Vous êtes sur la page 1sur 5

¿Los bebés deben llorar al nacer?

El llanto ayuda a despejar las vías respiratorias del


recién nacido facilitando la aparición de sus
funciones cardíacas. Pero, ¿qué ocurre si tu hijo
no llora al nacer?

Cuando una mujer se entera de que va a ser mamá, piensa detenidamente y


constantemente durante todo el embarazo en el momento del parto. Todas las
mamás se preocupan de cómo será el desarrollo del alumbramiento, deseando
que no surja ningún contratiempo y que su bebé nazca sano y fuerte.

Pero, ¿si un recién nacido llora sin parar es una buena señal? Cuando
el bebé llega al mundo se enfrenta a un entorno desconocido, y además
experimenta en su cuerpo nuevas sensaciones: su organismo empieza a
depender por sí mismo, la temperatura de su ambiente es más baja, no reconoce
su alrededor… El pequeño siente un gran desconcierto y utiliza su llanto para
expresar su malestar, es su herramienta de comunicación.
El llanto facilita la respiración autónoma del bebé, ya que ayuda a expulsar el
líquido amniótico de las vías respiratorias.

Cambios en su organismo

Al nacer, el aparato respiratorio del bebé está por primera vez en contacto con el
aire pero las vías se encuentran llenas de líquido amniótico. Para despejar estos
conductos, el recién nacido entreabre la glotis con un movimiento reflejo, es decir,
de una manera automática, involuntaria y defensiva. De esta manera, los
músculos inspiratorios se contraen y dilatan con regularidad promoviendo una
depresión del toráx.

El llanto ayuda en la obstrucción de las vías respiratorias, facilitando la expulsión


del fluido amniótico y el comienzo de la respiración autónoma del bebé.
Cabe destacar que hay muchos bebés que no lloran al nacer, especialmente los
nacidos a través de cesárea, porque llegan más relajados y calmados. Éstos niños
iniciarán su respiración a través de un gran bostezo o mediante una serie de
toses.
En otros casos, los especialistas se encargan de limpiar las vías y a continuación
dan una pequeña palmadita en los pies o un masaje en la espalda del bebé para
estimularle. La táctica de poner al hijo boca abajo y azotarle el culo está en
desuso.
¿Cuándo se debe cortar el cordón umbilical?

Al nacer tu hijo sigue respirando a través del cordón umbilical por lo que algunos
especialistas no están de acuerdo en cortarlo inmediatamente después del parto.
Muchos aconsejan esperar un poco para que el recién nacido comience a respirar
de manera normal y así no se quede sin oxígeno de repente, además gracias a
esto contará con una doble vía de oxigenación.

Por lo tanto, si tu hijo no llora no te preocupes, ya que seguramente no ocurra


nada grave. Cada niño es un mundo y reacciona de manera distinta al nacer.
Pero una de las ventajas de que el niño llore es que sus funciones cardiacas y
respiratorias aparecen más rápidamente y de una manera más natural.
La prueba de Apgar

La prueba de Apgar es un examen rápido que se realiza al primer y quinto minuto


después del nacimiento del bebé. El puntaje en el minuto 1 determina qué tan bien
toleró el bebé el proceso de nacimiento. El puntaje al minuto 5 le indica al
proveedor de atención médica qué tan bien está evolucionando el bebé por fuera
del vientre materno.

En casos raros, el examen se terminará 10 minutos después del nacimiento.

Virginia Apgar, MD (1909-1974), comenzó a utilizar el puntaje Apgar en 1952.

Forma en que se realiza el examen


La prueba de Apgar la realiza un médico, una enfermera obstétrica (comadrona) o
una enfermera. El proveedor examina en el bebé:

 Esfuerzo respiratorio

 Frecuencia cardíaca

 Tono muscular

 Reflejos

 Color de la piel

A cada una de estas categorías se le da un puntaje de 0, 1 o 2 según el estado


observado.

Esfuerzo respiratorio:

 Si el bebé no está respirando, el puntaje es 0.

 Si las respiraciones son lentas o irregulares, el puntaje del bebé es 1 en esfuerzo


respiratorio.

 Si el bebé llora bien, el puntaje respiratorio es 2.

La frecuencia cardíaca se evalúa con el estetoscopio. Esta es la evaluación más


importante.

 Si no hay latidos cardíacos, el puntaje del bebé es 0 en frecuencia cardíaca.

 Si la frecuencia cardíaca es menor de 100 latidos por minuto, el puntaje del bebé
es 1 en frecuencia cardíaca.
 Si la frecuencia cardíaca es superior a 100 latidos por minuto, el puntaje del bebé
es 2 en frecuencia cardíaca.

Tono muscular:

 Si los músculos están flojos y flácidos, el puntaje del bebé es 0 en tono muscular.

 Si hay algo de tono muscular, el puntaje del bebé es 1.

 Si hay movimiento activo, el puntaje del bebé es 2 en tono muscular.

Respuesta a las gesticulaciones (muecas) o reflejo de irritabilidad es un término


que describe la respuesta a la estimulación, como un leve pinchazo:

 Si no hay reacción, el puntaje del bebé es 0 en reflejo de irritabilidad.

 Si hay gesticulaciones o muecas, el puntaje del bebé es 1 en reflejo de


irritabilidad.

 Si hay gesticulaciones y una tos, estornudo o llanto vigoroso, el puntaje del bebé
es 2 en reflejo de irritabilidad.

Color de la piel:

 Si el color de la piel es azul pálido, el puntaje del bebé es 0 en color.

 Si el cuerpo del bebé es rosado y las extremidades son azules, el puntaje es 1 en


color.

 Si todo el cuerpo del bebé es rosado, el puntaje es 2 en color.


Porque no lloran los bebes al nacer

No cabe duda de que el nacimiento de un bebé es un momento increíble y repleto


de felicidad y emoción. Aunque muchas mamás conocen la importancia de que el
bebé llore al nacer, otras se preguntan por qué algunos bebés no lloran al
nacer. El proceso de llegar al mundo resulta estresante para cualquier recién
nacido, por lo que no es de extrañar que los bebés lloren inmediatamente después
de nacer. No obstante, no siempre es así y algunos bebés no lloran al
nacer. Descubre los diferentes motivos que explican este comportamiento a
continuación.

Causas por las que un bebé no llora tras el parto

Como ya hemos adelantado, no todos los bebés lloran inmediatamente después


de nacer. Algunos necesitan la ayuda de los médicos para activar su sistema
respiratorio y para que puedan así emitir lloros, tos o gemidos al llegar al mundo.
Pero, ¿supone un problema que un bebé no emita llanto al nacer?
En primer lugar, debes saber que el hecho de que un bebé no sea capaz de llorar
por sí mismo tras su nacimiento significa que nace más relajado o adormilado.

Algunos recién nacidos inician incluso su respiración de manera autónoma con un


bostezo en lugar de llanto. Esto suele ser más frecuente en los nacimientos
por cesárea.
Sin embargo, es esencial que los médicos valoren los motivos por los que un bebé
no llora en el momento de nacer, a través de una prueba denominada test de
Apgar, en la cual se analizan los reflejos del bebé, el color de piel, la frecuencia
cardíaca, el tono muscular y el esfuerzo respiratorio. Dependiendo de los
resultados que se obtengan del test de Apgar, los médicos podrían decidir
proporcionar oxígeno de manera artificial al bebé.