Vous êtes sur la page 1sur 3

Mallas de Colores en la Producción Hortícola

La agricultura hoy en día no sólo se practica a campo abierto sino que se realiza en
ambientes protegidos, donde figuran principalmente invernaderos y casas sombras. El uso
de estructuras, materiales y herramientas para proporcionar condiciones adecuadas para el
desarrollo de los cultivos se le conoce como agricultura protegida. Del total de la superficie
de cultivos protegidos, según Juárez et al. (2007) el 51 % de la misma está referida a casas
sombra. Las casas sombra son estructuras metálicas o de madera cubiertas con malla
sombra, cuyo objetivo es regular la temperatura y la cantidad de luz que incide sobre los
cultivos, así como protegerlos de granizo, vientos fuertes y plagas. Las casas sombra son
recomendables para lugares de clima cálido y que por sus beneficios permite incrementar
los rendimientos, sobre todo eleva los porcentajes de frutos con calidad de exportación. Las
mallas sombra utilizadas para cubrir las estructuras pueden reducir desde un 10 hasta un 95
% la radiación solar, dependiendo de la densidad de sus fibras. A mayor densidad de fibras
mayor es la sombra gener-ada por las mallas reducir desde un 10 hasta un 95 % la radiación
solar, dependiendo de la densidad de sus fibras. A mayor densidad de fibras mayor es la
sombra generada por las mallas Las mallas sombra de colores casa-sombra-tradicional-con-
malla Figura 1. Casa sombra tradicional con malla de color perla. Fuente: Intagri, 2017. Las
mallas sombra están fabricadas de distintos materiales como el polietileno, polipropileno,
poliéster o derivados acrílicos; dichas mallas también son elaboradas con distintos grados
de transmisión, absorción, porosidad al aire y reflexión de la radiación solar. Dependiendo
del material con el que estén elaboradas y bajo cuidados adecuados estas mallas pueden
durar de 4 a 10 años. Las mallas sombra de color negro y aluminadas son las más utilizadas
para el control de la luz y temperatura en la horticultura protegida. Sin embargo, en los
últimos años han salido al mercado mallas de colores con propiedades fotométricas
especiales, que ayudan a mejorar el aprovechamiento de la radiación solar. Las mallas
sombra de colores modifican el espectro de la luz filtrada en las regiones ultravioleta,
visible y rojo lejano, e intensifica su dispersión en forma de luz difusa; asimismo, afecta sus
componentes térmicos en función de los aditivos cromáticos del plástico y el diseño del
tejido. Las mallas de colores pueden fomentar la estimulación diferencial en la fotosíntesis
y fotomorfogénesis, procesos que tienen efecto sobre el crecimiento del tallo, expansión
foliar, desarrollo de cloroplastos, síntesis de clorofila y síntesis de metabolitos secundarios.
Los colores de mallas sombra más utilizados en la producción de cultivos protegidos son
azul, blanco, rojo y aperlado. El grado de sombreo que emite una malla sombra se escoge
de tal manera que al mediodía o en la hora de mayor intensidad lumínica las plantas
reciban, por lo menos, una cantidad de radicación cercana a su punto de saturación. Efectos
sobre el microclima Las mallas sombra causan distintos efectos sobre el microclima de los
invernaderos o casas sombra, afectando directamente factores como la radiación, la
fotoselectividad, la humedad relativa, la temperatura y el movimiento del aire, que inciden
dentro de estas estructuras. Radiación. Las mallas sombra, independientemente del color,
reducen la radiación que impacta sobre los cultivos. Por lo tanto, cuanto mayor sea el
porcentaje de sombra que proporcionan estas mallas, mayor radiación será bloqueada.
Reducir la radiación tiene efectos sobre factores como la temperatura (aire, planta, suelo) y
la humedad relativa. Además, las mallas sombra pueden influir en la dirección de la
radiación. Dispersión de la radiación. La luz difusa incrementa el uso eficiente de la
radiación, los rendimientos de los cultivos e incluso es un factor que afecta la época de
floración en las plantas y el número de flores en estas. Cualquier tipo de malla sombra
puede dispersar la radiación, especialmente los rayos ultravioleta por el material con el que
están fabricadas (plástico resistente a la luz ultravioleta). Las mallas sombra incrementan la
dispersión de la luz, pero no afectan el espectro de luz, y se ha demostrado su efecto
favorable sobre el aumento de la ramificación, número de flores y planta con porte
compacta. Las mallas sombra incrementan la dispersión de la luz, pero no afectan el
espectro de luz, y se ha demostrado su efecto favorable sobre el aumento de la
ramificación, número de flores y planta con porte compacta. Las mallas sombra
incrementan la dispersión de la luz, pero no afectan el espectro de luz, y se ha demostrado
su efecto favorable sobre el aumento de la ramificación, número de flores y planta con
porte compacta. Las mallas sombra de colores pueden aumentar la dispersión de la luz entre
un 40 a 50 % e incluso más como se presenta en la figura 2, lo cual influye en el
crecimiento y desarrollo de los cultivos. Dispersion-de-la-luz Figura 2. Dispersión de la luz
bajo mallas de colores en comparación con un sistema sin malla. Fuente: Stamps, 2009.
Fotoselectividad. Las mallas sombra de colores siguen siendo examinadas constantemente
por su capacidad para manipular el espectro de radiación que incide sobre los cultivos (400
a 700 nm). Estas mallas de colores pueden ser utilizadas para cambiar el tipo de luz de rojo
a rojo lejano (luz detectada por los fitocromos), las cantidades de radiación disponible para
activar fotoreceptores de luz azul/ultravioleta-A, y la radiación a otras longitudes de onda
que ayuden al crecimiento y desarrollo de los cultivos. Temperatura. Las mallas sombra se
emplean a menudo sobre los cultivos para reducir el estrés térmico. Sin embargo, en casas
sombra, las temperaturas durante el día suelen ser más altas que en el exterior y pueden ser
más bajas durante la noche, al menos durante la nula presencia de la radiación solar.
Humedad relativa. La humedad relativa dentro de las casas sombra es frecuentemente más
alta que a campo abierto, esto como resultado del vapor de agua generado por la
transpiración del cultivo y su mezcla con el aire seco proveniente del exterior. Esta
humedad es alta incluso cuando las temperaturas del interior de las casas sombra son más
elevadas que las de afuera de ella. Movimiento del aire. Las mallas sombra en general
reducen la velocidad del viento y la corriente del mismo dentro de las estructuras del
invernadero o casas sombra, afectando la temperatura, humedad relativa y las
concentraciones de gases por la reducción en su renovación. Estos cambios en el
microclima pueden afectar transpiración, fotosíntesis, respiración y otros procesos de los
cultivos. Los efectos sobre el movimiento del aire dependen de la densidad del entramado
(porosidad) y ubicación física de la malla sombra en relación con las plantas. Por otro lado,
los cambios en el microclima también pueden verse afectados por la hora del día, la época
del año y otros factores. Efectos en los cultivos Las plantas tienen respuesta en su
crecimiento y desarrollo por la cantidad, calidad, dirección y periodicidad de la luz. Las
plantas tienen numerosos fotoreceptores, que incluyen a las clorofilas, fitocromos,
cryptocromos, fototropinas, entre otros. Por décadas se han realizado esfuerzos por
manipular la morfología y fisiología de los cultivos usando filtros fotoselectivos, sobre todo
en películas plásticas para invernaderos; aunque recientemente el uso de mallas sombra de
colores se han estado empleando para manipular el crecimiento y desarrollo de los cultivos
debido a que fomentan un incremento en el rendimiento comercial, disminución de
desórdenes fisiológicos y respuestas fisiológicas relacionadas al tamaño, peso, color,
amarre y momento de cosecha. Pimiento. Los rendimientos comerciales y con calidad de
exportación son mayores en el cultivo de pimiento cuando se cultivan bajo mallas sombras
de colores (aperlada, roja, verde y azul) comparados a los que se obtienen con malla negra,
esto de acuerdo con lo reportado por Ayala et al. (2015). En el mismo estudio realizado no
encontró diferencias significativas entre los distintos colores de mallas sombra, aunque el
color aperlado tuvo ligera superioridad en cuanto a rendimiento comercial y numero de
frutos por planta. Por tanto, para el cultivo de pimiento el uso de mallas de colores,
independientemente de su color, ayuda a mejorar su producción. Tomate. Estudios
realizados por Ayala et al. (2011) y Márquez et al. (2014) demuestran que las mallas de
colores alteran la cantidad y calidad de la luz transmitida sobre la plantas de tomate. Dentro
de este mismo estudio se determinó que las mallas de color perla con 30 % de sombra
ayudaron a que se presentaran tallos más gruesos y menos largos, con mayores contenidos
de clorofila foliar, mayor rendimiento y mejor calidad de tomate respecto a mallas de otros
colores. Por tanto, se recomiendan para el cultivo de tomate mallas sombra de color
aperlado con un porcentaje de sombra del 30 al 50 %. las-mallas-sombra-de-colores Figura
3. Las mallas sombra de colores son una buena alternativa para incrementar los
rendimientos comerciales del pimiento. Fuente: Camacho, 2015. Pepino. En el cultivo de
pepino, un trabajo desarrollado por Rendón et al. (2015) demostró que el uso de mallas de
color rojo con 30 % de sombreo es la que mejora más el peso de la planta, peso y diámetro
del fruto y el rendimiento total; aunque también el cultivo de pepino muestra una buena
respuesta cuando es cultivado bajo mallas sombra color blanco, mejorando incluso el
número de frutos en relación a la malla color rojo. Fuentes consultadas - Ayala, T. F.;
Sánchez, M. R.; Partida, R. L.; Yáñez, J. M. G.; Ruíz, E. F. H.; Velázquez, A. T.;
Valenzuela, L. M.; Parra, D. M. 2015. Producción de Pimiento Morrón con Mallas Sombra
de Colores. Revista Fitotecnia Mexicana. Vol. 38 (1). 93-99 p. - Ayala, T. F.; Zatarain, L.
D. M.; Valenzuela, L. M.; Partida, R. L.; Velázquez, A. T; Díaz, V. T.; Osuna, S. J. A.
2011. Crecimiento y Rendimiento de Tomate en Respuesta a Radiación Solar Transmitida
por Mallas Sombra. Revista Terra Latinoamericana. Vol. 29 (4). 403-410 p. - Juárez, L. P.;
Bugarín, M. R.; Castro, B. R.; Sánchez, M. A. L.; Cruz, C. E.; Juárez, R. C. R.; Alejo, S.
G.; Balois, M. R. 2011. Estructuras Utilizadas en la Agricultura Protegida. Revista Fuente.
No. 8. 21-27 p. - Márquez, Q. C.; Robledo, T. V.; Benavides, M. A.; Vázquez, B. M. E.; De
la Cruz, L. E.; Estrada, B. M. A.; López, E. S. T. 2014. Uso de Mallas Sombra: Una
Alternativa Para la Producción de Tomate Cherry. Revista Ecosistemas y Recursos
Agropecuarios. Vol. 1 (2). 175-180 p. - Rendón, A. Y.; Robledo, T. V.; Mendoza, V. R.;
Ramírez G. F.; Vázquez, B. M. E.; Ibarra, J. L. 2015. Estudio del Pepino (Cucumis sativus
L.) en Tres Medios de Cultivo y Macrotúneles con Mallas de Colores. XX Congreso
Internacional de Plásticos en la Agricultura y XV Congreso Iberoamericano para el
Desarrollo y Aplicación de los Plásticos en la Agricultura. Coahuila, México. 7 p. - Stamps,
R. H. 2009. Use of Colored Shade Netting in Horticulture. Revista HortScience. Vol. 44
(2). 239-241 p.

Extraído de https://www.intagri.com/articulos/horticultura-protegida/mallas-de-colores-en-
la-produccion-horticola - Esta información es propiedad intelectual de INTAGRI S.C.,
Intagri se reserva el derecho de su publicación y reproducción total o parcial.