Vous êtes sur la page 1sur 16

BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

DERECHO AGRARIO Y MINERO - PARCIAL II

1.- ¿Qué es la empresa agraria? Luego de definirla, diferénciela de la empresa comercial.


La doctrina asimila el derecho agrario a la empresa agraria. El derecho agrario ha nacido en
el momento en que comenzó a adquirir relevancia autónoma sobre el terreno jurídico la empresa
agraria, por lo que la empresa agrícola ha nacido para el derecho cuando comenzó a asumir relieve
como un instituto separado y distinto de la propiedad del fundo rústico por lo que el proceso
productivo quedaba fuera de la disciplina jurídica.
El derecho agrario es el derecho de la empresa agrícola, por lo que el concepto de empresa,
empresario, hacienda y actividad son básicos para esta disciplina.
Existe coincidencia sustancial respecto al concepto jurídico y económico de la empresa
agraria. Existen diferentes teorías respecto a la naturaleza jurídica de la empresa, así tenemos que
algunos autores consideran a la empresa como un sujeto de derecho y estiman que la entidad que
forman los diversos bienes integrados en ésta no es la suma de ellos, sino por el contrario una realidad
totalmente nueva y distinta. Así Vattier Fuezalida entiende que la empresa no es una reunión inerte
de medios de producción sino un nuevo sujeto con vida propia, postura criticada porque confunde
empresa con sociedad. Es la sociedad y no la empresa el sujeto de derecho, pudiendo ejercer una
empresa, una actividad. Otros, no consideran a la empresa como un verdadero sujeto de derecho
entienden que misma encierra una cierta subjetividad. Así para Pasarelli, la empresa es un centro de
relaciones jurídicas independientes y personalizado. Santi Romano, por su parte ve en “la empresa
una pequeña institución, una actividad organizada con ciertos fines. Un ente social, distinto de las
personas que de ella forman parte o que la dirigen así como también de sus restantes elementos,
quedando comprendido en la categoría jurídica de las instituciones, ya sean entes o cuerpos sociales
u organizaciones que pueden o no tener propia personalidad”. Otros, ven a la empresa como una
organización o comunidad, criterio adoptado por nuestra ley de contrato de trabajo 20.744.
Por otro lado, Napolitano señala la necesidad de considerar a la empresa no solo como una
actividad del empresario sino como una organización de bienes y personas al fin de la producción.
Hay quienes consideran a la empresa agraria como una comunidad de personal en la cual se insertan
el sujeto que da el capital y quieres prestan el trabajo.
Por su parta, otros autores estiman a la empresa como objeto, la definen como un organismo
vivo compuesto de trabajo de cosas materiales y de bienes inmateriales, destinada a la integración de
BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

hombres y capitales y al cumplimiento de los fines de la economía social, concepto criticado porque
limita a la empresa en su aspecto objetivo, a la hacienda.
En definitiva, cualquiera sea la actividad o el sector económico en que el empresario desarrolle
sus actividad, la empresa ha de reunir los requisitos necesarios para calificarla como tal y distinguirla
de otras situaciones jurídicas, por lo que debemos tener presente que el empresario es quien “ejercita
profesionalmente una actividad económica organizada dirigida a la producción o al intercambio de
bienes o servicios”. La empresa es entonces una definición que la doctrina califica como derivada,
una especie de actividad profesional, organizada y económica, una actividad calificada por la
profesionalidad, la organización y la economicidad, siendo fundamental el concurso de estos tres
requisitos para la existencia de una empresa en sentido jurídico.
Por otro lado, la empresa comercial fue una de las causas que dio origen al sistema económico.
Es una de las ramas del derecho que tenía en consideración la actividad económica.
La empresa es un concepto unitario, no importa que sea un sujeto de derecho (el sujeto
empresario) ni una simple objeto (el objeto es la hacienda), es en consecuencia la actividad que realiza
el empresario mediante una organización instrumental en orden a la producción o al intercambio de
bienes o de servicios, pero para definir a la empresa agraria, debemos partir de un concepto unitario
de empresa, también aplicable a las demás partes del derecho económico. No hay dudas que la
empresa agraria corresponde al derecho comercial. Por lo que “si en el caso de la actividad agraria
concurrieran los requisitos de economicidad, organicidad, profesionalidad e imputabilidad
podríamos decir que estamos ante la existencia de una empresa agraria, por lo que es la actividad
agraria la que sirve para distinguir a la empresa agraria de la actividad comercial, porque la
calificación de la empresa se funda en la diversidad del objeto y en consecuencia es necesario
establecer cuál es el objeto agrario de la empresa”.

2.- Especifique las diferencias entre contrato de aparcería agrícola y contrato de pastaje.

CONTRATO DE CONTRATO DE
APARCERÍA AGRICOLA PASTAJE
Hay aparcería agrícola cuando una de las Una parte se obliga a facilitar a otra el
partes se obliga a entregar a otra un predio rural pastaje de animales en un predio, mediante el
con o sin plantaciones, sembrados, animales, pago de una suma cierta de dinero por cabeza y
BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

enseres o elementos de trabajo para la en relación al tiempo de duración del contrato.


explotación agropecuaria en cualquiera de sus El dueño del predio recibe los animales de un
especializaciones con el objeto de repartirse los tercero para que se alimenten con pastos que en
frutos. él existen, percibiendo una suma cierta de dinero
por cabeza de animal, por tiempo en que lo
hacen, sin conceder el uso y goce del inmueble.
El objeto del contrato es la cesión de un El objeto del contrato está constituido
predio rural, de un inmueble que se encuentre por los pastos, hierbas, naturales o artificiales o
ubicado fuera de la planta urbana de las ciudades rastrojos aptos para la alimentación.
o pueblos.
Las partes son el “aparcero dador” o Las partes son el “concedente del pasto”,
“simplemente dador”, es el que cede el uso y “tenedor del predio” o “dador de pastaje”, es el
goce del predio y “tomador” o “simplemente que recibe a los animales para alimentarlos. Por
aparcero” que es el productor al que se le otro lado, tenemos el “tomador de pastaje” o
concede el predio para la explotación con la “dueño de los animales” que es el que entrega
finalidad de distribuirse los frutos. los animales para que sean alimentados.
Es un contrato típicamente agrario. Innominado, consensual, bilateral, no
Bilateral, consensual, oneroso, aleatorio, de formal, conmutativo, oneroso y de tracto
tracto sucesivo y formal. sucesivo. Es un contrato bilateral, que genera
derechos y obligaciones a favor de cada una de
las partes.
Las partes podrán convenir libremente el El tenedor del predio tiene la obligación
porcentaje en la distribución de los frutos. de facilitar el pastaje y la bebida necesaria para
Ninguna de las partes podrá disponer de los los animales y de mantener el campo en
frutos sin haberse realizado antes la distribución condiciones de servir al destino convenido y en
de los mismos, salvo autorización expresa de la contraprestación el dueño de los animales, se
otra (art. 30 Ley 13.246). Se reparten los frutos, obliga a pagar un precio cierto por cabeza de
no hay precio en dinero. Las partes pueden y animal y por tiempo, ya sea por día, mes o por
deben establecer libremente todo lo relativo a la año.
forma, tiempo y lugar de entrega de los
productos, pero ninguna puede disponer de ellos
sin haberse realizado previamente su
distribución. Hasta que dicha operación se
realice habrá un condominio de los frutos entre
las partes y es natural por lo tanto que la ley
establezca tal prohibición, pues ninguna parte
puede realizar actos materiales o jurídicos que
BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

importen el ejercicio actual o inmediato del


derecho de propiedad.
El contrato de aparcería agrícola, En el contrato de pastaje el dueño del
consiste en la cesión de un predio rural para su predio rural recibe los animales de un tercero
explotación agropecuaria, se concede el uso y para que se alimenten de los pastos que en él
goce del predio. existen, percibiendo una suma de dinero por
cabeza de animal y por el tiempo en que lo
hacen, pero sin conceder el uso o goce del
predio.

3.- Desarrolle sintéticamente la evolución de los derechos de la propiedad de la tierra en


la República Argentina, desde 1810 a la fecha. (8 puntos)
* Durante el régimen colonial y aún en el periodo que media entre la Revolución de Mayo
(1810) y la organización nacional lograda con la sanción de la Constitución (1853) fueron numerosas
las disposiciones dictadas por los sucesivos gobiernos para regular y resolver los problemas de la
campaña del interior del país, disposiciones generalmente emanadas de los cabildos, preferentemente
en lo concerniente a la explotación pecuaria, a la posesión y propiedad de los animales, las marcas
del ganado, la reglamentación de las vaquerías, el uso del agua y de los bosques, pastos y rastrojos,
la apropiación de los frutos espontáneos de la naturaleza, la regulación del dominio de las tierras, el
trabajo rural para las tareas agropecuarias, el control de la vagancia en los campos, el funcionamiento
de las pulperías y todo lo que constituía un derecho rural heterogéneo y embrionario. Así, los cabildos
eran las autoridades que reglamentaban la vida en el campo.
* A partir de 1810, los terrenos baldíos, denominados realengos, fueron adquiridos por la
burguesía, consistía en denunciar el predio señalado como baldío o realengo y luego comprarlo previa
mensura y tasación.
* El 01 de septiembre de 1811, la Junta, mediante decreto, extinguió mita, el yanaconazgo, la
encomienda y el servicio personal. Estas medidas formaban parte del programa de la burguesía y
fueron apoyados por los ganaderos. Así, los terratenientes ganaderos comienzan a expandirse. A partir
de este momento se podía ser: propietario, arrendatario, poseedor o simple ocupante.
* El 4 de septiembre de 1812, el primer Triunvirato firmó un decreto de inmigración, en el
que se ofrecía inmediata protección a los individuos de todas las naciones y a sus familias que deseen
fijar su domicilio en el territorio. De esta manera se procuraba incorporar a extranjeros dedicados al
cultivo, otorgándosele tierras y los mismos derechos que los naturales del país. Este decreto no tuvo
BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

mucho éxito, atento a que carecía de una ley que regulara lo concerniente a la adjudicación de tierras
colonizables.
* Entre 1816 y 1822, se aplicó el sistema conocido como “donaciones condicionadas”, se basó
en la entrega gratuita de terrenos con la condición de establecerse y/o reconocer antiguos
asentamientos en la frontera con los aborígenes. Es un reglamento provisorio, a través del cual el
gobierno entrega tierras en distintos puntos que marcaban la línea divisoria entre la zona rural y el
desierto en poder del indio.
* En 1822 se dispuso la inmovilización de las tierras fiscales, suspendiendo su enajenación.
En un principio se aplicó solo en Buenos Aires, extendiéndose luego a todas las tierras fiscales del
país.
* En 1826 se dicta la ley que prohíbe la enajenación de tierras públicas en todo el territorio
del país sin autorización del Congreso. Rivadavia elegido presidente de la República por el Congreso
de las Provincias Unidas del Río de la Plata, dictó la Ley de Consolidación de las deudas anteriores
al 1 de febrero de 1820, afectando la tierra y demás bienes inmuebles de propiedad pública al pago
de éstas. El término "bienes inmuebles" refiere también al subsuelo. La enfiteusis o censo enfitéutico,
era un derecho real que suponía la cesión temporal del dominio útil de un inmueble, a cambio del
pago anual de un canon y, asimismo, de un laudemio por cada enajenación de dicho dominio, en su
caso. La Enfiteusis" es la "cesión perpetua, o por largo tiempo del dominio útil de una finca mediante
el pago anual de un canon al que hace la cesión, el cual conserva el dominio directo.
* En 1829, llega al poder Juan Manuel de Rosas, tras derrotar al general Juan Lavalle,
fue gobernador de la provincia de Buenos Aires llegando a ser, entre 1835 y 1852, el
principal caudillo de la Confederación Argentina. Con él se "inicia el derrumbe de la enfiteusis". Con
Rosas comienza el fenómeno de venta masiva de tierras públicas, por el cual se donan "suertes de
estancias" de media legua de frente por una y media de fondo, en la nueva línea de fronteras en el
arroyo Azul y campos fronterizos de la pertenencia del Estado. La política de Rosas estuvo orientada
principalmente a poder disponer del mayor número de tierras públicas enajenables, como medio de
poblar la pampa y como recurso fiscal. Con este objetivo, se dedicó a liquidar progresivamente el
sistema de enfiteusis.
* En 1836 aprobó la venta de tierras dadas en enfiteusis. Aquellos enfiteutas que no las
comprasen pagarían un arrendamiento duplicado.
BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

* En 1838 se limitó la enfiteusis a las zonas apartadas con el argumento de que la demanda de
tierras para la ganadería se había acrecentado y que la propiedad era el mejor medio de promover el
bienestar social.
* Luego de la caída de Rosas, se desató una larga polémica acerca del destino de las
extensiones otorgadas por las distintas leyes de premios, y finalmente, por ley de 1858 se dispuso
anular las donaciones efectuadas entre el 8 de diciembre de 1829 y el 3 de febrero de 1852, salvo
aquellas que resultaran de premios por las expediciones contra los indígenas. En este último caso se
reconocía también los derechos de quienes aún no habían efectuado la correspondiente escrituración
y se les daba un plazo para hacerlo.
* En 1853, se promulga la primera Constitución Nacional, la cual establece en los arts. 14 y
18 el uso de la propiedad y su carácter inviolable. Queda así instituida la propiedad.
* En 1860, con la reforma de la Constitución Nacional, la provincia de Buenos Aires, se
incorporó a la Confederación, estableciendo en el art. 67 inc. 11, que corresponde al Congreso de la
Nación el dictado de los Códigos Civil, Comercial, Penal y de Minería, sin que tales códigos alteraran
las jurisdicciones locales, correspondiente sus aplicación a la Nación o provincias según que las cosas
o personas se encontraran en sus respectivas jurisdicciones, aunque no enumeraba entre los códigos
que el Congreso debía dictar al Código Rural, aunque el art. 108 otorgaba a las provincias las
facultades de dictar los códigos enumerados precedentemente mientras el Congreso no los hubiera
sancionado.
* En 1865, se promulgó la Ley 469, “Proyecto de Alsina”, un código rural para la provincia
de Buenos Aires.
* En 1869, fue promulgado el Código Civil, por lo que hasta este momento el sector
agropecuario regía sus relaciones a través de usos y costumbres, sin ningún tipo de formalidad, salvo
Buenos Aires. El Código Civil, no trató en extenso el tema agrario, solo se limitó a aplicar principios
generales de la locación, considerando que sería un complemento suficiente.
* En 1921, se sancionó la ley 11.170 de arrendamientos agrícolas. Se aplicaba al
arrendamiento de predios de no más de 300 hectáreas, con un plazo máximo de cuatro años de
duración del arriendo. Su objeto era la producción agrícola o ganadera. El contrato debía inscribirse
en el registro correspondiente.
* En 1932, se deroga la ley 11.170 y se sanciona la ley 11.627. Establece un plazo mínimo de
duración del arriendo de 5 años. No fija límite de superficie para estos contratos. El arrendador tenía
BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

la obligación de construir una escuela dentro de su predio cuando hubiera más de 25 arrendatarios y
no hubiera escuela al menos de 10 kms. del mismo.
* En 1948 se sanciona la ley 13.246 de Arrendamientos y Aparcerías rurales, que deroga la
ley 11.627. Esta ley rige actualmente con algunas modificaciones parciales por el Decreto – Ley
1639/63, y las leyes 14.432, 14.451, 16.883, 17.181, 21.542, 22.298, entre otras. Se aplica a todo
contrato, cualquiera sea el nombre o modalidad que las partes le hayan puesto, que conserve el
carácter substancial de las prestaciones correlativas. Es de orden público económico y defiende al
contratante más débil, apuntando a lograr un desarrollo agropecuario eficaz que beneficie a la
economía del país. Sus beneficios son irrenunciables y los actos, cláusulas o pactos realizados en
fraude de esta ley son insanablemente nulos y carentes de todo valor.
* En 1968, se reforma del Código Civil -Ley 17.711-, en el cual se reconoce al Derecho de
Propiedad caracteres individualistas, considerándolo absoluto, exclusivo y perpetuo. No hace
distinciones entre el derecho de propiedad urbano y el rural, sólo posee caracteres en cuanto a la
utilización y finalidad de cada uno.
* En 1994, se realiza la última reforma de la Constitución Nacional que en su art. 17 indica
que la propiedad es inviolable. No la define, sólo la garantiza. Actualmente, en el concepto de
propiedad predomina el interés general sobre el interés particular.
* En 2011 se sanciona la Ley N° 26.737 de Protección al Dominio Nacional sobre la
Propiedad, Posesión o Tenencia de Tierras Rurales, conocida como "Ley de Tierras".
* Con el nuevo CCC, se incorporó el art. 18 que regula la propiedad de las comunidades
indígenas reconocidas, las cuales tienen derecho a la posesión y propiedad de las tierras que
tradicionalmente ocuparon y de aquellas tierras aptas y suficientes para el desarrollo humano,
conforme a lo prescripto por el art. 75 inc. 17 de nuestra carta magna.
Fuentes:
1. Jorge S. Zappino. Licenciado en Ciencia Política (Universidad de Buenos Aires). Magister
en Historia Económica y de las Políticas Económicas (Universidad de Buenos Aires).
2. Adolfo A. Rivas, Adolfo Alvarado Velloso. El Problema Agrario y su trascendencia
procesal en la República Argentina.
3. Brebbia Fernando P., Malanos Nancy L. Derecho Agrario. Editorial Astrea.
4. Código Civil y Comercial.
BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

4.- Relacione el régimen de flora y fauna silvestre con la Convención sobre la diversidad
biológica, ratificada por la Ley 24375. (8 puntos)
La flora y la fauna representan los componentes vivos de la naturaleza que unidos a los
componentes no vivos (suelo, agua, aire), conforman el medio natural. Hay entre ellas una
dependencia por la cadena alimentaria. Si desaparece un eslabón de la cadena, ya sea por causas
naturales o humanas, se pone en peligro todo el sistema.
La fauna silvestre está conformada por todos los animales que viven libres e independientes
del hombre, en ambientes naturales o artificiales, los bravíos o salvajes que viven bajo control del
hombre, en cautividad o semicautividad, los originalmente domésticos que vuelven a la vida salvaje
convirtiéndose en cimarrones. La fauna está prescripta en el CCC así como también en las leyes
22.351 de Parques Nacionales (que protege zonas de riqueza en flora y fauna autóctonas, en parques
y reservas nacionales y en monumentos naturales), ley 13.273 de Bosques (que se aplica a todo el
país y protege los bosques que albergan especies de flora y fauna de existencia necesaria) y ley 22.421
de Conservación de Fauna Silvestre (que se aplica en los lugares sujetos a jurisdicción exclusiva del
gobierno nacional, al comercio internacional e interprovincial).
Por otro lado, la flora silvestre es el conjunto de especies o individuos vegetales que no se han
plantado o mejorado por el hombre. Los bosques o selvas son muy importantes para la vida del
hombre, ya que es dentro de ese conjunto de arboles donde se encuentra la flora y la fauna más rica.
Desde el año 1902 ya existía una ley que protegía a los bosques de tierras fiscales de propiedad del
Estado Nacional. La Riqueza Forestal está regulada por la Ley 13.273, que establece el ejercicio de
los derechos sobre los bosques y tierras forestales de propiedad privada o pública, sus frutos y
productos, siendo considerados de interés público temas como su defensa, mejoramiento y
ampliación.
Sumado esto, la ley 26.331, Ley de Bosques, establece los criterios ecológicos y categorías de
conservación cuyo fin es planificar las actividades forestales, agrícolas y ganaderas para así evitar la
fragmentación y degradación del bosque nativo.
Así, conforme a lo manifestado precedentemente, podemos decir que el régimen de la flora y
fauna silvestre tiene como propósito conservar la biodiversidad, posibilitando el uso sostenible de
sus componentes y repartir equitativamente sus beneficios en toda la sociedad. Cabe recordar que
esto es parte del objetivo planteado por la Ley 24.375 que en su art. 1 establece que “Los objetivos
del presente convenio, que se han de perseguir de conformidad con sus disposiciones pertinentes,
BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

son la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la


participación justa y equitativa en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos
genéticos, mediante, entre otras cosas, un acceso adecuado a esos recursos y una transferencia
apropiada de las tecnologías pertinentes, teniendo en cuenta todos los derechos sobre esos recursos
y a esas tecnologías, así como mediante una financiación apropiada”. Por lo expuesto, esta ley,
protege no solo la diversidad biológica y los valores ecológicos (flora y fauna), sino que abarca
cuestiones más amplias como surge de su preámbulo “…conscientes del valor intrínseco de la
diversidad biológica y de los valores ecológicos, genéticos, sociales, económicos, científicos,
educativos, culturales, recreativos y estéticos de la diversidad biológica y sus componentes.
Conscientes asimismo de la importancia de la diversidad biológica para la evolución y para el
mantenimiento de los sistemas necesarios para la vida de la biosfera. Afirmando que la conservación
de la diversidad biológica es interés común de toda la humanidad…”. Así, entiende por diversidad
biológica “la variabilidad de organismos vivos de cualquier fuente, incluidos, entre otras cosas, los
ecosistemas terrestres y marinos y otros ecosistemas acuáticos y los complejos ecológicos de los que
forman parte; comprende la diversidad dentro de cada especie, entre las especies y de los
ecosistemas”. También nos habla de ecosistema, como un complejo dinámico de comunidades
vegetales, animales y de microorganismos y su medio no viviente que interactúan como una unidad
funcional, entendiendo a su vez como hábitat al “lugar o tipo de ambiente en el que existen
naturalmente un organismo o una población”.
Se puede concluir así, que la Convención sobre la Diversidad Biológica, ha mejorado
sensiblemente el cuidado de la flora y fauna, porque no es el cuidado y conservación puntual de una
especie en particular, sino que va más allá, volver a tener el ambiente apto para su entorno, como por
ejemplo crear nuevas regiones protegidas, recuperar suelo, flora y fauna.
Cabe tener presente, que nuestra Constitución Nacional, en su art. 41 establece “Todos los
habitantes gozan del derecho a un ambiente sano… Las autoridades proveerán a la protección de
este derecho, a la utilización racional de los recursos naturales, a la preservación del patrimonio
natural y cultural y de la diversidad biológica, y a la información y educación ambientales”.

5.- Sintetice el Régimen Jurídico aplicable a la comercialización de granos (8 puntos)


En 1933, se creó la Junta Reguladora de Granos, cuya función consistía en la regulación del
mercado de granos. Se dictó así en 1935 la ley 12.253 y se creó a su vez la Comisión Nacional de
BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

Granos y Elevadores, organismo destinado a controlar el comercio de granos, y a sustituir el sistema


de embolsado por el “a granel”, a tipificar los granos y construir y explotar una red de elevadores. De
este modo comienza a delinearse la intervención estatal en materia de granos, dándole como funciones
principales el control del comercio de granos, la creación del régimen de elevadores y la
comercialización de los granos que se adquieren en defensa de la producción o para la regulación del
mercado.
* Junta Reguladora de Granos: mediante decreto 31.864/33, se creó la Junta Reguladora de
Granos. Estaba constituida por el Subsecretario del Ministerio de Agricultora, el presidente y un
director del Banco de la Nación, el presidente de la Sociedad Rural Argentina, el presidente de la
Bolsa de Comercio de Buenos Aires, era un organismo mixto compuesto por representantes del sector
público y privado. Se dispuso que este organismo compraría todo el trigo, lino y maíz que se le
ofreciera a los precios básicos, que vendería a los exportadores conforme a los precio del mercado
internacional con destino a la exportación. La medida buscaba asegurar un precio compensatorio
atento a que los precios internacionales, eran insuficientes para absorber el costo de producción. La
Junta era solo un intermediario entre los productores y los exportadores, intermediación que no era
obligatoria, ya que es sector privado podía intervenir en el comercio pagando precios iguales o
superiores a los básicos. Este organismo fue sustituido por la Junta Reguladora de Producción
Agrícola, lo que no importó un cambio en sus funciones, ya que solo amplió los productos agrícolas
objetos de regulación, que inicialmente estaba limitada al trigo, lino y maíz.
* Instituto Argentino de Promoción del Intercambio: organismo que monopolizó todo el
comercio interno y externo. Las funciones de la ex Junta, pasaron de este modo al nuevo organismo.
El Instituto compraba los granos a precios únicos, ya no básicos, porque era el único comprador y
vendedor.
* Instituto Nacional de Granos y Elevadores: creado en 1954, por ley 14.378. Entre sus
funciones no estabas solo la regulación del mercado sino también el control del comercio de granos,
y la explotación de la red de elevadores.
* Junta Nacional de Granos: creada por decreto 19.697/56, como una entidad autárquica, con
funciones de control, fomento y comercio de granos y administradora de la red oficial de elevadores.
La Junta proponía precios mínimos para los granos, pudiendo ejercer su comercio cuando previa
autorización del poder ejecutivo debía intervenir en defensa de la producción. Así, los precios de los
BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

granos fijados por el Poder Ejecutivo, dejaron de ser únicos para convertirse en mínimos, los
productores podían vender sus granos a quienes le ofrecieran igual o mejor precio.
* Comisión Nacional de Granos y Elevadores: creado por ley 12.253, era una entidad
autárquica que tenía como principal objeto el control del comercio de granos, era esencialmente una
ley de policía. En ese caso el control del Estado sobre el comercio cae íntegramente dentro del poder
que emana de las facultades del gobierno inherente a toda soberanía. Esta comisión es la encargada
de tipificar los grados para su cotización en bolsa. Crea los certificados de depósito provisorio,
definitivo y de exportación. El provisorio lo entregaba el elevador local y en él se anotaban los datos
de los granos entregados por los productores, que era canjeado, previa inspección por el definitivo. El
de exportación o certificado argentino de calidad, se entregaba previa inspección del cargamento que
se destinaba a la exportación. Con la nacionalización del Banco Central, ésta Comisión quedó bajo
su superintendencia.
* Dirección Nacional de Granos y Elevadores: creada en 1949, por ley 13.650, que sustituye
a la Comisión Nacional de Granos y Elevadores con idénticas funciones, aunque pierde la autarquía
porque estaba bajo la dirección de funcionarios públicos.
* Ahora bien, luego de una breve reseña sobre la producción y comercialización de granos,
corresponde mencionar por último la Ley de Comercialización de Granos y otros Productos Agrícolas
(Ley 20.573 sancionada en 1973). La misma mantuvo la vigencia de la Junta Nacional de Granos
pero le atribuyó competencias distintas, al establecer que la comercialización de los granos y otros
productos y subproductos estarían a cargo del Estado cuando el Poder Ejecutivo los dispusiere con
carácter exclusivo y excluyente a través de este organismo, que además podía actuar en forma
competitiva en el mercado interno como en el externo, lo que determinó el retorno al monopolio
establecido por el Instituto Argentino de Promoción del Intercambio (IAPI).
La misma establece que la “comercialización de la producción nacional de granos y otros
productos agrícolas y sus productos y subproductos de la industrialización primaria, estará a cargo
del Estado Nacional, cuando el Poder Ejecutivo lo disponga, con carácter exclusivo y excluyente a
través de la Junta Nacional de Granos…”. Por otro lado, establece que el Poder Ejecutivo
determinará los productos y subproductos que estarán comprendidos en el régimen mencionado
precedentemente, sin que puedan quedar excluidos los granos de mayor significación en el mercado
interno o externo. Establecerá también la escala de operaciones de la Junta y las actividades que
cumplirá por sí o a través de cooperativas de productores agrarios o empresas de capital nacional,
BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

dentro del régimen y bajo las condiciones que se establecen en la presente ley y determinen sus
reglamentaciones. Cuando se trate de la comercialización externa, las empresas privadas de capital
nacional deberán ser, exclusivamente vendedoras.
La misma ley, establece que la Junta Nacional de Granos podrá actuar en actividad
competitiva en el mercado interno y externo, ejerciendo toda clase de operaciones comerciales
referidas a la producción nacional de granos y otros productos agrícolas y sus productos y
subproductos de la industrialización primaria; para propender a su abastecimiento, consumo y
abaratamiento y al cumplimiento de convenios internacionales, a la ampliación de las exportaciones
y diversificación de mercados, como a la defensa de los precios.
Sumado a esto, la misma ley prescribe el carácter de orden público de sus normas.
Se trata de una norma derogada en la década del 70, desregulándose la actividad en la década
del 90, ejerciendo el Estado Nacional controles fiscales, atento a la gran importancia que la
comercialización de granos tiene en nuestra economía nacional.

6.- Dos vecinos colindantes no tienen bien definidos sus límites y uno de ellos aduce tener
menos superficie de lo que debería tener según sus títulos. Ambos concurren a su estudio con el
fin de que los asesoren con respecto a delimitación de fundos rústicos y obligación de compartir
medianera.
Fundamente jurídicamente su respuesta por escrito. (30 puntos)
En primer lugar, les informaría que se trata un supuesto de condominio de indivisión forzosa
conforme lo prescribe el art. 2006 del CCC., poniéndolos en conocimiento que el CCC prescribe
distintos tipos de muros, cercos o fosos, entre ellos podemos mencionar: lindero, encaballado,
contiguo, medianero, privativo o exclusivo, de cerramiento, de elevación y enterrado. Sumado a esto,
les informaría que el art. 2031 del CCC prescribe un supuesto especial de cerramiento forzoso rural,
estableciendo que el “El titular de un derecho real sobre cosa total o parcialmente propia, de un
inmueble ubicado fuera de un núcleo de población o de sus aledaños, tiene el derecho a levantar o
excavar un cerramiento, aunque no sea un muro en los términos del cerramiento forzoso. También
tiene la obligación de contribuir al cerramiento si su predio queda completamente cerrado”. Por otro
lado, el mismo cuerpo legal, también prescribe que el cerramiento es siempre medianero aunque sea
excavado, y que quien realiza el cerramiento tiene derecho a reclamar al condómino la mitad del valor
que corresponde a un cerramiento efectuado conforme a los estándares del lugar, aplicándose de
BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

manera subsidiaria lo dispuesto sobre muros medianeros en cuanto a los derechos y obligaciones de
los condóminos entre sí. Así, Bueres Alberto, expresa “que el nuevo CCC suprime las presunciones
que se encontraban prescriptas en el Código Civil y declara enfáticamente que el cerramiento es
siempre medianero, aunque sea excavado. Insiste con el excavado, así como con la dudosa expresión
"estándares del lugar", con lo cual no hace más que generar dudas acerca de lo que tiene derecho a
reclamar al condómino en cuanto al contenido de la mitad del valor del cerramiento y, con ello, el
consiguiente aumento de la litigiosidad”.
Sumado a esto, les informaría que en caso de no llegar a un acuerdo extrajudicial respecto a
la fijación correcta de los límites acordes a los títulos que cada uno de los propietarios poseen, pueden
iniciar una acción de deslinde, conforme a lo prescripto por el art. 2266 del CCC. el cual establece
que “Cuando existe estado de incertidumbre acerca del lugar exacto por donde debe pasar la línea
divisoria entre inmuebles contiguos, la acción de deslinde permite fijarla de manera cierta, previa
investigación fundada en títulos y antecedentes, y demarcar el límite en el terreno”, circunstancia
planteada en el presente caso, atento a que uno de los vecinos aduce tener menos superficie de lo que
debería tener según sus títulos. Sumado a esto, el CCC también establece que “No procede acción de
deslinde sino reivindicatoria cuando no existe incertidumbre sino cuestionamiento de los limites",
cuestión que considero no es cuestión de debate entre los vecinos. Así conforme a lo expresado por
Alberto Bueres “El ámbito de aplicación está perfectamente determinado: la existencia de un estado
de incertidumbre acerca del lugar exacto por donde debe pasar la línea divisoria de dos inmueble
contiguos. También lo está la finalidad de la acción: fijar de manera cierta dicho límite y demarcarlo
físicamente en el terreno. Al igual que el Código Civil, cuando no existe "incertidumbre" sino
"cuestionamiento" de los límites la acción para resolver el conflicto es la reivindicatoria y no la de
deslinde”.
Se encuentran legitimados para iniciar esta acción, el titular de un derecho real sobre un
inmueble, incluso los poseedores. Por su parte el art. 2268 del CCC, establece que cada una de las
partes debe aportar títulos y antecedentes a los efectos de probar la extensión de los respectivos
derechos, pudiendo el juez ponderar los diversos elementos para dictar una sentencia en la que se
establezca una línea separativa. Si no es posible determinar los límites por los vestigios de limites
antiguos, por los títulos ni por la posesión, el juez debe distribuir la zona confusa entre los colindantes
según, fundadamente, lo considere adecuado.
BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

Por lo expuesto precedentemente, les explicaría que tienen la obligación de compartir la


medianería, correspondiéndoles a cada uno abonar la mitad del valor que corresponde al cerramiento
efectuado conforme a los estándares del lugar, pudiendo interponer una acción de deslinde en caso
de no llegar a un acuerdo extrajudicial y así evitar la litigiosidad, criticada por Alberto Bueres.
(Alberto J. Bueres, Código Civil y Comercial analizado, comparado y concordado, Tomo II).

7.- Dulcineo, en Calidad de Productor cañero, celebra un contrato de maquila con


Santiago, el propietario del ingenio "EL TUCUMANO". Luego de procesada la caña de azúcar
y antes de distribuir la misma, obtenida como producto final y con motivo de un juicio que un
tercero le iniciara al ingenio, un tercero le embarga dicha azúcar.
-¿Qué tipo de contrato se ha perfeccionado entre el productor Dulcineo y el
industrializador
Santiago (propietario del ingenio El Tucumano).
En primer lugar, podemos considerar que entre Dulcinero (productor cañero) y Santiago se
celebró un contrato de maquila. El mismo tuvo su origen como una forma de paliar la crisis nacional
e internacional que provocaba la superproducción azucarera, estableciéndose un régimen de
comercialización de depósito y maquila de la caña de azúcar a cambio de una participación porcentual
fijada por el Estado a favor de quien la industrializa, convirtiéndola en azúcar; lo que significó
modificar el régimen normal de compraventa de caña entre cañero e industrial azucarero impuesto en
la Ley 19.597 de Regulación de la Producción Azucarera. Los autores calificaban el régimen
propuesto como una suerte de “aparcería agraria” entre el cañero y el ingenio o una especie de
“contratación agrario-industrial” por el cual el cañero entregaba la caña para su procesamiento al
industrial con el objeto de repartirse sus frutos, sin embargo se podría afirmar que se trata de un
contrato de integración vertical aunque no de naturaleza agroindustrial, ya que el productor agrario
contrata con un empresario industrial y le entrega la caña para que la transforme contra un porcentaje
del producto elaborado.
Este contrato actualmente, está prescripto por la ley 25.113 que establece que “habrá contrato
de maquila o de depósito de maquila cuando el productor agropecuario se obligue a suministrar al
procesador o industrial materia prima con el derecho de participar sobre el o los productos finales
resultantes, los que deberán ser de idénticas calidades a los que el industrial o procesador retengan
para sí. El productor agropecuario mantiene en todo el proceso de transformación la propiedad
BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

sobre la materia prima y luego sobre la porción de producto final que le corresponde. El procesador
o industrial asume la condición de depositario de los productos finales de propiedad del productor
agropecuario debiéndolos identificar adecuadamente; estos productos estarán a disposición plena
de sus titulares”. Por otro lado, la misma legislación establece que se trata de un contrato que debe
celebrarse por escrito y debe “inscribirse a pedido de parte en los registros públicos que se crearen
en la jurisdicción de cada provincia. Las provincias establecerán las disposiciones necesarias para
los procedimientos y aseguramiento según la naturaleza u objeto de cada actividad asignándoseles
las condiciones de autoridad de aplicación local… Se registrarán ante la misma autoridad todas las
medidas cautelares que afecten los productos de propiedad de los productores agropecuarios
elaborados con motivo de los contratos…”.
Luego de mencionado anteriormente, no cabe duda que entre Dulcineo (productor cañero) y
Santiago (propietario del ingenio) se celebró un contrato de maquila, específicamente prescripto por
la Ley 25.113. Cabe resaltar también que en este caso, Dulcineo, productor cañero, mantiene durante
todo el proceso de transformación sobre la materia prima (caña) la propiedad de la misma y una vez
transformada, una porción del producto final, asumiendo Santiago, procesador o industrial, la
condición de depositario de los productos finales de propiedad de Dulcineo.

-¿Qué derecho puede y debe hacer valer Dulcineo?


En este caso corresponde aplicar lo dispuesto en el art. 1 de la Ley 25.113, el cual establece
que “El productor agropecuario mantiene en todo el proceso de transformación la propiedad sobre
la materia prima y luego sobre la porción de producto final que le corresponde. El procesador o
industrial asume la condición de depositario de los productos finales de propiedad del productor
agropecuario debiéndolos identificar adecuadamente; estos productos estarán a disposición plena
de sus titulares”.
Así, puedo afirmar que Dulcineo, nunca perdió la propiedad de la materia prima y una vez
transformada adquirió la propiedad sobre la porción del producto final, por lo que el procesador o
industrial, en este caso el propietario del ingenio, solo es un depositario de la misma. Como
propietario que es Dulcineo, el mismo ante el embargo trabado por un tercero sobre el producto final
(azúcar), puede interponer una tercería de dominio. Cabe remarcar, que al tratarse de un contrato que
se celebró por escrito y que debe inscribirse a pedido de parte ante el registro que corresponda, es
oponible a terceros.
BASUALDO Mabel Magdalena LEGAJO 81416

- ¿Qué instituto procesal puede utilizar? (30 puntos)


Considero que puede interponer una tercería de dominio, prescripta por el art. 436 y cc. del
CPCC de la Provincia de Córdoba. Así el art. 436 del CPCC establece que “Las tercerías que se
deduzcan en los juicios o incidentes en los que se han embargado o se hubieren de ejecutar bienes,
se fundarán en el dominio de esos bienes o en un derecho preferente. La de dominio podrá
interponerse antes de otorgarse la posesión de los bienes…Si la tercería de dominio se entablare
después de diez días desde que tuvo o debió tener conocimiento del embargo o ejecución, o desde el
rechazo del levantamiento del embargo sin tercería, el tercerista cargará con las costas causadas
con su presentación tardía”.
Así, le corresponde a Dulcineo, una ver que ha tomado conocimiento del embargo o ejecución,
interponer la tercería de dominio, cangando con las costas en caso de hacerlo tardíamente. Por otro
lado, le corresponde acreditar con los instrumentos fehacientes o en forma sumaria, la verosimilitud
de su derecho invocado.
Por otro lado, también puede solicitar el levantamiento del embargo sin tercería, siempre que
acredite la calidad de tercero perjudicado por el mismo, acreditando in continente su posesión actual.
Por último, cabe remarcar que el tercerista, Dulcineo, no ingresa al proceso en calidad de
parte, no discute acerca de las pretensiones de las partes, la sentencia no lo afecta, sino que su interés
es meramente económico, esto es, recuperar lo embargado (azúcar) por el tercero acreedor del
propietario del ingenio, atento a que continúa siendo propietario de una porción del producto final.