Vous êtes sur la page 1sur 1

Instalación de desferrización de dos aguas con distinto

contenido de hierro.
Según estas reacciones, las cantidades teóricas de oxidante que deben utilizarse son,
respectivamente, para 1 mg/l de Mn (II): Dióxido de cloro (ClO2): 2,5 mg/l Permanganato
potásico (KMnQ4): 1,9 mg/l Ozono (O3): 0,87 mg/l En efecto, la dosis real puede
desviarse sensiblemente de estos valores, en función, sobre todo, del pH, pero también
del tiempo de contacto, de la presencia de sedimentos anteriores, del contenido de
materias orgánicas, etc. En la práctica, esta dosis estará comprendida entre una y seis
veces el contenido de manganeso, en el caso del permanganato potásico, una vez y media
y diez veces en el caso del dióxido de cloro, y una vez y media y cinco veces en el caso
del ozono. La dosis exacta de tratamiento sólo puede determinarse experimentalmente.
Generalmente, se conseguirá un notable ahorro de oxidante químico, aplicándolo después
de una aeración, la cual habrá actuado ya anteriormente sobre las sustancias fácilmente
oxidables, especialmente sobre el hierro (II) y el sulfuro de hidrógeno.