Vous êtes sur la page 1sur 40

FACULTAD DE DERECHO

TEMA DE INVESTIGACIÓN
Prescripción Adquisitiva de Dominio
Rectificación o Delimitación de Áreas o Linderos

Autores:
Díaz Díaz Milagros Anai
Pisfil Relúz Cinthia Paola
Renteria Cortez Fiorella Eliana
Samillan Pozo Augusto Manuel
Sirlopu Vidaurre Ernesto Anderson
Tapia Perez Jose will Aldair
Torres Maldonado María Elizabeth
Asesor:
Mag. Victor Manuel Sánchez Correa
Curso:
Derecho Procesal Civil II
Pimentel, 16 de Abril del 2018

1
DEDICATORIA

Quiero dedicarle este trabajo

A Dios que nos ha dado la vida y fortaleza

para terminar este trabajo monográfico y

A nuestros Padres por la dicha que nos dan de seguir

Superándonos.

2
AGRADECIMIENTO

Agradecemos a Dios quien nos ha ayudado y nos ha guiado,

Y también al Doctor Víctor Manuel Sánchez Correa, ya que nos ah

Podido brindar los conocimientos necesarios para poder

Desarrollar este trabajo.

3
INDICE

DEDICATORIA ................................................................................................................................. 2

AGRADECIMIENTO ........................................................................................................................ 3

INTRODUCCIÓN .............................................................................................................................. 6

PROCESO ABREVIADO ................................................................................................................ 7

1. PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE DOMINIO .................................................................. 7

1.1. Definición ........................................................................................................................... 7

1.2. Características ................................................................................................................ 11

1.3. Partes intervinientes....................................................................................................... 12

1.4. Elementos de la prescripción........................................................................................ 13

1.5. Prescripción de bienes muebles y bienes inmuebles ............................................... 13

1.6. Competencia ................................................................................................................... 16

1.7. Plazos ............................................................................................................................... 16

1.8. Prescripción de buena fe y mala fe ............................................................................. 17

1.9. Declaración del propietario ........................................................................................... 18

1.10. Interrupción del plazo prescriptorio.......................................................................... 19

1.11. Tramitación y requisitos especiales que deben contener la demanda de


prescripción adquisitiva de dominio ......................................................................................... 20

1.12. Requisitos de la demanda de acuerdo a ley .......................................................... 20

1.13. Anexos que debe contener la demanda ................................................................. 22

2. RECTIFICACIÓN O DELIMITACIÓN DE ÁREAS O LINDEROS .................................. 24

2.1. Definición ......................................................................................................................... 24

2.2. Naturaleza de la acción de deslinde............................................................................ 26

2.3. Requisitos de la acción de deslinde ............................................................................ 26

2.4. Partes intervinientes....................................................................................................... 27

2.5. Bienes rústicos o urbanos ............................................................................................. 27

4
2.6. Posterior inscripción de los predios en los registro públicos ................................... 28

2.7. Competencia ................................................................................................................... 28

2.7.1. Competencia notarial ............................................................................................. 29

2.8. Tramitación y requisitos esenciales que debe contener la demanda de


rectificación o delimitación de áreas o linderos ..................................................................... 30

2.9. Requisitos fundamentales o prueba fundamental a realizarse ............................... 32

2.10. De la notificación especial de la demanda ............................................................. 34

2.11. De la publicación en el diario para el caso de bienes rústicos y de la


publicación en el diario de bienes urbanos ............................................................................ 35

2.12. Contestación de la demanda .................................................................................... 37

Conclusiones................................................................................................................................. 39

Bibliografía ..................................................................................................................................... 40

5
INTRODUCCIÓN

El presente trabajo de investigación que se refleja hoy en día en el estudiante de


derecho, lo cual adquiere la relevancia debida cuando se efectúa un análisis crítico
acerca de la figura jurídica de la Prescripción adquisitiva de domino y Rectificación
o delimitación de áreas o linderos entendiéndose esto como la pretensión del
propietario al solicitar la modificación parcial o total del área, lindero o medida
perimétrica que mediante el deslinde se conoce la medida real del predio;
debidamente regulado en los arts. 504, 505, 506 y 508 del Código Procesal Civil
Peruano.

Ahora bien, el análisis de dicha investigación, ayudará a responder las


incertidumbres jurídicas y controversias existentes en el estudiante de derecho, por
lo que, como objetivo general tenemos: analizar el tema anteriormente señalado,
así como haré mención a la concepción, naturaleza jurídica y requisitos.

Por lo expuesto, se concluye qué: la rectificación o delimitación de áreas o linderos,


mediante la demanda de esta no solo se busca el aumento o reducción del predio,
sino su medida real dentro de los registros. Además, cabe recalcar que es una
pretensión declarativa debido que su finalidad es el pronunciamiento de una
sentencia.

6
PROCESO ABREVIADO

1. PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE DOMINIO

1.1. Definición

Es una figura histórica muy antigua mencionada incluso en las Doce Tablas,
en virtud de la cual un poseedor deviene en propietario con el transcurso del
tiempo si su posesión se ha realizado como propietario y no ha sido
interrumpida (Diez Picaso y Ponce de León, 2003).

La usucapión es la adquisición, por el poseedor de una cosa, del derecho de


propiedad o de otro derecho real sobre esa cosa, por efecto de la posesión
prolongada durante cierto plazo, dicen los hermanos (Mazeaud, León, &
Jean, 1996).

La usucapión o prescripción adquisitiva es la adquisición del dominio u otro


derecho real poseíble, por la posición continuada del mismo durante el
tiempo y con las condiciones que fija la ley. De modo, pues, que el
usucapiente, durante ese tiempo y con esas condiciones aparece, figura,
actúa o viene comportándose como titular del derecho que se trata (si es el
de propiedad, como dueño de la cosa que sea). Y ese derecho que realmente
no le pertenecía, se convierte en suyo en virtud de que ha venido
apareciendo como si le correspondiese. Por la usucapión el estado de hecho
que se prolonga en el tiempo, se convierte en estado de derecho, afirma
(Albaladejo, 1994).

La prescripción adquisitiva es un modo originario de adquirir la propiedad y


un modo de prueba de la propiedad. En unos casos sirve para convertir en
propietario al poseedor y en otros para que el propietario pruebe su derecho
de propiedad. Esta segunda concepción de la prescripción es la que se utiliza
con mayor frecuencia. Por ejemplo, si un inmueble ha sido transferido en
propiedad varias veces durante el plazo de descripción, el actual poseedor

7
puede adicionar a su plazo posesorio al de aquel que le transmitió
válidamente el bien (art.898° del C.C) si todas las transferencias son válidas,
el derecho de propiedad del actual poseedor es inobjetable y para acreditarlo
ya no tiene la necesidad de probar la validez de las transferencias hechas
con anterioridad a la fecha de inicio del plazo de prescripción, porque allí se
acaba la investigación retrospectiva (Diez Picaso y Ponce de León, 2003).

Existen pues, para Salvador Vásquez Olivera, dos tendencias en la doctrina:


una predominante, mediante la cual por el transcurso del tiempo, el poseedor
bajo ciertas circunstancias se convierte en propietario (Diez Picaso y Ponce
de León, 2003), a modo de análisis, la prescripción vendría a ser el modo de
adquirir el dominio, o alguno de los derechos reales, por la posesión,
continua, a título propietario y por el tiempo fijado por la ley.

La prescripción adquisitiva de dominio, conocida en doctrina como


USUCAPIÓN, es la adquisición de un derecho mediante la posesión
continua, pacífica y pública y por un determinado tiempo. Del mismo modo
debemos decir que la Prescripción Adquisitiva de Dominio es un modo de
adquirir la propiedad sobre cosas corporales y sobre el derecho real
LEVITAN: La Usucapión o prescripción adquisitiva de dominio es una
institución jurídica que consiste en reconocer como propietario de un
inmueble a aquel que la tubo, utilizándolo como real dueño durante el plazo
que la misma ley indica. La prescripción adquisitiva es exclusivamente
declarativo, es decir se limita a declarar el derecho del recibiente, no lo
constituye en propietario puesto que el prescribiente ya es propietario por el
solo transcurso del tiempo prescriptor. Tampoco le confiere ningún título
supletorio, lo que hace es reconocerle su derecho en forma principal
(Antonio).

La principal función de la usucapión es, tal como señalan Planiol y Ripert,


hacer posible la prueba de la propiedad. Señalan estos autor es que el

8
adquirente de un bien solo podría ser propietario legítimo si su causante a su
vez también lo hubiese sido y así sucesivamente hacia atrás. La usucapión
evita esto que se denominó «la prueba diabólica de la propiedad», al señalar
que cierto número de años de posesión son suficientes para acreditar la
propiedad (Planiol, 1956).

La Sentencia de Casación (N°253-2000, 02-01-2001)expedida por la Sala


Civil Transitoria de la Corte Suprema el 22 de diciembre de 1997 define a la
usucapión como aquella modalidad de adquirir el dominio poseyendo un bien
mueble o inmueble durante un lapso y otras condiciones fijadas por la ley, es
decir, la conversión de la posesión continuada en propiedad. A su turno, la
Sentencia Nº 1178-98 expedida por la Sala de Procesos Abreviados y de
Conocimiento de la Corte Superior de Lima, el 16 de diciembre de 1998,
señala al respecto que la prescripción es un modo de adquirir la propiedad
de un bien ajeno, mediante la posesión ejercida sobre dicho bien. Para ello
se requiere que la parte demandante pruebe plenamente la posesión
continua, pacífica y pública como propietario durante diez años. La sentencia
que acceda a dicha petición, es título tanto para la inscripción de la propiedad
en el Registro respectivo, como para cancelar simultáneamente el asiento
que figura inscrito a favor del antiguo dueño.

Según los artículos 950° y 951 del Código Civil, la Prescripción Adquisitiva
es un modo de adquirir la propiedad inmueble, esto es debido al transcurso
del tiempo. Esto se da a que el poseedor de aquella propiedad pasa a ser
propietario por haber trascurrido el tiempo.

Sobre esta materia el tratamiento de la doctrina jurisprudencial peruana ha


sido pacífico pues ha admitido y aplicado esta institución en una diversidad
de casos, cuidando de analizar y comprobar la presencia de los requisitos
legales necesarios para usucapir. La Sentencia de Casación Nº 273-97
expedida por la Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema el 22 de diciembre

9
de 1997 define a la usucapión como aquella modalidad de adquirir el dominio
poseyendo un bien mueble o inmueble durante un lapso y otras condiciones
fijadas por la ley, es decir, la conversión de la posesión continuada en
propiedad. A su turno, la Sentencia Nº 1178-98 expedida por la Sala de
Procesos Abreviados y de Conocimiento de la Corte Superior de Lima, el 16
de diciembre de 1998, señala al respecto que la prescripción es un modo de
adquirir la propiedad de un bien ajeno, mediante la posesión ejercida sobre
dicho bien. Para ello se requiere que la parte demandante pruebe
plenamente la posesión continua, pacífica y pública como propietario durante
diez años. La sentencia que acceda a dicha petición, es título tanto para la
inscripción de la propiedad en el Registro respectivo, como para cancelar
simultáneamente el asiento que figura inscrito a favor del antiguo dueño
(Obando Blanco, Huerta Sáenz, & Herrera Delgado, 2009).

La posesión continua hace referencia al control permanente que sobre el bien


tiene el poseedor. No se trata pues necesariamente de una posesión física
permanente. Sobre esto último la Sentencia Nº 1454-2002-Chincha sostiene
que la posesión continua es la que se ejercita sin solución de continuidad en
el tiempo o aquella que no obstante haber tenido interrupciones, se recupera
antes del año de haber sido despojado de ella. (Obando Blanco, Huerta
Sáenz, & Herrera Delgado, 2009).

Habrá justo título cuando exista un acto jurídico cuyo defecto sea la falta de
titularidad de quien pretende transferir, por lo tanto, el título será justo cuando
sea «legalmente suficiente para transmitir la propiedad» (Gonzáles Barrón,
2003).

Naturaleza Jurídica

La naturaleza o prescripción adquisitiva es la de ser un modo de adquirir la


propiedad, que a su vez responde a la clasificación de ser originarios o

10
derivados. Algunos autores han discutido sobre si la usucapión es un modo
originario o derivativo de adquirir el dominio. La usucapión es un modo
originario de adquirir la propiedad (no existe transferencia ni enajenación
alguna, el usucapiente adquiere por el solo hecho de poseer, no porque
reciba el bien de algún transferiente, no existe negocio jurídico alguno, en
otras palabras, su derecho no tiene como base o apoyo el del anterior titular.
(Hernandez Gil, 1980)

1.2. Características

Según (LEVITAN, 1979)

a) Pacifica

La posesión del bien debe ser pacífica al momento de interponer la


demanda de prescripción adquisitiva, esto quiere decir que esta
posesión no debió ser adquirida por la fuerza.

No existe posesión pacífica cuando el poseedor ha sido vencido en


los procesos sobre impugnación de resolución administrativa nulidad
de título de propiedad; en este caso, no se cumple con uno de los
requisitos para adquirir la propiedad por usucapión.

b) Publica

La posesión es pública cuando se realiza a la vista de todos, cuando


el poseedor se comporta como propietario del inmueble, cuando su
posesión no es oculta.
La publicidad persigue que no se frustre la posibilidad de que la
posesión del usucapiente llegue a ser conocida por quien podría
reclamar la cosa. También se refiere, no solo al hecho de la posesión,
sino también al concepto de que se posee; puesto que se trata de

11
posesión que ha de tenerse en concepto de dueño, no vale una
posesión publica en la que el poseedor que la tuviese efectivamente,
como dueño, disimulase el verdadero concepto en que posee, bajo la
capa de tenerla arrendatario o comodatario.

c) Continua

Deber entenderse como la posesión del bien sin interrupciones,


considerándose que los actos continuos de posesión dependerán de
la propia naturaleza del inmueble. Así pues, existen inmuebles que
pueden ser ocupados esporádicamente, lo que, sin embargo, no
interrumpe la posesión continua, en éstos casos, cuando ha
ambigüedad en cuanto al ejercicio de la posesión, el poseedor que
pruebe que hubo posesión al inicio del plazo posesorio, que la ha
actualmente, se presume que estuvo en posesión en el tiempo
intermedio, de acuerdo a la presunción establecida por el artículo 19
del código sustantivo. Empero, la posesión puede ser interrumpida en
forma civil natural, cuando a causa de un proceso civil, el poseedor ha
perdido la posesión cuando el poseedor es privado de ella por actos
del propietario o de un tercero, cesando ésta interrupción, si es que el
poseedor recupera la posesión antes de un año.

1.3. Partes intervinientes

Para (CARBONNIER, 1965) las partes intervinientes son:

El demandante: es el sujeto activo, es quien, interpone la demanda de prescripción


adquisitiva de dominio. Es el que se encuentra en posesión del bien.

El demandado: es el sujeto pasivo, titular del derecho de propiedad.

12
1.4. Elementos de la prescripción

La prescripción adquisitiva o usucapión, exige el concurso de los siguientes


elementos (Sanchez Correa, 2012).

a) La posesión del prescribiente, ósea que solo se prescriba en tanto se


posee.

b) El transcurso del tiempo que la ley exige.

La prescripción es un modo de adquirir el dominio. Quien prescribe adquiere


el derecho de propiedad.

1.5. Prescripción de bienes muebles y bienes inmuebles

La prescripción opera sobre bienes muebles y sobre bines inmuebles, siendo


diversos los periodos de posesión que se exige para usucapir ambas clases
de bienes (CIVIL, 1984):

A) Prescripción de bienes inmuebles

La doctrina y nuestro ordenamiento jurídico han establecido cuales son los


caracteres de la usucapión así como las clases de prescripción adquisitiva.
La denominada prescripción adquisitiva corta u ordinaria y la larga o
extraordinaria. Coherentemente nuestro código sustantivo prescribe en el
artículo 950 lo siguiente:

Siendo así son requisitos de la prescripción adquisitiva corta u ordinaria:

a) La posesión continúa a título de propietario (possessio ad usucapionem)


ejercitada sobre un bien: se entiende por posesión continua aquella que
se presenta en el tiempo sin intermitencias ni lagunas. No se necesita,
empero que el poseedor haya estado en permanente contacto con el bien

13
y basta que se haya comportado como la hace un dueño cuidadoso y
diligente, que realiza sobre el bien los diversos actos de goce de acuerdo
con su particular naturaleza. Baudry Lacantinerie cita como ejemplo de
esta continuidad “los bosques sometidos a la tala hasta realizar de tiempo
en tiempo los cortes naturales dejando entre los mismos intervalos
bastantes largos, para que la posesión sea continua”.

b) La posesión debe ser pacifica: esto es, marginada de todo acto violento
por parte del poseedor. Expone Álvarez Caperochipi “que el título de la
posesión puede alterarse. El poseedor en nombre de otro puede
presentarse como poseedor a título de dueño y la posesión violenta
clandestina o precarista puede transformarse en pacifica, publica y a título
de dueña. Se trata de una inversión posesoria. Pero la inversión no se
presume sino, que, al contrario se presume que se continua detentando
con el mismo título con el que se adquiere. La inversión posesoria debe
resultar de un acto expreso y final. El tiempo para la usucapión empezará
a contarse desde entonces”.

Aclara (Albaladejo, 1994) que la posesión es pacífica “aunque se defienda


por la fuerza. Lo que se trata es que la situación mantenida violentamente no
tenga valor (mientras que la violencia dure) para quien ataca la posesión de
otro, hay que afirmar que si hay posesión pacifica para el que defiende por la
fuerza la posesión que otro trata de arrebatarle”.

c) Esta posesión tiene que ser publica, o sea a la vista de todos y no oculta.

d) La posesión tiene que ser a título de propietario. Quedan consiguiente


excluidos aquellos poseedores que gocen de la llamada posesión
inmediata, como son los arrendatarios, usufructuarios, usuarios,
comodatarios, anticresistas, retenedores y depositarios.

14
e) Debe existir justo título, o sea un instrumento de orden legal destinado a
la transmisión de la propiedad (compraventa, permuta, participación,
dación en pago, el aporte a la formación del capital de una sociedad, la
herencia y el legado, entre otros).

Este instrumento legal sería perfecto de no mediar circunstancias ajenas al


adquiriente y propias del enajenante, que impiden una transferencia efectiva.
(Planiol, 1956) Definen el justo título que “es el acto que tiene como finalidad
la transmisión de la propiedad y que la hubiera transmitido efectivamente si
hubiera sido celebrado con el verdadero propietario.

En suma, el justo título debe tener los caracteres que siguen:

Ser un acto traslativo de dominio, como son la compraventa, la donación y


otros análogos.

Debe tener existencia real, efectiva. No tiene el carácter de justos los


llamados “títulos putativos”, que son aquellos que solo merecen existencia
en opinión de quienes lo alejan, al respecto un ejemplo de título putativo está
en quien se considera propietario de un bien inmueble porque encargo
comprarlo a su nombre a otro y este no lo compro”.

Debe probarse, pues no se presume sobre este particular Albaladejo


manifiesta que “si la prueba es del hecho de la usucapión en sí,
corresponderá quien alegue que se ha producido. Y habrá demostrarse que
se dieron todos los requisitos que la usucapión exija.

Por otro lado la adquisión de la propiedad por prescripción larga solo exige
los siguientes requisitos.

a) La posesión continua y a título de propietario, ejercitada sobre un bien


determinado. Son aplicables en consecuencia las consideraciones
vertidas respecto de la prescripción corta sobre este particular.

b) El transcurso del tiempo o duración de dicha posesión: Como ya hemos


visto el código sustantivo establece 10 años para la prescripción
15
adquisitiva larga. Así mismo para el tratadista (Arias, 1984) lo único que
le falto al legislador es la buena fe.

B) Prescripción de bienes muebles: Por otro lado nuestra legislación también


prescribe en su artículo 951 acerca de la prescripción cuando se trata de
la adquisición de la propiedad de un bien mueble, que a la letra dice:

Estos diversos plazos hacen clasificar la prescripción en corta u ordinaria y larga o


extraordinaria, al igual que para los bienes inmuebles.

Es importante mencionar que la ley no hace referencia al justo título, porque


tratándose de bienes muebles la posesión misma es el título. Transcurridos dos o
cuatro años, la reivindicación de bienes muebles resulta imposibles.

1.6. Competencia

Conforme lo dispone el artículo 488 del código procesal civil, son competentes para
conocer los procesos abreviados (en los que se encuentra el proceso de
prescripción adquisitiva) los jueces civiles y los de paz letrados, salvo en aquellos
casos en que la ley atribuye su conocimiento a otros órganos jurisdiccionales. Los
juzgados de paz letrados son competentes cuando la cuantía de la pretensión es
mayor de cien y hasta quinientas unidades de referencia procesal. Cuando la
cuantía supere dicho monto, serán competentes los jueces civiles.

Cabe señalar que, según se infiere el inciso 1 del artículo 24 del código procesal
civil, además del juez del domicilio del demandado, también es competente, a
elección del demandante, el juez del lugar en que se encuentre el bien o bienes en
cuestión.

1.7. Plazos

El Código Civil de 1984, establece que:

El plazo para la prescripción adquisitiva corta u ordinaria de bien inmueble


(que es la que se configura mediante la posesión continua, pacífica y publica

16
como propietario, siempre que haya justo título y buena fe) es de cinco años
(art.950 del c.c).

El plazo para la prescripción adquisitiva larga o extraordinaria de bien


inmueble (que tiene lugar con la posesión continua, pacífica y publica como
propietario, sin que sea exigible el justo título ni la buena fe) es de diez años
(art. 950 del c.c).

El plazo para la prescripción adquisitiva corta u ordinaria de bien mueble (la


misma que se alcanza con el concurso de la posesión continua, pacífica y
publica como propietario, así como de la buena fe) es de dos años (art. 951
del c.c).

El plazo para la prescripción adquisitiva larga o extraordinaria de bien mueble


(que se produce con la posesión continua, pacífica y publica como
propietario, sin que sea necesaria la buena fe) es de cuatro años (art.951 del
c.c).

Los actos o títulos referentes a la sola posesión, que aún no han cumplido
con el plazo de prescripción adquisitiva, no son inscribibles (art. 2021 del c.c).

1.8. Prescripción de buena fe y mala fe

La buena fe es uno de los elementos indispensables para que funcione la


prescripción extraordinario, se exige al tiempo de la adquisición de la posesión.
Debe pues está convencido de que está adquiriendo la posesión de una manera
legítima, pero con posterioridad puede descubrir los vicios de su posesión, entonces
esta mala fe sobreviniente no perjudica al poseedor. Esto es, no se convierte en
poseedor de mala fe.

17
Es importante establecer que efectos produce la posesión de buena fe: siendo estos
los siguientes (Sanchez Correa, 2012):

a) Si el poseedor es de buena fe y con justo título, puede adquirir la


propiedad del inmueble poseído, en el término de cinco días (art.950 del
C.C); y si se posee un bien inmueble con buena fe, sin necesidad de justo
título, se adquiere la propiedad después del transcurso de dos años (art.
951 del C.C).

b) Aquel que de buena fe y como propietario recibe, aun cuando el


enajenante de la posesión carezca de facultad de otro, la posesión de un
bien mueble, adquiere el dominio para hacerlo (art. 948 del C.C)

c) La posesión de buena fe de bienes muebles hace adquirir la propiedad,


salvo excepciones.

d) Los objetos que se hacen de buena fe con materia ajena pertenecen al


artífice pagando el valor de la materia empleada (art. 937 C.C)

1.9. Declaración del propietario

Al respecto el artículo del código sustantivo prescribe acerca de la declaración


judicial de la usucapión, estableciendo así lo siguiente:

Según esta disposición el prescribiente no utiliza la usucapión como excepción, sino


que pide que el poder judicial declare. Lo frecuente, lo que acontece siempre, es
que, aquel que es demandando en la acción reivindicatorio invoque la prescripción
corta o larga que lo ha hecho adquirí el dominio sobre el inmueble materia de la
Litis. Por el contrario, en este caso no existe demanda alguna, sino que aquel que

18
considera haber ganado el inmueble por usucapión pide que así se declare por
sentencia.

Bibiloni expresa que la posesión deberá justificarse en juicio y no en un


procedimiento no contencioso. No deberá quedar liberado el procedimiento al
testimonio de cualquier declarante irresponsable.

Ahora bien, si alguno lo desconoce o niega o perturba la posesión, y para


defenderlo, el usucapiente hubiese de demostrar que le pertenece, habrá de alegar
y probar la usucapión, a menos que, por otra razón se presuma que le corresponde.
De ahí que el artículo 952 del C.C parte del supuesto que quien recurre a la
jurisdicción para que se le declare propietario, es ya propietario. Textualmente dice
que quien adquiere un bien por prescripción puede entablar juicio para que se le
declare propietario, esto es, para que se le reconozca la situación jurídica de
propietario, que ya la tiene con antelación.

1.10. Interrupción del plazo prescriptorio

Hemos creído conveniente que para establecer la interrupción de la prescripción es


de suma importante tener conocimiento de cuando comienza la prescripción.

Para ello hemos tomado al jurista (Balbín, 1990) quien expresa que se inicia la
prescripción desde que comienza la posesión, siendo esta figura jurídica el
elemento indispensable en la prescripción adquisitiva, a tal punto de que solo se
prescribe en tanto se posee.

El mismo autor sigue diciendo que tratándose de derechos condicionales o a plazo


la prescripción se iniciará desde que la condición o el plazo se cumplen. Es preciso
tener en cuenta que tratándose de la posesión de un bien por violencia, la
prescripción no comienza a correr desde la iniciación de la posesión sino desde la
cesación en la violencia.

19
1.11. Tramitación y requisitos especiales que deben contener la demanda
de prescripción adquisitiva de dominio

El (CIVIL, 1984) adjetivo señala en el artículo 504, inciso 2 que es tramitable en vía
proceso abreviado la prescripción adquisitiva de dominio.

Es claro precisar una diferencia sustancial en cuanto a la pretensión referida al título


supletorio, referido en el inciso 1 del mismo artículo, así pues, mediante una
demanda de título supletorio, el propietario de un bien que carece de documentos
que acrediten su derecho, pretende contra su inmediato transferente, a los
anteriores a éste, o sus respectivos sucesores, el otorgamiento del título de
propiedad correspondiente, de acuerdo a los dispuesto por el inc. 1° del art. 504°
del Código procesal civil; mientras que la posesión sobre un bien forma continua,
pacífica y pública en los plazos que se precisan en el art. 950°.

Referido a los requisitos que debe contener una demanda cuya pretensión sea la
de adquirir un bien bajo la figura jurídica de la prescripción adquisitiva, establece
que además de lo dispuesto por los artículos 424 y 425 de CPC, la demanda debe
contener otros requisitos esenciales que permitan la admisibilidad de la demanda.
El artículo prescribe lo siguiente: Cabe reafirmar que sin estos requisitos no se
admitirá a trámite la demanda interpuesta. (Sanchez Correa, 2012).

1.12. Requisitos de la demanda de acuerdo a ley

Según nuestro (Código Civil, 1984)

En el artículo 424, “Requisitos de la demanda”, nos establece que la demanda debe


contener:

1. La designación del Juez ante quien se interpone.


2. El nombre, los datos de identidad, dirección domiciliaria, domicilio
procesal del demandante y el domicilio procesal electrónico, constituido

20
por la casilla electrónica asignada por el Poder Judicial de acuerdo a la
Ley 30229.
3. El nombre y la dirección domiciliaria del representante o apoderado del
demandante, si no puede comparecer o no comparece por sí mismo.
4. El nombre y dirección domiciliaria del demandado. Si se ignora esta
última, se expresará esta circunstancia bajo juramento que se entenderá
prestado con la presentación de la demanda.
5. El petitorio que comprende la determinación clara y concreta de lo que se
pide.
6. Los hechos en que se funde el petitorio, expuestos enumeradamente en
forma precisa, con orden y claridad.
7. La fundamentación jurídica del petitorio.
8. El monto del petitorio, salvo que no pudiera establecerse.
9. El ofrecimiento de todos los medios probatorios.
10. La firma del demandante o de su representante o de su apoderado y del
abogado, la cual no será exigible en los procesos de alimentos. El
secretario respectivo certificará huella digital del demandante analfabeto.

Asimismo en el artículo 504 “Tramitación”: Se tramita como proceso abreviado la


demanda que formula:

1. El propietario de un bien que acrece de documentos que acrediten su


derecho, contra su inmediato transferente o los anteriores a éste, o
sus respectivos sucesores para obtener el otorgamiento del título de
propiedad correspondiente;
2. El poseedor para que declare propietario por prescripción; y,
3. El propietario o poseedor para que se rectifiquen en el área o linderos,
o para que se limiten éstos mediante deslinde.
Este proceso sólo se impulsará a pedido de parte.

21
1.13. Anexos que debe contener la demanda

De igual manera en el artículo 505 se establecen los requisitos especiales: Además


de lo dispuesto en todos los artículos 424 y 425, la demanda debe cumplir con los
siguientes requisitos adicionales:

1. Se indicará en todo caso; el tiempo de la posesión del demandante y la


de sus causantes; la fecha y forma de adquisición; la persona que, de ser
el caso, tenga inscritos derechos sobre el bien; y, cuando corresponda,
los nombres y el lugar de notificación de los propietarios u ocupantes de
los bienes colindantes.

2. Se describirá el bien con la mayor exactitud posible, en caso de inmueble


se acompañará planos de ubicación y perimétricos, así como descripción
de las edificaciones existentes, suscritos por ingeniero o arquitecto
colegiado y debidamente visados por la autoridad municipal o
administrativa correspondiente, según la naturaleza del bien; y cuando
sea el caso, certificación municipal o administrativa sobre la persona que
figura como propietario o poseedora del bien. El juez podrá, si lo
considera necesario exigir la presentación de los comprobantes de pago
de los tributos que afecten al bien.

3. Tratándose de bienes inscribibles en un registro público o privado se


acompañará, además, copia literal de los asientos respectivos de los
últimos diez años, si se trata de inmuebles urbanos, o de cinco años si se
trata de un inmuebles rústicos o bienes muebles, o certificación que
acredite que los bienes no se encuentran inscritos.

4. Se ofrecerá necesariamente como prueba la declaración testimonial de


no menos de tres ni más de seis personas, mayores de veinticinco años,
sin perjuicio de los demás medios probatorios que se estime pertinentes.

22
5. Tratándose de deslinde se ofrecerá como prueba, además, la inspección
judicial del predio.

23
2. RECTIFICACIÓN O DELIMITACIÓN DE ÁREAS O LINDEROS

2.1. Definición

Desde la perspectiva del derecho es aquella pretensión por la cual se concede al


propietario de un bien inmueble a fin de que rectifique el área total o parcial del
terreno o las medidas perimétricas de los linderos, o para que se limiten éstos
mediante deslinde en forma correcta. Hay terrenos con medidas perimétricas
erradas y/o áreas que no coinciden entre el documento y la realidad del bien, o
también existe disputa con colindantes sobre una determinada área o lindero, la
misma que se tramitará judicialmente para su rectificación y luego remitirse al
notario para que corrija el título de propiedad y se pueda inscribir el dominio.

La rectificación o delimitación (DESLINDE) de áreas o linderos es un asunto


contencioso que se tramita en vía de proceso abreviado, es de destacar que el
proceso de delimitación solo se dará a pedido de parte, previsto en el art. 504 del
código procesal civil, no dejando de lado el art.13 de la ley 27333referido al
saneamiento del área, lindero, y medias perimétricas del terreno el cual determina
que: cuando sea necesario determinar el área, lindero y medidas perimétricas del
terreno, o cuando existan discrepancias entre el área real del terreno, sus medidas
perimétricas y/o linderos, con los que figuren en la partida registral del predio, estas
podrán determinarse o rectificarse de acuerdo con los siguientes procedimientos:

a) Por mutuo acuerdo:

Mediante escritura pública suscrita por el propietario del predio y los propietarios de
todos los predios colindantes, en la que estos últimos manifiesten su conformidad
con el área, medidas perimétricas o linderos, según corresponda.

24
b) Procedimiento notarial:

Se podrá tramitar como un asunto no contencioso de competencia notarial, según


los procedimientos a los que refieren el art 504 y siguientes del C.P.C, en lo que sea
aplicable, siempre y cuando el área real del predio sea igual o inferior registrada en
la partida.

c) Procedimiento judicial:

Se tramita por el procedimiento judicial previsto en los artículos 504 y siguientes del
C.P.P, toda rectificación que suponga superposición de áreas o linderos, o cuando
surja oposición de terceros.

La corte suprema de justicia de la república, en relación al proceso de rectificación


o delimitación (deslinde) de aéreas o linderos, ha establecido lo siguiente:

“El deslinde de predios vecinos significa, según al art 966 del código civil, la
determinación de la línea divisoria que los separa, para sobre ella colocar los hitos
materiales que le hagan visible, de manera que si no se define previamente esa
línea, no se podrían colocar los hitos”(casación Nro. 1753-97)

Tenemos conceptos por los siguientes autores:

Diez Picazo y Gullon sostiene que “el deslinde es la operación mediante la cual se
fijan limites naturales de una finca o terreno”. (DIEZ PICAZO; Y GULLON, 1997,
VOLUMEN II: Pg. 118).

Azula Camacho es típula que “se entiende por deslinde al acto judicial en virtud del
cual se fija la línea que divide o sirve de límite entre dos o más predios colindantes
de diferentes dueños. Es por tanto un acto esencialmente decisorio” (AZULA
CAMACHO, 1995, TOMO II: 319).

25
Según valencia Zea, “la acción de deslinde consiste en señalar los linderos y poner
mojones en los lugares en q sea necesario para marcar ostensiblemente mente la
línea divisoria. Puestos los mojones que sirven de límites a las propiedades
colindantes, nadie los puede retirar” (valencia zea, 1976, tomo II : pg 196)

2.2. Naturaleza de la acción de deslinde

“Se trata de una acción real, porque su objeto es la determinación de los límites del
dominio de cada propiedad. Es una acción petitoria, porque con ella se discute el
derecho de los linderos a la propiedad y no la posesión. Es imprescriptible, porque
se funda en un condominio” (Alsina, 1963, tomo vI pg 482)

El deslinde es una actio in rem, porque es concedido por la ley al propietario de un


fundo contra el propietario del fundo vecino, a efecto de que los limites confusos se
investiguen y se aclaren. (castro,1931, tomo tercero , pg 140)

Por lo tanto la naturaleza del deslinde es esclarece los límites de los linderos de
propiedades de las parten intervinientes como los son los propietarios del bien
inmueble, establecidos de acuerdo al registro de propiedad establecidos.

2.3. Requisitos de la acción de deslinde

Para Santos Briz, la acción de deslinde “requiere como supuestos fundamentales la


titularidad dominical respectiva por parte del actor y demandado sobre predios
colindantes, y confusión de sus linderos en el punto o línea de tangencia, pues la
conferencia por el ordenamiento jurídico para evitar intrusiones más o menos
conscientes en propiedad ajena, es obvio el eje cardinal de la misma radica en la
mencionada confusión de límites sin que la misma sea válida cuando los predios
estén perfectamente identificados y delimitados”.

26
2.4. Partes intervinientes

Según (Sanchez Correa, 2012):

Demandante: Persona que considera existe una incertidumbre acerca de los límites
de su bien, de ser el caso tenga inscritos derechos sobre el bien y, cuando
corresponda, los nombres y lugar de notificación de los propietarios u ocupantes de
los predios colindantes.

Demandado: Personas emplazadas a quienes va dirigida la demanda y si creen


estar afectados sus derechos por la demanda de rectificación de área o, linderos,
pueden salir a juicio y contestar la demanda.

2.5. Bienes rústicos o urbanos

Los terrenos rústicos de la República que conforme a las disposiciones del Decreto
Ley Nº 17716, Decreto Legislativo Nº 653 y demás disposiciones conexas y
complementarias fueron declarados en abandono e incorporados al dominio del
Estado, serán inscritos a nombre de éste en el Registro de la Propiedad Inmueble
o, en su caso, en el Registro Predial, por el solo mérito de la resolución suprema
que se hubiere expedido, procediéndose igualmente a cancelar los asientos
extendidos a nombre de terceros.

Igual mérito inscribible tendrán las resoluciones administrativas que declaren el


abandono de tierras de conformidad con lo dispuesto por el segundo párrafo del

Artículo 88 de la Constitución Política del Perú, así como las que declaren la
caducidad de una adjudicación y la consiguiente reversión de un predio al dominio
estatal.

Tercera.- En el caso de haberse detectado la existencia de superposición entre


partidas registrales correspondientes a predios eriazos o rústicos comprendidos en
lo alcances de las dos disposiciones precedentes con respecto a partidas registrales

27
de predios adjudicados en su oportunidad por el Gobierno Central, los gobiernos
regionales o locales, las Oficinas Registrales de la Superintendencia Nacional de
los Registros Públicos y, en su caso, en el Registro Predial, se abstendrán de
disponer el cierre de partidas hasta en tanto no se haya presentado la resolución
que ordena cancelar la partida del predio revertido, anotándose este hecho en
ambas partidas.(ley No.27333, complementaria a la ley 2662).

2.6. Posterior inscripción de los predios en los registro públicos

Para (Sanchez Correa, 2012) De la naturaleza de la pretensión y la consecuencia


de la pretensión, lo que busca el demandado es que se declare fundada dicha
pretensión (sentencia firme) busque la inscripción del predio rectificado o delimitado
en los registros públicos. Así trayendo a colación el libro IX del código sustantivo,
en si articulo 2019 el cual prescribe lo siguiente:

De lo mencionado anteriormente es factible deducir que declara en sentencia firme


la rectificación o delimitación del área o linderos, acto seguido se inscribirá en
registros públicos, dicha rectificación o delimitación, para así velar un derecho que
mediante sentencia adquiera la calidad de cosa juzgada.

2.7. Competencia

Conforme lo dispone el artículo 488 del código procesal civil (CIVIL, 1984), son
competentes para conocer los procesos abreviados (entre los que se encuentra el
de rectificación o delimitación de áreas o linderos), los jueces civiles y los de paz
letrados, salvo en aquellos casos en que la ley atribuye su conocimiento a otros
órganos jurisdiccionales. Los juzgados de paz letrados son competentes cuando la
cuantía de la pretensión es, mayor de cien y hasta quinientas unidades de referencia
procesal. Los jueces civiles serán competentes cuando se supere dicho monto.

28
2.7.1. Competencia notarial

(Sanchez Correa, 2012) La ley 27333 complementaria a la ley Nº 26662, la ley de


asuntos no contenciosos de competencia notarial, regula lo referente a las de
edificaciones. Estableciendo art. su artículo 13 (Del saneamiento del área, lineros
y medidas perimétricas del terreno). Dicha ley prescribe lo siguiente:

Cuando sea necesario determinar el área, linderos y medidas perimétricas del


terreno, o cuando existan discrepancias entre el área real del terreno, sus medidas
perimétricas y/o linderos, con los que figuren en la partida registral del predio, éstas
podrán determinarse o rectificarse de acuerdo con los siguientes procedimientos:

Por mutuo acuerdo: Mediante escritura pública suscrita por el propietario del
predio y los propietarios de todos los predios colindantes, en la que éstos
últimos manifiesten su conformidad con el área, medidas perimétricas y/o
linderos, según corresponda.

Procedimiento Notarial: Se podrá tramitar como un asunto no contencioso


de competencia notarial, según los procedimientos a los que se refieren los
artículos 504 y siguientes del Código Procesal Civil, en lo que sea aplicable,
siempre y cuando el área real del predio sea igual o inferior a la registrada
en la partida.

Cuando el área real es superior a la registrada procederá este trámite


siempre y cuando exista una certificación registral de que la mayor área no
se superpone a otra registrada. Este procedimiento se tramita de
conformidad con lo establecido en el Reglamento de la Ley No 27157.

Procedimiento Judicial: como ya se viene mencionando se tramita por el


procedimiento judicial previsto en los artículos 504 y siguientes del Código
Procesal Civil, toda rectificación que suponga superposición de áreas o
linderos, o cuando surja oposición de terceros.

29
Si, durante la tramitación de cualquiera de los procesos indicados en los dos últimos
puntos precedentes, se produjese acuerdo entre los propietarios podrá otorgarse la
escritura pública a la que se refiere el primer punto, dándose por concluido el
proceso iniciado.

2.8. Tramitación y requisitos esenciales que debe contener la demanda de


rectificación o delimitación de áreas o linderos

Es preciso indicar que al igual que la prescripción adquisitiva de dominio, ésta se


tramita en la vía procedimental abreviada, como se señala en el artículo 504 del
CPC su tramitación para esta pretensión.

Aquí donde el propietario o poseedor recurre a la jurisdicción para ejercer el juicio


de deslinde o rectificación del área.

Es decir se trata de una pretensión declarativa ya que tiene como finalidad el


pronunciamiento de una sentencia, con efecto de cosa juzgada, que despeja el
estado de incertidumbre existente con respecto al área o linderos de terrenos
contiguos, cuando no se conozca con certeza la línea divisora a raíz de no haberse
fijado nunca o de haber desaparecido los signos (mojones, cercos o piedras)
mediante los cuales se exteriorizaba. Otros autores califican al deslinde como “el
acto en cuya virtud se establece, mediante una mensura, la línea divisora entre dos
propiedades contiguas cuyos límites se encuentran confundidos”.

El deslinde puede requerirse aunque no medie confusión de límites y al solo efecto


de aplicar el título al terreno, operación que puede reportar ventajas cuando
interesa determinar la superficie exacta de un inmueble a fin de enajenarlo o de
constituir sobre el algún derecho real. Dictada la sentencia de deslinde,
corresponde practicar el amojonamiento. Este consiste en colocar señales
tendientes a precisar sobre el terreno los límites de las propiedades contiguas que
han sido objeto de un deslinde, cuya eventual remoción por cualquiera de los
colindantes es susceptible de un interdicto o de una pretensión posesoria.

30
Para que proceda esta acción se requiere que los terrenos pertenezcan a distintos
propietarios y que sean contiguos, esto es, que no resulta procedente en caso que
los terrenos se encuentren separados por una calle o camino, un curso de agua u
otro accidente similar.

Como señala la norma, esta pretensión puede ser interpuesta por quienes tengan
derechos reales sobre el bien, como el propietario o poseedor de terrenos cuyos
límites se hallen confundidos con los de un terreno colindante, a fin de que los
límites confusos se investiguen, demarquen y amojonen. La pretensión solo puede
interponerse frente al propietario del fundo contiguo de manera que carecen de
legitimación pasiva los titulares de otros derechos reales, quienes sin embargo
pueden intervenir en el proceso a título de terceros adherentes simples.

Como ya se ha señalado, la pretensión de deslinde supone un estado de


incertidumbre acerca de la extensión comprendida por el derecho de cada uno de
los colindantes y la finalidad consiste en que se investigue y determine la superficie
que respectivamente le pertenece; en cambio, si sobre la base de los antecedentes,
cualquiera de los colindantes afirma ser propietario de una determinada fracción de
terreno poseída por su vecino y reclama la restitución de la posesión perdida, debe
recurrir a la pretensión reivindicatoria y no al deslinde. Entre ambas pretensiones
suelen destacarse las siguientes diferencias, según Palacio:

1. Mientras en la pretensión de deslinde cada una de las partes reviste


simultáneamente la calidad de actora y demandada razón por la cual
incumbe a ambas la carga de la prueba, en la pretensión reivindicatoria dicha
carga solo pesa en principio sobre el demandante;

2. En la pretensión de deslinde el juez puede fijar la línea separativa, conforme


a su criterio, en el supuesto que falten elementos probatorios susceptibles
de determinarla, al paso que esa facultad judicial no es ejercitable en la
pretensión reivindicatoria, la cual se halla sujeta a las reglas generales sobre
la carga de la prueba".

31
Dice Palacio que en ambas hipótesis corresponde al juez establecer la línea
divisoria entre las propiedades contiguas, determinando en consecuencia lo que
pertenece a cada propietario colindante. Si bien para fijar el límite corresponde
atenerse, ante todo, a los títulos de los colindantes, puede suceder que estos sea
por superposición o indeterminación, no constituyan elementos de juicio idóneos
para despejar la incertidumbre existente, en cuyo caso el juez con el auxilio de la
pericia, se halla facultado para examinar si la posesión actual o la anteriormente
ejercida según vestigios antiguos son susceptibles de interpretar el alcance de los
títulos, pero en el caso contrario, es decir frente a la imposibilidad de determinar los
límites "ni por los vestigios antiguos ni por la posesión, la parte dudosa de los
terrenos será dividida, entre los colindantes según el juez lo considere
conveniente".

Es importante indicar que este proceso solo se impulsará a pedido de parte,


apartándose con ello de la regla general que señala el artículo II del TP del CPC
que dice: "el juez tiene el deber de impulsar el proceso por sí mismo".

En cuanto a los requisitos se establece que son los mismos establecidos en el art.
505, que en capítulo de prescripción adquisitiva de dominio mencionamos.

2.9. Requisitos fundamentales o prueba fundamental a realizarse

Estos requisitos o prueba fundamental se establecen además de los requisitos que


deben contener una demanda (424 y 425 C.P.C.), asimismo que se anexen los
requisitos esenciales que el art. 505 del C.P.C. siempre y cuando la demanda
interpuesta sea admitida a trámite.

Se implementan también requisitos especiales en una demanda como lo son (art


505 cpc):

Se indicara en todo lo caso: el tiempo de la posesión del demandante y la de


sus causantes; la fecha y forma de adquisición; la persona que, de ser el
caso, tenga derechos inscritos sobre el bien; y cuando corresponda, los

32
nombres y lugares del bien; y cuando corresponda, los nombre y lugares de
notificación de los propietarios u ocupante de los bienes colindantes.

Se describirá el bien con la mayor exactitud posible. En caso de inmueble


se acompañaran: planos de ubicación y perimétricos, así como descripción
de las edificaciones existentes, suscritas por ingeniero o arquitecto colegiado
y debidamente visados por la autoridad municipal o administrativa
correspondiente, según la naturaleza del bien.

Tratándose de bienes inscribibles en un registro público o privado, se


acompañara, además, copia literas de los asientos respectivos de los últimos
diez años, si se trata de inmuebles urbanos, o de 5 años si se trata de bienes
rústicos o bienes muebles, o certificación que acredite que los bienes no se
encuentran inscritos.

Se ofrecerá necesariamente como prueba la declaración testimonial de no


menos de tres ni más de seis personas, mayores de 25 años, sin perjuicio
de los demás medios probatorios que se estime pertinente.

Tratándose de deslinde se ofrecerá como prueba, además, la inspección


judicial del predio”.

El emplazamiento de la acción del deslinde

El artículo del código procesal civil regula el emplazamiento en el proceso abreviado


de ratificación o delimitación de áreas o linderos o deslinde.

El primer párrafo del art 506 del CPC establece que:

33
“aunque se conozcan el nombre y domicilio del demandado o demandados y en su
caso, de los colindantes, en el auto admisorio de la demanda el juez dispondrá que
el extracto de la misma se publique por tres veces, con intervalo de tres días, en
forma prevista de los artículos 167 y 168 de cpc.

Art 167, publicación de los edictos:

La publicación de los edictos se hace en el diario oficial y en un diario de mayor


circulación del lugar del último domicilio del citado, si fuera conocido o, en su
defecto, del lugar del proceso. Se acredita su realización agregando al expediente
el primer y los últimos ejemplares que contienen la notificación.

2.10. De la notificación especial de la demanda

(Sanchez Correa, 2012) Tanto en los procesos de prescripción adquisitiva, de


rectificación o delimitación de áreas o linderos y hasta de títulos supletorios,
conforme se desprende del artículo 506, primer párrafo, del Código Procesal Civil,
aunque se conozcan el nombre y domicilio del demandado o demandados y, en su
caso, de los colindantes, en el auto admisorio de la demanda el Juez dispondrá
que el extracto de la misma se publique por tres veces, con intervalo de tres días,
en la forma prevista en los artículos 167 y 168 de dicho cuerpo de leyes. El artículo
167 del Código Procesal Civil versa sobre la publicación de los edictos y señala
que:

a) La publicación de los edictos se hace en el diario oficial y en un diario de


los de mayor circulación del lugar del último domicilio del citado, si fuera
conocido o, en su defecto, del lugar del proceso;

b) Se acredita su realización agregando al expediente el primer y el último


ejemplares que contienen la notificación;

34
c) A falta de diarios en los lugares mencionados, la publicación se hace en la
localidad más próxima que los tuviera, y el edicto se fijará, además, en la
tablilla del Juzgado y en los sitios que aseguren su mayor difusión;

d) En atención a la cuantía del proceso, el juez puede ordenar la prescindencia


de la publicación, realizándose sólo en la tablilla del Juzgado y en los
lugares que aseguren una mayor difusión. El artículo 168 del Código
Procesal Civil norma la forma de los edictos y prescribe que:

Los edictos contendrán, en síntesis, las mismas prescripciones de la


cédula, con transcripción sumaria de la resolución;

La publicación se hará por tres días hábiles, salvo que el Código


Procesal Civil establezca número distinto;

La resolución se tendrá por notificada el tercer día contado desde la


última publicación, salvo disposición legal en el Consejo Ejecutivo del
Poder Judicial podrá disponer la adopción de un texto uniforme para la
redacción de edictos.

2.11. De la publicación en el diario para el caso de bienes rústicos y de la


publicación en el diario de bienes urbanos

(CIVIL, 1984) En los casos del artículo 435 del Código Procesal Civil y siempre que
se trate de predios rústicos, se efectuará asimismo notificación por radiodifusión
por cinco días consecutivos como dispone el artículo 169 del referido Código
adjetivo (art. 506, parte final, del C.P.C.). El artículo 435 del Código Procesal Civil
establece que:

a) Cuando la demanda se dirige contra personas indeterminadas o inciertas,


el emplazamiento deberá alcanzar a todos los habilitados para contradecir
y se hará mediante edicto, conforme a lo dispuesto en los artículos 165 166,

35
167 y 168 del Código Procesal Civil (que regulan la notificación edictal),
bajo apercibimiento de nombrárseles curador procesal;

b) Cuando el demandante ignore el domicilio del demandado, el


emplazamiento también se hará mediante edicto, bajo apercibimiento de
nombrársele curador procesal; y

c) El plazo del emplazamiento será fijado por cada procedimiento, pero en


ningún caso será mayor de sesenta días si el demandado se halla en el
país, ni de noventa si estuviese fuera de él o se trata de persona
indeterminada o incierta. Finalmente, el artículo 169 del Código Procesal
Civil norma lo relativo a la notificación por radiodifusión y señala que:

En todos los casos en que el Código Procesal Civil autoriza la publicación


de edictos, de oficio o/a pedido de parte, el Juez puede ordenar que
además se hagan por radiodifusión;

Las transmisiones se harán por una emisora oficial o las que determinen
el Consejo Ejecutivo de cada Corte Superior;

El número de veces que se anuncie será correspondiente con el número


respecto de la notificación por edictos;

Esta notificación se acreditará agregando al expediente declaración


jurada expedida por la empresa radiodifusora, en donde constará el texto
del anuncio y los días y horas en que se difundió;
La resolución se tendrá por notificada el día siguiente de la última
transmisión radiofónica; y

Los gastos que demande esta notificación quedan incluidos en la


condena en costas.

36
2.12. Contestación de la demanda

Según nuestro (CIVIL, 1984) los requisitos y contenido de la contestación a la


demanda.

Al contestar el demandado debe:

1. Observar los requisitos previstos para la demanda, en lo que corresponda;


2. Pronunciarse respecto de cada uno de los hechos expuestos en la demanda.
El silencio, la respuesta evasiva o la negativa genérica pueden ser
apreciados por el Juez como reconocimiento de verdad de los hechos
alegados;
3. Reconocer o negar categóricamente la autenticidad de los documentos que
se le atribuyen,
4. o aceptar o negar, de igual manera, la recepción de documentos que se alega
le fueron enviados. El silencio puede ser apreciado por el Juez como
reconocimiento o aceptación de recepción de los documentos;
5. Exponer los hechos en que funda su defensa en forma precisa, ordenada y
clara;
6. Ofrecer los medios probatorios; y
7. Incluir su firma o la de su representante o de su apoderado, y la del Abogado.
El Secretario respectivo certificará la huella digital del demandado
analfabeto.
8. Artículo 443.- Plazo de la contestación y reconvención.-
9. El plazo para contestar y reconvenir es el mismo y simultáneo.
10. Artículo 444.- Anexos de la contestación a la demanda.-
11. La contestación se acompañan los anexos exigidos para la demanda en el
Artículo 425, en lo que corresponda.
12. Artículo 445.- Reconvención.-
13. La reconvención se propone en el mismo escrito en que se contesta la
demanda, en la forma y con los requisitos previstos para ésta, en lo que
corresponda.

37
14. La reconvención es admisible si no afecta la competencia ni la vía
procedimental originales.
15. La reconvención es procedente si la pretensión en ella contenida fuese
conexa con la relación jurídica invocada en la demanda. En caso contrario,
será declarada improcedente.
16. El traslado de la reconvención se confiere por el plazo y en la forma
establecida para la demanda, debiendo ambas tramitarse conjuntamente y
resolverse en la sentencia.

38
CONCLUSIONES

1. El proceso abreviado es uno de los procesos contenciosos, contemplado en


nuestro Código Procesal Civil Peruano, de duración intermedia en relación al
del procesos de conocimiento ya que ambos poseen plazos diferentes en
cuanto a las actuaciones a realizar, de igual manera que el proceso
sumarísimo, que como se sabe es el proceso cuyo trámite es más corto y
simple.

2. El proceso abreviado se caracteriza principalmente por la improcedencia de


la reconvención en determinados asuntos contencioso que se ventilan en
dicha vía, según lo establecido en el artículo 490 de nuestro Código Procesal
Civil; la concentración de actos procesales, al realizarse el saneamiento
procesal y la conciliación es una sola audiencia, según lo referido en el
artículo 493 del CPC; asimismo nos da la posibilidad de ofrecer medios
probatorios en la apelación de sentencias, según el artículo 374 del CPC.

3. Según el artículo 488 del CPC, son competentes para conocer los procesos
abreviados los Jueces Civiles y los Paz letrados, salvo en aquellos casos en
la ley atribuye su conocimiento a otros órganos jurisdiccionales. Los juzgados
de paz letrados son competentes cuando la cuantía de la pretensión es
mayor de veinte y hasta cincuenta unidades de referencia procesal.

39
BIBLIOGRAFÍA

Albaladejo, M. (1994). Derecho Civil, Tomo III, volumen primero. Barcelona: Bosch.

Antonio, A. C. (s.f.). Curso de Derechos Reales, propiedad y posesión.

Arias, S. M. (1984). Exegesis del Código Civil de 1984. Derechos Reales.

Balbín, J. A. (1990). Derechos Reales. Perú.

CIVIL, C. (1984). Perú: Jurista Editores.

Diez Picaso y Ponce de León, L. (2003). La Prescripción Extintiva en el Código Civil


y en la Jurisprudencia del Tribunal Supremo. Madrid: Civitas.

Gonzáles Barrón, G. (2003). Curso de Derechos Reales. Lima: Jurista Editores.

Hernandez Gil, A. (1980). La posesión. Madrid: Civitas.

Mazeaud, H., León, & Jean. (1996). Lecciones de Derecho Civil: Parte Segunda.
Buenos Aires.

N°253-2000, C. (02-01-2001). Lambayeque: "El Peruano".

Obando Blanco, V., Huerta Sáenz, H., & Herrera Delgado, A. &. (2009). Derecho
Civil- Serie: Líneas Individuales de Pnesamiento Jurisdiccional /Nº1. Lima:
Tarea Asociación Gráfica Educativa.

Planiol, M. y. (1956). Tratado Práctico de Derecho Civil Francés. Habana: Cultural


S.A.

Sanchez Correa, V. (2012). Derecho Procesal Civil II: Tomo I. Lambayeque-Perú.

40