Vous êtes sur la page 1sur 4

FACULTAD DE

ARQUITECTURA Y
URBANISMO

A CUÁNTOS Y POR CUÁNTO TIEMPO: ACERCA DE LA CANTIDAD Y LA


CALIDAD

LA VIDA URBANA — UNA CUESTIÓN DE NÚMEROS Y DE TIEMPO

 La cantidad de gente, es un punto a considerar, pero…¿cuánto tiempo


una persona pasa en el espacio público?
 La calidad de nuestra experiencia urbana peatonal está directamente
conectada a la diversidad de cosas que podemos observar.

 Las actividades que registremos dentro de este espectro visual están


ligadas a su vez al número de personas presentes en este espacio y al
tiempo que permanezcan allí.
 El nivel de actividad, por lo tanto, es producto de la cantidad y del tiempo
de permanencia.
 Una experiencia urbana vital es cuando un grupo de individuos que pasan
por un lugar y quieran quedarse allí.
FACULTAD DE
ARQUITECTURA Y
URBANISMO

SEGÚN ESTUDIOS
 La velocidad de los transeúntes es más lento en verano que en invierno.
 La actividad en el espacio público se incrementa de manera sustancial
cuando el clima es agradable
 Una menor velocidad resulta en ciudades más vitales
 La vitalidad del espacio urbano depende del producto de la cantidad de
gente presente y del tiempo que permanecen en los recintos públicos
 Un tránsito veloz resulta en ciudades sin vida.
 Permanecer mucho tiempo en el espacio urbano, estadías prolongadas,
actividades al aire libre significa que una ciudad es vital

 Había dos grupos de personas: uno que estaba moviéndose de un lado al


otro, otro que permanecía cerca de su hogar.
 La diferencia radica en que algunas plazas solo proveían el espacio
necesario para que la gente se mueva, mientras que en otros había
oportunidades no solo para caminar sino también para detenerse y
disfrutar de numerosas experiencias.
 Las plazas que combinan tanto la posibilidad de circular como la de
permanecer registran alzas en los niveles de actividad de 10, 20 y hasta
30 veces comparadas con las que solo ofrecían chances para moverse
de un lado a otro.
 Si lo que se busca son ciudades vitales y atractivas, entonces no podemos
dejar de estudiar las actividades de permanencia y los beneficios que
proveen.

¿más gente o más tiempo?

Es más sencillo y eficiente aumentar la calidad y por lo tanto el deseo de la gente


de permanecer en un espacio que aumentar el número de personas. Tratar de
FACULTAD DE
ARQUITECTURA Y
URBANISMO

incidir en los tiempos de permanencia y en la calidad de la experiencia más que


en los números y en la cantidad de personas, generalmente mejora la calidad
urbana, beneficiando así a todos los habitantes de la ciudad

UNA CIUDAD VITAL — SE TRATA DE UN PROCESO DONDE INTERVIENE


EL TIEMPO, LA CANTIDAD DE GENTE Y LOS ESTÍMULOS ADECUADOS

Ciudades vitales — el producto de un proceso de cuidadosa planificación

Tanto la vitalidad urbana como la tranquilidad son cualidades valiosas y


deseables. Dentro de la agitada vida que propone una ciudad, poder disponer de
un poco de paz es un objetivo primordial y altamente buscado.

Quienes intentan promover la vitalidad urbana deberían apuntar a generar


atractivos en la mayor cantidad de lugares posibles, y no en generar la mayor
cantidad de actividad posible.

El problema que se presenta es que las áreas desoladas surgen


espontáneamente dentro de los nuevos emprendimientos urbanos.

Objetivos para tener una ciudad vital


FACULTAD DE
ARQUITECTURA Y
URBANISMO

 Lograr la combinación justa entre espacios vitales y tranquilos dentro de


una ciudad.
 Generación de encuentros entre personas, cuando se quiere estimular a
la gente para que camine
 Procesos, estímulos, calidad urbana, el imprescindible factor temporal y
bordes blandos que hagan que la gente se sienta bienvenida

El precio del miedo

Desde que los automóviles dominan las calles, el miedo y la preocupación se


han convertido en una parte integral de la vida diaria de numerosas ciudades de
todo el mundo.

Quienes andan en bicicleta se encuentran en una posición extremadamente


vulnerable dentro de muchas ciudades que aún no tienen una adecuada
infraestructura para el ciclismo.