Vous êtes sur la page 1sur 7

Acciones de las naciones unidas para el medio ambiente.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) es el


portavoz del medio ambiente dentro del sistema de las Naciones Unidas. El
PNUMA actúa como catalizador, promotor, educador y facilitador para promover
el uso racional y el desarrollo sostenible del medio ambiente mundial.

La labor del PNUMA abarca evaluar las condiciones y las tendencias


ambientales a nivel mundial, regional y nacional; elaborar instrumentos
ambientales internacionales y nacionales; y fortalecer las instituciones para la
gestión racional del medio ambiente. El PNUMA tiene una larga historia de
contribuir al desarrollo y la aplicación del derecho del medio ambiente a través
de su labor normativa o mediante la facilitación de plataformas
intergubernamentales para la elaboración de acuerdos principios y directrices
multilaterales sobre el medio ambiente, que tienen por objeto hacer frente a los
problemas ambientales mundiales.

El Cuarto Programa de Montevideo de Desarrollo y Examen Periódico del


Derecho Ambiental, aprobado por los Estados Miembros en 2009, forma una
estrategia amplia para la comunidad jurídica internacional y el PNUMA en la
formulación de actividades en la esfera del derecho ambiental para el decenio
hasta 2020. Tras el Primer Congreso Mundial de Justicia, Gobernanza y Derecho
para la Sostenibilidad Ambiental, celebrado en 2012, los Estados Miembros
exhortaron al PNUMA a que dirigiese el sistema de las Naciones Unidas y
prestase apoyo a los gobiernos nacionales en la elaboración y aplicación del
estado de derecho del medio ambiente.

Bajo el liderazgo de su División de Derecho Ambiental y Convenios sobre el


Medio Ambiente, el PNUMA participa en actos y actividades encaminados a
desarrollar y mejorar el estado de derecho ambiental, incluido el desarrollo
progresivo del derecho del medio ambiente, la protección de los derechos
humanos y el medio ambiente, la lucha contra los delitos contra el medio
ambiente, el mejoramiento del acceso a la justicia en cuestiones ambientales, y
el fomento de la capacidad general de los interesados pertinentes.
MEDIO AMBIENTE

32. Búsqueda de una solución global al problema del cambio climático

El cambio climático es un problema global que requiere una solución global. Las
Naciones Unidas han desempeñado un papel destacado en la evaluación de los
datos científicos y la forja de una solución política. El Grupo Intergubernamental
de Expertos sobre el Cambio Climático, en el que se participan 2.000 científicos
de primer orden en el campo del cambio climático, emite una evaluación
científica general cada cinco o seis años: en 2007, concluyó sin ningún género
de duda que el cambio climático era un fenómeno real y que la actividad humana
era una de sus causas fundamentales. Los 194 miembros de la Convención
Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático negocian acuerdos
para reducir las emisiones que contribuyen al cambio climático y de ayudarlos a
adaptarse a sus efectos. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio
Ambiente (PNUMA) y otros organismos de las Naciones Unidas han estado a la
vanguardia de las actividades de concienciación realizadas a este respecto.

Ayuda a los países para hacer frente al cambio climático

Las Naciones Unidas ayudan a los países en desarrollo a responder al desafío


que plantea el cambio climático mundial. Treinta y ocho organismos de las
Naciones Unidas han forjado una alianza para hacer frente al problema de
manera integral. Por ejemplo, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial,
integrado por 10 agencias de la ONU, financia proyectos en los países en
desarrollo. En su calidad de mecanismo de financiación de la Convención sobre
el Cambio Climático, destina cada año unos 260 millones de dólares a la
realización de proyectos en materia de eficiencia energética, energías
renovables y transporte sostenible.

34. Protección del medio ambiente

Las Naciones Unidas trabajan para resolver los problemas del medio ambiente
mundial. En su calidad de foro internacional de creación de consenso y
negociación de acuerdos, las Naciones Unidas abordan problemas mundiales
como el cambio climático, el agotamiento de la capa de ozono, los desechos
tóxicos, la pérdida de bosques y especies y la contaminación de la atmósfera y
el agua. Si no se trata de dar solución a estos problemas, con el tiempo los
mercados y las economías serán insostenibles, ya que la pérdida de medio
ambiente va agotando el “capital” natural que constituye la base del crecimiento
y de la supervivencia humana.

35. Protección de la capa de ozono

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y la


Organización Meteorológica Mundial (OMM) han desempeñado un papel
decisivo en la divulgación de los daños causados a la capa de ozono de la Tierra.
Gracias a la aplicación de un tratado conocido como el Protocolo de Montreal,
los gobiernos están eliminando gradualmente los productos químicos que han
provocado el agotamiento de la capa de ozono, sustituyéndolos por otros menos
contaminantes. Este esfuerzo evitará que millones de personas contraigan
cáncer de piel como resultado de una sobreexposición a la radiación ultravioleta.

Prohibición de los productos químicos tóxicos

El Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes tiene


por objeto librar al mundo de algunos de los productos químicos más peligrosos
jamás creados. Ratificado por 178 países, este Convenio proscribe el uso de 25
plaguicidas y productos químicos industriales peligrosos que pueden matar,
causar daño a los sistemas nervioso e inmunológico, causar cáncer y trastornos
en el sistema reproductivo de las personas e interferir en el desarrollo del niño.
Otros convenios y planes de acción de las Naciones Unidas ayudan a preservar
la diversidad biológica, proteger las especies en peligro de extinción, luchar
contra la desertificación, limpiar los mares y frenar los movimientos
transfronterizos de desechos peligrosos.
Cumbre de la Tierra es la expresión que se utiliza para denominar
las Conferencias de Naciones Unidas sobre el Medio ambiente y el
Desarrollo, un tipo excepcional de encuentro internacional entre jefes de estado
de todos los países del mundo, con el fin de alcanzar acuerdos sobre el medio
ambiente, desarrollo, cambio climático, biodiversidad y otros temas
relacionados.

La primera Cumbre de la Tierra se realizó en Estocolmo (Suecia), del 5 al 16 de


junio de 1972. Veinte años después se realizó la segunda en Río de
Janeiro (Brasil), del 2 al 13 de junio de 1992. La tercera se realizó
en Johannesburgo (Sudáfrica), del 23 de agosto al 5 de septiembre del 2002. La
cuarta cumbre se reunió en junio de 2012 en Río de Janeiro, bajo la
denominación de Conferencia de Desarrollo Sostenible Río+20.

Cumbre de la Tierra de Estocolmo

La Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Humano (también conocida


como Conferencia de Estocolmo) fue una conferencia internacional convocada
por la Organización de Naciones Unidas celebrada en Estocolmo, Suecia entre
el 5 y el 16 de junio de 1972. Fue la primera gran conferencia de la ONU sobre
cuestiones ambientales internacionales, y marcó un punto de inflexión en el
desarrollo de la política internacional del medio ambiente.

Cuando la Asamblea General decidió convocar la Conferencia de Estocolmo, a


iniciativa del Gobierno de Suecia, el Secretario General U Thant invitó a Maurice
Strong para llevar las funciones de Secretario General de la la Conferencia.

La conferencia fue abierta y dirigida por el primer ministro sueco, Olof Palme y
secretario general Kurt Waldheim para discutir el estado del medio ambiente
mundial. Con la asistencia de los representantes de 113 países, 19 organismos
intergubernamentales, y más de 400 organizaciones intergubernamentales y no
gubernamentales, es ampliamente reconocido como el comienzo de la
conciencia moderna política y pública de los problemas ambientales globales.
¿Qué es la Cumbre de Johannesburgo?

La Cumbre de Johannesburgo es una gran oportunidad para que el mundo


avance hacia un futuro sostenible, en que la gente pueda satisfacer sus
necesidades sin perjudicar el medio ambiente. El desarrollo sostenible es un
llamamiento a adoptar un enfoque diferente del desarrollo y otra clase de
cooperación internacional; reconoce que las decisiones que se adoptan en una
parte del mundo pueden afectar a los habitantes de otras regiones; requiere
medidas con visión de largo plazo para promover las condiciones mundiales que
apoyen el progreso y los beneficios para todos.

La guía para el logro del desarrollo sostenible se adoptó hace diez años en la
Cumbre de Río. Pero todavía queda mucho camino por andar. En la Cumbre de
Johannesburgo se espera salvar la brecha que separa de su puesta en práctica
con propuestas de medidas concretas. La Cumbre será la mayor reunión
internacional que se haya celebrado sobre la sostenibilidad y reunirá a miles de
participantes, entre ellos Jefes de Estado y de Gobierno, dirigentes de empresas
y representantes de la sociedad civil, para promover el desarrollo sostenible.

¿Cuándo y dónde se celebrará la Cumbre?

La Cumbre se celebrará del 26 de agosto al 4 de septiembre de 2002 en el Centro


de Convenciones de Sandton, en Johannesburgo (Sudáfrica).

¿Cuáles serán los resultados de la Cumbre?

El principal objetivo de la Cumbre es renovar el compromiso político con el


desarrollo sostenible. La Cumbre culminará con una declaración clara e
inequívoca de los dirigentes del mundo, la "Declaración de Johannesburgo", en
que se reafirmará la determinación de trabajar en aras del desarrollo sostenible.
Además, en un plan negociado de ejecución se bosquejarán las medidas
prioritarias que requiere el desarrollo sostenible. Mientras tanto, se está
alentando a los gobiernos, la sociedad civil y las empresas a que presenten
iniciativas para establecer acuerdos de colaboración mediante los cuales se
aborden problemas específicos y se logren resultados mensurables que mejoren
las condiciones de vida de la gente en todo el mundo.

¿Quién es responsable de la organización de la Cumbre?

El décimo período de sesiones de la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible


(conocido como CDS10) actúa como Comité Preparatorio de la Cumbre, el
órgano principal de organización. El CDS10 celebrará cuatro sesiones
preparatorias para la Cumbre en 2001 y 2002, que se conocen como PrepComs.
El cuarto y último PrepCom se celebrará a nivel ministerial del 27 de mayo al 7
de junio de 2002 en Bali (Indonesia).

El Comité Preparatorio está encabezado por una Mesa compuesta por dos
representantes de cada región del mundo (10 miembros en total). La Mesa del
CDS10 se reúne entre los períodos de sesiones del CDS10 para orientar el
proceso, crear conciencia política y fomentar el apoyo a la Cumbre entre los
gobiernos y los grupos importantes. El Presidente de la Mesa es el Dr. Emil
Salim, de Indonesia.

La responsabilidad general de la Cumbre en el ámbito de las Naciones Unidas


recae en el Sr. Nitin Desai, Secretario General de la Cumbre de Johannesburgo
y Secretario General Adjunto de Asuntos Económicos y Sociales.

Además de la organización política de la Cumbre descrita anteriormente, hay


algunos asuntos de organización logística, como el alojamiento y el transporte
local, a cargo del Gobierno de Sudáfrica, como anfitrión. Se ha creado, con el
auspicio del Gobierno de Sudáfrica, la Johannesburg World Summit Company
(JOWSCO) para dirigir los preparativos logísticos.