Vous êtes sur la page 1sur 6

Ensayo

Por:

Darwin Perea Rentería

A:

Jorge Eliecer Zabala Vargas

Universidad de Santander (UDES)

Maestría en Gestión de la Tecnología Educativa

2015
Introducción.

En una sociedad cada vez más globalizada, donde el cambio es vertiginoso y lo


que hoy parece novedoso ya mañana es obsoleto, se encuentra inmersa todas la
comunidad educativa (docentes, estudiantes, directivos, padres de familia), con el
gran desafío de canalizar adecuadamente el uso de herramientas TIC y recursos
digitales para la formación integral de los estudiantes, desarrollando en ellos,
competencias cognitivas, ciudadanas y ahora, también, digitales, que les permita
ser ciudadanos competitivos, creativos y reflexivos frente a los procesos
capitalistas y tecnológicos de la modernidad.

Las instituciones educativas no pueden ser indiferentes al cambio, por lo tanto, el


uso de herramientas TIC en el aula de clases, se convierte en una necesidad que
los docentes y directivos deben promover para mejorar procesos de aprendizaje y
al mismo tiempo los canales de comunicación entre los miembros de la comunidad
educativa, desarrollando mejores niveles de Calidad Institucional.

El desarrollo de competencias en los estudiantes es esencial, lo que se ve


afectado en muchas ocasiones por prácticas docentes tradicionalistas y poco
dinámicas que no le permiten escudriñar e ir más allá al estudiante en el uso del
conocimiento en la vida diaria y hace de muchos conceptos, ideas abstractas y
poco prácticas. El uso de las TIC en clase, favorece el desarrollo lógico, motiva el
aprendizaje y favorece la interactividad entre los estudiantes y el manejo objetos
virtuales, permitiendo que realice aproximaciones y conjeturas sobre los procesos
de aprendizaje.
Desarrollo.

En este mundo cada día más exigente, con mayor responsabilidad social, con
mayor exigencia personal y profesional es prioritario que el nuevo rol del
profesional contemporáneo solucione problemas sociales apelando a una gran
herramienta como es la de la realización de proyectos mediados por el uso de las
TIC; herramienta ésta que fortalecerá nuestro quehacer como docente
responsable de formador de futuras generaciones comprometido en la formación
integral de un mejor ciudadano de nuestro país (Colombia).

Desde el punto de vista de la cualificación como profesional es el reto que se


afrontará para mejorar el proceso de enseñanza - aprendizaje en el aula de clase,
apoyándonos en procesos investigativos continuos que, propicie en la
conceptualización, reconceptualización, adquisición, adaptación y aplicación de
conocimientos, desarrollado por la comunidad académica institucional mediante la
apropiación de saberes científicos, tecnológicos y metodológicos, para contribuir al
desarrollo de la sociedad en los campos de interés académico de la institución.

La aplicación de éstas, brindan unos elementos realmente valiosos que permiten


una interacción dinámica y significativa entre el docente y el estudiante, siempre y
cuando estas sean utilizadas de una manera pertinente, porque no se puede
olvidar que ellas no trabajan por sí solas, sino que son los seres humanos los que
le dan el movimiento y la aplicación a estas, para que puedan funcionar de la
mejor manera. Además, es necesario tener en cuenta que los docentes de las
diferentes áreas deben propender por formar seres integrales, reflexivos, críticos,
autónomos y gestores de cambio en la comunidad que se desenvuelvan a través
de la incorporación de las TIC como una herramienta enriquecedora en el
quehacer pedagógico.

En este sentido, el rol del docente se convierte en fundamental al incursionar las


TIC en la educación, especialmente, cuando se trata de orientar de cursos
virtuales, permitiendo que un verdadero cambio empiece en la formación docente
donde se desmitifica la dificultad de usar herramientas TIC en la educación o el
automatismo que ocasiona en los estudiantes. El docente bajo esta modalidad, se
convierte en un tutor, un mediador entre el conocimiento y el estudiante, para ello,
el docente debe ser capaz de:

 Constituir de manera secuencial, programática y sistemáticamente los


contenidos de enseñanza, sin ser rigurosos en su secuencialidad, puesto
que las TIC, favorecen la investigación y la solución a problemas o
cuestionamientos no previstos, debido a su flexibilidad en el manejo de
recursos.
 Orientar el conocimiento tecnológico mínimo de herramientas que
favorezcan el aprendizaje significativo y autónomo de los estudiantes,
potenciando en gran medida, las ventajas que conciben ciertos recursos en
la didáctica y metodología de enseñanza.
 Propender por el desarrollo de competencias ciudadanas que fomenten la
participación activa, la interacción y el respeto por el otro, haciendo del
aprendizaje del estudiante, un proceso autodirigido, en donde reconozca
sus fortalezas y busque soluciones ante las dificultades que puedan
presentársele.

Por lo tanto, el docente debe propiciar entornos de aprendizajes activos y ricos en


información, donde el estudiante cambie su rol, de “receptor pasivo” por uno más
activo y protagonista de su propio proceso educativo, desarrollando competencias
cognitivas que le permitan indagar, clasificar y confrontar diferentes tipos de
información. Es por ello, que el estudiante, debe procurar por ser un agente más
cooperativo, social e interactivo, con la suficiente capacidad de transformar su
entorno.

En síntesis, las instituciones educativas deben generar espacios de formación


permanente y de reflexión pedagógica sobre los métodos y formas de uso de las
herramientas TIC, para mejorar el desarrollo de competencias en los estudiantes,
no solo tecnológicas, sino también, en la resolución de problemas de índole social.
Conclusiones.

 El uso de herramientas tecnológicas en clase son una prioridad para


lograr un aprendizaje significativo en los estudiantes, donde la formación
pueda ser continua y no dependiente de un docente, sino que promueva
el aprendizaje autónomo e independiente en ellos.

 Las tecnologías de la información y la comunicación como herramientas


dinamizadoras del proceso educativo moderno, no es solo la suma de
los diferentes recursos tecnológicos, sino la sinergia entre todos y cada
uno de los elementos que convergen en este moderno proceso
educativo, como son los docentes, estudiantes y directivos docentes, es
por esto que las instituciones educativas deben tratar de estar a la
vanguardia de esta metodología y contar con los elementos pertinentes
que garanticen que el desarrollo de su quehacer misional sea eficiente y
eficaz, de tal forma que beneficie a la comunidad en general.

 Los docentes deben implementar y explotar las TIC como herramienta


pedagógica en su enseñanza, mediante capacitaciones en el manejo y
administración de estos recursos y con una planeación contextualizada
de cómo utilizarlos en los procesos formativos de los estudiantes dentro
y fuera de clase, a fin de que sean significativos y les permiten ser
constructores de conocimientos que redunden en la comunidad donde
se desenvuelven.
Bibliografía.

Cabrera, A. (1994). Logistic regression analysis in Higher Education: An applied


perspective. In J.C. Smart (Ed.), Higher Education: Handbook of Theory and
Research. New York: Agathon Press.

Balanskat, Blamire & Kefala (2006). The ICT impact report: A review of studies of
ICT impact on schools in Europe. Recuperado el (16/10/2013) de
http://ec.europa.eu/education/doc/reports/doc/ictimpact.pdf

Severin, & Capota (2011). Modelos Uno a Uno en América Latina y el Caribe.
Panorama y Perspectivas. División de Educación, BID.

Nussbaum, Weitz, Sibils, Díaz & Claro (2011). Proyecto Evaluación de la


Implementación de la Estrategia Laboratorios Móviles Computacionales (LMC).
Recuperado el (16/10/2013) de
http://www.comunidadescolar.cl/documentacion/FONIDE/Informe%20Final-
Miguel%20Nussbaum-PUC-F511051.pdf