Vous êtes sur la page 1sur 1

Stephen Hawking, un ejemplo de perseverancia

En algún momento has escuchado hablar de Stephen Hawking, uno de los hombres más
brillantes del mundo, científico inglés que ha dedicado su vida a investigaciones
relacionadas con agujeros negros, teorías cosmológicas e historia del tiempo. Desde sus
primeras apariciones se destacó por su capacidad de análisis de las situaciones y por su
coeficiente intelectual elevado. Ha realizado grandes aportes a la física a través de
todos sus trabajos. Al iniciar su doctorado en la Universidad de Cambridge (1963)
comenzó a sentir síntomas que impedían su desarrollo motriz y que obstaculizaban su
desempeño en actividades tan simples como caminar y hablar con claridad. Esto le obligó
a realizarse exámenes médicos que revelaron que sufría una enfermedad motoneuronal,
es decir, que afectaba a las células del sistema nervioso, del cerebro y de la médula
espinal, órganos que se encargan de producir estímulos para la contracción de los
músculos del cuerpo. Se conoce como esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y le impide
realizar actividades como moverse y hablar. Se describen varias teorías de lo que puede
causar el ELA, como mutaciones de genes con altos niveles de glutamato que afectan a
las neuronas o una falla en el sistema inmunológico que ataca a las células normales. A
pesar de sufrir esta grave enfermedad que le impide el desarrollo normal de sus
movimientos, Hawking continuó sus estudios doctorales en física y llegó a ser uno de los
científicos más brillantes de los últimos tiempos. Además, Hawking desafió las
afirmaciones médicas al superar la expectativa de vida de una persona con esta
enfermedad. Hawking tuvo tres hijos con su esposa Jane Wilde Hawking, quien lo ha
acompañado durante muchos años, luchando junto a él en contra de la enfermedad.
Además, tuvo que enfrentar una neumonía que casi le quita la vida y que le dejó como
secuela una traqueotomía que le impide hablar. Frente a esta nueva dificultad, Hawking
y su equipo médico diseñaron formas de favorecer su comunicación con el mundo; una
de ellas fue el desarrollo de un sintetizador de voz que está unido a su silla de ruedas y
le permite comunicarse mediante leves movimientos de los ojos y la cabeza. Stephen
Hawking es un ejemplo que nos lleva a pensar que no hay limitaciones para lograr las
metas que nos proponemos.

Interpreta
1. Explica cuál es la relación del sistema nervioso con la enfermedad que padece
Stephen Hawking.
Argumenta
2. ¿Cómo es posible que Hawking pueda seguir siendo uno de los hombres más
brillantes del mundo aun con la enfermedad que padece?
Propón
3. ¿Por qué el sistema inmunológico no impide que una persona se enferme?