Vous êtes sur la page 1sur 18

Facultad de

Ciencias Sociales
Y Desarrollo Rural
Índice
Introducción Pág. 3

Ciclos Biogeoquímicos Pág. 4-5

Tipos de Ciclos Biogeoquímicos Pág. 5-6

Ciclos de la Materia Pág. 7-16

Bibliografía Pág. 17
Introducción
Todos los sistemas vivos de un ecosistema se relacionan a través de las
cadenas o redes tróficas en los que opera un continuo flujo de energía y
reciclaje de la materia. La transferencia de energía en los ecosistemas
cumple con las leyes de la termodinámica.
La primera ley establece que “la materia no se crea ni se destruye, solo
se transforma”, esto implica, que en las redes tróficas, el paso de energía
de un nivel a otro nunca será al 100 por ciento, ya que una buena parte
se disipa como calor, que es una forma de energía no utilizable por los
sistemas vivos. Lo anterior determina que la energía sólo puede ser
utilizada una sola vez en cada nivel trófico; es decir, su flujo es
unidireccional, por lo que será necesario un abastecimiento externo y
continuo proveniente del Sol para que el ecosistema siga funcionando.
La cantidad de energía que pasa de un nivel trófico a otro, depende del
tipo de ecosistema y de las fluctuaciones de los factores abióticos de
acuerdo con las estaciones del año, a este proceso de circulación de
materia es a lo que se le denomina ciclo biogeoquímico.
1. Ciclos Biogeoquímicos:
Término que deriva del griego bio, vida, geo, tierra y química.
La materia circula desde los seres vivos hacia el ambiente abiótico, y
viceversa. Esa circulación constituye los ciclos
biogeoquímicos, que son los movimientos de
agua, de carbono, oxígeno, nitrógeno, fósforo,
azufre y otros elementos que en forma
permanente se conectan con los componentes
bióticos y abióticos de la Tierra. Las sustancias
utilizadas por los seres vivos no se "pierden"
aunque pueden llegar a sitios donde resultan
inaccesibles para los organismos por un largo período. Sin embargo, casi
siempre la materia se reutiliza y a menudo circula varias veces, tanto
dentro de los ecosistemas como fuera de ellos.
Nuestro planeta actúa como un sistema cerrado donde la cantidad de
materia existente permanece constante, pero sufre permanentes
cambios en su estado químico dando lugar a la producción de
compuestos simples y complejos. Es por ello que los ciclos de los
elementos químicos gobiernan la vida sobre la Tierra, partiendo desde
un estado elemental para formar componentes inorgánicos, luego
orgánicos y regresar a su estado elemental.

Un elemento químico o molécula necesario para la vida de un


organismo, se llama nutriente o nutrimento. Los organismos vivos
necesitan de 30 a 40 elementos químicos, donde el número y tipos de
estos elementos varía en cada especie. Los elementos requeridos por los
organismos en grandes cantidades se denominan:
a. Macronutrientes: Carbono, oxígeno, hidrógeno, nitrógeno, fósforo,
azufre, calcio,
magnesio y potasio: Estos elementos y sus compuestos constituyen el 97%
de la masa del cuerpo humano, y más de 95% de la masa de todos los
organismos.

b. Micronutrientes: Son los 30 o más elementos


requeridos en cantidades pequeñas: hierro,
cobre, zinc, cloro, yodo

2. Tipos de Ciclos Biogeoquímicos

Sedimentarios: Los nutrientes circulan principalmente en


la corteza terrestre (suelo, rocas,
sedimentos, etc) la hidrosfera y los
organismos vivos. Los elementos en estos
ciclos son generalmente reciclados mucho
más lentamente que en el ciclo gaseoso,
además el elemento se transforma de modo
químico y con aportación biológica en un
mismo lugar geográfico. Los elementos son
retenidos en las rocas sedimentarias durante
largo periodo de tiempo con frecuencias de miles a millones de
años. Ejemplos de este tipo de ciclos son el FÓSFORO y el AZUFRE.
Gaseosos: Los nutrientes circulan principalmente entre la
atmósfera y los organismos vivos. En la mayoría de estos ciclos los
elementos son reciclados
rápidamente, con frecuencia de
horas o días. Este tipo de ciclo se
refiere a que la transformación
de la sustancia involucrada
cambia de ubicación geográfica y
que se fija a partir de una materia
prima gaseosa. Ejemplos de ciclos
gaseosos son el CARBONO, el NITRÓGENO y OXÍGENO.

Mixtos: El ciclo del agua es


una combinación de los ciclos
gaseoso y sedimentario, ya que esa
sustancia permanece tanto en la
atmósfera como en la corteza
terrestre.
Los ciclos biogeoquímicos más
importantes corresponden al agua,
oxígeno, carbono y nitrógeno.
3.Ciclos De La Materia:

3.1 Ciclo Del Agua:


Representación esquemática del ciclo del agua
1) Precipitación: Transporte a través de la atmósfera de las nubes
hacia el interior con un movimiento circular, como resultado de la
gravedad, y perdida de su agua cae en la tierra. Este fenómeno se
llama lluvia o precipitación.
2) Infiltración: El agua de lluvia se infiltra en la tierra y se hunde en
la zona saturada, donde se convierte en agua subterránea. El agua
subterránea se mueve lentamente desde lugares con alta presión y
elevación hacia los lugares con una baja presión y elevación. Se
mueve desde el área de infiltración a través de un acuífero y hacia
un área de descarga, que puede ser un mar o un océano.
3) Transpiración: Las plantas y otras formas de vegetación toman el
agua del suelo y la excretan otra vez como vapor de agua. Cerca del
10% de la precipitación que cae en la tierra se vaporiza otra vez a
través de la transpiración de las plantas, el resto se evapora de los
mares y de los océanos.
4) Salida superficial: El agua de lluvia que no se infiltra en el suelo
alcanzará directamente el agua superficial, como salida a los ríos y a
los lagos. Después será transportada de nuevo a los mares y a los
océanos. Esta agua es llamada agua de salida superficial.
5) Evaporación: Debido a la influencia de la luz del sol el agua en los
océanos y los lagos se calentará. Como resultado de esto se evaporará
y será transportada de nuevo a la atmósfera. Allí formará las nubes
que con el tiempo causarán la precipitación devolviendo el agua otra
vez a la tierra.
La evaporación de los océanos es la clase más importante de
evaporación.
6) Condensación: En contacto con la atmósfera el vapor de agua se
transformará de nuevo a líquido, de modo que sea visible en el aire.
Estas acumulaciones de agua en el aire son lo que llamamos las
nubes.

El ciclo del agua


3.2 Ciclo del Nitrógeno:
Los seres vivos requieren átomos de nitrógeno para la síntesis de
moléculas orgánicas esenciales como las proteínas, los ácidos nucleicos,
el ADN, por lo tanto es otro elemento indispensable para el desarrollo de
los seres vivos.

El aire de la atmósfera contiene un 78% de nitrógeno, por lo tanto, la


atmósfera es un reservorio de este compuesto. A pesar de su abundancia,
pocos son los organismos capaces de absorberlo directamente para
utilizarlo en sus procesos vitales. Por ejemplo, las plantas para sintetizar
proteínas necesitan el nitrógeno en su forma fijada, es decir incorporado
en compuestos.
Está compuesto por las siguientes etapas:
I. Fijación: Se produce cuando el nitrógeno atmosférico (N2) es
transformado en amoníaco (NH3) por bacterias presentes en los
suelos y en las aguas. Las bacterias del género Rhizobium sp. viven
en simbiosis dentro de los nódulos que hay en las raíces de plantas
leguminosas. En ambientes acuáticos, las Cyanobacteria o
Cianobacterias.

II. Amonificación: Es la transformación de compuestos nitrogenados


orgánicos en amoníaco. En los animales, el metabolismo de los
compuestos nitrogenados da lugar a la formación de amoníaco,
siendo eliminado por la orina como urea (humanos y otros
mamíferos), ácido úrico (aves e insectos) o directamente en
amoníaco (algunos peces y organismos acuáticos). Estas sustancias
son transformadas en amoníaco o en amonio por los
descomponedores presentes en los suelos y aguas. Ese amoníaco
queda a disposición de otro tipo de bacterias en las siguientes
etapas.

III. Nitrificación: Es la transformación del amoníaco o amonio (NH4+)


en nitritos (NO2–) por un grupo de bacterias del género Nitrosomas
para luego esos nitritos convertirse en nitratos (NO3–) mediante
otras bacterias del género Nitrobacter.

IV. Asimilación: Las plantas toman el amonio (NH4+) y el nitrato (NO3–


) por las raíces para poder utilizarlos en su metabolismo. Usan esos
átomos de nitrógeno para la síntesis de clorofila, de proteínas y de
ácidos nucleicos (ADN y ARN). Los consumidores obtienen el
nitrógeno al alimentarse de plantas y de otros animales.

V. Desnitrificación: Proceso llevado a cabo por bacterias


desnitrificantes que necesitan utilizar el oxígeno para su
respiración en suelos poco aireados y mal drenados. Para ello,
degradan los nitratos y liberan el nitrógeno no utilizado a la
atmósfera.
a) NITRIFICACIÓN: Transformación bacteriana de amoníaco en
nitritos y luego en nitratos.
b) DESNITRIFICACIÓN: Transformación bacteriana de nitratos no
utilizados en nitrógeno atmosférico.
c) AMONIFICACIÓN: Transformación de los desechos orgánicos en
amoníaco.
d) ASIMILACIÓN: Absorción de nitratos y amonio por las raíces de
las plantas.
e) FIJACIÓN: Transformación bacteriana del nitrógeno
atmosférico en compuestos nitrogenados.

3.3 Ciclo Del Fosforo:


La proporción de fósforo en la materia viva es relativamente pequeña,
el papel que desempeña es vital. Es componente de los ácidos nucleicos
como el ADN, muchas sustancias intermedias en la fotosíntesis y en la
respiración celular están combinadas con el fósforo, y los átomos de
fósforo proporcionan la base para la formación de los enlaces de alto
contenido de energía del ATP, se encuentra también en los huesos y los
dientes de animales, incluyendo al ser humano.
La mayor reserva de fósforo está en la corteza terrestre y en los
depósitos de rocas marinas.
De las rocas se libera fósforo y en el suelo, donde es utilizado por
las plantas para realizar sus funciones vitales.
Los animales obtienen fósforo al alimentarse de las plantas o de
otros animales que hayan ingerido.
En la descomposición bacteriana de los cadáveres, el fósforo se
libera en forma de ortofosfatos (PO4H2) que pueden ser
utilizados directamente por los vegetales verdes, formando
fosfato orgánico (biomasa vegetal), la lluvia puede transportar
este fosfato a los mantos acuíferos o a los océanos.

3.4 Ciclo Del Azufre:


El azufre es un nutriente secundario requerido por plantas y animales
para realizar diversas funciones, además el azufre está presente en
prácticamente todas las proteínas y de esta manera es un elemento
absolutamente esencial para todos los seres vivos.
El azufre circula a través de la biosfera de la siguiente manera, por una
parte se comprende el paso desde el suelo o bien desde el agua, si
hablamos de un sistema acuático, a las plantas, a los animales y regresa
nuevamente al suelo o al agua.
Algunos de los compuestos sulfúricos presentes en la tierra son llevados
al mar por los ríos. Este azufre es devuelto a la tierra por un mecanismo
que consiste en convertirlo en compuestos gaseosos tales como el ácido
sulfhídrico (H2S) y el dióxido de azufre (SO2). Estos penetran en la
atmósfera y vuelven a tierra firme. Generalmente son lavados por las
lluvias, aunque parte del dióxido de azufre puede ser directamente
absorbido por las plantas desde la atmósfera.
Las bacterias desempeñan un papel crucial en el reciclaje del azufre.
Cuando está presente en el aire, la descomposición de los compuestos
del azufre (incluyendo la descomposición de las proteínas) produce
sulfato (SO4=). Bajo condiciones anaeróbicas, el ácido sulfurico (gas de
olor a huevos en putrefacción) y el sulfuro de dimetilo (CH3SCH3) son
los productos principales. Cuando estos últimos goases llegan a la
atmósfera, son oxidados y se convierten en bióxido de azufre. La
oxidación posterior del bióxido de azufre y su disolución en el agua de
lluvia produce ácido sulfhídrico y sulfatos, formas principalmente bajo
las cuales regresa el azufre a los ecosistemas terrestres. El carbón
mineral y el petróleo contienen también azufre y su combustión libera
bióxido de azufre a la atmósfera.

Como resumen podemos decir que durante el ciclo del azufre los
principales eventos son los siguientes:
El azufre, como sulfato, es aprovechado e incorporado por los
vegetales para realizar sus funciones vitales.
Los consumidores primarios adquieren el azufre cuando se
alimentan de estas plantas.

El azufre puede llegar a la atmósfera como sulfuro de hidrógeno


(H2S) o dióxido de azufre (SO2), ambos gases provenientes de
volcanes activos y por la descomposición de la materia orgánica.

Cuando en la atmósfera se combinan compuestos del azufre con


el agua, se forma ácido sulfúrico (H2SO4) y al precipitarse lo
hace como lluvia ácida.

3.5 Ciclo Del Carbono:


Un 18% de la materia orgánica viva está constituida por carbono, la
capacidad de dichos átomos de unirse unos con otros proporciona la
base de la diversidad molecular, así como el tamaño molecular. Por
tanto, el carbono es un elemento esencial en todos los seres vivientes.
A parte de la materia orgánica, el carbono se combina con el oxígeno
para formar monóxido de carbono (CO), dióxido de carbono (CO2),
también forma sales como el carbonato de sodio (Na2CO3), carbonato
cálcico (en rocas carbonatadas, como calizas y estructuras de corales).
Los organismos productores terrestres obtienen el dióxido de
carbono de la atmósfera durante el proceso de la fotosíntesis
para transformarlo en compuestos orgánicos como la glucosa, y
los productores acuáticos lo utilizan disuelto en el agua en forma
de bicarbonato (HCO3-).
Los consumidores se alimentan de las plantas, así el carbono
pasa a formar parte de ellos, en forma de proteínas, grasas,
hidratos de carbono, etc.
En el proceso de la respiración aeróbica, se utiliza la glucosa
como combustible y es degradada, liberándose el carbono en
forma de CO2 a la atmósfera. Por tanto en cada nivel trófico de
la cadena alimentaria, el carbono regresa a la atmósfera o al
agua como resultado de la respiración.
Los desechos del metabolismo de las plantas y animales, así como
los restos de organismos muertos, se descomponen por la acción
de ciertos hongos y bacterias, durante dicho proceso de
descomposición también se desprende CO2.
Las erupciones volcánicas son una fuente de carbono, durante
dichos procesos el carbono de la corteza terrestre que forma
parte de las rocas y minerales es liberado a la atmósfera.
En capas profundas de la corteza continental, así como en la
corteza oceánica el carbono contribuye a la formación de
combustibles fósiles, como es el caso del petróleo. Este compuesto
se ha formado por la acumulación de restos de organismos que
vivieron hace miles de años.

3.6 Ciclo Del Oxigeno:


El oxígeno molecular (O2) representa el 20% de la atmósfera terrestre.
Este oxígeno abastece las necesidades de todos los organismos terrestres
que lo respiran para su metabolismo, además cuando se disuelve en
agua, cubre las necesidades de los organismos acuáticos. En el proceso
de la respiración, el oxígeno actúa como aceptor final para los
electrones retirados de los átomos de carbono de los alimentos. El
producto es agua. El ciclo se completa en la fotosíntesis cuando se
captura la energía de la luz para alejar los electrones respecto a los
átomos de oxígeno de las moléculas de agua. Los electrones reducen los
átomos de oxígeno de las moléculas de agua. Los electrones reducen los
átomos de carbono (de dióxido de carbono) a carbohidrato. Al final se
produce oxígeno molecular y así se completa el ciclo.
Por cada molécula de oxígeno
utilizada en la respiración
celular, se libera una molécula
de dióxido de carbono.
Inversamente, por cada molécula
de dióxido de carbono absorbida
en la fotosíntesis, se libera una
molécula de oxígeno.
Bibliografía

http://www.estudiosecologistas.org/web/Curso/Curso%20Ecuad
or/Ciclos_Biogeoqu%C3%ADmicos/Ciclos_Biogeoqu%C3%ADmico
s_3.pdf
http://www.ielapresentacion.edu.co/wp-
content/uploads/2013/09/Ciclos_BiogeoQuimicos_11_bIOLOGIA.
pdf
http://andresgalanblog.blogspot.pe/2014/
http://www.florgarcia.com/wp-
content/uploads/2011/11/CICLOS_BIOGEOQUIMICOS.pdf
http://hnncbiol.blogspot.pe/2008/01/los-ciclos-
biogeoquimicos.html
https://www.lenntech.es/ciclos-de-la-materia.htm
https://www.lenntech.es/ciclos-biogeoquimicos.htm