Vous êtes sur la page 1sur 8

RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL

JOHN CAMILO VALENCIA VELASQUEZ, COD: 20161149461


MARIA ALEJANDRA DUCUARA, COD: 20152139580
MARIA JOSÉ TRUJILLO CARDOSO, COD: 20161148732
ERIKA TATIANA ZAMPBRANO TORRES, COD: 20151134795

DOCENTE: ARMANO CRIOLLO


CURSO: ANÁLISIS FINANCIERO

UNIVERSIDAD SURCOLOMBIANA, FACULTAD DE ECONOMÍA Y


ADMINISTRACIÓN
NEIVA-HUILA
2018
¿En qué consiste la RSE?
La responsabilidad social empresarial es aquella que implementa la estrategia de
crecimiento de una empresa, que inicia al ocuparse de las actividades que afectan
positiva o negativamente la calidad de vida de sus empleados y de las
comunidades en la que efectúa sus operaciones.

Se trata de un modelo de negocios que involucra acciones sociales, ambientales,


diálogo e interacción con el entorno de la organización.

Para que una empresa sea socialmente responsable debe de implementar


procesos de gestión, estrategias de negocio y sistemas de planeación interna con
el propósito de lograr un crecimiento basado en operaciones sustentables tanto en
lo económico, social y ambiental, así como el respeto por las personas, valores
éticos, comunidad y tejido social, independientemente de los productos o servicios
que ofrezca.

La responsabilidad social empresarial (RSE) está sustentada en 4 ejes, los cuales


son:

 Ética y gobernabilidad empresarial.

 Calidad de vida en la empresa (dimensión social del trabajo).

 Vinculación y compromiso con la comunidad y su desarrollo.

 Cuidado y preservación del medioambiente.

Estos deben ser estrategia de crecimiento de una empresa y competitividad.

¿POR QUE ES IMPORTANTE LA RSE?

Para las empresas es importante porque suelen mejorar su situación comercial,


sobre todo ante una política social mejor elaborada y establecida, así como con
políticas de igualdad y conciliación entre los trabajadores para optimizar las
gestiones.

También porque se benefician al perfeccionar su situación frente a la competencia


y tener una mejor imagen ante los clientes. Logra que un negocio obtenga el
respeto de la sociedad y de los empleados, así como que los inversionistas se
sientan atraídos por negociar con una compañía responsable con su entorno,
razones suficientes para recibir asesoramiento en este aspecto.

PARA LA COMUNIDAD

Porque beneficia a las personas del entorno y de esta manera, no solo se actúa
acorde a los requerimientos, sino que se propician relaciones de negocios más
rentables, dado que los inversionistas conocerán el lado humano de la empresa.
PARA EL MEDIO AMBIENTE

Porque se tienen unas políticas de sostenibilidad en torno al ahorro, reciclaje y


renovación, ayuda a conservar el ecosistema de forma eficiente, e incluso apoyar
las estrategias ecológicas en el mundo.

Sin duda, las operaciones amigables con el medio ambiente cada vez son más
requeridas y valoradas, dada la importancia de actuar de forma responsable y
evitar prácticas nocivas que contaminen el agua, el aire o destruyan a seres vivos.

Función-RSE

Actualmente la responsabilidad social empresarial es parte de la filosofía de


muchas organizaciones que pretenden dar respuesta a las expectativas de sus
grupos de interés (empleados, clientes, proveedores, accionistas, competencia,
sociedad), a través de un constante diálogo con ellos.

Cuando se avanza en los procesos de formalización de la responsabilidad social,


integrándola en el sistema de gestión, haciendo necesario la creación e
integración de un órgano gestor y de liderazgo, llamado Comité RSE, compuesto
por un grupo de personas designadas por la alta dirección que representan las
diferentes áreas de gestión de la organización. Además este sirve para crear valor
en el área de la calidad, como centro de reflexión y análisis dentro de la
organización en materia estratégica y de responsabilidad social empresarial.

Objetivos-Comité RSE

 Sensibilizar a la empresa para participar en proyectos que la etiqueten


como empresa socialmente responsable, mejorando su competitividad y
reputación frente a otras organizaciones. Teniendo atributos
imprescindibles para generar ingresos sostenibles en el tiempo.
 Velar por el seguimiento y control de todos aquellos requisitos legales que
afectan la actividad de la organización.

Gestión de la responsabilidad social empresarial

-Crear valor económico, ambiental y social de manera


Estrategia empresarial sostenible.

-Herramientas que permiten la gestión de la RSC en la


organización.
Políticas de RSC
-Gestión conforme a valores compartidos y código ético.
-Indicadores de seguimiento y evaluación de las políticas de
Planes de acción RSC.
-Memoria anual de sostenibilidad.

Estructura-INDICADORES RSE

Indicadores de Profundidad: permiten evaluar la etapa actual de la gestión de RSE


de la empresa.

 Etapa 1: representa una etapa básica de acciones de la empresa.


 Etapa 2: representa la etapa intermedia de acciones, en la cual la empresa
mantiene una postura defensiva sobre los temas y empieza a encaminar
cambios y avances respecto a la conformidad de sus prácticas.
 Etapa 3: representa la etapa avanzada de acciones, en la cual ya se
reconocen los beneficios de llegar más allá de la conformidad para
prepararse de antemano a las presiones reguladoras que resultan en
cambios de expectativas para la empresa. La responsabilidad social y el
desarrollo sustentable son considerados estratégicos para la organización.
 Etapa 4: representa la etapa proactiva, en la cual la empresa alcanzó
estándares considerados de excelencia en sus prácticas, involucrando a
proveedores, consumidores, clientes, la comunidad y también influenciando
políticas públicas de interés para la sociedad.

Indicadores Binarios, informaciones adicionales: se compone de preguntas de


respuesta binaria (sí o no) y cualifican el estadio seleccionado en los indicadores
de profundidad.

Sirven para la validación y profundización de la etapa de responsabilidad social


identificada por la empresa y contribuyen a la comprensión de las prácticas que
pueden incorporarse a la gestión de los negocios.

Indicadores Cuantitativos: proponen el relevamiento sistemático de datos. Con


ellos, se pueden conformar series anuales para cruzar con otros datos relevantes
para la empresa. No todos los indicadores presentan datos cuantitativos; no
obstante, estos datos serán seguramente de utilidad para el monitoreo interno de
la empresa y hacen a la consistencia de la planificación de nuevos objetivos y
metas en materia de RSE.

CONCLUSIÓN

En las empresas de la actualidad se habla de Responsabilidad Social Empresarial


como el conjunto de prácticas, estrategias y sistemas de gestión que persiguen un
nuevo equilibrio entre las dimensiones económica, social y ambiental. Estos
conceptos son totalmente aplicables a las empresas constructoras de tal manera
que contribuyan realmente al mejoramiento de la sociedad a través de obras de
calidad, mejores relaciones con clientes así como con proveedores y gobierno,
motivando un trato justo y digno a su personal y cuidando el medio ambiente. No
se trata de obtener ganancias si éstas son el resultado de prácticas injustas o de
ética cuestionable a los involucrados en el negocio. Las empresas que sean
socialmente responsables tendrán mayores volúmenes de obra, generarán más
confianza y mayores utilidades además de beneficios para los trabajadores,
fomentando el desarrollo de las comunidades de donde éstos son originarios. El
objetivo principal de la responsabilidad social empresarial es que el impacto
positivo que causan estas prácticas en la sociedad se traduzca en una mayor
competitividad y sostenibilidad para las empresas. Así, ser responsable
socialmente generará automáticamente más productividad, puesto que una mejora
en las condiciones para los trabajadores optimizará también su eficacia.

Las empresas tienen la responsabilidad de conocer el entorno en el que operan.


Deben tener un claro conocimiento de todo lo que rodea su empresa, no solo en
términos geográficos, sino en términos del conjunto de reglas, leyes que rigen su
operación, y todas las actividades relacionadas directa e indirectamente con la
empresa.

Puede decirse que aún no se ha logrado una definición universalmente aceptada


de responsabilidad social empresarial ya que algunos directivos y empresarios la
confunden con actos de buena voluntad como construir escuelas o, incluso, con
acciones de generosidad como dar donativos a centros de caridad y a
instituciones de beneficencia (Porto y Castromán, 2006). Sin embargo, de manera
gradual se ha ido delimitando este concepto resaltándose su carácter como
iniciativas voluntarias en torno a contribuir a la calidad de vida de la gente dentro
de la organización, cuidar y preservar el medio ambiente, actuar con un código de
ética y vincularse con la comunidad a partir de la misión de la organización,
además de los bienes y servicios producidos por la organización.

Una de las definiciones más conocidas es la de la Comisión Europea: “La RSE es


la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones
sociales y ambientales en sus operaciones comerciales y en sus relaciones con
sus interlocutores”, (Libro Verde “Fomentar un marco europeo para la
responsabilidad social de las empresas”).

Según WBCSD, World Business Council for Sustainable Development, “La RSE es
el compromiso que asume una empresa para contribuir al desarrollo económico
sostenible por medio de colaboración con sus empleados, sus familias, la
comunidad local y la sociedad, con el objeto de mejorar la calidad de vida”

Estas definiciones permiten conformar una idea clara de lo que es la RSE. Sin
embargo, cabe señalar que la RSE es concepto dinámico y en desarrollo, por lo
que es preciso caracterizarlo con algunas claves para comprender mejor su
verdadera dimensión.

CASO PRÁCTICO

Veamos ahora, pues, de qué modo esto se lleva a la práctica por parte de cinco
empresas internacionalmente reconocidas por sus buenas prácticas.

1. Harineras Villamayor – España:

El caso de las Harineras Villamayor es especialmente interesante. Las cifras


constatan su preocupación por el bienestar de su equipo humano, con una tasa de
empleo estable de más del 95% y el fomento de la democracia participativa en la
toma de decisiones de la empresa. Fue la primera PYME en entrar en la base de
datos de la Comisión Europea gracias a sus prácticas responsables.
En palabras de su director general: “Un grano no hace granero, pero ayuda al
compañero. Es verdad que no podemos montar una guardería como los grandes,
pero sí hacer pequeñas cosas por el entorno y las relaciones laborales. Cada cosa
aislada no dice nada, pero juntas sí.”

2. Ecover – Bélgica:

Los productos ecológicos de limpieza y detergentes de Ecover tienen como misión


“hacer fácil un estilo de vida saludable y sostenible”. Todo lo que producen lo
fabrican con un impacto mínimo sobre el medio ambiente, empleando materiales
ecológicos, reciclados o recuperables y, sobre todo, con un bajo consumo de
energía. Ecover es también una compañía pionera en el uso de aplicaciones y
materias primas que minimizan el impacto de sus productos sobre los entornos:
todos ellos están compuestos de ingredientes vegetales y son altamente
biodegradables.

3. Gulpener Bier – Holanda:

La sostenibilidad y la responsabilidad social de esta empresa cervecera son los


principales incentivos de Gulpener Bier. Todos los ingredientes que emplean para
elaborar su cerveza se cultivan con procedimientos ecológicos en la región donde
se encuentran y todo el proceso de producción se alimenta con energía solar. Los
70 agricultores que constituyen la cooperativa Triligran con la que trabajan no
están autorizados a usar plaguicidas y, como recompensa por ello, reciben por sus
productos un precio un 10% superior al del mercado. La empresa cervecera
procura reducir la contaminación en todas las fases del proceso de producción.
Por ejemplo, todas sus botellas son reciclables y reducen al mínimo el embalaje
que utilizan.

4. Filo Diretto – Italia:

El grupo Filo Diretto es una marca aseguradora especializada en la prestación de


servicios médicos y asistenciales. Contando con recursos que la compañía
entiende de un alto valor para la comunidad, constituyó una organización sin
ánimo de lucro destinada a prestar asistencia a la infancia más desfavorecida,
Gruppo Filo Diretto per l’Impegno Sociale, en hospitales de Italia y Angola. La
empresa destina un 1% de sus beneficios a esta tarea humanitaria y promueve la
donación de entre el 5 y el 10% de las comisiones de sus representantes a
proyectos de asistencia médica a la infancia. ¡Explícalo en tu trabajo!

5. Dorf-Installateur – Austria:

La compañía austríaca Dorf-Installateur está especializada en la instalación de


equipos sanitarios y sistemas de calefacción y representa uno de los ejemplos
más claros de responsabilidad social empresarial más integrales. Desde el punto
de vista del equipo humano, apuesta por la formación continua y la motivación de
sus empleados, organizando jornadas de puertas abiertas a aprendices
interesados en las energías renovables y desarrollando proyectos formativos,
teniendo siempre en cuenta la satisfacción de sus empleados. Además, fomenta
el trabajo colaborativo y potencia el desarrollo de las capacidades artesanales de
sus empleados. Participa e impulsa proyectos de formación para niños y niñas con
discapacidad, como el colegio Schulheim Mäder. También investiga y
desarrolla sistemas de calefacción respetuosos con el medioambiente a través del
uso de energías renovables.

La responsabilidad social es un asunto redondo que revierte en beneficio de todos


los actores que intervienen en el comercio y que, por ello mismo, nos puede
ayudar a darnos cuenta de hasta qué punto la influencia de las personas
consumidoras es clave para que las empresas adopten medidas socialmente
responsables.

El rol como consumidor y consumidora es fundamental en este asunto: no solo se


puede impulsar los productos que hayan sido elaborados con prácticas sostenibles
y respetuosas con el medio ambiente al incluirlos en la cesta de una compra, sino
que también se puede realizar un control de las acciones que desempeñan las
empresas en el entorno en el que operan.

Se trata de decisiones cotidianas, pero si se aplican a gran escala pueden


convertirse en decisiones contundentes para exigir un cambio en el modelo de
producción de las empresas y los mercados en general; la idea es apostar por un
mundo con más oportunidades, menos desigualdad y más transparencia.
BIBLIOGRAFÍA:

 Barroso Tanoira, F. Responsabilidad social empresarial: concepto y


sugerencias para su aplicación en empresas constructoras Ingeniería, vol.
11, núm. 3, 2007, pp. 65-72 Universidad Autónoma de Yucatán Mérida,
México.

 https://blog.oxfamintermon.org/5-ejemplos-de-empresas-que-practican-la-
responsabilidad-social/