Vous êtes sur la page 1sur 8

CÓMO HACER JABÓN DE ROMERO

Para hacer el jabón de romero casero coge un recipiente y añade el agua.


Luego, poco a poco, agrega la sosa cáustica y, con una cuchara de madera o
varillas manuales, remueve bien la mezcla. Recuerda que la sosa es un
producto muy agresivo que puede llegar a quemar tu piel si no la llevas bien
protegida, de manera que utiliza guantes de látex o nitrilo y mascarilla para la
boca.

Ahora, vierte el aceite en la mezcla y sigue removiendo. El aceite puede


ser de oliva o de girasol, incluso puedes utilizar el residual de la cocina
previamente colado. Para que los ingredientes se integren correctamente,
utilizaremos una batidora o licuadora a velocidad baja durante 10 minutos.
Pasado el tiempo, sube a velocidad media-alta. Bate hasta conseguir una masa
homogénea.

Cuando tengas la masa lista, añade el aceite esencial de romero. Puedes


hacer tú mismo el aceite de romero siguiendo estos sencillos pasos o comprarlo
ya hecho. Sigue batiendo hasta que esté bien mezclado e integrado con el resto
de ingredientes.

 Ahora, coge un molde y cúbrelo con las hojas de romero (previamente


cortadas). Vierte la mezcla en el molde y guárdala en un lugar libre de
humedades, con ventilación y oscuro. Deberás dejar que el jabón de romero
repose durante un mes para que este listo para su uso. Si has utilizado un único
molde y quieres sacar pequeños jabones de él, a los dos días corta los trozos a
tu gusto y vuélvelos a guardar hasta pasado el mes.

 470 ml de aceite
60 g de sosa cáustica
150 ml de agua
- Aceite de romero
Hojas de romero

CÓMO HACER ACEITE DE ROMERO


Para hacer tu propio aceite de romero solo necesitarás romero y aceite de oliva.
Esta es una receta muy sencilla y eficaz que te permitirá tener un aceite
esencial de romero muy bueno y económico.

Para empezar a hacer el aceite de romero casero deberás lavar bien el romero,
dejar que se seque por completo y colocarlo en un recipiente entero, sin quitarle
nada. Llena todo el recipiente de romero.

Luego, añade aceite de oliva hasta que cubra todo el romero. Tapa el recipiente
y déjalo macerar en un lugar oscuro, donde no llegue ningún tipo de luz. Debe
reposar al menos durante un mes.

Pasado el mes, deberás colar el aceite y ¡ya tendrás listo tu aceite de romero
casero! Como ves, es un procedimiento muy sencillo que no requiere apenas
ingredientes. El aceite de romero es muy beneficioso para la circulación
sanguínea i la caída del cabello, por esto, y sus muchas propiedades, su uso es
altamente recomendable. Otro aceite muy beneficioso y aconsejable, que
también puedes hacer tú mismo, es el aceite de coco.

CÓMO HACER EL JABÓN DE ZANAHORIAS

Antes de comenzar a mezclar ingredientes, tienes que saber que para elaborar
todo tipo de jabones es necesario hacerlo en un lugar que tenga ventilación,
además de utilizar guantes, gafas y algunos utensilios que ahora veremos.

Lo primero que haces es echar en un bol o barreño, el puré de zanahorias, la


sal, el agua y luego poco a poco y con mucho cuidado, la sosa caústica. Con
una cuchara o palo de madera, lo vas removiendo todo y no te asustes si notas
su temperatura ya que la sosa caústica es la que provoca ese aumento de la
temperatura. Una vez lo tienes todo mezclado tan solo debes dejar enfriar
durante una hora.

Cuando ya tenemos la mezcla fría, echamos los aceites. Debes añadir mientras
vas removiendo en círculos y sin parar y hasta que notes que toda la mezcla se
vuelvo más densa y consistente.
Necesitarás un molde, o varios, (de silicona o madera) en el que echar la
mezcla y lo mejor es que lo tapemos con un papel de hornear (la parte brillante
hacia fuera) ya que así te será más sencillo desmoldar el jabón.

Has de dejar que pasen al menos 48 horas para que el jabón se endurezca.
Tras desmoldarlos, los colocas en una rejilla y en un lugar aireado para que
durante un mínimo de seis semanas se cure el jabón.

Ingredientes para hacer un jabón de zanahoria:

Puré de zanahoria (que puedes hacer con dos zanahorias hervidas y


aplastadas)

190 ml de agua (de la que hemos utilizado para cocer las zanahorias)

1 cucharada de sal

400 ml en aceite de oliva

100 ml en aceite de ricino

300 ml en aceite de coco.

112 gr de sosa cáustica

25 gotas de aceite esencial ylang ylang

CÓMO HACER JABÓN SIN SOSA:

Comenzamos calentando agua en un cazo y cuando veas que rompe a hervir


se retira del fuego y se añaden las plantas medicinales y lo tapamos.

Dejamos que el cazo con las plantas reposen entre 30 y 60 minutos. Pasado
ese tiempo se cuela en bote (que preferiblemente ha de ser oscuro) y lo
guardamos.

Esa mezcla podemos utilizarla durante un mes como si fuera un sustituto del
jabón, ya sea para las manos, para el cuerpo en la ducha e incluso puedes
lavarte el cabello como si fuera un champú. Notarás como tu piel y pelo están
más suaves e hidratados.
¿Ves qué sencillo es hacer un jabón sin sosa? Será un jabón líquido que nos
permite poder ahorrar un gasto durante un mes, pero además tenemos otras
recetas para hacer jabón casero sin el uso de sosa caústica. ¿Qué te parece si
probamos a hacer ahora uno a base de naranja? Vamos con ello.

Estos son los ingredientes que se necesitan:

 50 g de raíz de saponaria molida.


 1 litro de agua.
 1 cucharada de milenrama, (esta planta tiene propiedades antimicrobianas y favorece la curación de heridas
y quemaduras de la piel).
 1 cucharada de rosa de mosqueta (esta planta favorece la regeneración de la piel así como su elasticidad).
 1 cucharada de olivo, (nos permite suavizar la piel y protegerla).

JABÓN DE NARANJA CON GLICERINA

estos son los ingredientes que se necesitan

 450 gr de glicerina neutra en pastilla (hemos de ir con cuidado con ella)


 20 gotas de aceite esencial de naranja
 La ralladura de media naranja

Preparación del jabón de naranja:


Comenzamos derritiendo la glicerina en un cazo al baño maría. Una vez
veámos que hierve, la retiramos del fuego. Poco a poco se va añadiendo la
ralladura de la naranja, así como el aceite esencial y lo vamos removiendo.
La mezcla se echa en un molde y se deja enfriar a temperatura ambiente
durante una media hora. Lo metemos luego en la nevera durante 45
minutos. Pasado este tiempo, se saca, se desmolda y ya podrás usarlo.
HACER JABÓN DE ROMERO
Podemos hacer uno de romero, que consiste en aceite esencial de romero y
aceite con sosa cáustica y poco más. Para ello, tendremos que comenzar
cogiendo un recipiente y añade 310 ml de agua caliente, a la que añadiremos
50ml de sosa cáustica y lo mezclamos (bien protegidos con guantes y gafas,
además de un delantal) con una cuchara de madera.

Luego añade aceite ( de oliva o de giraol) a la mezcla del agua con la sosa
cáustica. Ha de quedarte todo bien mezclado de modo que es mejor que lo
hagas con una batidora.

Cuando notes que ha espesado añade 20 ml de aceite de romero y vuelve a


mezclar bien. Una vez veas que ya está todo homogéneo lo viertes en un molde
y dejas que repose 15 días hasta que se ponga duro y puedas usarlo.

HACER JABÓN DE ROSA MOSQUETA


Para hacer este jabón necesitarás:

20 ml Aceite de rosa mosqueta


70 ml Aceite de coco
300 ml Aceite de oliva virgen
310 ml de Agua
50 ml de Sosa caústica
Cómo hacer jabón de rosa mosqueta

También podemos hacer un jabón a partir de la mezcla del aceite de rosa


mosqueta, con un poco de aceite de oliva virgen, agua, sosa cáustica, aceite de
coco y unas cápsulas de vitamina E (para que se mantenga mejor el jabón y
durante más tiempo).
Coge un recipiente y añade 310 ml de agua caliente, a la que añadiremos los
50ml de sosa cáustica y lo mezclamos (bien protegidos) con una cuchara de
madera.
Luego mezcla 300 ml de aceite de oliva virgen y 70 ml de aceite de coco en un
recipiente y cuando lo hayas mezclado lo echas al agua con la sosa cáustica.
Ha de quedarte todo bien mezclado de modo que es mejor que lo hagas con
una batidora.
Cuando notes que ha espesado añade 20 ml de aceite de rosa mosqueta y
vuelve a mezclar bien. Una vez veas que ya está todo homogéneo lo viertes en
un molde y dejas que repose 15 días hasta que se ponga duro y puedas usarlo.

CÓMO PREPARAR JABÓN CASERO

Ingredientes:

3 Kg de sebo de ternera (la parte blanca que os lo pueden proporcionar en las


carnicerías)

1 ½ litros de aceite usado (freidoras, etc)

¾ partes de sosa caústica (es mejor la de escamas que la líquida)

4 ½ litros de agua hirviendo

Modo de preparación:

Importante: se hace fuera del fuego y en un sitio con ventilación

Poner en un recipiente grande (preferiblemente de barro) la sosa, encima poner


el sebo picado (como la patata cuando hacemos una tortilla) y después el
aceite.

Por último añadimos el agua hirviendo (al principio hay que echarlo poco a poco
puesto que se puede salir del recipiente al contacto con el resto de
ingredientes) no parar de remover y añadir el resto del agua.

Se va removiendo con un palo siempre en la misma dirección aproximadamente


durante 45-60 minutos (sabemos que el jabón está hecho cuando se ponen los
bordes del recipiente blanquecinos). Importante no dejar de remover en los 45
minutos.
Se echa la pasta en una caja (de cartón, madera o metal) con un plástico
forrándola para que no se pegue a la caja y antes de que se seque del todo
marcar los trozos con un cuchillo.

Es preferible usar este jabón cuando esté bien seco, sino se desgasta
enseguida.

Esperamos que lo hagáis y notéis los fabulosos resultados, así como que nos
comentéis que os ha parecido.
ipo de grasa coeficiente
Grasa de cabra 0,138
Lanolina 0,075
Manteca de cerdo 0,139
Sebo 0,140
Aceite de castor 0,129
aceite de coco 0,184
aceite de maíz 0,136
Aceite de algodón 0,138
Aceite de oliva 0,136
aceite de palma 0,142
Aceite de avellana 0,136
aceite de soja 0,136
aceite de girasol 0,137

Supongamos que queremos saponificar con sosa 400 gramos de aceite de coco. Para saber la
cantidad de sosa que necesitamos multiplicamos la cantidad de aceite por el coeficiente del aceite
de coco, que es 0,184 y nos resulta:
400 x 0,184 = 73,6 gramos de sosa.

ues amigos, LA PREPARACION: el cebo o grasa del animal, se pone a cocinar


y se cuela con un colador de metal (el de plástico se quema)- Tiene que lograr
obtener 3 litros. Luego: busca una cubeta, huacal, cazo, depósito plástico
hondo. Busca 3 litros de agua limpia. Compra una libra de Soda (o sosa)
Cáustica. Busca guantes o ponete bolsas plásticas sin agujeros, en las manos,
ponete zapatos que te cubran bien el pie y pantalón, o cubrite con bolsas las
piernas. Además amarrate una camiseta en la boca y en la naríz. LA
ELABORACIÓN: Entonces haces 5 pasos: 1. Hechas los 3 litros de agua en el
balde, depósito, o como se llame en tu páis el recipiente plástico. 2. Hechas la
soda cáustica a esta agua, con cuidado, de a poquito. (nunca lo hagas al revés
agua sobre la soda cáustica, porque se te arma un hervidero horrible y no vas a
aguantar el ardor en ojos, naríz y cara) 3. moves bien el agua con la soda
cáustica, a que quede bien disuelta. 4. Le hechas los 3 litros de la manteca,
cebo líquidos tibios no caliente, o aceite 5. Moves en un solo sentido, por 30 a
45 minutos, sentate tranquilo, se te va a cansar la mano, pero se aguanta. Si
usas lentes tene cuidado mejor quitatelos o ponete lentes de protección
industrial o una careta para nadar. EL FINAL: 1. Cuando se haya cuajado,
alcanzado un punto como de mayonesa espesa, paras de batir y lo pones en
una bandeja untada con aceite, para que no te cueste desmoldar. O sino dejalo
en la cubeta. Lo cubris con una toalla, manta o lo que encontres, pero que no
tope el jabón. 2. Entonces al dia siguiente a las 24 horas, lo desmoldas, lo
sacas de la cubeta, deposito o donde lo hayas puesto y usando guantes o una
bolsa plástica lo partís con un cuchillo, como vos querras. 3. Cubrís todo con
una manta y te esperas 30 días, 4 semanas o 6 semanas porque si lo usas
antes, la soda cáustica te va a quemar. COMO SABER QUE YA ESTA LISTO:
a los 30 días le acercas la lengua y si te pica un poquito esperate otra semana,
de lo contrario ya lo podes usar. De nada amigos.... Suerte