Vous êtes sur la page 1sur 6

“LA OFIMATICA PARA EL DESARROLLO SUSTENTABLE”

“JHANICE ARHANZAZU OLAYA MEDINA”

Introducción

Las necesidades sociales son el motor de la técnica y la tecnología, en cada uno

de los diferentes ámbitos de nuestra vida, así que la Ofimática de ninguna manera está

exenta de estas transformaciones tecnológicas, por lo que es necesario conocer de qué

manera, desde la oficina se puede apoyar a la sustentabilidad.

La ofimática tiene una gran repercusión sobre la gran mayoría de puestos de

trabajo actuales, de ahí la clara necesidad que se presenta por parte de los candidatos a

cualquier puesto de trabajo de contar con los conocimientos necesarios para poder

manejar eficazmente esta herramienta.

Programas tan habituales y utilizados como Word, Excel, PowerPoint y Access,

englobados dentro de Office 2003, 2007, 2010, 2013 y hasta la actualidad se cuenta con

muchos programas que ayudan a optimizar recursos de una empresa, son utilizados a

diario por millones y millones de personas de todo el mundo.

La competitividad en el mundo laboral actual se ha incrementado enormemente,

lo que supone que los candidatos a cualquier empleo han de estar perfectamente

preparados y capacitados para desempeñar cualquier tarea en los programas

anteriormente mencionados, ya que su utilización, como se mencionaba anteriormente,

está a la orden del día.

La ofimática para el desarrollo sustentable

Para comprender la importancia de la ofimática para el desarrollo sustentable,

debemos de entender a que se denomina ofimática, “es el conjunto de medios y

métodos aplicados a las actividades de oficina que posibilitan el procesamiento

computarizado de información escrita, visual o sonora. Así, el objetivo de la


ofimática es proporcionar elementos que posibiliten la simplificación, mejora y

automatización de la organización de las actividades de una compañía o grupo de

personas (gestión de datos administrativos, sincronización de reuniones, etc.)”

(Barro, 2004, pág. 25).

Teniendo en cuenta que la organización de una empresa depende cada vez

más de la comunicación, la ofimática ya no se limita a la toma de notas

manuscritas, sino que comprende principalmente el intercambio de información, la

gestión de documentos administrativos, el tratamiento de datos numéricos, la

planificación de reuniones y la administración de cronogramas de trabajo.

Entonces entender el Desarrollo sustentable lo denominamos al concepto que

involucra una serie de medidas encaminadas a la administración eficiente y responsable

de los recursos naturales por parte del ser humano para la preservación del equilibrio

ecológico.

El Desarrollo sustentable, significa satisfacer las necesidades actuales

permanentemente, sin comprometer la satisfacción de las necesidades futuras de las

presentes generaciones y de las que vendrán, es decir, que no agota ni desperdicia

los recursos naturales y no lesiona innecesariamente la calidad del ambiente ni la

salud e integridad de los seres humanos, donde quiera que estén. Debe estar

encaminado al crecimiento económico, la equidad y progreso social, el uso racional

de los recursos naturales y la conservación del ambiente, con el objetivo de lograr

mejores condiciones de vida para los ciudadanos de esta nueva sociedad (UNICEF,

1999).

El Desarrollo Sustentable obedece a la idea de satisfacer las necesidades de

la sociedad actual sin comprometer la estabilidad del futuro, es decir, mantener un

equilibro “Sustentable” entre las personas a fin de desarrollar estrategias en pro


del bienestar del mundo. La palabra sostenible a sido cuestionada en virtud a que

es diferentes países su significado vario en torno a lo que se mantiene estable. Se

habla de sostenible cuando los recursos utilizados para mantener una estructura no

se acabarán nunca, por lo que es seguro invertir, vivir, crear, desarrollar, explorar

y más en ese campo.

Entonces tenemos que entender que las personas son lo primero: Respetar sus

derechos humanos fundamentales, privilegiando el resguardo de su salud y seguridad,

tanto en faena como en los distintos ámbitos de nuestras actividades. El desarrollo del

negocio es la base: Asegurar el cumplimiento de los objetivos estratégicos, habiendo

integrado en el proceso de toma de decisiones, a lo largo de la cadena de valor, las

variables económicas, sociales y ambientales. Nuestro actuar se rige por valores:

Desarrollar el negocio y velar por un comportamiento de acuerdo a los principios éticos

de la compañía, valorando el trabajo como ámbito de responsabilidad y compromiso

(YSABEL RAMOS LALUPÚ, pág. 154).

La gestión de excelencia es un imperativo donde el equipo humano y el liderazgo

hacen la diferencia: Contar con un proceso de planificación, asignación, ejecución y

control que nos asegure la efectividad organizacional en el uso de los recursos,

promoviendo la innovación y el mejoramiento continuo. Un enfoque preventivo asegura

y fortalece la calidad de nuestro actuar: Identificar y evaluar los riesgos e impactos de

nuestras actividades, incorporando objetivos, acciones e indicadores para gestionarlos. El

respeto es el inicio de una buena relación: Promover el conocimiento mutuo con las

comunidades vecinas, atendiendo su diversidad cultural, y contribuir con su desarrollo

sin crear relaciones de dependencia. Respetar el medio ambiente es nuestra

responsabilidad: Prevenir y controlar los impactos de nuestra actividad y usar

eficientemente los recursos naturales, generando mejoras ambientales cuando ello sea
posible. La comunicación es la base de la confianza: Establecer canales de diálogo con

nuestros grupos de interés, que sean efectivos, directos, transparentes y oportunos, que

consideren sus opiniones y den cuenta de nuestro desempeño. Los clientes y los grupos

de interés justifican nuestro trabajo: Generar valor a los destinatarios de nuestros

productos, servicios o programas, externos e internos, convirtiendo sus requerimientos en

un estímulo para nuestra superación. La ley y los compromisos son para cumplirlos:

Velar por el cumplimiento de la legislación aplicable y los compromisos voluntariamente

suscritos. Aplicar estándares basados en buenas prácticas internacionales donde la ley se

considere insuficiente (YSABEL RAMOS LALUPÚ, pág. 155).

La tecnología es considerada el elemento clave en nuestro entorno ya que

llevará a la solución de la mayoría de los problemas de la actualidad, por ser el

eslabón que liga al hombre con la naturaleza, ella debe ser reorientada en función

de las exigencias del desarrollo sustentable, que requiere mayor atención a los

factores ambientales.

En el caso de los países en desarrollo, es preciso intensificar la capacidad de

innovación tecnológica, a fin de atender los nuevos desafíos que hoy nos

enfrentamos. A su vez, la tecnología generada, en los países industrializados, las

más recientes relacionadas con la conservación de la energía, impulsada a veces

para el ahorro económico más que para el ecológico, el uso de materiales

amigables con el ambiente, la informática, la biotecnología, deben ser de fácil

adaptación a las condiciones ambientales y socioeconómicas de los países en

desarrollo.

Conclusiones

El desarrollo sustentable es un desarrollo que satisface las necesidades de la

humanidad del presente sin comprometer la capacidad de futuras generaciones de


satisfacer sus propias necesidades Los avances tecnológicos pueden solucionar algunos

problemas en el corto plazo pero pueden conducir a unos mayores en el largo plazo, por

ejemplo, algunas tecnologías que aumentan la productividad de los

cultivos agrícolas pero que con el transcurso de los años afectan gravemente los suelos.

Por otro lado, el desarrollo tecnológico puede llevar a la marginalización de

grandes sectores de la población debido a una mala planificación, por ejemplo, cuando se

expulsan a campesinos de sus tierras para construir una nueva central hidroeléctrica sin

planes de contingencia para la población afectada. En un mundo de recursos finitos no

puede haber un crecimiento económico infinito, pero el desarrollo tecnológico puede

mejorar la capacidad de carga de los recursos existentes, es decir, hacer más con lo mismo,

y a la vez puede propiciar un mayor acceso a bienes y servicios a las personas con menores

ingresos.

El impacto de las nuevas tecnologías sobre la vida diaria de todos y cada uno de

nosotros es indiscutible, pero no cabe duda alguna que la ofimática se ha convertido en la

columna vertebral del mundo informático, de Internet y de las nuevas tecnologías en

general. El impacto de las nuevas tecnologías en la sociedad actual resulta evidente, pero

la aparición de la ofimática ha sido un factor decisivo para el desarrollo de todo el entorno

online, como también ha influido enormemente en el triunfo de infinidad de personas en

el ámbito laboral.

A pesar de que Internet, la red, ha supuesto toda una revolución para el mundo

actual, impactando sobre todos y cada uno de los ámbitos de nuestra vida, la ofimática se

ha convertido en un pilar esencial. La equidad social refuerza al concepto, con el

Desarrollo Sustentable todos ganan, lo que representa una inversión positiva, existen

ganancias alrededor de la comunidad que aplique el desarrollo sustentable no solo en el

ámbito económico sino también en lo social, brindándole bienestar al ciudadano


Para que un país logre la sustentabilidad tiene que empezar por cambiar su forma

de pensar de manera colectiva, su pensamiento y meta debe ser fija, debe pensar en

desarrollo, en crecimiento, en imponerse límites de crecimiento productivo

para romperlos, que el consumo de los recursos debe ser aprovechado, invertido y

renovado constantemente, para mantener siempre la capacidad productiva. Mantener

siempre el capital financiero, físico, humano, social y natural siempre a la disposición de

los involucrados en las vías al desarrollo.

Bibliografía

Barro, S. (. (2004). Las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones en el


sistema universitario español. Madrid: CRUE.

UNICEF. (1999). Fondo de la Naciones Unidas para la Estado Mundial de la Infancia.


Nueva York.

YSABEL RAMOS LALUPÚ. (s.f.). NUTRIEDUCAPERU. UNE. Lima: Ensayo


Científico.