Vous êtes sur la page 1sur 5

EL ACERO

El acero es una aleación de hierro con una cantidad de carbono que puede variar
entre 0,03% y 1,075% en peso de su composición, dependiendo del grado.

Acero no es lo mismo que hierro. Y ambos materiales no deben confundirse. El


hierro es un metal relativamente duro y tenaz, con diámetro atómico (dA) de 2,48
Å, con temperatura de fusión de 1535 °C y punto de ebullición 2740 °C.

La diferencia principal entre el hierro y el acero se halla en el porcentaje de


carbono: el acero es hierro con un porcentaje de carbono de entre el 0,03% y el
1,075%.

El acero conserva las características metálicas del hierro en estado puro, pero la
adición de carbono y de otros elementos tanto metálicos como no metálicos
mejora sus propiedades físico-químicas, sobre todo su resistencia.

Existen muchos tipos de acero según el/los elemento/s aleante/s que estén
presentes. Cada tipo de acero permitirá diferentes aplicaciones y usos, lo que lo
hace un material versátil y muy difundido en la vida moderna, donde podemos
encontrarlo ampliamente.

Los dos componentes principales del acero se encuentran en abundancia en la


naturaleza. El acero se puede reciclar indefinidamente sin perder sus atributos, lo
que favorece su producción a gran escala. Esta variedad y disponibilidad lo hace
apto para numerosos usos como la construcción de maquinaria, herramientas,
edificios y obras públicas, aeronáutica, industria automotriz, instrumental médico,
etc… contribuyendo al desarrollo tecnológico de las sociedades industrializadas,
pues ningún material logra igualarlo cuando se trata de resistencia al impacto o la
fatiga.
ACEROS PARA CONSTRUCCIÓN

En el mundo moderno, uno de los materiales más usados para construcción es el


acero pues su fortaleza permite a los arquitectos concretar ideas ambiciosas y
complejas como los rascacielos, cada vez más frecuentes en las grandes
ciudades. A continuación hablaremos sobre su proceso de construcción, los tipos
de aceros y sus usos y ventajas.
Los diferentes tipos son alambre recocido para amarres, escalerilla, acero
estructural, malla electro soldada, entre otros. Se fabrican por medio de aleaciones
de hierro con carbono y otros metales, que le dan características diferentes.
Estos aceros, de acuerdo a sus cualidades tienen amplios usos, principalmente en
la industria de construcción; podemos ver aceros en molduras, marcos para
puertas y ventanas, fregaderos, cocinas, estanterías, mobiliario en hospitales,
consultorios, laboratorios, y muchísimas industrias más.

VENTAJAS DE LOS ACEROS

El uso de acero estructural en construcción ofrece muchas ventajas, primero,


mayor resistencia y rigidez ante el paso del tiempo, el acero es moldeable y ligero,
es fácil de transportar pues su peso es bajo; en las cimentaciones nos brinda
mayor resistencia y ahorro económico. Las cimentaciones son muy utilizadas en
edificios altos y estructuras grandes; por ejemplo, en México, donde tenemos
muchas zonas sísmicas, la construcción con aceros demuestra una gran ductilidad
y resistencia.
Además, las obras con estructuras en aceros pueden ser reforzadas para soportar
cargas adicionales como ascensores o escaleras y otros requerimientos
arquitectónicos que dan comodidad y belleza a la construcción. Por si esto fuera
poco brindan otra ventaja: ya que se puede hacer trabajos de prefabricación en
aceros, los tiempos de construcción y montaje se acortan, por lo que es más
económico en mano de obra.
En Abastecedora de material para construcción contamos con el mejor precio y
calidad en aceros, llámenos hoy mismo y compruébelo.
Alambron Anillos Clavos

Malla electro soldada Escalerilla Armex

Panel constructivo
Metal desplegado Alambre

Varilla
TIPOS DE ACERO

 Acero Corten
 Acero Asustado
 Acero Corrugado
 Acero Galvanizado
 Acero Inoxidable
 Acero Laminado
 Acero al Carbono
 Acero de Aleación
 Acero Dulce
 Acero Efervescente
 Acero Estirado en Frío
 Acero Estructural
 Acero Intemperizado
 Acero Suave
 Acero NegrO
FUNCIONES DE ACERO

Se define como hormigón armado, al material resultante de la unión del


hormigón o concreto (mezcla proporcional de cemento Portland, o cualquier
otro cemento hidráulico, con arena, grava y agua limpia, con o sin aditivos,
que al fraguar y endurecer adquiere resistencia) y las armaduras o barras
de acero de refuerzo, combinados de tal forma que constituyan un elemento
sólido, monolítico y único desde el punto de vista de sus características
físicas, para aprovechar así las cualidades individuales que presentan
ambos materiales.
El hormigón por sí solo, asegura una gran resistencia a las solicitaciones de
compresión, pero muy escasa o frágil a los esfuerzos de tracción, por lo que
no es conveniente su uso para estructuras sometidas a estas exigencias.
Sin embargo, si son debidamente instaladas barras de acero de refuerzo en
las zonas apropiadas, se habrá cumplido con tal requerimiento,
obteniéndose un elemento capaz de resistir esfuerzos o tensiones
combinadas. En consecuencia, podemos decir que, en general, las
compresiones son resistidas por el hormigón, y las tracciones por flexión,
corte, torsión o normales, por el acero