Vous êtes sur la page 1sur 52

FACULTAD DE INGENIERIA CIVIL

ESCUELA ACADEMICO PROFESIONAL DE INGIENERIA CIVIL

TRABAJO DE INVESTIGACION

DISEÑO HIDRAULICO DE ALIVIADEROS

CURSO: OBRAS HIDRAULICAS

INTEGRANTES:

1. Albert Herrera Arce

DOCENTE: ING.
SANDOVAL BALLARTE JAIME DIONICIO

LIMA, MAYO DEL 2017


2

INDICE

1. Introducción

2. Aliviaderos en presas

3. Concepto de aliviaderos

4. Partes que componen el Aliviadero

5. Clasisificacion de los Aliviaderos

6. Diseño de los Aliviaderos

7. Conclusión
3

1. INTRODUCCIÓN

El agua es vital para todos los procesos de la supervivencia y el desarrollo de la


humanidad. De allí la importancia de las estructuras hidráulicas, que correctamente
proyectadas, diseñadas y construidas permiten el mejor aprovechamiento de los recursos
hídricos poniéndolos en función de las necesidades del hombre y su entorno.

Los aliviaderos son estructuras que tienen como función evacuar el excedente de agua no
regulable que se encuentra en los embalses asegurándola integridad física de la presa y
garantizando que no ocurran daños admisibles aguas abajo de la presa. Los aliviaderos
de las presas son uno de los elementos fundamentales de esta obra hidráulica lo que
hace que a veces la tipología de muchas presas venga condicionada al tipo de aliviadero.
La problemática de diseño del mismo se basa en los siguientes aspectos: evaluar la
avenida máxima previsible, establecer unas características adecuadas del conjunto
embalse-aliviadero-cauce aguas abajo para hacer frente a la avenida y a otras más
frecuentes y selección del tipo idóneo de aliviadero.

Existen diversos tipos según la forma y uso que se haga de ellos, a veces de forma
controlada y otras veces como medida de seguridad en caso de tormentas en presas.
Ellos pueden ser a superficie libre o a presión o de funcionamiento mixto. En este trabajo
se esboza de forma general las funciones de los aliviaderos; la crecida del proyecto; los
tipos de aliviaderos de acuerdo a la tipología de las represas y se describe algunas
represas o embalses de Sudamérica.
4

2. Aliviaderos en Presas.
Para el diseño de este tipo de estructuras, cuya finalidad recae en contener o almacenar
agua que luego será usada tanto en regadío como para consumo masivo de los
habitantes de las comunidades conectadas al sistema, y en algunos casos para producir
electricidad (hidroeléctricas), se debe tener en cuenta ciertos factores para el buen
desempeño y construcción de las mismas.

2.1. Concepto de aliviaderos.


Los aliviaderos de presas son uno de los elementos más importantes dentro de las obras
hidráulicas., para comenzar su estudio se presenta las definiciones de algunos autores:
En la página electrónica Soluciones Prácticas definen a los aliviaderos como" estructuras
de regulación y de protección que sirven para evacuar caudales de demasías o caudales
superiores a los del diseño. Si estas aguas excedentes ingresarán a las diferentes obras
que componen el sistema, podrían ocasionar daños de imprevisibles consecuencias.

Villarino nos dice "El aliviadero es la obra más propiamente hidráulica de la presa,
pues su misión es derivar y transportar el agua sobrante, anulando o reduciendo su
energía al reintegrarla nuevamente al cauce, para evitar perjuicios a la propia presa y a
los bienes y personas situados aguas abajo. "Para la Mancomunidad de los Canales del
Tabilla "El aliviadero es el elemento de los embalses que permite la evacuación de los
caudales de avenida. Los aliviaderos cumplen siempre la misma función (...) la de evitar
que el agua del embalse se vierta por la coronación (la parte superior) de la presa cuando
se presenta la máxima avenida. Esta situación podría provocar el derrumbe de la presa y
(...) podría poner en peligro terrenos, bienes y vidas".

El autor Alegret (2005) expresa "Es aquella obra que se construye para evacuar el agua
excedente o de avenida que no caben el espacio destinado para el almacenamiento."

Silva comenta "Los aliviaderos son elementos de las presas que tienen la misión de
liberar parte del agua retenida o embalsada evitando su paso por la sala de máquinas.
Pueden ir dotados o no de compuertas. "

Los autores anteriormente nombrados coinciden en que los aliviaderos son necesarios
para descargar el excedente de agua para que este no dañe la presa, la central eléctrica o
la ribera del río delante de la presa ni afecte a las poblaciones vecinas a las mismas. En
algunas presas, los excedentes de agua son tan grandes que hay aliviaderos en todo el
ancho de la presa, de forma que la estructura es una sucesión de pilares que sujetan
compuertas levadizas.
5

2.2 Función del Aliviadero:

Se establecen aliviaderos en las presas de embalse para dar salida al agua sobrante o
procedente de avenidas, y en las de derivación para separar el caudal excedente del que
se debe derivar. Generalmente, el caudal excedente se toma de la parte alta del embalse
y se lleva de nuevo por un canal artificial al río o a un drenaje natural del terreno. No es
necesario subrayar la importancia del aliviadero; muchas roturas de presas son debidas a
la falta de capacidad de los aliviaderos o a haber sido mal proyectadas.

En presas de tierra o de escollera es de capital importancia que la capacidad de desagüe


del aliviadero sea amplia, ya que podrían destruirse si fueran rebasadas por el agua; por
el contario, las presas de hormigón pueden resistir un pequeño vertido por coronación.
Normalmente los incrementos de coste y capacidad no son proporcionales; por el
contrario, es frecuente que el coste de un aliviadero de gran capacidad sea solamente
algo superior al de otro evidentemente demasiado pequeño. Además de desaguar un
caudal suficiente, el aliviadero debe de ser adecuado, tanto desde el punto de vista
hidráulico como del estructural y ha de estar situado de forma que el agua vertida no
pueda producir erosiones en el pie de la presa. Las superficies en contacto con el agua,
deben ser resistentes a la erosión que puede producirse por efecto de las grandes
velocidades que se originan, y generalmente se necesita algún dispositivo especial al pie
del aliviadero para disipar la energía.

La frecuencia de funcionamiento del vertedero está determinada por las características


pluviométricas de la cuenca y por la naturaleza del aprovechamiento. Los caudales
normales son retenidos en el embalse, derivados por dispositivos de toma o evacuados a
través de los desagües, con lo que el aliviadero no tiene necesidad de funcionar. Las
avenidas extraordinarias (por ejemplo, durante las épocas de deshielo, o de grandes
escorrentías), agotan los recursos normales de desembalse y entonces se requieren los
servicios del aliviadero. Cuando se ha previsto una gran capacidad de embalse o cuando
se dispone de dispositivos de desagüe y derivación de gran aforo, no es frecuente el uso
del aliviadero. En cambio, en las presas de derivación, con un volumen de embalse
limitado y derivaciones relativamente pequeñas con relación al caudal –afluente, el
aliviadero se utiliza casi constantemente.
6

3. Partes que componen el Aliviadero.


Tal y como se había planteado con anterioridad, el aliviadero es aquel objeto de obra
dentro del Conjunto Hidráulico a través del cual se le da salida al agua que no se desea
aprovechar del embalse.

De modo general, se pueden señalar como partes que componen el aliviadero, las
siguientes: (Figura 1.2)

1. Canal de aproximación.

2. Sección de control.

3. Transición.

4. Rápida o conducto de descarga.

5. Estructuras terminales o disipadoras de energía.

6. Canal de salida.

3.1. Canal de aproximación:

Es aquel cuya función dentro del aliviadero, es captar el agua del embalse y conducirla a
la estructura de control o sección vertedora, garantizando una distribución uniforme del
flujo en dicha sección.
7

3.2. Sección vertedora:

Es aquella que regula la descarga directamente del embalse. Esta sección define la
capacidad de evacuación de un aliviadero.

3.3. Transición:

Es una estructura que se ubica entre el cimacio y la rápida con el objetivo de cambiar la
forma o las dimensiones o ambas, de la sección transversal, de la cual se puede
prescindir en dependencia de las dimensiones del vertedor.

3.4. Rápida:

Es aquel elemento del aliviadero encargado de salvar la diferencia de nivel entre la


sección vertedora y el cauce del río o canal de salida. Su pendiente generalmente es
fuerte, asegurando un régimen de circulación supercrítico.

3.5. Estructura terminal o disipadora de energía:

Es la encargada de disipar la alta energía cinética que alcanza el agua al circular por la
rápida, debido a su pendiente, evitando así la erosión del terreno natural y la consecuente
destrucción de la propia obra u otra cercana a la descarga del aliviadero.

3.6. Canal de salida:

Es el encargado de conducir el agua hasta el cauce viejo del río.


8

4. Tipos de aliviaderos.

Los aliviaderos pueden ser clasificados de acuerdo con varios criterios como su
funcionamiento, su ubicación con respecto a la presa, su forma entre otros. A
continuación se detalla algunos criterios aclarando que no son universales:

 Tipo de flujo.

Un aliviadero puede funcionar a superficie libre o a presión. También existen


aliviaderos de funcionamiento mixto, aunque en la práctica éstos se incluyan
dentro de los de funcionamiento a presión, pues en la realidad el tipo de flujo se
refiere al que ocurre en la estructura de conducción, ya que siempre existirá
alguna parte que funcione a superficie libre. En los aliviaderos de grandes presas
se evita en lo posible el funcionamiento a presión.

 Ubicación del aliviadero.

Se distinguen dos tipos: los independientes y los integrados. Los primeros


están fuera del cuerpo de la presa, como una estructura y los segundos forman
una sola unidad con la presa. Los independientes son comunes en las presas de
tierra y enrocado, y los integrados, en las de concreto.

 Regulación de los gastos o cargas.

Se dividen en dos tipos: los regulados con mecanismos de control


(compuertas) y los llamados libres sin compuertas. En los primeros, los
operadores manejan a voluntad los desagües de los aliviaderos y pueden controlar
el nivel de los embalses.
9

 Función primordial.

Existen aliviaderos cuya función es la operación normal de la evacuación de los


excesos. Pero hay otros aliviaderos cuyo funcionamiento sólo ocurre en
situaciones muy excepcionales, éstos se llaman aliviaderos de emergencia, como
pueden ser los tapones fusibles que actúan cuando las aguas alcanzan niveles no
admisibles. En algunas situaciones es conveniente dividir el aliviadero de
operación normal en dos: uno de funcionamiento frecuente, que se complemente
con otro llamado auxiliar, para crecidas por encima de un determinado pico.

 Tipo de estructuras de conducción.

Por el tipo de conducción también se han clasificado los aliviaderos en: canales a
cielo abierto o en conductos cerrados (túneles o tuberías). Los primeros
funcionarían con superficie libre; pero los segundos lo pueden hacer con ambas
modalidades de flujo.

Algunos autores, clasifican los aliviaderos de acuerdo con el tipo de estructura


de control. Ha sido usual utilizar la siguiente clasificación general:

- Tipo lámina vertiente.

La estructura de control tiene la forma de la lámina inferior del chorro


proveniente de un vertedero de pared. Este tipo de control con o sin compuertas
es el más utilizado, por sus bondades tanto de tipo hidráulico como estructural. La
cresta es por lo general recta o con una curvatura muy pequeña y está colocada
normal al eje longitudinal del aliviadero. Este tipo de control es versátil y se adapta
bien a casi cualquier tipo de conducción (abierta o cerrada).

- Tipo caída libre.


10

La estructura de control es básicamente un vertedero vertical de pared


angosta o ancha. El agua, luego de pasar sobre la cresta, cae libremente hasta el
lecho del río receptor. En algunas ocasiones, al borde superior del vertedero se le
da una forma de lámina vertiente o se redondean. Su empleo es, por lo general,
para alturas pequeñas (presas bajas) o para presas de concreto de arco o
contrafuerte, donde el pie de presa receptor del impacto del chorro sea roca sana.
Puede utilizarse con o sin compuertas.

- Tipo abanico.

Es una variación del tipo lámina vertiente, con la modificación de que la cresta
tiene una curvatura apreciable. Su principal ventaja radica en que puede
suministrar una mayor longitud de control en los casos donde hay poco espacio
disponible. No se adapta bien al funcionamiento con compuertas, pero sí a
cualquier tipo de estructuras de conducción.

- Tipo canal lateral.

En esta clase de aliviaderos el agua del embalse penetra al aliviadero a través


de un vertedero de lámina vertiente, cayendo a un canal situado aproximadamente
paralelo a su cresta; por lo tanto, el agua cruza en un ángulo cercano a los 90°.
Este cruce los hace ineficientes desde el punto de vista hidráulico. El canal
paralelo, llamado lateral, casi siempre tiene al final, justo antes de conectarse a la
estructura de conducción, un control de altura crítica que garantiza un flujo
subcrítico en él. Pueden utilizarse compuertas sin problemas. Este tipo se adapta
bien a cualquier estructura de conducción y su mayor utilidad está en aquellas
situaciones donde no hay espacio para colocar un aliviadero frontal.

- Tipo embudo o vertical.

En estos aliviaderos el agua se acerca en forma radial y aproximadamente


horizontal y al penetrar en el embudo gira un ángulo de 90° u otro cercano a él.
Este tipo sólo es utilizable con estructuras de conducción cerradas que podrían
11

llegar a funcionar a presión. Su funcionamiento hidráulico puede ser problemático,


pero son una buena solución donde no hay espacio para colocar otro tipo de
vertedero y también cuando existen túneles construidos para obras de desvío que
puedan ser utilizados para alivio. No se adaptan al uso de compuertas.

- Tipo alcantarilla.

Consiste en un conducto cerrado que atraviesa el cuerpo de la presa o uno de


sus estribos y que tiene un funcionamiento hidráulico del llamado tipo alcantarilla;
es decir, pueden funcionar con superficie libre o a presión, con control a la entrada
o a la salida. Pueden utilizarse con compuertas. Son útiles en presas muy
pequeñas y en aquellas algo mayores cuyo propósito es el control de crecidas.

- Tipo sifón.

Este tipo de aliviadero hace uso del llamado efecto sifón; es decir, el agua no
supera el punto alto del conducto sino cuando adquiere una carga suficiente. Este
punto alto, denominado garganta, es el control y se coloca de manera que su
elevación coincida con el nivel normal. Para cargas bajas el aliviadero funciona
aproximadamente corno uno de lámina vertiente. Estos aliviaderos han sido
utilizados en presas de concreto, aunque pueden emplearse en presas de otro
tipo. Normalmente no compiten económicamente con los otros tipos y tienen el
inconveniente de que pueden atorarse con basura de cierto tamaño.

- Tipo rápido disipador.

El U.S. Bureau of Reclamation ha desarrollado un aliviadero de tipo lámina


vertiente, pero que une en una sola estructura el rápido y el disipador. La
disipación se logra mediante la colocación de tacos de impacto en el rápido. Su
uso es para caídas y gastos moderados.

- Tipo orificio.
12

Este aliviadero se encuentra generalmente ubicado en el fondo de la presa y


por ello, son también conocidos como descargas de fondo; su capacidad de
descarga representa toda o una proporción sustancial de la capacidad de
descarga total. Hay una gran variedad de arreglos de aliviaderos tipo orificio para
adaptarse a la capacidad de descarga, carga sobre la compuerta; tipo de presa;
frecuencia de operación; condiciones aguas abajo y tecnología disponible.

TIPO LAMINA VERTIENTE


13
14

TIPO SIFON
15
16

5. Localización de aliviaderos.

Ubicar el o los aliviaderos de un embalse depende de varios factores, entre los


cuales merecen destacarse:

a) Tipos de Presas.

Las presas de tierra y enrocado, salvo en casos excepcionales, no pueden


utilizarse para ubicar los aliviaderos sobre ellas, razón por la cual éstas son
estructuras independientes. Las presas de concreto, por el contrario, propician
este tipo de solución, particularmente las de gravedad. El tipo de presa influye
también en la localización de los aliviaderos a través de su cuerpo; siendo la más
recomendada las presas de concreto. En presas de materiales sueltos se
presentan los mismos inconvenientes mencionados para la localización de tomas.

b) Ubicación de Otras Obras de Embalse.

Existe una influencia entre la ubicación de las diferentes obras de embalse


(presa, toma, aliviadero y obra de desvío); es decir, la ubicación del aliviadero
debe ser hecha en conjunto con las otras obras.

c) Ubicación de Obras Conexas.

La localización, particularmente de centrales hidroeléctricas y quizás de


grandes estaciones de bombeo o de patios de transformación, puede afectar la
ubicación final del aliviadero. Por ejemplo, en una presa de concreto en un sitio
estrecho, puede ocurrir que la central hidroeléctrica tenga que ser ubicada al pie
de presa y ocupe todo o buena parte del valle; esto impediría o dificultaría la
construcción de un aliviadero sobre la presa.

d) Topografía.

La configuración topográfica del sitio de presa y en general del embalse es un


elemento fundamental, en especial cuando no puede colocarse el aliviadero sobre
17

la presa o dentro de ella. Sitios de presa con estribos muy pendientes dificultan y,
por lo tanto, encarecen los aliviaderos.

Las obras en los límites del embalse son sitios potenciales de ubicación de
aliviaderos, sin embargo, puede suceder que el cauce aguas abajo del abra tenga
poca capacidad y se encuentre ubicado lejos del río receptor final de las aguas
aliviadas, obligando a construir canales de descarga muy largos y costosos.
Puede también acontecer que aguas abajo existan poblaciones que se vean
afectadas por las descargas del aliviadero.

e) Geología

Las condiciones geológicas de los posibles sitios de aliviaderos son de capital


importancia, como también lo son para el resto de las obras de embalse. La
fundación de un aliviadero debe ubicarse preferiblemente sobre roca sana y en
principio, no es deseable que la zona del aliviadero esté atravesada por fallas.
Esto es todavía más importante si la estructura de conducción es un túnel.

La importancia de las características geológicas tiene influencia especial en


aliviaderos que requieren de cortes con taludes altos, cuya estabilidad es
indispensable para su cabal funcionamiento. Es muy frecuente en presas de
materiales sueltos que el material excavado del aliviadero se utilice en la
construcción de la presa. Esta última circunstancia podría motivar la modificación
de la ubicación de un aliviadero, con el propósito de encontrar materiales más
propicios, aunque esto no es común.

f) Tamaño y Tipo de Aliviadero.

Mientras mayores sean las estructuras de alivio (mayores valores de Qd), se


requerirá más espacio y posiblemente mejores condiciones de fundación, por lo
tanto, afectará la ubicación final de ellas. Aún más, si Qd es muy grande podría
darse el caso de que fuese necesario más de un aliviadero. El tamaño también
afecta al tipo de aliviadero que debe seleccionarse y éste, a su vez, afecta al
tamaño y, en consecuencia, su localización.
18

1.6.- Selección del Tipo de Aliviaderos.

La selección del tipo más conveniente de aliviadero es básicamente un


problema de tipo económico, bajo el supuesto de un funcionamiento hidráulico
adecuado y de una operación acorde con los fines del embalse. En la práctica la
selección está Íntimamente ligada a la localización y, por lo tanto, los factores que
influyen en la ubicación de un aliviadero también lo hacen en la selección de su
tipo. Los criterios a seguir son:

• Por lo general, un aliviadero frontal y con un alineamiento recto y de sección


constante de la estructura de conducción, es el más apropiado desde el punto de
vista hidráulico, por su funcionamiento simple y franco. Esto favorece a los
aliviaderos de caída libre, lámina vertiente y de rápido disipador.

Normalmente son aconsejables los aliviaderos que funcionan con superficie


libre, pues para las magnitudes de gastos que casi siempre se manejan estas
soluciones son más económicas que las de presión, salvo que existan serias
limitaciones de espacio o haya disponibles túneles. Los aliviaderos a presión rara
vez son la mejor solución.

• En presas de concreto la solución recomendable es, casi siempre, el


aliviadero sobre la presa. Esta solución no debe usarse en presas de materiales
sueltos; salvo en presas bajas de enrocado, donde se puede pensar en ellas como
alternativas.

• Los aliviaderos de caída libre, alcantarilla y de rápido disipador se usan sólo


en presas bajas. El de caída libre se puede usar en presas altas de concreto,
siempre y cuando exista roca muy sana en el sitio de impacto del chorro.

• Los aliviaderos de canal lateral, de abanico o de batea, sólo deben ser


considerados, en principio, cuando existen limitaciones de espacio para colocar
19

uno de tipo frontal. En algunas ocasiones, las condiciones geológicas pueden


influir en las limitaciones de espacio.

• Los aliviaderos de sifón, dada la gran cantidad de arrastres que usualmente


se manejan, no son aconsejables, salvo para gastos muy pequeños. La magnitud
de los gastos a evacuar y la forma de operar del aliviadero son factores muy
importantes en la selección del mismo.

• Si el gasto de diseño es muy grande, puede suceder que se haga necesario


construir dos aliviaderos, inclusive ambos de operación normal. También podría
ocurrir que se pudiesen plantear soluciones mixtas de operación normal con
aliviaderos auxiliares o de emergencia. Por ejemplo, el primero maneja hasta la
crecida centenaria y de allí en adelante es complementado por uno de
emergencia.

• Otra decisión importante es la utilización de compuertas. En principio, un


aliviadero libre es mejor por cuanto es más simple, opera automáticamente sin
necesidad de mecanismos y sus costos de mantenimiento son muy pequeños. Sin
embargo, existen ocasiones donde el empleo de compuertas es aconsejable;
estas ocasiones serían:

- Cuando la longitud de la cresta (ancho del aliviadero) debe ser reducida, pues
pueden manejarse cargas de agua mayores (bajar cota de la cresta).

- Cuando la carga de agua resultante sobre el nivel de alivio es tan grande que no
puede ser suplida sino en detrimento de la capacidad normal o útil del embalse y,
en consecuencia, de su rendimiento.

- Cuando se hace necesario desaguar caudales con niveles de agua por debajo
del nivel de operación normal del embalse. Esto puede suceder, por ejemplo,
cuando el aliviadero se utiliza como auxiliar del vaciado del embalse. En los
primeros años de funcionamiento de un embalse no es necesaria la capacidad útil,
pues las demandas son menores que las del horizonte de planificación.
20

- Cuando se quieren mantener lo más estable posible los niveles de agua en el


embalse. Esta situación es frecuente en embalses alimentadores de plantas
hidroeléctricas.

- Para crear capacidad de control de crecidas (CC) adicional. También en presas


bajas, para garantizar, por ejemplo, calados para navegación.

- Podría también darse el caso de que una gran estructura sólida (cimacio) sea
muy pesada para el tipo de fundación disponible, y si se sustituye parte de ella por
compuertas se podría obviar esta situación.

Los aliviaderos con mecanismos de control son, por lo tanto, más flexibles que
los libres y permiten más versatilidad de operación. Su mayor desventaja está en
el mantenimiento y operación, especialmente de aquellos de operación
automática. Por otra parte, debe recordarse que no todos los tipos de aliviaderos
se adaptan al uso de mecanismos.
21

6. Clasificación de los aliviaderos de acuerdo a su disposición en


planta.

Los aliviaderos de acuerdo a su disposición en planta se clasifican en:

1. Aliviaderos frontales.

2. Aliviaderos laterales.

3. Aliviaderos curvos en planta.

- Aliviaderos mexicanos o de abanico.

- Aliviaderos semi-mexicanos o semi-abanico.

- Aliviaderos curvos propiamente dichos.

1. Aliviaderos frontales:

Son aquellos rectos en planta, cuyo vertimiento se realiza coaxial al conducto de


descarga; tienen como desventajas que pueden ocupar grandes extensiones en planta, lo
cual traería como consecuencia en caso de construirse en una montaña, grandes
volúmenes de excavación. (Figura 1.3 a)

2. Aliviaderos laterales:

Son aquellos cuyo vertimiento se realiza con cierto ángulo con respecto al conducto de
descarga. Al contrario del aliviadero frontal, en caso de que se vaya a colocar en una
montaña, puede ser ubicado de forma tal que bordee la ladera sin necesidad de excavar
la montaña, ahorrándose así grandes volúmenes de excavación. (Figura 1.3 b)

3. Aliviaderos curvos en planta:

Tal como lo dice su nombre son curvos en planta y por ende, el vertimiento se realiza
radialmente, existiendo una concentración central del flujo en el conducto de descarga.
Tienen la ventaja de que ocupan poca área en planta - en relación con uno frontal - y
presentan gran longitud vertedora. (Figura 1.3 c)
22

FIGURA 1.3

6.1 Clasificación de los aliviaderos según su ubicación:


Los aliviaderos según su ubicación pueden clasificarse en:

1. Aliviaderos de cauce.

2. Aliviaderos de marginales o de laderas.

1. Aliviaderos de cauce:

Son aquellos que se ubican dentro del cuerpo de la presa, pueden ser superficiales o
profundos. Los primeros tienen como ventajas que no producen debilitamiento en el
cuerpo de la presa, las compuertas no existen y de existir, trabajan en condiciones
favorables; los segundos son conductos cerrados generalmente de sección rectangular o
circular, donde el flujo puede circular a presión a todo lo largo del conducto o en un tramo
del mismo. Estos se utilizan en aquellos casos donde es necesario bajar profundamente
el nivel del embalse, ejemplo, en riego, evacuación de los gastos de construcción, etc.
23

2. Aliviaderos de margen:

Son aquellos que se ubican fuera del cuerpo de la presa y se utilizan en presas de
materiales locales o de hormigón, en caso de cierres estrechos. Ellos se ejecutan en
forma de rápidas o de túneles sin carga, con carga a todo lo largo del aliviadero, o con
carga parcialmente.

6.2 Clasificación de los aliviaderos según el tipo de conducción

Según el tipo de conducción se pueden clasificar en:

1. Aliviaderos con descarga libre.

2. Aliviaderos con descarga forzada.

6.3 Clasificación de los aliviaderos según el tipo de construcción


Pueden clasificarse en:

1. Aliviaderos superficiales.

2. Aliviaderos soterrados o de fondo.

6.4 Clasificación de los aliviaderos según el tipo de vertimiento


De acuerdo al vertimiento se pueden clasificar en:

1. Vertedores automáticos.

2. Vertedores regulados por compuertas.

1. Vertedores automáticos

Son aquellos en que el agua al sobrepasar su cresta vierten automáticamente, es decir,


no llevan ningún dispositivo para controlar el vertimiento.

2. Vertedores regulados por compuertas

Son aquellos en los que tal y como lo indica su nombre el vertimiento es regulado por
compuertas, siendo una de las características fundamentales de este vertedor el hecho de
que la cresta del cimacio no necesariamente coincide con el nivel de aguas normales, lo
cual da origen a la existencia de dos tipos de vertimiento: regulado con carga hasta el
nivel de aguas normales y libre bajo la influencia de las pilas con carga hasta el nivel de
aguas máximas que tiene lugar una vez que son izadas todas las compuertas.

Múltiples son las razones que justifican el uso de un aliviadero regulado por compuertas,
pero sin dudas, entre las fundamentales se encuentran:
24

1. La necesidad de un frente vertedor muy estrecho para evitar grandes excavaciones en


los hombros del aliviadero cuando éstos están conformados por grandes elevaciones, lo
cual hace que se requiera de grandes cargas sobre el vertedor para evacuar el gasto.

2. La necesidad de regular por encima del nivel de aguas normales.

3. Cuando se requieren hacer entregas del volumen útil (por debajo del nivel de aguas
normales) por el aliviadero.

No obstante, la selección de un aliviadero regulado por compuertas está sujeto además a


un análisis económico que se establece entre esta modalidad vertedora y el uso de un
aliviadero automático. Entre las ventajas que reporta el uso del aliviadero regulado por
compuertas, en comparación con uno automático, se encuentran las siguientes:

1. Como la cresta del cimacio de un aliviadero regulado no alcanza la cota del nivel de
aguas normales, pues precisamente, esa diferencia de cotas entre la cresta del cimacio y
el nivel de aguas normales constituye el prisma de agua que se va a regular, se obtiene
un perfil más económico que el que se tendría que usar en un aliviadero automático.

2. El hecho de contar con un perfil con cresta ubicada por debajo de la cota del nivel de
aguas normales, hace que la cota del nivel de aguas máximas disminuya en comparación
con la que se obtendría si se colocara un vertedor automático. De esta manera el área de
inundación del embalse sería menor y como resultado se contaría con más terreno
aprovechable para otras funciones.

3. Poder regular por debajo del nivel de aguas normales permite en un momento
determinado, vaciar el embalse por el aliviadero hasta la cota de la cresta del cimacio,
para una posible reparación de la cortina.

Como desventajas del uso de un aliviadero regulado por compuertas se pueden señalar:

1. Uso de elementos metálicos en el aliviadero.

2. La necesidad de utilizar mecanismos de izaje, lo cual hace imprescindible el uso del


fluido eléctrico u otro tipo de energía para la manipulación de las compuertas durante el
período de explotación, avenidas y la ejecución de mantenimiento periódico a dichos
mecanismos.

3. La posible ocurrencia de vibraciones en las compuertas.


25

Figura 1. Represa Caruachi Edo. Bolívar Figura 2. Represa del Guri- Edo. Bolívar

Figura 3. Embalse Macagua- Edo. Bolívar Figura 4.Embalse Sto. DomingoEdo.Barinas

Figura 5. Embalse Uribante – Táchira Figura 6.Embalse Pao-Cachinche-Carabobo


26

DISEÑO HIDRAULICO DE ALIVIADEROS:


27

CONCLUSIONES

Las represas o embalses se diseñan y se construye para aprovechar, con


diversos propósitos, las corrientes de los cursos de agua y deben necesariamente
disponer de estructuras que permitan evacuar los caudales excedentes en las
mejores condiciones posibles.

El aliviadero en una presa es fundamentalmente responsable de asegurar que


el pasaje de las crecidas no produzca el sobrepaso de la obra de retención, con lo
que se transforma en el elemento de seguridad de todas las estructuras
componentes. El diseño de los aliviaderos depende directamente de la estimación
de parámetros que son definidos aplicando modelos hidrológicos e hidráulicos de
distinta complejidad.

Normalmente son aconsejables los aliviaderos que funcionan con superficie


libre, pues para las magnitudes de gastos que casi siempre se manejan estas
soluciones son más económicas que las de presión, salvo que existan serias
limitaciones de espacio. Los aliviaderos a presión rara vez son la mejor solución.

Como futuros ingenieros civiles es importante el estudio de los aliviaderos en


las represas porque se estará conformando equipos disciplinarios donde de forma
directa o indirecta se estará proyectando, diseñando, calculando o construyendo
obras hidráulicas, las cuales deben ser económicas y seguras.
28

CONCEPTOS BÁSICOS DISPIPADR DE ENERGIA:

DISIPADOR DE ENERGÍA

El agua que vierte a través de una presa vertedora o la que circula por una rápida,
adquiere una gran energía, que de ser entregada directamente al canal de salida, traería
consigo una gran erosión que transcurrido un tiempo podría atentar contra la integridad
del aliviadero y la cortina o terraplén de la presa si la descarga se realizara cercana a ésta.
Para evitar esta situación se construyen objetos de obras conocidos con el nombre de
disipadores de nergía que no son más que aquellas estructuras encargadas de amortiguar
la gran energía que adquiere el agua en su caída.

EL RESALTO HIDRÁULICO
El resalto hidráulico es el ascenso brusco del nivel del agua que se presenta en un canal
abierto a consecuencia del retardo que sufre una corriente de agua que fluye a elevada
velocidad.

Este fenómeno presenta un estado de fuerzas en equilibrio, en el que tiene lugar un


cambio violento del régimen de flujo, de supercrítico a sub-crítico.

Una de las aplicaciones prácticas más importantes del salto hidráulico, es que se utiliza
para disipar la energía del agua que fluye sobre presas, vertedores y otras estructuras
hidráulicas, y prevenir de esta manera el fenómeno de socavación aguas debajo de dichas
estructuras.
29

TIPOS DE DISIPADORES DE ENERGÍA.

Existen distintos tipos de disipadores entre los que se pueden citar:


● El Pozo amortiguador
● El Estanque amortiguador
● El Trampolín
● La Cubeta deflectora

PROCESO CONSTRUCTIVO:
La colocación del barraje en el cauce del rio genera un incremento de energía potencial
debido a la elevación de nivel de las aguas que al momento de verter el agua por encima
de esta se transforma en energía cinética que causa erosión al pie del vertedero originado
por las velocidades en dicho punto.

Para controlar este efecto erosivo se construyen estructuras de disipación como solados,
colchón disipador, etc. Que tiene por objeto formar un salto hidráulico que logra disipar la
energía cinética.

RECOMENDACIONES DE DISEÑO:
30

✓ Debido a la colocación del barraje vertedero en el cauce del río se genera un


incremento de energía potencial que, al momento de verter el agua por encima del
barraje se transforma en energía cinética que causa erosión y por lo erosivo se
construyen estructuras de disipación, conocidas como: solados (apron), colchón
disipador (stilling basin), etc., que buscan o tienen por objetivo formar un salto
hidráulico que logra disipar la energía cinética ganada por el barraje vertedero.
✓ Para la longitud del colchón disipador realizar:

1. El cálculo de d1 (tirante al pie del barraje vertedero)


2. Calculo del tirante conjugado d2
3. Cálculo de la longitud del colchón disipador

✓ Para el espesor del colchón disipador realizar:

1. Para resistir el efecto de la subpresión es recomendable que el colchón


disipador tenga un espesor que soporte el empuje que ocasiona la
subpresión.
2. El espesor dado debe ser corregido por seguridad
31

CÁLCULO DE DISEÑO:
Longitud del Solado o Colchón Disipador

I. Cálculo de d1 (tirante al pie del barraje vertedero):

De acuerda al figura mostrada.-

Eo = Co + P + H + VH 2 / 2g (3.18)
E1 = C1 + dl +V12 / 2g (3.19)
Para Bernoulli:

Eo = El + hf 0-1 (3.20)
Reemplazando (3.18) y (3.19) en (3.20)
Co + P + H + VH2 / 2g = C1 + d1 + V12 / 2g + hf 0-1
V12 / 2g = Co – C1 + P + H + d1 + VH2 / 2g – hf 0-1
32

V1 = (2g x (Co-C1 + P + H –d1 + VH2 / 2g – hf 0-1))1/2 (3.21)

Donde:
Co: cota del terreno en 0
C1: cota del colchón disipador
P: altura del barraje
H: altura de lámina vertiente
d1: tirante del río al pie del talud
hf 0-1: pérdida por fricción entre 0 y 1
VH: velocidad en Ia cresta del barraje vertedero
V1: velocidad al pie del talud

Para resolver (3.21) es necesario asumir ciertos valores tales como:


r = (Co – C1), (entre 0.5 y 1.0 m.) (3.22)
hfo-1 = (0.1 x VH2 / 2g), (en mts.) (3.23)
d1 ³ 0.1 m. (3.24)

Reemplazando (3.22) y (3.23) en (3.21)

V1 = (2g x ( r + p + H – d1 + 0.9 x VH2 / 2g))1/2 (3.25)

Este valor calculado por la ecuación (3.25) necesita una comprobación, ya que:

V1 = Q1 / A1 = Q1 / (b1.d1) = q1 /d1 (3.26)


Donde:

q1 = Q1 / b1 (3.27)

De (3.26) se tiene:

d1 = q1 / V1 (3.28)

NOTA: Si d1 obtenido en (3.28) es muy cercano al d l supuesto (en 3.24) se


prosigue al siguiente paso, o sea cálculo de d2, en caso contrario se volverá a
tantear con otro d1.
33

II. Calculo del tirante conjugado d2

De la conservación de la fuerza especifica o momento entre la sección 1 y 2,


se tiene:

d2 = -d1 / 2 + (d12 / 4 + 2x (V12 / g) x d1)1/2 (3.29)

Comprobando:

d2 = dn + r (3.30)

Donde:
dn: tirante normal en el río
r: profundidad del colchón disipador
La condición (3.30) pocas veces se presenta, por lo que para buscar un salto
sumergido en el colchón disipador, se acepta que:

dn + r = 1.15 x d2 (3.31)

III. Cálculo de la longitud del colchón disipador

Conocidos los tirantes conjugados (d1 y d2) es posible calcular la longitud


necesaria para que se produzca el salto hidráulico. Existen varias fórmulas
empíricas y experimentales que se dan a continuación, y que por lo general dan
valores un poco conservadores pero que orientan para la toma de decisiones en
el diseño final.
L = (5 a 6) x (d2-dl ) (Schoklitsch) (3.32)
L = 6 d1. F1,
Siendo:
Fl = V1 / (g x d )1/2 (Safranez) (3.33)
34

L = 4 d2 (U.S. Bureau of Reclamation) (3.34)

Espesor del Solado o Colchón Disipador


35

La fórmula que permite calcular el espesor conveniente se basa en que el peso


del solado debe ser mayor que la subpresión, es decir:
W ³ Sp (3.35)
gs . A . e > g . h . A
De donde:
e= g. h / gs (3.36)
e= (g . h) / (gs - g) (3.37)
La ecuación (3.37) es la corrección por saturación del suelo.
De donde:
e= h / ((gs / g) -1 ) = h / (SGs-1) (3.38)
Donde:
SGs : gravedad especifica del suelo
h= Dh – hf (3.39)
hf = Dh. (Sp / Sr) (3.40)
Sp: camino de percolación parcial
36

Sr: camino de percolación total


Recomendaciones:
El espesor dado por (3.38) debe ser corregido por seguridad, se tiene así:
e = (4/3). (h/(SGs- 1)) se recomienda (3.41)
e ³ 0.90 m

DISEÑO:
37
38
39

r= 0.5 m
H= 2.2 m Habiendo calculado el tirante d1 nos apoyamos en el Hcanales para el calculo de la tirante d2
y tambien la longitud del resalto hidraulico. tenemos:

A) Diseño de la longitud del colchon disipador:

d2 = 2.9592 m
Lr = 16.55 m Lr = 6 ( Y2 - Y1)

Para el calculo de la longitud del colchon disipador Lc , empleamos la siguiente formula:


B) Asimismo, la ecuacion de continuidad la velocidad en la cresta del barraje ( VH) es :

En la formula , el calculo asumido del coeficiente es de 5.5 :

Lc= 5.5 x ( 2.9592-0.1999) = 17.17615 > 16.55


Qv= 121.312 m3/s caudal que fluye por el vertedero Lc= 6 x (0.1999) = 1.1994
L= 90 m ancho del vertedero o del barraje Lc= 4 x (2.9592) = 11.837

VH= 1.4188538
Por lo tanto , la longitud del colchon disipador es:
De las expresiones 1 y 2, se obtiene una ecuacion donde la unica variable seria el tirante d1
luego de ser las igualdades la tirante d1 seria : Lc=17.17615>16.55 (OK)
Lc= 17.2 m
efectuando :

d1= 0.1999 (d1>0.10 m)


40

r= 1m Habiendo calculado el tirante d1 nos apoyamos en el Hcanales para el calculo de la tirante d2


H= 2.5 m y tambien la longitud del resalto hidraulico. tenemos:

A) Diseño de la longitud del colchon disipador:

d2 = 0.7249 m
Lr = 2.64126 m Lr = 6 ( Y2 - Y1)

Para el calculo de la longitud del colchon disipador Lc , empleamos la siguiente formula:


B) Asimismo, la ecuacion de continuidad la velocidad en la cresta del barraje ( VH) es :

En la formula , el calculo asumido del coeficiente es de 5.5 :


Qv= 90.984 m3/s caudal que fluye por el vertedero
L= 90 m ancho del vertedero o del barraje Lc= 5.5 x ( 0.7249-0.28469) = 2.821155 >2.64126
Lc= 6 x (0.28469) = 1.70814
VH= 1.06414 Lc= 4 x (0.7249) = 2.8996

De las expresiones 1 y 2, se obtiene una ecuacion donde la unica variable seria el tirante d1
luego de ser las igualdades la tirante d1 seria : Por lo tanto , la longitud del colchon disipador es:

efectuando : Lc=2.81155>2.64126 (OK)


Lc= 2.8

d1= 0.28469
41

DEFINICIÓN DE ENROCADO:

Los enrocados son pequeñas obras, situadas después del colchón disipador. Estas
tienen como finalidad proteger la superficie de la erosión que puedan causar las grandes
descargas de agua a altas velocidades. Al colocar rocas en el fondo, el agua ejerce una
fuerza de arrastre sobre las rocas, y se tiene que contrarrestar esa fuerza para lograr un
diseño ideal, es por ello que se debe definir el tamaño y peso del enrocado. Los
enrocados representan una opción más económica para proteger la superficie de la obra
principal, situándose por encima de otros tipos de revestimiento, ya que los enrocados
son más simples en su reparación y además podemos obtener una mayor flexibilidad. Para
poder llegar a la estabilidad necesaria de nuestro enrocado debemos tener en cuenta la
magnitud de la velocidad del flujo tangencial, además de la corriente principal en relación
con el plano de mismo.
42

DISEÑO DEL ENRROCADO:

Al final del colchón disipador es necesario colocar una escollera o enrocado (rip - rap)
con el fin de reducir el efecto erosivo y contrarrestar el arrastre del material fino por acción de
la filtración.

La longitud de escollera recomendada por Bligh es:

Dónde:
43

Reemplazando (3.43) y (3.44) en (3.42), resulta:


44
45
46
47

LONGITUD (ANCHO DE BARRAJE)

La longitud del barraje está ligado al ancho del cauce y la carga del agua que se presenta
sobre él, se deberá conservar las mismas condiciones naturales del cauce de tal modo de
no causar modificaciones en su régimen.
Si se diseña con una longitud más angosta en condiciones de máximas avenidas se puede
desbordar el flujo y causar inundaciones.

Método del Régimen


Es una síntesis de conocimientos empíricos aplicable a la estabilidad de cauces en ríos que
transportan sedimentos.

· Altunin
Toma en cuenta la zona dentro del desarrollo del rio en que se encuentra el tramo en
estudio, su facilidad o dificultad con que las orillas son erosionadas y el material de fondo
tal como se presenta en la tabla 31.

B=Ancho en pies
Q=Descarga en pies3/seg
m=Exponente según tabla 31
n= Coeficiente de rugosidad
S= Pendiente del rio
K=10, por no se aluvial

· Blench
48

Este método introduce dos parámetros Fb y Fs que tienen en cuenta la concentración del
material transportado en suspensión, el diámetro de las partículas de fondo y la
resistencia de las orillas a ser erosionadas.

Q= Caudal de diseño
Fb= Factor de fondo depende de la naturaleza
Fs= Factor de orilla, depende de la erosionabilidad de márgenes (taludes), de la viscosidad
del agua y de la tendencia del material salido a depositarse en los márgenes.

· Petit
Este método solo evalúa el caudal

B= Ancho
Q= Caudal de diseño
· Importante
Para estos tres métodos se obtienen diferentes, anchos de barraje, para poder obtener el
ancho de diseño se promedian los valores y se promedia.
Se usa el promedio de los valores debido a que cada método usa diferentes parámetros de
evaluación para un mismo caudal.

ALTURA DEL BARRAJE VERTEDERO


La altura del barraje está orientada a mantener un nivel de agua en el rio, de modo que se
puede derivar un caudal.
49

También debe permitir el paso de agua eficiente por encima de su cresta.

Donde:
Cc=Cota de la cresta o corona de barraje
Co= Cota del lecho detrás del barraje
hu= Altura necesaria para evitar el ingreso
h= Altura de ventana de captación, 0.20 corrige efectos de oleaje y coeficientes de la
fórmula.
CARGA SOBRE LA CRESTA DEL VERTEDERO
La ecuación general para hallar la descarga en vertederos libres.

Q=C* Le*(ho^(3/2))

Donde:
C= Coeficiente de descarga en m/s
Le= Longitud efectiva de la cresta en m
ho= Carga total o carga del proyecto.

· Importante:
Se calcula la carga sobre el barraje considerando el caso crítico en que toda la avenida
pase sobre el barraje
50

Para poder calcular C, coeficiente de descarga se deben usar los valores que se muestran
en la figura 26, los cuales fueron obtenidos de manera experimental por USBR.
La longitud efectiva de la cresta(Le) cuando los pilos y los estribos de la cresta tienen una
forma que produce contracciones laterales, sobre la descarga, la longitud neta de la cresta
Donde:
L= longitud neta de la cresta
N=número de pilas
kp=coeficiente de contracción de pilas
Ka=coeficiente de contracción de los estribos
Ka: Está influenciada por la forma del estribo, el ángulo que forma el muro de acceso
aguas arriba con la dirección del flujo, H en relación a Ha y Va. En la figura 27 el USBR
recomienda valores medios para Ka.
Kp: Está influenciado por la forma y ubicación del tajamar(parte delantera curveada), de
las pilas, su espesor , H en relación Ho, Va y cuando hay compuertas la operación de las
adyacentes a lo que se maneja. En la figura 28, se da diferentes valores de Kp para
distintas formas de tajamar, se recomienda las pilas tipo 2 y 3.

CANAL DE LIMPIA
El ancho referencial para el canal de limpia se determina con las siguientes relaciones

Donde:
B= ancho del canal de limpia
Qcl=Caudal que pasa por el canal de limpia
q= caudal unitario
Vcl= Velocidad en el canal de limpia para eliminar, el material de arriostre.
g= aceleración de la gravedad
Importante:
51

En la determinación del ancho del canal de limpia debe tomar en cuenta que debe ser un
décimo de la longitud de barraje.
Velocidad de arrastre:
Es la magnitud capaz de arrastrar los sedimentos depositados esta dado por la siguiente
fórmula:

Donde:
Vc= Velocidad requerida para iniciar el arrastre
C=coeficiente en fricción del tipo de material
d=diámetro del grano mayor.
Compartimiento de limpia- Dimensionamiento
Se debe considerar los siguientes aspectos:
a) Altura: el nivel de la corona de la compuerta debe estará 0.20m de la cresta del
vertedero.
b) Tirante máximo rebalse permisible de 0.30 a 0.50m cuando la compuerta funcione
como reloj libre.
c) Altura de izaje: la compuerta debe estar 1.5 a 2.00m más alta que el máximo nivel
del agua con la avenida de diseño
d) Velocidad de izaje: se recomienda 30cm/min, es conveniente tener en cuenta que
los costos aumentan cuando aumenta la velocidad de izaje.
e) Coeficiente de seguridad del acero: se puede asumir 3 y 4
f) Plancha: el espesor mínimo debe estar entre 6mm y 10mm. Se debe considerar el
efecto de corrosión.
52

CONCLUSIONES
Se optimiza que, mediante la altura del barraje se logra elevar o mantener el nivel
del río y derivar el caudal hacia la obra de captación. Sabemos que, Según la
magnitud avenida se diseña la longitud del barraje para obras hidráulicas.