Vous êtes sur la page 1sur 11

PRIMERA Y SEGUNDA LEY DE LA TERMODINÁMICA

1. PRIMERA LEY DE LA TERMODINÁMICA


La primera Ley de la Termodinámica, es un enunciado de la Ley de la
Conservación de la Energía, y afirma:

“El intercambio total de energía a través de los límites de


un sistema es igual a la variación de energía del sistema”.

Para estos fines es suficiente considerar dos tipos de energía, que se


transfiere a través de una superficie que contiene a un sistema
termodinámico, estos tipos son:
a) El trabajo que el sistema realiza (tiene un valor positivo ya que se trata
de una expansión), o al trabajo que el sistema recibe (tiene un valor
negativo por tratarse de una comprensión).
b) El calor que se transmite por conducción o por radiación. La cantidad
de calor es positivo cuando el sistema absorbe calor y negativo cuando
el sistema “pierde” calor.

En efecto, desde el punto de vista de la conservación de la energía, cada vez


que se transmite energía a un sistema, la energía de éste aumenta en una
cantidad exactamente igual a la energía total transmitida.

Si:
𝑈1 : Energía del sistema al inicio de una transformación.
𝑈2 : Energía en el estado final de la transformación.
𝑄: Calor total que fluye al sistema durante el proceso.
𝑊𝑠𝑖𝑠𝑡 : Trabajo realizado por el sistema durante la transformación.
Entonces el aumento de energía del sistema es U2 - U1 y es igual a:
𝑈2 − 𝑈1 = 𝑄 − 𝑊𝑠𝑖𝑠𝑡 (1)
Ecuación de la Primera Ley de la Termodinámica
Llamaremos 𝑈: energía interna del sistema en lugar de energía simplemente
puesto que:
𝑊𝑠𝑖𝑠𝑡 = −𝑊𝑒𝑥𝑡 (2)
Reemplazando (2) en (1):
𝑈2 − 𝑈1 = 𝑄 + 𝑊𝑒𝑥𝑡 (3)

De esta forma la Primera Ley de la Termodinámica se puede enunciar


como:
“La variación de la energía interna de un sistema al pasar
éste de un estado inicial a otro final es igual a la suma de la
cantidad de calor que se transmite al sistema y el trabajo
que las fuerzas exteriores realizan sobre el sistema”

Las ecuaciones (1) y (3) toman el siguiente aspecto, siendo ∆𝑈 = 𝑈2 − 𝑈1, la


variación de la energía interna:
∆𝑈 = 𝑄 − 𝑊𝑠𝑖𝑠𝑡 (4)
∆𝑈 = 𝑄 + 𝑊𝑒𝑥𝑡 (5)

Debe tenerse muy en cuenta que:


a) La energía interna es sólo función del estado del sistema teniéndose
claro que el término “estado” implica estado de equilibrio
termodinámico, y no depende de su historia anterior.

b) La variación de la energía interna es la misma, cualesquiera sean los


caminos recorridos para llevar a un sistema desde un estado inicial a
otro final en cualquier tipo de proceso, la condición necesaria en que
los puntos iniciales y final sean los mismos para todos los caminos
recorridos, por eso se dice que la energía interna es una función
“punto” y queda expresado por una ecuación diferencial.
De esta manera para una transformación infinitesimal la primera ley de
la termodinámica resulta:
𝑑𝑈 = 𝑑⃗𝑄 − 𝑑⃗𝑊𝑠𝑖𝑠𝑡 (6)
𝑑𝑈 = 𝑑⃗𝑄 + 𝑑⃗𝑊𝑒𝑥𝑡 (7)
Es decir aunque 𝑑⃗ 𝑄 y 𝑑⃗𝑊 son ambos diferenciales inexactos, su
diferencial 𝑑𝑈 es una diferencial exacta.
c) La energía interna de un gas ideal es únicamente función de la
temperatura y a una temperatura dada, es la misma si el gas ocupa un
volumen grande como si ocupa uno pequeño o cuando está sometido
a presiones diferentes. Esto nos permite afirmar que a temperatura
constante, la energía interna de un gas ideal es independiente del
volumen, o de la densidad y de la presión.

d) La energía interna de un sistema no puede identificarse ni con el


trabajo, ni con el calor, estos términos se usan únicamente vinculados
a un flujo o intercambio de energía entre un sistema y su medio
ambiente.

e) Cuando un sistema realiza un ciclo: 𝑈2 = 𝑈1 de la ecuación (1):


𝑄 = 𝑊𝑠𝑖𝑠𝑡 (8)
Esto significa que el calor total que entra al sistema, es igual al trabajo
total que realiza el sistema, este resultado indica que es imposible
construir una máquina cíclica que operando en un número cualquiera
de ciclos entregue energía en forma de trabajo mayor que la absorbida
en forma de calor. Una máquina que realiza este tipo de
transformación se llama móvil perpetuo de primera especie. Pero la
evidencia experimental señala que es imposible construir tal máquina,
por eso la primera ley de la termodinámica se enuncia diciendo que:
“No puede existir un móvil perpetuo de primera especie”.
2. SEGUNDA LEY DE LA TERMODINÁMICA
La primera ley de la termodinámica, es un enunciado de la conservación de
energía. Esta ley afirma que un cambio en energía interna en un sistema
puede presentar como un resultado de transferencia de energía por calor, por
trabajo o por ambos. Aunque la primera ley de la termodinámica es muy
importante, no hace distinción entre los procesos que se presentan
espontáneamente y aquellos que no lo hacen así. Sin embargo, en la
naturaleza sólo tienen lugar ciertos tipos de procesos de conversión de
energía y de transferencia de energía. La segunda ley de la termodinámica
establece cuáles procesos se presentan y cuáles no.
Los siguientes son ejemplos de procesos que no violan la primera ley de la
termodinámica si ellos siguen su curso en cualquier dirección, aunque en
realidad se observa que siguen su curso sólo en una dirección:
 Cuando un objeto caliente se pone en contacto con un objeto frío, el calor
fluye desde el más caliente hasta el más frío, nunca espontáneamente a
la inversa. Si el calor abandonara el objeto más frío y pasara al más
caliente, la energía todavía se podría conservar. Sin embargo, esto no
ocurre de manera espontánea.
 Las tazas de café y los vasos se rompen espontáneamente si se dejan
caer. Sin embargo, los trozos no vuelven a unirse de manera espontánea
(figura 1).

Figura 1. ¿Alguna vez ha observado este proceso: una taza rota que espontáneamente se vuelve a armar
y sube a una mesa? Este proceso podría conservar energía y obedecer otras leyes de la mecánica.

Todos estos procesos son irreversibles: es decir, son procesos que se


presentan de manera natural en una sola dirección. No se ha observado
jamás que algún proceso irreversible gire de regreso. Si lo hiciera, violaría la
segunda ley de la termodinámica.
El desarrollo de un enunciado general de la segunda ley de la termodinámica
se basó en parte en el estudio de las máquinas térmicas. Una máquina
térmica es cualquier dispositivo que convierte energía térmica en trabajo
mecánico, como las máquinas de vapor o los motores de los automóviles.
Ahora se examinarán las máquinas térmicas desde un punto de vista práctico
y se mostrará su importancia en el desarrollo de la segunda ley de la
termodinámica.
2.1. Máquinas térmicas y segunda ley de la termodinámica:
Entendemos por máquina térmica a todo mecanismo al cual se le
suministra una cierta cantidad de calor 𝑄1 de un cuerpo a la temperatura
𝑇1 (foco caliente), parte de esa cantidad de calor lo transforma en trabajo
mecánico 𝑊 y el resto que llamemos 𝑄2 lo cede a un cuerpo más frío a
una temperatura 𝑇2 (foco frío) repitiéndose el proceso cíclicamente.

Figura 2. Diagrama de transferencia de energía para una máquina térmica.


 Foco Caliente: llamado también emisor del calor, es el cuerpo que
cede la energía en forma de calor al sistema termodinámico que
se estudia.
 Foco Frío: llamado receptor del calor, es el cuerpo que recibe la
energía en forma de calor del sistema termodinámico que se
estudia.
 Agente de transformación: es la denominación que se le da al
sistema termodinámico que cumple el ciclo en la instalación
térmica.
En las máquinas o motores térmicos el agente de transformación
recibe energía en forma de calor y parte de esta energía lo
devuelve en forma de trabajo, en las instalaciones de refrigeración
el agente de transformación recibe energía en forma de trabajo y
transporta energía en forma de calor desde un cuerpo más frío a
otro más caliente.

Existen diferentes tipos de motores térmicos como: la máquina de vapor,


el motor de combustión interna, las turbinas de vapor y de gas, el motor
de retropulsión, etc.

2.2. Eficiencia de una máquina térmica:


La eficiencia o rendimiento de una máquina térmica se define como la
razón entre el trabajo mecánico 𝑊 producido por la máquina térmica en
un ciclo y la energía calorífica 𝑄1 absorbida por la máquina del foco
caliente en dicho ciclo.
𝑊
𝜂=
𝑄1
Donde determina el grado de perfeccionamiento del ciclo de la máquina
térmica.
Cuando más alto sea este rendimiento, tanto mayor parte del calor
suministrado se transformará en trabajo.
Puesto que: por el Principio de conservación de la energía.
𝑄1 = 𝑊 + 𝑄2
Se tiene para el rendimiento térmico (termodinámico) del ciclo o de la
máquina térmica:
|𝑄2 |
𝜂 =1−
|𝑄1 |

Y el rendimiento porcentual
|𝑄2 |
𝜂% = (1 − ) × 100%
|𝑄1 |

2.3. Ciclo de Carnot:


El enunciado de Lord Kelvin para la segunda Ley de la Termodinámica
dice que toda máquina cíclica de calor, cualquiera que sea su diseño,
perderá siempre algo de energía calorífica. Pero, ¿cuánto calor se puede
perder?. En otras palabras, ¿cuál es la eficiencia máxima de una
máquina de calor?. Al diseñar las máquinas de calor, los ingenieros se
esfuerzan por hacerlas tan eficiente como sea posible, pero debe haber
un límite teórico, y de acuerdo con la segunda ley de la termodinámica,
debe ser menor de 100%.
Sadi Carnot, ingeniero francés, resolvió este problema. Lo primero que
consideró fue el ciclo termodinámico que podría usar una máquina de
calor ideal, es decir, el ciclo más eficiente. Una máquina de calor absorbe
calor de un depósito de temperatura alta constante y lo expulsa a un
depósito de temperatura baja constante. Idealmente, estos son procesos
isotérmicos reversibles y se pueden representar como dos isotermas en
un diagrama P-V. Pero, ¿cuáles son los procesos que completan el ciclo
y lo hacen más eficiente ?. Carnot demostró que estos son procesos
adiabáticos reversibles, llamados adiabáticos cuando se representan en
una gráfica.
Figura3.

Como se muestra en la figura el ciclo de Carnot para un gas ideal existen:


dos transformaciones isotérmicas (1-2 y 3-4) alternados con dos
transformaciones adiabáticas (2-3 y 4-1). Dicho ciclo es transformación
reversible cerrada:
a. En la transformación 1-2 el gas absorbe calor Q1 mientras se
expande. Este calarlo absorbe de un foco caliente a la temperatura
T1.
b. Aislado térmicamente dejamos que el sistema continúe
expandiéndose en el proceso 2-3. El sistema no intercambia calor
con su medio ambiente (es una transformación adiabática) y su
temperatura asciende a T2.
c. El recorrido 4-1 es una compresión adiabática y el gas vuelve al
estado inicial.

Cualquier dispositivo que funciona según este ciclo decimos que es una
máquina reversible de Carnot.
2.4. SEGUNDO PRINCIPIO DE LA TERMODINÁMICA:
Si una máquina térmica fuese tal que 𝑄2 = 0, según la ecuación de
eficiencia se tiene:
𝜂% = 100%
𝑊 = 𝑄1
Por tanto la máquina habrá transformado en trabajo todo el calor que
absorbió.
Esta máquina no contradice el primer principio de la termodinámica
puesto que no está transformando en trabajo una cantidad de calor mayor
que la de se le suministró.
Sin embargo la experiencia muestra la imposibilidad de la existencia de
una máquina como ésta, es decir no existe en la naturaleza ningún
dispositivo que al recorrer un ciclo no ceda calor a la vecindad, en
consecuencia es imposible construir una máquina cuyo rendimiento sea
del 100%.

“El calor no fluye espontáneamente de un cuerpo frío a un


cuerpo más caliente”

“La energía calorífica no puede ser transformada


completamente en trabajo mecánico o viceversa”

“Es imposible construir una máquina de operación de


movimiento perpetuo”

2.5. Entropía:
Suponga que un trozo de metal calentado se coloca en un recipiente
aislado de agua fría. El calor será transmitido del metal al agua y los dos
llegarán a un equilibrio térmico a alguna temperatura intermedia. Para un
sistema térmicamente aislado, la energía total permanece constante, de
acuerdo con la primera ley de la termodinámica. ¿Podría haber un
proceso inverso en el cual el calor fuera transferida del agua fría al metal
caliente?. Todos sabemos que esto no podría pasar en forma natural.
Pero si así fuera, la energía total del sistema permanecería constante y
la transferencia de energía no violaría la primera ley.
Es claro que, debe haber otro principio no expresado en la primera ley de
la termodinámica, que especifica la dirección en la cual puede
efectuarse un proceso. Este principio está dentro de la segunda ley de
la termodinámica, que dice ciertos procesos no tienen lugar, o que esta
ahora nunca se han observado, aún cuando sean consistentes con la
primera ley.
Una propiedad más general que indica la dirección de un proceso fue
descrita primero por el físico Rudolf Clausius (1822-1888). Esta
propiedad se llama entropía. Para la física la entropía es un concepto de
múltiples facetas particularmente rico.
“La entropía es una medida del desorden. Un sistema se mueve en forma
natural hacia un estado de desorden o desarreglo. Mientras más orden,
tiene menos entropía”.
La entropía está relacionada con la temperatura y el calor. El cambio en
la entropía (∆S) cuando una cantidad de calor (Q) se agrega (o se mueve
de) un sistema por un proceso reversible a una temperatura constante,
está dada por:
𝑄
∆𝑆 = cambio de entropía
𝑇
Donde:
T: es la temperatura Kelvin.
∆S: cambio de entropía en Joule/Kelvin
Si la temperatura cambia durante el proceso, el cambio en la entropía se
puede calcular mediante el uso de matemáticas avanzadas. Esta
explicación estará limitada a procesos isotérmicos o a algunos con
cambio de temperatura relativamente pequeños. Para estos últimos se
puede obtener aproximaciones razonables de los cambios de entropía
mediante temperaturas promedio.
BIBLIOGRAFÍA:
 SEARS-ZEMANSKY-YOUNG: FISICA UNIVERSITARIA 6ta Edc.
Fondo Educativo Interamericano S.A. México 2001.

 SERWAY y JEWETT: FISICA PARA CIENCIAS E INGENIERIA


Vol I. 7ma Edc. Edt. Cengage Learning Editores. México 2008.

 GIANCOLI: FISICA PARA CIENCIAS E INGENIERIA. 4ta Edc.


Edt. PEARSON EDUCACIÓN, México, 2008.

 Mc. KELVEY y GROTCH: FISICA PARA CIENCIAS E


INGENIERIA Vol I. Edt. Harla 2000.