Vous êtes sur la page 1sur 6

TRANSFERENCIA DE CALOR POR CONDUCCIÓN

La transferencia de energía calórica desde un organismo al ambiente físico que lo rodea se


realiza a través de tres formas fundamentales: radiación, conducción y convección.
La conducción de calor ocurre básicamente cuando dos objetos entran en contacto.
La conducción es el mecanismo de transferencia de calor en escala atómica a través de la
materia por actividad molecular, por el choque de unas moléculas con otras, donde las partículas
más energéticas le entregan energía a las menos energéticas, produciéndose un flujo de calor
desde las temperaturas más altas a las más bajas. Los mejores conductores de calor son los
metales. El aire es un mal conductor del calor. Los objetos malos conductores como el aire o
plásticos se llaman aislantes.
La conducción de calor sólo ocurre si hay diferencias de temperatura entre dos partes del medio
conductor.

La transferencia del calor es pues el proceso por el que se intercambia energía en forma
de calor entre distintos cuerpos, o entre diferentes partes de un mismo cuerpo que están
a distinta temperatura. Este calor puede transferirse de tres formas: por conducción, por
convección y por radiación. Aunque estos tres métodos de transferencia tienen lugar
muchas veces simultáneamente, habitualmente uno de los mecanismos predomina sobre
los otros dos.

ALETAS DE TRANSFERENCIA DE CALOR

Una aleta recta es cualquier superficie


prolongada que se une a una pared plana

Las Aletas, son sólidos que


transfieren calor por conducción a lo
largo de su geometría y por
convección a través de su entorno,
son sistemas con conducción
convección. Es decir, estas
superficies extendidas o aletas, con
respecto a la transferencia de calor,
se refiere a un sólido que
experimenta transferencia de energía
por conducción dentro de sus
límites, así como transferencia de energía por convección y radiación entre sus límites y
los alrededores. La aplicación más frecuente es aquella en la que se usa una superficie
extendida de manera específica para aumentar la rapidez de transferencia de calor entre
un sólido y un fluido contiguo. Las aletas se usan cuando el coeficiente de transferencia
de calor por convección h es pequeño. Dada la relación que expresa el intercambio de
calor por convección de un sólido a un fluido: 𝑄 = ℎ𝐴Δ𝑇

En los casos en que interesa aumentar la disipación desde una superficie (por ejemplo: la
carcasa de motores, intercambiadores de calor) se recurre al uso de superficies extendidas
(aletas), especialmente si se tiene una pequeña diferencia de temperatura y un bajo coeficiente
convectivo.
Las aletas se utilizan en todos los enfriadores de aire, refrigeradores en seco, evaporadores y
condensadores para transferir energía desde un medio líquido al aire o desde el aire a un medio
líquido. Éstas aumentan la transferencia de calor de los enfriadores de aire. La transferencia de
calor entre el metal y el aire resulta menos eficaz que desde el líquido al metal, por lo que se
utilizan las aletas para aumentar la superficie global y compensar así el menor rendimiento
metal-aire.
Las aletas pueden ser con secciones transversales rectangulares, como tiras que se anexan a lo
largo de un tubo, se les llama aletas longitudinales; o bien discos anulares concéntricos
alrededor de un tubo, se les llama aletas circunferenciales.
Materiales con las que se construyen
Las aletas están hechas de aluminio, material que tiene una buena conductividad térmica. Se
deben tomar en cuenta algunas consideraciones de diseño, como por ejemplo:

 Perfil óptimo para la disipación de una potencia térmica con el mínimo volumen.
 Dimensiones óptimas para un determinado volumen de aleta.
 Espaciado óptimo entre aletas.
 Elección del material.
 Contacto térmico con la base.
Tipos de Aletas
Las formas que adoptan las aletas son muy variadas y dependen en gran medida de la
morfología del sólido al que son adicionales y de la aplicación concreta.

 La aleta se denomina “aguja” cuando la superficie extendida tiene forma cónica o


cilíndrica.
 La “aleta longitudinal” se aplica a superficies adicionales unidas a paredes planas o
cilíndricas.
 Las “aletas radiales” van unidas coaxialmente a superficies cilíndricas.
6) Uso de las aletas Se usan las aletas o superficies extendidas con el fin de incrementar la
razón de transferencia de calor de una superficie, en efecto las aletas convexas a una
superficie aumenta el área total disponible para la transferencia de calor. En el análisis y
diseño de una superficie con aleta, la cantidad de energía calorífica disipada por una sola aleta
de un tipo geométrico dado, se determina auxiliándonos del gradiente de temperatura y el
área transversal disponible para el flujo de calor en la base de la aleta. Entonces, el número
total de aletas necesarias para disipar una cantidad de calor dada se determinara en base a la
acumulación de transferencia de calor. La ecuación diferencial que describe la distribución de
temperatura en una aleta resulta de un equilibrio de energía en una sección elemental de la
aleta que es tanto conductora, como apta para la convección, a la vez. Puesto que un
elemento de volumen elemental cualquiera experimenta tanto conducción como convección
el problema es en realidad multidimensional. En consecuencia las aletas ofrecen una
transmisión suave del problema unidimensional que hemos estado estudiando. Usualmente se
usa una superficie con aletas cuando el fluido convectivo participante es un gas, ya que los
coeficientes convectivos de transferencia de calor para un gas son usualmente menores que
los de un líquido. Como ejemplo de una superficie con aletas se tienen los cilindros de la
máquina de una motocicleta, y los calentadores caseros. Cuando se debe disipar energía
calorífica de un vehículo espacial, donde no existe convección, se usan superficies con aletas
que radian energía calorífica. Las aletas pueden ser con secciones transversales rectangulares,
como tiras que se anexan a lo largo de un tubo, se les llama aletas longitudinales; o bien discos
anulares concéntricos alrededor de un tubo, se les llama aletas circunferenciales. El espesor de
las aletas puede ser uniforme o variable.
OBJETIVOS:
 Definir los conceptos de transferencia de calor por conducción, aletas y tipos de
aletas.
 Aprender cómo se relaciona la conducción con la convección.
 Conocer sus usos y aplicaciones.
 Plantear las ecuaciones para conocer la eficiencia de las aletas.