Vous êtes sur la page 1sur 6

EXPEDIENTE : 05615-2015-0-3202-JR-PE-03

ESCRITO N° : 02
ESP. LEGAL : PAREDES GARAVITO, Andrea A.
CUADERNO : PRINCIPAL
MATERIA : OMISIÓN A LA ASISTENCIA FAMILIAR
SUMILLA : COMPROMISO DE PAGO DE
DEVENGADOS, DEPÓSITO JUDICIAL Y
OTRO

SEÑOR JUEZ DEL TERCER JUZGADO PENAL TRANSITORIO – SEDE


LOS QUECHUAS.

HUMBERTO AGUILAR CÓRDOVA, con DNI N° 10698149, CON


DOMICILIO PROCESAL EN AV. URUBAMBA C-31 CON 2DA.
CUADRA DE AV. LA MOLINA- ATE, en los seguidos por
OMISION A LA ASISTENCIA FAMILIAR en agravio de Marlon
Sebastián AGUILAR YUPA, a usted respetuosamente dice:

I. CALIFICACION DE LA DENUNCIA
II. DEVOLUCION DE LA DENUNCIA AL MINISTERIO PÚBLICO.
 Solicito que el Juzgado devuelva la denuncia al Ministerio Público,
para que subsane el error cometido al momento de formular la
denuncia, con una liquidación de pensiones devengadas.
 Solicito al Juzgado la Recalificación de la denuncia.
 Corresponde al Juez efectuar la adecuada calificación jurídica de los
hechos; si los hechos han sido calificados jurídicamente en la
denuncia de manera defectuosa y considerando que el derecho es de
dominio judicial, por lo que corresponde al juez señalar la
fundamentación jurídica pertinente.
 Al Juez le corresponde el control de la legalidad sobre el ejercicio de la
acción penal, será el quien en definitiva deberá evaluar si en el escrito
de promoción de la acción penal se ha realización una adecuada
subsunción sobre los hechos que identifican el injusto penal
imputado.
 La devolución de denuncias deviene en un mecanismo jurídicamente
inaceptable, salvo se trate del incumplimiento de un requisito de
procedibilidad conforme lo establece el art. 77° del Código de
Procedimientos Penales.
 La imputación debe estar formalizada judicialmente en la resolución
del auto apertura de instrucción, contando fundamentalmente con
una debida motivación.
 La errónea calificación jurídica y a sus opciones procesales , puede
llevar a una nulidad.
 Las deficiencias en la formulación de la denuncia penal, avaladas por
el auto de apertura de instrucción, terminan por conducir a una
posterior declaración de nulidad luego de un prolongado proceso, por
lo que se hace imperativo que el operador jurisdiccional justifique
debidamente su examen y calificación, pues, sin que ello signifique
negar la titulaidad de la acción penal al Ministerio Público, le compete
al juez realizar el control de la legalidad, y en tal sentido, evaluar si en
el escrito de promoción de la acción penal se ha realizado una
adecuada subsución de los hechos que identifican al injusto penal
imputado, y en su caso, señalar la fundamentación jurídica pertinente
con la limitación de que al hacerlo se evite variar los hechos.
 La calificación jurídica de la denuncia penal,
 ¿Qué actitud corresponde asumir a un juez penal cuando el fiscal
provincial no ha efectuado una calificación típica adecuada de los
hechos denunciados? Hay 3 opciones jurisdiccionales:, 1) el Juez
devuelve la denuncia al Fiscal sin mayor especificación de causa, 2) el
juez emite un auto no ha lugar a la apertura de instrucción por
incoherencia interna y 3) el juez no advierte el error de tipificación y
procede a abrir instrucción.
 La devolución de denuncias al ministerio publico, para que el fiscal
subsane el error y omisión para que aclare o justifique el por qué ha
utilizado un peritaje sin sustento o equivocado.
 Los errores del perito, del Juez de Paz letrado y del Fiscal que formula
denuncia, no pueden ser avalados con el auto apertura de instrucción
del Juez Penal, porque estaría propiciando que tales errores se
arrastren durante toda la instrucción y el juzgamiento y que será la
causa de nulidad posterior, y que la ciudadanía no puede tener un
concepto de que Juez Penal no puede avalar procedimientos erróneos
de un Juez Civil o del Ministerio Público.
 Lo que corresponde es que de oficio, sea devuelta la denuncia al
Ministerio Público para la subsanación del error al momento de
formular la denuncia, para que explique por qué no ha calificado
correctamente o por qué con su denuncia busca avalar los errores del
Centro de Peritaje.
 La denuncia se sustenta en prueba consistente en peritaje que tiene
error garrafal, que el ministerio público no ha observado al momento
de calificar su denuncia y de formularla, pese a que de una simple
lectura de la misma y de sus anexos se puede concluir que se trata de
un peritaje con errores, que busca que su Autoridad lo convalide, para
realizar un cobro que no corresponde, pues se pretende cobrar por 62
meses, cuando la deuda es por 31 meses.
 Por lo que corresponde devolver al Ministerio Público, para la
subsanación del error incurrido, continuando con un proceso que
desde el inicio pudo corregirse.
 No podemos propiciar desde el inicio del proceso penal un posterior
pedido de nulidad de todo lo actuado, cuando de oficio puede
devolverse la denuncia al Ministerio Público para que corrija el error
en que ha incurrido.
 La formalización de una denuncia que realice el MP si constituye un
importante indicativo para el Juez al momento de decidir sobre la
apertura de instrucción, por lo que, podría inducirlo a error sobre la
base de una denuncia abiertamente arbitraria, orientada a conseguir
que el presunto autor del hecho delictivo sea procesado; lo que
representa, evidentemente, una amenaza cierta e inminente del
derecho a la libertad individual o algún derecho conexo (hábeas
corpus preventivo).

 Deberíamos evitar la vulneración a los derechos del denunciado, que


hasta la fecha no tuvo conocimiento del contenido del peritaje,
conocido con la lectura del expediente, recién el viernes 2 de octubre,
el miércoles 31 de septiembre, luego de apersonarse el Juzgado el 25
de septiembre,
 No he tenido la oportunidad de ejercitar mis derechos de defensa,
habiéndose llevado a cabo el proceso en condición de rebeldía, que
para el presente caso viene a ser en todo caso REBELDIA
INVOLUNTARIA, situación que no me ha permitido hacer las
observaciones, pero si bien es cierto,

Una cuestión procesal previa

Afecta el derecho fundamental al debido proceso y a la tutela procesal efectiva,


pues en el presente caso se trata de un proceso con restricciones al pleno ejercicio
de la libertad personal, es obvio que La facultad de denunciar del Ministerio
Público, no puede ser ejercida, irrazonablemente, con desconocimiento de los
principios y valores constitucionales, ni tampoco al margen del respeto de los
derechos fundamentales.

E fiscal no puede justificar su denuncia con un peritaje errado cuyo error de


cálculo es del 100%, es decir, pretende cobrar el doble, lo cual es contrario al
principios de razonabilidad y proporcionalidad jurídica.

el control de los actos del Ministerio Público tiene, su sustento en el derecho


fundamental al debido proceso, que despliega su eficacia jurídica en el ámbito de
la etapa prejurisdiccional de los procesos penales; es decir, en aquella fase del
Nunca fui notificado en mi domicilio real, situación que no me permitió ejercer
mis descargos correspondientes. Por su parte, el Fiscal Provincial ha tenido el
expediente para subsanar los errores por dos oportunidades anteriores.

Esta sería la tercera vez que se regresa el expediente al Ministerio Público para que
subsane sus errores, lo que indica que el Fiscal para formular la denuncia, no ha
revisado el peritaje que es el núcleo central de la denuncia, porque esta pericia
indica que se debe cobrar las pensiones alimenticias de 31 meses, sin embargo,
saca la cuenta por 62 meses.

III.
I. ERROR EN LA RESOLUCION 16 QUE APRUEBA LA LIQUIDACIÓN EN S/
9,920.00 CUANDO LA LIQUIDACIÓN DEBERÍA SER APROBADA EN S/.
4,960.00.
DE ACUERDO AL ACTA DE CONCILIACION, MI COMPROMISO DE PAGO
ES POR LA SUMA MENSUAL DE S/. 160.00 (CIENTO SESENTA NUEVOS
SOLES), A RAZÓN DE S/.40.00 SEMANAL (CUARENTA NUEVOS SOLES
SEMANALES); EN CONSECUENCIA, LA LIQUIDACIÓN APROBADA CON
RESOLUCIÓN 16 POR EL PERIODO FEBRERO 2011 A AGOSTO 2013 QUE
VENDRÍAN A SER 31 MESES, ASCENDERÍA A LA SUMA DE S/. 4,960.00 Y
NO DE S/. 9,920.00 QUE SERÍA POR LOS DEVENGADO DE OTRO
PROCESO Y DE OTRA PERSONA CON MENSUALIDAD DE S/ 320.00, QUE
NO ES MI CASO, COMO PUEDE NOTARSE EN EL CUADRO COMPARATIVO
DE LA LIQUIDACIÓN QUE ADJUNTO EN ANEXO 2C.

II. LA PRUEBA DEL ERROR DE LA LIQUIDACION DE S/. 9,920.00,


APROBADO CON RESOLUCION N° DIECISEIS.
Con resolución DIECISESIS que adjunto en ANEXO 2-D, se aprueba las
pensiones alimenticias devengadas correspondientes al periodo mes de
febrero del 2011 al mes de agosto 2013, por 31 meses a razón de S/. 160.00
mensuales vendría a ser: 31 meses X S/. 160.00 = S/. 4,960.00; sin
embargo dice S/. 9,920.00 que correspondería a una pensión mensual de
S/. 320.00 que no corresponde a mi persona.
Si inspeccionáramos la resolución VEINTICUATRO que adjunto en ANEXO
2-E, sobre la liquidación de pensiones alimenticias devengadas
correspondiente al periodo del mes de setiembre del año dos mil trece
al mes de febrero del dos mil catorce, por 6 meses a razón de S/. 160.00
mensuales vendría a ser: 6 meses X S/. 160.00 = 960.00
QUEDANDO DEMOSTRADO QUE SE ME ESTÁ PROCESANDO
PENALMENTE CON UNA LIQUIDACIÓN QUE NO CORRESPONDE.

III. SOBRE LA REBELDÍA INVOLUNTARIA.


En la calle, de pura casualidad me he enterado de la resolución Nro. 4 de
fecha 17/09/2015 emanada por su Despacho que la encontré juntamente
con la resolución 30 de fecha 09/09/2015 del 4to. Juzgado de Paz Letrado
de Ate; inmediatamente me apersoné a los dos juzgados, como consta en las
copias de los cargos que adjunto para su conocimiento en ANEXO 2F.

Desde el inicio del proceso en el 4to. Juzgado hasta la fecha, nunca he sido
notificado válidamente de las 30 resoluciones emitidas, fue de pura
casualidad que he tomado conocimiento de los procesos en mi contra el día
24 de septiembre último, apersonándome en ambos juzgados el 25 de
septiembre último.

De la lectura de la Resolución N° 30 me doy con la sorpresa que el proceso


se ha llevado en mi ausencia; la demandante conoce mi domicilio real,
porque vivimos a solo dos cuadras de distancia, nos cruzamos todos los días,
porque utilizamos la misma calle y jamás me ha informado del estado en que
se encuentra el expediente y a su Juzgado no le ha informado sobre el lugar
y dirección de mi domicilio real, y la dirección consignada en una ocasión
como domicilio procesal, no es tal, porque en la puerta del juzgado fui
sorprendido por un tramitador que se ofreció presentar mi apersonamiento
que lo hizo firmar con un abogado a quién no lo conozco y tampoco conozco
su oficina consignada como domicilio procesal.

ANEXOS:

2-A Copia de DNI


2-B DEPÓSITO JUDICIAL DE S/. 496.00
2-C cuadro comparativo de la liquidación de devengados.
2-D Resolución 16 del 4to. Juzgado de Paz
2-E Resolución 24 del 4to. Juzgado de Paz
2-F Cargos de apersonamiento al 3er. Juzgado Penal y 4to. Juzgado de Paz

POR TANTO:

A usted Señor Juez, PIDO tomar en cuenta mi


compromiso de pago de devengados

OTROSÍ DIGO: Solicito a su Judicatura, requerir al Ministerio Público –


Primera Fiscalía Provincial Penal de Santa Anita:

1) Que aclare a cuanto realmente asciende el monto de la liquidación de


devengados del periodo comprendido entre septiembre del 2013 a
febrero del 2014.
2) Que aclare a cuánto asciende el monto de la obligación alimenticia
mensual, si es a S/. 160.00 mensual o S/.320.00 mensual y por qué.

Ate, 01 de octubre del 2015

HUMBERTO AGUILAR CÓRDOVA


DNI N° 10698149