Vous êtes sur la page 1sur 3

INTOXICACION POR MERCURIO

 Clínica de intoxicación por mercurio


o Mercurio orgánico: El principal compuesto orgánico es el metilmercurio, que es
la forma más tóxica de mercurio. La ruta principal de exposición es el consumo
de pescado (peces de gran tamaño, como tiburón, atún, caballa, pez espada) y
marisco contaminado, que acumulan mercurio procedente de la contaminación
atmosférica, y no puede ser eliminado mediante cocción. (1)
 Neurotoxicidad retardada tras un período de latencia de semanas o
meses.
 Alteración de la marcha
 Alteración del habla
 Incoordinación de las manos
 Temblores
 Convulsiones
 Movimientos involuntarios
 Alteración del sensorio
 Disminución del campo visual
 Disminución del gusto
 Disminución de la audición
 El mercurocromo o mercromina es un antiséptico aún utilizado. Su
aplicación tópica puede producir, en personas sensibilizadas, dermatitis
de contacto o anafilaxia. Con menos frecuencia da lugar a reacciones de
hipersensibilidad inmediata. El mercurocromo puede absorberse por vía
percutánea y producir toxicidad sistémica en el cerebro y los riñones. Su
ingestión va seguida de absorción intestinal, incluso en recién nacidos;
el mercurio así absorbido puede producir toxicidad en el sistema renal
(síndrome nefrótico).(1)
o Mercurio Elemental No es tóxico si se ingiere, pero a temperatura ambiente es
volátil y se transforma en vapor de mercurio, el cual puede ser inhalado y
provocar toxicidad. El vapor de mercurio es más pesado que el aire, con lo que
tiende a situarse cerca del suelo, afectando más a los niños que a los adultos. El
mercurio elemental se usa en termómetros, esfigmomanómetros, barómetros,
pilas o bombillas de luz fluorescente. Estos productos tienden a retirarse y
sustituirse por dispositivos digitales o similares, sin contenido de mercurio, y
evitar así la exposición. La inhalación es la vía principal de absorción de vapor de
mercurio elemental, una inhalación aguda produce un cuadro:
 Inhalacion aguda: Se refleja por la aparición de tos, disnea, dolor
torácico, fiebre, escalofríos, cefaleas y trastornos visuales de rápida
aparición. Los hallazgos digestivos son sabor metálico, salivación,
nauseas, vómitos y diarrea. Dependiendo de la gravedad de la
exposición puede ser autolimitada o llegar a una bronquiolitis necrosant
neumonitis intersticial, edema pulmonar o muerte por insuficiencia
respiratoria
 Ingestión aguda de sales de mercurio inorgánico: pueden causar una
gastroenteritis corrosiva, que se manifiesta por sabor metálico,
quemaduras orofaríngeas, nauseas, hematemesis, dolor abdominal
intenso, hematoquecia, necrosis tubular aguda, colapso cardiovascular y
muerte.
 Intoxicación crónica por mercurio inorgánico: presentan la triada clásica
de temblor, trastornos neuropsiquitaricos y gingivoestomatitis
 Acrodinia o enfermedad rosa: es una rara reacción de hipersensibilidad
al mercurio. Consiste en dolor generalizado, parestesias y rash que
puede propagarse a cara que se caracteriza por papulas rosadas
pruriginosas que suelen progresar a la descamación y ulceración.

Diagnostico de Intoxicación por Mercurio


El diagnóstico de intoxicación por mercurio se basa en las manifestaciones clínicas
características, los antecedentes de exposición y la elevación de las concentraciones de mercurio
en la sangre u orina, un dato que confirma la exposición, pero sin existir en muchas ocasiones
correlación de los niveles plasmáticos y las manifestaciones clínicas. Los niveles normales son: <
20 µg/L en orina de 24 horas y < 10 µg/L en sangre. La radiografía abdominal puede mostrar el
mercurio ingerido. (1)
Los marcadores urinarios de nefrotoxicidad precoz son la microalbuminuria, proteína fijadora de
retinol.

R
E
F
E
R
E
N
C
I
AS BIBLIOGRAFICAS
1. Mientegui, S. (2012). Manual de Intoxicaciones en Pediatria. 3rd ed. Majadahonda ,
Madrid: Asociacion Espanola de Pediatria, pp.294-297.