Vous êtes sur la page 1sur 31

RECURSO DE APELACION ESPECIAL

Concepto

De acuerdo al artículo 415 del Código Procesal Penal, la apelación especial es un recurso
restringido en cuanto a sus motivos que procede contra:

1º Las sentencias del tribunal de sentencia.


2º Las resoluciones del tribunal de sentencia que declaren el sobreseimiento o el archivo.
3º Las resoluciones del juez de ejecución que pongan fin a la pena, a medida de seguridad y
corrección o denieguen la extinción, conmutación o suspensión de la pena.

Este recurso, que es semejante a los recursos de casación en la legislación comparada y


bajo este nombre se encontrará información bibliográfica, tiene por objeto controlar las
decisiones de los tribunales que dictan sentencia, asegurando de esta forma el derecho al
recurso reconocido por la Convención Americana sobre Derechos Humanos, artículo 8º, 2,
h.

El hecho de que este recurso sea semejante a la casación, no implica que deban aplicarse
todas las normas formales que tradicionalmente se exigieron para la casación. Tan sólo se
podrá inadmitir un recurso cuando no respete lo preceptuado en el Código Procesal
Penal, y no por no respetar un "formalismo consuetudinario".

Objeto

El objeto del recurso es la sentencia o la resolución que pone fin al procedimiento. Este
concepto implica un cambio radical en lo que en materia de recursos existía en Guatemala
donde la capacidad de revisión en la apelación era muy amplia. En el actual sistema,
cualquiera de los vicios que se aleguen en el recurso deben tener expresión en la sentencia y
sólo ellos pueden ser atacados.

De tal forma queda excluido como objeto de impugnación la valoración de la prueba que
realizó el tribunal y mediante la cual declaró unos hechos como probados, ya que no es
posible que un tribunal que no ha presenciado la práctica de la prueba, celebrado en la
audiencia del juicio, decida si pueden declararse como probados los hechos descritos en la
sentencia. En su caso, además de la sentencia podrá ser impugnada el acta del debate,
cuando se trate de impugnar la forma en que se ha conducido el debate.
Conforme la característica dispositiva (derecho) del recurso, la apelación especial
comparte con los demás recursos los límites del examen al que se ve forzado el tribunal ad
quem (el tribunal que decide el recurso), es decir, la sala de la Corte de Apelaciones no
puede decidir más allá del objeto del recurso. De la misma forma, no existen
especificaciones especiales para este recurso en cuanto a la recurribilidad subjetiva. Los
legitimados a impugnar son los mismos y en las mismas condiciones que para impugnar en
los otros recursos.Remitimos, por tanto, al análisis realizado oportunamente.

El motivo de procedencia del recurso, restringido legalmente, es la infracción a la


ley. Conforme a este criterio el Código Procesal Penal distingue en el artículo 419, entre
infracciones de fondo y de forma. La primera de ellas, es la incorrecta o errónea aplicación
de la ley que, interpretado contextualmente, debemos entender que se trata de la ley
sustantiva, y la segunda, un error o inobservancia que constituya un vicio del
procedimiento.

RECURSO DE APELACION ESPECIAL

El recurso de apelación especial es, según el texto legal, un recurso de derecho. Sin embargo, los
hechos concluyen en ciertas situaciones en la posición que bien puede llegar a ser analizados por
medio de la alzada. A mi criterio, esto surge desde esta única perspectiva, es decir desde "abajo",
en tanto la jurisprudencia de los tribunales de segunda instancia, con no muy larga experiencia en
esta materia en nuestro país, pues se habla desde el momento de la puesta en vigencia del Código
Procesal Penal actual, ya con un sistema de justicia acusatoria, (Julio 1994) oportunidad desde la
cual se llegó a crear el Recurso de Apelación Especial. Este es único en el Mundo Jurídico, en otros
países se habla de la Casación, que lo considero de mayor predisposición y extensión, pero sin
excepciones.- El deslinde de las cuestiones de hecho admisibles e inadmisibles en la Apelación
Especial es la primera cuestión que los juristas de nuestro tiempo se plantean con especial interés,
pues las cuestiones jurídicas, tienen un obvio lugar asegurado por la letra de la ley, que no deja
interrogantes al respecto. Es una constante en la ciencia jurídica que sean los temas oscuros, y no
los claros, los que más atraigan la atención de la sociedad, que al tiempo que busca el mejor
aseguramiento de los derechos, pone 1 Art. 11 Código Procesal Penal de la República de
Guatemala.. a prueba la permeabilidad de las instituciones legales. La postura contraria
(protectora de aquella permeabilidad) es frecuente sueño de los codificadores, pero, este sueño
choca con la realidad de la vida jurídica que surge de los hombres concretos que la animan.- Ante
los casos excepcionales en que los "hechos" concluyen por conducir a la Apelación Especial de la
sentencia de primer grado, surgirá un segundo interrogante esencial: ¿Quién dictará la sentencia
definitiva? o, en otros términos: ¿Por medio de cuál de los artículos del Código Procesal Penal, ya
sea el 11Bis, o el 283, o de los dos incisos del artículo 419 o todos los motivos del 420 del Código
Procesal Penal, será que se abrirá la puerta para cazar la sentencia y discutir en el tribunal de
alzada los hechos de cualquier procedimiento penal? El autor Levene coincide, con quienes
afirman que queda sustraído al recurso de Apelación Especial, el conocimiento de la exactitud de
las cuestiones de hecho. Y nuestro sistema procesal penal lo confirma 4 cuando dice que la
sentencia que debe dictar el tribunal de alzada, no podrá en ningún caso hacer mérito de la
prueba o de los hechos que se declaren probados, conforme a las reglas de la sana crítica
razonada. Únicamente podrá referirse a ellos para la aplicación de la ley sustantiva o cuando exista
manifiesta contradicción en la sentencia recurrida. Sin embargo, no son cuestiones de hecho, por
ejemplo, la premeditación de la actuación del sujeto, la ebriedad constante o bien casual, el ardid
o el engaño empleado, porque el derecho no mira ninguna de esas cuestiones como puros hechos.
La premeditación, la ebriedad, el ardid, son, en rigor, conceptos jurídicos, no entidades puramente
materiales. "Una cosa es la materialidad que sustenta el concepto jurídico, y otra el concepto
jurídico relativo a esa materialidad". Es de la incumbencia de la Apelación Especial el examen y
corrección de aquella conceptualización que han hecho los integrantes del tribunal de Sentencia
Penal cuando indican el tipo penal aplicable al caso que conocen. Los hechos que no se discuten
en la acción de alzada, son los acontecimientos de la vida de un individuo, que constituyen la
materia justiciable del juicio, referentes a los sujetos activo y pasivo de la acción delictiva, sus
condiciones, relaciones, circunstancias, etc., a la materialidad física y psíquica de los hechos que la
ley castiga como delito; a las circunstancias y al lugar y al tiempo de los mismos, y a las demás
materialidades sobre las que se apoyan los conceptos legales. En una palabra, son cuestiones de
hecho todas las que se refieren a la estructuración subjetiva y objetiva, física y psíquica de lo
sucedido. Por ejemplo, respecto de la premeditación, son 4 Art. 430 del Código Procesal Penal.
Universidad Mesoamericana Lic. Héctor E. Berducido M Cátedra de Derecho Procesal Penal uno.
Parte teórica. cuestiones de hecho las referentes a la materialidad psíquica que la constituye y al
tiempo; Respecto de la ebriedad completa y repugnante, las relativas a la cantidad de ingestión
alcohólica, al tiempo y al modo como acostumbra a beber el sujeto, el efecto producido en su
cuerpo y mente, la forma como se comporta y la alteración y afección en el carácter de terceros a
quienes tiende a molestar cuando se encuentra borracho; Con respecto a la estafa, el ardid del
estafador, la astucia para embaucar a su víctima, la frecuencia con que lo hace, la forma como
logra siempre salirse con su propósito, haciendo caer de cualquier modo a su víctima. Son
cuestiones de hecho las relativas a la materialidad de los artificios realizados por el autor, a las
condiciones mentales y culturales de la víctima y a los efectos de los artificios empleados en el
ánimo de ésta. Mientras los recursos ordinarios, como la reposición, el de la apelación genérica, se
califican en el curso del proceso como remedios para subsanar defectos o errores cometidos en el
procedimiento, y encausar la actuación en la legalidad, la Apelación Especial puede ser equiparada
a las características propias del recurso extraordinario de Casación, ya que solo procede contra la
sentencia de segunda instancia y la Apelación Especial, contra la de primera Instancia; pero donde
se discute el derecho y el procedimiento, pero no los hechos discutidos en su oportunidad en el
curso del proceso.- La alzada, o la segunda Instancia no es un tribunal extraordinario, pero si lo es
los motivos que la provocan, razón que motiva el recurso, pues estos serán de derecho tanto en la
Apelación Especial, como en Casación y en la Acción de Inconstitucionalidad ante la Corte de
Constitucionalidad, y de hecho en la revisión ante la Corte Suprema de Justicia para perseguir la
anulación de la sentencia penal ejecutoriada. Tanto los motivos de fondo como los de forma que
habilitan la admisión de la Apelación Especial implican, violaciones de la ley, sea la ley aplicada por
el Tribunal de Sentencia para resolver el caso (error in iudicando), sea la que regula el
procedimiento empleado por el tribunal, tanto del que controla la legalidad de la investigación,
como del tribunal que fue el encargado de realizar la etapa intermedia como la audiencia del juicio
oral, y que a su final dictó la Sentencia respectiva (error in procedendo). De la Rúa señala que los
motivos (medios, moyens) pueden clasificarse en vicios de actividad o vicios de juicios (si se sigue a
Chiovenda o a Carnelutti), o errores in procedendo y errores in iudicando (en la remisión parcial a
Calamandrei) Esta distinción (en su entender) parte de la diferente posición en que se halla el juez
frente al derecho, según sea sustantivo o procesal. Frente a las normas de derecho sustancial su
misión es declarar el derecho, comprobando de qué manera los interesados lo han cumplido.
Frente al derecho.

RECURSO DE APELACION ESPECIAL

Recurso de Apelación Especial: El derecho a recurrir forma parte esencial del debido proceso y una
concreción de la tutela judicial efectiva, porque hace posible la restauración del equilibrio
procesal, lo que ocasiona desventaja y perjuicio efectivo a cualquiera de las partes que participa
en el proceso. La finalidad del recurso es procurar la enmienda del defecto o ilegalidad de la
resolución dictada, provocando un nuevo examen de la misma por un tribunal superior. El Recurso
de Apelación Especial tiene como objeto atacar una resolución judicial definitiva que contenga o
se base en un acto procesal viciado que provoque la nulidad de la misma, referido a la constitución
del tribunal; a la participación del Ministerio Público, del imputado y el defensor cuando ésta es
obligada; a la publicidad y continuidad del debate; a los vicios de la sentencia, y la injusticia
notoria. Son atacables también los actos viciados que producen gravamen, desventaja procesal o
indefensión a alguna de las partes, pero sólo puede aplicarse esta sanción cuando existe interés
procesal, no se hubiere subsanado el acto y el recurrente no hubiese causado el vicio.

La parte sustancial o sustantiva de la sentencia puede contener un agravio objeto de apelación


especial, cuando:

♦ Se omite la aplicación de una norma o se le da a ésta un significado diferente;

♦ Se aplica una norma que no corresponde al caso concreto; y/o

♦ Se interpreta indebidamente la norma al realizar la subsunción de la norma de los hechos


fijados y acreditados por el tribunal.

A) Naturaleza
El Código procesal Penal regula el recurso de apelación especial en el art. 415 y siguientes. Se
considera que este recurso es idéntico a la casación, con la diferencia que sus casos de
procedencia no se encuentran regulados expresamente en la ley, por lo que se puede afirmar que
dichos casos son un número abierto. Por otra parte al ser el juicio penal oral, público y
contradictorio, los jueces que lo presiden y que presenciaron la recepción de la prueba son los
únicos que pueden emitir una sentencia, en virtud del principio de inmediación procesal.

Consecuencia de ello el recurso de apelación especial se encuentre limitado al examen de


cuestiones jurídicas o de aplicación de la ley, que afectan la sentencia dictada en juicio oral y los
autos definitivos taxativamente enumerados en la ley (art. 415 CPP). También afectan el resultado
del juicio actos o resoluciones previas al juicio por lo que la aplicación del derecho en las etapas
preparatoria e intermedia pueden ser atacados por medio de este recurso.

B) PROCEDIBILIDAD DEL RECURSO:

1. Impugnabilidad objetiva 2. Impugnabilidad subjetiva

1. Impugnabilidad objetiva El Código Procesal Penal es claro cuando establece que serán
recurribles las resoluciones judiciales en los casos expresamente establecidos (art. 398 ad initio
CPP), para la apelación especial, las resoluciones contra las cuales se puede interponer el recurso
de conformidad con el art. 415 del cuerpo legal citado, a saber:

a) Las sentencias dictadas por el tribunal de sentencia.

b) Las resoluciones del tribunal de sentencia o de ejecución que pongan fin a la acción, a la pena o
a una medida de seguridad o corrección que haga imposible que continúen, que impida el ejercicio
de la acción, conmute o suspenda la pena.

c) Lo relativo a la acción cuando no se recurra a la parte penal de la sentencia. No hay


impugnabilidad objetiva cuando la parte interesada no hubiese protestado o solicitado la
subsanación del acto, es decir, consintió el vicio tácitamente (art. 281 y 282 del CPP).

2. Impugnabilidad subjetiva Se refiere a las personas o sujetos facultados por la ley para recurrir y
tienen que ver con la capacidad legal y la existencia de un interés procesal legitimo. El interés
procesal legítimo tiene que ver con el perjuicio efectivo que le provoca la decisión judicial, en
consecuencia el sujeto procesal está en desacuerdo con la decisión.

Están facultados para recurrir (artículos 398 y 416 CPP):

El Ministerio Público

Querellante adhesivo

El acusado y su defensor

Actor civil

Tercero civilmente demandado


C) CONDICIONES PARA INTERPONER EL RECURSO DE APELACIÓN ESPECIAL

D) REQUISITOS FORMALES DE ADMISIBILIDAD

Los artículos 418 y 419 del CPP son claros al exigir:

♦ Planteamiento por escrito, ante el tribunal que profirió la resolución

♦ Dentro del plazo de 10 días de dictado y notificado por lectura el fallo

♦ Indicar separadamente cada motivo (forma y/o fondo)

♦ Con expresión de fundamento La ley establece que cuando el recurso contenga defectos u
omisiones de forma o de fondo, que pueden originar la noadmisibilidad del mismo, el tribunal de
apelación especial otorgará 3 días al interponente, para que amplié o corrija su recurso en los
defectos u omisiones que el mismo tribunal considere ha incurrido (art. 399 CPP). Pero además
para que el planteamiento sea técnico y tenga más posibilidades de éxito en su admisión es
necesario:

♦ La manifestación oportuna y expresa del deseo de recurrir de apelación especial (art. 418 CPP).
♦ Fundamentos objetivos y subjetivos que permiten el recurso: Es imperativo que el recurrente
identifique sin lugar a dudas la resolución que motiva el recurso; en qué basa su derecho a recurrir
–si la resolución que impugna está contemplada en la ley (impugnabilidad objetiva); si tiene la
capacidad legal para impugnar (impugnabilidad subjetiva)-; y, presentar la apelación con auxilio de
abogado colegiado activo.

♦ Expresión separada de cada motivo del recurso (art. 418 CPP). Los motivos del recurso
únicamente pueden referirse a la aplicación del derecho material o formal. Los motivos pueden
ser de forma y/o de fondo, los mismos que están contemplados en el art. 419 del CPP. Pero es
insuficiente y no se llena el requisito de admisibilidad con expresar que se recurre por motivo de
forma y/o fondo (violaciones procesales y/o materiales), ya que dentro de cada uno de esos
motivos se puede dar un gran número de transgresiones o violaciones, los cuales dependerán del
caso concreto y de la norma que se crea violada. La invocación de motivo y agravios es única y se
produce al momento de presentar el recurso. Dicha invocación se produce en el escrito
introductorio del recurso, y los motivos y agravios no pueden ser modificados o cambiados o
agregados después de ello, aún y cuando no se haya vencido el plazo para impugnar.

♦ Cada motivo y agravio expresado debe bastarse a sí mismo. En el escrito introductorio del
recurso ha de expresarse el motivo (forma y/o fondo); dentro de cada motivo ha de expresar uno
por uno los agravios, citando la norma o artículo que considere violentado en cada agravio;
motivar o justificar cada agravio, indicando en qué consistió el error, cómo debió resolverse, la
aplicación que se pretende y cómo ha de hacerse esa aplicación. El bastarse a sí mismo implica
que cada agravio subsiste independientemente de los otros.

Los hechos fijados en la sentencia son intocables y que no pueden ser objeto de un nuevo análisis
por parte del tribunal de alzada.

♦ La pretensión debe ser concreta, es decir, la pretensión (petición) ha de ser acorde con el
motivo, por ello cuando el motivo es de fondo debe solicitarse la anulación –total o parcial- de la
sentencia o auto recurrido y que se dicte la resolución que corresponde y en qué sentido debe ser
ésta. No se puede olvidar que es obligatorio citar la norma material violada así como la que se
pretende sea aplicada y cómo debe serlo

. ♦ La subsanación del error o la protesta de anulación, en el caso del planteamiento por motivo de
forma, el recurso será admisible si el interesado ha reclamado oportunamente que el error sea
subsanado o ha hecho la protesta de anulación. Este reclamo o protesta no son exigibles cuando
se trata de resoluciones o actos que adolecen de defectos absolutos de anulación formal (arts,
281, 282, 283, 41902 y 420 CPP).
D) REQUISITOS FORMALES DE ADMISIBILIDAD DEL RECURSO
♦ La adhesión: Las partes que estén facultadas para recurrir y no lo hicieron en tiempo, la ley les
da la posibilidad que se adhieran a los recursos que hayan sido planteados; en ese caso, la ley
ordena que la adhesión contenga los mismos requisitos que se exigen para la presentación del
recurso (art. 417 CPP). Estos requisitos son los mismos que para el recurrente con excepción de
expresión de los motivos (forma y/o fondo) y los agravios que ya han sido planteados por aquel y
es a ellos a los que se adhiere, por ser la interposición la única oportunidad para hacerlo. Distinto
es con la motivación del recurso misma que puede ser diferente o con distintos argumentos. No
está demás que los requisitos formales son inexcusables. Resulta evidente que la adhesión pueda
darse en forma total o parcial de acuerdo a los intereses de quien la plantea, lo cual el adherente
deberá expresar con claridad.

RECURSO DE APELACIÓN ESPECIAL POR MOTIVO DE FORMA:

El artículo 12 constitucional establece que “…Nadie podrá ser condenado, ni privado de sus
derechos, sin haber sido citado, oído y vencido en proceso legal ante juez o tribunal competente y
preestablecido.” La citada norma establece como una garantía la observancia del proceso legal
justo, es decir, que los jueces y los sujetos procesales están en la obligación de cumplir con todas
las reglas de proceso, garantizando con ello que éste sea justo y debido. IDPP Medios de
Impugnación Instituto de la Defensa Pública Penal El motivo de forma, encuentra su génesis en la
inobservancia de las regulaciones que para cada acto y decisión establece la ley. El no
cumplimiento de las formas que obliga la ley constituye una violación al procedimiento. Para el
planteamiento del recurso por este motivo es necesario tener en cuenta:

1. El vicio que se alega debe estar previsto en la ley “No podrán ser valorados para fundar una
decisión judicial, ni utilizados como presupuestos de ella, los actos cumplidos con inobservancia de
las formas y condiciones previstas en el Código”, según lo dispuesto en el art. 281 CPP. Para
esgrimir como motivo de apelación especial una violación al procedimiento, es necesario
individualizar la norma que se estima violada así como la que contiene la sanción de nulidad por
esa violación.

El vicio que se denuncia puede afectar:

a) El modo en que debe cumplirse el acto: la oralidad, el idioma, la publicidad, la continuidad...

; b) El contenido del acto referido a la capacidad de los intervinientes y al elemento volitivo;

c) El tiempo de realización del acto relacionado con la desobediencia o incumplimiento de plazos;


d) El lugar de realización de los actos; y e) Los actos que deben preceder, rodear y seguir al acto
(arts. 281 y 420 CPP).
2. Esencialidad del vicio e interés del recurrente Es indispensable que el vicio influya en la parte
resolutiva de la sentencia y ser de tal importancia que produzca la ineficacia de la misma, es decir,
que de no existir la infracción procesal el resultado de la sentencia podría haber sido diferente.

3. Protesta previa de anulación Todos los actos del proceso están determinados por formalidades
que tiene por finalidad evitar “manipulación o errores de apreciación de pruebas, así como la
injusticia de las decisiones judiciales”.

Recurso de Apelación Especial por motivo de fondo


El tribunal de sentencia al aplicar la ley material al caso concreto puede incurrir en vicios o
defectos de juicio y al decir de Calamandrei “…la ley se viola cuando media desconocimiento de la
norma jurídica sea en su existencia, en su validez o en su significado, hay falsa aplicación cuando
medie error al calificar los hechos del proceso o en la elección de la norma que le fuere aplicable.”
Es decir que, se produce este vicio cuando: • La norma se aplica erróneamente a un caso no
previsto en ella: Abierta negación o trasgresión de la norma • Interpretación indebida:
Desconocimiento de la norma en su existencia o significado • Inobservancia o inaplicación de la
norma al caso concreto Al igual que el recurso de apelación especial por la forma, cuando el
mismo se plantea por el fondo, este es un medio de control de la legalidad material, ya que
permite la revisión de los errores jurídicos que puedan cometerse en la sentencia y que a juicio del
postulante le causan perjuicio

1. Procedencia del recurso por el fondo:

El recurso es el medio idóneo para reclamar un nuevo examen de las sentencias dictadas por el
tribunal de sentencia o autos dictados por el mismo tribunal y el de ejecución que pongan fin a la
acción, a la pena o a una medida de seguridad y corrección, imposibilite que ellas continúen,
impida el ejercicio de la acción, o denieguen la extinción, conmutación o suspensión de la pena. Y,
únicamente podrá hacerse valer cuando la sentencia o auto de que se trate contenga vicios de
inobservancia, interpretación indebida o errónea aplicación de la ley material o sustantiva. Es
decir, el control que ejerce el tribunal de apelación especial es en cuestiones puramente de
derecho, en vicios in iudicando.

2. Resolución del recurso:

El Tribunal de apelación especial en el recurso por el fondo al igual que en el de forma, examina el
planteamiento y establece la observancia en el mismo de los requisitos exigidos para su
admisibilidad y en su caso otorgará tres días al recurrente para corregir los errores o cumplir con
las omisiones en las que hubiese incurrido
• La prueba en el Recurso de Apelación
Especial Resulta necesario puntualizar que, el recurso de apelación especial es un medio de
control de legalidad y logicidad de las resoluciones judiciales en contra de las cuales se puede
interponer (art. 415 CPP). En consecuencia, por regla general no se admite prueba porque se trata
de atacar la aplicación del derecho, ya sea procesal o material. La ÚNICA EXCEPCIÓN es cuando el
recurso se base en un defecto de procedimiento y ese defecto se refiera a la forma en que fue
llevado a cabo el acto, y que difiera de lo señalado en el acta de debate o la sentencia. Por lo
anterior se debe tener claro que, el acta de debate demuestra en principio (admite prueba en
contrario) la forma en que se desarrollo el debate, formalidades que hay que observar, las
personas que intervinieron y los actos realizados dentro del mismo.
RECURSO DE APELACION ESPECIAL

Concepto

De acuerdo al artículo 415 del Código Procesal Penal, la apelación especial es un


recurso restringido en cuanto a sus motivos que procede contra:

1º Las sentencias del tribunal de sentencia.


2º Las resoluciones del tribunal de sentencia que declaren el sobreseimiento o el
archivo.
3º Las resoluciones del juez de ejecución que pongan fin a la pena, a medida de
seguridad y corrección o denieguen la extinción, conmutación o suspensión de la
pena.

Este recurso, que es semejante a los recursos de casación en la legislación


comparada y bajo este nombre se encontrará información bibliográfica, tiene por
objeto controlar las decisiones de los tribunales que dictan sentencia, asegurando
de esta forma el derecho al recurso reconocido por la Convención Americana sobre
Derechos Humanos, artículo 8º, 2, h.

El hecho de que este recurso sea semejante a la casación, no implica que deban
aplicarse todas las normas formales que tradicionalmente se exigieron para la
casación. Tan sólo se podrá inadmitir un recurso cuando no respete lo preceptuado
en el Código Procesal Penal, y no por no respetar un "formalismo consuetudinario".

Objeto

El objeto del recurso es la sentencia o la resolución que pone fin al procedimiento.


Este concepto implica un cambio radical en lo que en materia de recursos existía en
Guatemala donde la capacidad de revisión en la apelación era muy amplia. En el
actual sistema, cualquiera de los vicios que se aleguen en el recurso deben tener
expresión en la sentencia y sólo ellos pueden ser atacados.

De tal forma queda excluido como objeto de impugnación la valoración de la prueba


que realizó el tribunal y mediante la cual declaró unos hechos como probados, ya
que no es posible que un tribunal que no ha presenciado la práctica de la prueba,
celebrado en la audiencia del juicio, decida si pueden declararse como probados los
hechos descritos en la sentencia. En su caso, además de la sentencia podrá ser
impugnada el acta del debate, cuando se trate de impugnar la forma en que se ha
conducido el debate.

Conforme la característica dispositiva (derecho) del recurso, la apelación especial


comparte con los demás recursos los límites del examen al que se ve forzado el
tribunal ad quem (el tribunal que decide el recurso), es decir, la sala de la Corte de
Apelaciones no puede decidir más allá del objeto del recurso. De la misma forma,
no existen especificaciones especiales para este recurso en cuanto a la
recurribilidad subjetiva. Los legitimados a impugnar son los mismos y en las mismas
condiciones que para impugnar en los otros recursos.Remitimos, por tanto, al
análisis realizado oportunamente.

El motivo de procedencia del recurso, restringido legalmente, es la infracción a la


ley. Conforme a este criterio el Código Procesal Penal distingue en el artículo 419,
entre infracciones de fondo y de forma. La primera de ellas, es la incorrecta o
errónea aplicación de la ley que, interpretado contextualmente, debemos entender
que se trata de la ley sustantiva, y la segunda, un error o inobservancia que
constituya un vicio del procedimiento.

Capítulo 15:

Apelación especial de fondo

Apelación especial de fondo

a) Motivos

El Código Procesal Penal, en su artículo 419.1 indica que podrá interponerse


recurso de apelación especial de fondo cuando exista:

1º Inobservancia de la ley: Inobserva la norma sustantiva quien hace caso omiso de


ella y no la aplica. Por ejemplo, en un relato de hechos se señala que el imputado
produjo heridas que tardaron en curar más de veinte días y no tipifica ese hecho
como lesiones leves.
2º Interpretación indebida: Se dará la interpretación indebida cuando se realice una
errónea tarea de subsunción, es decir, los hechos analizados no coinciden con el
presupuesto fáctico. Por ejemplo, en un delito contra el patrimonio, interpretar que
un edificio es un bien mueble.
3º Errónea aplicación de la ley: Habrá errónea aplicación de la ley cuando ante unos
hechos se aplique una norma no prevista entre sus presupuestos fácticos. Por
ejemplo, tipificar parricidio cuando el acusado mate a su hermano.
En cualquier caso la diferencia entre los tres motivos no siempre es clara y será muy
frecuente que ante una misma realidad, según el enfoque que se haga, se pueda
aplicar cualquiera de ellos. Por ejemplo si ante unos hechos que han sido calificados
como hurto (art. 246 CP), se entiende que deberían calificarse como apropiación
indebida (art. 272 CP), se podrá recurrir por inobservancia del artículo 272, por
interpretación indebida, por ejemplo, del concepto de depósito o por errónea
aplicación del artículo 246.

En conclusión, cualquiera de los tres motivos, quedan comprendidos dentro del


concepto más genérico de violación de la ley. Al respecto, cabe indicar que la
definición que da el Código para la casación (art. 439) es más clara al señalar que
"es de fondo si se refiere a infracciones a la ley que influyeron decisivamente en la
parte resolutiva de la sentencia o autos recurridos". Por ello, cuando el código exige
que se señale expresamente el fundamento y motivo, más que discutir sobre si nos
encontramos ante una inobservancia o una errónea aplicación, lo importante será
razonar porqué se infringió la ley sustantiva.

Por otra parte, la ley sustantiva, cuya violación es la recurrible por este medio, debe
entenderse no sólo como la ley penal (Código Penal y leyes penales especiales),
sino también puede inobservarse la aplicación de otras leyes sustantivas (es decir,
las que no son de procedimiento), como puede ser la ley civil, mercantil u otras que
definan elementos normativos del tipo penal (ej., el concepto de cheque). Incluso
debe considerarse dentro del concepto de ley, otras normas jurídicas sin esa
formalidad como decretos, acuerdos gubernativos, etc...

El examen de la sentencia que puede hacerse mediante el recurso de apelación


especial de fondo es estrictamente, una nueva valoración jurídica de los hechos
descritos en la sentencia. No puede discutirse a través de este recurso, si los hechos
dados como probados por el tribunal de mérito se desprenden de la prueba recibida
en el juicio o discutir la valoración que de ella ha hecho el tribunal, sino que sólo y
exclusivamente pueden discutirse el derecho aplicado a los hechos dados como
probados en la sentencia. La sala de la Corte de Apelaciones (tribunal ad quem) no
es una segunda instancia sobre los hechos y no puede ingresar en la reconstrucción
de los hechos que ha realizado el Tribunal de Sentencia que ha juzgado el caso.

La jurisprudencia de las salas de la Corte de Apelaciones determinará, a partir de


los casos concretos, cuáles son las infracciones que considera como errores o
inobservancia de la ley. Es importante destacar que conforme el artículo 433 CPP,
los errores que pueden dar lugar al planteo de este recurso deben influir en la parte
resolutiva de la sentencia, es decir, deben constituir errores esenciales. No puede
impugnarse un mero error en la designación del número del artículo o en el cómputo
de la pena, aunque debe solicitarse que éstos sean corregidos.

b) Efectos

En aquellos casos en los que la Sala admita un recurso de apelación especial de


fondo, de acuerdo al artículo 431, anulará la sentencia recurrida y dictará nueva
sentencia. En la misma deberá, razonando jurídicamente, indicar la correcta
aplicación o interpretación de la ley, fijando la pena a imponer. No será necesario
anular la sentencia cuando los errores no influyan en su parte resolutiva o sean
errores materiales en la designación o en el cómputo de la pena. En esos casos, la
sala de limitará a corregir el error (art. 433 CPP).

Capítulo 15:

Apelación especial de fondo


Apelación especial de fondo

a) Motivos

El Código Procesal Penal, en su artículo 419.1 indica que podrá interponerse


recurso de apelación especial de fondo cuando exista:

1º Inobservancia de la ley: Inobserva la norma sustantiva quien hace caso omiso de


ella y no la aplica. Por ejemplo, en un relato de hechos se señala que el imputado
produjo heridas que tardaron en curar más de veinte días y no tipifica ese hecho
como lesiones leves.
2º Interpretación indebida: Se dará la interpretación indebida cuando se realice una
errónea tarea de subsunción, es decir, los hechos analizados no coinciden con el
presupuesto fáctico. Por ejemplo, en un delito contra el patrimonio, interpretar que
un edificio es un bien mueble.
3º Errónea aplicación de la ley: Habrá errónea aplicación de la ley cuando ante unos
hechos se aplique una norma no prevista entre sus presupuestos fácticos. Por
ejemplo, tipificar parricidio cuando el acusado mate a su hermano.

En cualquier caso la diferencia entre los tres motivos no siempre es clara y será muy
frecuente que ante una misma realidad, según el enfoque que se haga, se pueda
aplicar cualquiera de ellos. Por ejemplo si ante unos hechos que han sido calificados
como hurto (art. 246 CP), se entiende que deberían calificarse como apropiación
indebida (art. 272 CP), se podrá recurrir por inobservancia del artículo 272, por
interpretación indebida, por ejemplo, del concepto de depósito o por errónea
aplicación del artículo 246.
En conclusión, cualquiera de los tres motivos, quedan comprendidos dentro del
concepto más genérico de violación de la ley. Al respecto, cabe indicar que la
definición que da el Código para la casación (art. 439) es más clara al señalar que
"es de fondo si se refiere a infracciones a la ley que influyeron decisivamente en la
parte resolutiva de la sentencia o autos recurridos". Por ello, cuando el código exige
que se señale expresamente el fundamento y motivo, más que discutir sobre si nos
encontramos ante una inobservancia o una errónea aplicación, lo importante será
razonar porqué se infringió la ley sustantiva.

Por otra parte, la ley sustantiva, cuya violación es la recurrible por este medio, debe
entenderse no sólo como la ley penal (Código Penal y leyes penales especiales),
sino también puede inobservarse la aplicación de otras leyes sustantivas (es decir,
las que no son de procedimiento), como puede ser la ley civil, mercantil u otras que
definan elementos normativos del tipo penal (ej., el concepto de cheque). Incluso
debe considerarse dentro del concepto de ley, otras normas jurídicas sin esa
formalidad como decretos, acuerdos gubernativos, etc...

El examen de la sentencia que puede hacerse mediante el recurso de apelación


especial de fondo es estrictamente, una nueva valoración jurídica de los hechos
descritos en la sentencia. No puede discutirse a través de este recurso, si los hechos
dados como probados por el tribunal de mérito se desprenden de la prueba recibida
en el juicio o discutir la valoración que de ella ha hecho el tribunal, sino que sólo y
exclusivamente pueden discutirse el derecho aplicado a los hechos dados como
probados en la sentencia. La sala de la Corte de Apelaciones (tribunal ad quem) no
es una segunda instancia sobre los hechos y no puede ingresar en la reconstrucción
de los hechos que ha realizado el Tribunal de Sentencia que ha juzgado el caso.

La jurisprudencia de las salas de la Corte de Apelaciones determinará, a partir de


los casos concretos, cuáles son las infracciones que considera como errores o
inobservancia de la ley. Es importante destacar que conforme el artículo 433 CPP,
los errores que pueden dar lugar al planteo de este recurso deben influir en la parte
resolutiva de la sentencia, es decir, deben constituir errores esenciales. No puede
impugnarse un mero error en la designación del número del artículo o en el cómputo
de la pena, aunque debe solicitarse que éstos sean corregidos.

b) Efectos

En aquellos casos en los que la Sala admita un recurso de apelación especial de


fondo, de acuerdo al artículo 431, anulará la sentencia recurrida y dictará nueva
sentencia. En la misma deberá, razonando jurídicamente, indicar la correcta
aplicación o interpretación de la ley, fijando la pena a imponer. No será necesario
anular la sentencia cuando los errores no influyan en su parte resolutiva o sean
errores materiales en la designación o en el cómputo de la pena. En esos casos, la
sala de limitará a corregir el error (art. 433 CPP).

RECURSO DE APELACION ESPECIAL

Concepto

De acuerdo al artículo 415 del Código Procesal Penal, la apelación especial es un recurso
restringido en cuanto a sus motivos que procede contra:

1º Las sentencias del tribunal de sentencia.


2º Las resoluciones del tribunal de sentencia que declaren el sobreseimiento o el archivo.
3º Las resoluciones del juez de ejecución que pongan fin a la pena, a medida de seguridad y
corrección o denieguen la extinción, conmutación o suspensión de la pena.

Este recurso, que es semejante a los recursos de casación en la legislación comparada y


bajo este nombre se encontrará información bibliográfica, tiene por objeto controlar las
decisiones de los tribunales que dictan sentencia, asegurando de esta forma el derecho al
recurso reconocido por la Convención Americana sobre Derechos Humanos, artículo 8º, 2,
h.

El hecho de que este recurso sea semejante a la casación, no implica que deban aplicarse
todas las normas formales que tradicionalmente se exigieron para la casación. Tan sólo se
podrá inadmitir un recurso cuando no respete lo preceptuado en el Código Procesal
Penal, y no por no respetar un "formalismo consuetudinario".

Objeto

El objeto del recurso es la sentencia o la resolución que pone fin al procedimiento. Este
concepto implica un cambio radical en lo que en materia de recursos existía en Guatemala
donde la capacidad de revisión en la apelación era muy amplia. En el actual sistema,
cualquiera de los vicios que se aleguen en el recurso deben tener expresión en la sentencia y
sólo ellos pueden ser atacados.

De tal forma queda excluido como objeto de impugnación la valoración de la prueba que
realizó el tribunal y mediante la cual declaró unos hechos como probados, ya que no es
posible que un tribunal que no ha presenciado la práctica de la prueba, celebrado en la
audiencia del juicio, decida si pueden declararse como probados los hechos descritos en la
sentencia. En su caso, además de la sentencia podrá ser impugnada el acta del debate,
cuando se trate de impugnar la forma en que se ha conducido el debate.

Conforme la característica dispositiva (derecho) del recurso, la apelación especial comparte


con los demás recursos los límites del examen al que se ve forzado el tribunal ad quem (el
tribunal que decide el recurso), es decir, la sala de la Corte de Apelaciones no puede decidir
más allá del objeto del recurso. De la misma forma, no existen especificaciones especiales
para este recurso en cuanto a la recurribilidad subjetiva. Los legitimados a impugnar son los
mismos y en las mismas condiciones que para impugnar en los otros recursos.Remitimos,
por tanto, al análisis realizado oportunamente.

El motivo de procedencia del recurso, restringido legalmente, es la infracción a la ley.


Conforme a este criterio el Código Procesal Penal distingue en el artículo 419, entre
infracciones de fondo y de forma. La primera de ellas, es la incorrecta o errónea aplicación
de la ley que, interpretado contextualmente, debemos entender que se trata de la ley
sustantiva, y la segunda, un error o inobservancia que constituya un vicio del
procedimiento.

El recurso de apelación especial


El recurso de apelación especial es, según el texto legal, un
recurso de derecho. Sin embargo, los hechos concluyen en ciertas
situaciones en la posición que bien puede llegar a ser analizados
por medio de la alzada. A mi criterio, esto surge desde esta única
perspectiva, es decir desde "abajo", en tanto la jurisprudencia de
los tribunales de segunda instancia, con no muy larga experiencia
en esta materia en nuestro país, pues se habla desde el momento
de la puesta en vigencia del Código Procesal Penal actual, ya con
un sistema de justicia acusatoria, (Julio 1994) oportunidad desde
la cual se llegó a crear el Recurso de Apelación Especial. Este es
único en el Mundo Jurídico, en otros países se habla de la
Casación, que lo considero de mayor predisposición y extensión,
pero sin excepciones. El deslinde de las cuestiones de hecho
admisibles e inadmisibles en la Apelación Especial es la primera
cuestión que los juristas de nuestro tiempo se plantean con
especial interés, pues las cuestiones jurídicas, tienen un obvio
lugar asegurado por la letra de la ley, que no deja interrogantes al
respecto. Es una constante en la ciencia jurídica que sean los
temas oscuros, y no los claros, los que más atraigan la atención de
la sociedad, que al tiempo que busca el mejor aseguramiento de
los derechos, pone a prueba la permeabilidad de las instituciones
legales.

La postura contraria (protectora de aquella permeabilidad) es


frecuente sueño de los codificadores, pero, este sueño choca con
la realidad de la vida jurídica que surge de los hombres concretos
que la animan. Ante los casos excepcionales en que los "hechos"
concluyen por conducir a la Apelación Especial de la sentencia de
primer grado, surgirá un segundo interrogante esencial: ¿Quién
dictará la sentencia definitiva? o, en otros términos: ¿Por medio de
cuál de los artículos del Código Procesal Penal, ya sea el 11Bis, o
el 283, o de los dos incisos del artículo 419 o todos los motivos del
420 del Código Procesal Penal, será que se abrirá la puerta para
cazar la sentencia y discutir en el tribunal de alzada los hechos de
cualquier procedimiento penal?
El autor Levene coincide, con quienes afirman que queda sustraído
al recurso de Apelación Especial, el conocimiento de la exactitud
de las cuestiones de hecho. Y nuestro sistema procesal penal lo
confirma cuando dice que la sentencia que debe dictar el tribunal
de alzada, no podrá en ningún caso hacer mérito de la prueba o de
los hechos que se declaren probados, conforme a las reglas de la
sana crítica razonada. Únicamente podrá referirse a ellos para la
aplicación de la ley sustantiva o cuando exista manifiesta
contradicción en la sentencia recurrida.
Sin embargo, no son cuestiones de hecho, por ejemplo, la
premeditación de la actuación del sujeto, la ebriedad constante o
bien casual, el ardid o el engaño empleado, porque el derecho no
mira ninguna de esas cuestiones como puros hechos.
La premeditación, la ebriedad, el ardid, son, en rigor, conceptos
jurídicos, no entidades puramente materiales. "Una cosa es la
materialidad que sustenta el concepto jurídico, y otra el concepto
jurídico relativo a esa materialidad". Es de la incumbencia de la
Apelación Especial el examen y corrección de aquella
conceptualización que han hecho los integrantes del tribunal de
Sentencia Penal cuando indican el tipo penal aplicable al caso que
conocen.
Los hechos que no se discuten en la acción de alzada, son los
acontecimientos de la vida de un individuo, que constituyen la
materia justiciable del juicio, referente a los sujetos activo y pasivo
de la acción delictiva, sus condiciones, relaciones, circunstancias,
etc., a la materialidad física y psíquica de los hechos que la ley
castiga como delito; a las circunstancias y al lugar y al tiempo de
los mismos, y a las demás materialidades sobre las que se apoyan
los conceptos legales. En una palabra, son cuestiones de hecho
todas las que se refieren a la estructuración subjetiva y objetiva,
física y psíquica de lo sucedido. Por ejemplo, respecto de la
premeditación, son cuestiones de hecho las referentes a la
materialidad psíquica que la constituye y al tiempo; Respecto de la
ebriedad completa y repugnante, las relativas a la cantidad de
ingestión alcohólica, al tiempo y al modo como acostumbra a beber
el sujeto, el efecto producido en su cuerpo y mente, la forma como
se comporta y la alteración y afección en el carácter de terceros a
quienes tiende a molestar cuando se encuentra borracho; Con
respecto a la estafa, el ardid del estafador, la astucia para
embaucar a su víctima, la frecuencia con que lo hace, la forma
como logra siempre salirse con su propósito, haciendo caer de
cualquier modo a su víctima.

RECURSO DE APELACION ESPECIAL


De acuerdo al artículo 415 del Código Procesal Penal, la apelación especial es un recurso
restringido en cuanto a sus motivos que procede contra:

1º Las sentencias del tribunal de sentencia.


2º Las resoluciones del tribunal de sentencia que declaren el sobreseimiento o el archivo.
3º Las resoluciones del juez de ejecución que pongan fin a la pena, a medida de seguridad y
corrección o denieguen la extinción, conmutación o suspensión de la pena.

Este recurso, que es semejante a los recursos de casación en la legislación comparada y bajo
este nombre se encontrará información bibliográfica, tiene por objeto controlar las decisiones
de los tribunales que dictan sentencia, asegurando de esta forma el derecho al recurso
reconocido por la Convención Americana sobre Derechos Humanos, artículo 8º, 2, h.

El hecho de que este recurso sea semejante a la casación, no implica que deban aplicarse
todas las normas formales que tradicionalmente se exigieron para la casación. Tan sólo se
podrá inadmitir un recurso cuando no respete lo preceptuado en el Código Procesal Penal, y
no por no respetar un "formalismo consuetudinario".

Objeto

El objeto del recurso es la sentencia o la resolución que pone fin al procedimiento. Este
concepto implica un cambio radical en lo que en materia de recursos existía en Guatemala
donde la capacidad de revisión en la apelación era muy amplia. En el actual sistema,
cualquiera de los vicios que se aleguen en el recurso deben tener expresión en la sentencia y
sólo ellos pueden ser atacados.

De tal forma queda excluido como objeto de impugnación la valoración de la prueba que
realizó el tribunal y mediante la cual declaró unos hechos como probados, ya que no es
posible que un tribunal que no ha presenciado la práctica de la prueba, celebrado en la
audiencia del juicio, decida si pueden declararse como probados los hechos descritos en la
sentencia. En su caso, además de la sentencia podrá ser impugnada el acta del debate, cuando
se trate de impugnar la forma en que se ha conducido el debate.

Conforme la característica dispositiva (derecho) del recurso, la apelación especial comparte


con los demás recursos los límites del examen al que se ve forzado el tribunal ad quem (el
tribunal que decide el recurso), es decir, la sala de la Corte de Apelaciones no puede decidir
más allá del objeto del recurso. De la misma forma, no existen especificaciones especiales
para este recurso en cuanto a la recurribilidad subjetiva. Los legitimados a impugnar son los
mismos y en las mismas condiciones que para impugnar en los otros recursos.Remitimos,
por tanto, al análisis realizado oportunamente.

El motivo de procedencia del recurso, restringido legalmente, es la infracción a la ley.


Conforme a este criterio el Código Procesal Penal distingue en el artículo 419, entre
infracciones de fondo y de forma. La primera de ellas, es la incorrecta o errónea aplicación
de la ley que, interpretado contextualmente, debemos entender que se trata de la ley
sustantiva, y la segunda, un error o inobservancia que constituya un vicio del procedimiento.
https://hectorberducido.files.wordpress.com/2008/05/26__derecho_a_la_alzada_o_tribunal_sup
erior.pdf

http://www.mailxmail.com/curso-legislacion-guatemala-13/recurso-apelacion-especial
http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/04/04_6728.pdf

RECURSO DE APELACION ESPECIAL

Concepto

De acuerdo al artículo 415 del Código Procesal Penal, la apelación especial es un


recurso restringido en cuanto a sus motivos que procede contra:

1º Las sentencias del tribunal de sentencia.


2º Las resoluciones del tribunal de sentencia que declaren el sobreseimiento o el
archivo.
3º Las resoluciones del juez de ejecución que pongan fin a la pena, a medida de
seguridad y corrección o denieguen la extinción, conmutación o suspensión de la
pena.

Este recurso, que es semejante a los recursos de casación en la legislación


comparada y bajo este nombre se encontrará información bibliográfica, tiene por
objeto controlar las decisiones de los tribunales que dictan sentencia, asegurando
de esta forma el derecho al recurso reconocido por la Convención Americana
sobre Derechos Humanos, artículo 8º, 2, h.

El hecho de que este recurso sea semejante a la casación, no implica que deban
aplicarse todas las normas formales que tradicionalmente se exigieron para la
casación. Tan sólo se podrá inadmitir un recurso cuando no respete lo
preceptuado en el Código Procesal Penal, y no por no respetar un "formalismo
consuetudinario".

Objeto

El objeto del recurso es la sentencia o la resolución que pone fin al procedimiento.


Este concepto implica un cambio radical en lo que en materia de recursos existía
en Guatemala donde la capacidad de revisión en la apelación era muy amplia. En
el actual sistema, cualquiera de los vicios que se aleguen en el recurso deben
tener expresión en la sentencia y sólo ellos pueden ser atacados.

De tal forma queda excluido como objeto de impugnación la valoración de la


prueba que realizó el tribunal y mediante la cual declaró unos hechos como
probados, ya que no es posible que un tribunal que no ha presenciado la práctica
de la prueba, celebrado en la audiencia del juicio, decida si pueden declararse
como probados los hechos descritos en la sentencia. En su caso, además de la
sentencia podrá ser impugnada el acta del debate, cuando se trate de impugnar la
forma en que se ha conducido el debate.

Conforme la característica dispositiva (derecho) del recurso, la apelación


especial comparte con los demás recursos los límites del examen al que se ve
forzado el tribunal ad quem (el tribunal que decide el recurso), es decir, la sala de
la Corte de Apelaciones no puede decidir más allá del objeto del recurso. De la
misma forma, no existen especificaciones especiales para este recurso en cuanto
a la recurribilidad subjetiva. Los legitimados a impugnar son los mismos y en las
mismas condiciones que para impugnar en los otros recursos.Remitimos, por
tanto, al análisis realizado oportunamente.

El motivo de procedencia del recurso, restringido legalmente, es la


infracción a la ley. Conforme a este criterio el Código Procesal Penal distingue en
el artículo 419, entre infracciones de fondo y de forma. La primera de ellas, es la
incorrecta o errónea aplicación de la ley que, interpretado contextualmente,
debemos entender que se trata de la ley sustantiva, y la segunda, un error o
inobservancia que constituya un vicio del procedimiento.

Causa No. 115-2006-Of.1º.

TRIBUNAL CUARTO DE SENTENCIA PENAL,


NARCOACTIVDAD Y DELITOS CONTRA EL AMBIENTE.-

HÉCTOR EDUARDO BERDUCIDO MENDOZA, de cincuenta y dos (52) años, casado,

guatemalteco, Abogado y Notario, de este domicilio y avecindado en Zacapa. Poseo cédula

de vecindad número de orden R guión diecinueve (R- 19) y registro veintiocho mil,

doscientos sesenta y cinco (28, 265), extendida por el alcalde municipal de Gualán, Zacapa.

Con residencia y Bufete en la quinta avenida once guión setenta de la zona uno, cuarto

nivel Oficina C dos. Edificio Herrera, de ésta Ciudad Capital. Actúo en mi calidad de
Abogado Defensor del imputado Santiago Sánchez y señalo como lugar para recibir

notificaciones mi bufete profesional situado en la dirección antes descrita.

Comparezco a plantear RECURSO DE APELACION ESPECIAL POR UN UNICO MOTIVO

DE FONDO, en base a lo siguiente:

LEGITIMACION:

Me encuentro legitimado para el planteamiento de este recurso en mi calidad de Abogado

Defensor del imputado, ya que indistintamente tanto él como mi persona pueden plantearlo.

FORMA Y PLAZO:

Se plantea por escrito ante el Tribunal que dictó la sentencia. Estoy dentro del plazo de los

diez (10) días para hacerlo.

EXPRESION DEL FUNDAMENTO:

El agravio que me motiva al planteamiento del recurso consiste en la inobservancia de la

ley penal vigente al momento de que se cometieron los hechos, por lo que se trata de un

motivo de fondo.

UNICO MOTIVO DE FONDO:

Conforme la sentencia dictada por este tribunal, se basó en los hechos descritos en la

acusación del Ministerio Público, los cuales supuestamente se cometieron el primero de

enero del año mil novecientos noventa y cinco y se calificó de Usurpación Agravada. La

conducta que se le sindicó al imputado generó la imposición de una pena de seis (6) años
de prisión, inconmutable en su totalidad porque concurrió que la usurpación se mantuvo en

el inmueble invadido por más de tres días.

En el presente caso, el motivo consiste que se le está aplicando el delito tal como aparece

descrito actualmente en la norma, el cual fue reformado por el articulo 8 del Decreto 33-96

del Congreso de la República, por lo que si bien se le condenó a la pena máxima deberá

imponérsele la pena que se encontraba vigente cuando se cometió el acto ilícito, lo cual no

fue así.-

PRECEPTOS LEGALES QUE SE CONSIDERAN ERRONEAMENTE APLICADOS:

Se le aplicó erróneamente el articulo 257 del Código Penal el que describe la Usurpación

Agravada. Este articulo fue objeto de reforma, mediante el articulo 8 del Decreto 33-96

vigente desde el año 1996, fecha en que ya se habían cometido los hechos imputados a mi

defendido, puesto que estos se dice en el juicio que se cometieron en el año 1995.

APLICACIÓN QUE SE PRETENDE:

El Tribunal de Sentencia al momento de dictar la sentencia y declarar la condena, debió

basarse para ello en la ley vigente al día en que se cometieron los hechos. Es decir, si los

mismos fueron cometidos en el año de 1995, debe buscarse la ley vigente en esa fecha

para aplicar la pena.

En esa época, la Usurpación Agravada tiene contemplada una pena máxima que no supera

los cinco (5) años de prisión, por lo que la misma es conmutable en su totalidad, en los

valores de la conmuta, es decir, que no supera los cinco quetzales diarios.

Si al dictar sentencia se basa el Tribunal de Sentencia en la ley vigente cuando se cometió

el hecho. Debe declarar que la pena aplicable es conmutable en su totalidad a razón de la

máxima o mínima de la multa, es decir, no superar la multa los cinco quetzales diarios.-
FUNDAMENTO DE DERECHO:

Indica el articulo 415 del Código Procesal Penal lo siguiente: Objeto. Ademàs de los casos

previstos, se podrá interponer el recurso de apelación especial contra la sentencia del

tribunal de sentencia o contra la resolución de ese tribunal y el de ejecución que ponga fin

a la acción, a la pena o a una medida de seguridad y corrección, imposibilite que ellas

continúen, impida el ejercicio de la acción, o deniegue la extinción, conmutación o

suspensión de la pena.

El artículo 418 del mismo cuerpo legal establece: Forma y Plazo. El recurso de apelación

especial será interpuesto por escrito, con expresión de fundamento, dentro del plazo de

diez días ante el tribunal que dictó la resolución recurrida.

El recurrente deberá indicar separadamente cada motivo y con posterioridad al vencimiento

del plazo del recurso no podrá invocar otros distintos y citará concretamente los preceptos

legales que considere erróneamente aplicados o inobservados y expresará, concretamente,

cual es la aplicación que pretende.

El articulo 15 de la Constitución Política de la República de Guatemala, indica:

Irretroactividad de la ley. La ley no tiene efecto retroactivo, salvo en materia penal cuando

favorezca al reo.

La ley del Organismo Judicial, en el Artículo 6, 7 y 8 indica lo siguiente: La ley empieza a

regir ocho días después de su publicación integra en el Diario Oficial, a menos que la misma

amplíe o restrinja dicho plazo. En el cómputo de ese plazo se tomarán en cuenta todos los

días.-

Irretroactividad. La ley no tiene efecto retroactivo, ni modifica derechos adquiridos. Se

exceptúa la ley penal en lo que favorezca al reo. Las leyes procesales tienen efecto

inmediato, salvo lo que la propia ley determine.


Derogatoria de las leyes. Las leyes se derogan por leyes posteriores:

a) Por declaración expresa de las nuevas leyes.

b) Parcialmente, por incompatibilidad de disposiciones contenidas en las leyes nuevas

con las precedentes.

c) Totalmente porque la nueva ley regule, por completo, la materia considerada por la

ley anterior.

d) Total o parcialmente, por declaración de inconstitucionalidad, dictada en sentencia

firme por la Corte de Constitucionalidad.

Por el hecho de la derogación de una ley no recobran vigencia las que ésta hubiere

derogado.

PETICION:

1º. Se admita para su trámite el presente memorial de Apelación Especial por Motivo de

Fondo.

2º. Se reconozca mi calidad de Abogado Defensor del imputado Santiago Sanchez.

3º. Se tome nota del lugar que he señalado para recibir notificaciones, siendo mi Bufete

Profesional, situado en la quinta avenida once guión setenta zona uno, cuarto nivel oficina

C uno, del Edificio Herrera de ésta Ciudad Capital;

4º. Se eleven estas actuaciones por el Tribunal de Sentencia a la sala jurisdiccional que

corresponda, otorgando el plazo a los sujetos procesales para que se apersonen a la

misma.

5º. Se entre a analizar el único motivo planteado y se acoja el recurso con base en la

inobservancia de la ley penal vigente al momento de que sucedieron los hechos, la que es

aplicable y no en la que se ha basado el Tribunal de Sentencia para aplicar la condena

impuesta.-
6º. Tómese nota que el Tribunal de Sentencia aplicó el Artículo 257 del Código Penal, al

momento de dictar la sentencia, el cual fue reformado por el articulo 8 del Decreto 33-96

del Congreso de la República.

7º. Que la sala jurisdiccional resuelva el caso en definitiva y dicta la sentencia que en

Derecho Corresponde.-

8º. Aplicando la ley que corresponde al caso, debe dictarse la sentencia indicando, que el

Imputado se condena y se aplica la ley vigente al momento en que sucedieron los hechos,

siendo la vigente en el año de mil novecientos noventa y cinco, y no la que indica el decreto

33-96 del Congreso de la República.-

CITA DE LEYES:

Fundo mi petición en los artículos de las leyes citadas y ademàs en los siguientes: 12, 17 y

29 de la Constitución Política de la República de Guatemala; 7, 8 y 9 de la Convención

Americana sobre Derechos Humanos; 4, 5, 48, 49, 71, 92, 93, 94, 100, 151, 152, 160, 162,

163, 416, 417, 419, 421, 423, 424, 425, 426, 427 y 428 del Código Procesal Penal; 16, 86,

87, 88, 154, 196, 197, 198 y 200 de la Ley del Organismo Judicial.

Acompaño duplicado y tres copias del presente memorial.

Guatemala, 19 de septiembre 2006.-

EN MI PROPIO AUXILIO Y DIRECCION COMO ABOGADO DEFENSOR:


https://es.slideshare.net/jamilyat1/esquema-apelacion-especialpenal