Vous êtes sur la page 1sur 10

Ovarios

Los ovarios, las gónadas femeninas, son glándulas pares de forma y tamaño similares a los de
una almendra sin cáscara; son homólogos de los testículos. (Aquí el término “homólogo” se
utiliza para indicar que los dos órganos tienen el mismo origen embriológico.) Y de un peso de
unos 6 a 7 gramos, de color blanco grisáceo, fijados a ambos lados del útero por los ligamentos
uteroováricos y a la pared pelviana por los infundíbulos pelvianos.

Los ovarios producen:1) gametos, ovocitos secundarios que se desarrollan hasta formar el óvulo
luego de la fecundación, y 2) hormonas, incluyendo la progesterona y estrógenos (la hormona
sexual femenina), inhibina y relaxina. Los ovarios, uno a cada lado del útero, descienden hacia
el borde de la porción superior de la cavidad pelviana (contiene principalmente los órganos
reproductivos, la vejiga urinaria, el colon pélvico, y el recto) durante el tercer mes del desarrollo.
Varios ligamentos los fijan en su posición.

Histología del ovario

Cada ovario está formado por las siguientes partes:

 El epitelio germinal, una capa de epitelio simple (cúbico bajo o plano) que cubre la
superficie del ovario. Ahora, sabemos que el término epitelio germinal no es correcto
en los humanos, puesto que éste no da origen a los óvulos; se utilizaba porque al
momento de denominarlo, se creía que sí lo hacía. Actualmente se sabe que las células
progenitoras de los óvulos provienen del saco vitelino y migran a los ovarios durante el
desarrollo embrionario.
 La túnica albugínea, una capa blanquecina de tejido conectivo denso e irregular,
localizada inmediatamente por debajo del epitelio germinal.
 La corteza ovárica, la región por debajo de la túnica albugínea. Está compuesta por
folículos ováricos (se describe más adelante) rodeados de tejido conectivo denso
irregular, que contiene fibras colágenas y células similares a fibroblastos llamadas
células estromales.
 La médula ovárica se encuentra por debajo de la corteza ovárica. El borde entre la
corteza y la médula es impreciso; sin embargo, la médula se distingue porque presenta
un tejido conectivo más laxo con vasos sanguíneos, linfáticos y nervios.
 Los folículos ováricos (folículo = saco pequeño) se encuentran en la corteza y están
compuestos por los ovocitos en sus distintos estadios de desarrollo, junto con las células
que los rodean. Cuando las células que los rodean forman una sola capa, se llaman
células foliculares. Más tarde, durante el desarrollo, cuando éstas forman varias capas,
se las denomina células de la granulosa. Dichas células nutren el ovocito en desarrollo y
comienzan a secretar estrógenos a medida que éste aumenta de tamaño.
 Un folículo maduro (o de Graaf) es un folículo grande, lleno de líquido, que está listo
para romperse y liberar el ovocito secundario, proceso conocido como ovulación.
 El cuerpo lúteo (cuerpo amarillo) contiene los restos del folículo maduro, luego de la
ovulación. El cuerpo lúteo produce progesterona, estrógenos, relaxina e inhibina hasta
que se degenera en un tejido cicatrizal fibroso, el cuerpo albicans (cuerpo blanco).

HORMONAS OVÁRICAS

La progesterona
La progesterona es la hormona sexual femenina que libera los ovarios, cuya función es preparar
el útero para facilitar la fecundación. Durante la gestación también se produce en la placenta y
ayuda a que el embarazo transcurra con normalidad. Además, en la lactancia se encarga de
preparar las glándulas mamarias aumentando el tamaño de los senos.

Las funciones de la progesterona son fundamentales para una correcta menstruación y


embarazo, de manera que tener unos niveles bajos de esta hormona puede provocar
complicaciones como:

 Sensibilidad en los senos y aumento de su tamaño.


 Menstruación irregular o abundante.
 Depresión.
 Insomnio.
 Dolor de cabeza.

Existen causas muy variadas que pueden provocar unos niveles de progesterona más bajos de
lo normal:
 Dietas basadas en proteínas animales y lácteas. Esto es debido a que en la actualidad se
proporciona una gran cantidad de estrógenos a los animales para que se reproduzcan en más
cantidad.
 Uso de pastillas anticonceptivas, ya que también aumentan los estrógenos.
 Padecer hipotiroidismo o hipertiroidismo.
 Vida acelerada y estrés.
 Genética.

Los niveles normales de progesterona varían según la fase del ciclo menstrual. Hasta la
ovulación, la cantidad de progesterona es de 1,5 nanogramos por cada mililitro de sangre.
Aproximadamente 7 días después de la ovulación, los valores de progesterona aumentan hasta
10 nanogramos por mililitro. Durante el embarazo, los niveles deben ser iguales o superiores a
los de postovulación. Un nivel por debajo de estos valores se consideraría bajo.

Una primera ayuda para recuperar unos valores normales de la hormona progesterona es
cambiar de hábitos. Por un lado, es necesario manejar el estrés. Realizar ejercicios suaves, hacer
clases de yoga o medicación y autocontrolar los nervios son unos recursos útiles.

Por otro lado, hay que tener muy en cuenta la dieta. Es recomendable evitar las carnes rojas,
embutidos y lácteos por el motivo que te hemos descrito en el apartado de las causas, así como
el café y otras bebidas con cafeína que favorecen el nerviosismo.

Estrógenos

Estrógeno se asocia principalmente con el desarrollo femenino durante la pubertad y el ciclo


reproductivo, afecta todo, desde la salud ósea hasta el bienestar emocional.

Los niveles bajos de estrógeno pueden desarrollarse en mujeres de todas las edades por varias
razones.

. El estrógeno es en gran parte producido por los ovarios.


. Cuando los niveles de estrógeno son bajos, puede tener varios efectos en el cuerpo.

. Las mujeres que tienen trastornos de la alimentación, como la anorexia, corren un mayor riesgo
de tener niveles bajos de estrógeno.

El factor de riesgo más significativo para tener niveles bajos de estrógeno es la edad. A medida
que las mujeres envejecen y se acercan a la menopausia, es normal que disminuyan los niveles
de estrógeno.

Los niveles de estrógeno también pueden disminuir por varias otras razones, incluyendo:

. Falla ovárica prematura

. Trastornos de la tiroides

. Ejercicio excesivo

. Estar muy por debajo del peso

. Quimioterapia

No todas las mujeres requieren tratamiento para niveles bajos de estrógeno. Pero si los síntomas
bajos de estrógeno son molestos, se puede recomendar un tratamiento. El tratamiento es
individualizado en función de la causa del bajo nivel de estrógeno y los síntomas presentes.

. Terapia de reemplazamiento de hormonas

. Ampollas

. La terapia de reemplazo hormonal puede usarse para tratar estrógenos

Por lo general, los médicos prescriben terapia de reemplazo hormonal (TRH) para niveles bajos
de estrógeno.

Diferentes tipos de HRT están disponibles. A veces, los médicos sugieren una terapia hormonal
combinada que contiene estrógeno y progesterona.

La combinación de hormonas puede ser efectiva para equilibrar los niveles de estrógeno en
algunas mujeres que experimentan síntomas.

Los valores normales de progesterona en día 21 de ciclo deben situarse entre 5 y 20 ng/ml para
afirmar que se ha producido la ovulación.

Relaxina

La relaxina es una hormona producida por el cuerpo lúteo del ovario y por la placenta durante
el embarazo. Su función o papel aún está siendo investigado, aunque a menudo se asocia con
una mayor elasticidad muscular de cara al parto, ya que ayuda a suavizar las contracciones
espontáneas del útero, favorecer una mayor flexibilidad de la zona púbica y facilitar el parto.

Los niveles de la relaxina alcanzan su pico al inicio del segundo trimestre, en torno al cuarto mes
de embarazo, y en el parto. Sus efectos se traducen en que ralentiza la nueva producción de
colágeno, de forma que los ligamentos del cuerpo no son tan fuertes (y, por tanto, más
elásticos). Así, las articulaciones se vuelven hipermóviles.

Inhibina
La inhibina es un complejo proteico y un dímero, que regula a la baja la síntesis y la secreción
de la hormona foliculoestimulante (FSH).

En las mujeres, la inhibina es producida en las gónadas, glándula pituitaria, placenta, y otros
órganos.

En las mujeres, la FSH estimula la secreción de inhibina de las células de granulosa del folículo
ovárico en los ovarios. A su vez, la inhibina suprime la FSH.

La inhibina B alcanza un máximo a principios y mediados de la fase folicular, y alcanza un


segundo máximo en la ovulación.

La inhibina A llega a su punto máximo a mediados de la fase lútea.

La secreción de inhibina es disminuida por la GnRH, e incrementada por el factor de crecimiento


insulínico tipo 1 (IGF-1).

Patologías

Entre las enfermedades más conocidas están:

Ovarios

Cáncer de ovario

Este tipo de cáncer no es común pero causa más muertes que otros cánceres del sistema
reproductivo femenino. Cuanto más temprano es diagnosticado y tratado, mejores son las
probabilidades de recuperación. Pero el cáncer de ovario es difícil de detectar temprano. Las
mujeres que lo padecen no tienen síntomas hasta que la enfermedad está ya muy avanzada y
en ese momento es difícil de tratar. Los síntomas pueden ser:

Sensación de peso en la pelvis

Dolor en la parte baja del abdomen

Hemorragias vaginales

Aumento o pérdida de peso

Períodos menstruales anormales

Dolor de espalda sin explicación que empeora

Gases, náusea, vómitos o pérdida del apetito

Para diagnosticar este cáncer los médicos practican uno o más exámenes. Estos pueden ser:
examen físico, examen pélvico, análisis de laboratorio, ecografías o una biopsia. El tratamiento
suele ser cirugía seguida por quimioterapia.

Quistes ováricos

Los quistes ováricos son sacos llenos de líquido en o sobre un ovario. Generalmente, se forman
durante la ovulación, cuando el ovario libera un óvulo. Por lo general son inofensivos y
desaparecen solos. La mayoría de las mujeres los tienen en algún momento de su vida.
La mayoría de los quistes ováricos son pequeños y no causan síntomas. Es posible que las
mujeres no descubran que los tienen hasta someterse a un examen pélvico. Si tiene síntomas,
pueden incluir:

Presión

Hinchazón

Inflamación

Dolor en la parte baja del abdomen, en el lado donde está ubicado el quiste

Si su proveedor de atención médica encuentra un quiste, es posible que pueda esperar para ver
si se hace más grande. Usted puede necesitar una cirugía si tiene dolor, si pasó la menopausia o
si el quiste no desaparece. Si un quiste se rompe o causa sangrado, debe recibir ayuda médica
de inmediato. Las píldoras anticonceptivas pueden ayudar a prevenir nuevos quistes.

Rara vez los quistes ováricos pueden llegar a ser cancerosos. Este riesgo aumenta a medida que
envejece.

Un problema de salud que involucra quistes ováricos es el síndrome de ovarios poliquísticos. Las
mujeres con este síndrome pueden tener altos niveles de hormonas masculinas, menstruaciones
inexistentes o irregulares y pequeños quistes ováricos.

Síndrome de ovario poliquístico

El síndrome del ovario poliquístico ocurre cuando los ovarios o las glándulas suprarrenales
femeninas producen más hormonas masculinas de lo normal. Esto causa crecimiento de quistes
(cavidades llenas de líquido) en los ovarios. Los síntomas incluyen:

Menstruaciones irregulares

Infertilidad

Dolor pélvico

Exceso de vello en la cara, el pecho, el abdomen o los muslos

Subida de peso

Acné o piel grasosa

Parches de piel gruesa de color marrón o negro

Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico también están en mayor riesgo de desarrollar
diabetes, síndrome metabólico, enfermedades del corazón y presión arterial alta.

El síndrome de ovario poliquístico es más común en las mujeres que tienen obesidad o que
tienen una madre o hermana con síndrome de ovario poliquístico. Para diagnosticarlo, el médico
puede hacer un examen físico, examen pélvico, análisis de sangre y una ecografía.

No tiene cura, pero la dieta, hacer ejercicio y las medicinas pueden ayudar a controlar los
síntomas. Las pastillas anticonceptivas ayudan a las mujeres a regular el período, reducir los
niveles de hormonas masculinas y eliminar el acné. Los tratamientos para la infertilidad por
síndrome de ovario poliquístico pueden incluir medicinas, cirugía o fertilización in vitro.

Testículos
Los testículos son glándulas pares ovales ubicadas en el escroto, que miden 5 cm de largo y 2,5
cm de diámetro. Cada testículo tiene un peso de 10−15 gramos. Los testículos se desarrollan
cerca de los riñones, en la porción posterior del abdomen.

El tamaño desmesurado de los testículos se debe en la mayoría de las ocasiones a una hidrocele
(acumulación de líquido en la túnica serosa del testículo). Los testículos son de color blanco
azulado, a veces rojo cuando están repletos de sangre. Esta coloración se debe a las bolsas que
los envuelven.

Los testículos (gónadas masculinas) producen espermatozoides y secretan hormonas. El sistema


de conductos transporta y almacena los espermatozoides, participa en su maduración y los
conduce al exterior.

Histología del testículo

► Túnica vaginalis: capa de tejido conectivo duro cuya función es servir de soporte del
parénquima testicular.

► Túnica albugínea: cápsula de tejido conectivo que también provee soporte al parenquima.

► Parénquima testicular: compuesto de túbulos seminíferos y células intersticiales

► Túbulos seminíferos: producen los espermatozoides

► Células intersticiales: esparcidas entre los túbulos seminíferos

► Mediastino testicular: núcleo de tejido conectivo dentro del testículo.

► Red testicular -de túbulos colectores – recogen los espermatozoides luego de que pasan por
los túbulos seminíferos.

► Vasos eferentes: aproximadamente quince túbulos que cargan los espermatozoides del
testículo al epidídimo.

► Túnica dartos: estructura tipo lámina hecha de músculo liso y tejido conectivo elástico, cuya
función es servir de termo-regulador del testículo.

► Escroto: capa de piel gruesa velluda protectora del testículo.

Vascularización de los testículos

Arterias: los testículos están irrigados por las arterias espermáticas, la arteria deferencial y la
arteria funicular.

Venas: del drenaje sanguíneo están encargadas las venas espermáticas. Cuando se obstruyen
producen el varicocele.

Vasos linfáticos.

HORMONAS TESTICULARES
Se hallan en la región perineal tras la base del pene, en el interior de la bolsa escrotal. Están
envueltos por un conjunto de cubiertas con forma de bolsa, llamada escroto, que los mantiene
por debajo de la temperatura corporal a 1.3 ºC.

Testosterona

La testosterona es una hormona esteroidea sexual del grupo andrógeno y se encuentra en


mamíferos, reptiles, aves, y otros vertebrados.

La testosterona puede estar por encima y por debajo de los niveles, es decir, podemos hacer
algo para que la testosterona baje o suba.

Los resultados normales de los niveles de testosterona total: De 280 a 1,100 ng/dL.

La función principal de la testosterona es:

-Crecimiento del escroto, pene y glándulas secretoras.

-Aumentar el peso y el crecimiento testicular.

-Aumento del deseo sexual.

-Masa muscular

-Engrosamiento de la piel.

-Aumento de estatura.

-Voz grave.

-Vello en: pubis, tronco, extremidades y barba.

-Proliferación de las glándulas sebáceas.

La deficiencia de testosterona (también denominado hipogonadismo) puede causar:

 Reducción del impulso sexual


 Disfunción eréctil
 Insuficientes espermatozoides
 Agrandamiento de las glándulas mamarias (pechos)

Con el tiempo, el bajo nivel de testosterona puede producir la pérdida del vello del cuerpo,
músculos y fuerza física, además de la acumulación de grasa. Si este nivel bajo de testosterona
es crónico (por largo tiempo), también puede causar el debilitamiento de los huesos
(osteoporosis); alteraciones del estado anímico; pérdida de energía y reducción en el tamaño de
los testículos. Los indicios y síntomas (lo que nota y siente) pueden variar de persona a persona.

Un bajo nivel de testosterona puede ser resultado de

 Una lesión testicular (trauma, castración) o infección


 Tratamiento con radiación o quimioterapia para el cáncer
 Algunos medicamentos como analgésicos con opio
 Trastornos hormonales (tumores o enfermedades en la glándula pituitaria, nivel elevado
de prolactina)
La terapia para restituir la testosterona puede estimular el interés sexual, las erecciones y el
crecimiento del vello corporal; mejorar el estado anímico, y aumentar el nivel de energía y la
densidad de los huesos y masa muscular. Hay diversos métodos para restituir la testosterona:

 Geles o parches que se ponen en la piel


 Inyecciones
 Tabletas que se adhieren a la encía
 Pellets que se insertan bajo la piel o píldoras (en algunos países fuera de Estados Unidos)

Inhibina

La inhibina en los hombres es secretada de las células de Sertoli, 12 ubicadas en los túbulos
seminíferos dentro de los testículos. Los andrógenos estimulan la producción de inhibina; este
péptido también podría regular localmente la espermatogénesis.

Patologías

Dolor en el testículo

Los testículos son muy sensibles. Incluso una lesión menor puede causar dolor. En algunas
afecciones, el dolor abdominal puede ocurrir antes del dolor testicular.

Las causas comunes de dolor testicular incluyen:

Lesión.

Infección o inflamación de los conductos espermáticos (epididimitis) o los testículos (orquitis).

Torsión de los testículos que puede interrumpir el suministro de sangre (torsión testicular). Es
más común en hombres jóvenes entre 10 y 20 años de edad. Es una urgencia médica que debe
tratarse lo más pronto posible. Si la cirugía se realiza en 6 horas, la mayoría de los testículos
pueden salvarse.

El dolor leve puede ser causado por la acumulación de líquido en el escroto, como:

Venas dilatadas en el escroto (varicocele).

Quiste en el epidídimo que a menudo contiene células espermáticas muertas (espermatocele).

Líquido que rodea el testículo (hidrocele).

El dolor en los testículos también puede ser causado por una hernia o cálculo en el riñón.

El cáncer testicular casi siempre es indoloro. Pero cualquier tumor testicular debe ser revisado
por su proveedor de atención médica, ya sea que haya o no dolor.

Varicocele

El varicocele consiste en una dilatación de las venas que drenan la sangre de los testículos (plexo
pampiniforme).

Un 20% de los adolescentes puede presentar varicocele. La mayoría son asintomáticos, y se


descubren casualmente o en una visita rutinaria.
El varicocele implica un riesgo para la fertilidad y suele ser progresivo, con deterioro paulatino
de la función testicular. Existen múltiples trabajos que confirman que el varicocele puede afectar
muy seriamente a la fertilidad.

En el apartado de varicocele se expone como realizamos el tratamiento del varicocele. La técnica


quirúrgica que mejor permite preservar la arteria testicular y que menos complicaciones y
recidivas produce es la “varicocelectomía subinguinal” con microscopio o gafas lupa. Por este
motivo, es la técnica que utilizamos en el Instituto Urología y Medicina Sexual para corregir el
varicocele, tanto en adultos como en adolescentes o niños.

HIDROCELE

La hidrocele consiste en una acumulación de líquido, generalmente transparente, entre el


testículo y la membrana que lo recubre (denominada vaginal).

Suele ser poco o nada doloroso, aunque puede molestar si es grande. Es un proceso benigno. Se
diagnostica simplemente palpando. También colocando una fuente de luz (linterna) en su parte
posterior y comprobando que el haz de luz lo atraviesa, lo que denominamos transiluminación
positiva. También puede diagnosticarse mediante ecografía.

Pese a su benignidad suele aconsejarse su tratamiento quirúrgico con anestesia, local, raquídea
o general, ya que es el único medio para solucionarlo. La estancia sanatorial suele ser de 1 día.

Cuando las niñas y los niños entran en la pubertad, empiezan a desarrollar diferencias
llamativas en la apariencia y el comportamiento. Quizá ningún otro período en la vida muestra
en forma tan notable el impacto del sistema endocrino en el control del desarrollo y la
regulación de las funciones corporales. En las niñas, los estrógenos promueven la acumulación
de tejido adiposo en los pechos y las caderas, y esculpen la forma femenina. Al mismo tiempo
o un poco más tarde, los niveles crecientes de testosterona en los niños ayudan a aumentar la
masa muscular y a engrosar las cuerdas vocales, lo que produce una voz más grave. Estos
cambios son sólo unos pocos ejemplos de la poderosa influencia de las secreciones
endocrinas.

Lóbulo posterior de la hipófisis

Si bien el lóbulo posterior de la hipófisis o neurohipófisis no sintetiza hormonas, sí almacena y


libera dos hormonas. Está formada por pituicitos y terminales axónicos de más de 10 000 células
neurosecretoras hipotalámicas. Los cuerpos celulares de las células neurosecretoras están en
los núcleos paraventricular y supraóptico del hipotálamo; sus axones forman el tracto
hipotálamo-hipofisario. Este tracto comienza en el hipotálamo y termina cerca de los capilares
sanguíneos en el lóbulo posterior de la hipófisis). Los cuerpos neuronales del núcleo
paraventricular sintetizan la hormona oxitocina (OT; oxitoc- = crecimiento rápido) y los del
núcleo supraóptico sintetizan la hormona antidiurética (ADH), también llamada vasopresina. Las
terminaciones axónicas en la neurohipófisis se asocian con células especializadas de la neuroglía,
llamadas pituicitos. Estas células cumplen un papel de sostén similar al de los astrocitos.

Luego de su producción en los cuerpos celulares de las células neurosecretoras,la oxitocina y la


hormona antidiurética se empaquetan en vesículas secretoras que se movilizan por transporte
axónico rápido a las terminaciones axónicas en la neurohipófisis, donde se almacenan hasta que
los impulsos nerviosos determinan la exocitosis y la liberación de la hormona. Las arterias
hipofisarias inferiores irrigan el lóbulo posterior de la hipófisis y son ramas de las arterias
carótidas internas. En el lóbulo posterior, las arterias hipofisarias inferiores drenan en el plexo
capilar del proceso infundibular, una red capilar que recibe la oxitocina y la hormona
antidiurética secretadas. Desde este plexo, las hormonas pasan hacia las venas hipofisarias
posteriores para la distribución a las células diana de otros tejidos.

Oxitocina Durante y después del parto, la oxitocina afecta a 2 tejidos diana: el útero y las mamas
de la madre. Durante el parto, el estrechamiento del cuello del útero estimula la liberación de
oxitocina que, a su vez, estimula la contracción de las células del músculo liso en la pared del
útero. Luego del parto, estimula la eyección de la leche (“bajada”) de las glándulas mamarias en
respuesta al estímulo mecánico ejercido por la succión del lactante. La función de la oxitocina
en los hombres y en las mujeres no embarazadas no está clara.

Experimentos realizados con animales han sugerido que tiene acciones dentro del cerebro que
estimulan el cuidado parental hacia la descendencia. También puede ser responsable, en parte,
del placer sexual durante y luego del acto sexual.