Vous êtes sur la page 1sur 4

Curso: Derecho Tributario II

_________________________________________________________________________

Régimen de Personas Naturales

1. Rentas de Capital:

 Primera categoría, las rentas (en efectivo o en especie) por arrendamiento o sub
– arrendamiento y cesión de bienes, provenientes de los predios rústicos y
urbanos o de bienes muebles.
 Segunda categoría, intereses por colocación de capitales, regalías, patentes,
rentas vitalicias, derechos de llave, dividendos y cualquier otra forma de
distribución de utilidades, y otros.

A éstas dos rentas, se le denomina rentas de capital, en la doctrina se le


denominan rentas pasivas, a diferencia de las Rentas Empresariales y Rentas de
Trabajo, que son rentas activas.

2. Rentas de Trabajo:

 Cuarta categoría, las obtenidas por el ejercicio individual de cualquier profesión,


ciencia, arte u oficio o actividades no incluidas expresamente en la tercera
categoría; y por el desempeño de funciones de director de empresas, síndico,
mandatario, gestor de negocios, albacea y actividades similares..
 Quinta categoría, las obtenidas por el trabajo personal prestado en relación de
dependencia, incluidos cargos públicos, electivos o no, rentas vitalicias y
pensiones, las participaciones de los trabajadores, los ingresos provenientes de
cooperativas de trabajo que perciban los socios, y los ingresos obtenidos por el
trabajo prestado en el lugar y horario designado por quien lo requiere y cuando el
usuario proporcione los elementos de trabajo y asuma los gastos que la
prestación del servicio demanda.

A estas dos rentas se le denomina Rentas de Trabajo.

3. Régimen de Personas Naturales

Persona natural

Se trata de la persona física que obtiene una renta gravable. Por ejemplo María es ama
de casa, propietaria de un predio y un buen día lo arrienda, a cambio de una retribución
mensual de 100. En este caso el aspecto objetivo del hecho generador es el ingreso
periódico cuyo monto es 100, mientras que el aspecto subjetivo consiste en la persona
natural llamada María.

Seguidamente pasamos a vincular las tres teorías de renta (teoría de la renta-producto,


teoría del flujo de riqueza y teoría del consumo más incremento patrimonial) con el tema
de la persona natural.

3.1. Teoría renta-producto

Para la Política Fiscal esta teoría considera renta gravable al ingreso periódico, siempre
que provenga de la explotación de fuentes permanentes, tales como: capital, trabajo o la
aplicación conjunta de capital y trabajo. El art. 1.a de la ley del Impuesto a la Renta del
Perú ha recogido con amplitud los alcances de esta concepción teórica.
_________________________________________________________________________
Docente: Víctor Fernando Aybar Moyano
Curso: Derecho Tributario II
_________________________________________________________________________

Notamos que la ley describe de modo expreso y detallado a la renta gravable (aspecto
objetivo), pero guarda silencio sobre los sujetos que obtienen dicha renta (aspectos
subjetivos).

En la medida que para la Política Fiscal la teoría renta-producto está diseñada para gravar
con el Impuesto a la Renta a todos aquellos ingresos corrientes de las personas naturales
(entre otros casos); entonces somos del parecer que esta clase de sujeto se encuentra
comprendido dentro de los alcances del art. 1.a de la LIR.

El ejemplo puede ser precisamente el caso donde María arrienda un predio de su


propiedad, a cambio de una retribución mensual de 100. Aquí nos encontramos ante un
ingreso corriente, que es obtenido por una persona natural; de tal modo que este caso se
encuentra dentro del ámbito de aplicación del Impuesto a la Renta.

3.2. Teoría flujo de riqueza

En el campo de la Política Fiscal esta teoría considera renta gravable a todo beneficio
económico que fluya hacia un sujeto. Pasando al terreno legal peruano, el tema es más
complicado. No existe un artículo de la LIR que consagre de modo general todos los
alcances de la teoría flujo de riqueza. Nuestro legislador recoge algunos casos que se
encuentran comprendidos dentro de la teoría flujo de riqueza. En este sentido la ley
peruana tiene que proceder con la descripción de cada uno de estos casos por separado.

Por ejemplo el art. 1.b de la LIR señala que la ganancia de capital se encuentra afecta al
Impuesto a la Renta. En este caso la LIR señala de modo expreso el aspecto objetivo del
hecho generador (ganancia de capital).

Con relación al aspecto subjetivo apreciamos que -por regla general- la LIR guarda
silencio. En cambio, por excepción, la LIR se refiere de modo expreso a la persona natural
cuando por ejemplo el último párrafo del art. 2 de la LIR señala que no constituye una
ganancia de capital gravable el resultado de la enajenación de la casa-habitación por
parte de una persona natural. Es verdad que en este caso la LIR se refiere a una renta
inafecta. Pero, indirectamente, nos da a entender que constituye una renta gravada con el
Impuesto a la Renta el resultado de la enajenación de predios tales como una casa de
playa –inicialmente adquirida para recreo personal y familiar- cuando es realizada por una
persona natural.

3.3. Teoría del consumo más incremento patrimonial

Para la Política Fiscal esta teoría entiende que la renta gravable es toda variación del
patrimonio. Pasando al campo legal entendemos que no existe un artículo en la LIR que
adopte de modo general todos los casos que se encuentran comprendidos por la teoría
del consumo más incremento patrimonial. Nuestro legislador recoge solamente algunos
casos que están alcanzados por la teoría que venimos examinando En este sentido la LIR
contiene la descripción de cada uno de estos casos.

Por regla general la descripción legal de los aspectos objetivos del hecho generador se
lleva a cabo de manera expresa. En cambio es de notar que la LIR no suele hacer
referencia expresa a los aspectos subjetivos del referido hecho generador. En la medida
que la teoría del consumo más incremento patrimonial apunta a gravar, entre otros casos,

_________________________________________________________________________
Docente: Víctor Fernando Aybar Moyano
Curso: Derecho Tributario II
_________________________________________________________________________

a las variaciones del patrimonio de las personas naturales; entonces cabe la posibilidad
que la ley peruana contemple esta clase de sujetos.

Por ejemplo el art. 1.d de la LIR establece que se encuentran sometidas al Impuesto a la
Renta las rentas imputadas (atribuidas) que detalla la LIR a lo largo de su texto. Uno de
estos casos aparece en el art. 23.d de la LIR, según el cual se configura una renta (ficta)
cuando el propietario de un predio cede su uso a título gratuito. Definitivamente este
dispositivo legal se refiere a la persona natural que cede el indicado predio.

4. Casi empresa: habitualidad

Muchas veces las personas naturales, asociaciones civiles sin fines de lucro, el propio
Estado, etc. realizan operaciones económicas de venta o prestación de ciertos servicios, a
la par que las empresas.

La ley tributaria suele recurrir a la figura de la “habitualidad” para comprender todos estos
casos especiales. Se trata de una situación curiosa, pues nos encontramos ante un sujeto
(persona natural, asociación civil sin fines de lucro, etc.) que no es una típica empresa,
pero va a recibir el tratamiento tributario que corresponde a la empresa.

4.1. Justificación

Vamos a partir de un caso práctico. Una sociedad anónima inscrita en los Registros
Públicos del Perú se dedica a la compra-venta de autos usados. Los ingresos de esta
empresa se encuentran dentro del ámbito de aplicación del Impuesto a la Renta con la
tasa del 30%.

De modo paralelo, una persona natural, que es un destacado abogado litigante, acaba de
comprar un auto pequeño e inmediatamente lo vende. Este caso configura una venta
esporádica por parte de este sujeto.

Si no se aplica el Impuesto a la Renta del 30% al ingreso obtenido por la persona natural,
se genera una desigualdad en el mercado. Los agentes económicos especializados
(empresas) que se dedican a la compra-venta de autos usados soportan una carga
tributaria. En cambio los sujetos no especializados (personas naturales, etc.) -que también
realizan operaciones (esporádicas) de compra-venta de autos usados- no soportarían la
referida carga tributaria.

En el campo de la Política Fiscal podemos concluir que -por equidad- la renta obtenida por
las personas naturales, asociaciones civiles, etc. que realizan operaciones similares a las
llevan a cabo las empresas deben recibir el tratamiento tributario diseñado para éstas.

4.2. Cobertura del Impuesto a la Renta

Con relación al radio de acción del Impuesto a la Renta y el tema específico de la


habitualidad, conviene distinguir tres situaciones diferentes. Vamos a tomar como punto
de referencia a la persona natural.

En primer lugar supongamos que una persona física organiza toda una empresa, sin
llegar a constituir una persona jurídica, que se dedica a la compra-venta de autos usados;
entonces nos encontramos ante una empresa unipersonal. En este caso el sujeto que
_________________________________________________________________________
Docente: Víctor Fernando Aybar Moyano
Curso: Derecho Tributario II
_________________________________________________________________________

obtiene ingresos resulta ser específicamente una empresa, de tal modo que los ingresos
se encuentran sometidos al régimen de liquidación (cálculo) del Impuesto a la Renta con
la tasa del 30%

En segundo lugar asumamos que una persona natural es un abogado litigante que, de
modo muy esporádico, se dedica a la compra-venta de autos usados. Aquí el sujeto que
obtiene ingresos es una “casi empresa”. Justamente este es uno de los casos que se
encuentra comprendido dentro de la figura de la habitualidad. Los consiguientes ingresos
también pasan a soportar la liquidación del Impuesto a la Renta para empresas, con la
tasa del 30%

En tercer lugar imaginemos una persona natural que en el año No 1 compra un auto
usado para uso personal y familiar. En el año No 7 este sujeto vende el referido auto. En
este caso queda descartada la figura de la empresa y de la “casi empresa”, de tal modo
que el ingreso que obtiene la persona física se encuentra fuera del ámbito de aplicación
del Impuesto a la Renta. En otras palabras, el indicado ingreso se encuentra libre de
carga tributaria.

A manera de conclusión podemos decir que –desde el punto de vista de la cobertura del
Impuesto a la Renta- la habitualidad es una figura intermedia entre el régimen tributario
para empresas y el régimen de inafectación.

4.3. Criterios para determinar la habitualidad

Muchas veces existen dificultades para establecer si nos encontramos ante una “casi
empresa”.

Por ejemplo una persona natural, que es médico de profesión, hoy compra un predio y
mañana lo vende. Nos encontramos ante una “casi empresa”, es decir que este sujeto
realiza una operación similar a la que realizan las empresas que se dedican a la actividad
inmobiliaria. En consecuencia corresponde la aplicación del Impuesto a la Renta
establecido para las empresas.

Por otra parte una persona natural compra un predio para ser utilizado como casa-
habitación por parte de su familia (esposa e hijos) y, luego de treinta años, lo vende. Se
trata de una operación excepcional a lo largo de su vida, de tal modo que no existe la
figura de la “casi empresa”. O sea que en este caso no se advierte la realización de una
operación similar a la que llevan a cabo las empresas que se dedican a la
comercialización de bienes raíces. El consiguiente ingreso no debe soportar un Impuesto
a la Renta.

Es verdad que en estos casos extremos es relativamente fácil distinguir entre operaciones
similares a las empresariales y operaciones que no guardan esta similitud. Ahora bien a
partir de estos casos extremos es posible proyectar una gama de casos intermedios hasta
que se encuentren en cierta línea fronteriza que suele ser borrosa.

Entonces: ¿Cómo distinguir las operaciones que son o no son similares a las actividades
empresariales? Es necesario tomar en cuenta una serie de aspectos que rodean a la
operación que genera la renta. Estos aspectos tienen que ver con el período de tenencia
del bien, frecuencia de las operaciones de venta, etc.

_________________________________________________________________________
Docente: Víctor Fernando Aybar Moyano