Vous êtes sur la page 1sur 8

INDICE

1. CONCEPTO DE OTITIS ............................................................................................................ 2


2. OTITIS .................................................................................................................................... 2
2.1. CAUSAS GENERALES DE LA OTITIS..................................................................................... 2
2.2. CAUSAS LOCALES DE LA OTITIS ......................................................................................... 2
1. CONCEPTO DE OTITIS
Las enfermedades del oído se pueden producir por infecciones, malformaciones o lesiones en
la estructura de los mecanismos auditivos, o bien por exposición frecuente a sonidos fuertes,
al momento de someterse a cambios bruscos de presión (como en el caso de las personas que
practican la natación), por introducirse objetos o agentes externos en el orificio de la oreja, por
traumatismos, tumores cerebrales, o por causas desconocidas.

2. OTITIS
Es a la infección del conducto auditivo externo que conecta el oído interno con el pabellón de
la oreja que es parte externa de la oreja que se encuentra en el lado de la cabeza. El exceso de
agua en los oídos puede ser la causante de que el canal auditivo pueda infectarse con cierta
facilidad. Al igual que con una limpieza demasiado fuerte en el canal auditivo con el típico
palito de algodón puede causar daños en el oído haciendo que se infecte.

2.1. CAUSAS GENERALES DE LA OTITIS


Edad: La otitis es una enfermedad muy frecuente en la infancia y ocupa el primer lugar entre
las urgencias pediátricas. Es más frecuente entre los 6 y los 24 meses de vida. En este periodo
influyen:

Succión: durante la misma, las paredes laterales de la rinofaringe (parte de la faringe que está
a la altura de la nariz) comprimen los orificios de drenaje de la trompa de Eustaquio. Esto
facilita el paso de alimento líquido-pastoso hacia el interior de la trompa y posibilita su
infección. Ocurre lo mismo en el caso de vómitos repetidos, la regurgitación (la comida vuelve
a la boca) y el uso del chupete. Por otro lado, la lactancia materna parece disminuir el riesgo
de padecerlas.

Dentición: no se conocen los mecanismos por los que la aparición de los dientes favorece la
presencia de otitis, pero la relación estadística es inequívoca.

Clima y factores ambientales: es más frecuente la aparición de otitis media aguda (OMA)
durante los meses fríos.

2.2. CAUSAS LOCALES DE LA OTITIS


La causa más importante de la otitis media es la disfunción tubárica o el mal funcionamiento
de la trompa de Eustaquio, que es el conducto que comunica el oído medio con la rinofaringe.

Otras posibles causas son la infección de la vía respiratoria alta, problemas alérgicos y
trastornos de la función ciliar del epitelio respiratorio de la vía respiratoria alta. El deficiente
funcionamiento de la trompa de Eustaquio muchas veces está relacionado con su obstrucción,
que puede ser por motivos intrínsecos o extrínsecos.

Habitualmente los motivos intrínsecos se deben a la inflamación de la mucosa de la trompa de


Eustaquio por un problema infeccioso o alérgico. La obstrucción extrínseca, habitualmente de
causa mecánica, es producida por una hipertrofia adenoidea (vegetaciones).

Los gérmenes que se detectan con más frecuencia en la otitis media aguda, son el
Streptococcus pneumoniae, el Haemophylus influenzae y con menor frecuencia la Bramanella
catarralis, el Streptococcus del grupo A y el Staphylococcus aureus.

Además de las bacterias, también juegan un papel muy importante en la patogenia de la otitis
media aguda los virus, siendo los más frecuentemente implicados el virus respiratorio sincitial,
el virus influenzae, el virus para influenzae, adenovirus, rinovirus y enterovirus.

SINTOMAS DE LA OTITIS
En la forma aguda de la enfermedad existe dolor de oído (otalgia), fiebre, tinnitus e
irritabilidad.

Con menos frecuencia se puede presentar otorrea (supuración), vértigo y más raramente
parálisis facial.

En la otitis media crónica con efusión, la pérdida de audición puede ser el único síntoma.

 Dolor de oído.

 Sensación de malestar general.

 Fiebre.

 Vómitos.

 Secreción de líquido por el oído.

 Los niños pequeños suelen rechazar el alimento presentar


irritabilidad frecuente y llanto inconsolable.

PRONOSTICO DE LA OTITIS
La otitis media es una enfermedad que afecta sobre todo al grupo de edad comprendido entre
los 0 y 7 años. A partir de esta edad la incidencia disminuye de manera significativa. Los
pacientes que presentan deformidades de paladar, alergias y otro tipo de anomalías cráneo-
faciales tienen una mayor predisposición a padecerla y por tanto a sufrir las complicaciones de
la misma.
Con el tratamiento adecuado se evita la mayor parte de las secuelas que estos episodios
pueden producir en las distintas estructuras del oído medio y evitar que en la vida adulta el
paciente padezca una otitis media crónica con trastorno funcional del oído en mayor o menor
grado.

La colocación de tubos de drenaje no supone un tratamiento dirigido a corregir la causa que


provoca las otitis pero mantiene el oído medio en unas condiciones favorables para evitar
secuelas posteriores y permitir una buena audición.

Durante el tiempo que están los tubos de drenaje ha de evitarse la entrada de agua en los
oídos por el riesgo de infección que esto supone.

TRATAMIENTO

 Antiinflamatorios y analgésicos: los tratamientos más utilizados son el


ácido acetilsalicílico, el paracetamol y el ibuprofeno. Excepcionalmente, en
las otitis medias agudas de repetición, se pueden utilizar corticoides a
dosis adecuadas, durante periodos muy cortos, sin repetición de pauta.

 Antibióticos: amoxicilina + ácido clavulánico, cefixima. Si el paciente es


alérgico a β-lactámicos, el tratamiento más adecuado es trimetoprima,
sulfametoxazol o azitromicina. Se recomienda un tratamiento durante 10
días, sobre todo en los más pequeños.

AFTAS
CONCEPTO DE AFTAS
Un afta es una úlcera o llaga abierta y dolorosa en la boca. Las aftas son de color blanco o
amarillo y están rodeadas por un área roja y brillante. No son cancerosas.

Un afta no es lo mismo que herpes labial (calenturas).

CAUSAS
Las aftas son una forma común de las úlceras bucales. Pueden presentarse con infecciones
virales. En algunos casos, no se puede determinar la causa.
Estas úlceras también pueden estar ligadas a problemas con el sistema inmunitario del
cuerpo. Pueden ser causadas por:
 Una lesión bucal debido a un arreglo dental

 Una limpieza dental agresiva

 Un mordisco en la lengua o en la mejilla

Otros factores que pueden desencadenar las aftas incluyen:

 Estrés emocional

 Falta de ciertas vitaminas y minerales en la alimentación (en especial de hierro, ácido


fólico o vitamina B12)
 Cambios hormonales

 Alergias a los alimentos


Cualquier persona puede tener aftas. Las mujeres son más propensas a contraerlas que
los hombres. Las aftas pueden ser hereditarias.

Las causas de las aftas no están del todo establecidas.

 Traumas locales, como mordidas accidentales.


 Estrés psicológico.
 Pocas horas de sueño.
 Helicobacter pylori, la misma bacteria que causa úlcera gástrica
(lee: HELICOBACTER PYLORI – Síntomas y Tratamiento).
 Algunas pastas dentales que contienen sodio-lauril-sulfato.
 Reflujo gastroesofágico (lee: REFLUJO GASTROESOFÁGICO
– Síntomas, Causas y Tratamiento).
 Comidas como chocolate, café y bebidas ácidas.
 Tabaco (lee: CÓMO DEJAR DE FUMAR Y ENFERMEDADES DEL
CIGARRILLO).
 Alteraciones hormonales durante el ciclo menstrual.
 Deficiencia de algunas vitaminas y minerales como vitamina B12,
vitamina C, zinc, hierro y ácido fólico.
 Drogas como antiinflamatorios, Rapamicinas, Metotrexate, Aspirina y
Atenolol.

SÍNTOMAS
La mayor parte de las veces, un afta se forma en la mucosa de la parte interior de las mejillas y
los labios; sin embargo, también pueden aparecer en la lengua, el paladar o la base de las
encías. Entre los síntomas de las aftas encontramos:

Una o varias heridas pequeñas de color blanco y bordes rojos.


Dolor en la zona de la llaga.

Malestar general.

Fiebre moderada.

Ganglios linfáticos inflamados.

Las molestias comienzan a disminuir en un período de 7 a 10 días, llegando a requerirse hasta


3 semanas para que la úlcera sane por completo.

TRATAMIENTO DE LAS AFTAS BUCALES /


MEDICAMENTO PARA LAS AFTAS
No existe medicamento milagroso para las aftas. Ninguna sustancia cura la úlcera de un día
para otro. Como la afta suele durar hasta dos semanas, los tratamientos actuales tienen como
objetivo acelerar el proceso de cicatrización de la lesión.

Es importante distinguir las pomadas que contienen apenas anestésicos, que sirven apenas
para alivios sintomáticos, de aquellas con corticoides y antiinflamatorios en su fórmula, que
efectivamente pueden acelerar la cicatrización.

Los dos medicamentos más usados para este fin son:

Amlexanox (Aphthasol®)

Acetonido de triancinolona (OMCILON- A ®)

El Amlexanox es el que ha presentado los mejores resultados en los trabajos científicos.

En Internet es muy fácil encontrar innúmeras recetas caseras para tratar las aftas. Hay que
tener cuidado con lo que se aplica en la lesión para no aumentar la inflamación y empeorar el
cuadro.

Algunas opciones aceptables, más no tan efectivas, son:

Enjuagarse con una solución hecha con una cucharada de leche de magnesia o bicarbonato de
sodio diluido en un vaso de agua.

Diluir agua oxigenada en agua común y aplicar con algodón directamente en el afta.

Mezclar Difenidramina (Benadryl®) con leche de magnesia y enjuagar.

CUÁNDO PREOCUPARSE CON UNA AFTA BUCAL?


Pese a ser benigna en la inmensa mayoría de los casos, la afta puede ser una manifestación de
enfermedades sistémicas o puede ser confundida con lesiones graves, como neoplasia de la
cavidad oral.

Una consulta con el dentista o médico estomatólogo debe ser considerada en los siguientes
casos:

La afta es excepcionalmente grande.

Las aftas son recurrentes con nuevos surgimientos después de la cicatrización de las primeras.

La afta demora más de tres semanas en cicatrizar.

Si hay señales de infección en el área del afta.

Si hay síntomas sistémicos (fiebre, pérdida de peso, pérdida del apetito…) que sugieran la
presencia de alguna enfermedad detrás de las aftas.

Si hay fiebre.

Si hay úlcera también en los órganos genitales.

QUÉ ENFERMEDADES OCURREN CON AFTAS O


LESIONES SEMEJANTES
Normalmente las úlceras orales causadas por enfermedades sistémicas son múltiples y
recurrentes. Suelen tener algunas características diferentes de las aftas comunes y suelen
acompañarse de otros síntomas.

• En casos de lupus, las aftas suelen ser indoloras y estar acompañadas de lesiones de piel y
dolores en las articulaciones, además de síntomas sistémicos con fiebre baja y cansancio.

• En el caso de la enfermedad de Behcet, también una enfermedad autoinmune, las aftas son
múltiples, recurrentes y se hacen acompañar de úlceras también en los órganos genitales.
También es común que existan lesiones en los ojos.

• En los casos de enfermedad celíaca y enfermedad de Crohn, las aftas vienen en conjunto con
síntomas intestinales, como diarrea y sangre en las heces.

• La neutropenia, que es la disminución del número de neutrófilos (un tipo de glóbulo blanco)
en la sangre, también es causante de úlceras orales. Normalmente es visto en enfermos en
quimioterapia, pero puede ocurrir en cualquier enfermedad o medicamento que cause
neutropenia (lea: HEMOGRAMA | Valores Normales).
Varias infecciones pueden causar úlceras orales semejantes a las aftas:

• El virus VIH puede causar úlceras orales en la llamada fase aguda, esto es, algunas semanas
después de la contaminación, o en fases avanzadas, cuando ya existen criterios para el SIDA.

• Infección por Coxsackievirus (herpangina), muy común en los niños, puede sobrevenir con
dolores de garganta, fiebre, pequeñas úlceras orales y lesiones en las palmas de las manos y
plantas de los pies.

• La sífilis, tanto en la fase primaria como la secundaria, puede sobrevenir con úlceras orales.
Normalmente son múltiples y, en la fase secundaria, demoran en cicatrizar.

• El herpes labial se presenta como vesículas que pueden transformarse en pequeñas úlceras
después de romperse. El aspecto no es muy parecido con la afta, pero puede ser confundido
por personas sin conocimientos médicos. Son dos enfermedades diferentes, con etiologías y
tratamientos distintos.

• Algunos cánceres de la cavidad oral pueden presentarse como ulceraciones, siendo


inicialmente confundidos con aftas comunes. Por eso, toda afta que demora en cicatrizar debe
ser evaluada por un médico, principalmente si el paciente es fumador.

Evite el contacto directo de sustancias abrasivas puras, como alcohol o bicarbonato en polvo.
Esto puede irritar la lesión y empeorar el cuadro. Cuando use diluciones para enjuagarse,
siempre escupa el líquido al final, nunca se lo trague.