Vous êtes sur la page 1sur 19

Plegarias de un inquilino GUILLERMO FADANELLI

Fadanelli, G. (2010, Plegarias de un inquilino, México, Cal y arena

AUTORES Y LIBROS CITADOS

Philip Roth Hotel Savoy

Pere Calders

Rafael Barret

Norman Mailer

Jerzy Pilch

Juan Carvajal

Fernando Nachón

George Steiner Nostalgia del absoluto


Alain Finkiellkraut La derrota del pensamiento

Tahar Ben Jelloun Sufrían por la luz


Tomás Segovia “Más secreta cuanto más te desnudas”

Hunter S. Thompson
Philip Roth El teatro de Sabbath / Lamento de Portnoy

Richard Rorty

John Fante Un año pésimo

Dostoievsky Memorias del subsuelo

Boris Yeltsin

Carson McCullers
Robert Walser Los hermanos Tanner /Jakob Von Gunten
Peter Sloterdijk Crítica de la razón cínica
Feyerabend Diálogos sobre el método

Peregrino

Samuel Beckett El innombrable

Ernst Junger

Truman Capote Plegarias atendidas

Ernst Hemingway Paris era una fiesta

Thurston Moore

Michel Foucault Nacimiento de la clínica

Leon Bloy

Hilary Putnam Cómo renovar la filosofía

Barry Parker El sueño de Einstein


Francisco Umbral

Flannery O’Connor
Susan Sontag

Norberto Bobbio
Peter Hanke Carta para un largo adiós/ La mujer zurda

Jelinek

Iris Murdoch

J. Baudrillard Cool memories

Teresa Yague

Thomas Bernhard Un niño


Imre Kertesz Sin destino
Oé Arrancad las semillas, fusilad a los niños
Arlt El juguete rabioso

CITAS Y NOTAS

La rueda de Calders
Idea humanista de que por el hecho de viajar, alejarse de casa en automático se
cura la barbarie y la miopía provinciana. Se proyectan soluciones, la panacea a
cierta escenografía. Se consume la ciudad real.

Experiencia de estar con la mujer que moriría poco tiempo después: regresar a
Barcelona ya no fue lo mismo.
Un sastre tacaño
Para poder tener una casa propia se tienen que sacrificar aos, incluso décadas
enteras. Una vez muerto pasa a otros.
Dilapidar días, el desgaste para pagar una casa y ni siquiera ella es tan
permanente.

Entre el comprador y el arrendatario está que tan definitivo se pueda volver


cierto espacio.
Escritor mudándose: infinidad de libros, cargando hojas llenas de historias. Son la
prueba más noble de un pasado.
“[…] son los libros, la única patria que no me parece despreciable” (Fadanelli,
2010: 14)
“Rafael Barret, escritor más que desconocido, se quejaba por la opaca
sensibilidad de su saste. Si él le ofrecía cordialmente un artículo, ¿por qué no
recibía a cambio un saco? Los escritores no tienen manera alguna de pagar a los
caseros ni de recibir pantalones por parte de los sastres” (Fadanelli, 2010: 15)
Valor de intercambio del material literario escrito. Medio de producción carente
de reonocimiento.
Una pelea perdida

El ensayo es una forma de pensar al escribir. Algunos pueden también pensar


mientras hablan.
“Como no se dedicó a escribir ensayos pensaba mientras hablaba” (Fadanelli,
2010: 21)
“Y tu continúas detrás de la misma barra porque todavía pues ganarte unos
cuantos pesos, y al menos cuentas con un oficio, pero si pudieras estarías en otro
lado” (Fadanelli, 2010: 22)
El peso de lo grande, de cambiar, el anhelo de convertirse en un gran escritor
tarea casi imposible en la que se van perdiendo las esperanzas.
“Te envían al cuadrilátero a un enclenque que viene acompañado de todo un
equipo de mercadotecnia, publicidad, guardaespaldas. Ganan las peleas sin tirar
un solo golpe mientras que sus testaferros le dan una tunda al oponente. Son
malos tiempos para ofrecer peleas” (Fadanelli, 2010: 23)

Oponente un escritor de masas. ¿En qué consiste la grandeza del escritor? ¿ qué
se espera? ¿Vale la pena tanto dolor, sangre, sudor y semen

Nadie ha encontrado jamás


Cursi puede ser el deseo de ser elegante cuando no se es más que ridículo o una
persona que muestra demasiado amor, una elocuencia amorosa.
“Para los escritores que hemos vivido siempre sin empleo, los amigos caritativos
son los verdadores creadores. Sin los cientos de miles de pesos que mis amigos
han inertido en mí invitándome a comcer, a beber o a drogarme jamás habría
escrito un solo libro […] Yo, de ahora en adelante, dedicaré mis libros a todos los
que me den una limosna” (Fadanelli, 2010: 31)
Cobrar por presencia textual: de la gradación de aludir por el nombre a incluso
narrativizar.
Dediar a los mecenas, el escritor como un limosnero
Señora y puta

Enciclopedia y circo.
Intento de los medios por parecer la totalidad del ser, imitar ofreciendo una
suma de todo lo que sucede, hacerse pasar como tal, simulan al mundo (realitys).
Superposición de información: al lado de una cantante popular, índices de
crecimiento de países asiáticos, anuncios de cremas faiales…
La función de las noticias es servir como metáfora de un movimiento continuo, no
puede haber ninguna pausa. Eso se traslada al imaginario de quien quiera
detenerse a pensar, no ir al trabajo, etc. Hay algo que le recuerda que sigue
habiendo movimiento.
No permiten la pausa. Se conbvierte en una presentación sin sentido, una
acumulación de historia aleatoria. Se muestra y ya. No hay una moral o una
relación sensata. Son reuniones imposibles. Disparidad conviviendo.
“El mundo se nos viene encima sin que seamos capaces de oponer ninguna
resistencia: y es que las noticias no permiten la pausa porque su función es servir
como metáfora de un movimiento continuo: una pausa, un espacio en blanco, un
respiro son impensables en cuanto pondrían en duda el sentido de este
movimiento incesante” (Fadanelli, 2010: 34)
“Uno se pregunta cómo es posible que existan personas dispuestas a escribir una
columna diaria en un medio impreso y se crean a sí mismas capaces de
comprender los hechos, de ofrecer una vicsión digamos reveladora de las cosas.
Lo que hacen, en realidad, es llenar el espacio, suplir el vacío con habladurías”
(Fadanellli, 2010: 34)

Temor a la pausa, característica barroca, no se puede callar.

Ahora también quieren ser cultos con un síndorome enciclopédico que provoca
un saber acumulativo cuya verdadrra intención es cubrir la ausencia de
pensamiento real. Ejercitar la mente por ejercitarla sin tener una responsabilidad
verdadera, un límite o una dirección. Se extiende al infinito y escapa a los límites
humanos.
Vacío dejado por el cristianismo, por las ideologías políticas. Ahora se busca
llenar a través de la exhibición.
“Tengo la sensación de que vivimos en una época democrática, pero
absolutamente estúpida donde no importa comprender sino opinar suar pericos
con peras, colmar el vacío. Por el contrario, nadie se encuetnra dispuesto a
pensar por sí mismo o desentrañar mensajes más complicados: después de todo
siempre habrá un experto que nos explicará el misterio de las cosas” (Fadanelli,
2019: 35)

Holgazanería de las sociedad es mediáticas.

Intelectual: término despectivo a los esforzados del conocimiento. Cerebrito,


sabelotodo, algo de qué avergonzarse.
Exhibición impúdica: Circo /Burdo recuento: enciclopedia

Opinar sin comprender


La escuela contribuyó, la educación crea una adolescencia acrítica, lanza al
mundo sin más.

*La derrota del pensamiento Finkielkraut


Nostalgia del absoluto George Steiner

La felicidad, Gualberto

Citar a los clásicos hoy es un dporte extremo. Casi nadie lo hace, y es mal mirado.
Rigor de la felicidad; no se alcanza así sin más de acuerdo con Aristóteles es una
virtud del alma, una construcción ordenada. El placer es azaroso, inocente y
bestial.
Posibilidad de ser feliz condicionada a la posibilidad de realizar las virtudes del
alma: a su vez condicionado con el resto de la humanidad y las posibilidades
dialécticas. Luego del exterminio se muestra como una falsedad o una
imposibilidad. La modernidad falló, no logramos ser felces.
Hombre no puede ser feliz, la comunidad y la sociedad tampoco. Ejemplo
después del genocidio judío.
De los santos bebedores

Escritura como un vicio anacrónico en una época que les perdió el respeto. No
saben cuando retirarse. Sus almas van llenas de fisuras: son heterodoxos,
promiscuos, curiosos.

Necesidad vital de cambiar, compartir, curiosear. Son almas en proceso.


Pocos llegan a una realidad que obligue a guardar silencio, no se ha llegado a una
salida inwsperada, un cambio total. Pero se sigue intentando

Escritura como una necesidad comunicativa inmensa, de crear signos.

Actitud no activa
“A mí me intrigan más los escritores que no pueden desembvarazarse de escribir
libros” (Fadanelli, 2010: 43)
Escribir titubeo del ser que exige ser dicho.

El simio y la dama
Ante el cuerpo desnudo y tan presente, el rostro es el que verdaderamuente se
muestra.
Exclusividad del erotismo femenino: miedo( envidia a la lesbianidad, retener el
atractivo masculino: simiesco.
Sexo: lanzarse al vacío, placer sin descendencia, nadsa más cabe. Caída libre.

Hablar de mí

“Si deseara hablar de mí, escribiría en tercera persona” (Fadanelli, 2010: 49)
Hablar de uno mismo causa una mala impresión. ¿Tan siquiera existe lel uno
mismo? Detrás del yo hay un vacío, su amplitud y su materialidad está en el
nosotros, en el ellos.

Conversación entre seres reales y particulares, usando el espejo, desde el otro.


Tierra baldía

“No es sencillo existir sin ser molestado, como tampoco lo es sumirse en


cavilaciones que no demuestren un beneficio evidente. Siempre habrá uno que
señale nuestro ser irresponsable y que nos considere cómplices de los peores
males de la humanidad” (Fadanelli, 2010: 71)
Vieja querella: metafísica contemplativa y el materialismo, la cuestión pública y el
bien común.

Furiosos ataque .
Política un tema esquívo: espectáculo, pasarela, debate mediático… proceso
silencioso e institucional, lujo, cuestión de clases… confusiónde conceptos:
problema para poder actuar, juego de palabras, en el gondo
“Puede ser que esta confusión de conceptos, este no ponerse de acuerdo en los
significados, se deba a que los escritores e intelectuales juegan con las palabras
porque en el fondo no creen en ellas: por querer encontrar la verdad o la belleza
nunca le llaman a las cosas por su nombre#” (Fadanelli, 2010: 70)

Confusión conceptual deliberada, abstención. Filosofía inodolente, recriminada.


No es el caso de Fadanelli, pero tampoco considera imperativo involucrarse en la
política ´
*Libertad negativa de Isaiah Berlin

El abuelo de Bernhard
“Schopenhauer se quejaba de la aburrición que le causaban estos jóvenes
comunes. Aprendían de sus matores con un ímpetu equino para en seguida
rebelarse contra ellos: nacemos, aprendemos, nos rebelamos, progresamos,
morimos” (Fadanelli, 2010: 77)
Mejor envejecer pronto y aprender a ser viejo

La escuela es un vicio, dependencia constante en un maestro, en un experto.


“[…] los profesores descargaban en los niños su amargura acumulada, su odio
contra la vida” (Fadanelli, 2010: 78)
“[…] hombres que hacían pagar a los niños las humillaciones que a su vez les
infligían a ellos hombres más poderosso” (Fadanelli, 2010: 78)
Jóvenes aburridos: confiados en el tiempo que les queda por vivir, poco asombro
basado en un poder físico, se imaginan eternos, su presente lo extienden. Eterno
presente.

Aniquilarse: convertirse en alguien. Mejor ser nadie y ser todo.

Sabiduría abuelos: acallar el tumulto del presente.

Elogio de los sentidos


“Como Diógenes y Peregrino despreciaron la escritura, su pensamiento y sus
andanzas fueron exaltados o ridiculizados por quienes sí escribieron” (Fadanelli,
2010: 82)
“Diógenes buscaba hombres verdaderos, anticipaba ya lo que sería una sociedad
de individiuso educados en los criterios de una moral cristiana: seres irreflexivos,
temerosos, avergonzados de sus pecados” (Fadanelli,, 2010: 82)Hombres
verdaderos( individuos educados

Enseñanza ágradfa. Luego las demás versiones

Occidente: convertir en criminales insensibles o en masturbadores insensibles.

Sentir: responsabilidad de tener que SER, movimiento vital.

Cínicos desbordan los sentidos y los niegan se precipitan al vacío.

Sacar la espada
Del odio imaginativo, ell misterioso pensar para herir. A la parcaa tristeza, la
retórica violenta para ocultar la inmundicia propia.
“El odio carente de imaginación no inspira más que una parca tristeza. Para herir
a ora persona uno debe tomarse el tiempo necesario, debe sobre todo pensar. La
literatura en estos días es asunto de tan pocas personas que nos perdemos la
oportunidad de presenciar los duelos casi malinos entre escritores” (Fadanelli,
2010: 85)
Discusiones mediáticas estúpidas,, políticos escondiendo inmundicia en retórica
violenta, señorita quejándose porque se mofaron de sus pantorrillas (ano en la
boca).

“Me causan atracción esta clase de comentarios, acaso porque encuentro en ellos
una sabiduría que va más allá del os libros. En cambio los elogios sólo sirven para
hacernos más cretinos: son un engaño hasta cuando son sinceros" (Fadanelli,
2010: 86)
Capote sobre Duchamp: si lo atropellan frente a su casa no saldría a recoger sus
pedazos.
Luca: no lo invitaría a comer a mi casa.
“Se podría hacer una biblia con todos los insultos que los escritores se han
lanzado entre sí. Por lo menos sería una biblia bien escrita y no ese puñado de
reiteracioens y parábolas ingenuas que aman tanto los cristianos” (Fadanelli,
2010: 87)

Mala seña cuando no hay quien despierte odios catárticos.

Escritor: mecha es la envidia.


Verdadero castigo no hablar de alguien.

Imposibilidad de amistades directas: vena neurótica del escritor.

Escritor real- pañal premiado

Teléfono
“¡Soy un escritor, no su jodida secretaria! Mi casa no es una oficina, es el refugio
de un hombre que intenta concentrarse cuarenta minutos seguidos” (Fadanelli,
2010: 90)
Superficial lujo recordatorio de la muerte.

“La glotonería, el consumo indiscriminado, el hartazgo dan lugar a un vacío


inmenso, a un estado de hipnosis que suele ser perfecto para ejercer la frivolidad.
Es el vacío de la muerte, de la nada, de la angustia que provoca una existencia
efímera, carente de importancia metafísica” (Fadanelli, 2010: 95)

Frivolidad (vanidad) opuesta al humanismo constructivo

El lector como héroe


Leerlo todo es una tarea imposible, incluso para un especialista y sobre un tema
específico. Sobrecogedor.
Expertos actúan como si en verdad hubieran hecho, lo indica la pedantería de sus
opiniones.
Es necesaria la prioridad en la selección: la lectura indiscriminada es casi
imposible, a menos que se confíe en los libros que lleguen a la mano.
“No perder el tiempo y leer solo lo mejor”, termina leyéndose más bien poco
pero buscando concentrarse y obtener el máximo provecho.
La calidad del libro resulta ahí muy importante.
En pocos librsos poder encontrar claves generales para descifrar el mundo, en
vez de leer todo lo que se ha escrito sobre un tema.
Descubrir lo que hay de esencial, lo que se tiene en común,
Lectores actuales quieren las cosas fáciles, digeridas. Abandonan al primer reto.
Carece de la capacidad de sacrificio o el talento para abrirse camino en “terrenos
inhóspitos”.
Fadanelli también se declara un lector poco valiente, en ocasiones prefiere
declinar lecturas “En mi librero hay varias novelas, tratados, libros de historia,
biografías, que jamás terminé de leer debido a que el autor llegó a parecerme
predecible o porque encontré su escritura árida […] cerrar el libro significaba
mandar al escritor con su música a otra parte, abandonar la causa” (Fadanelli,
2010: 99)
Admitir que no se puede leer todo, dejar la lectura cuando sea necesario, ser
desertor de libro, deponer la lucha.
“[…] he preferido concentrarme en unos cuantos libros que además subrayo,
comparo, releo hasta dejarlos casi secos” (Fadanelli, 2010: 99)

Después podrá regresarse en lo inacabado.

 Necesidad selectiva/ esencialista de la modernidad ante la


superabundancia
 Reconocer la imposibilidad frente al anhelo enciclopédico del todo
 Buscar en unos cuantos las claves universales, concentrarse, aprovechar las
lecturas
 Aceptar la cobardía y la imposibilidad de ser lectores heroicos:: incapaces
de lecturas que por inhóspitas u otra multiplicidad de factores
 Las lecturas inacabadas van y vienen
 Dedicarse de lleno ycomo si fuera para siempre a algo, evitar la divagación
sosa, la embarrada parcial de un poco de todo, mejor el todo de un poco.

Un tiempo fugitivo

“La necesidad de ser reconocido por otros hombres o el deseo de hacer evidente

el talento me parecen motivos tan poco sustanciales para escribir. En todo caso,

prefiero escuchar a un autor afirmar sin pudor que escribe para ganar dinero

aunque, por supuesto, sea ésta una respuesta miserable” (Fadanelli, 2010: 103)

En realidad el móvil es enfrentar el terror a la nada que es el caso del tiempo, que

va ligado a la muerte. Enfrentar el olvido. Presentarle lucha al tedio. (Anécdota

incluso en Auschwitz unpo puede perder sentido


“Aquí se concentra la conclusión de la época moderna, un desenlace donde la

literatura parece perder sentido y donde los hombres se aburren aun viviendo en

el infierno” (Fadanelli, 2010: 104)

Narrar: necesidad de dar sentido al tiempo. Motor de la escritura: el miedo.

“En palabras de Umberto Eco el que dice escribir para sí mismo no miente, sino

que es espantosamente ateo, infeliz y desgraciado” (Fadanelli, 2010: 104)

¿Dónde quedó la gracia?

Anemia creativa en mujeres solapada por cuestiones de género, vínculos no

literarios o vitales.

Literatura de uso sencillo: sin estilo, rélica desabrida.

“El estilo, es decir, la orfandad del escritor, su angustia o su ansiedad

irreprimible, es uno de los rostros más visibles de la diferencia de lo otro

haciéndose presente” (Fadanelli, 2010: 106)

Sociedades holgazanas, sumerigirse en lo otro sea un esfuerzo que despierte

temores. Para tal miedo se crean novelas sin veneno ni astucia, indiferentes.

“Los buenos escriotres deberían guardar sillencio e insistir sólo en lo

absolutamente necesario. De lo contrario se pierde el estilo (aunque se gane


dinero), y con ello se pierden las batallas más importantes ( una de ellas, en el

caso de la literatura, es nada menos que la supervivencia)” (Fadanelli, 2010: 106)

Linchar a los políticos

Engreímiento político: considerarse indispensables. Considerados mediadores

para la relación entre ciudadanos. Hacerse sentir necesarios, dividir al a

ciudadanía, falsas impresiones de unión y de conciliación.

Beneficios personales sobre el bien común

Imagen sobre el bien público

Lucrar, aprovechar para mejorar su imagen, aprobación: actores políticos

Relacionar papel homólogo de otros integrantes de la sociedad que gann mucho

menos,

Convertidos en rockastars exhibicionistas. “Saben que su imagen es su moneda

de cambio y van al congreso como si fueran al mercado” (Fadanelli, 2010: 108)

“Hace no muchas décadas algunos políticos escuchaban el consejo de los

intelectuales: ho, bufones ansiosos de votos, prefieren rodearse de asesores de

imagen” (Fadanelli, 2010: 108)

Convencer a la gente a través de los medios de que somos dependientes y que

estamos maniatados. Burlándose de quienes estén en protesta.


Bienestar falso, callan al ciudadano protestante o se indignan acusándolo de

moralista (feminista, chairo, hippy…)

Bombardeo de opinólogos los sostiene

Extravagancia de los gestos y de los gastos electorales.

Miseria transgeneracional, pobreza heredada por siglos, imposibilidad de la

tranquilidad o la reflexión llevan al suicidio o a la histeria colectiva.

Handke y la nada

Ser cosas objetos, ovejas, existencias inauténticas, papeles, errores:

inconciencia/incapacidad de descubrirse a sí mismos: pura presencia

Arte es la esencia, la imagen, el tal cual sumada a un accidente o a una idea.

Literatura es como un medio de divulgación filosófica, con licencia es una puesta

en escena.

Santa Teresa va al cine

Equilibrio entre el estremecimiento técnico del crítico conocedor o la conmoción

espiritual y mística.

Conocedor de arte: crear conceptos para acercarse a la cosa en s+i.


“Éste es, en esencia, el asunto del arte: verse a sí mismo en el otro o en lo otro:

reconocerse” (Fadanelli, 2010: 120)

“El crítico o conocedor se estremece cuando descubre un encuadre sofisticado o

una magistral vuelta de tuerca en el argumento, pero no se conmueve cuando

presencia un asesinato en la pantalla. Los muertos han dejado de interesarle a los

críticos” (Fadanelli, 2010: 121)

Arte: reconocerse, verse a sí mismo en el otro, dialogar, intercambiar,

posicionarse en la humanidad para dar con uno mismo, cobrar conciencia de la

condición humana, del dolor, del amor, del valor, etc.

Elogio de la distracción

Cuando pasea concibe el pensar como un acto de distracción más que de

concentración absoluta.

Riesgo andar como vago distraído en época de cafres.

Lectura vertical: posibilidad de detenerse, de dibvagar no ir de la mayúscula al

punto, del principio al cierre, no es una carrera desesperadao, se considera la

posibilidad de tomar tiempo para asimilar y comprender.

Se pone más atención en los sistemas que en las manifestaciones, en los

fenómenos: Heidegger. “En opinión del filósofo era necesario estudiar menos
filosofía y pensar más, poner menos antención en la literatura y concentrarse

más en las letras. Dejarnos de tonterías como memorizar argumentos, nombres

de autores, fechas e iniciar una inmersión en las profundidades del lenguaje que,

como sabemos, es la casa del ser” (Fadanelli, 2010: 124)

Fadanelli tampoco aspira a estas esencias a través del lenguaje, que se cree la casa

del ser, prefiere una distracción mundana, pensar y así desaparecer. Ser uno

mismo es muy ambicioso y pretencioso, alcanzar lo esencial, el ser también.

Apuntes, prolongar el tiempo, darle cierto sentido a través del propio acto.

Distraerse: extrañarse.

“me avergonzaron los subrayados con pluma que realicé en mis años de

preparatoria, pero me exoneré pensando que en ese entonces era casi un bárbaro

y marcaba mis libros de manera indiscriminada. A pesar de mis sorpresa esos

subraados coinciden plenamente con los recuerdos más diáfanos que conservo de

la historia” (Fadanelli, 2010: 137)

Qué es lo que queda de la historia, qué es lo que se guarda.

“El abuelo de Bernhard creía con firmeza que los niños deben seguir a ciegas sus

propias ideas y no las ideas sin valor de sus educadores” (Fadanelli, 2010: 139)

Repulsivo un nio educado y confianzudo, vuelto adulto.


Éxito sí o no, ambios caminos ignominosos. Niños esterilizados, insensibles,

muerte sicológica.

Cadena dolor adultos-niños-animales

Una feria ultracuriosa

“Si hay algo que puede cavar con una carrera literaria es el perdón afectuoso de

nuestros enemigos naturales” (Fadanelli, 2010: 143)

Una enemistad literaria es buena, los enemigos son quienes cargaran un ataúd.

“Y a veces son compromisos graves como el de presentarse a uno mismo: paree

absolutamente necesario que nos presentemos frente al público de Guadaajara.

Además están los homenajes, los premios, los diplosmas tan necesarios en estos

teimpos de desprecio,, mezquinidad e injurias gratuitas” (Fadanelli, 2010: 144)

“Así, en estas ferias grandiosas debe haber cosas espléndidas y escritores

ultracuriosos, pero es demasiado para un alma tranquila. Engullir el infinito

acompañándolo de una torta ahogada es una combinación más bien

desconcertante” (Fadanelli, 2010: 144)

“El orador y quienes lo escuchan están hechos de la misma madera, encarnan en

un matrimonio perfecto” (Fadanelli, 2010: 149)