Vous êtes sur la page 1sur 22

Resumen de La Divina Comedia

de Dante Alighieri
by Octavio in Historia
Updated 17/01/2014

Considerada como el mayor poema épico de la literatura italiana, la Comedia fue creada
entre 1265 y 1321. El calificativo divina fue agregado después, por Giovanni Boccaccio y
fue con ese título como la gran obra de Dante Alighieri pasó a la posteridad. En
este artículo so ofrecemos un resumen de la Divina Comedia de Dante Alighieri.
La Divina comedia se compone de tres canticas o capítulos, el Infierno, el Purgatorio y el
Paraíso; los dos últimos constan de 33 cantos y el último de 34, lo que hace un total de 100.
Los versos del poema son endecasílabos y están ordenados en tercetos, es decir, estrofas de
tres versos.
Ahora bien, podríamos hacer un resumen de la Divina comedia como el recorrido de Dante
por tres distintos niveles del mundo espiritual, en el que se topa con una variedad de
paisajes, ambientes, seres y circunstancias, que son más o menos arduos, oscuros y
terribles, dependiendo de la peculiar condición moral que reflejan. De quedarnos con este
sentido, el poema se reduce a una travesía épica, de la que el protagonista sale airoso,
debido en buena parte a la sabiduría de sus guías.

Sin embargo, la Comedia es mucho más que un largo y extraordinario paseo. Prueba de ello
es que incluso la estructura de su composición se ordena cuidadosamente, conforme a
varios significados. Por ejemplo; el número tres, que determina de muchas formas la
organización del poema, reviste una gran importancia en Dante, pues alude al orden y
perfección de la Trinidad, entre otros significados.

Así, tenemos tres grandes capítulos, los dos últimos, divididos en treinta y tres cantos, con
versos agrupados en tercetos. Hablando ya del contenido de la obra, encontramos que tanto
el infierno como el paraíso se dividen en nueve círculos o cielos, es decir, tres veces tres.
Dentro del infierno se castigan los tres vicios más graves (incontinencia, violencia y
malicia) y en el paraíso se premian las tres virtudes teologales (fe, esperanza y caridad).
Tres son las fieras que acechan a Dante, cuando se extravía en la selva, antes de emprender
el viaje. Y tres son los personajes centrales de la narración, Dante, el poeta Virgilio y
Beatriz, la imagen de la mujer ideal. Y esta es solo una de las formas simbólicas que
aparecen a lo largo de la Comedia.

De hecho, el gran poema de Dante no es un texto de lectura sencilla. No, al menos, si se le


quiere apreciar en su totalidad. Pues no sólo se trata de se guir los acontecimientos, sino
de comprender que cada personaje, cada situación y, en suma, cada etapa del camino,
remite a una idea filosófica, o bien, a un episodio de la historia de Florencia; a un postulado
de la teología del Medioevo e incluso a momentos de la vida del poeta. Conviene decir que
mientras más conocimientos se tengan en torno a estos temas, mayores serán la
comprensión y el deleite que se puedan extraer de la Comedia.

No se podrá esperar, por tanto, que un resumen de la obra muestre todas sus profundidades.
Sirva, en cambio, como una guía, para no adentrarse a solas y sin noción alguna, en un
clásico de la literatura.

La Divina Comedia de Dante

Resumen de La Divina Comedia


INFIERNO – Resumen de la Divina COmedia
La empresa comienza con un Dante que, a la mitad del camino de la vida, se ve perdido. La
selva oscura, asediada por fieras, en la que inicia el camino del poeta, refleja la confusión
del alma que ya no encuentra el sentido de la vida conforme al bien y tan sólo halla un débil
apoyo en la sensibilidad y las apariencias.

Surge entonces la razón – y, más que la sola razón, la sabiduría del arte – encarnada por
Virgilio. El poeta latino salvará a Dante del asedio de las bestias, una pantera, un león y una
loba, en las que algunos intérpretes ven la representación de los pecados de incontinencia,
violencia y malicia. Después le hablará de un viaje que se ha planeado desde el cielo y que
le servirá para reencontrarse con el fin auténtico, el único al cual debe dedicarse la
existencia.

La jornada no será sencilla. Habrá que descender hasta lo más profundo del infierno, para
ver cómo los vicios aniquilan a las almas. Después, será testigo de la expiación de los
pecados en el purgatorio y, finalmente, deberá contemplar la luz de Dios, visión que
tampoco es fácil de sostener (Canto I).

Dante, como es de esperarse, se siente aterrado. Pero Virgilio le rebela quién intercedió por
él para que tal oportunidad le fuese concedida. Se trata de su amada Beatriz; en adelante, el
solo nombre de la dama le dará la seguridad y el aliento necesarios para llevar a cabo
cualquier empresa, incluyendo el descenso a los nueve círculos infernales (Canto II).

Avanzan, pues, hasta las puertas del infierno, franqueadas por el río Arqueronte. Hay, sin
embargo, un vestíbulo que precede al río y en el que un grupo de almas profiere graves
lamentos. Aquí – relata Virgilio – están confinadas las almas de quienes no conquistaron
ningún tipo de gloria, pero tampoco merecieron algún reproche; no fueron fieles a Dios ni
se rebelaron contra Él; no ganaron ni amigos ni enemigos; vivieron sólo para sí mismos, sin
dejar huella en el mundo. Fue tal su indiferencia que no hay sitio para ellas ni en el cielo ni
en el infierno y deben conformarse con permanecer a las puertas de este último lugar
(Canto III).

Dante y Virgilio no se detendrán aquí. Ambos suben a la barca del demonio Caronte, quien
los llevará del otro lado del río, hasta el Limbo, primer recinto infernal. En este lugar se
encuentran las almas que no recibieron el bautismo y que no cometieron ninguna falta
grave, salvo el haber vivido en una época pagana. Aquí están Homero y Horacio; Héctor y
Eneas; Sócrates, Platón y Aristóteles; y el propio Virgilio, junto con otros sabios, poetas y
héroes a quienes no les fue revelado el verdadero Dios. Permanecerán ahí mientras el
mundo guarde su recuerdo. Sin embargo, están condenados a vivir sin la esperanza de
alcanzar alguna vez la gloria divina (Canto IV).

Luego de cruzar el Limbo, los dos poetas descienden al siguiente círculo, no sin toparse
primero con el juez Minos. Con su larga cola, este demonio azota el suelo, marcando el
número de círculos que deberá bajar el alma (Canto V). Es hasta el segundo círculo donde
inicia el castigo de los pecados de incontinencia, violencia y malicia. Conviene aclarar que
esta clasificación de los vicios proviene de Aristóteles; sin embargo, no todos los pecados
que Dante ubica en el infierno se ajustan a ella; la herejía no cabía en el catálogo del
filósofo griego, pero sí encuentra un lugar dentro de las faltas condenadas por el
cristianismo.

A partir del segundo círculo, el infierno se ordena de la siguiente forma:

Vicios de incontinencia. Castigo al dominio inadecuado de la voluntad

• Segundo círculo. Un torbellino lleva las almas de los lujuriosos (Canto V).
• Tercer círculo. Los golosos avanzan bajo una lluvia de agua negruzca, nieve y granizo. El
recito es custodiado por Cerbero, monstruo con tres cabezas de perro que desgarra con sus
enormes colmillos a las almas que intentan evadir la lluvia (Canto VI).
• Cuarto círculo. Avaros y pródigos caminan en dos filas, arrojándose bultos unos a otros y
repitiendo: “¿Por qué guardas? ¿Por qué tiras?” Su apego desordenado al dinero los somete
a tal castigo. Plutón, monstruo de grandes labios hinchados, vigila que lo cumplan (Canto
VII).
• Quinto círculo. Los iracundos pelean y arremeten unos contra otros, mientras están
sumergidos en las aguas pantanosas de la laguna Estigia (Canto VIII).

Los círculos más profundos del infierno, aquellos donde se castigan la herejía y los vicios
de violencia y malicia, están dentro de la ciudad de Dite. Esta región infernal se encuentra
del otro lado de la laguna Estigia y se halla bajo el resguardo de gigantes y demonios.

• Sexto círculo. Sepulcros abrazados en llamas contienen a las almas de los herejes. Papas y
clérigos destacan entre los condenados a este suplicio (Cantos IX, X y XI).

Vicios de violencia. Castigo a las ofensas cometidas contra Dios, contra el prójimo y contra
la propia persona

• Séptimo círculo. Dividido en tres recintos, que castigan tres grados de violencia:
– Los que agredieron al prójimo están dentro de un río de sangre hirviendo (Canto XII).
– Los suicidas, violentos contra sí mismos, fueron convertidos en zarzas y su destino es ser
destrozados por las arpías que anidan en ellos. Son las únicas almas que no recuperarán sus
cuerpos después del juicio final (Canto XIII).
– Los violentos contra Dios. Hay tres formas de incurrir en este vicio: Violencia contra la
naturaleza, hija de Dios; violencia contra el arte, sobrino de Dios, y blasfemia, es decir,
violencia contra el propio Dios. Todos estos pecadores caminan bajo una lluvia de fuego
(Cantos XIV- XVII).

Vicios de malicia. La ejecución deliberada del mal se castiga en la llanura de Malebolge

• Octavo círculo. Aquí reciben su castigo los fraudulentos, quienes en vida engañaron al
prójimo mediante la seducción, la simonía (el soborno para adquirir oficios o cargos dentro
de la jerarquía de la Iglesia), la hechicería, la estafa, la hipocresía, el robo, los malos
consejos, la discordia y la suplantación de personas (Cantos XVIII a XXXI).
• Noveno círculo. Contrariamente a lo que imaginamos, la región más terrible del infierno
es helada. Tal es la condena para los traidores. En lo más profundo del infierno y sumergido
en el hielo hasta la cintura, está Lucifer. El demonio tiene tres rostros y en cada una de sus
fauces mastica a un traidor: Judas, traidor de Cristo, y Bruto y Casio, traidores de César
(Cantos XXXII a XXXIV).

Hay que notar los rasgos simbólicos de los castigos infernales, mismos que obligan a pagar
a las almas por las virtudes que no cultivaron. Los lujuriosos, incapaces de contener el
torbellino de sus pasiones, ahora son arrastrados por él. Los suicidas, que atentaron contra
su cuerpo, jamás volverán a recuperarlo. Magos y adivinos, que trataron de adelantarse a
los acontecimientos, tienen el cuerpo torcido y están obligados a mirar y a caminar siempre
hacia atrás. Los traidores son castigados con la misma frialdad con la que tramaron males
contra otros.

Penetrando hasta el fondo del último círculo y luego de trepar por las espaldas de Lucifer,
Dante y Virgilio salen del infierno y vuelven a contemplar la luz de las estrellas. No hay
mucho tiempo para recobrar el aliento. Cerca de ahí se levanta el monte del purgatorio, que
también deberán escalar.

PURGATORIO – Resumen de la Divina Comedia


Si el viaje al Infierno implica un descenso continuo y cada vez más profundo, el Purgatorio
demanda un esfuerzo en dirección contraria. En adelante, el camino conducirá siempre
hacia arriba y cada nuevo estrato significará, no ya la decadencia, sino la conquista de un
mayor grado de virtud.

Antes de ascender por los siete círculos del Purgatorio, uno por cada pecado capital, los
poetas atraviesan el Antepurgatorio, una llanura en donde aguardan las almas de quienes
murieron violentamente, mostraron demasiado apego a las cosas terrenas o fueron lentos
para el arrepentimiento (Cantos I a IX).

La voluntad de Dante vuelve a flaquear al contemplar una nueva índole de tristezas, la de


las almas que, si bien no han perdido toda esperanza, tampoco están indemnes y deben
curarse a sí mismas. Una vez más, es Virgilio quien le infunde ánimos, pero esta vez no
invoca la imagen Beatriz; apela, en cambio, a la virtud del poeta: “Sé como una torre
sólida, que no inclina sus almenas aunque los vientos arremetan contra ella” (Canto V).

En cada uno de los círculos del purgatorio se expía un pecado capital. Tal como vimos en el
infierno, el castigo de las almas tiene una correspondencia simbólica con sus faltas.

• Primer círculo. Expiación de la soberbia. Las almas cargan enormes peñas sobre sus
espaldas, mismas que las obligan a mirar siempre hacia abajo (Cantos X a XII).

• Segundo círculo. Las almas de los envidiosos portan unas vestiduras de silicio y sus ojos,
que miraron con enojo y desprecio la felicidad y el bien de otros, están cocidos con
alambres (Cantos XIII a XV).

• Tercer círculo. En medio de una densa niebla, los espíritus que habitan este círculo,
desatan el nudo de la ira, para liberarse y ascender (Canto XVI).

• Cuarto círculo. Castigo al “amor del bien que no ha cumplido con su deber”, la pereza.
Aquí las almas corren, impulsadas por un gran fervor, para compensar la tibieza con la que
vivieron (Cantos XVII a XIX).

• Quinto círculo. Los avaros y pródigos cantan alabanzas a quienes cultivaron la


moderación y la pobreza (Cantos XX y XXI).

• Sexto círculo. En este lugar del monte, donde pagan sus culpas los golosos, crece el árbol
de la templanza. Un árbol con frutos de aroma delicioso, junto al cual corre un arroyo;
ambos excitan el hambre y la sed de las almas que, al no poder comer ni beber, conquistan
la abstinencia que no ganaron en vida (Cantos XXII a XXIV).

• Séptimo círculo. El fuego abraza las almas de los lujuriosos (Cantos XXV a XXVII).

En la cima del monte del purgatorio descansa el paraíso terrenal, el lugar donde vivieron los
primeros hombres creados. Este es el último punto al que llegará Virgilio, pues al ser un
espíritu pagano tiene prohibida la contemplación del Paraíso. A partir de entonces la guía
de Dante será Beatriz (Cantos XXVIII a XXXII).

PARAÍSO – Resumen de la Divina Comedia


El viaje por las esferas celestes, que culmina con la visión de Dios, es el más complejo de
todos. La sensibilidad va quedando atrás, cediendo paso a lo puramente inteligible. El
poema simboliza este tránsito con una luz de intensidad creciente. Al final, es una luz
cegadora que hace de la visión algo imposible; no obstante, convoca con mayor fuerza a la
intuición y al pensamiento.

El Paraíso es una región dividida en nueve cielos y cada uno de ellos participa, en cierto
grado, del bien. De igual forma, las almas ocupan un orden conforme a la naturaleza de sus
acciones virtuosas (Canto I).
• Primer cielo. De la Luna. Están aquí las almas que se consagraron a la vida monástica,
pero que después se vieron obligadas a romper sus votos (Cantos II a V).

• Segundo cielo. De Mercurio. Aquí están los espíritus que hicieron acciones buenas
mientras buscaban el honor y la gloria (Cantos VI a VII).

• Tercer cielo. De Venus. Las almas que hicieron el bien movidas por el amor (Cantos VIII
y IX).

• Cuarto cielo. Del Sol. El recinto para las almas de los sabios. Ellas explican a Dante que,
cuando resuciten en cuerpo y alma, serán más gratas a Dios, pues al fin gozarán de un ser
completo (Cantos X a XIV).

• Quinto cielo. De Marte. En este lugar reciben su recompensa quienes pelearon y murieron
por defender la religión (Cantos XV a XVIII).

• Sexto cielo. De Júpiter. Las almas que fueron modelo de justicia (Cantos XIX y XX).

• Séptimo cielo. De Saturno. Las almas de los contemplativos (Cantos XXI y XXII).

• Octavo cielo. Estrellado. Este es el cielo de los bienaventurados y aquí Dante, convocado
por san Pedro, san Jaime y san Juan, examina el modo en que ha vivido las virtudes de fe,
esperanza y caridad (Cantos XXIII a XXVII).

• Noveno cielo. Cristalino. Aquí están las almas que lograron un mayor conocimiento de
Dios y, por tanto, manifiestan el máximo amor hacia Él (Cantos XXVIII y XXIX).

Terminado el recorrido por las nueve esferas celestes, Beatriz conduce a Dante hacia el
Empíreo. Es en esta región, totalmente incorpórea, donde reside Dios. La imagen es
evocadora: Un encuentro con la luz absoluta y nada más. Al poeta no le queda nada por
describir, más que una sensación de profundo gozo. Y justo aquí también termina
nuestro resumen de la Divina Comedia.

ibros: Resumen de La Divina Comedia, del autor Dante Alighieri

Compartir:
La Divina Comedia
Autor: Dante Alighieri
Género: Clásicos Universales
Idioma: Español
Resumen:
La Divina Comedia sobresale de entre la extensa obra poética y doctrinal de Dante,
siendo sin duda su obra máxima. Es considerada la obra maestra de la literatura italiana y
una de las obras cumbre de la literatura universal.
La Comedia es un poema alegórico que consta de tres partes: Infierno, Purgatorio y
Paraíso. Para llegar a la felicidad humana y religiosa (paraíso) es preciso seguir un
camino que obliga a pasar por el rechazo del pecado (infierno) y la purificación del
arrepentimiento (purgatorio).
Dante, acompañado por el poeta romano Virgilio, el cual simboliza la razón y el amor
humanos, y, posteriormente, por Beatriz –la amada del poeta– la cual simboliza a la
Divina Sabiduría y el Amor Divino realiza este peregrinaje por los distintos círculos del
Infierno y Purgatorio hasta llegar al Paraíso donde se encuentran todos los
bienaventurados para alabar eternamente al Creador y gozar de su revelación plena.
Síntesis de la filosofía y pensamiento medieval, La Divina Comedia es una obra
excepcional (y compleja) que reúne todo el saber de la humanidad occidental hasta el
momento de ser escrita y lleva al lector a recorrer mil y una historias maravillosas y a la
vez, asombrosas.
RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA "LA DIVINA COMEDIA"
- Dante Alighieri -
Argumento de "La Divina Comedia", libro de Dante Alighieri.

EL INFIERNO.
Perdido Dante en la selva oscura, una pantera, un león y una loba le interceptan el
paso. Beatriz (la gracia o sabiduría divina) envía en su ayuda a su poeta favorito,
Virgilio, que le ampara y se le ofrece como guía.

Después de pasar el aqueronte penetran en el infierno. Recorren los nueve círculos


concéntricos infernales, que van estrechándose en forma de un inmenso embudo,
donde están los condenados sufriendo penas horribles.

La cúspide de este cono invertido coincide con el centro de la tierra. En lo mas


profundo del anfiteatro infernal se halla Lucifer. Dante y Virgilio interrogan a los
condenados, que sufren penas terribles en relación a sus culpas.

En esta descripción del infierno, dante pinta episodios de una grandeza


incomparable. Es el compendio de todo cuanto en la edad media se imagino sobre
los suplicios de ultratumba. Citamos, por su especial patetismo, la escena de
Francesca de Rimini y el Conde Ugolino condenado a devorar a sus propios hijos.

Dante se encentra en el infierno con personajes históricos y contemporáneos, con


amigos y enemigos, sobre los que lanza su tormento y su juicio implacable.
EL PURGATORIO.
Por la puerta de san pedro ascendieron a un monte, lugar donde se purifica el
espíritu. Es el purgatorio, compuesto por nueve círculos o grados en forma
crónica. Por ellas suben las almas, y en cada círculo se purifican de un pecado.

En la grada más alta se encuentra la entrada al paraíso. Para entrar en el


purgatorio las almas se reúnen en la desembocadura del Tiber.

Guarda la puerta catón símbolo de la moral pagana. Dante describe las penas de
los condenados con esperanza.

EL PARAISO.
Llegan al paraíso. Encuentra a Beatriz y Virgilio desaparece, ya que, como
pagano, no puede acompañarle a la tercera mansión. Beatriz y dante son
transportados a las mansiones celestiales, formadas por nueve círculos, donde los
bienaventurados gozan de la inefable presencia de dios.

Cada círculo es una esfera que envuelve otras inferiores. En el octavo cielo ve a
los espíritus triunfantes: “La Virgen María”, el “Arcángel San Gabriel”, los
bienaventurados. El noveno o cristalino representa a las jerarquías angélicas.

Luego viene el empíreo, pero a Dante le faltaron las fuerzas al querer expresar
directamente la visión a Dios.

Beatriz ocupa su trono celestial, y a los ruegos de San Bernardo, consigue el poeta
vislumbrar la luz eterna de la esencia divina. Beatriz resulta divinizada por la
fantasía de Dante como en sus poesías de la Vita Nouva.

La Divina Comedia
INTRODUCCIÓN

Dante escribió “La Divina Comedia” en 1304 y terminó de escribirla poco ante de morir en
el año de 1321, en realidad no se sabe la fecha exacta, pero es la fecha más cercana.

La obra tiene un estilo llano que es empleado por Virgilio y otros poetas épicos clásico, el
sentido literal de la comedia no es otra que la narración de un viaje a los mundos
sobrenaturales.
Es un poema alegórico basado en la carmogonía cristiana medieval, éste contiene cien
cantos de tercetos en decasílabas, dividido en treinta y cuatro poemas para el infierno, el
cual describe como una montaña en forma de cono invertido situado en el hemisferio
boreal cerca de Jerusalén.

Los poemas que corresponden al infierno están divididos en nueve círculos, que van
estrechándose hasta el centro de la tierra donde vive Lucifer, en éste recorrido Dante es
acompañado por Virgilio quien es su salvador y guía, ya que para Dante él tiene grandes
dotes poéticos, es pulcro de su lenguaje en insuperable armonía de sus versos y la
brillante voz de su narración hacen pensar a Dante que es el símbolo de la razón, y por
eso es el mejor personaje que pudo acompañarlo.

La comedia es un genero de composición poética distinto a todos los demás, porque la


tragedia del principio es admirable y tranquila, pero al final el desenlace resulta triste y
horrible.

Utilizó treinta y tres cantos para el purgatorio siendo ésta la segunda parte de la obra,
aquí las almas tienen que hacer este recorrido para purificarse de sus pecados y así
poder llegar ente la presencia de Dios, Virgilio deja de ser el guía de Dante y da paso a
Beatriz quien es la que lo guiará en el paraíso, ella represento para Dante la fe.

RESUMEN

EL INFIERNO

Canto I Prólogo general.- Dante se encuentra extraviado en una selva que representa la
vida pecaminosa del ser humano, camina por una rampa que representa la virtud, en éste
recorrido por el infierno, lo acompaña y guía Virgilio quien Dante reconoce como el
símbolo de la razón y así comienzan su recorrido.

Canto II Prólogo del infierno.- Se describe la misión de Virgilio, Dante tiene dudas sobre lo
que vivía, Virgilio le da ánimo para seguir, cuando aparecen tres damas benditas que son
las que ruegan por el regreso de Dante.

Canto III Puerta del Infierno.- En esta parte del infierno se encuentran las personas que
pasaron por la vida sin dejar huella, Carón es el barquero del infierno y el que da paso a
Aqueranto, lugar donde habitan estas personas.

A partir de los siguientes cantos el INFIERNO esta dividido en nueve niveles que se van
estrechando hasta el centro de la Tierra, donde vive Lucifer y Dante con su compañero
van descendiendo por los círculos infernales.

Canto IV Primer círculo en el que se encuentra el LIMBO, donde se encuentran las


personas que murieron sin conocer la fe.

Canto V Segundo círculo en el que se encuentran los lujuriosos y pecadores de la carne.


En éste se encuentra Minos uno de los tres jueces del infierno quien custodia ese círculo.
Canto VI.- Tercer círculo en el que se encuentran los glotones, menciona a Cerbero perro
de tres cabezas, que guarda las puertas del infierno y la cruel condena de los que ahí
están sumergidos.

Canto VII.- Cuarto círculo en el que se encuentran los avaros y pródigos y la descripción
de Virgilio de lo que es la verdadera fortuna, la cual relaciona con un ángel que Dios le ha
dado para equilibrar todo.

Canto VIII.- Quinto círculo en el que se encuentran los coléricos y perezosos, aquí
también se refiere a que los demonios se oponían a que siguieran su camino.

Canto IX.- A las puertas de Lucifer, se refiere al temor de Dante por las tres furias que
representan la venganza celestial y los remordimientos de la conciencia. Encuentra un
mensajero celestial que es el que les abre el camino para seguir adelante.

Canto X y XI.- Sexto círculo en el que se encuentran los herejes y desvergonzados, está
el rincón de los que aman los placeres sensuales y la tumba del Papa Anastasio describe
la distribución de los condenados en el infierno.

Canto XII al XVII.- Séptimo círculo en los que se encuentran los violentosdivididos en tres
recintos, el primero describe a los violentos contra el prójimo y sus bienes, los tiranos que
viven de sangre y de rapiña, en el segundo recinto se encuentran los violentos contra
ellos mismos esto es los suicidas y en el tercer recinto se encuentran los violentos contra
Dios, los blasfemas, los intelectuales, las usureras violentas contra el arte y los violentos
contra el espíritu del hijo de Dios.

Canto XVIII al XXX.- Octavo círculo en el que se encuentran a los engañadores divididos
en diez fosas, en la primera fosa se encuentran los rufianes y seductores, en la segunda
fosa se encuentran los adúlteros y cortesanos, en la tercera fosa se encuentran los
simoniáticos, en la cuarta fosa se encuentran los adivinos y hechiceros, en la quinta fosa
se encuentran los que trafican con cargos públicos, en la sexta fosa se encuentran los
hipócritas, en la séptima fosa se encuentran los ladrones, en la octava fosa se encuentran
los que aconsejan el fraude, en la novena fosa los escandalosos y cismáticos y en la
décima y última fosa se encuentran los falsarios, los alquimistas, los simuladores y los
falsificadores de monedas.

Canto XXXI al XXXIV.- Noveno círculo en el que se encuentran los traidores y a su vez se
dividen en tres grupos, en el primero están los traidores a sus propios parientes, en el
segundo se encuentran los traidores a su ciudad y en el tercero se encuentran los
traidores a sus bienhechores.

EL PURGATORIO

Canto I.- Prólogo al purgatorio.- 2do. Reino donde se purifica el espíritu y se hace digno
de subir al cielo. Después de abandonar el carro que lo condujo descubre a un anciano a
su lado, le pregunta que hacia ahí, después de explicar su presencia y suplicar que se le
permitiera ir por los siete caminos, él y su guía llegaron a una playa desierta.
Canto II.- El ante purgatorio: En la playa estando en la orilla del mar distinguieron unas
formas blancas que pertenecían al Ángel de Dios, en la barca que venían traía consigo a
más de cien espectros, a una señal de la cruz que hizo el Ángel todos se lanzaron a la
playa preguntando por el camino a la montaña, pero al darse que ahí había un ser vivo,
que respiraba se agruparon alrededor de él, pero inmediatamente se dejo escuchar una
llamada de atención diciéndoles el porque no se iban a purificar para que Dios se pudiera
manifestar.

Canto III.- El ante purgatorio: En la playa un grupo de almas se sorprende al ver un


cuerpo humano que causa que la luz del sol aparezca cortada en el suelo y las almas
piden que camine delante de ellos para subir esa montaña.

Canto IV.- El ente purgatorio: Primer jirón de la montaña, continua el fatigoso andar de la
montaña y un pequeño descanso antes de continuar su andar.

Canto V.- El ante purgatorio: Segundo jirón de la montaña, nuevamente las almas se
admiran de la luz que se intercepta por el cuerpo de Dante y varias almas van a preguntar
acerca de esa gracia; pero ellos siguen caminando. Las almas dicen haber tenido muertes
violentas pero se arrepintieron en el último momento.

Canto VI.- El ante purgatorio: Segundo jirón de la montaña, llega al encuentro de ellos un
alma inmóvil y solo ella les mostrará el camino más corto, se trata deSordello.

Canto VII.- El ante purgatorio: El valle de los príncipes negligentes, continúa la


conversación con Sordello, explicando como fue que paso por todos los círculos del reino
del llanto, él servirá como guía.

Canto VIII.- El ante purgatorio: El valle de los príncipes negligentes. Sordello plática con
dos ángeles enviados por María, resguardan el valle contra la serpiente, y la admiración
que tienen al ver la gracia de Dios que le permite a Dante ir reconociendo todos los
lugares.

Canto IX.- Del ante purgatorio a la entrada del purgatorio, después de haber despertado
de su sueño, Dante y su guía le dice que ya ha llegado junto al purgatorio, llegando a una
brecha que divide a un muro, se ve una puerta por la cual se suben tres grados de
diferentes colores; encontrándose un portero que no decía palabra alguna.

Después les pregunta, qué quieren y quién guiaba sus pasos, ellos explican y dicen que
una dama del cielo les indicó que subieran las tres gradas y que al ir subiendo por estos le
indica su protector ir pidiendo humildemente que se abra la cerradura. El ángel de Dios
traza con la punta de su espada en la frente de Dante “siete P” diciendo que cuando esté
adentro lave esas manchas y le dijo “cuando una de estas llaves falsea y no gira con
regularidad por la cerradura la entrada no se abre”, pero les advierte que el que mira
hacia atrás vuelve a salir.
Canto X.- El purgatorio: Primera terraza: Los orgullosos han entrado y sus pasos son
lentos por el cuidado que se tiene al caminar. Hay esculturas esculpidas de los orgullosos,
la condición de sus tormentos los hace inclinarse hacia el suelo como gusanos.

Canto XI.- Primera terraza: Los orgullosos continúan el camino, hay almas de los
orgullosos y los caminantes piden a Dios por ellos, continua el viaje.

Canto XII.- Primera terraza: Los orgullosos, una hermosa criatura viene al encuentro de
ellos, les muestra el camino para subir unas gradas, ahí agita sus alas sobre la frente de
Dante, al subir por la escalera Dante se siente más ligero y su guía le explica que a
medida que vayan borrando las “P” en su frente sus pies le obedecerán tan sumisamente
a su voluntad y Dante nota que en su frente quedan seis “P”.

Canto XIII.- Segunda terraza: Los envidiosos, llegan a lo alto de la escalera y inician su
recorrido, cuando sienten que a su alrededor vuelan espectros que no ven. Rogaron a
María a Pedro y a todos los santos por ellos.

Canto XIV.- Segunda terraza: Los envidiosos, siguen su camino y continúan encontrando
almas que en vida fueron envidiosas.

Canto XV.- De la segunda a la tercera terraza: Dante siente un resplandor que lastima sus
ojos, y su guía le dice que se trata de un mensajero del cielo que viene a invitarlo a subir
al siguiente círculo.

Canto XVI.- Tercera terraza: Los iracundos, encuentran espíritus que van desatando la ira
y que estaban envueltos en una nube de humo.

Canto XVII.- De la tercera a la cuarta terraza: Al salir de la nube de humo, se interrumpen


las visiones de Dante, el examinar el lugar donde él se encuentra. Hay un espíritu divino
que se oculta en su propia luz aquí en este círculo, se purifica el amor del bien que no ha
cumplido su deber.

Canto XVIII.- Cuarta terraza: Los perezosos, continua la teoría del amor cuando el alma
ha sido creada con predisposición al amor y se lanza a todo lo agradable y también se
comienza a hablar de la pereza.

Canto XIX.- Cuarta terraza: Los perezosos, continúan su camino encontrando un alma
que pena por haber sido en vida un avaro.

Canto XX.- Quinta terraza: Los avaros y los pródigos, aquí nos relata las facetas de los
avaros y de los que en vida fueron pródigos.

Canto XXI.- Quinta terraza: Los avaros y pródigos, aparece una sombra la cual saluda a
los viajeros, les comienza a preguntar pero el guía de Dante explica la razón por la cual
fue sacado del infierno.
Canto XXII.- De la quinta a la sexta terraza: El ángel que los dirigió hacia el sexto círculo
borro otra mancha de la frente de Dante y le dijo: ”Bienaventurados los que cifran sus
deseos de la justicia”. Aparece el árbol de la tentación.

Canto XXIII.- Sexta terraza: Los glotones, están presentes las almas que se entregaron al
vicio de la gula y la pena que arrastran.

Canto XXIV.- Sexta terraza: Los glotones, continúan los glotones contando sus
desventuras, aparece el segundo árbol de la tentación.

Canto XXV al XXVII.- Séptima terraza: Los lujuriosos, espíritus andando por las llamas,
encuentran almas que dan paso a la lujuria gritando “Viva Sodoma y Gomorra”, se
presenta el ángel de la castidad y Dante se encuentra en el alumbrar del paraíso.

Canto XXVIII.- Dante te encuentra en el paraíso terrenal y se le explica toda la belleza


extraordinaria del lugar, por medio de Matilde una mujer solitaria.

Canto XXIX al XXXIII.- El paraíso terrenal; La presencia de siete candelabros y


veinticuatro personajes vestidos de blanco coronados con azucenas cuatro animales
coronados de hojas verdes y cada uno tenía seis alas con plumas llenas de ojos, un carro
triunfal sobre dos ruedas llevando por un grifo y tres mujeres danzando al lado de la rueda
derecha roja y la otra color esmeralda y la tercera como la nieve y a la izquierda cuatro
danzando gozosas vestidas de púrpura seguidas de siete ancianos coronados de rosas y
vestidos de blanco.

Beatriz continúa con sus reproches, los remordimientos de Dante ante la infidelidad, la
procesión nuevamente se aleja, Beatriz se queda como guardián del carro de la iglesia,
Beatriz le da una serie de advertencias a Dante y también explica las vicisitudes que
sufrió el carro de la iglesia y Dante se dispone a subir a las estrellas.

EL PARAÍSO

Canto I.- Prólogo del paraíso.- La gloria de aquel que todo lo mueve se difunde por el
Universo. Dante invoca a Apolo para que éste lo llene de valor. Dante continua admirando
su asenso al Paraíso; y por lo cual Beatriz le llama la atención diciéndole “No debes pues,
a lo que pienso, admirarte mas más de tu ascensión. Lo más maravilloso en ti sería que,
libre de todo obstáculo te hubieras sentado abajo, como lo sería el que la viva llama
permaneciese quieta y apagada a la Tierra.

Canto II al V.- Primer cielo, el de la luna: las almas que no cumplieron sus votos.

Dante nos advierte que por el agua donde sigue jamás fue recorrida, Minerva sopla en su
vela y Apolo lo conduce a las nueve musas que le enseñan las osas, también manifiesta
la maravillosa sensación de penetrar en la luna refiriéndose a esta como una margarita
que lo recibió dentro de sí. Beatriz explica que las manchas que presenta la luna son las
diferentes virtudes.
Dante ve imágenes debilitadas y creyendo que no existirán continuo su camino junto con
su guía (Beatriz) pero ella le dijo que en realidad eran sustancias que habían faltado a sus
votos y le dijo que les creyera todo cuanto le dijeran pues la verdadera luz que las acogía
evita que tuerzan sus pasos. Aquí las almas se encuentran en una esfera muy lenta y a
estas almas la virtud de la calma las calma. Dante comprende ahora porque todo en el
cielo es paraíso y pregunta ¿ si es posible satisfacer un voto con alguna buena obra? A lo
cual Beatriz responde que si cree que puede hacer buen uso de lo que ya ha ofrecido, es
como si quisiera hacer una buena obra con una cosa mal adquirida y Dante encuentra a
un alma resplandeciente que le habla y que se esconde dentro de su mismo fulgor.

Canto VI y VII.- Segundo cielo. El de mercurio: Las personas que practicaron el bies por
conseguir honor y fama. Nos habla de algunos personajes que encaminaron con sus
palabras a la verdadera fe y como Dios los ayudaron a realizar grandes obras y Beatriz
explica a Dante porque el hombre necesitó que Dios mandara a su hija para salvarnos del
pecado.

Canto VIII y IX.- Tercer cielo. El de venus: Las almas que estuvieron sujetas al amor. En
este cielo se menciona al amor, Dante al pasar a este cielo ve más hermosa a Beatriz,
habla de porque los hijos tienen diferentes caracteres a los de los padres, que si el
hombre se apoyara en los cimientos de la naturaleza habría mejores habitantes en él y de
las maldiciones de los papás que solo piensan en el dinero.

Canto X al XVI.- Cuarto cielo. El del sol: Las almas de los sabios: Nos muestra la gran
sabiduría de Dios al crear el mundo, Dante asciende al sol y Beatriz le dice: da gracias al
sol de los ángulos que por su bondad te ha elevado a este sol sensible. Aquí hay mas
espíritus vivos y triunfantes.

Dante encuentra a unas santas luces que cantaban y danzaban después de terminar se
refirieron a ellos, felicitándose de pasar de uno a otro lado y que los hombres no deben
aventurarse a los juicios. Nos manifiesta el gozo y el resplandor después de la
resurrección de la carne, se dice que cuando nos revistamos de la carne gloriosa y santa
nuestra persona será mucho más grata a Dios y que el que toma su cruz y sigue a Cristo
todo será mejor.

Canto XV al XVIII.- Quinto cielo. El de marte: Las almas que ha combatido por la fe. Dante
se complace al encontrar a su tatarabuelo al que le pregunta por su infancia, le pide que
le aclare a su futuro destierro, le dice que abandonará todas las cosas que más ame y
que este será el primer dardo que arroje al arco del destierro, probará cuán duro camino
es el pan ajeno y lo que mas grabará se espaldas será la compañía estúpida y malvada
pero agrega: Tu primer refugio será la cortesía de Lombardo. Beatriz le dice a Dante que
son bienaventurados los espíritus que allá abajo antes de venir al cielo alcanzaron gran
renombre con sus acciones. Dante se da cuenta que el hombre que obro bien advierte
que de día en día el aumento de su virtud. Dante vio unas luces que formaron cinco veces
siete vocales y consonantes formando la siguiente frase “Diligite Jiatitiam” y las ultimas
fueron “qui judacatis terram” y después estas mismas luces al chocar formaron la cabeza
y el cuello de un águila y los demás bienaventurados terminaron por formar el cuerpo del
águila, todo esta formación provino de que la M final se transforma en flor de lis y águila
imperial.

Canto XIX y XX.- Sexto cielo. El de marte: Los justos y piadosos. El águila imperial le dice
a Dante que por haber sido justo y piadoso está aquí exaltado hasta esta gloria y que no
se deja vencer por el deseo y sigue diciendo; que en la tierra dejo tal memoria de él, que
los hombres más perversos la recomiendan pero no siguen el ejemplo. Dante hace
hincapié sobre que sin fe y sin obras no hay salvación.

Después de haber visto las brillantes luces que adornaban la sexta estrella el águila real
le explica las diferentes almas que forman su ojo - pupila está en medio y fue el cantor del
espíritu santo encargado de transportar el arco de ciudad en ciudad, de los cinco que
forman el arco de mi ceja el más próximo al pie conoce cuan caro cuesta no seguir a
Cristo, el que le sigue en la parte superior de la circunferencia conoce que los eternos
juicios de Dios son invariables aunque una ferviente oración consigue allá abajo que
suceda mañana lo que debería suceder hoy, el otro guiado por una buena intención que
produjo malos frutos conoce que el mal resultado de su buena acción no le es nocivo por
mas que haya sido su destrucción, el que esta en el declive del arco conoce ahora el
amor del cielo hacia un rey justo y lo manifiesta por el resplandor que lo rodea.

También se le dice que Dios abrió sus ojos a nuestra redención futura y le menciona a las
tres mujeres que estaban junto a la rueda derecha del carro le bautizaron mas de mil años
antes de que se instituyera el bautismo.

Canto XXI y XXII.- Séptimo cielo. El de saturno: Los contemplativos. Dante cada vez que
ve el rostro de su amada lo ve mas bello, ella le explica que brillara mas su rostro cuando
mas se ascienda por las gradas del eterno palacio. Después el observa una escala del
color del pro y tan elevadas que no podrían sus ojos seguirla y por ahí bajaron muchos
resplandores, el que se quedo cerca de ellos comenzó a resplandecer mucho y él
pregunta ¿quién es? Y comienza a decirle que era Pedro Damián el cuenta su vida y se
hace una crítica del lujo y malicia delos prelados.

Cuando su guía observó cien esferas tenía miedo preguntar cuando la mayor de las
perlas se adelanto hacía Dante para detener su curiosidad, ella habla de la caridad y
señala a unos fuegos que fueron hombres contemplativos es decir aquellos que abrazan
aquel ardor que hace nacer las flores y frutos santos, Dante le pide ver su rostro
descubierto pero el le explica que solo su deseo se realizará en la última esfera donde
todos son perfectos, maduros y enteros. Se menciona la corrupción de los monasterios.

Canto XXIII al XXVII.- Octavo cielo. El de las estrellas fijas: Triunfo de CRISTO. Dante y
Beatriz se encuentran en la legión del triunfo de Cristo y todo el fruto recogido de la
rotación de estas esferas. Dante sigue maravillado con la belleza de Beatriz y no percibe
el hermoso jardín que florece bajo los rayos de Cristo por lo cual ella le llama la atención
así mismo Cristo y la Virgen María se remontan al Empíreo. Se le hace un examen de fe a
Dante comenzando por preguntarle ¿que es la fe? Es la sustancia de las cosas que se
esperan y el argumento de las que no aparecen a nuestra mente, pero él sigue
preguntando ¿por qué la colocan entre las sustancias y no entre los argumentos? Porque
las cosas que aquí se manifiestan claras y patentes en la creencia sobre que se funda la
alta esperanza por eso se toma el nombre de sustancia. Dante sale bien de la prueba y es
bendecido. Santiago apóstol examina a Dante sobre la esperanza, a lo que el contesta, La
esperanza es una expectación cierta de la vida futura, producida por la gracia divina y los
meritos anteriores. Hay una aprobación general y Dante trata de ver el cuerpo del santo (
San Juan ) lo que momentáneamente siega a Dante a pesar de que Beatriz esta a su
lado.

Nuevamente es examinado pero ahora sobre la cavidad, recibe el aplauso de los elegidos
y recobra la vista aquí encuentra a Adán dándose una explicación del porque fue
desterrado no por comer la fruta del árbol prohibido si no por haber infringido la orden. Los
bienaventurados cantan un himno, se menciona la corrupción general del hombre y sus
causas.

Canto XXVIII y XXIX .- Noveno cielo o primer móvil. Dios y los ángeles. Menciona que
simultáneamente fue creado y establecido el orden de las sustancias, el producido en acto
puro están en la cima del mundo, y el inferior es destinado a la potencia pura y el medio
unió a la potencia y acción, la causa del que mora ahí en el centro de la tierra fue el
orgullo.

Canto XXX al XXXIII.- Décimo cielo o Empíreo: Dios, ángeles y bienaventurados.

Ha desaparecido el punto luminoso y los coros angélicos desisten de seguir cantando la


belleza de Beatriz. Ya han salido del mayor de los cuerpos celestes para subir al cielo que
es pura luz. Aquí el amor tranquiliza, Dante siente elevarse de un modo superior a sus
fuerzas. Dante contempla la viva luz, y voltea a ver a su dama, pero en su lugar hay un
anciano vestido como la familia gloriosa, el le indica que vea el tercer circulo a partir de la
grada superior y ahí esta Beatriz que por su merito ha ocupado este trono. Dante la
invoca pidiéndole le mantenga su alma sana, el anciano que es San Bernardo le dice que
el lo llevara a feliz termino de su viaje, Dante ve como mil ángeles festejan , ve sonreír
una beldad, el anciano explica la distribución de los elegidos en la Rosa, debajo de Maria
se encuentran en el orden que forman los terceros puestos, Raquel, Beatriz, Sara,
Rebeca, Judith y la bisabuela del cantor y desde la séptima grada para abajo se suceden
las Hebreas, dividiendo las hojas de la flor y en la parte en que están provista de todas las
hojas están los que creyeron en la venida de CRISTO y en los semicírculos interrumpidos
por huecos, están los que creyeron en él después de haber venido y en los otros escaños
inferiores que forman gran separación esta Juan siempre santo que sufrió la soledad y el
martirio y debajo de el esta Francisco y debajo de éste Benito y otros varios y en la grada
que corta por mitad ambas filas hasta bajo nadie se sienta por su propio meritoporque son
espíritus desprendidos de la tierra. Aquí en este reino los asientos no son dados por
casualidad, tampoco cabe la tristeza la sed ni el hambre. Le dice que en los primeros
siglos bastaba con tener la inocencia y la fe de los padres para salvarse. Maria es
glorificada por Gabriel y los demás ángeles.

San Bernardo hace una plegaria a la Virgen para que Dante pueda contemplar el sumo
placer, y su plegaria ha sido escuchada y Dante fija su mirada en la luz divina. Fin de la
visión.
PERSONAJES

DANTE Personaje principal .- No se mencionan características físicas del personaje solo


habla de las características espirituales donde él se presenta como hombre sabio de
mediana edad que se deja guiar y aconsejar por sus diferentes guías a lo largo de la
trama y en su época es un poeta muy reconocido y su trabajo es muy apreciado por los
mejores poetas de su tiempo.

Virgilio Personaje secundario.- Es un espíritu en el cual Dante ve reflejado al maestro que


lo llevo a la poesía, primer guía que tiene éste a lo largo de la obra al cual menciona como
el símbolo de la razón.

Beatriz Personaje secundario.- Es un espíritu en el cual Dante ve reflejado el amor de su


vida al cual describe como el símbolo de la fe.

San Bernardo.- Es el espíritu de un anciano vestido como la familia gloriosa que


acompañara a Dante al termino de su viaje.

RESUMEN DE LA OBRA LITERARIA "LA DIVINA COMEDIA


- Dante Alighieri -
Argumento de "La Divina Comedia", libro de Dante Alighieri.
EL INFIERNO.
Perdido Dante en la selva oscura, una pantera, un león y una loba le
interceptan el paso. Beatriz (la gracia o sabiduría divina) envía en su ayuda a
su poeta favorito, Virgilio, que le ampara y se le ofrece como guía.

Después de pasar el aqueronte penetran en el infierno. Recorren los nueve


círculos concéntricos infernales, que van estrechándose en forma de un
inmenso embudo, donde están los condenados sufriendo penas horribles.

La cúspide de este cono invertido coincide con el centro de la tierra. En lo


mas profundo del anfiteatro infernal se halla Lucifer. Dante y Virgilio
interrogan a los condenados, que sufren penas terribles en relación a sus
culpas.

En esta descripción del infierno, dante pinta episodios de una grandeza


incomparable. Es el compendio de todo cuanto en la edad media se imagino
sobre los suplicios de ultratumba. Citamos, por su especial patetismo, la
escena de Francesca de Rimini y el Conde Ugolino condenado a devorar a
sus propios hijos.
Dante se encentra en el infierno con personajes
históricos y contemporáneos, con amigos y enemigos, sobre los que lanza su
tormento y su juicio implacable.

EL PURGATORIO.
Por la puerta de san pedro ascendieron a un monte, lugar donde se purifica
el espíritu. Es el purgatorio, compuesto por nueve círculos o grados en forma
crónica. Por ellas suben las almas, y en cada círculo se purifican de un
pecado.

En la grada más alta se encuentra la entrada al paraíso. Para entrar en el


purgatorio las almas se reúnen en la desembocadura del Tiber.

Guarda la puerta catón símbolo de la moral pagana. Dante describe las penas
de los condenados con esperanza.

EL PARAISO.
Llegan al paraíso. Encuentra a Beatriz y Virgilio desaparece, ya que, como
pagano, no puede acompañarle a la tercera mansión. Beatriz y dante son
transportados a las mansiones celestiales, formadas por nueve círculos,
donde los bienaventurados gozan de la inefable presencia de dios.

Cada círculo es una esfera que envuelve otras inferiores. En el octavo cielo
ve a los espíritus triunfantes: “La Virgen María”, el “Arcángel San Gabriel”, los
bienaventurados. El noveno o cristalino representa a las jerarquías angélicas.

Luego viene el empíreo, pero a Dante le faltaron las fuerzas al querer


expresar directamente la visión a Dios.
Beatriz ocupa su trono celestial, y a los ruegos de San Bernardo, consigue el
poeta vislumbrar la luz eterna de la esencia divina. Beatriz resulta divinizada
por la fantasía de Dante como en sus poesías de la Vita Nouva.

La Divina Comedia; Dante

Resumen de: La Divina Comedia

La divina comedia narra la travesía de Dante en el infierno, cielo y purgatorio con la ayuda de
diferentes guías quienes recibieron ordenes de mostrarle a Dante estos 3 lugares de la misma
virgen Maria. En el infierno y purgatorio lo guía Virgilio dramaturgo romano autor de la Eneida

En el cielo lo guía Beatriz mujer de la cual Dante estaba enamorado pero que en la vida real no
le correspondió, pero aquí como homenaje a ella la representa como la receptora de todas las
virtudes humanas.

En la travesía Dante se va encontrando con diferentes personajes de la edad antigua como por
ejemplo Sócrates, Homero, el mismo Virgilio(cabe destacar que Dante siempre ve a Virgilio
como su maestro y piensa que Virgilio lo sabe todo) , Alejandro el grande, Atila y muchos otros
personajes muchos romanos, griegos y de la edad media (muchos papas).

En la travesía Dante va aprendiendo diferentes lecciones como por ejemplo el de la humildad.

Comienza la travesía de nuestro héroe en la selva negra donde ve a tres bestias que
representan tres vicios. En el infierno el va empezando su viaje desde el circulo (lugar donde
castigan a los pecadores) del mas bajo nivel a los mas altos pecados.

Sin más preámbulos presento aquí un resumen de los 3 lugares y sus subdivisiones

Infierno:

 Limbo: Hogar de Virgilio, lugar de la pena si sufrimiento, vaya del deseo sin cumplimiento,
aquí encontramos a los niños no bautizados y guerreros ilustres.

 Lujuria: Espacio de mas dolor que el limbo, hay aquí un torbellino de aire negro donde se
juzga a los condenados como los suicidas por amor, en este circulo los quiere atacar Minos pero
Virgilio le echa tierra aquí encuentran a Cleopatra, Aquiles, Helena, Paris y Dido entre otros.

 Gula: Aquí no hay mucho que mencionar solo que llueve agua negra y que los quiere atacar
el can cerbero pero de nuevo Virgilio le echa tierra neutralizándolo.

 Avaricia y derroche: Aquí e encuentran las personas que en su vida o nunca quisieron gastar
nada de su dinero o lo derrochaban con despreocupación su castigo es que cada bando se
pelee hasta la eternidad. Virgilio le dice a Dante una frase muy sabia “Ni todo el oro del mundo
puede darles reposo”

 Ira: Aquí encuentran la Laguna Estigia que es un pantano donde están las almas desnudas
nadando en el lodo y de el enojo se arrancan la piel con los dientes, después se enfrenan contra
las gorgonas llegando a la ciudad de Dite a las puertas de la ciudad (que esta cerrada por cierto)
llega un mensajero del cielo abriendo las puertas de esta con una varita (algo así como hada
madrina) y pasando ellos entonces adentro.

 Herejía: Aquí se encuentran todas aquellas personas que no creían que había vida después
de la muerte, se encuentran en tumbas hacinados unos con otros y las tumbas se encuentran
arriba de llamaradas

 Violencia: Este circulo tiene 3 subdivisiones las cuales son:

 Lago de sangre: Aquí se encuentran las personas que mataron a otras (ósea los asesinos aquí le
espera Bush) aquí se encuentran grandes guerreros como Atila, Alejandro Magno ahogados en la
sangre de inocentes.

 Bosque de espinas: Aquí se encuentran las personas que usaron la violencia contra si mismos (
suicidas) aquí son castigados siendo convertidos en matorrales frágiles que se rompen con
cualquier cosa.

 Violentos contra Dios: Aquí entran los blasfemos y se les castigaba con arena caliente y lloviendo
fuego

 Fraude: Aquí se condenaban en fosas a 10 diferentes tipos de fraudulentos. Desde lo que Vivian
de las mujeres (en estos tiempos llamados gigoloes), los aduladores (lamebotas), adoradores de
oro(aquí entrarían los políticos de los videos), falsos magos(líneas psíquicas), estafadores(medio
mundo político de México) hipócritas, ladrones(políticos mexicanos) malos consejeros,
discordia(amarra navajas), falsificadores(tepito).

 Traición: Aquí encontramos 4 tipo de traidores los que son contra parientes, contra la patria,
contra los huéspedes y los peores contra sus bienhechores (en este circulo encontramos a Judas
Iscariote, Bruto y Casio) en este circulo es cuando dante ve a Lucifer, lo describe con 3 cabezas
y 6 alas. Aquí Virgilio le dice que la única forma de salir será escalando la espalda de Lucifer.

Purgatorio: Dante lo describe como “una montaña de 7 círculos” es un lugar donde se sufre
temporalmente, vaya un ligar de paso.

Catón es el guardián del purgatorio: es un viejo de barba blanca cascarrabias que atraviesa el
infierno y el purgatorio en un barca.

Se divide en 7 círculos pero antes de entrar a ellos un ángel con una espada les graba 7 PS en la
frente y pasando cada círculo se les vana ir quitando las 7 PS.

 Soberbia: Aquí cabe estacar que Dante cambia de actitud ya que en el primer circulo del infierno
el se cree superior a Sócrates y a los grandes pensadores, aquí en este circulo se le pregunta “tu
eres Dante” a lo que el contesta: “si soy el solo que no soy tan famoso todavía”. Aquí se le borra
la 1era p(pecado)
 Envidia: Aquí los envidiosos tiene los ojos cocidos y cerrados con alambre

 Ira: Una humareda oscura priva la vista de los castigados.

 Pereza: Se borra otra p

 Avaricia y despilfarro: Aquí se encuentran a Craso Gula: Aquí los castigados están hechos unas
parcas(y no eran anoréxicas)y ellas le dicen a Dante “ bienaventurados aquellos que no tiene mas
ni menos hambre que la razonable”

 Lujuria: aquí un alma atormentada le dice a nuestro protagonista “dichoso tu que estas vivo y
vives para aprender”.

Salen del purgatorio y entran al paraíso terrestre. Dante llora por despedirse de Virgilio (que nena)
lo acompaña Estacio que los había seguido en el trayecto desde el 5to circulo y sirve de conexión
ente dante y Beatriz

CIELO. Por fin llegan al tan esperado cielo, este a diferencia de los otros no esta dividido en
círculos si no en cielos y aquí van subiendo de menor a mayor, cabe destacar que aquí los cielos
son representados como los planetas y el sol pero como en ese tiempo todavía no se descubrían
saturno ni plutón por lo cual les llama cielo estrellado y cielo cristalino respectivamente.

 Luna: La región del fuego en el cielo, este fuego no quema no hiere, aquí todo lo que se quiere se
puede. Beatriz le dice a Dante “si la razón sigue a lo sentidos debes de tener muy cortas las alas”.

 Mercurio: Todo lo que era castigo en el infierno ahora es gozo

 Venus: Aquí es el cielo de los espíritus del amor

 Sol: Doctores en filosofía y teología.

 Marte: Nuestro protagonista se encuentra con su tatarabuelo quien le dice que lo van a desterrar
de Florencia (Mm...¿la eneida?)

 Júpiter: Hay una danza de criaturas sobre estas formas hay un águila.

 Saturno: aquí dante menciona “recorrí con mi ojos las 7 esferas y vi tan pequeño nuestro globo y
me dio risa su vil aspecto

 Cielo estrellado: No pasa nada relevante

 Cielo cristalino: En esta esfera empieza y concluye el movimiento mientras todo lo demás gira a
su alrededor

Dante llega al Empirío un lugar fuera del cielo se podría definir como el cielo supremo lugar
donde acaba la travesía de Dante. El emporio es un cielo de pura luz.

o Aquí cabe hacer notar que Dante a muchos detalles que no son acordes a su época, como
por ejemplo el hecho de que seria desterrado de Florencia o el detalle de ver a la tierra
redonda.
Antivalores: Aquí se manejan los 7 pecados capitales

 Ira

 Gula

 Pereza

 Envidia

 Lujuria

 Avaricia

 Codicia

Valores: En contraste se manejan muchos valores:

 Valor

 Coraje

 Perdón

 Amor

 Humildad

Personajes principales:

Beatriz: En ella Dante ve todas las virtudes

Virgilio: Maestro y guía de Dante en esta travesía

Estacio: cohesión en el puente entre el cielo y purgatorio de Dante y Beatriz

Dante: El protagonista de la historia (por algo el la escribió)

Argumento: En si la historia trata de cómo Dante a través de su travesía aprende un poco de


humildad y lo que le puede pasar si no cumple con las leyes de Dios. Aquí Dante por fin consuma
su amor con su querida Beatriz (ya de perdida en un sueño)