Vous êtes sur la page 1sur 7

ACCIÓN DE AGENTES FÍSICOS SOBRE EL CRECIMIENTO DE LOS MICROORGANISMOS

1. INTRODUCCIÓN

Existen muchos factores en el ambiente que son letales a potencialmente letales para los
microorganismos, entre ellos los agentes físicos y químicos que oxidan sus constituyentes
vitales, coagulan sus proteínas o en general dañan la organización estructural celular, los que
limitan el crecimiento y la supervivencia de los microorganismos.

2. OBJETIVOS
 Demostrar el efecto de los agentes físicos sobre el crecimiento microbiano

3. PROCEDIMIENTOS

1ª sacamos 10 ml de caldo con la pipeta y colocamos a un tubo

2ª agregamos unas gotas de escherichia coli con el asa de kolle y dejamos por 24 horas
3ª al dia siguiente con una pipeta esteril, colocamos dos mililitros de cada cultivo en cinco
tubos esteril, lo marcamos con 40, 50, 60, 70 y 80ºC

4ª llevamos a baño maría cada tubo por 10 minutos

5ª Al retirar cada tubo de ensayo con la asa de kolle retiramos y colocamos al marcador de
vidrio y con un lapicero marcamos el vidrio, dividimos en 40, 50, 60, 70 y 80ºC y controlamos.

Los resultados se verá al día siguiente así que dejamos nuestra muestra para el día siguiente
RESULTADO:

CUESTIONARIO

1. ¿Cuáles son los mecanismos de acción de los agentes físicos en el control de


crecimiento microbiano?

CALOR: La exposición al agua en ebullición durante 10 minutos es suficiente para destruir células
vegetativas, pero no es suficiente para destruir endosporas. No esteriliza.

La eficacia del calor como agente antimicrobiano, se puede expresar como el Tiempo de muerte
térmico (TMT), que se define como el tiempo más corto necesario para destruir los
microorganismos en una suspensión, a una temperatura específica y en condiciones definidas.
Sin embargo como la destrucción es logarítmica no es posible eliminar completamente los
microorganismos de una muestra.

Existen diversos métodos de control de microorganismos por medio del calor:

a. Esterilización por vapor (calor húmedo o autoclave): El agua es llevada a punto de ebullición
de manera que el vapor llena la cámara, desplazando el aire frío. Cuando todo el aire es
expulsado, se cierran las válvulas de seguridad y el vapor satura toda la cámara, por lo que
incrementa la presión, hasta que se alcanzan los valores deseados (121°C y 15 lb presión).

En estas condiciones se destruyen todas las células vegetativas y endosporas en un tiempo que
por lo general es de 15 minutos. Se piensa que el calor húmedo degrada los ácidos nucleicos,
desnaturaliza proteínas y además alterar las membranas celulares.

Si no se cumplen las condiciones adecuadas, no hay esterilización. Para controlar el buen


funcionamiento del equipo, se pueden incluir con la esterilización un control biológico o un
indicador químico.

El indicador biológico consiste en una ampolla estéril con un medio y un papel cubierto con
esporas de Bacillus stearothermophilus o Clostridium. Luego de la esterilización se rompe la
ampolla y se incuba por unos días. El indicador químico consiste en una cinta especial con letras
o líneas que cambian de color después del tratamiento suficiente con calor.
b. Pasteurización: Se utiliza para sustancias o medios que no pueden ser calentadas a más de su
temperatura de ebullición.

Un calentamiento breve a 55 o 60°C destruirá los microorganismos patógenos y disminuye los


causantes de la descomposición de la sustancia. NO esteriliza.

Existen variaciones que son utilizadas en la industria de la leche: la pasteurización rápida (HTST
high temperature short-term) que consiste en calentar a 72°C por 15 segundos. Y la
pasteurización a temperatura ultra elevada (UTH ultrahigh temperature) que calienta a 140-
150°C por 1 a 3 segundos.

c. Tindalización o esterilización fraccionada al vapor: se utiliza para químicos o material


biológico que no puede llevarse a más de 100°C. Se calienta a una temperatura de 90°C a 100°C
durante 30 minutos por tres días consecutivos y se incuba a 37°C entra cada calentamiento.

El primer calentamiento destruye células vegetativas pero no esporas, por lo que germinan a
37ºC y luego son eliminadas con el siguiente calentamiento.

d. Calor seco: Se utilizan hornos o estufas a una temperatura de 160-170°C por 2 o 3 horas. Es
menos efectivo que el calor húmedo, pero no corroe utensilios metálicos. Es lenta y no se puede
utilizar para material termo sensible.

e. Incineración: Destruye por completo los microorganismos. (calentar las asas en los
mecheros).

f. Temperaturas bajas: Refrigeración y congelación, son únicamente bacteriostáticos. En


general, el metabolismo de las bacterias está inhibido a temperaturas por debajo de 0° C. Sin
embargo estas temperaturas no matan a los microorganismos sino que pueden conservarlos
durante largos períodos de tiempo.

Esta circunstancia es aprovechada también por los microbiólogos para conservar los
microorganismos indefinidamente. Los cultivos de microorganismos se conservan congelados a
-70° C o incluso mejor en tanques de nitrógeno líquido a -196° C.

g. Desecación: Es de efecto bacteriostático y las esporas permanecen viables.

FILTRACIÓN: es utilizada para materiales termosensibles.

a. Filtros de profundidad: Se utilizan materiales fibrosos o granulados que forman una capa
gruesa con canales de diámetro muy pequeño. La solución es aspirada al vacío y los
microorganismos quedan retenidos o son adsorbidos por el material. Se utilizan diatomeas,
porcelana no vidriada, asbestos.

b. Filtros de membrana: Son circulares con un grosor de 0.1 mm y con poros muy pequeños, de
unos 2 μm por lo que los microorganismos no pueden atravesarlo. Se fabrican de acetato de
celulosa, policarbonato, fluoruro de polivinilo u otros materiales sintéticos.

RADIACIÓN:

a. Ultravioleta: Es letal para todas las clases de microorganismos por su longitud de onda corta
y su alta energía. Es letal a 260 nm ya que es la longitud de onda que es más efectivamente
absorbida por el ADN.

El mecanismo primario del daño al ADN es la formación de dímeros de timina lo que inhibe su
función y replicación. Son escasamente penetrantes y se utilizan para superficies.
b. Ionizante: Niveles bajos pueden producir mutaciones e indirectamente resultar en la muerte,
niveles altos son letales. Específicamente causan una serie de cambios en las células: ruptura de
puentes de hidrógeno, oxidación de dobles enlaces, destrucción de anillos, polimerización de
algunas moléculas, generación de radicales libres.

La mayor causa de muerte es la destrucción del ADN. Es excelente esterilizante y con


penetración profunda en distintos materiales, por lo que se utilizan para esterilizar materiales
termolábiles (termosensibles) como jeringas desechables, sondas, etc.

No se utilizan para medios de cultivo o soluciones proteicas porque producen alteraciones de


los componentes.

2. ¿Averigüe los agentes físicos de uso frecuenten los ambientes de un establecimiento


de salud?

Ruido: Se puede definir como un sonido no deseado y molesto, una sensación sonora
desagradable que en determinadas situaciones pueden causar alteraciones físicas y
psíquicas. La exposición a altos niveles de ruido de forma prolongada es causa de deterioro
del oído, produciendo una pérdida de audición. Puede afectar también al sistema
circulatorio, a los órganos digestivos, al ritmo respiratorio, provocar trastornos del sueño,
cansancio, etc. Todos estos trastornos disminuyen la capacidad de alerta del individuo y
pueden ser, en consecuencia, causa de accidentes. En otros casos el ruido puede afectar a
la conducta o producir una sordera temporal, pero que en cualquier caso resulta perjudicial
para las personas que lo sufren. Se encuentra presente en máquinas como prensas, martillos
neumáticos o amoladoras.

Vibraciones: Una vibración consiste en un movimiento alternativo de vaivén de las


partículas de un cuerpo de un lado al otro de una posición inicial de equilibrio. Sus efectos
se producen como consecuencia de una transferencia de energía mecánica al cuerpo
humano que actúa como receptor de la misma. Las vibraciones pueden provocar disconfort,
fatiga o trastornos psicológicos de distinto tipo, pudiendo ocasionar enfermedades y
lesiones en diferentes órganos del cuerpo humano. Se encuentran presentes en máquinas
en movimiento, como tractores, martillos neumáticos o carretillas elevadoras.

Mala Iluminación: Provoca errores, fatiga visual, dolor de cabeza y accidentes, al contrario
una iluminación adecuada produce confort y calidad en el trabajo

Ambiente Térmico: La temperatura interna del cuerpo humano es de aproximadamente


37°C. Una temperatura extremadamente fría o caliente no es favorable para la salud y aún
menos para trabajar. La exposición de los trabajadores a temperaturas elevadas puede
ocasionar efectos fisiológicos directos sobre la salud de los mismos, como puede ser
deshidratación o resfriados, pero también puede afectar a su conducta, aumentando la
fatiga y los posibles errores que pueda cometer, lo cuál podría provocar daños a terceros,
productos o instalaciones. Por otro lado, un exceso de frío produce también una disminución
de la atención pudiendo provocar accidentes, además de los problemas de hipotermia y
congelación. Este tipo de ambientes hostiles se dan con frecuencia en hornos, cámaras
frigoríficas y trabajos a la intemperie.

Radiaciones: La radiación consiste en la propagación de energía en forma de ondas


electromagnéticas o partículas subatómicas a través del vacío o de un medio material.
3. ¿Que agentes físicos han dejado d usarse en los establecimiento de salud, porque?
Radiaciones ionizantes

Son cualquier radiación electromagnética o corpuscular, capaces


de producir iones directa o indirectamente, cuando pasan a través
de la materia. Son las emitidas por las materias radiactivas. Un
ejemplo típico de este tipo de radiaciones son los Rayos X.

Este tipo de radiaciones se utilizan en la industria para detectar la


presencia de poros y grietas en tuberías, cordones de soldadura,
moldes y piezas diversas. También son profusamente utilizados en
medicina.

La protección del trabajador contra este tipo de contaminante físico es más compleja, lo
que las tareas en las que exista riesgo de exposición a radiaciones ionizantes sólo pueden ser
realizadas por personal especialmente formado en este sentido.
BIBLIOGRAFÍA

 Enrique Iañez Pareja. 2006. Curso de Microbiología General. Departamento de


Microbiología. Facultad de Ciencias. Universidad de Granada – España.
 Jawetz, E., J. Melnick y E. Adelberg. 2001. Microbiología Médica. 17ava edición. Editorial
El Manual Moderno, S.A., México D.F.
 Murray, P.; Rosenthal, K.; Kobayashi, G. y M. Pfaller. 2002. Microbiología Médica. 4ta.
Edición. Editorial Elsevier Science. Barcelona – España.