Vous êtes sur la page 1sur 13

caracteristicas de la epica griega

1.Pueden basarse en hechos verdaderos o inventados distintamente


2.La narración se realiza en pasado.
3.El narrador puede aparecer en la obra o no. No está siempre presente, como en el género lírico, pero tampoco desaparece por completo,
como ocurre en el género dramático.
4.La forma que se utiliza preferentemente en la obra literaria épica o narrativa es la prosa o el verso largo (hexámetro, verso alejandrino...)
5.Tiende a incluir los demás géneros (lírico, dramático, didáctico) razón por la cual suele ser de mayor extensión.
6.Puede presentar divisiones en su estructura externa tales como capítulos, epígrafes...
7.Posee las siguientes variantes o subgéneros: epopeya, cantar de gesta, romance, cuento tradicional, mito, leyenda, relato, novela. Cada
uno, a su vez, cuenta con diferentes tipologías o clases de textos, especialmente el mito, el cuento tradicional y la novela.
8.Puede ser de dos formas: directa e indirecta.

VISION GENERAL DE LA ODISEA


la Odisea es la historia de un viaje, paradigma de las grandes aventuras humanas que exigen enormes sacrificios personales y notables
hazañas colectivas.

El asunto fundamental de la obra son las aventuras y padecimientos vividos por el héroe o protagonista Odiseo (también llamado Ulises),
desde su salida de Troya, luego del saqueo y destrucción de ésta, hasta suarribo a la isla de Ítaca, su tierra natal.

Resumen de La Odisea
En el legado de Homero se encuentran las dos principales obras épicas griegas, La Ilíada y La Odisea. Los dos poemas
fueron adoptados en la Antigüedad como obras nacionales de Atenas, para recitarse íntegros en las fiestas panateneas.

La Odisea, verdadera obra maestra del genio griego, en la que los personajes olímpicos se revelan en una magnitud
humana, tiene el mérito de situar al lector en el fascinante mundo de las antiguas culturas mediterráneas, cuna de nuestra
civilización.

Odiseo o Ulises, el legendario héroe griego de la Guerra de Troya, aparece por primera vez en la Ilíada y es el personaje
principal de la Odisea.

El tema principal de este poema lo constituyen las aventuras de Odiseo en su regreso a casa luego de la Guerra de Troya,
aventuras en las que predomina la astucia sobre la lucha heroica.

Luego de describir la casa de Odiseo en la isla de Itaca, a su esposa Penélope y a los pretendientes a su mano, por creer
ya muerto al héroe, Homero va narrando las peripecias y peligros a los que Ulises se enfrenta en el viaje de regreso hacia
su ciudad, hasta que finalmente describe la llegada a su hogar 10 años después y el encuentro con su esposa, su hijo y su
padre ya muy anciano.

Odisea/Personajes/

Odiseo
Penélope

Telémaco

Circe

Zeus

Sirena

Poseidón

Calipso

Polifemo

Escila

Tiresias

Laertes

Caribdis
Menelao

Nausícaa

Antínoo

arete

egisto

atenea

Estructura[editar]
La obra consta de 24 cantos. Al igual que muchos poemas épicos antiguos, comienza in medias res: empieza en mitad de la
historia, contando los hechos anteriores a base de recuerdos o narraciones del propio Odiseo. El poema está dividido en
tres partes. En laTelemaquia (cantos del I al IV) se describe la situación de Ítaca con la ausencia de su rey, el sufrimiento
de Telémaco y Penélope debido a los pretendientes, y cómo el joven emprende un viaje en busca de su padre. En el
regreso de Odiseo (cantos del V al XII) Odiseo llega a la corte del rey Alcínoo y narra todas sus aventuras desde que salió
de Troya. Finalmente, en la venganza de Odiseo (cantos del XIII al XXIV), se describe el regreso a la isla, el
reconocimiento por alguno de sus esclavos y su hijo, y cómo Odiseo se venga de los pretendientes matándolos a todos.
Tras aquello, Odiseo es reconocido por su esposa Penélope y recupera su reino. Por último, se firma la paz entre todos los
itacenses.

el tema central de la odisea

La Odisea narra el viaje de Odiseo a su patria Itaca donde lo espera su fiel esposa Penelope.
En sus viajes se enfrenta a ciclopes (Polifemo), las sirenas, Calipso(quien la ayuda a cambio de ser su amante), siempre sin el apoyo de los
dioses y al llegar a Itaca solo lo reconoce su perro y su esposa, al decirle el lugar de un arbol donde pusieron su cama, claro que primero
mato a los pretendientes con un arco que solo el puede usar.

Urano (mitología)
En la mitología griega, Urano es un dios primordial personificador del cielo. Su equivalente en la mitología romana era
Caelus. En la griega, Urano era hijo y esposo de Gea, la Madre Tierra, que, según cuenta Hesíodo en la Teogonía, había
concebido a Urano por sí misma. Urano y Gea fueron los padres de la primera generación de Titanes, así como los
ancestros de la mayoría de los dioses griegos; sin embargo, ningún culto específico de Urano sobrevivió en la
época clásica.1 El dios no aparece entre los motivos usuales de las ilustraciones de la cerámica griega antigua. Con todo,
Gea, Urano y Estigia podían ser reunidos en solemnes invocaciones en la épica homérica

Gea
es la diosa primigenia que personifica la Tierra en la mitología griega. Es una deidad primordial y ctónica en el
antiguo panteón griego, considerada la Tierra Madre, de lo que la referencia más antigua es el griego micénico ma-ka,
escrito en alfabeto silábico lineal B.6

Su equivalente en el panteón romano era Terra o Tellus Mater. Los romanos, a diferencia de los griegos, no distinguían
sistemáticamente una Titánide Tierra (Tierra) de una diosa del grano, Ceres.7

Crono
En la mitología griega, Crono1 o Cronos2 (en griego antiguo Κρόνος Krónos, en latín Cronus)3 4 era el principal (y en
algunos mitos el más joven) de la primera generación de titanes, descendientes divinos de Gea (la tierra) y Urano, (el cielo).
Crono derrocó a su padre Urano y gobernó durante la mitológica edad dorada, hasta que fue derrocado por sus propios
hijos, Zeus, Hades y Poseidón, y encerrado en el Tártaro5 o enviado a gobernar el paraíso de los Campos Elíseos.6

Se le solía representar con una hoz o guadaña, que usó como arma para castrar y destronar a su padre, Urano.
En Atenas se celebraba el duodécimo día de cada mes (Hekatombaion) una fiesta llamada Cronia en honor a Crono para
celebrar la cosecha, sugiriendo que, como resultado de su relación con la virtuosa edad dorada, seguía presidiendo como
patrón de la cosecha. Crono también fue identificado en la antigüedad clásica con el dios romano Saturno.

Rea
En la mitología griega, la titánide Rea era hija de Urano y Gea, hermana y esposa de Crono, y madre con éste
de Deméter, Hades, Hera, Hestia, Poseidón y Zeus. Estaba fuertemente asociada a Cibeles, tanto que en obras de arte
solía ser representada en un carro tirado por dos leones, y no siempre era posible distinguirlas. En la mitología romana, fue
la Magna Mater deorum Idaea y se la identificaba con Ops. Según Hesíodo fue nodriza de Dioniso.1 En la Antología
Palatina se la menciona como nodriza de fieras y leones.2

Tras derrotar a Urano, su padre, Crono volvió a encarcelar a los Hecatónquiros, los Gigantes y los Cíclopes en el Tártaro, y
dejó al monstruo Campe de carcelera. Él y Rea subieron al trono como reyes de los dioses. Esta época se denominó
la edad dorada, pues la gente de entonces no necesitaba leyes ni reglas: todos hacían lo correcto, por lo que no eran
necesarias.

Crono fue padre de varios hijos de Rea: Hestia, Deméter, Hera, Hades y Poseidón, pero se los tragó tan pronto como
nacieron, pues Gea y Urano le habían revelado que estaba destinado a ser derrocado por su propio hijo, tal como él había
destronado a su padre. Sin embargo, cuando Zeus estaba a punto de nacer, Rea pidió consejo a Urano y Gea para urdir un
plan que lo salvara, y así Crono tuviera el justo castigo a sus actos contra Urano y contra sus propios hijos. Rea se escondió
en la isla de Creta, donde dio a luz a Zeus. Luego engañó a Crono, dándole una piedra envuelta en pañales que éste tragó
en seguida sin desconfiar.

Zeus
En la mitología griega Zeus (en griego antiguo Ζεύς Zeús) es el «padre de los dioses y los hombres»,1 que gobernaba a
los dioses del Olimpo como un padre a una familia, de forma que incluso los que no eran sus hijos naturales se dirigían a él
como tal.2 Era el Rey de los Dioses que supervisaba el universo.3 Era el dios del cielo y el trueno. Sus atributos incluyen
el rayo, el águila, el toro y el roble. Además de su herencia indoeuropea, el clásico Zeus «recolector de nubes» también
obtuvo ciertos rasgos iconográficos de culturas del antiguo Oriente Próximo, como el cetro. Zeus fue frecuentemente
representado por los artistas griegos en dos poses: de pie, avanzando con un rayo levantado en su mano derecha, y
sentado majestuosamente.

Hijo de Crono y Rea, era el más joven de sus descendientes. En la mayoría de las tradiciones aparece casado con Hera (su
hermana) aunque en el oráculo de Dódona su esposa era Dione, con quien según la Ilíada fue padre de Afrodita.4 Es
conocido por sus numerosas aventuras y amantes, fruto de las cuales fueron muchas deidades y héroes,
incluyendo Atenea, Apolo y Artemisa, Hermes, Perséfone, Dioniso, Perseo, Heracles, Helena,Minos y las Musas. Con Hera
suele decirse que fue padre de Ares, Hebe y Hefesto.5

En griego el nombre del dios es Ζεύς Zeús en el caso nominativo y Διός Diós en el genitivo. Las formas más antiguas del
nombre son las micénicas di-we y di-wo, escritas en lineal B.6

Su equivalente en la mitología romana era Júpiter, en la etrusca, Tinia y en la egipcia, Amón.

Poseidón
Posidón1 o Poseidón2 (griego antiguo: Ποσειδῶν3 , romanización: Poseidỗn, pronunciación: clásica: poseːdɔ́ː̀n , Koiné:
po̞siːdˈo̞ːn , bizantina: posiðˈon) es el dios de las aguas y, como «Agitador de la Tierra», de losterremotos en la mitología
griega. El nombre del dios marino etrusco Nethuns fue adoptado en latín para Neptuno (Neptunus) en la mitología romana,
siendo ambos dioses del mar análogos a Poseidón. Las tablillas en lineal B muestran que Poseidón fue venerado
en Pilos y Tebas en la Grecia micénica de finales de la Edad del Bronce, pero fue integrado en el panteón
olímpico posterior como hermano de Zeus y Hades. Poseidón tuvo muchos hijos y fue protector de muchas ciudades
helenas, aunque perdió el concurso por Atenas contra Atenea. Le fue dedicado un himno homérico.

Hades
En la mitología griega, Hades (en griego antiguo ᾍΑδης Hadēs, originalmente Ἅιδης Haidēs o Ἀΐδης Aïdēs —
dórico Ἀΐδας Aidas—, ‘el invisible’)1 alude tanto al antiguo inframundo griego como al dios de éste. La palabra hacía
referencia en Homero solo al dios; siendo el genitivo ᾍιδού Haidou una elisión para designar ubicación: ‘la casa/dominio de
Hades’. Finalmente también el nominativo llegó a designar la morada de los muertos.
Hades es el mayor hijo varón de Cronos y Rea. Según el mito, él y sus hermanos Zeus y Poseidón derrotaron a
los Titanes y reclamaron el gobierno del cosmos, adjudicándose el inframundo, el cielo y el mar, respectivamente; la tierra
sólida, desde mucho antes provincia de Gea, estaba disponible para los tres al mismo tiempo.

Hades también era llamado Plouton (en griego antiguo Πλούτων, genitivo Πλούτωνος, ‘el rico’), nombre que los
romanos latinizaron como Plutón. Los antiguos romanos asociaron a Hades/Plutón con sus propias
deidadesctónicas, Dis Pater y Orco; el dios etrusco equivalente era Aita.

El término «hades» en la teología cristiana (y en el Nuevo Testamento) es paralelo al hebreo sheol (‫שאול‬, ‘tumba’ o ‘pozo de
suciedad’), y alude a la morada de los muertos. El concepto cristiano de infierno se parece más alTártaro griego, una parte
profunda y sombría del Hades usada como mazmorra de tormento y sufrimiento.

Ares
En la mitología griega, Ares (en griego antiguo Ἄρης) se considera el dios olímpico de la guerra, aunque es más bien la
personificación de la brutalidad y la violencia, así como del tumulto, confusión y horrores de lasbatallas,1 en contraposición
a su hermanastra Atenea, que representa la meditación y sabiduría en los asuntos de la guerra y protege a los humanos de
sus estragos. Los romanos lo identificaron con Marte, dios romano de la guerra y la agricultura (al que habían heredado de
los etruscos), pero este gozaba entre ellos de mucha mayor estima.

A pesar de ser identificado como dios de la guerra, no siempre sale victorioso en los combates. De hecho, resulta varias
veces herido, sobre todo en sus enfrentamientos con su hermana Atenea, divinidad también guerrera. También resultó
herido dos veces por Heracles y humillado por Hefesto. Se lo representa como hijo de Zeus y Hera, aunque existe una
tradición posterior según la cual Hera lo concibió al tocar una determinada flor que le ofreció la ninfa Cloris, en lo que parece
ser una imitación de la leyenda sobre el nacimiento de Hefesto, y es recogida por Ovidio.2 También existe una leyenda
similar sobre el nacimiento de Eris, diosa de la Discordia. Su lugar de nacimiento y auténtico hogar estaba situado lejos,
entre los bárbaros y belicosos tracios,3 y a este huyó cuando fue descubierto acostándose con Afrodita.4

Los griegos nunca confiaron en Ares,5 quizá porque ni siquiera estaba influenciado por el espíritu de pertenecer a un
bando, sino que a veces ayudaba a una parte y a veces a la otra, según le dictaban sus inclinaciones. Su mano destructiva
se veía incluso tras los estragos provocados por plagas y epidemias.6 Este carácter salvaje y sanguinario de Ares lo hacía
ser odiado por otros dioses, incluidos sus propios padres.7

«Ares» fue también un adjetivo y epíteto en la época clásica: eran comunes los títulos Zeus Areios, Atenea Areia e
incluso Afrodita Areia.8

Hefesto
En la mitología griega, Hefesto (en griego Ἥφαιστος Hêphaistos, quizá de φαίνω phainô, ‘brillar’) es el dios
del fuego y la forja, así como de los herreros, los artesanos, los escultores, los metales y la metalurgia. Era
adorado en todos los centros industriales y manufactureros de Grecia, especialmente en Atenas. Su
equivalente aproximado en la mitología romana era Vulcano, en la japonesa Kagutsuchi, en la egipcia Ptah y
en la hindú Agni.

Hefesto era bastante feo, y estaba lisiado y cojo. Incluso el mito dice que, al nacer, Hera lo vio tan feo que lo
tiró del Olimpo y le provocó una cojera. Tanto es así, que caminaba con la ayuda de un palo y, en algunas
vasijas pintadas, sus pies aparecen a veces del revés. En el arte, se le representa cojo, sudoroso, con la
barba desaliñada y el pecho descubierto, inclinado sobre su yunque, a menudo trabajando en su fragua. La
apariencia física de Hefesto indica arsenicosis, es decir, envenenamiento crónico por arsénico que provoca
cojera y cáncer de piel. El arsénico se añadía al bronce para endurecerlo y la mayoría de los herreros de
la Edad de Bronce habrían padecido esta enfermedad.

Febo
Febo (en griego Φοῖβος, en latín Phoebus) es un apodo o epíteto del dios Apolo en la mitología clásica. Probablemente
significaba originalmente "brillante".

Los poetas clásicos latinos también aplicaban el apodo Febo al dios sol, de ahí las referencias comunes en la poesía
europea posterior a Febo y su carro como una metáfora del sol.

Pero en textos mitológicos el dios-sol y Apolo no son por lo demás confundidos ni identificados. Por ejemplo, en Las
metamorfosis de Ovidio el héroe Faetón es hijo de Febo el dios-sol, y no hijo de Apolo Febo.

Cervantes, en el Quijote, al comienzo del capítulo XX de la segunda parte, se refiere al sol con el nombre de Febo: "Apenas
la blanca aurora había dado lugar a que el luciente Febo con el ardor de sus calientes rayos..."

Su nombre fue utilizado en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, junto al de Atenea, para las mascotas, dos hermanos
llamados Athenà y Phèvos.

Por otra parte, la letra de la Marcha de San Lorenzo, escrita por el argentino Carlos Javier Benielli, comienza su primer
estrofa aludiendo al sol utilizando la forma en consideración: "Febo asoma; ya sus rayos / iluminan el histórico convento".

Hestia
En la mitología griega, Hestia (en griego antiguo Ἑστία Hestía) es la diosa de la cocina, la arquitectura, el hogar, o, más
apropiadamente, del fuego que da calor y vida a los hogares. Es una diosa pacífica. Su culto se asemejaba a
la escita Tabiti, y su equivalente romana sería la diosa Vesta, aunque el culto romano a ésta difería bastante del de los
griegos.

Era la hija primogénita de los titanes Crono y Rea, y la primera en ser devorada por su padre al nacer; por lo que fue la
última expulsada del cuerpo de su padre cuando Zeus le entregó el vomitivo. Tras la guerra contra los Titanes, Hestia fue
cortejada por Poseidón y por Apolo, pero juró sobre la cabeza de Zeus que permanecería siempre virgen, evitando así la
primera disputa entre dioses olímpicos. El rey de los dioses le correspondió cediéndole la primera víctima de todos los
sacrificios públicos y los lugares preeminentes de todas las casas.
Hestia era la primera a quien se le hacían las ofrendas en los banquetes, incluso antes que a Zeus. Se le solían sacrificar
terneras de menos de un año, aludiendo a su virginidad.

Como diosa del hogar y la familia, Hestia apenas salía del Olimpo excepto para atender el oráculo de Delfos, y nunca se
inmiscuía en las disputas de los dioses y los hombres, por lo que paradójicamente pocas veces aparece en los relatos
mitológicos a pesar de ser una de las principales diosas de la religión griega y, posteriormente, romana.

Cuando Dioniso es admitido en el Olimpo, Hestia cede su puesto en el consejo de los doce dioses, mostrando otra vez su
caracter pacífico. Dioniso fortaleció su categoría de dios olímpico y ella se dedicó por completo al cuidado del fuego sagrado
del Olimpo.

Hera
Hera (en griego antiguo Ἥρα Hēra, o equivalentemente: Ἥρη Hērē en jónico y griego homérico) es la legítima esposa y una
de las tres hermanas del dios Zeus en el panteón olímpico de la mitología griega clásica. Además, ocupaba el cargo de
Reina de los dioses. Su equivalente en la mitología romana era Juno. Se le sacrificaban la vaca y más tarde el pavo real.
Su madre se llamaba Rea y su padre Cronos.

Hera fue conocida por su naturaleza celosa y vengativa, principalmente contra las amantes y la descendencia de Zeus, pero
también contra los mortales con los que se cruzaba, como Pelias. Paris, quien la ofendió al elegir aAfrodita como la diosa
más bella, se ganó así su odio eterno.

Se representa a Hera majestuosa y solemne, a menudo en el trono y coronada con el polos (una alta corona cilíndrica
usada por varias de las Grandes diosas), pudiendo llevar en su mano la granada, símbolo de la fértil sangre y la muerte, y
sustituto de la cápsula narcótica de la amapola.1 El investigador Walter Burkert escribió en Religión griega: «Sin embargo,
hay registros de una representación anterior sin iconos, como una columna enArgos y una tabla en Samos

Atenea
En la mitología griega, Atenea o Atena1 2 3 (del griego ático Ἀθήνα; transl., Athēnē o Ἀθηναίη, Athēnaiē), también conocida
como Palas Atenea (Παλλὰς Ἀθήνα) es la diosa de la guerra, civilización, sabiduría, estrategia, de las artes, de la justicia y
de la habilidad.4 Una de las principales divinidades del panteón griego y una de los doce dioses olímpicos, Atenea recibió
culto en toda la Grecia Antigua y en toda su área de influencia, desde las colonias griegas de Asia Menor hasta las de la
Península Ibérica y el norte de África. Su presencia es atestiguada hasta en las proximidades de la India. Por ello su culto
tomó muchas formas e incluso tuvo una extensión considerable hasta el punto de que su figura fue sincretizada con otras
divinidades en las regiones aledañas al Mediterráneo. En la mitología romana se la adoraba con el nombre de Minerva.

La versión más tradicional de su mito la representa como hija partenogenética de Zeus, nacida de su frente completamente
armada después de que se tragase a su madre. Jamás se casó o tuvo amantes, manteniendo una virginidad perpetua. Era
imbatible en la guerra, ni el mismo Ares pudo derrotarla. Fue patrona de varias ciudades pero se volvió más conocida como
protectora de Atenas y de toda la región del Ática. También protegió a muchos héroes y otras figuras míticas, apareciendo
en una gran cantidad de episodios de la mitología.

Fue una de las deidades más representadas en el arte griego y su simbología ejerció una profunda influencia sobre el
propio pensamiento de aquella cultura, en especial en los conceptos relativos a la justicia, la sabiduría y la función social de
la cultura y las artes, cuyos reflejos son perceptibles hasta nuestros días en todo el Occidente. Su imagen sufrió varias
transformaciones a lo largo de los siglos, incorporando nuevos atributos, interactuando con nuevos conceptos e
influenciando otras figuras simbólicas; fue usada por varios regímenes políticos para la legitimación de sus principios,
penetró incluso en la cultura popular, su intrigante identidad ha sido de especial apoyo para los escritores ligados a
los movimientos feministas, así como a movimientos anti-feministas, a la psicología e incluso algunas corrientes religiosas
contemporáneas volvieron a darle la verdadera adoración.

Artemisa
En la mitología griega, Artemisa1 o Ártemis2 (en griego antiguo Ἄρτεμις —nominativo— o Ἀρτέμιδος —genitivo—) fue una
de las deidades más ampliamente veneradas y una de las más antiguas. Algunos investigadores3creen que su nombre, y
de hecho la propia diosa, era originalmente pregriega.4 5 Homero alude a ella como Artemis Agrotera, Potnia Theron,
‘Artemisa del terreno virgen, Señora de los Animales’.6 En el periodo clásico de lamitología griega, Artemisa fue descrita a
menudo como la hija de Zeus y Leto, y la hermana melliza de Apolo. Fue la diosa helena de la caza, los animales salvajes,
el terreno virgen, los nacimientos, la virginidad y las doncellas, que traía y aliviaba las enfermedades de las mujeres. A
menudo se la representaba como una cazadora llevando un arco y flechas.7 El ciervo y el ciprés le estaban consagrados.

En época helenística posterior, asumió incluso el papel de Ilitía como ayudante de los partos y acabó siendo identificada
con Selene,8 una titánide que era la diosa griega de la Luna (razón por la cual en ocasiones aparece representada con una
luna creciente sobre la cabeza). También fue identificada con la diosa romana Diana,9 con la etrusca Artume y con la griega
o caria Hécate.

Afrodita
Afrodita (en griego antiguo, Ἀφροδίτη) es, en la mitología griega, la diosa de la belleza, el amor, el deseo y
la reproducción. Aunque a menudo se alude a ella en la cultura moderna como «la diosa del amor», es importante señalar
que antiguamente no se refería al amor en el sentido cristiano o romántico.

Deméter
Deméter1 o Demetra2 (en griego antiguo Δημήτηρ o Δημητρα, ‘diosa madre’ o quizás ‘madre distribuidora’, quizá del
sustantivo indoeuropeo *dheghom *mater) es la diosa griega de la agricultura, nutricia pura de la tierra verde y joven, ciclo
vivificador de la vida y la muerte, y protectora del matrimonio y la ley sagrada. Se la venera como la «portadora de
las estaciones» en un himno homérico, un sutil signo de que era adorada mucho antes de la llegada de los olímpicos.
El himno homérico a Deméter ha sido datado sobre el siglo VII a. C.3 Junto a su hija Perséfone eran los personajes
centrales de los misterios eleusinos que también precedieron al panteón olímpico.

En la mitología romana se asociaba a Deméter con Ceres. Cuando se le dio a Deméter una genealogía, se dijo que era hija
de los titanes Crono y Rea (ambos hijos de Gea y Urano), y por tanto hermana mayor de Zeus. A sus sacerdotisas se les
daba el título de Melisas.
Es fácil confundir a Deméter con Gea, su abuela, y con Rea, su madre, o Cibeles. Los epítetos de la diosa revelan lo amplio
de sus funciones en la vida griega. Deméter y Core (‘la doncella’) solían ser invocadas como to theo(‘las dos diosas’), y así
aparecen en las inscripciones en lineal B del Pilos micénico en tiempos pre-helénicos. Es bastante probable que existiese
una relación con los cultos a diosas de la Creta minoica.

Según el retórico ateniense Isócrates, los mayores dones que Deméter daba a los atenienses eran el grano, que hacía al
hombre diferente de los animales salvajes, y los misterios eleusinos, que le daban mayores esperanzas en esta vida y en la
otra.4

Anfítrite
En la mitología griega, Anfítrite (en griego, Άμφιτρίτη: ‘el tercero que rodea [el mar]’)1 era una antigua diosa del mar
tranquilo, que se convertiría en consorte de Poseidón. La esposa de Neptuno, su homólogo en la mitología romana,
es Salacia.2

Según la Teogonía de Hesíodo, Anfítrite era hija de Nereo y Doris (por tanto, una nereida),3 o de Océano y Tetis (por tanto,
una oceánide) según Apolodoro, quien sin embargo la menciona entre las nereidas4 además de entre las oceánides.5 No
es totalmente personificada en las épicas homéricas:
[...] contra las cuales rugen las inmensas olas de la ojizarca Anfitrite [...]

6 comparte el epíteto homérico Halosidne (‘nutrida de mar’)7 con Tetis:8 9 en cierto sentido las ninfas marinas son dobles.

Tritón (mitología)
En la mitología griega, Tritón (en griego antiguo Τρίτων Tritôn) es un dios, mensajero de las profundidades marinas. Es el
hijo de los dioses marinos Poseidón y Anfítrite. Suele ser representado con el torso de un humano y la cola de un pez
siendo la contraparte masculina de una sirena.

Como su padre, llevaba un tridente. Sin embargo, el atributo especial de Tritón era una caracola que tocaba como una
trompeta para calmar o elevar las olas del mar. Su sonido era tan terrible que, cuando la tocaba fuerte, hacía que los
gigantes echaran a volar, al imaginar que era el rugir de una poderosa bestia salvaje.1

Según la Teogonía de Hesíodo, Tritón moraba con sus padres en un palacio dorado en las profundidades del mar. La
historia de los argonautas sitúa su hogar en la costa de Libia. Cuando el Argodesembarcó en la Pequeña Sirte, la tripulación
llevó el velero al lago Tritonis, desde donde Tritón, la deidad local, los guio por el Mediterráneo.2

Tritón fue padre de Palas y padrastro de la diosa Atenea. En una pelea entre ambas, Atenea mató a Palas.3 También se le
cita a veces como padre de Escila con Lamia.

Tritón también apareció en los mitos y épicas romanas. En la Eneida, Miseno, el trompetero de Eneas, desafió a Tritón en
un concurso de trompeta. El dios lo arrojó al mar por su arrogancia, donde se ahogó.

Con el tiempo, el nombre y la imagen de Tritón llegó a estar asociado con una clase de criaturas parecidas a sirenos,
los Tritones, que pueden ser masculinos o femeninos, y que suelen formar el cortejo de divinidades marinas. Los Tritones
ordinarios fueron descritos en detalle por el geógrafo Pausanias.4 Una variedad de Tritón, el centauro-tritón
o Ictiocentauros (‘pez-centauro’), se describía con las patas delanteras de un caballo además del torso humano y la cola de
pez. Es probable que la idea de los Tritones deba su origen a los dioses-peces fenicios.
Entre los objetos bautizados en honor de Tritón se incluye Tritón, la mayor luna del planeta Neptuno. Este nombre es
simbólico, pues Neptuno es el nombre latino del padre de Tritón: Poseidón.

Proserpina
Proserpina es una antigua diosa cuya historia es la base de un mito de la primavera. Es la equivalente en la mitología
romana a la diosa griega Perséfone. Proserpina fue subsumida por el culto de Libera, una antigua diosa de la fertilidad,
esposa de Liber. Es una deidad de vida, muerte y resurrección.

Cerbero
En la mitología griega, Cerbero (en griego Κέρβερος Kérberos, ‘demonio del pozo’), también conocido como Can Cerbero,
era el perro de Hades, un monstruo de tres cabezas en la tradición más común pero de cincuenta cabezas según Hesíodo,
con una serpiente en lugar de cola.

Cerbero guardaba la puerta del Hades (el inframundo griego) y aseguraba que los muertos no salieran y que los vivos no
pudieran entrar. Era hijo de Equidna y Tifón, y hermano de Ortro. La existencia de un perro infernal en la entrada de los
infiernos parece que ya estaba presente en la mitología indoeuropea original, pues aparece en los mitos de otros pueblos
indoeuropeos, como es el caso del perro ensangrentado Garm en la mitología escandinava.

Hermes
En la mitología griega, Hermes (en griego antiguo Έρμῆς) es el dios olímpico mensajero, de las fronteras y los viajeros que
las cruzan, de los pastores, de los oradores, el ingenio y del comercio en general, de la astucia de los ladrones y los
mentirosos.1 En la mitología romana era denominado como Mercurio. Hijo de Zeus y la pléyade Maya. El himno
homérico a Hermes lo invoca como el «de multiforme ingenio (polytropos), de astutos pensamientos, ladrón, cuatrero de
bueyes, jefe de los sueños, espía nocturno, guardián de las puertas, que muy pronto habría de hacer alarde de gloriosas
hazañas ante los inmortales dioses».2 Hermes también es protagonista de muchos mitos, como, por ejemplo, el
de Filemón y Baucis.3

Iris (mitología)
En la mitología griega, Iris (en griego Ἶρις, ‘arco iris’) es hija de Taumante y de la oceánide Electra y hermana de
las Harpías y de Arce. En la Ilíada, se la describe como mensajera de los dioses; sin embargo, en la Odiseaeste papel está
reservado a Hermes. También aparece en la Eneida como mensajera de Hera. Eurípides la incluye en su tragedia Heracles,
Iris aparece como, otra vez, la mensajera de Hera.

Iris es la personificación del arco iris que anuncia el pacto de los humanos y los dioses y el fin de la tormenta; al igual
que Hermes, es la encargada de hacer llegar los mensajes de los dioses a los seres humanos.

En una ocasión, Iris le pide a Jasón y a los Argonautas que no maten a sus hermanas las Harpías y promete que Fineo no
sera molestado por ellas nunca mas.

Se representa a Iris como una hermosa joven virgen con alas doradas y con una túnica múlticolor, apresurándose a la
velocidad del viento de un extremo a otro del mundo, a las profundidades del mar y del inframundo en donde tenía acceso
libre. Es la mensajera especialmente de Hera, y está relacionada con Hermes, cuyo caduceo lleva a menudo. Por orden
de Zeus, lleva un jarro con agua del rio Estigia, con la que hace dormir a todos los que perjuran. Sus atributos son el
caduceo y un jarrón. También es representada suministrando a las nubes el agua que necesitan para inundar el mundo.

Puesto que la función de Iris es transmitir los mensajes de los dioses, Platón relacionaba su etimología con eireín, cuyo
significado es «hablar». Así, Iris personificaría la dialéctica y la filosofía. Su origen sería el asombro, puesto que su
padre, Taumante, está relacionado etimológicamente con la palabra thoûma (asombro).1

Eros
En la mitología griega, Eros (en griego antiguo Ἔρως) era el dios primordial responsable de la atracción sexual, el amor y
el sexo, venerado también como un dios de la fertilidad. En algunos mitos era hijo de Afrodita y Ares, pero según El
banquete de Platón fue concebido por Poros (la abundancia) y Penia (la pobreza) en el cumpleaños de Afrodita. Esto
explicaba los diferentes aspectos del amor.

A veces era llamado Eleuterio (Ἐλευθερεύς), ‘el libertador’ como Dioniso. Su equivalente romano era Cupido (‘deseo’),
también conocido como Amor.

De acuerdo con la tradición iniciada por Eratóstenes, Eros era principalmente el patrón del amor entre hombres, mientras
Afrodita presidía sobre el amor de los hombres por las mujeres. Su estatua podía encontrarse en laspalestras, uno de los
principales lugares de reunión de los hombres con sus amados, y a él hacían sacrificios los espartanos antes de la
batalla. Meleagro recoge este papel en un poema conservado en la Antología Palatina: «Lareina Cipria, una mujer, aviva el
fuego que enloquece a los hombres por las mujeres, pero el propio Eros convence la pasión de los hombres por los
hombres.»1

Musa
En la mitología griega, las musas (en griego antiguo μοῦσαι mousai) eran, según los escritores más antiguos,
divinidades inspiradoras de la música y, según las nociones posteriores, divinidades que presidían los diferentes tipos
de poesía. Originalmente fueron consideradas ninfas inspiradoras de las fuentes, cerca de las cuales eran adoradas; y
llevaron nombres diferentes en distintos lugares, hasta que la adoración tracio-beocia de las nueve Musas se extendió
desde Beocia al resto de las regiones de Grecia y al final quedaría generalmente establecida.

Aunque en la mitología romana terminaron siendo identificadas con las camenas, ninfas inspiradoras de las fuentes, en
realidad poco tenían que ver con ellas

olimpo
En la mitología griega, el Olimpo (también transliterado como Olýmpos), que significa "el luminoso", es el hogar de los dioses olímpicos, los
principales dioses del panteón griego. Los griegos creían que en él había construidas mansiones de cristal en la que moraban los dioses. Es
el análogo espiritual del mundo superior en la cosmología chamánica.----El Olimpo es la montaña más alta de Grecia, con 2.917 metros de
altitud. ...
es.wikipedia.org/wiki/Olimpo

lugar donde habitaban los dioses griegos y romanos. Con este nombre se conocían en la antigüedad al menos seis montañas, situadas en
Tesalia, Macedonia, Misia, la Élide, en Arcadia y en Cilicia. Durante una época, los griegos situaron la morada de los dioses en el monte que
se hallaba en Macedonia, siendo el monte heleno más alto, rozando los 3000 m. de altitud. Más tarde pasaron a pensar que la mansión de los
dioses se encontraba en el cielo. ...
www.alandalus-siglo21.org/mitog/mito1....

el monte más alto de Grecia, sede de los dioses, según la religión griega. Se encuentra situado entre Macedonia y Tesalia.