Vous êtes sur la page 1sur 4

PERFORACION PETROLERA II

TEMA N° 1. INTRODUCCION A LA PERFORACION PETROLERA II

PROGRAMACIÓN DE LA PERFORACIÓN

1. INTRODUCCIÓN.
El diseño de la perforación de pozos es un proceso sistemático y ordenado. Este proceso requiere que
algunos aspectos se determinen antes que otros. Por ejemplo, la predicción de presión de fracturamiento
requiere que la presión de formación sea determinada previamente.

Las etapas a seguir durante el diseño de pozos están bien identificadas y son las siguiente:
 Recopilación de la información disponible.
 Predicción de presión de formación y fractura.
 Determinación de la profundidad de asentamiento de las tuberías de revestimiento.
 Selección de la geometría y trayectoria del pozo.
 Programa de fluidos de perforación.
 Programa de barrenas.
 Diseño de tuberías de revestimiento y Programa de cementación.
 Diseño de las sartas de perforación.
 Programa hidráulico.
 Selección del equipo de perforación.
 Tiempos estimados de perforación.
 Costos de la perforación.

La planeación de la perforación de un pozo, requiere de la integración de ingeniería, seguridad, ecología,


costo mínimo y utilidad.

1.1. OBJETIVO DE LA PERFORACIÓN.


El objetivo de la perforación es construir un pozo útil: un conducto desde el yacimiento hasta la
superficie, que permita su explotación racional en forma segura y al menor costo posible.

El diseño de un pozo incluye un programa detallado para perforarlo con las siguientes características:
 Seguridad durante la operación (personal y equipo).
 Costo mínimo.
 Pozo útil de acuerdo a los requerimientos de producción y yacimientos (profundidad programada,
diámetro establecido, etc.).

Cumpliendo con lo siguiente:


 Seguridad.
 Ecología.
 Costo mínimo.
 Utilidad.
PERFORACION PETROLERA II

1.1.1. Coordenadas del conductor y objetivo.

Para perforar un pozo, se requiere de uno o más puntos para ubicar. Una coordenada nos indicará la
posición desde la cual se inicia la perforación y otra que nos indicará el punto en el que se localiza el
objetivo definiendo así si el pozo será vertical o direccional. Sin embargo, es posible que un pozo sea
perforado para alcanzar más de un objetivo.

1.1.2. Posición estructural.


El primer paso en la planeación de un pozo es la recolección de información de los pozos vecinos
perforados en el área, una vez que se establecen los objetivos del pozo, se deberán considerar los
pronósticos geológicos que consisten en:
a) La columna geológica esperada.
b) Los bloques afallados de la estructura para seleccionar los pozos vecinos.
c) La identificación de las anomalías geológicas que puedan encontrarse durante la perforación del
pozo.
d) Contar con mapas geológicos para seleccionar los pozos que se revisaran para programar el nuevo
pozo.

En la mayoría de los casos se obtiene la primera mano, un plano de ubicación (ver figura 1) y un plano
de isocimas que muestra las características de la estructura (ver fig. 2), el cual conforma el yacimiento
acompañados generalmente de una sección diagramática que muestra el perfil del objetivo con respecto
a pozos vecinos (ver fig. 3)

Fig. 1. Plano regional de ubicación.


PERFORACION PETROLERA II

Fig. 2. Plano estructural de un campo.

Fig. 3. Sección diagramática para ubicar en el espacio un pozo. Respecto a sus pozos de correlación.
1.1.3. Profundidad total programada.
PERFORACION PETROLERA II

Es la profundidad vertical a la que se encuentra el objetivo, pero cuando un pozo no es perforado en


forma vertical, entonces existe una profundidad llamada profundidad desarrollada total que es mayor
a la profundidad vertical total.

De acuerdo a la profundidad vertical alcanzada, los pozos pueden clasificarse de la siguiente manera:
 Someros: pozos con profundidad menor a 15000 ft (4570 m.).
 Profundos: pozos con profundidad entre 15000 y 20000 ft (4570 y 6100 m.).
 Ultraprofundos: pozos con profundidad mayor a 20000 ft (> a 6100 m.).

1.1.4. Diámetro de la tubería de perforación.


El diseño de un pozo se realiza a partir de la tubería de explotación, lo cual indica que la planeación se
efectúa de abajo hacia arriba.

La tubería de revestimiento es una parte esencial de la perforación y terminación del pozo. Consiste de
tramos de tubería de acero ya sean roscados o soldados uno a otro, para formar un conducto desde la
profundidad deseada hasta la superficie.

Los diseños más comunes contemplan las siguientes tuberías de revestimiento:


a) Tubería de revestimiento conductora.
b) Tubería de revestimiento superficial.
c) Tubería de revestimiento intermedia.
d) Tubería de revestimiento de explotación.

Esta última tubería está diseñada para soportar la máxima presión del fondo de la formación productora
y debe evaluarse para que también resista las presiones que se manejaran en caso que el pozo se fracture
para aumentar su productividad.

En el diseño del pozo, esta se coloca arriba y a través de la zona productora, para evitar derrumbes y
mantener el agujero limpio.

El diámetro de la tubería de explotación está en función de los requerimientos, expectativas, y


características del yacimiento primordialmente, aunque puede verse afectada por efectos de la
profundidad, formación, los fluidos de control y problemática esperada, verificando los esfuerzos a
que estará sometida; es decir debe diseñarse de acuerdo a los requerimientos de producción,
estimulación y reparación del pozo.

Vous aimerez peut-être aussi