Vous êtes sur la page 1sur 6

Ahmed Mahmud (Kenán) Mohamed Ali

nombre: Ahmed Mahmud


le llaman: Kenán
1er apellido: Mohamed Ali
2º apellido : Ahmed Salem
Familia: Haddi
33 años.

1. Historial de condenas:

Desde 2001, su vida ha sido cumplir condena, salir de la cárcel y volver a ella
enseguida.

2001:

1 año por agresión a un policía, acusación que el interesado niega.

2002:

3 años por insultar al Rey en Agadir, con testigos marroquíes, acusación que el
interesado niega.

En 2004, cuando estaba en la Cárcel Negra del Aaiún, escribió al Procurador del Rey
diciendo que renunciaba al pasaporte marroquí. Tras esta noticia, el Frente Polisario
le mandó un pasaporte de la RASD a su casa.

En 2005, fue trasladado ilegalmente a la prisión de Inzegan (Agadir) sin que fuera
cumplimentada ninguna petición de traslado. El 21 de mayo de 2005, la familia y
otros simpatizantes hicieron una concentración para protestar por la ilegalidad del
traslado. Ahí empezó la primera chispa de la Intifada. A raíz de ese incidente hubo
más movilizaciones, y la policía detuvo a Haidar, a Hmad Hamad, a Brahim Dahane, a
Ali Salem Tamek, constantemente había revueltas. Más de trescientas personas
2

entraron en la cárcel por la Intifada. Muchos fueron secuestrados, torturados y


tirados sus cuerpos.

2006:

3 años de condena: de nuevo en libertad, cuando, en 2005, se dirigía con un hermano


suyo, con Brahim Sabbar y con Ahmed Sbai a Bojador, a abrir una asociación de
derechos humanos, fueron todos detenidos, acusados de agresión a la policía. A él le
cayeron tres años, a Sbai y a Sabbar, dos años y medio cada uno, y a su hermano, un
año de prisión en libertad condicional.

2. 2009: última detención

Fue a Rabat con un amigo suyo para hacer un trabajo allí. El 28.10.2009, estaban
tomando un café cuando entraron unos 20 policías en la cafetería, les vendaron los
ojos y se los llevaron a un sitio llamado TEMARA, un pueblecito muy cerca de la
capital. Temara es una cárcel secreta. La gente no sabe que existe. Está bajo tierra.
En la cárcel, los aislaron, los torturaron, los tuvieron todo el tiempo con los ojos
vendados, casi sin comer ni beber. La tortura duró 19 días para Ahmed Mahmud y 7
para su amigo, que salió antes.

Cuando el amigo llegó al Ayún, dijo que no había visto a Kenán, que sólo escuchó sus
gritos y también le oyó vomitar. De esta manera la familia se enteró de que estaba
vivo.

La familia se fué a todos los juzgados y al tribunal preguntando por su hijo, y no le


dieron razón. Preguntaron a ministros, al Gobernador y a las diversas policías del
Aaiún, a las organizaciones de Derechos Humanos, a la Dirección General de
Seguridad Nacional en Rabat, a las cárceles. Estuvieron un mes y 20 días buscándole.

Su hermano empezó a escribir a todas las organizaciones humanitarias diciendo que


Ahmed Mahmud estaba desaparecido. Fue entonces cuando le trasladaron a la cárcel
de Okasha, en Casablanca, el 15.11.2009. Le acusaron de venta de drogas, tráfico de
armas, fabricación de dinero y banda criminal; falsificación de pasaportes y
documentación para otros.

Su familia se trasladó a Okasha. En la cárcel le dijeron que ahí no estaba, pero la


familia insistió, y, el 17 de diciembre de 2009, se comprobó que lo tenían allí, en
situación de incomunicación.

En el expediente no hay pruebas, sólo un portátil con vídeos de manifestaciones. Por


eso sigue en la cárcel. Es claramente un preso político. Las otras acusaciones no se
sustentan. Lo que le incrimina es su posicionamiento pro autodeterminación.
3

Desde hace 8 meses está aislado en una celda. Últimamente puede recibir visitas de
su familia. Su juicio se ha pospuesto ya en tres ocasiones.

El arresto se hizo en una epoca muy delicada, cuando la detención de los 7 de Salé,
tras el dramático discurso del rey.

3. 2010: aplazamientos.

Se ha aplazado tres veces el juicio, el 10 de junio, el 28 de junio y el 13 de julio. La


nueva convocatoria es el 15 de septiembre, en Casablanca. Para esas fechas llevará
casi 9 meses en prisión sin haber sido juzgado.

He asistido a dos de los procesos, el del 28 de junio y el del 13 de julio.

Su acusación por pertenencia a banda criminal implica que debe ser juzgado junto
con 22 acusados más. Cada vez que se produce algún inconveniente, se suspende el
juicio para todos ellos:

- El 28 de junio, faltó uno de los abogados, y por ese motivo se aplazó el juicio dos
semanas.

- El 13 de julio, uno de los reos había pedido cambiar de abogado, por lo que se
debía posponer el juicio para darle tiempo a preparar el caso. Cuando yo acudí a
la sala, los abogados ya sabían que no se iba a celebrar, no así el hermano de
Kenán. Su abogado, Mohamed Sabbar, del Colegio de Abogados de Rabat, no le
informó de ello, aunque dijo que iba a mandar a un sustituto. El sustituto, si se
presentó, no se dio a conocer. La próxima convocatoria es para el 15 de
septiembre.

Había 4 bancos completamente llenos de abogados.

La sala del Tribunal es grande, y no se oye. No hay altavoces, y el presidente del


Tribunal no levanta la voz, por lo que, aun conociendo el dariya, sería imposible
enterarase de lo que pasa.

En el juicio del día 28 de junio, el Tribunal estaba compuesto por el Fiscal, el


Secretario, el Presidente del Tribunal y seis ayudantes. No sucedió nada salvo que se
mandó retirar a los presos. En ese momento, el abogado, Mohamed Sabbar, se acercó
al estrado, supuestamente para pedir una libertad condicional, aunque no se podía
oir su voz.

En el juicio del día 13 de julio, los ayudantes del Presidente eran sólo tres. Fueron
nombrando a presos, y después la policía les sacó a todos juntos de la sala.

Cristina Martínez.
19.07.2010.
4

4. 2010: juicio.

1ª sesión.

Informe del juicio a Ahmed Mahmud Mohamed Ali, de la familia Haddi,


conocido como Kenán.

Celebrado en el Tribunal de Apelación de Casablanca, Avda de las FAR, Fuerzas


Armadas Reales, el miércoles 15 de septiembre de 2010.

Juicio convocado para las 16 h.


Empieza a las 16,10 h.
Durante 20 minutos, los reos desfilan uno por uno ante el tribunal.
El tribunal está compuesto de 2 jueces más el presidente, el procurador del rey
(figura parecida a la del fiscal) y el secretario.

Los abogados sí han podido utilizar micrófonos para sus alegatos.

Este juicio ha sido pospuesto en 3 ocasiones. El preso está en la cárcel desde el 28 de


octubre de 2009.

Acreditación: La firmante de este informe ha solicitado en varias ocasiones una


acreditación para este juicio en concreto al Consejo General de la Abogacía
Española, que no le ha sido proporcionada. Por ello ha tenido que asistir como
público sin poder hacer uso de algunas prerrogativas de que disfrutan los
observadores oficiales.

El juicio a Kenán se enmarca en un juicio colectivo contra 23 personas por


pertenecer a banda criminal y otros delitos. Hoy han intervenido seis abogados. A las
5,30 h. se suspende el juicio hasta el 29 de septiembre a las 4 h de la tarde. Tendrán
que intervenir los demás abogados y el procurador del rey.

En quinto lugar ha intervenido el abogado de Kenán, Mohamed Sabbar, marroquí, del


Colegio de Abogados de Rabat. Su defensa se ha basado en los siguientes puntos:

- Cualquier infracción cometida durante la prisión preventiva invalida las pruebas


conseguidas en ese período. Todos los abogados han incidido en esta misma línea.

Infracciones cometidas durante la detención preventiva:

El reo puede estar en prisión preventiva 48 horas, a las que se pueden añadir 24 h. Es
decir, un máximo de 76 horas. Kenán ha estado en situación de desaparecido hasta el
5

17 de diciembre, fecha en que le encontró su hermano por sus propios medios. Ha


aportado faxes preguntando por el paradero de Kenán al Ministro de Interior -que no
contestó-, al Ministro de Justicia -que el 10 de diciembre de 2009 contestó diciendo
que iba a indagarlo-. En suma, los ministros marroquíes no saben que tienen un preso
determinado.

También se aportan pruebas de la petición de ayuda al Presidente del Consejo


Consultivo de los Derechos Humanos, Sr. Arzani, que nunca contestó.

Las peticiones de información que se han presentado son todas oficiales y


documentadas. No se han citado las preguntas verbales de la familia a numerosas
instancias como cárceles, gobernador de El Aaiún, diversas policías...
Amnistía Internacional realizó una acción urgente ante la desaparición de Kenán.

No se le permitió realizar una llamada.

Pidió un abogado y no se lo proporcionaron.

No hubo abogado durante el interrogatorio.

No se avisó a la familia, por lo que estuvo secuestrado 1 mes y 20 días. Esto se


considera un derecho vital en la legislación marroquí.

Le torturaron.

No coincide la fecha de detención que pone la policía con las detenciones reales. En
el informe oficial figura el 2 de noviembre de 2009 como fecha de detención,
mientras que la fecha real de su secuestro fue el 28 de octubre. La agencia de
prensa marroquí -MAP, Agence Maghreb Arabe Presse- también fijó la fecha de
desmantelamiento de la presunta banda criminal en fecha de 2 de noviembre. Está
también el testimonio escrito del otro joven que detuvieron con Kenán y al que
liberaron posteriormente -El Mahmudi Hossein-. El testigo está a disposición del
tribunal para presentarse en el juicio. (El Sr. Hossein ha presentado una querella
ante el procurador de El Aaiún por el secuestro y las torturas que le hicieron
padecer).

- Tortura: el abogado, Sr. Sabbar, ha sido el único que ha precisado que Kenán
estuvo en Tamara (cárcel secreta y centro de tortura) y que le estuvieron torturando
allí.

– El abogado ha pedido al tribunal una sensibilidad político-social ante casos como


el que nos ocupa.

– Tras pasar el expediente por el juez de instrucción, la acusación inicial que


consistía en tenencia de armas, cartuchos cargados, armas blancas, bombas
lacrimógenas, extorsión, falsificación, pertenencia a banda criminal (comprobable en
la noticia emitida en su día por la MAP que se refiere al comunicado del Ministerio
del Interior: “desmantelamiento de una red criminal”), ha quedado en intento de
tráfico de estupefacientes.
6

– Hay que observar con cuidado los informes policiales por parte del juez. Hay
que investigar si esos informes son verídicos.

– El expediente colectivo, que consta de 150 páginas, sólo dedica una página y
media a inculpar a Kenán. El resto de las referencias a Kenán lo son por su posición
política propolisario.

– El abogado pidió al tribunal que juzgara sin coacción del gobierno. Se refiere a
la reforma pendiente de la justicia (el Rey en sus discursos ha comentado la
necesidad de su reforma) y a la oportunidad que supone no funcionar al dictado, en
sus palabras “que no intervengan otras partes”.

Opinión personal:

1. La hora y el ambiente poco iluminado no eran propicios para un juicio largo con
23 encausados. De hecho, ha durado una hora. Y la continuación también está
convocada para la misma hora, las 16 h., dos semanas después. Lo normal sería
empezar el juicio y seguirlo en días sucesivos hasta que se acabe. Esa falta de
continuidad le quita seriedad. Por otra parte, si el juicio iba a tener lugar en varias
sesiones tan dispersas, con abogados particulares para cada reo, no se entiende por
qué no empezó a celebrarse en las convocatorias anteriores en que fue aplazado por
faltar un abogado, por ejemplo. En esta última ocasión, la del 15 de septiembre,
había menos abogados que en veces anteriores y no se suspendió. Este sistema de
suspensiones perjudica al acusado, que lleva 11 meses penando en la cárcel, aislado,
sin haber sido juzgado.

2. Hay que señalar la táctica de Marruecos de imputar a saharauis delitos civiles


cuando los motivos de su detención son políticos por su defensa de la
autodeterminación.

3. No he visto a otros observadores en el juicio. Quizá observatorios de otros países


podrían enviar a sus representantes al juicio, el 29 de septiembre, a las 16 h., en
Casablanca.

Cristina Martínez.
Abogada no ejerciente del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.
20.9.2010.
Informe redactado a partir de las notas del traductor.