Vous êtes sur la page 1sur 22

ESCUELA NACIONAL

DE LA

JUDICATURA

Seminario
“ Litis de Terrenos
Registrados ”
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 2

INDICE

INDICE .......................................................................................................... 1

PRESENTACIÓN .......................................................................................... 3

LITIS SO BRE DERECHOS R EGISTRA DOS .............................................. 4

ALCANCE JURÍDICO TÉRMINOS USADOS. ............................................................................................5


QUÉ HECHOS CARACTERIZAN LAS LITIS SOBRE DERECHOS REGISTRADOS. ........................6
COMPETENCIA ................................................................................................................................................. 7
PROCEDIMIENTO ............................................................................................................................................ 7

ANEXOS .................................................................................................... 12

CONSIGNA NO. 1 ................................................................................................................................ 13


Pregunta .......................................................................................................................................................................15
CONSIGNA NO. 2 ................................................................................................................................. 15
Pregunta .......................................................................................................................................................................17

CAPITULO III ............................................................................................ 18

DERECHO A LA CONVIVENCIA FA MILIAR Y CO MUNITARIA ...... 18

DISPOSICIONES GENERALES........................................................................................................ 18
DE LA PRUEBA DE LA FILIACION.............................................................................................. 20
Tierra:..............................................................................................................................................................................20
LEY NO. 985 SOBRE FILIACION DE HIJOS NATURALES, G. O. 6321................ 21

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 3

Presenta ción

LA ESCUELA NACIONAL DE LA JUDICATURA DENTRO DE SU PROGRAMA DE


FORMACIÓN CONTINUA HA DESARROLLADO EL PRESENTE SEMINARIO CON
EL PROPÓSITO DE ACOMPAÑAR EN EL PROCESO DE CAPACITACIÓN DE LOS
JUECES Y LAS JUEZAS DE NUESTRO PAÍS.

NOS PROPONEMOS ESTIMULAR EN LOS Y LAS PARTICIPANTES LA DISCUSIÓN


SOBRE EL TEMA DE LA LITIS SOBRE DERECHOS REGISTRADOS, ENTENDIENDO
QUE LA DISCUSIÓN ES LA FORMA DIALÉCTICA DE ENCONTRAR LA VERDAD, Y
ESTANDO FRENTE A JUECES EN DISPOSICIÓN DE INTERCAMBIAR
CONOCIMIENTOS, ES UNA BUENA OPORTUNIDAD PARA DISCUTIR SOBRE UN
TEMA QUE TIENE TANTO ECO, PUES HAN INTERVENIDO EN SU
CONCEPTUALIZACIÓN TANTO LA DOCTRINA COMO LA JURISPRUDENCIA, YA
QUE LA LEY 15-42 NO HA DICHO CLARAMENTE EN QUÉ CONSISTE.

LAS RAZONES ANTES EXPUESTAS JUSTIFICAN UN SEMINARIO TALLER QUE


PERMITA CONCLUSIONES CONCRETAS DE CÓMO ESTAMOS; ABORDAN LA
LITIS COMO UN HECHO QUE AÚN NO HA TENIDO UNA CERTERA
REGULACIÓN, PERO QUE SÍ REQUIERE DE UNA CLARA CONCEPTUALIZACIÓN
QUE POSTERIORMENTE NOS HAGA NACER EN UN PROCESO LEGAL QUE
ORGANICE Y GENERE EL ORDEN PÚBLICO.

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 4

Li tis Sobre Derechos Regis tr ados

Uno de los principales derechos consagrados y protegidos por nuestra


constitución es el derecho de propiedad, es un derecho que existe desde los
anales de la historia de la humanidad. La convivencia social se hace cada día más
compleja y como consecuencia surgen un sin número de situaciones violatorias
a los derechos reales, ya sean principales o accesorios y crean lo que llamamos,
Litis Sobre Derechos Registrados.

Primero hay que ponderar el significado de estás palabras: La palabra Litis, viene
de “Lis” que significa proceso o sea es la disputa que da lugar a un juicio que
debe ser resuelto por jueces.

En este caso específico hay que distinguir entre derechos reales accesorios y
principales. Los derechos reales son derechos in rem que permite a una
persona ejercer el poder sobre un bien, los derechos reales principales esta
conformado por el derecho de propiedad y sus desmembraciones, y los
accesorios, son los que se otorgan a un acreedor sobre una cosa con el objeto
de garantizar un crédito, como son los privilegios e hipotecas.

Ahora bien cuando hablamos de derechos registrados, hay que hacer referencia
al artículo 6 de la Ley de Registro de Tierra, que estipula que se reputa
registrado un terreno cuando se ha transcrito in extenso el Decreto de Registro
en el libro correspondiente en el Registro de Titulo. Desde el punto de vista
jurisprudencial se considerara también registrado un terreno cuando ha sido

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 5

objeto de una adjudicación definitiva o irrevocable aunque no se haya


ejecutado dicha sentencia. Surge la pregunta ¿cuándo una sentencia es
definitiva? Se consideran como tales la sentencias disctadas por el Tribunal
Superior de Tierras sobre fondo y que han sido publicada en la puerta principal
del tribunal que la dictó en virtud de los artículos 118 y 119 de la Ley Registro
de Tierra. Es irrevocable cuando han transcurrido los plazos correspondientes
sin que recurso alguno haya sido interpuesto.

Si bien es cierto que la ley no ha definido el concepto de litis sobre derecho


registrado la Suprema Corte de Justicia en una de sus sentencias ha interpretado
que una Litis en Terreno Registrado es aquella que pone en juego el derecho
sobre la propiedad inmobiliaria o algún derecho real accesorio registrado
sustentada por hechos jurídicos que se han originado después de registrada, o
adjudicado el derecho. Sin embargo se presentan situaciones que sin cuestionar
el derecho de propiedad constituyen verdaderas litis sobre derechos
registrados.

Alcance jurídico términos usados.

Se usa indistintamente los términos litis en terrenos registrados y litis sobre


derechos registrados, sin embargo estos conceptos encierran alcances jurídicos
distintos, pues cuando hablamos de derechos registrado nos referimos a todo
derecho que se registra ante el Registro de Títulos y cuando se dice terrenos
registrados es un concepto más restringido porque se refiere a la cosa u objeto
sobre el cual recae el derecho; el concepto de derecho registrado es más
amplio pues encierra todo derecho real o accesorio susceptible de ser

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 6

registrado en el Registro de Título correspondiente. Se debe observar el alcance


de los artículos 208 y 213, como el marco Jurídico que encierra las Litis en
Derecho Registrado para así evaluar el mérito o no de éstas acciones.

Qué he cho s caracterizan la s litis sobre derechos registrados.

Definido ya lo que significa litis sobre derechos registrados sólo nos resta
evidenciar que hechos caracterizan esta figura jurídica:

1. Son todas las acciones litigiosas que surgen después del primer
registro, o sea situaciones creadas después de la expedición del
certificado de título y que su origen después de este documento, no
antes.

2. Situaciones que tienen su origen después de una adjudicación que


tiene carácter definitivo e irrevocable (conceptos ya definidos
anteriormente)

Debe distinguirse claramente cuando la acción interpuesta es una litis sobre


derechos registrados, pues en algunas circunstancias son acciones mixtas (que
encierran derechos reales y personales), como son los casos de los registros de
arrendamiento, servidumbre, uso, habitación y determinación de herederos
litigiosa son competencia del Tribunal de Tierras, aún siendo mixtas siempre
que cuestionen el certificado habrá Litis (Combinación de los artículos 7 inciso 4
y 198 de la Ley Registro de Tierras)

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 7

Competencia

De acuerdo a las disposiciones de la Orden Ejecutiva 511 o Ley de Registro de


Tierra del año 1920 la competencia para conocer de las litis relativas a derechos
registrados fue atribuida a los Tribunales ordinarios.

Una modificación introducida por la Ley 1231 de fecha de diciembre de 1929


estableció en su artículo 7 “solamente los Tribunales de Tierras conocerán de
los litigios relacionados con terrenos registrados os sus mejoras”.

Posteriormente la modificación que dio como resultado la actual Ley 1542 del
año 1947, quitó la referida competencia a la jurisdicción de tierras pero fue
modificado el artículo 7 por la Ley 1860 del 18 de diciembre de 1948 y está
vigente actualmente el siguiente texto “(…) El Tribunal de Tierra tendrá
competencia exclusiva para conocer: (...) 4º de la litis sobre derechos registrados
(…)”.

Procedimiento

1. El procedimiento se inicia con una instancia que debe ser depositada en


la Secretaria de Tribunal de Tierras que corresponda conforme lo
dispuesto por la ley 267 del año 1998, la cual estableció la división
territorial en la Jurisdicción Catastral. Como un esfuerzo para cumplir con
el carácter contradictorio de las demandas existe una formalidad

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 8

establecida mediante disposición administrativa que exige en la actualidad


al demandante o intimaste notificar por Acto de alguacil a la parte
demandada la instancia contentiva de sus alegatos y pedimentos.

2. Luego se agota un tramite administrativo a cargo de un Abogado


Ayudante a los fines de examinar los pedimentos para establecer tres
aspectos: si los hechos planteados caracterizan uno de los
procedimientos que son de la competencia del Tribunal de Tierra, así
como atribuir la calificación correcta y finalmente, si procede darle curso
y apoderar un juez de Jurisdicción Original para conocerlo, siendo
obligatorio que recorra los dos grados de jurisdicción catastral.

3. Resulta interesante identificar en que momento se considera la


Jurisdicción de Tierra apoderada de la litis, ¿Es cuándo se hace el depósito
de la instancia o posteriormente cuando se dicta el auto de designación
de Juez? A pesar de que constituye un tema de debate que puede dar
lugar a varias interpretaciones, es razonable y lógico interpretar en
beneficio de la parte demandante que ha dado cumplimiento a los
requisitos legales y administrativos, que desde el momento en que la
Secretaría recibe la instancia y sus anexos, la jurisdicción se encuentra
apoderada, aunque no se haya identificado mediante el auto
correspondiente el Juez de Jurisdicción Original que conocerá el caso.

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 9

4. En cuanto al aspecto calificación de la instancia, conviene señalar


que el abogado Ayudante encargado de esta tarea no esta ligado ni
obligado ni comprometido a mantener la denominación o calificación que
el demandante ha atribuido a su ación. Es frecuente, al leer el contenido
de la instancia introductiva de la demanda, se compruebe que la
calificación no corresponde con los hechos planteados. Sin en el
enrolamiento no se corrige ese error corresponde al Juez de Fondo en
los motivos de su sentencia hacer la corrección de lugar.

5. El demandante en la litis sobre derechos registrados debe dar


cumplimiento a las disposiciones del artículo 208 de la Ley de Registros
de Tierras, para hacer oponible a terceros la acción que ha iniciado.
Conforme esta disposición legal debe depositar en el Registro de Título
correspondiente una copia certificada de la instancia, no ha concebido el
legislador que la medida precautoria se ejecuto con un simple acto de
alguacil.

6. El Juez apoderado de la litis está obligado a observar el carácter


contradictorio de la misma y, en consecuencia, toda medida de
instrucción o preparatoria debe adoptarla, previa ponderación o examen
de la situación planteada mediante celebración de audiencia oral pública y
contradictoria.

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 10

7. Para probar los hechos y derechos alegados las partes pueden aportar
todos los medios de prueba: testimonios, comparecencia personal,
medidas técnicas y medio de prueba por excelencia: documental, literal o
escrito.

8. En los procedimientos ante la jurisdicción catastral el Juez ejerce un papal


activo que es reconocido sin discusión en el Saneamiento. Sin embargo,
ha sido tema de debate la aplicación de tal principio en los
procedimientos posteriores al registro o adjudicación definitiva de los
inmuebles. Estos estudiosos consideran que con la sentencia de
saneamiento cesa el papel activo del Juez de Tierra.

9. Al abordar este tema es útil tomar en cuenta los motivos que


determinaron a promulgación de la Orden Ejecutiva 511 del 1ro. de Julio
de 1920: “(…) Es notorio el hecho de que muchos títulos de terrenos en
santo Domingo son tan confusos y dudosos que impiden el fomento de
la riqueza del país, se prestan al fraude y al chantaje (…) para remediar
este estado de cosas, establecer la confianza en el derecho de propiedad
y devolver la tranquilidad al país es necesaria una medida enérgica que
determine los verdaderos derechos de propiedad de las tierras (…)”.

10. La finalidad que se persiguió con el establecimiento del sistema Terrenos


en la República Dominicana, constituye uno de los elementos de ayuda
para definir la aplicación o no del papel del Juez en los procedimientos
sobre derechos registrados.

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 11

11. El Juez de tierras es responsable del correcto y legítimos registro de los


derechos que afectan los inmuebles en el territorio de la República
Dominicana. Por esto, al concluir un proceso con el fallo
correspondiente, debe estatuir en relación con la anotación de la medida
precautoria, (oposición), que figure en el Certificado de Título del
inmueble objeto de la litis.

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 12

ANE XO S

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 13

CONSIGNA NO. 1

LITIS SOBRE DERECHOS REGISTRADOS.


(Demanda en Inclusión de Herederos)

PARCELA No. 3440 DEL D. C. No. 22 DEL MUNICIPIO DE GASPAR HERNÁNDEZ


AREA: 10 HAS, 70 AS, 25 CAS.

El señor Gumersindo Balbuena, casado con la señorea Carlota Custodio, con


quien procreó a sus hijos legítimos, señores Miguel José y José Miguel Balbuena
Custodio, después de haber caracterizado la posesión por más de 30 años la
parcela No. 3440 del D.C. No. 22 del municipio de Gaspar Hernández, reclamó
para sí el saneamiento de la misma; en el curso del proceso ante este Tribunal
de Tierras de Jurisdicción Original apoderado, muere, y su esposa superviviente
y común en bienes continuó la reclamación, sus hijos solicitan que se conociera
conjuntamente la determinación de herederos de su padre y se adjudicará la
parcela a sus sucesores determinados; el Juez apoderado, ordenó el registro de
la parcela a sus sucesores determinados; el Juez apoderado, ordenó el registro
de la parcela y sus mejoras en la siguiente forma y proporción:

A) El cincuenta por ciento (50%) con sus correspondientes mejoras a favor de


la señora Carlota Custodio Viuda Balbuena;

B) El otro cincuenta por ciento (50%) con sus mejoras en partes iguales a favor
de los únicos herederos del finado Gumersindo Balbuena, señores: MIGUEL
JOSE y JOSE MIGUEL BALBUENA CUSTODIO.

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 14

Dos años después, de la expedición del Certificado d Título


correspondiente y encontrándose la parcela de referencia en el patrimonio de
sus adjudicatarios; el señor Agapito Balbuena, dirigió una instancia al Tribunal
Superior de Tierras, solicitando la designación de un Juez de Jurisdicción Original
para conocer de una demanda en inclusión de herederos y reclamación de la
parte alicata que alega corresponderle dentro de la citada parcela, en su calidad
de causahabiente del finado Gumersindo Balbuena y en el apoyo a sus
pretensiones depositó una copia certificada del extracto de su acta de
nacimiento, donde consta que es hijo natural reconocido de dicho finado.

Por su parte, los adjudicatarios de la parcela, no impugnaron la calidad de


hijo del demandante, pero se oponen a que el Tribunal apoderado le reconozca
derecho alguno sobre la parcela No. 3440 del D.C. 22 del Municipio de Gaspar
Hernández, al amparo de que la sentencia de registro aniquila todos los
derechos que no hayan sido invocados en el proceso de saneamiento,
incluyendo los derechos de los herederos.

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 15

Pregunta

1. Como Juez apoderado de la presente demanda, ¿Cómo decidiría el caso?

CONSULTAR:
Art. 1 – 7 – 193 – 208 – 271 de la Ley de Registro de Tierras.
Art. 1 y 2 de la Ley 985 sobre filiación de los hijos naturales.
Ley 14 / 94 – Código del Menor.

CONSIGNA No. 2

LISTIS SOBRE DERECHOS REGISTRADOS.

DEMANDA DE VENCIMIENTO DE CONTRATO DE ARRENDA-MIENTO Y


EXPULSIÓN DEL PEDIDO ARRENDADO

El señor Coteco Bracamonte, propietario de la parcela No. 26440 del


D.C. No. 28 Del Municipio de San Cristóbal, formalizó en fecha 10 de mayo de
1990 un contrato de arrendamiento de su parcela con el Consejo Estatal del
Azúcar (CEA), para dedicarla al cultivo de caña de azúcar, por un período de 5
años, no era renovable y con la prohibición expresa de no sub-arrendar; este
contrato fue debidamente depositado para su Registro en el Registro de Títulos
del Departamento de San Cristóbal el día 15 de mayo del mismo año 1990.
Llegado el término de los 5 años el propietario de dicha parcela exigió que se le

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 16

entregara, a lo que se negó el CEA, alegando que en fecha 15 de junio del año
1993 le había sub-arrendado a la Compañía Mexicana Azucarera del Golfo S.A.
por un período de 10 años.

En fecha 10 de enero del año 1997, el señor Coteco Bracamonte de órgano de


su Abogado el Licenciado Pompeyo Andújar, demandó por ante el Tribunal de
Tierras, al Consejo Estatal del Azúcar en vencimiento del contrato de
arrendamiento y expulsión del predio de la Compañía Azucarera del Golfo, S.A.

Apoderando al Tribunal de Tierras de Jurisdicción Original, para conocer de la


presente demanda.
El abogado de la parte Demandante, concluyó de la manera siguiente: que se
declarara vencido el contrato de arrendamiento establecido entre su propietario
y el CEA y que se ordene la expulsión inmediata de la parcela 26440 del D.C.
No. 28 del Municipio de San Cristóbal a la Compañía sub-arrendataria
Azucarera del Golfo S.A.; mientras que el Abogado de la Azucarera del Golfo
S.A. concluyó incidentalmente de la manera siguiente "Que se declare la
incompetencia del Tribunal de Tierras para conocer y fallar la presente
demanda por tratarse de una acción de carácter personal que es de la
competencia de los Tribunales de derecho común".

NOTA: El demandante en apoyo a su demanda, depositó una copia certificada


de la Instancia de fecha 15 de mayo del 1990, depositada en el Registro de
Títulos del Departamento de San Cristóbal, donde se establece que esa oficina
recibió por su registro el contrato de arrendamiento de fecha 10 de mayo del
1990, intervenido entre su representado y el CEA.

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 17

B) La Compañía Azucarera del Golfo, S.A. en sus medio de defensa presentó


una Certificación del Registro y Títulos del Departamento de San Cristóbal
donde hace constar que esa dependencia no se encuentra registrado el
Certificado de Referencia.

Pregunta

1- Como Juez apoderado de la presente demanda; ¿Cómo solucionaría el


presente incidente?

CONSULTAR: Art. 1-7-9-11-185-186-188-192-198-208-269 y 271 de la Ley


de Registro de Tierras.

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 18

C APITULO III

DE RE CHO A LA CO NV IVE NCIA FA MILIA R Y


CO MU NI TA RIA

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 13.- Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a ser
criados y educados en el seno de su familia, y excepcionalmente en una familia
sustituta, proporcionando así la convivencia familiar y comunitaria, en un
ambiente idóneo y exento de personas cuyas costumbres y normas de vida
sean perturbadoras para su desarrollo.

Artículo 14.- Todos los hijos e hijas, ya sean nacidos de una relación
consensual, de un matrimonio o adoptados, gozarán de iguales derechos y
calidades, incluyendo los relativos al orden sucesoral.

Párrafo.- Se prohíbe el empleo de cualquier denominación discriminatoria


de su filiación.

Artículo 15.- La autoridad sobre los hijos e hijas será compartida pro el
padre y la madre igualitaria, en la forma que lo establece el Código Civil, se
reconoce el derecho del padre y la madre a acudir a la autoridad judicial
competente en caso de desacuerdo entre ambos.

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 19

Artículo 16.- El padre y la madre tiene el deber de manutención,


alimentación, guarda, recreación, atención de salud, vigilancia y educación de los
hijos e hijas menores de edad, correspondiéndoles actuar en interés de ellos,
con la obligación de cumplir y hacer cumplir las leyes.

Artículo 17.- La falta o carencia de recursos económicos no constituye


motivo. Suficiente para despojar a un padre o una madre de la autoridad sobre
sus hijos e hijas menores de edad.

Artículo 18.- La pérdida o suspensión de la autoridad sea ordenada


únicamente por decisión judicial, en los casos previstos por la ley, previo
procedimiento contradictorio, como consecuencia del incumplimiento
injustificado de los deberes y obligaciones a que alude el Artículo 130 y
siguientes, sobre sustento, vigilancia, educación, etc.

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 20

DE LA PRUEBA DE LA FILIACION

Artículo 19.- Se entiende por familia, además de la basada en el


matrimonio, la comunidad formada por un padre y una madre, o por uno de
ellos y sus descendientes nacido de una unión consensual o de hecho.

Tierra:

Tierra. Artículos 185 y 186 de la Ley de Registro de Tierras. Publicidad.


Registro de Títulos.

Considerando, que de acuerdo con el sistema establecido por la Ley de


Registro de Tierras, consagrado en los artículos 185 y 186, cualquier acto
voluntario o forzoso que se relacione con derechos registrados, solamente
surtirá efecto frente a terceros desde el momento en que se registre en la
oficina del Registrador de Títulos correspondiente; que por la razón apuntada, el
artículo 186 sujeta a la formalidad del registro todo acto convencional que
tengo por objeto enajenar, ceder o en cualquier forma traspasas derechos
registrados, sin lo cual no son oponibles a terceros; que las indicadas
disposiciones constituyen la aplicación de los principios consagrados en los
artículos 174 y 188 de la misma ley, en los que se establece, por una parte, que
en los terrenos registrados no habrá hipotecas ocultas.

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 21

LEY No. 985 SOBRE FILIACION DE HIJOS NATUR ALES, G. O. 6321

Art. 1.- La filiación natural establecida conforme a la ley produce los mismos
efectos que la filiación legítima salvo las distinciones que se hacen en materia
sucesoral.

Art. 2.- La filiación natural se establece respecto de la madre por el solo hecho
del nacimiento.

Respecto del padre, se establece por el reconocimiento o por decisión


judicial.

En caso de fallecimiento, ausencia o incapacidad del padre, el


reconocimiento puede ser hecho por el abuelo paterno, y a falta de éste, por la
abuela paterna.

"Párrafo.- (Agregado por Ley 3805 del 30/4/54, G. O. 7689) El


reconocimiento voluntario de un hijo natural cuando no conste en el acta de
nacimiento, sólo será válido cuando se hace ante un Oficial del Estado Civil, de
manera formal y expresa".

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana
Se mi na ri o Lit is d e T erre nos Re gi strad o 22

Art. 3.- El hijo nacido de una unión adulterina de sus padres puede ser
reconocido;

1- Cuando no es el fruto de una unión adulterina de la madre.

2- Cuando, siendo el fruto de una unión adulterina de la madre, ha sido


desconocida por el cónyuge de ésta.

3- Cuando, en todo caso, no está favorecido por la presunción de


legitimidad del artículo 312 del Código Civil.

Art. 4.- Se prohibe el reconocimiento de los hijos incestuosos, salvo el caso en


que pruebe la buena fe del padre.

Art. 5.- El reconocimiento puede ser impugnado por los interesados si es


perjudicial al hijo o si procede de personas sin calidad para hacerlo.

©”Compilación, selección y disposición, 2002”


Escuela Nacional de la Judicatura de la Republica Dominicana