sacrificado en el altar de tzen zauko. Abertzalegoaren ikurriña, beien eskaetan bartu·
de los intereses del comunismo hispano. arren langileen alderdiark·eza, eta hortakotz ere bere beharra
No cabe duda que para ello encuentran siempre al¡ún in· dakuzun honek betet7;ekotz, hortaz, presta·tzen ari pran
cauto en el campo vasc.o el cual vuelve a·caer báfó la feiula idaz·lantxoa, laster.
de las " ideas de la nacion dominante": .. e.:specialmente cµan· 1973 A1orrilaren Hamaseia
10 . 11
Benito MUXIKA "Xanki "
Caído 11 2 de septiembre de 1972 en Lekeitio.
NACIONALISMO REVOLUCIONARIO
Por F. Sarrailh de Ihartza
1967

l. Nueva forma de lucha.


En los últimos años se ha visto nacer una nueva forma de
lucha del hombre por su libertad y, muy en especial, de las
clases trabajadoras por su libertad social. Esta nueva forma
del combate es la llamada nacionalismo revolucionario. En
especial refiriendose al caso concreto de América, se le de-
nomina Castrismo.
El nacionalismo revolucionario se diferencia claramente
de lo que podríamos llamar comunismo clásico en bastantes
e importantes aspectos. Pero a pesar de estas diferencias se
puede afirmar que una de las raíces mayores del nacionalis-
mo revolucionario tiene su origen en el propio Lenin y Ba-
kunin. Si consideramos la posición de Federico Engels toma-
da en la cuestión de las nacionalidades y de la lucha de libe-
ración nacional y la comparamos con la posición leninista,
claramente nos saltará a los ojos_una diferencia esencial.
Engels sometía la lucha nacional de un pueblo oprimido a
las coyunturas de la lucha obrera aunque esta lucha tuviese
lugar en un estado multinacional. En este sentido se mostró
injustamente enemigo del nacionalismo checo y de otros
pueblos eslavos en el imperio Austro-Húngaro . Engels se
oponía a las justas reclamaciones de los checos y de los croa-
tas, porque en su día estos nacionalismos sirvieron de apoyo
a la reacción alemana en Austria-Hungría contra los movi-
mientos revolucionarios. Engels no ·veía en el nacionalismo
de los pueblos oprimidos otra cosa que un medio del que
podrían servirse los obreros en su lucha de liberación social.
Estaba convencido de que muchos pueblos oprimidos apenas
tendrían un papel que jugar y, que por lo tanto , deberían
diluirse en los pueblos opresores mayoritarios, que él juzgaba
más llenos de vida. En la absorción de tales pueblos veía
Engels una consecuencia lógica del desarrollo de la Historia.
Pensaba además que la nacionalidad (ergo: el idioma) era
algo que en la futura sociedad iña desapareciendo, atenuan •.
do sus diferencias.
Es en cambio Lenin quien introduce en este problema
una nueva concepción que representa un cambio esencial.
13
. ·o hay duda qu.e para ello estaba Lenin mejor preparado y
conocía este problema de primera mano, habiendo palpado perialismo para la obtención de su liberación nacional y su
injusticias nacionales desde la juventud. Así Lenin, como liberación social. El nacionalismo revolucionario es en la ac-
eneini,co de t oda injusticia, considera que la lucha de libera- tual época del capitalismo decadente, en la Era del Imperia-
ción nacional de todo el pueblo es una parte integrante dé 1!smo, q~e ya Lenin calificó de la Fase Superior del Capita-
la lucha de liberación de los oprimidos en general. Vé en el lismo, la·Justa forma de lucha contra la opresión.
nacionalismo de los pueblos oprimidos un gran núcleo pro- El Partido Comunista de Corea escribía con justeza:
cresista y establece una clara distinción entre el nacionalismo " las Naciones oprimidas no pueden conquistar su liberación
de los pueblos mayoritarios (nacionalismo de gran potencia) Y la victoria de otra forma que emprendiendo una lucha de -
Y el nacionalismo de los pueblos minoritarios oprimidos. cisiva contra el imperialismo y el colonialismo sobre la base
Lenin exige que los socialistas deben apoyar sin reservas la de sus propias fuerzas ". Es evidente que los pueblos que no
lucha de liberación nacional de los pueblos oprimidos. Esta están sometidos a la ocupación extranjera y no son víctimas
exigencia la formula muy en especial para el proletariado de del colonialismo, tanto en Europa como fuera de Europa,
la nación opresora. Impone a los partidos comunistas el deber no son capaces de comprender la gran fuerza revolucionaria
de hacer comprender a los obreros de las naciones opresoras Y progresista que encierran los combates de los oprimidos
e~ justo derecho de los pueblos oprimidos. Y _v é en esta pré- contra el colonialismo. Ello es una prueba más de la exacti-
dica del der,echo de la autodeterminación de los pueblos tud de la tesis socialista de la influencia que ejerce el medio
oprimidos, prédica que deben realizar los partidos obreros ambiente sobre la forma de pensar de los hombres. A esta
de los pueblos opresores entre sus miembros, la prueba defi- ley tampoco se escapan los comunistas de los países opreso·
nitiva del verdai:lero internacionalismo proletario. Sin una tal res de las etnias mayoritarias. En cambio, en Europa misma,
prédica del derecho de autodeterminación (y para más clari- los pueblos sometidos al colonialismo de las etnias dominan-
dad expone Lenin que: por dereclfo de autodeterminación, tes de los Estados creados para la explotación capitalista,
se debe entender el derecho que tiene un pueblo oprimido a i:omprenden enteramente el problema de los pueblos expo-
separarse del pueblo opresor y a crear su propio Estado) afir- liados por el imperialismo. Su situación es parecida y su
ma Lenin, no hay internacionalismo proletario. Los escritos combate es idéntico.
en que expone este punto de vista son varios e importantes: La difl!rencia que ofrece el .nacionalismo revolucionario
Y aun entre sus últimos escritos se vé cómo le preocupaba a frente al c?mu~smo clásico~ (o de gran potencia), está en
Lenin este problema, especialmente debido a ciertas defor- que el nacionalismo revolucionario ha sabido entender las
maciones de chovinismo gran-ruso que se dejaba ver entre justas aspiraciones del pueblo oprimido y tales elementos
ciertos jefes comunistas, los que so pretexto de eficacia no nacionalistas están íntimamente enlazados con los elemen-
respetaban los derechos nacionales de los pueblos de la tos socialistas revolucionarios. Aún mejor pudiéramos decir
Unión Soviética. que en la ideología del nacionalismo revolucionario los
De una parte, vemos a lacayos bastante descarados de la componentes nacionalistas (de pueblo oprimido ) y los com-
burguesía que defienden las anexiones, alegando que el im- puestos revolucionarios forman un compuesto químico. Son
p~rialismo Y la concentración política son progresivos y que mseparables, aumentan en la misma medida que aumentan
ruegan el derecho de autodeterminación, calificándolo de sus equivalentes del otro lado. En cambio en el comurrismo
u t ópico, ilusorio , pequeño-burgués, etc. Para nosotros el clásico, aunque intente seguir las justas ap'reciaciones de Le-
pueblo vasco tiene, sin ninguna duda, derecho a la autode- nin, hoy por hoy, al menos, tales componentes, en el mejor
terminación, Y en la práctica política actual, el ejercicio de de los casos, no forman más que un conglomerado de índole
ese derecho toma la forma de lucha por la independencia. física. Su aspecto es como el de las masas conglomeradas por
La t eo ña leninista, coino todo punto de vista que repre- a_luvión, que aún en el caso de estar fuertemente ligadas,
senta una realidad justa, se ha desarrollado en los últimos siempre m~t;stran sus componentes como elementos separa-
años Y ha dad o nacimiento al llamado nacionalismo revolu- dos .. . y ¿quien sabe? hasta separables . .En este sentido pode-
cionario, que es la forma de lucha que después de la Segunda mos decir que en la evolución dialéctica de la lucha revolu-
G erra Mundial h an ad~ptado los pueblos sometidos al im- cionaria el nacionalismo revolucionario es un salto dialéctico
representa una nueva realidad. Aun cuando tenga en aparien-
15
aa cosas comunes coñ el nacionalismo burgués, su idiosin· do, aunque también aquí ofrecerá sus características pro-
enria es diferente de la de tal nacionalismo. pias. En el caso de la lucha nacional contra la ocupación ex-
· examinamos la posición del P.C. de Euskadi vemos que tranjera (en nuestro caso franco-española) une a diferentes
éste, en su _época de preguerra observaba en la .cuestión na- clases sociales y componentes, que en el caso de una lucha
cional una trayectoria tan anti-leninista que, en lo que· se re- interna, es decir sin la existencia de ese enemigo exterior,
fiere a este problema, no merece ni el nombre de comunista. difícilmente se agruparían en torno a un ideal común. Este
Su forma de actuar estaba tan influenciada por el medio am· mismo ideal común por su caracter revolucionario empuja a
biente hispano-imperialista y se derivaba de una mentalidad las masas revolucionarias y les aporta elementos nuevos. Así
tan hispana (o gala en su caso) que lo situaba en estrechas resulta que en el nacionalismo revolucionario pueden parti-
relaciones fraternales con lo más reaccionario de la Hispanidad cipar, y participarán, elementos de la _pequeña y mediana
El P.C. Francés siguiendo esta trayectoria, aún durante la burguesía, que aportarán a la lucha del proletariado su
guerra de Argelia, dio una abyecta prueba de ohovinismo fuerza y sus conocimientos, unidos por la dinámica de la lu-
imperialista francés que no deja lugar a dudas. Así en la es- cha revolucionaria, conservan este ideal revolucionario más
trategia nacionalista del P.C. de Euskadi (en tanto que exis· allá del simple combate contra el enemigo. No hay lugar a
tiera) no se observaba otra cosa que el interés de querer ser- dudas que algunos de estos elementos una vez alcanzada la
virse de los buenos sentimientos patrióticos vascos en su o- victoria,_ en la fase primera volverán a la ideología burguesa,
posición al imperialismo español, pero no para acabar con pero seria falso el generalizar este punto de vista. La realidad
éste, sind para traer un nuevo imperialismo a Euskadi, esta de los pueblos del Tercer Mundo, y de China en particular,
vez bajo el manto del proletariado . nos muestra, que la hermandad revolucionaria creada en la
Esto era tan evidente que el propio Koltsow, redactor de · lucha común persiste aún después de la expulsión del enemi-
Prawda, que visitó Bilbo durante la guerra del 36, tuvo que go ocupante de la patria.
comentar esa ceguera y esa posición anti-leninista del P.C.E. De esta forma de lucha que lleva a cabo el nacionalismo
Ya antes que Koltsow, escribía Leon Trotzky sobre esa revolucionario para alcanzar el doble fin de la liberación na-
diferencia esencial entre el nacionalismo español y las fuers cional y de la liberación social, se estructura de una forma
zas reaccionarias que a éste ayudaban -entre las que eviden- diferente a la mera lucha del proletariado de un pueblo ma-
temente incluía al Partido · Socialista Obrero de España- y el yoritario por la revolución socialista. El revolucionario espa-
nacionalismo Catalán y Vasco, en los que Trotzky veía una ñol, lucha pues contra un enemigo interno dentro de su
fuerza progresista. Juzgaba, ya entonces, con severidad el pueblo, mientras que en la lucha del Pueblo Vasco por alcan-
chovinismo hispano de los dirigentes comunistas centralizan- zar la revolución socialista, el enemigo reviste en primer lu-
tes y les incitaba a abandonar tan falso camino a fin de no gar el caracter de expoliador extranjero.
malograr la revolución. · El enemigo del pueblo vasco en esta lucha lleva un nom-
bre muy simple. Se llama España (y en su caso Francia). To·
do cuanto estos pueblos representan es enemigo del Pueblo
Vasco. Puesto que ellos encarnan en Vasconia la cuádruple
11. La Contradicción Esencial. expoliación: la expoliación económica, la expoliación social
la expoliación nacional y la expoliación cultural.
El socialismo es algo que tiene que aplicarse en cada caso Además, por España hemos de entender en su caso igual-
concreto. Las diferencias entre las condiciones concretas en mente a la izquierda española si ésta, por razones particulares
que tiene que desarrollarse la lucha de un pueblo sometido se solidarizase con las clases expoliadoras españolas. Poco
al colonialismo y las clases sociales oprimidas de un pueblo importa que encubra su malintem:ionado y oculto desi¡prio
(qve en su conjunto es una nación espoleadora), son tan bajo el manto de un Pseudo-Internacionalismo. No olvide-
grandes que los planes estratégicos varían de forma esencial. mos que esta alianza de izquierda española con derecha es-
El nacio nalismo revolucionario vasco como forma caracterís- pañola ya se ha dado. Y que en muchos casos se unen dere-
ica que debe de adoptar la lucha de liberación nacional y li- cha e izquierda cuando se trata de expoliar a los vascos y
beración social del pueblo vasco, es del tipo del Tercer Mun- catalanes. En tal caso la falta de internacionalismo no estará

16 17
del lado vasco, sino del lado hispano izquierdista que de Vasconia, mientras que los nacionalistas de los pueblos mino-
hecho rep_resenta una forma de colonialismo bajo un manto ritarios en Europa pecan de ser la extrema-derecha, con lo
de izquierdismo. En la guerra de Argelia, por ejemplo, los que quedan mayormente rebajados al folklore o a servir de
casos más abyectos de colonialismo e imperialismo, los han "1ene11aleses" de lo más oscuro de la reacción. En este sen-
dado izquierdistas franceses. Pocos han sido quienes, como el tido el nacionalismo de los pueblos oprimidos por el colo-
P.S. U., supieron mantener su conducta limpia, un internacio- nialismo europeo, tal como el de los ·Bretones, Alsacianos,
nalismo real. Flamencos, Frisones, etc., que pudiera representar una fuer-
La persecución burguesa bajo el franquismo, reviste dife- za progresista, al no darse en las masas ampliamente esa unión
rentes características en Vasconia que en Castilla o Asturias. entre el sentimiento nacional y el sentimiento revoluciona-
Los enemigos que con mas saña ha perseguido el franquismo rio pierde en esos pueblos minoritarios toda la carga explo-
han sido los patriotas vascos que defendían los derechos in- siva y revolucionarla, que en principio pudiera haber con-
alienables de la Patria Vasca. La fórmula empleada por Calvo cretizado.
Sotelo de "prefiero una España Roja que una España Rota", Esa duplicidad de los polos de la contradicción funda-
lo concretiza de una manera inequívoca. mental de la lucha de clases en Vasconia, evidentemente
Así pues; ateniéndonos a lo que Lenin decía ser el alma crea oposiciones (Gegensatze, diríamos con la terminología
del marxismo, a saber, aplicar la investigación en concreto de Engels) aur;. dentro de cada campo. Así se puede dar ele-
en cada caso, podemos decir que la evolución histórica en mentos que se consideren nacionalistas pero que sean bur-
este momento plantea en Vasconia la lucha de clases bajo la gueses por su ideología y sus fines sociales. También puede
siguiente contradicción fundamental. darse elementos que se digan de izquierdas y sean españo-
listas. Pero dada la forma en que se presenta en concreto la
(A) (B) lucha de clases, bajo su aspecto de lucha nacional del pue-
Basquismo / progreso -frente~- Españolismo / reacción blo oprimido contra el o·presor, verdaderamente revolucio-
nario solamente será quien reuna en, sí ambos polos (o ele-
En, España la contradicción fundamental es su lucha de mentos polares) de la contradicción vasquismo y progreso.
clases, carece de los componentes nacionales y se plantea Deben estar unidos químicaJllente para que su fuerza revolu-
simplemente como: · cionarla sea óptima y de tal suerte formar el polo opuesto
al actual enemigo, quien reune ya en sí los componentes
Progreso --frent8--Reacción españolismo y reacción. Un nacionalista vasco reaccionario;
b\lfgués, etc., no está más que a medias en el lado opuesto
En Vasconia, de acuerdo con el odio que encierran las de la contradicción,'de igual forma que un progresista que no
oalabras de Calvo Sotelo y que fueron el alma que guiaba a sea vasquista, en Vasconia, tampoco está más que a medias
las fuerzas fascistas, la persecución perpetrada por la reac- enfrente del enemigo principal. Es más: al tener en común
ción española contra todo lo vasco, puso nolis velis a lo vasco con el enemigo concreto, que como ·decíamos reviste en
en el polo opuesto. Los treinta años de persecución han Vasconia esa, doble entidad de Españolismo-Reacción, al
cimentado esa unión química del vasquismo con el progreso. tener en común el principal de los elementos de la contradic- ·
Solamente la inepcia de los políticos progresistas en el País ción fundamental, un españolista en Vasconia, por muy pro-
Vasco pudiera desunir este combinado químico de naturaleza gresista que se diga, de hecho es un reaccionario, un defensor
explosiva y revolucio_n aria del que nos han hecho regalo los de la opresión, un defensor del Imperialismo, su actuación es
reaccionarios españoles. _ contra-revolucionarla, y ayuda al bando de la opresión•.
Si en 1936 la unión del nacionalismo vasco burgués con
las fuerzas del frente popular fue una unidad hi"brida, los (De hecho hoy en Euskadi los Social-Imperialistas se con·
treinta aitps de persecución la han consagrado y legitimado. vierten en colaboracioniBtas del Gobierno Español, puei,
Gracias a la persecución de nuestros enemigos el Pueblo éste, al no ejercer atracción alfuna sobre el Pueblo Traba:- .
Va.seo une esos dos componentes de revoluéión nacional y Jador Vasco necesita del apoyo de idcolo"3s que se pre-
hec ho transcendental en la Historia del Pueblo de senten como "provesiBtas" para comfHttlr ol nocional,.-
19
mo vasco , que es su principal enemigo en Euskadi y la ú-
nica fuerza en todo el Estado Español que ha sido capaz cultura del mundo del trabajo irá marginando las acciones
de crear una resistencia armada contra el franquismo, Es de violencia para buscar nuevos cauces de diáloeo, que
por ello que el Estado Español está dispuesto a recurrir a son los que estamos deseando todos" .Es decir, reconocen
todos los medios necesarios para matar to.da manifesta- que lo que verdaderamente da peligrosidad al problema
ción vasquista y ha ordenado recientemente a los Conse- vasco es su caracter patriótico, tratando de asimilar su
jos Provinciales del Movimiento, de Alava, Guipúzcoa, contenido social pretendiendo así ahogar la contradic -
Navarra Y Vizcaya, que formulen una propuesta cada una ción fundamental. Pero este tema es demasiado amplio
de ellas para, después, reunidas en Madrid crear un Plan para poder tratarlo aquí y lo dejamos para otro número .
de Urgencia de Acción Política, para tratar de 'solucionar
el problema vasco'. Unicamente ha llegado a nuestras ma- Por esta razón hay más que nunca se han de hallar en
nos la propuesta formulada por Guipúzcoa, que entre o- Euskadi de forma químicamente unidos los componentes
tras cosas dice: ."Es evidente que, por falta de una adecua progresismo-euskaldunidad, derivándose de ello una serie de
da Acción Política entre otras cosas no existe una partici· consecuencias de la lucha revolucionaria que tendremos que
pación real de las masas populares en la tarea del Movi- observarlas nos guste o no, si pretendemos ser auténticos
miento ... El mejor camino en el momento presente en- revolucionarios vascos.
tendemos que es la revitalización de los Consejos Locales As1 en los planes estratégicos de la lucha de clases revo-
y cuya función tiene que ser altamente ·atrayente para lucionarias, de los pueblos mayoritarios, los elementos cultu·
todo vasco español. Sería preciso construir una amplia rales,ocupan una posición· entre los objetivos "a largo plazo'
base de forma tal que todos los que sintiéndose españolis· y su realización definitiva se espera con el triunfo de la revo-
tas y que se encuentren hoy maremados o en la oposición lución. Estos elementos de la lucha cultural, ocupan empero
se agrupen para poder hacer frente al nacionalismo •.• " ,E n en un nacionalismo revolucionario como su lucha de clases
consecuencia exige mayor control aun del Movimiento contra el enemigo principal exterior, una situación de privi-
sobre todos los medios de Comunicación social de la Pro- legio, no solo entre los objetivos a largo plazo, sino entre los
vincia. Piden un aumento de la ayuda económica para lu- de corto plazo (5). En cierto sentido son ellos el estandarte
char sobre todo contra la comercialización de las emiso- de la lucha nacional en todos sus aspectos. Son parte inte·
ras del Movimiento como 'La Voz de Guipúzcoa', y tras grante de la formación ideologica de los propios guerreros
felicitar a Radio Nacional de España en San Sebastián y que combaten por su independencia. Troung Chin,,en su pe-
T. V .E . por ser ellas las que mayor labor hacen por el netrante y clarividente estudio sobre la resistencia titulado:
mantenimiento del 'espíritu nacional' piden la creación "La Resistencia V encera", reeditado en Hanoi, dice: "La ac·
de una emisora de T . V.E. en San Sebastián pues dicen ción sobre los planes militares, politicos y economicos no es
textualmante : "La de Bilbao queda demasiado apartada suficiente para que se pueda hablar de una resistencia total
del foco principal del Separatismo". Por la Declaración Tenemos ademas que efectuar acciones en el terreno de la
hecha al 'Nuevo Diario' por Ignacio Satrústegui (procura- resistencia cultural" (pag. 53). El curso de los acontecimien-
dor por Vizcaya y militante del Movimiento) poco des- tos ha confirmado las previsiones de este penetrante analisis
pués de finalizada. la elaboración conjunta del Plan de que diera una orientación decisiva a la resistencia vietnamita
Urgencia de Acción Política para el País Vasco Navarro en y sirviera de guía a todo el pueblo vietnamita en su combate
Madrid, nos podemos dar cuenta que las líneas generales bajo la dirección del partido, contra el colonialismo, en fa-
del Plan no varían de la propuesta guipuzcoana. Pero vea- vor de la libertad y de la independencia nacional (Prolonga-
mos cómo lo sintetiza Satrústegui: "La E.T.A. es un pro· ción de la Resistencia Vencera de las Ediciones en Lenguas
blema que con el tiempo se ha de encauzar en cuanto va- Extranjeras del Part ido Comunista Indochino). (pag.7) .
ya desapareciendo ese caracter de Separatismo que se De ¡¡qui que si en la lucha española de las clases oprimí·
quiere atribuir a las Provincias Vascas. Una vez quitado e- das contra los opresores que son tan españoles como los
se tamiz, va a quedar otro nuevo: nuevas luchas, como oprimidos, el frente cultural, no tiene otro sentido que el
pueden ser las reivindicaciones laborales. Pero, bueno, la que todo hombre más y mejor preparado siempre vale más.
En la lucha del pueblo vasco oprimido, contra los opre·
2 21
sores extranjeros, español y francés, el frente cultural ad· hispano en nuestra tierra. La patria de toda esa gente es Es·
quiere una importancia tal, que de él se puede decir que es paña y nunca Vasconia. Por su naturaleza corresponden a la
en cierto sentido el Estado Mayor de la guerrilla. De esta in· categoría de los Baxa-Bu·Alem, Tchombe y los harkis, que
dole de la lucha nacional vasca contra el enemigo extranjero luchaban al lado deFrancia o Belgica contra las fuerzas de
se derivan logicamente una serie de consecuencias que en Liberación Nacional. La patria de esta gente no es Vasconia
España no tienen ninguna fuerza revolucionaria, pero si en sino España y así lo proclaman ellos ademas. Correlativameio.
Vasconia. Tal es el valor de la lengua. En concreto, cuando te también al Norte de la frontera tenemos los harkis al ser·
se habla de democratizar debiera saber que en la lucha vasca vicio de la "Gran Nation" que no solo se llaman lbamegaray
democratizar tiene a la fuerza que equivaler a euskerizar.Por Ibarrondo, Elizabide, etc. sino que ocupan otras posiciones
ello el empleo del castellano entre los vascos, puede ser mo- mas bajas y denigrantes en partidos franceses.
mentaneamente una necesidad obligada por la desnalización De aquí que la lucha de liberacion nacional vasca, tiene
impuesta por el poder extranjero, pero esto que es una si· que llevarse a cabo contra todo lo que significa la entelequia
tuación lamentable no podra nunca y bajo ningún pretexto " España" . Es una lucha de vida o muerte, y en ella no caben
ser justificado, ni admitido. Proceder de tal forma es, en la hacerse concesiones para mostrar el buen corazon que tienen
lucha revolucionaria vasca, quitar el fulminante a la carir;a los vascos que son "el pueblo mas moral del mundo". Una
exposiva. Es revisionismo de derechas intolerable, que signi- tal estupida, absurda y arrogante ideología, es la que caracte-
ficaría la muerte de la revolución socialista vasca. zo al nacionalismo reaccionario, pero que hizo que el pueblo
Los enemiir;os de Vasconia intentan, evidentemente, en- vasco, de puro bueno, fuese tonto. Estas concesiones- en los
gañar al pueblo vasco con el fin de resquebrajar su fuerza frentes militar, economico, social y cultural para demostrar
combativa. No hay duda que hacen los posibles por rebajar bondad de alma, son las mas estupidas de las concesiones
culturalmente al pueblo vasco y dificultar su ascenso cultu· que se pueden hacer.
ral... en una palabra intentan alienarlo nacionalmente, ya En el desarrollo de la lucha revoludonaria vasca , con el
que la alienación cultural de un pueblo sometido al colonia- fin de substituir en Vasconia, todo lo que bajo el concepto
lismo es aquivalente a la alienacion nacional. Por eso hemos España se concretiza, debemos :.afianzar todo lo que repre-
dicho nosotros que el enemigo de Vasconia se llama a secas: sente ideologicamente Vasconia y Progreso. El concepto Es-
España (o Francia). Aclararemos este concepto de la lucha paña esta hoy en nuestra tierra representando la opresión
puesto que conviene sepamos quién ·es y qué entendemos nacional y social; es por lo tanto un concepto reaccionario.
por nuestro enemigo. Por . España no entendemos este o Aunque solo fuese meramente por oposicion a tal concepto
aquel español de mas alla. Y si en muchos casos se trata de el de Vasconia seria ya en si, objetivamente considerado, un
un español explotado innoblemente por la clase feudal y concepto revolucionario, y representarla una fuerza progre-
burguesa, este español merece toda nuestra simpatía y calor sista que asciende, siempre y que en el concepto Vasconia se
humano. Pero la realidad España en la sociedad burguesa no reunan ideologías positivas y no hayamos vaciado el concep-
esta dada por el proletariado español. En la actualidad la to Vasconia de su contenido positivo, tal como sucedería si
clase que representa en su totalidad a España y encarna los desatendiesemos su contenido cultural y social.
destinos de España es la burguesia. Evidentemente que si los Estas ideologías opuestas podremos examin.ar en sus par·
proletarios españoles (como por desgracia sucede muchas ve tes constitutivas ; sus partes antagonicas podemos subsumir,
ces) se ponen al servicio de la idea encarnada por el Estado groso modo, como sigue:
opresor, seran nuestros enemigos, no por proletarios, sino
por agentes de la burguesía hispana. En tal sentido forman España Vasconia
tales proletarios parte del aparato de opresión hispana, al
igual que .la policia que tambien suele salir del pueblo. castellano vascuence
Pero es mas. Al conglomerado de enemigos del pueblo feudalismo /burguesía socialismo
vasco, concretizado por la entelequia "España" correspon· reacción progreso
den aún vascos de apellido, como los Esteban Bilbao, Areil· propiedad burguesa y feudal propiedad social
u.. Lequerica, Careaga ... y tantos agentes del imperialismo hispanidad eu¡;kaldunidad

22
23
Esta oposición de las partes antagonistas, es tan clara, con las reclamaciones de Don Carlo.s ayudaban a la causa de
que evidentemente, nuestros enemigos lo entienden mejor los Fueros, resultó falsa.
que nosotros mismos. · De aquí que intenten por todos los Así, si bien fue verdad que el espíritu de los guerrilleros
medios roer cualquier exteriorización del complejo revolu- carlistas, durante la primera contienda, era el polo principal
cionario vasco. de la contradicción, en el lado vasco, la defensa de los Fue-
Estas consideraciones nos demuestran ·cuan diferente es ros ... resultó en cambio, que de aquella unión circunstancial
la índole de la lucha de liberacion del pueblo vasco de la de con la defensa de un rey, paso esta parte secundaria de la
los españoles progresistas. Por ello las fuerzas que pretendían contradicción a ocupar el puesto principal, al menosenlaide-
incluir el potencial revolucionario vasco bajo una estrategia ología carlista posterior. ·
española y españolista, no podian ser nunca fuerzas verdade- . Sabino de. Arana juega un _papel_ histó?co al lib1:rar de la
ramente revolucionarias, ni progresistas. ideología carlista que se o poma. al liberalismo espanolizante
el componente español de la contradicción principal. . Es
pues la ideología aranista un nuevo ritmo y que se separa de
111. -Desarrollo de las contradicciones- la contradicción carlismo vasco frente a liberal español. Ara-
na Goiri fue algo más que un restaurador. No se trataba de
.• Las contradicciones son inherentes a la vida. Sin oposi- volver a presenfar la contradicción principal de igual forma
cion de contrarios no habria movimiento ni avance en nin- que en la primera guerra. Al liberarle · de· la concomitancia
~n sentido. Pero las contradicciones tien¡ten a desarrollarse carlista o liberal, se pudo pensar que después de Arana Goiri
Y a resolver su oposición. Conviene que consideremos que el se llegase a liberar el polo vasco de la contradicción de otras
desarrollo de las contradicciones es en primer lugar de indo- concomitancias, con lo que hubiera dado más fuerza a este
le interna y que influencias externas tan solo pueden llegar polo. Pero nada de eso sucedió. El nacionalismo aranista une
a ser coadyuvantes. Evidentemente que las condiciones ex- a la contradicción una serie de factores secundarios que en el
teriores pueden retardar el desarrollo de las contradicciones tiempo iban a ir ganando imp9rtancia, causando así confusio-
pero las condiciones exteriores no puede derigirlas en un' nismo ideológico. El nacionalismo post-sabiniano es pata
sentido que determine un curso contrario a su propia natu- muchos en primer lugar una defensa de los intereses burgueses
raleza. El desarrollo de las contradicciones hace avanzar a la La ideología sabiniana (o mejor post-sabiniana) unía pos-
propia sociedad. terio_rmente a las ansias de libertad del Pueblo Vasco, lo que
En este sentido, debemos considerar que el desarrollo en si es progresista, una serie de concomitancias reacciona-
propio de la sociedad vasca desde las guerras carlistas, nos rias que provocaron una contradicción antagónica interna.
ofrece claro ejemplo. Las condiciones objetivas propias se La guerra del 36 obligó a un esclarecimiento de los concep-
desarrollan bajo la contradiccion principal que en principio tos. También aquí podemos decir que el desarrollo fue en
significo el deseo de independencia que animaba a los com- primer lugar interno y que las circunstancias exteriores sólo
b~tiente~ carlistas contra el liberalismo que pretendia supri- las provocaron. Así ha sido la persecución anti-vasca de la
mir las libertades vascas. Dentro de esta contradicción se de- ' burguesía y de la oligarquía ·españolas, la que ha concentrado
sarrolla tal guerra. En esa época el País Vasco era un país en el polo opuesto a los valores vasco /revolucionario. Ello
agri~ola Y era España la que representaba el progreso, con- ha sido posible, en primer lugar, porque desde Sabino Arana
cretizado en el liberalismo. Pero el liberalismo mismo, como la ideología nacionalista vasca ya evolucionó en el pueblo de
ideología del capitalismo, tenia en España una base muy en- tal forma que se desarrolló la contradicción fundamental de
deble. Fueron pues las villas vizcaínas y guipuzcuanas las Euskadi frente a España. Y por más que los elementos bur-
que en realidad derrotaron al carlismo. Ya que las villas ;ran gueses incrustados en el aranismo quisieran hacer que el rit-
liberales Y en ellas existia espíritu burgués desde antaño. mo principal de la contradicción hubiese estado ligado a la
Esta contradicción primordial, pudo haber evolucionado ideología burguesa, el desarrollo histórico en el contexto es-
en otro curso, especialmente en el caso de haberse planteado pañol obligó a unir los dos componentes progresistas con la
büm la guerra de liberacion vasca. La creencia expresada por ideología de libertad vasca.
Sagastibeltza, de que la unión de la causa de la libertad .vasca La situación sociológica actual exige un nacionalismo re-

24 25
volucionario vasco, como fuerza progresista que pueda guiar los Y sus di.~cursos no hacen otra cosa que resumir de una
la lucha del pueblo vasco por su independenciat. Ahora bien, forma vana, fuera de esquemas esteotipiados, y dan nacimi-
esta fuerza debe revestir en el caso vasco, aquella forma que en to en nuestro partido a un estilo nefasto. (idem. pag. 26).
es la apropiada a las condiciones concretas en que se encuen- Por más que es evidente que en toda sociedad capitalista
tra la sociedad vasca. Se trata de un nacionalismo revolucio- la contradicción principal es la que existe entre la clase bur-
nario. guesa (explotadora) y el proletariado (explotado) sería hacer
Como la situación concreta del Pueblo Vasco es la de un prueba de falta de concretización socialista, el olvidarse que
pueblo sometido al colonialismo, la aplicación concreta del en los casos de colonialismo esta contradicción esencial, se
socialismo en nuestro caso tiene que ser de esta índole. Com- halla suplantada por otra. Dice Mao-Tzedung:
prendiendo la realidad concreta sabremos al mismo tiempo En una nación en .la lucha contra un enemigo extranjero.
establecer una justa estrategia revolucionaria. la lucha de clases tiene la Índole d e lucha nacional y de esta
Aun cuando sé que las citas no substituyen a la realidad, forma se manifiesta .m unidad. (Mao-Tzedung: La indepen-
Y que lo falso, dicho por quien sea dicho, sigue siendo falso, dencia y la autonomía en el seno del frente unido) (Ed. Pe-
voy a citar. únicamente para mostrar cómo grandes revolu- kin 1961 pag. 6).
cionarios se han dado cuenta de esa necesidad de interpretar Es un desviacionismo pernicioso en el que incurren aigu-
en concreto cada caso revolucionario. Es una condición sine nos "izquierdistas" vascos cuando sé olvidan de esta condi-
qua non la que nos obliga a considerar que la aplicación del ción esencial. Entonces Jo que les pasa es que a fuerza de
socialismo tiene que ser hecha en concreto . querer ser izquierdistas puros, se pasan de rosca, y ya no :iQO..
Mao Tzedung dice: izquierdistas, ni nada, sino españolistas reaccionarios. Mu-
"Las contradiccio.nes resueltas por la revolución de febrero y chas veces se han dado entre nuestros elementos de izquier-
la revolución de octubre en Rusia , de igual forma que los da, individuos de buena fe, pero con ignorancia completa de
métodos empleados en estas dos revoluciones para resolver las condiciones concretas de la lucha revolucionaria en Vas-
las contradicciones, eran radicalmente diferentes. El resolver conia. Esta gente, a veces, por rechazar el aburguesamiento
las contradicciones diferentes empleando métodos diferentes del PNV, lo que hacían era echar la criatura con el agua sucia
es un principio del marxism o leninismo que debe ser riguro- por la fregadera.
samente observado. Los dogmáticos, en cambio, no observan Un pseudo-revolucionario vasco, que creyendo ser más
este principio. No saben comprender las dife rentes condicio- revolucionario, en tal sentido se olvidase la condición pri-
nes en las que se desarrollan las diferentes revoluciones : en mordial de un movimiento progresista revolucionario en
consecuencia, no comprenden que las contradicciones d e ti- Vasconia, consiste en ser nacionalista, dejaría de ser revolu-
po diferente deben ser resueltas por métodos diferen t es. A- cionario,en la misma medida en que deja de ser nacionalis-
plican en todas partes el mis mo esque ma estereotipado, que ta.
ellos consideran inmutable. E.~to conduce, en e fecto, a la re- En la actualidad"n la oposición expoliadora se ha creado
volución al fracaso, a comprometer lo que se hubiera podido contra sí, por parte de los explotados.en Vasconia, una con-
llevar a buen término" tradicción fundamental, a la que deben someterse provisio-
(Mao-Tzedung: "De la Contradicción" Ed. Pekin. Pag.24) nalmente todas las demás. Mao-Tzedung dice: " En la socie-
De esta forma, dejando de lado el esquema abstracto que dad burguesa, por ejemplo, las dos fuerzas opuestas el prole-
muchas veces intentan dictarle desde Moscú, muchos · "teóri- tariado y la burguesía forman la contradicción p'rincipal ...
cos" de la revolución, supo Mao-Tzedung llevar a buen fin la Pero en el caso de una guerra de agresión lanzada por los im-
revolución china. Un poco más adelante en la misma obra perialistas contra un país, las diferentes clases sociales, con la
dice: sola excepción de una pequeña camarilla de traidores a la
Justam ente '}Sto es lo que Lenin decía, cuando afirma propia nación, pueden unirse pro'visionalmente para llevar a
que la base autentica, el alma viva del marxismo es el análi- cabo una lucha nacional contra el imperialismo. En este caso
sis concreto de una situación concreta. Los dogmáticos se la contradicción entre el Imperialismo y el país en cuestión
olvidan de las indicaciones de Lenin y no se toman jamás el se convierte en la. contradicción principal y las demás contra-
trabajo de analizar nada de una forma concreta: sus artícu- dicciones (comprendiendo entre éstas incluso a la contra-

26 27
este sentido le da un valor que siempre contará en·su favor ••.
dicción p-rincipaZ entre el régimen feudal y las masas popula- Ahora gustarían los ya ancianos y achacosos jefes y patriarcas
res) se retiran provisionalmente a un segundo plano Y tan sÓ•• dar marcha atrás. Solamente que no se dan cuenta que hay
lo ocupan una posición subordinada. (Mao-Tzedung: "De la decisiones irreversibles. ·
Contradicción" Ed.Pekin. pág.42). Un tal paso de la dirección del P.N.V. podrá aun en efec-
Si pretendemos ser nacionalistas revolucionarios Y, muy to, retirar del combate por la independencia a ciertos miem-
en especial, si ·sabemos interpretar el momento histórico en bros aburguesados, a gente de la pequeña burguesía, pero ya
que las fuerzas de la revolución mundial sitúan en tal forma no podrá desviar la trayectoria revolucionaria del nacionalis-
la contradicción que en la Era del Imperialismo -como Fase mo vasco.
Superior del Capitalismo- han adquirido un tal tipo de con- La aparición de un sistema ideológico del nacionalismo
tradicción fundamental entre el polo (A) de la burguesía im- vasco revolucionario supone un salto dialéctico. Ha nacido
perialista y el polo (B) de los pueblos expoliados nacion1tl- algo que se diferencia del nacionalismo burgués, no sólo en
mente y socialmente, no hay duda ..de que también en el caso cantidad sino en calidad. El nacionalismo revolucionario vas-
vasco tendremos que tirar una lección de los nacionalismos co llevará químicamente unidos los componentes revolucio-
revolucionarios de los pueblos expoliados por el imperialismo. narios progresista y las calidades nacionalistas.
No es de extrañar que el P.C.E. (así como el P.C.F.) como Esta evolución que, sin lupr a dudas, no e1 del agrado de
Partido Comunista de un pueblo Imperialista, no sea una la burguesía vasca, y no sólo de la burguesía hispana de Vas-
fuerza de vanguardia y no sepa interpretar adecuadamente el conia, sino de la propia burguesía nacional, tendrá por con-
momento histórico ... o inte!lte interpretarlo desde el punto secuencia que en un momento dado suceda una capitulación
de vista de una etnia opresora. de parte de la burguNía nacional vasca ante el enemi¡o.
Sería un grave error el que los vascos se situen en una óp- De aquí que el caso del nacionalismo revolucionario vasco
tica española. Un partido vasco que hiciese esto, no sólo per- cualquier concesión hispánica es una concesión en los funda-
mentos del nacionali1mo revolucionario y suponga por ello
dería su carga revolucionaria, sino que dejaría de ser vasco. un desviacionismo de derechas.
Que entre los vascos del Estado Español, aun entre los nacio - También en nuestro caso, y como riesgo de desviacionis-
nalistas, se dé personas que están mucho más de lo que ellos mo hispano (ergo: contrarrevolucionario) debemos conside-
piensan, embebidas de la ideología _hispana, es cosa compren- rar lo que Mao-Tzedung dice con respecto a la contradicción
sible por aquello que Marx y Engels ya decían de que"las anti-imperialiata: "Sin embargo, en otra situación, Zas contra-
ideas dominantes en toda época han sido las ideas de la clase . dicciones cambian de sitio. Cuando el lmperialumo no recu·
dominante". rre a la opresión, a la guerra, pero utiliza en los dominio, po-
El nacionalismo 'vasco; b.argués, lleva en sí una contra- 111ico, económico y cultural forma, más moderada, de opre-
dicción insuperable, a saber la de ser (A) burgués y (B) nacio- sión, la cla,e dominante del país semi-colonial puede capitu-
nalista de un pueblo oprimido. Al ser burgués tiende a la co- lar ante el imperiall1mo; se forma entonce, entre ellos una a·
laboración con todo opresor del proletariado. Por ello que el lianza cara a la opresión común de la, ma&a1 populares"
P.N.V.en su época clásica fue un "partido de gentes de orden" (Mao-Tzedun1, ibidem; paa.43).
es decir, del orden explotador. Esta contradicción de partido Estasrnismucondiciones se están presentando actualmen-
de orden y una masa de seguidores defensores de los derechos te en Vasconia. La contradicción fundamental está dada por
del pueblo vasco explotado, brotó a la luz del día al estallar la oposición doble entre (A) reacción/españolismo y (B) pro-
la sublevación fascista militar. El P .N. V. se encontró ante un greso /vasquismo. Por esta misma razón de que en Vasconia
dilema y le costó decidirse. Sólo-obligados por el odio anti- la contradicción principal tiene dos componentes básicos a
vasco de los sublevados, se vieron arrojados en el lado anti- cada lado es por lo que observamos en Vasconia una oposi-
fascista. En aquella época la dirección joven del P.N.V. dio ción más virulenta contra la opresión que en España, donde ·
un paso decisivo de consecuencias irreversibles al entrar en el la contradicción sólo tiene los componentes sociales.
Frente Popular. Esta evolución evidentemente no sigue un El revolucionario que se olvidare de esta doble naturaleza
camino sin altos ni bajos. Por muchos que hayan sido los e- de la contradicción en el Para Vuco es muy poco revolucio-
rrores, y han sido muchos, cometidos por José Antonio Agirre
el hecho de haber inclinado en su día la balanza del P.N.V. en 29
28
nario; y si se olvida del componente vasquismo es más pro-
bable que sea un contrarrevolucionario, puesto que en la ac- dolo desenmascarado, deberá fortalecer el doble polo de la
tuación concreta toma como norma de su conducta un com- contradicción. · · .· . .·
ponente del lado español, 'reacción' de la contradicción fun- Esta realidad concreta del doble (ó triple) poto de la con-
damental. De aquí que el verdadero revolucionario en Vasco- tradicción fundamental en que en una parte se sitúa la bur-
nia tenga. que ser vasquista, con todas las consecuencias que guesía de la nación opresora (que oprime al pueblo coloniza-
ello implica. Y no nos olvidemos de que la contradicción do nacional y socialmente, como en nuestro caso) es justa-
fundamental, por la opresión nacional que ella implica; exige mente una coyuntura histórica que da al pueblo vasco una
del revolucionario vasco una activa participación en la resis- gran fuerza revolucionaria al identificar el problema vasco
tencia cultural vasca, ergo euskérica, de la revolución vasca. con los del Tercer Mundo.
De aquí que los fines de la revolución vasca aparecen de Sería un grave error olvidarse del componente nacional de
forma clara, como el destronamiento de la expoliación bur· la contradicción fundamental. De aquí que haya estallado la
guesa española con el fin de la implantación del otro lado de oposición abierta entre el régimen de opresión y el pueblo
la contradicción, és decir, un sistema socialista/euskeldun. vasco oprimido, que sea en nuestro caso tan revolucionario
El P.C. de Corea en su declaración publicada el 27.1.64: hablar vascuence (o aprenderlo cuando no se lo domina) co-
"El Imperialismo y el Colonialismo son los enemigos morta- mo ·p oner una carga de plástico. Parafraseando a la revolu-
les de las naciones oprimidas ... " y atacando a los revisionistas ción France5ll cabría decir que en Vasconia: "el progreso ha-
modernos añade: "Considerando el movimiento de liberación bla en vascuence y la reacción habla en castellano". Un revo-
nacional como un movimiento burgués, subestiman su signi- lucionario vasco deberá en consecuencia y con conocimiento
ficación revolucionaria y pretenden que los pueblos oprimi- de causa, agudizar la contradicción fundamental en el doble
dos no puedan llevar por ellos mismos la revolución". Pero sentido.
aclara algo que tenemos que tener siempre presente en el ca- Justamente veremos que en desarrollándose la contradic-
so vasco y es que en la actualidad la verdadera liberación na- ción fundamental, aquellos elementos que se situaban en uno
cional no puede hacerse sin la liberación social. "El cumpli- de los lados "a medias" (es decir participando únicamente de
miento de la revolución nacional pide ante todo la destruc- uno de los componentes de la contradicción fundamental) se
ción completa del antiguo aparato de dominación colonial pasaran con frecuencia al otro lado de la contradicción.
imperialista así como el quitarle el terreno económico a los Así el jelkide que por naturaleza es burgués aunque fuese.
imperialistas". ("Levantemos la bandera revolucionaria de la vasquista, en acentuándose la contradicción tomará una po:
liberación nacional" . .Pág.33). sición desvasquizante. Y es que en él predomina el sentido
Considerando estas declaraciones del P.C.Coreano, que reaccionario. Por ello que la falta de euskerismo sea en la si-
parecen estar hablando en concreto para nuestro caso, así tuación concreta de la revolución vasca equivalente a falta de
como lo que dice Mao-Tzedung sobre la contradicción prin- sentido revolucionario. Si un revolucionario vasco se olvidase
cipal, vemos que en nuestra tierra corremos el peligro del a- de incrementar su euskarismo, a la par de incrementar su pro-
burguesamiento y extinción de la llama combativa por dos gresismo, veremos que igualmente se producirá un resquebra-
causas: (A) por una alianza entre las clases burguesas vascas y jamiento en el polo progresista de la contradicción fundamen~
españolas, (B) por falta de conexión íntima de la ideología tal... Y que, por ende, disminuirá en la realidad revoluciona-
nacionalista con la ideología revolucionaria. ria de quien procediere.
Una estrategia revolucionaria vasca deberá pues, estable- A este respecto debiéramos tomar ejemplo de los vietna-
cerse de acuerdo con esas condiciones concretas. Que la bur- mitas quienes han sabido vencer a 101 mayores enemi1os, a,
cuesía vasca jelkide tiende a la colaboración con la burgue- plicando justamente la resistencia en su plan nacional y so-
sía española es más que evidente. Que esa colaboración es po• cial. Truon1 Cbinb. conocido militante revolucionario, desde ,
sible bajo las condiciones de uña opresión no-abierta es claro. las pa:tmeras horas, escribió fechado de 19.IX.1947, en los al-
De aquí que el revolucionario vasco lo que tiene que hacer es bore.s de la cuerra de liberación nacional, la inwresante.obra
quitarle la máscara al opresor y obligarle a aparecer con su "La Resistencia Vencerá". Esta clara expolición que ha con-
verdadera faz: tal como Che Guevara lo exigía. Pero habién- 4ucldo a la victoria, proféticamente expone poniendo en i-
1\11181 planos a la resistencia militar, polf\ica, económica y
30
31
cultural, las medidas del triunfo. La resistencia vasca deberá IIMUldo en adelante a ser clanmea&e- bmguues y espaftoa-
revestirieualescaracteres adaptados en concreto al caso·vasco. aa&ea. Por no constataremos que solamente el proletariado
De la resistencia cultural dice que tiene por fines: naquina es verdaderameme revolllCioaario. Tambi4nlos seu-
·1. Liquidar la cultura oscurantista, la cultura introducida por ~vohleionarios castellanizantes, defemores de la ideole-
los colon~listas franceses para consolidar su dominación. pa cuuau de un falso proletariado, como es el P.C. da Eus-
2. Edificar para el Viet-Nam una cultura democrata nueva. 11:adi/Empda, con su enraizado espa6olinno imperialista, in-
<"La Resistencia Vencerá". Ed.Hanoi. Pá&.53. 1962.) &entará ser llll freno contra el caJTo de la revolución vuca.
En Vasconia la eliminación de la cultura española y fran-. Mucllos comunistas hispano euskadianoa también aparecerán
cesa, traídas por el imperialismo equivale a la euskerización entonces como verdaderos apntes bu,qu..... _
completa del país, puesto que el euskera es el medio de ex-
presión genuino del Pueblo Vasco. Supondrá además la eli-
minación de la cultura colonialista introducida por medio del
castellano o francés. De aquí que mientras se elaboran las tra- IV. Derecho de Autodeterminación y Lucha Social.
ducciones, como vehículos necesarios para.la expansión eus-
kérica, si se debe tomar una len&ua auxiliar, se emplee a tal
fin el inglés o el alemán, idiomas que por su sintaxis están re- Al tratar del tipo propio de la contradicción entre los peí-
lativamente más próximos al nuestro que los neolatinos que - sometidos al imperialismo y loa opresores dice eoa juste-
actualmente lo oprimen. za el P.C. de Corea:
Olvidarse de la euskerización en la lucha de liberación na- · :·Loa ~or:itradiccione, entre _el campo 1ocialilta y el cam-
po 1mperial11ta aparecen tambien bajo diu.rao, formtU en e,-
cional y social de Vasconia es marchar sobre un único pie, es
malo arar la revolución vasca. Muchos escritos vasquistas a es- t., refione,.
te respecto parecen descuidar este hecho fundamental. Se ol- En la ba,e de las contradiccionei entre el lmperiali,mo y
vidan de exponer la íntima relación que tiene el vascuence la, naciones oprimida, ,e encuentran las contradicciones ü
con el proareso, y la liberación nacional y social con la euske- cia,e. Son ante todo contradicciones entre la clase capitaU,ta
rización del medio ambiente. Esta labor hay que empezarla de lo, paíse, imperialilta, y las ma,a, trabajadoras la eme
por las propias organizaciones revolucionarias, ya que en esto obrera en Pri.mer lu1a_r, de lo, paí,e, coioniale, y de°pen&n-
se repite el ada&io de que el movimiento se muestra andando te, que con,tituyen el cont.-m ido e,encial de la, conh-cuUccÍOli
' Así pues, si decimos que es tan revolucionario hablar o es- nu entre el imperiali,mo y Za. nhcione, oprimida,.
tudiar vascuence como poner una carea de plástico, no se de· ~ (;lale obrera )' el pueblo en los paíse, colonia• '1 de·
berá nunca interpretar esta aserción en el sentido de que el pendientes sufren la explotación y opre,lón dos tru u.ce,
plástico sea al&o secundario. Nada de ello, él está íntimamen· má, crueles de los paíH1 capitalilta, de,arro~,. Lo, p...e·
te lipdo al vascuence. El plástico provocará además, el día b_k,>s de e,tas refione, _sufren una bárbaro ea:plotaclón y op,...
en que ya haya la necesaria aaua para el pez de la revolución, 11on por parte de los 1mperialiata, del4Ñ el pu11to a llilto M·
el que las contradicciones se aclaren. El será quien separe los cional, racial 'J de cltue,. ·
"euskaldunizantes" de los "castellanizantes". El día en que La explotación y el robo por parte IÑ ~ impnloU,ta, ex·
suenen las primeras descarps vermos cómo la do bre contra- tron}eros, paralelamente a la opreli6n lilrutal e}ercuJ. por la
.dicción de que hablamos (A) bureuesía/españolismo frente a clale dominante local, ion cada 11ez mó, lruoporl41ble, .
(B) proletariado/euskaldunismo se concretizará y cómo, los Ton e,to multiplica lo, ,ufrlmlentos IÑI piublo en nta,
elementos humanos que no reunen esta doble contradicción refione, Y la, empujan inevitablemente 11.c• la revolución"
se verán oblipdos a optar por uno u otro bando. Así la bur- ("Levantemos la Bandera Revoluciouria de la Liberación
euesía seudo-nacionalista intelP,"ada por jelkides castellanizan· Nacional", Pyonuan11964, páa.41).
tes, dejará su etiqueta falsa de nacionalismo vasco, puesto El P.C. de Corea expone con toda clutdad uu lltuación
que le será un estorbo, e incluso un peliaro. El nacionalismo pareci~ a la del pueblo emkaldun. Con.naóa . . . no 10la·
será entonces enteramente revolucionario y los jelkides caste- mente pueblo, colonizado," (lo que pu&n uoer CNer qu«
llanizan tes darán un paso más en su traición a la patria vasca los pueblos sometidos al colonialismo en Kuropa no conee- ·

32 33
ta d de separación política de las colonias y naciones opriml·
pondieran a ese \lpo ), sino para mayor claridad babia lam· das por su nación. En caso contrario el internacionoliamo
bi6n de los pueblos dependientes. En el caso vasco, no solo del proletariado quedara én un concepto huero y verbal; re·
se trata de ·un pueblo dependiente, sino que el calificativo sultaran imposibles lo confianza y solidaridad de lo clase
de pueblo sometido al colonialismo le cuadra por enteto. La de lo clase obrera entre los obreros de las naciones oprimi·
riqueza producidá por Vasconia va a engrosar las arcas de los das por '·'su propio" Estado". (Lenin. Obras completas tomo
exP.lotadores en Madrid. Solo una pequeña,casla nacional de XXII Ed. Francesa pag. 160).
tráldorea vendidos de cuerpo y alma al extranjero se ha uni· Todo esto se ha olvidado al parecer el PC Español .que te·
do a la expoliación de las riquezas nacionales y se reparte nía la desvergüenza de llamarse marxista-leninista y se porta·
con ellos el fruto del robo perpretado en Vasconia. · ba como el mas rastrero de los reaccionarios. La dirección
Es una miopía caracteristica de su calidad de partido bur· pasionario·carrillista del PC Español ahora proclama el prin·
gués el que el PNV no pretenda ver en esa minoria de atraca· cipio de autodeterminación para "catalanes, vascos y galle •
dores de origen vasco pero al servicio de EspaAa, una casta gos ... " y se ve que lo hace tan a regañadientes que al mismo
de ladrones, sino que los considere, en cierto eenüdo, como t iempo que en abstracto les reconoce el derecho a la auto·
vascos descarriados. Es algo que evidentemente conesponde determinación, les prescribe la forma en que deben de votar,
a las gafas burguesas con las que el PNV contempla la socie· en concreto.
dad. , Un examen, aun superficial, pronto nos dejara ver la Como el Estado facista les insinua que ellos sirven al se·
indo le reaccionaria del PNV. Lo que en él..hubo de progresis· paratismo con el reconocimiento de tal derecho, el PC de
ta al proclamar la lucha de liberación nacional, pronto se España como una doncella ruborosa se defiende de tal peca·
vera degradado a conceptos estatu\lstas y re&ionalistas. Caso do del que le acusa "su" burguesía. Y asi tiene sumo cuida·
evidente de esta bochornosa castellanizacion reaccionaria es do en defender las fronteras del Estado Español nacido al
el hecho que muchos de .los hijos de los jefes nacionalistas servicio de la opresión. Y esto lo hacen evidentemente de
ignoren la lenl\l& vasca, porque sus padres.DO se la enseñaron todo corazón, pues no hace falta mas que hablar con uno de
Esto es algo mas que un termo metro de lit tndole reacciona· ellos para ver cuan poco saben del derecho inalienable del
ria del PNV, es un proceder anti-vasco de muchos de sus je· pueblo vasco a su autodeterminacion, pero con cuantos
fes.que no eran nacionalistas, sino que solamente pretendian bríos defienden la unidad ibérica.
servirse del nacionalismo para sus fines burgueses. Ahora bien, si Lenin afirmaba que el nucleo de la educa·
Pero no es solo el PNV quien ofrece ese bochornoso as· ción internacionalista de los obreros de las naciones opreso·
pecto. Si a este le viene esa espai\olización de su idiosincra· ras tiene que estar necesariamente en la predica y en la de·
cia contrarevolucionarta, al PC de Espai!.a en su sucursal se· fensa del derecho de separación política que poseen los
dicente de Euskadi, le viene su índole contrarevolucionaria oprimidos .. .¿_como es que el PC can1.llista ya prescribe y pre·
de iU idiosincracia hispana. El PC de España en esto nada se supone los resultados de un referendun? . ¿No seri que el eE
diferencia de la Falan1e. Es tan profunda su naturaleza im· muy desagradable atacar a su burguesía? . Leyendo las de·
perialista que se olvida del propio Lenin. El c:reador del Es· claraciones del Partido Comunista de España (o de su sucur-
tado Soviético hubo, en efecto, escrito: sal en las provincias vascongadas , llamadas Euskadi a tal
"El proletariado de los naciones opresol"Cl8 .nO puede limi· afecto) sobre el derecho a la autodeterminación y el respeto
tarse a fro¡¡es generales y estereotipadas rep'ltidos por cual· a la voluntad popular, suenan siempre a pegot es, que no son
quier burgués pocifüta, contra los anexiones y en favor dé lo sentidos y que solamente van expresados para servir de pro·
igualdad de derechos de los nacion.es en abstracto. El prole· paganda, para engai!.ar a bobos.
tariado no pu_e de guardar silencio acerca de lo cuestión, par· Apenas proclama uncomunista espaAol·moscutero el dere·
ticularmente desagradable para la bur1ue1ia imperiali8ta cho de autodeterminación del pueblo vasco, que inmediata·
de • fronteros del Estado basado en la opresión nacional. mellte ya le p~scribe al pueblo vasco en que forma debe ha·
El JJrolet•riado no puede dejar de luchár contra lo retención cei UIÓ de él, pueno qµe pua que no baya lupr a dudu ha·
violento de las nacione, oprimidos dentro de los frontero, de bla de la confederaciól\ de los pueblos lbericos (con il\l&ldad
1111 &todo dado, )' eso 1l1nifica luchar por el derecho o lo de derecho) que debe de salir de tal eielcicio del derecho de
autodeterminación. El proletariado debe reivindicar la m,.,.. 35
autodeterminación. Ahora bien, si tal es la solución, ello pre-
-.pone que los comunistas moscuteros ya han juzgado cual
va • 1er el re1uUado del empleo de tal derecho. Y no me re- es claro, es la supresión dél régimen capUalista Y la implanta-
ftero al olvido tan sospechoso de Navarra, ya que el derecho ción del socialismo euskaldun.
Tengamos presente que el combate nacio~ vaseo es a1•
de autodeterminación supone el derecho de reunific•ción
nacional. Una reunifaicación nacional como reclaman las go con personalidad propia y que aunEcua~d~ t1e:r~~-d=
rrollarse en el marco de los Estados spa .º Y I
fuen:as mas conscientes del nacionalismo vasco, no puede ~ trategia no puede subordinarse a las neces1da ?bes ge!'_eralea
tener lugar dentro de una confederación iberica, puesto que · d 1
t s Estados La lucha de 1 erac1on na-
una parte de los vascos estan y han estado siempre fuera de
los limites del estado Español.
~f0~:~ e::~~d~~ e~t=s s~bordinad~ a los avances . Y retroceso~
ueda hacer el socialismo espai\ol o frances .. Es una l~
Asi resulta que el vasquismo del PC es falso y falaz. No ~~= :ontra la opresión nacional. Pero por esta misma ra_zo!'
e.ta lnUmamente ligado a la ideología leninista, ya que Le- pronto incidira de frente en las luchas de los pueJ:>los op:m•·
nin fue un lincero partidario de la libre disposición de los dos contra el imperialismo internacio~al. De aqu1 que ~ oca-
pueblos en la forma en que desearen. En el discurso sobre el ra antes que las luchas políticas es_Pan?las con el gen ar~~e
"problema nacional" de la VII Conferencia (conferencia de internacional, con la política sangum~ri~ de l_o s Esta<i:o Uni
Abril) de toda Rusia, del P. O. D.S.R. diée: E · · · frente a los colomahstas mternac1o nales,
"Si Finlandia, ,Polonia o Ukrania se separan de Rusia, no do~~ n~:er~~~:~1:iosotros, entre las prop_ias filas vascas. los .
hay ningún mal en ello. ¿ Que mal puede hacer? . Quien lo ~eocolonialistas". Para una tal eventuahdad c_onta ~an lo~
afirm e es un chovinista". enemigos del pueblo vasco siempre de gente b1en _d1spues
En Lenin se hallaba el sentimiento del respeto debido a entre los elementos hispanizantes del PNV Y sus aliados.
los demas pueblos íntimamente unido a su deseo de libera-
ción del proletariado. Otro tanto debe estar íntimamente li-
gado el sentimiento revolucionario de liberación social con
la ideología nacionalista vasca. De tal forma que no se puede
negar el componente nacional sin negar al social y viceversa.
Entonces tendremos un nacionalismo revolucionario intima•.
mente desarrollado. ·
En el nacionalismo revolucionario no podemos negar la
condición primordial que es la de ser nacionalistas. En nacio·
nalista revolucionario que se olvidase de tal condición pri-
mordial, dejara de ser progresista en la misma medida en que
deja de ser nacionalista.
El nacionalismo revolucionario vasco tiene dos caras
ideologicas unidas como las dos caras de una misma moneda
En esto el planteamiento ideologico de la revolucion vasca
esta de acuerdo con las tendencias revolucionarias de los
pueblos del Tercer Mundo.
Conviene exponer claramente estos dos conceptos del
Nacionaliamo Revolucionario Vasco y llepr a comprender
que solo mezclandolos a cada instante tendran su poder re-
volucionario.
Tendremos que establecer el plan de la estrategia revolu-
cionaria vasca a partir de estos puntos de vista. La estrategia
revolucionaria obligara a establecer un plan en el que que-
den claramente delimitadas las fases de la revolución. El fin
36 8'7
Mikel MARTINEZ DE MURGIA "Mikelon"
Caído el 2 de septiembre de 1972 en Lekeitio
NOTAS PARA UNA TEORIA DEL
NACIONALISMO REVOLUCIONARIO
.
Por Beltza , 1968

Introducción:
"En una palabra no es en absoluto por sus
conquistas tráfico-cómicas como el proceso re·
volucionario se ha abierto camino, sino al con-
trario, es sólamente haciendo surgir frente a él
una contrarrevolución compacta poderosa, cre-
ándose un adversario y combatiéndolo como
el partido de la subversión ha podido, por fin
devenir un partido verdaderamente revolucio-
nario ". (Marx."Las luchas de clases en Francut

Los últimos acontecimientos en Euskadi han creado fren·


te al movimiento nacionalista una poderosa movilización del .
enemigo, directamente decidido a acabar con nosotros.
E.T.A., de ser un grupo minoritario y mal conocido ha pasa·
do a ser el grupo político colocad.o en la punta de la revolu·
ción vasca.
Colocados en esta nueva situación, estamos oblipdos a
hacer un esfuerzo teórico para profundizar aún más en la
comprensión de nuestros problemas, y poder encontrar la
estrategia justa de nuestra guerra de liberación nacional.
Este estudio entra en ese camino, y el autor sería injusto
si no hiciera notar la gran parte que en la concepción de este
trabajo han tenido las ideas vertidas por Fernando Sarrailh
en el transcurso de nuestras largas conversaciones.

l. TEORÍA DEL DESARROLLO HISTORICO DE LAS


NACIONES.

Los años situados alrededor de la guerra franco-prusiana,


marcan la constitución de las "naciones" burguesas como
unidades. Rec,ordemos el proceso de nacimiento y desarrollo
39

. --
de las "naciones" de la burguesía.
En la Edad Media el concepto de nación no existe, la si- guesía chocó con las trabas del régimen feudal: con su ato-
tuación económica convierte a cada feudo y más tarde a ca- mización económica, con su sistema social y con sus super-
da villa en una situación en la que la autarquía es un hecho estructuras sociales y religiosas.
real. Los productos de los campos sirven para el consumo di- Aún la ideología no se ha liberado de los espejismos feu-
recto de la población. El artesanado es a la vez comerciante dales. Corrientemente las superestructuras corren menos que
y fabricante y cambia directamente sus productos por los las infraestructuras y el conflicto es llevado al terreno religio-
que le traen los aldeanos. so. El protestantismo será la bandera de la burguesía.
Es la época en que el mundo es pequeño y en que los ve-
cinos de la misma lengua son los enemigos. La humanidad Mas notemos una cosa: la aparición del protestantismo
para existir necesita estar estructurada en una serie de "gran- coincide con las primeras traducciones d·e los textos sagrados 1

des grupos". La estructuración atomizada de la Edad Media, a los idiomas "vulpres":


consecuencia del grado de desarrollo de las fuerzas producti- Catolicismo-Feudalismo-Oscurantismo, será la divisa de
vas en aquella época necesitaba de un factor superestructura! los pensadores ilustrados, reflejo dieciochesco de la burgue-
para. reunirse en varios "grandes grupos": éste fue la Retioón · sía cada vez más pujante .
Contrariamente al desarrollo de las fuerzas productivas y Pero pese a las encendidas peroratas de los Robespierre
la burguesía unida a él, tiende a una ampliación del territorio
que forma una unidad de recursos y mercados. Ya este desa- sobre la "Diosa Razón", la Revolución Francesa no tendrá
rrollo se une a su lucha contra el poder feudal, contra las o- como factor estructurante ninguna religión sino que hablará
tras burguesías, contra el campo, contra el proletariado y al de la Patria,de la NACION,del conjunto que habla francés.
final contra los pueblos colonizados. · , La burguesía desarrolla su influencia bajo el feudalismo :
Para unificar la producción y el mercado en su esfera :éle el siglo XIII es el siglo clave. Más débil que el conjunto feu-
dominio, así como para diferenciarse de las otras burguesías, ' dal, la burguesía busca la alianza con uno de los señores, a
el factor estructurante de .c ada imperio burgués es el Idioqia quien hace poderoso, para acabar con los demás y crear una
hablado por la etnia que dio origen al grupo burgués primiti-
vo y dominante. primera unidad de producción y consumo. ·
Veamos si los hechos confirman la tesis: Esto nos explicará dos características fundamentales de la
En la Edad Media el latín (lengua religiosa y universal) monarquía absolutista: Ejército Regular, Centralizaci&n ad-
tiende a ser el idioma de las clases dominantes. La Iglesia, los Jninistrativa. El proceso será: unidadsde villas y rey, lucha
señores y los reyes se machacaban entre sí, de principado en contra los nobles.
principado y sólo se unificaban (temporalmente siempre), A partir del siglo XIII asistimos en Euskadi a estos proce-
contra moros, judíos y herejes. sos: Gipuzkoa, Araba y Bizkaia, verán sus villas aliarse al rey
El idioma del feudalismo es el latín, su religión, la católica.
Castilla, Aragón, Navarra, León, Aquitania, Francia (en . castellano (es decir, y a través de él, con la naciente burgue-
aquella época reducida a .l'Ile de France) luchan entre sí, yem . sía castehana)y crear hermandades para luchar contra sus no-
cada reino, nobles y reyes se combaten, cambian de país, de bles ("parientes mayores"). Navarra verá la lucha entre su rey
bandera ... y sus nobles.
El nacimiento de la burguesía (villas, artesanos, comer.: Este _combate de la burguesía contra·su nobleza se unirá
ciantes y usureros) se une al nacimiento del protestantismo. en su competencia (en términos de alianza y combate) con
Pero el protestantismo nace como consecuencia de lá crisis, las burguesías de otros sitios. La primera división del ti:abajo
no como origen de ella. Hay el.protestantismo de Lutero,
bueno para los príncipes. El de Münzer, bueno para los cam- no es la división en el taller, sino entre los gremios, y en gra-
pesinos. El de Calvino, mejor para los burgueses. do especial, entre las ciudades y el campo.
La formidable crisis se origina porque el formidable con- ·· Flandes, productora de tejidos, recibirá las lanas de Cas-
Oicto entre el desarrollo de las fuerzas productivas y la bur0 tilla en gran parte a través de Bilbo. Toledo se hará famosa
por sus aceros.
41
Las primeras centralizaciones se harán alrededor de los i· - ~e:ci~::::: ;~!~~rii~\t~~-i~r;~~i::~ :ºe~~J¿·d~~f;i\~t~
nieios del siglo XVI (Reyes Católicos, Enrique IV de Fran-
cia) y se marcarán por la coexistencia en ellos de la hurgue· ta. Por autodeterminación se entiende su s_eparación_ estatal
sía naciente y del feudalismo aún poderoso. Esto, en térmi·
nos de estructuración de "grandes grupos" significa la doble de l~s c?_lectividades de nat~~::;~~~dl~~~::idi~~fe~f1e_¡:e~~~
importancia de centralización religiosa marcada de una signi-
ficación lingüística más moderada.
(~¡~~~ 1 ~; d~:e:~~ !~tf!º
Nacionalidades a la auto determina -
El descubrimiento de América y con ello el desarrollo del ción".
comercio, de la industria y de los capitale~. La huída de 10! . . d todos los sectores burgueses que
siervos a las ciudades y con ello el aumento de las fuerzas de II . '?'~idad econon:i,ifa e nificado económico (villas vascas
trabajo libre y contratable darán un empujón al auje de la ~a~~~~~::í~en:~1::~! ~::eflana a partir del XIII sobre todo).
burguesía.
La revolución inglesa y luego la francesa darán el empu- Ill Unión política de todo este sistema _<._unión_p~~sonal vasco
jón político al feudalismo y con ello "LA UNIDAD NACIO- -español en un único rey. Más tarde umon definitiva).
NAL tomará como factor decisivo el IDIOMA DEL GRUPO
DOMINANTE en esa unidad.
Veamos el proceso esquemáticamente:
IV Unidad cultural del sistema (e".Ídente. españolización
las· clases dominantes vascas a partir del ~i~~? xv_I d~r~po
!~
d en el XVIll-XIX hecha con e i iom~ '. . .
l. Desarrollo de las fuerzas productivas. Auge de la burgue- d esc~ra a b . en la unidad económica-política. Ni ~ue
sía. Necesidad de ampliar mercados, abrir vías de comercio y dominante urgues uramente line-
decir tiene que la incisión del 11,!11,IV, n? es P
asegurar materias primas. La burguesía tiene el papel princi· al, sino que los tres factores se influencian Y se apoyan.
cipal. La cuestión principal para la joven burguesíaeseliner
cado. Dar salidas a sus mercancías y vencer la competencia veamos el proceso en Francia:
de la burguesía de otra nacionalidad es su objetivo. De aqu1
el deseo de asegurarse un mercado ''nacional". "El mercado __ Atomización medieval. la dinas
e11 la primera escuela donde la burguesía aprende el naciona· - Inició de la lucha villas-rey coll:tra ~'?s nobles, _co_n
lillmo". (Stalin: "El marxismo y la cuestión nacional"). La, tía de los capetos. Primer'.1 centrahzacion con~~t=~:!;a.
comillas son de Stalin. "En todo el mundo la época del _ Centralización de Henn IV· Cada comarca
triunfo decisivo del ·capitalismo sobre el feudalismo estuvo Hay "fors" y privilegios. .
ligada a los movimientos nacionales. La base económica de - Revolución de 1789_:_Procl~mación de la Ururut;d ~ c7e~ •.
estos movimientos estriba en que para la victoria completa de la total Centralizacion. Triu~fo de la burgues1a. En
de la producción mercantil, es necesario que territorios con Euskadi N_orte es pasada a culchi_l!º· de sus veleidades " popu·
población de un sólo idioma adquieran cohesión estatal, que- - Napoleon depura la Revo uc10n. . esía Ense·
dando eliminado.~ cuantos obstáculos se opongan al desarro- lares" Y la deja claramente al _servicio de la burgu .
llo de este idioma y a su consolidación en "literatura . El idio- ñanza Universitaria .. . en frances.
ma es m e dio esencial de comunicación entre los hombres. La
unidad de idioma y su libre desarrollo es una de las condicio - y en "España" :
nes más importantes de una circulación mercantil realmente
libre y amplia que corresponde al capitalismo moderno de - Desde el siglo XIII asistimos al auge de las villas, a la crea:
una agrupación d e la población en todas las diversas clase.~ ." . . de hermandades contra los nobles Y en el XVI a la cen
Es , por•ú1timo, la con"dit:ión de una es trecha ligazón del mer- cion ·u
cado con todo propietario , grande o peque110,con todo vena>- tralización de los _R eyes ~ato c~s. Borbones, el proceso de
dor y compra dor".
Por ello la tendencia de todo movimiento nacional es
centralización se acentua. Si damo~
1898 como las de tres amagos sucesivo
a:
- Con los Austria, Y I?ªs c_on os 1 fechas 1812-1868 y
de Revolución Fran-
formar "estados nacionales" que son los que mejor corres por
43
e~~
l..a etnia dominante (A) con su clase dominante (a) obli·
~n España vere~os su c~. . . . . ·. aa a 1.11 etnia·'dominada ( B, b) a incluirse en su sistema econó-
c10n administrativa Y cultural q~~c1dfentc~a con la centraliza- mlco-político. En este nuevo sistema A-B. los miembros de la
1876). . • a eco a los vascos (1838-
etnia dominada forman las capas inferiores de él, con excep·
eión hecha de los que siendo en su origen miembros de su
Las "naciones" no existen des . clase do~inante forman hov objetivamente parte de la clase
actuales las naciones bu g de siempre. En sus formas dominattte-dominadora y toma su cultura, su idioma, etc ...
dos por la burguesía di~~~~t son los territorios controla- Al unificarse el sistema de producción bajo la dirección
contenido varía con la exp . . e de _cada una de ellas y su de la clase dominante de la etnia dominadora, el idioma usá·
. "Francia". ans1on economic
es un hexágon . a d e es t a burguesía do en este sistema productivo será el de la clase dominante, 1
Rosellón, Saboya, Nabarra o :as o menos variable (Alsacia
N decir, el de la etnia dominadora.
alrededores, luego será Ind~!hi mero. Antes fue sólo París y Cuando la unidad económica alcanza sólo a las clases do·
ce muy poco Argelia era Fran . nah Marruecos, etc'; Hasta ha- miltantes, (época del nacimiento de la burguesía en pueblos ·
" España" fue Roselló cia, . oy lo es la Isla de Reunión. en que la mayor parte de la población sigue viviendo en ci-
Marruecos y Guinea y hoynl¿ e~aba!ra septentrional, y era clos cerrados de economía agraria), el conjunto de estas cla·
En su territorio metro rt Mehl!a, Ceuta Y el Sahara. ses usa el idioma dominante único entre sí, pero para sus
b1;1rg~esa se hincha y se de~~~ª{:.º .Y ~uera de él la nación tratos con el pueblo usa el idioma de cada etnia (La burgue·
nom1co Y político de su b c. a s1gu~endo el podeño eco- sía de origen vasco usaba el español con los otros burgueses
urgues1a dominante.
peninsulares. y el euskera con el pueblo, desde la Baja Edad
. R:epitamos el proceso: Media basta el XIX).
-- Umdad económica -- Unidad p 0 11T ,ca - Umdad
. . Cultural. Sólo el gran desarrollo de las fuerzas productivas, es decir
el CAPITALISMO, hace que todas las formas de explotación
El paso de la colonización eco . . económica anticuadas estallen y que TODO EL PUEBLO
ca es claro Y ha sido el proceso h nom1ca a la a_nexión politi- participe como productor y como consumidor en la unidad
pueblos colonizados ha obli adoasta que l¡¡. resistencia de los económica. Entonces la unidad económica obligará a incluir
nenda neocapitalista (dond g 1 .ª los opresores a la compo- a todo el pueblo de la etnia oprimida en las unidades políti-
de estados distintos" sustit\~y ce ar:mente__la descarada.
"unidad política cas Y culturales correspondientes (véanse los saltos políticos
a a anex10n .
Y culturales dados en Euskadi en los siglos XIX y XX).
Pero aquí el sistema de integración tropieza con una se-
Veamos ahora el por qué d 1 .
En primer lugar la produc ~- ª Un~~ad_ Cultural: ria dificultad, La burguesía de la etnia dominada reconoce
la posesión de un idioma cion. esta mtlmamente ligada a como suyo el sistema económico que le ha dado origen y.
· I mpos1ble
.der e i!11 p os1'bl e comprenderse s· h bl produci r sm
· compren- obviamente, reconocerá como."propias" la unidad política y'
mas distintos. m ª ar o hablando dos idio- cultural del sistema (recuérdense el pensamiento y la argu-
mentación de los "tribunos vascos" del XIX sobre el asunto
Para cada etnia, el desarrollo d . . . de los Fueros), pero el pueblo, no reconoce ni puede recono-
grado de desarrollo económi d e su !d10ma irá unido a·
Cuando el desarrollo ecoc::ó;:i ~sa etma. cer como propio un sistema que le explota económicamente
q1;1e . en l~ vecina, la anexión Y la e~º es ~~yor e~ una etnill Y como al lado de este inicio de la explotación descarada. la
d~b1l sera la consécuencia Ob . plotac10n de la etnia más pe~etraclón de la industria y el mercado capitalistas se acom-
ra a través de la alianza ~ l v;:mente, este fenómeno se ha- pana'?- por el rechazo del sistema de vida tradicional y. lo que
Ps~as ~os etnias. A la larga ul~ \ de las cl~ses dominantes de es ~as grave. de la imposición al pueblo de una cultura ex·
m_as _d ebil será vencida Y ;s: ,c_ase dommantes de la etnia t~ªi:1ª• la reacción popular de rechazo y enfrentamiento al
no_Ttuco y cultural de la ·dtm· admtegrarse en el sistema eco- ,¡ I regi_men opresor extranjero se produce. ·
. A partir de este momento, la integración cultural se con-
vie~te ~n una necesidad de "orden público" (es decir de man·
ªA
+
rn·
:e
T>:Bn Tomado de
F. Sarrailh. · temm1ento del poder de la burguesía). Si ya es difícil inte·
45

44
1
sru al i>r_oletariado en la "paz" burcuesa, integrar a un ue-
:!~c:baj!do~ ,~e se co11;1idera nacionalmente oprimid!. es XVIII y obedece a la necesidad de la \>urguesía de unificar Al
es quitarU::S1~!~~~lDestru~ la c~tura nacional del oprimido territorio y ·de poseer una base competitiva para participar
(con y frente a las otras burguesías) en el pillaje y reparto
" productor" en el sis~:~:~~~~·,t\P~es, inte.!P'a,,rle como
Resumiendo. la " . . ,, .,.e ª urgues1a v- 1 +ollt.
el área de expl~tació:ª~~:ct burgut esa actual, coincide con
del mundo.
De todos modos, frente a la atomizaeión feudai, la crea·
cuesía do · amen e controlada por la bur- ción de Estados Nacionales es un pro1reso evidente, y frente
al despotismo teocrático de los imperios (como el ruso o el
see caract:}~::!: ;!ts~i~~a~~!~d~~c~:ciona:- Esta '.'n8:ci.ón"~o Austro-Húngaro) la independencia nacional es un paso ha·
ne un desarrollo y tendrá un fin Ei ¡u~ uvo Pnnc1p10, t1e- cia adelante.
tructuración única de esta "nación" eac ~r.:.sado para la es- Las primeras teorías marxistas son consecuentes de ambas
1 1
cosas y formulan:
~~i~a~0e~~°:~~e;0Ta~~~~! ;~::::d~~~1~rgra ~;;:sd:t~~;u;: l. Frente al sistema feudal, la revolución burguesa es un pa-
ca y .una necesidad para .t ac1on econom1- so adelante. El nacionalismo de los pueblos oprimidos es
nario del sistema. evi ar el derrumbamiento revolucio-
progresista y ha de ser apoyado por los socialistas.
La FASE IMPERIALISTA DEL CAP . 11. Los nacionalistas de las "naciones" burguesas constituí-
. ce ~odificaciones sustanciales en el alca~!:dLellSMO mtbrlodu- das es, simplemente, el engaño para el pueblo y el pre·
nac1onal. pro ema texto para llevarse el mejor .trozo posible en el reparto
del mundo entre los imperialistas.
"En este libro está probado que la guerra del 14·1 B ha
II. LOS TEORICOS MARXISTAS y sido por los dos lados una guerra de conquista, una 1uerro
EL PROBLEMA NACIONAL. para repartirse el mundo, p<ra la distribución y rediltmu-
ción de "zonas de innuencia" del capital financiero , etc ... ".
(Prefacio para las ediciones francesa y alemana de "El Impe-
rialismo, estadio superior del capitalismo" de V.I.Lenin).
trab!~rmamos que toda la Historia se ha co:ri.struído sobre el Dicho de otro modo, la Independencia Nacional es consi·
0
cha del~e:~:~:sy r:1:i:o;·e~!~~lo~que.~an diri~do la mar- derada como una parte de la revolución bur1uesa.
1
ias clases dominantes. El concep~ d n 1 o -los 11;11embro_s de (De lo que se deduce claramente que, la lucha nacional
en las actuales condiciones del Capitalismo Ascendente, es u-
en las épocas revolucionarias un d~bl! ~a:~ecfe~?1mante J1ene
¡¡ La clase dom~nante como poseedora del Esta.do na lucha de las clases burguesas entre sí ... En su esencia siem·
pre es burguesa, ventajosa y útil sobre todo a la bursuesía.
-~~~se dominante como poseedora directora d~ la produc- "Los destinos del movimiento nacionaL burguá por eaencia,
están naturalemente ligados a la suerte de la burguesía•
del !º"{•dla burguesía Parasitaria es la que co~trola el poder (Stalin: "El Marxismo:it la Cuestión Nacional") que es lópca-
d . ~ a ho Y he~eda este papel de la dirección que de la pro- mente apoyada y adoptada por el socialiSmo allí donde la
ucc1on a tenido la burgues · . revolución burguesa no está hecha. Peto de lo antedicho no
hoy es el PROLETARIADO i_a en. ':Pocas anteriores. Pero
la producción De a · quii:n dirige el proceso social de ha de deducirse de ningún modo que el proletariado no ten-
volución del ·prolet~~~~~ conpic¡o que sólo_ resolverá la re- ga -que luchar contra la política de opresión de las "naciona-
político. Y _ ª oma Por este del poder lidades". "También los obreros luchan y continuarán luchantJ
do contra la política de opresión de las naciones, bajo todas
do,!:~si: ~!~!~ión contradic~oria de hacer marchar el mun- sus formas, desde las más útiles a las más brutales". "También

~~~~l~· i::!!7a~1!~~~d~~r~~~:1J!tnt~~r~d~~:·:;r~:1.~
la socialdemocracia proclama el derecho de las naciones a dÍBj:
poner de sí mismas. El derecho a disponer de sí mismas sig-
=tiendo. e iempo, de destruir, nifica esto: que únicamente la noción misma tiene derecho a
decidir su suerte, que nadie tiene derecho a inmiscuirse ... , a
El nacionalismo apare_c e alrededor de los comienzos del perturbar el uso de su idioma... que ella tiene el derecho a
46
47
.e¡,aroru completamente". Stalin, "El" Marxismo y la Cues- blos a disponer de sí mismos ha·
tiÓn Nacional"). En los sitios donde la Revolución Bur1Uesa tativo al derecho de los pue t del movimiento democrático
está hecha, elNactonalilmo es Contrarrevolucionario. Frente bría dejado de ser u~a par e tido ('devenido') en una parte
a él el proletariado debe ser internacionalista y frente a las ~eneral y que se habia t".'!!'er proletaria socialista general.
suerras "nacionales" (encubridoras de deseos imperialistas), mtegrante de la :evo ucionmás sobre la cuestión nacional"
ha de ser pacifista. Stalin, en "Todaviadunal vez goeslavo Semitch, dice: "no nos
Si nos damos cuenta, tratar de ver "contradicciones" en- en 1928, conte~tan ?. ª yu olonizado y el papel de la lucha
tre los escritos de Lenin en favor de la Independencia Na; . creamos qu~ la situ_acior de c elusivo de los países de Africa,
cional, y aquellos otros en los que fustiga a los "social-patrio· de liberacio_n_ nac1o~a .~·~ -t:run nos especific& que " ... no es
tas" y al "nacionalismo", es no ver del todo las cosas. El nos Asia y America Latu:ia · 'ell descubiertos sino también en
preguntaría: ¿Nacionalismo? ¿Patriotismo? ¿Dónde y en sólamente en los paif? reci. lismo conduce a las anexiones,
los antiguos donde e mperia . nal y por tanto de la re-
qué momentos históricos? al reforzamiento del. gl~upo '~)ac,Hoe ah/ lo que ha' ocurrido
El Imperialismo procede al reparto del mundo. Hoy na"s sistencia "("El Imperia ismo .
encontramos en esa situación: Dos "Metrópolis industriales"
(Europa Occidental y EE.UU. viven "podridas" y "parasita• en Euskadi en los si1lºt~~~t~a!;;n el proceso. Junto a la.
rias". El imperialismo, estado supremo del Capitalismo". Un nuevo eleme~ ~ stadio supremo del Capi·
aparición del Impe;ial~~moi ~~i:;,~f~ del sistema socialista en
"El parasitismo y la putrefacción del capitalismo" Lenin.
Capitulo 8) sobre la explotación descarada de las colonias, 1
talismo, se ha pr'? . uc~ ~ bo Añadiendo a este hecho la
semicolonias y protectorados. ("Y el capitalismo que en su 1 /3 de la poblrcifn h \on~ra ~l sistema imperialista dentro
lucha contra el feudalismo fué el liberador de las naciones. masa neutra Y a u': ª . d os decir con Mao, que "El
de sus propias meJropohs, po ,e~ to del Oeste". El' campo
En la epoca imperialista es el más grande opresor de nacio- viento del Este, triunfa sobre e vi~n .
nes" Lenin. "El socialismo y la guerra").
Este proceso de integración económica ha sido automáti·
socialista es más fu~rte que ~! 11
ca~i_t: r!8iesis china sobre el
En cuenta tenia. ~sta si ua~io cuando nos dice que :
éamente seguido del proceso de integración cultural de los proceso de revolucion mundial es a la existen-
oprimidos. El Capitalismo Imperialista al basarse en el siste•
ma colonial, ha provocado la reacción nacionalista de los
" La contradicción principal de ;1'?m~~t~
te entre el Proletariado de la me ropo s .
;i Bu:guesía, sino:
..
pueblos colonizados: Hoy la reivindicación nacional de los entre las Metróp<?lis Y los P.ueblosCC~lo;:;z~~~té Central del
pueblos colonizados al ser consecuencia del imperialismo y El 14 de Jumo de 1963, en ~r. a 'bli su•--'~ 25
· t hinos hicieron pu ca ~~
la reacción contra el: No es ya una parte de la revolución P.C. U.S., los comum~ as c I del Manifiesto Comunista
b~rguesa) sino que forma objetivamente parte de la revolu- "concerniente a la l111ea genera · · - fundamental:
. .. R demos la propos1c1on
c10n socialista . .Stalin dijo que : "la lucha Nacional en las Internaciona 1 · ecor . · . Amérira Latina
"E.s en las vastas regiones de Asia , A(rdic_a )_ -'-1 mundo
condiciones del capitalismo ascendente es una lucha de las
dondt' convergen Ias d i e,
·r ·entes. contra
. - ·
icciones uc
· ¡·IS ta es la más
clases burguesas entre ellas". Pero el trabajo de Stalin ha sí· . d d I dommacion rmperw
·.do escrito anies de la guerra imperialista de 1913 cuando la co11tempora11eo, . on e ª . · ¡ •ona de las tempcs·
cuestión nacional no era aún.en la Concepción de los marxis- débil y ellas constitu?'en hoy 1.ª princi~ ¡ g lpes directos al
tade.s de la re11olucio11 mundial que ases a o
tas. una cuestian de alcance y cuando la ·reivindicación fun-
damental de los Marxistas, relativa al derecho de libre dispo- imperiali.smo ", . la América del Norte
"Si sl! toma el mundo en co111u11 1o, . . d de's
sición era considerada. no como una parte de la revolución • · . 1 d n ser ten1Ctas por c1u a ,
proletaria sino como una parte de -la revolución burguesa ... y Europa Occ1~en ª 1 pu\,e AmPrica Latina lo .s PrÍan por
La guerra de una parte, y la Revolución Rusa de Octubi:e, de mi,mtras qrw As:ª· Afric<; · d sarrolla la estrategia mundial
otra, han transformado la cuestión nacional, convirtiéndola
de un elemento de la revolución democrático·bUl!guesa en un ~~~~~ºJ~'· !;:rt.i;e?e~;~~-s~ ~;er~~':t:s ~'::e:/o~·~~~i~'.
Lin-Piao, "Viva ª vic ono .· .
1
rimidas de Asia,
elemento de la revolución socialista proletaria. En 1916 ... 0
"La contradicción ent re !a.s nac_wnes. { tas dirigidos ¡,or
Lenin decía que el fruto esencial de la cuestión nacional re· Africa y América Latina, Y los m1per1a 1$ , .
48
USA, es la principal contradicción del mundo contemporá- Pues bien, en Euskadi el proceso de__conocimient_o de ~
neo "(Pens-Tiche ·1955). realidad vasca. comienza con la observacion !le lo particular ·
Si hacemos notar que en los pueblos colonizados la con- lo vasco se opone a lo espa'.iol º. a lo trances: F~to de clari-
tradicción principal es la existente entre ellos .y el imperia- dad doctrinal, el primer nacionali~mo estaba mcl~a~o a me-
lismo, es decir entre Pueblo Nacional y Colonización Extran- ter a todos los españoles en un mismo saeo_(osp.anol-enemi-
jera, nos daremos cuenta de que la motivación principal de go) y a hacer unos juicios tremendamente _simplistas s?bre la
lucha es en estos casos I a Nacionalista . realidad, que a menudo llevaban a un racismo defensivo Y a
Nótese que se ha usado la acepción "extranjera" y no la esterilidad. . 1 ha d
simplemente "imperialista". Hoy en Euskadi, el gropúsculo El conocimiento de las leyes umversales de la _uc e
oportunista enmascarado bajo la utilización indecorosa de clases, del colonialismo y del imperialismo ~enru~e a los
ETA y que se pretende llamar " ETA VI", está procediendo nacionalistas vascos darse cuenta que hoy el !1-acionalismo no
a un auténtico camuflaje de la contradicción principal de puede ser más que socialista, y _que el .e'!-emig~ f~damental
Euskadi bajo el molde de "anti-imperialismo". de todos los oprimidos es la oligarquia 1mpenalista, con los
Antes de pasar directamente a ocuparme de ellos, voy a Estados Unidos a la cabeza. · .
citar largamente a Mao Tzedung ("Sobre la Contradicción"), El siguiente paso es el conoc~mient? de la realidad, el
con el fin d.e llevar su doctrina a un campo de claridad aplicar el conocimiento de la umversalidad a nuestro caso
meridiana. específico y darnos cuenta de que: . . .
Mao nos dice en la "Unfoersidad de la Contradicción "que lÁ Contradicción Universal: Colon~as · Jmperialu~o,. ·~
" las contradicciones existen en e l proceso de desarrollo de manifiesta específicamente en Euskadi con la contradicción .
toda cosa y de todo fenóm eno '', insistiéndonos ("El carac- Pueblo Vasco - Capitalismo Español ( Sur )
ter específico de la contradicción") en lo que sigue: "Cierta- Pueblo Vasco - Capitalismo Francés (Norte)
mente, si no se conoce lo que hay de universal en las contra- O dicho de otro modo : .
dicciones es imposible descubrir la.~ causas generales o las ba -
ses generales del movimfonto del desarrollo de las co.sas y los Euskaldun Herri Langile - Erdeldun Capitalismo
fenómenos . Pero si no se e.~tut'Iia lo que hay de e.~pecífico en El enemigo concreto en Euskadi no es el imperialiamo
las contradicciones es imposible determinar esta esencia espe- yanqui sino el capitalismo español Y francés. Esto po quita
cífica que distingue una cosa de las otra.• ; impo.~ible descub,v que a~bos sean esbirros de los yan~~~ pero nuestro
las cau.,a., e.specíficas o las bases e.specíficas del movimiento, enemigo no es el "imperialismo a secas . , _SIDO los !1'-9tados
del desarrollo de las cosa.• y de los fenómenos ... En el orden Español y Francés, instrumentos al se~c1_0 de capttalistu
seguido por e l mor•imiento del conocimiento h11ma110 se ve que usan como facto~ estructurante sus idiomas, (es decir,
que éste parte siempre del conocimiento de lo parlicular y de como factor destructor del pueblo vasco) el espu\ol 'I el
lo e.•pecífico para e11.•anchar.se gradualmente has ta alcanzar francés (Y no el ruso ni el arameo). . .. . ..
el de lo general... Cuando ha llegado a este conocimiento (de Los usurpadores del nombre ET A han olvidado dar
lo general) él le sirve de guía para estudiar. más adelante lCJB este ·tercer paso en el proceso de~ conocimiento 'I nos
diferent e., co.<a.< concre4z.< que aún no han sido estudiadas o hartan de imperialismo _yanqui, no diclen~o !11 una sola vez
que lo han sido insuficientemente, de mo(:lo que se encuen- que nuestro enemigo concreto es el Cap1talumo Erdeldun
tre su e.sencia específica ... Toda forma de movimiento en ca- Español en Euskadi Sur (esto al parecer para ellos es
da proceso de desarrollo, que es real y no imaginario, es cua- "Chauvinismo racista").
litatimme nte diferente. En nuestro estudio conviene pre11tar En realidad no es que se olviden sino que son coDNcuen-
una atención particular a esto y, más aún, comenzar por ahí. tes con su pensamiento. Pa.ra ellos,el nacionalismo ~ un adi-
Las Contradicciones Cualitath>amente "Diferentes 110 pueden tamento a la lucha de los obreros vascos, una ~pec1e de su-
resolverse sino por métodoi; Cualltatfoamente Diferentes. pervivencia como manías de los abuelos. Al nacionalismo lo
Resolver las contradicciones diferentes por métodos diferen consideran 'como el freno principal de la lucha de cluea en
te.~ es el principio que los marxistas-leninistas deben riguro- Euskadi, ll'ratan de nepr el hecho nacional vueo con IUI to-
samente observar. Los dogmáticos no observan este principio':.
61
50
· t' ionalista tiene un papel his-
picos ..Todo el que vende su fuerza de traf!a}o en Euskadi es Resumiendo, la. prac !ca nac n ue se dé y la clase que la
VG8co", "Todo el que está oprimido en Eusk(Jdi es vasco"... tórico distinto segun la epo~~. emoq y del triunfo de las revo-
dicen y ¡Hala! . Supongamos un español de Ciudad Rodrigo dirija. En la época del Jmpena is a inde endencia nacional de
coje el tren y es español, baja en Beasain y es Español, firma. luciones socialista~ la lucha P~~:o forr!:a parte objetiva de la
un contrato con la CAF y es vasco •.. ¿milagro o t.opterfa?. los pueblos colomzad~s. no e es uno de sus motores .
Ser vasco es una cuestión de conciencia nacional, ci~to, pe- revolución socialista, :nol quh nacional y lucha de clases no
ro la conciencia nacional no nace del cielo, nace de la con- Dicho de otro m<;> º• uc ~e hecho, la lucha nacional es
cienciación de una etnia y una etnia se define por su cultur-a sólo no se separan smo queE la forma de lucha del proleta·
y en el caso vasco el Euskera es el elemento clave de todo P.arte de la lucha· ón
de clases: sd ("La li1cha de la clase obre-
coloniza a. 1·
proceso nacional. Y si bien no podemos negar que elemen- nado de una na~ tra la patria sino contra el monopo io
ra no es una luc a ~on d ·r de hecho, una lucha por la
tos de origen español pueden integrarse en la cultura vasca
y que de hecho.hay quienes lo hacen, hemos de afirmar que . !~~~¡~1~ t1c:/~~~~/~•c::;nismo y Nación").
las 1tandes masas de emigrantes españoles que hay en Eus-
kadi son lisa, llana y simplemente Españoles, y que el pro-
ceso de concienciación vasca de ellos, es algo mucho más
compli11ado que echar una firma, y que es algo que ·.no se I
les puede obligar por decreto (y estos españoles no son vas- lucha nacional es la forma suprema de la lu~h~ de
cos alienados como quería defender uno de los miembros de clas~ en el ·período de, derru~~amiento del Impenalismo
la que se hace llamar "ET A VI" cuando se le pusieron es.tos
razonamientos, puestos a buscar subterfugios, se .confía en y triunfo de la Revolucion Soc1ahsta.
que la magia de las fórmulas oscuras elimine los hechos rea-
les).
La argumentación de este gropúsculo tiende a esfumar el
caracter niás notorio y más agudo de la contradicción na-
cional, la oposición Euskáldun-Erdeldun, y éste es J.n proce-
der Contrarrevolucionario ya que lo que ha de hacerse es
agudizar las contradicciones, y no atenuarlas. ·
Tdda su historia del Bilingüismo peca del mismo defecto
¿cómo osaña un socialista revolucionario predicar la coexis- ¡
tencia pacitica entre el capital y el trabajo? . ¿y cómo osaría
un nacionalista revolucionario predicar la coexistencia entre I
el idioma propio y el del colonizador, cuando es este último
el que de hecho se usa para asesinar cultural !Jf·néeionalmen-
te a su Propio Pueblo? .
La única explicación posible a todo esto es que el pueblo
que preocupa a esos señores es el pueblo "español" del que
los vascos formamos naturalmente parte. Y si quieren disfra·
zarse de vascos que por lo menos,prediquen el trilingüismo,
porque en Euskadi Norte todavía quedan 260.000 vascos.
Podemos afirmar ya que la contradicción principal entre
los pueblos del tercer mundo y el imperialismo,toma la foi- ,
ma de lucha patriótica; que la lucb¡t de los pueblos coloniu•¡
dos por su independencia no es sólo una parte de la revolu·
ción socialista, Bino un~ de,ua principales instara.

52
Jonan ARANGUREN "lharra"
Caldo el 20 de s e p ~ de 1972 en Urdax.
ARGUMENTOS SOBRE
EL NACIONALISMO REVOLUCIONARIO
EN EUSKADI.

Por G. Laguna. 1972.

I PARTE: Ideas generales.


J.- El Problema Vasco no es un hecho aislado.
El problema nacional vasco no es un hecho aislado. La
lucha de· los irlandeses en el Ulster, la aparición en Bretaña
de un P.C. propio al margen del oficial "francés", la apari-
ción de tendencias nacionalistas 'pequeño-burguesas' en U-
crania, las recientes · tendencias regionalistas de los estados
burgueses e incluso de los partidos comunistas clásicos son
síntomas de la importancia que está tomando el problema,
mire.se de donde se mire.
El origen del problema es variado y bastante complicado.
De todos modos, y de una manera general, nos podemos re-
montar al periodo histórico caracterizado por la revolución
democrático-burguesa y por el nacimiento a hombros de las
jóvenes burguesías de las llamadas 'naciones-estado' porque
es el caballo de batalla de toda polémica sobre el particular
y el origen del conocido cliché de que toda reivindicación
nacional es de caracter pequeño burgués.

2.- Algo sobre los orígenes del problema.


Decir que la 'nación' es hija de las burguesías y de su revo-
lución industrial no autoriza a decir que la unidad económica
ha formado la 'nación' ni que toda formación de una nueva
tenga que inspirarse en principios democrál.ico-burgueses,
sino que ese desarrollo de las fuerzas productivas ha permiti-
do a algunos grupos humanos diferenciados tomar la forma
de una unidad superior que es la denominada 'nación-estado' .
Es preciso aclarar que este concepto es histórico-temporal y
no tiene nada que ver con el contenido cultural de un grupo

55
humano reunido pot una serie d
de i~oma, territorio, sicolo ía _e características, comunidad
murudad cultural que da co; :·· q~e se Proyecta en una co- tSte dilema dNde el· momento en q• representa la forma y
poseen, total o parcialmente c~e~c1a a los individuos que la eontenido de wa ml.tmo problema. de tal manera que el de-
mana ~ue se diferencia de s~s : <_>rmar u~a comunidad hu- licbo alá a u ~ ó n lo reconocen todos, huta en la
~tado hace más referencia a la u~~~~~- As1 pu~s. la 'nación- NU, pero lo caue nümente ·nos intereta saber es qué conte-
~ que a las comunidad.es cultural I a econom1ca de merca- do M le et.. á ... .teidclo.
e imponía cultura e idioma e.s que abarcaba, colonizaba Si la lucha de llberacion-del Pueblo Vasco ae convierte en
penetración de estas hurgue ·!fa sido tal la profundidad de ID& lucbá por éldencho a la autodeterminación. al voto, ha·
ros han sido borrados del sias que grupos nacionales ente lremoa vaciado todo el contenido nacional vasco y lo babre-
De t mapa. -
es a manera, con la resoluc ·. . Jr.Os sustituido p~r el contenido sufra¡ista. Aparte de que la
solo algunas comunidades . IOn parcial de desarrollo de ama no tiene por qué ser el único sitio donde se deciden los
resto por parte de ésta prob~ac10n~les Y la colonización del dtstinos de un pueblo. Este desequilibrio teórico y, especial·
~estado, aunque con oiro cont:a_s e esa índole se han mani- lll!Dte práctico, entr, derecho-necesidad, daría, aplicado al
hsta <_>brera. Los viejos proble:do, con la re1;0Iución socia- revés, como resultado el que la independencia para Euska.d i
Austna-Hungría Y de los Balean as de las nac1o~alidades de fuese automáticamente necesaria y los obreros una vez hecha
que nun~a Y los teóricos, princi;s tstallan con _mas virulencia la revolución socialista, votaran entre capitalismo y socialu·
za~ en discusiones que los sep a mente marxistas, se enzar- mo. Por otra parte el reconocer el "derecho a la autodeter-
!nas que recordar las vivas di aran Profundamente . No hay
Otto Bauer, ~osa Luxembu rgo... sputas que sostuvieron Lenin , minación" expresa implícitamente la autorización de los co·
lonizadores y en unas relaciones de "plena igualdad" esa con·
3 - De la falsa ¡ · · cesión de unos a otros sobra.
: so uc1on burguesa al régimen "socialista,,.
. . No hay que ser muy cegatos . 5.- El Socialismo Vasco
c10n práctica del problema d para comprobar que la solu- no vendrá de ninguna secreción histórica.
revolución bolchevique Prime:o los gr~pos étni~os que dio la
acer~ada . A pesar de las relacio , Y C~?ª des~ues, no ha sido Esto nos lleva a criticar este mismo concepto de necesi-
las diversas repúblicas soviética~es de pl1:na igualdad" entre dad, no con relación al derecho sino a su significación hisio-
en Ucrania aparecen tend . que asn~usmo tiene derecho rico·política. Porque el mismo planteamiento de la sociect..d
guesas", el idioma de la un ·enc1~s separatistas "pequeño bur- socialista no se hace en el sentido de que, ahora al menos.. es
m.e d Ios
. d e comunicación es1vers1dad
el ' e in e Iuso de parte de los el medio idóneo para la recuperación y desarrollo de la per-
con el envío de nueve millon n:iso, Y la rusificación continua sonalidad vasca; sino que se plantea como una necesict..d de
zonas. La misma operaci. es e ~olonos rusos a "repoblar" orden histórico. Esta exposición del problema está llpda a
. on se repite en China. . una concepción ideal de la historia expuesta en función del
4.- ¿A~todeterrninación o lndependeJtcia? desarrollo de las _fuerzas productivas y no en función de la
emancipación de las masas populares. Esta visión de las cosas
. En la teoña de la nacionard añadida a la irreversibilidad del proceso y a su propesismo
c1palmente Y reelaborada or I a~ elaborada por Lenin Prin- obliga a aceptar con la mayor tranquilidad "por prosresi5ta
la explosión está en el der:ch OSta~m, el centro de gravedad de y necesario" todos los estra¡os causados al Pueblo Vasco es-
pueblos oprimidos En e t a ª a_utodeterminación de los pecialmente desde la industrialización y aceptarlos como bue-
te?ría_s_e J?~oduce ~a rele;a:i~:~~~1~~0-resumen de toda la nos. Consecuencias fijadas por la burguesía y por tanto rever-
rmnac1on a segundo tér . erecho a la autodeter- sibles. La soberanía del sistema de leyes de desarrollo irre-
volución socialista. Esta i:~~fr_e_nte a la necesidad de la re- versible de las fuerzas productivas sobre la problemática real
cue~po en Euskadi en la violent c1on a .s egundo plano toma y material de la emancipación de las masas populares vascas,
al di!ema de la autodetermina .a_ pol~lUlca desatada en tomo expresa particularmente su concepción idealista de la histot '
. c1on o independencia. Extraña ria. La «!rítica de la concepción del derecho a la autodetermi·
56 nación al menos como ¡eneralmente se entiende y al deter-
minismo socialista nos lleva a especificar el contenido del
67
término "vasco " , e l estado actual d
concret&_! ~ara su recuperación de e cosas Y en consecuencia habitantes erdeldunes del Zazpiak-Bat).
caracter1st1cas vascas en t O das ~tener y desarrollar la
sus vertientes. c. Otro crupo formado por personas de ori1en ext~ re-
6.· El contenido del término "Vasco" ciente pero que han echado laz<>11 diversos en tierras vu-
cas y se han integrado de algun modo en las estructuru
_\'ista la falta de relación e t · vascas supervivientes (serán los inmigrantes antiguos).
nacionalidades Y una verda n re el desarrollo económico de
Podemos definir lo "vascot~ª evolucf?n natural de ésta,, e . Un último grupo formado por personas de ori1en extraño
des~ollo en que se encuentr enrelac1on a la situación de (sobre todo) o local pero que están totalmente integra-
relac1on a la "nación-estado" an las fuerzas Productivas ni en das en las estructuras españolas o francesas sin ningun la-
mosque definirlo en el núcleoa d~ue Pertenece, sino que tene- • zo o con lazos mínimos con la tierra vasca (muchos de
~ca. Es evidente que no hab - su personalidad: la base ét- los inmigrantes recientes, los funcionarios estatales,' los
81 no. hubiera un Pueblo v:;ª
Las diferencias revisten en al co
P:blema .nacional en Eusbdi
ferenciado de sus vecinos
oligarcas de origen vasco .•. ).
ios_ Pero siempre IUardan re~·~ª Puntos caracteres comple: Esta última clasificación no nos permite, es preciso acla-
la e~nia vasca Y especialmente c1of con las características de rarlo, aceptar de ningun modo el papel jugado por emigran-
no integración, de la resiste:u. en'fa histórica, alma de la tes y oligarcas. Es una clasificación de orden sociológico.
vascos. c1a a a personalidad de 108 Podemos decir que existe en Euskadi un grupo étnico vasco,
A lo largo de su existen i - . " klimax", una cultura dominante no vasca y una serie d e
en un Proceso de intercambi: a esta i9tn1a se va desarrollando grupos humanos integrados en él de modos y grados diversos
n.o~ Y especialmente con la e~:: os ll'Upos humanos veci- y unas zonas intermedias difusas. Si añadimos el hecho de que
c1~1~ est?s intercambios toman 1a reo-latina. En un Prin· la cultura dominante es doble, española-francesa, y el q ue to-
asiml!ac~n de los elemento ª-
orma de integración y dos estos grupos existen entremezclados en todas y c ada una
econom1ca Y social autócto~xJranos, pero cuando la base de las clases sociales, complican más aun l a de finición, de
c!i!ada se instala Y esos intercam:~Parecen, la opresión des- una manera estricta al menos, del término "Vasc o ".
c1on. ~e las características vasc ios se convierten en ne¡a-
per_vivientes en el sistema opres:Sr eyfen integración de los su- 7 .- A vueltas con la Conciencia Nacional.
reg¡onal ". . n orma de"Particularidad
Como consecuencia lle
nico central:
t
demos distin,uir varios gru~os una situación en que po-
os re ac1onados con el grupo ét-
En cuanto a la extendida idea que convierte en "vasco"
a todo el que vende su fuerza de trabaj o en Euskadi ... Sobre
la falta de peso de esa definición trataremos más adelante en
la crítica a los modelos extraños o social-imperialisias y nos
a. ;1n a serie de gru p os hu m an o d . basaremos en la aplicación que hacen sus apologistas.
,egrado totalmente en estruc~ e origen vasco re m oto , in- De todos modos puede quedar fuera de dudas que en
d e Huesca , R ioja Alto Be uras n o vascas (A lt os V- JJ es Euskadi sobre las condiciones primarias de existencia de un
• arn e, etc.) ª 1,
grupo humano vasco diferencia d o, con una historia y una
b . Un grup o de origo n ét · lengua propias, el desarrollo de fu erzas productivas ha crea-
a la ·1 .. " n 1co vasco Que h
s1 u ac1on in tegra d o ra e t -. a co nservad o, p ese do condiciones para que ese grupo construya una unidad na-
com o Para disti n guirse aú n ~ rana, elem entos sufi cientes cional dada alrededor de ese término ''vasco". Es d ecir la idea
c ara m en te en su m in oría. l anteriormente expuesta y que h ace referen cia al con tenido
c. Otra serie d e gru pos hum· . J cultural y no al aparato estatal-represivo. Contenido al que 1
l~s Particularidades étn ica:n ~s d e ori gen vasco, liga d os a se refiere asimismo nuestro nacionalismo: actividad revolu-
diferente importan cia,· al . ascas_ Por di ve rsos lazos de cionaria tendente a la c re ación de esa unidad ,manifestada en
en el s·is t em a domi n an te (mis m · o tiemp o mu y m · tegra d os !I la conciencia nacional de las vanguardias, cada vez más am-
58 seria n fun da m en talmen te los plias, correspondiente a un grupo humano cuya amplitud no
59
~antenedor de las rea-
podemos aún precisar (¿habitantes actuales? ¿Gran Vasco- "talismo actual responsable Y
al caPl • k di
nia? ¿Movimientos? ¿Parte de los habitantes actuales? ... ) lidades opresivas para Eus a .
Esa conciencia nacional no es una interpretación gratuita
y se basa necesariamente en los hechos materiales antes des· 1O.· Las "razones" del Capitalismo.
critos: base étnica, historia, lengua, desarrollo de fuerzas pro- . al el Capitalismo en su fase tope
ductivas, práctica revolucionaria socialista ... Las razones por las_ cu es variadas Y desde luego muy ~
Lo que no se puede hacer es definir el grupo vasco de
un modo parcial o bien por sólo el desarrollo de las fuerzas
de desarrollo se mantien! s~n análisis económico pode·
complejas. Al margen del ~usro~ medios de comunicación '\
f
productivas (también se hace por puro análisis cuantitativo mos decir. que el contr<:> e e realiza a su favor junto a -,i:
y posterior evaluación). Lo lógico es que el grupo nacional social y la intensa P!?pagandfd;~ contrarias(''subversivas") ~
se defina con relación a su base étnica, lengua, característi·
cas específicas culturales, porque el retroceso de estas carac·
una constante repres1on d? \f' d de consumo sea aceptada de f\. ".-,
hacen que al cabo la soc1e a oblación que está muy poco -...;:
terísticas especialmente el euskera se debe a injusticias opre·
sivas y son por tanto reversibles como todas las realidades
J:
buen grado por gra~ pa~te de ~u situación. Otras veces es la ~ ....,
o malamente c_onc1enc1adat . de los partidos políticos... k. ~
opresoras. misma estrategia parlame n ana mentos más corrientemente ·
Veamos algunos de os argu1
8:- Las Minorías Nacionales en Euskadi. empleados Y sus f'.1ll~s._ claro. s de orden estrictamente 'lt
Extraña en pnnc1p10 las razone "."'\
Esta reversibilidad no quiere decir que van a ser opresoras materialista en su c~ract~r. la creencia de que la dirección
para quienes no las poseen actualmente. Las condiciones de a Existe en pnmer ugar . f" az en los negocios por el
vida en el socialismo cambian y el que el euskera sea el idio· · . d · da es mas e 1c , ·
de la prop1eda priva interés que no tendr1a quien
ma de la producción no va a impedir por un lado un amplio interés personal puesto en e ll 0 ~: directa que tiene el propie-
· do de 1
conocimiento de lenguas denominadas universales: Inglés, se hal1ase pnya . esa redac1onlibre empresa permi•te que a
ruso, alemán, francés, español... y por otro lado la existencia tario. Ademas, el siste~a e 1ª 1 ue· vale o por la dest.re-
de estatutos culturales para las minorías que deseen expre· cada individuo se le retn~';1Yª Ó~resfe ~odo se llega a la co1!3·
sarse en su idioma: gallego, español, francés ... al mismo tiem· za des~rroll~da en el ¡f1c10. ductiva. Por otra parte, el afan
po que se den todas las facilidades necesarias a los que quie· binacion mas adecua a Y pro "etarios que llevan "peno~-
ren integrarse entre los euskaldunes. de lucro por parte de los ~rop1 l más poderoso incenti,•o
mente" el negocio_.. con.st1~uye \ase de arriesgar capital en
9.- Un marco socialista para el desarrollo de Euskadi. para la mo~emizac1on tecn1ca a
posibles meioras. lid d nos muestra que el primer ~ -
Solamente una planificación socialista hecha por vascos Un vistazo a la rea a t ales circunstancias del cap1·
y en euskera permitirá sobrevivir al euskera. Buena experien· mento es inaplicabl~ en l_~ a~ ~rsonal " de los propie~os
cía tenemos de la Rusificación de las Repúblicas Soviéticas talismo ya que la direcc1on P .. n hecha de los pequenos
en que la planificación económica se hizo en ruso. En base puede decirse que es_ nula (ex:e:it:ºdecirse que existe una re·
precisamente a esa planificación surge la necesidad primor- talleres) · ¿Hasta que punto P · · tas de las compa·
dial de recuperar las características vascas arrancadas en to- arte de los acc10 015 -
lación entre la mayor P d 1 misma? En la mayona de
des los terrenos Y la profunda necesidad de desarrollarlas ñías Y la forma de hacer uso .. e a mota realizada a traws de
exige un marco adecuado y que responda de la manera más los casos se trata de una acc_1on 1:: de la empresa está deci·
amplia a los problemas más concretos de la únlca clase que un corredor d e b o l sa Y }a direCClODld
es capaz de dirigir la revolución y de culminarla: la clase ª
· dida por directores Y 11:ere°:t.es sue e~~ión a la contribución
obrera. En cuanto a la r~tnbucio;i ~~~ ~xactamente al revés. Los
La crítica al concepto de necesidad histórica hace que económica, en reahda_d se e_ ec u dables más duros o pe-
tengamos que dedicar alaunas r~ones a las ventajas para el que realiza11; los tra1;>a1_os m as des¡:fa escala' de retribuciones
desarrollo que ofrece el socialismo en permanente oposición ligrosos, estan en el último 1ug~ 61
60
mientrl!8 que las rentas más elevadas van a parar precisamen-
te a qwenes !1º hacen ningun trabajo y pasan su vida en per- bre entre las diversas ofertas del mercado. Los productores,
pet1;1as vacaciones en las .Bahamas o en la Costa del s 1 E al hallarse en perfecta competencia entre ellos están obliga-
decir .la re_t?bución percibida se halla en relación invers~ ~
contnbuc1on ªJ!ortada. Por lo demás el argumento esgrimido
1! dos a buscar la utilización mínima de recursos para obtener
unos precios más baratos .
. Por lo_ demas, el argumento esgrimido del riesgo a ue 0 • La primera objeción, y la más evidente, es que en la fase
bliga el afan de lucr? Y las necesidades de innovación q~e im- actual del capitalismo, el monopolio, las firmas más podero-
P?~e la competencia no solamente es falso hoy sino que his- sas y fuertes imponen los precios.
toi:icamente se halla superado. En la primera época del ca i- El postulado de lo óptimo (entendiendo por tal el que
tahs'Ao c1;1ando era competitivo, podía hablarse de una
P!ins~on sin precedentes y de una revolución incesante de la
ix- los modelos de producción y de consumo sean tales que la
utilidad y bienestar obtenidos de una cantidad dada de recur-
tecr1ca, pudiendo argüirse razones de este tipo Pero ahora sos sean máximos) que se desprende del mecanismo del mer-
end ª era de !os mo_n opolios, con un estricto co~trol de mer: cado libre depende totalmente de la forma en que se distri-
ca os Y Precio~, es a1;>surdo argumentar de este modo. buyan las riquezas y los ingresos. Y puesto que un mercado
sore~· En un. m".el mas pro~iamente economicista, los defen- libre genera necesariamente una gran desigualdad de fortu-
h del cap1tal1S~o maneJan dos razones fundamentales: el nas e ingresos, el modelo de producción Y consumo resultan-
a or;o (acumulac10n de capital) y las ventajas de la "compe- te se convierte totalmente en la imagen opuesta del "óptimo
t enc1a perfecta".
de bienestar"
nas Staegnún estde argumento, del ahorro, la diferencia de fortu- Además, este razonamiento exige un equilibrio estático
gran e entre unos y ot •t . en el mercado y no explica las fluctuaciones que han tenido
ricos les sobre t . ros permi e, dicen, que a los
Pueden h t ii:;to despues de sus despilfarros Y juergas que lugar antes de llegar a esa posición, y como todo el mundo lo
. . as a a orrar. Esta acumulación de capital habría sabe y lo muestra la experiencia no sólo no es posible llegar
~~r1?1;1t1do 4:l desarrollo de las fuerzas productivas y la expan a ese estado sino que el capitalismo no se mueve ni se ha mo-
s1on industrial. · vido nunca de una manera suave y continua sino que, por lo
Esta visión del ''.lado bueno" del ahorro no justifica ni contrario, se ha visto sometido a violentas fluctuaciones en
!;1ucho _menos la des1gu~dad _social fruto de ese "progreso". los periodos de expansión y de depresión.
en pnmer lugar no ex15te ninguna seria estadística que de- Por otra parte este argumento de la ''Competencia Perfec-
::¡ue~tre qu~ lo que se a~orra para convertir en capital crezca ta" sólo se adapta a aquellos bienes qtle sólo son objeto de
m1Smo n mo que los ingresos. El despilfarro aumenta con compra por parte de consumidores individuales y excluye
los ~:~~rsos. Tampoco puede decirse que por el hech~ que el los bienes públicos (museos, parques, sanidad, comunicacio-
capi . 1smo hay~ ~ido superior a todos los demás sistemas nes ... ), esto de hecho no debilitaría demasiado el argumento
antenores _sea el umco capaz de promover un mayor desarro- si no compitiesen ... pero, en la realidad compiten y provocan
llo. ¿ Un s1s~e~a de propiedad social del capital no sería ca- conflictos entre los sectores públicos y privados.
paz de sumin~trl!-r en mejores condiciones los medios del Para terminar, vale la pena destacar dos fenómenos fácil-
Progreso econom1co? De hecho, la Historia lo ha mostrado mente observables de la sociedad actual: estragos de la publi·
Ya. Po; !? Pronto la abolición de la fortuna traería consi cidad en la mente del comprador y la fuerte tendencia a la
la abolic10n de los despilfarros y caprichos de los millonari g O imitación, creación de hábitos y establecimiento de formas
Este "argumento" 10 · · · os. de vida a las que obligan a adaptarse a los demás; baste citar
d · ldad . umco que Justifica es la tremenda
esigua social que acarrea la acumulación del capital. la construcción de automóviles que atiende más a la veloci·
dad o a la belleza externa que a su seguridad, o los artículos
11.- El argumento de la "Competencia Perfecta" domésticos destinados más a causar buena impresión que a
poseer una gran solidez y duración. De ahí otra actitud muy
t ~l argumento más elaborado es el llamado de la "Compe , caracterizada: de dos productos iguales se elige .más por la
~nc1a Per~ecta". Esta tesis supone que los consumidores em: marca o casa productora (que ha invadido la vida"del ciuda-
P ean su dinero de la manera más racional en una elección Ii- dano con sus slogans publicitarios) que por otras caracterís-
ticas más o menos intrínsecas al producto.
62
63
\o y armonizar el PU;Dto de vista particular con el 1eneral, lo
12.· El rechazo del Capitalismo. cual no quiere decir que la minoría debe sacrificarse a la ma-
yoría.
·Las críticas al Capitalismo en el terreno económico son
muchas Y muy grandes. Esto ..no impide una crítica en el 13.- Fl Socialllmo es la negación del Capitalismo.
terreno moral o ético: la idea de las enormes desiaualdades
sociales en el capitalismo provoca una total aversión se mire El socialismo al acabar con las tensiones provocadas por
de donde se mire. Esta división de la sociedad en dos princi- la competencia entre los diversos sectores de la economía
pales clases antagónicas ha traído consi10 un sistema de de- burguesa -acaba ~ m o en tensión entre el intei;és privad~
pendencia de la una sobre la otra porque lo que confiere a un y el social Finalmente puede decirse que la vision de con
individuo o a una clase social sobre las demás en la pose- junto que permite la planificación socialista, elimina, a1 pr!-
sión de los medios de producción cuando estos últimos no ver de la manera más exacta posible los problemas simultá-
tienen acceso a la misma. Es por eso que el capitalismo se neos que sureirían en un momento dado Y que en la econo!.':
hace aborrecible desde el momento en que confiere a un mía capitalista se caracterizan por las fiuctuaclones Y crisis
hombre poder de subordinación y explotación sobre otro periódicas que dejan a los trabajadores expuestos a ~rdida:5
hombre. · de empleo y 1arcos periodos de paro; por_ejeml!lo, la deci-
Podemos definir entonces al Capitalismo como el sistema sión de instalar una nueva planta industrill-tendra en cuen~
que se desarrolló históricamente sobre la base de concentra- el conocimiento del emplazamiento de las industrias sub~-
cion de capital en manos de la base poseedora y en virtud de diarias, transportes •.• podrá asimismo prever la construccion
dicha concentracion, cualquier capitalista puede vivir sin tra- futura planteada y en consecuencia la demanda de sus pro-
baJar mediante la compra de la fuerza de los demas, que de d t Estas últimas podrían ser algunas de las razones de
esta forma trabajan para el. As1 la fuerza de trabajo se con- ~\~!tajas económicas del socialismo sobre el capitallnno,
vierte en mercanc1a. Todo esto supone que el capitalismo pero como ya sea ha apuntado anteriormente, bay ~
lleva en su seno un conflicto de intereses que tiende a mani- otras razones que son las que nos interesan, porque el socia-
festarse cada vez con más violencia. lismo al acabar con la explotación del hombre por el hombre
Es decir, el hecho mismo de que el sistema lleve en m se- permite el desarrollo de la personalidad de todos Y cad;a. uno
no la oposición de la clase trabajadora hace que sea un obs - de los individuos de la socied~d. P<?r eso la ~cuperaci::
táculo fundamental para su normal funcionamiento como las características vascas perdidas solo podrá hacene
sistema económico. El capitalismo, que al decir de sus defen- marco socialista que además las promocione Y desarrolle.
sores, proporciona tantos incentivos a la industria privada,
termina haciendo agua en razón de los incentivos negativos 14.- Lucha de clases y lucha nacional.
que depara a quienes tales propa1andistas habían olvidado
tener en cuenta: la clase obrera. Es por eso también que la luch~ na':1º~- Y la lucha d~
Es por eso que estamos obligados a la elaboración de un clase de los trabajadores de Euskadi están m ~ t e uru-
sistema social en el que la abolición de la clase dominante y das. Además, desde que el capitalismo en evolucion se ~
la apropiación popular de los medios de producción sea su _ convertido en imperialismo, la lucha por la indepen~enclll
base. En líneas generales una sociedad qocialista resolvería nacional tiene un contenido e_min~teme~te procresista ya
los problemas que el capitalismo por su propia naturaleza e que ataca directamente al capital mtemactoll9). ..
intereses sería incapaz de resolver. Desaparecidos los anta- De ahí que en nuestro país la lucha por la revoluc1on so-
gonismos de clase y la competencia entre los diferentes secto- cialista sea la punta de lanza ~on~ el fascismo español ! la
res parece inevitable que surja una planificación económica misma dialéctica revolucionana está llevando cada vez mas a
opuesta al desorden anterior y que sirva los intereses socia- una radicalización socialista y revolucionaria a amplios sec-
les de la colectividad, donde los consumidores son producto- tores del Pueblo Vasco. ·· d 1
res Y propietarios de los medios de producción. Una de las De hecho el camino más corto para la construcc1on e
principales razones de la planificación es precisamente asegu~ socialismo v~co es la lucha por la independencia que en la
rar la subordinación de los intereses parciales a los del conjun- 61>
64

situación actual no puede tener otro caracter que la dirlgida
por la clase obrera y conforme a sus intereses. Por ello pode· -
mos decir que la lucha de clases en nuestro país toma la for·
ma principal de lucha por la independencia nacional; decimos
principal porque la lucha de clases toma también formas di·
rectas e imprescindibles de lucha en las fábricas, lucha por la
unidad obrera a nivel de Estado Español, a nivel europeo ...
Expuesto el problema en líneas generales, tenemos que
tratar ahora de la organización de la lucha que será en cierto
modo reflejo de la sociedad que queremos construir.
Es preciso insistir que las revoluciones no se importan y
que cada país deb~ hacer la suya propia. Dado que en Euska·
di la importación de modelos extraños está en pleno apogeo,
no podemos segUir sin esbozar mínimamente la problemáti·
ca que entraña el país.

Eustakio MENDIZABAL ''Txikia"


16 Caído el 19 de abril de 1973 en Algorta.
II PARTE

Sobre el "reino de las id.e as" o crítica


de los modelos extrafíos.
"Ciertas ideas de naturaleza ordenadora ·ideas que ponen
ti orden en las ideas- pueden muy bien compararse a los fun· .
c:ionarios en su manera de comportarse. Elaboradas al prin·
cipio para servir a la comunidad, consiguen pronto dominar-
; debiendo facilitar fa producción la devoran. Aprovechán-
close de ciertas contradicciones entre las ideas se erigen en
estras y para conseguirlo se unen a los poderosos y no a
a las gentes útiles ·
El reino de las ideas puede compararse a los reinos ordi-
urios, decía Ma-Ti con desprecio. Allí reina la más detesta·
ble opresión. La única manera de poner orden es oprimien·
do. Las ideas . Útiles están condicionadas para servir a las
i(leas de poder. Las que han conseguido apoderarse del poder
manteniendo bajo el yugo a las que intentan crecer a III al-
rededor. Ciertos agrupamientos de ideas rebeldes son repri-
midos sin miramientos. Se puede decir sin ningún temor, que
el reino de las ideas se parece punto por punto a aquel doede
han nacido. ·
Una gran cantidad de ideas no debe su existeac:ia máa que
a los servicios que estas ideas rinden a las otras; ao es mú
que con relación a éstas que tienen una finalidad. El sistema
que sirve para v_erificarlas está profundamente nciado. Son
las relaciones las que deciden.
Ciertas ideas no tienen otro empleo que declarar este rei-
no eterno. Demuestran neche y día que este reino forma par·
te de la naturaleza y que no sabrían cambiado. De tiempo en
tiempo cuando estas ideu se han gastado y empobrecido en
el servicio, se les cambia por otras más jóvenes y eficaces. Re-
presentan entonces el antiguo.oden bajo vocablos nuevos".
• B.Brecbt.(Ma·Ti. Livre des retournementa. Luche. Pam.)
1.- Cada revolución tiene sus características. o bien se les cambia de cualidades para ulmiluios.

. Cad_a r~volución tiene sus características. A una problemá-


tica practicamente .Permanente hay que añadirle elementos
nuevos Y otros olvuiados en la elaboración de las teorías lo i:s el caso del contenido del término ''vuco". Hemos lle-
que les c.onfiere una elasticidad relativa. '. ª tal extremo en la opresión que paco nos falta para·
, C?nstderando la e".'olución propia gracias al estudio y a la parecer. Esto y la existencia de UD fuerte conttnaente
pract~c~, se nos antoJa un tanto absurda la radicalización emicrantes españoles ha hecho que el contenido nacional
ide.ologica, al menos en cuanto a la posesión de la verdad se ~ eultural del término se haya visto cambiado ·Y nepdo- por
refiere, como luz verde para erigirse en árbitros dirigentes de ..-r la genérica definición de que "vuco" ·e a."el que vende su
la ~evolución. Tanta aversión nos prc1Voca el monopolio capi- llerza de trabajo en Euskadi. No nepmos q\le todo 4:1 que
talista como el ~<?nopolio de la ''verdad'\ Es necesario un -de su fuerza de trabajo en Euskadi tenp una relaclon di·
Pr.ofundo con?cumento de la realidad social como para poder ta con el problema vasco, pero esta postura equivaldría en
~firmar que sirven los "modelos revolucionarios" extraños D. uu. a pintar a los nesros con ca1 y afirmar que ya no hay
1mpo~dos para resolver la problemática del país. ,roblema racial al ser todos ''blancos". Es tan poca la fuerza
Logicamente para teorizar sobre un problema se toman • este ar,umento que ni sus mismos apoloeistas la toman en
~lementos _que lo componen y se clasifican según criterios de eaenta. Las mismas orpnizaciones encarpdas d~, mantener
lJ?PO~~cta Para s~ resolución. Una vez elaborado el edifi• • concepción, a santo de qué otro "ar,umento informan
c1? teonco se amplia deduciendo consecuencias de las pre· a los emi¡rantes españoles en Suiza, Alemania, Francia, Bél·
misas plante~das. Esto no representa sino muy imperfecta· pea••. de los problemas del Estado Español. ¿No venden aca,~
D?-ente. l~ realid:1d observada, porque para conservar el edifi· so su fuerza de trabajo en el extranjero y "consecuentemente
~10 teonco o bien se ignoran los fenómenos nuevos observa· a han convertido en alemanes, belps, 1l'anceses•• ? Es evi·
d?s en la realidad o bien se los acepta cambiándolos de pro· dente que si si,uen siendo españoles es por UD contenido
piedades. eultural e idiomático y desde lue10 nadie lo niep.
2.- La elaboración de teorías. 4.- Paradojas del Social·I mperialismo en Euskadi.
Porque ·no olvidemos- la deducción no encontr~á nunca La misma operación se produce con la unión ~ Euakadl
lo que no se ha admitido en la elaboración de la teoría. Por Norte y Euskadi Sur. La len,ua y la cultura comun, por lo
eso . es fundamental el manteipmiento de "puentes" con la visto no constituye nlnlÚJl nexo de unión para noeotro.. ED
reali?~cJ. a pesar de que teóricamente lo veamqs redondo. La tanto que plle1os, catalanes, castellanos, fUCOI somos espa-
a~anc1on de un n~evo fenómeno y su importancia depende- doles porque nos entendemos en español•.•
ra muc!io de la actitud que tomemos hacia él. Puede que sea Por eso no solamente está el problema de que esta. '"mo-
un fenom~no ~uevo o puede que por falta de conocimientos los importados" son incapaces de solucionar los problemas
no haya sido integrado en la teoría y eso puede cambiar vascos por su misma naturaleza, sino que en N misma actu&·
muchas cosas. ción hay una arbitrariedad evidente. Los ejemplos anterlo-
El funcionamiento de defensa del edificio teórico más res son una buena muestra. No es raro que después de su ac-
arriba descrito es fácilmente observable en la realidad. Para tuación se les tache de social-imperialistas Y reaccionarios.
empezar, los modelos extraños parten de una base teórica ¿Cómo denominar si no a una ideolosía que hace aban·
elaborada con elementos de una problemática no específica- donar a la gente el uso del euskera porque es una lenaua
mente v~ca a~nque conserve algunas semejanzas.(Problema "pequeño-burguesa"(? ) O lo que ya es el colmo, que ee sus·
de las_ nac1onal1dades en la Rusia zarista y en el actual Estado tituya su uso pQ.r el español porque el euskera es supere...
Espanol. tructural. Admitiendo el supuesto superestructural linlfil,lti·
. Al entrar en cont.acto con la realidad práctica, o bien se co ¿es que el español no sería tan superestructural como el
ruegan todos los fenomenos que son contradictorios con su e~kera? Y por otra parte ¿cómo una ''supraestructura" ha
'
68 69
José ETXEBERRIA " Beltza"
Caído el 28 de noviembre de 1973 en Las Arenas.
111 PARTE
Organización de la lucha y Estrategia.
1.· Dos concepciones de la Organización de los trabajadores.
Se ba perfilado ya de una manera general como la solu·
ci6n al problema vasco puede resumirse en la desaparición de
clues, de las desigualdades nacionales, la abolición de las
fortunu, planificación en euskera .•. y cómo la clase obrera
• la única clase capaz de culminar la revolución en Euskadi.
Pua ello es fundamental la existencia de una organización
lle clue que alP'Upe a los trabajadores y a cuantos con ellos
• identifiquen.
El planteamiento de la organización del partido de los tra·
bmjadores puede hacerse en dos sentidos o tendencias -en rea-
lldad se hace así de hecho· que corresponden a dos concep-
dones de la sociedad: la autoritaria y la no autoritaria.
2.· Centralización del poder en el centralismo democrático.
Los primeros plantean la orpnización del partido de 109
obreros, porque estos solos son incapaces por natunleza de
alcanzar una conciencia y se quedan en un nivel puramente
reivindicativo y reformista, es •eclr, en una lucha por la me-
jora de salarios o de condiciones de trabajo pero nada má
Y como la clase obrera no supera esa conciencia es predao
orpnizarla desde fuera. Son los poseedores de la conciencia
socialista los que hacen de puente entre la doctrina revolu·
clonaría venida de fuera y las masas. Ese puente leria el Par-
tido revolucionario. Como el éxito de la revolución está lip·
do a una correcta visión de la situación y de estratepa apli·
cable, el grupo poseedor de la doctrina ''justa" no sólo N
convierte en puente entre las masas y la doctrina sociali.sta
lino que se convierte en el diri&ente de aquellu. A esta con-
cepción de la or¡anización se le denomina "centrali.ano de-
mocrático" de tal manera que los más capacitados ocupan
los puestos diri¡entes dentro del Partido y finalmente se con·
centra en los ór¡anos ejecutivos e.e papel diripnte de la re-
volución, consilUiéndose asirniwrno la sustitución de la clue
obrera por el Partido, éste por el Comit, Central y a la larp
por el diriaente más hábil. ¿Cómo es posible la concentración
de todo el poder en un sólo hombre en una democracia, que
72
establecer alianzas con la burguesía, cuando se puede lle¡ar al
al decil' de IU8 apolo¡lstu es un millón de veces más demo- -,c:Wismo, porque es la etapa que toca o por imperativos i-
crática que la máa perfecta democracia bur¡uesa oló¡icos externos es una solemne estupidez.
La defensa dé 411áff··tipo de or,anl.zación obrera entraiia De la misma naturaleza es la atadura ·ideoló¡ica asimismo-
el · encanúzado combate contra todas lu demáa tendenciM e "impone objeciones a la finalidad de la lucha en base al
Ya antes de her . ·. la revolución y la creación de ·un Estado 11U&do. Es la concepción idealista de la historia que presenta
obrero· ., camp1 , 10 entraña la defensa de los lfUpos privile- enlace de sus periodos de una manera mecánica. Así de
liados interesados en mantenerse en el poder. La tarea prin- .ta manera, al concepto clásico de colonialismo le corres-
cipal pasa de ser la revolucionaria construcción del socialismo pondería un paso automático a la independencia aun con un
a la mantención de los intereses de una nµeva capa burocrá- contenido burgués. Si la opresión no ha revestido el caracter
tica que surse en el Estado. dúico de colonia tercermundista debe corresponderle auto-
Desde otro punto de vista no es la incap acidad obrera la máticamente y sólo el derecho a la autodeterminación.
que Plantea la necesidad de oraanizarse sino las condiciones
de lucha en la clandestinidad, división de actiVidades, escasez 4.- Independencia y Colonialismo.
de medios, etc ... de ahí que debe ser la base la que detente
la_ a~toridad Y la que autónomamente ha¡a la revolución. El que defendamos las tesis colonialistas no supone que
Logicamente esta organización tiene que ser obra de los tra- lo hapmo1 porque vemos una relación mecánica entre la in-
bajadores mismos Y que refleje las experiencias revoluciona- dependencia que necesitamos y la colonización. Lo que ca·
anteriores sin restringirse a una sola. . racterlza a una nación colonizada no es su situación mú o
Plantear la revolución con un sistema autoritario significa menos tercermundesca sino el hecho de que la explotación
castrarla d~ base. Todo autoritarismo crea una situación de de esa nación, de sus riquezas, de su fuerza de trabajo, está
dependencia. Hacer de esta dependencia una necesidad desde hecha por una estructura social montada de acuerdo con pa-
el punto de vista teórico es una barbaridad rámetros extranjeros, caracterizándose esa estructuración por
La firme creencia de que nadie puede· pretender poseer la negación y el desprecio de la lengua, cultura, instituciones
_toda l~ ver<l;a~ so pena de establecer un sistema inquisitorial autóctonas ... de la nación colonizada, y sus sustitución por ~
en lo 1de_ologico -el reino de las ideas- que ahogue toda la tras extrañas, colonizadoras. Independientemente de la épo-
v4:rdad, li_bertad, progreso, justicia, la vida, el hombre, el ca en que se haya realizado la incorporación, independiente-
~ent~ mis~?. de la revolución, hace que demos salida a la mente del grado de desarrollo o de atraso de la nación ane-
libre dispos1c1on de las ideas revolucionarias del multiforme xionada o mantenida por la fuerza, independientemente, en
~ensamiento colectivo -no propu¡namos la 'creación de una fin de si dicha nación se halla en Europa o en los lejan-
libertad de f?!mación en el seno del pueblo· con su ley natu- países de ultramar.
ral de ~elecc1on como medio más efectivo de evitar errores y
extrav1os. 5.- Independencia y unificación de Euskadi.
3.- Necesidad de una estrategia clara. Somos independentistas porque creemos que aá • como el
Pueblo Vasco podrá desarrollar de una manera mú completa
P~a alcanzar nuestra liberación es preciso tener una es· sus necesidades, sean del tipo que sean., encauzadas en est;nac-
trategia clara que defina limpiamente nuestros objetivos y turu autóctonas y no extranjeras aunque liberalizantes.
precisar ~e esa manera el uso táctico de los medios. En tér- Asimismo nuestra independencia en lo estra"-ico al per-
~os mas generales podemos definir.nuestra lucha de libera- se¡uir fines diferentes a los de nuestros veciJl09 supone una
c1on ~?mo la lucha por la independencia nacional y la cons- independencia separatista con respecto al imperialbmo y a
trucc1on del socialismo vasco. Esto supone llevar la lucha a los Estados bur¡ueses llamados España y FraDda 'J' una inde-
tope en el sentido de que la ideología ''revolucionaria" no pendencia unionista con respecto a loa demú pueblos del
nos .frene c~ando. som~s- conscientes de alcanzar en nuestro mundo y en especial con nuatroa vecinos. De ahí que defen·
cammo !1ac1a la lil~~rac1on metas más altas que las que nos damos la estratelia con Euskadi Norte admitiendo todu las
nos hab1amos prefJJado. Empeñarse en un frenté popular y 74
73
v~ant!s. tácticas necesraias. La lucha del Pueblo Vuco no m lelftimaclón bace que en las cate¡oríu de pemamien-
está.dingida sola.mente a destruir los Estados Español y F _ burpleses no sea violencia. No es empleo de violencia el.
cés ~o -he aqui !luestra diferencia- a la construcción delr:! 111allell~el fusilamiento de un miembro de la oposición po-
ci~mo yasco. Dicho en otras palabras, en una realidad con- Es violencia cuando se ejecuta al torturador. Estamos
tradictona el elemento más importante no es que se destru- eeostumbradoa a leerlo en la prensa fascista espaiiola con aua
yven los ~s~dos Español y Francés sino que nace un Puebl O tinuas condenas de la violencia. Lo mismo puede decine
asco unificado y Socialista la no violencia de la I¡J.esia oficial de Franco. Hay la mia-
violencia represiva en un autoritarismo moral que en un
6.- El Reformismo. -.lmen de estaca y láti¡o. Hay una actitud violenta en la
mcantadora viejecita que es incapaz de turbar el sueño a su·
La ilusión de conseguir los objetivos por la vía parlamen- .Uta y está pidiendo vehementemente que se fusile, apalee
taria ~ hecho que organizaciones obreras de gran poder ha- destripe a un simple manifestante "por violento"
yan c_aido en el reformismo .

que se ha l!eg~do es a ~onseguir reivindicaciones ªque n:


supuesto rungun cambio sustancial.
Por otra parte el planteamiento parlamentario es a todas
=
. Ni una sol~ vez en la Historia veremos que se haya conse-
guido revolucionar las estructuras de esa maner A 1 •
1.- La Violencia no es un fin en si misma.
La violencia no es un fin en si misma. Es simplemente el
medio empleado por unos para mantener una situación opre-
lOra -y en consecuencia represiva- y por otros para destruirla.
~~es a~~ur~o en el Estado Español no sólo por su caracter Y, desde lueeo, nuestra violencia es una violencia, en princi·
ºrI?115 a SIDO Porque es imposible bajo tal dictadura· esto pi.o, de defensa y después de ataque.
no es Ir en. con~ra ~e la lucha legal -construcción de ikastolu
~argos universitarios ... - porque la lucha le¡al puede ir perfec: 9.- Lucha armada y acción de masas.
mente e!lcua~ada en un marco revolucionario.
La reSIStencia f~rzada y violenta de las estructuru b Estamos por la organización de la lucha armada como
gue_sas hace que S\U'Ja como reacción la violencia revoluc~ único camino factible para destruir el fascismo españoL Con-
n aria. trariamente a lo que se cree la lucha armada no está en con-
tradicción con la acción de masas; al contrario la comple-
7.- Violencia reaccionaria y violencia revolucionaria. menta. Si la revolución socialista de los trabajadores de ~
kadi sé caracteriza por aleo es precisamente por la amplitud
~s precise;> distinguir la violencia revolucionarla y la vto- de individuos que abarca y de reivindicaciones que atañe. De-
len~ia repreS1va; entre nuestra violencia y su violencia E ducir que toda acción que agrupe al mayor número P<)lihle
posible comprender la acción de un hombre contra un fua~ de personas, por ese hecho, sea revolucionarla es una barba-
no pero n? se le puede comparar con la violencia de los Es- ridad.
f~t°~JascIStas repres~vos: campos de concentración farsas Lo importante desde nuestro punto de vista es determi-
· u ci es, grupos fascIStas Paramilitares, exterminios 'en ma- nar claramente el contenido de la acción de muas. Por lo
sa... El ~o de la fuerza es incoherente con la libertad pronto, el fascismo español orpniza acciones de muas en
~:::1;~ 1?1as emp!ea el ré~men español fascista la violenci:
~ repreSivo es. Sm embargo la resistencia a la fuer-
Madrid y ·Bilbao o donde les conven¡a y nadie les puede lla
mar revolucionarios por mucha masa que hayL En nuestro
za es el pnm~r elemento esencial para lograr la libertad _ caso concreto, la acción de masas es una de lu formas posi-
iue . sea precISo el empleo de la violencia para alcanz.;1:u:1 bles, al igual que la lucha armada, de acción revolucionaria.
d~ISmo españ«?l se . mantiene en el poder porque practica Es lógico que la acción de masas en la revolución socialista
a manera mas odicJs8: la violencia represiva. La diferencia sea la más característica, precisamente por la amplitud de sus
que han P';lt;sto l.~s fascIStas españoles a ambas violencias es intereses. Esto no impide que una acción minoritaria numé-
~ d\!ª le~fmacio~. Todos los crímenes de los fascistas son ricamente abarque los mismos intereses y refuerce la acción
egi mos Y sancionados por la Justicia. El hecho mismo de masas.

75 76
10.- Represi6n fascista y acci6n de masas. 2.- Alianzas anti-oligárquicas.
Difícilmente·con nuestras solas ~erzas podríamlos dderrc:,·
En el caso de las manifestaciones y desfiles de los fascis- · tas añoles Lo D11Smo les pasa a os emas
taa españoles, la acción demasas no es la única forma posible ::e:l~~s1:;f:idotfanto e~ el ~stado Español c~mi= ;~
de acción revolucionarla. Sin embargo, las masas como forma resto de Europa. Por eso es prec1So plantearse un:tamente
y como contenido son una misma cosa en este sistema. Estu alianzas en dos sentidos: u~o en el terreno es c .
acciones corresponden a una propaganda masificadora y alie-
nante, en la que los individuos que la forman constituyen una TUCOe~°c!r~: :;:~ i:~e~!!~~n:u~ universalmente este. com-
auténtica masa y la característica principal es que nada les bat:1 es el de los pueblos Y clases oprimidos contra el imp~
caracteriza. La naturaleza de estos actos s1¡1ele se:r represiva y . . articularmente esta lucha toma en c~
desafiante. =n:i~/;;;m~u:r~pia de destrucción .de~ aparatoºI!~;!
Se puede decir que lo que en la revolución es forma, en la
contrarrevolución es contenido. De esta manera podemos
comprender cómo una acción minoritaria numéricamente se
convierte en acción de masas si por tal entendemos los inte-
reses conscientes de un amplio sector de la población oprimi·
destacado en cada pueblo para construir s1Stemas soc1

pro~~s ~t~=~a~ec~:~stra actitud internacion~t ~º1!


los demás pueblos del mundo que luc~:e: :ás d~amente
necesidad de agrupar fuer7:as con q~e- go
=~
ue se formen las
da en su lucha por la liberación y cómo una acción numéri· ··.
camente de masas puede llevar en su seno los suficientes ele- al fascismo -nuestr~ enemigo comu~asha~~i~ligárquicas. Da·
mentos reaccionarios como para ser represiva.
Es cierto también que las fuerzas represivas del gobierno :!º:scc;;~:f!~!:ft: ~~;~:nadcion~. ~~:r!~é~~=~::
1
d E k di mantendran una mdepen enc1a .-
español actúan contra el Pueblo Vasco en pequeños grupos.
A.¡uí se da la misma inversión de relaciones que anteriormen-
t{ ~eªalianzas son fundamentalmente necesarias cara a
n!~stros vecinos más próximos lógicamente.
te. La intención del revolucionario corresponde con sus inte-
reses reales. No ocurre así con las "fuerzas del orden público" 13. Hoy todas las posturas son políticas:
en tanto en cuanto su intención no corresponde a una nece-
sidad explícitamente suya sino a una necesidad del que man- . o se está a favor de la revolución o en contra.
da.
Frente a esta situación no puede haber pol~quªf~
11.- Sobre el Frente Nacional de Liberación. El mismo apoliticismo es una postura po l ~
cas. .• · lib t Porque no olvidemos que
La construcción del F.N.L. de Euskadi para el proletaria·
do vasco tiene el sentido de aunar el mayor número posible política en una s1tuac1on
~t;X::rte
ejercer la repres1on mas remen e. d
estamos en una ~ituai:i?n
.
. T da ponura es
::::~mfco al dejar ha·
en un colaborador más
de fuerzaS pro¡resistas con vistas a la destrucción del aparato cer al que tiene el poder se convie
colonizador que nos oprime. Para ello una alianza con los de la·violencia opresora.
sectores no monopolistas de la burguesía o con la pequeña
burguesía, en condiciones desfavorables, sería de efectos de-
sastrosos. Fundamentalmente las clases oprimidad nacional-
mente serían las que formarían el frente: obreros,campesinos
pescadores, pequeña burguesía urbana y sectores de la bur-
guesía no monopolista y patriota. Todas estas capas afirman
intereses anticolonialistas (expulsión del aparato del Estado GORA EUSKADI ASKATUTA I
Espaftol del territorio nacional vasco) y están representadas
en diversos grupos políticos. En la misma dinámica de lucha
los más reaccionarios se irán apartando y el resto se irá iden- GORA EUSKADI SOZIALISTA I
tificando .con la clase obrera constituída en eje y dirección de
la lucha.
77
José luis PAGAZAURTUNOUA " Jon "
Caído el 28 de noviembre de 1973 en .Las Arenas.
José luis PAGAZAURTUNOUA " Jon "
Caído el 28 de noviembre de 1973 en .Las Arenas.
Josu ARTETXE " Josu "
Caído el 6 de diciembre de 1973 en Altza.
Achevé d'imprimer le jour d'ABERRI EGUNA de 1974
par l'imprimerie MUGALDE.
37, Bd. De Gaulle.
64700 HENDAYE
Euskadi Nord.