Vous êtes sur la page 1sur 19

Portada

Índice de contenido

I. Introducción ...................................................................................................................2

II. Objetivos .......................................................................................................................3

III. Importancia del café. ...................................................................................................4

IV. El café en Honduras y el ataque de la roya en 2012-2013. ........................................4

V. Descripción de la enfermedad. ....................................................................................6

VI. Ciclo de vida de hemeleia vastatrix. ...........................................................................8

VII. Genes de resistencia del café y virulencia de la roya................................................9

VIII. Mejoramiento genético del café. ...........................................................................11

IX. Secuencia del genoma del cloroplasto del café ........................................................12

X. La transformación de cloroplastos.............................................................................14

XI. Conclusiones. .............................................................................................................17

XII. Referencias ...............................................................................................................18

Página 1 de 19
I. Introducción

El café es uno de los productos de mayor consumo en el mundo, y el principal motor


de la economía hondureña. Por lo tanto, es necesario estudiar a profundidad este
cultivo: sus características fisiológicas, condiciones óptimas de crecimiento, cualidades
de sabor y olor, etc.

Uno de los principales aspectos de estudio en cuanto al café es su patogenia, en


particular, la de la plaga conocida como roya del café. Dicha plaga de origen fúngico ha
representado pérdidas enormes alrededor del mundo, afectando miles de familias
mermando la producción de este grano.

En la presente investigación se presenta un estudio sobre la roya del café, sus


características, ciclo de vida y propuestas biotecnológicas de solución a partir de la
recombinación genética y en específico la manipulación de los cloroplastos del café
para obtener una mejor regulación fenotípica y un mayor rendimiento de grano
modificado.

Página 2 de 19
II. Objetivos

1. Enfatizar la importancia y el impacto producido por la roya del café tanto


nacional como internacionalmente.

2. Realizar una descripción general de la enfermedad.

3. Exponer los principios de resistencia genética y virulencia en el café.

4. Proponer una solución para el mejoramiento genético de este cultivo.

Página 3 de 19
III. Importancia del café.
El café es uno de los cultivos con mayor importancia económica en el mundo. Se
estima que el consumo diario de café en el mundo es aproximadamente de 2.25
billones de tazas. En muchos años, este cultivo ocupa el segundo lugar en valor solo
para el petróleo como fuente de divisas para varios países en desarrollo. A nivel
mundial, un estimado de 15 billones de cafetos son sembrados en 100000 km 2 de
tierra. El cafeto es un miembro de las rubiáceas, la cuarta familia más larga de los
angiospermos.

En la actualidad, existen dos especies de importancia económica utilizadas para le


producción de café: Coffea canephora (robusta) y Coffea arabica. Coffea arábica, la
cual es la considerada como de mejor calidad y aroma. En Honduras el 100% de las
variedades cultivadas son derivadas de C. arabica (cultivares tipo Bourbon y Típica)
además de algunos genotipos producto de su cruzamiento con otras especies.

Sin embargo, estas especies son altamente susceptibles a varios patógenos como
hongos, nematodos, la roya, entre otros. C. canephora es resistente a gran número de
estas pestes, pero la calidad del grano es menor. Hay una necesidad en mejorar la
resistencia de la C. arabica a las pestes, que causan un daño severo a las plantaciones
de café y como consecuencia un daño a la economía del país.

IV. El café en Honduras y el ataque de la roya en 2012-2013.


En Honduras la producción de café tiene una importancia relevante en el valor
agregado del sector agrícola (Figura 1).

La producción y comercio internacional del café constituye una de las principales


actividades económicas de Honduras, ubicándose actualmente como la primera fuente
generadora de divisas. El café a partir de 1994 representa el primer producto de
exportación del país.

En el año cafetero 2016-2018, los cafetaleros hondureños rompieron un nuevo record


en la producción y exportación de café, ubicándolos en 5to lugar a nivel mundial en
exportación después de Brasil, Vietnam, Colombia e Indonesia.

La cosecha 2016-2017 registró un volumen de exportación histórico enviando más de 8


millones de quintales y percibiendo alrededor de 1,300 millones de dólares (30,550
millones de lempiras) en divisas.

Página 4 de 19
Figura 1: Exportaciones de café en Honduras.

Esto tras la recuperación del brote de la roya del café en los años 2012-2013.

El 24 de enero de 2013, Honduras se convirtió en el cuarto país centroamericano en


decretar estado de emergencia fitosanitaria en el sector cafetalero a causa del avance
de la enfermedad de la roya, que a esa fecha ya había provocado la pérdida de 1.5
millones de quintales del aromático y de 20 mil manzanas de cultivos. Se estimó una
pérdida de 700 millones de dólares para el país.

Figura 2: Incidencia de la roya del café en Honduras (2014).

Página 5 de 19
Guatemala perdió 115.00 empleos, seguida de Honduras (100.000), El Salvador
(90.000), Rep. Dominica (56,500), Nicaragua (32,000), Panamá (30,000) Costa Rica
(14,000) y Jamaica (3,640).

Figura 3: Distribución mundial de la roya del café.

V. Descripción de la enfermedad.
La roya, conocida científicamente como hemeleia vastatrix es un hongo que infecta a
vegetales como las hojas del cafeto y que causa defoliación de la planta, una
maduración anormal, pérdida de calidad, caída del fruto y debilitamiento.

H. vastatrix es un organismo biótrofo (parásito que se alimenta de las células vivas),


también conocido como un parásito obligado que parasita las hojas del género Coffea;
es decir que se alimenta y completa su ciclo de vida en células vivas. De las especies
cultivadas de café, la más atacada es C. arabica.

Los primeros síntomas de infección de la roya que se observan, son pequeñas manchas
de color amarillo pálido en la parte superior de las hojas. Estas manchas aumentan de
tamaño gradualmente hasta producir unas masas amarillas en el envés de las hojas
que corresponden a las fructificaciones (esporulaciones) del hongo llamadas
uredosporas, como se observa en la Figura 4.

Página 6 de 19
Figura 4: Desarrollo de la roya en hojas de café.
A. Lesión inicial observada en el haz de la hoja.
B. Inicio de la producción de uredosporas en el envés de la hoja.
C. Lesión de roya del café en estado avanzado.

Las uredosporas (figura 5) son las estructuras reproductivas del hongo (reproducción
sexual), que constituyen su medio de reproducción y dispersión; estas son de forma
arriñonada, rugosas en su mitad superior y lisas ventralmente.

Figura 5: Vista en microscopio (x400) de uredosporas de la roya.

Las lesiones pueden desarrollarse en cualquier parte de la hoja, aunque


principalmente en los bordes donde se concentran las gotas de lluvia y rocío (Figura
6A). El centro de las lesiones eventualmente se seca y se torna de color café; los
márgenes continúan expandiéndose y produciendo uredosporas. A inicios de la
estación lluviosa las primeras lesiones aparecen en las hojas inferiores y la infección
progresa lentamente hacia arriba en el árbol. Las hojas infectadas caen
prematuramente dejando largas extensiones de bandolas (ramas plagiotrópicas)
desprovistas de hojas (Figura 6B).

Página 7 de 19
A B

Figura 6: Lesiones avanzadas de la roya en hojas de café

VI. Ciclo de vida de hemeleia vastatrix.


El ciclo del hongo Hemileia inicia con el proceso de liberación y deposición de la espora
en la hoja de café; posteriormente, la espora germina y se inicia el proceso de
infección. Recién en la tercera etapa se presentan los síntomas de la enfermedad,
cuando aparecen las manchas de color amarillo pálido en el envés de las hojas que,
con el tiempo, aumentan de tamaño y se unen formando las características manchas
amarillas o anaranjadas con polvo fino amarillo que produce las nuevas esporas del
hongo.

Página 8 de 19
Figura 6: Ciclo biológico (patogénesis) de la roya del cafeto Hemileia vastatrix.

El ciclo de vida de la roya del café por lo general cubre 30 días, transcurrido el 75% de
este tiempo (24 días), se inicia la formación de manchas de color amarillo pálido
traslúcidas. Los signos típicos de la enfermedad son las esporas de color anaranjado,
que se hacen visibles a partir del día 27 del ciclo, cuando ha transcurrido el 90% del
tiempo.

VII. Genes de resistencia del café y virulencia de la roya


Desde hace ya algunos años se ha venido trabajando en la resistencia a la roya por
parte de las plantas de café. Actualmente se conocen nueve genes responsables de la
resistencia a la roya del café, los cuales se denominan con la sigla SH y un número que
corresponde al gen.

Bettencourt y Noronha-Wagner (1971) reportan que:

 Los genes de resistencia SH1, SH2, SH4 y SH5 provienen de la especie C. arabica
 Los genes SH6, SH7, SH8, SH9 provienen de la especies C. canephora,
 El gen SH3 proviene de la especie C. liberica.

Página 9 de 19
Figura 6: Origen de la resistencia genética contra la roya en variedades comerciales de
café.

Por su parte, el hongo de la roya del café contiene genes de virulencia, denominados
con la letra V y un número. Se ha encontrado que para cada gen de resistencia SH en el
árbol de café, hay un gen de virulencia V; esto se conoce como la relación gen–gen.

Las variedades de C. arabica, como Bourbon, Typica, Caturra, Catuaí y Pacas contienen
los genes de resistencia SH1, SH2, SH4 y SH5, los cuales pueden estar en diferentes
combinaciones aun no identificadas completamente. A medida que la combinación de
genes de resistencia presentes en las variedades de café se incrementa, las razas de la
roya van desarrollando más genes de virulencia que al cabo del tiempo logran atacar a
los cafés, lo que se conoce como quiebra de la resistencia; es decir que el hongo
evoluciona y logra infectar los árboles de café que originalmente eran resistentes.

El híbrido natural entre C. arabica y C. canephora hallado en la isla de Timor en 1917


abrió la posibilidad de incorporar nuevos genes de resistencia a la roya del café. Este
híbrido incorporó cuatro genes de resistencia que provienen de C. canephora (SH6,
SH7, SH8 y SH9).

La genes de resistencia identificados en C. canephora (SH6 la SH9) y C. liberica (SH3)


han proporcionado resistencia con durabilidad significativa en varias regiones que han
sido probados. La especie C. liberica muestra un alto contenido de ácidos clorogénicos
en sus granos, que juegan un papel importante en la producción de aromas en la
bebida. Además de su reconocida resistencia a la roya, C. liberica se caracteriza por
poseer tolerancia a bajas temperaturas y un sistema radical vigoroso, que la hace
tolerante al ataque de nematodos. Finalmente, los estudios recientes muestran que
esta especie parece tener un efecto de antibiosis, en respuesta al ataque de la broca
del café (Hypothenemus hampei Ferrari), que se traduce en una reducción significativa
en la oviposición del insecto en el grano.

Página 10 de 19
VIII. Mejoramiento genético del café.
La experiencia muestra que los genes de resistencia presentes en C. arabica, usados
solos o en combinación, no garantizan una resistencia durable contra la enfermedad;
sin embargo, cuando estos genes son usados en combinación con aquellos derivados
de las especies diploides, C. canephora y C. liberica, el resultado es una resistencia más
durable y efectiva. Por lo tanto, la acumulación de genes de resistencia en un solo
genotipo (método conocido como piramidización) o el uso de líneas con diferentes
combinaciones de estos genes, en variedades compuestas, parecen la mejor opción
para para lograr una resistencia verdaderamente durable contra la roya del cafeto.

Figura 7: Proceso de obtención de las variedades compuestas en Colombia

El género Coffea tiene como ventaja la posibilidad de obtener híbridos interespecíficos entre la
mayoría de especies que lo conforman, lo cual sugiere que todas ellas comparten un
mismo genoma de base. El primer paso en la incorporación o “introgresión” de nuevos
genes en la especie cultivada C. arabica, es la información, ya que es la base para
diseñar estrategias de utilización adecuadas, que permitan una introgresión exitosa de
una o varias características de interés.

Página 11 de 19
En Colombia, se han realizado varios intentos de introgresión de genes mediante la
producción de híbridos triploides, los cuales una vez logran regular su fertilidad,
pueden ser incorporados en una estrategia de mejoramiento genético. Es así como a
principios de 1970, la disciplina de Mejoramiento Genético de Cenicafé inició un
programa de hibridación interespecífica entre las especies C. arabica y C. canephora,
que dio como resultado un número importante de líneas, con excelentes
características agronómicas y elevada resistencia a la roya.

Por ejemplo, el uso de una variedad compuesta como la variedad Colombia, ha


permitido mantener una elevada resistencia contra la roya por más de 25 años. Tanto
esta variedad como las variedades liberadas posteriormente (Tabi y Variedad Castillo),
poseen un fondo genético derivado del híbrido de Timor.

Si bien el monitoreo y ajuste constante de la resistencia exhibida por las líneas que
componen estas variedades ha permitido mantener una resistencia elevada contra la
enfermedad, la aparición cada vez más frecuente de razas compatibles con los
derivados de este híbrido, hace necesario pensar en incorporar otras fuentes de
resistencia. En este contexto, la adición de un nuevo gen como el SH3, derivado de C.
liberica, es sin duda una alternativa promisoria.

IX. Secuencia del genoma del cloroplasto del café

El genoma del cloroplasto del café es una molécula de ADN circular de 155 189 pb con
una estructura cuadripartita típica de la mayoría de los cromosomas de cloroplastos de
plantas terrestres. Incluye dos regiones de repetición invertidas (IRa e IRb) de 25 943
pb separadas por regiones de copia única grande (LSC) y pequeña (SSC) de 85 166 y 18
137 pb, respectivamente.

Página 12 de 19
Figura 8: Secuenciación del cloroplasto de C. arábiga.

Algunas conclusiones que arroja el análisis del genoma obtenido son:

 Las proporciones de proteína, ARN de transferencia (ARNt), ARN ribosómico


(ARNr), intrón y secuencias intergénicas son del 51%, 2%, 6%, 9% y 32%,
respectivamente.
 De los 130 genes presentes en el genoma, 112 están presentes como una copia
única y 18 están duplicados en el IR.
 La región de codificación incluye 79 genes de proteínas, 29 ARNt y cuatro ARNr.
 El genoma del cloroplasto de café tiene una secuencia de codificación del
59,35%, el 51,76% de los cuales codifica proteínas.
 Dieciocho genes contienen intrones, 15 con dos exones y tres con tres exones.
 Doce genes que codifican proteínas y seis ARNt tienen intrones.
 Los contenidos de AT y GC del genoma del cloroplasto de café son 63% y 37%,
respectivamente, muy similares a los del arroz, maíz, cítricos, algodón y tabaco.

Página 13 de 19
X. La transformación de cloroplastos.
Un enfoque alternativo para desarrollar plantas de café resistentes a las enfermedades
puede ser la ingeniería genética de cloroplastos, desarrollada por Daniell et al., 2004a,
b, 2005; Grevich y Daniell, 2005. La presencia de numerosas copias del genoma del
plástido dentro de los cloroplastos favorece un alto nivel de expresión de genes
foráneos introducidos.

La expresión de péptidos antimicrobianos, MSI-99, a través del genoma del cloroplasto


produjo una resistencia a la enfermedad de hasta 88% -96% contra patógenos
bacterianos (Pseudomonas syringae) y fúngicos (Aspergillus flavus, Fusarium
moniliforme y Verticillium). Ingeniería multigénica en un solo evento de
transformación, contención transgénica a través de la herencia materna o
citoplasmática esterilidad masculina, falta de silenciamiento génico, eliminación del
efecto de posición por integración transgénica específica del sitio y efectos
pleiotrópicos por compartimentalización subcelular de productos transgénicos son
otras ventajas ofrecidas por la ingeniería genética de cloroplastos.

La transformación de cloroplastos se produce por recombinación homóloga entre


secuencias plastídicas que flanquean la construcción genética a introducir y las
secuencias correspondientes en el plastoma (Figura 9). De esta manera, es posible
seleccionar el sitio de inserción evitando los efectos de posición característicos de la
transformación nuclear. Este mecanismo permite además realizar estudios genéticos
por eliminación o reemplazo de genes, así como por reconstitución de funciones.
Como además este proceso de transformación puede involucrar múltiples eventos de
recombinación, es posible utilizar las mismas secuencias flanqueantes para
transformar distintas especies vegetales, contribuyendo al desarrollo de vectores de
transformación que son funcionales en más de una especie.

Figura 9: Transformación del genoma plastídico por recombinación homóloga. Las


secuencias B’ y C’ de origen plastídico recombinan con el plastoma para insertar la
construcción genética en la región intergénica entre B y C. Pr: promotor, selector:
secuencia que otorga resistencia a un agente selectivo, x: secuencia de interés, 5’ UTR y
3’ UTR: secuencias 5’ y 3’ no traducidas respectivamente.

Página 14 de 19
El evento de transformación inicial involucra la integración del ADN transformante en
una o unas pocas copias del genoma plastídico presentes en cada célula. Durante las
subsecuentes divisiones de células y organelas, la presencia de altas concentraciones
del agente selectivo (generalmente espectinomicina, antibiótico que combate la
gonorrea en humanos) favorece la multiplicación de los plástidos que contengan su
genoma transformado. De esta forma luego de sucesivas rondas de regeneración en
un medio selectivo, puede alcanzarse un estado denominado homoplastía en el que
cada copia del plastoma es recombinante.

Figura 10: Mecanismo de selección de los plastomas transformados. La homoplastía


se alcanza luego de sucesivas rondas de regeneración del tejido vegetal en un medio
selectivo.

Cada célula fotosintetica puede tener hasta 100 cloroplastos altamente poliploides;
así, una vez alcanzada la homoplastía habrá entre 1.000 y 10.000 copias del transgén
por célula. Como además no se conocen mecanismos de silenciamiento génico en los
plástidos, este alto número de copias permitiría superar los niveles de expresión
obtenidos mediante la transformación nuclear. Además, se pueden introducir
múltiples genes como unidades transcripcionales policistrónicas. Esto abre la
posibilidad de incorporar rutas metabólicas completas, como por ejemplo la de síntesis
de la vitamina A.

Otra ventaja es que, en muchas especies, los cloroplastos se heredan exclusivamente


por vía materna, impidiendo su pasaje al polen y por tanto incrementando la
contención genética.

La introducción de ADN en los plástidos puede lograrse por biobalística o por


transformación de pro toplastos mediada por polietilenglicol (PEG). La biobalística es el
método más utilizado y consiste en impactar los tejidos o cultivos celulares con
micropartículas de oro o tungsteno cubiertas del ADN transformante. Las partículas,
cuyo tamaño ronda el micròmetro, son aceleradas por la descompresión de helio a alta
presión en un dispositivo denominado cañón génico.

Página 15 de 19
Figura 11: Transformación vegetal por biobalística. a) dispositivo PDS-1000/He
(BioRad), empleado en biobalística. b) Esquema previo al disparo c) El helio inyectado
en la cámara de alta presión provoca que el disco de ruptura de fracture. El gas
rápidamente descomprimido impulsa el macrotransportador contra la malla de
retención liberando las micropartículas con el ADN, que viajan hasta penetrar el tejido
blanco. Las distancias A, B y C pueden ser modificadas y determinan la velocidad final
que alcanzarán las micropartículas y por lo tanto la capacidad de penetración en el
tejido bombardeado.

Los plásmidos de transformación son en general derivados de vectores de E. coli en los


que la construcción genética a introducir está flanqueada por secuencias plastídicas de
entre 1 y 2 Kpb que determinarán el sitio de inserción en el plastoma. Estas secuencias
no poseen propiedades particulares y, en teoría, pueden derivar de cualquier parte del
genoma plastídico. Alrededor de 14 regiones intergénicas fueron probadas, sin que la
inserción de secuencias heterólogas interfiera con la expresión de los genes plastídicos
(Maliga, 2004).

Página 16 de 19
XI. Conclusiones.

1. La roya del café representa un grave problema de interés internacional para


todos los países productores de este grano.
2. Aunque exista una resistencia genética natural de c. arábiga contra esta plaga,
se ve ampliamente superada por la evolución del hongo gracias a los factores
de virulencia y la relación gen – gen.
3. La recombinación genética piramidal permite añadir de forma acumulativa
rasgos genéticos de forma que se logre incorporar el gen SH3 a c. arábiga; pero
su rendimiento fenotípico no es el óptimo.
4. Para solventar el problema mencionado en el numeral 3 de este apartado, se
sugiere la utilización de la transformación de cloroplastos, método
biotecnológico relativamente nuevo que confiere una mayor confiabilidad en la
expresión y reproducción de los granos mejorados.
5. Al existir perspectivas para una solución a un problema tan importante, se
incentiva la formación de la biotecnología a nivel de ingeniería y su aplicación
en el ámbito profesional dentro del contexto hondureño.

Página 17 de 19
XII. Bibliografía.

1. Campo, N. A. (2015). Importancia del gen SH3 y su relación con la resistencia a


la enfermedad roya del cafeto. Medellín.

2. Elias de Melo Virginio Filho, C. A. (2015). Prevención y control de la roya del


café (Primera ed.). Turrialba: CATIE.

3. Samson, N., & Bausher, M. (2007). The complete nucleotide sequence of the
coffee (Coffea arabica L.) chloroplast genome. Plant Biotechnology Journal(5),
339 - 353.

Página 18 de 19