Vous êtes sur la page 1sur 4

Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal

Sistema de Información Científica

Caroline Stamm
Reseña de "Amazonía: el río tiene voces" de Pizarro, A.
Investigaciones Geográficas (Mx), núm. 76, 2011, pp. 133-135,
Instituto de Geografía
México

Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=56921271010

Investigaciones Geográficas (Mx),


ISSN (Versión impresa): 0188-4611
edito@igg.unam.mx
Instituto de Geografía
México

¿Cómo citar? Fascículo completo Más información del artículo Página de la revista

www.redalyc.org
Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto
Pizarro, A. (2009), Amazonía: el río tiene voces,
Fondo de Cultura Económica Chile, Santiago,
252 p., ISBN 978-956-289-076-2

Amazonía: el río tiene voces, es el resultado de un de convergencia y divergencia, de reconocimiento


trabajo desarrollado por Ana Pizarro, investigadora, y extrañeza. La complejidad que surge desde la
académica y crítica literaria chilena, a lo largo de Amazonía, se prolonga hasta hoy y se manifiesta en
varios años. El libro, fue galardonado con el Premio ocho países (Brasil, Venezuela, Colombia, Ecuador,
de Ensayo Ezequiel Martínez Estrada, de Casa de Perú, Bolivia, Surinam, Guyana) y en la Guyana
Las Américas, ya que a juicio del jurado “se trata francesa.
de una acuciosa y reveladora investigación que nos Ana Pizarro considera a la Amazonía como
ayuda a entender un universo geográfico funda- un área cultural con rasgos propios dentro del
mental y sus implicaciones culturales”. El objetivo conjunto latinoamericano. Esta área cultural se
de la autora ha sido justamente ese: llamar la aten- construyó históricamente alrededor de la hoya
ción sobre la Amazonía, área geográfica-cultural ol- hidrográfica, pero su unidad geográfica precedió en
vidada casi completamente por los estudios latinoa- mucho al reconocimiento de una unidad simbólica
mericanos, salvo por la antropología. Al contrario de la región. Se trata entonces de ver aquí cuáles
de lo que sucede con el mundo andino, el espacio son los elementos que hacen de la Amazonía un
amazónico ha sido poco abordado en los trabajos área cultural específica y una unidad articulada, a
sobre la cultura latinoamericana. Sin embargo, este pesar de su heterogeneidad. Para eso, se enfoca en
acercamiento es necesario en el contexto medioam- ver cómo se han construido y se construyen los
biental actual, en el cual la región reserva de imaginarios sobre el área, tanto en los discursos
biodiversidad, de agua y de minerales, juega un pa- escritos y como orales surgidos de la Amazonía.
pel central. Al mismo tiempo, la Amazonía es un Se consideran como discursos no solamente los
área en transformación y en peligro. Sus habitantes, discursos estéticos (novela, poesía, “literaturas in-
así como su riqueza natural, son amenazados por la dígenas”) sino también los discursos descriptivos
modernización y la injerencia extranjera. de trabajo y de vida cotidiana.
En este marco general, la ambición de este La Amazonía ha sido construida por un pen-
trabajo es ver la enorme pluralidad cultural de la samiento externo a ella a través de la perspectiva
Amazonía a partir de un enfoque global sobre la re- europea y occidental, por lo que la autora avanza
gión y no sólo desde un país. La Amazonía tiene la idea de que “La Amazonia es, entonces, una
la particularidad de ser “frontera cultural dinámi- construcción discursiva” (p. 28). El libro está or-
ca, en (la) relación cultural que el continente ha ganizado en función de esta discursividad. Después
ignorado entre Hispanoamérica y Brasil” (p. 17). del primer capítulo introductorio, con el mapa de
Esta relación se funda en diferencias fundamentales navegación del tema, el libro se desarrolla, según
entre los portugueses, que ya tenían conocimiento un orden cronológico, en cuatro capítulos y un
de la alteridad a través de experiencias colonizado- epílogo. A lo largo de estos capítulos las voces se
res previas en África y en Asia. En este contexto, diversifican y se multiplican.
su acción con las colonias que establecieron en El capítulo dos, titulado “Las crónicas de viajes:
América fue menos violenta y más laxa que la de conquistadores y naturalistas”, recorre los discursos
los españoles. Las dos colonias se desarrollaron de la Amazonía desde la llegada de los europeos
paralelamente pero con relaciones contradictorias en el siglo XV hasta el siglo XIX, durante el cual

Investigaciones Geográficas, Boletín 76, 2011 ][ 133


Caroline Stamm

se empiezan a descubrir varias voces en la región. La voz de estos últimos es particularmente inte-
El fuerte discurso europeo fue creado por los des- resante de escuchar, ya que aparece por primera
cubridores, los ocupantes y los viajeros científicos vez la voz de los “dominados” que interfiere la voz
que escribieron sobre la Amazonía. La primera cró- hegemónica de los europeos. Esta voz ha sido reco-
nica es transmitida por el texto de Carvajal (1542 gida por varias fuentes, tales como los testimonios
[1955]) donde se relatan los sucesos que vivió la escritos, mitos o poesía oral (literatura de cordel).
expedición de Francisco de Orellana en 1541-1542 A partir de ahí se desarrolla una pluralidad de voces
en su búsqueda del mítico País de la Canela. Este sobre la Amazonía.
texto da a conocer al Occidente la naturaleza, la Es lo que resalta el capítulo cuatro, “Moderni-
riqueza amazónica y también su alteridad. Con este zación y pluralidad de voces” que cubre el periodo
testimonio se inicia la implantación de la mitología desde los años sesenta y setenta hasta el siglo XXI. A
europea en la región, la que se volverá un elemento partir de este momento, ya no son los ríos quienes
importante de su cultura. Seguirán a esa primera estructuran los desplazamientos y las actividades
expedición varias otras como la de Pedro de Urzúa al interior de la Amazonía, sino las nuevas carre-
y Lope de Aguirre, o la de Pedro Texeira. Estos teras construidas por el gobierno brasileño. Éstas
relatos desarrollaron tres figuras que emergieron a llegaron junto a las hidroeléctricas y a las mineras,
partir del imaginario europeo de los viajeros y de llevando un fuerte trastorno en la organización
sus experiencias previas: las guerreras Amazonas, amazónica y dando origen a los campesinos sin tie-
El Dorado y El Maligno. Estas primeras imágenes rra. En este marco, la autora identifica seis tipos de
presentan a la Amazonía como: discursividad: la estética ilustrada, el relato amazó-
nico en forma de novela, los discursos fantásticos de
espacio paradisiaco e infernal, caótico, poblado por los sectores populares, los mismos discursos elabo-
criaturas extrañas, objeto privilegiado de lo demo- rados comunitariamente, la voz de los pobladores
niaco y por tanto aptas para su transformación en y trabajadores amazónicos como sujetos sociales
siervos de la Iglesia Católica (p. 81). individuales y colectivos, y finalmente las cosmovi-
siones indígenas o “oralituras”. Ahora por primera
En el contexto de la transición en Europa entre vez, los indígenas escriben y publican sus textos sin
el Antiguo Régimen y la modernidad, la racionali- los intermediarios que existían en la época anterior,
dad se impone en los discursos sobre el área a partir lo que significa un cambio fundamental en los
del siglo XVIII. Se vincula a través de la voz de los discursos. El primero de estos textos, escrito en por-
naturalistas quienes observan, clasifican, anotan tugués y en lengua dessana, es la narración cosmo-
pero también describen la Amazonía como una gónica de dos autores dessana (Kumu y Kenhíri,
región rica para ser explotada. 1980). Muchos otros testimonios son referenciados
“Voces del seringal: discursos, lógicas, desgarra- en el texto, haciendo hincapié en la capacidad de
mientos amazónicos” es el tercer capítulo de la obra. resistencia que las voces subalternas presentan.
Analiza en detalle los discursos relacionados con El último capítulo, antes del epílogo, trata
la explotación del caucho, materia que conoce un sobre “La cultura de la droga” en la Amazonía, del
auge con la modernización de las comunicaciones, narcotráfico, pero también del uso tradicional y
con el desarrollo de la industria textil, del automóvil ritual de los sicotrópicos o “plantas de los dioses”.
y de los neumáticos. La historia de la explotación Ambos generan imaginarios específicos, mitos,
del caucho tiene dos grandes momentos en la relatos, formas estéticas, etcétera.
Amazonía, el primero a principios del siglo XIX y La obra concluye con una descripción de la
el segundo, en Brasil, durante la segunda guerra fiesta de Nossa Señora de Nazaré que tiene lugar
mundial. Dentro de ese periodo histórico, Ana cada año en Belem do Pará y que reúne de dos a
Pizarro distingue y analiza tres voces: la del poder tres millones de personas de la región en una gran
–representada por los barones del caucho–, la de los fiesta de la tolerancia, de la comunicación con el
intelectuales y la de las víctimas –los seringueiros. otro demostrando “la pluralidad de una cultura

134 ][ Investigaciones Geográficas, Boletín 76, 2011


La Amazonía: el río tiene voces

abierta y con un sentido del disfrute” (p. 234). Este Podemos también, como geógrafos, lamentar la
evento simboliza de alguna manera las distintas ausencia de mapas de la Amazonía, que serían muy
voces, tonos, estéticas y propósitos de los discursos útiles para acercarse a la unidad y a la diversidad del
de la Amazonía. Adentro de la región, las voces territorio amazónico. A pesar de esta ausencia de
son las de los ribereños, indígenas, caucheros, qui- mapas, la obra es de gran interés para los geógrafos
lombolas o habitantes urbanos. Afuera, el discurso en el marco de una geografía social y cultural, en
de la Amazonía parece ser el de la protección del la cual los imaginarios, las representaciones y los
medioambiente, pero este tampoco es único. Estos discursos son un objeto central.
discursos revelan las tensiones en la Amazonía, Tal vez el mayor mérito de esta obra sea lo
pero también más allá las tensiones que existen en referido en las líneas precedentes: la Amazonía
el continente americano. La población amazónica sobrevive ante los ataques que, sin sacar cuenta
sirve de metáfora triste para resumir las oleadas verdadera de la riqueza total del continente, centra
invasoras desde el inicio de la conquista. Mucho sus esfuerzos en lo material y desfigura a su paso
material cultural subyace perdido a raíz de la occi- la expresión de los pueblos. Con todo, el llamado
dentalización de un continente cuya identidad se es a poner atención especial sobre esta zona, para
vio modificada por los discursos hegemónicos de rescatarla de una inminente debacle.
Europa, dando pie al sincretismo que caracteriza y
simboliza a todos los otros países de Latinoamérica.
La lectura de este libro es semejante a escuchar REFERENCIAS
las distintas voces ya mencionadas, descubriendo
un gran número de referencias ante todo literarias Carvajal, Fray G. de (1542 [1955]), Relación del nuevo
descubrimiento del famoso rio grande del amazonas,
sobre la Amazonía. Aunque no sea el propósito
edición, introducción y notas de Jorge Hernández
de la autora, la obra ofrece, al mismo tiempo que Millares, Fondo de Cultura Económica, México.
una multiplicidad de voces, un panorama de la Kumu, U. P. y T. Kenhíri (1980), Antes o Mundo não
literatura de la región que permite entrar en sus Existia, Livraria Cultura Editora, São Paulo.
discursos y entenderlos. Además, el libro contiene
numerosas y valiosas fotografías e imágenes pero no Caroline Stamm
están indicadas en el texto, lo que de algún modo Lab’Urba,
desaprovecha la riqueza de las ilustraciones y su Université Paris-Est
papel en la construcción del imaginario del lector.

Investigaciones Geográficas, Boletín 76, 2011 ][ 135