Vous êtes sur la page 1sur 7

La disfagia 22: 37-43 (2007) DOI: 10.

1007 /
s00455-006-9038-3

El primer año de la vida humana: Coordinación de la respiración y deglución nutritivo

Bronwen N. Kelly, MSLT, 1,4 Maggie-Lee Huckabee, PhD, 1,4 Richard D. Jones, PhD, 2,3,4 y Christopher MA Frampton, PhD 3,4

1 Departamento de Trastornos de la Comunicación, Universidad de Canterbury, Christchurch, Nueva Zelanda; 2 Departamento de Física Médica y Bioingeniería, Hospital, Christchurch, Nueva
Zelanda; 3 Departamento de Medicina, Escuela de Medicina de Christchurch y Ciencias de la Salud, Universidad de Otago, Christchurch, Nueva Zelanda; y 4 Van der Veer Instituto para el
Parkinson s y la investigación del cerebro, Christchurch, Nueva Zelanda

Abstracto. Este estudio proporciona la primera informe documentado de nunca, la investigación más reciente ha demostrado que siempre hay un
la maduración de la respiración-deglución coordinationduring alimentaria cese de la respiración (apnea tragar) durante la deglución nutritivos y no
en recién nacidos termhuman tenhealthy a través del primer año de vida. nutritivos en los bebés humanos prematuros ya término [ 2 - 5 ]. La
Se obtuvo un total de 15.073 traga en diez evaluaciones entre 48 h y 12 ingestión de apnea (SA) durante la alimentación dura aproximadamente
meses de edad. traga mesoespiratorios representados el patrón 0,5 s [ 6 ,
dominante de coordinación respiración-deglución dentro de las primeras 7 ] Y puede ocurrir en midinspiration (II), entre la inspiración y la
48 h (media = 45,4%), pero la prevalencia de este patrón disminuyeron espiración (IE), en midexpiration (EE), entre la expiración y la
rápidamente en la primera semana a 29,1% ( p = 0,012). traga inspiración (EI), o durante las pausas de apnea (P).
inspiratorio-espiratorio aumentó con la edad ( p < 0,001), en particular
entre 9 (37,0%) y 12 meses (50,4%). Entre 72,6% y 75,0% de recién nacidos humanos sanos según se informa se presentan
swallowswere followedby de caducidad en los últimos 6 meses, lo cual es con un patrón muy variable de coordinación sin una fase respiratoria
una característica de tipo adulto. Estos datos sugieren que, si bien la preferida obvia [ 8 ]. Otros datos obtenidos de los recién nacidos a término
expiración postswallow es una característica robusta de la coordinación sanos han sido contaminados por la inclusión de los datos obtenidos a
de la respiración-deglución desde el nacimiento, dos importantes partir de plazo
cambios en los patrones precisos producen: el primero después de 1 y recién nacidos prematuros [ 6 ] O la inclusión de los niños di ff Ering en la
semana de la experiencia de alimentación posnatal y la segunda entre edad postnatal dentro de la primera semana de vida [ 9 ]. La necesidad de un
los 6 y 12 meses, muy probablemente debido a neuronal y la maduración control riguroso de la edad postnatal se pone de relieve por la observación
anatómica. de que la respiración-deglución coordinación según se informa cambia
dentro de los primeros 5 días [ 3 ]. Hay un mínimo de información sobre la
maduración de la coordinación de la respiración-deglución en la población
infantil humano sano. Aunque hay estudios que han abordado la
maduración en recién nacidos prematuros [ 10 , 11 ], Ninguno ha
palabras clave: La respiración-deglución coordinación - Alimentación -
documentado claramente que los de los lactantes a término sanos más allá
Infantil - alteraciones de la deglución - Deglución.
de 1 mes de edad [ 10 ]. La mayoría de las investigaciones sobre
breathingswallowing coordinación de los neonatos a término sanos [ 3 , 6 ,

8 , 9 , 12 ] Ha implicado evaluaciones individuales y, por lo tanto, los datos


Antes de la década de 1990, se especuló que los bebés podían
longitudinales se carece. Dos de los estudios longitudinales [ 3 , 12 ] Informó de
respirar y tragar al mismo tiempo [ 1 ]. Cómo-
cambios de maduración cuando se comparan los recién nacidos y los bebés
que eran unos pocos días más, pero estos informes no eran más que una
Correspondencia a: Maggie-Lee Huckabee, PhD, Instituto Van der Veer para el Parkinson s
descripción de observaciones en lugar de investigaciones metódicas
y la investigación del cerebro, PO Box 2682, Christchurch, 8020, Nueva Zelanda; E-mail:
Maggie-lee.huckabee @ canterbury.ac.nz detalladas con los análisis estadísticos posteriores.
38 BN Kelly et al .: Coordinación respiración y deglución nutritivo en el primer año

Lau et al. [ 10 ] Parecen ser el único Método


los investigadores han completado una evaluación longitudinal de los
recién nacidos a término sanos. Encontraron que la coordinación de Participantes
respiración-deglución de los recién nacidos a término dentro de la primera
semana de vida fue ff on diferente que el patrón generado entre 2 y 4 Diez recién nacidos a término sanos (8 hembras, 2 machos) fueron reclutados para este

semanas de edad. Esta maduración se caracteriza principalmente por una estudio después de la aprobación del Comité de Ética Médica de Canterbury. Se obtuvo
consentimiento escrito de los padres de cada recién nacido. Los recién nacidos eran hijos de
disminución en el número de tragos que se produjeron durante las pausas
madres sin complicaciones maternas prenatales, nacieron después de 38 semanas de edad
respiratorias prolongados. Por desgracia, como se ha señalado por los
gestacional, y tenía puntuaciones de Apgar igual o superior a 7 a los 5 minutos después del
autores, la instrumentación utilizada por Lau et al. inhibido la nacimiento. Los recién nacidos no tenían complicaciones médicas informes, al nacer, ni tenían
categorización de tragos en el bien de fi define cinco categorías de fase craneofacial, respiratorias o anomalías del sistema nervioso. En cada evaluación, se

respiratoria mencionados anteriormente. A pesar de esto, el patrón de documentaron las mediciones del desarrollo normal, es decir, el peso, la circunferencia de la
cabeza, y la presencia (o ausencia) de re fl ejos apropiada para su edad cronológica
breathingswallowing coordinación en los recién nacidos a término
(enraizamiento, caminar, agarrar, Moro, de Babinski, y tónico del cuello reflejos). Después de
cambiarse dentro del primer mes de vida. Sin embargo, este patrón no
1 mes de edad de la prueba de cribado desarrollo de Denver II (DDST
aproximar el patrón predominantemente mesoespiratorio exhibida por los
adultos [ 13 ]. Esto sugiere que el patrón de maduración aún no estaba
completamente maduros 1 mes de edad y por lo tanto justifica una II) también se completó durante cada visita. Todos los recién nacidos se encontraron dentro de
límites normales en estas medidas y considerados en buen estado de salud en el momento de cada
investigación longitudinal más.
evaluación.

Procedimiento y Equipo

Los datos normativos obtenidos a partir de los lactantes mayores


coordinación de respiración-deglución se controló durante la alimentación sin restricciones,
son cruciales para la identificación de patrones anormales y pueden
ya sea del pecho o la botella (como se determina por las madres) en una posición
desempeñar un papel importante en la toma de decisiones clínicas, dada la
reclinada. Cuando la cooperación infantil era bueno (en la gran mayoría de las
importancia de la integración respiratoryswallow adecuada en adultos [ 14 , 15 ] evaluaciones), se registró toda la alimentación. Las evaluaciones fueron realizadas dentro
y poblaciones de pacientes pediátricos [ dieciséis - 18 ]. La investigación ha de los primeros 48 h, a los 1, 2, 3, y 4 semanas, y a los 2, 3, 6, 9, y 12 meses de edad

identi fi cado atípica coordinación de respiración-deglución durante la utilizando registros de tiempo-bloqueado simultáneas de la actividad muscular
submentoniana, aire nasal flujo, y acústica tiroides. Todas las grabaciones fueron
alimentación en niños con parálisis cerebral [ dieciséis ] Y bronquiolitis [ 17 ], En
capturados simultáneamente por un sistema de hardware y software integrado (Kay
los que la deglución y la alimentación son a menudo comprometida [ dieciséis ,
Elemetrics La ingestión de estaciones de trabajo, Lincoln Park, NJ). El grupo muscular
17 ]. Los aumentos en la inspiración postswallow comparación con los submental colectiva fue localizado por palpación y la electromiografía de superficie positivo
controles sanos han sido identificados en ambos grupos [ dieciséis , 17 ], Así y negativo (sEMG) electrodos (Tecnología de Triodo Pensamiento TM, West Chazy, NY) se

como en pacientes adultos con daño específico neurológica [ 19 ]. Por lo tanto, coloca sobre este grupo muscular con el electrodo de referencia colocado en el frente. El
ED fi rectos y promediados señales sEMG submentonianos se muestrearon a 250 Hz.
la inspiración postswallow puede ser indicativo de la respiración desordenada
Submentoniana EMGs ha sido utilizado anteriormente para identificar golondrinas en los
y / o tragar [ 19 ] y aquellos pacientes con riesgo de aspiración [ dieciséis ].
lactantes [ 2 ] y adultos [ 23 ]. de aire nasal flujo se midió mediante un cánula nasal infantil
para determinar la dirección de flujo de aire antes y después de cada tragar [ 4 , 7 , 24 ]. Las
cánulas nasales estaban situados en la entrada de cada fosa nasal y asegurados
firmemente alrededor de la cabeza. la acústica de la tiroides se midieron mediante un
micrófono de laringe y se utilizaron para descartar submentoniana artefacto de EMG y
Un precursor a la comprensión de la relación potencial entre
confirman la deglución aparición [ 7 , 17 ]. El micrófono de laringe era un fi ed micrófono de
las vías respiratorias y la integración tragar durante la alimentación en condensador omnidireccional modi con una sensibilidad de) 62 ± 3 dB, una impedancia de
la población de pacientes pediátricos es establecer la naturaleza de los <2,0 k X, y una respuesta de frecuencia de 50-12,500 Hz. El micrófono estaba conectado a
patrones de integración típicos en la población infantil humano sano. un preamplificador fi er (Rolls mini-mic preamplificador fi er MP13, la ganancia = 6-50 dB).

Dado que existen fuertes vínculos entre el control y la alimentación La señal de la er fi preamplificador se muestreó a 4000 Hz. El micrófono se coloca lateral a
la tiroides, que se encuentra por palpación y se mantuvo o grabado en posición con cinta
adecuada cardiorrespiratoria e fi ciente en la literatura [ 17 , 20 - 22 ],
quirúrgica estándar.

una mayor investigación de la


procesos de integración es crucial. Además, un estudio longitudinal
proporciona información que es fundamental para la comprensión del
crecimiento y desarrollo de la integración respiratoria-tragar humano.
Por lo tanto, el presente estudio investigó longitudinalmente los
patrones de coordinación de respiración-deglución durante la lactancia Procesamiento de datos y preparación

y la botella de neonatos a término sanos desde el nacimiento hasta 1


Swallows Se identificaron por ráfagas simultáneos de actividad sEMG y la acústica de la
año para proporcionar un análisis detallado de la maduración de este
tiroides emparejado con un cese en el aire nasal flujo. golondrinas de alimentación se
proceso de integración.
analizaron por los evaluadores primarios y asignados a una de cinco categorías basadas en
la fase de la respiración precedente y siguiente a la apnea deglución (SA): inspiración-
BN Kelly et al .: Coordinación respiración y deglución nutritivo en el primer año 39

60

50
Frecuencia de Swallows (%)

40 Figura 1. Frecuencia Porcentaje de


tragos en cada categoría-fase
respiratoria con el tiempo. Tenga en
30
cuenta que los datos representados no
son datos continuos pero se obtuvieron
20
a edades discretas, muestran de esta
manera para facilitar la referencia. II =
10 inspiratorio-inspiratorio, IE =
inspiratorio-espiratorio, EE = espiratorio
0 de la espiración, EI =

3m 6m 9m 1 año espiratorio-inspiratorio, P = midpause,


48h 1w 2 w 3 w 4w 2m
h = horas, w = semana, m = mes, yr =
Años año.

II ES DECIR EE EI PAG

SA-inspiración (II), inspiración-SAexpiration (IE), de caducidad-SAexpiration (EE), la semana (58,1%), 2 meses (53,7%), 3 meses (60,3%), 6 meses
caducidad-SA-inspiración (EI), y midpause (P). golondrinas Midpause eran las que se
(75,0%), 9 meses (72,6%), y 12 meses (74,4%). de medidas repetidas
produjeron durante las pausas de apnea prolongada e incluyó tragos consecutivos entre las
ANOVA se realizó para comparar los datos de categorización de la
que se produjo sin respiración. La duración de las pausas de apnea benignos en lactantes
sanos normales puede ser tan poco como 2 s [ 25 , 26 ] o tan largo como 15 s [ 27 ]. Por lo fase respiratoria a través de todas las edades de evaluación para
tanto, tragos que se produjeron durante una pausa de apnea de 2 s o más largos fueron determinar los ECTS e ff de edad en la coordinación de la
clasificados como P. A azar 20% de las golondrinas se volvió a analizar por los evaluadores respiración-deglución. Este análisis reveló una categoría de fase
primarios y evaluadores independientes para determinar coeficientes de FFI correlación coe
respiratoria e ff ect [ F( 4, 36) = 35.0, p < 0,001]. prueba de LSD de
intraclase de fiabilidad intra e interrater, respectivamente. Se utilizó un análisis de medidas
Fisher s reveló di ff erences entre las siguientes categorías de fase
repetidas de la varianza (ANOVA) para analizar los e ECTS ff de edad y método de
alimentación en las frecuencias relativas de los di ff categorías Erent respiratoryphase. respiratoria: IE [media (M) = 35,0%, SE ± 2,5%] y II (M = 12,9%, SE ±
categoría de fase respiratoria y la edad se introdujeron como intra-sujeto e ECTS FF y 1,7%), IE y P (M = 6,2 %, SE ± 1,1%), y P y EE (M = 30,0, SE ± 1,5%).
método de alimentación como un factor entre sujetos para cada análisis grupo de edad. El IE no lo hizo di ff er de cualquier otro
supuesto de esfericidad para medidas repetidas se probó usando la prueba de Mauchly s, y
cuando esta suposición no se cumplió, la corrección de Greenhouse-Geisser se aplicó a las
pruebas fi significación. Donde se encontraron significantes ECTS principal o interacción e
ff, s protegidos cativos rencia pruebas menos signi fi di ff (LSD). Todas las estadísticas se categoría-fase respiratoria (M = 15,9%, SE ± 2,1%).
realizaron utilizando el software estadístico SPSS versión 13 del paquete (SPSS, Inc., Aproximadamente el 65% de todos los traga fueron seguidos por
Chicago, IL) y p < 0,05 fue tomada para indicar significación estadística. expiración (suma de IE y EE).
También había una interacción entre la edad y la fase
respiratoria categoría [ F( 5,83, 52,4) = 2,71,
p = 0,024]. La exploración adicional de esta interacción usando Fisher s
LSD indicó que las significantes categoría e ECTS FF-fase respiratoria
representados arriba fueron en gran medida consistente a través de las
edades, pero también indica los cambios relacionados con la edad en
resultados el di ff erences entre IE y IE, II y EE, EI y EE, y la IE y P, una vez entre
II y P, pero nunca entre II y la IE. De particular interés fueron la fi
Un total de 15.073 golondrinas de alimentación se analizaron (más de significativo di ff erences entre IE y EE a las 48 h y 1 año, con EE ser
1200 traga en cada edad evaluación). Hubo más de 100 golondrinas dominante en el primer grupo de edad y el IE siendo dominante en el
en cada categoría de la fase respiratoria de evaluación para todas las último grupo de edad. A las 48 h bebés tragado con mayor frecuencia
edades, con la excepción de las golondrinas midpause en el que los durante midexpiration sino por 1 semana golondrinas
tres grupos de mayor edad tenían menos de 50 tragos. Intraclase inspiratorio-espiratorio se habían vuelto, y continuó siendo, la categoría
coeficientes FFI correlación coe demostraron satisfactoria fiabilidad más común (fig. 1 ). A fin de evaluar cambios en el tiempo dentro de
intrarater interand para la categorización de la fase respiratoria ( r = 0,989 cada categoría de fase respiratoria, de medidas repetidas separadas
y r = 0,964, respectivamente). Las proporciones de tragos seguidos de ANOVAs se llevaron a cabo para cada categoría de fase respiratoria.
caducidad en cada edad son los siguientes: 48 h (69,4%), 1 semana Se encontró que la edad e ECTS ff
(59,9%), 2 semanas (57,3%), 3 semanas (69,3%), 4
BN Kelly et al .: Coordinación respiración y deglución nutritivo en el primer año

Tabla 1. Frecuencia de aparición de las golondrinas de mama y de lactantes alimentados con biberón traga nutritivos (65%) fueron seguidos por expiración independientemente
independientemente de la edad
de la edad. A los 6 meses, 75% de tragos fueron seguidos por caducidad.
Investigaciones anteriores en adultos indican que aproximadamente entre
Pecho Botella
el 63,5% y el 100% degluciones líquidas delgadas son seguidos por
Frecuencia (%) Frecuencia (%) expiración [ 13 , 23 , 28 - 31 ]; Por lo tanto, esta característica particular de
infantil coordinación respiración-deglución es similar a la de los adultos.
categoría de fase respiratorio medio DE media Dakota del Sur

II 13.8 10.7 9.8 7.4


ES DECIR 35.7 17.0 37.8 10.7 patrones de maduración sustanciales se observaron en los
EE 27.4 12.2 31.4 12.2 midpause y final de la expiración categorías de fase. Dentro de los dos
EI 16.1 10.6 16.4 7.8
primeros días de vida, hubo una mayor proporción de tragos en
PAG 6.9 7.0 4.6 7.2
midexpiration (EE) que durante cualquier otra categoría de fase
II = inspiratorio-inspiratorio; IE = inspiratorio-espiratorio; respiratoria. Por 1 semana, sin embargo, la proporción de tragos EE se
EE = espiratorio de la espiración; EI = espiratorio-inspiratorio; redujo a un nivel similar al traga IE. Se observó muy poco cambio en el
P = midpause. patrón de la coordinación de respiración-deglución entre 1 semana y 3
SD = desviación estándar. 40
meses de edad. Sin embargo, a partir de 6 meses la gran mayoría de
tragos fueron seguidos por expiración (> 72%), y entre 9 y 12 meses
para IE [ F( 9, 81) = 3.85, p < 0,001], EE [ F( 9, hubo un aumento notable en la proporción golondrina IE tales que
81) = 2.58, p = 0,012], y P [ F( 9, 81) = 3.93, p < dominados traga EE. Durante todo el año hubo una disminución
solamente 0.001] categorías. Se aplicó el test LSD a los datos sobre las gradual en la proporción de tragos P. 32 ]. la estimulación periférica de
edades consecutivas para explorar la naturaleza de estos ECTS ff edad la faringe y los receptores sensoriales de la laringe puede inducir
e. Esto puso de manifiesto un aumento de la IE se traga entre los 9 apnea y la deglución [ 32 ]. Alternativamente, la interacción neural
meses y 1 año. Una disminución fue observado para tragos EE entre 48 respiratoria-tragar central en el tronco cerebral durante la apnea puede
h y 1 semana. No hubo erences ff di entre las edades consecutivos para desencadenar tragar [ 32 ]. Ambas hipótesis podrían aplicarse a tragar
tragos P y, por lo tanto, la edad e ff ect es debido a la disminución nutritiva; sin embargo, los decrecientes traga P en el presente estudio
gradual en tragos P. puede ser simplemente un reflejo de la disminución de la frecuencia de
las pausas respiratorias en el sistema respiratorio de maduración [ 27 , 33
Para determinar la dirección ff ect del método de alimentación en la , 34 ]. Sin embargo, el patrón general de maduración fue gobernado en
coordinación de respiración-deglución, se realizaron análisis de varianza de gran parte por dos turnos: el primero que ocurre dentro de la primera
medidas repetidas para cada edad de evaluación en el que el método de semana de vida seguido de una meseta, y el segundo entre los 6 y 12
alimentación no fue homogénea. Sólo dentro de los primeros 48 h de vida eran meses durante el cual se observaron fi caciones más modificadores. El
las diez lactantes alimentados con leche materna. Estos análisis revelaron proceso de maduración temprana puede haber sido el resultado de
ninguna asociación entre el método de alimentación y la frecuencia relativa de posnatal experiencia sensorial-motriz y el segundo el impacto de los
las categorías de la fase respiratoria más de todas las edades o dentro de cada nervios relativamente prolongada y maduración anatómica.
grupo de edad. Aunque el tamaño de la muestra es pequeño para ambos grupos
infantiles amamantados y alimentados con biberón, los medios y las
desviaciones estándar de la ocurrencia de frecuencia porcentaje de tragos son
similares para ambos grupos (Tabla 1 ).

Discusión
El e ff ect de la experiencia de alimentación postnatal temprano
Este es el estudio longitudinal primeros en documentar la maduración de la en el presente estudio es similar a la de la investigación previa que indica
coordinación de respiración-deglución durante la alimentación de los recién los bebés de entre 5 y 8 días de exposición de edad más '' madura '' la
nacidos a término sanos dentro del primer año de vida. Más de 15.000 coordinación de la respiración y la deglución patrones, con mayor
golondrinas se registraron, sustancialmente más que estudios anteriores frecuencia en el IE, que por su 2 -día de edad homólogos que tragaron con
(por ejemplo, 462 golondrinas en los recién nacidos prematuros [ 2 ]). Estos menos frecuencia en la categoría IE [ 12 ]. Sin embargo, nuestros
resultados se suman a la creciente evidencia de que los bebés humanos, resultados no están de acuerdo con los de Bamford et al. [ 8 ] Quien
como los adultos, no lo hacen respirar y tragar al mismo tiempo. Bebés en encontró que dentro de las primeras 48 h de vida, tragos IE se produjeron
el presente estudio mostraron una característica de tipo adulto en el que la más a menudo que traga EE (23,5% vs. 14%, respectivamente), en
mayoría de contraste con nuestra
BN Kelly et al .: Coordinación respiración y deglución nutritivo en el primer año 41

hallazgos de 24,0% vs. 45,4%, respectivamente. Una posible lo cual es importante para la transmisión neural [ 41 ], Puede resultar en un
explicación de esta discrepancia es la forma en que se clasificaron aumento de entrada desciende de estructuras neurales suprabulbar. La
traga. Bamford et al. [ 8 ] fi creados ve más categorías de esos tragos mielinización de las conexiones neuronales entre la corteza y el tronco
que se producen durante las pausas de apnea (inspiración-pausa, cerebral (el tracto corticobulbar) se produce principalmente durante los
expirationpause, pausa-pausa, pausa-inspiración, una pausa de la dos primeros años de la vida humana [ 39 ] Durante el cual es probable que
espiración) y de fi ne una pausa como un cese en la respiración de aumente de entrada descendente suprabulbar.
más de 150 ms. Aunque esta clasificación se ha utilizado de nuevo
más recientemente [ 11 , 35 ], La justificación para este sistema de clasi Otra probable contribuyente a la maduración de la coordinación
fi cación no está clara y puede haber conducido a la inclusión de más de respiración-deglución en el primer año de vida es el cambio
tragos en las categorías P y menos en las cuatro categorías anatómico, especí fi camente el descenso del hueso hioides y la laringe.
espiratorios y inspiratorios restantes. Uno de los dos grandes desplazamientos verticales y horizontales de las
estructuras supralaríngeo implicados en la respiración y la deglución se
produce antes de 1 año de edad [ 42 ]. Durante este proceso la epiglotis ''
El cambio observado en la primera semana de vida pone de relieve desciende '' de tal manera que la aproximación epiglottic-tosoft-paladar
el impacto potencial de la experiencia postnatal temprano en los generadores se pierde entre 4 y 6 meses de edad [ 43 ]. Esta aproximación permite un
centrales de patrones que coordinan la respiración y la deglución. Stevenson paso continuo entre la nariz y la tráquea [ 44 ]. La pérdida de esta
y Allaire [ 5 ] Resumir este proceso de la siguiente manera: '' La alimentación aproximación coincide con la transición de principalmente nasal a la
oral para el recién nacido es totalmente reflexiva '' y lo hace '' no parece respiración oral en los bebés humanos [ 43 ]. Curiosamente, esta edad
requerir la actividad suprabulbar. Inmediatamente después del nacimiento, también coincide con el momento en que la gran mayoría de tragos
sin embargo, el proceso de aprendizaje comienza con su dependencia de las vienen seguidas de caducidad y, más especí fi camente, la inclinación
oportunidades experienciales, los estímulos sensoriales, y suprabulbar la para IE tragar proporciones para aumentar en el presente estudio, lo que
maduración neurológica '' para que '' la alimentación y deglución cambia sugiere una posible relación. A los 6 meses, nueve de los diez bebés se
gradualmente desde una reflexiva a un proceso volitivo '' (p. mostraban tolerantes alimentos sólidos. Los bebés típicamente toleran
una variedad de texturas de alimentos a los 6 meses de edad, como
resultado de la maduración del sistema digestivo y acción de la lengua [ 45
1449). En el presente estudio, el aumento de IE se traga con la edad puede ]. Esto coincide con la desaparición de determinadas alimentación
ser el resultado de la maduración del sistema nervioso periférico y central relacionados con reflejos a los 6 meses (por ejemplo, el enraizamiento re
asociado con experiencia sensorial-motor postnatal. El sistema nervioso ex fl) como resultado de la descendente cortical inhibición [ 46 ]. En el
periférico madura de manera espectacular en los dos primeros años de la lactante sano, tanto en la maduración neuronal y anatómica en la
vida humana [ 36 ]. la maduración postnatal de los nervios del tronco cerebral respiración y la deglución influencia; Así, el impacto sobre la coordinación
y periférico parece responsable de la maduración de la alimentación de la respiración y la deglución es inevitable. Con esto en mente, el
relacionada con los reflejos en los animales [ 37 ]. Por lo tanto, es posible que presente estudio proporciona datos de desarrollo importante que
esta maduración representó en parte de los cambios observados en el permitirá la futura comparación con los bebés con anomalías anatómicas
primer año de vida de los recién nacidos en el presente estudio. de la cabeza y el cuello (por ejemplo, el paladar hendido), alteraciones
neurológicas, respiratorias y trastornos de la deglución.

suprabulbar de entrada es también un contribuyente probable


que la maduración de la coordinación de respiración-deglución pruebas
dado que contribuye a funciones similares, como la conducta alimentaria y
la re fl ejos orales. En primer lugar, existe documentación de un '' período
crítico '' en el que el hipotálamo lateral llega a ser importante en el
comportamiento de alimentación de crías de rata [ 38 ]. En segundo lugar, El presente estudio indica que la experiencia de alimentación
se ha sugerido que desciende de entrada cortical puede aumentar tronco postnatal temprano, emparejado con la neural prolongada relativa y
cerebral reflejos tales como succión y la deglución y suprimir re fl ejos maduración anatómica, y no los factores ambientales (es decir, método de
estereotipadas [ 39 ]. Esto es apoyado por observaciones clínicas que la alimentación, el tipo de fluido ingerido), dar cuenta de los cambios
alimentación y trastornos de la deglución puede resultar del daño cortical observados en el patrón de la respiración-deglución la coordinación en el
en neonatos humanos [ 39 ]. Además, los movimientos orales similares a primer año de vida. Investigaciones anteriores sugieren que los factores
los observados en el enraizamiento y chupando reflejos de los recién ambientales influyen en la biomecánica alimentación infantil. biomecánica
nacidos se han observado en pacientes adultos con di ff utilizar atrofia de la lengua de res bebés di ff alimentados con leche materna desde la de
cortical indicando de este modo la importancia de la descendente de los bebés alimentados con biberón [ 3 ] Y, según Qureshi et al. [ 47 ] '',
entrada regulador de la corteza [ 40 ]. mielinización postnatal, Chupar o tragar tasa, la presión generada, o la ingesta de volumen puede
er di ff en lactantes de lactancia y alimentados con biberón, la
42 BN Kelly et al .: Coordinación respiración y deglución nutritivo en el primer año

ritmicidad subyacente y el patrón de succionar y tragar ritmos son 4. Thach BT, Menon A: mecanismos de protección pulmonar en neonatos humanos. Am
Rev Respir Dis 131 (5): S55-S58, 1985
menos propensos a ser influido por la alimentación de modalidad '' (p.
5. Stevenson RD, Allaire JH: El desarrollo de la alimentación normal y la deglución. Pediatr
39). La comparación de los lactantes alimentados con leche materna y
Clin North Am 38 (6): 1439-
alimentados con biberón en el presente estudio no reveló erences di ff
1453, 1991
en la coordinación de la respiración y deglución entre estos dos grupos. 6. Koenig JS, Davies AM, Thach BT: Coordinación de la respiración, la succión y la
Esto es apoyado por la similitud en los medios y las desviaciones deglución durante el uso del biberón en los bebés humanos. J Appl Physiol 69 (5): 1623-1629,
estándar entre los dos grupos. Por lo tanto, la ausencia de un e ff ect del 1990

método de alimentación de la frecuencia relativa de las categorías de la 7. Hanlon MB, Tripp JH, Ellis RE, Flack FC, Selley WG, Shoesmith HJ: Deglución la apnea
como indicador de la maduración de alimentación de mamar en recién nacidos
fase respiratoria en el ANOVA refleja un verdadero hallazgo más que
prematuros alimentados con biberón. Dev Med Child Neurol 39 (8): 534-542, 1997
una manifestación del tamaño de la muestra.

8. Bamford O, Taciak V, Gewolb IH: La relación entre la deglución rítmica y la respiración


durante la alimentación suckle en recién nacidos a término. Pediatr Res 31 (6): 619-624,
Por primera vez, se describen los patrones de maduración de la 1992

integración de la respiración y la deglución durante la alimentación en los 9. Selley WG, Ellis RE, Flack FC, Brooks WA: Coordinación de succión, la deglución y
la respiración en el recién nacido: su relación con la alimentación del lactante y
bebés a término sanos más allá de 1 mes de vida. Independientemente de la
desarrollo normales. Br J Disord Commun 25 (3): 311-327, 1990
edad, la gran mayoría de la alimentación de golondrinas vienen seguidas de
caducidad, aunque poco después del nacimiento, un patrón reportado en la 10. Lau C, Smith EO, Schanler RJ: Coordinación de chupar de tragar y tragar la respiración
literatura para tragos nutritivos en los adultos. Aunque este patrón es de tipo en recién nacidos prematuros. Acta Paediatr 92 (6): 721-727, 2003

adulto desde el nacimiento, más desglose de estos postswallow traga


espiratorio en IE y categorías de EA revela patrones de maduración 11. Mizuno K, Ueda A: La maduración y la coordinación de succión, la deglución y la
respiración en recién nacidos prematuros.
evidentes dentro de la primera semana de vida (EE dominante), y otra vez
J Pediatr 142 (1): 36-40, 2003
en los últimos 6 meses de edad y en particular a 1 año (IE dominante). La
12. Selley WG, Ellis RE, Flack FC, Curtis H, Callon M: estudio ecográfico de succión y
maduración temprana de la coordinación de respiración-deglución puede ser la deglución de los recién nacidos. Dev Med Child Neurol 28 (6): 821-823, 1986
el resultado de la experiencia sensoriomotriz posnatal. La maduración
posterior de esta coordinación puede ser el resultado del impacto 13. Martin BJ, Logemann JA, Shaker R, Dodds WJ: La coordinación entre la respiración y la

relativamente prolongado de neural, anatómico, y la maduración del sistema deglución: relaciones de fase respiratorias y la integración temporal. J Appl Physiol
76 (2): 714-723, 1994
respiratorio. Estos datos proporcionan una descripción longitudinal detallado
de los procesos normativos. comparaciones futuras con los bebés con la
14. Morton R, Minford J, Ellis R, Pinnington L: Aspiración con disfagia: La interacción entre
respiración y trastornos de la deglución pueden así identificar patrones orofaríngea y enfermedades respiratorias. La disfagia 17 (3): 192-196, 2002
patológicos que interfieren con la seguridad y la eficiencia de alimentación e
fi. 15. Nilsson H, Ekberg O, Bulow M, Hindfelt B: Evaluación de la respiración durante el vídeo
fluoroscopia de los pacientes con disfagia.
Acad Radiol 4 (7): 503-507, 1997
16. McPherson KA, Kenny DJ, Koheil R, Bablich K, Sochaniwskyj A, Milner M: Ventilación y
tragar las interacciones de los niños y niños con parálisis cerebral normales. Dev
Med Child Neurol 34 (7): 577-588, 1992

Expresiones de gratitud. Los autores agradecen a los participantes y sus cuidadores y los
17. Pinnington LL, Smith CM, Ellis RE, Morton RE: La alimentación de ciencia e fi e
interraters Elizabeth Haughey, Li Pyn Leow, y Lauren ragg. Los autores también agradecen
integración respiratoria en lactantes con bronquiolitis viral aguda. J Pediatr 137 (4): 523-526,
a la Fundación para la Investigación de la Ciencia y Tecnología para el apoyo financiero y
2000
el FF sta en el Departamento de Física Médica y Bioingeniería y la Unidad de Burwood
18. Miller MJ, Kiatchoosakun P: Relación entre control respiratorio y la alimentación en el
Parto de la Junta de Salud del Distrito Canterbury por su apoyo y asistencia técnica en
bebé en desarrollo. Semin Neonatol 9 (3): 221-227, 2004
materia de contratación, respectivamente.

19. Hadjikoutis S, Pickersgill TP, Dawson K, Wiles CM: patrones anormales de la


respiración durante la deglución en los trastornos neurológicos. Cerebro 123: 1863-1873,
2000
referencias 20. Daniels H, Casaer P, Devlieger H, Eggermont E: Mecanismos de alimentación e fi
1. Polgar G, Weng TR: El desarrollo funcional del sistema respiratorio desde el ciencia en recién nacidos prematuros. J Pediatr Gastroenterol Nutr 5 (4): 593-596,
período de gestación hasta la edad adulta. 1986
Am Rev Respir Dis 120 (3): 625-695, 1979 21. Daniels H, Devlieger H, Minami T, E Eggermont, Casaer P: La alimentación del lactante
2. Wilson SL, Thach BT, Brouillette RT, Abu-Osba YK: Coordinación de la respiración y la y la maduración cardiorrespiratoria. Neuropediatría 21 (1): 9-10, 1990
deglución en niños humanos.
J Appl Physiol 50: 851-858, 1981 22. Daniels H, Devlieger H, Casaer P, Ramaekers V, van den Broeck J, Eggermont E:
3. Weber M, Woolridge MW, Baum JD: Un estudio ecográfico de la organización de Alimentar, estado de comportamiento y control cardiorrespiratoria. Acta Paediatr
succión y la deglución de los recién nacidos. Dev Med Child Neurol 28 (1): 19-24, Scand 77 (3): 369-
1986 373, 1988
BN Kelly et al .: Coordinación respiración y deglución nutritivo en el primer año 43

23. Preiksaitis HG, Mills CA: La coordinación de la respiración y la deglución: e ECTS y 35. Mizuno K, Ueda A, Takeuchi T: E ff ECTS de Erent di ff fluidos sobre la relación entre la
siguientes de la consistencia del bolo y presentación en adultos normales. J Appl deglución y la respiración durante la succión nutritiva en los recién nacidos. Biol
Physiol 81 (4): 1707-1714, 1996 Neonato 81 (1): 45-50, 2002
24. Tarrant SC, Ellis RE, Flack FC, Selley WG: Estudio comparativo de técnicas para el
registro de eventos respiratorios en reposo y durante la deglución. La disfagia 12 36. Parano E, Uncini A, DeVivo DC, Lovelace RE: correlatos electrofisiológicos de la
(1): 24-38, 1997 maduración periférica del sistema nervioso en la infancia y la niñez. J Child Neurol
25. Hoppenbrouwers T, Hodgman JE, Arakawa K, R Harper, Sterman MB: La respiración 8 (4): 336-338, 1993
durante los primeros seis meses de vida en recién nacidos normales. III. Computer
identificación de pausas en la respiración. Pediatr Res 14 (11): 1230-1233, 1980 37. Thexton AJ, el GRI THS FFI C: Re actividad oral ex fl en ratas decerebrate de edad di ff
Erent. Brain Res 175 (1): 1-9, 1979
26. Curzi-Dascalova L, Christova-Georguieva E: pausas respiratorias en bebés nacidos 38. Almli CR, Colina DL, McMullen NT, Fisher RS: ratas recién nacidos: daños hipotalámica
prematuramente normales. Una comparación con los recién nacidos a término. Biol lateral y la ontogenia consumatoria-sensoriomotora. Physiol Behav 22 (4): 767-773,
Neonato 44 (6): 325-332, 1983 1979
27. Hoppenbrouwers T, Hodgman JE, Harper RM, Hofmann E, Sterman MB, McGinty DJ: 39. Sarnat HB: ¿Los tractos corticoespinal y corticobulbares median funciones en el
estudios poligráficos de bebés normales durante los primeros seis meses de vida: recién nacido humano? Can J Neurol Sci 16 (2): 157-160, 1989
III. La incidencia de apnea y respiración periódica. Pediatrics 60 (4): 418-425, 1997
40. Paulson G, G Gottlieb: Desarrollo de los reflejos: la reaparición de re fl ejos fetales
y neonatales en los pacientes de edad avanzada.
28. Hirst LJ, Ford GA, Gibson GJ, Wilson JA: alteraciones Swallow-inducidos en la Cerebro 91: 37-52, 1968
respiración en las personas mayores normales. La disfagia 17 (2): 152-161, 2002 41. Aboitiz F, Scheibel AB, RS Fisher, Zaidel E: individuales erences ff di en asimetrías
cerebrales y composición de fibras en el cuerpo calloso humana. Brain Res 598
29. Preiksaitis HG, Mayrand S, Robins K, Diamant NE: Coordinación de la respiración (1-2): 154-261, 1992
y la deglución: e ff ect de volumen de bolo en adultos normales. Am J Physiol 263 42. Lieberman DE, McCarthy RC, Hiiemae KM, Palmer JB: La ontogenia del hioides
(3 Pt 2): R624- R630, 1992 posnatal y descenso laringe en los seres humanos.
Arco Oral Biol 46 (2): 117-128, 2001
30. silbido SG, Treole K, Stuart A: ECTS E ff de la edad, el género, el volumen del bolo, y el 43. Sasaki CT, Levine PA, Laitman JT, Crelin ES Jr: Postnatal descenso de la epiglotis
juicio al tragar y tragar duración de la apnea / relaciones de fase respiratoria de los en el hombre. Un informe preliminar. Arco Otolaryngol 103 (3): 169-171, 1977
adultos normales. La disfagia 16 (2): 128-135, 2001

44. Laitman JT, Reidenberg JS: El tracto aerodigestivo humana y gastroesofágico reflujo:
31. Klahn MS, Perlman AL: Los patrones temporales y duracionales que asocian la una perspectiva evolutiva. Am J Med 103 (5A): S2-S8, 1997
respiración y la deglución. La disfagia 14 (3):
131-138, 1999 45. Rogers B, Arvedson J: Evaluación de sensoriomotor bucal infantil y la función de
32. Praud JP, Reix P: Upper vías respiratorias y la respiración neonatal. deglución. Ment Retard Dev Disabil Res Rev 11 (1): 74-82, 2005
Respir Physiol Neurobiol 149 (1-3): 131-141, 2005
33. Carse EA, Wilkinson AR, Whyte PL, Henderson-Smart DJ, Johnson P: tasa de oxígeno y 46. ​Arvedson JC, Brodsky L: La ingestión pediátrica y Alimentación:
dióxido de carbono tensiones, la respiración y el corazón en lactantes normales Evaluación y Gestión. 2ª ed. Nueva York: Singular Publishing Group, 2002
durante los primeros seis meses de vida. J Dev Physiol 3 (2): 85-100, 1981

47. Qureshi MA, Vice FL, Taciak VL, Bosma JF, Gewolb IH: Los cambios en los patrones de
34. Poetas CF, Stebbens VA, Alexander JR, Southall DP: los patrones de respiración y alimentación succione rítmica en recién nacidos a término en el primer mes de vida. Dev
el corazón tasas a las 6 semanas y 2 años. Med Child Neurol 44 (1): 34-39, 2002
Am J Dis Child 142 (12): 1393-1396, 1991