Vous êtes sur la page 1sur 2

Salmos 34:1-2

Bendeciré al Señor en todo tiempo, mis labios siempre lo alabaran.


Mi alma se gloria en el señor, lo oirá los humildes se alegrarán.

No importa la etapa, no importa la ocasión, no importa la época, mi vida va a bendecir al señor


en todo tiempo, porque los tiempos no van a determinar mi respuesta a Dios.

El salmista dice: Siempre lo alabaran.


El salmista dice: en todo tiempo, el salmista no dice:
Lo alabare cuando use la ropa que quiero usar.
Cuando conduzca el auto quiero manejar.
Voy a los lugares que quiero ir.

Nuestra alabanza no se puede convertir en condicional, la alabaza debe permanecer.

Nuestra iglesia es conocida por la adoración y alabanza que fluye de esta casa.
Pero la alabanza para nosotros no es solo 30 minutos a comienzo de una reunión.
Esos son momentos de alabanza, pero yo no quiero vivir de momentos, el salmista dijo:
Bendeciré al Señor en todo tiempo.
Yo quiero vivir una vida alabando al Señor.

Un estilo de vida.
Venga lo que venga pase lo que pase, siempre tendré una alabanza en mis labios.
Y quiero vivir de tal manera que mi alabanza a Dios no es condicionada, sino mi alabanza sea
constante.

La alabanza para un cristiano debe ser un estilo de vida. Siempre debemos alabando a Dios.
Hay muchas formas de alabar a Dios:
Samos 47 Alabamos a Dios aplaudiendo y gritando
Salmos 150 alabamos a Dios con instrumentos y danzas
Salmos 9:11 con canticos de alabaza.
Salmo 98:4 cantamos a Dios alegremente
Salmos 134:2 alabamos a Dios levantando nuestras manos.

Por eso en esta casa cantamos, danzamos, aplaudimos, levantamos nuestramos manos.

Para los Israelitas era súper importante la alabanza para Dios, no solo para los sacrificios, no
solo para los momentos solemnes sino también para la guerra.
En la guerra la alabanza tenía 2 propósitos:
1.- La música era usada como una forma de comunicación.
2.- La música era usada como un arma psicológica para el enemigo.

Contexto – 2 Crónicas 20:1-4 / Vs. 14 - 24

Un arma llamada Alabanza - Tu alabanza determina tu victoria


La alabaza abre brecha donde no hay.

La alabanza siempre tiene que ir antes de la batalla.


¿Te preguntas porque iniciamos nuestros cultos con alabanza?

La alabaza es una expresión de nuestra fe y una declaración de nuestra victoria.


El pueblo tenía una promesa de Dios: no tendrán que intervenir, no van a perder, la victoria
será de ustedes.

Y fueron con esa promesa al campo:


Expresaron su fe con canticos.
Ellos declararon que Dios les daba la victoria en medio de guerra.

Alabaron a Dios antes del resultado.


Muchos de nosotros solo alabamos a Dios después del resultado.

La alabanza va antes del ejército.

Tu victoria está determinada por la promesa de Dios. Lo que activa la promesa es la alabaza.
La alabanza desata el poder Dios y confunde el poder del enemigo.
La alabanza produjo en los enemigos confusión.

Cuando tu alabas a Dios no importando la situación es cuando Dios pelea por ti.

El diablo no puede hacer en contra de un creyente que alaba.


El diablo no puede hacer nada en contra de una iglesia que adora.

Adora a Dios porque la bendición es mayor.

25 Viniendo entonces Josafat y su pueblo a despojarlos, hallaron entre los cadáveres muchas
riquezas, así vestidos como alhajas preciosas, que tomaron para sí, tantos, que no los podían
llevar; tres días estuvieron recogiendo el botín, porque era mucho.

El número 3 denota "Perfección Divina".