Vous êtes sur la page 1sur 5

1

Autofinanciamiento de las escuelas públicas de sostenimiento estatal


Ma. del Carmen Álvarez Rodríguez
Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla

Problemática de la calidad educativa


El presente trabajo habla sobre las precarias condiciones en las que se encuentra la
infraestructura de la educación media superior en el estado Puebla, que han entorpecido e
influenciado en las tareas educativas, para alcanzar la tan anhelada calidad educativa. Da la
sensación que los gobiernos sexenales aplican la teoría de entre más ignorantes más fáciles de
controlar y más mano de obra barata. Resulta increíble que en este siglo que se caracteriza por los
avances tecnológicos, por la globalización y por los tratados internacionales nuestros jóvenes y
señoritas se hundan en un cumulo de conocimientos que les limita el pensamiento crítico,
creativo e innovador, sin mencionar la descomposición social producto de la pobreza “miseria”,
la desigualdad y la simulación de programas para abatir el rezago en materia educativa que existe
en el país.

Bachilleratos de sostenimiento estatal

Han pasado casi 30 años de la creación del sistema de bachilleratos generales en el estado
de puebla, el gobierno como los funcionarios que tienen la encomienda de dirigir el destino de la
educación de niños (as), adolescentes, jóvenes y señoritas, en este sentido parece no importarles
la relevancia que tiene la infraestructura escolar, en los últimos años, mucho se ha hablado de la
calidad educativa en el país. Pero, podemos hablar de ella, sabemos que existen escuelas que
carecen de edificios en buenas condiciones y con los espacios físicos necesarios para brindar un
mejor servicio en cuanto a educación se refiere, y que decir del mobiliario, equipamiento y
materiales, si en muchos de los casos se carece de todo ello. Es importante mencionar que pese a
las precarias condiciones en que se encuentran operando los bachilleratos, el docente trata de
realizar su mayor esfuerzo para atender a la población estudiantil.

Es increíble pensar que por cuestiones políticas se sigan creando escuelas en esta
modalidad y en las mismas condiciones. El problema no es crearlas, el problema surge del escaso
o nulo presupuesto que los gobiernos federal y estatal destinan a estos centros educativos, más
aun, delegaron la responsabilidad del sostenimiento a los Padres de Familia. Si bien es cierto, no
hay presupuesto que alcance para atender el rezago que por sexenios existe en materia de
infraestructura escolar, porque no solo se habla del rezago en los bachilleratos sino también en la
2

educación básica en todo el territorio nacional. Si los tres actores de gobierno le apostaran más a
la educación y menos a la corrupción, se podría atender en mayor medida esta problemática. Sin
embargo mientras esto no sucede podría hablarse de un programa de autofinanciamiento escolar
con el fin de mitigar esta situación. Al respecto existen instituciones educativas en la modalidad a
la que hago referencia, que cuentan con auditorio, gimnasio, alberca, canchas deportivas, etc,
espacios físicos considerables que si los retaran para uso exclusivo de actividades meramente
académicas, les generaría la recaudación de recursos propios que les permita conservar sus
edificios y contar con equipamiento y mobiliario, de ser así, se establecería la normatividad
aplicable para el buen uso del recurso económico. Esta como otras acciones en caminadas al
fortalecimiento de los bachilleratos generales pueden traer consigo resultados que complementen
al desarrollo de una educación de calidad.

Por lo que en este texto me enfocare al tema de infraestructura en los centros educativos
en el nivel medio superior de sostenimiento estatal, toda vez que la calidad de los planteles es una
parte del rezago en el sistema educativo mexicano.

La OCDE en el año 2015, refiere que el sistema educativo mexicano refleja una baja
calidad en la educación de sus alumnos basado en los bajos resultados derivados de la aplicación
de pruebas nacionales e internacionales. El desempeño de los estudiantes es diverso, en función
de su propio contexto, es decir, varía en aspectos tales como: psicológicos, económicos, políticos,
sociales, culturales, de motivación, hábitos de estudio, entre otros. Existen grandes brechas en la
calidad educativa debido al nivel socioeconómico al que pertenecen los alumnos, situación
presente en todo el territorio nacional.
La infraestructura como parte del aprendizaje
Uno de los factores a considerar es la calidad de la infraestructura escolar, ya que esta sin
lugar a duda es una causante del nivel de aprendizaje de las y los estudiantes. Sin embargo, no
hay que perder de vista que los centros educativos son el lugar donde los estudiantes pasan gran
parte de su tiempo después del hogar. Es por ello, considerar importante la infraestructura en el
proceso de enseñanza-aprendizaje para el desarrollo de las escuelas en cada uno de sus niveles
educativos, ya sea de sostenimiento público o privado.
Es de señalar que la Reforma Educativa impulsada por el Presidente Enrique Peña Nieto
en el año 2013, contempla el rubro de infraestructura escolar, como una de las partes para
3

garantizar al máximo el logro de aprendizaje de los educandos. Sin embargo es de mencionar que
en esta, el Gobierno Federal delega en los estados esta acción en lo concerniente a la educación
obligatoria. Por su parte las entidades federativas no han considerado de manera seria destinar los
recursos económicos necesarios para la construcción, mejoramiento de la infraestructura,
equipamiento, así como de servicios elementales (agua, luz, drenaje e internet), ni aun en caso de
siniestro, sin distingo de lugar en que se ubique ya sea rural, semi urbana o urbana. A lo anterior
habrá que adicionarle el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs).
De acuerdo con el estudio de infraestructura escolar realizado por el Instituto Nacional
para la Evaluación de la Educación (INEE) (AÑO 2007), mencionó que en México son pocas las
escuelas que disponen de todos los espacios físicos de apoyo a la enseñanza: aulas, talleres,
laboratorios, salones de cómputo, bibliotecas escolares, salas de profesores y salones de
actividades artísticas. Entre 95 y 99 por ciento de las escuelas rurales no cuentan con ninguno de
los espacios antes mencionados. (INEE 2007 p.67)
La educación media superior lamentablemente forma parte de ese estudio, si partimos que
desde su inicio existieron muchas lagunas, en el sentido de cómo surgen y como operan
académicamente y administrativamente. Incluso cuando el nivel empieza operaciones no se
contaba con una estructura menos aun con una reglamentación que permitiera su correcto
funcionamiento. Cabe hacer mención que la educación media superior no estaba considerada
como obligatoria en el artículo tercero constitucional, no fue, sino, hasta el año 2011, que se
reformó siendo esta reforma la que incorpora la obligatoriedad de la educación media superior.
Cómo lo dice…el crecimiento de la escolarización obligatoria que ahora cubre desde la educación preescolar,
hasta la media superior; (www.diputados.gob.mx) (2011) Diario Oficial de la Federación, México D.F.
De ahí que pasaron muchos años para darle formalidad a este nivel educativo, si nos
detenemos a reflexionar unos minutos, esto como algunas otras acciones provocaron un atraso en
la conservación y mantenimiento de estos espacios educativos, provocando que el recurso
económico destinado por parte de las autoridades sea insuficiente para atender el rezago que
existe en materia de infraestructura.
Los actores políticos (Federación, Estado y municipio) en materia educativa, deben
considerar políticas públicas que destinen los recursos necesarios para el sostenimiento y
mejoramiento de la infraestructura en el nivel medio superior(bachilleratos); mientras esto
sucede, la actividad gestora de quienes están al frente de estos centros educativos, de los que
4

hago alusión, deben avocarse a la generación de recursos económicos que les permitan volver a
sus instituciones autofinanciables en la medida de sus posibilidades a través de sus espacios
físicos con los que se cuenten, los cuales pueden ser rentados a cambio de un recurso económico
o material que favorezca a la institución y por ende este se refleje en un mejoramiento y
conservación de su infraestructura trayendo consigo algunas garantías como:
Un ambiente de aprendizaje real: Si bien es cierto la infraestructura no es el todo para
hablar de un aprovechamiento real de los estudiantes, si es en gran medida una parte fundamental
para el aprendizaje y rendimiento académico de los jóvenes, ellos se sienten más interesados en
asistir, lo que no sucedería con aquellos centros educativos que carecen de lo más elemental.
En los casos en que se carece de laboratorios de usos múltiples, el alumno no desarrolla la
parte complementaria de la teoría dejando la practica a su imaginación, por lo que por ningún
motivo se puede asegurar que el alumno logre desarrollar las competencias que debiera, por lo
tanto si no existe una infraestructura adecuada, esto limita el aprendizaje real de las y los
estudiantes.
Incremento a la matricula: Hoy en día contar con una infraestructura adecuada se ha
convertido en un detonante para atraer la atención de los estudiantes y padres de familia, en este
sentido, lo que se busca para los educandos es que desarrollen sus capacidades y habilidades en
espacios debidamente acondicionados, por ello, manifiesto que al existir escuelas de nivel media
superior con un inmueble que cuente con los suficientes espacios necesarios podría elevar su
matrícula.
En estos tiempos es realmente importante generar estrategias para despertar el interés de
los jóvenes y señoritas que salen del nivel secundaria y debieran cursar el bachillerato, pues al no
ser así, se convierten en terreno de cultivo de los grupos delincuenciales que hoy en día azoran
nuestro país. Por otra parte el atractivo que representa una Institución que cuente con aulas bien
equipadas y espacios en donde puedan desarrollarse científica, cultural y deportivamente eleva
los porcentajes de matrícula y al mismo tiempo la permanencia, abriéndose la oportunidad de
cursar su bachillerato.
Generación de recursos propios: Si se pudiera reglamentar el aprovechamiento de los
espacios existentes para que grupos internos y externos a la institución puedan hacer uso de ellos
a cambio de una remuneración, ya sea económica o en especie, permitiría a las instituciones de
educación media superior generar un fondo económico y material, que bien administrado,
5

beneficiaria la conservación y, porque no decirlo, a la mejora de los centros educativos, y no


esperar a que el tiempo los haga obsoletos e inservibles.
Los bachilleratos de sostenimiento estatal no cuenta con recurso económico destinado a la
infraestructura, es decir no determina el gobierno con cuanto presupuesto contara para la
operatividad del centro educativo, sino al contrario las autoridades federales le delegaron la
responsabilidad a los estados y estos a su vez a los padres de familia.
No obstante los recursos económicos recaudados por concepto de inscripciones resultan
ser insuficientes para ampliar o mejorar la infraestructura, no hay que perder de vista los gastos
adicionales que conlleva la administración de una escuela, pues el pago de energía eléctrica,
teléfono y servicio de internet entre otros, consumen en gran medida los recursos recaudados.
Con todo lo anterior los tres niveles de gobierno tienen la obligación de establecer
políticas públicas en las que se destinen los recursos económicos necesarios para abatir o
disminuir en gran medida el rezago que existe en materia de infraestructura escolar, no es posible
que en los umbrales del siglo XXI, tengamos Bachilleratos de primera, segunda y hasta tercera
categoría, que, aquellos que el gobierno federal en combinación con os estados han establecido,
(CECyTE, CONALEP,DGTI, COBAEP,?, cuenten con toda la infraestructura, y por otro lado,
los impulsados por el gobierno del estado (Centros Escolares, Bachilleratos Generales)
difícilmente cuentan con lo elemental, menos aún, si estos, se ubican en zonas rurales y sin el
apoyo de los propios municipios.
Considerando que la educación media superior es el escalón que antecede a los estudios
universitarios, es altamente prioritario fortalecerlos para asegurar que las generaciones de
egresados lleven una preparación cimentada en la educación dual e integral que le dé certidumbre
a los ideales de una educación de calidad y eleven las perspectivas de los jóvenes con relación a
la continuidad de su .educación universitaria.
No esperemos grandes resultados en las universidades, mientras no cimentemos
adecuadamente la educación media superior.
Referencias bibliográficas.
Alberto Najar (2017) Los 4 problemas de fondo de la educación en México que la mayor inversión de la
historia no puede resolver. Ciudad de México. Recuperado en: http://www.bbc.com/mundo/noticias-
america-latina-40168555
Cámara de Diputados H. Congreso de la Unión.(2018)Recuperado en:
http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/ref/cpeum_per.htm
Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación INEE(2007)México. Recuperado
en:http://publicaciones.inee.edu.mx/buscadorPub/P1/D/231/P1D231.pdf